Está en la página 1de 95

Aplicaciones: Bombeo solar directo

Con la tecnología fotovoltaica se puede proveer agua de


manera autónoma, cubriendo todas las necesidades que su
uso requiere como; suministro domestico, agrícolas, riegos
por aspersión, irrigación, goteo, depuración de
piscinas, agua para el ganado, desague, etc.. Con la
tecnología de hoy en día, se a desarrollado un sistema de
bombeo de agua eficiente, seguro, limpio y económico.

Las bombas que se utilizan son de acondicionamiento


directo, es decir, funcionan directamente con la energía
producida por los paneles sin necesidad de baterías, por lo
que el caudal es siempre proporcional a la radiación solar
incidente.

Al prescindir de baterías ahorramos la parte más cara


actualmente de los sistemas de fotovoltaica aislada y si
tenemos en cuenta que la energía eléctrica obtenida de los
paneles solares ya es más barata que la electricidad de la
red a precio de consumidor final encontramos en el bombeo
solar directo la solución más rentable y eficaz para la
mayoría de los equipos de extracción de agua.

La cantidad de módulos necesarios para un bombeo viene


determinada por la altura de elevación y el caudal que
necesitemos. También se deberá tener en cuenta si el agua
se eleva a boca de pozo, si se va a utilizar directamente a
goteros o si se almacenara en un depósito.
Aplicaciones: Sistema solar fotovoltaico
aislado
Los sistemas solares aislados, pese a su reciente aparición,
se han convertido en una fuente de energía insustituible en
nuestra vida cotidiana. Estos sistemas se encuentran, por
ejemplo, en satélites artificiales, señales de tráfico, letreros
luminosos de carretera, etc. Pero el desarrollo más
espectacular de esta fuente de energía se encuentra sin
lugar a dudas, en el ámbito rural (electrificación de
viviendas, granjas y caseríos) o en emplazamientos
aislados cuyo servicio de abastecimiento eléctrico es
muchas veces imposible por otros medios.

Componentes de un sistema fotovoltaico aislado:

 Módulos solares fotovoltaicos.

 Controlador de carga.

 Acumuladores.
 Inversores.

 Opcionalmente sistemas de apoyo como grupo electrógeno


o aerogenerador

Módul
os Fotovolta
icos.

Los módulos fotovoltaicos aprovechan el llamado “efecto


fotovoltaico”, que se produce al incidir la radiación solar
sobre los materiales denominados semiconductores para
crear energía eléctrica. La composición básica de los
módulos es silicio monocristalino o policristalino, habiendo
hoy en día muy poca diferencia entre uno y otro. Podemos
encontrar módulos desde 5 W a 222 W.
Regulador de carga.
Para un satisfactorio funcionamiento de una instalación
aislada en la unión de los paneles con la batería ha de
instalarse un sistema de regulación de carga. El regulador
impide que, una vez alcanzada su carga máxima, la batería
continúe recibiendo energía, porque sino se acorta la vida
de la misma. Otra función consiste en la prevención de la
sobrecarga, que podría agotar la carga de la batería.
Algunos incorporan alarmas luminosas y sonoras previa
desconexión, para que el usuario pueda tomar las medidas
adecuadas.
Baterías-Acu
muladores
.

En las instalaciones fotovoltaicas aisladas, lo habitual es


utilizar un conjunto de baterías que almacenan la energía
eléctrica generada durante las horas de radiación solar,
para su utilización posterior en los momentos de baja o
nula insolación. Hay que destacar que la fiabilidad de la
instalación global de electrificación depende en gran medida
del

sistema de acumulación. La capacidad de una batería es la


capacidad máxima de electricidad que puede acumularse
para su posterior descarga. Podemos encontrar dos tipos de
baterías,
Plomo ácido y Níquel-Cadmio.
El 90% del mercado corresponde a las baterías de plomo
ácido, que, en general, y siempre que pueda realizarse un
mantenimiento, son las que mejor se adaptan a los
sistemas de generación fotovoltaica. Las baterías de Niquel-
Cadmio tienen la ventaja de una mejor descarga y un
mantenimiento más limitado, mientras que las de plomo
ácido se caracterizan por su bajo nivel de deterioro con la
sucesión de ciclos.
Inversores.
El inversor o conversor es un elemento cuya finalidad es
adaptar las características de la energía generada a la
demanda. Convierte la corriente continua de 12-24-48V de
una batería en 220 V corriente alterna. Las
potencias pueden ir desde 150W a 35Kw en trifásica.

Solar fotovoltaica más energía eólica.

Se contempla esta posibilidad cuando en el lugar de la


instalación hay presencia de viento y sol.
Uno de los sistemas de generación está formado por un
aerogenerador que, a través de un rectificador/regulador,
suministra la energía producida a las baterías. Además en
paralelo se coloca un sistema de paneles fotovoltaicos que
mediante un regulador de carga, se conecta también a la
batería. Con este sistema produciremos energía eléctrica
también en la época de menos insolación solar con la ayuda
de el viento.
Solar fotovoltaica más grupo
electrógeno.

Este sistema es el único que asegura la generación de


electricidad en cualquier momento, en cualquier lugar
donde se necesite y con una gama de potencias muy
amplia. Es el indicado para las viviendas permanentes y
explotaciones agropecuarias con consumos especiales,
como aparatos de soldadura eléctrica,
bombeos de gran potencia, etc...
Con este sistema a la vez que se esta dando suministro a
un consumo excesivo, con un cargador automático también
podemos darle al acumulador una carga extra y así
aprovechar toda la potencia del grupo electrógeno.

Empresa
Empresa dedicada exclusivamente a la Energía Solar Fotovoltaica y Eólica;
Distribución de una amplia gama de sus materiales; instalaciones aisladas,
conectadas a red, bombeos solares y autoconsumos; apoyo técnico a
electricistas e instaladores; asesoramiento a empresas y particulares etc ...;
Solidarizados con la ecología y el medio ambiente.
Energía Solar Aragón S.L., fue creada en 2001 por profesionales del sector
fotovoltaico aragonés, con amplia experiencia en este campo.
Desde sus inicios Energía Solar Aragón ha enfocado su actividad en la
distribución, venta e instalación de equipos fotovoltaicos y eólicos con un
compromiso claro de atención servicio y soporte de apoyo a todos sus
clientes.
En este tiempo Energía Solar Aragón se ha convertido en un claro referente
en el sector fotovoltaico, siendo la número uno en el mercado Aragonés.
El compromiso de Energía Solar Aragón se basa en ofrecer siempre la
mejor relación calidad-precio en los productos, buscando la mejor solución
a las demandas de nuestros clientes y la garantía de buen funcionamiento
de los equipos suministrados. Creemos que el servicio al cliente debe estar
basado en la cordialidad, la rapidez, la eficiencia, la economía y el soporte
técnico, por lo que asesoramos en el diseño de instalaciones o desarrollos al
proyecto de acuerdo con las necesidades del momento.

Energía Solar Aragón es distribuidor autorizado de las firmas Atersa


(Aplicaciones Técnicas de la Energía, S.L. (fabricante español de módulos
solares, sistemas de bombeo solar directo, controladeres de carga,...) y
Victron Energy (fabricante holandés de inversores y sistemas de control y
monitorización líder indiscutible en calidad y desarroyo de sus equipos).
También trabaja en el resto de elementos con firmas de primera linea en el
mercado fotovoltaico: Exide (Tudor), Xantrex, Shurflo, Flojet, Air, Ayerbe,
etc ...
Actividades:
 Distribución de la firma ATERSA

 Distribución de la firma Victron Energy

 Energía Solar Fotovoltaica


 Energía eólica

 Viviendas aisladas
 Instalaciones agrícolas y ganaderas

 Bombeo solar directo o con acumulación

 Servicio técnico de todos nuestros productos

 Mantenimientos

 Preparación de documentación para ayudas IDAE y DGA


 Tramitación con la compañía eléctrica
 Tramitación con la administración
Energía solar fotovoltaica
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Célula solar monocristalina durante su fabricación.

Viviendas sostenibles alimentadas mediante energía solar fotovoltaica en el


barrio solar de Vauban (Friburgo, Alemania).

Mapamundi de radiación solar. Los pequeños puntos en el mapa muestran


el área total de fotovoltaica necesaria para cubrir la demanda mundial de
energía usando paneles solares con una eficiencia del 8 %.
Artículo principal: Energía solar
La energía solar fotovoltaica es una fuente de energía que produce electricidad de
origen renovable,1 obtenida directamente a partir de la radiación solar mediante un
dispositivo semiconductor denominado célula fotovoltaica,2 o bien mediante una
deposición de metales sobre un sustrato denominada célula solar de película fina.3
Este tipo de energía se usa principalmente para producir electricidad a gran escala a
través de redes de distribución, aunque también permite alimentar innumerables
aplicaciones y aparatos autónomos, así como abastecer refugios de montaña o viviendas
aisladas de la red eléctrica. Debido a la creciente demanda de energías renovables, la
fabricación de células solares e instalaciones fotovoltaicas ha avanzado
considerablemente en los últimos años.45 Comenzaron a producirse en masa a partir del
año 2000, cuando medioambientalistas alemanes y la organización Eurosolar obtuvo
financiación para la creación de diez millones de tejados solares.6
Programas de incentivos económicos, primero, y posteriormente sistemas de autoconsumo
fotovoltaico y balance neto sin subsidios,7 han apoyado la instalación de la fotovoltaica en
un gran número de países.8 Gracias a ello, la energía solar fotovoltaica se ha convertido
en la tercera fuente de energía renovable más importante en términos de capacidad
instalada a nivel global, después de las energías hidroeléctrica y eólica. A finales de 2018
la potencia total instalada en todo el mundo alcanzó los 500 GW de potencia fotovoltaica, y
solo en 2018 se instalaron 100 GW.910
La energía fotovoltaica no emite ningún tipo de polución durante su funcionamiento,
contribuyendo a evitar la emisión de gases de efecto invernadero.1 Su principal desventaja
consiste en que su producción depende de la radiación solar, por lo que si la célula no se
encuentra alineada perpendicularmente al Sol se pierde entre un 10-25 % de la energía
incidente. Debido a ello, en las plantas de conexión a red se ha popularizado el uso
de seguidores solares para maximizar la producción de energía.11 La producción se ve
afectada asimismo por las condiciones meteorológicas adversas, como la falta de sol,
nubes o la suciedad que se deposita sobre los paneles.1213 Esto implica que para
garantizar el suministro eléctrico es necesario complementar esta energía con otras
fuentes de energía gestionables como las centrales basadas en la quema de combustibles
fósiles, la energía hidroeléctrica o la energía nuclear.
Gracias a los avances tecnológicos, la sofisticación y la economía de escala, el coste de la
energía solar fotovoltaica se ha reducido de forma constante desde que se fabricaron las
primeras células solares comerciales,14 aumentando a su vez la eficiencia, y logrando que
su coste medio de generación eléctrica sea ya competitivo con las fuentes de energía
convencionales15 en un creciente número de regiones geográficas, alcanzando la paridad
de red.161718 Actualmente el coste de la electricidad producida en instalaciones solares se
sitúa entre 0,05-0,10 $/kWh en Europa, China, India, Sudáfrica y Estados Unidos.19 En
2015, se alcanzaron nuevos récords en proyectos de Emiratos Árabes
Unidos (0,0584 $/kWh), Perú (0,048 $/kWh) y México (0,048 $/kWh). En mayo de 2016,
una subasta solar en Dubái alcanzó un precio de 0,03 $/kWh.19

Índice

 1Historia
o 1.1Principio de funcionamiento
o 1.2Primera célula solar moderna
o 1.3Primeras aplicaciones: energía solar espacial
o 1.4Primeras aplicaciones terrestres
o 1.5Reducción de precios
o 1.6El mercado de la navegación marítima
o 1.7Perfeccionando la tecnología
 2Aplicaciones de la energía solar fotovoltaica
o 2.1Telecomunicaciones y señalización
o 2.2Dispositivos aislados
o 2.3Electrificación rural
o 2.4Sistemas de bombeo
o 2.5Sistemas híbridos solar-diésel
o 2.6Transporte y navegación marítima
o 2.7Fotovoltaica integrada en edificios
o 2.8Fotovoltaica de conexión a red
o 2.9Fotovoltaica flotante
 3Componentes de una planta solar fotovoltaica
o 3.1Paneles solares fotovoltaicos
o 3.2Inversores
o 3.3Seguidores solares
o 3.4Cableado
o 3.5Plantas de concentración fotovoltaica
 4El desarrollo de la energía solar fotovoltaica en el mundo
o 4.1Producción mundial
o 4.2China
o 4.3Estados Unidos
o 4.4Japón
o 4.5Alemania
o 4.6India
o 4.7Italia
o 4.8Reino Unido
o 4.9Francia
o 4.10España
o 4.11Latinoamérica
 4.11.1México
 4.11.2Chile
 4.11.3Otros mercados
o 4.12Evolución temporal
o 4.13Previsión a largo plazo
 5Plantas fotovoltaicas de conexión a red
o 5.1Almacenamiento de energía fotovoltaica mediante baterías
 6Autoconsumo y balance neto
 7Eficiencia y costos
o 7.1Energía fotovoltaica de capa fina o Thin film
 8Beneficio medioambiental
o 8.1Emisiones de gases de efecto invernadero
o 8.2Reciclaje de módulos fotovoltaicos
 9Véase también
 10Notas
 11Referencias
 12Bibliografía
 13Enlaces externos

Historia[editar]

El físico francés Alexandre-Edmond Becquerel fue el descubridor del efecto


fotovoltaico en 1839, fundamental para el desarrollo de las células
fotoeléctricas.

Esquema del campo eléctrico creado en una célula fotovoltaica mediante


la unión pn entre dos capas de semiconductores dopados.
Estructura básica de una célula solar basada en silicio, y su principio de
funcionamiento.
El término «fotovoltaico» se comenzó a usar en Reino Unido en el año 1849.20 Proviene
del griego φώς: phos, que significa «luz», y de -voltaico, que proviene del ámbito de la
electricidad, en honor al físico italiano Alejandro Volta.nota 1
El efecto fotovoltaico fue reconocido por primera vez unos diez años antes, en 1839, por
el físico francés Alexandre-Edmond Becquerel,2122 pero la primera célula solar no se
fabricó hasta 1883. Su creador fue Charles Fritts, quien recubrió una muestra
de selenio semiconductor con pan de oro para formar la unión. Este primitivo dispositivo
presentaba una eficiencia menor del 1 %, pero demostró de forma práctica que,
efectivamente, producir electricidad con luz era posible.23 Los estudios realizados en
el siglo XIX por Michael Faraday, James Clerk Maxwell, Nikola Tesla y Heinrich
Hertz sobre inducción electromagnética, fuerzas eléctricas y ondas electromagnéticas, y
sobre todo, el trabajo realizado por Albert Einstein en 1905, por el cual le fue otorgado
el premio Nobel en 1921, proporcionaron la base teórica y práctica del efecto
fotoeléctrico,24 que es el fundamento de la conversión de energía solar en electricidad.
Principio de funcionamiento[editar]
Artículo principal: Célula fotoeléctrica
Cuando un semiconductor dopado se expone a radiación electromagnética, se desprende
del mismo un fotón, que golpea a un electrón y lo arranca, creando un hueco en el átomo.
Normalmente, el electrón encuentra rápidamente otro hueco para volver a llenarlo, y la
energía proporcionada por el fotón, por tanto, se disipa en forma de calor. El principio de
una célula fotovoltaica es obligar a los electrones y a los huecos a avanzar hacia el lado
opuesto del material en lugar de simplemente recombinarse en él: así, se producirá
una diferencia de potencial, y por lo tanto, tensión entre las dos partes del material, como
ocurre en una pila.
Para ello, se crea un campo eléctrico permanente, a través de una unión pn, entre dos
capas dopadas respectivamente, p y n. En las células de silicio, que son mayoritariamente
utilizadas, se encuentran por tanto:

 La capa superior de la celda, que se compone de silicio dopado de tipo n.nota 2 En esta
capa, hay un número de electrones libres mayor que en una capa de silicio puro, de
ahí el nombre del dopaje n, negativo. El material permanece eléctricamente neutro, ya
que tanto los átomos de silicio como los del material dopante son neutros: pero la red
cristalina tiene globalmente una mayor presencia de electrones que en una red de
silicio puro.

