Está en la página 1de 32

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO

DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

DERECHO PROCESAL ORGÁNICO.

I: ORIGEN, DENOMINACIÓN Y CONTENIDO DEL DERECHO


PROCESAL.

Capítulo I
El Conflicto y sus Formas de Solución.
1. Introducción
El hombre es un ser social, pues debe relacionarse con los demás para los
efectos de poder lograr su plena realización material y espiritual. Para ello el
hombre vive en sociedad.
La sociedad supone un orden, y el orden ciertas limitaciones. Para vivir en
comunidad, el hombre ha debido auto limitarse en forma más o menos
acentuada, por medio de un conjunto de normas que regulan su conducta externa
e incluso interna.
Así, ha habido normas de convivencia, de etiqueta, de moral, de religión y
de derecho.
En las sociedades primitivas, todas las normas están confundidas,
acentuándose las morales en forma especial.
Las normas jurídicas se van imponiendo poco a poco y se diferencia de las
otras desde dos puntos de vista: i) al ser impuestas por el Estado tiene fuerza
coercitiva; ii) las otras, sólo imponen moralmente deberes, mientras que las
normas jurídicas imponen deberes pero también otorgan pretensiones (derechos);
iii) las normas jurídicas son bilaterales, en cuanto las otras son universales.

Conflictos de Intereses.
Atendiendo al carácter social del ser humano, puede surgir un conflicto de
intereses, el que se produce cuando una persona tiene una necesidad y no puede
satisfacerla plenamente.
Los conflictos de intereses pueden clasificarse en dos categorías:
a) Conflicto interno de intereses: se produce cuando el propio sujeto debe
ponderar alternativas tendientes a satisfacer algunas de sus ilimitadas
necesidades, los cuales son resueltos por el propio sujeto mediante el sacrificio
del interés menor en beneficio del interés mayor. (La eterna disputa entre
descansar, mirar alguna película en Netflix y estudiar para aprobar los ramos y
egresar en menos de 10 años).
b) Conflicto externo de intereses: se sustenta en la presencia de
intereses discrepantes de dos o más personas que se manifiestan mediante
una acción u omisión que produce un cambio en el mundo externo. Estos
conflictos de intereses pueden ser subdivididos a su vez en: i) conflictos
externos de relevancia jurídica: en los cuales por una acción u omisión de un
sujeto se produce un quebrantamiento del ordenamiento jurídico; conflictos
externos de intereses sin relevancia jurídica: aquellos en que no existe una
violación del derecho. El conflicto de relevancia jurídica requiere ser
compuesto para la mantención de la paz social, a aquél se le ha denominado
litigio. Por la doctrina ha conceptualizado el litigio como: “ conflicto intersubjetivo
de intereses, jurídicamente trascendente, reglado por el derecho objetivo, y caracterizado por la
existencia de una pretensión resistida”
EJERCICIO 1. Casos prácticos para resolver:
1) Marco Villegas está indignado pues arrendó un departamento en Av.
1
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

Alemania a un estudiante de derecho, Claudio Martínez y éste no le ha pagado la


renta hace 3 meses, y le debe $750.000 pesos. Le ha pedido a Claudio que se
vaya del departamento y así pueda a lo menos arrendarlo a otra persona que
cumpla con sus obligaciones.
Como es el dueño del departamento decide entrar al mismo mientras Claudio se
encontraba en clases y llamó a un cerrajero quien cambió la cerradura, para que
Claudio no pueda volver a entrar.
2) Rocio salió de paseo con su novio y pasaron toda la tarde a las orillas del
Lago Colico, ingresando por un predio de un particular. El dueño, Pedro Pablo
Joaquin Augusto Irritablecoeche Avarocini, indignado al ver a la pareja en sus
dominios procede a increparlos y obligarlos a salir del lugar, para lo cual utiliza
a sus invitados que son seleccionados de Polo, y los echan del lugar. La pareja se
siente muy triste y vejada por lo ocurrido. Deciden volver con todos los amigos
del barrio y proceden a ajustar cuentas con el propietario del lugar a quien
deciden golpear por todo lo ocurrido.
3) Yessica y Álvaro son novios hace ya 2 años, se conocieron en la Facultad y
ya están por egresar. A pesar de que la relación comenzó de muy buena manera,
pensaban hasta casarse y estar juntos por toda la vida y todas esas cosas. Pero,
comenzaron a tener problemas relacionados con los celos mutuos y tenían
discusiones cada vez más frecuentes, hasta que terminaron su relación.
Seis meses después Yessica inicia una nueva relación y Álvaro al enterarse,
reaccionó ofuzcandose y decidió hablar mal de ella en las redes sociales, incluso
haciendo memes para desprestigiarla y para que todos se burlen de ella.

Debe responder respecto de cada uno de los tres casos propuestos:


1) ¿Cuál es la problemática jurídica en disputa. Señale qué derechos se
encuentran en pugna?
2) ¿Cuáles son las formas de solución de conflictos que existen para resolver
el asunto?
3) Ejerciendo la defensa de las partes como abogada o abogado, conforme a
las diversas opciones jurídicas de solución, éticamente ¿cuál es la que
eligiría y por qué?

2. Formas de solución del conflicto


Para recuperar la paz social que ha sido alterada en virtud de un conflicto,
han surgido durante la historia de las instituciones procesales, y coexisten en el
tiempo presente tres medios posibles de solución de conflictos:
2
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

a) Autotutela.
b) Autocompocisión.
c) Heterocompocisión.

2.1. La autotutela o autodefensa


Concepto
Es la más primitiva de todas las formas de solución de conflictos, pues se
pretende solucionar el asunto sin recurrir a nadie, si no que directamente, e
incluso mediante el uso de la fuerza por los propios interesados.
Se la ha definido como: “la reacción directa y personal de quién se hace
justicia con manos propias” (Eduardo Couture).

Características
Lo que caracteriza a la autotutela no es la preexistencia de un ataque, ni la
inexistencia de un determinado procedimiento, que a veces se observa, sino la
concurrencia de dos elementos:
a) La ausencia de un tercero imparcial distinto de los sujetos en conflicto.
b) La imposición de la decisión por una de las partes a la otra.

Evolución
La natural evolución social y jurídica va excluyendo la fuerza a medida
que se progresa, identificando con la evolución, un rechazo a la autotutela.
En alguna etapa muy primitiva se llega a la propia regulación de la fuerza
como forma sancionadora, un ejemplo es el establecimiento de la ley del talión.
Esa forma la podemos llamar autodefensa, en virtud de la cual el titular de la
situación o derecho, asume la defensa de ella.
A medida que avanza el derecho, en una última etapa, que podríamos
llamar moderna, es el Estado quién se apropia de la facultad sancionadora,
prohibiendo la justicia de propia mano.
En nuestro ordenamiento se prohíbe la autotutela, y más aún, se la
sanciona criminal y civilmente. En efecto la Constitución Política de la
República establece que todo conflicto debe ser resuelto a través de un tribunal
competente, lo que se deduce de los arts. 1, 19 Nº 1, 2, 3 y 76, en igual sentido el
artículo 1 del Código Orgánico de Tribunales y artículo 1 del Código Procesal
Penal. La ley por su parte, tanto en el Código Penal como en el Código Civil,
prohíben el uso de la fuerza, ya sea tipificándolo como delito, ya sea afectando la
validez del acto.

Excepciones.
En nuestra legislación es posible identificar algunos casos en los que la
autotutela se encontraría permitida, pero siempre bajo el cumplimiento de una
serie de exigencias legales:
a) El derecho a la huelga. Artículo 345 del Código del Trabajo.
b) El derecho legal de retención. Artículo 2392 del Código Civil y 545
del Código de Procedimiento Civil.
c) La legitima defensa. Artículo 10 N° 4 y N° 5 del Código Penal,
como una eximente de responsabilidad penal.

2.2. La autocomposición
Concepto

3
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

Se la ha definido como: “Forma de solución de controversias, en la que


ambas partes, mediante el acuerdo mutuo, o bien una de ellas, deciden poner
término al conflicto o litigio pendiente”.

Características
La autocomposición se caracteriza por:
a) Ser una forma de solución de conflictos, ya sea que se hayan llevado o
no al proceso para su solución.
b) Es una forma en que las partes en forma directa, sea con la asistencia o
no de terceros, determinan las condiciones en que se debe solucionar el conflicto.
c) Sólo puede autocomponerse por quienes tienen las facultades
suficientes para llegar a un acuerdo, por lo que deben reunirse las reglas
generales de capacidad del Código Civil, y el mandatario judicial debe tener las
facultades del art. 7 inc.2 Código de Procedimiento Civil.
d) Es una forma pacífica de solución de los conflictos que emana de una
decisión voluntaria de las partes, por lo que la concurrencia de la fuerza física o
moral la invalida.
La negociación directa de las partes constituye la primera alternativa de
solución del conflicto. Ella requiere la existencia de un conflicto previo, a cuya
solución se arriba por la acción voluntaria de las partes. Es indiferente a la
existencia de un proceso, en cuanto puede existir sin éste, durante éste o después
de éste, en la etapa de cumplimiento de la sentencia.
El proceso penal actual, está estructurado a través de diversos
procedimientos aplicables conforme a la cuantía de los delitos investigativos, y
sujetos al cumplimiento de ciertos presupuestos obligatorios, así: el principal y
más complejo de ellos es el procedimiento ordinario que tiene por etapa final el
Juicio Oral; luego aparecen, el procedimiento abreviado, el simplificado y el
monitorio, además de otros de carácter especial según la naturaleza de la acción
penal ejercida o la calidad del imputado.
Sin perjucio de la variada gama de procedimientos antes citados, que
constituyen las diversas formas de solucionar el conflicto penal, en busca de una
sentencia condenatoria o absolutoria, el sistema penal también reconoce la
procedencia de salidas alternativas para poner término o suspender los procesos
penales durante su transcurso, estos medios son: i) la suspensión condicional del
procedimiento; ii) los acuerdos reparatorios; iii) el ejercicio del principio de
oportunidad; otras formas, anormales de poner término al proceso penal, son el
ejercicio de la facultad del Ministerio Público de no perseverar en la
investigación y el sobreseimiento definitivo según sus diversas causales.

Clasificación
Desde el punto de vista de su relación con el proceso, la autocomposición
se clasifica en:
a) Extraprocesal o pre-pocesal: tendrá uno u otro carácter según se discuta
su procedencia o validez en el proceso.
b) Intraprocesal: se produce durante el proceso declarativo, ya sea a
instancias de las partes, o del órgano jurisdiccional. Ella requiere resolución
judicial que no tiene, eso sí, el carácter de decisión jurisdiccional del conflicto.
c) Post-procesal: se verifica desde la sentencia firme durante la ejecución
de ésta, ya sea en la ejecución singular como en la colectiva.
Desde el punto de vista de concurrencia de las partes para generar la
composición, es menester tener presente que siendo dos las partes en conflicto y
4
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

no tres, como es el caso de los procesos debe intervenir un órgano jurisdiccional


imponiendo una sentencia a las partes, la conducta por la cual se puede llegar a
la composición puede ser:
a) Unilateral: proviene de una de las partes.
b) Bilateral: proviene de ambas partes.

