Está en la página 1de 12

NARCISISMO.

GÉNERO
NARCISSISM. GENDER

ENSAYO

LA FRACTURA DE LA
FRATERNIDAD: 1
NARCISISMO FEMENINO Y
MASCULINO: GÉNERO Y
(DES) ENCUENTRO 2

Susana Cubillos3, María


Montañez 3

Consideramos que el narcisismo contiene las claves


dinámicas para comprender el amor a sí mismo y a los
otros, en sus componentes sexual y de re-conocimiento.
Realizamos un recorrido con muchos autores que han
desarrollado el tema, extendiéndolo a la conjugación
diferencial de su presencia en la constitución de feminidad
y masculinidad. Los cuerpos sexuados son significantes
centrales de las tipificaciones culturales y a través de la
lengua se establecen los lugares, las valoraciones y los
sentidos atribuidos a lo femenino y lo masculino. Nos
interesa entender el curso de este proceso como un intento
de búsqueda de la mutua comprensión, aceptación y
armonía en el encuentro de la pareja humana.

1
Fraternidad: unión y buena correspondencia entre hermanos o entre quienes se tratan como tales.
Diccionario de la Real Academia Española.
2
Trabajo presentado en Encuentro de Psicoterapias, Reñaca, Viña del Mar, Chile, 2003.
3
Psiquiatras. Centro de Salud Mental Integrado. Email: scubillosm@vtr.net
Email: m.montanez.luna@mi-cl

1
Concluímos que la desigual valoración de los géneros
favorece una falla del sistema narcisista en hombres y
mujeres que dificulta la posibilidad amorosa. Por lo tanto la
experiencia de reconocimiento que viven niños y niñas en
espacios familiar-escolar- cultural requiere un cambio de la
mirada que reconoce y que instala otro lenguajear.

CONTENIDOS: experiencia emocional, de la pérdida


del propio ego, de la pérdida de la
I EL MITO DE NARCISO... Y ECO. completa mismidad espiritual”. (Pág.
- La pregunta por el goce y la diferencia 38.). Wilhelm Reich recuerda que Freud
-Tríadas significantes de géneros habló por última vez en el Congreso de
femenino y masculino Berlín en su conferencia “El Ego y el
- Pasaje del sujeto imaginario al objeto Ello”, y señala: “ no hubo discusión, fue
simbólico. algo bello, extraordinariamente bello.
-Función estructurante del símbolo. Quiso decir entonces algo muy
profundo, muy profundo. El ego es
II NARCISISMO y RE-CONOCIMIENTO DE exactamente tan inconsciente como el
LA ID-ENTIDAD ello”. (1)
-Self – yo ideal – ideal del yo – súper yo
-Catexis sexual y narcisista Estimulado por el pensamiento de Freud
-Referentes primarios ----- cuerpos sobre el Ego y el Ello, Reich se aboca al
secundarios --- lengua – ley estudio sobre el carácter y su análisis,
-Personalidad y desbalance narcisista. concluyendo que en su parecer, “ las
curaciones verdaderas y definitivas sólo
pueden lograrse si se consigue
modificar el carácter neurótico,
III SÍ-MISMO ---- otro -----OTRO subestructura de su sintomatología. En
-Narcisismo saludable el Ego, superando la ambivalencia y el
-La lógica intersubjetiva en la narcisismo; en la esfera sexual,
estructura del símbolo. construyendo el sentido de la realidad
- ¿Poder de dominio o poder de erótica, la libido genital heterosexual,
reconocimiento ?. monovalente.” (l)

Para Reich el carácter neurótico es


“aquel carácter que, debido a la estasis
ANTECEDENTES: sexual crónica, actúa según los
principios de un código moral
Desde la crisis de la noción de sujeto compulsivo”.(2). Su mayor y reconocido
(moderno), sabemos con certeza que la aporte es su clásica obra “El análisis del
biología del ser humano no puede carácter,” donde encontramos una
separarse de su existencia social y que brillante descripción de lo que él llama
los impulsos biológicos están estructura fálico-narcisista (3). Este
moldeados por: las fuerzas sociales, el concepto es utilizado por Emilce Dío,
inconsciente y una moral relativa a la Psicoanalista Argentina, en su
genealogía dominante cuyos códigos se galardonada obra sobre los Trastornos
trasmiten a través de la lengua. Narcisistas de la Femineidad, sobre
cuyos contenidos abundaremos en este
Cito de “Reich habla de Freud”: “Al trabajo (4).
hablar de encuentro me referiré a la
experiencia emocional de la fusión de Anota Reich: “Uno de los más
dos organismos. No se trata de la importantes mecanismos del desarrollo
impotencia, ni la frigidez. No se trata de individual me parece aquel proceso en
ayuntarse, ni del abrazo en sí mismo, ni que determinados impulsos sexuales se
de la cópula, sino de la verdadera

