Está en la página 1de 272

Serétuluz

SoniaLópezSouto

Noalabeseldíahastaquehayallegadola

tarde;

Noalabesaunamujerhastasupira;

Noalabesunaespadahastahaberlaprobado;

Noalabesaunadoncellahastaquesehaya

casado;

Noalabeselhielohastahaberlocruzado;

Noalabeslacervezahastahaberlabebido.

(ProverbioVikingo)

1

Año822,ReinodeSussex

—Elreyhamuerto.Elreyhamuerto.

Los gritos despertaron al niño mucho antes del amanecer, pero en su duermevela,nopudoentenderloquedecían.Sesentóenlacama,indecisoy restregó sus ojos para despejarse. Las voces seguían escuchándose en la distanciayselevantó,dirigiéndosefinalmentehacialaventanaparaintentar averiguar qué había alterado la paz de su hogar a horas tan tempranas. Mientrascaminabasobreelfríosuelo,supequeñamanorevolvíatodavíamás suensortijadocabello.

Alguienaparecióderepenteensualcoba,obligándoloavestirse,sindarle tiempoaasomarsefuera.Leentrególaropaquedebíaponer,mientrasmás personasllegaban.Nadielehablabasinoeraparadarleórdenesyél,como siemprehacía,lasobedecíasinprotestar.Habíasidoeducadoconmanoférrea y respondía así como se esperaba que hiciese. Sin preguntas y sin vacilaciones.

—Vamos,muchacho—loinstaban—.Debesprepararte.Nohaytiempo.

Lollevaronescalerasabajohastalagransalaprincipaldelacasa,donde seencontrabanlamayoríadeloshombresdeconfianzadesupadre.Conocía personalmenteacadaunodeellos,apesardesucortaedad.Supadresiempre lohabíamantenidoaltantodetodo,segúnél,preparándoloparaelfuturoque leesperabacomosuprimogénitoyúnicoheredero.Todosparecíanansiososy preocupados,hablabanensusurrosynodejabandevigilarconojocríticolo queocurríaasualrededor.Veíacorrerdeunladoparaotroalossirvientes, arreglando el salón para algún tipo de ceremonia. El niño intentó hacer memoria,peronorecordabahaberoídodecirasupadrequeharíanalgoasí. Mucho menos a aquellas horas. Lo único que sabía era, que todo aquel ajetreo,empezabaaasustarlounpoco.

—¿Quéocurre?—seatrevióapreguntaralfin,alnoverasupadrepor

ningunaparte.

Winoc,elmejoramigoquesupadreteníaysumanoderecha,selollevó

aparteparahablarconél.Eraunhombrealto,asíqueseagachófrenteaél,

paracruzarsusmiradas.Habíadudaensusojosyciertotoquedemiedo,que

nohizosinopreocuparlomás.

—¿Porquépadrenoestáaquí?

—Godric,ahorahasdesertanvalienteyfuertecomotupadreesperaque

loseas—comenzó,vacilanteWinoc—.Estanochehasucedidoalgoterribley

muchosquerránapoderarsedeloquetecorrespondeporley.Debemosactuar

prestosparaimpedirlo.

—Padremedefenderá—dijoelniño,conconvicción—.Siemprehasido

así.

—No,hijo.Tupadreyanopodráhacernadamásporti—losujetóporlos

hombros,consusojosfijosenél,paraasegurarsedequeentendíaloque

estabaapuntoderevelarle—.Tupadrehamuerto,Godric.Cayóenbatalla

haceapenasunashoras.Ahoratenemosquecoronarterey,antesdequesus

enemigossepanloquehasucedidoetratendehacerlomismocontigo,para

apoderarsedelacoronaydelreino.

—Peropadremehadichoquetodavíasoyjovenparaserrey—elmiedo

seapoderódeélporunmomento.

—Tupadreyanoestarámásaquí,Godric—apretósushombros—¿Lo

entiendes?Tugenteahoradependedeti.

—¿Ysinopuedoprotegerlos?

—Yoteayudaré—dejóunamanoensuhombro,mientraslaotraviajaba

hastasupecho,justoencimadesucorazón—.Milealtadestabacontupadre

yahoraestarácontigo.Juropormihonor,quemientrasmequedeunsoplode

vida,contarásconmigoparaaconsejarteyconmigenteparalucharjuntoati.

GodricmiróaWinoc.Eraunhombreenlaplenituddelavida,altoy

fuerte,forjadoenlabatalla,peroaúnasíjuiciosoysabio.Decidióque,sisu

padrehabíaconfiadoenélhastaelpuntodeponersuvidaensusmanos,

tambiénélpodríahacerlomismo.Ensusochocortosañosdevida,jamás

habíavistoequivocarseniunasolavezasupadre.

—¿Quétengoquehacer?—laresoluciónbrillóensumiradayelalivio

cubrióladeWinoc.

—Sígueme—loinstó,levantándosedelsuelo,dondefinalmentesehabía

arrodilladoparaprestarsujuramentodelealtad.

Lo acompañó de nuevo al trono, donde estaba todo dispuesto para la coronación, mientras le explicaba lo que se esperaba de él durante la ceremonia.Godricapenasentendíaloqueelhombreledecía,peromemorizó cadaunadelaspalabrasquedebíapronunciar,paranoparecerindecisoo temerosoantesussúbditos.Lograríaquesupadreestuvieseorgullosodeél.

Las siguientes horas se cubrieron de bruma en su mente. Apenas recordabaloquehabíapasado,salvohabersedejadollevarporlosdemás, seguro de que sabrían qué hacer mucho mejor que él. Su vida estaba cambiandoparasiempreaquellanocheysumenteparecíanoquererhacerse cargodeelloporelmomento.Nadielojuzgaría,esolosabía,despuésde todo,noeramásqueunniño.Perounavozensuinteriorclamabaporhacerse oír.Unavozquedecíaqueyanoeraunniño,sinounrey.Yjustocuando comenzabaaaceptarlo,loescuchóavivavozenbocadesussúbditos.

—¡LargavidaalreyGodric!

Permaneció de pie, impasible, observando a todos los que se habían reunidoallí.Algunoslomirabanconesperanza,otros,encambio,seveían temerososdeloquefueseaocurrirdespuésdeaquellanoche.Muchosde ellosmanteníanunaexpresióndeférreadeterminación,queledecíaquelo seguiríanhastalamuertesiesoeraloqueelfuturolesdeparaba.Aúnasí, fuesecualfuesesuactitudantelosrecientesacontecimientos,Godricsupo queapartirdeesemomentodependíandeélydesuinexperiencia.

LamanodeWinoc,apoyadaensuhombroderecho,leinfundíaunvalor que no sentía en aquel momento. Era demasiado joven para gobernar, su padreasíselohabíadichoeninnumerablesocasiones.Ahora,muyasupesar, notendríamásopciónqueaceptarloeintentarhacerlolomejorposible.Por suerte,elreylehabíaenseñadobienyelniñosabíaquéseesperabadeél. Solodeseabatenerelarrojosuficientecomoparallevaracabotamañatarea.

—Yapuedesretirarteatusaposentossiloprefieres,Godric—lesusurró

Winoc,despuésdelosvítores—.Lohashechomuybien.Hablaremosmás

tarde,cuandohayamosresueltotodoestecaos.Descansaahora,necesitarás

todatuenergíaparaelnuevodíaqueseavecina.

Godricasintió,todavíaperdidoenlaneblinaenquesumentesehabía

refugiado,ysealejóentrefelicitacionesycondolencias.Unaextrañamezcla

enunaextrañanoche.Unadelassirvientaslosiguióensilenciohastasus

aposentosyloayudóarecostarsedenuevoensucama.Lehabíanconcedido

unashorasmásdesueño,antesdeenfrentarsealadurarealidaddesunueva

vida,puesapenasempezabaadespuntareldía.

—Loharéismuybien,majestad—susurrólajovenmientrasloarropaba

—.Vuestropadreosenseñóbientodosestosañosyseréisungranreypara

vuestropueblo.Sumuertenoseráenvano.

Cuandolamuchachasemarchó,lamentedeGodricsedespejó,comolos

rayosdelsolqueseabrenpasoatravésdelasnegrasnubesenlatormenta,y

comprendiólamagnituddeloquehabíasucedidoaquellanoche.Supadre

habíamuertoynovolveríaaverlo.Tampocorecibiríaconsejosdeélnilo

veríasonreírleconorgullo.Noloreprenderíanilocorregiríaconpaciencia,

comotantasotrasveceshabíahecho.Habíamuertoylohabíadejadosolo,

paragobernarasupueblo,enmediodeunaguerracontraelreinodeMercia.

Yélnoeramásqueunniñodeochoaños.Unniñoasustadoysolo,quesabía

loquedebíahacer,peroquedudabadesupropiovalorparallevarloacabo.

Cerrólosojosporunmomento,comosiconesegestopudieseborrar aquella fatídica noche. Nada es sencillo en esta vida, hijo, ni te viene regalado,escuchóensucabezalavozdesupadre.Siquieresalgo,hasde lucharporello.Hasdemerecerlo.Nuncapermitasqueelmiedotevenzao seráelfinparatiytusmetas.

Todavíaoíalasvocesenelsalóncuandoabriólosojos.Parecíanhablar con urgencia y alzarse unas por encima de las otras. Era evidente que manteníanunadiscusiónyestanoparecíatenerunaprontasolución.Incapaz dedormir,sevistiódenuevoybajó,dispuestoacumplirconsudeber.Sila muertedesupadreeraunproblemaparasupueblo,comohabíanasegurado, entoncesélnosequedaríaencamamientrassugenteluchabaensunombre.

—Seréfuerte,padre—susurró,justoantesdeentrarenelsalónyacallar

consupresencialasvocesdetodos.

—Godric—Winocseacercóaél—.Nodeberíasestaraquí.

—Enesoteequivocas,Winoc.Aquíesprecisamentedóndedeboestar—

dijoconvozfirme—.Nopermitiréquemipueblosufratraslamuertedemi

padremientrasyomeescondoenmialcoba.Ahorasoyelreyymedeboami

gente.

Laadmiraciónporelniñoquesehabíaconvertidoenreycrecióentrelos allí presentes, así como los vítores, y la determinación del pequeño se fortaleció.ParacuandoamanecióyelreydeMerciaacampófrentealas puertasdesuhogar,Godricyaestabapreparadoparapresentarbatalla.

2

Año824,ReinodeSussex

Godricodiabalaguerra.Yahabíavistosuficientesbatallasendosañosde reinado,comoparasaberlo.Apesardesucortaedad,habíaestadoentodas, másparainfundirvalorensushombresconsupresenciayparaconservarsu lealtad, que por lo que pudiese aportar en aquellos enfrentamientos. Su guardiapersonallomanteníalejosdelpeligro,peronadapodíanhacerpara evitarquevieselasbarbariesqueallísecometíanoeldolorquecausaban después,yaderegresoenelhogar.

LosconsejosdeWinocsiemprehabíanresultadoútilesygraciasaellos habíanganadomuchasbatallas,peroelreyestabahartodetenerquehacer valersudominioafuegoyespadaensuspropiastierrasocontrasusvecinos, dejando tras él, pérdidas humanas y hogares destrozados. Quería la paz. Queríaquesupueblonotuviesequesufrirmáspenuriasnimásmiseria. Queríaquelosniñosfuesenniñosyquelosancianosfuesenlosúnicosque supiesendelaguerra.

Winoclerepetíahastalasaciedadqueaquellonoeraposible,queenlos tiemposquecorríanenunatierradondeconvivíansietereinos,noseríacapaz de obtener esa paz que tanto ansiaba. Siempre encontraría a alguien que querríaimponersealosdemás.Queambicionaríamásdeloqueyateníay queintentaríaarrebatarporlafuerza,loquenolepertenecíaporderecho.En susincansablesdiscusiones,WinocponíacomoejemploaBeornwulf,elrey de Mercia, que llevaba tantos años intentando someterlos a su gobierno. Aquelhombrehabíasidoquienllevóalamuerteasupadredosañosantesy eraquientodavíaseguíaluchandoporapoderarsedesupequeñoreino,por suerte,sinéxito.Muchossesorprendíandequenolohubieselogradoaún, porquelossuperabaennúmeroyenfuerza.

YesaeraotrarazónporlaqueGodrichabíatrazadounplan,despuésde

quehubieseconfirmadocuánciertoseranlosrumoresquecorríandebocaen

bocaportodoelpaísdesdehacíatiempo.Elsuyoeraunplanarriesgado,pero

tambiénsabíaqueconél,podríaobtenerloquetantoansiaba.Talvezno

fuesetandefinitivacomolehabríagustado,puesconocíalaslimitacionesque

laépocaqueleshabíatocadovivirleimponía,perodisfrutaríandelargos

añosderelativapaz.Motivomásquesuficienteparaintentarlo,apesardela

firmeoposicióndesumásfielconsejeroyamigo.

—Sonsolorumores,Godric—dijounavezmásWinoc,tratandodehacer

quevieselalocuraque,asujuicio,estabaapuntodecometer—.Noes

posiblesaberconseguridadqueEgbertdeWessexestécreandoeseejército

delquehablan.Nadietienetantopoder.

—Perolotendrádelograrlo,Winoc—sepaseó,intranquilo,porlasala,

comocadavezquedebíatomarunadecisiónimportante—.Egbertesunrey

conansiasdepoder.Esonopuedesnegarlo.

—Nolohago.

—Comprenderásqueestaesnuestraúnicaoportunidadparasobrevivir,

entonces.Jamáspodremosganarendosfrentes,Winoc.Merciaestádispuesto

ahacernosclaudicaracualquierprecio.Casiloconsiguedosañosatrás.Si

Wessexdecideintervenirtambién,estaremosperdidos,inclusosilográsemos

hacerlesfrenteenunprimermomento.Aúncontusconsejos,soydemasiado

joveneinexpertoparalucharcontradosejércitostanpoderosos.Noestamos

preparadosparaeso,siapenaspodemoscontrauno.

Era cierto que su juventud le preocupaba en demasía, aunque había maduradoamarchasforzadasdesdesucoronación.Yanosesentíaunniño. Susresponsabilidadesparaconsupueblolehabíanobligadoaolvidarsus anhelosinfantiles,paradarcabidaaotrosmásadultosquevelasenporelbien desugente.Salvarlavidadesussúbditoseramásimportantequecualquier otracosaysiteníaquesometerseaunreymáspoderoso,almenosseríauno desuelección.

—Plantearemosmejoresestrategiasdecombate—sugirióWinoc,enun actodesesperadodehacerlecambiardeopinión—.Atacaremosporlanochey a traición como los mercenarios. Buscaremos nuevos aliados, si es necesario…

—Nomeconvertiréenunasesinoparaprotegeramipueblo—detuvoa

suamigo—.Nobuscolapazacualquierprecio,sinoaunojusto.

—Lo que le vas a ofrecer a Egbertno es un precio justo, Godric — suspiró,frustrado,alnopoderhacérselover.

—Séquetecuestaaceptarlo,Winoc—dijo,conciliador—.Peroesloque

sedebehacer.

—Noloes.

—Egbertllegarádeunmomentoaotro—prosiguióGodric,ignorandosu protesta—. Y necesito que me apoyes. Si ve fisuras entre nosotros, las aprovecharáensubeneficio.

—Estáspensandocederlevoluntariamenteelreino,Godric—loacusó—.

Yaseestáaprovechandoysinpretenderlo.Tupadrediolavidaporsupueblo

ytúpretendesentregárseloaotroreysinmás.Séqueestaríadeacuerdo

conmigoenqueestoesunalocura.

—Mipadremedaríalarazón,Winoc—sonrióconcalma—.Él,mejor que nadie, sabría ver que debo hacerlo, precisamente, por el bien de mi pueblo.Pornuestrasupervivencia.

Winocseremovió,inquieto,sopesandotodassusalternativas.Conocíaal

muchacho,puesesoeratodavíaparaél,ysabíaquenohabíavueltaatrás.

Despuésdedosañosbajosusórdenes,conocíasusidealesyaloqueestaba

dispuestoallegarparaalcanzarlos.Puedequealprincipiosedejaseguiarpor

susconsejos,peroconelpasodeltiempo,habíaempezadoaforjarsupropio

carácteryyanosesometíacomoantes.Tomabasuspropiasdecisionesyuna

vezhecho,nadiepodíaobligarleaclaudicar.

En eso, era como su padre, salvo por el pequeño detalle de que sus interesesnoeranlosmismos.ElanteriorreydeSussexhabíadadosuvida paradefenderacapayespadaasupueblo,peroGodricpretendíaalcanzarla paz,entregándolosinmás.Ahora,leestabadandoaelegirentreapoyarloo darlelaespaldaysinembargo,sudecisiónhabíasidotomadadosañosatrás, cuandoprometióasuamigoquecuidaríadesuhijo.Solopodíaseguirloa dondefueseyporelcaminoquehubieseelegido.

—Ahorasolofaltasabersitúestarásamilado—añadió.

Godric esperaba su respuesta con la entereza de un rey, pero Winoc vislumbróbajoaquellamáscara,alniñoqueunavezfue.Unniñoqueno habíapodidoserlomásporlascircunstancias.Sintiópenaporél,comootras tantasveces.Seestabaconvirtiendoenungranhombreyloadmirabaporla fortalezaquedemostrabatenerdíaadía,apesardenocompartiralgunasde susideas.Yaunquehabíaintentadohacerqueentraseenrazónapelandoal recuerdodesupadre,sabíaquesuamigoestaríaorgullosodeél.Ydelas durasdecisionesquelehabíatocadotomarparasalvarasupueblo.Aúnasí, nopodíadejardesentirqueaceptarloqueGodricpretendíahacerera,de algúnmodo,comotraicionarasuamigo.Tantosañosdesperdiciadosenla guerra,tantasmuertesasusespaldasparadefendersustierras,yahoratodo

seríaentregadoaunnuevoreydeformavoluntaria.ElreinodeSussexibaa

desaparecerparasiempreyGodricparecíanosentirremordimientos,comolo

hacíaélmismo.

—Teapoyaré,Godric—ledijo,noobstante—.Peronomegustalaidea.

—Losé—lomiróconcondescendenciayesolegustómenostodavía—.

Yteloagradezco.

Ambossabíanquesufuturoestabaapuntodecambiar.Godricestaba convencidodequeseríaparamejoryqueeranecesario,peroélnosesentía

tanseguro,porningunadelasdoscosas.Despuésdemásde20añosal

serviciodesurey,saberqueprobablementeGodricacabasesiendounsúbdito

másaldespuntareldía,seríasumuerte.

Solounosminutosdespués,suconciencialoestabamartirizandoporla decisión tomada, pero cuando se dispuso a retractarse, el anuncio de la llegadadeEgbertdeWessex,seloimpidió.Oesosequisodecirasímismo, puessabíaquenolohabríahecho,pormásquelepesaseelquedarsecallado. Habíajuradoasupadreprotegerloyacompañarloensucaminoyesoharía contodaslasconsecuencias.Aunquehubiesepreferidoalejarsedellugar,para nopresenciarlasnegociacionesqueacabaríanconsuhogar,talycomolo conocía,seobligóapermanecerjuntoaGodric,talycomohabíaprometido, paraapoyarlo.

ElreydeWesseximponíaconsusolapresencia.Noporquetriplicasela

edaddeGodric,sinotambiénporsutamaño.Asulado,sureysoloparecíael

niñodedeberíahabersidoyWinoccreyóquecaeríaanteélsinsiquierapoder

presentarbatalla.VioelfindeSussexmuchoantesdequealgunodeellos

hablaseyconunascondicionesínfimasparalossuyos.Violacaídadeun

reinopequeñoperopoderoso,alquehabíaamadosiempre,enmanosdeun

reynaciente,quetalveznohubiesesidocapazdeconquistarlo,pormásque

Godricpensaselocontrario.¿Cómoloconvenciódeaceptarsupalabradeque

aquelloeraloqueSussexnecesitaba?Noeramásqueunniño.

Ysinembargo,Godriclosorprendióencuantodieroncomienzoalas

negociaciones.Supoestaralaaltura,aúnteniendolasdeperder,ynodiosu

brazoatorcerpormásqueelotroloapretaseyusasetodasuexperienciapara

obtenerelreinosinperderdemasiadoenelproceso.Alolargodelamañana,

supercepciónsobresureyfuecambiandodetalmodo,quedejódeveral

niñoconelquehabíaestadodiscutiendounashorasantes.Godricsehabía

convertidoentodounhombreasusojosdelanochealamañana.

3

Año871,condadodeSussex

Casimediosigloatrás,GodricsehabíaconvertidoencondedeSussexen compensaciónporhaberclaudicadoenfavordelreydeWessexyporhaberle jurado lealtad por iniciativa propia. No habían sido unas negociaciones fáciles,peroterminaronsatisfaciendoaambaspartes.

Winoc,quienhabíasidoenelpasadoelmejoramigodesupadreyun gran consejero para él después, había dudado del resultado de aquella decisióneintentórebatirlaenmásocasionesdelasqueGodricpodíarecordar. Sin embargo, solo dos años más tarde pudo entender que había sido un acierto,cuandoEgbertocupóporlafuerzalosreinosdeKent,SurreyyEssex enunaúnicaydecisivabatallaquesellevóacaboenEllandunyquesupuso la desaparición de los tres. Godric sentía que había sido una pérdida innecesariadevidashumanas,peronohabíaestadoensumanoimpedirlo.

Etelred,quesucedióaEgbertañosdespués,lehabíaconcedidomayor libertadcomogobernantedeSussex,alverquenoansiabamáspoderdelque ya poseía. Había recompensado su lealtad incuestionable y sus sabios consejos, con una hegemonía mayor sobre el condado. Así era como administrabasustierras,conestrategiasbienplanificadasyunosacuerdos tácticosquelepermitíanvivirsinusarlasarmas,salvoenloscasosmás necesarios,porloquemanteníasolounpequeñoejército,suficienteparano parecerdébilydefendersusfronterassihacíafalta.Conocíadeprimeramano loqueunaguerralehacíaaunpuebloynoqueríaesoparaelsuyo.Desde hacíaaños,habíalogradomantenerunremansodepazensuhogar,conalgún conflictomenorinevitable,quenosuponíamayorinconvenienteasupueblo.

—Seacercaalguien,miseñor.

Godricestabasupervisandolasrecientesampliacionesacaecidasensu castillo cuando escuchó el grito del centinela. Era uno de los pocos que contabaconunafortalezahechaenteramentedepiedra.Lamayoríahabía amurallado sus hogares en un intento de protegerlos, desde que las incursiones de los hombres del norte comenzaron, pero él quería más

seguridadparasushijas,encompensaciónporelescasoejércitoqueposeía.

Susdosúnicashijashabíanllegadodemasiadotardeasuvida,cuandoya creíaqueseríaimposibleengendrarherederos.Habíaamadoasuprimera esposaconlocura,peronofuesuficienteparaquelediesehijos.Durante veinteañoshabíandisfrutadodesuamor,tratandodequesuesterilidadnoles afectase.Perolohizo,consudifuntaesposa.Lamujer,quesehabíaido marchitandoconlosañosalverquenolepodíadarloshijosquenecesitaba, se había quitado la vida después de que él renegase una y otra vez de repudiarlaparabuscarotraesposaquesípudiese.Sehabíaalejadodeélde formadrásticaycruel,paradarlelalibertadquesenegabaaaceptar.Después detantosaños,aúnledolíarecordarlo.

Tardócincoañosencasarsedenuevo,igualmenteenamorado.Habíasido

afortunadoalencontraradoshermosasmujeres,tandistintaslaunadelaotra,

quehabíansabidocómoconquistarsucorazón.Ylehabíanproporcionado

felicidad,ambasasumodo.Susegundaesposaledioademás,dosregalos

maravillosos.Doshijasbellasyperfectasalasqueamabasincondición.Le

hubiesedadotambiéneltanansiadoherederosinohubiesenmuertoambosen

aquelterribleycomplicadoparto.

Godricsesintiótanabrumadoporlapérdida,quesenegóacasarsede

nuevo.Desdeentonces,habíaestadocriandosoloasushijasyaunquesabía

quelasconsentíademasiado,nopodía,niquería,evitarhacerlo.Lapequeña

separecíamuchoaélyestabamuyorgullosodeella,puesjamásledaba

motivosdepreocupación,sinoquemásbienlefacilitabaeltrabajo.Perosu

primogénita,enquienrecaíalaresponsabilidaddeprocurarleunsucesor,era

unpococaprichosaytemperamental.Aúnasí,nopodíaamarlamenosquea

laotra.

—¿Cuántosson?¿Reconocesaalguno?—legritódevuelta,dirigiéndose

haciaél.

Elcentinelamiródenuevoalhorizonte,antesderegresarsuatenciónaél.

Lovionegarconlacabeza.Estabatanpálido,quesepreocupóyordenó

cerrarlaspuertas,inclusoantesdeiralparapetoacomprobarporsímismo

quiénhabíacausadosemejantereacciónensucentinela.

—Separecenalosbárbarosdelosquetantohablan,miseñor—ledijoel

hombreenunsusurro,unavezasulado.

Comprendiódeinmediato.Nadieteníabuenaopinióndeloshombresdel norte,consussalvajescostumbresysuinterésporconquistarsustierras,así fuese a sangre y espada. En Sussex por el momento, solo conocían sus

fechoríasporhabladurías,peroeranlosuficientementeexplícitascomopara

atemorizarlos.

LamuertedelreyEtelredenlabatalladeMarton,enabrildeaquelmismo año, estaba todavía reciente en la memoria de todos. El miedo se había instaladoenelreinodesdeentonces,yniAlfred,suhermanoysucesor,había logradoeliminarlo.Elcaosfuetal,queapenaspudoorganizarlastropas, antesdequelosdanesesatacasendenuevoenWilton,solounmesdespués. WessexfuederrotadounasegundavezyAlfredtuvoquenegociarlapazcon losbárbaros.Ahoragozabandeunperiododepaz,perosabíanqueseríasolo cuestión de tiempo que los tuviesen bajo asedio una vez más. Aquellos hombreseraninsaciablesyparecíanvivirporyparalaguerra.

—Nosonmuchos—intentótranquilizarlo—.Yohablaréconellos.

—Nopretenderéissalirahífuera,miseñor—elhombreloobservócon

consternaciónyGodricreprimióunamuecadedisgusto.

Elmiedoirracionalalodesconocido,basadosoloenloscomentariosde terceraspersonas,queenlamayoríadeloscasosniconocían,leapenaba.Si sehubiesedejadollevarporlashabladuríascadavezquedebíatomaruna decisión, o por el pánico, probablemente no estarían teniendo aquella conversación.Habríallevadoasupueblodirectoaladesgracia.

—Permanecedalerta—pidió,antesdedirigirsealportóndelamuralla.

Atravesólapequeñapuertalateralyseencaminóhacialoshombres,sin

monturaniarmas.Nopretendíahacersevermásdeloqueera,puesnolo

necesitaba.Laseguridadqueemanabadeélporsusañosdeexperienciaera

suficienteprotección.Seplantófrenteaellos,conactituddesafiante,sabiendo

quevacilarpodíasuponerladiferenciaentreeléxitoyelfracaso.Ynuncale

habíagustadoperder.

Amedida que estos se acercaban, pudo apreciar lo jóvenes que eran. Rondabanlaveintena,comomucho,aunquesucorpulenciapodíadarorigena confusión.Elque,asuparecereraellíderdelpequeñogrupo,desmontóyse acercóaélconlasmanosdesnudas.

—Buenastardes—sufuerteacentodelatabasuorigenextranjero,ysin embargo, no podía sino admirar el hecho de que se hubiese decidido a aprendersuidioma—.MinombreesLeifErickson.

Godricloestudiódetenidamenteantesdehablar,intentandodiscernirsilo podíaconsiderarunhombreconfiableoporelcontrario,debíatenercuidado de él. Había desarrollado aquella técnica con los años y casi nunca se

equivocaba en sus conclusiones. El hombre, o más bien muchacho, permanecióestoicoantesumirada,sinbajarlosbrazosenningúnmomento, hastaquedecidióqueeraamigableyleofreciósumanocordialmente.