Formas de Autocomposición Unilaterales


A. La renuncia
Es posible que el actor y el que hubiere deducido reconvención renuncie a
su pretensión antes de hacerla valer en el proceso, de conformidad a lo previsto
en el art. 12 Código Civil.

En materia penal
Dicho precepto debe concordarse con el artículo 56 del Código Procesal
Penal, los cuales establecen que la acción penal pública no se extingue por la
renuncia de la persona ofendida.
De acuerdo con ello, es posible renunciar a la acción penal pública por la
parte ofendida, pero ello importa que sólo la parte ofendida y sus sucesores no
podrán hacer valer la acción, no afectando dicha renuncia a cualquier otra
persona capaz de ejercerla según los arts. 111 y 173 del Código Procesal Penal.
En el actual proceso penal, el art. 170 Código Procesal Penal, contempla el
principio de oportunidad, por el cual se permite a los Fiscales del Ministerio
Público no iniciar la acción penal o abandonar la ya iniciada cuando se trate de
un hecho que no comprometa gravemente el interés público.
Sin embargo, en el antiguo como en el nuevo proceso penal, tratándose de
la acción penal privada y de la civil, se establece expresamente su extinción por
medio de la renuncia de la parte ofendida, art. 56 inc.2 del Código ya citado.
Finalmente se contempla como una forma de extinguir la responsabilidad
penal el perdón de la parte ofendida, art. 93 Nº 5 Código Penal en relación con el
artículo 250 letra d) Código Procesal Penal.

B. El desistimiento
Una vez hecha valer la pretensión en el proceso por parte del actor, lo que
cabe es el desistimiento, al cual se lo ha definido como: “la renuncia que
efectúa el demandante de la pretensión hecha valer en su demanda o del
demandado de la pretensión hecha valer en su reconvención durante el
proceso”.
Consiste en un acto unilateral del actor, el cual no requiere aceptación del
demandado, pero puede oponerse al mismo o en su caso, hacerlo
condicionalmente al pago de las costas de la causa, arts. 148 y siguientes del
Código de Procedimiento Civil.
En materia penal
En el proceso penal, el querellante puede desistirse de la acción penal
pública, pero ésta no produce la extinción de la acción penal, sino sólo respecto
de la tramitación de la querella. Art.118 Código Procesal Penal.

C. El Allanamiento
Se lo ha definido como: “una manifestación de voluntad por parte del
demandado por el cual reconoce y se somete a la satisfacción de la
pretensión hecha valer en su contra por el actor”.
5
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

El allanamiento en nuestro proceso civil sólo puede eliminar la etapa


probatoria en conformidad al art. 313 CPC, debiendo el juez dictar sentencia
para los casos en que la pretensión se haya hecho valer y de la cual el
demandado se ha allanado.

En materia penal.
En el proceso penal no puede concebirse un allanamiento en el juicio oral,
lo que cabría sería aplicar el procedimiento abreviado, la suspensión condicional
del procedimiento o los acuerdos reparatorios, dependiendo de la cuantia del
delito respectivo.
Debe tenerse presente que nadie puede ser condenado aún cuando haya
confesado su autoría, pues el sistema procesal penal está diseñado sobre la base
de una investigación que lleva a cabo la Fiscalía, quien luego debe rendir las
pruebas en el juicio oral y en dicho contexto, la declaración del imputado no
constituye un medio de prueba, sino que un derecho establecido en favor de este
último.

Formas Autocompositivas Bilaterales


Se caracterizan por ser métodos no adversariales, por lo que:
a) Las partes actúan juntas y cooperativamente, ya sea solas o asistidas por un
tercero.
b) Mantienen el control de las conversaciones.
c) Acuerdan la propia decisión, que resuelve el conflicto, sin importar la solución
jurídica o los precedentes.

A. La Transacción

Concepto.
Se la ha definido como: “es un método autocompositivo de carácter
bilateral y no asistido, destinado a precaver un litigio eventual o poner
término a un litigio pendiente, haciéndose las partes concesiones
recíprocas”.
Se encuentra regulada en los arts. 2446 y siguientes Código Civil.

Características.
La transacción se caracteriza por:
a) Es un método autocompositivo, que busca solucionar el conflicto antes
de que sea llevado a un proceso o poner término al litigio del que versa el
proceso.
b) Es un método autocompositivo directo, no necesita de la asistencia de
un tercero.
c) Es un contrato o acto jurídico bilateral, por lo que requiere el acuerdo de
las partes del proceso.
d) Es un contrato que pone término a un litigio eventual o precave un
litigio pendiente, exigiendo que as partes se hagan concesiones recíprocas.
e) Es un contrato extrajudicial.
f) Es un contrato regulado por la ley.
g) El mandatario judicial requiere facultades especiales para transigir
conforme al art. 7 inc.2 CPC.
h) Es un contrato consensual.

6
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

i) Produce el efecto de cosa juzgada de última instancia de conformidad a


lo previsto en el art. 2469 CC.
j) Es una excepción perentoria, que debe hacerse valer al tiempo de la
contestación de la demanda en el juicio ordinario. Además constituye una
excepción mixta, por lo que puede hacerse valer como excepción dilatoria según
el art. 304 CPC y una excepción anómala, que puede hacerse valer en cualquier
estado del juicio, hasta antes de la citación a oír sentencia de primera instancia y
la vista de la causa en segunda.

B. La Mediación
Es un medio autocompositivo de carácter extrajudicial, bilateral y asistido,
destinado a precaver un litigio eventual o a poner término a un litigio pendiente.
Se la ha defino como: ”procedimiento no adversarial en el cual un
tercero imparcial (diferente al Juez) ayuda a las partes a negociar para
llegar a un acuerdo mutuamente aceptable”.

Características
Se caracteriza por ser:
a) Es un método autocompositivo, por el cual mediante la asistencia de un
tercero, se puede llegar voluntariamente a una solución.
b) Es un método autocompositivo de negociación asistida, puesto que se
contempla la asistencia de un tercero llamado mediador.
c) El mediador no cumple una función decisoria respecto del conflicto,
sino que es un colaborador de las partes para que arriben a un acuerdo.
d) El proceso de mediación es confidencial, tanto para las partes como
para el mediador y los terceros.
e) El proceso de mediación puede ser establecido con carácter voluntario,
obligatorio u optativo.
f) Se caracteriza por ser de una formalidad relativa y flexible.
g) Es creativo, el mediador y las partes no se encuentran limitados en
explorar las diversas soluciones a través de las cuales se puede componer el
conflicto.
h) El proceso de mediación puede permitir que las partes lleguen a un
acuerdo recíproco acerca de la forma de resolver el conflicto.
i) En nuestro derecho lo normal será que el acuerdo se materialice
mediante la suscripción de un contrato de transacción.
En nuestra legislación actual, LA MEDIACIÓN está regulada en el
artículo 106 de la Ley N°19968.
Artículo 106.- Mediación previa, voluntaria y prohibida. Las causas relativas al derecho de alimentos,
cuidado personal y al derecho de los padres e hijos e hijas que vivan separados a mantener una relación
directa y regular, aun cuando se deban tratar en el marco de una acción de divorcio o separación judicial,
deberán someterse a un procedimiento de mediación previo a la interposición de la demanda, el que se regirá
por las normas de esta ley y su reglamento.
Lo dispuesto en el inciso anterior no se aplicará a los casos del artículo 54 de la ley N° 19.947.
Las partes quedarán exentas del cumplimiento de este requisito, si acreditaren que antes del inicio de la
causa, sometieron el mismo conflicto a
mediación ante mediadores inscritos en el registro a que se refiere el artículo 112 o si hubieren alcanzado un
acuerdo privado sobre estas materias.
Las restantes materias de competencia de los juzgados de familia, exceptuadas las señaladas en el inciso
siguiente, podrán ser sometidas a mediación si así lo acuerdan o lo aceptan las partes.
No se someterán a mediación los asuntos relativos al estado civil de las personas, salvo en los casos
contemplados por la Ley de Matrimonio Civil; la declaración de interdicción; las causas sobre maltrato de
niños, niñas o adolescentes, y los procedimientos regulados en la ley N° 19.620, sobre adopción.
En los asuntos a que dé lugar la aplicación de la ley N°20.066, sobre Violencia Intrafamiliar, la mediación
procederá en los términos y condiciones establecidos en los artículos 96 y 97 de esta ley.

7
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

C. El Avenimiento
Es un medio autocompositivo, bilateral y no asistido, destinado a poner
término a un litigio pendiente.
Se lo ha definido como: “el acuerdo que logran directamente las partes
en virtud del cual le ponen término a su conflicto pendiente de resolución
judicial, expresándolo así al tribunal que está conociendo la causa”
(Colombo Campbell).

Características
Se caracteriza por:
a) Es un método autocompositivo, por el cual se pretende poner término a
un litigio pendiente, es decir, a un litigio sobre el cual existe un proceso.
b) Es un medio autocompositivo directo.
c) Es un contrato o acto jurídico unilateral.
d) Es un contrato procesal.
e) Es un contrato judicial, puesto que generalmente las partes lo acuerdan
fuera del proceso, pero deben dar cuenta de éste al tribunal para que produzca el
efecto de poner término al litigio.
f) Es un contrato no regulado sistemáticamente en la ley.
g) El mandatario judicial requiere facultades especiales para avenir.
h) El avenimiento pasado ante tribunal competente pone término al
proceso y proceso y produce el efecto de cosa juzgada.

D. La Conciliación
Es un medio autocompositivo de carácter judicial, bilateral y asistido,
destinado a poner término a un litigio pendiente.
Se lo ha definido como: “el acto jurídico procesal bilateral en virtud del
cual las partes, a iniciativa del juez que conoce del proceso, logran durante
su desarrollo ponerle fin por mutuo acuerdo” (Colombo Campbell)
Características
Se caracteriza por:
a) Es un método autocompositivo, por el cual se pretende poner término a
un litigio pendiente. No es un método puro, ya que requiere de la existencia del
proceso y en su momento, de la asistencia personal del juez.
b) Es un método autocompositivo asistido, por el juez que conoce de la
causa.
c) Es un contrato jurídico bilateral.
d) Es un contrato procesal. Dentro de éste existe una limitación, ya que las
partes sólo pueden componer acerca de sobre las pretensiones y
contrapretensiones debatidas, sin poder hacer concesiones ajenas a las
sustentadas en el proceso.
e) Es un contrato judicial, puesto que lo celebran dentro del proceso y en
presencia del tribunal, dejándose constancia en un acta acerca del acuerdo, que
deben suscribir el juez, las partes que lo deseen y el secretario del tribunal, art.
267 CPC.
f) Es un contrato regulado por la ley, estableciéndose además el llamado a
conciliación como uno de los trámites esenciales en primera instancia, en
conformidad al art. 795 nº 2, cuya omisión faculta para deducir un recurso de
casación de forma.