2
desplazan de la organización sexual a la I EL MITO.
estructura del ego (la sublimación de
Freud) lugar en donde encuentra su El cambio textual de la narración griega
justificación bajo formas que satisfacen del mito de Narciso muestra un proceso
al ego sin chocar con las exigencias de de transformación cultural, donde
la cultura. Una vez tras otra nuevos sentidos desplazan un viejo
encontramos residuos de aquellas orden. El orden de la estructura romana
tendencias sublimadas de la introduce nuevos dioses, dejando atrás
organización sexual, por ejemplo, en el el valor de lo femenino.(7) Atenea,
rasgo sádico de la conducta sexual nacida de la cabeza de Zeus,
masculina comparece ante los jueces para
El impulso a usurpar - con su mayor testimoniar que la nueva filiación es al
potencialidad física - respecto a padre y no a la madre, razón por la cual
gratificaciones, tiene su consecuencia el matricidio deja de considerarse un
psíquica, la tendencia a conocer, las delito. Los mitos que subyacen la
principales facetas de la tendencia al tragedia contienen los códigos de las
fisgoneo sexual, entre otros, se ponen nuevas estructuras, los términos del
gradualmente al servicio del ego en un conflicto y los lugares que los seres
progresivo desarrollo, residiendo sociales habrán de ocupar. (13)
precisamente aquí, las mayores
garantías para la enfermedad psíquica La pregunta que instala el Mito de
del individuo.” Fragmento de una carta Narciso es por el goce y la diferencia.
de Reich a Adler en relación al ¿ Quién goza más en el amor, la mujer
desarrollo de éste sobre la Voluntad de o el hombre? preguntan Juno y Júpiter a
Poder. Tiresias, un ser bisexual, que conoce
ambas experiencias.(8) (9). La
En ese diálogo surge también la respuesta parece ambigua. Inicialmente
cuestión de “¿por qué el absoluto y afirma que la mujer es capaz de
relativamente mayor sentimiento de alcanzar diez veces el goce del máximo
inferioridad del sexo femenino no placer sexual. Sin embargo, agrega, el
produce por vía de compensación, una hombre en un solo peak goza en
voluntad de poder mucho más fuerte intensidad el equivalente a diez veces.
que la del hombre?”. Para Reich la Juno se enfurece inexplicablemente y
respuesta es que la sexualidad está deja ciego a Tiresias. Júpiter lo
palpablemente ligada a la tendencia compensa otorgándole el poder de ver
sexual que lucha sólo y exclusivamente interiormente lo que le permite el don
por el placer, y no por el poder. (1) de la profecía.

Lacan, más tarde, advierte que la mujer Juno, al parecer, no acepta la diferencia
no ha dicho su discurso y por lo tanto de modalidad, que no disminuye ni
no existe en el lenguaje. engrandece a ninguno, y/o confunde
Posteriormente, significa a la Histeria diferencia con desigualdad, quedando
como el cuarto discurso, junto al del constituida en tanto figura femenina, en
amo, del analista y del académico. significante de falta de entendimiento,
Discurso histérico que se caracteriza envidia, ira y poder destructivo. Júpiter,
por dejar impotente al otro. Y como dice por su parte, es situado como
Dío Bleichmar en su exhaustiva revisión significante de moderación, sabiduría y
de la histeria con relación al narcisismo poder reparador.
femenino, la histeria es la única
neurosis que tiene género. (4) Es interesante traer la mirada al siglo
XX, equidistante en el espejo del tiempo
al período de instalación del patriarcado
( 3000 a 1000 A.C). Masters y Johnson,
en su androginia de pareja, demuestran
por medio del conocimiento científico lo