—YosoyelcondeGodric—sepresentó—¿Enquépuedoserviros?

Leifestrechósumanoconseguridadylesonrióabiertamente.Aquella

sinceridadensugestoreafirmólaprimeraimpresióndelconde.Novenían

buscandobatallayesoleagradó.

—Noessencilloencontraraalguiendispuestoahablarconnosotros—

admitióeste.

—Metemoquelareputacióndevuestropuebloosprecede—asintió.

—Ydeesareputaciónvenimoshuyendoprecisamente—confesó—,pero

veoquetampocoseráfácil.

—¿Enquépuedoserviros?—repitió.

—Querríamoshablarconvuestrorey,perometemoqueesunhombrede difícil acceso. No puedo decir que me sorprenda, habida cuenta de las circunstancias—tambiénélloestabaestudiandocondiscreción—.Yhemos oídodecirquevossoismuycercanoaélyquesoisunhombrerazonable. Pensamosque,talvez,podríaisayudarnos.

—Talvez—admitióamedias,concuriosidad—,simecontáiscualesson

vuestrasintencionesconrespectoaeseencuentro.

—Tenemosunapeticiónqueformularle.

Godricsopesólasopciones.Podíaexigirlequelehablaseallímismoo darlelabienvenidaasuhogarycomentarloconmástranquilidadenunlugar menos expuesto. Parecían suficientemente amigables como para hacerlos pasar,perotemíalareaccióndesugente,tancerradosdementeenmuchos sentidos.Ytambiénestabansushijas.Noquerríaexponerlasalpeligrosin necesidad,aunquenocreíaquelofuesenaestarenningúnmomento.

—Creoquepodríamoscompartirunacena—sentencióalfinal—.Yvos

podríaiscontarmesobreesapetición.

—Seráunhonorparanosotroscompartirlamesaconvos—seinclinóen

unareverencia—,condeGodric.

—Sedbienvenidos—lesseñalóelcastilloantesdedirigirsumiradaalos

centinelas—.Abridelportón.Vamosaentrar.

Violaconsternaciónensusrostrosdespuésdesuspalabrasysupo,sin

necesidad de mirar atrás, que su invitado también lo había hecho. No obstante,estepermanecióensilencio,mientrasesperabanaquelaspuertasse abriesen.Lostresvikingosquehabíanquedadoatrásseacercaronaellosa unaseñaldelcabecillaylosaludaronconunaleveinclinacióndecabeza.

—Metemoquesoyelúnicoquehablavuestralengua—leexplicóLeif—.

Porelmomento.

—Conunoesmásquesuficiente—leaclaró—.Porelmomento.

Nolepasódesapercibidalasonrisadeljoven,asícomotampocolohizola

palidezenlosrostrosdequienessecruzabandecaminoalinteriordelcastillo.

Chasqueólalenguacondisgustoymoviólacabezaconpesar.Noeraasí

comopretendíaquediesenlabienvenidaasusinvitados,perosabíaqueno

podríahacermuchomásporahora.

—Almenosnohuyen—susurróLeif,loquellamósuatención.

—Demasiadosrumores—sesintióenlanecesidaddedisculparlos.

—Escomprensible,nolosculpo—asintió.

Apesar de disgustarle la reacción de su gente, sintió cierto alivio al comprobarquesushijasnoestabanenelgransalóncuandodiopasoalos norteños.Noestabasegurodesureacciónypreferíahablarconellasantesde presentarlos,sillegabaahacerlo.Tododependeríadeltiempoquefuesena quedarseydeloqueentrañaselapeticiónasurey.

—Todavíafaltanunpardehorasparalacena—lesinformó—.Talvezos

apetecieseasearosunpocoydescansarhastaentonces.Parecequehabéis

hechounlargoviajehastaaquí.

—Osloagradecemos.Llevamosdíascabalgando,preguntandoporvosen los pocos lugares donde se atrevían a hablarnos. Ha sido un viaje… interesante.

—Ynadieosofreciósuhospitalidad—sentenció,segurodequeeljoven

jamásloadmitiría,aunquelopensase—.Hilda,muéstraleselcamino.

La mujer, siempre risueña y complaciente, se acercó a ellos con una actitudabiertaydistendida.Precisamentelahabíaelegidoporeso.Laconocía ysabíaquelosatenderíacomocorrespondía,fuesenquienesfuesen.Hildano teníamiedoanadanianadieyesoeraalgoquelegustabadeella.Porese motivolehabíapedidoqueloayudaseconelcuidadodesushijas,trasla muertedesusegundaesposa.

Lavioalejarseconellos,parloteandosincesar,ysonrió.Aquelloquesu

pueblolehabíanegadoasusinvitados,seloentregaríaHildaconcrecesy

paracuandoterminaseconellos,estaríandeseandoalejarsedeSussex.

Mientras tanto, empezaría a planear la velada de aquella noche, que resolvió,seríaíntimaytranquila.Queríaconocerlosunpocomás,antesde tratareltemaqueloshabíallevadohastaél.Lapresenciadelossuyospodría resultar desastrosa, sobre todo al ver la desconfianza con que los habían recibido.

Yaunquehabíapensadoenpresentarlesasushijas,decidióenelúltimo momento que no acudirían a la cena. Eran demasiado jóvenes e impresionables.SabíaqueaLynnanolesupondríaunproblemamantenerse lejosdeellos,puessehabíaencerradoensualcobaenelmismomomentoen queloshabíavisto.Parecíatanasustada,queseprometióirahablarconella mástarde.EncambioIvalyn,habíaprotestado,despuésdequelesdijeseque nolasqueríacercamientraspermaneciesenenelcastillo.Sentíacuriosidad porloshombresdelnorte.

Lospocoshombresquesehabíadecididoaconvocaralacenahabíanido abandonando la cautela a medida que avanzaba la velada. Al final de la misma,yahabíanlogradomantenerunaconversaciónbanalperorelajadacon sus invitados. Leif había sabido incluir a sus hombres, de forma natural, traduciendoconrapidezparatodosellosyGodricsehabíasorprendidoal descubrirsuvenadivertida.Cuantomástiempopasabanjuntos,menosle recordabanalosbárbarosdelosquetantohablabanenlosúltimostiempos.

—Hablemosdeesapeticiónvuestraahora—pidió,despuésdequesus

hombresabandonasenelsalónylosdejasensolos.Aquelerauntemaque

preferíamantenerenprivado.

—Talvezdebaexplicarosprimerodedondeprovenimos—ledijoLeif—

paraquepodáisentenderelporquédelamisma.

—Osescucho—loaleccionó.

—Venimosdeunpaísdondelasluchasdepoderylastraicionesestánal orden del día —hablaba con cautela, eligiendo cada una de sus palabras cuidadosamente—.Soyelcuartoyúltimohijodeunodeloshombresmás poderososdelpaísyportanto,mehevistorodeadodetodaesalocuradesde mimástiernainfancia.Noesalgoquehayapodidoelegirniquedesee.No quieroformarpartedejuegosdeguerra,dondelaposibilidaddemorira manosdetupropiafamiliaeslomáshabitual.Quierovivirtranquiloyenpaz, sintenerquevigilarmisespaldasentodomomento.

—Osentiendo—asintió,comprensivo—.Peroaquítambiénestamosen

guerra.Vuestrasespaldasestaríanigualmenteenpeligro.

—Tengolaintencióndenegociareso—leconfesó—.Talvezpuedallegar

aunacuerdoconvuestroreyparamantenermealmargendelaguerraentre

mipuebloyelvuestro.Nodeseoentrarenmásconflictos,sinohallarunlugar

alquepoderllamarhogarydondevivirenpaz.

Le recordaba tanto a sí mismo, que se emocionó. También él había ansiadolapazporencimadetododesdequeseconvirtióenrey.Ylahabía logrado,enciertamedida.Almenoslamayorpartedeltiempo.LeifErickson parecíaunhombrehonorableysincero,tandirectocomoélmismo,yse estabaplanteandoseriamenteelayudarleconAlfred.Observóasuscuatro invitadosyviounahonestidadquedifícilmentepodríaencontrarenalgunos desusvecinos.Asintióparasímismo,antesdecontinuar.

—¿Quéesloqueproponéis?

—Anuestrallegada,descubrimosunaislafrenteaRye,creoqueasíse

llamaelpueblo—GodricasintióyLeifcontinuó—.Estádeshabitada,porlo

queseríaperfectaparanosotros.Somoshombresdemarynosagradalaidea

deestarrodeadosporél.

—Noesmásqueunpedazodetierrasalvajeyyerma—nopretendía

desanimarlos,perodebíahacerlessabertalveznolograsenvivirenellapor

muchotiempo.

—Noloserámás—negó—,sivuestroreynosconcedelaoportunidadde

asentarnosenella.

—Noseréyoquienosllevelacontraria—permaneceríaincréduloporel momento— ¿Qué le daréis a cambio? Alfred es un hombre ambicioso. Razonable,peroambicioso.

—Cualquiercosaquenospida,salvolucharporél.Noescapamosdelas

guerrasennuestratierraparasometernosaotrasaquí.

—Noseráfácildelograr—mientrashablaba,calculabalasposibilidades

—,peroestoydispuestoaayudaros.Loquepedísnoesexcesivo,porloque

talvezpodamoshacerquenoosexijademasiadoacambio.

Continuaronhablandohastatardesobretodaslasopcionesqueteníany sobreelmejormomentoparaproponerleaqueltratoalrey.CuandoGodric descubrió a Ivalyn espiándolos, fingió no verla. Veía el miedo que le inspirabanlosvikingos,perotambiénlacuriosidadporsabermássobreellos. Enmuchasocasionessehabíalamentadodequenofuesevarón,pueshabría sido un gran líder y gobernante. Sin embargo, el destino había decidido

concederledoshijasy,aunquelasamabaenigualmedida,tambiénhubiese

preferidoqueIvalynfueselamayordeambas.

Unpardedíasmástarde,habíalogradoaudienciaconelreyypartíacon losvikingosrumboalcorazóndeWessex.Sabíaquelamisivaquehabía enviadodespertaríasuinterésynoseopondríaaatenderlos.Yaunqueelplan inicial había sido que viajasen solos, Godric decidió acompañarlos para interceder por ellos. No solo era buen negociante, sino que conocía las debilidadesdesurey,porloquepodríaserlesdemuchautilidad.

Duranteaquellosdosdíasdeesperahabíapodidoconocerlosmejory habíacomprobadoquesuintuiciónnolehabíaengañadoconrespectoaellos. Queríaquesequedasenenaquellaislayqueríatenerloscomoaliadosenun futuro,puesaunquelograsensupropósitodenolucharparasurey,tardeo temprano acabarían haciéndolo. Así como él había tenido que hacerlo en algunaocasióntambién.Estabaconvencidodequecuandosesintiesenparte delatierra,cuandolaconsiderasensuhogarylaviesenpeligrar,actuaríanen consecuencia.Defenderloqueeradeunoformabapartedelanaturaleza humana.

Puedequeensutierranolohubiesenvistodeesemodoporque,enel fondo,noteníannadaqueconsiderarcomopropio.Eraelhijomenordeun granhombre,sí,perocomotal,noposeíanadaenpropiedad.Sielreyles concedíaaquellaisladesérticayausteraylaconvertíanensuhogar,algoque todavía no era capaz de visualizar ni en sus mejores pensamientos, les pertenecería.Seríamásquelatierradesuspadres.Seríasutierra.Suisla.

SeproponíahacérseloverdeigualmodoaAlfred.Lapacienciaeraunade

susvirtudesyapelaríaaella.Enunosaños,aquelloshombresdelnorteserían

unagranaportaciónasucausa,sisabíancómotratarlos.Darlesunincentivo

paraquedarseydespuésatraerlosconlaexcusadedefenderlopropio.

Conesepensamientohabíaabandonadosuhogar,dejandoasuhijade11

añosacargodetodo.Apesardesucortaedad,eramáscapazqueotros.Más deloqueloeraél,cuandoseconvirtióenreyaquellafatídicanochehacíaya medio siglo. Le recordaba tanto a sí mismo que asustaba. Quería que disfrutasedesuinfancia,algoqueaélnoselehabíapermitido,peroparasu desdicha,Ivalynhabíacambiadohacíayatresaños.Siemprehabíasidouna niñarisueñayoptimista.Cantabaatodashorasyanimabaalosdemásconsu

espontaneidad.Despuésdelaterribleexperienciaquehabíavividoalos8

años,habíadejadodecantaryaveceslanotaba,incluso,taciturna.Nohabía

dejadodeseralegreyseguíaviendolobuenoenlosdemás,peroyanotenía

aquellaactitudinfantilquelacaracterizabayhabíadecididohacersecargode

muchasdelasresponsabilidadesquecorresponderíanasuhermanaporserla

primogénita.

Sabíaquedeberíahaberloimpedido,peronoseviocapaz.Esohabía evitadoquesujovenhijasucumbiesealadesesperaciónyalmiedo.Nunca hablabadeltema,perosabíaquelaspesadillascontinuabanplagandosus sueños por las noches. Era una joven fuerte y valiente. Responsable y dinámica.Elorgullodecualquierpadre.

Lynna,aunqueeracapazdecumplirconsusobligacionesaligualquesu hermana,eratodolocontrarioaella.Caprichosaeinfantil.Unpocoegoístay desafiantecuandonolograbaloquequería.Sevalíadelgrancorazóndesu hermana menor para delegar en ella aquellas tareas que le disgustaban, aunquesucorazónnoeramenosgrandequeeldelaotra.Esolohabíahecho bien,porquedebíaadmitirqueenlodemás,siemprelashabíaconsentido, temerosodequelafaltadeunamadrequelasamase,pudieseafectarlesde algunamanera.Perotampocohabíahechodiferenciasentreellasalahorade criarlasysinembargo,habíandesarrolladosuspropiaspersonalidadesalo largodelosaños.Ylamayoreramásinconscienteydespreocupadadeloque sucedíaasualrededor.Habíaintentadoinvolucrarlaenlosdeberesqueundía seríanlossuyos,peromostrabamuypocointerés.Erajoventodavía,peroque Ivalynfuesetandispuesta,locondicionabaadesearqueellatambiénlofuese.

—Escuchédecirquetenéisdoshijas,conde—lavozdeLeiflotrajode

regresoalpresente—.Nocreohaberlasvisto.

—Sonjóvenes—sonrióalpensarenellas—.Apenasunasniñas.

—Entiendoentoncesquelasprotejáiscontantocelo.

—Sonmistesoros—asintió—.Lomásimportantequetengoyporloque

luchocadadía.Quieroofrecerlesunavidamejordelaqueyotuve.

—Algún día espero poder hacer lo mismo —añadió Leif—. Tener a alguienaquienprotegerydejarunlegadolibredemaquinacioneseinquinas.

—Tareahartodifícil,metemo.

—Nohaynadaimposibleenestavida,conde.Osloaseguro.

—Elentusiasmojuvenil—rió—.Loperderéisconeltiempo.

—Nosetratadeeso,sinodeiraporloqueunoquiereylograrlo.Oslo

demostraréconlaisla,sivuestroreynosconcedeloquelepedimos.

—Estaréencantadodeverlo,muchacho.

Cuantomástiempopasabanjuntos,másinteréssentíaporLeifysugente.

YsilograbaconvenceraAlfreddequelespermitiesequedarse,mantendríael

contactoconellosylesayudaríaensusinicios.Aunquesolofueseporsaber

sirealmentepodíanlograrenlaisla,todocuandolehabíadichoLeifque

harían.Teníasusdudasalrespecto,peroeljovenparecíatanconvencidode

ello,queestabadispuestoaesperarparacomprobarlo.

—Loveréis—lehabíasonadoapromesayGodricsupoqueaquelseríael

iniciodeunainteresanterelaciónentreellos.

4

Año877,condadodeSussex

—Nopuedeshacermeesto,padre—Lynnaestabahistérica—.Noquiero.

—Eresmiprimogénita,Lynna.Notieneselección.Harásloquetedigay

loharásporqueeslocorrecto.Porelbiendetupueblo.

—Estotalmenteinjusto.

Lynnasaliódelsalón,furiosaconsupadreyelmundo.Legustabanlos privilegios de ser la hija de un conde, pero no sus responsabilidades. Al menosnoaquellaenconcreto.YGodricsabíaqueeraculpasuya,porhaberla consentidodesdepequeña,peroyanopodíahacernadapararemediarlo.Sial menosseparecieseunpocomásasuhermana.

—¡Quévoyahacerconella!—suspiró,impotentemientraslaveíahuir.

Lynnaentróenlahabitacióndesuhermanapequeña,hechaunafuria. Pequeña,pordistinguirlas,puessellevabantansolodosminutos.Yapesar detenersumismaedad,Ivalynsiemprehabíasidosuconfidenteyconsejera. Asus 17 años, era más sensata y responsable que muchos de más edad. Inclusomásqueella,apesardesergemelasyhabersidocriadasdeigual modo.

—¡Padrequierecasarmeconelbárbaro!

Sedejócaerenlacamadesuhermana,ocultandoelrostroentrelos almohadones. Estaba lo suficientemente asustada por lo que su padre pretendíacomoparaponerseallorar,peroaúnasísenegóahacerlo.

—Nohablesasídeél,Lynna—sesentóasuladoyleacaricióelcabello

paraconsolarla—.Séquenotegustaestasituación,peroestaveznopodrás

evitarlo.Tenemosmuchosprivilegiosporserquiensomosyesoconlleva

ciertossacrificios.Yofrecerunaalianzabeneficiosaparanuestropuebloa

travésdeunmatrimoniodeconvenienciaesunodeellos.Yalosabíamos.No

séporquéteafectatantoahora.

—Porquesetratadeesehombre,Ivy—lamiróunsegundo,antesde

ocultardenuevosurostrobajoelalmohadón—Noquieroserlaesposadeun

bárbarodelnortepormuybeneficiosaquesealaalianzaparanuestropueblo.

—Nocreoqueseaparatanto—lerestóimportancia—.Unhombreesun

hombre,vengadedondevenga.Además,sabesqueelreylotieneengran

estima.Ypadretambién.Haayudadomuchoestosúltimosañosenlalucha

contralosdaneses.Esoyaesbuenodeporsí.

—Ponleropaeleganteydaleuncastillo,siquieres,peroseguirásiendoun salvaje. Por eso quiere padre que me case con él. Sabe que vencerá a cualquierenemigo.

—Porqueesungranguerrero.

—Porqueesunbrutoyunasesino.

—Lynna,serámejorquedejesdepensaresascosas—lareprendióporsus

palabras—.Vasatenerquedesposarteconél,tegusteono.Estuobligación

comoprimogénitadelconde.

—Odio mis obligaciones —gimió, desconsolada—. Y odio a padre tambiénporelegiraesehombrecomomiesposo.

Enlosúltimosaños,Lynnahabíaempezadoahacersecargodelamayoría

delasresponsabilidadesqueeranpropiasdesuestatuscomoprimogénita,

aunqueintentabadelegarenIvalynaquellasconlasquetodavíanosesentía

cómoda.Asíhabíasidosiempre,puessuhermanapequeñasolobuscabasu

tranquilidad.

—Esehombreescomonuestropadre—lerecordó—.Nobuscaguerray

noquierelucharsinoesnecesario.Esoyaloalejadeladefinicióndebárbaro

queteempeñasenimponerle.Talvezsitedaslaoportunidaddeconocerlo

mejor,compruebasquenoestanmalocomocrees.

—Tengomiedo,Ivy—lamiródenuevo—.Tendréqueirmeprontoaun

lugardondenoconozcoanadieydondeviviréenmediodeunahordade

bárbaroselrestodemisdías.Memoriréantesdelaboda.Losé.

—Lynna,eresunaexagerada—semordióellabioinferior,parareprimir

unacarcajada—.Nivivirásallíparasiempre,nivaasertanmalocomote

empeñasenverlo.Cuandoloconozcasunpoco…

—No,seguroqueespeor—lainterrumpió—.Estoyasustada,Ivy.Ynada

deloquemedigasharáquemesientamejor.

NingunahizomenciónalarazónporlaqueLynnaregresaríaalcastillo,

puestemíanquesecumpliese.Noestabanpreparadasparaimaginarunavida

sinsupadre,aunqueeranconscientesdesuedadydequehabíarebasado

todaslasexpectativas.

—Noquieroir—continuó—.Tendréquedejaratrástodoloqueconozco

yatodoscuántosamo.Memorirésinvosotros.

—Hablaréconnuestropadreparaquemepermitaacompañarte—dijo,

despuésdeunmomentodereflexión—.Lediréquequieroayudarteconlos

preparativosdelaboda.Tendréquevolverenunosmeses,peroalmenos

estaréatuladohastaqueteadaptes.

—¡Oh,gracias!—laabrazó—.Ereslamejor,Ivy.

—Nocantesvictoria—sonrió—.Primerodeboconvencerlo.

—Séquepodrás—habíaalivioensuvoz.

Cuando Ivalyn prometió hablar con su padre durante la cena, Lynna insistiótantoenquenosetranquilizaríahastasaberqueiríaconella,que acabóporsalirensubuscaenaquelmismoinstante.Bajóporlasamplias escalerasdepiedra,observandodevezencuandoporlasventanas,porsilo veíafuera.Elcampodeentrenamiento,aligualquelascaballerizas,situados enlapartedeatrásdelrecintoamurallado,eranalgunosdelossitiosmás probablesparaencontrarlo.

Mientrasbuscabaasupadre,elrecuerdodeLeifEricksonvolvióaella. Lohabíaconocidoduranteaquellaúnicavisitaasupadrehacíayaseisaños. No era un hombre fácil de olvidar. Apesar de que era joven por aquel entonces,lehabíaparecidoelgigantedecabellodoradoyojososcurosmás impresionantequehabíavistojamás.Esosojos,negroscomounanochede tormenta,habíanperturbadosussueñosdurantemeses.Claroqueeraunaniña impresionable por aquel entonces. Y su hermana también. Ella lo había temidoenaquelmomentoyloseguíahaciendo,inclusocuandoyahabían pasadoañosyelnorteñohabíademostradoqueeramáscivilizadoquesus vecinos,losdaneses.Suhermanaseguíaviendoalbárbaroquelaasustó, cuandoeraunaniña,consuimponentepresencia.

Ivalynlehabíaoídodecirasupadrequelosprimerosañosdesdesu llegadahabíansidoduros.Nosoloporqueletuviesenmiedo,algoque,porsu experiencia,entendía,sinoquesuprocedenciahabíahechoquedesconfiasen de él en todo momento. Incluso con el beneplácito del rey y la ayuda constantedesupadre,sehabíatenidoqueesforzarenganarselaconfianzade susvecinos.Talvezhacerrenacerlaisladondeseasentaron,cuandotodosla creían estéril, le ayudó, porque después de ver los resultados, muchos se interesaronporaquellasnovedosastécnicasdeagriculturayganadería.En

unospocosaños,LeifEricksonseganótantolaadmiracióncomoelrespeto

demuchos.Aquellosquenolohacían,seguíantemiéndolo,algoquetampoco

losprejudicaba.

Supadresabíaqueunaalianzaduraderaconél,ledaríaelapoyoyla

fuerzanecesariosparamantenerasupuebloasalvoenunatierracadadía

máshostil.Supadrenoservíaparalaguerrayporeso,habíadecididoofrecer

eltítulodecondeaErickson,atravésdelmatrimonio.Elreyhabíaestadode

acuerdoconél,apesardesuinicialreticenciaaofrecerelcondadodeSussex

aunextranjero,porquehabíaentendidolosbeneficios.Aquelmatrimoniole

daríaloquetantohabíabuscado,desdequeLeifleconsiguiólamejorflotade

barcosquejamáshabíasoñadoteneracambiodeunaislaalaquenohabía

otorgadovaloralgunohastaeseentonces.Unaflotaquehabíanaprovechado

durantelosdosúltimosaños,cuandolosdanesesquisieronconquistarWessex

unavezmás,aldarporfinalizadalatregua.Esemismoaño,enExeterhabían

tenidomuchasuerte,graciasalatormentaqueretrasóalaflotavikinga,yles

otorgólaventajaquelesllevóalavictoriayquelesestabapermitiendogozar

deunnuevoperiododepaz.

Recorriópartedelcastilloantesdedarconélenelsalón,conversandocon

algunosdesushombres.Aqueleraunrecintoamplio,ricamentedecoradoy

conenormesventanalesporlosqueentrabasuficienteluznaturalparano

necesitaremplearloscandelabrosduranteeldía.Apesardequesupadre

teníauncuartoprivadodondeatendersusasuntos,raravezloutilizaba.El

salóneraacogedoryluminoso,másaptoparamanteneralagenterelajaday

animadamientrashablaban.Elcalordelagranchimeneacentralayudaba

bastanteamantenerelambienteendíastanfríoscomoaquel.

Supadreestabasentadoenlamesaprincipal,laquepresidíaelsalónyla únicaquenosedesmontabadespuésdelosbanquetesquesolíandartana menudocomolaocasiónloameritaba.Lasdemásmesasauxiliaressolíanir añadiéndose según la afluencia de invitados en el castillo. Sus hombres, sentadosfrenteaél,ledabanlaespaldaaella,aunquesabíaperfectamente quieneseran.Ytambiéndequéestabanhablando.Ladecisióndesupadrede cederelcondadoaLeifEricksonnohabíasidobienacogidaporalgunosde losloreslealesalconde,yestabandandoproblemas.

—LordIrwinnoparecedemasiadofelizúltimamente—oyódecir—.Creo

queesperabaquesuhijoostentaseeltítuloalgúndía.

—Losé—respondiósupadre,concalma—,lomismoquelamayoríade los que han rechazado abiertamente este compromiso. Lord Irwin es un hombreavariciosoyegocéntrico.Serbuennegociantenolohaceaptopara

ostentareltítulo.Jamáslehapreocupadoelpueblo,sinoesparallenarsus

arcas.Ysuhijosoloesunamarionetaensusmanos.Nolescederéelcondado

mientraspuedaevitarlo.

—Aquellosquesehanopuestoalmatrimonio,lohanhechoporqueno desean ser gobernados por un extranjero, por muy beneficioso que sea comerciar con él o tenerlo de su lado en la batalla. Han rechazado la invitaciónparaasistiralaceremoniadecompromisocomoprotesta.

—Nomeimportasinolesgusta—repitióGodric—.Harélomejorparael

pueblo,noparaunospocos,queocuparíanmipuestocongustosilesdiesela

oportunidad,asífueseacabandoconmivida.

Supadreladescubriócuandotratabadeescabullirsesinservistaparano

interrumpirunareunión,queseleantojabamuchomásimportantequesu

petición.Aunqueseguramente,suhermananoloviesedeesemodo.

—Ivalyn,hija,acércate.

—Noimporta,padre—sedisculpóenladistancia—.Nointerrumpáisesta

reuniónpormí.Hablarécontigomástarde.

—Acércate,cielo—insistió—.Serábuenoescuchartuopinión.Amenudo

hasdemostradosermejorconsejeraquealgunodelospresentes.

Lasrisasresonaronenelsalón,puesnadiesehabíasentidoofendido, porque su padre no había faltado a la verdad. Aunque la opinión de las mujeressolíaestarreservadaparalaslaboresdelhogaroenrelaciónala familia, a Ivalyn siempre le había gustado mantenerse informada y había ayudadoasupadreenmásdeunaocasiónenalgunosasuntos,queotros considerarían inadecuados para ella. Era una joven práctica y sensata, herenciadesupadre,ydabasuopinióncontotalfranqueza,defendiéndola confierezaencasodesernecesario.

GodrichubiesedeseadoqueLynnaseinvolucrasedeigualmodoenlos

asuntosdelcondado,pueseraquienocuparíasulugarundía,peronohabía

sidocapazdeinculcarleelmismointerésporsuslaborescomolíder.Ypor

esemotivohabíaelegidoaunhombretanfuerteysegurocomoLeifpara

acompañarlaenaquelarduocamino.