 La capa inferior de la celda, que se compone de silicio dopado de tipo p.nota 3Esta capa
tiene por lo tanto una cantidad media de electrones libres menor que una capa de
silicio puro. Los electrones están ligados a la red cristalina que, en consecuencia, es
eléctricamente neutra pero presenta huecos, positivos (p). La conducción eléctrica
está asegurada por estos portadores de carga, que se desplazan por todo el material.
En el momento de la creación de la unión pn, los electrones libres de la capa n entran
instantáneamente en la capa p y se recombinan con los huecos en la región p. Existirá así
durante toda la vida de la unión, una carga positiva en la región n a lo largo de la unión
(porque faltan electrones) y una carga negativa en la región en p a lo largo de la unión
(porque los huecos han desaparecido); el conjunto forma la «Zona de Carga de Espacio»
(ZCE) y existe un campo eléctrico entre las dos, de n hacia p. Este campo eléctrico hace
de la ZCE un diodo, que sólo permite el flujo de corriente en una dirección: los electrones
pueden moverse de la región p a la n, pero no en la dirección opuesta y por el contrario
los huecos no pasan más que de n hacia p.
En funcionamiento, cuando un fotón arranca un electrón a la matriz, creando un electrón
libre y un hueco, bajo el efecto de este campo eléctrico cada uno va en dirección opuesta:
los electrones se acumulan en la región n (para convertirse en polo negativo), mientras
que los huecos se acumulan en la región dopada p (que se convierte en el polo positivo).
Este fenómeno es más eficaz en la ZCE, donde casi no hay portadores de carga
(electrones o huecos), ya que son anulados, o en la cercanía inmediata a la ZCE: cuando
un fotón crea un par electrón-hueco, se separaron y es improbable que encuentren a su
opuesto, pero si la creación tiene lugar en un sitio más alejado de la unión, el electrón
(convertido en hueco) mantiene una gran oportunidad para recombinarse antes de llegar a
la zona n. Pero la ZCE es necesariamente muy delgada, así que no es útil dar un gran
espesor a la célula.nota 4 Efectivamente, el grosor de la capa n es muy pequeño, ya que
esta capa sólo se necesita básicamente para crear la ZCE que hace funcionar la célula. En
cambio, el grosor de la capa p es mayor: depende de un compromiso entre la necesidad
de minimizar las recombinaciones electrón-hueco, y por el contrario permitir la captación
del mayor número de fotones posible, para lo que se requiere cierto mínimo espesor.
En resumen, una célula fotovoltaica es el equivalente de un generador de energía a la que
se ha añadido un diodo. Para lograr una célula solar práctica, además es preciso añadir
contactos eléctricos (que permitan extraer la energía generada), una capa que proteja la
célula pero deje pasar la luz, una capa antireflectante para garantizar la correcta absorción
de los fotones, y otros elementos que aumenten la eficiencia de la misma.
Primera célula solar moderna[editar]
Véase también: Anexo:Cronología del desarrollo de las células solares
El ingeniero estadounidense Russell Ohl patentó la célula solar moderna en el año 1946,25
aunque otros investigadores habían avanzado en su desarrollado con anterioridad: el
físico sueco Sven Ason Berglund había patentado en 1914 un método que trataba de
incrementar la capacidad de las células fotosensibles, mientras que en 1931, el
ingeniero alemán Bruno Lange había desarrollado una fotocélula usando seleniuro de plata
en lugar de óxido de cobre.26
La era moderna de la tecnología solar no llegó hasta el año 1954, cuando los
investigadores estadounidenses Gerald Pearson, Calvin S. Fuller y Daryl Chapin, de
los Laboratorios Bell,27 descubrieron de manera accidental que los semiconductores de
silicio dopado con ciertas impurezas eran muy sensibles a la luz. Estos avances
contribuyeron a la fabricación de la primera célula solar comercial. Emplearon una unión
difusa de silicio p–n, con una conversión de la energía solar de aproximadamente 6 %, un
logro comparado con las células de selenio que difícilmente alcanzaban el 0,5 %.2829
Posteriormente el estadounidense Les Hoffman, presidente de la compañía Hoffman
Electronics, a través de su división de semiconductores fue uno de los pioneros en la
fabricación y producción a gran escala de células solares. Entre 1954 y 1960, Hoffman
logró mejorar la eficiencia de las células fotovoltaicas hasta el 14 %, reduciendo los costes
de fabricación para conseguir un producto que pudiera ser comercializado.30
La Estación Espacial Internacional, que obtiene su energía a través de
paneles fotovoltaicos, fotografiada contra la negrura del espacio y la
delgada línea de la atmósfera de la Tierra.

Detalle de los paneles solares fotovoltaicos de la Estación Espacial


Internacional.
Primeras aplicaciones: energía solar espacial[editar]
Artículo principal: Energía solar espacial
Al principio, las células fotovoltaicas se emplearon de forma minoritaria para alimentar
eléctricamente juguetes y en otros usos menores, dado que el coste de producción de
electricidad mediante estas células primitivas era demasiado elevado: en términos
relativos, una célula que produjera un vatio de energía mediante luz solar podía costar
250 dólares, en comparación con los dos o tres dólares que costaba un vatio procedente
de una central termoeléctrica de carbón.
Las células fotovoltaicas fueron rescatadas del olvido gracias a la carrera espacial y a la
sugerencia de utilizarlas en uno de los primeros satélites puestos en órbita alrededor de
la Tierra. La Unión Soviética lanzó su primer satélite espacial en el año 1957, y Estados
Unidos le seguiría un año después. La primera nave espacial que usó paneles solares fue
el satélite norteamericano Vanguard 1, lanzado en marzo de 1958 (hoy en día el satélite
más antiguo aún en órbita). En el diseño de éste se usaron células solares creadas por
Peter Iles en un esfuerzo encabezado por la compañía Hoffman Electronics.31 El sistema
fotovoltaico le permitió seguir transmitiendo durante siete años mientras que las baterías
químicas se agotaron en sólo 20 días.32
En 1959, Estados Unidos lanzó el Explorer 6. Este satélite llevaba instalada una serie de
módulos solares, soportados en unas estructuras externas similares a unas alas, formados
por 9600 células solares de la empresa Hoffman.30 Este tipo de dispositivos se convirtió
posteriormente en una característica común de muchos satélites. Había cierto
escepticismo inicial sobre el funcionamiento del sistema, pero en la práctica las células
solares demostraron ser un gran éxito, y pronto se incorporaron al diseño de nuevos
satélites.
Pocos años después, en 1962, el Telstar se convirtió en el primer satélite de
comunicaciones equipado con células solares, capaces de proporcionar una potencia de
14 W.33 Este hito generó un gran interés en la producción y lanzamiento de
satélites geoestacionarios para el desarrollo de las comunicaciones, en los que la energía
provendría de un dispositivo de captación de la luz solar. Fue un desarrollo crucial que
estimuló la investigación por parte de algunos gobiernos y que impulsó la mejora de
los paneles fotovoltaicos.34Gradualmente, la industria espacial se decantó por el uso de
células solares de arseniuro de galio (GaAs), debido a su mayor eficiencia frente a las
células de silicio. En 1970 la primera célula solar con heteroestructura de arseniuro de
galio y altamente eficiente se desarrolló en la Unión Soviética por Zhorés Alfiórov y su
equipo de investigación.3536
A partir de 1971, las estaciones espaciales soviéticas del programa Salyut fueron los
primeros complejos orbitales tripulados en obtener su energía a partir de células solares,
acopladas en estructuras a los laterales del módulo orbital,37 al igual que la estación
norteamericana Skylab, pocos años después.38
En la década de 1970, tras la primera crisis del petróleo, el Departamento de Energía de
los Estados Unidos y la agencia espacial NASA iniciaron el estudio del concepto de
energía solar en el espacio, que ambicionaba el abastecimiento energético terrestre
mediante satélites espaciales. En 1979 propusieron una flota de satélites en órbita
geoestacionaria, cada uno de los cuales mediría 5 x 10 km y produciría entre 5 y 10 GW.
La construcción implicaba la creación de una gran factoría espacial donde trabajarían
continuamente cientos de astronautas. Este gigantismo era típico de una época en la que
se proyectaba la creación de grandes ciudades espaciales. Dejando aparte las dificultades
técnicas, la propuesta fue desechada en 1981 por implicar un coste disparatado.39A
mediados de la década de 1980, con el petróleo de nuevo en precios bajos, el programa
fue cancelado.40
No obstante, las aplicaciones fotovoltaicas en los satélites espaciales continuaron su
desarrollo. La producción de equipos de deposición química de metales por vapores
orgánicos o MOCVD (Metal Organic Chemical Vapor Deposition)41 no se desarrolló hasta
la década de 1980, limitando la capacidad de las compañías en la manufactura de células
solares de arseniuro de galio. La primera compañía que manufacturó paneles solares en
cantidades industriales, a partir de uniones simples de GaAs, con una eficiencia del 17 %
en AM0 (Air Mass Zero), fue la norteamericana Applied Solar Energy Corporation (ASEC).
Las células de doble unión comenzaron su producción en cantidades industriales por
ASEC en 1989, de manera accidental, como consecuencia de un cambio del GaAs sobre
los sustratos de GaAs, a GaAs sobre sustratos de germanio.
La tecnología fotovoltaica, si bien no es la única que se utiliza, sigue predominando a
principios del siglo XXI en los satélites de órbita terrestre.42 Por ejemplo, las
sondas Magallanes, Mars Global Surveyor y Mars Observer, de la NASA, usaron paneles
fotovoltaicos,434445 así como el Telescopio espacial Hubble,46 en órbita alrededor de
la Tierra. La Estación Espacial Internacional, también en órbita terrestre, está dotada de
grandes sistemas fotovoltaicos que alimentan todo el complejo espacial,4748 al igual que en
su día la estación espacial Mir.49 Otros vehículos espaciales que utilizan la energía
fotovoltaica para abastecerse son la sonda Mars Reconnaissance Orbiter,50
Spirit y Opportunity, los robots de la NASA en Marte.5152

Ilustración de la sonda Mars Reconnaissance Orbiter, equipada


con paneles solares, en la órbita de Marte.

Imagen artística de la sonda espacial Juno, equipada con módulos


fotovoltaicos, orbitando el planeta Júpiter.

El telescopio espacial Hubble, equipado con paneles solares, es puesto


en órbita desde la bodega del transbordador Discovery en 1990.
La nave Rosetta, lanzada en 2004 en órbita hacia un cometa tan lejano del Sol como el
planeta Júpiter (5,25 AU), dispone también de paneles solares;53 anteriormente, el uso
más lejano de la energía solar espacial había sido el de la sonda Stardust,54 a 2 AU. La
energía fotovoltaica se ha empleado también con éxito en la misión europea no tripulada a
la Luna, SMART-1, proporcionando energía a su propulsor de efecto Hall.55 La sonda
espacial Juno será la primera misión a Júpiter en usar paneles fotovoltaicos en lugar de
un generador termoeléctrico de radioisótopos, tradicionalmente usados en las misiones
espaciales al exterior del Sistema Solar.56Actualmente se está estudiando el potencial de
la fotovoltaica para equipar las naves espaciales que orbiten más allá de Júpiter.57
Primeras aplicaciones terrestres[editar]

Las aplicaciones aisladas de la red eléctrica supusieron uno de los primeros


usos terrestres de la energía solar fotovoltaica, contribuyendo en gran
medida a su desarrollo. En la imagen, faro de Noup Head en Reino Unido.
Desde su aparición en la industria aeroespacial, donde se ha convertido en el medio más
fiable para suministrar energía eléctrica en los vehículos espaciales,58 la energía solar
fotovoltaica ha desarrollado un gran número de aplicaciones terrestres. La primera
instalación comercial de este tipo se realizó en 1966, en el faro de la isla Ogami (Japón),
permitiendo sustituir el uso de gas de antorcha por una fuente eléctrica renovable y
autosuficiente. Se trató del primer faro del mundo alimentado mediante energía solar
fotovoltaica, y fue crucial para demostrar la viabilidad y el potencial de esta fuente de
energía.59
Las mejoras se produjeron de forma lenta durante las siguientes dos décadas, y el único
uso generalizado se produjo en las aplicaciones espaciales, en las que su relación
potencia a peso era mayor que la de cualquier otra tecnología competidora. Sin embargo,
este éxito también fue la razón de su lento crecimiento: el mercado aeroespacial estaba
dispuesto a pagar cualquier precio para obtener las mejores células posibles, por lo que no
había ninguna razón para invertir en soluciones de menor costo si esto reducía la
eficiencia. En su lugar, el precio de las células era determinado en gran medida por la
industria de los semiconductores; su migración hacia la tecnología de circuitos
integrados en la década de 1960 dio lugar a la disponibilidad de lingotes más grandes a
precios relativamente inferiores. Al caer su precio, el precio de las células fotovoltaicas
resultantes descendió en igual medida. Sin embargo, la reducción de costes asociada a
esta creciente popularización de la energía fotovoltaica fue limitada, y en 1970 el coste de
las células solares todavía se estimaba en 100 dólares por vatio ($/Wp).60
Reducción de precios[editar]
A finales de la década de 1960, el químico industrial estadounidense Elliot Berman estaba
investigando un nuevo método para la producción de la materia prima de silicio a partir de
un proceso en cinta. Sin embargo, encontró escaso interés en su proyecto y no pudo
obtener la financiación necesaria para su desarrollo. Más tarde, en un encuentro casual,
fue presentado a un equipo de la compañía petrolera Exxon que estaban buscando
proyectos estratégicos a 30 años vista. El grupo había llegado a la conclusión de que
la energía eléctrica sería mucho más costosa en el año 2000, y consideraba que este
aumento de precio haría más atractivas a las nuevas fuentes de energía alternativas,
siendo la energía solar la más interesante entre estas. En 1969, Berman se unió al
laboratorio de Exxon en Linden, Nueva Jersey, denominado Solar Power
Corporation (SPC).60
Su esfuerzo fue dirigido en primer lugar a analizar el mercado potencial para identificar los
posibles usos que existían para este nuevo producto, y rápidamente descubrió que si el
coste por vatio se redujera desde los 100 $/Wp a cerca de 20 $/Wp surgiría una importante
demanda. Consciente de que el concepto del «silicio en cinta» podría tardar años en
desarrollarse, el equipo comenzó a buscar maneras de reducir el precio a 20 $/Wp usando
materiales existentes. La constatación de que las células existentes se basaban en el
proceso estándar de fabricación de semiconductores supuso un primer avance, incluso
aunque no se tratara de un material ideal. El proceso comenzaba con la formación de un
lingote de silicio, que se cortaba transversalmente en discos llamados obleas.
Posteriormente se realizaba el pulido de las obleas y, a continuación, para su uso como
células, se dotaba de un recubrimiento con una capa anti reflectante. Berman se dio
cuenta de que las obleas de corte basto ya tenían de por sí una superficie frontal anti
reflectante perfectamente válida, y mediante la impresión de los electrodos directamente
sobre esta superficie, se eliminaron dos pasos importantes en el proceso de fabricación de
células.60
Su equipo también exploró otras formas de mejorar el montaje de las células en matrices,
eliminando los costosos materiales y el cableado manual utilizado hasta entonces en
aplicaciones espaciales. Su solución consistió en utilizar circuitos impresos en la parte
posterior, plástico acrílico en la parte frontal, y pegamento de silicona entre ambos,
embutiendo las células. Berman se dio cuenta de que el silicio ya existente en el mercado
ya era «suficientemente bueno» para su uso en células solares. Las pequeñas
imperfecciones que podían arruinar un lingote de silicio (o una oblea individual) para su
uso en electrónica, tendrían poco efecto en aplicaciones solares. Las células fotovoltaicas
podían fabricarse a partir del material desechado por el mercado de la electrónica, lo que
traería como consecuencia una gran mejora de su precio.60
Poniendo en práctica todos estos cambios, la empresa comenzó a comprar a muy bajo
coste silicio rechazado a fabricantes ya existentes. Mediante el uso de las obleas más
grandes disponibles, lo que reducía la cantidad de cableado para un área de panel dado, y
empaquetándolas en paneles con sus nuevos métodos, en 1973 SPC estaba produciendo
paneles a 10 $/Wp y vendiéndolos a 20 $/Wp, disminuyendo el precio de los módulos
fotovoltaicos a una quinta parte en sólo dos años.60
El mercado de la navegación marítima[editar]

Boya marítima operada por la Administración Nacional Oceánica y


Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos.
SPC comenzó a contactar con las compañías fabricantes de boyas de
navegación ofreciéndoles el producto, pero se encontró con una situación curiosa. La
principal empresa del sector era Automatic Power, un fabricante de baterías desechables.
Al darse cuenta de que las células solares podían comerse parte del negocio y los
beneficios que el sector de baterías le producía, Automatic Power compró un prototipo
solar de Hoffman Electronics para terminar arrinconándolo. Al ver que no había interés por
parte de Automatic Power, SPC se volvió entonces a Tideland Signal, otra compañía
suministradora de baterías formada por ex-gerentes de Automatic Power.60 Tideland
presentó en el mercado una boya alimentada mediante energía fotovoltaica y pronto
estaba arruinando el negocio de Automatic Power.
El momento no podía ser más adecuado, el rápido aumento en el número de plataformas
petrolíferas en alta mar y demás instalaciones de carga produjo un enorme mercado entre
las compañías petroleras. Como Tideland había tenido éxito, Automatic Power comenzó
entonces a procurarse su propio suministro de paneles solares fotovoltaicos. Encontraron
a Bill Yerkes, de Solar Power International (SPI) en California, que estaba buscando un
mercado donde vender su producto. SPI pronto fue adquirida por uno de sus clientes más
importantes, el gigante petrolero ARCO, formando ARCO Solar. La fábrica de ARCO Solar
en Camarillo (California) fue la primera dedicada a la construcción de paneles solares, y
estuvo en funcionamiento continuo desde su compra por ARCO en 1977 hasta 2011
cuando fue cerrada por la empresa SolarWorld.60
Esta situación se combinó con la crisis del petróleo de 1973. Las compañías petroleras
disponían ahora de ingentes fondos debido a sus enormes ingresos durante la crisis, pero
también eran muy conscientes de que su éxito futuro dependería de alguna otra fuente de
energía. En los años siguientes, las grandes compañías petroleras comenzaron la creación
de una serie de empresas de energía solar, y fueron durante décadas los mayores
productores de paneles solares. Las compañías ARCO, Exxon, Shell, Amoco (más tarde
adquirida por BP) y Mobil mantuvieron grandes divisiones solares durante las décadas de
1970 y 1980. Las empresas de tecnología también realizaron importantes inversiones,
incluyendo General Electric, Motorola, IBM, Tyco y RCA.61
Perfeccionando la tecnología[editar]

Vehículo eléctrico propulsado mediante energía fotovoltaica, vencedor


del South African Solar Challenge.
En las décadas transcurridas desde los avances de Berman, las mejoras han reducido los
costes de producción por debajo de 1 $/Wp, con precios menores de 2 $/Wp para todo el
sistema fotovoltaico. El precio del resto de elementos de una instalación fotovoltaica
supone ahora un mayor coste que los propios paneles.62
A medida que la industria de los semiconductores se desarrolló hacia lingotes cada vez
más grandes, los equipos más antiguos quedaron disponibles a precios reducidos. Las
células crecieron en tamaño cuando estos equipos antiguos se hicieron disponibles en el
mercado excedentario. Los primeros paneles de ARCO Solar se equipaban con células de
2 a 4 pulgadas (51 a 100 mm) de diámetro. Los paneles en la década de 1990 y principios
de 2000 incorporaban generalmente células de 5 pulgadas (125 mm), y desde el año 2008
casi todos los nuevos paneles utilizan células de 6 pulgadas (150 mm).63 También la
introducción generalizada de los televisores de pantalla plana a finales de la década de
1990 y principios de 2000 llevó a una amplia disponibilidad de grandes láminas
de vidrio de alta calidad, que se utilizan en la parte frontal de los paneles.64
En términos de las propias células, solo ha habido un cambio importante. Durante la
década de 1990, las células de polisilicio se hicieron cada vez más populares.63 Estas
células ofrecen menos eficiencia que aquellas de monosilicio, pero se cultivan en grandes
cubas que reducen en gran medida el coste de producción.63 A mediados de la década de
2000, el polisilicio dominaba en el mercado de paneles de bajo coste.63
Aplicaciones de la energía solar fotovoltaica[editar]

Parquímetro abastecido mediante energía solar fotovoltaica,


en Edimburgo, Reino Unido.