3
que afirmara Tiresias desde su dictada y ejecutada por su propio
bisexualidad: que las mujeres pueden género, a través de la madre, quien
ser multiorgásmicas y que la modalidad aparece también frustrando la relación
de respuesta sexual de hombres y padre-hija, tan fundamental para un
mujeres es diferente. narcisismo femenino saludable. Esa
relación en que la hija adolescente sabe
El desarrollo del mito de Narciso que el padre la encuentra bella, al
narrado por Ovidio,escenifica matrices mismo tiempo que mantiene el más
arquetípicas de relaciones de género y absoluto respeto por su sexualidad.(9).
generaciones. Liríope es una ninfa que
sale al encuentro del peligro que El desenlace de la tragedia es el
acecha a todas las jovencitas en el desencuentro y la muerte de Narciso y
espacio del mundo: el hombre violador, Eco. Narciso es objeto de deseo
Cefisos (antes Dios fluvia)l. Narciso es, universal, son muchas y muchos
en este nuevo tiempo, el producto del quienes se enamoran y apasionan por
encuentro violento entre un hombre él, entonces huye, buscando
adulto y una jovencita. El embarazo es desesperadamente la distancia. Eco,
de pesar para ella, sin embargo nace un enamorada de Narciso, corre tras él sin
niño tan bello que sobrecoge su alma y poder articular su deseo. El eco de las
la llena de asombro. Narciso es palabras llega a Narciso como si fueran
depositario de un atributo investido de sus propias palabras y huye. Eco se
valor social: la belleza. No sólo la madre pierde en el bosque y queda de ella sólo
lo encuentra bello. Ella reconoce en él el eco de su voz.
el valor, lo inviste y la invade la
angustia de pérdida. Consulta al Hay varias versiones que conducen al
vidente Tiresias cuánto habrá de vivir mismo final, la muerte por inanición,
su hijo, quien le señala que Narciso por inmersión, de Narciso y
puede vivir largamente a menos que se supuestamente también de ECO, cuya
conozca a sí mismo. (Conocerse y verse corporalidad se disipa. Se establece una
implicarían saber de su belleza tensión entre Narciso y su reflejo, de tal
narcísica, transitoria e ilusoria y - por modo que el muchacho desea apartarse
ende - la muerte a ese estado). de su propio cuerpo para poder asir lo
inasible. No sabe qué es lo que ve
La segunda tríada está constituida por -porque es sólo reflejo, sólo ilusión-,
el matrimonio de Juno y Júpiter y su hija pero se abrasa en lo que ve y la misma
Eco. La escena es Júpiter en aventuras ilusión que lo engaña incita sus ojos. La
extramaritales mientras Eco permanece fuerza que lo atrae es tan grande que
junto a su madre Juno, hablándole. Narciso, en el deseo contradictorio de
Cuando Juno sorprende a Júpiter, acusa unirse a su objeto amado y de que éste
a su hija de traición en tanto está se aleje, cae en un torbellino de
sirviendo para distraerla de las pulsiones que sólo puede culminar en la
andanzas del padre. La niña es culpable metamorfosis(10). Eco pareciera
de traición a la madre, servidora de los devuelta al mundo natural, la
intereses del padre, a través del manejo paradójica pertenencia a la incorpórea y
del lenguaje. Juno, nuevamente etérea esencia de lo femenino.
depositaria del poder destructivo de la
envidia y la ira, priva a su hija del El desencuentro y la muerte sellan el
acceso a la palabra. Eco representa la Mito. Muerte a un estado, que puede
mujer joven, a quien seguramente entenderse como transformación,
persigue Júpiter. Juno pasa a escenificar metamorfosis, o pasaje. De un nivel
la rivalidad entre mujeres por la imaginario a otro simbólico donde se
posesión del hombre. La nueva niña, o articula y se hace presente el otro en un
la nueva feminidad, sin poder discursivo nivel significante. Nacimiento del yo en
está condenada a repetir las últimas el espejo del otro. Muerte al yo ideal
palabras del discurso de otro. Condena imaginario, mirada y palabra transitan

4
una nueva ruta de coordinaciones yo- parte que actúa como referente mayor,
tu-él, donde la tercera parte es el objeto otorgando las significaciones de valor.
referente que los reúne, el significante Ver los reflejos del espejo y
Otro. Otro esquivo, que muestra y experimentar sentimientos de
oculta al mismo tiempo. admiración y/o rechazo, implica
procesos secundarios de significación y
Volviendo al siglo XX, es Christianne valoración.
Olivier, psicoanalista francesa, quien
luego de años de experiencia clínica, En este proceso quedan articulados el
pone el foco en una de los más deseo y las identificaciones, el sexo y el
controvertidos aspectos de la género. El género es una matriz
construcción de subjetividad femenina significante que articula los procesos
y masculina: las relaciones tempranas narcisísticos del sentido de ser hombre
asimétricas de la infancia fracturan la o mujer, en un sistema de atribuciones,
posibilidad de fraternidad humana. Sus valoraciones y sentidos para lo
observaciones a través del lugar masculino y lo femenino, categorías
femenino del Mito de Edipo, Yocasta, centrales del discurso cultural.(E. Dío)
tienen una gran correspondencia con lo
encontrado en el mito de Narciso(11).
La mirada que se posa sobre la niña y el Desarrollos teóricos y conceptos
niño por parte del (la) otro(a)-Otro, asociados a los procesos de
difiere y deja huellas….. las huellas del adquisición de identidad y
discurso que informa a la mirada narcisización:
( Ej:“hombrecito”-“chancleta”, según
modos chilenos de nombrar un(a) Self
recién nacido(a)). Yo ideal, ideal de yo, súper-yo.
Identidad de género-identidad
sexual
II NARCISISMO Y RECONOCIMIENTO
El nacimiento como experiencia
traumática universal inicia al self, en la
Usaremos el concepto de Narcisismo angustia, en el sentimiento abrumador
para referirnos al sistema estructurante de desamparo y desolación. Enfrentar la
de la subjetividad que acompaña el fuerza de gravedad, diez grados menos
proceso de adquisición del sentido de de temperatura, el esfuerzo por respirar
identidad. Función estructurante del y alimentarse, sentir el dolor de los
psiquismo, que porta la necesidad de músculos aplastados en el canal del
re-conocerse. parto, la pérdida de la madre-mundo
(umbilical) y el re-encuentro con un
En este sentido el concepto de nuevo objeto: la madre-pecho, pobre
narcisismo es una matriz significante de sustituto de la anterior; inauguran la
la lógica de re-conocimiento. Es decir, construcción del yo, en torno al
narcisismo es resultado y proceso, delicado self.
dinámico, complejo, circular, recurrente,
intrapsíquico e intersubjetivo, de la A pesar de la insuficiencia del nuevo
función psíquica de identificación de sí objeto, comparado con la madre
mismo. El narcisismo se sitúa en los perdida, las transitorias pero recursivas
intersticios de los procesos de la satisfacciones que proporciona harán
adquisición del sentido de identidad, es bascular el péndulo hacia el
re-conocimiento de la identidad, o de sentimiento compensatorio de
acuerdo a la lengua francesa, re-co- omnipotencia. Probablemente el
nacimiento a la identidad. Esto implica sentimiento más próximo a la plenitud,
que a la identidad no se nace solo sino a lo completo y al goce alcanzado luego
con otro que actúa como “duplicador”, de ser abrigado, alimentado y cobijado
pero además en relación a una tercera con tierno afecto y cuidado.