8
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

g) El acta de conciliación se estima como sentencia ejecutoriada para


todos los efectos legales, art. 267 CPC, y en consecuencia produce cosa juzgada
y es título ejecutivo perfecto.
La Conciliación, se encuentra regulada en el artículo 262 y siguientes del
Código de Procedimiento Civil. A diferencia de la mediación, el Juez está
autorizado para fijar las bases de un posible acuerdo, lo que no puede hacer el
mediador quien sólo está facultado para ayudar a las partes a que estas mismas
lleguen a un acuerdo.
Conforme al artículo 263 del CPC.: “El juez obrará como amigable
componedor. Tratará de obtener un avenimiento total o parcial en el litigio. Las
opiniones que emita no lo inhabilitan para seguir conociendo de la causa”.

E. La Suspensión condicional del procedimiento


Es medio autocompositivo de carácter judicial, bilateral y no asistido,
celebrado entre el fiscal y el imputado dentro del nuevo sistema procesal penal,
que requiere ser homologado por el juez de garantía, y se celebra con el fin de
suspender el procedimiento y conducir al término del litigio penal pendiente
respecto de un delito de acción penal pública, en caso de cumplirse los requisitos
establecidos en la resolución que concede el beneficio.
Características
Se caracteriza por:
a) Es un método autocompositivo, puesto que para ser decretada la
suspensión, por el juez de garantía, se requiere que exista acuerdo entre el fiscal
y el imputado.
b) Es un medio autocompositivo homologado, ya que es el tribunal quien
teniendo presente el acuerdo, fija las condiciones bajo las cuales debe verificarse.
c) Es un contrato o acto jurídico bilateral.
d) Es un contrato procesal.
e) Es un contrato judicial.
f) Es un contrato regulado por la ley.
Se encuentra regulado en los artículos 237 y siguientes del Código
Procesal Penal.

F. Los Acuerdos reparatorios


Es un medio autocompositivo de carácter judicial, bilateral y no asistido,
celebrado entre el imputado y la víctima en el nuevo sistema procesal penal, que
requiere ser homologado por el juez de garantía, y se celebra con el fin de
convenir la reparación de las consecuencias causadas por el delito y poner
término al litigio penal pendiente respecto de un delito que afectare bienes
jurídicos disponibles de carácter patrimonial consistieren en lesiones menos
graves o constituyeren delitos culposos.
Características
Se caracteriza por ser:
a) Es un método autocompositivo.
b) Es un método autocompositivo homologado, ya que es el tribunal de
garantía quién debe aprobarlo para poner término al proceso penal.
c) Es un contrato o acto jurídico bilateral.
d) Es un contrato procesal, que produce efectos sobre el proceso, el que no
es otro que ponerle término mediante un sobreseimiento definitivo, al generarse
la extinción de la responsabilidad penal, art. 242 CPP.

9
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

e) Es un contrato judicial, puesto que el juez de garantía debe aprobar el


acuerdo.
f) Es un contrato regulado por la ley.
Se encuentra regulado en el artículo 241 y siguientes del Código Procesal
Penal.

2.3. HETEROCOMPOSICIÓN
Ella es “aquél método de solución de conflictos por el cual las partes
acuden a un tercero, ya sea individual o colegiado, quién se compromete u
obliga en razón de su oficio, luego de la tramitación de un proceso, a emitir
una decisión para la solución del conflicto, cuyo cumplimiento deberán
acatar dichas partes”.

LA RAZÓN DE SER DEL PROCESO.


Desde el amanecer de la humanidad se dio la coexistencia de un
pretendiente y un resistente y con ello, la existencia del conficto. En un principio
se recurría exclusivamente a la fuerza para dar solución a los desencuentros. En
algún momento, que nadie ha determinado con precisión, se optó por el debate,
lo que determinó que “la fuerza de la razón sustituyera a la razón de la fuerza,
reemplazando el brazo armado por la palabra, que ostenta -como medio de
discusión- la innegable ventaja de igualar a los contendientes”.
Por ello, podemos concluir que “la razón de ser del proceso es la
erradicaciónde toda fuerza ilegítima dentro de una sociedad dada, para
mantener un estado perpetuo de paz.”1
Sin embargo, la idea de fuerza no ha podido ser eliminada totalmente
como alternativa de solución de confictos, ni siquiera por el proceso. Las
medidas cautelares o la ejecución de sentencia llevan una naturaleza coercitiva,
aunque legitimada.2

APROXIMACIÓN A LA IDEA DE PROCESO.


El proceso cumple una doble función:
• Privada: Es el instrumento con el que cuenta toda persona natural o
jurídica -gente o ente- para lograr una resolución del Estado. Es la alternativa
final si es que no ha logrado disolverlo mediante la autocomposición.
• Pública: Es la garantía que otorga el Estado a todos sus habitantes en
contrapartida de la prohibición impuesta respecto del uso de la fuerza privada.

Las nociones de conficto, litigio y controversia


El Conficto
Cuando nos referimos a “conficto”, surge en nuestra mente un pleito, una
disputa, una litis o un enfrentamiento, sin embargo no podemos alejarnos de la
realidad social y sobre todo tratar de entender ¿qué se entiende por conflicto en
un plano social? Para lo cual debemos entender que la noción de conflicto es
clave y eje central del pensamiento de la psicología social, pues el conflicto es
inherente a la interacción humana.
1
ÁLVARADO VELLOSO, ADOLFO, “Lecciones de Derecho Procesal Civil”, Perú, 2011, Editorial
San Marcos, pag. 12.
2
En materia civil, para efectos de la ejecución de una sentencia, puede optarse por el
desalojo de una propiedad a través del auxilio de la fuerza pública; en materia de derecho de
familia, puede compelerse al alimentante incumplidor con arresto de hasta por 15 días, ya
sea en modalidad nocturna o de manera efectiva en caso de reiteración.
10
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

Cuando un individuo quiere para sí y con exclusividad un bien


determinado, intenta implícita o expresamente someter a su propia voluntad una
o varias voluntades ajenas (pretensión).
Si dicha pretensión se satisface no habrá problema. En caso de no ser
satisfecha la pretensión, existe una resistencia, que puede deberse a que se
discute el derecho, o no se acata una orden, o en un incumplimiento de un
mandato vigente.
A la coexistencia de una pretensión y de una resistencia acerca de un
mismo bien en el plano de la realidad social, se le denomina como conflicto
intersubjetivo de intereses.
Sin conflictos, no serian necesarios los abogados, jueces ni medios de
resolución, se imaginan un mundo sin abogados?

Más allá de la inonía de esta conocida imagen, ese mundo ideal requiere
de paz social, de ausencia de conflictos en los diversos ámbitos de la vida de la
humanidad. Nuestra profesión surge como respuesta al conflicto, como un
componedor de las problemáticas de las personas.
Si como individu@s de la especia humana, pudiesemos resolver nuestras
controversias de manera pacífica, de manera autocompositiva, no se requeriría ni
siquiera de tribunales; pero, como históricamente ha quedado demostrado, la
humanidad no es capaz de resolver conflictos de manera pacífica, sino sólo de
manera excepcional. Socialmente, estamos acostumbrados a encargar la solución
del asunto a terceros, para que se dirima de la manera más imparcial posible.
En nuestra realidad contemporánea, contamos con el proceso, con
tribunales, con auxiliares de la administración de justicia, y muy especialmente,
de entre ellos, con l@s abogad@s.
(PARENTESIS SOBRE LA ABOGACÍA)
L@ Abogacía, es por lejos, la profesión más íconica de todas, la
trascendencia de nuestra labor trasunta todos los planos de interés del ser
humano.

11
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

En nuestra legislación, encontramos una expresa referencia en el Título


XV, artículos 520 y siguientes del Código Orgánico de Tribunales, que es vuestro
deber como futur@s juristas conocer:
“Art. 520. Los abogados son personas revestidas por la autoridad
competente de la facultad de defender ante los Tribunales de Justicia los
derechos de las partes litigantes”.
En consecuencia, si optamos por estudiar ésta noble carrera, una de las
principales preocupaciones es que debemos aprender y dominar de la mejor
manera posible el proceso, como instrumento de resolución de conflictos, que se
desarrolla ante los tribunales de justicia.
Comencemos inmediatamente, revisando las funciones del proceso.

FUNCIONES DEL PROCESO ANTE UN CONFICTO.


Entendemos como proceso el instrumento que ostenta la jurisdicción para
la resolución definitiva e irrevocable de los confictos intersubjetivos y sociales.
La razón por la cual el tercero actúa sobre las partes para la solución del
conflicto es que está investido del ejercicio de la función jurisdiccional, que le
reconoce el art. 76 de la Constitución Política de la República.
La JURISDICCIÓN es “la función pública, realizada por los
órganos competentes del Estado, con las formas requeridas en la ley, en virtud
de la cual, por acto de juicio, se determina el derecho de las partes, con el
objeto de dirimir sus conflictos o controversias de relevancia jurídica,
mediante decisiones con autoridad de cosa juzgada, eventualmente factibles de
ejecución”. Eduardo Couture.
Para que se ponga en movimiento el ejercicio de la función jurisdiccional,
es menester que se ejerza por la parte activa una ACCIÓN, la cual ha sido
conceptualizada como: “el derecho subjetivo público o potestad de carácter
público, de requerir al órgano el ejercicio de su función jurisdiccional”;
Couture: “la acción es una pretensión del derecho constitucional de
petición y, naturalmente absolutamente autónoma, distinta y separada del
derecho subjetivo respectivo.”
El actor que ejerce la acción para los efectos de obtener la satisfacción de
una PRETENSIÓN, a lo cual se opone la persona en contra de la cual ella
se hace valer. La pretensión ha sido conceptualizada, POR CARNELUTTI,
como “modo de ejercicio del poder jurídico, siendo la pretensión una
declaración de voluntad por la que se exige la subordinación del interés ajeno
al interés propio”.
GUASP, en sus Comentarios a la Ley de Enjuiciamiento Civil, amplía la
noción de pretensión, diciendo que es “la declaración de voluntad por la que se
solicita del órgano jurisdiccional una actuación frente a determinada persona
distinta del autor de la declaración”. Tal actuación es el verdadero objeto de la
pretensión, que el órgano jurisdiccional ejerza la función, no que dé la razón al
ejercitante.
Las ideas de acción y reacción son básicas en el proceso y para que el
sujeto activo esté en condiciones de defenderse debe ponérsele en conocimiento
de la pretensión del demandado a través de una notificación válida, cumpliendo
con ello con el principio del debido proceso legal, que en derecho
procesal debe ser entendido como el principio por el cual nadie puede ser