Calculadora solar básica Sharp.

Refugio de montaña alimentado mediante energía fotovoltaica, en el Parque


nacional de Aigüestortes y Lago de San Mauricio (Pirineos, España).
La producción industrial a gran escala de paneles fotovoltaicos despegó en la década de
1980, y entre sus múltiples usos se pueden destacar:
Telecomunicaciones y señalización[editar]
La energía solar fotovoltaica es ideal para aplicaciones de telecomunicaciones, entre las
que se encuentran por ejemplo las centrales locales
de telefonía, antenas de radio y televisión, estaciones repetidoras de microondas y otros
tipos de enlaces de comunicación electrónicos. Esto es debido a que, en la mayoría de las
aplicaciones de telecomunicaciones, se utilizan baterías de almacenamiento y la
instalación eléctrica se realiza normalmente en corriente continua (DC). En terrenos
accidentados y montañosos, las señales de radio y televisión pueden verse interferidas o
reflejadas debido al terreno ondulado. En estos emplazamientos, se instalan transmisores
de baja potencia (LPT) para recibir y retransmitir la señal entre la población local.65
Las células fotovoltaicas también se utilizan para alimentar sistemas de comunicaciones
de emergencia, por ejemplo en los postes de SOS (Teléfonos de emergencia) en
carreteras, señalización ferroviaria, balizamiento para protección aeronáutica, estaciones
meteorológicas o sistemas de vigilancia de datos ambientales y de calidad del agua.60
Dispositivos aislados[editar]
La reducción en el consumo energético de los circuitos integrados, hizo posible a finales
de la década de 1970 el uso de células solares como fuente de electricidad
en calculadoras, tales como la Royal Solar 1, Sharp EL-8026 o Teal Photon.66
También otros dispositivos fijos que utilizan la energía fotovoltaica han visto aumentar su
uso en las últimas décadas, en lugares donde el coste de conexión a la red eléctrica o el
uso de pilas desechables es prohibitivamente caro. Estas aplicaciones incluyen por
ejemplo las lámparas solares, bombas de agua, parquímetros,6768 teléfonos de
emergencia, compactadores de basura,69 señales de tráfico temporales o permanentes,
estaciones de carga7071 o sistemas remotos de vigilancia.
Electrificación rural[editar]
En entornos aislados, donde se requiere poca potencia eléctrica y el acceso a la red es
difícil, las placas fotovoltaicas se emplean como alternativa económicamente viable desde
hace décadas. Para comprender la importancia de esta posibilidad, conviene tener en
cuenta que aproximadamente una cuarta parte de la población mundial todavía no tiene
acceso a la energía eléctrica.72
En los países en desarrollo, muchos pueblos se encuentran situados en áreas remotas, a
varios kilómetros de la red eléctrica más próxima. Debido a ello, se está incorporando la
energía fotovoltaica de forma creciente para proporcionar suministro eléctrico a viviendas o
instalaciones médicas en áreas rurales. Por ejemplo, en lugares remotos de India un
programa de iluminación rural ha provisto iluminación mediante lámparas LED alimentadas
con energía solar para sustituir a las lámparas de queroseno. El precio de las lámparas
solares era aproximadamente el mismo que el coste del suministro de queroseno durante
unos pocos meses.73 Cuba y otros países de Latinoamérica están trabajando para
proporcionar energía fotovoltaica en zonas alejadas del suministro de energía eléctrica
convencional.74 Estas son áreas en las que los beneficios sociales y económicos para la
población local ofrecen una excelente razón para instalar paneles fotovoltaicos, aunque
normalmente este tipo de iniciativas se han visto relegadas a puntuales esfuerzos
humanitarios.75
Sistemas de bombeo[editar]
Artículo principal: Bombeo solar
Los sistemas de bombeo fotovoltaico pueden utilizarse para proporcionar
agua en sistemas de riego, agua potable en comunidades aisladas o
abrevaderos para el ganado.
También se emplea la fotovoltaica para alimentar instalaciones de bombeo para sistemas
de riego, agua potable en áreas rurales y abrevaderos para el ganado,7677 o para sistemas
de desalinización de agua.60
Los sistemas de bombeo fotovoltaico (al igual que los alimentados mediante energía
eólica) son muy útiles allí donde no es posible acceder a la red general de electricidad o
bien supone un precio prohibitivo.78 Su coste es generalmente más económico debido a
sus menores costes de operación y mantenimiento, y presentan un menor impacto
ambiental que los sistemas de bombeo alimentados mediante motores de combustión
interna, que tienen además una menor fiabilidad.7980
Las bombas utilizadas pueden ser tanto de corriente alterna (AC) como corriente continua
(DC). Normalmente se emplean motores de corriente continua para pequeñas y medianas
aplicaciones de hasta 3 kW de potencia, mientras que para aplicaciones más grandes se
utilizan motores de corriente alterna acoplados a un inversor que transforma para su uso la
corriente continua procedente de los paneles fotovoltaicos. Esto permite dimensionar
sistemas desde 0,15 kW hasta más de 55 kW de potencia, que pueden ser empleados
para abastecer complejos sistemas de irrigación o almacenamiento de agua.8182
Sistemas híbridos solar-diésel[editar]
Debido al descenso de costes de la energía solar fotovoltaica, se está extendiendo
asimismo el uso de sistemas híbridos solar-diésel, que combinan esta energía
con generadores diésel para producir electricidad de forma continua y estable.83 Este tipo
de instalaciones están equipadas normalmente con equipos auxiliares, tales como baterías
y sistemas especiales de control para lograr en todo momento la estabilidad del suministro
eléctrico del sistema.84
Debido a su viabilidad económica (el transporte de diésel al punto de consumo suele ser
costoso) en muchos casos se sustituyen antiguos generadores por fotovoltaica, mientras
que las nuevas instalaciones híbridas se diseñan de tal manera que permiten utilizar el
recurso solar siempre que está disponible, minimizando el uso de los generadores,
disminuyendo así el impacto ambiental de la generación eléctrica en comunidades remotas
y en instalaciones que no están conectadas a la red eléctrica. Un ejemplo de ello lo
constituyen las empresas mineras,8385 cuyas explotaciones se encuentran normalmente en
campo abierto, alejadas de los grandes núcleos de población. En estos casos, el uso
combinado de la fotovoltaica permite disminuir en gran medida la dependencia del
combustible diésel, permitiendo ahorros de hasta el 70 % en el coste de la energía.86
Este tipo de sistemas también puede utilizarse en combinación con otras fuentes de
generación de energía renovable, tales como la energía eólica.87
Transporte y navegación marítima[editar]
Equipo del Nuna 3, vehículo solar competidor en el World Solar Challenge.
Aunque la fotovoltaica todavía no se utiliza de forma generalizada para proporcionar
tracción en el transporte, se está utilizando cada vez en mayor medida para proporcionar
energía auxiliar en barcos y automóviles. Algunos vehículos están equipados con aire
acondicionado alimentado mediante paneles fotovoltaicos para limitar la temperatura
interior en los días calurosos,88 mientras que otros prototipos híbridos los utilizan para
recargar sus baterías sin necesidad de conectarse a la red eléctrica.8990 Se ha demostrado
sobradamente la posibilidad práctica de diseñar y fabricar vehículos propulsados mediante
energía solar, así como barcos9192 y aviones,93 siendo considerado el transporte rodado el
más viable para la fotovoltaica.94
El Solar Impulse es un proyecto dedicado al desarrollo de un avión propulsado únicamente
mediante energía solar fotovoltaica. El prototipo puede volar durante el día propulsado por
las células solares que cubren sus alas, a la vez que carga las baterías que le permiten
mantenerse en el aire durante la noche.9596
La energía solar también se utiliza de forma habitual en faros, boyas y balizas
de navegación marítima, vehículos de recreo, sistemas de carga para los acumuladores
eléctricos de los barcos, y sistemas de protección catódica.60 La recarga de vehículos
eléctricos está cobrando cada vez mayor importancia.94
Fotovoltaica integrada en edificios[editar]

Marquesina solar situada en el aparcamiento de la Universidad Autónoma


de Madrid (Madrid, España).
Artículo principal: Fotovoltaica integrada en edificios
Muchas instalaciones fotovoltaicas se encuentran a menudo situadas en los edificios:
normalmente se sitúan sobre un tejado ya existente, o bien se integran en elementos de la
propia estructura del edificio, como tragaluces, claraboyas o fachadas.97
Alternativamente, un sistema fotovoltaico también puede ser emplazado físicamente
separado del edificio, pero conectado a la instalación eléctrica del mismo para suministrar
energía. En 2010, más del 80 % de los 9000 MW de fotovoltaica que Alemania tenía en
funcionamiento por entonces, se habían instalado sobre tejados.98
La fotovoltaica integrada en edificios (BIPV, en sus siglas en inglés) se está incorporando
de forma cada vez más creciente como fuente de energía eléctrica principal o secundaria
en los nuevos edificios domésticos e industriales,99 e incluso en otros elementos
arquitectónicos, como por ejemplo puentes.100 Las tejas con células fotovoltaicas
integradas son también bastante comunes en este tipo de integración.
Según un estudio publicado en 2011, el uso de imágenes térmicas ha demostrado que los
paneles solares, siempre que exista una brecha abierta por la que el aire pueda circular
entre los paneles y el techo, proporcionan un efecto de refrigeración pasiva en los edificios
durante el día y además ayudan a mantener el calor acumulado durante la noche.101
Fotovoltaica de conexión a red[editar]
Una de las principales aplicaciones de la energía solar fotovoltaica más desarrollada en los
últimos años, consiste en las centrales conectadas a red para suministro eléctrico,102 así
como los sistemas de autoconsumo fotovoltaico, de potencia generalmente menor, pero
igualmente conectados a la red eléctrica.
Fotovoltaica flotante[editar]
Aunque los paneles solares suelen instalarse en tierra, es posible instalarlos flotando sobre
aguas de embalses o lagos tranquilos.103 Aunque es más caro, tiene muchas ventajas:
reduce las pérdidas por evaporación del agua embalsada, mejora su calidad y facilita la
refrigeración de los propios paneles.103

Componentes de una planta solar fotovoltaica[editar]


Una planta solar fotovoltaica cuenta con distintos elementos que permiten su
funcionamiento, como son los paneles fotovoltaicos para la captación de la radiación solar,
y los inversores para la transformación de la corriente continua en corriente alterna.104
Existen otros, los más importantes se mencionan a continuación:
Paneles solares fotovoltaicos[editar]

Célula fotovoltaica
Artículo principal: Panel fotovoltaico
Generalmente, un módulo o panel fotovoltaico consiste en una asociación de células,
encapsulada en dos capas de EVA (etileno-vinilo-acetato), entre una lámina frontal de
vidrio y una capa posterior de un polímero termoplástico (frecuentemente se emplea el
tedlar) u otra lámina de cristal cuando se desea obtener módulos con algún grado de
transparencia.105 Muy frecuentemente este conjunto es enmarcado en una estructura de
aluminio anodizado con el objetivo de aumentar la resistencia mecánica del conjunto y
facilitar el anclaje del módulo a las estructuras de soporte.105
Las células más comúnmente empleadas en los paneles fotovoltaicos son de silicio, y se
puede dividir en tres subcategorías:

 Las células de silicio monocristalino están constituidas por un único cristal de silicio,
normalmente manufacturado mediante el proceso Czochralski.106 Este tipo de células
presenta un color azul oscuro uniforme.
 Las células de silicio policristalino (también llamado multicristalino) están constituidas
por un conjunto de cristales de silicio, lo que explica que su rendimiento sea algo
inferior al de las células monocristalinas.63 Se caracterizan por un color azul más
intenso.
 Las células de silicio amorfo. Son menos eficientes que las células de silicio cristalino
pero también menos costosas. Este tipo de células es, por ejemplo, el que se emplea
en aplicaciones solares como relojes o calculadoras.107
Inversores[editar]

Un inversor solar instalado en una planta de conexión a red en


Speyer, Alemania.
Artículo principal: Inversor (electrónica)
La corriente eléctrica continua que proporcionan los módulos fotovoltaicos se puede
transformar en corriente alterna mediante un aparato electrónico llamado inversor104 e
inyectar en la red eléctrica (para venta de energía) o bien en la red interior
(para autoconsumo).
El proceso, simplificado, sería el siguiente:

 Se genera la energía a bajas tensiones (380-800 V) y en corriente continua.


 Se transforma con un inversor en corriente alterna.
 En plantas de potencia inferior a 100 kW se inyecta la energía directamente a la red de
distribución en baja tensión (400 V en trifásico o 230 V en monofásico).
 Y para potencias superiores a los 100 kW se utiliza un transformador para elevar la
energía a media tensión (hasta 36 kV) y se inyecta en las redes de transporte para su
posterior suministro.
En las etapas iniciales del desarrollo de los inversores fotovoltaicos, los requisitos de los
operadores de las redes eléctricas a la que se conectaban solicitaban únicamente el
aporte de energía activa y la desconexión del inversor de la red si ésta excedía de unos
ciertos límites de tensión y frecuencia. Con el progresivo desarrollo de estos equipos y la
cada vez mayor importancia de las redes eléctricas inteligentes, los inversores son ya
capaces de proveer energía reactiva e incluso aportar estabilidad a la red eléctrica.108109
Seguidores solares[editar]
Planta solar situada en la Base de la Fuerza Aérea Nellis (Nevada, Estados
Unidos). Estos paneles siguen el recorrido del Sol sobre un eje.
Artículo principal: Seguidor solar
El uso de seguidores a uno o dos ejes permite aumentar considerablemente la producción
solar, en torno al 30 % para los primeros y un 6 % adicional para los segundos, en lugares
de elevada radiación directa.110111
Los seguidores solares son bastante comunes en aplicaciones fotovoltaicas.112 Existen de
varios tipos:

 En dos ejes: la superficie se mantiene siempre perpendicular al Sol.


 En un eje polar: la superficie gira sobre un eje orientado al sur e inclinado un ángulo
igual a la latitud. El giro se ajusta para que la normal a la superficie coincida en todo
momento con el meridiano terrestre que contiene al Sol.
 En un eje azimutal: la superficie gira sobre un eje vertical, el ángulo de la superficie es
constante e igual a la latitud. El giro se ajusta para que la normal a la superficie
coincida en todo momento con el meridiano local que contiene al Sol.
 En un eje horizontal: la superficie gira en un eje horizontal y orientado en dirección
norte-sur. El giro se ajusta para que la normal a la superficie coincida en todo
momento con el meridiano terrestre que contiene al Sol.
Cableado[editar]

Conectores de un panel solar, utilizados para transportar la corriente


continua generada por el mismo hasta el inversor, donde se transforma
generalmente en corriente alterna para su posterior utilización.
Artículo principal: Conductor eléctrico
Es el elemento que transporta la energía eléctrica desde su generación, para su posterior
distribución y transporte. Su dimensionamiento viene determinado por el criterio más
restrictivo entre la máxima caída de tensión admisible y la intensidad máxima admisible.
Aumentar las secciones de conductor que se obtienen como resultado de los cálculos
teóricos aporta ventajas añadidas como:

 Líneas más descargadas, lo que prolonga la vida útil de los cables.


 Posibilidad de aumento de potencia de la planta sin cambiar el conductor.
 Mejor respuesta a posibles cortocircuitos.
 Mejora del performance ratio (PR) de la instalación.
Plantas de concentración fotovoltaica[editar]

Seguidor solar dotado con paneles de concentración fotovoltaica, capaz de


producir 53 kW. A su lado se encuentra el vehículo eléctrico Tesla Roadster,
permitiendo apreciar su escala.
Artículo principal: Energía solar fotovoltaica de concentración
Otro tipo de tecnología en las plantas fotovoltaicas son las que utilizan una tecnología de
concentración llamada CPV por sus siglas en inglés (Concentrated Photovoltaics)113 para
maximizar la energía solar recibida por la instalación, al igual que en una central térmica
solar. Las instalaciones de concentración fotovoltaica se sitúan en emplazamientos de alta
irradiación solar directa, como son los países a ambas riberas
del Mediterráneo, Australia, Estados Unidos, China, Sudáfrica, México, etc. Hasta el año
2006 estas tecnologías formaban parte del ámbito de investigación, pero en los últimos
años se han puesto en marcha instalaciones de mayor tamaño como la de ISFOC (Instituto
de Sistemas Solares Fotovoltaicos de Concentración) en Puertollano (Castilla La Mancha)
con 3 MW suministrando electricidad a la red eléctrica.114115116
La idea básica de la concentración fotovoltaica es la sustitución de material semiconductor
por material reflectante o refractante (más barato). El grado de concentración puede
alcanzar un factor de 1000,113 de tal modo que, dada la pequeña superficie de célula solar
empleada, se puede utilizar la tecnología más eficiente (triple unión, por ejemplo). Por otro
lado, el sistema óptico introduce un factor de pérdidas que hace recuperar menos
radiación que la fotovoltaica plana. Esto, unido a la elevada precisión de los sistemas de
seguimiento, constituye la principal barrera a resolver por la tecnología de concentración.
Recientemente se ha anunciado el desarrollo de plantas de grandes dimensiones (por
encima de 1 MW).117 Las plantas de concentración fotovoltaica utilizan un seguidor de
doble eje para posibilitar un máximo aprovechamiento del recurso solar durante todo el
día.