5
Experienciado como creación propia es Transferencia la entiende como la
la ilusoria omnipotencia, tiempo y lugar actuación de la realidad del
del narcisismo primario. inconsciente, el cual está estructurado
como un discurso. En el proceso
Sentimiento de completud, poder y analítico se modula la relación entre el
autosuficiencia, para sobrevivir al yo y el tú de la palabra directa y sería la
desamparo, construido de estructura narrativa la que provoca la
reminiscencias, fantasías parciales dependencia del que escucha respecto
emergentes de sensaciones de partes al que oye. (6)
del cuerpo y de funciones corporales,
de fragmentos sensoriales, experiencia La función analítica donde se escenifica
personal de un estado nombrado como el inconsciente, de acuerdo a Lacan,
yo ideal. Las proto-imágenes o imagos, ocurre en un contexto de compromiso
van emergiendo en estos estados (pacto), súplica (de ayuda) y abandono.
afectivos en que no hay aún A la inversa, los fenómenos de
diferenciación yo-no yo, externo- conciencialización del mundo externo y
interno. Imágenes fragmentadas o sus exigencias a los nuevos miembros,
fragmentos de imágenes que ocurre a través de discursos emitidos
alcanzarán la posibilidad de integración, por otros significativos, en un espacio
en momentos de Yo Soy (Winnicot), señalado por lealtades, dependencia,
donde el propio ser naciente tampoco necesidades de protección, cuidado,
se experimenta idéntico todas las apoyo y de reconocimiento.(5)(6)
veces. Es un momento en que todavía
ningún objeto exterior al propio ser es Herbert, citado por Kornblitz, sostiene
conocido. que la ideología macrosocial inocula sus
sentidos a través del discurso cultural y
La madre en su función de amparo familiar, ocultando dicho proceso. Los
proporciona apoyo yoico y en un vínculo mitos y creencias son las narraciones
de allegamiento yoico, constituye el privilegiadas que circulan en los
soporte para avanzar en los procesos espacios sociales, donde los sujetos son
de integración emocional y psíquico del efecto de las estructuras sociales de las
bebé. Los analistas ingleses han puesto que también ellos son soporte. (13)
su énfasis en la necesidad de los
estadios fisiológicos perentorios,
reconociendo probablemente la IDENTIDAD DE GÉNERO –
absoluta dependencia del infante.(12) IDENTIDAD SEXUAL

Lacan pone el énfasis en el deseo de


reconocimiento. En el estadio del espejo Las inscripciones de la lengua sobre los
(Lacan), señala más que la experiencia cuerpos sexuados revelados a través de
de la integración de la totalidad en una los estudios culturales, han permitido
continuidad espacial y temporal, el establecer la dimensión simbólica de la
logro de reunir e integrar a las partes feminidad-masculinidad, en la teoría del
que ocurre en un espacio imaginario desarrollo psicosexual. El género sexual
que contiene la presencia del otro: la es la representación privilegiada del
diferenciación yo-no yo, interior- sistema narcisista yo ideal – ideal de yo
exterior, la realización de funciones de y junto con el súper yo siguen cursos de
identificación, introyección, proyección estructuración y formas finales de
y el acceso al objeto simbólico, lugar de organización diferentes en los
transferencia del ideal.(5) diferentes géneros. El género es un
articulador o una estructura mayor a la
Para Lacan, las experiencias analíticas cual tanto el ideal de yo como el súper-
indican que es la relación con otro yo se hayan subordinados.(4). La
sujeto lo que “establece” la relación con identidad de género se adquiere antes
el objeto. En ese sentido la del conocimiento de la diferencia