12
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

condenado sin saber legalmente que existe un proceso respecto de él y tener la


posibilidad cierta de intervenir en dicho proceso.
Conflicto de relevancia jurídica y que se presenta en la vida social cuando
existe un choque intersubjetivo de intereses por el desconocimiento o violación
de un precepto que peordena una conducta que en los hechos no se cumple 3.
Ejemplos hay muchos, y propios de la vida diaria, como cuando se incumple un
contrato de arrenamiento por no pagarse la renta. El arrendador perseguirá el
pago de lo adeudado y el arrendatario se resistirá.
Quizás, el arrendador querrá incluso compeler forzosamente al
arrendatario para que le pague, pensando incluso en el uso de la fuerza; pero, tal
como ya lo hemos mencionado, el uso de tal medio está proscrita en nuestro
ordenamiento jurídico. Entonces, al acreedor no le queda más que incoar un
proceso, mediante una demanda en la cual debe afirmar necesariamente la
existencia de un conflicto en el plano de la realidad social.
Esa necesaria afirmación convierte al simple diálogo en algo similar a una
dialéctica, en la cual el pretendiente afirma un hecho (tesis), el resistente
(antítesis), y eventualmente, el juez produce una conclusión (síntesis) en su
sentencia dando o no por demostrada la tesis en orden a los medios de
confirmación que alguno de los interesados haya acercado en función de claras
reglas que establecen a quién le compete la tarea de confirmar.
El cumplimiento de esta tarea se efectúa en un plano estrictamente jurídico
(el del proceso), obviamente diferente del plano de la realidad social, pudiendo
ocurrir que entre ambos exista o no plena coincidencia.
La oposición a la satisfacción de la pretensión por la otra parte es lo que
genera el litigio o conflicto. No siendo posible la solución del conflicto por la
autocomposición, es menester que el titular de la pretensión accione para que se
ejerza la función jurisdiccional, siendo la forma en cómo se resolverá el
conflicto, la decisión de autoridad, que se manifiesta como una sentencia al final
de un proceso.
Se debe entender por PROCESO: “un medio idóneo para dirimir
imparcialmente, por acto de autoridad, un conflicto de relevancia jurídica
mediante una resolución que, eventualmente, puede adquirir la fuerza de cosa
juzgada”.
La sentencia que se debe dictar en el proceso resulta eficaz, por provenir
de un tercero independiente en ejercicio de la facultad jurisdiccional y porque
dicha decisión se torna inmutable e inimpugnable una vez pasada en autoridad de
COSA JUZGADA, la cual hemos conceptualizado como:
“una cualidad extraprocesal de que puedan gozar los efectos inmediatos
de las sentencias, en cuya virtud se adquiere la inmutabilidad y eficacia de los
mismos, dentro del proceso y frente a la eventualidad de una decisión
contradictoria.”4

Naturaleza del proceso.


Ordinariamente, el derecho procesal ha sido asociado al derecho positivo
que regula la práctica de los tribunales. Este concepto eminentemente estático,
3
Ob. Cit (1) pag. 13.
4
Leonel Torres Labbé, Memoria de Prueba para optar al grado de Licenciado en Derecho, “La Cosa
Juzgada en el Ordenamiento Jurídico Chileno, y en especial de su naturaleza jurídica y
Conceptualización.”
13
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

omite cualquier alusión al carácter eminentemente dinámico de este derecho,


derivado de la vivencia jurídica constituida por el quehacer del juez, los
abogados y las partes. Es este segundo elemento, aquel que ha sido latamente
discutido por la doctrina.

1. Teoría Clásica: El proceso es un contrato de “litis contestatio”, esto


es, un acuerdo de voluntades tendiente a encontrar la justa solución del conflicto.
Posteriormente, ya en la época de la revolución francesa, aparece una segunda
vertiente dentro de la teoría clásica, que considera al proceso como un
cuasicontrato, en términos de ser tan sólo un conjunto de fórmulas legales que
llevan a resolver el asunto.

2. Teoría de la Relación Jurídica: La segunda teoría respecto a la


naturaleza del proceso, es la denominada doctrina de la relación jurídica,
sustentada principalmente por autores como Von Bullow, Chiovenda y
Calamandrei. El proceso es una relación jurídica que se presenta ante el órgano
jurisdiccional a fin de que éste aplique la ley que corresponda al caso concreto, a
fin de llegar a la justa solución de la contienda. La relación jurídica es la esencia
del proceso y es previa al derecho litigioso, toda vez que surge en el momento en
que la simple norma jurídica se traduce en una pretensión. Existen derechos y
obligaciones recíprocos entre los interesados en el litigio y los funcionarios
encargados de resolverlo.

3. Teoría de la Situación Jurídica: Posteriormente, aparece en escena


la doctrina de la situación jurídica, la cual, de conformidad a los postulados de
Goldschmidt, establece que no es posible hablar de relación jurídica, por cuanto
la solución del conflicto es tan sólo una mera expectativa de las partes en orden a
obtener sentencia favorable, por lo que sitúa al proceso en un escalafón inferior,
cual es el de simple situación jurídica.

4. Teoría de la Institución Jurídica: En cuarto lugar figura la doctrina


sostenida por el autor Jaime Guasp, conforme a la cual el proceso es una
institución jurídica a la cual las partes acuden cuando existe entre ellas un
conflicto que debe ser solucionado (explica la utilidad del proceso pero no su
naturaleza jurídica).

5. Teoría Moderna de la Relación Jurídica Compleja: Finalmente,


encontramos la teoría de la relación jurídica compleja, propuesta por autores
como Carnelutti, la cual goza hoy en día de la aceptación mayoritaria de la
doctrina, sobre todo por ser aplicable casi enteramente al proceso civil e
inclusive a los procesos criminales con ciertas diferencias. Consiste en establecer
que el proceso es un conflicto de intereses jurídicamente relevante, y que en
consecuencia es objeto de regulación especial por parte del Derecho,
constituyendo su esencia la “justa composición de la litis”.
Se estima que las teorías antes enunciadas, adolecen del error de definir la
naturaleza del proceso como aquella que el derecho positivo le asigna; miran a la
existencia en lugar de la esencia. En consecuencia, para poder determinar con
claridad qué es el proceso, será preciso atender no a la ley sino a la práctica. Se
ha entendido en general que el proceso es el trabajo que desarrollan los actores
procesales con miras a la solución de la contienda.

14
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

Aparece entonces la trilogía “contienda - juez - juicio”, así como, una serie
de conceptos similares que es preciso definir y diferenciar antes de entrar de
lleno al análisis de fondo.

CONCEPTUALIZACIÓN DEL PROCESO.


El proceso es “un medio idóneo para dirimir imparcialmente, por acto
de autoridad, un conflicto de relevancia jurídica mediante una resolución que,
eventualmente, puede adquirir la fuerza de cosa juzgada”.
Regularmente suele confundirse con otros términos:
1) PROCESO Y LITIS O LITIGIO: el litigio es la representación
procesal de la contienda, caracterizada por la existencia de una pretensión
resistida. Si bien un proceso supone un litigio, es posible que exista sin éste,
como en los casos de jurisdicción voluntaria.
2) PROCESO Y JUICIO: El juicio es la decisión, la sentencia, que
sólo constituye una parte del proceso y que incluso puede no presentarse
(avenimiento, sobreseimiento, etc.) No obstante, la influencia española hace que
nuestros códigos normalmente utilicen esta expresión como sinónimo de
procedimiento (Juicio Ordinario, Juicio Ejecutivo, etc.).
3) PROCESO Y PROCEDIMIENTO: Es una relación de género a
especie. El PROCEDIMIENTO “es el conjunto de formalidades
externas que determina el desarrollo de los actos que forman el proceso”.
4) PROCESO Y EXPEDIENTE: El proceso es una idea, una
abstracción, mientras que el expediente es la materialidad, el legajo de papeles
en que se registran los actos de un proceso.
5) PROCESO Y CAUSA: Conforme a lo establecido en los artículo
76 de la Constitución Política de la República y 1° del Código Orgánico de
Tribunales, no se aprecian diferencias entre ambos conceptos, por lo que
concluimos que nuestro legislador los considera como sinónimos.
6) PROCESO Y AUTOS: La palabra autos es utilizada por nuestro
legislador en múltiples sentidos, en algunos casos como sinónimo de proceso,
pero también en otros para referirse al expediente, e inclusive como una
categoría o clase de resolución judicial.
7) PROCESO Y PLEITO: Conforme al artículo 159 N°6 C.P.C., el
concepto de pleito es sinónimo de litigio.

OBJETO DEL PROCESO.


Encontramos una doble realidad del proceso, siendo la primera la conducta
humana, y su segunda la representación formal. El conflicto, entendido como la
oposición de voluntades en razón de intereses recíprocamente incompatibles, se
transforma en contienda cuando los intereses mutan en pretensiones
jurisdiccionales, siendo en consecuencia la contienda el objeto del conocimiento
del Juez. El juez conoce la contienda, fundamentalmente en dos etapas:
a. Aprehensión Judicativa: La aprehensión de los hechos por parte del
Juez no es sólo racional, sino que además tiene la calidad de ser el medio para
llegar a juzgar, lo cual es el fin último del proceso.
b. Convicción Razonable: Como el proceso es posterior al conflicto, la
verdad a la que se aspira es sólo una probabilidad, una opinión que se forma el
Juez y respecto de la cual debe lograr un nivel de convicción a fin de que se trate
de una solución justa y capaz de restablecer la paz social. La convicción del Juez

15
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

se funda en apreciaciones que lo conducen a una verdad probable, para ello


encontramos tres etapas:
1) Discernimiento de la Regla Aplicable: Supone la búsqueda y
apreciación de una medida para sopesar la contienda que se conoce.
2) Apreciación: Es la comparación entre la regla discernida y la
contienda aprehendida, siendo ésta evaluada a la luz de aquella.
3) Determinación de lo justo: El Juez es el “ius dicens” (dice lo justo
del caso concreto), y en virtud de dicha autoridad, lo que él decida se tendrá por
cierto. Esta autoridad de la justicia es la autoridad inherente del proceso,
manifestada externamente a través de la cosa juzgada.
En estricto rigor el proceso es un medio, no un fin en sí mismo. Tiene en
consecuencia una característica funcional y teleológica, encaminándose hacia la
resolución del conflicto, cumpliéndose diversas etapas para llegar a una
sentencia firme.

Fines:
- Finalidad de jurisdicción, restablecimiento del derecho y paz social.
- Finalidad del proceso: jurídica, social y de cooperación.

CLASIFICACIÓN:
Los distintos criterios de diferenciación que se utilizan para intentar
clasificar el proceso, son más bien aplicables a los procedimientos, por lo cual
nos remitiremos a enunciarlos:
1. Según las pretensiones:
a. Contencioso: Tiende a la obtención de un pronunciamiento que
dirima un conflicto, oposición de intereses suscitados entre las partes.
b. Voluntario: Su objeto se centra es una o más peticiones no
contenciosas y sus sujetos privados se denominan peticionarios o solicitantes.

2. Según su finalidad:
a. Declarativo: (de conocimiento o cognición), tiene por objeto la
pretensión tendiente a lograr que el órgano judicial dilucide y declare el
contenido y alcance de la situación jurídica existente entre las partes.
c. Ejecutivo: Hay ausencia de controversia y tiene por objeto cumplir
lo ordenado en una sentencia o en un título ejecutivo exigible que contiene una
obligación.
d. Cautelar: es accesorio a uno principal y tiene por objeto asegurar la
viabilidad de la sentencia condenatoria.

3. Según su estructura:
a. Ordinario: Todas las contiendas judiciales que no tuvieren señalada
una tramitación especial, serán ventiladas en juicio ordinario, salvo cuando este
código autoriza al juez a determinar la clase de proceso aplicable.
b. Especial: aquellos que tienen una regulación especial.