El desarrollo de la energía solar fotovoltaica en el


mundo[editar]
Artículo principal: Crecimiento de la energía solar fotovoltaica
Entre los años 2001 y 2016 se ha producido un crecimiento exponencial de la producción
fotovoltaica, duplicándose aproximadamente cada dos años.118 La potencia total
fotovoltaica instalada en el mundo (conectada a red) ascendía a 16 gigavatios (GW) en
2008, 40 GW en 2010, 100 GW en 2012, 180 GW en 2014, 300 GW en 2016 y 500 GW en
2018.119120121122123109

100

200

300

400

500

600

700

2006

2008

2010

2012

2014

2016

2018F

Potencia fotovoltaica mundial instalada hasta


2018, en gigavatios (GW), expresada por
región.124125

Europa Asia-Pacífico América del norte y


sur China África y Oriente Medio
Resto del mundo

Históricamente, Estados Unidos lideró la instalación de energía fotovoltaica desde sus


inicios hasta 1996, cuando su capacidad instalada alcanzaba los 77 MW, más que
cualquier otro país hasta la fecha. En los años posteriores, fueron superados por Japón,
que mantuvo el liderato hasta que a su vez Alemania la sobrepasó en 2005, manteniendo
el liderato desde entonces. A comienzos de 2016, Alemania se aproximaba a los 40 GW
instalados.126 Sin embargo, por esas fechas China, uno de los países donde la fotovoltaica
está experimentando un crecimiento más vertiginoso superó a Alemania, convirtiéndose
desde entonces en el mayor productor de energía fotovoltaica del mundo.126 Se espera
que multiplique su potencia instalada actual hasta los 200 GW en 2020.124127128
Producción mundial[editar]
La capacidad total instalada supone ya una fracción significativa del mix eléctrico en
la Unión Europea, cubriendo de media el 3,5 % de la demanda de electricidad y
alcanzando el 7 % en los períodos de mayor producción.123 En algunos países,
como Alemania,129130 Italia,131132133nota 5 Reino Unido134 o España,135 alcanza máximos
superiores al 10 %, al igual que en Japón136 o en algunos estados soleados de Estados
Unidos, como California.137 La producción anual de energía eléctrica generada mediante
esta fuente de energía a nivel mundial equivalía en 2015 a cerca de 184 TWh, suficiente
para abastecer las necesidades energéticas de millones de hogares y cubriendo
aproximadamente un 1 % de la demanda mundial de electricidad.123
China[editar]

50

100

150

200

2007

2010

2013

2015

2017

Capacidad fotovoltaica total instalada


en China (en GW) desde 2007.
Cuota de mercado de los principales países productores de células
fotovoltaicas entre 1995 y 2013.
Artículo principal: Energía solar en China
La energía fotovoltaica se ha convertido en una de las mayores industrias de la República
Popular China. El país asiático es líder mundial por capacidad fotovoltaica, con una
potencia instalada a principios de 2019 superior a los 170 GW.138 Cuenta además con
unas 400 empresas fotovoltaicas, entre las que destacan Trina Solar, Jinko Solar y JA
Solar, gigantes mundiales en la fabricación de paneles solares. En 2014 producía
aproximadamente la mitad de los productos fotovoltaicos que se fabrican en el mundo
(China y Taiwán juntos suman más del 60 % de cuota). La producción de paneles y células
fotovoltaicas en China se ha incrementado notablemente durante la última década: en
2001 mantenía una cuota inferior al 1 % del mercado mundial, mientras que por las
mismas fechas, Japón y Estados Unidos sumaban más del 70 % de la producción mundial.
Sin embargo, la tendencia se ha invertido y en la actualidad China supera ampliamente al
resto de productores.
La capacidad de producción de paneles solares chinos prácticamente se cuadruplicó entre
los años 2009 y 2011, superando incluso la demanda mundial. Como resultado, la Unión
Europea acusó a la industria china de estar realizando dumping, es decir vendiendo sus
paneles a precios por debajo de coste, imponiendo aranceles a la importación de este
material.139140
La instalación de energía fotovoltaica se ha desarrollado espectacularmente en el país
asiático en años recientes, superando incluso las previsiones iniciales. Debido a tan rápido
crecimiento, las autoridades chinas se han visto obligadas a revaluar en varias ocasiones
su objetivo de potencia fotovoltaica.
La potencia total instalada en China creció hasta los 77 GW a finales de 2016, tras
conectar 36 GW en el último año, de acuerdo a las estadísticas oficiales del país.141 En
2017, China había superado el objetivo marcado por el gobierno para 2020, una potencia
fotovoltaica de 100 GW.142 Por ello a finales de 2018 se anunció que China podría elevar
su objetivo solar para 2020 a más de 200 GW.143
Este crecimiento refleja el abrupto descenso de costes de la energía fotovoltaica, que
actualmente comienza a ser una opción más barata que otras fuentes de energía, tanto a
precios minoristas como comerciales. Fuentes del gobierno chino han afirmado que la
fotovoltaica presentará precios más competitivos que el carbón y el gas (aportando
además una mayor independencia energética) a finales de esta década.144
Estados Unidos[editar]
Artículo principal: Energía solar en los Estados Unidos

Barack Obama durante una visita a una instalación fotovoltaica en el tejado


del Museo de Naturaleza y Ciencia de Denver, en febrero de 2009.
Estados Unidos es desde 2010 uno de los países con mayor actividad en el mercado
fotovoltaico, cuenta con grandes empresas del sector, como First Solar o SolarCity, así
como numerosas plantas de conexión a red. A principios de 2017, Estados Unidos
superaba los 40 GW de potencia fotovoltaica instalada,145 suficiente para proporcionar
electricidad a más de 8 millones de hogares, tras duplicar su capacidad solar en menos de
dos años.146
Aunque Estados Unidos no mantiene una política energética nacional uniforme en todo el
país en lo referente a fotovoltaica, muchos estados han fijado individualmente objetivos en
materia de energías renovables, incluyendo en esta planificación a la energía solar en
diferentes proporciones. En este sentido, el gobernador de California Jerry Brown ha
firmado una legislación requiriendo que el 33 % de la electricidad del estado se genere
mediante energías renovables a finales de 2020.147 Estas medidas se han visto apoyadas
desde el gobierno federal con la adopción del Investment Tax Credit (ITC), una exención
fiscal establecida en 2006 para promover el desarrollo de proyectos fotovoltaicos, y que ha
sido extendida recientemente hasta 2023.148
Un informe privado149 recoge que la energía solar fotovoltaica se ha expandido
rápidamente durante los últimos 8 años, creciendo a una media del 40 % cada año.
Gracias a esta tendencia, el coste del kWh producido mediante energía fotovoltaica se ha
visto enormemente reducido, mientras que el coste de la electricidad generada mediante
combustibles fósiles no ha dejado de incrementar. Como resultado, el informe concluye
que la fotovoltaica alcanzará la paridad de red frente a las fuentes de energía
convencionales en muchas regiones de Estados Unidos en 2015. Pero para alcanzar una
cuota en el mercado energético del 10 %, prosigue el informe, las compañías fotovoltaicas
necesitarán estilizar aún más las instalaciones, de forma que la energía solar se convierta
en una tecnología directamente enchufable («plug-and-play»). Es decir, que sea sencillo
adquirir los componentes de cada sistema y su interconexión sea simple, al igual que su
conexión a la red.149
Actualmente la mayoría de las instalaciones son conectadas a red y utilizan sistemas
de balance neto que permiten el consumo de electricidad nocturno de energía generada
durante el día. Nueva Jersey lidera los Estados con la ley de balance neto menos
restrictiva,150 mientras California lidera el número total de hogares con energía solar.
Muchos de ellos fueron instalados durante la iniciativa million solar roof (un millón de
tejados solares).151
La tendencia y el ritmo de crecimiento actuales indican que en los próximos años se
construirán un gran número de plantas fotovoltaicas en el sur y suroeste del país, donde el
terreno disponible es abundante, en los soleados desiertos de
California, Nevada y Arizona. Las empresas están adquiriendo cada vez en mayor medida
grandes superficies en estas zonas, con la intención de construir mayores plantas a gran
escala.152
Japón[editar]
Artículo principal: Energía solar en Japón
La energía fotovoltaica en Japón, se ha expandido rápidamente desde la década de 1990.
El país es uno de los líderes en la fabricación de módulos fotovoltaicos y se encuentra
entre los primeros puestos en términos de potencia instalada, con más de 23 GW a finales
de 2014, la mayor parte conectada a red.153154155 La irradiación en Japón es óptima,
situándose entre 4,3 y 4,8 kWh·m²·día, convirtiéndolo en un país idóneo para el desarrollo
de este tipo de energía.
La venta de módulos fotovoltaicos para proyectos comerciales ha crecido rápidamente tras
la introducción por parte del Gobierno japonés en julio de 2012 de una tarifa para el
incentivo de la fotovoltaica tras el accidente nuclear de Fukushima y la paralización de la
mayoría de las centrales nucleares que tiene el país.
La mayoría de módulos procede de fabricantes locales, entre los que
destacan Kyocera, Sharp Corporation, Mitsubishi o Sanyo, mientras que una pequeña
parte son importados, según se desprende de los datos de la Asociación Japonesa de
Energía Fotovoltaica (Japan Photovoltaic Energy Association, JPA).156 Tradicionalmente, el
mercado fotovoltaico ha estado muy desplazado al segmento residencial, copando hasta el
97 % de la capacidad instalada en todo el país hasta 2012.157 Aunque esta tendencia se
está invirtiendo, todavía más del 75 % de las células y módulos vendidos en Japón a
principios de 2012 tuvieron como destino proyectos residenciales, mientras que cerca del
9 % se emplearon en instalaciones fotovoltaicas comerciales.158
En 2014, la potencia total fotovoltaica instalada en el país se situaba en torno a los 23 GW,
que contribuían aproximadamente en un 2,5 % a la demanda eléctrica del país.123 Durante
el verano de 2015, se informó que la producción fotovoltaica en Japón había cubierto en
determinados momentos el 10 % de la demanda total nacional.136 Dos años después, en
2016, se sitúa en torno a 42 GW,145 y la previsión apunta a que el mercado fotovoltaico
japonés crecerá aún más en los próximos años.159
Alemania[editar]
Artículo principal: Energía solar fotovoltaica en Alemania
Alemania dispone a principios de 2016 de una potencia instalada cercana a los 40 GW.126
Sólo en 2011, Alemania instaló cerca de 7,5 GW,160 y la fotovoltaica produjo 18 TW·h de
electricidad, el 3 % del total consumido en el país.161130

Paneles solares sobre el tejado de varios edificios, en el barrio solar


de Vauban, en Friburgo (Alemania).
El mercado fotovoltaico en Alemania ha crecido considerablemente desde principios
del siglo XXI gracias a la creación de una tarifa regulada para la producción de energía
renovable, que fue introducida por la «German Renewable Energy Act», ley publicada el
año 2000. Desde entonces, el coste de las instalaciones fotovoltaicas ha descendido más
del 50 % en cinco años, desde 2006.162 Alemania se ha marcado el objetivo de producir el
35 % de la electricidad mediante energías renovables en 2020 y alcanzar el 100 % en
2050.163
En 2012, las tarifas introducidas costaban a Alemania unos 14 000 millones de euros por
año, tanto para las instalaciones eólicas como solares. Este coste es repartido entre todos
los contribuyentes mediante un sobrecoste de 3,6 céntimos de € por kWh164
(aproximadamente el 15 % del coste total de la electricidad para el consumidor
doméstico).165
La considerable potencia instalada en Alemania ha protagonizado varios récords durante
los últimos años. Durante dos días consecutivos de mayo de 2012, por ejemplo, las
plantas solares fotovoltaicas instaladas en el país produjeron 22 000 MWh en la hora del
mediodía, lo que equivale a la potencia de generación de veinte centrales
nucleares trabajando a plena capacidad.166nota 6 Alemania pulverizó este récord el 21 de
julio de 2013, con una potencia instantánea de 24 GW a mediodía.167168 Debido al carácter
altamente distribuido de la fotovoltaica alemana, aproximadamente 1,3-1,4 millones de
pequeños sistemas fotovoltaicos contribuyeron a esta nueva marca. Aproximadamente el
90 % de los paneles solares instalados en Alemania se encuentran situados sobre
tejado.169
En junio de 2014, la fotovoltaica alemana volvió a batir récords durante varios días, al
producir hasta el 50,6 % de toda la demanda eléctrica durante un solo día, y superar el
anterior récord de potencia instantánea hasta los 24,24 GW.170171172
A comienzos de verano de 2011, el Gobierno alemán anunció que el esquema actual de
tarifas reguladas concluiría cuando la potencia instalada alcanzase los 52 GW. Cuando
esto suceda, Alemania aplicará un nuevo esquema de tarifas de inyección cuyos detalles
no se conocen todavía.173
No obstante, consciente de que el almacenamiento de energía mediante baterías es
indispensable para el despliegue masivo de renovables como la energía eólica o la
fotovoltaica, dada su intermitencia, el 1 de mayo de 2013 Alemania puso en marcha un
nuevo programa de ayudas para incentivar sistemas fotovoltaicos con baterías de
almacenamiento.174 De esta manera, se financia a las instalaciones fotovoltaicas menores
de 30 kW que instalen baterías y acumulen electricidad, con 660 euros por cada kW de
almacenamiento de batería. El programa está dotado con 25 millones de euros anuales
repartidos en 2013 y 2014, y de esta forma se logra disponer de la energía cuando el
recurso no esté disponible —no haya viento o sea de noche—,174 además de facilitar la
estabilidad del sistema eléctrico.175
India[editar]

Capacidad fotovoltaica total instalada en India hasta 2016.


Artículo principal: Energía solar en India
India está densamente poblada y tiene también una gran irradiación solar, lo que hace del
país uno de los mejores candidatos para el desarrollo de la fotovoltaica. En 2009, India
anunció un programa para acelerar el uso de instalaciones solares en los edificios
gubernamentales, al igual que en hospitales y hoteles.176
La caída en el precio de los paneles fotovoltaicos ha coincidido con un incremento del
precio de la electricidad en la India. El apoyo del gobierno y la abundancia del recurso
solar han ayudado a impulsar la adopción de esta tecnología.177
El parque solar Charanka, de 345 MW (uno de los mayores del mundo) fue puesto en
servicio en abril de 2012 y ampliado en 2015, junto a un total de 605 MW en la región
de Gujarat.178 La construcción de otros grandes parques solares ha sido anunciada en el
estado de Rajasthan.179 También el parque solar de Dhirubhai Ambani, de 40 MW, fue
inaugurado en 2012.180
En enero de 2015, el gobierno indio incrementó de forma significativa su planes de
desarrollo solar, estableciendo un objetivo de inversiones por valor de 100 000 millones de
dólares y 100 GW de capacidad solar para 2022.181182
A comienzos de 2017, la potencia total instalada en India se situaba por encima de los
10 GW.183 India espera alcanzar rápidamente los 20 GW instalados,184 cumpliendo su
objetivo de crear 1 millón de puestos de trabajo185 y alcanzar 100 GW en 2022.186187
Italia[editar]
Italia se encuentra entre los primeros países productores de electricidad procedente de
energía fotovoltaica, gracias al programa de incentivos llamado Conto Energia.188 El
crecimiento ha sido exponencial en los últimos años: la potencia instalada se triplicó en
2010 y se cuadruplicó en 2011, llegando a producir en 2012 el 5,6 % de la energía total
consumida en el país.131
Este programa contaba con un presupuesto total de 6700 millones de €, alcanzado dicho
límite el Gobierno ha dejado de incentivar las nuevas instalaciones, al haberse alcanzado
la paridad de red. Un informe publicado en 2013 por el Deutsche Bank concluía que
efectivamente la paridad de red se había alcanzado en Italia y otros países del mundo.189
El sector ha llegado a proporcionar trabajo a unas 100 000 personas, especialmente en el
sector del diseño e instalación de dichas plantas solares.190
Desde mediados de 2012 está vigente una nueva legislación que obliga a registrar todas
las plantas superiores a 12 kW; las de potencia menor (fotovoltaica de tejado en
residencias) están exentas de registro.191 A finales de 2016, la potencia total instalada se
situaba por encima de 19 GW,145 suponiendo una producción energética tan importante
que varias centrales de gas operaban a mitad de su potencial durante el día.
Reino Unido[editar]
La energía solar en Reino Unido, aunque relativamente desconocida hasta hace poco,192
ha despegado muy rápidamente en años recientes, debido a la drástica caída del precio de
los paneles fotovoltaicos y la introducción de tarifas reguladas a partir de abril de 2010.193
En 2014, había censadas ya unas 650 000 instalaciones solares en las islas británicas,
con una capacidad total cercana a los 5 GW.194 La planta solar más grande del país se
encuentra en Southwick Estate, cerca de Fareham, y cuenta con una potencia de 48 MW.
Fue inaugurada en marzo de 2015.195
En 2012, el gobierno británico de David Cameron se comprometió a abastecer cuatro
millones de hogares mediante energía solar en menos de ocho años,196 lo que equivale a
instalar unos 22 GW de capacidad fotovoltaica antes de 2020.193 A principios de 2016,
Reino Unido había instalado más de 10 GW de energía solar fotovoltaica.197
Entre los meses de abril y septiembre de 2016, la energía solar produjo en Reino Unido
más electricidad (6964 GWh) que la producida mediante carbón (6342 GWh), ambas se
sitúan en torno a un 5 % de la demanda.134
Francia[editar]
El mercado francés es el cuarto más importante dentro de la Unión Europea, tras los
mercados de Alemania, Italia y Reino Unido. A finales de 2014 contaba con más de 5 GW
instalados, y mantiene actualmente un crecimiento sostenido, estimándose que en 2015
conectará a la red eléctrica 1 GW adicional a la capacidad actual.198 Recientemente, el
país galo incrementó el cupo de sus subastas para energía fotovoltaica de 400 a 800 MW,
como consecuencia del reconocimiento gubernamental a la cada vez mayor competitividad
de la energía solar.198
En Francia se encuentra una de las plantas fotovoltaicas más grandes de Europa, un
proyecto de 300 MW llamado Cestas.199200201 Su entrada en funcionamiento tuvo lugar a
finales de 2015, proporcionando al sector fotovoltaico un ejemplo a seguir por el resto de la
industria europea.199

Fachada fotovoltaica en el edificio MNACTEC (Tarrasa, España).