6
anatómica de los sexos y estructura los el habla y en el control de esfínteres.
comportamientos asociados a la Posteriormente sabrá que no existe su
sexualidad y no al revés.(14)(15) palabra propia, que las mujeres hablan
demasiado y que es preferible una
La investigación sobre los cuidados mujer callada y silenciosa. Aprenderá
tempranos se ha focalizado en las cómo debe ser una mujer.
huellas que la subjetividad de la madre
deja en la subjetividad de niños y niñas, Chodorow sostiene, por el contrario,
por ser ella la que sostiene este que el amor de la madre por su igual, la
monopolio. Las ventajas y desventajas niña, es total y perfecto y esto haría
para unas y otros se han planteado más difícil para la niña el proceso de
desde distintas perspectivas, separación y logro de autonomía.
especialmente en los que concierne al
desarrollo en el eje autonomía- La presencia del padre, su donación
dependencia. (14)(15). La pregunta (Lacan), agrega el componente de
sería: ¿la mutualidad y espejamientos masculinidad a la feminidad primaria,
(Winnicott), ocurren por igual con niños siendo objeto de identificaciones que
y niñas? aportan al ideal de yo masculino en
ambos géneros, secundario en tanto
Olivier sostiene que la madre, como estructura secuencial. El imaginario
resultado de su pertenencia a un prelingüístico contiene
genero culturalmente devaluado, representaciones corporales femeninas
catectiza libidinalmente al niño y no a la y masculinas. El soporte del padre para
niña, a quién mantiene a mayor el proceso de separación individuación
distancia, amamanta menos y de quien de la madre es clave para ambos
se separa antes, estableciendo la base géneros. En este proceso se definen los
para la inseguridad y necesidad de mecanismos adaptativos estructurantes
unión que acompañará al género de la personalidad. Separarse de una
femenino toda la vida. El niño es igual es más dificultoso sin la presencia
investido como apéndice fálico que la del padre. Separarse de una madre
completa narcisísticamente y por lo enamorada, que se mira en el niño, es
cual es alimentado con el perfume del muy difícil sin la intervención
deseo, colmado de cuidados y masculina, como soporte de la madre y
atenciones, y re-tenido más cerca de la objeto de identificación del niño. Las
madre. Narcisizados por razón de su vicisitudes de este período son más
género y controlados en la etapa de importantes de lo que se pensaba. La
adquisición de autonomía, iniciarían allí riqueza de las posibilidades de la
los hombres la guerra por su experiencia intersubjetiva y de
independencia, quedando con un plus expansión de la vivencia del mundo,
de habilidades adquiridas para son funciones que mejor ocurren con la
distanciarse de las mujeres, ecos de los presencia de ambos progenitores (16)
intentos de sujeción de la madre. No
pudiendo olvidar la plenitud del primer
gran amor, habrán de vivir el amor por EL CONOCIMIENTO DE LA
una mujer cargado de ambivalencia. DIFERENCIA ANATÓMICA DE LOS
SEXOS.
Con la niña la madre no logra sentir la PÉRDIDA DEL IDEAL DE YO
fuerza libidinal del deseo, y por lo tanto PRIMARIO
la catectización es más débil, RECONSTRUCCIÓN DEL IDEAL DE YO
dirigiéndole un amor que SECUNDARIO (4).
tempranamente da lugar a la distancia,
precoz e insuficiente para la niña. Esta
se esforzará a través del lenguaje para El conocimiento de la diferencia
acercarse y volver a conquistar el amor anatómica de los sexos y su plena
de la madre. La niña es más precoz en función sexual, redistribuye la

7
valoración ligada al género y
redistribuye la omnipotencia. La tipificación de la feminidad y la
La madre castrada es una herida masculinidad se hace por diferentes
narcisista para ambos géneros y ambos vías, produciéndose un clivaje en los
envidiaran el pene que otorga el placer modos de acción y de pensamiento de
a la madre. Así el significante falo los dos géneros. El mundo privado y
elevado a carácter de símbolo fetiche, doméstico será el dominio de la niña,
representará la compensación de toda quien cultivará la gracia, la seducción y
carencia. los sentimientos. El mundo social y
crecientemente público será para los
Es ahora del padre de quien se varones, desde donde ejercerán la
esperará la valoración. El conocimiento capacidad para la toma de decisiones y
de la devaluación social del género el poder transformador de la realidad.
femenino contribuirá al derrumbe del
sistema narcisista en la niña, con la Las investigaciones de los procesos de
pérdida del ideal de yo femenino identificación e imitación, en la
primario y la completa devaluación de construcción de identidad de género,
sí misma. señalan patrones diferenciales de
Se pregunta Emilce Dío: ¿cómo se las relación de los padres y madres con
arregla la niña para desear ser una hijos e hijas, entrenándolos en
mujer en un mundo paternalista, habilidades y competencias distintas,
masculino y fálico, efecto del testimonio en correspondencia con roles
que la niña realizará, de las múltiples y específicos. Las habilidades para el
permanentes desigualdades en la pensamiento lógico y las destrezas
valoración de los géneros?. Explica que físicas de fuerza, competencia y
ella deberá reconstruir su sistema organización se ponen en práctica con
narcisista de ideales de género y varones y las habilidades de juego,
reinstalar una feminidad valorizada que afectos blandos y cuidados
oriente tanto su rol de género como su interpersonales, con las niñas. Esto
deseo sexual. Es una colosal empresa hace que ambos dejen de desarrollar
narcisista la que debe emprender: áreas de la personalidad necesarias
para la vida adulta. Especialmente en
1. La reconstrucción de su las mujeres se obstaculiza la
feminidad a través de la adquisición de un saludable sentido de
instauración de un ideal de yo autonomía e independencia, requisito
femenino secundario, que esencial para la salud mental de
incluye no sólo la oposición personas adultas.
fálico castrado sino el rol social y
la moral sexual que legisla sobre
este rol. El rol resulta conflictivo PULSIÓN Y NARCISISMO:
y ambivalentemente valorado.
2. La narcisización de la sexualidad
para su género, pues la La característica diferencial consiste en
sexualidad femenina es un valor una clara dicotomía en el ejercicio del
altamente contradictorio en placer pulsional; legitimado para los
nuestra cultura. varones y fuertemente condenado para
las niñas. A esto hay que agregar una
En el niño la trasformación narcisista es diferencia neta en la localización del
favorable, transitando del ideal de yo objeto del deseo sexual y del
primario al ideal de yo realista, reconocimiento narcisista. El varón
orientado a metas. La investidura es buscará en la madre-mujer el objeto de
progresiva, en una identificación con el satisfacción pulsional y del padre
padre como modelo. El clivaje es obtendrá la valoración, quien se halla
positivo, espera el reconocimiento del instituido socialmente para otorgarla y
padre y el goce de la mujer. ofrecerse como ideal de yo. La niña