—Comentábamoselactualdescontentodealgunoslores,miseñora—le

informóunodeloshombresdesupadre.

Lo observó por un momento, pensativa. Era joven, aunque unos años mayorqueella,ysinembargo,eramásaltoquesuhermanoDunstan,el actuallordWynne.Ambosteníanuncuerpoatlético,mantenidoenformacon

disciplinayentrenamientoconstantes.Sucabellocastañodesmerecíafrentea

unosincreíblesojosgrises,quelamirabanconrespeto.

—Osheoído,Colla,peronopodemospermitirqueelenfadodeunos pocos,determineelfuturodeunpueblo—dijo,mientrasseacercabayse sentabajuntoasupadre—.Necesitamosmásprotecciónyunpodermilitar que satisfaga al rey. Y Leif Erickson es el único al que todavía no ha conseguidoreclutarparasucausa.Nohemoscoincidoenpersona,peroa juzgarporcómohablamipadredeél,séqueesunhombrequecumplesu palabraynecesitamosgenteleal,ahoraqueelpeligroestáalacechodesde tantosfrentes.

—Estamosdeacuerdoeneso,miseñora,peroeldescontentoesporhaber

ofrecidoelcondadoaunextranjero,cuandohayloresconhijoscasaderos,

quehandemostradosulealtaddesdehacemástiempo.

—Noimportaaquienelijamipadrecomosusucesor—negó—,siempre habráquienestéendesacuerdo.Nosepuedecontentaratodos,asíquehemos de quedarnos con la mejor opción, que en este caso, es Erickson. Ha demostradoqueserádegranayudaparalosinteresesdelreyalcrearunaflota debarcoscasiindestructibleparaél.Elreysabequeeshoradeexigirlemásy estematrimonioserálaexcusaperfectaparaello.

—Talvezdeberíahaberleofrecidounaalianzadeotrotipo—sugiriósu

padre,aúnsabiendosurespuesta,peroqueriendoprobarla—.Tierrasuoro,

quizá.

—Ericksonnoparticiparáenunaguerraquehaestadoevitandodesde

haceaños,pormástierrasopororo,padre.Lastierrassepierdenyelorose

gasta,perounmatrimonioesunaalianzaduradera.Ylafamilia,unbuen

motivoporelqueinvolucrarse.

—Tansabiacomosiempre—lesonriósupadre,orgulloso.

—Yhablandodematrimonios—sesintióunpococohibida,raroenella

—,necesitabahablarcontigodealgo,padre.

—Bien—miróalospresentesamododedespedida—,simedisculpáis…

Unoauno,sefueronretirandotrassaludarlos.Ivalyneraconscientedel honorquesuponíaquelaincluyesenensusreunionesytuviesenencuentasu opinión. También sabía que a muchos les habría gustado que fuese la primogénita,pensamientoquenolacomplacía,puesnodeseabarelegarasu hermanadellugarquelecorrespondíaocuparpornacimiento.

Enlosúltimosaños,Lynnahabíaestadohaciendoungranesfuerzoen

interesarseporlosasuntosdelcondado,aúncuandodecíaqueaquellonoera

cosademujeres,perosabíaquetodavíateníaunlargocaminoporrecorrer.

Aceptaraquelmatrimoniosoloeraunpasomás,poreso,irconellaerauna

buenasolución.Estandoasulado,podríaayudarlaaasimilaraquelcambioen

suvida.

—Túdirás,hija—laalentósupadrecuandosequedaronsolos.

—Lynnahavenidoahablarconmigo.Estáunpoconerviosa.

—Unpoconerviosa—sonrióporlabenévoladescripcióndesuhija—.Yo

diríaqueestádesquiciada.Hemostenidounagrandiscusión.Noséquevoya

hacerconella.

—Creoquesoloestáasustada,padre—negó—.Hemosescuchadotantas

terribleshistoriassobrelosdaneses,queLynnatemeloquesufuturoesposo

representa,apesardequeélnoseacomoellos.

—Supongoquetienesrazón—suspiró—,comosiempre.Ericksonesun

hombrejuiciosoyleal.Podríahaberconquistadolaislaporlafuerzaysin

embargo,prefirióhaceruntrato,demostrandounanoblezadelaquecarecen

losdaneses.Sehaganadonosolomirespeto,sinoeldelrey.Yeldemuchos

otros.Suslogrosmehandecididoaelegirlocomosucesor,nosufuerzabruta;

siacasoalgúndíaaccedeausarla,puesestanreaciocomoyoaello.

—MetemoqueLynnanolovedeesaforma—ledijo,conpena.

—Tendráquehacerlo—alzólavoz,sinpretenderlo,impaciente—.Esmi

primogénitayharálocorrecto.Porunavezensuvida,seharácargodesus

responsabilidadessinprotestarporello.

—Ylohará,padre—Ivalynsabíaqueaquellaspalabrasencerrabanuna advertencia para ella también—. Pero he pensado que, tal vez, si yo la acompañase,nosesentiríatansolaenlaisla.Además,séquepodríaanimarla aconocermejorasuprometidoantesdelaboda.Ypodríaayudarlatambién conlospreparativos—habíaidoañadiendoventajassindescanso,deseando poderconvencerlo—.Seríaalgotemporal.

Supadrelamiróintensamenteporunmomento.Seguramentetratabade descubrirsibajosuofrecimientohabíaalgomásqueeldeseodeayudarasu hermana a adaptarse. No era la primera vez que Ivalyn cumplía con las obligacionesdesuhermanaantesdequesupadrelopudieseimpedir,motivo delamudaadvertenciaquelehabíalanzadoantes.Sinembargo,justoenel momentoenquesupoquesupadrecedería,nopudoevitarsonreír.

—Conesosargumentos,nopuedonegartenada,hija—laabrazó—¿Por

quénoserátuhermanaunpocomáscomotú?Laadorotalycomoes,pero

mefacilitaríatantolascosasconella.

5

Tansolodosdíasdespués,unpequeñogrupoacaballoentróenelcastillo. Noeraelprimeroniseríaelúltimo,puesesedíacelebrabanelcompromiso deLynnaconLeifErickson.Ambasjóvenespodíanverlodesdelatorredonde se habían refugiado para espiar a los invitados. Habían descubierto aquel lugardeniñasydesdeentonces,solíansubiraobservardesdelasalturasa todoslosquellegaban,antesdebajararecibirlosjuntoasupadre.

Alacabezadeaquelgrupoenconcreto,ibantreshombresfuertesyaltos. Ivalynsupusoqueeldelcentroeraelprometidodesuhermana,másporla posiciónqueporsuaspecto,aunquesucabelloeraigualderubioquecomolo recordaba.Sipudiesevermejorsusojos,estaríatotalmenteseguradecuálde elloseraporquenuncaloshabíapodidoolvidar.Loquepodíacertificarera quelosotrosdoseranhermanos.Aunque,parasersincera,enladistancia todos se parecían bastante. Un cuarto jinete se les unió poco después, cabalgandoaltroteparadarlesalcance,ycomenzóadudardesuprimera impresiónsobreelanterior,puesaquelhombreteníaelcabellotodavíamás dorado.

Losobservómientrasconversabanentreellos.Nopodíaoírloquedecían,

porladistancia,perosenotabaunaconexiónentreloscuatroqueibamásallá

deunasimpledeferenciahaciasujefe.Eramásbiencamaraderíaypura

confianza.Entalmedida,quenopodíaasegurarcuáldeelloseraelcabecilla

delgrupo.

—Songigantes,Ivy—Lynnaparecíaasustada—.Másdeloqueesperaba.

Podríanpartirnosporlamitadconsusmanos.

Ivalynnopudoevitarreíranteaquellaocurrencia,olvidándoseasí,desu propio interés en descubrir quién de ellos era Erickson. Sabía que a su hermanaleasustabanlosnórdicos,peronopudoevitarsureacciónyseganó unamiradafuribundadeLynna.

Regresósuatenciónaloscuatrohombresytuvoqueadmitirqueeran muchomásaltosquecualquieradeloshombresqueambasconocían.Más corpulentos también. Viéndolos, podía entender que describiesen a los danesescomobestiassanguinarias.Sicompartíanorigen,eraunaposibilidad

factiblequecompartiesenconstitucióntambién.Porsuerteparaellos,sused

desangrenoeraalgoquetuviesenencomún.

—Lynna,noexageres—aúnestandodeacuerdoconella,tratóderestar

importanciaasuspalabrasparanoasustarlamás.Seibaacasarconunosde

ellosynolabeneficiabatemblardemiedoconsoloverlodelejos.

—Nomemiresasí.Sabestanbiencomoyoqueescierto.

Sinpretenderlo,alreírmásalto,atrajolamiradadeaquellosalosque

habíanestadoobservandofurtivamente.Derepente,setoparonconlamirada

delmásrubiodetodosellos,elquehabíallegadoenúltimolugar,sobreellas

mientrasavanzabahaciaelinteriordelcastillo.

Lynnatiródesuhermanaparaocultarsedesemejanteescrutinioyse cubrió el rostro con las manos, enrojecido por la vergüenza. Ivalyn, en cambio,solopodíalamentarnohabervistobiensusojos,ansiosaporsabersi eraelprometidodesuhermanaono.

—Miraloquehashechoconturisa,Ivy—laacusóLynna—.Ahora

sabenquelosestábamosobservando.

—Tampoco es el fin del mundo —la abrazó para darle consuelo—. Vamos,bajemos.Deberíamosestarrecibiendoalosinvitadosconpadreyno espiándolos.

Todavíareíacuandosalióalpatiodelbrazodesuhermana.Lamayoríade lospresentessevolvióhaciaellas.Ambasjóveneseranidénticas.Almenos,a simplevista.Perosilasobservabascondetenimiento,podíasapreciarciertas diferenciasentreellasquelashacíanúnicas.Lynnaeraunpocomásaltay esbeltaquesuhermanagemela,queposeíaunascurvasmásacentuadas.El cabello castaño de Ivalyn, en cambio, no podía competir con el color caramelodesuhermana,perosupocagraciaseveíacompensadaconunos perspicacesojosverdesclaros,quebrillabancadavezquesonreía.Losde Lynna,eranmásoscurosyrecordabanalahúmedapraderaprimaveral.A pesardeaquellaslevesdiferenciasentreellas,decíanqueambasseparecíana sumadre,aunqueningunadelasdoslarecordaba.Habíamuertocuando todavíaeranmuypequeñas,aldaraluzasutercerhijo:unvarónquehabría deheredarelcondado,peroquetampocosobrevivióasumadre.

Perolaverdaderadiferenciaentreellasestabaensucarácter.Lynnaera infantil y superficial en muchos aspectos. También era impulsiva y terca, aunque sabía ser encantadora cuando le interesaba. Ivalyn era curiosa, creativa,sensataymuyservicial.Talvezdemasiado,puessuhermanamayor, pordosminutos,solíaaprovecharsedeellaparaquelehicieselastareasque

más le desagradaban, cuando eran pequeñas, aunque la alegría innata de Ivalynysupositivismolehabíanayudadoaeliminar,enlosúltimosaños, algunas de esas costumbres. Sobre todo después de que su padre les prohibiese hacerse cargo de las tareas de la otra. Pero a pesar de sus diferencias,elpueblolasamabaporigual,puesambasteníanuncorazón gentilyunalmapura.

Seunieronasupadre,sinserconscientesdetodalaexpectaciónque

habíancreado,paradarlabienvenidaalosinvitados,unoauno,comovenía

siendocostumbredesdequeteníanrecuerdos.Elcondeusabaaquelacto,no

soloparamostrarciertadeferenciahaciasusinvitados,sinocomounmodode

hacerquesesintiesencómodosyacogidosensuhogar.Eraotradelastantas

estrategiasquehabíausadoalolargodesuvidayquetantosbeneficiosle

habíanacarreado.

IvalynobservóasuhermanamientrashablabaanimadamenteconDeniel, el hijo de lord Irwin. Había crecido con ellas y ambos jóvenes habían conectadodesdeelprincipio.ElpadredeDenielposeíalastierrascontiguasa lassuyas,asíquesepasabagranpartedeldíaenelcastillo.Ensuinfancia, habíaaprendidoaapreciarsucompañía,peroesofueantesdedescubrirque aquelinterésquemostrabanieratangenuinonitandesinteresadocomoles habíahechocreer.DenielsolopretendíagobernarSussexalgúndíaypara ello,necesitabaaLynna.Ahoraleresultabatanevidente,queverlohablando consuhermanaycoqueteandoconella,aúnsabiendoquenoteníaninguna posibilidad,leenfermaba.Hacíatiempoquelarelaciónentreellossehabía vueltotensaeIvalynhabíaintentadoabrirlosojosasuhermanatambién, peroLynnasenegabaacreerque,quienconsiderabasumejoramigo,fuese tanruincomoellaledecía.Afaltadepruebas,nopodíahacernadamáspara alejarladeél.

—Buenosdías,Deniel—losaludócuandolellegóelturno.

—Buenosdías,Ivy.Tanhermosacomosiempre—eltinteirónicoensu

vozrestósinceridadalhalago—.Lástimalodetuhermana.Merefieroaque

setengaquemarcharlejos.Estelugarnoserálomismosinella,desdeluego.

—Desdeluego—murmuróconlamandíbulatensa.

—Laecharédemenos.

—Nomecabelamenorduda,Deniel—noabandonósusonrisa,aunque

loquemenosleapetecíaeramostrarsimpatíahaciaél—.Peronoteapures,

regresaráalgúndía.Juntoconsuesposo.

Sintióelgestoenfurecidoqueleregalóalalejarse,comounpequeño

triunfoyleayudóasoportardemejortalanteelsaludoalordIrwin.Paraél,

lasgemelasnomerecíanmásqueunaspalabrasdecortesíafingida,pues

habíansupuestounapiedraensucaminohaciaeltronodesdeelmomentoen

quenacieron.Porqueambos,padreehijo,buscabanlomismo,aunqueDeniel

hubiesesabidodisimularlomejor.

Separecíanmucho,tantoencaráctercomoenfísico.Eranaltos,sinose comparabanconloshombresdelnorte,yteníanelcabellooscuro.Losojosde Balfoureranmarrones,demasiadosimplonesparaunamentetanretorcida comolaquetenía.Habíasabidoaprovecharloensubeneficio,almenoshasta queconocíansuverdaderapersonalidadysusansiasdepoder.Encambio Deniel, tenía unos dulces ojos azules que le conferían a su rostro una inocencia que no tenía en absoluto. Eso la había desconcertado cuando descubrió cómo era realmente. Yaunque no quería creer que todo en su infanciajuntoshabíasidofalso,yanopodíaconfiarenél.

ElsiguienteensaludarlafueMael,elhijodelordAldenyotrovecino

suyo,alquepodíacontarcomoamigo.SuhermanaAnnickyélsehabían

criadoenelcastillotambiénconellasyamboseranpersonasconfiablesyde

buencorazón.AsícomolasonrisaqueregalóaDenielhabíasidoforzada,a

Maelseladedicósinreservas.

—Hola,Spunky—ledijoél,imitándola.Asísolíallamarladesdeeldíaen

que,siendotodavíaniños,lahabíaencontradojuntoalríoblandiendo,de

formatosca,unaespadademaderaquealguienhabíaolvidadoenelcampode

entrenamiento.Sehabíareídodeellaunasemanaentera,hastaqueIvalynse

vengódeél,conunaexasperanteinsistenciaparaqueleenseñaseausarla.

Aquellaslargastardesloshabíanunidomástodavía.

—Hola,Mael.Hacíamuchoquenonosdeleitabascontupresencia.

—Heestadobastanteocupado—seencogiódehombros—.Lascosasno

andanprecisamentecalmadasúltimamente.

Ivalyn sabía a qué se refería, pues su padre la mantenía informada a peticiónsuya.Maeleracuatroañosmayorqueella,peroyaformabapartede lapequeñaguardiadesupadredesdehacíatres.LordAldeneralealalconde yportanto,suhijotambién.Habíaestadovigilandoalosloresdesdequese anuncióelcompromisodesuhermana,algoque,sumadoaloscontinuos intentosdelosdanesesdetraspasarlasfronterasdeWessex,losteníabastante atareados.

Lo observó un momento y pudo ver que estaba cambiado. No en su aspecto, que seguía siendo el mismo de siempre, tan perfecto y bien

cincelado.Sabíaquelasmujeressuspirabanporsumorenoyatléticoamigo, peroloquenotabaahora,erauncambiomásprofundo,máspermanenteque un simple físico trabajado por la espada. Mael había madurado. Sus responsabilidadeshabíanidoenaumentoyconello,sucompromisoconla defensa de Sussex. Aún así, todavía brillaba en sus ojos azules aquella picardíaqueellarecordaba,lamismaquelohacíabromearcontodosyreíra todashoras.

Eneso,separecíanmucho.Tanto,queelañoanterior,supadreleshabía

propuestounirseenmatrimonio,creyendoqueaceptarían.Sinembargo,su

negativafuedirecta,tajanteydichaalmismotiempoporambos,demodoque

alcondenolecupodudaalgunadequeningunodeellosdeseabaaquella

unión.Suamistaderamuchomásimportanteparaellosquecualquierotra

opción.Seconsiderabanmáshermanosqueamigos,enrealidad,ypensaren

unmatrimonioentreelloslesresultabaincómodo.

—Losé—todavíamanteníanlasmanosunidas—.Mepreocupatambién.

—Puesnodebería—leguiñóunojo—.Hoyesundíaparacelebrar.

Despuésdebesarsusmanosamododedespedida,dejósulugarasu

hermana,otragranamigadelasgemelas.Tanlealysinceracomosufamilia.

—Annick—nopudoevitarabrazarladelaemoción—.Teheechadode

menos.

Annickeramásrubiaquesuhermano,aunqueteníasusmismosojos azules. Sin embargo, Ivalyn veía tanta bondad e inocencia en ellos, que siempretemíahacerodeciralgoquelarompiese.Desdepequeñas,había sentidolaimperiosanecesidaddeprotegerla,apesardequeteníanlamisma edad.Sinllegaracomprendercómohabíasucedido,sehabíahechocargode mantenerasalvoasuhermanayasuamigademalasinfluenciaso,almenos, lohabíaintentado.ConDenielhabíafracasado.

—Yyoati—sequejósuamiga—.ConMaelypadretanocupados,me

hantenidocautivaenmipropiohogar.¡Quéteparece!

—Quehanhechomuybien,aunqueesosignifiquenopodervernos—le

sonrió.

—Almenoshoypodremosponernosaldía.Estoydeseandohablarcontu

hermanaconmáscalma.Estarátanemocionada.

Ivalynsoloacertóasonreír.Jamásseleocurriríadescribirladeaquel modo,sinomásbiencomoaterrada,aunquenadiemáslodiríaporquese estaba comportando como la doncella a punto de comprometerse que se

suponíaqueera.Talveztodaaquellaatenciónsobreellahacíaqueyanole

pareciesetanterriblesusituación.

Osí, pensó, en el mismo instante en que vio cómo Leif Erickson la saludaba.Lynnamenguóconsiderablementebajosuatentamirada,siesque aquelloeraposible,ysurostropalideció,aunquenoabandonólasonrisa.Un punto a su favor, considerando lo asustada que se veía en ese momento. Ivalynsupusoqueelhombrehabíanotadoelterrorquelehabíacausado, porqueapenasledirigióunpardepalabrasysealejódeella.Viocomosu hermanasuspirabaaliviadaencuantoseviolibredeél.

Yderepente,seencontróalzandolosojosmásarribadeloquejamás habían ido nunca para mirar a alguien a los ojos. Leif Erickson era tremendamentealto.Ynadateníaqueverconqueellafuesemásbienbaja, porquenoconocíaanadiecapazdesuperarenalturaalhombre.

Sucabellolargoytanrubiocomorecordaba,lucíadespeinadoporel

viaje,peronoledisgustaba,puesledabaunaspectomásmundano.Sucuerpo

erafuerteymusculoso,podíanotarloatravésdesucamisadelino.Estuvo

tentadadetocarsupechoparacomprobarsieratandurocomoparecía,pero

frenóelimpulsoatiempo,avergonzadadesuspropiospensamientos.

Observósurostro,entonces,tanperfectamenteequilibrado.Noseveía rudo, a pesar de que todo su aspecto hacía pensar en los bárbaros que intentabanhacerseconelcontroldelaislaydelosquesolohabíaescuchado habladurías.Ysusojos,deunnegropenetrante,podríanclamarpeligro,pero encambio,reflejabancalmayunafortaleza,queibamásalládelafuerza bruta.Algoenloquenohabíareparadoseisañosatrás,cuandolosviopor primerayúltimavez.Eraprobablequeaqueldetallelehubieseevitadotener pesadillas, por su causa, durante varias noches seguidas. Y ahora sabía, también,porquésupadrehabíadecididointercederporélanteelreyypor quéloqueríacomoyerno.

En general, le causó una buena impresión y no entendía por qué su hermanasehabíapuestotanpálidaalhablarconél.Noseloveíamássalvaje, nimenoscivilizadodeloquepodíanserlosusconvecinos.

—Esperohaberpasadolainspección—lesonrió.

Ivalynsesonrojóalcomprenderquehabíaestadoobservándolocontanto descaro, que el hombre se había dado cuenta. Por un segundo apartó su mirada. Fue tan solo una pequeña vacilación, pero suficiente para que la sonrisadelvikingoseampliase.

—Lolamento.Nopretendíasertandesconsiderada.

—No tienes que disculparte, estoy acostumbrado a que la gente me estudie para decidir si soy o no de fiar debido a mi origen —se acercó ligeramenteaella—¿Soydefiar?

—Yodiríaquesí—sonrió,tratandodetranquilizarasualocadocorazón

—.Peronosoydelasquejuzgaporelaspectoexterior,aunqueoslohaya

parecido.Tendríaqueconocerosmejorparadecidirme.

—Entoncestendréqueesperarporlasentenciafinal.

—Detodasformas,ospidodisculpasdenuevo,porhabersidotangrosera

convos.

—Disculpasaceptadas.Peronotetorturesdemasiadoporello—yase retiraba, cuando regresó sobre sus pasos y se inclinó hacia ella—. No recuerdohaberescuchadotunombre.

—Ivalyn—seapresuróapresentarse,avergonzadadenuevoporhaber

olvidadosusmodales—.IvalyndeSussex.

—Unplacer,IvalyndeSussex.

Lajovensonriósinceramenteantelaeducacióndelhombre.Sinosupiese

sobresupasado,simplementehablandoconél,nadieseríacapazdecreerque

pudiesehaberllegadoaaquellascostas,dispuestoasaquearyasesinar,como

lohacíansuscongéneres.Ellanopodía,niaunquelointentase,verlomatando

porelsimpleplacerdehacerlo.Sí,defendiendoloqueerasuyo.

Tuvoqueadmitirquesupadrehabíasabidoelegiraquiéncederíael

condado.Seríaungranaliadoparaelreyyparasupropiopadre.Yunbuen

gobernantetambién,llegadoelmomento.

Cuandoseterminaronlaspresentaciones,seacercóaLynna,solopara

descubrirqueseguíatanpálidacomoantes,ydecidióqueantesdelacena,

tendríaunapequeñacharlaconella.

6

—Mesorprendequenoechaseacorrerencuantolediolamano—Arik

teníaunpiesobreelbancobajolaventanayapoyabauncodoensurodilla

mientrasobservabaasuscompañeros.

—Noeslaprimeravezquealguienseasustaalveraljefe,Arik.No

deberíasburlartedelapobremuchacha—lasonrisadeOlindesmentíala

seriedaddesuspalabras.

—Puesnosé,Olin,selaveíamuypálida.Nomeextrañaríanadaquese

hayaescondidoenalgunaparte,temblandodemiedo.

Estallaronencarcajadas,algoquehabíanestadohaciendodesdequela recepciónterminóyacomodaronaLeifenaquellaalcobadentrodelcastillo. Ellos dormirían en el barracón, con los demás soldados, pero no les molestaba.Aligualquenoleshabíapreocupadoelhechodeserexcluidosde las presentaciones formales. Presenciarlas resultó mucho más entretenido, sobretodoalverelmiedoqueLeifleinspirabaalaqueseríasuesposa. Ahorasededicabanabromearsobreelasunto,paraexasperacióndesujefe. Sinduda,aquello eramásdivertido quetratarcon losaburridoslores de Sussex.

Elcuartoquelehabíanasignadoeragrandeyespacioso,yconunenorme ventanalporelqueentrabamuchaluz.Recogidahaciaunlado,estabala gruesa cortina con la que se cubría durante la noche, para alejar el frío. Aunquepequeña,encomparaciónconelrestodelaestancia,lachimenea calentaba el ambiente de forma agradable. Leif no había traído mucho equipaje,puesnopensabapermanecertantotiempoenelcastillo,peronopor ellodejódeadmirarelguardarropa,tanfinamentetallado.Suvistasepaseó por las paredes también, que estaban embellecidas con grandes telares bordadosconmaestría,querepresentabanescenasdelavidadelcastillo.Yel fríosuelodepiedra,sehallabacubiertodeesterillasyalfombrastejidasen vivoscolores,dandountoqueacogedoratodoelconjunto.Encomparación consuadustayausteraresidenciaenlaisla,podíacomprenderporquélos llamabanbárbaros.Nuncahabíannecesitadotantolujoasualrededoryse preguntóqueopinaríasuprometidadelqueseríasu nuevohogarporun tiempo.Ysipodríallegaraconsiderarlocomopropiocuandodescubrieseque noseparecíaennadaallugardóndehabíacrecido.

—Dejadloya—pensarenelmiedoquehabíainspiradoaLynna,loponía de mal humor y comenzó a pasearse por la habitación como un animal enjaulado.

Nuncalehabíaimportadoquelotemiesen,puesledabaventaja,peroque suprometidanosehubieseatrevidoniamirarloalosojosparahablarle,lo habíainquietadobastante. Despuésdetodo, compartiríanmuchomás que unaspalabrascortesestrassuboda.Yaunqueensumomentohabíadudado deladecisióndelcondedeenviarlaalaislaconellosdespuésdeformalizar elcompromiso,ahorapodíaverlasventajas.Alparecer,Godricyahabía intuidoelmiedoqueinspirabaensuhijayhabíacreídoconvenientequese

fuesenfamiliarizandopocoapoco.

Ysiintentarborrarlaexpresióndepánicoensurostroleparecíauna empresa casi imposible en aquel momento, pensar en que tendría que ayudarla también a adaptarse a un nuevo estilo de vida, lejos de las comodidadesalasqueestabaacostumbrada,sololofrustrabamás.Empezaba acreerquenodeberíahaberaceptadoaquelcompromisoantesdeconocerala muchacha,peroyaerademasiadotardeparaarrepentimientos.Habíadadosu palabraycumpliría.Nosoloestabaenjuegoelofenderalcondeyalrey,sino supropiohonor.Yparaél,nadaeramásimportante.

—Vamos,muchachos,estonotieneningunagracia.Lamuchachasevaa

convertirenlaesposadeLeif.Siesqueconsiguellegaralaltarypronunciar

susvotos.

—¿Tútambién,Olsen?—loreprendióelaludido,mientraslosotrosdos

reían.

Olseneraelmayordetodosyelmássensato.Aunquecircunspectose asemejaba más a lo que era en realidad. Parco en palabras y falto de espontaneidad, pocas veces lo había visto sonreír, menos aún reír. Quien lograsesemejantehazaña,tendríasuadmiraciónporelrestodesusdías.Y poresemotivo,tampocoeradadoalasbromas.Aunquealparecer,aquella eraunaocasiónespecial.

Sinembargo,talycomohabíadichosuamigo,noeragracioso,sino

preocupante.Porquenopodíavivirconunamujerasustadiza,quelorehuiría

hastaenunaconversaciónnormal.Esosinpensarencuandotuviesenque

compartiralgomásíntimo.

—Vengaya,Leif—laligeracurvaturaensuslabiosamenazabaconser unasonrisaenbreve—.Admiteque tienesugracia.Poca,perolatiene.

Peroélseguíasinvérsela.