España[editar]
Véase también: Energía solar en España
España es uno de los países de Europa con mayor irradiación anual.42 Esto hace que la
energía solar sea en este país más rentable que en otros. Regiones como el norte de
España, que generalmente se consideran poco adecuadas para la energía fotovoltaica,
reciben más irradiación anual que la media en Alemania, país que mantiene desde hace
años el liderazgo en la promoción de la energía solar fotovoltaica.42
Desde principios de la década de 2000, en concordancia con las medidas de apoyo a las
energías renovables que se estaban llevando a cabo en el resto de Europa, se había
venido aprobando la regulación que establece las condiciones técnicas y administrativas, y
que supuso el inicio de un lento despegue de la fotovoltaica en España. En 2004, el
gobierno español eliminó las barreras económicas para la conexión de las energías
renovables a la red eléctrica. El Real Decreto 436/2004 igualó las condiciones para su
producción a gran escala, y garantizó su venta mediante primas a la generación.202
Gracias a esta regulación, y el posterior RD 661/2007,203 España fue en el año 2008 uno
de los países con más potencia fotovoltaica instalada del mundo, con 2708 MW instalados
en un solo año. Sin embargo, posteriores modificaciones en la legislación del sector204
ralentizaron la construcción de nuevas plantas fotovoltaicas, de tal forma que en 2009 se
instalaron tan sólo 19 MW, en 2010, 420 MW, y en 2011 se instalaron 354 MW,
correspondiendo al 2 % del total de la Unión Europea.129
En términos de producción energética, en 2010 la energía fotovoltaica cubrió en España
aproximadamente el 2 % de la generación de electricidad, mientras que en 2011 y 2012
representó el 2,9 %, y en 2013 el 3,1 % de la generación eléctrica según datos del
operador, Red Eléctrica.205206207En 2018, la cuota de la energía solar fotovoltaica en
España alcanzó el 3,2% de toda la energía producida a nivel nacional.208
A principios de 2012, el Gobierno español aprobó un Real Decreto Ley por el que se
paralizó la instalación de nuevas centrales fotovoltaicas y demás energías renovables.209 A
finales de 2015 la potencia fotovoltaica instalada en España ascendía a 4667 MW.210
En 2017, España cayó por primera vez de la lista de los diez países con mayor capacidad
fotovoltaica instalada, al ser superado por Australia y Corea del Sur.211 Sin embargo, en
julio de 2017, el Gobierno organizó una subasta que adjudicó más de 3500 MW de nuevas
plantas de energía fotovoltaica,212 que permitirán a España alcanzar los objetivos de
generación de energía renovable establecidos por la Unión Europea para 2020. Como
novedad, ni la construcción de las plantas adjudicadas ni su operación supondrá algún
coste para el sistema, excepto en el caso de que el precio de mercado baje de un suelo
establecido en la subasta. La gran bajada de costes de la energía fotovoltaica ha permitido
que grandes empresas hayan licitado a precio de mercado.213
En 2019, la fotovoltaica ha incrementado la potencia instalada en España en más de 1.100
MW con una potencia total instalada de 5.817 MW. España posee la mayor planta
fotovoltaica conectada de Europa, situada en la localidad de Mula (Murcia), con 494
MW.214215
Latinoamérica[editar]
En Latinoamérica, la fotovoltaica ha comenzado a despegar en los últimos años. Se ha
propuesto la construcción de un buen número de plantas solares en diversos países, a lo
largo de toda la región.216

México[editar]
Artículo principal: Energía solar en México
México es el país latinoamericano con mayor capacidad instalada, y tiene aun un enorme
potencial en lo que respecta a energía solar.217218 Un 70 % de su territorio presenta una
irradiación superior a 4,5 kWh/m²/día, lo que lo convierte en un país muy soleado, e implica
que utilizando la tecnología fotovoltaica actual, una planta solar de 25 km² en cualquier
lugar del estado de Chihuahua o el desierto de Sonora (que ocuparía el 0,01 % de la
superficie de México) podría proporcionar toda la electricidad demandada por el país.219
El proyecto Aura Solar, situado en La Paz (Baja California Sur), inaugurado a principios de
2014, tenía previsto generar 82 GWh al año, suficiente para abastecer el consumo de
164 000 habitantes (65 % de la población de La Paz), pero fue arrasado por el huracán
Odile en septiembre del mismo año y la planta no opera desde entonces.220 La instalación
cubría una superficie de 100 hectáreas con 131 800 módulos policristalinos
sobre seguidores de un eje.219221Otra planta fotovoltaica de 47 MW se encuentra en fase
de planificación en Puerto Libertad (Sonora).222La planta, originalmente diseñada para
albergar 39 MW, se amplió para permitir la generación de 107 GWh/año.223
México cuenta ya con más de 3000 MW instalados. Se espera que experimente un mayor
crecimiento en los próximos años, con el fin de alcanzar el objetivo de cubrir el 35 % de su
demanda energética a partir de energías renovables en 2024, según una ley aprobada por
el gobierno mexicano en 2012.224225

Chile[editar]
Artículo principal: Energía solar en Chile
Chile lideraba hasta hace unos años la producción solar en latinoamérica. La primera
planta solar fotovoltaica en Chile fue El Águila, de 2.2 MWp ubicada en Arica, terminada de
conectar en 2012. Este país inauguró en junio de 2014 una central fotovoltaica de
100 MW, que se convirtió en la mayor realizada hasta la fecha en latinoamérica.226 El
elevado precio de la electricidad y los altos niveles de radiación que existen en el norte de
Chile, han promovido la apertura de un importante mercado libre de subsidios.227 A finales
de 2018, el país andino contaba con 2427 MW fotovoltaicos en operación. Chile cuenta
con un potencial de más de 1800 GW de energía solar posible en el desierto de Atacama,
según un estudio realizado por la GIZ Alemana en Chile (German International
Cooperation Agency, 2014). El desierto de Atacama es el lugar con mayor irradiación del
mundo con niveles de irradiación global (GHI), por sobre los 2700 kWh/m2 año.

Otros mercados[editar]
Otros países sudamericanos han comenzado a instalar plantas fotovoltaicas a gran escala,
entre ellos Perú.228 Brasil en cambio está experimentando un crecimiento más lento del
sector, en parte debido a la elevada generación mediante energía hidráulica en el país,229
aunque el estado de Minas Gerais lidera el esfuerzo, tras la aprobación por parte del
gobierno brasileño de una fábrica de células y paneles fotovoltaicos en dicha región.230229
Evolución temporal[editar]
En la siguiente tabla se muestra el detalle de la potencia mundial instalada, desglosada por
cada país, desde el año 2002 hasta 2019:

Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237


T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

~6
To
10 13 17 47
tal 23 ~3 ~4 ~5
15 23 39 69 2 8 7 0
m 22 27 39 53 69 94 0 06 01 12
7 2 7 6 02 90 00 00
un 20 98 11 40 15 43 00 5 5 0
72 10 78 84 424 024 012 (e
di 0 1 3
0 00 00 00
st.
al
)

12
19 28 43 77 ~1
C 7
89 30 80 8 1 0 0 71
hi - - - - - - - - 00
3 93 43 00 00 00 00 24 0
na 241 123 126 125
0
2
00

78 86 95 ~1 ~1 ~1
U 10 16 29 51 68
38 59 12 22 32 52 9 6 2 01 09 20
ni 5 3 3 3 6
9 0 97 99 85 57 70 74 00 0
ón 54 57 28 60 40 243 244 126 5 0
Eu 00 00 00
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

125 242
ro
pe
a

Es
ta 12 18 28 40 51 ~6
do 21 27 37 47 62 83 11 12 25 43 76 1 6 4 6 0 1
s 2, 5, 0, 68 55
6 9 4 19 83 65 00 00 00 10 00 40
Un 2 2 5 ,5 ,7 245 246 126 145 242
0
id
os

13 23 33 42 49 55
Ja 63 85 14 17 19
11 21 26 36 49 67 6 3 3 4 0 6
pó 6, 9, 21 08 18
32 44 27 17 14 04 00 00 00 10 00 00
n 8 6 ,9 ,5 ,9 241 123 126 145 247 248
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

Al 35 38 39 40 42 ~4
e 38 17 24 32
27 43 10 19 27 53 99 6 1 5 6 9 6
m 35 3 8 4
8 1 34 26 59 40 59 00 28 50 00 00 00
an ,5 20 75 11 249 250 251 252 253
0
ia

~2
10 ~2
In 21 51 0
18 46 18 33 0 8
di - - - - - - - - 80 30 00
9 1 39 254 82 255 00 24 00
a 256
0
2
0

It 12 45 12 16 18 18 18 19 19 19
30 37 11 35
ali 22 26 50 0, 8, 7 9 4 5 8 1 4 7
,7 ,5 57 02
a 2 3 64 87 00 00 00 60 00 00
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

241 123 257 145

R
ei 11 12
27 50 84 13
no 4, 5, 8, 10 14 18 22 29 10 18 4 7
72 06 00 37 0
Un 1 9 2 ,9 ,3 ,1 ,5 ,6 14 31 258 259 260 60 90
261 262
98
id
o

A 10 18 31 41 47 54 11
us 39 45 52 60 70 82 50 12 22 72
4, 3, 00 00 28 40 0
tra ,1 ,6 ,3 ,6 ,3 ,5 4 98 91 263 264 265 265
03
5 6 85
lia

Fr 17 21 26 33 43 75 17 33 10 28 38 45 57 68 71 80 ~9
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

an ,2 ,1 ,9 ,2 9, 5, 25 31 43 98 00 00 70 44 00
266 123 267 268
cia 7 2 0

C
or
ea 35 44 14 32 50
5, 8, 13 35 81 66 75 10 23 58 78
de 6 7, 1, 48 00 00
4 5 ,5 ,8 ,2 2 4 06 241 84 269 270 35 50
l 5 9
Su
r

Es 46 46 58
14 69 33 34 38 42 45 46 46 46 47
pa 7 12 23 48 56 67 17
5 3 54 38 92 14 37 51 271 210 86 88 14 214
ña
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

P 66
aís 26 45 49 50 52 52 57 67 10 13 20 44
11 32 5, 29
es ,3 ,7 ,2 ,7 ,2 ,8 ,2 ,5 97 8 1 427 00 20 40 00 00
273 274 275 276
Ba 2

jos

B 28 31 32 34 38 42
57 80 20 26
élg - - - - - - - 65 00 00 23 16 50
4 3 18 50 241 123 269 277 278 279
ica

T 24 82 26 ~4
ur 0, 1, 1, 2, 2, 3,
4 5 6 7 9 15 58 926 028 47 20
qu 9 3 8 3 8 3 9 0 281
0
ía
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

M 16 17 18 18 19 20 21 30
70 20 28 32 53
éxi ,2 ,1 ,2 ,7 ,7 ,8 ,8 25 31 37 52 282 0 2 0 9 75
283
co

G 25 26
20 63 15 25
re - - - - - - - 55 23 00
6 1 36 284 95 269
cia

C 6, 36 84 15 24
228 s.d
hil - - - - - - - - - - 5
728 228 828 94 27
6 7 8 289
. 290
e

19 19 20 21 21 21
R - - - - - - - 46
ep 3, 53 60 22 32 34 34
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

úb 3
lic
a
Ch
ec
a

C 12 17 22
an 11 13 16 20 25 32 94 20 56 83
10 75 75 40
ad ,8 ,9 ,7 ,5 ,8 ,7 ,6 0 3 1 241 123 269
á

67 13 16
Ta 14 35 24
- - - - - - - - 28 6 00 00
ila 9 9 1 291 269
nd
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

ia

S 80 13
ud s.d 12
- - - - - - - - 40 41 41 0 61
áfr . 3 269

ica

10 13
S 19 23 27 29 36 47 73 11 21 41 71
21 36 50
uiz ,5 ,1 ,1 ,7 ,2 ,9 ,6 1 6 6 6 123 292
a

11 13
R 49 12
- - - - - - - - - - 50 01
u ,5 293 93 269
m
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

an
ía

Br 11
s.d s.d s.d s.d s.d
asi - - - - - - - - 27 32 00
. . . . . 294
l

B 10
ul 5, 13 93 10 10
- - - - - - - 18 40
ga 7 3 3 19 22 269
ria

13 10
Fil
- - - - - - - - - - - - - 229 47
ipi 5 296
na
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

A 83 90
us 10 16 21 25 27 32 52 10 17 41 69 12 26
24 0 0
tri ,3 ,8 ,1 ,6 ,7 ,4 ,6 3 6 8 0 3 9

Ta 77 80
10 20 37 12 26
iw - - - - - - - - 32 6 0
2 6 6 3 9
án

Is 68 76
0, 1, 1, 24 19 25 43 12 26
ra - - 1 3 66 3 6
9 3 8 ,5 6 0 3 3 9
el
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

Di
na 59 63 68
1, 1, 2, 2, 2, 3, 3, 4, 7, 39 24 12 29
m 17 4 6 5
6 9 3 7 9 1 3 6 1 4 1 3 7
ar
ca

Es
lo 0, 14 48 52 53 59
va - - - - - - -
2 5 8 3 7 0
qu
ia

P s.d s.d s.d s.d 47


- - - - - - - - - - 7 34
ol . . . . 229
on
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

8
ia

P 10 27 45
or 1, 2, 2, 3, 17 13 14 24 29 34 26
3 68 2, 8 4
tu 7 1 7 4 ,9 1 4 4 9
6 9
2
gal

H
on 38 43
du - - - - - - - - - - - - -
8 3
ra
s

19 32 s.d s.d 43
U - - - - - - - - 3
0 6 . . 226
cr
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

9
an
ia

R 40
s.d s.d s.d s.d s.d 26
usi - - - - - - - - 7
. . . . . 9
a

Ar 27
gel - - - - - - - - - - - - - 426
9
ia

Es
19 25 25
lo - - - - - - - 9 36 90
8 5 6
ve
ni
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

M 17 22
5,
ala - - - - 7 9 11 15 15 36 78 030 030
5 0 1
sia

P 21
aki - - - - - - - - - - - - - 026
st 9

án

G 19
13 30
ua - - - - - - - - - - - - 4
6 2
te
m
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

ala

B
an 16
gla - - - - - - - - - - - - - 726
9
de
sh

Lu
xe 12
m 10 11 26
- - - - - - - 27 27 30 76 0
bu 0 0 9

rg
o
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

P s.d 11
er - - - - - - - - - - 40
. 4
ú

S 3, 3, 3, 4, 4, 6, 7, 79
ue 9 11 16 24 43 123
3 6 9 2 8 2 9
cia

Jo
rd 23
- - - - - - - - - - - - 75
an ,4
ia

- - - - - - - - - - 6 68 68
Li
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

tu
an
ia

C
hi 3, 6,
- - - - - - - 10 17 35 65
pr 3 2
e

C s.d s.d s.d s.d s.d s.d s.d s.d 65


ub - - - - - - -
. . . . . . . . 303
a

11
M - - - - - - - 2 2 18 25 54
,5
alt
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

H
un - - - - - - - - - - 4 15 38
grí
a

Cr 0, 1, 3, 5, 12 16 16 21 24
oa - - - 33
5 2 2 6 ,1 ,4 ,4 ,7 ,7
cia

Ec s.d s.d s.d s.d s.d


- - - - - - - 26
ua . . . . .
do
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

N
or 6, 6, 6, 7, 7, 8, s.d
8 9 9 10 10 13
ue 4 6 9 3 7 3 .
ga

Fi
nl s.d
an - - - - - - - 5 7 8 8 10
.
di
a

1, 6, s.d s.d s.d


Ar - - - - - - - -
2 2 . . .
ge
Potencia total instalada (MWp) por país129231232233234235236237

T T
[
o o
o
T T T T T T T T T t t T T T T T T T
c
o o o o o o o o o a a o o o o o o o
u
t t t t t t t t t l l t t t t t t t
l
a a a a a a a a a a a a a a a a
t
l l l l l l l l l 2 2 l l l l l l l
a
0 0
r
2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 2 2 2 2 2 2 2
]
0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 0
P 2 2
0 0 0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 1
a 3 3
2 3 4 5 6 7 8 9 0 3 4 5 6 7 8 9
í 8 9
s

nti
na

Previsión a largo plazo[editar]

100

200

300

400

500

600

2009

2011
2013

2015

2017

2019

Potencia fotovoltaica instalada en el mundo


(en GW). Datos históricos hasta 2014 y
previsión hasta 2019.