4. Según el derecho sustantivo reclamado:


- Civil, penal, laboral, de familia, comercial, etc.

5. Según la forma del procedimiento:


a. Oral
b. Escrito
16
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

Elementos del proceso


Existe acuerdo en la doctrina que el proceso cuenta de estos elementos:
Elemento objetivo: La Contienda: el conflicto cuyos intereses han
mutado en pretensiones jurisdiccionales, y que se encuentra constituido
fundamentalmente por la acción y la reacción. Es el enfrentamiento de intereses
comprometidos.
Elemento subjetivo: son los sujetos que están envueltos en el respectivo
proceso, y son los siguientes
1. Órgano jurisdiccional (Juez): La labor fundamental del juez en el
proceso es innegable, pero variará según estemos en presencia del principio
dispositivo o inquisitivo. No obstante, la misión del juez será esencialmente la
misma en ambos casos, y se desarrolla a través varias funciones:
a) Función receptora: Recibir las presentaciones de las partes, tanto
alegaciones como probanzas, las que se acumulan en el expediente.
b) Función Inspectiva: Verificar la admisibilidad de las pretensiones
como de probanzas. Reviste importancia porque es el análisis preliminar de un
determinado asunto. Ej interposición de recursos.
c) Función de proveimiento: proveer o despachar las diferentes
presentaciones y solicitudes que se van presentando a tiempo.
d) Técnica Valorativa o de juzgamiento: Resolver las presentaciones de
las partes, ponderar el valor de las pruebas y en definitiva fallar el asunto
sometido a su decisión. es necesario distinguir el juzgamiento de las cuestiones
accesorias del conflicto mismo.
e) Función de cumplimiento: en la medida que la resolución necesite
ser cumplida y no lo haya hecho voluntariamente la parte respectiva.
f) Acto de comunicación: por los cuales se hace saber a las partes o a
terceros las actuaciones judiciales. Dentro de estos actos encontramos las
notificaciones.
2. Las Partes: Las analizaremos a propósito del estudio de las
“Disposiciones Comunes a todo Procedimiento”. Pueden estar constituido por el
demandante, demandado o incluso terceros.

Presupuestos procesales.
Son aquellos elementos o exigencias esenciales que deben concurrir para
la constitución de un proceso válido y eficaz.
1. De Constitución: Son los presupuestos esenciales y equivalen a los
requisitos de existencia de un acto jurídico, por cuanto su ausencia determina la
inexistencia del proceso. Son los siguientes:
a) Ejercicio de la Acción.
b) Existencia de un Tribunal.
c) Emplazamiento Válido de las Partes.

2. De Validez: Una vez que el proceso ha nacido, aparecen estos


presupuestos necesarios para su validez:
a) Competencia, a lo menos absoluta, del Tribunal
b) Capacidad Procesal de las Partes.

3. De Finalidad: Son aquellos sin los cuales el proceso carece de


sentido o degenera en otra cosa diferente:
a) Interés o relevancia jurídica.
17
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

b) Persuasión y Convicción del tribunal en torno a lo justo para el caso


concreto.

PROCEDIMIENTO:
El procedimiento puede definirse como aquel conjunto de
formalidades preestablecidas en normas jurídicas contenidas en diversas
fuentes formales, que el ordenamiento jurídico pone a disposición de las
partes para que constituyan en conjunto con el tribunal el proceso
jurisdiccional.

1. Clasificación
Los procedimientos pueden clasificarse según la materia, según la finalidad y
según la extensión de la competencia otorgada al juez.
a. Según la materia.
Al respecto, podemos distinguir entre:
- Procedimiento civil.
- Procedimiento penal.
- Procedimiento laboral.
- Procedimiento de familia.
- Procedimiento tributario, entre otros.

b. Según la finalidad.
Nos encontraremos con:
- Procedimiento de conocimiento. Dentro de ellos podemos distinguir
entre procedimientos meramente declarativos, constitutivos, condenatorios, o
cautelares.
- Procedimiento ejecutivo.
- Procedimiento cautelar

c. Según la extensión de la competencia.


- Procedimiento de lato conocimiento. Se identifica con el juicio
ordinario. Resuelve el conflicto íntegramente, de manera definitiva e inalterable.
Produce cosa juzgada material y es la regla general.
- Procedimiento con contradictorio limitado. Lo relacionamos al juicio
sumario. Se trata de procedimientos donde se puede volver a discutir la materia
sometida a decisión del tribunal.

EJERCICIO 2. Caso práctico para resolver:


Santiago despierta a Mauricio, su padre, desesperado porque esa madrugada
acaba de atropellar a una mujer embarazada y ha escapado del lugar del
accidente. La millonaria familia se niega a que Santiago se entregue a la justicia
y vaya a la cárcel. Mauricio y su abogado proponen al jardinero asumir la
responsabilidad del hecho a cambio de una importante suma de dinero. El relato
se complica cuando se suman sobornos al fiscal de la causa y honorarios
millonarios para el abogado.
Para averiguar mayores detalles, deben ver la película RELATOS
SALVAJES, y en específico, la historia denominada: LA PROPUESTA.

18
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

2. PRINCIPIOS FORMATIVOS DEL PROCEDIMIENTO.


Se han denominado también, impropiamente como principios formativos
del proceso, no refiriéndose al proceso todo, abstracto sino a un específico y
determinado procedimiento.
Los principios formativos son características o peculiaridades de ciertos
tipos de procedimientos que permiten su agrupamiento y clasificación. Es
importante destacar que estos principios no se dan prácticamente nunca puros,
sino que en parejas, sino que solo podemos hablar de predominio de uno sobre
otro.
2.1. Principio de la bilateralidad y la unilateralidad de la audiencia:
A la bilateralidad se le ha llamado también principio de la igualdad
procesal, en el sentido de que todas las partes deben tener la oportunidad de ser
escuchados en el respectivo procedimiento. Cuando hablamos del principio de la
bilateralidad de la audiencia, no significa que ambas partes tengan
aritméticamente iguales oportunidades, es posible que dada la naturaleza del
procedimiento las posibilidades de una parte sean más estrechas que las de la
otra; así por ejemplo, en el juicio ejecutivo.
Este principio es hoy día uno de los elementos del debido proceso, y no
tan solo se da en función de que las partes sean oídas, sino también en que
tengan la oportunidad similar de probanza.
Sin embargo, existen curiosamente algunos procedimientos donde rige el
procedimiento de la unilateralidad de la audiencia. En nuestra legislación se
conservan algunas instituciones que dicen relación con la unilateralidad de la
audiencia, como son las medidas prejudiciales precautorias en particular y las
medidas prejudiciales en general, que son concedidas o denegadas por el tribunal
sin escuchar a la parte a la que se le van a imponer; también está presente este
19
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

principio cuando un tribunal se le ordena resolver de plano, sin oír a la parte


contraria.
2.2. Principio Dispositivo, y Principio Inquisitivo:
Atiende a la capacidad de disponer del respectivo procedimiento, en
algunos casos corresponde a las partes en los procedimientos dispositivos, y el
juez en los procedimientos inquisitivos. Respecto de estos principios podemos
realizar un paralelo en cuanto a sus distintas expresiones:
Diferencias:
a. Respecto de su iniciativa, en el procedimiento dispositivo ésta radica
sólo y exclusivamente en las partes, aquí rige el aforismo “nemo iure sine
actore” (no hay juez sin demandante). En el procedimiento inquisitivo el
nacimiento o iniciativa radica exclusivamente en el órgano jurisdiccional.
b. En cuanto a la prueba, en el procedimiento dispositivo las invocaciones
fácticas, la iniciativa probatoria y el límite de lo que debe probarse (campo
fáctico de las respectiva discusión), lo determinan exclusivamente las partes.
Esto guarda estrecha relación con los conceptos de verdad formal y verdad
material, de acuerdo a lo sostenido por la doctrina clásica en esta materia. Así,
donde rige el principio dispositivo se va tras la verdad formal, en tanto que en los
procedimientos donde rige el principio inquisitivo se va tras la verdad material.
También en el campo del derecho es relevante determinar si estamos frente
a un proceso donde prima el principio dispositivo o el inquisitivo, porque los
planteamientos de derecho que fijan las pretensiones de las partes no pueden ser
sobrepasados por el Tribunal, quien de lo contrario caerá en ultra petita. Con
todo, es claro que las partes pueden limitar sus pretensiones pero no limitar al
juez en cuanto a la aplicación del derecho, ya que dentro del ámbito de la
respectiva pretensión el juez es libre para aplica el derecho que a su parecer
corresponde, no quedando ligado por las invocaciones de las partes (iura noi
vicuria).
Cuando rige el procedimiento dispositivo, adquiere una enorme
importancia el principio del onus probandi, en cambio en los que rige el
principio inquisitivo tiene muy poca importancia dicho principio; porque en el
primer caso el juez debe resolver no teniendo claridad respecto de los hechos
dado que las probanzas no son suficientes, y por lo tanto, rechaza la pretensión
de quien estaba cargado con la prueba, en cambio en los procedimientos donde
rige el principio inquisitivo el juez va tras los hechos y en consecuencia gracias a
su actividad llegará al esclarecimiento completo.
c. En relación con el impulso procesal, en el procedimiento donde rige el
principio inquisitivo, el impuso recae fundamentalmente en el tribunal. En
cambio, en el caso contrario el impulso recae fundamentalmente en las partes.
d. En cuanto a la iniciativa de modificación, reforma o intento de recurso
procesal, solamente las partes pueden tener esta iniciativa, si se trata de
procedimientos donde está presente el principio dispositivo; pero en la situación
contraria los órganos jurisdiccionales de mayor jerarquía puede oficiosamente
modificar, reformar o anular una decisión judicial.
El que predomine el principio dispositivo o el inquisitivo, guarda estrecha
relación con la naturaleza del respectivo conflicto, porque en la medida en que
en el conflicto envuelva enorme interés social, se hará más patente el principio
inquisitivo; por el contrario el principio dispositivo predominará si se trata de un
conflicto que cae dentro del campo de la libre disposición. Es por eso que en los
procedimientos civiles, hay claramente un predominio del principio dispositivo,

20
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

en tanto que en los procedimientos penales, donde existe gran interés social, rige
el principio inquisitivo.
Es importante hacer la aclaración de que cuando hablamos de principio
inquisitivo o dispositivo, no es lo mismo que el principio acusatorio e inquisitivo
que se refiere únicamente a los procesos penales.

2.3. Oralidad, escrituración y protocolización:


En este caso juegan 3 principios que giran en el mismo ámbito:
- Oralidad, el procedimiento se desarrolla en su integridad de manera
puramente oral. (Procedimiento Penal actual)
- Escrituración, el procedimiento se desarrolla y se deja testimonio de él
por escrito. (Procedimiento Civil actual)
- Protocolización, el procedimiento se desarrolla oralmente pero se deja
testimonio escrito, íntegro o resumido, de las respectivas actuaciones
procesales. (Procedimientos Sumarísimos)
Es rarísimo encontrar procedimiento que se encuentre puro en relación con
alguno de estos tres principios. Nuestro procedimiento civil es perfectamente
escrito ya que en general las actuaciones son escritas. En el procedimiento penal
reformado, rige la oralidad, sin embargo debe dejarse constancia escrita de las
diligencias practicadas en la fase de investigación.

