Está en la página 1de 4

Componentes:

Marcos Carchano Alcaraz


Sara Guijarro Martínez
Marta Martínez Trueba
Patricia Ruiz Valenciano
Laura Sánchez Cabañero

Práctica 2 en grupo.
Renta Fija.

Las Letras del Tesoro son títulos de deuda pública valorados en función del tipo de
descuento y emitidos mediante subastas. Se recurre a estos títulos en el corto plazo,
junto a los pagarés de empresa.
Las ofertas que se presentan en la subasta pueden ser competitivas o no competitivas,
las primeras serán aquellas en las que los oferentes indican el precio que están
dispuestos a pagar por la Deuda solicitada, mientras qué si nos encontramos ante
subastas no competitivas, el comprador de deuda no indicará el precio al que puja, sino
que acepta el precio medio ponderado resultante de la subasta competitiva, estas últimas
no podrán sobrepasar los 5 millones de €. Para ambas subastas existen unas
peculiaridades; los importes mínimos no podrán situarse por debajo de 1100€ cuando
nos situamos ante letras del tesoro, como es nuestro caso, a partir de ese importe
mínimo las ofertas se incrementarán en múltiplos de 1000.

En nuestro caso, el ejemplo de subasta escogido es el siguiente:


Observando a la subasta competitiva, el Estado determina que va a emitir letras del
tesoro por valor de 600.000€, en primer lugar, ordenaremos todas las pujas por orden
descendente de precios. Una vez realizado atenderemos al tipo de interés marginal, que
se corresponde con el último precio aceptado en subasta, en nuestro caso 100,025. A
partir de este tipo marginal pasamos a obtener el Precio Medio Ponderado, para ello
vamos a considerar todas las peticiones que se sitúan por encima del precio mínimo. En
este caso PMP= (100,04*150000+100.03*250000+200000*100,025)/600000=
100,030833.
Una vez obtenidos el Precio Mínimo y Precio Medio Ponderado pasamos a la fase de
adjudicación, por tanto, los precios de adjudicación se realizarán con respecto a los
siguientes criterios: El precio mínimo se adjudicará a este precio, aquella puja situada
entre precio mínimo y PMP se adjudicará al precio pujado, las pujas situadas por
encima del PMP se adjudicarán a dicho precio.
Con respecto a las subastas competitivas, se adjudicará toda la cantidad demandada al
PMP, en este caso los 400000€ a 100,030833.
Como conclusión a este apartado decimos qué, desde el punto de vista del Estado, la
mejor oferta será aquella que implique un menor tipo de interés ya que supondrá un
menor coste de financiación para el Estado.

Por otro lado, partimos del supuesto de la existencia de una deuda de 1 millón de euros,
nuestro cometido en esta práctica será el estudio de las diferentes formas de financiar
dicha deuda, así como las implicaciones que desencadenarán las mismas. En primer
lugar, nos preguntamos la forma de financiar la deuda, en este caso hemos optado por
financiarnos a través de los bonos indexados o TIPS y Letras del Tesoro, repartiendo el
millón de financiación de forma diferente en función del coste en el que se repercute.
Así pues, hemos decidido invertir 800.000€ en Letras del Tesoro y 200.000 € en TIPS.
Si atendemos a la rentabilidad que nos produce esta forma de financiación observamos
que de forma individual los bonos indexados nos supondrán un coste para el Estado,
mientras que las letras nos aportarán beneficios, esto se traduce en que de forma
conjunta esta forma de financiación nos estará beneficiando, En este punto nos
preguntamos el por qué, en primer lugar observando los tipos de intereses a los que
fluctúa el mercado son negativos, por lo que hemos decidido darle una mayor
importancia a la emisión de letras que a la de bonos indexados, debido a que en
principio dotarán al tesoro de mayores beneficios.
La explicación de la existencia de esos tipos de interés tan bajos, que al final nos está
beneficiando en nuestra financiación la encontramos principalmente en la política
puesta en marcha por el BCE allá por el año 2015, denominada como una política
monetaria no convencional, consistente en inversión por parte del BCE en deuda
pública como forma de inyección de dinero en el mercado, dando lugar así a una bajada
de los tipos de interés lo que nuevamente se traduce en una bajada del coste de
financiación de los Estados. Por tanto, atendiendo a nuestra estructura de financiación
observamos el atractivo de los bonos indexados debido principalmente a la estabilidad
que estos van a repercutir a los inversores, lo que les dotarán de cierto atractivo para su
compra, debido a que tienen un comportamiento estéril ante la inflación. Siguiendo en
esta línea y observando las conclusiones anteriores sobre la emisión de letras, ¿por qué
serán atractivas estas para los inversores?, en primer lugar, será debido a la confianza y
la solvencia por la que se caracteriza el Estado, Pero ¿se trata de un buen motivo para
que los inversores compren estas letras abocados 100% a una pérdida monetaria?. Para
dar respuesta a esta cuestión observamos que los principales compradores de nuestra
deuda son: inversores particulares, inversores institucionales (bancos creadores de
mercado que están obligados a acudir a dichas subastas por acuerdos con el tesoro) y
otros bancos que buscan activos dotados de mínimo riesgo (característica principal de
los bonos que estamos ofertando) para realizar otras operaciones secundarias de
inversión o financiación. Observamos pues que todos los inversores que acuden a estas
subastas obtendrán beneficios en el corto o largo plazo, pero obtendrán rendimientos de
la compra de estos bonos.