Datos históricos Estimación para 2015 (+55


GW, 233 GW) Previsión moderada 396 GW en
2019 Previsión optimista 540 GW en 2019
Fuente: SPE, Global Market Outlook 2015,304
:14
junto con las previsiones de la industria
para 2015.nota 7

Se estima que la potencia fotovoltaica instalada ha crecido unos 75 GW en 2016,125 y


China ha tomado el liderato frente a Alemania siendo ya el mayor productor de energía
fotovoltaica. Para 2019, se estima que la potencia total alcanzará en todo el mundo
396 GW (escenario moderado) o incluso 540 GW (escenario optimista).
La consultora Frost & Sullivan estima que la potencia fotovoltaica se incrementará hasta
los 446 GW para 2020, siendo China, India y Estados Unidos los países con un mayor
crecimiento, mientras Europa verá duplicada su capacidad respecto a los niveles
actuales.305 La firma Grand View Research, consultora y analista de mercados radicada en
San Francisco, publicó sus estimaciones para el sector en marzo de 2015. El potencial
fotovoltaico de países como Brasil, Chile y Arabia Saudí todavía no se ha desarrollado
conforme a lo esperado, y se espera que sea desarrollado durante los próximos años.
Además de ello, el aumento de la capacidad de manufactura en China se prevé que siga
ayudando a disminuir aún más los precios en descenso. La consultora estima que la
capacidad fotovoltaica mundial alcance los 490 GW en 2020.306
La organización PV Market Alliance (PVMA), un consorcio formado por varias entidades de
investigación, calcula que la capacidad global estará entre los 444-630 GW en 2020. En el
escenario más pesimista, prevé que el ritmo de instalación anual se sitúe entre los 40 y 50
gigavatios al finalizar la década, mientras que en el escenario más optimista estima que se
instalen entre 60 y 90 GW anuales durante los próximos cinco años. El escenario
intermedio estima que se sitúen entre 50 y 70 GW, para alcanzar 536 GW en 2020.307308
Las cifras de PVMA concuerdan con las publicadas anteriormente por Solar Power Europe.
En junio de 2015, Greentech Media (GTM) publicó su informe Global PV Demand
Outlook para 2020, que estima que las instalaciones anuales se incrementarán de 40 a
135 GW, alcanzando una capacidad total global de casi 700 GW en 2020. La estimación
de GTM es la más optimista de todas las publicadas hasta la fecha, estimando que se
instalarán 518 GW entre 2015 y 2020, lo que supone más del doble que otras
estimaciones.309
Por su parte, EPIA también calcula que la energía fotovoltaica cubrirá entre un 10 y un
15 % de la demanda de Europa en 2030. Un informe conjunto de esta organización
y Greenpeace publicado en 2010 muestra que para el año 2030, un total de 1845 GW
fotovoltaicos podrían generar aproximadamente 2646 TWh/año de electricidad en todo el
mundo. Combinado con medidas de eficiencia energética, esta cifra representaría cubrir el
consumo de casi un 10 % de la población mundial. Para el año 2050, se estima que más
del 20 % de la electricidad mundial podría ser cubierto por la energía fotovoltaica.310

Plantas fotovoltaicas de conexión a red[editar]


Categoría principal: Centrales de energía solar fotovoltaica
En Europa y en el resto del mundo se han construido un gran número de centrales
fotovoltaicas a gran escala.102 En 2019, las plantas fotovoltaicas más grandes del mundo
eran, de acuerdo a su capacidad de producción:102

Parque solar Lauingen Energy Park, de 25,7 MW


en Suabia (Baviera, Alemania)

Parque solar en Waldpolenz, Alemania

Proyecto País Localización Potencia Año

Tengger Desert
China 37°33′00″N 105°03′14″E 1547 MW 2016
Solar Park

Bhadla Solar
India 27°32′22.81″N 71°54′54.91″E 1515 MW 2018
Park
Proyecto País Localización Potencia Año

Pavagada Solar 2017-


India 14°05′49″N 77°16′13″E 1400 MW
Park 2019

Emiratos
Noor Abu Dhabi Árabes 24°24′11″N 55°16′07″E 1177 MW 2019
Unidos

Kurnool Solar India 15.681522, 78.283749 1000 MW 2017

Datong Solar
Power Top China 40°04′25″N 113°08′12″E 1000 MW 2016
Runner Base

Yanchi Solar PV
China 38.1633714, 106.7611986 1000 MW 2016
Station

Longyangxia
2013-
Hydro-solar PV China 36°10′54″N 100°34′41″E 850 MW
2017
Station

Parque
México 29°22′21″N 101°2′38″O 828 MW 2018
Villanueva Solar

Rewa Ultra
India 24.53, 81.29 750 MW 2018
Mega Solar

Charanka Solar 2012-


India 23°54′N 71°12′E 690 MW
Park 2019
Proyecto País Localización Potencia Año

Kamuthi Solar
India 9°21′16″N 78°23′4″E 648 MW 2016
Power Project

Estados
Solar Star 34°49′50″N 118°23′53″O 579 MW 2015
Unidos

Copper
Estados
Mountain Solar 35°47′N 114°59′O 552 MW 2016
Unidos
Facility

Desert Sunlight Estados


33°49′33″N 115°24′08″O 550 MW 2015
Solar Farm Unidos

Topaz Solar Estados


35°23′N 120°4′O 550 MW 2014
Farm Unidos

Planta Solar
España 38°02′31″N 1°29′26″O 494 MW 2019
Mula

Cestas Solar
Francia 44°43′32″N 0°49′1″O 300 MW 2015
Power Plant

Nova Olinda
Brasil 292 MW 2017
Solar

Agua Caliente Estados


32°57.2′N 113°29.4′O 290 MW 2012
Solar Project Unidos
Proyecto País Localización Potencia Año

Estados
Garland Solar 272 MW 2016
Unidos

En 2019, las mayores plantas solares del mundo se encuentran situadas en China e
India. Kurnool Solar, en el estado indio de Andhra Pradesh alberga 1 GW de capacidad,
equivalente en potencia a una central nuclear. La planta Yanchi Solar, en la provincia
de Qinghai (China) cuenta asimismo con dicha capacidad. Entre los primeros puestos se
encuentra también Longyangxia Hydro-Solar PV Station, situada junto a la presa de
Longyangxia en China. Consiste en un macrocomplejo hidroeléctrico de 1280 MW, al que
posteriormente se le añadió una central fotovoltaica de 320 MW, completada en 2013. A
finales de 2015 se inauguró una segunda fase de 530 MW, lo que elevó la potencia total
de la planta solar hasta los 850 MW.311312313
Otros proyectos de gran escala se encuentran situados en Estos Unidos. Solar Star, tiene
una potencia de 579 MW y se encuentra en California.314315 Las plantas Topaz Solar
Farm y Desert Sunlight Solar Farm en Riverside County, también en California, tiene
asimismo una potencia de 550 MW.316317 El proyecto Blythe Solar Power consiste en una
planta fotovoltaica de 500 MW, situada igualmente en Riverside County, cuya construcción
está prevista próximamente.318 En Europa, la planta de mayor envergadura está ubicada
en Murcia (España). Cuenta con una capacidad de 494 MW y entró en operación en
2019.214
Hay otras muchas plantas de gran escala en construcción. El McCoy Solar Energy
Project,319320 en Estados Unidos, tendrá una potencia de 750 MW una vez completado.321
En los últimos años, se ha propuesto la construcción de varias plantas de potencias
superiores a los 1000 MW en diferentes lugares del mundo. La planta Quaid-e-Azam Solar
Park, situada en Pakistán y cuya primera fase ya se encuentra operativa con 100 MW,322
323324 tiene previsto ampliar su capacidad hasta los 1500 MW.325 Los Emiratos Árabes

Unidos planean también la construcción de una planta de 1000 MW.326327328 El Ordos Solar
Project,329 situado en China, alcanzará los 2000 MW.330 El proyecto Westlands Solar Park
tiene una capacidad prevista de 2700 MW,331 a ser completado en varias fases. El
proyecto de Ladakh, en India, planea albergar 5 GW de capacidad fotovoltaica.332
En lo que respecta a instalaciones fotovoltaicas sobre tejado, la mayor instalación se
encuentra en las instalaciones de Renault Samsung Motors en Busan (Corea del Sur), y
cuenta con 20 MW distribuidos sobre las diferentes cubiertas, parkings e infraestructuras
del complejo. Inaugurada en 2013, proporciona energía a la fábrica y miles de hogares
cercanos.333
Almacenamiento de energía fotovoltaica mediante baterías[editar]
Véase también: Almacenamiento de energía
El almacenamiento de energía se presenta como un reto importante para permitir contar
con un suministro continuo de energía, dado que la energía solar no se puede generar por
la noche. Las baterías recargables se han usado tradicionalmente para almacenar el
exceso de electricidad en sistemas aislados. Con la aparición de los sistemas conectados
a red, el exceso de electricidad puede transportarse mediante la red eléctrica a los puntos
de consumo. Cuando la producción de energía renovable supone una pequeña fracción de
la demanda, otras fuentes de energía pueden ajustar su producción de forma apropiada
para prestar un respaldo a la variabilidad de las fuentes renovables, pero con el
crecimiento de estas últimas, se hace necesario un control más adecuado para el equilibrio
de la red.
Con el declive de los precios, las centrales fotovoltaicas comienzan a disponer de baterías
para controlar la potencia de salida o almacenar el exceso de energía para que pueda ser
empleado durante las horas en que las centrales renovables no pueden generar
directamente. Este tipo de baterías permite estabilizar la red eléctrica al suavizar los picos
de demanda durante minutos u horas. Se prevé que en el futuro estas baterías jugarán un
papel importante en la red eléctrica, ya que pueden ser cargadas durante los períodos
cuando la generación excede la demanda y verter dicha energía en la red cuando la
demanda es mayor que la generación.
Por ejemplo, en Puerto Rico un sistema con una capacidad de 20 megavatios durante 15
minutos (5 megavatios hora) se emplea para estabilizar la frecuencia de la red en la isla.
Otro sistema de 27 megavatios durante 15 minutos (6,75 megavatios hora) con baterías de
níquel-cadmio fue instalado en Fairbanks (Alaska) en 2003 para estabilizar la tensión de
las líneas de transmisión.334
La mayoría de estos bancos de baterías se encuentran localizados junto a las propias
plantas fotovoltaicas. Los mayores sistemas en Estados Unidos incluyen la batería de
31,5 MW en la planta Grand Ridge Power en Illinois, y la batería de 31,5 MW en Beech
Ridge, Virginia.335 Entre los proyectos más destacados se sitúan el sistema de 400 MWh
(100 MW durante cuatro horas) del proyecto Southern California Edison y un proyecto de
52 MWh en Kauai (Hawaii), que permite desplazar por completo la producción de una
planta de 13MW para su uso tras la puesta del sol.336 Otros proyectos se sitúan en
Fairbanks (40 MW para 7 minutos mediante baterías de níquel-cadmio)337 y en Notrees
(Texas) (36 MW para 40 minutos usando baterías de plomo-ácido).338
En 2015, se instaló un total de 221 MW con almacenamiento de baterías en Estados
Unidos, y se estima que la potencia total de este tipo de sistemas crezca hasta los 1,7 GW
en 2020. La mayoría instalada por las propias compañías mayoristas del mercado
estadounidense.339

Autoconsumo y balance neto[editar]

Instalación fotovoltaica sobre tejado en una residencia de Boston


(Massachusetts, Estados Unidos).
Ejemplo de integración de la energía solar fotovoltaica sobre el tejado de
una vivienda.
Artículos principales: Autoconsumo fotovoltaico y Balance neto.
El autoconsumo fotovoltaico consiste en la producción individual a pequeña escala de
electricidad para el propio consumo, a través de paneles fotovoltaicos. Ello se puede
complementar con el balance neto. Este esquema de producción, que permite compensar
el consumo eléctrico mediante lo generado por una instalación fotovoltaica en momentos
de menor consumo, ya ha sido implantado con éxito en muchos países. Fue propuesto en
España por la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF) para promover la electricidad
renovable sin necesidad de apoyo económico adicional,340 y estuvo en fase de proyecto
por el IDAE.341 Posteriormente se recogió en el Plan de Energías Renovables 2011-
2020,342 pero todavía no ha sido regulado.
Sin embargo, en los últimos años, debido al creciente auge de pequeñas instalaciones de
energía renovable, el autoconsumo con balance neto ha comenzado a ser regulado en
diversos países del mundo, siendo una realidad en países como Alemania, Italia,
Dinamarca, Japón, Australia, Estados Unidos, Canadá y México, entre otros.
Entre las ventajas del autoconsumo respecto al consumo de la red se encuentran las
siguientes:

 Con el abaratamiento de los sistemas de autoconsumo y el encarecimiento de las


tarifas eléctricas, cada vez es más rentable que uno mismo produzca su propia
electricidad.17
 Se reduce la dependencia de las compañías eléctricas.
 Los sistemas de autoconsumo fotovoltaicos utilizan la energía solar, una fuente
gratuita, inagotable, limpia y respetuosa con el medioambiente.
 Se genera un sistema distribuido de generación eléctrica que reduce la necesidad de
invertir en nuevas redes y reduce las pérdidas de energía por el transporte de la
electricidad a través de la red.343
 Se reduce la dependencia energética del país con el exterior.
 Se evitan problemas para abastecer toda la demanda en hora punta, conocidos por los
cortes de electricidad y subidas de tensión.
 Se minimiza el impacto de las instalaciones eléctricas en su entorno.
 Las empresas reducen sus costes energéticos, mejoran su imagen y refuerzan su
compromiso con el medio ambiente. 344
En el caso del autoconsumo fotovoltaico, el tiempo de retorno de la inversión se calcula
sobre la base de cuánta electricidad se deja de consumir de la red, debido al empleo de
paneles fotovoltaicos.
Por ejemplo, en Alemania, con precios de la electricidad en 0,25 €/kWh y una insolación de
900 kWh/kWp, una instalación de 1 kWp ahorra unos 225 € al año, lo que con unos costes
de instalación de 1700 €/kWp significa que el sistema se amortizará en menos de 7
años.345 Esta cifra es aún menor en países como España, con una irradiación superior a la
existente en el norte del continente europeo.42

Eficiencia y costos[editar]
Artículo principal: Paridad de red

Cronología de las eficiencias de conversión logradas en células solares


fotovoltaicas (fuente: National Renewable Energy Laboratory de Estados
Unidos)

Evolución del precio de las células fotovoltaicas de silicio cristalino (en


$/Wp) entre 1977 y 2015 (fuente: Bloomberg New Energy Finance)346
Las eficiencias de las células solares varían entre el 6 % de aquellas basadas en silicio
amorfo hasta el 46 % de las células multiunión.347348 Las eficiencias de conversión de las
células solares que se utilizan en los módulos fotovoltaicos comerciales (de silicio
monocristalino o policristalino) se encuentran en torno al 16-22 %.349350
El coste de las células solares de silicio cristalino ha descendido desde 76,67 $/Wp en
1977 hasta aproximadamente 0,36 $/Wp en 2014.351346 Esta tendencia sigue la llamada ley
de Swanson, una predicción similar a la conocida Ley de Moore, que establece que los
precios de los módulos solares descienden un 20 % cada vez que se duplica la capacidad
de la industria fotovoltaica.352
En 2014, el precio de los módulos solares se había reducido en un 80 % desde el verano
de 2008,353354 colocando a la energía solar por primera vez en una posición ventajosa
respecto al precio de la electricidad pagado por el consumidor en un buen número de
regiones soleadas.355 En este sentido, el coste medio de generación eléctrica de la energía
solar fotovoltaica es ya competitivo con el de las fuentes convencionales de energía en
una creciente lista de países,356 particularmente cuando se considera la hora de
generación de dicha energía, ya que la electricidad es usualmente más cara durante el
día.357 Se ha producido una dura competencia en la cadena de producción, y asimismo se
esperan mayores caídas del coste de la energía fotovoltaica en los próximos años, lo que
supone una creciente amenaza al dominio de las fuentes de generación basadas en las
energías fósiles.358 Conforme pasa el tiempo, las tecnologías de generación renovable son
generalmente más baratas,359360 mientras que las energías fósiles se vuelven más caras:
Cuanto más desciende el coste de la energía solar fotovoltaica, más
favorablemente compite con las fuentes de energía convencionales, y más
atractiva es para los usuarios de electricidad en todo el mundo. La
fotovoltaica a pequeña escala puede utilizarse en California a precios de
100 $/MWh (0,10 $/kWh) por debajo de la mayoría de otros tipos de
generación, incluso aquellos que funcionan mediante gas natural de bajo
coste. Menores costes en los módulos fotovoltaicos también suponen un
estímulo en la demanda de consumidores particulares, para los que el coste
de la fotovoltaica se compara ya favorablemente al de los precios finales de
la energía eléctrica convencional.361
En 2011, el coste de la fotovoltaica había caído bastante por debajo del de la energía
nuclear,362 y se espera que siga cayendo:363
Para instalaciones a gran escala, ya se han alcanzado precios por debajo
de 1 $/vatio. Por ejemplo, en abril de 2012 se publicó un precio de módulos
fotovoltaicos a 0,60 Euros/Vatio (0,78 $/Vatio) en un acuerdo marco de 5
años.364En algunas regiones, la energía fotovoltaica ha alcanzado la paridad
de red, que se define cuando los costes de producción fotovoltaica se
encuentran al mismo nivel, o por debajo, de los precios de electricidad que
paga el consumidor final (aunque en la mayor parte de las ocasiones
todavía por encima de los costes de generación en las centrales de carbón
o gas, sin contar con la distribución y otros costes inducidos). La energía
fotovoltaica se genera durante un período del día muy cercano al pico de
demanda (lo precede) en sistemas eléctricos que hacen gran uso del aire
acondicionado. Más generalmente, es evidente que, con un precio de
carbón de 50 $/tonelada, que eleva el precio de las plantas de carbón a
5 cent./kWh, la energía fotovoltaica será competitiva en la mayor parte de
los países. El precio a la baja de los módulos fotovoltaicos se ha reflejado
rápidamente en un creciente número de instalaciones, acumulando en todo
2011 unos 23 GW instalados ese año. Aunque se espera cierta
consolidación en 2012, debido a recortes en el apoyo económico en los
importantes mercados de Alemania e Italia, el fuerte crecimiento muy
probablemente continuará durante el resto de la década. De hecho, ya en
un estudio se mencionaba que la inversión total en energías renovables en
2011 había superado las inversiones en la generación eléctrica basada en
el carbón.363
La tendencia es que los precios disminuyan aún más con el tiempo una vez que los
componentes fotovoltaicos han entrado en una clara y directa fase industrial.365366 A finales
de 2012, el precio medio de los módulos fotovoltaicos había caído a 0,50 $/Wp, y las
previsiones apuntan que su precio seguirá reduciéndose hasta los 0,36 $/Wp en 2017.367
En 2015, el Instituto alemán Fraunhofer especializado en energía solar (ISE) realizó un
estudio que concluía que la mayoría de los escenarios previstos para el desarrollo de la
energía solar infravaloran la importancia de la fotovoltaica.368 El estudio realizado por el
instituto Fraunhofer estimaba que el coste levelizado (LCOE) de la energía solar
fotovoltaica para plantas de conexión a red se situará a largo plazo entre 0,02 y
0,04 €/kWh, niveles inferiores a los de las fuentes de energía convencionales.369
Extracto de las conclusiones del estudio de Fraunhofer ISE: Current and
Future Cost of Photovoltaics. Long-term Scenarios for Market Development,
System Prices and LCOE of Utility-Scale PV Systems (Coste actual y futuro
de la energía fotovoltaica. Escenarios a largo plazo para el desarrollo del
mercado, sistemas de precios y LCOE de sistemas fotovoltaicos de
conexión a red)— Febrero de 2015:369