2.4. Concentración y Desconcentración:


El principio de la concentración significa que el procedimiento respectivo
es especialmente simplificado y en consecuencia comparado con la estructura
matriz son varios los trámites que se eliminan concentrándose los períodos. El
principio de la desconcentración indica exactamente lo contrario, esto es, el
procedimiento es de lato desarrollo.

2.5. Inmediación y mediación:


El criterio de clasificación en este caso, es la mayor o menor cercanía entre
el órgano jurisdiccional y las partes en conflicto. Así, si hay un directo contacto,
hay una relación inmediata entre las partes y el tribunal (procedimientos de
primera instancia en materia procesal penal, familia y laboral), rige el principio
de la inmediación; en cambio, si están separados o funcionarios o agentes; rige el
principio de la mediación (como es el caso de los tribunales de alzada).
Los principios de oralidad, escrituración y protocolización, concentración
y desconcentración, inmediación y mediación, van muchas veces de la mano y
relacionados. Así un procedimiento oral normalmente es concentrado e
inmediato, y un procedimiento escriturado será desconcentrado y mediato.

2.6. Publicidad y Secreto:


En la actualidad el principio orientador es el principio de la publicidad,
que significa el acceso a las partes, abogados y terceros a las distintas
actuaciones procesales. En nuestro medio la regla muy general es la publicidad
de los actos procesales, pero también existen ejemplos de secreto, como por
ejemplo en la etapa sumarial del antiguo procesal penal. En este tema hay que
tener particular cuidado porque la publicidad permite una mayor transparencia,
pero también un juicio social respecto del desarrollo del procedimiento, lo que
puede traer algunas consecuencias negativas, como el que se produzcan juicios

21
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

antelados o precipitados, o que los jueces, frente al crimen organizado, hayan


tenido que tomar resguardos.

2.7. Consecutivo legal y Consecutivo discrecional:


Para entender ambos términos insistamos en la dinámica del proceso, que
es un ente en marcha que va pasando por diferentes etapas. El consecutivo legal
es cuando una de las etapas, incluso la organización interna de las distintas fases,
está regulada por la ley. En cambio hablamos de consecutivo discrecional cuando
es el propio órgano jurisdiccional el que regula cuales son los estadios. En
nuestro ordenamiento la regla general es el consecutivo legal, pero existen
algunas expresiones de consecutivo discrecional, como por ejemplo, en la etapa
de investigación en el nuevo proceso penal, es el fiscal respectivo quien como
detentador de la acción penal pública lleva a cabo un conjunto de actuaciones y
diligencias.
Se habla también de consecutivo convencional cuando son las propias
partes las que fijan las etapas del respectivo procedimiento, lo que ocurre por
ejemplo en materia de administración por árbitros mixtos.

2.8. Prueba legal, libre convicción y sana crítica:


Los hechos constitutivos del conflicto ocurren normalmente antes y fuera
del proceso, en consecuencia estos deben ser revelados en el proceso. Este
complejo fenómeno probatorio de rebelar los hechos tiene diferentes fases:
cuáles son los medios de prueba, cuáles son admisibles, cuál es la forma de
producir la prueba, quién está cargado con el peso de la prueba, cómo se
valorizan las pruebas. Encontramos por tanto, por tres vertientes:
a. El principio de prueba legal: en el respectivo procedimiento se valoran
los medios de prueba de acuerdo a la valorización antelada que ha hecho el
legislador, de manera que es éste el que le indica al juez si frente a ciertos y
determinados medios, puede dar o no por probado el hecho.
b. El principio de libre convicción: significa que el legislador no da ciertos
criterios de valorización, sino que da al órgano jurisdiccional y a su
discrecionalidad determinar con absoluta libertad cual es el valor de los medios
de prueba.
c. El principio de sana crítica: le da un alto grado de libertad al juzgador,
pero advirtiéndole que queda sometido a las normas de la sana crítica, conciencia
y experiencia.
Se ha discutido cual es el principio más adecuado, jugando dos principios
que se enfrentan: la seguridad jurídica y la verdad material. Desde la perspectiva
de la seguridad jurídica, el legislador tiende al criterio de la prueba legal para que
se sepa, por ejemplo, que una escritura pública produce plena prueba respecto de
ciertas causas. En nuestro procedimiento, en general, rige el principio de la
prueba legal morigerada, lo que significa que el legislador establecido los valores
máximos a ciertas y determinadas probanzas, por lo tanto, para dar por
acreditado un hecho deben concurrir dos circunstancias: Las presunciones deben
ser más de una, o sea múltiples; y, las presunciones deben basarse en hechos
reales y probados, no existen las cadenas de presunciones.
En materia procesal penal rige el principio de la sana crítica, en virtud del
cual, el juez debe fallar cuando ha obtenido una convicción mas allá de toda
duda razonable, a partir de las máximas de la ciencia, lógica y experiencia.

2.9. Procedimiento ante tribunales unipersonales y pluripersonales:


22
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

Depende del número de jueces que en cada caso conforman el órgano


jurisdiccional. Lo frecuente en nuestro sistema es que en primera instancia el
tribunal sea unipersonal, y en segunda instancia pluripersonal. Ahora bien, se
debe considerar que en el marco de la reforma procesal penal, los jueces de
garantía son tribunales pluripersonales (o colegiados) en cuanto a su
composición pero unipersonales en su funcionamiento. Y los tribunales orales en
lo penal, son pluripersonales (colegiados) en cuanto a su composición y
funcionamiento.

2.10. Principio de procedimientos de única, primera y segunda


instancia:
Instancia es grado de conocimiento en los hechos y en el derecho
por parte de un órgano jurisdiccional. Estos principios tienen su origen por la
utilización del recurso de apelación, que da origen a las instancias.
Procedimiento de única instancia, es aquel en que la resolución que recaiga en el
mismo no es susceptible de recurso de apelación, en cambio eso si es posible en
el caso de los procedimientos de primera instancia. Siendo el procedimiento de
segunda instancia, el que se incoa por la utilización frente a la resolución judicial
en la instancia anterior del respectivo recurso de apelación
Principios esenciales dentro de los procedimientos
1. principio de preclusión: “es la pérdida, extinción o consumación de
una facultad procesal”. Requiere:
a. Transcurso del plazo.
b. Realización de un acto procesal incompatible.
c. Ejecución o realización válida del respectivo acto.
d. Firmeza o ejecutoria de la sentencia o resolución.
2. Principio de la eventualidad o subsidiariedad: concebido en virtud
del principio de economía procesal, significa en el fondo, producir el máximo
efecto procesal con el mínimo de dispendio.
Ej. Recursos de casación en la forma y apelación; rec. Casación en la
forma y en el fondo.
3. Impulso procesal: tiene por objeto el avance del procedimiento. El
impulso puede ser dado por las partes o por el tribunal.

LEY DE TRAMITACIÓN DIGITAL Nº 20.886.


I. Principios.
La tramitación de las causas regidas por la ley 20.886, desde el 18 de junio
de 2016, se sujetará a los siguientes principios generales (Artículo 2º):
a) Principio de equivalencia funcional del soporte electrónico. Los
actos jurisdiccionales y demás actos procesales suscritos por medio de firma
electrónica serán válidos y producirán los mismos efectos que si se hubieren
llevado a cabo en soporte papel.
b) Principio de fidelidad. Todas las actuaciones del proceso se registrarán
y conservarán íntegramente y en orden sucesivo en la carpeta electrónica, la que
garantizará su fidelidad, preservación y la reproducción d su contenido.
c) Principio de publicidad. Los actos de los tribunales son públicos y, en
consecuencia, los sistemas informáticos que se utilicen para el registro de los
procedimientos judiciales deberán garantizar el pleno acceso de todas las
personas a la carpeta electrónica en condiciones de igualdad, salvo las
excepciones establecidas por la ley.No obstante lo anterior, las demandas, las
presentaciones relativas a medidas cautelares, incluso aquellas solicitadas en
23
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

carácter prejudicial, y a otras materias cuya eficacia requiera de reserva serán


accesibles únicamente al solicitante mientras no se haya notificado la resolución
recaída en ellas. Se prohíbe el tratamiento masivo de los datos personales
contenidos en el sistema de tramitación electrónica del Poder Judicial, sin su
autorización previa. La infracción cometida por entes públicos y privados a lo
dispuesto precedentemente, será sancionada conforme a la ley Nº 19.628. La
Corte Suprema regulará mediante auto acordado la búsqueda de causas en el
sistema de tramitación electrónica del Poder Judicial5.
d) Principio de buena fe. Las partes, sus apoderados y todos quienes
intervengan en el proceso conforme al sistema informático de tramitación
deberán actuar de buena fe.

TEORIA DE LA ACCIÓN.
Introducción
La pretensión “Es la voluntad del sujeto enderezada a que se le satisfaga,
repare o restituya en un derecho subjetivo que se estima titular y que se
considera vulnerado”.
Desde esta perspectiva, es un estado sicológico que se traduce en la
voluntad de ser reparado o restituido en un derecho subjetivo. Así, distinguimos
el derecho objetivo como la norma de la cual emana la existencia de un derecho
subjetivo, y este último como la potestad de impetrar la protección de una
determinada situación jurídica.
Cuando se está en esta situación de potestad, se puede llegar a una
situación de pretensión y ejercer la acción procesal. Por lo que se puede ordenar
conforme al siguiente orden:
- Derecho objetivo, norma
- Derecho subjetivo, potestad
- Pretensión, voluntad de reclamar
- Acción, actividad dirigida a obtener la protección

2. Concepto de acción
La acción se ha entendido como el derecho a requerir la actuación de la
jurisdicción como único medio viable para la solución de la contienda. Es el
poder jurídico de una persona que obliga a intervenir a la jurisdicción en el
conocimiento de una determinada pretensión y a resolverla.
La manifestación externa de este derecho se efectúa a través de un acto
jurídico procesal, comúnmente denominado demanda, la cual a su vez se
contiene en un libelo. Pero en definitiva, lo que caracteriza a la acción es el
contener una pretensión, entendida ésta como la expectativa de obtener una
decisión favorable. Por ello, los autores han conceptualizado de diferente forma:
3. Naturaleza jurídica
La acción, en conjunto con la jurisdicción, ha sido uno de los conceptos
más discutidos en la doctrina procesal, dando origen a una serie de teorías al
respecto:
1. Teoría Clásica o Monista: Surge a partir de la revolución francesa,
y postula que la acción es inherente al derecho subjetivo. Todo derecho

