Está en la página 1de 5

DIOCESIS DE TIBÚ

Parroquia San Vicente Ferrer Corregimiento de Agua Clara

PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO


Apertura de la Navidad
Mt. 24, 37-44
Corregimiento de Agua Clara

MONICIÓN DE ENTRADA
Hoy, primer domingo de adviento, empieza la Iglesia un nuevo año
litúrgico. Con la primera venida de Cristo, su muerte y resurrección y por
medio de nuestro bautismo hemos entrado en la etapa final de nuestro
caminar hacia Dios, etapa que no se consumará hasta la venida final de
Cristo. Su venida en gloria nos sorprenderá a todos, por eso, debemos
estar siempre listos para cuando Él venga en el seno de su hogar.
Estemos atentos a Dios en familia, quien viene ahora a nosotros, a
través de su palabra y Eucaristía, con el fin de prepararnos para la
segunda venida de Jesús.

ENTRONIZACION DEL LIBRO DEL CICLO “A”


Hermanos, hasta el Domingo próximo pasado, hemos estado
proclamando las lecturas del Ciclo C. En este nuevo año Litúrgico, que
hoy se inicia, proclamaremos las lecturas del Ciclo A, que corresponde
al Evangelio de San Mateo.

Que la palabra de Dios, llegue a nuestros corazones cada Domingo y


que, a través de ella, conozcamos mejor el estilo y vida de Jesús, y así,
caminando con Él, y bajo su luz, lograr la salvación que Dios quiere, para
toda la humanidad.

Recibamos solemnemente el Libro de este nuevo Año Litúrgico.


DIOCESIS DE TIBÚ
Parroquia San Vicente Ferrer Corregimiento de Agua Clara

MONICIÓN DE LECTURAS

En el comienzo de un nuevo año litúrgico, EL evangelio


Corregimiento de Agua Clarade este primer
domingo de Adviento nos invitan a velar y estar preparados para la
llegada del Señor. Estas parábolas deberían generar alegría, y no miedo
ni angustia; porque, como dice el profeta Isaías, avanzamos hacia la luz
del Señor, nos encaminamos no hacia un final destructivo, sino hacia un
tiempo de salvación en el que hay paz y convivencia fraterna. Por eso
mismo el salmista nos invita a estar alegres y alabar a Dios mientras
peregrinamos a la casa del Señor, y san Pablo, a llevar un estilo de vida
propio de los hijos de la luz.

Escuchemos atentos.
DIOCESIS DE TIBÚ
Parroquia San Vicente Ferrer Corregimiento de Agua Clara

ENCENDER EL PRIMER CIRIO


Encendemos, Señor, esta luz, como aquél que enciende
Corregimiento su lámpara para
de Agua Clara
salir, en la noche, al encuentro del amigo que ya viene. En esta primera
semana del Adviento
queremos levantarnos para esperarte preparados, para recibirte con
alegría. Muchas sombras nos envuelven. Muchos halagos nos
adormecen. Queremos estar despiertos y vigilantes, porque tú nos traes
la luz más clara, la paz más profunda y la alegría más verdadera. ¡Ven,
Señor Jesús. ¡Ven, Señor Jesús!

ORACIÓN DE LOS FIELES

Con la esperanza de saber que Dios Padre nos llama a la vida,


reconocemos que estamos necesitados de su misericordia y le
presentamos nuestras súplicas:

“VEN SEÑOR JESÚS, VEN NO TARDES TANTO”

 Por la iglesia, peregrina en el mundo: para que haga partícipes a


los hombres de la esperanza que ilumina su camino y despierte así
en ellos el deseo y la certeza de la salvación. Oremos.
 Por nuestras comunidades cristianas: para que la cercanía del
salvador nos estimule a vivir como hijos de la luz, rechazando en
todo momento las obras de las tinieblas. Oremos.
 Por aquellos en quienes la dureza de la vida ha apagado toda
ilusión: para que nuestra oración y fraternidad hagan florecer en
ellos la esperanza y la voluntad de comprometerse por un mundo
mejor. Oremos.
 Por los gobernantes: para que, por encima de todo interés egoísta,
promuevan la paz y el respeto a los derechos de los hombres y de
los pueblos. Oremos.
DIOCESIS DE TIBÚ
Parroquia San Vicente Ferrer Corregimiento de Agua Clara

 Por todos nosotros: para que en la realidad cotidiana nos


encontremos con el Señor, que un día vendrá como juez de la
historia. Oremos. Corregimiento de Agua Clara
 Por los jóvenes, para que intentemos hacer realidad lo de "pedir
permiso sin avasallar, decir "gracias" como expresión de una
sentida valoración de las cosas que recibimos, y pedir perdón
cuando hacemos algún daño". Oremos.
 Por las familias que sufren a causa de la guerra, del hambre, de la
ruptura de la unidad familiar, para que encuentren quienes les
ayuden a salir de ese estado de necesidad. Oremos.
 Por los miembros de nuestras familias que han muerto, para que
estén ya donde no hay "muerte, ni luto, ni llanto ni dolor". Oremos.

Escucha, Padre, estas peticiones que te hemos presentado y las que


quedan por expresar y que están en el fondo de nuestro corazón. Por
Jesucristo, Nuestro Señor. Amén.

BENDICIÓN PARA LOS JOVENES

Señor Jesús, tu Iglesia en camino hacia el Sínodo dirige su mirada a


todos los jóvenes del mundo. Te pedimos para que con audacia se hagan
cargo de la propia vida, vean las cosas más hermosas y profundas y
conserven siempre el corazón libre. Acompañados por guías sapientes y
generosos, ayúdalos a responder a la llamada que Tú diriges a cada uno
de ellos, para realizar el propio proyecto de vida y alcanzar la felicidad.
Mantén abiertos sus corazones a los grandes sueños y haz que estén
atentos al bien de los hermanos. Como el Discípulo amado, estén
también ellos al pie de la Cruz para acoger a tu Madre, recibiéndola de
Ti como un don. Sean testigos de la Resurrección y sepan reconocerte
vivo junto a ellos anunciando con alegría que tú eres el Señor. Amén.
DIOCESIS DE TIBÚ
Parroquia San Vicente Ferrer Corregimiento de Agua Clara

ORACIÓN POR LOS JÓVENES

Señor Jesús
Corregimiento de Agua Clara
Estoy clamando por la vida de los jóvenes.
Quita las impurezas de sus corazones.
Rompe las cadenas y libéralos
de tantas tentaciones que quieren dañar a la juventud.
Quiero que mis acciones sean de tu agrado
Quiero seguir tu voluntad y hacer el bien.
Gracias, padre por siempre estar ahí
Por sostenerme y escucharme cuando más lo necesitaba.
Padre te pido por los jóvenes que como yo
Estamos llenos de malas tentaciones
Y rodeados de pecados que nos alejan de tu lado.
Permítenos que siempre actuemos según lo dictan las santas
escrituras.
Te pido Señor sabiduría y voluntad para enfrentar todas mis
dificultades.
Me ofrezco ante ti Señor para ser un faro y ejemplo para los jóvenes
Quiero ser una mejor persona cada día y ser un adulto de bien.
Gracias, señor por cada mañana que das
Y la oportunidad de empezar cada día
Para alabarte y hacer tu voluntad
En el nombre de nuestro señor Jesucristo
Amen.