—Siemprepuedescambiarlaporlaotra—Arikvolvióalacarga,puesla

miradaasesinadeLeifnoloamedrentaba—.Noparecíaasustada.

—Cierto—Olinsonreíaabiertamente,algoquelodiferenciabadeOlsen,

suhermano—.Quémanerademirarte.Inclusodejéderespirarhastaquete

dioelvistobueno.

—Nadienotaríaladiferencia—continuóArik,refiriéndosealhechode

sergemelas.

—Nadiesalvotú,claro—Olinriómásalto,acompañandoasuamigo.Y

suscarcajadasseescucharonmásalládelosmurosdelcastillo.

Nuncaleshabíaimportadosilosconsiderabanruidososcuandosalíande laisla,pueslesgustabareírybromearentreellos.Eracamaradería,algoque losmanteníaunidosmásalládealianzasypromesas.Igualquelatomade decisiones. Aquello era cosa de todos, ya que como la gran familia que formaban, les afectaban a todos por igual. Y aunque no todos los jefes vikingosaceptabanesascondiciones,Leifsiempreloshabíahechopartícipes decadahechoimportante.Ahora,graciasaello,eranmuchomásqueun puebloalasórdenesdeunjefe.Eraniguales.

Poresemotivohabíandiscutidojuntos,mesesatrás,elaceptaronola propuesta del conde de Sussex. A lo largo de aquellos años, habían demostrado no necesitar ninguna alianza para subsistir, pues eran lo suficientemente fuertes e independientes como para que alguien pensase siquieraenmeterseconellos.Nilosdaneses,quetanatemorizadosteníanal resto,seatrevían.Supromesaalrey,deproporcionarleunagranflotade barcosvikingos,habíasidocumplidahacíayadosañosysudeudahabíasido saldada.

Sinembargo,Leifansiabamuchomás.Nosolodeseabaposeerlatierra queselehabíadadoenpagoporlaflota,sinotambiénformarpartedeella. Deseabanosentirsemásunextranjeroenelqueyaconsiderabasuhogar,por muy apreciado que fuese. El trato del conde le estaba ofreciendo esa posibilidad, aún cuando sabía que aceptar les acarrearía más responsabilidadesparaconelreydelasquehabíanqueridoasumirseisaños atrás.Siparaobtenerelreconocimientodelpuebloysentirseunomás,debía implicarseenlosproblemasdelreyconlosdaneses,loharíacongusto.Sus compañeroslosabíanyporesoloapoyaríanhastaelfinal.Queríansentirque pertenecíanaeselugartambiényquenoeranmásloshombresdelnorte,los vikingosamistosos.

Habíanabandonadosutierranatal,huyendoderencillasentreclanes,de

incursionesysaqueosenlugaresdonde,enocasiones,noteníannicómo

defenderse,detraicioneseinquinas.Ningunodeelloshabíadeseadoaquella

vidayhabíanllegadoenbuscadepaz.Duranteseisaños,habíanlogrado

mantenersealmargendelaguerraqueselibrabaenlaisla,peroesohabía

impedidosutotalintegraciónenella.Yporeso,cuandoelcondelesofreció

unaalianza,nodudaronenaceptar,inclusosiellolesobligabaaregresaralas

armas.Yenesaocasiónloharíanparadefendersutierradelosinvasores.Por

primeravez,ibanaestarenelbandocorrecto.

—Yaquenopensáishacernadaútilaquí—dijoLeif,cansadodepensar

enloqueaquelladecisiónlesacarrearíaaélyasugente—,vayamosa inspeccionar el exterior del castillo. Veamos qué clase de gente hemos decididotenercomoaliados.

Élyasabíalarespuesta,noobstante.Conocíasusdebilidades,yaque nunca se las había ocultado, pero conocía sus puntos fuertes también. El condeeraunhombremuyprudenteyjuicioso,quehabíalogradomantenerun reductodepazensuhogar,apesardelascircunstancias.Sehabíaganadosu respetoporello,ytambiénporposeerunamentetanbrillantecomolasuya. Talveznopudieseaportarunagranfuerzadefensivaalaalianza,perole entregaríaaliadosfuertesypreparados,apesardesureducidonúmero.Y, sobretodo,lealeshastalamuerte.

—Comoseancomotuprometida,mejornoshubiéramosquedadotaly

comoestábamos.

OlinyAriktodavíareíancuandotodossalierondelcastillo,rumboalas caballerizasyelcampodeentrenamiento.Losquesecruzabanensucamino, en especial las mujeres, los observaban con clara curiosidad. Se habían acostumbradoallamarlaatenciónalládondefuesen,ynosoloporsulugarde procedencia,quegenerabamásdesconfianzaqueinterés,sinoporsutamaño ylaferocidadquesuaspectodesprendía.Loshombressolíanmantenerse alertaensupresencia,almenoshastaquedescubríanquenotraíanmalas intenciones.Lasmujeressentían,encambio,muchomásquecuriosidadal mirarlos.Habíadeseoensusojosaladmirarsuscuerpos,cinceladosporla actividad física diaria, y sus rasgos exóticos, herencia de su procedencia nórdica.

Arikeraelmásjoven,aunqueaventajabaenalturaalamayoríadeellos. Suspenetrantesojosazules,enmarcadosconespesasylargaspestañas,hacían lasdeliciasdelasmujeres.Ynosolosabíaelefectoquecausaba,sinoquese aprovechaba de ello. Era un conquistador y disfrutaba de las atenciones femeninascasitantocomodeunabuenabroma.

OlinyOlseneranhermanosynohabíaquefijarsemuchoparaverlo,pues Olinerauncalcodesuhermano,conmenosañosencima.Ambosteníanlos ojosclarosyelcabellolargoyrubio,aunqueOlinmostrabaunatonalidad másoscura.LaespesabarbadeOlsencontribuíaaquesuaspectoamenazante se intensificase, en contraposición al rostro de su hermano pequeño, tan desenfadadoyatrayente.

Leif,sinembargo,emanabaintegridadportodoslosporosdesupiel.Era

tanguapocomosuscompatriotas,perolaseguridadytenacidadqueveíaen

sumiradapodíanintimidarinclusoalamásaventureradelasmujeres.Pocas

seatrevíanaacercársele,siélnolasalentabadealgúnmodoprimero.

Encambio,suspirabancadavezqueAriklesdedicaba,atodasellassin excepción, una de sus miradas sugerentes y llenas de promesas, que probablemente,nocumpliríamásalládeunpardenoches.YaunqueOlinno sequedabaatrás,elmásjovensiempredejaba,almenos,amediadocenade conquistasasupartida.

—Algúndíatemeterásenunlío,Arik—Olsenlomirabaconrictusserio encadaocasiónenqueprodigabasusatencionesamásdeunamujerenel mismo lugar. Estaba convencido de que en aquella visita no sería tan diferente,aunquetambiénsabíaquesuadvertenciacaeríaensacoroto.

Sumáscaradeimpasibilidadleerainherenteyraravezlaabandonaba. Olsen era un hombre inflexible y decidido, que no se amedrentaba con facilidadnisepermitíamostrarsussentimientosabiertamente.Talvezlos añoshabíancontribuidoaello,perolaexperiencia,sinduda,habíasidola másinfluyenteenlaforjadesucarácterarisco.

—Siesconella,nomeimportaráenabsoluto—sonrióaunajovende

cabelloscastañosquelomirabaembelesadaycuandoleguiñóunojo,la

muchachasuspiródemaneraaudible.

—Loshayquenocambian,hermano—OlinpalmeólaespaldadeOlsen

—.Arikesuncasoperdidoencuantoalasmujeresserefiere.

—Esimposiblequeestecuerpo—seseñalómientrashablaba—seapara

unasolamujer,Olsen.Seríaegoístanocompartirlocontodas.

—Seríamássensatoquenolocompartieses.

Despuésderecorrer,conadmiración,partedelperímetroamuralladodel castillo,llegaronalcampodeentrenamiento,enlaparteposteriordelmismo. No había actividad alguna, pues se estaban preparando ya para el gran banquete,asíquepudieronestudiarloasuantojo.Ellugarestabadivididoen seccionesdetierra,dondehabíandispuestodianasparapracticarconarcoy unospocosmuñecosdecueroypajacontralosqueblandirlasespadas.Había también otra pista en un lateral, con varios objetivos colgantes, que seguramenteusaríanparacargarsobreellosacaballo.Erabastantecompleto, aunquetanreducido,quenilacuartapartedesushombrespodríaentrenar allí.Nonecesitabanveralossoldadosenacciónparasabercuálesseríansus carencias.Lamássignificativa,sulimitadonúmero.

—Metemoqueespeordeloquepensaba—murmuróOlsen.

—Estáclaroporquéelcondenecesitaunaalianzafuerte.Nosénicómo

hanpodidoconservarsustierrastantosaños—Olinestabadeacuerdoconsu

hermano.

—Elcondeesunbuenestratega—Leifsintiólanecesidaddejustificarlo

—.Alolargodelosaños,haconseguidomantenerlapazconacuerdosy

alianzas,sinnecesidadderecurriralasarmasenningúnmomento.

—Algodignodeadmirar,sinduda—Olsenlosmiróatodosconcalma—,

perometemoquelostiemposestáncambiandoylaspromesasyanobastan.

Laslealtadesfallanenarasdelpoder.Seavecinanbatallasqueelcondeno

podráganarsoloconastuciaeimaginoqueahíesdondeentramosnosotros.

—Paraganarlasporél—loacusóOlin.

Eralaantítesisdesuhermanoencuantoacarácter.Variosañosmásjoven, eraimpetuosoeimpulsivo.AlgoqueteníaencomúnconArik,porloque siempre se estaban metiendo en líos. Aunque la cordura de Olin, tal vez debidaasuhermano,evitabasiemprequesusenredosllegasendemasiado lejos.

—No—insistióLeif—.Paraganarconél.Mehaofrecidounmatrimonio

consuprimogénitaparaquenosinvolucremoslegítimamente.Ycomoyahe

dicho,esungranestratega.Sabíaqueeloroolastierrasnonoshabrían

tentadoporquenonecesitamosmásdeloqueyatenemos.Encambio,nosha

ofrecidoloúnicoquenorechazaríamos:lapertenenciaporderechoaeste

lugar.

—Lástimaquesuhijanoloveadeigualmodo—rióArikporlobajopara

retomarlasburlas.

Eljovenvikingoeraelmásjovialydespreocupadodetodosellosysin

embargo,jamásdesatendíasusobligaciones.Disfrutabadelasbromasysolía

explotarlamismahastaqueencontrabaotramejor.

—Basta,Arik—Leifloreprendióporenésimavez,asabiendasdequeno

serviríadenada—.Regresemosalcastillo.Tenemosunacenaalaqueasistir.

—Olin,¿quéteapuestasaquelamuchachaniaparece?—Ariknopudo

resistirsealanzarunaúltimapulla,sinimportarlelaadvertenciaenlavozde

sujefe.

Lascarcajadasseelevaronporelairedenuevo.

7

—Seestánriendodemí,Ivy.Losé.¿Nolosoyes?

Aquellasúltimasrisas,tancercadelcastillo,habíanllegadoalcuartode

Lynnaatravésdelaventana.Eralaalcobamásampliadelcastilloylamejor

situada,puespermitíatenerunavisualdegranpartedelosexterioressin

necesidaddesalirdeella.Habíapertenecidoasupadre,comoherederoal

trono,yahoraerasuyaporlamismacondición.

Laenormecamacondoselseencontrabaenelmedio,pegadaaunapared decoradaconloscoloresdesupadre.Elgranarmario,cercadelaventana, estaba también junto a la puerta que daba a un pequeño baño privado. Suponíaunlujocontarconuno,perocuandoselohabíapedidoasupadre despuésdeoírhablaraunviajeroquepernoctóenelcastillosobreél,este habíasidoincapazdenegárselo.

Eltocador,juntoalapuertadeentrada,teníaunenormeespejoenelque Lynna veía el reflejo de su hermana, a la que miraba con cara de preocupación.Lavergüenzacoloreabaderojosusmejillastambién.

—Lodudo—Ivalynlesonrióconinfinitocariño.

Habíaacudidoaverlaencuantohuboterminadodeorganizarlacenae

impartirlasórdenesnecesariasparaquetodofueseperfectoaquellanoche.Y

aunquesuhermanaeralaprimogénitay,porende,deberíaserlaencargadade

semejantestareas,Ivalynhabíaasumidotiempoatrásaquellaresponsabilidad

porquenecesitabasentirseútilytenerlamenteocupadaentodomomento.

SabíaqueLynnaestabanerviosaporlacena,omásbien,porloque

vendríadespuésdeella.Desdeelfinaldelarecepción,nohabíavueltoasalir

desualcobayesolapreocupaba.Sidecidíaencerrarsedeesemodocuando

estuviesenenlastierrasdesuprometido,lesresultaríaimposibleconocersey

suhermanajamásperderíaelmiedoqueyahabíademostradotenerle.

—Relájate,Lynna—continuóalescucharlabufar—.Notienesqueestar

asustadade…

—Asustadano,Ivy.Estoyaterrada—lainterrumpió—.¿Nohasvistolo

grandequees?Podríaaplastarmesinpestañear.¡Oh,Dios!Ennuestranoche

debodasmepartiráendos.Ahorasíestoyseguradeello.

Ivalyndejóderecogersucabellouninstante,paraobservarlaatravésdel

espejo.Nosabíasireírporsuocurrenciaotemerqueloestuviesepensando

deverdad.Sieraloúltimo,teníamuchotrabajopordelanteparadesechar

cadaunadelasrenuenciasdesuhermanaporaquelmatrimonio.Enocasiones

comoaquella,sesentíamuchomásmayor,apesardesergemelas.

—Lynna,porfavor,noexageres.Vale,tienesrazónenqueesmuyaltoy

fuerte—admitió,alversugestodeincredulidad—,peronocreoqueseaun

bruto.Amínomelopareció.Además,esmuyguapo.Nopuedesnegarlo.

—Oh,québien—pintódeironíasuspalabras—.Meaplastaráunhombre

guapo.¡Quéalivio!

Ivalynrióestavez,sinpoderevitarlo.Sudramatismoladivertía,aún

cuandosabíaqueestabasufriendodeverdadporesasideaslocasquesele

estabanpasandoporlacabeza.Semordióellabioparaextinguirsurisay

tratódeapaciguarlanuevamente,aunquepodíaverreprocheensumirada

todavía,porloquehabíaconsideradounaofensa.

—Hehabladoconélynocreoqueleintereseaplastaranadie—aunque

nolopretendía,sonóaburla.

—¿Yesolohasdecididodespuésintercambiarunascuantasfrasesconél

oestunaturalezaoptimistaquienhablaporti?

—Nosueloequivocarmealjuzgaralagente—lereprochóquelotomase

comounanuevaofensa—.Ylosabesperfectamente.

—Puesquesepasqueesonomesirvedeconsuelo,Ivy—mirósureflejo

enelespejoyluegosuspiró—.Sesuponequehoydeberíaserlanochemás

especialparamí,peronocreoquevayaapoderdisfrutarla.

—¡Peroquévoyahacercontigo,hermana!—laabrazóconfuerza—.Si

tansolopudiesesveralagenteconmisojos…

Permanecieronabrazadas,reconfortándoseensilencio,puesapesarde bromear sobre sus miedos infundados, Ivalyn sufría por Lynna. Se había convertido, sin planearlo, en una especie de madre para ella. Era su conciencia,sulímiteensusemocionesextremasysuapoyoensusmomentos bajos.Congustosehabríacambiadoporella,solopornoverlapadecerdeese modoporunmatrimonioquecreíaquelaharíainfeliz.

—Tratadenopensarenello—ledijofinalmente—.Disfrutadelacenay

bailaunpoco.Sihoynoquiereshablarcontuprometido,nolohagasmásallá

delonecesarioparanoresultardescortésconél.Todavíahaytiempopara conoceros antes de la boda, no tienes por qué agobiarte el primer día. Además,sabesquevoyaestarcontigohastaquellegueelmomentodecisivo. Teayudaré.

—Noséquéharíasinti,Ivy.

—Telasarreglarías—continuórecogiendosucabello.

—Estoytemblando.

—Durantelacena,tómateunpardecopasdevino—leguiñóunojo—.

Esotecalmará.

—Nobromeo,Ivy.

—Yotampoco—consiguióarrancarleunasonrisaysesintiómejor.Quizá

noestuviesetodoperdido.Sabíaquesuhermananodescartaríasusprejuicios

porsufuturoesposoaquellanoche,peroestabaconvencidadequepodría

lograrloantesdelaboda,consuayuda.

Cuandoterminódepeinarla,laobservóenelespejoylesonrió.Estaba

preciosaconaquelrecogidoqueenmarcabasurostroylatúnicaquehabía

elegidohacíaresaltarsusoscurosojosverdes.

—Dejaelceñofruncidoentualcoba—añadió—yseráslaenvidiadelas

demásmujeresestanoche,hermana.

—Tendréquetomarmeesepardecopasparalograrlo—Ivalynrióysu

hermanaseleunió,alfin.

Rotalatensión,salierondelahabitación,rumboalgransalón.Abuen

seguro,supadreestaríaesperándolasparadarcomienzoalavelada.Siempre

eraelprimeroenllegaryelúltimoenirse,paraasegurarsedequetodoestaba

comodebía.Bajaronlasescalerasenganchadasporsusbrazosycharlando

animadamente.Ivalynpretendíamantenerocupadaasuhermana,paraque

alcanzarsulugarenlamesanoseconvirtieseenuntirayaflojaentreellasen

cuantoseencontrasenconsuprometido.Laconocíaysabíaqueerauna

posibilidadbastantefactible.

Susojossedesviaronhaciaelnórdiconadamásfranquearlapuerta,pero

porsuerte,Lynnaestabacentradaenresponderasupreguntaynisiquieralo

vio.Unintensosonrojocubriósusmejillascuandosusmiradasseconectaron

ylesonriócontimidez,antesdecentrarsuatenciónenloquesuhermanale

estabadiciendo.Achacósureacciónaldescaroconquelohabíaobservado

durantelabienvenida.Todavíasesentíaavergonzadaporeso.

Cuandosupadrelasvio,lessonrióconinfinitoamor.Y,comocadavez

queesosucedía,Ivalynsesintióafortunadaportenerunpadretanafectuoso

comoél.Seacercaronysecolocaronensusrespectivoslugares,despuésde

besarsumejillaamododesaludo.Asupadrenuncalehabíanmolestadoesas

muestrasdecariñoyselasofrecíancongustocadavezqueteníanocasión.

Godric golpeó la copa varias veces para que los invitados guardasen silencio.Unavezqueobtuvosuatención,comenzóahablar.

—Antesquenada,muchasgraciasatodosporestaraquíenundíatan importanteparanuestrafamiliayporquerercelebrarloconnosotros.Estodo un honor para mí, anunciar el compromiso de mi primogénita con Leif Erickson,aquienmuchosconocéisyaporhaber…

Continuóeldiscurso,peroIvalyndejódeescucharlotraslasprimeras

palabrasporqueyalasconocía.Lehabíaayudadoconeso.Encambio,lo

observómientrashablaba.Supadresiemprehabíasidounhombrefuerte,con

unporteregio,apesardenosertanaltocomolamedia.Sucabellohabía

perdidoelbrillodeantaño,dejandopasoablancasyespesascanas.Nolo

veíatanmayor,talvezporelamorqueleteníaysumiedoaperderlo,pero

decíanqueestabaviejoyaúnasí,irradiabavitalidad.Suespíritucombativoy

sudeseodepazporencimadetodo,lohabíanmantenidoalertayenforma.

Todocuantohabíalogrado,selohabíaotorgadosuinteligenciaynoala

fuerzabrutaquedesgastabayconsumíalaenergíadequienlausaba.Talvez

debidoaeso,estabasobreviviendoatodossuscoetáneos.

Ivalynloadmirabapornoserunomásentretodosesoshombresque

preferíanlaviolenciaparasolucionarlosconflictos.Enocasiones,nohabía

otrocaminoquelaguerra,perosesentíaorgullosadequesupadresiempre

agotaselasdemásvías,antesdelanzarsedecabezaalabatalla.

—Ysinmásdilación,queempieceelbanquete—dijo,alzandosucopaen

unbrindisporlosfuturosnovios.

Unrugirdevocessealzóconfuerza,enelsalónyyanocesóenloque durólacena.Habíademasiadagenteenunlugardondetodosqueríanhacerse oír,sobretodo,cuandollevabanunascopasdemásensuhaber.Peroapesar del alboroto, Ivalyn disfrutaba de aquellas veladas, aunque para ella supusiesenuntrabajoextra.

Suhermanasesentóaladerechadesupadre,talycomodictabael

protocoloporserlaprimogénita.Ellacediósulugaralaizquierda,alinvitado

dehonor;enestaocasión,elprometidodeLynna.Sabíaqueesosupondríaun

descansoparasuhermana,pueshablarconél,porencimadesupadre,sería

incómodoparaellos.Claroqueesteparecíaencantadodepodercompartir unosmomentosconsupadre.Nuncahabíatenidoocasióndeverlosjuntos, másalládeaquellaprimeravezenquelosvikingossepresentaronensu hogarconunapeticióndeayudayahoraestabacomprobandoquemantenían una agradable complicidad y un entendimiento que solo resaltaba lo que teníanencomún:sudeseodepazporencimadetodo.Leifencajaríabienen sufamilia,sisuhermanaledabalaoportunidaddedemostrárselo.

Le hubiese gustado participar en la conversación, pero prefería pasar desapercibidaenaquellaocasión.Despuésdesudescaradainspeccióncuando seconocieronydesuinoportunosonrojoalverlodenuevoenelsalón,creyó másprudentemantenersealmargen.Sehabíapuestoenridículosuficientes vecesenundíaanteél.

—Tupadremehadichoqueelbanqueteesobratuya,Ivalyn.Mismás

sincerasfelicitaciones.Estátododelicioso—sesobresaltóaloírsuvoz,pues

noesperabaqueleprestaseatención.Sesuponíaquedebíaestarpendientede

suhermanaydesupadre.

—Gracias—lerespondió,despuésdeaclararlagarganta.Sucorazónse

habíaaceleradotambiénynolograbacalmarlo—,peroelméritonoesmío,

sinodeloscocineros.

—Dudoqueloscocineroshayanorganizadotodoesto—señalóelsalón

—.Notequitesmérito.

—Simplementehedadolasórdenesoportunas—nosesentíacómodacon

loshalagosymuchomenosporcumplirconsudeber.Lynnaeralaquemás

losdisfrutabaysabíacómoaceptarlossinsonarpresuntuosaporello—.El

méritoesdequienhaceeltrabajo,nodequienloexige.

—Estábien—sonrió—.Veoquenotegustanloscumplidos.

—Noaquellosquenomerezco—seencogiódehombros.

Leifsonriódenuevo.Leagradabaaquellamuchacha,sinceraydirecta. Sabíaquenodebíasertaninformalensutratoconellahastaqueselopidiese explícitamente,perodeseabaaquellaconfianza.Desdequelohabíaestudiado con un descaro poco disimulado al conocerse, decidió que le gustaba su carácterabiertoydesinhibidoyquenopodíasinotratarladetúatú,comoa unamásdelossuyos,pormuyincorrectoquelepareciesealrestodelmundo aquellafamiliaridad.Ahoraestabadescubriendoquesesentíamuyagusto hablandoconellatambién.Nocomoconsuhermana,suprometida,conla queapenashabíasidocapazdeintercambiarmásdedospalabrassinqueala muchachaletemblaselavoz.Sehabíapuestopálidaalverloyniunasolavez

lo había mirado a los ojos. Y sin embargo, no parecía tener reparos en mantenerunaanimadaconversaciónconelhombrejuntoaella,conelque mostrabademasiadacomplicidad.

—Tuhermanapareceencontrarsemejor—noestabadispuestoaadmitir

quelemolestabaquecoquetearaconotros.Noporquesintiesecelos,puesno

seconocíantodavíayeraimposiblequetuviesesentimientosdesemejante

calibrehaciaella,sinoporqueibaasersuesposayledebíaciertalealtad.Oal

menosrespeto.Elmismoqueéltambiénledispensaría.

—Sí,bueno,avecesexageraunpocosusreacciones—obviamente,la defendería y Leif no esperaba otra cosa. Ivalyn era una mujer con una marcada lealtad hacia los suyos. Otro rasgo más a destacar—. Tened en cuentaquesehaenteradomuchodespuésquevosdelmatrimonio,asíque todavíanohatenidotiempodeasimilarlo.Yenelfondo,todaslasmujeres soñamosconcasarnosporamor,aunquesepamosdesdepequeñasquenoserá posible.

—Ahoramismonoparecemuyafectadaporeso—ambosmiraronensu

direcciónparaobservarla.

—Denielsiemprehasabidoentretenerlabien—notóciertaamarguraenel

tonodesuvoz,peronosupointerpretarelmotivo—.Somosamigosdesde

pequeñosynosconocemosbastanteya.

—Deniel—sonóapregunta,puesnorecordabaquiénera,aunquecreía

haberescuchadoaquelnombreenalgunaocasión.

—ElhijodelordIrwin—mientraslonombraba,señalodisimuladamente

alhombrealtoyconincipientecalviciequeestabahablandoavoces,comosi

tuviesederechoasermásescuchadoqueelresto.

Leifloestudiódetenidamenteporunmomentoyllegóalaconclusiónde

queeraunhombresimplónyfanfarrónquesedabadeimportante.Nohabía

tenidoelgusto,odisgusto,deconocerlotodavía,aunquehabíaoídohistorias

sobreélqueledecíanquesuaspectonoibaalapardesusambiciones.

—Nolosubestiméis—ledijoella,adivinandosuspensamientos.

—¿Nodebería?—lamiróconinterés.

—Enrealidad,estascosasdeberíadecíroslasmipadre—unligerorubor

cubriósusmejillas,mientrasserecostabaenelrespaldodesusilla.

—Enlamayoríadelasocasiones,lasmujerestenéisunaopiniónmás

acertada—lainvitóacontinuar.

Ciertamente,elcondehabíahabladoconéldelasituaciónactualconlos lorescuandohabíantratadolostérminosdelaalianza,perosentíacuriosidad porsaberloqueopinabaelladelasunto.Desdesullegadaalcastillo,había oído numerosos rumores acerca de Ivalyn y deseaba saber qué tenían de ciertos.

—Mipadresiemprediceeso—lesonrió,mientrassesentabadenuevo erguidayorgullosaenlasilla—.Estábien.LordIrwinesunhombrede lealtadcambiante.Siempreiráconelquelehagaganarmás.Yaunqueparece pocacosaasimplevista,enrealidadesungranestrategacomomipadre,solo quefaltodelosescrúpulosquemipadresítiene.Desdequetengousode razón,norecuerdounsolodíaquenohayadeseadoocuparellugardemi padre.Además,noleimportausarlosmétodosmásvilesparaalcanzarsus fines. Sé que ha intentado congraciarse con el rey para que, llegado el momento, le ofreciese el condado a él, ya fuese por matrimonio con mi hermana,cosaqueyanopuedeser,oporrenunciademipadre.Obligada,por supuesto.Porsuerte,nohatenidomuchoéxitoporelmomento,porqueelrey sabequemipadreganabatallassinllegaralasarmasyesoloconvierteenun excelentealiado.LordIrwinjamásseenfrentarádirectamenteamipadresin elfavordelrey,perolaamenazaquesuponenlosdanesesparaelreinopodría cambiarlastornasyproporcionarleloquetantoansía.Simipadrenopuede ofrecerunejércitoalreyqueleayudeaganar,talvezpierdasuventajafrente alordIrwin.Elreyesjusto,peroambiciosoynodudaráenbeneficiaraquien loapoyedelmodoenqueélquierequelohagan.

ALeif le gustó la forma tan natural en que trató la cuestión de sus compatriotas.Lamayoríaintentabaevitaresetemacuandohablabanconél, comosiesperasenquelosdefendiera.Peroaéljamáslehabíangustadosus prácticascrueleseinhumanasnisusansiasdeobtenerporlafuerza,loque podíanlograrcondiálogoyentendimiento.

