Está en la página 1de 5

ENSAYO

“Plan de Nación”

Necesitamos Un Plan de Nación para El Salvador en la Educación, Salud,


Medio ambiente, seguridad, economía y desarrollo social; que sea
implementado atendiendo a las necesidades del pueblo, para buscarle
soluciones viables a éstos problemas que históricamente nos han afectado a
los Salvadoreños.

He decidido escribir un ensayo inspirado en múltiples y largas conversaciones


que mantengo con Juan Carlos Cortez Grijalva, un pensador, que admiro y
quien siempre ha sido un reto intelectual para mí.
Tanto él como yo somos personas “comunes” que simplemente amamos leer,
analizar nuestro entorno, y tratar de proponer soluciones a los problemas que
como Salvadoreños nos aquejan.
En primer lugar creemos que necesitamos, que a los puestos claves lleguen
personas visionarias, lo que me gusta nombrar como “Estadístas” personas que
sean motivadoras y que le inyecten optimismo a su trabajo, que puedan darle
esa vitalidad a los subalternos, para que éstos sirvan al pueblo de una forma más
positiva y propósitiva, acorde al objetivo de desarrollar y sacar al país adelante.
Además que se preocupen por el bienestar de todo el pueblo, pensando en el
país y no sólo en su bienestar personal o partidista.
Que no vengan a ofrecer más proyectos inalcanzables, que no prometan lo que
no cumplan, sino, personas que sepan motivar al pueblo para que todos nos
unamos y trabajemos por el bien común, empujando todos hacia el mismo lado.
No es una persona la que va a lograr hacer que el país progrese, no es un partido
político el que va a lograr que el país pueda ser lo que tiene como potencial.
Somos todos unidos, sin posiciones políticas, sino como ciudadanos y con el
compromiso de legar un mejor país a nuestros hijos.
Se sugiere que éste plan sea como una agenda de nación a ser desarrollada por
todos los funcionarios de cualquier partido que llegue al poder. Se debería de
pensar en un principio como mínimo unos 25 años, y si da resultado, irlo
mejorando y prolongarlo. Porque históricamente cada vez que se cambia de

1
presidente, no se le da continuidad a buenos proyectos, ocasionando pérdida de
recursos.
También creemos que estamos enfocando muy mal nuestros esfuerzos. Se nos
ha olvidado que en nuestro país la verdadera riqueza está en la tierra, y es justo
el agro, los cultivos, la tierra lo que hemos hecho a un lado, miles quieren ser
abogados, miles quieres ser Arquitectos e ingenieros, administradores de
empresas y casi nadie quiere apostar por hacer del agro una carrera. No nos
damos cuenta de cuanta riqueza hay en los cultivos, podríamos canalizar
nuestros esfuerzos en hacer cultivos orgánicos, lo que evitaría que
contaminemos la tierra con tanto químico además tendríamos una población
más saludable.
Pero para lograr mejoras en el país, hay que tener un Plan de Nación, un plan
que sin importar el partido político que llegue al poder siga siendo
implementado. Un Plan en el que estemos involucrados todos, desde los niños
de kindergarten hasta los profesionales, incluyendo a los ancianos jubilados.
Logrando unificar a toda la población sobre cualquier propósito particular. En
el momento en que todos nos unamos a trabajar los unos por los otros tendremos
muchas mejores oportunidades “en la unión está la fuerza”
Pero para llegar a eso, debemos concientizar a las personas hacerles ver que
debemos hacer el EGOCENTRISMO a un lado, y trabajar por el bien común.
Necesitamos unificarnos porque actualmente hay demasiada división por
religión, por equipos, por partidos políticos, por status sociales.
Debemos explotar el nacionalismo, para enorgullecernos de lo que somos como
pueblo, y buscarle una identidad, un orgullo nacional.
El país necesita un reordenamiento territorial con respecto a la distribución de
la tierra. En la zona costera hay que lanzar una agricultura de acuerdo al tipo de
tierra; lo mismo en el interior del país, buscar las zonas más adecuadas, para
cada actividad como las montañas que ya son cafetales hacerlas bosques, los
pueblos que crezcan ordenadamente hacia lugares adecuados, seguros, que no
ocasionen interferencia con otras actividades. Que las construcciones sean hacia
arriba, y que se evite la tala indiscriminada de árboles para las construcciones
urbanas. Que por ley se deje aunque sea un árbol en cada patio y unos dos
árboles al frente de la casa (árboles ya grandes desarrollados, naturales del
lugar).

2
En el Plan de nación se pueden desarrollar diferentes tipos de programas o
proyectos que podrían irse desarrollando escalonadamente hasta llegar a
implementarlos en su totalidad, hay que hacer reportes mensuales de progreso.