5
Para tales efectos se dictó el Auto Acordado Nº 37 del 15 de abril de 2016; además, posteriormente se emitió un segundo
Auto Acordado sobre la materia, el Nº 71 de fecha 16 de junio de 2016, a través del cual se busc sistematizar los autos
acordados vigentes estableciendo un marco normativo interno actualizado que, junto al Acta 37-2016, entregue directrices
generales para el funcionamiento de los tribunales que tramitan electrónicamente con el fin de adecuar y compatibilizar sus
procedimientos con las reformas legales.
24
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

sustantivo tiene asociada una acción para su tutela. Habrá acción sólo si hay
derecho; acción y derecho se complementan.
2. Teorías Dualistas: Derecho subjetivo y acción son dos realidades
completamente diferentes, porque de lo contrario, si la acción fuera inherente al
derecho, toda demanda debiera ser necesariamente acogida por el tribunal.
Existen dos corrientes dentro de esta teoría:
a) Concretas: Hay dualidad pero la acción está arraigada al derecho, en
términos tales de ser el instrumento para obtener su constitución, declaración o
reconocimiento:
i. Chiovenda: la acción es un derecho potestativo dirigido contra el
adversario para que en su contra actúe la ley y ampare al actor.
ii. Calamandrei: la acción es un derecho autónomo dirigido contra el
Estado para que reconozca el derecho sustantivo en la sentencia.
b) Abstractas: Desarraigan la acción del derecho, y la conciben tan
sólo como el medio habilitante para el nacimiento del proceso:
i. Carnelutti: la acción es un derecho abstracto y público que permite
el proceso, cuya finalidad es la justa composición de la litis.
ii. Couture: la acción es simplemente una manifestación del derecho de
petición, para pedir el amparo del derecho frente a cualquier amenaza o lesión en
los derechos de quien acciona.
c) Accion como derecho a la tutela jurisdiccional.
Este derecho tiene dos planos de acción, siendo factible ubicar a la tutela
jurisdiccional efectiva antes y durante el proceso. La tutela jurisdiccional antes
del proceso opera como aquél derecho que tiene toda persona de exigir al Estado
provea a la sociedad de determinados requisitos materiales y jurídicos, los cuales
son indispensables para resolver un proceso judicial en condiciones
satisfactorias, tales como: un órgano estatal encargado de la resolución de
conflictos y eliminación de incertidumbres con relevancia jurídica, esto de
conformidad con la finalidad concreta del proceso; otro elemento es proveer la
existencia de normas procesales que garanticen un tratamiento expeditivo del
conflicto llevado a juicio. Por su parte, la tutela jurisdiccional durante el proceso
engloba un catálogo de derechos esenciales que deben ser provistos por el Estado
a toda persona que se constituya como parte en un proceso judicial.

TUTELA JURISDICCIONAL
Se considera a la tutela jurisdiccional como el poder que tiene toda persona,
sea esta natural o jurídica, para exigir al Estado que haga efectiva su función
jurisdiccional; es decir, permite a todo sujeto de derechos ser parte en un proceso
y así causar la actividad jurisdiccional sobre las pretensiones planteadas.
El derecho a la tutela jurisdiccional efectiva importa también la garantía de la
administración de justicia que integrada por diversos conceptos de origen
procesal han devenido en constitucionales, brindando a los justiciables la tutela
que un instrumento de ese rango normativo proporciona.

El Estado, sabe y tiene pleno conocimiento de cuál es su labor de


protección frente al ciudadano que solicita e implora justicia.
Consiguientemente, es deber del Estado promover la efectividad del Derecho a la
Tutela Jurisdiccional Efectiva, que no sólo se limita al aspecto procesal, sino,
fundamentalmente, al aspecto material, en el sentido de resolver la pretensión de
"Justicia" planteada.

25
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

4. Elementos de la acción
Conforme al concepto precedentemente enunciado, estamos en
condiciones de identificar los elementos fundamentales de la acción:
1. Sujetos: Existe siempre un sujeto activo, que es el titular de la
acción, quien la ejerce, y al cual denominaremos demandante, querellante,
ejecutante, o genéricamente actor. Por el otro lado, tenemos al sujeto pasivo,
también llamado demandado, querellado, reo. Ambos sujetos pueden ser una o
varias personas, naturales o jurídicas.
2. Objeto: Es el derecho cuyo reconocimiento, declaración o
constitución se persigue mediante la interposición de la acción. Es la pretensión.
3. Causa: Es el fundamento fáctico y jurídico (no necesariamente una
ley) del derecho pretendido.

5. Condiciones
Finalmente, luego de haber establecido tanto el concepto como los
elementos esenciales de la acción, debemos analizar las llamadas Condiciones de
la Acción, definidas como aquellos requisitos tanto de forma como de fondo sin
los cuales la acción no puede prosperar. Son fundamentalmente de dos clases:
1. Condiciones de Ejercicio: Son aquellas sin las cuales la acción no
puede ser acogida a tramitación:
a) Existencia de una Pretensión: No puede haber una acción vacía,
sino que debe tener un contenido que concierna al derecho.
b) Ejercicio de la acción en una demanda: La ley indica como debe
ejercerse la acción, indicando las funciones de los órganos y la forma de iniciar
el proceso. La demanda debe cumplir con los requisitos legales (artículo 254
C.P.C.) En caso de procedimientos de otra naturaleza, será otra la forma y
requisitos que deberá adoptar la acción (ej:querella)

2. Condiciones de Procedencia: Una vez aceptada a tramitación, la


acción debe cumplir con otros requisitos que determinen su aceptación o
acogimiento por parte del tribunal.
a) Calidad: titularidad correcta y efectiva del actor respecto del
derecho pretendido.
b) Interés: Ventaja o utilidad que persigue el actor
c) Juridicidad: el contenido de la acción debe ser jurídicamente
relevante.

3. Requisitos de la acción.
Para que la acción intentada por el demandante sea exitosa, deben
verificarse una serie de requisitos de fondo y forma.
a. Requisitos de fondo.
1. Derecho a la acción. La pretensión debe ser fundada. Esto se traduce
en que el actor sea titular de un derecho respecto del cual invoca la tutela
jurisdiccional, y además que sea capaz de probar la existencia y exigibilidad de
su derecho.
2. Interés del actor. Si no hay un interés protegido por la ley, el
fundamento de la acción desaparece.
b. Presupuestos procesales de la acción.
1. Capacidad del actor. El actor debe ser una persona capaz de
comparecer en juicio, o debe obrar debidamente representado.

26
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

2. Capacidad del demandado. La misma regla se extiende para el


demandado, quien, en caso de ser incapaz, deberá gozar de una personería o
representación legal válida.
3. Formalidades legales. Las formalidades dependerán del
procedimiento de que se trate. En el ordinario civil, toda demanda debe cumplir
con los requisitos del artículo 254 del CPC.
4. Tribunal competente. La acción debe intentarse ante un tribunal que
sea competente para conocer de ella
c. Presupuestos procesales de validez del proceso.
1. Debido emplazamiento. Significa que el demandado haya sido notificado
debidamente y que se le haya dado el plazo para ejercer su contrapretensión.
2. Competencia absoluta del tribunal.

6. Clasificación de la acción
1. Según el derecho que protegen:
a) Personalísimas (derechos inherentes a la persona), de Estado (derechos de
familia) o patrimoniales (contenido económico).
b) Personales (derechos personales o créditos) y Reales (derechos reales).
c) Muebles (los hechos que se deben se reputan muebles) o Inmuebles.

2. Según su Objeto:
a. Acciones de condena. Son aquellas por las cuales el demandante
busca que se obligue al demandado al cumplimiento de una prestación, ocurre en
la acción reivindicatoria.
b. Acciones declarativas. Son aquellas que buscan por parte del
tribunal la declaración de una situación ya constituida, como en la acción de
nulidad de un contrato.
c. Acciones constitutivas. Las acciones constitutivas persiguen la
constitución de un estado jurídico nuevo, modificando uno existente. Claro
ejemplo lo tenemos en la acción de divorcio.
d. Acciones ejecutivas. Estas acciones se definen como aquellas que
tienen por objeto obtener el cumplimiento forzado de una obligación contenida
en un título que lleva aparejada su ejecución, a fin de obtener lo que se debe, o
su equivalencia en dinero.
e. Acciones cautelares. Las cautelares son acciones que tienen por
objeto lograr un pronunciamiento provisional por parte del tribunal, en orden a
asegurar el objeto que será materia de discusión en el juicio.

3. Según su calidad:
a) Principal: subsiste por si misma.
b) Accesoria: necesita de otra principal para subsistir
4. Según la materia:
a) Penal: tiene por objeto el castigo del culpable de un ilícito penal.
b) Civil: busca la restitución de una cosa o su valor y la
indemnización respectiva.
c) Otras especiales.

5. Según el procedimiento para su ejercicio.


a) Acciones ordinarias. Las acciones ordinarias son aquellas que se
tramitan de acuerdo a las reglas del juicio ordinario, de lato conocimiento.

27
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

b) Acciones sumarias. Hablamos de acciones sumarias toda vez que la ley


ordena el conocimiento de una materia en forma breve, de acuerdo a un
procedimiento concentrado y mucho más simple que el ordinario.
c) Acciones ejecutivas. Las acciones ejecutivas tienen establecido un
procedimiento de apremio y van unidas a una serie de medidas compulsivas
dirigidas a que el deudor cumpla con aquello a que se obligó.
d) Acciones cautelares. Por su parte las cautelares tienen señalado un
procedimiento accesorio que tiende a asegurar el ejercicio de la acción principal.

7. Acción, demanda y libelo.


La demanda es el vehículo normal de la acción, pero no el único. Existen
otras formas de hacerlo, como la reconvención, petición de medidas cautelares,
ejercicio de recursos constitucionales.
El término libelo significa la demanda escrita, y ella se desprende de lo
establecido en el artículo 303 del CPC.

8. Ejercicio de la acción.
a. Medio. El medio para ejercitar la acción será la demanda.
b. Oportunidad. En general, la oportunidad estará definida por la
conveniencia del actor. Sin embargo, existen casos en que la oportunidad
para presentar la demanda queda determinada por ciertas circunstancias,
como ocurre con la jactancia o las medidas precautorias. Es muy
importante además considerar las normas sobre prescripción contenidas en
el Código Civil.
c. Pluralidad de acciones. Toda vez que el demandante es uno solo, no
tendremos inconvenientes. Pero puede ocurrir que sean muchos los
interesados en la intervención jurisdiccional del Estado, o sea, puede darse
la coexistencia de una serie de pretensiones. En ese caso, por economía
procesal, la ley permite la interposición de acciones conjuntas (aunque en
estricto rigor, la acción es una sola y las pretensiones son las distintas).
Ahora bien, quedará a criterio de estas personas si actuar conjunta o
separadamente, ya que la ley los faculta al efecto, pero no los obliga.

9. Acción y reacción
La reacción es la forma como actúa el demandado frente a la acción.
Para ello podemos mencionar algunas diferencias:
1. la acción es siempre expresa, en cambio la reacción puede ser tácita.
2. la acción puede tener múltiples causas, en cambio la reacción reconoce
como única causa la acción.
3. la acción siempre precede a la acción.