—Vuestrocompromisoconmihermanaconseguiráapaciguaralreyyle aseguraráamipadrelacontinuidadcomocondedeestastierras,perome temoqueoshabéisgranjeadonuevosenemigosentrelosloresdelazona.Al menosdeaquellosquepretendíanelpuestoqueostentáisvosahora.Estántan furiososconmipadreporqueentregarálastierrasaunextranjero,quenihan venidoalacenahoy,amododeprotesta.Loquenocomprendenesqueyano soisningúnextranjero.Niaunquenodesposaseisamihermana.Losañosque lleváis viviendo aquí y lo que habéis hecho por el rey, os convierte por derechopropio,enunodelosnuestros.Pordesgracia,haygentetanobtusa quenovemásalládesusnaricesnidesuspropiosintereses.Empezaránuna disputaquesolofraccionarálasfuerzasdelreycontralosdaneses.Almenos

hastaqueelmatrimonioyaseaunhechoconsumadoynohayadudasobre

quiengobernaráestastierras.Oesoquierocreer.

LeifestabatanfascinadoconelmodoenquehablabaIvalyn,contal

pasiónquehastalebrillabanlosojos,quenolahabríainterrumpidoniaún

queriendohacerlo.

—Peroamimododever,elproblemarealalqueseenfrentamipadre,no son ellos, sino lord Irwin —continuó hablando—. Es muy astuto y no mostrarásuscartasantesdetiempo.Estoyseguradequeestádetrásdelas revueltas,manejándoloseincitándolosdesdelassombras,paranoperderlos privilegiosqueahoratieneyquenecesitaráenunfuturoparaintentarderrocar amipadre,sillegaseacometeralgúnerror.Mipadreconocesuavariciaysu egoísmo,perolosubestima.Creequesilomantienecerca,podrácontrolarlo yesoestotalmentefalso.

—Algomedicequenopermitirásquetupadresedescuideconél—no

pretendíaquesonasecomounapregunta,perotampocolesorprendióqueella

respondieseigualmente.

—Ojalápudiesehacerleverquedebeintensificarlavigilanciasobreély

nosobrelosdemáslores.Sinolohace,sellevaráunasorpresaconél,yno

precisamenteagradable.Eselmáspeligroso,porquenoconocelímites.Tiene

milcarasyveniralacena,apesardequetodoelmundosabedesuoposición

avuestromatrimonio,esunamuestramásdesuastucia.Estoyseguradeque

notramanadabueno.Nomefiodeél.

—¿Ysuhijo?

—Denielesigualdeambiciosoquesupadre—sumiradaseensombreció ylacuriosidaddeLeifporlarelaciónqueexistíaentreellosaumentó—, aunque creo que solo es un títere en sus manos. Siempre ha estado más pendientedemihermanaquedecualquierotroenelgrupoqueformábamos. Pensabaqueeraporqueteníanmuchoencomún,peroconeltiempodescubrí quelohacíaporserlaprimogénita.Elinterésquemostrójamásfuegenuino, sinoimpulsadoporsupadre,envistasaunafuturauniónentreellosque pondríaSussexensusmanos.

—Unplanambicioso—concadapalabrapronunciada,Leifsesentíamás

fascinadoporella.

—Sí,peroDenielnomepreocupatantocomosupadre.Estanocheseve más desesperado porque se le está escapando de entre los dedos la oportunidaddesercondealgúndía,peronoharánadaalrespecto.

—Puesyodiríaqueloestáintentandotodo—Leiflosobservódenuevoy comprobóqueseguíanhablandoanimadamente,absortoselunoenelotro. Ahora que Ivalyn le había abierto los ojos, le gustaba menos aún que estuviesetancercadesuprometida.

—Nosonmásquepalabras—lerestóimportancia—.Además,estanoche

serálaúltimavezquelaveaantesdelaboda.Nopodráhacermuchomásque

soñarconloqueestáapuntodeperder.

—Entonces,aquienhayquevigilaresasupadre,segúntú.

—Yoloharía—seencogiódehombros—.Peronosoyelconde.

—Bienpodríasserlo.

Eneseinstante,unamuchachamenudaseacercóysusurróeneloídode

Ivalyn,sindejardeobservarloaél,conuninteréspocodisimulado.Después

deeso,lajovenhijadelcondesedisculpóysemarchóconella.Habíaestado

tanentretenidoescuchándola,quenosediocuentaqueelbanqueteyacasi

habíafinalizado.Ensutierranatal,lasmujerestambiénparticipabandela

políticayteníanvozyvotopropios,avecesconmásfuerzaquealgunos

hombres,peroIvalyneralaprimeramujerajenaasupuebloqueconocía,

desdesullegada,capazdetratartemasdegranimportanciacontalsensatezy

realismo.

—Veoquehabéistenidounaprofundaconversaciónconmihija—Godric

lomirabaconunaampliasonrisa;elorgullosereflejabaensusojos—.Esuna

lástimaquenoseamuchacho.Seríaungranconde.

—Esomehaparecido.

IvalynregresópocodespuésyseacercóaLynna.Alinclinarsesobreella,

suonduladocabello,quehabíadejadosueltoaquellanoche,cayóenuna

suavecascadacastañaporsucostado.Leifviocómomásdeunhombrela

observaba,admirado.Nosoloteníalaevidentebellezadesuhermana,sino

unascualidadespersonalesquelahacíanirresistibleaojosdetodos.

—Lynna,¿tocaríaselarpasitelopido?

—¿Qué?¿Porqué?

—Elbardoquecontratamosnoseencuentraencondicionesdeactuaren

estemomento—dijoconfastidio—.Elmuycretinosehapasadoconelvino.

Ylosmúsicosseestánpreparandotodavía.Soloseránunpardecanciones,

porfavor.

—Nocreoquepueda,Ivy—dijo,nerviosa—.Haydemasiadagente.

—Yoséquepuedes—laanimó—.Porfavor,Lyn.

—Meprometistequenotendríaquetocar—ladesesperacióntiñósus

palabras.Amabatocarelarpa,perosoloparalafamiliaounreducidogrupo

deamigos.

—Loséylosiento.Notelopediríasinofueseimportante—selopensó,

antesdeañadir—.Imaginaqueescomounobsequiodetuparteparatu

prometido.Atodoslesencantaríaescucharte.

—Ojalápudiesescantarconmigo—selamentó,puessabíaquenopodía pedírselo. Habría supuesto un alivio para ella que compartiesen aquel momento.

—Sabesquelohabríahechoencantadasipudiese,Lynna—sedisculpó

—.Añorocantarcontigo.

—Yyocontigo—suspiró,resignadaahacerlosola.

Desdequesupadrelehabíadicho,dosdíasantes,queaquellanoche anunciaríansucompromisoconelvikingodesuspesadillas,leparecíaque todoibademalenpeor.Sentíaquelehabíanpuestounasogaalcuelloyse empeñabanentirardeellahastaasfixiarla.Aúnasí,sedejóguiarporsu hermana hasta el arpa, que siempre adornaba un rincón del salón; estratégicamentesituado,paraquealusarlo,lospresentespudiesenobservarla sinproblema.Lynnasesentófrenteaélyacariciósuscuerdasconcuidadode nosacarningunanotatodavía.Estabatannerviosa,quetemíaerrarenalguna notayquedarenridículodelantedesuprometidoydetodoslosdemás.Sería tanvergonzoso.

—Túpuedes—lesusurrósuhermana,antesdedejarlasola.

Inspiró profundamente para serenar su loco corazón y cerró los ojos. Cuandosusmanosdejarondetemblar,losabrióycomenzóatocar.Elsalón sevioenvueltoenunadulcemelodíaquefluíacomountorrenteinvisible entrelosinvitados.Cadasonido,cadanota,lostransportabaaunlejanolugar, atravésdeantiguashistoriastocadasconverdaderapasión.PorqueLynna adorabaelarpaysiempreponíaelcorazónyelalmaenello.

Aunquenocantaba,porqueeraIvalynlaquehabíasidobendecidacon unadulceehipnóticavoz,todoslospresentesconocíanlacanciónquehabía elegidoyrecordabansuletratambién.Nadieparecíadispuestoadecirnada, pero estaban pendientes de la reacción del conde ante tan desacertada elección,puesnarrabalahistoriadelamormalogradoporlasmaquinaciones deunreydéspotaydespiadado,deunaparejadeamantes.

Ivalyncomprendióquesuhermanaintentabahacerlesaberasupadrelo

disgustadaqueestabaporobligarlaadesposarseconunhombrealquetemía,

encontradesuvoluntad,perolehorrorizabaelmodoyelmomentoquehabía

elegidoparahacerlo.Contantostestigosdesumudaprotesta,nopodríasalir

nadabuenodeallí.Contuvoelalientoyobservóasupadre,temerosadelo

quepudieseestarpensandoenesemomento.Jamáslohabíavistotanfurioso,

almenosnoconellas.Lynnasearrepentiríadeaquellainsensatez,encuanto

terminasedetocarydescubrieseelenfadodesupadre.

Cuandoterminó,elsalónenteropermanecióenelmásabsolutodelos silencios.Denielfueelprimeroencomenzaraaplaudiry,pocoapoco,los demásloacompañaron. Comono, pensó Ivalyn con rabia. Aunque no lo hubiesehechoporél,nodesperdiciaríalaocasióndeunirse,asumodo,ala protesta.

LynnaviocómoIvalynlainstabaaseguir,perohabíacometidoelerrorde

mirarhaciasupadreyelenfadoensusojoslahabíapuestotodavíamás

nerviosa.Conscientedequehabíaerradoconlacanción,apenasrozóelarpa

consusdedos,estosseleenredaronenlascuerdasyunhorrendosonidosalió

deellas.

—Losiento—susurróladisculpaantesdeintentarlodenuevoyfracasar

otravez.Ahorasearrepentíadesuarrebato,peroyaeratarde.

Ivalynsabíaloqueestabapasandoporlamentedesuhermanaenese momento. Tenía un gran corazón, pero su impulsividad le impedía, en ocasiones,valorarlasconsecuenciasdesusactosantesdehaceralgo.Se sentíamalyhabíaqueridoexpresarloatravésdelamúsica,peronohabía sabidoelegirelmomentoparahacerlo.Siconsiguiese,almenos,tocarde nuevo,podríadiluirlatensiónqueellamismahabíacreado.

Lamiróesperanzada,ylesonrió,intentandotransmitirlesuánimo.Sin

embargo,cuandofallóporterceravezyviolaslágrimasdeimpotenciaensus

ojos,supoquenopodíapermitirquetodoslaviesenderrotada.Yaunqueno

queríahacerlo,sucorazónleganólabatallaasumenteycomenzóacantar.

Suvozeraundon,perotambiénunamaldición.Almenosasílosentía,

cadavezquesufríalasconsecuenciasporcantar.Poresohabíadecidióno

volverahacerlo.Sinembargo,versufrirasuhermanaleparecíaunbuen

motivopararompersujuramentoporunanoche.Susonrisadealivioyde

gratitudlebastóparasaberquehabíahecholocorrecto,apesardetodo.

AntesdequeIvalyndecidieseabandonarelcanto,solíanpasarlargas

horasinventandosuspropiascanciones.Lohabíanempezadocuandoeran

niñas,comounjuego,peroalhacerlo,sesentíanmásunidasquenunca.Eran

dosmitadesquesefundíanysecompletaban.Talycomoestabasucediendo

enaquelmomento.

Mesientotanpequeña

Enlainmensidaddeunmundosinti.

Somosmitadesdeunamismapieza,

Rotasporunadistanciaobligada.

Teextrañarécuandotehayasido

Ymicorazónlloraráporti.

Tuausenciadejaráungranvacío

Quepartiráendosmialma.

Sisientesquenopuedeshacerlo,

Cierratusojosypiensaenmí.

Borradetumenteelmiedo

Yrecuerdaquetugemelateama.

Sabréqueestarásbiendondevayas,

Sialmarchar,unasonrisameregalas.

Alterminar,lasmuchachasseabrazaron,llorando,ylosvítoresnose hicieronesperar.Elreprocheocultoenlaprimeraactuaciónseolvidóporlo emotivo de la segunda. Ylos nervios de Lynna se disiparon un poco al comprenderque,nieltiemponiladistancia,podríansepararladesuhermana yquesiemprepodríacontarconella.

—Gracias,Ivy—lesusurróaloído—.Tequieromucho.

—Yyoati,Lyn.Esonovaacambiarpormáslejosquetevayas.

Yentoncessedesmayó.

8

Sedespertóconunintensodolordecabezaquenadateníaquevercon

quesuhermananohubiesepodidofrenaratiemposucaída,sinoconlaparte

desudonqueodiabayqueloconvertíaenunamaldición.Podíasoportar

cualquiercosa,pormásduraqueresultase,peroloqueveníadespuésde

cantarerademasiado,inclusoparaella.Larazónporlaquesenegabaa

cantar,apesardelomuchoquelegustabahacerlo.

—¿Estásbien?—suhermanalesosteníalacabezaensuregazo,cargada

depreocupaciónsumirada.

—Sí—acertóadecir,mientrasintentabaincorporarse,sinlograrlo.

—Nodebistehacerlo—selamentóLynna—.Estoesculpamía.

—No—acariciósumejilla—.Noteculpes.

—Eslaverdad—insistió—.Porsinohubiesehechosuficientedañocon

laeleccióndelaprimeracanción,ahoratú…

Godricllegóhastaellasantesdequepudiesecontinuar.Cuandoayudóa Ivalyn,susojoslainterrogaronenbuscadeunaconfirmacióndeloquehabía sucedido mientras permanecía inconsciente. El recuerdo de la visión la abrumóyfruncióelceño,negando,alintentarcomprenderelmensajeoculto. Estabapálidacuandosusurróaloídodesupadre.

—Elreyhuíahacialospantanos.Ypronto,metemo.

Creíahaberhabladolosuficientementebajoparaquesoloéllaoyese, perotambiénLeiflohabíahechoylosupoencuantosusmiradassecruzaron. Apartó la suya e intentó disimular su consternación con una encantadora sonrisa,queregalóatodosmientrashablabaenvozalta.

—Estoybien,solohasidolaemocióndelmomento.Notodoslosdíasse

prometemiúnicahermana.Disculpadmidebilidad.

Leif continuaba mirándola fijamente, mientras instaba a todos a que continuasenbebiendoydisfrutandodelavelada.Lamúsicacomenzóasonar a una señal suya, para desviar la atención de su persona y así poder desaparecerdiscretamente,peroéllasiguióconlamiradahastaperderlade

vistatrasunapuerta.Nopodíaquitarsedelacabezasusúltimaspalabras.

Disculpadmidebilidad.Yuncuerno,pensó.IvalyndeSussexeracualquier

cosamenosdébil.

Lynnapidióperdónasupadreencuantosequedaronasolasydecidió quelaveladasehabíaterminadoparaella.Sesentíaavergonzadaporhaber provocadoeldesmayodesuhermanayporhaberdejadoenevidenciaasu familiaconsuinsensatez,noqueríaañadirmáserroresaunanochequeno parecíaquerermejorar.Enunactodevalentía,seacercóasuprometidoyse despidió de él, deseándole una agradable velada. En cambio, a Deniel, despuésdelosucedido,tansololedirigióunadisimuladamiradacómplice antesdeabandonarelsalón.

Cuandoelambienteserelajóunpoco,Ivalynreapareciósinquenadiese

percatasedeelloyseunióalacelebración.Oalmenosesocreyó,porqueno

sintiólamiradaquealguienpusosobreelladesdeelmismomomentoenque

entródenuevo.

—Unanocheinteresante—Olsenbebíaconsuscompatriotas,aunlado

delgransalón,observandocómoalgunosbailabanalsondelamúsica.

—Unamujerinteresante—sugirióArik.

—¿Cuáldeellas,Arik?—inquirióOlin,sabiendoaquiénserefería.

—Supongoquelasdos—lesonrió,divertido.

LeifnohabíavueltoahablardesdelaactuacióndeLynna.Elintentode vengarsedesupadreconsumúsica,porobligarlaacasarseconél,nolehabía molestado. Una canción no cambiaría su compromiso, aunque le habría gustadoaveriguarsidetrásdeaquelenfadohabíaalgomásescondido.Sobre todo,despuésdeloqueIvalynlehabíadichosobreDenielIrwin.Ellalehabía restadoimportanciaaloqueélhabíavisto,alegandoqueseconocíandesde pequeñosyquenoharíanadaparaimpediraquelmatrimonio,perosiestaba tanseguradequedebíancuidarsedelpadre,porquénohacerlodelhijo también.Almenosél,nopensabasubestimaraningunodeellos.Alguienque sevalíadelosdeseosdesupadreparaenmascarar,posiblemente,lossuyos propios,debíaserconsideradoigualdepeligrosoquesuprogenitor.

Peroenesemomento,noestabapensandoprecisamenteenLynnaoen

Deniel,sinoenlaspalabrasqueIvalynhabíasusurradoasupadre.Yenlo

quesupondrían,puessieranloqueélcreía,seavecinabanmalostiemposysu

entradaenlacontiendaseríamásprontoquetarde.Eraposiblequenipudiese

celebrarsusesponsalesantesdequetuviesenquepartiralaguerra.

—Sigodiciendoquelapequeñaesmásaptaparalaalianza—prosiguió

Arik,ajenoalospensamientosdesujefe—.Cuandoveadóndevivimos,

saldráhuyendo.Osemueredirectamente,paranotenerquecasarse.

—Daleunvotodeconfianza,hombre—dijoOlin—.Segúnheoídopor

ahí,seacabadeenterardelcompromiso.¿Quéharíastúsiteobligasena

casarteconalguienquenihaspodidoelegir?

—Soyunhombre—fruncióelceño—.Nadiemeobligaríaanada.

—Ellaesmujerynopuedenegarse—lerecordósuamigo.

LamuchachaalaqueArikhabíadedicadounadesusmásinsinuantes

miradashorasantes,secontoneóhaciaellos.Habíaescuchadoelfinaldesu

conversaciónycreyóentreverenella,laposibilidaddeacercarseytalvez,

captarlaatencióndelguapovikingo.

—ElcondequisocasaraIvalynelañopasado—lamirarontodosaunay

sesintiócohibidaporunmomento—,perosenegaronlosdos.

—¿Conquién?—Arikpreguntó,perotodossentíancuriosidad.

—ConelhijodelordAlden—señalóhaciaeljovenquebailabacon

Ivalynenesemomento.

La pareja se sonreía y parecía mantener una amena conversación al tiempoquesemovíanentrelosdemásbailarinessindificultadalguna.La familiaridadconqueMaelsujetabaaIvalynporlacinturayelmodorelajado enqueellasedejaballevar,leshacíapensarquepodíahabermuchomásque complicidadamistosaentreellos.Sinembargo,quienlosconocía,sabíaque loúnicoquehabíancompartidoensuvidaeraconfianzaciegaenelotroy unaamistadinquebrantable.

—Estannecia—continuóhablandolajoven,sinpercatarsedequesus

palabrasnogustaban—.Podríahabertenidoalhombremásguapoyvaliente

detodoSussex,perosenegóadesposarseconél.Aunqueyocreoquefueél

quiendijoquenoyellafingióestardeacuerdopornosentirserechazada.A

ladyIvalynlecostaráencontraresposoporquehablaysecomportacomoun

hombre.Sihastasabeusarunaespada.¿Paraquédiablosquerríaunamujer

aprendersemejantehabilidad?

—¿Paradefenderse?—sugirióArikalmomento.

—¿Paraprotegerasufamilia?—continuóOlin.

—¿Porquélegusta?—añadióOlsen.

Alescucharlos,lajovencomprendióquehabíahabladodemasiadoyse

sonrojóintensamente.Bajólacabeza,emitióunainaudibleexcusaysealejó,

tanapurada,quetropezócontodoasupaso.

—Arik,desdeluegotienesmuybuenojoparaelegirsiemprealamás simple de las mujeres del lugar —rió Olin, después de que la muchacha desapareciesedesuvista.

—Menoscomplicacionesparamí—seencogiódehombros.

—Esopordescontado.

—Muchachos—Olsenllamósuatención,golpeandoasuhermanoconel codoyseñalandohacialapista—,algomedicequeelbuencondeseha equivocado de prometida. Definitivamente, debería haber ofrecido a la pequeña.

Lascarcajadasseescucharonporencimadelamúsicaylaalgarabíade voces,yretumbaronenlosoídosdeLeifmientrasavanzaba,decidido,hacia la joven que había llamado su atención tantas veces desde que fueron presentadosaquellamañana.Nosemolestóenmirarhaciasuscompañeros, porquesuúnicoobjetivoeravolverahablarconellaynoqueríaquealgún otroselallevaseantesdedarlealcance.Sedecíaasímismoquesoloquería enterarsedelaverdadsobreloqueleshabíadicholajovensajona,porqueno queríaadmitirquesaberquehabíaestadoapuntodecomprometersecon aquelhombrelemolestó.Asícomolohizoelcariñoquelehabíamostrado duranteelbaile.

—Tienesunavozpreciosa,IvalyndeSussex.

—Gracias—lahabíasobresaltadonuevamenteyretrocedióunpasoal

descubrirlotancercacuandosediolavuelta—.Mipadredicequeesundon

quemelegómimadre.Supongoquetienerazón,comosiempre.

Además de inteligente, sensata y eficiente, era modesta. Una nueva cualidad a añadir a una larga lista que crecía cada minuto. Cuanto más conocíadeella,másleagradaba.Sesentíamuyintrigadoylabuscabaconla miradaconstantemente,soloparasaberquéestabahaciendoyconquien.Y queríacreerqueLynaseríaigual,unavezabandonasesureceloiniciala hablarle,porqueleirritabaquepareciesedispuestaaevitarloatodacosta.Y sobretodo,porquetemíaobsesionarseconlahermana,siresultabaqueel únicoparecidoqueteníaneraelfísico.

—Ytuhermanatocaelarpamaravillosamente—añadió,sinfaltarala

verdad—.Aunquedeberíaelegirmejorlaspiezas.

—Nooslotoméisamal—unavezmás,ladefendió—.Estoyseguraque

sesientelosuficientementemortificadaporloquehahecho,comoparano

volveraactuarsinpensarloprimero.

—Queindulgenteportuparte.

—Osaseguroqueesunamujerincreíble.Perountantocompungidaen

ocasiones—rió—.Cuandolaconozcáis,veréisquesusvirtudesabundanen

detrimentodesusdefectos.

Intentóconvencerseasímismodenuevodequesehabíaacercadoaella para sonsacarle información, pero finalmente, tuvo que admitirse que su compañíaleagradabademasiado.Despuésdeobservarlauninstantemás, decidióquelaspreguntaspodíanesperar.

—Ymientrasesonosucede—lesonrió—,talvezmeconcederíasun

baile.Admitoqueestapartedelasveladasnomeinteresademasiado,pero

puestoqueeslafiestademicompromiso,mesientoenlaobligacióndehacer

unesfuerzo.

—Estaréencantadadeacompañaros,miseñor—susonrisaleiluminóel

rostroylodejósinalientoporunmomento—.Ydescubriréisquebailar

puedesermuyagradablesielegísbienlapareja.Nohaynadaquemeguste

másquebailar.

—Talvezcantar—aventuró.

—No,milord.Nosuelocantar—lasonrisadesaparecióalmomentoyLeif

searrepintiódehabersacadoeltema—.Mehatraídomásdesgraciasque

alegrías,asíqueprefieronohacerlo.

—¿Puedopreguntarporqué?—preguntó,aúnasí,curioso.

—Esunalargahistoriaconuncontenidodelomásdesagradable—volvió a sonreír, como si aquello que la había incomodado ya no existiese o lo hubieseenterradoenlomáshondodesumente—.Yquieroconseguirque disfrutéisdelbaile,contároslonoayudaráamipropósito.

Loarrastróalcentrodelsalóndondebailabanmásparejasysesujetóaél

confirmeza.Leifsintióunligerocosquilleoinesperadoallídondelasmanos

desumenudacompañeradebailelotocabanysinpensarlodemasiado,la

acercómásaél.Silopercibiócomoalgoincómodo,nolodemostró.Siguió

explicándolelospasosdelbaile,mientraslodirigíaporlapista,danzando.

Apenasnotabalospequeñostoquesquedabaconsusmanosparaindicarle

haciadóndedebíanir.Asulado,parecíaunbailarínexperto.

Porelrabillodelojo,viocómosuscamaradassesorprendíandequenola

hubiesepisadotodavíayaunquelasonrisapícaradeAriknolepresagiaba nadabueno,enaquelmomentonoleimportó.Loúnicoenloquequería concentrarsuatencióneraenlajovenqueteníaentresusbrazosyenelolora rosasquedesprendía.Seducíasussentidosylosembotabadetalforma,que aunque la joven hablaba con él todo el tiempo, no sabía lo que estaba diciendo.Encambio,eraconscientedesusmovimientosydecómoelvuelo desufaldarozabasuspiernasencadagiro.EstabasegurodequeIvalynno pretendíaprovocarningunareaccióndeesetipoenél,peronopudoevitar excitarseigualmente,algoquelocontrariabaporser,precisamenteconella, con la hermana de su prometida. Sin duda, era un mal presagio para su matrimonio.Yporesoseseparócasideinmediatodeellaalfinalizarla canción.

—Hasidomuyinstructivo,IvalyndeSussex—aclarólagarganta,alnotar

loroncaquesonabasuvoz.Habíaestadoapuntodebesarla—.Gracias.

—Estoyavuestraenteradisposiciónsideseáisrepetir,miseñor.

Aquellaspalabrasamenazaroncondestruirelpococontrolqueaúnle quedaba, cuando su propia mente quiso imaginar lo que ella no había insinuado.Segiróbruscamente,despuésdeinclinarselevementeanteellaa mododesaludoycaminóendirecciónopuesta,tratandodenocaerenla tentaciónderegresaryacabarloquehabíaestadoapuntodehacer.Salió fueradelcastilloenbuscadeairefresco,yunpocodecordura,yparacuando regresó,pudocomprobarqueellacontinuabaejerciendodeanfitriona.Afalta delaverdaderaprotagonista,sehabíahechocargodelasobligacionesdeesta yunoauno,todossusamigospasaronporsusexpertasmanos.

Yaunquetuvoquerecordarsequeeralahermanadesuprometidaen muchasocasiones,nopudoevitaradmirarla.Eraunamujerincreíbleyel hombrequeladesposaseseríamuyafortunado.Dehaberquerido,podría estar ya casada, recordó. Aunque al final, no se había acordado de preguntarle sobre eso ni creía que fuese a tener ocasión de hacerlo más adelante.Nosearriesgaríaaentablarunarelaciónmásíntimaconella,por másquefueseaconvertirseprontoenpartedesufamilia.

Durante el resto de la noche intentó ignorarla, concentrándose en las conversaciones que mantenía con el conde y sus hombres, pero seguía buscándolaconstantementeconlamirada.Viocómoaceptabacadapetición debaile,sinperderlasonrisaenningúnmomentoyhablandocontodos,sin hacerdistinciones,salvoconDenielIrwin.Aunquenosenegóabailarconél, lasonrisaabandonósucara.Latensiónentreelloserapalpable,inclusopara quiennosupiesequenoseagradabanelunoalotro.

Horasdespués,cuandohubobailadocontodosycumplidosudebercomo

anfitrionanooficialdelavelada,seacercóaellosyrodeóasupadreporla

cintura,paradespuésdepositarunbesoensumejilla.Elhombrelaabrazóy

sonrió,conelorgullopintadoensurostro.Estabaclaroqueamabaasushijas,

perosentíaciertapredilecciónporlamásjoven.

—Metemoqueeshoraderetirarme—lesdijoatodos,engeneral—.Mi

cuerponosoportarámásbailes.Hasidounplacer,noobstante.Nosvemos

mañana,caballeros.