8
dirigirá su búsqueda sexual y narcisista encuentra con que de alguna manera
sobre el mismo objeto (varón), quien compite con algún hombre, castrándolo.
por esta peculiaridad de otorgar tanto Aquí la autonomía se opone a la
el goce como la valorización, no puede feminidad, la ampliación del yo se
dejar de ser erigido de alguna forma en opone al ideal del yo clásico.
ideal. (Dío, E)
Respecto a la dimensión del súper yo,
Como resultado, el desbalance Carol Gilligan ha investigado la distinta
narcisista en la organización subjetiva evolución del juicio moral en niños y
del género femenino es inevitable, en niñas. La mujeres poseen una sólida
tanto debe identificarse a un objeto ética del cuidado y responsabilidad y
rival y supuestamente ideal. En el los varones una ética de la justicia,
proceso de identificación encuentra construida en procesos lógicos. Sin
obstáculos para considerar un modelo a embargo, las evaluaciones con métodos
quien parecerse y por lo tanto no es diseñados en base a patrones
difícil que pueda querer desidentificarse masculinos, hacen aparecer a las
y localizar el ideal en el hombre. En niñas poseyendo un menor nivel de
todo caso, la vía de reestablecer el moralidad, con un súper-yo femenino
balance narcisista de la mujer es en defectuoso, aunque centrado en los
base a alguna referencia fálica, máximos principios éticos del cuidado y
ubicando al hombre en el objetivo la responsabilidad , sin embargo
central y único de su vida. Puede condenando y legislando rigurosamente
también renunciar a metas y valores cualquier exceso sexual.(17)
personales, delegarlos en él y
transformarse en su fiel compañera, La estructura del deseo es diferente
ayudar a que su hombre se realice, para hombres y mujeres. La mayoría de
ubicándose en el lugar tan valorado los hombres puede escindir el amor del
como la mujer detrás de todo gran deseo (esto es casi imposible para las
hombre. Puede ambicionar mayores mujeres), lo que sería una estrategia
posibilidades para sí misma y competir masculina frente a la castración. Si
por actividades que tradicionalmente cualquier mujer puede confirmarle su
han desarrollado los hombres. Parecerá condición de ser-que-desea, entonces
así que masculiniza su ideal de yo y su puede recrear permanentemente por
yo. Y finalmente puede ampliar su esta vía su supremacía fálica. Si el
repertorio de acción y apropiarse de la deseo estuviera condicionado a la
gestualidad masculina hasta el punto existencia de amor, quedaría
de homosexualizar su deseo. subordinado a la madre. La mujer, en
cambio, siempre se declarará partidaria
Las oposiciones caracterizan los del amor único, lo que está facilitado
destinos de las distintas instancias por el hecho de que obtiene del mismo
psíquicas en las mujeres. Si busca ser objeto ambas satisfacción sexual y
sujeto de su deseo y satisfacer sin valoración.
represiones su pulsión, aceptando su
papel de ser “objeto causa del deseo”, PERSONALIDAD Y DESBALANCE
se arriesgará no sólo a la condena NARCISISTA:
social sino también al peligro de la
pérdida del objeto amoroso. Por lo tanto “La estructura de personalidad contiene
la valoración narcisista se opone al el destino de la pulsión, las
ejercicio de su sexualidad. competencias del rol y el lugar del otro.
En base al conflicto narcisista que la
Por otro lado, si se afana por superar relación deseo/placer provoca y el
sus tendencias “pasivas”, que la dejan grado de aceptación o rechazo al
dependiente ya sea del padre, la madre estereotipo”. Emilce Dío explica que la
o pareja, e intenta obtener autonomía feminidad definida por la pulsión y
social, intelectual y económica, se corporalidad castrada, encuentra como