El emplazamiento
Estrechamente vinculado al concepto de acción, aparece el
emplazamiento, unánimemente definido como “la notificación legal de la
demanda más el plazo que tiene el demandado para reaccionar frente a ella.”
A partir del concepto antes enunciado, podemos distinguir los dos
elementos esenciales. El primero de ellos es la notificación legal de la demanda,
que implica poner al demandado en conocimiento de la acción, de la pretensión
contenida en ella, y de la resolución del tribunal a ese respecto. El segundo
28
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

elemento es el plazo para reaccionar, el cual varía según la clase y características


del procedimiento.
Si bien la notificación por sí sola no constituye emplazamiento, produce
una serie de efectos de capital importancia, que es preciso analizar:
1. Efectos Procesales:
a) Liga al Tribunal: en cuanto nace para este la obligación de tramitar y
fallar la demanda (principio de inexcusabilidad)
b) Liga al Demandante: estará obligado a realizar las gestiones
destinadas a dar curso progresivo a los autos (relacionado con
abandono del procedimiento)
c) Liga al Demandado: este tiene la obligación de comparecer al
tribunal a defenderse, bajo apercibimiento de seguirse el proceso en
su rebeldía.
Estos tres primeros efectos en conjunto constituyen la relación procesal.
d) Radica la Competencia: Solo respecto del demandante, pues el
demandado aún puede alegar la incompetencia del tribunal.
e) Precluye la posibilidad de retirar la demanda (relacionado con la
letra b)
f) Efecto retroactivo: La sentencia de un juicio declarativo, produce
sus efectos desde la fecha de notificación de la demanda.
g) Genera el Estado de Litis Pendencia (artículo 303 CPC)
2. Efectos Civiles:
a. Transforma la prescripción extintiva de corto tiempo en largo tiempo (es el
efecto de la interversión, consagrado en el artículo 2523 CC)
b. En determinadas acciones posesorias, constituye al deudor en mala fe.
c. Constituye en mora al deudor (artículo 1551 N°3 C.C.)
d. Transforma en litigiosos los derechos para efectos de su cesión (artículo
1911 C.C.)
e. Interrumpe la prescripción (artículos 2503, 2518 y 2523 CC). Aunque la
jurisprudencia actual estima que la prescripción se interrumpe con la sola
presentación de la demanda.

11.- LA REACCIÓN DEL DEMANDADO.

La Contrapretensión
Es la voluntad del demandado para que se respete o se le mantenga en el
goce de una situación jurídica que estima amenazada por la acción procesal.
En ella se observa el elemento voluntad en mantener una determinada
situación, y pretensión, como autoatribución de un derecho subjetivo.
Es por ello que encontramos ciertas conductas del sujeto pasivo de la
relación procesal:
a. la reconvención: es la forma que tiene el demandado de hacer valer sus
pretensiones respecto del demandante, con el objeto de que todas las
pretensiones recíprocas se discutan en un mismo procedimiento y se resuelvan a
través de una sentencia. Esta no es la única manera de hacer valer la pretensión,
por cuanto podría iniciar un juicio distinto.
b. Allanamiento: regulado en el artículo 313 del CPC. Será expreso,
reconociendo los hechos y los fundamentos de la pretensión, y tácito, cuando el
demandado no controvierte en forma sustancial y pertinente los fundamentos de
la pretensión.

29
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

c. Excepciones dilatorias: reguladas en el artículo 303 del CPC, miran al


nacimiento y subsistencia de una válida y eficaz relación procesal. Se opone al
proceso de que nazca la acción, no atiende al fondo del asunto.
d. Defensa negativa:se opone a los hechos. La doctrina los ha categorizado
en los siguientes:

- Hechos constitutivos de la pretensión


- Hechos modificativos de la pretensión
- Hechos extintivos
- Hechos contramodificatorios
- Hechos contraextintivos
e. Excepciones de fondo: no controvierte la eficacia de la relación procesal,
pero si se opone a la pretensión.
f. Silencio: si no comparece en juicio en tiempo y forma, el legislador lo
considera como defensa negativa tácita. Se desprende del art. 318 del CPC.

Elementos de la excepción.
Al igual que con la acción, en la excepción encontramos la presencia de
ciertos elementos, a saber:
a. El sujeto activo: será el demandado.
b. El sujeto pasivo: será el demandante.
c. El objeto: es el interés que el demandado alega en juicio, y por lo tanto
consiste en su solicitud de rechazar la demanda en todas sus partes, por no ser
efectivos los hechos, por haberse extinguido la obligación o por cualquier otro
hecho que prive de efectividad la demanda incoada en su contra.
d. La causa: se encuentra en el hecho que fundamenta las alegaciones
intentadas por el demandado, como el pago o cualquier otro modo de extinguir
las obligaciones.

Regulación de la acción en Chile

a) Constitución Política: no existe disposición constitucional que contemple el


derecho de acción expresamente, sí se encuentra amparado implícitamente en los
arts. 19 N°3 y N°14 y 76. La primera disposición consagra la garantía de igual
protección de la ley en el ejercicio de los derechos, la cual evidentemente incluye
el derecho de acción procesal. Como toda sentencia debe fundarse en un proceso
previo legalmente tramitado y teniendo presente que la tramitación
necesariamente debe comprender la fase de conocimiento, es evidente que para
que ésta exista es necesario que una acción active la jurisdicción del tribunal.
Además, la Carta Magna contempla muchas acciones específicas, como la de
reclamación de nacionalidad, de indemnización por error judicial, de
reclamación de legalidad del acto expropiatorio, de protección, de amparo, etc.
b) Ámbito legal: La disposición básica es la contenida en el art. 254 del CPC,
que establece los requisitos de la demanda civil en juicio ordinario, normas que,
como sabemos, son de aplicación supletoria para muchos otros procedimientos
(art. 3 CPC).

EL DEBIDO PROCESO LEGAL.


a.- Finalidad e importancia.
El debido proceso legal procesal constituye la garantía de un juicio limpio
para las partes en cualquier proceso y en especial para las partes en un proceso
30
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

penal, ya que la función jurisdiccional aplicada de acuerdo a sus características


minimiza el riesgo de resoluciones injustas.
La extraordinaria trascendencia que tiene el debido proceso para la
adecuada protección de los derechos de la persona humana, generó la
incorporación de este concepto como uno de los fundamentales a nivel
internacional. En los principales tratados internacionales se contempla el debido
proceso como una de sus principales garantías: Declaración Universal de los
Derechos Humanos, Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos,
Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre y la Convención
Americana de Derechos Humanos.

b.- El debido proceso en nuestra Constitución Política.


El art. 19 Nº3 establece que “toda sentencia de un órgano que ejerza
jurisdicción debe fundarse en un proceso previo legalmente tramitado.
Corresponderá al legislador establecer siempre las garantías de un
procedimiento y una investigación racionales y justos”. El precepto se aplica a
toda autoridad que ejerza jurisdicción. La voz sentencia no sólo se refiere a las
judiciales, sino a cualquier resolución que afecte derechos.
En consecuencia, para que una resolución sea válida se requiere de:
1) Que exista un proceso previo, legalmente tramitado
2) Que se desarrolle a través de un procedimiento racional y justo,
correspondiendo al legislador su establecimiento

c.- Garantías mínimas de un procedimiento racional y justo.


1) Derecho a que el procedimiento se desarrolle ante juez independiente e
imparcial. El juez debe ser independiente de los órganos ejecutivos y legislativos
del Estado (art. 76 CPR) e imparcial, es decir que no se encuentre en una
especial relación con alguna de las partes o con la materia del conflicto (art. 194
– 195 del COT).
2) Derecho a un juez natural pre constituido por la ley. Es menester que el
tribunal se encuentre predeterminado por la ley. “Nadie puede ser juzgado por
comisiones especiales, sino por un tribunal que le señale la ley y que se halle
establecido con anterioridad por ésta” (art. 19 Nº 3 inciso 4º CPR). La garantía
también se encuentra prescrita en el art. 2 del Código Procesal Penal.

3) Derecho de acción y defensa. Pues no basta con que la ley establezca


derechos si ello no va acompañado de las medidas de protección adecuadas para
asegurar que tales derechos se respeten.

4) Derecho a defensa jurídica. Toda persona tiene derecho a una defensa


jurídica en la forma que la ley señale y nadie puede impedir o restringir la debida
intervención de un letrado si hubiere sido requerido. Por mandato de la CPR, la
ley debe arbitrar los medios para otorgar asesoramiento a quienes no puedan
procurárselos (art. 19 Nº3 incisos segundo y tercero).

5) Derecho a una pronta resolución del conflicto. Un proceso rápido es


esencial para la existencia de un debido proceso. El art. 77 CPR establece que
una LOC determinará la organización y atribuciones de los Tribunales necesarios
para la pronta y cumplida administración de justicia. En consecuencia, si se
estableciera un procedimiento con plazos o trámites innecesarios que dilaten la
resolución, el procedimiento no sería racional y, por tanto, sería inconstitucional.
31
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO
DERECHO PROCESAL I
Prof. LEONEL TORRES LABBÉ
Versión 2019

6) Derecho a que se contemple la existencia de un contradictorio. Se


manifiesta como la garantía “del día ante el tribunal” del derecho anglosajón
(“his day in Court”). Esto consiste en que el demandado tenga una razonable
posibilidad de hacerse escuchar, comparecer y exponer sus derechos. Para que se
verifique la existencia del contradictorio respecto del demandado, es menester
que se le notifique de la acción en su contra y que tenga un plazo razonable para
hacer efectiva su defensa.

7) Derecho a que se permita a las partes rendir pruebas para acreditar sus
fundamentos, que asegure la posibilidad de valerse de los medios generalmente
reconocidos por el ordenamiento, derecho que no es absoluto ya que no puede
permitir rendir pruebas obtenidas ilícitamente (Ej: art. 484 CPP inc. 3º y art. 276
inc. 3º NCPP).

8) Derecho a la igualdad de tratamiento de las partes. Significa que ambas


partes puedan tener análogas posibilidades de expresión y prueba. El problema
es la desigualdad económica entre las partes, pues el costo de la justicia es, por
sí, un instrumento de desigualdad. Esto se ha tratado de remediar a través de la
eliminación de las cargas económicas para ejercer derechos procesales antes de
la sentencia, y a través del privilegio de pobreza.

9) Derecho a sentencia que resuelva el conflicto. Como la finalidad del


proceso es la solución del conflicto, resulta imprescindible la existencia de una
sentencia. Además, ésta debe ser fundada.

10) Derecho a recurso para impugnar sentencias que no emanen de un debido


proceso. Debe contemplarse el recurso de casación que permita impugnar
sentencias dictadas sin un debido proceso.
Finalmente, cabe hacer presente que un debido proceso penal implica el
cumplimiento de una serie de otros principios específicos que, en atención a la
naturaleza de la pretensión deducida, se han establecido en las CPR y en tratados
internacionales.

EJERCICIO 3. Casos prácticos para resolver:

1) Identifique en el procedimiento civil ordinario, en el de familia y en el


procesal penal, los diversos principios formativos del proceso. (realice un
paralelo.

2) Elija uno de los casos propuestos en el EJERCICIO N° 1, y señale que acción


procede en el caso, cuál es el procedimiento aplicable, y cómo se configura el
debido proceso en él.

32