Besóasupadreenlamejillaporsegundavezylesusurróalgoaloídoque

lohizosonreírmientrasasentía.Despuésdirigióungraciosogestodespedida

atodoslospresentes,queasintieronhaciaellatambién,yabandonóelsalón

conpasocansadoperodecidido.

—Tenéisunahijaestupenda—dijoOlsenencuantolaviodesaparecerpor

lapuerta—.Lasdosloson.

SecorrigióalinstanteparanomenospreciaraLynna,perosabíanqueno

habíacomparación.Almenos,noaquellanoche.

Realmente,esperabanpoderconocermejoralaprometidadesujefeantes de la boda y poder considerarla una más de su familia, o sería un tanto incómodoconvivirconella.

9

—Tehasperdidounagrannoche,Lyn.

Ivalynestabatumbadabocaarribaenlacamadesuhermana,jugandocon unrizodesuabundantecabello.Suvestidosedesparramabaasualrededor, sinocultarsustorneadaspiernasenabsoluto.Unaposturanadaaceptable, habríadichosupadresilaviese,peronoleimportabaporquenadie,salvosu hermana, podía hacerlo en ese momento. Era temprano todavía y había decididocomprobarsiestabamásanimada.

—Bueno,porpocolaestropeoconmiestúpidacanción,asíquenome

arrepientodehabermeido.

—¡Oh,Lynna!

—Nomemiresasí,Ivy.Yabastantemalmesiento.Nosoycomotú,yo

mevuelvotontaenlassituacionesquemesuperan.

Ivalynrióconganas.Suhermana,comosiempre,tanexagerada.Perola

adorabaynoqueríaverlasufrir.Selevantóylabesóenlafrenteconcariño

antesdesujetarlelasmanosentrelassuyas.Intentólevantarladelbancobajo

laventanaenelquesehabíasentadocuandoellallegó.

—Paseemos—lepidió—.Todavíatenemostiempoantesdeldesayuno.

—Noquiero.

—Venga,tevendrábiensalirfuerayrespirarairepuro.

—¿Cuál?¿Eldelosestablosoeldelaforja?—blanqueósusojos,perole

sonrió.

—Cualquieradelosdos—ledevolvióelgesto—.Yasabesquesinonos

matan,nosharánmásfuertes.Tevendrábienreunirmásfuerza.

Laarrastrófueraignorandosusprotestas.Apesardequeyaestabanen plenoinvierno,lamañanasepresentócálidayseca.Perfectaparaunpaseo matutino,pensóIvalynemocionada.Hacíatiempoquenoseescabullíandel castilloymenosaúnfueradelamurallaquelocercaba,porquelostiemposen que vivían no lo permitían ya. Sin embargo, en aquella ocasión, Ivalyn decidióquenopasaríanadasitransgredíanunpocolasnormasdesupadre.

Lynnalonecesitaba.

Elruidodelafragua,lasvocesdeaquellosqueentrabanysalíandel

castillo,elchocardelasespadasenelcampodeentrenamiento,losrelinchos

deloscaballosenlosestablos,todoelloformabapartedesuvidadiariae

Ivalynlodisfrutaba,aligualquelacalmaenlosdíasquepreferíaquedarse

dentro,leyendoobordando.Noerahabitualqueunamujersupieseleero

escribir,perohabíacomprobado,enmásdeunaocasión,quesupadreno

hacíalascosascomoelrestodelagente.Ysiempresehabíaalegradopor

ello.

Esa mañana, el ajetreo era mayor pues después del desayuno, habían organizado una cacería para abastecer las despensas, menguadas por el abundantebanqueteofrecidoporelconde.Losloresysusséquitospartirían de regreso a sus tierras una vez finalizada y recordarlo puso de nuevo nerviosa a Lynna, porque sería una de las que abandonarían el castillo, sabiendoquenoregresaríaenmuchotiempo.

Esaeraotradelascosasquesupadrenohacíacomolosdemás,pueslo

habitualhabríasidoquesetrasladasealastierrasdesuprometidodespuésde

laboda.Sinembargo,habíaacordadoenviarlaantesparaqueelcambiofuese

másgradual,pueslaconocíabienysabíalodifícilqueleresultabaadaptarse

anuevasrutinas.

Ivalynapretósumanoydecidióalejarsedelbullicio.Lallevaríaalrío, dondepodríanestarsolasyhablardetodounpocoparaqueLynnaserelajase y olvidase que en breve se iría lejos de su hogar para convivir con desconocidosqueseconvertiríanensunuevafamiliadespuésdelaboda. Además,leapetecíamuchovisitarsulugarpredilectoenelrío,aquelque habíanencontradoporcasualidadunacalurosatardedeveranoenquehabían decididoirabañarseconsusamigos.

IvalynyMaelibandelante,corriendo,comocasisiempre.Eranlosmás

activosdelpequeñogrupoqueformaban.Annick,LynnayDeniellosseguían

decerca,peromáspausados.Denielestababromeandoconlasdos,como

siemprehacía.Eramuyzalamero.Ivalynsiemprecreyóquelesalíasolohasta

que,añosmástarde,descubriósusverdaderasintenciones.

CuandoMaelyellallegaronalrío,nopudieronfrenaratiempoyse

precipitaronalaguaentreaccesosderisasincontrolables.Alintentarsubira

unagranrocaquesobresalíaenlaorilla,estasedesplomócongranestruendo,

arrastrándolosdenuevoalagua.Porsuerte,ningunosufriódañosgraves,

salvounparderascaduras,perodescubrieronconasombro,queenelhueco

quehabíadejadolaroca,habíaunaentradaaunacueva,queseconvirtióen surefugio,enunlugardondedarriendasueltaasucrecienteamistadsin miradascargadasdereprochenireprimendasporuncomportamientomásque censurable. Allí eran ellos mismos, un grupo de cinco, que disfrutaba bromeandoyriendojuntos.Habíandejadodeircuandosusresponsabilidades aumentaron,peroIvalyntodavíarecordabaaquellasmaravillosastardesque habíanpasadojuntos,antesdequelasintrigasyelansiadepoderdealgunos corrompiesesuinocencia.

—Hacíamuchosañosquenoveníamos—Lynnaseveíaencantadaconla

sorpresa.

—Losé.Penséqueestaríabienvolver,porlosviejostiempos.

—Losviejostiempos—suspiró—.Ojalátodofuesecomoentonces.La

vidaeramássencillaydespreocupada.

—Sí—tambiénellaloechabademenos,enocasiones,cuandolascosas

secomplicabanensudíaadíayelestréspodíaconella.

Yaunquelahabíallevadoaallíparahablar,permanecieronensilencio, tumbadas en la cueva, sumidas en sus propios pensamientos. Puede que recordandoesetiempoqueañoraban,otalvez,solopensandoenelfuturoque seavecinaba.

—Podríaquedarmeaquíparasiempre,Ivy.

—Podrías—sonrió,seguradeello—,peronodebes.

—¿Porquéno?—suspiródenuevo.

—Porque no puedes huir de tus obligaciones eternamente, Lynna. En algúnmomentotendrásquehacerteresponsabledelpapelquetehatocado representaryactuarenconsecuencia.

—Echarédemenostusconsejo-reprimendas,hermanita—rióbajo.

—Perotodavíano—seincorporóparabesarsumejilla—.Vasatenerque

aguantarmeuntiempomás.Nomeiréhastahabercomprobadoqueeresfeliz

entunuevohogar.

—Entoncestequedarásconmigoparasiempre.

Regresaron al castillo, más tranquilas y relajadas. La actividad, antes frenética, había cesado, pues ya era la hora del desayuno. Ivalyn fue directamentealacocinaparasupervisarlosúltimosdetalles.Habíaidoantes desubiraverasuhermana,perolegustabavolveraveces,sinprevioaviso, paracomprobarquesecumplíansusórdenes.

—Noospreocupéis,milady.Estátodolisto.

—Bien,comenzadaservir.Querránempezarprontoconlacaceríapara

poderregresarasushogaresantesdelanochecer.Despuésvendréahablar

contigo,Norma.Estaréfuerauntiempoyquierodartealgunasindicaciones.

Porelbiendemipadreydelcastillo—bromeóalfinal.

—Sí,miseñora—lesonrió,seguradesabersobrequéhablarían.

Ivalyneraunamujerexigentepero justa.Jamáspedíamásdelo que pudieran darle, pero si alguien no explotaba todo su potencial, ella se encargabadesacárselofuera.Lossirvientesnoobedecíanpormiedo,sinopor respeto.

Vio cómo depositaban las bandejas en las mesas, repartiéndolas entre todas, para que a nadie le faltase de nada. Los comensales empezaron a comer,entusiasmados,yencuantocomprobóqueestabanservidos,decidió sentarseadisfrutardesupropiodesayuno.Ycomonoeraunaocasióntan formalcomolanocheanterior,cuandovioasuhermanasentadaentresu padreysuprometido,tretaseguramenteorquestadaporsupadre,buscóalgún otroconquiencompartirmesa.Alfinal,sesentójuntoaAnnickyMael.

—Comosiempre,Spunky,unacomidainmejorable—Maellarodeócon

subrazoatrayéndolahaciaélenelbanco.

—Paratitodalacomidaesinmejorable,Mael.Jamásheconocidoaun hombre que coma tanto como tú —rió, cogiendo un panecillo caliente y untándoloconmiel—.Nosédóndelometes.

—Maelseríacapazdecomerselosrestosdelanocheanteriorydecirque

sondeliciosos—Annickqueríacontribuiralabroma.

Ciertoera,quelosrestosnuncaseguardaban.Lamayoríadeloslores solía tirarlos a los cerdos, pero allí los repartían, después de pasar una inspecciónpreviaparaasegurarsedequenolesentregabancomidaenmal estado,entrelosmenosafortunados.Desperdiciarelalimentopornohaberlo podidocomereldíaanterior,leparecíaunsacrilegio.

—Lynnienoparecemuycontenta—lesusurró,después—¿Seencuentra

bien?Ayernopudehablarconella.

—Creoqueelviajeleasustaunpoco,Annick—laexcusó—.Omásbien,

elhechodequenovolveráacasaenbastantetiempo.

—Amítambiénmeasustaría—asintió—.Perosuprometidonoseparece

ennadaaesoshombresdelnortedelosquehablantodoeltiempoencasa.Se

veamableyconsiderado.Además,esmuyguapo.Tupadrehasabidoelegir

bien.

—Supongoquesí.

Miróhaciasuhermana.Seguíapálida,peroalmenosestabahablandocon él. Tal vez no le fuese tan mal, después de todo, en su nueva vida. Si conseguíaperderleelmiedo,podríanllegaraserfelices.Aellanolehubiese importadodesposarseconél.Leparecíaencantador.Unpocointimidantea primeravista,peroteolvidabasdeelloalhablarconéltansolounosminutos.

—Supongoquelaecharásdemenos—Maellaregresóalpresente.

—Mevoyconella,Mael.

—Nomelohabíasdicho.¿Parasiempre?

—Claroqueno—lesonrió,parecíaafectadoporsuspalabras—Solo

hastadespuésdelaboda.Lynnaestátannerviosacontodoesto,quedecidí

acompañarlaparaayudarlaconlospreparativos.Yasabéiscuántolecuesta

adaptarsealoscambios.

—Amínomeimportaríairconella—Annicksesonrojóalhablar.

IvalynsiguióladireccióndesumiradayseencontróconArik,elguapoy

pícarovikingo,quesegúnhabíaoído,habíalevantadomásfaldasenunasola

nochequemuchosallíenunmes.Sonrióasuamiga,perodecidióquedebía

aclararlequepensarenaquelmuchachoeramalaidea.Ymuchomenosdeese

modo.

—Noeressutipo—lesusurróparaqueMaelnolaoyese—.Bueno,en

realidadsí.Peroesquetodassonsutipo,metemo.

—¡Oh!Yo…—sesonrojótodavíamás—.Nolodecíaporeso.

Enrealidadlohabíahecho,peronodiscutiríaconellaconsuhermano

delante.Noqueríaavergonzarla.Además,sabíaquenopasaríanadaentre

ellospormásquesuspiraraahoraporél.Lohabíavisto.

—Tengoqueirme—selevantó,provocandoqueMaellaimitase—.Hede

haceralgunascosasantesdelviaje.

—Teecharédemenos,Spunky.

Maellaabrazósinprevioaviso,peronolemolestó.Siempreseríasumás

queridoeíntimoamigo,aunquenosehubiesenvistomuchoenlosúltimos

meses.Lecorrespondióapretandosucinturaysintiólaslágrimasensusojos,

amenazandocondejarlaenevidenciadelantedetodos.Parpadeóvariasveces

ylomiró.

—Volveréantesdeloquecrees—ledijo,tratandodenodelatarseconla

voz—.Yteaseguroquetearrepentirásdequenomehayaquedadomás

tiempoconellos.

—Esonunca,Spunky—laabrazódenuevo,alzándolahastaquesuspies

notocaronelsuelo.

—Suéltame,granuja—laoyeronreír—,quemeaplastas.

Detodoslospresentesenelgransalón,sololosinvitadosdehonorse

extrañarondeaquellamuestradeespontaneidad.Quienesconocíanalapareja

sabíanqueesoerahabitual.Porsituacionescomoaquella,elcondeleshabía

propuestouncompromiso,pensandoqueseríadesuagrado.

Maellediounsonorobesoenlamejilla,antesdedejarlaenelsuelo.

CuandoIvalynseretiraba,nopudoevitardarleunafuertepalmadaenel

trasero,aloqueellarespondióconotraprotestayunacarreraparaalejarse.

—Son incorregibles —suspiró Godric—. Disculpadlos. Cuando están juntossoncomoniñospequeños.

—Soncomohermanos—susurróLynna,pretendiendosalirendefensade su hermana,comotantasotraveceshabíahechoconella.

—Sí,comohermanos—repitióél.

Leifnotóenelcondeciertadesilusiónypudoentenderlo.Unabodaentre suhijapequeñayelhijodesumejoramigo,habríasido,nosolobeneficiosa para ambas familias, sino seguramente un deseo cumplido para ambos hombres.Loslazosfraternalesentrelosjóvenesdebíanserrealmentefuertes, si se habían negado a aceptar un prometedor matrimonio en aras de su amistad.Yaunqueaquellonoleafectasepersonalmente,sesintióconforme dequehubiesendecididorechazarlapropuesta.

Tras el desayuno, marcharon a la cacería. Muchos estaban deseando regresar a sus hogares en cuanto las despensas del conde estuviesen reabastecidas y por ese motivo, Ivalyn ocupó parte de aquel tiempo en supervisarlasracionesquecadafamiliallevaríaensucaminodevueltaal hogar.Fuedeunladoaotro,paramantenersumenteocupadaynopensaren queesamismatardetambiénellasealejaríadesupadre.

Noqueríaabandonarasuhermana,perotampocopodíapensarennover

asupadreenuntiempoynosentirsemal.Élerasumayorapoyo,quienla

comprendíayledabalibertadparaactuarsegúnellacreíaquedebíahacer.

Quienlaaconsejabaensusmomentosdedudayquienlaanimabacuando

decaía.Loecharíamuchodemenos,perosabíaquesuhermanalanecesitaba

másahora.

Lynnaseguíaencerradaensucuarto,lamentandotenerqueirselejosdesu hogar. Podía imaginar que estaría rezando para que sucediese algo que retrasasesupartidaysuspiró,frustrada.Nosabíaquéhacerconella,salvo acompañarlaeinstarlaahablarconsuprometidoparaqueviesequenoera tanmalhombrecomoellacreía.Yaunquenocejaríaensuempeño,temíaque nofuesesuficiente.Sintiócrecerlaansiedadydecidióacudiralosestablos, puescepillaryalimentaraloscaballossiemprelahabíatranquilizado.Enese momentolonecesitabamásquenunca.

—Ojalápudiesemostrarleelmundoatravésdemisojos—lesusurróal

caballo,mientraslocepillaba—.Veríaquenadaestanmaloyquesolohay

queponerleempeño.Peronotepreocupes,semeocurriráalgo.Novoya

desistirtanfácilmenteyellalosabe.

—¿Sabíasqueloscaballospuedenentenderloquelesdecimos?

Ivalyn se sobresaltó al escuchar una voz detrás de ella. No esperaba encontrarseconnadieallíyahorasesentíaridículaporhaberestadohablando conunanimal.Eraunacostumbrequeteníadesdepequeñayleayudabaa despejarlamente,aunquesiempresehabíaguardadodequealguienlaoyese.

—Creíaqueestabaisenlacacería—miróaLeif,unavezrecuperadadel

susto.

—Yloestaba—seacercó,tirandodelasriendasdesumontura—,pero

micaballohasufridounpequeñopercance.Nadagrave,peronecesitaráalgo

detiempopararecuperarse.

Ivalyn notó, entonces, que cojeaba al caminar. Observó cómo Leif lo liberabadelamonturayrevisabasupataconcuidado,paranohacerlemás daño. Vio cómo le trataba la herida sin vacilar, seguro de lo que estaba haciendoypudoimaginarsequeaquellanoeralaprimeravezlohacía.Su mente curiosa quiso de repente, saber más del vikingo y su gente. Le fascinabanlasdiferenciasentresusculturasquehabíavistoyayqueríasaber cuántasmáshabría.

—Metemoquetendremosqueposponerelviajealmenosunpardedías

—suvozlasobresaltódenuevo.

Noloesperaba,perocomprendióquelehabíahabladoporqueellano había dejado de observarlo durante todo el proceso. Bajó la mirada,

avergonzadayterminódecepillarellomodelcaballo.

—Podéisquedaroseltiempoqueseanecesario—dijo,finalmente—.No

debéispreocuparosporeso.

—Nolohacía—surespuestalaobligóamirarlo.Susonrisainvitabaaser

imitada.

—¿Seránsuficientesunpardedías?

—Noesgrave—observólapatadenuevo,comoqueriendoasegurarse—.

Esprobablequemañanaestérecuperado,peroprefieroprevenir.Elviajeserá

largoymedoleríatenerquesacrificarlosirecae.

—Cierto—semordióellabio,antesdehablardenuevo—.Sabéismucho

decaballos.

—Enmipuebloescostumbrequecadaquiencuidedesusanimales—la

sonrisanoabandonósuslabios—.Ydesustierrastambién.Esotehacemás

conscientedesuvalorreal.

—Esunabuenacostumbre—palmeóasucaballoantesdeguardarloensu

cubil.

—Túmismalohaces—señaló,alvercómotratabaalanimal.

—Solocuandonecesitopensar—negó.

—¿Algúnproblema?

—Nadaquenopuedasolucionar—sonrió.

—Tecreocapazdetodo.Eresunamujerincreíble—diounpasohacia

ella,cuandosucaballolegolpeólaespaldaalmoverse,inquieto—.Muy

interesante.

—Paranada—inconscientemente,sumanoviajóalmorrodelcaballode

Leifparatranquilizarlo.

Apesardenoconocerlo,sentíaquenohabríaproblemaenhacerlo.Nunca

habíatenidomiedodelosanimales,puesseentendíabienconellos.Acarició

alcaballo,quecabeceóyseacercómáspararecibirsusatenciones,mientras

ignorabadeformadeliberadalamiradadeLeifsobreella.

—Tienesbuenamanoconlosanimales—estabanmuycercaelunodel otro—. Arvak no suele dejar que lo toquen sin una presentación formal primero.

—Arvak—lomiró,perdiéndoseporunmomentoenlaprofundidadde

susojosnegros.

—AsísellamaunodeloscorcelesdeladiosaSòl—leexplicó—.Arvaky Aslvidremontancadadíaloscielos,huyendodeSköll.Esunloboquedesea devorarlos, al igual que a la diosa. Se dice que son los cabellos resplandecientesdeloscaballoslosqueiluminaneldía.

—Creíaqueoshabíaisconvertidoalcristianismo,comopartedeltrato

quehabéishechoconelrey—nopretendíacensurarlo,eracuriosidad.

—Nosepuedeolvidarenunosañostodaunavidadecreencias.

—Esoescierto—asintió.

No le pasó desapercibido que había evitado responder e imaginó que probablementesuconversiónnohabíasidodeltodoreal.Yaunquedebería escandalizarseporeseengaño,enrealidadnolemolestaba,sinoquehacía crecersuinterésenellos.

Arvak,viendoquehabíadejadodeprodigarlecaricias,laempujóconel

hocico.Erauncaballoenorme,conmuchafuerza,asíqueelsencillogestola

desplazóaunlado,quedandoaescasoscentímetrosdeLeif.Lasmanosde

estelasujetaronparaquenoterminaseenelsueloyunescalofríolarecorrió,

delmismomodoenquehabíasucedidoduranteelbailequecompartieronla

nocheanterior.

—Estarde—ledijo,alejándose,avergonzada—.Deboregresaralcastillo.

Informarédequepreparenmásalcobasparavuestroshombres.

—Noseránecesario.Nolesmolestaestarenlosbarracones.

—No—negó—,siosvaisaquedarmástiempo,dormiréisenelcastillo.

Despuésdetodo,prontoseremosfamilia.

Talveznecesitasedecirloenvozaltaparanoolvidarlo,aunquecreíaque

eramejorevitarquedarseasolasconéldenuevo,porsupropiobien.Noera

adecuadoquesintiesetantointerésenunhombrequenoseríaparaella,sino

parasuhermana.

—Loquetúdecidasestarábien,Ivalyn.

Incapaz de hablar después de escuchar su nombre en labios de Leif, asintióyregresóalcastillo,controlandosupasoparaquenoresultasetan evidentequeestabahuyendodeél.

Dosdíasmástarde,cuandosedisponíanamarcharasustierras,yase había convencido de que solo había sido producto del momento y de la admiración que despertaban en ella Leif y sus hombres. Le habían

sorprendidolaconfianzaylalealtadqueseprofesaban,comosiloslazosque losuniesenfuesenmásfuertesquelosdeunafamilia,puessabíaqueno estabanemparentados,salvodos;lehabíagustadoverelmodoenquese protegían los unos a los otros durante la batalla, pues habían estado practicandoconloshombresdesupadreaquellosdías;ysobretodo,sehabía sentidoatraídaporlashistoriasqueleshabíancontadoporlanoche,trasla cena,sobresupuebloysusleyendas.Sesentíaatraídaporunaculturadela quenosabíanadayseleantojabacasitanmisteriosacomoellos.

Durante el desayuno, apenas logró contener la ansiedad, aunque supo disimularla.Aúnasí,encuantopudoexcusarsesinparecerdescortés,saliódel salón,dispuestaasegurarsedequetodoestaríabienhastasuregreso.Después dedarlaordendesubiralcarrosuequipaje,corrióalacocinapararepasar unavezmáslasinstruccionesquelehabíadadoaNormasobrequéserviren suausencia,puesconocíaasupadreysabíaquenocuidaríasualimentación siellanosehacíacargo.Desdequeempezóaocuparsedelcastilloasus tiernosochoaños,lasaluddesupadrehabíaidomejorandoyapesardesus años,seveíafuerteyenérgico.Queríaquesiguieseasícuandoellavolviese.

—Noimportaloquetediga,Norma—insistió—.Notienepermisopara

entrarenlacocina.Meencargaréderecordárseloantesdeirmeparaquenote

déproblemas.

—Noospreocupéis,milady—lesonrióella—.Sabréhacermevaler.

Cuandosalióalpatioexterior,suhermanayalaesperabajuntoalacarreta

cubierta.Parecíanerviosaylesonrióparatranquilizarla,antesdeacercarsea

supadreydespedirsedeél.Loabrazó,lediounbesoenlamejillayle

susurróalgunasadvertenciasaloído,queaunquelohicieronreír,tuvoabien

nocontradecir.Despuésfueconsuhermanaysubióconellaenelcarrodonde

viajarían.

—¿Vuestrahijamenortambiénviene?—Leifsehabíasorprendidoalver

todoslosbaúlesquehabíancargado,peronohabíadichonadapues,poco

sabíaéldeloquenecesitabaunamujercomoLynna.Ynoqueríaparecer

groseroydesandarlopocoquehabíanpodidoavanzarensuprecariarelación.

—Sí.Metemoquetendréisquesoportaralapequeñatambién.Cuandose trata de mis hijas no puedo decir que no —se encogió de hombros—. Acompañaráasuhermanaparaayudarlaenlaorganizacióndelaboday,por quénodecirlo,enlaadaptación.Diossabequelanecesitará.

LeifnodijonadaydiolaordendepartirencuantosubióenArvak.Le

alegrabayaterrabaenigualmedida,saberqueIvalyndeSussexviviríaensu

hogarduranteuntiempo.

10

—Nopuedosoportarlo,Ivy.Elmovimientomeestámatando—secubrió

labocaconlasmanosporenésimavez,paracontrolarlasarcadas.Sutez,

claradeporsí,lucíatodavíamásblancaenesemomento—.Creoquevoya

vomitar.

Hacíavariashorasquehabíansalidodelcastillo,peroeltraqueteodela carretalehabíarevueltoyaelestómagoaliniciodelviaje.Nuncalehabía gustadoviajar,porquenolesentababien.Laspocasocasionesenquesu padre les había permitido visitar a sus amigos, Ivalyn había tenido que convencerladequefueseconella.

—Relájate,Lynnaoserápeor—acariciabasuespalda,tranquilizadora—.

Cierralosojoseintentadormir.

—¿Cómovoyadormirconestevaivén?—lamirósuplicante.

—Cierralosojos—insistió.

—Cuéntamealgo,Ivy—lepidió—.Aversimeentretengo.

Ivalynsesentíaimpotentealverelrostropálidodesuhermana,pues

sabíaquenadapodríaevitarleelmalestar.Habíanpasadoporaquellounas

cuantasvecesenelpasado.

—¿Sobrequéquieresquetehable?—preguntó.Suprometidoysugente

leparecíabuentema,perosabíaqueesonolaayudaríaarelajarse,asíque

prefirióqueellaeligiese.

—Medaigual—gimió,cuandounanuevaarcadaacudióaella—.Loque

seaquemehagaolvidarqueelsuelonoseestáquieto.

Entonces, pensó en todas aquellas noches de tormenta, cuando eran pequeñas,enlasqueambasseabrazabanasustadasyenlascancionesque cantabaparacalmarsusmiedos.Aunquetodavíateníafrescalavisióndela cenadecompromiso,nopudosinocantarparaella.

—Porti,Lynna—susurró,mientrasleacariciabaelcabello—.Soloporti.

Cierralosojos,midulceniña

Cierralosojosparadescansar.

Yoestoyaquí,velandotusueño,

Nadiejamásteperturbará.

Duérmeteya,duérmeteya

Tuhermanapequeñateprotegerá.

Cierralosojos,midulceamiga

Cierralosojosparareposar.

Yodetuladonuncameiré

Cierralosojosparasoñar.

Duérmeteya,duérmeteya

Tuhermanagemelatusueñovelará.

Duérmeteya,duérmeteya

Tuhermanapequeñateprotegerá.

LosojosdeLynnasecerraronpocoapocoysuslabiosdibujaronuna sonrisaaliviadajustoantesdequedarsedormida.Encambio,Ivalynnofue capaz de alejar las imágenes que se proyectaron en su mente en cuanto terminólanana.Eracomosipudieseoírelaullidodelloboatravésdesus visión,tanrealytanefímeroalmismotiempo.Sabíaquenotardaríaenvera eselobo,peroleperturbabanosaberdóndeoenquécircunstanciasporque únicoquesabíaeraquesuhermanaestaríainvolucradaenello.Lahabía estadotocandomientrascantaba.

Alabrirlosojostrassudesmayo,miróhaciasuhermana,preocupada.Se

veíarelajadayconservabalasonrisaenloslabios,yrezóparaqueesono

cambiaseenbreve.Lacubrióconunadelasmantasycotilleóporlaabertura

traseradelacarreta,intentandoolvidarsuvisión.

Leentusiasmabalaideadeconocerelqueseríaelnuevohogardesu

hermana.Einclusoelcaminohastalaisla.Lehubiesegustadomontara

caballo,parapoderdisfrutardelpaisaje,perosuhermananohabríaaccedido

nunca.Silacarretalamareaba,elcaballoeramuchopeor.Enesonopodían

sermásdistintas.