1. La energía solar fotovoltaica ya es actualmente una tecnología de


generación renovable de bajo coste. El coste de las plantas
fotovoltaicas a gran escala conectadas a red cayó en Alemania
desde valores superiores a 0,40 €/kWh en 2005 hasta los 0,09 €/kWh
en 2014. Se han publicado costes incluso menores en otras regiones
más soleadas del resto del mundo, dado que una buena parte de los
componentes de las plantas fotovoltaicas se comercializan en los
mercados globales.
2. La energía solar pronto se convertirá en la fuente de energía más
barata en muchas regiones del mundo. Incluso suponiendo
proyecciones conservadoras y considerando que no se producirán
avances tecnológicos importantes, no se espera un parón en la
reducción de costes que se está produciendo actualmente.
Dependiendo de la irradiación anual del emplazamiento elegido, el
coste de la fotovoltaica se situará entre los 0,04-0,06 €/kWh para
2025, alcanzando 0,02-0,04 €/kWh antes de 2050 (estimación
conservadora).
3. El ambiente financiero y regulatorio serán la clave para las futuras
reducciones de coste de esta tecnología. El coste de los
componentes en los mercados globales descenderá
independientemente de las condiciones locales de cada país. Pero
una regulación inadecuada pueden suponer un incremento de coste
de hasta el 50 % debido al mayor coste de financiación. Esto puede
incluso llegar a compensar negativamente el hecho de contar con un
mayor recurso solar en algunas zonas.
4. La mayoría de los escenarios previstos para el desarrollo de la
energía solar infravaloran la importancia de la fotovoltaica. Basados
en estimaciones de costes desactualizadas, la mayor parte de las
proyecciones para el futuro de los sistemas energéticos domésticos,
regionales y globales prevén tan sólo una pequeña producción de
energía solar. Los resultados de nuestro análisis indican que se hace
necesaria una revisión fundamental de este aspecto para lograr una
optimización de los costes.
Energía fotovoltaica de capa fina o Thin film[editar]
Laminados fotovoltaicos de capa fina siendo instalados sobre un tejado.

Cuota de mercado de las diferentes tecnologías fotovoltaicas: Se


observa la predominancia de las células de silicio. En 2010, la cuota de la
tecnología de capa delgada cayó un 30 % debido al crecimiento de las más
eficientes tecnologías de silicio mono y policristalinas que dominan el
mercado (están representadas en azul claro e intenso).370
Artículo principal: Célula solar de película fina
Otra alternativa de bajo coste a las células de silicio cristalino es la energía fotovoltaica de
capa o película fina que está basada en las células solares de tercera generación.371
Consisten en una célula solar que se fabrica mediante el depósito de una o más capas
delgadas (película delgada) de material fotovoltaico en un sustrato.
Las células solares de película delgada suelen clasificarse según el material fotovoltaico
utilizado:

 Silicio amorfo (a-Si) y otros silicios de película delgada (TF-Si)372


 Teluro de cadmio (CdTe)373
 Cobre indio galio y seleniuro (CIS o CIGS)374
 Células solares sensibilizadas por colorante (DSC)375 y otras células solares
orgánicas.376
La Conferencia Internacional Energía Solar de Bajo Costo de Sevilla, realizada en febrero
de 2009, fue el primer escaparate en España de las mismas.377 Esta tecnología causó
grandes expectativas en sus inicios. Sin embargo, la fuerte caída en el precio de las
células y los módulos de silicio policristalino desde finales de 2011 ha provocado que
algunos fabricantes de capa fina se hayan visto obligados a abandonar el mercado,
mientras que otros han visto muy reducidos sus beneficios.378

El Presidente de Estados Unidos Barack Obama pronuncia un discurso


durante la inauguración de una planta solar fotovoltaica, en mayo de 2009.

Beneficio medioambiental[editar]
La cantidad de energía solar que alcanza a la superficie terrestre es enorme, cerca de 122
petavatios (PW), y equivale a casi 10 000 veces más que los 13 TW consumidos por la
humanidad en 2005.379 Esta abundancia sugiere que no pasará mucho tiempo antes de
que la energía solar se convierta en la principal fuente de energía de la humanidad.380
Adicionalmente, la generación eléctrica mediante fotovoltaica presenta la mayor densidad
energética (una media global de 170 W/m2) de todas las energías renovables.379
A diferencia de las tecnologías de generación de energía basadas en combustibles fósiles,
la energía solar fotovoltaica no produce ningún tipo de emisiones nocivas durante su
funcionamiento,1 aunque la producción de los paneles fotovoltaicos presenta también un
cierto impacto ambiental. Los residuos finales generados durante la fase de producción de
los componentes, así como las emisiones de las factorías, pueden gestionarse mediante
controles de contaminación ya existentes. Durante los últimos años también se han
desarrollado tecnologías de reciclaje para gestionar los diferentes elementos fotovoltaicos
al finalizar su vida útil,381 y se están llevando a cabo programas para incrementar el
reciclaje entre los productores fotovoltaicos.382
La tasa de retorno energético de esta tecnología, por su parte, es cada vez mayor. Con la
tecnología actual, los paneles fotovoltaicos recuperan la energía necesaria para su
fabricación en un período comprendido entre 6 meses y 1 año y medio; teniendo en cuenta
que su vida útil media es superior a 30 años, producen electricidad limpia durante más del
95 % de su ciclo de vida. 383
Emisiones de gases de efecto invernadero[editar]
Las emisiones de gases de efecto invernadero a lo largo del ciclo de vida para la
fotovoltaica son cercanas a los 46 g/kWh, pudiendo reducirse incluso hasta 15 g/kWh en
un futuro próximo.384En comparación, un planta de gas de ciclo combinado emite entre
400-599 g/kWh,385 un planta de gasoil 893 g/kWh,385 una planta de carbón 915-
994 g/kWh386 o con tecnología de captura de carbono unos 200 g/kWh (excluyendo las
emisiones durante la extracción y el transporte de carbón), y una planta de energía
geotérmica de alta temperatura, entre 91-122 g/kWh.385 La intensidad de las emisiones
para el ciclo de vida de la energía hidráulica, eólica y la energía nuclear es menor que la
de la energía fotovoltaica, según los datos publicados por el IPCC en 2011.385
Al igual que todas las fuentes de energía cuyas emisiones dependen principalmente de las
fases de construcción y transporte, la transición hacia una economía de bajo
carbono podría reducir aún más las emisiones de dióxido de carbono durante la fabricación
de los dispositivos solares.
Un sistema fotovoltaico de 1 kW de potencia ahorra la combustión de aproximadamente
77 kg (170 libras) de carbón, evita la emisión a la atmósfera de unos 136 kg (300 libras) de
dióxido de carbono, y ahorra mensualmente el uso de unos 400 litros (105 galones) de
agua.387
Reciclaje de módulos fotovoltaicos[editar]
Una instalación fotovoltaica puede operar durante 30 años o más388 con escaso
mantenimiento o intervención tras su puesta en marcha, por lo que tras el coste de
inversión inicial necesario para construir una instalación fotovoltaica, sus costes de
operación son muy bajos en comparación con el resto de fuentes energéticas existentes.
Al finalizar su vida útil, la mayor parte de los paneles fotovoltaicos puede ser tratada.
Gracias a las innovaciones tecnológicas que se han desarrollado en los últimos años, se
puede recuperar hasta el 95 % de ciertos materiales semiconductores y el vidrio, así como
grandes cantidades de metales ferrosos y no ferrosos utilizados en los módulos.389
Algunas empresas privadas390 y organizaciones sin fines de lucro, como por ejemplo PV
CYCLE en la Unión Europea, están trabajando en las operaciones de recogida y reciclaje
de paneles al final de su vida útil.391
Dos de las soluciones de reciclaje más comunes son:

 Paneles de silicio: Los marcos de aluminio y las cajas de conexión son desmantelados
manualmente al comienzo del proceso. El panel se tritura y las diferentes fracciones se
separan: vidrio, plásticos y metales.392 Es posible recuperar más de 80 % del peso
entrante393 y, por ejemplo, el cristal mixto extraído es fácilmente aceptado por las
industrias de la espuma de vidrio y del aislamiento. Este proceso puede ser realizado
por los recicladores de vidrio plano ya que la morfología y composición de un panel
fotovoltaico es similar al cristal plano utilizado en la industria de la construcción y del
automóvil.
 Paneles de otros materiales: Hoy en día se cuenta con tecnologías específicas para el
reciclaje de paneles fotovoltaicos que no contienen silicio, algunas técnicas utilizan
baños químicos para separar los diferentes materiales semiconductores.394 Para los
paneles de teluro de cadmio, el proceso de reciclaje empieza por aplastar el módulo y,
posteriormente, separar las diferentes partes. Este proceso de reciclaje está diseñado
para recuperar hasta un 90 % del vidrio y 95 % de los materiales semiconductores.395
En los últimos años, algunas empresas privadas han puesto en marcha instalaciones
de reciclaje a escala comercial.396
Desde 2010 se celebra una conferencia anual en Europa que reúne a productores,
recicladores e investigadores para debatir el futuro del reciclaje de módulos fotovoltaicos.
En 2012 tuvo lugar en Madrid.397398

Siempre en la vanguardia tecnológica, la historia de la energía solar


fotovoltaica está marcada por un desarrollo lento pero constante.
Descubierto el efecto fotovoltaico como fenómeno de difícil
aplicación práctica, poco a poco los avances técnicos fueron
permitiendo aprovecharlo más eficientemente hasta lograr que se
convirtiera en una fuente de energía práctica y fiable. A inicios del S
XXI la energía solar fotovoltaica se presenta como una de las
opciones con más futuro para liderar la revolución energética que se
aproxima.

Del descubrimiento del efecto fotovoltaico a la primera célula solar.


El efecto fotovoltaico fue descubierto por el francés Alexandre
Edmond Bequerel en 1838 cuando tenía sólo 19 años. Bequerel
estaba experimentando con una pila electrolítica con electrodos de
platino cuando comprobó que la corriente subía en uno de los
electrodos cuando este se exponía al sol.

Alexandre Edmond Bequerel

El siguiente paso se dio en 1873 cuando el ingeniero eléctrico inglés


Willoughby Smith descubre el efecto fotovoltaico en sólidos. En este
caso sobre el Selenio.

Pocos años más tarde, en 1877, El inglés William Grylls Adams


profesor de Filosofía Natural en la King College de Londres, junto
con su alumno Richard Evans Day, crearon la primera célula
fotovoltaica de selenio.

Si bien en todos estos descubrimientos la cantidad de electricidad


que se obtenía era muy reducida y quedaba descartada cualquier
aplicación práctica, se demostraba la posibilidad de transformar la
luz solar en electricidad por medio de elementos sólidos sin partes
móviles.

La posibilidad de una aplicación práctica del fenómeno no llegó


hasta 1953 cuando Gerald Pearson de Bell Laboratories, mientras
experimentaba con las aplicaciones en la electrónica del silicio,
fabricó casi accidentalmente una célula fotovoltaica basada en este
material que resultaba mucho más eficiente que cualquiera hecha
de selenio. A partir de este descubrimiento, otros dos científicos
también de Bell, Daryl Chaplin y Calvin Fuller perfeccionaron este
invento y produjeron células solares de silicio capaces de
proporcionar suficiente energía eléctrica como para que pudiesen
obtener aplicaciones prácticas de ellas. De esta manera empezaba
la carrera de las placas fotovoltaicas como proveedoras de energía.

De la búsqueda de aplicaciones a su empleo en los satélites


espaciales
Pese a los avances técnicos alcanzados en el aumento del
rendimiento de las células, los costes eran excesivamente altos y
limitaban enormemente su aplicación práctica.

Mientras que en 1956 el coste del vatio de electricidad producido


por centrales convencionales rondaba los 50 céntimos de dólar, el
producido por paneles fotovoltaicos llegaba los 300 dólares lo que
descartaba el uso de esta tecnología como suministrador de
grandes cantidades de electricidad.

La demanda de paneles solares sólo venia de la industria juguetera,


que los empleaba para suministrar potencia a pequeños artefactos
como maquetas de aviones y coches, o de la industria electrónica,
para aplicarlos en pequeños aparatos eléctricos sencillos como
radios para la playa. Esta situación limitaba mucho el desarrollo de
esta tecnología ya que eran muy reducidos los ingresos que se
generaban haciéndose muy difícil destinar cantidades de dinero
importantes a su desarrollo.

Por fortuna se encontró una aplicación ideal para el estado del


desarrollo de los paneles solares fotovoltaicos en aquel momento; la
alimentación del equipo de los satélites espaciales en la incipiente
carrera espacial. El costo no fue un factor limitante ya que los
recursos dedicados en la carrera del espacio eran enormes.
Primaba la capacidad de proveer energía eléctrica de manera fiable
en áreas de muy difícil acceso. En eso la energía solar fotovoltaica
resultaba muy competitiva.

Pese a la desconfianza y a las reticencias iniciales de algunos


dirigentes de la NASA, la tecnología fotovoltaica acabó por ganarle
el pulso a las otras dos tecnologías que se barajaron para alimentar
los satélites; las baterías químicas y la energía nuclear. Las baterías
una vez agotadas inutilizaban todo el equipo mientras que la
energía nuclear ofrecía muchas complejidades y apenas fue
utilizado en unos pocos proyectos. Los paneles solares por el
contrario eran capaces de suministrar energía de manera fiable por
muchos años sin grandes complicaciones.

Así, en 1955, se le asigna a la industria en EEUU el encargo


producción de paneles fotovoltaicos para aplicaciones espaciales.
Esto significó sin duda un importantísimo impulso que permitió un
crucial desarrollo tecnológico del sector. Como ejemplo cabe citar
que la empresa Hoffman Electrónic ofreció, en 1955, células de 14
mW con un rendimiento del 3% a un costo de 1500$/W. Dos años
después esta misma empresa desarrolla células solares ya con un
rendimiento del 8%.

El 17 de Marzo de 1958, finalmente, se lanza el Vanguard I, el


primer satélite alimentado con paneles solares fotovoltaicos. El
satélite llevaba 0,1W en una superficie aproximada de 100 cm2
para alimentar un transmisor de 5 mW. Si bien en este satélite los
paneles solares eran solo la fuente de energía de respaldo,
acabaron por convertirse en la fuente principal cuando las baterías
consideradas fuente de alimento principal se agotaron en tan sólo
20 días. El equipo estuvo operativo con esa configuración por 5
años.

La fiabilidad que habían demostrado los paneles solares


fotovoltaicos propició su empleo sistemático en gran número de
misiones espaciales y supuso un enorme impulso para la industria
fotovoltaica. Sin lugar a dudas la carrera espacial tal como la
conocemos no hubiera sido posible sin la existencia de los paneles
solares fotovoltaicos. De igual manera se puede afirmar que el
actual desarrollo de los paneles solares fotovoltaicos y su
importante proyección de futuro hubieran sido muy difíciles sin el
impulso que le dio la carrera espacial.
No sólo Estados Unidos utilizó esta tecnología, La Unión Soviética
también empleó sistemáticamente los paneles solares fotovoltaicos
para alimentar sus satélites.

Del espacio a la tierra, aplicación de los paneles solares


fotovoltaicos en actividades terrestres.
Pese al gran éxito de la tecnología fotovoltaica en el espacio, el
costo de los paneles solares seguía siendo demasiado alto para
hacerlo competitivo en aplicaciones terrestres.

Esta situación cambió cuando a principios de los años 70 el Dr.


Elliot Berman con la ayuda financiera de EXXON consiguió crear
una célula solar mucho más barata que reducía el coste por vatio de
100 $ a 20$. Para ello empleo un silicio con un grado de pureza
menor y unos materiales encapsulantes más baratos.

Esta importante rebaja de los costos cambio totalmente la situación


e hizo posible que el empleo de paneles fotovoltaicos empezara a
ser económicamente viable en instalaciones aisladas de la red
eléctrica. Empezó a resultar más barato instalar células solares que
trazar toda una línea de cableado o que realizar un mantenimiento
periódico que cambiase las baterías gastadas por otras cargadas.

Las aplicaciones prácticas de la energía solar fotovoltaica


empezaron entonces a multiplicarse: electricidad para la protección
contra la corrosión de oleoductos y gaseoductos, iluminación de
boyas marinas y faros, repetidores de sistemas de
telecomunicaciones, sistemas de iluminación en líneas férreas. Para
todas estas finalidades, la instalación de paneles solares resultaba
mucho más rentable económicamente y más eficiente en su labor.
Faro solar

Tal fue el impulso que esta tecnología recibió que en el año 1975
las aplicaciones terrestres habían ya superado a las espaciales.

