Está en la página 1de 3

Estrella KIC 8462852

La denominada por muchos como la “megaestructura alienígena”, la enigmática


estrella KIC 8462852, que tiene desconcertado a más de un centenar de
astrónomos profesionales y aficionados de todo el mundo desde el 2015, los
telescopios se dirigían a su ubicación para tratar de desenmascarar el misterioso
brillo que oscila inexplicablemente.
Entre las constelaciones de Cygnus y Lyra de la Vía Láctea, a unos 1500 años luz
de la Tierra, se encuentra la estrella de Tabby, también conocida como KIC 8462852
y descubierta por primera vez en el año 2009. Seis años después, a finales del 2015,
un equipo de astrónomos dirigidos por Tabetha Boyajian, de la Universidad de
Yale, notaron algo muy peculiar: un extraño patrón de luz que rodeaba a la estrella.
Tan extraño, que aún hoy seguimos sin saber cómo se produce.
Por increíble que parezca, cada teoría lanzada desde del 2015 se ha caído, o al
menos, no ha podido confirmar la razón del fenómeno
Una teoría era que la estrella podría estar rodeada por una megaestructura
alienígena, como una esfera Dyson, una serie orbital de paneles solares diseñados
por alguna forma de vida inteligente.
Pero un estudio de enero de 2018 de Boyajian y sus colegas desmintió esa noción.
Estudiaron el espectro de la luz que provenía de la estrella y descubrieron que
diferentes longitudes de onda estaban bloqueadas por la oclusión del misterio a
diferentes niveles de brillo. Lo que esto significa es que lo que pase entre la estrella
y la Tierra es translúcido, no opaco como sería una megaestructura. La mejor
explicación de lo que podría estar causando el oscurecimiento, descubrieron los
investigadores, fue polvo espacial muy fino. Boyajian y sus colegas han estado
investigando la estrella con fondos donados a través de Kickstarter, informa Live
Science. Entre las preguntas restantes: ¿Cómo está el polvo orbitando la estrella,
en las nubes, o quizás en un anillo? La intrigante estrella KIC 8462852 vuelve a
oscurecerse de repente ¿Y dónde se originó el polvo?
Boyajian y su equipo tienen algunas ideas sobre lo que es el polvo. En un
documento de 2016, sugirieron que podría provenir de colisiones entre objetos en
órbita más grandes en un cinturón de asteroides; sin embargo, advirtieron que esa
explicación era difícil de conciliar, porque el escenario del cinturón de asteroides
debería producir otros fenómenos detectables, como saltos de brillo de diferentes
profundidades y longitudes que representan colisione entre objetos de diferentes
tamaños.
Otra posibilidad, escribieron, es que el polvo podría ser de un único impacto gigante,
como el que rompió la luna lejos de la Tierra. Sin embargo, esta teoría no encaja
bien con el patrón de oscurecimiento, especialmente pequeños descensos en el
brillo sin un intervalo de recurrencia regular que coincida con los descensos más
grandes. Una tercera opción podría ser cuerpos planetarios diminutos que están
rodeados de polvo.

Esa es una teoría atractiva porque los pequeños asteroides u objetos rocosos
evitarían la dispersión del polvo, pero al igual que la teoría del impacto gigante, no
encaja muy bien con los patrones de atenuación observados, escribieron los
investigadores. La teoría final es que el polvo está orbitando en una órbita elíptica
altamente irregular, como un cometa; de hecho, escribieron los investigadores,
incluso podría ser un cometa roto.
Esta hipótesis coincide con los patrones de oscurecimiento de la estrella si supone
que lo que rompió el cometa lo golpeó con la fuerza suficiente para "patear" su cola
hacia adelante. Si las partículas en la cola son lo suficientemente grandes, podrían
mantener esa orientación del cometa hacia atrás incluso contra las fuerzas
electromagnéticas de la estrella, escribieron los investigadores. Este último evento
de atenuación comenzó con un declive lento y terminó con un rápido aumento en el
brillo. El polvo de una cola de cometa y luego trozos más grandes del cuerpo roto
explicarían ese patrón desigual.

ENERGIA QUE EMITEN LAS ESTRELLAS


Las estrellas emiten energía de diferentes maneras:

1. En forma de fotones de radiación electromagnética carentes de masa, desde los


rayos gamma más energéticos a las ondas radioeléctricas menos energéticas
(incluso la materia fría radia fotones; cuanto más fría es la materia, tanto más débiles
son los fotones). La luz visible es parte de esta clase de radiación.

2. En forma de otras partículas sin masa, como son los neutrinos y los gravitones.

3. En forma de partículas cargadas de alta energía, principalmente protones, pero


también cantidades menores de diversos núcleos atómicos y otras clases de
partículas. Son los rayos cósmicos.

Todas estas partículas emitidas (fotones, neutrinos, gravitones, protones, etc.) son
estables mientras se hallen aisladas en el espacio. Pueden viajar miles de millones
de años sin sufrir ningún cambio, al menos por lo que sabemos.

Así pues, todas estas partículas radiadas sobreviven hasta el momento (por muy
lejano que sea) en que chocan contra alguna forma de materia que las absorbe. En
el caso de los fotones sirve casi cualquier clase de materia. Los protones
energéticos son ya más difíciles de parar y absorber, y mucho más difíciles aún los
neutrinos. En cuanto a los gravitones, poco es lo que se sabe hasta ahora.
Supongamos ahora que el universo sólo consistiese en estrellas colocadas en una
configuración invariable. Cualquier partícula emitida por una estrella viajaría por el
espacio hasta chocar contra algo (otra estrella) y ser absorbida. Las partículas
viajarían de una estrella a otra y, a fin de cuentas, cada una de ellas recuperaría
toda la energía que había radiado. Parece entonces que el universo debería
continuar inmutable para siempre.

El hecho de que no sea así es consecuencia de tres cosas:

1. El universo no consta sólo de estrellas, sino que contiene una cantidad importante
de materia fría, desde grandes planetas hasta polvo interestelar. Cuando esta
materia fría frena a una partícula, la absorbe y emite a cambio partículas menos
energéticas. Lo cual significa que en definitiva la temperatura de la materia fría
aumenta con el tiempo, mientras que el contenido energético de las estrellas
disminuye.

2. Algunas de las partículas (neutrinos y gravitones, por ejemplo) emitidas por las
estrellas y también por otras formas de materia tienen una tendencia tan pequeña
a ser absorbidas por éstas que desde que existe el universo sólo han sido
absorbidas un porcentaje diminuto de ellas. Lo cual equivale a decir que la fracción
de la energía total de las estrellas que pulula por el espacio es cada vez mayor y
que el contenido energético de las estrellas disminuye.

3. El universo está en expansión. Cada año es mayor el espacio entre las galaxias,
de modo que incluso partículas absorbibles, como los protones y los fotones,
pueden viajar por término medio distancias mayores antes de chocar contra la
materia y ser absorbidas. Esta es otra razón de que cada año sea menor la energía
absorbida por las estrellas en comparación con la emitida, porque hace falta una
cantidad extra de energía para llenar ese espacio adicional, producido por la
expansión, con partículas energéticas y hasta entonces no absorbidas.

Esta última razón es suficiente por sí misma. Mientras el universo siga en expansión,
continuará enfriándose. Naturalmente, cuando el universo comience a contraerse
de nuevo (suponiendo que lo haga) la situación será la inversa y empezará a
calentarse otra vez.