9
posibilidades adaptativas quedar El sexismo, es decir la desigualdad en la
muda, la mascarada o la reivindicación. apreciación de los géneros, es una de
Dichos funcionamientos se estructuran las tantas expresiones de uno de los
como: conflictos más hondos del ser humano,
su tendencia al avasallamiento de un
- La personalidad infantil dependiente semejante. La mujer no está exenta de
- La personalidad histérica este mal. Pero en la confrontación con
- El carácter fálico narcisista el hombre sólo ha podido o sabido, ser
amo en forma sintomal. La solución
En todas estas estructuras se puede encontrada, la histeria, es una salida
manifestar el síntoma histérico, aberrante, un grito desesperado de la
(dejando de lado la conversión, cuya mujer acorralada en tanto género.” (4)
filiación exclusiva a la histeria queda
cuestionada) entendiendo por
síndrome histérico el profundo III Sí MISMO, otro, Otro.
conflicto narcisista que la relación
deseo-placer provoca. Llamaremos un narcisismo saludable al
logro de las siguientes capacidades:
El goce sexual de la mujer, en tanto
goce puro, el ejercicio de la sexualidad - Sentido balanceado de si-
como testimonio de un ser que desea el mismo, reconociendo virtudes,
placer y lo realiza en forma absoluta, se habilidades y debilidades.
constituye en una trasgresión a una ley - Capacidad para el autorespeto y
de la cultura de similar jerarquía que la autocuidado.
ley del incesto. - Autoimagen corporal positiva
- Capacidad de empatía, para
En la histeria, la mujer ubicada en un entender al otro, compartir y
conflicto básico de carácter narcisista, cuidar sus sentimientos
trata de equiparar o invertir la - Aceptación del otro desde el
valorización de su género, no el amor y el respeto, como un igual
comportamiento sexual. Cada vez que a mí.
se siente humillada apelará a su única - Autoestima balanceada, sin
arma en la lucha narcisista, el control grandiosidad ni inferioridad.
de su deseo y su goce, e invierte los - Capacidad para la intimidad sin
términos: ella será el amo, asumiendo miedo y entrega sin culpa.
un deseo de deseo insatisfecho. - Capacidad para reconocer
Quedando así prisionera de los deseos y expresarlos.
paradigmas culturales. - Capacidad para frustraciones.
- Conciencia de fantasías de
Género femenino y sexualidad omnipotencia y fragilidad.
femenina, son estructuras - Capacidad para la relación
estrechamente articuladas y recíproca y unión de pareja.
permanentemente evaluadas y
significada por el sistema de valoración Los desbalances narcisistas surgen de
narcisista del sujeto. El factor que residuos de omnipotencia primaria que
otorga mayor especificidad y carácter fija y proyecta la vulnerabilidad en
diferencial a los géneros es su diferente significantes parciales y valencias
valoración narcisista. Dentro de este afectivas inadecuadas; evocando
marco, la feminidad en algunas de sus fantasmas de carencia.
formas de organización intermedias o
final, puede erigirse en un Trastorno La sujeción está en la estructura del
Narcisista y desde allí puede explicarse lenguaje, estructura narrativa que nos
la predisposición a la histeria en las hace dependientes, sujetos al Otro.
mujeres. (Lacan). El discurso unívoco de la
masculinidad genera y mantiene una