Alasomarse,solopudoverárboles.Altosárbolesqueapenasdejaban

pasarlaluzdelsol.Sabíaqueeradedía,puesnohacíaniunahoraqueelsol

habíaestadoentrandoatravésdelateladelacarreta,perocadapasoque

dabanlosdirigíahacialaoscuridaddelbosque.Unescalofríolerecorrióla

espinadorsal,recordandoallobodenuevo.Aqueleraunlugardondepodrían

encontrarseaunofácilmente.Oavarios.

—Noesunpaisajemuyalentador.

Leiflaestabaobservando.Lahabíaoídocantar,apesardequeapenas

habíasidounsusurro.Teníaunavozfascinanteycasisindarsecuenta,se

habíaidoacercandoparapoderapreciarlamejor.AhoraqueIvalynsehabía

asomado,apenasunoscentímetrosseparabanasumonturadelapartedeatrás

delacarreta.

—Esbastantesombrío—seestremeciódenuevoysacudiósucabeza—.

Enlaoscuridadseescondeelpeligro.

—¿Letemesalaoscuridad?—habríajuradoquenadalaasustaba.

—Prefieronoenfrentarmeaella,aserposible—secubrióconlamanta quehabíaarrastradoconellaalacercarsealfondodelacarreta,paradesviar sumiradayqueLeifnosupiesequenoeratanindiferentealaoscuridad como intentaba hacerle creer—. Vivimos tiempos oscuros y no es fácil ignorarla,pordesgracia.

—Cierto—admitióél—.Yoesperoquepodamosescapardelaoscuridad

deestebosqueantesdelanochecer,almenos.

Unnuevoescalofríorecorriósucolumnayelloboregresóasumente.Se

sacudióaquelpensamientoantesdehablardenuevoconLeif.Denadale

serviríapreocuparseporalgoquenopodíacontrolar.Habíaaprendidoaquella

lecciónsiendotodavíaunaniña.

—Nuncahabíaestadoaquí—hablarlaentretendría.

—Hemosavanzadomuchoenunaspocashorasporqueelcaminoera

bastantetransitable,peroatravesarelbosquenosvaaretrasar.Loscarrosson

muypesadosyanchosparamoverseconfacilidadentrelosárboles.Detodas

formas,dudoquetupadretehubiesedejadollegartanlejosalgunavez.He

vistocómoosprotegeatiyatuhermana.

—Tienemiedodequenossucedaalgoporelcamino.Despuésdetodo

somoslascodiciadashijasdelconde—lesonrió,conpesar,puesaquelhecho

habíalimitadomuchosuvida—.Paravosserádistinto,imagino.

—Nomeimportaviajar,peronomegusta.Parececomosillevasetoda

unavidahaciéndolo.

—Peroasíes,sinomeequivoco—lomiróconcuriosidad—.Llegara

estastierrasdesdevuestrohogarhadebidosertodaunaodisea.

—Avecesmepreguntodóndeestarámihogar—unasombracruzósu

rostro,perodesapareciótanrápido,queIvalyncreyóhaberlosoñado—.Allí

dedondevengooaquídondedecidíquedarme.

—Elhogarestádondeosdicteelcorazón,miseñor,pueslastierrasse

abandonan,seintercambianoinclusosepierden,lascasassepuedendestruir

ylagenteenocasionestetraiciona.Noesfácilelegirunlugardondevivir,

perosielcorazónesfeliz,ahíesdondedebéisestar.

—Esoesmuybonito,peropocopráctico—nopretendíaburlarsedeella, pero no era de los que se fiaban del corazón para tomar decisiones tan transcendentales.

—¿Pocopráctico?—sonrió,sinofenderseporloquehabíadicho—.Poco práctico es atarse a un lugar que no te llena. Poco práctico es seguir un caminoquenovescorrecto,aunquetodostediganlocontrario.Pocopráctico esvivircongentealaquenoapreciasoenlaquenoconfías.

—Perodeesoencontrarásvayasdondevayas.Nuncavasapodertenerun

hogar,sibasastuscriterioseneso.

—Undía—dijo,despuésdepensarenello—osdespertaréisypensaréis

mesientobienenestelugar.Entonces,sabréisquehabéisencontradovuestro

hogaralfin,aunquehayaalgoquenoosgustedeltodo.

—¿Ysinuncallegaesedía?

—Supongoquetendréisqueaprenderaquererellugardondeoshayáis asentado—seencogiódehombros—.Perodiríaquesiestáispensandoen involucraros en los asuntos de esta tierra después de seis años en ella, viviendocon…independencia,seráporqueossentísagustoaquí.¿Ome equivoco?

—Esposiblequenoosequivoquéis—lesonrió,dándolelarazón.

—Noosarrepentiréisdeamarestastierras—suspiró,soñadora—.Yasu

gente.Haymuchaspersonasquemerecenlapenaporaquí.

—¿Tantocomoparaenamorarse?—nopretendíasertancurioso,pero

aquelsuspirolepareciósospechoso.

—Supongo—seencogiódehombrosunavezmás—.Algúndía.

—Entonces,¿nuncahasestadoenamorada?

—Yo,caballero,estoyenamoradadelavida—suampliasonrisailuminó

surostro.

Quisodecirlequenoeralomismo,perosehabíaentrometidodemásen aquelasunto,asíquecambiódetema.Noqueríadejardehablarconella,pero sísobrealgotandelicadocomoelamor.Tampocoélsehabíaenamorado nunca,nicreíaqueesofueseparaél.Sabíacuálerasuresponsabilidadpara consugenteyqueelamornoteníacabidaensumundo.Almenosnoese amordelqueseescuchabacantaryqueloremovíatodoentuinterior.Ese amorporelquesecometíanlocuras.No,elsuyonoseríaasí,porqueLynna nodespertabasentimientosdeesaíndoleenél.Elsuyoseríaunamorforjado día a día, con confianza y respeto mutuo. Aprenderían a quererse con el tiempo.Oesperabaqueasífuese,porquesuprometidanoparecíadispuestaa haceraquelesfuerzoporelmomento.Yaunquelapresenciadesuhermana podíaseruninconvenienteparaél,agradecíaqueestuvieseallíparaayudar, porqueyanosabíaquémáshacerparaqueLynnaperdieseelmiedo.

Unahoramástarde,decidierondetenerseparacomerypermitiralos

caballosdescansar.Todavíalesquedabaunlargotrayectopordelantepor

culpadelacargaquearrastrabanconellos.Sihubiesenidosolos,lohabrían

recorridoenunsolodía,peroconloscarros,tendríanquepernoctarenel

camino.Soloesperabapodersalirdelbosqueantesdelanoche.Nuncale

habíagustadoaquellugaryodiabatenerqueirporélcadavezqueacudíaa

Sussexolosalrededores.

Lynna se despertó al sentir que paraban y miró a su hermana, entre desconcertadayasustada.Norecordabahabercerradolosojostraslacanción deIvalynnihabíaestadoallíparavelarsudesmayodespués.Yaúnasí,nose atrevióapreguntarsobrelavisión.Noqueríasaberlo.

—¿Hemosllegado?—dijo,encambio.

—Nocreo—mirófuera—.Meparecequehemosparadoparacomeralgo.

Serámejorquebajemos,nosvendrábienestirarlaspiernasunpoco.

OlsenseapresuróaayudarlascuandoIvalynapartólatelaquecubríael carroylesindicódóndesentarse.Lynnaseacobardóalversurictusserio, pero Ivalyn correspondió a sus indicaciones con una sonrisa de agradecimiento,loquefrunciótodavíamáselceñodelhombre.

—Parecequeaalguiennolegustasonreír—lesusurróasuhermanauna

vezsentadas,pararebajarlatensión.

Elsitionoeracómodoniacogedor,peroteniendoencuentadondese

encontraban,nopodíanpedirmuchomás.Lacomidaseríarápidapuesnadie

queríapermanecerallímuchotiempo,seveíaensusrostros,cargadosde

impaciencia.

—¿Faltamuchotodavía?—Lynnaseatrevióapreguntar,aunquesuvoz

sonaseenunsimplesusurro.Sucuriosidadhabíapodidomásquesumiedo,

aunqueseacercóligeramenteaIvalyndespués,comosiellaleinfundiese

valor.Olaprotegiesedelarespuesta.

—Tendremosquepasarlanochefuera—Leiffuequienrespondió—.Pero si todo marcha según lo planeado, llegaremos a la isla mañana antes del anochecer.

—¡Oh!—ladesilusiónsereflejóensuvoz.

—¿Noestásansiosaporverdóndevasavivir?—Ivalynintentóanimarla

—.Yomemuerodecuriosidad.

Hablababajoparaquesolosuhermanapudieseescucharla,aunqueen realidad todos lo hacían. Eran incapaces de no prestar atención a ambas mujeres.Igualesenapariencia,peroconuncarácterdiferente.

—Túalmenospodrásregresaranuestrohogarcuandoquieras—susurró

devueltaLynna.

—Vamos,Lyn.Noseasmelodramática—chocósuhombroconeldesu

hermana—.Admitequetienestantasganasdellegarcomoyo.Séqueesasí.

Eresmimitad,¿recuerdas?

—Tumitadmala—susonrisadesmentíasupropioreproche.

—Esaesmihermana,laalegre—rióconella,rodeándolaconunbrazoy

depositandounbesoensumejilladespués.

Semiraron,todavíasonriendo.Ivalynhabíaconseguidoanimarlaconsu comentario, al menos hasta que levantaron la vista y los hombres allí presentesintentaron,envano,disimularquenolashabíanestadoobservando. IvalynsonriótodavíamásyLynnaseruborizó.Nopodíansermásdistintas.

CuandoLeifdioordendereanudarlamarcha,Lynnacorrióalinteriorde

lacarreta,agradecidadepoderalejarsedenuevodetodos.Ivalyn,encambio,

sefueretrasandomientrasmirabaasualrededor.Parecíainquietaporalgo.

—¿Algúnproblema,preciosa?—Ariksehabíaacercadoaella,antesde

queLeifpudiesehacerloyesteapretólamandíbulaalverlo.

—Mepreguntabasihabríaalgúncaballoquepudiesemontaryo.Esmi

primerviajelargoynoquieroperdermenada.

—Metemoquenotenemosningunodisponible—leguiñóunojo—,pero podéis cabalgar conmigo, si queréis. Será un placer para mí compartir monturaconvos.

Ladiversiónbrillabaensusojos,confiriéndolesunazulmásintenso,ysu sonrisaeraespléndida.Sindudaaqueleraunhombreatractivoyfascinante, sinembargo,habíaalgoenaquellaaposturaqueleincitabaasercautelosacon él. Se lo había advertido a Annick y ahora era ella quien debía tenerlo presente,aunqueseprestaseaparticiparenaqueljuego.Asegurándosedeno sobrepasarlímites,podríaresultarinclusodivertido.

—Siprometéismantenerlasmanoslejosdemí,talvezacepte—ledijo,

consumejorsonrisa.

LarisadeArikeraunaauténticalocuraparalossentidosdecualquier mujer y podría seducir a miles tan solo con ella. Yese pensamiento fue suficienteparaqueelembrujoserompieseparaella.IvalyndeSussexno seríatanfácildecamelar.

—Nodeberíaisdecirmeeso,preciosa,porquemetentáisanocumplirmi

promesa.

—Enesecaso,tendréqueconformarmeconverelpaisajedesdelaparte

deatrásdelcarrocomohastaahora—suspiróexageradamente,provocando

unanuevacarcajadaenél.Legustabasuhilaridad,perotendríaquemedirsus

palabras,puesloshombrescomoélveíanunainvitaciónencadagesto,por

inocentequefueseeste.

—Yotellevaré.Sitodavíadeseasiracaballo,Ivalyn.

LeifsehabíaacercadoaellosencuantoviolasintencionesdeArik.Lo

teníaengranestima,pueseraungranguerreroyaúnmejoramigo,pero

conocíasufamaconlasmujeresynoibaapermitirquesedujeseaIvalyn.

Probablemente,elcondenoseloperdonaríajamás.

—Gracias—lesonrióella.

Esasiesunasonrisaarrebatadora,pensóArik,quesealejóencuanto percibiólaintensamiradadeLeifsobrelamuchacha.Yaunquesujefedebía casarse con la hermana, estaba deseando ver qué sucedía entre esos dos, cuandoempezasenaconviviradiarioenlaisla.Porqueveíaquesuamigo estabatomandoendemasiadacuentaalapequeñadelasgemelas.

—Estovaasermuyinteresante—ledijoaOlin,mientrasveíaasujefe

rodearlacinturadeIvalyn,antesdedarordendereanudarlamarcha—.Se

admitenapuestas.

—Teapuestounadocenadebotellasdehidromielaqueteestamparáel

puñoenlacaracomotevuelvasaacercaralamuchacha—rióOlin,mirando

enlamismadirecciónquesuamigo.

—YoosapuestoesasmismasbotellasaqueAriknotendránadaque

hacerconella—dijoOlsenmuyserio—.Esmás,estoysegurodequeLeifno

tendrániquepegarleparaalejarlo.Sebastaráellasola.

—Hecho—sonrió—.DocebotellasparaOlinsiLeifmepegaydocepara

Olsensiellamerechaza.

—¿Ytú?

—Yononecesitobotellas,amigosmíos.Yolatendréaellaenmisbrazos

antesdequeacabeelaño—unasonrisadeanticipaciónaparecióensurostro.

Yaimaginabalasposibilidadesyeranmásqueprometedoras.

11

Apesardetodocuantolograronavanzardurantelatarde,lanocheseles estaba echando encima y no conseguirían salir de bosque a tiempo. Al comprender que debían pernoctar allí, Leif maldijo por lo bajo para no despertaraIvalyn,quesehabíadormidoensusbrazoshacíayaunparde horas.Habíanestadoconversandoanimadamentehastaqueelcansanciopudo másqueella.

Laobservódenuevo,totalmenterelajadaensuregazo.Sesentíabienallí, puesencajabaalaperfecciónenelhuecodesusbrazos.Laslargaspestañas rozabansussonrosadasmejillas.Teníaunanarizpequeñaybiencincelada,y unoslabiostentadores.Algunosmechonesrebeldeslosrozaban,llamandola atención de sus ojos hacia ellos. Apartó el cabello con cuidado de no despertarlaeincapazderesistirelimpulso,acariciósumejilla.Teníaunapiel tersaysuave.

Apesardehaberdisfrutadodelaconversaciónconella,sabíaqueno habíasidounabuenaideainvitarlaacabalgarconél.Sentirelmenudocuerpo deIvalyncontraelsuyo,elbalanceodesuscaderasaltrotedelcaballo,el rocedesu cabelloensusbrazos,habíasido unaauténticatortura. Había tenidoquerecordarsequenoerasuprometida,laquelorehuíacomosifuese unaplaga,sinosuhermana.Ysinembargo,habríapasadoporaquellatortura milvecesmás,contaldeevitarqueArikseleacercase.

Encuantofrenóalcaballo,Ivalynsedespertó.Porunmomentonosupo

dondeestaba,tanprofundohabíasidosusueñoysufrentesearrugó.Cuando

logróenfocarlo,lasonrisailuminósubellorostrounavezmás.Almenos,su

prometidateníaelmismorostro.Ysialgúndíalepermitíaconocerla,estaba

segurodequeseríaigualdeatrayentequesuhermana.Esolefacilitaríalas

cosasparatratarconIvalynyloquelehacíasentirdesdequesehabían

conocido.

—Vamosaacampar—leexplicó.

—¿Enelbosque?—suceñosefrunció,mientrasseenderezabaenlasilla

yloobservabatodoconojosasustados.

—Metemoquesí—laayudóabajardelcaballo,antesdecomenzara

montarelcampamentoconelresto.

Ivalyn corrió a la carreta donde estaba su hermana, pero no tardó en regresarconella,paraintentarayudarenloquepudiesen.Algoquenoles permitieron,apesardelasenérgicasprotestasdelahermanapequeña.

—¿Cómohaspodidocabalgarconél?—ledijoLynnaensusurros,en

cuantoestuvieronlosuficientementeaisladasdetodosellos—¿Noteasusta?

—Esunhombrebastantecivilizado,Lynna—sumiedoirracionalasu

prometidoladivertía,perointentónoreírse,porqueaquellosoloconseguiría

empeorarmáslasituación—.Sitepermitiesesconocerlo,locomprobaríastú

misma.

—Nocreoquepueda—lomirócontemorenladistancia.

—Tendrásquehacerlo.Prontoserátuesposo.

—Nomelorecuerdes—gimió.

—Alguientienequehacerlo—lamiróconenfado—,porquepareceque

túteempeñasenevadirtedelarealidad.

—Sabesquenoesesoloquehago—sedefendió—.Solonecesitotiempo

paraasumirquetengoquecasarmeconél.

—¿Cuánto más tiempo necesitas, Lynna? Porque si tardas más, lo asumirásenelaltar.Yparaentoncesteestaráscasandoconundesconocido. Padrenotehaenviadoasucasacomouncastigo,sinoparaqueosvayáis conociendo.Yavasiendohoradequeloaceptesyactúesenconsecuencia.

Nolegustabadiscutirconsuhermana,peroenocasionescomoaquella, nopodíaevitarlo.Estabasiendotanirrazonable,quelaponíafrenética.Ypor eso,cuandollególahoradelacena,nisemolestóenintentarentablaruna conversación en la que Lynna pudiese participar. Esa noche tendría que apañárselassola.Peronadiehabló,estabandemasiadotensosportenerque pasarlanocheenelbosque.

Lynnainspiróprofundamenteunpardeveces,comointentandotomar

valor,antesdedisculparsecontodosyretirarsealinteriordelacarretapara

dormir.Ivalynintentóconvencerladequesequedasejuntoalfuego,pero

todofueenvano.

—Estarásmáscalientecercadelfuego,Lynna—lehabíadicho.

—Prefierotenerintimidadynocalor,Ivy.Buenasnoches.

—Cabezota —había murmurado por lo bajo, entregándole también su

manta—.Lanecesitarásmásqueyo.

Comohabíadormidodurantelacabalgata,Ivalynnoteníasueñotodavía,

asíquesequedósentadajuntoalfuego,removiendolasbrasasconunpalo

largoqueencontróasulado.Siempre,desdepequeña,lehabíafascinadoel

fuego,aunquesolofueseporquealejabalaoscuridad.

—Deberíaisdormir,preciosa—Ariksehabíasentadoasuladosinquelo

notaseylesonreíaconaquelencanto,tantípicoenél—.Mañanaseráundía

muylargo.

—Podréconello—lesonrióderegreso,antesderuborizarse—.Metemo

quenorecuerdovuestronombre.

—ArikKnutsen,paraserviros—leregalóunagraciosareverencia,quela

hizosonreírnuevo.

—Puedesiradormir,Arik.Yoharélaprimeraguardia.

—¿Vuestronombre?—Ivalynlomiró,sindejardesonreír.

—OlinAdamsen,miseñora.Paraserviros.

—Yaquelqueestáallí—señalóaOlsen—esvuestrohermano.

—Muyobservadora,miseñora.

—Tonterías—rió—.Nohacefaltasermuylistoparaverelparecido.

—SunombreesOlsen,preciosa—Ariknoqueríaquedarrelegadoaun

segundoplano,ahoraqueteníaunaapuestaqueganar.

—Arik,Olin,OlsenyLeif—repitiólentamente—.Gracias.Creoquees

suficienteporestavez.Cuandolleguemos,mepondréconelresto.

—¿Acasopensáisaprenderoslosnombresdetodosnosotros?—rióOIin

—.Osadviertoquesomosmuchos.

—Amímesobratiempo—seencogiódehombros—.Ahoraquenoestoy en el castillo, solo tengo una responsabilidad que atender, así que voy a centrar mi energía en planear una boda perfecta para mi hermana, pero aprovecharémistiemposdedescansoparaconoceravuestroshombres.

Conversaronporunosminutosmásantesdequeloshombressefuesen retirando poco a poco para descansar. Se turnarían durante la noche para mantenerelcampamentoprotegido.CuandoIvalynestabadispuestaahacer lomismo,unruidolaalertó.MiróaOlin,queeraelencargadodelaprimera guardia, tal y como había dicho, y vio que él también lo había oído. PermanecióensilenciocuandoOlinllevósudedoíndicehastasuboca.Para

ser un hombre tan alto y corpulento, se movía con mucho sigilo. Ycon rapidez,puesenunpardezancadasseencontrabaasulado.

Lentamente,lacolocóasuespaldaparaprotegerladelsiguienteruidoque

oyeron.Pisadas.Demasiadodébilesparaserhumanas,pensóOlin.Ivalyn

leyósuslabios.Unanimal,lehabíadicho.Seestremecióalrecordarellobo

desuvisión.Perosieraunlobo,¿nodeberíahaberaulladoya?

Comosihubieseescuchadosuspensamientos,ellobogruñódesdelo profundo del bosque. Olin golpeó el pie de Arik para despertarlo y casi instantáneamente,elguerreroestabaenpie,formandounabarreraprotectora delantedeella.OlsenyLeifnotardaronenunirseaellos.Paracuandooyeron de más pisadas, ya habían formado un círculo a su alrededor. Se sintió completamentesegura.

Seoíancadavezmáscercaylashojascaídassemovíanenelbosque. Estabaseguradequeloslobos,puesdebíahabermásdeuno,losestaban cercandotambién.Losvikingosestabanmásquedispuestosaenfrentarlos, pero ¿cómo podrían luchar contra ellos? Eran animales salvajes, muy peligrososparaunpuñadodehombres.Pormásquesutamañointimidasea cualquiera.

—Handeestarmuyhambrientos—susurróArik—,siseacercanalfuego

deestaformatandescarada.

—Estadpreparados—advirtióLeif.

LapreguntadeIvalyn,deparaquédebíanprepararse,murióensuslabios

cuandounpardeenormeslobossaltaronhaciaellosmostrandosusdientes.El

gruñidoquesalíadesusgargantashelólasangreensusvenas.Losvikingos

cerraronelcírculoinstantáneamente.

Máslobossalierondelassombras.Diez,contó,contratansolocuatro, pues los demás dormían en los carros, ajenos al peligro. No los habían despertado porque no era más que campesinos, que no equilibrarían demasiadolabalanzaaunqueestuviesenallí ynoenloscarros.Loscarros, pensóhorrorizada,suhermanaestabaenunodeellos.

Antesdepoderadvertirlessobreella,sucediótodo,tanrápidoqueapenas logróregistrarlo.Loslobosatacabanconsusdientesafiladosysuslargas garras, pero los guerreros frustraban una y otra vez su avance, con sus espadas.Yella,histérica,soloeracapazderezarparaqueaningúnlobosele ocurriesebuscarunacomidamásfácildeobtenerenloscarros,mientraslos vikingos,laibanllevandotrasellos,paraalejarladelpeligroencadaataque deloslobos.Parecíaunbailemortalenelquenoqueríaparticipar,peroenel

que se veía obligada a hacerlo. Aún así, no podía ignorar que aquellos hombreslaestabanprotegiendoariesgodesuspropiasvidasylesestaba agradecida.Contratodopronóstico,consiguieronheriraalgúnloboylos hicieronretrocederpocoapocohaciaelbosque.Sinolehubiesepreocupado tantoquepudieseniraloscarros,encuantocomprobóquesabíanloque hacían, habría disfrutado del espectáculo. Puro músculo y espadas contra dientesygarras.Unabatalladignadesercontada.

Perocuandotodoestabaporfinalizar,ocurrióloquehabíatemido.La

genteempezóabajardeloscarros,alarmadosporelruidodelabatallaysu

hermanaestabaentreellos.Ivalynlavioalinstante,puesnohabíadejadode

mirarenaquelladireccióndesdequeelprimerloboasomósuenormecabeza.

—Lynna—gritó.

Y supo que había sido un error, en el mismo momento en que un gigantescolobonegro,idénticoaldesuvisión,quehabíaquedadorezagado enlahuída,vioalaindefensamuchacha.Eraunapresademasiadotentadora comoparadejarlaescapar,traselfracasoquehabíansufridoamanosdelos vikingos.SaltósobreellaeIvalyngritódenuevo,peroellobonollegóa tocarla.Ungruñidolastimerosaliódesusfaucesyhuyócojeandohaciael bosque.IvalynmiróentoncesasuderechayseencontróconOlin,sudorosoy agitado,conunsegundopuñalensumano,apuntandohaciaellugardonde habíaestadoellobosegundosantes.

—Gracias—lesusurró,antesdecorrerhaciasuhermanayabrazarlacon

fuerza.Estabatemblando.Ambaslohacían—¿Estásbien,Lyn?¡Quémiedo

hepasado!

—Ivy—apenasconseguíahablar,asustadaporhaberestadoapuntode

moriramanosdeaquelloboinmenso.

—Shhh—laabrazómásfuerteysedeslizaronhastaelsuelo.Tampoco suspiernaslas sostenían—.Notienes quedecirnada, yaestá.Seacabó. Estamosasalvo.

—Quieroirmeacasa—susurró—.Odiotodoesto.

—Todovaaestarbien,Lynna.Prontollegaremosacasa.

—Quieroirmealanuestra.

Ivalynlaapretócontraelpecho,perosintióquesucorazónseencogíaal

pensarquetalvez,aquellaaventurahabíasuperadoasuhermana.Laayudóa

levantarsepasadosunosminutosyseacercaronalfuegoensilencio.Enese

momento,noeracapazdeconsolarla,pormásquedeseasehacerlo.Nadade

loquedijeselograríaquitarleelmiedodelcuerpo,puestoquetambiénella

estabaaterrada.

Apesardequeelrestodelanochehabíatranscurridosinincidentes,nadie había podido dormir ya. Permanecieron sentados alrededor del fuego, sin decirnada.Ivalynabrazabaasuhermanaconfuerzayacariciabasucabello, temiendoquelesucediesealgosilasoltaba.Habíaestadocerca,muycerca, deperderla.

MiróvariasvecesendirecciónaOlinalolargodelanocheylesonrió

congratitud,cuandoélledevolviólamirada.Sehabíaganadosuadmiración

ysuafectoenelmismoinstanteenquelesalvólavidaaLynna.Nolo

olvidaríamientrasviviese.

Apenas amaneció, abandonaron raudos aquel lugar. Esta vez, Ivalyn permaneciójuntoasuhermanaenlacarreta.Despuésdelsustoquesehabían llevadoporlanoche,nolemolestabaperderseelpaisaje.Supreocupación estabaahoraeneldeseodeLynnaderegresarasuhogar.Lopocoquehabían podidoavanzarhacialaaceptacióndesucompromiso,sehabíaperdidoconel ataquedellobo.¿Acasolocreíaunapremonición?

—Lovi—ledijo,unavezdejaronatráselbosque.

—¿Quéviste?

—Allobo.Despuésdecantarte.

—¡Oh,Ivy!—laabrazó—.Nodebistehacerlo.

—Noimporta,Lynna.Habríasucedidodeigualmodo.

—¿Quévisteenlacelebracióndemicompromiso?—Lynnajamásle preguntaba por sus visiones porque les tenía miedo, aún así, no pudo contenerseestavez.

—Pues…

—No,nomelodigas—seretractóalmomento—.Sitienequevercon

nuestropadreoconalgunadenosotrasnoquierosaberlo.

—Vianuestroreyhuyendoporelpantano—continuó,mirandoalvacío,

comosipudieserecrearloporelsimplehechodehablardeello.

—Esoesterrible.¿Sabescuándoocurrirá?

—Pronto,supongo.Habíanieve.

—Yonopodríasoportartenerundoncomoeltuyo,Ivy—laabrazóde

nuevo—.Nodeberíasvolveracantar.Nisiquieraparamí.

—Noimporta,Lyn.Megustahacerlo.

—Perolodedespués…

—Loquevienedespuésnosiempreesmalo—lesonrió—.Aveces,veo

cosasbuenastambién.

—¿Cómoqué?—noselocreía.

—¿Recuerdasaquellatardeenlacueva,haceochoaños,cuandocanté

paraAnnick?