En este punto, nos preguntamos cómo afectaría una subida del tipo de interés a nuestro
coste de financiación, observamos que se trata de un efecto muy positivo para el Estado,
pues su coste de financiación será todavía menor: -3,1079 frente a -3,1235. Este
incremento de nuestros rendimientos viene causado por la relación indirecta existente
entre la variación del tipo de interés real y la variación del tipo de interés de los títulos,
por tanto, una subida del tipo de interés real se traduce en una bajada del tipo de interés
de los títulos , lo que supone que el estado estaría obteniendo beneficios de la emisión
de letras.
En último lugar, atendiendo a un medio largo plazo nos preguntamos si existiría una
forma alternativa de financiación más beneficiosa que la misma, de lo que concluimos
que actualmente nos estamos financiando obteniendo beneficios gracias a la política
llevada a cabo por el BCE, la cuál está llegando a su fin por lo que cabe esperar una
subida de los tipos de interés, pudiendo esta subida llevar a cabo por el efecto
encadenamiento una subida de la inflación, lo que nos causaría un incremento de
nuestro coste de financiación por un doble efecto, por un lado el efecto inflación que
supondría un incremento del coste al estar financiándonos con bonos indexados, por
otro lado un incremento del coste al incrementarse los intereses, lo que nos obligaría a
incrementar la partida destinada al pago de los intereses de deuda. Este doble efecto
también se traducirá en una apreciación de euro que frenará nuestras exportaciones. Por
lo que llegado este momento debemos de buscar una forma de financiación alternativa,
nuestra primera idea se trata de una subida de impuestos (debido a la situación explicada
anteriormente), lo que devengaría un incremento de los ingresos, lo que nos permite
llevar a cabo una reducción significativa de la deuda, pero, cuál sería el coste de esta
financiación. Observamos que dependería de qué tipo de impuestos se vieran
incrementados (los que afectan a rentas altas, rentas bajas...), sin embargo, en toda clase
de rentas observaríamos una reducción de la renta disponible de los individuos, lo que
crearía un malestar social, el cual habría que intentar disminuir mediante transferencias
corrientes e inversiones en la sociedad. Como conclusión decimos que sólo
utilizaríamos la forma alternativa de financiación siempre que nos situemos ante una
subida de intereses, ya que, a priori nuestra estructura de financiación elegida
inicialmente nos dotará de un menor coste de financiación que la segunda.

Bibliografía.
Diapositivas de la asignatura.
Apuntes tomados en clase por los componentes del grupo.
http://www.tesoro.es
https://www.elespanol.com/economia/macroeconomia/20170307/199110091_13.html
https://www.eldiario.es/economia/claves-compra-deuda-parte-BCE_0_782172625.html