10
fijación regresiva a la omnipotencia se aleja y sale de ella abandonando su
ilusoria de negación de la existencia del vientre, ella es vivida como la que pone
otro, en realidad, la otra, la madre que fin a la erección, dando a luz su
se ofrece de matriz nutricia de cada ser goce.”(18)
sensible que deviene individuo social.
La ignorancia de hombres y mujeres de Otro referente cultural puede contener
su activo papel en la transmisión de representaciones de un Padre-creador
falsas creencias y prescripciones amoroso y una Madre universal,
disfuncionales en las relaciones creadores de un nuevo universo
humanas, atrapa y empobrece el simbólico. El primer acabado análisis
desarrollo potencial, aliándose a la holístico realizado de la cultura
inercia entrópica que tiende “cuesta occidental está acuciosamente
abajo”. documentado en el libro El Caliz y la
Espada, de Rianne Eisler y prologado
Luce Irigaray invita a re-pensar cuerpos por el Dr Humberto Maturana (Premio
y lengua, sexuar la lengua y reunir las Nacional de Ciencias 1994). La obra
partes, los fragmentos del estallido que informa de un referente-Otro, de tipo
ocurre cuando nacemos a Otro mundo, matrístico, anterior al orden patriarcal
a Otro universo simbólico, Otro actual, ofreciendo las claves para su de-
referente. En su texto “Cuerpo a cuerpo construcción y re-construcción de
con la madre” ella propone una cultura.(7)
resimbolización interesante, que desafía
la inercia intelectual. Reconociendo la Sin embargo, el más próximo Otro
existencia de un matricidio simbólico referente cultural está contenido en la
fundante de esta cultura, donde se lengua araucana, como demuestra el
instala la ley del padre, su lengua, que investigador Ziley Mora Penroz , por
no habla de la relación originaria con la medio del análisis etimológico del
madre, ni de su deseo; sugiere la Mapudungun. (19). La concepción de
posibilidad de recrear mundo manifestado de la cultura
permanentemente el acto de originaria ancestral del pueblo chileno
fecundación, gestación y nacimiento, conjuga la relación de cuatro
que el acto sexual (coito) ofrece: elementos, dos parejas binarias una
antigua y una nueva. Hombre- Mujer /
“La erección fálica no todopoderosa Niño-Niña.
sería la versión masculina del vínculo
umbilical, repitiendo el vínculo vivo con ¿Puede la pareja humana, en la
ella, respetuosa de la vida de la madre conciencia de la potencia de su unión,
en toda mujer y de la sobre la base de un pacto y
mujer en toda madre. Un pene que es compromiso del uno al otro, en la
tumescencia y detumescencia, que une súplica desde el reconocimiento de las
y da vida, en el acto sexual recuerda y vulnerabilidades, en el abandono de la
toma el lugar del cordón umbilical, entrega , trabajar la progresiva
lugar del orígen, del primer cuerpo. disolución del ego, para dar paso al sí
Recentrando el cuerpo, recordando en mismo, la comunión amorosa y gozosa
la eyaculación y detumescencia, la con el otro, Otro. Dando espacio
efusión y la cicatriz original que marcan psíquico a la presencia de otro-par, la
el paso de la vida intrauterina al nueva generación y la creación de
nacimiento, repitiendo con ella la mejor humanidad?. Es una posibilidad y
escena de la concepción, gestación y una elección personal, que requiere la
nacimiento. Nada que envidiar al pene, renuncia a ciertos privilegios y la
nada de angustia de castración, nada práctica del respeto, reconocimiento y
de privilegio para uno u otro sexo. Un cuidado amoroso a niñas y niños. Una
doble re-traer al mundo por y en el mirada ampliada y distinta y un otro
reconocimiento del goce de uno y otro. lenguajear son los primeros gestos para
La separación de uno y otra difiere. El este nuevo emocionar.(20)

11
por mujeres. Biblioteca Peruana
de Psicoanálisis, Lima, 1994.
16 Benjamin J. Sujetos iguales,
REFERENCIAS objetos de amor. Ensayos sobre
el reconocimiento y la diferencia
1 Reich W. Reich habla de Freud. sexual. Paidós, Buenos Aires,
Editorial Anagrama, Barcelona, 1997.
1970. 17 Gilligan C. In a different voice.
2 Reich W. La función del orgasmo. Psychological Theory and the
Ediciones Paidos, Barcelona, Women’s Development. Harvard
1970. University Press. 1983.
3 Reich W. Análisis del carácter. 18 Irigaray L. El cuerpo a cuerpo
Ediciones Paidós. Barcelona, con la madre. Cuadernos
1980. Inacabados, no. 5, Barcelona,
4 Dio E. El feminismo espontáneo 1985.
de la histeria. Estudio de los 19 Mora Z. FILOSOFIA MAPUCHE.
trastornos narcisistas de la Palabras Arcaicas para
feminidad. Ediciones Fontamara. Despertar el Ser. Editorial Kushe.
México, 1989. Concepción, Chile, 2001.
5 Lacan J. Écrits. A Selection. W. W. 20 Maturana, H; Verden-Zoller G.
Norton and Company, N. York, Amor y juego. Fundamentos
1977. olvidados de lo humano.
6 Forrester J. Seducciones del Instituto Terapia Cognitiva, 5ª.
psicoanálisis: Freud, Lacan y Edición, Santiago, 1977.
Derrida. Fondo de Cultura
Económica, México, 1995.
7 Eisler R. El cáliz y la espada.
Editorial Cuatro Vientos,
Santiago, l990.
8 Ovidio. Metamorfosis. Libro III,
versos 316-510-
9 Palombo J. Feminidades
contemporáneas ¿vuelta al
mito?. Debates
multidisciplinarios actuales.
Archivos Bibliográficos GIMC.
10 Holmes J. Narcissism. Icon Books
Ltd., N York, 2001.
11 Olivier C. Los hijos de Yocasta, la
huella de la madre. Fondo de
Cultura Económica, México, l992.
12 Davis y Wallbridge. Límite y
espacio. Introducción a la obra
de D. W. Winnicott. Amorrortu
Editores. B. Aires. 1981.
13 Kornblit A. Semiótica de las
relaciones familiares. Ediciones
Paidós, B. Aires, 1984.
14 Breen D. The Gender
Conumdrum. The New Library of
Psychoanalysis. Routledge,
Londres, 1993.
15 Spector E. La construcción de la
feminidad. Su influencia a lo
largo del ciclo de vida. Mujeres

12