—Sí—sonrió—.Ledijistequelahabíasvistocasarse.

—Vimuchomásqueeso—sonrió—,peronoquisedecírselo.Aveces,es

mejordescubrirlascosasporsísolas.

—¿Sabesconquiénsevaacasar?—abriólaboca,asombrada.

—Síyséquetendrán,almenos,unniñoprecioso.

—¿Yquiénes?

—¡Ah,no!—negó—.Novoyadecírtelo.Tequieromucho.Lyn,perono

erescapazdeguardarunsecretocomoeseaunquetuvidadependadeello.

—Vamos,Ivy.

—Solodiréqueesalguienaquienconocemosmuybien.

—¿Deniel?—suvozsonórota.

—No—intentónosonarmuyruda—.Esmayorquenosotros.

El alivio que vio en los ojos de su hermana la preocupó. Hasta ese momentohabíacreídoqueDenieleraelúnicointeresadoyqueellasololo veíacomounamigo,peroaquellamiradaactivósusalarmas.Fruncióelceño antesdehablar.

—¿TegustaDeniel?

—No—surepentinarigidezdesmentíasuspalabras—.Paranada.

—Sabesquetienesquecasarte,¿verdad,Lyn?Conelhombrequeeligió

nuestropadreparati.

—Losé.Denielnomegusta,soloesunamigo—serecostóenlacarreta

—.Voyadormirunpoco.Creoquemeestoymareandodenuevo.

Yasí,dioporfinalizadalaconversación,dejandoaunacavilosaIvalyn

mirandohaciasuespalda.

12

La tarde estaba apenas comenzando cuando llegaron a Rye. Allí les esperabaelbarcoquelosllevaríaalaisla.Ivalyntratódenomirarhaciasu hermanamientrasembarcaban,puescadavezquelohacía,lacongojaensu rostroaumentabasuinquietud.Nopodíaolvidarelalivioquevioensurostro cuandoledijoquenoeraDenielquiendesposaríaaAnnick,nicómohabía reaccionadocuandolainterrogósobreéldespués.Lasdudaslacarcomíanpor dentro,peronoqueríahablarmásdeltemaporque,sisussospechaseran ciertas,nombrarlosoloselorecordaríamásasuhermana.Yesanoerabuena idea.

Latravesíafuecorta,puesnoestabantanlejosdelacosta,peroIvalyn

disfrutódelvientoensucaraydeloloramar,einclusocerrólosojospara

intensificarsusotrossentidos.Elbalanceodelbarcolarelajabayporun

momento,olvidósuspreocupacionesyunasonrisaescapódesuslabios.

Cuando desembarcaron, fueron conducidas al asentamiento que los vikingoshabíanlevantadoenelotroextremodelaisla.Elmásfértil,les habíandicho,peroloquemássorprendióaIvalynfuelafortalezaqueservía devivienda.Habíaesperadoquefueseunimpresionantecastillo,dignodelos guerrerosmásintrépidosypoderosos,peroseequivocó.Enrealidad,parecía unenormebarcopuestodelrevésynopudoevitarinclinarlacabezapara tratardeaveriguarsiestabaenlocierto.Noviolasonrisadesuscompañeros deviajeosehabríasonrojadoporsugesto.

Tomóasuhermanadelbrazoylaarrastródetrásdeloshombreshastael interiordelacasa,paradescubrirnuevamente,queeramuydistintaaloque conocían.Elsuelo,detierra,noeraplano,sinoqueseguíaelniveldelterreno enunacurvasuavizadaporlamanodelhombre.Lasparedesdelospaneles verticales eran de madera, al igual que los pilares que sujetaban toda la estructura.Unagrancantidaddeellos.Habíaunachimeneaparacalentarel lugaryparacocinar.Lasllamasreflejanlaluzcontralasoscurasparedes, puesnohabíaventanas,sinorespiraderoseneltecho,quefiltrabanlaluzdel díayelhumo.Lasparedeshabíansidoadornadasconhermosastapicerías, seguramenteparasuplirlafaltadeventanas,yelcuartoestabailuminadopor laslámparasdeaceitedehígadodebacalaoylosutensiliosdecocinaestaban

impecablemente limpios y ordenados, listos para ser usados en cualquier momento.Tambiénhabíaunequipoparatejeryotrasherramientasparala artesanía,todoenunmismoespacio.Alparecer,pasabangranpartedeldía juntosenlagrancasa.Algoquepudoimaginarsealvertambién,losanchos bancossituadosalolargodelasparedesycubiertosdegruesaspieles,queles proporcionabanunbuenaislamientocontraelsuelohúmedo,comomástarde lesexplicaron.

Siguieron avanzando hasta un gran salón, dejando atrás la zona comunitaria.Elsitiodeljefe,dijeronquesellamaba.Yenél,seexhibíanlos mayores lujos y comodidades de la casa. Contaba con dos entradas, una meridional, que era la entrada principal, y otra norteña, que llevaba a la granja.Estaballenodemueblestalladosamanoytapiceríastejidasilustradas. Habíaunaenormechimeneajustoenelcentro,quedabacaloratodoel cuarto.Enunextremodelmismopudieronverelaltoasientodeljefeyelde suesposa,quenotardaríaenocuparLynna.YaunqueIvalynestabasegurade quesuhermanatambiénestabapensandoeneso,noseatrevióamirarhacia ellatodavía,porquetemíaversureacciónanteelqueseríasunuevohogar, tandiferenteatodoloqueconocían.Selimitóaescucharlasexplicaciones quelesdieronyadisfrutardesusdescubrimientos.

Segúndijeron,enesesalónserealizabanlosgrandesbanquetesylas

reuniones.Yera,también,dondesehacíamayormentelavidaencomún,

juntoconellugarparalaartesanía.Másalládeél,estabanlashabitaciones

privadasdeljefeydesuguardia,asícomootrasmuchasqueutilizabansus

huéspedes.Enaquelcaso,ellasdos.Yalfondo,seencontrabanelalmacény

elestablo,queeraelcuartomásgrandedelacasa,paraasombrodeIvalyn.

Leshabíandichoquelosanimalespermanecíanallíeninviernoyporeso

debíasertanespacioso.

Denuevofueradelacasa,pudoverquehabíauncercadodondelos animalesdomésticospodíanpastartranquilamente.Yhabíagranvariedadde ellos,loquelassorprendióaambas:cerdosyovejas,vacasycabras,caballos y pollos. Su padre obtenía todo lo que necesitaba para el castillo abasteciéndoseenelpueblooconlostributosquedebíanpagarles.Eincluso conlacaza.Peronuncaselehabríaocurridocriaranimales,comohacían aquelloshombres.Nosoloeranlosmejoresguerreros,sinotambiénunos excelentes granjeros, artesanos y al parecer, cualquier cosa que se propusiesen.

¿Losabríasupadrecuandolasenvióaallí?Seguramente,pueshabíaido

avisitarloseninnumerablesocasiones,despuésdequeelreylesentregase

aquellatierras.Ivalyncomprendióqueaqueleraelverdaderomotivoporel

quesupadrehabíainsistidoenquesuhermanaconvivieseconellosincluso

antesdelaboda.Lasuyaeraunaculturatotalmentediferenteyasuhermana

leibaacostaradaptarse.Despuésdeveraquello,supoquesuestanciaallíse

ampliaríamásdeloqueteníaprevistoenunprincipio.

Lasacomodaronenhabitacionescontiguas,paraqueestuviesencercae Ivalyn comprobó una vez más que allí todo era diferente. Pero aunque austero,leparecíauncuartoconciertoencanto.Lacamaocupabagranparte delespacio.Eraenormeyteníadosel,queademásdeimpedirquelaluzla despertasetemprano,lasalvaríatambiéndelosmosquitosenverano.Aunque esperaba no tener que quedarse tanto como para acabar comprobando su efectividad.Elarmario,juntoalaventana,eragrandetambién,excesivopara suescasovestuario,perolegustóelmodoenquelohabíanembellecidocon aquellas tallas florares, fiel reflejo de las reales. Su ebanista era verdaderamentediestro.

Alotroladodelaalcoba,habíaunapequeñamesaconunespejodiminuto y una jofaina para las abluciones matutinas. Justo a su lado, había una pequeña chimenea que calentaba el local. O lo habría hecho si estuviese encendida. No tenía baño propio, pero no le importó. El cuarto era suficientementeamplioparaquelellevasenlabañeracuandolanecesitase. Porunmomento,pensóensuhermanayenlohorrorizadaqueestaríacon todoaquello,acostumbradaalasmodernidadesquesupadrehabíaadoptado paraellas.Decidióquehablaríaconellaantesquenada,pormáscuriosidad quetuvieseporexplorarelentorno.

Saliódesualcobayllamóalapuertadesuhermana.Entrósinesperarsu

permiso,comohacíasiempre,ylaencontróenmediodelahabitación,de

espaldasaella,completamenterígida.Podíaimaginarloqueestabapensando

deaquellugarysemordióellabioinferiorligeramente,antesdeenfrentarla.

Vioelespantoensusojosydeseópoderevitarleaquelmaltrago,aunque

sabíaquenopodía.

—¿Estásbien?—sabíalarespuesta,peronecesitabaoírlodesuslabios.

—Estoesprimitivo—respondióconunhilodevoz.

—Tienesuencanto—intentóanimarla—.Noestanmodernocomoel

castillodenuestropadre,peroesacogedor.

—¿Acogedor?—lamirócomosisehubiesevueltoloca—.Esunamaldita

cabaña.

—Una cabaña enorme —sonrió—. Vamos, Lyn, no es tan terrible. Y

piensaquecuandoseaslaseñoradelacasa,podráshacertantoscambios

comoquieras.

—Noquierohacercambiosenunacabaña—gimió—.Quierouncastillo, rodeadodeunaenormemurallaquemeproteja.¿Notehasfijado,Ivy?Ni siquiera está cercada. Seríamos masacrados sin problemas si alguien nos atacase.

—Dudoquealguienseatrevieseahacerlo—respondió—.Estamosenuna

isla,esaeslamejorprotección.

—Noquieroquetevayasnunca—laabrazó—.Simequedosolacon

estosbárbaros,memoriré.

—Lynna,nosonbárbaros—lereprochósuactitud—.Ycuantoanteslo

admitas,mejorparatodos.Serántufamiliaenmenosdedosmeses,asíqueve

haciéndotealaideadequeesteserátuhogarapartirdeahora.

—Ivy—ladesesperaciónensuvoznoladejóindiferente—,nocreoque

puedahacerlo.Estoytanasustada.

Ivalynlaabrazó,incapazdedeciralgomás.Sesentíadivididaenese

momento.Porunlado,queríaconsolarla,peroporotro,laenfadabaverque

nointentabadarlesningunaoportunidad,antesdejuzgarlosycondenarlos.

—Vamos—dijo,despuésdeunosminutos—.Iremosjuntas.

Tomósumanoconfuerza,másparaobligarla,queparaconfortarlay salierondelcuarto.Uncuartoexactamenteigualalsuyo,aunquenolonotóen aquel momento, porque la congoja de Lynna había acaparado toda su atención.EnelgransalónlasesperabanLeifysushombres.Estabanjuntoa lagranchimenea,calentándose.Ivalynarrastróasuhermanahaciaallíapesar desureticencia.Solopensabaenacercarsealfuegoparaolvidarelfríoque habíapasadoenelviaje.Lynnasemantuvocercadeella,perotanlejoscomo pudodelosvikingos.Leasustabaestarenaquellugar,rodeadadehombresa losquetemía.

—Estoesvida—suspiróIvalyn—.Podríaquedarmeaquíelrestodeldía.

—Mandaréencenderlachimeneadetualcobainmediatamente—lavoz

deLeifparecíaencerrarunadisculpa—.Nocontabacontupresenciaeneste

viaje.

—Noospreocupéis—sonrió—.Notengointenciónderegresarporel

momentoaella.Haymuchoqueexplorarymuypocotiempoantesdeque

oscurezca.

Lynna se excusó poco después, cuando Ivalyn decidió que podía abandonaryaelcalordelfuegoparasalirfuera,yregresóasualcoba.Su hermanaseprometióquehablaríadenuevoconellamástardeyquenose dejaría avasallar por sus lágrimas. Tendría que dejar de esconderse y enfrentarsedeunavezportodasasufuturocomoesposadeLeif.Peroahora prefería descubrir todos los maravillosos rincones que estaba segura que habríaenaquellugar.Almenoslosquelediesetiempoantesdequellegasela noche.Ytalvez,sipodíadescribírselosasuhermana,laanimaseaconocer sunuevohogar.

Arik se ofreció a acompañarla y decidió que esta vez le daría una oportunidad. Aunque tuviese fama de conquistador, dudaba que intentase seducirla, pues era la hija menor de un conde y jugar con ella le traería consecuencias.Poreso,cuandoleofrecióelbrazo,loaceptóconunasonrisa sincera.Losconoceríaatodos,empezandoporél,parapoderofrecerleasu hermanalamejorversióndetodosellos,cuandolaobligaseasalirdesu escondite.

—Me gusta la idea de tener una granja propia —le dijo, después de recorrerlosalrededores—¿Esasíenvuestropaísdeorigen?

—Aveces—susonrisarivalizabaconelmismísimosol.

—¡Ah!Demodoquenoosdedicáistansoloalsaqueoyalpillaje—

estababromeandoyAriksupoverlo—.Esbuenosaberlo.

—Somos más civilizados de lo que parecemos —se acercó a ella—, aunquesinosgustaalgolosuficiente,intentaremosconseguirloatodacosta.

—Comotodos—rió—.Esonomeimpresiona,Arik.

—Nopretendíaimpresionaros,preciosa.

—Séloquepretendéis,peronofuncionará.Puedequetengasolo17años,

peroosaseguroquesoymáscapazderesistirvuestrosencantosqueotras

mujeresdemásedadyexperiencia.

NohabíaperdidolasonrisaenningúnmomentoyAriknopudosino

admirarlaporsufranqueza.Rióantesuosadía,tandirectaysincera,pero

aquellosolosuponíaunnuevoretoparaél,porqueseguíaigualdedispuestoa

ganarlaapuesta.Observósubocallenayrosada,quemostrabaunosblancos

yperfectosdientes;aquellosojosverdesenmarcadosporespesaspestañas

largasyquelomirabancondesenfado;supequeñanaricilla,tancoquetay

queencajabaalaperfecciónensuangelicalrostro.Puedequefueselagemela

desufuturaseñora,perocuantomástiempopasabaconella,másdiferencias

encontrabaentreambas.Esosincontarconsudisparejocarácter.Ivalynera

todoencantoydesparpajo,mientrasLynnaseleantojabamisteriosaytímida

enexceso.

—Sinodejáisdemirarmedeesemodo—loreprendió—,metemoque

tendréqueexplorarelrestodellugaryosola.

SemordiódulcementeellabioylosojosdeArikseposaronallí.Ivalyn

retrocedióunpaso,noporqueletuviesemiedo,sinoporprecaución.Riópor

lobajoysegirópararomperelcontactoconsumirada.Sehabríasentido

halagada,sinosupiesequemirabaatodasdeigualforma.Loshombrescomo

élnoleconveníannileinteresaban.

—Esdifícilnohacerloconunamuchachacomovos.

Lasiguióapresuradamente,puesyasehabíaadelantadoalgunospasos. Vioelligero,peroinconscientecontoneodesuscaderasysupoquedisfrutaría derribando cada barrera que ella levantase entre ambos. Le gustaban los desafíoseIvalynselepresentabacomouno.

—Metemoquenopuedocreeros—fingiósentirsedecepcionada—.Los

hombrescomovostenéislosojosligeros,pornodecirotracosa.

—¿Quéhombres?—lesiguióeljuego.Seestabadivirtiendomuchocon

ella.

—Creo —hizo una pequeña pausa para dar mayor dramatismo a sus palabras—quenohabéissalidodedebajodelafaldadeningunamujerdesde quevuestramadreosparióhace…¿cuánto?

—23años.

—¿23ya?—chasqueólalengua—.Eshoradequeoslotoméismásen

serio,Arik.Antesdequeosarruguéisdemasiadoyyaningunamujerosdesee

comoesposo.

—Estoytomándomeloenserioahoramismo,preciosa.

—¿Porcuántotiempo?—rióella,sincreerlo—¿Cuántoosduraelinterés

enunamujerqueyaseharendidoavos?

Arikfruncióelceñoporquesabíaquenoeraunasimplepregunta,hecha

paracontinuarconlabroma,sinoqueerarealygenuina.Ivalynlocreíaun

mujeriego,queloeraynuncalohabíanegado,peroquelopensaseellaylo

rechazaseporeso,nolohacíasentirseorgulloso.

—¿Os gustaría ir de nuevo en barco? —cambió de estrategia—. He podidocomprobarquedisfrutasteisdelviaje.

LarisadeIvalynviajóhastalacasayLeifsetensóalescucharla.Saber queAriklahabíaprovocado,loirritabamásdeloquelegustaríaadmitir.No teníaderechoasentirseofendidosiIvalyndispensabasusatencionesaotro hombreporqueélibaacasarseconsuhermana,peroAriknoeraunhombre cualquiera, era un conquistador. Yella una muchacha demasiado dulce e inocente,quecaeríaensusgarrassinadieloimpedía.Oalmenosesosedecía paraconvencersedequeactuabaparaprotegerla.

Saliófuerayseacercóaellos.Arikestabaapoyadoenlavalladelcercado

yseinclinabahaciaellaconfingidodesinterés,mientraslehablaba.Leif

conocíaaquelbrillodesusojosydesinteréseraloúltimoquesentíasuamigo.

Ivalynlomirabacondescendiente,inclusodiríaqueaburrida.Leifdudóun

momentoenintercederporella,puestalveznonecesitasequelaadvirtiese

sobreél.Lajovenmanteníaciertadistanciaentreellosyparecíanosentirse

atraídaporelmagnetismoinnatodelhombre.

—Me temo que es un poco tarde —la oyó decir—. Tal vez en otra ocasión,sialguienmásdecideunirseanosotros.

—¿Acasometenéismiedo?

—Por supuesto que no —rió—. Pero eso no significa que os vaya a ofrecerlaposibilidaddearrinconarmeenunbarco,dondenopuedaescapar devossiosponéisimposible.Nosoyidiota.

—Porsupuestoqueno—ledevolviósuspropiaspalabras,riendo.

Los vio alejarse hacia la playa después, seguramente para que Ivalyn pudieseadmirarlasvistas.Habíanelegidoaquellaisla,nosoloporsubuena ubicaciónylasposibilidadesqueteníayquesoloellosparecíanver,sinopor lasimpresionantesvistasdeladesembocaduradelríoydelinfinitomarante ellos.Decidiónoinmiscuirseenesaocasión,peroseprometióvigilarlos pasos de Arik. No pretendía ofender al conde, permitiendo que su jovial amigosedujesealamenordesushijasmientraspermanecíaensuhogar.

Cuandoempezabaacaerlanoche,regresaronalacasa.Ivalynteníalas mejillassonrosadasyelpeloalborotadoporlabrisadelmaryAriklamiraba embelesado.Olinmiróhaciasuhermanoyfruncióelceño.¿Seríaposibleque aquelbribóndeojosazulesalfinal,lograseconquistaralahijadelconde?No querían creerlo, pero, por el momento, parecía disfrutar de su mutua compañía.AlgotendráquedecirLeifsobreesto,parecíaquedecíalamirada deOlsen.

—Iréavercómoseencuentramihermana—losmiróatodos,conla

sonrisatodavíaenloslabios—.Graciasporelpaseo,Arik,hasidodelomás

estimulante.Sobretodo,despuésdetantashorasdeviajeenaquelespantoso

carro.

—Hasidounplacer,preciosa.Podemosrepetircuandoqueráis.

—Estupendo—sonrió,entusiasmadaconlaideadeseguirexplorando—.

Perolapróximaveziremostodosjuntos.Serámásdivertido.

LacaradeAriksedescompusocuandoellapronuncióaquellasúltimas palabras.Olinhabríapagadoporverlamásvecesyalgoledecíaqueloharía. NopudoevitarreírseyArikloatravesóconunafuribundamirada,puesaél no le hacía ninguna gracia que aquella pequeña muchacha lo hubiese rechazadodeunamaneratansutil.Sehabíadedicadoaprovocarlaconsus comentarios y a hacerla reír durante la última hora y creía que había conseguidoavanzarconella,perosuspalabraslodesmentían.Estabaclaro quenoseríaunapresafácil,peroélerauncazadorexperto.Lolograría.

—Parecequeesinmuneatusencantos,amigo—Olintodavíareía—.Eso es un punto para mi hermano, aunque no descarto que Leif te pegue un puñetazocuandoseenteredeloquetepropones.

—Esperemosquenolohaga—loamenazó—.Almenosnoporbocade

alguienqueconocemostodos.Esoanularíalaapuesta.

—Notengointencióndedecirnada.Estoesmásdivertidoasí.

FinalmentelarisadeOlincontagióaArik.Eraunhombrequenopodía

permanecermuchotiemposerio,porquenoestabaensunaturaleza.Tampoco

elrendirseyporeso,despuésdelpequeñofracasoquehabíasufrido,estaba

dispuestoaintentarloconmásímpetu.

13

Enpocotiempo,seestableciólarutina.Ivalynpermanecíafueradelacasa tanto como podía y cada día conversaba con alguien nuevo, pues estaba empeñadaenconocerlosatodospersonalmente,mientrasqueLynnaintentaba escabullirseconcualquierexcusaparanopermanecerentrelosvikingosmás tiempodelqueellaconsiderabaestrictamentenecesario.Loquenofacilitaba la tarea de su hermana de lograr un acercamiento real entre ella y su prometido.SufrustracióncrecíaalmismoritmoquelosintentosdeLynnade mantenersealmargen.

Además, Arik continuaba rondándola con insistencia, a pesar de que nuncalehabíadadomotivosparateneresperanzasconella.Yaunquecreía quenoibaenserioconaquelasunto,puesOlinseburlabacontinuamentede élporesetema,siempreintentabafrustrarsusplanessutilmente,parano ofenderlo.Tambiénsabíaquehabíaalgomásenaquelasuntoyseproponía averiguarlo.

Había pensado que aquel viaje sería un descanso para ella de sus obligaciones, pero parecía tener más trabajo que nunca, aunque no fuese dirigiendolacasa,sinoinventandoformasdeescapardelasediodeArikyde hacerquesuhermanahablaseconLeif.

—Noquieroverlospelear—sequejóLynnamientraslaarrastrabafuera

—¿Quéhaydeinteresanteeneso?

—Yoquieroverlos—ignorósupregunta—.Llevasdosdíasencerradaen

tualcoba.Eshoradequerespiresunpocodeairepuro.

—Hacefrío—protestódenuevo.

—Puesabrígate—sonrióhaciaella.Noleibaadartreguanilepermitiría

pensarencosasnegativas.Siqueríaquedisfrutasedesunuevohogar,debía

sercontundenteconella.

Lynnasuspiróysedejóarrastrarhastaelcampodeentrenamiento,donde

losguerrerospracticabanconsusarmas.Eraunespectáculodignodever,

inclusoparaunamujeralaquenoleinteresabaelartedelaguerra.Tanto

torsodesnudoenhombrestanaltosyatractivos,incitabaaobservarlosconla

bocaabierta.

—¿Quémedicesahora,Lyn?—bromeó,viéndolaobservarlossinningún

disimulo.

Lynnasesonrojó,peronodijonada.Ivalynrióaltoysuhermanala fulminó con la mirada porque había logrado captar la atención de los hombres.Ivalynselimitóaabrazarlaydarleunbesoenlamejilla,aloque ellarespondióconunsonrojomásintenso.

—Avecesmepreguntodóndeestátusentidodelaaventura,Lyn — suspiró.

—Creoquetelohasquedadotodotú—sepermitióbromear.

—Buenosdías—Arikseacercóaellasparasaludarlas.Cualquierexcusa

erabuenaparaacercarsealagemelamásjoven.

—Buenosdías,Arik—Ivalynlesonrió.

—¿Admirandolasvistas?

—Desdeluego—contestó,divertida,mientrasLynnaselimitabaamirar

alsueloparanotenerquehablar—.Elmarsevepreciosodesdeaquí.

Arikrió,loqueatrajomásdeunamiradahaciaellos.Apesardelos

continuosrechazosquesufríaporpartedeIvalynydequesuorgullode

hombresellevabalapeorparte,elvikingodisfrutabadesuingenio.Aesas

alturas,yaestabapensandoseriamenteenempezarareunirlasbotellasde

aguamielparaOlsen.

—Enrealidad—abrazóasuhermanaparatratardeincluirlaenaquella

conversación—,queríamosverquétanbuenossoisloshombresdelnorte

luchando,¿verdad,Lynna?

—Sitúlodices—murmuróella.

—Tengoentendidoquevossabéisusarunaespada—Arikignoróala hermana mayor. No a propósito, sino porque se sentía incómodo. No le gustabahablarconalguienquerehuíasumiradatodoeltiempo.

—Unpoco—seencogiódehombros,cohibida.

—Esohabráquecomprobarlo—dijo,ofreciéndoleunamanoparaquelo

acompañase.

—Talvezenotraocasión—negóella,temiendoquedarenridículoante

todosellos—.JamásheluchadosinoesconMael.Nocreoqueseatanbuena

idea.

—¿Lediréisesoaunenemigocuandoosataque?—alzóunaceja,entre

curiosoydivertido.

—Esperonotenerquehacerlo.

—Ve,Ivalyn—susurróLynna—.Yoestaréviéndotedesdeaquí.

Lynnasabíaqueellaerapartedelproblema.Ivalyntratabadenosepararse deellacuandoestabanrodeadasdevikingos,paraquesesintieseseguraysu integraciónfuesemásllevadera,peroellatodavíaeraincapazdemirarlosa losojosynosentirmiedo,aúnteniendoasuhermanaallado.Sabíacuánto disfrutaba de sus entrenamientos con Mael y quería compensarla por sus intentosfrustradosconella,asíquelaconvenceríadequeestaríabiensiseiba conArik.

—¿Segura?—lepreguntóenelmismotonobajo.

—Porsupuesto—lesonrióparahacerleverquenohabíaproblemacon

eso—.Dejaréqueelsolbañemipielcomoquerías,mientrasdisfrutodel

espectáculo.

—Deacuerdo,entonces—aceptólamanodeArikylosiguióhastael

campodeentrenamiento.

Nillevabalaropaadecuadaniteníaamanosupropiaespada,queMael

habíaadaptadoasupesoyconstitución,perotampocoesquepretendiese

impresionaranadie.Soloqueríatomarunaespadaensusmanosydivertirse.

DesdequeMaelhabíaentradoenlaguardiadesupadre,nohabíanvueltoa

practicaryloechabademenos.

Arikleentrególaespadamáspequeñaqueencontró,aunqueleseguía

resultandoaparatosaypesada.Sopesósuequilibrado,talycomolehabía

enseñadoahacerMaelylabalanceóenelairedespués.Sabíaquelaestaban

observando,perofingiónoverlosparanoponersenerviosa.

—Nosésipodréhacermuchoconella—ledijoaArikfinalmente—,

perolointentaré.Detodasformas,nosoyunportentoconlaespada.Sélo

suficienteparadefenderme.

—Esoesloimportante—leaseguróArik.

—¿Lucharécontigo?—lepreguntó.

—Con el jefe —respondió Olin, antes de que Arik se ofreciese—. Siemprehasdemedirteconélenprimerlugar.

—Enprimeroyenúltimo—rió,divertida—.Novoyahacerestocon

nadiemásoacabaréconlosbrazosylaespaldadestrozados.

Leifseacercó,blandiendosuespadasindificultadapesardesercasitan larga como ella. Era impresionante verlo, con el pecho desnudo y los músculos de sus brazos contrayéndose con cada movimiento. Apartó la mirada,turbadaporlavisión.Cadadíalecostabamásfingirquenosentía interésporél.Quefueseelprometidodesuhermanasololocomplicaba.

—Iremosdespacio—dijo,atrayendosumiradadenuevohaciaél—.Ysi