Poco a poco, en las siguientes décadas, se fueron encontrando


nuevas aplicaciones para la energía solar fotovoltaica que siguieron
desarrollando el uso de esta tecnología.

En los años 70 del S XX, surgió la idea de potenciar las bombas de


extracción de agua con paneles solares. De esta manera se hacia
viable la obtención de agua de acuíferos en zonas rurales sin
acceso a la electricidad. Esta aplicación se ha extendido
enormemente por todo el mundo desde entonces, incluso en zonas
electrificadas, y ha sido especialmente beneficioso en las zonas
empobrecidas del planeta.

En la década de los 80 surgieron con fuerza las iniciativas para


electrificar las sociedades de los países empobrecidos. En estas
sociedades la electrificación no podía basarse en el modelo
energético usado de los países enriquecidos de grandes centrales y
un sistema de distribución. Resultaba excesivamente costoso
instalar toda una red eléctrica en unas sociedades en las que gran
parte de la población estaba distribuida de manera muy dispersa en
asentamientos rurales. Por estas razones se optó por sistemas de
generación eléctrica en el mismo lugar de consumo y entre ellos por
los paneles solares fotovoltaicos.

Los paneles solares ofrecían grandes ventajas frente a otras


opciones empleadas como los generadores de queroseno. Una vez
comprado el panel ya no era necesario la adquisición cada poco
tiempo de combustible para hacerlo funcionar lo que suponía un
menor grado dependencia del exterior (las baterías seguía siendo
necesario importarlas). Por otro lado buena parte de las sociedades
empobrecidas del planeta se encuentran en zonas tropicales y
subtropicales con abundante y potente sol lo que facilita y favorece
el empleo de la energía solar. Además los paneles se adaptan muy
bien a unas demandas energéticas reducidas que se tiene en estas
sociedades. Numerosos han sido los proyectos que se han llevado
a cabo (y que se siguen llevando) en este sentido y muchas son las
familias que disfrutan de electricidad solar en varios países
empobrecidos del mundo

También a partir de los años 80 aparecen las primeras casas con


electrificación fotovoltaica en los países desarrollados. Este
concepto propone establecer un sistema de provisión de energía
descentralizado en el que cada hogar se genera su propia energía
en vez de establecer una gran central y un sistema de distribución
de la misma.

La energía solar fotovoltaica en los últimos años


En la década de los 90 y en los primeros años del S XXI las células
fotovoltaicas han experimentado un continuo descenso en su coste
junto con una ligera mejora de su eficiencia. Estos factores unidos
al apoyo por parte de algunos gobiernos hacia esta tecnología ha
provocado un espectacular impulso de la electricidad solar en los
últimos años.
Entre las
medidas de apoyo al sector llevadas a cabo por algunos gobiernos,
destacan las leyes de primas que obligan a las compañías de luz a
comprar la electricidad fotovoltaica a una tarifa mucho más alta que
la de la venta, lo que ayuda a rentabilizar la instalación en un
periodo de tiempo pequeño. Esta medida se ha aplicado en España
y Alemania, entre otros países, con un enorme éxito propiciando un
importante despegue de este tipo de tecnología. Además las
instalaciones de equipo fotovoltaico han contado con muchas
subvenciones en diversos países y administraciones que
financiaban una parte importante de los costos facilitando su
adquisición.
El concepto de huerta solar también ha tenido un importante éxito.
La huerta solar es la asociación de varios inversores en paneles
solares que forman una central generadora de energía
compartiendo un mismo terreno y los diversos gastos (vigilancia,
mantenimiento, conexión a la red, equipamiento etc.…).
Normalmente se llevan a cabo en países que subvencionan las
tarifas de venta de este tipo de energía. Este concepto ha animado
a muchos inversores que han visto en ella una fuente de ingreso fija
y fiable invirtiéndose importantes cantidades de dinero en la
generación eléctrica solar.
Junto con las instalaciones de pequeño y mediano tamaño se han
construido o se están construyendo grandes centrales fotovoltaicas.
Destacan particularmente las instaladas en España y Portugal. En
Amaraleja en el baixo alentejo (Portugal) está en proceso de
construcción una central solar que contará con 64 MW de potencia
una vez finalizada y que será la mayor del mundo. Muy próxima a
su potencia encontramos la ya instalada en Olmedilla de 60 MW en
Castilla la Mancha (España) que hasta la finalización de la
portuguesa es la mayor del mundo. De 50 MW encontramos la
central de Puertollano también en Castilla la Mancha en España.

En los últimos años, con la aparición de la tecnología de los paneles


flexibles a precios asequibles, han proliferado también los gadgets
solares destinados a recargar las baterías de numerosos artículos
portátiles (teléfonos portátiles, cámaras de fotos, reproductores
portátiles de música etc.…). así como kits solares para electrificar
las caravanas o barcos.

Ha sido tanta la expansión que ha tenido este sector que, en


determinados momentos, incluso los fabricantes se han visto
imposibilitados de aumentar su producción acorde a la demanda por
escasear el silicio apto para los paneles solares.

La energía solar fotovoltaica es aún la forma de energía renovable


más cara de cuantas se encuentran en el mercado pero dada la
dinámica en la que se encuentra empieza a ser una certeza de que
en pocos años podrá competir con el resto de recursos energéticos
en general.
El futuro de la energía solar fotovoltaica.
Diversos factores permiten ser optimistas acerca del futuro de la
energía solar fotovoltaica. En primer lugar se sitúan los avances
tecnológicos que se suceden en torno a esta tecnología y por otro el
apoyo institucional brindado a las energías renovables por dos de
las grandes potencias comerciales y de consumo del mundo; la UE
y EEUU.

Los avances tecnológicos se basan en las alternativas a las células


de silicio que ya empiezan a ser viables. Se tratan de películas finas
y flexibles que tienen un coste de fabricación económico y unos
rendimientos entre el 5% y el 20% (aunque los fabricantes estiman
que hay bastante margen para mejorar estos números).

Por un lado encontramos las tecnologías CIS (Cobre indio selenio) y


CIGS (Cobre-indio-Galio-diselenido). Dado su carácter flexible y su
muy reducido peso, se hará posible su aplicación en aviones,
automóviles y cualquier otra superficie irregular. También su
reducido costo permitirá su aplicación masiva en grandes
superficies como tejados de naves industriales o de casas.

Por otro lado están en desarrollo las llamadas células orgánicas,


con un rendimiento del 5% y las “dye-sensitized solar cells” (células
solares del tipo sensibilizado por tinte) con un rendimiento próximo
al 10%. Las primeras tienen grandes aplicaciones en la industria
plástica mientras que las segundas permiten aplicarseles cualquier
tipo de color e incluso hacerlas translúcidas, pudiéndose emplear
para diversos fines, como en los vidrios domésticos funcionando
bien con cualquier tipo de luz.
El apoyo institucional parece que puede ser decisivo. La UE aprobó
en 2008 la llamada normativa 20-20-20 que además de obligar a la
reducción del 20% de las emisiones de CO2 para el 2020, obliga a
que al menos el 20% de la energía de la Unión Europea provenga
de fuentes renovables.

Por su parte EEUU, tras la subida al poder de Barack Obama, ha


anunciado su decisión de apostar fuerte por las energías renovables
en unos objetivos de implantación semejantes a los de la Unión
Europea para así reducir el impacto en el medio ambiente y la
dependencia de ese país al petróleo extranjero.

Es difícil y arriesgado tratar de predecir el futuro exacto de la


energía fotovoltaica. Existen muchos intereses creados en torno a
un sector tan estratégico como es el energético, pero parece
asegurado, como poco, un mínimo sustancial para el desarrollo de
las energías renovables en el cual la fotovoltaica, sin duda, se
llevará una parte del pastel.

Por otro lado quizá no sea necesario implantar “artificialmente” la


fotovoltaica. Se dice que la electricidad solar no está ya
generalizada debido a su alto coste de en torno 3-4 dólares por W,
mientras que para rivalizar con las energías fósiles se requeriría
precios de en torno al 1 dólar/W. Algunos estiman que las nuevas
tecnologías permitirán precios de 0.5 dólares el kilovatio, con lo que
se podría esperar una implantación “natural” en cuestión de pocos
años. Sólo el tiempo lo dirá.
¿QUE ES LA ENERGÍA SOLAR
FOTOVOLTAICA ?
El concepto de energia solar se base en capturar la energía
emitida por el sol en forma de radiación, almacenarla en
baterías para luego poder ser consumida cuando lo
necesitemos.

Existen diferentes tecnologías para lograr ese objetivo, por


ejemplo la energía solar termina y la energía solar
fotovoltaica, cada una de ellas mediante mecanismos
diferentes logran el mismo fin, Transformar la energía que
entrega el sol en energía eléctrica.

Particularmente la energía solar fotovoltaica consiste en


obtener la radiación emitida por el sol mediante un
dispositivo semiconductor denominado célula
fotovoltaica. La energía solar fotovoltaica se transformo en
la tercera fuente de energía renovable mas utilizada en el
mundo, el primer y segundo puesto lo ocupan las centrales
hidroelectricas y la energia eolica.
PRINCIPIO DE FUNCIONAMIENTO
La célula fotovoltaica al ser alcanzada por la luz libera
electrones creando de esta manera un espacio vacio
denominado huevo, ese hueco va a tender a ser llenado
por otro electrón libre que fue también excitado por la
radiación de la luz que alcanza al semiconductor, en lineas
generales la idea es que los huecos se muevan para un
lado y los electrones libres para el otro, de esta manera se
generara una circulación de corriente sobre el
semiconductor.

A continuación voy a enumerar algunos puntos favorables y


otros no tanto sobre la energía solar fotovoltaica.
VENTAJAS DE LA ENERGÍA
SOLAR FOTOVOLTAICA
1 – Es inagotable: Podemos considerar al sol como una
fuente de energía inagotable, sus rayos alcanzaran la tierra
mientras el planeta exista, de esta manera es lógico
considerarla como una fuente inagotable de energía.

2 – Es Limpia: No emite ningún tipo de contaminante al


medio ambiente

3 – Ideal para zonas remotas: Es la tecnología adecuada


para abastecer de energía eléctrica a zonas donde el
tendido eléctrico no llega o es inaccesible, por ejemplo
zonas rurales apartadas, islas o ciudades pequeñas

4 – Esta en todos lados: En cualquier parte del mundo


donde el sol brille podemos tener acceso a esta tecnología,
es una ventaja muy importante ya que nos da
independencia de la zona de implementacion importante, si
lo comparamos por ejemplo con las represas
hidroelectricas que solo se pueden instalar sobre ríos
altamente caudalosos, representa una gran ventaja.

DESVENTAJAS DE LA ENERGÍA
SOLAR FOTOVOLTAICA
1 – Gran inversión inicial: Los costos de la inversión
inicial son altos, si bien con el tiempo se van amortizando,
se necesita una gran cantidad de dinero para afrontar la
primera etapa de inversión, quizás para un hogar pequeño
con poca demanda el costo sea mas reducido pero de igual
manera representa un valor elevado.

2 – Gran territorio destinado a colocación de paneles :


Al igual que la energía eólica, si queremos implementar un
sistema para gran consumo, al nivel de una ciudad
pequeña por ejemplo, necesitamos de una gran área de
tierra destinada para la colocación de los paneles solares,
esto puede representar un problema si no se cuenta con
ese espacio.
3 – Inestabilidad de radiación solar: Dependiendo la
zona, la época del año y el clima la cantidad de radiación
del solo puede variar, haciendo de esta manera inestable la
cantidad de energía solar que podemos almacenar, esto
puede representar un problema si no contamos con la
suficiente capacidad de almacenamiento (baterías) como
para cubrir la temporada de baja radiación solar

CONCLUSIONES
Es una excelente alternativa para cubrir y complementar las
necesidades energéticas de las ciudades pequeñas o de
los hogares, al día de hoy es poco practico a la hora de
utilizar esta tecnología como fuente principal de energía del
hogar, pero es una gran opción para utilizar como
complemento. Si eres una persona comprometida con el
medio ambiente sin duda este tipo de energía renovable es
la mejor opción para cuidar el medio ambiente, es Limpia
renovables y no daña el medio ambiente
panel fotovoltaico es un tipo de panel
solar diseñado para el aprovechamiento de
la energía solar fotovoltaica. Su función es
transformar la energía solar en electricidad.
Los paneles fotovoltaicos se pueden utilizar para
generar energía eléctrica tanto en aplicaciones
domésticas o en aplicaciones comerciales.
Los módulos fotovoltaicos estan formados por un
conjunto de celdas fotovoltaicas interconectadas
entre ellas. Las células fotovoltaicas que componen
un panel fotovoltaico se encuentran encajadas y
protegidas. El panel fotovoltaico es el encargado de
transformar de una manera directa la energía de la
radiación solar en electricidad, en forma
de corriente continua.
La célula solar sólo es capaz de generar una
tensión de unas décimas de voltio (+/- 0,5 V) y una
potencia máxima de 1 o 2 Watts. Por tanto, es
necesario conectar en serie varias células (que se
comportan como pequeños generadores de
corriente) para conseguir tensiones de 624 V,
aceptadas en muchas aplicaciones.
La placa fotovoltaica está diseñada para soportar
las condiciones que se dan al aire libre y poder
formar parte de la "piel" del edificio. Su vida útil se
considera de 25 años.

Las células se encapsulan en una resina, y se


colocan entre dos láminas para formar los módulos
fotovoltaicos. La lámina exterior es de vidrio y la
posterior puede ser de plástico opaco o de vidrio, si
se quiere hacer un módulo semitransparente.
En el hemisferio norte, hay que orientar las placas,
en dirección sur y con una inclinación determinada.
La más apropiada en cada emplazamiento depende
de la latitud y de la época del año, siendo
aconsejable el estudio de radiación solar recibida
para cada emplazamiento. Por otro lado la
inclinación de los módulos variará en función de las
necesidades energéticas previstas y del período de
utilización, a fin de hacer un balance estacional
(invierno, verano) o anual.

Producción de electricidad mediante


placas fotovoltaicas

Las placas
fotovoltaicas producen electricidad en forma
de corriente continua y suelen tener entre 20 y 40
células solares. De todos modos, es habitual que
los módulos estén formados por 36 células para
alcanzar los voltios necesarios para la carga de
las baterías (12 V).
Las placas solars fotovoltaicas se pueden unir entre
sí de dos formas:

 Conexión en paralelo. Este tipo de conexión se se


realiza con unión por una parte de los polos
positivos y, por otro, de los negativos. La unión
en paralelo entre los paneles solares proporciona
una tensión igual a la del módulo (12-18 V)
 Conexión en serie. La forma de conectar en serie
dos o más paneles fotovoltaicos es conectando
polo positivo de la primera con negativo de la
segunda y sucesivamente. La unión en serie da
una tensión igual a la suma de la de cada módulo
(por ejemplo 12 V, 24 V, 36 V , etc.),
dependiendo del número de placas
interconectadas.

Materiales de las placas fotovoltaicas

Cuando se utiliza una estructura de soporte de los


módulos solares, conviene emplear materiales que
presenten buenas propiedades mecánicas, además
de una gran durabilidad, teniendo en cuenta la larga
vida útil de las instalaciones. Normalmente, los
elementos de soporte son de:

 Aluminio anodizado (de poco peso y gran


resistencia)
 Hierro galvanizado (apropiado para grandes
cargas
 Acero inoxidable (para ambientes m uy corrosivos,
es el de más calidad y precio más elevado).
También existe la posibilidad de realizar las
estructuras de los modulos fotovoltaicos con
madera, debidamente tratada; con unas operaciones
mínimas de mantenimiento, presentando unas
condiciones aceptables para este uso. Las piezas
de fijación, como los tornillos, deberían ser siempre
de acero inoxidable.
Rendimiento de los módulos
fotovoltaicos

En determinados casos, con el fin de aumentar los


rendimientos del sistema de captación, se puede
dotar de movimiento la estructura soporte con unos
sistemas de seguimiento solar. Funcionan mediante
un motor normalmente asociado a un ordenador
que, según la fecha y hora del día, ajusta la
orientación de los paneles, ya sea respecto de uno
o de los dos ejes del plano que contiene el panel.
Estos sistemas son, naturalmente, más complejas e
implican un mayor gasto y un mantenimiento más
elevado.

El fenómeno de difracción de la luz permite obtener


paneles fotovoltaicos con un índice de transparencia
superior al aparente, ya que la sombra proyectada
por cada célula en el interior del edificio es inferior
a la superficie que ocupa. Esto implica que el panel
solar se percibe sensiblemente más opaco desde el
exterior que desde el interior. Es posible, además,
obtener una mayor transparencia si, dentro de una
misma placa , se aumenta la distancia entre las
células.
Placas fotovoltaicas como
elemento constructivo

Las placas
fotovoltaicas empleadas en sistemas conectados a
la red no son diferentes de las utilizadas por
sistemas autónomos. Las que se integran en los
edificios son normalmente módulos estándar. Un
problema formal habitual es el hecho de que pueden
llegar a configurar estructuras independientes,
superpuestas en el edificio, añadidas sin responder
a criterios estéticos. En el mejor de los casos, se
integran en las fachadas o el tejado. Por este
motivo, algunas empresas han desarrollado
elementos fotovoltaicos integrados en los edificios
que pueden sustituir algunos elementos
tradicionales de la arquitectura.
Las placas fotovoltaicas pueden ser, pues, tratadas
como un elemento constructivo y ser combinadas
con otros materiales en módulos prefabricados de
gran superficie (actualmente se fabrican hasta 14
m²). Son apropiadas para la formación de fachadas,
la mejor orientación de las cuales es la sur, a pesar
de no ser importante la influencia de una desviación
de entre 30º y 45º hacia el este o el oeste en el
cómputo anual de captación de energía.