Para comenzar se debería dar a conocer el proyecto a la comunidad (antes de


comenzarlo) ¿Qué se pretende hacer? ¿Cómo se hará? ¿Para qué? Además de
decirles cómo todos estaremos involucrados…
Después se recomienda comenzar con un proyecto integrador (que llevará a que
desde el niño más pequeño de kindergarten, hasta el adulto mayor se pongan a
trabajar para el bien común) El proyecto en sí, es bastante fácil de desarrollar,
y a la par lleva muchos beneficios para las comunidades y el país. “Recolección
de Deshechos biodegradables” ¿Qué es lo que más generamos como seres
humanos? Deshechos, y estos deshechos en lugar de ser un problema, bien
podrían ser una solución sabiendo sacarle el provecho necesario. Los puntos de
recolección y tratamiento serían las escuelas donde estos alumnos asisten a
diario. En vez de estar dejando que el camión de la basura recolecte esos
deshechos, los alumnos los estarían llevando de la casa a la escuela (como parte
de un proyecto de nación) allí en la escuela se tendría el lugar apropiado para
estar siendo recolectados, a fin de ser usados para crear una composta o abono
orgánico, cuyo ingrediente principal serían tanto las hojas que se recogen de los
árboles, (que ya no serían quemados) como las cáscaras de las verduras y
verduras, cascarones de huevos, entre otros, se hará uso de un producto
conocido como “Digestor” el cual es un componente de enzimas que evita que
la composta tenga mal olor y saque gases perjudiciales para el medio ambiente.
Éste abono orgánico estaría ayudando a la restauración natural del suelo,
evitando el uso y abuso de químicos, que dañan el medio ambiente, y la salud
del ser humano.
De ésta forma el ciudadano se sentiría parte de la solución con acciones simples,
evitando generar demasiada basura, y creando un abono que ayudará a generar
cultivos 100% orgánicos, los cuales son mucho más saludables y beneficiosos
para el medio ambiente; al mismo tiempo se puede contribuir a disminuir el
considerablemente la cantidad de basura a recolectar por las alcaldías.
Se sugiere que se recojan en las Escuelas y los alumnos estarían aprendiendo en
forma práctica a hacer restauración de suelos.

3
Al tener la composta o abono orgánico, se puede pasar a la etapa de crear huertos
escolares 100% orgánicos, dónde los alumnos desde pequeños aprendan a
cultivar y cuidar la tierra y los recursos que de ella obtenemos. Esto llevaría a
unificar a la población además de beneficiar a la canasta básica ya que
cultivarían lo que ya no van a tener necesidad de comprar.

Las escuelas podrían pasar a ser viveros de almácigos, tanto de árboles frutales
como de plantas de granos básicos, que serían transplantados cuando la época
de invierno comience, ayudando a que las plantas estén más fuertes y crecidas
para aprovechar al máximo la lluvia.
Los árboles frutales podrían servir tanto para reforestar como para ser parte de
la dieta de la población.
Cuando se tenga suficiente abono orgánico y plantas de éstos viveros, se podría
comenzar a promover además de los huertos escolares, los huertos caseros;
después se podría pasar a otra etapa donde se comiencen a promover las granjas
penales, para que los reas se mantengan ocupados en algo de beneficio para el
país, y aportando para su propio alimento (disminuyendo el gasto del sistema
legal en alimentación)
Esto llevará el componente de reinserción social, pues quien delinquía por no
saber que hacer, ahora aprende a cultivar la tierra y cuidarla.
Cuando con todo lo anteriormente detallado esté dando resultados, se
comenzará a satisfacer las necesidades alimenticias de la población con algo
que nosotros mismos estaremos cultivando, además de ser 100% orgánicos, un
gran beneficio para la salud, disminuir el índice de criminalidad y evitando
importar tanta fruta y verduras.
El exceso de los cultivos se pueden comenzar a ofrecer en el mercado
internacional, un producto 100% orgánico. Eso generaría comercio, divisas,
trabajo honrado, menos delincuencia, entre otros. A estas alturas se espera que
se haya logrado la unidad de la población al estar todos trabajando por el bien
común, una conciencia para cuidar los recursos renovables y no renovables.
Al generar ingresos y acortar gastos podríamos comenzar otro proyecto, que ya
en parte ha comenzado a hacerse “la salud” pues una población que se alimenta
más saludablemente, también se enferma menos.

4
En salud se debe promover más que la medicina “curativa” la medicina
“preventiva”
Se debe crear espacios de esparcimiento dónde se conviva con el Medio
Ambiente, se haga ejercicio y se enseñen buenas prácticas y sanas costumbres
a nivel alimenticio para evitar enfermarnos.

También podría gustarte