Está en la página 1de 3

¿Qué Son?

Se llaman actos humanos a todas las acciones voluntarias que realiza una persona, son
originados en la parte típicamente humana del hombre, es decir, en sus facultades específicas,
como son la inteligencia y la voluntad. Estos actos son los que pueden ser juzgados como
buenos o malos desde el punto de vista de la Moral.

Elementos de los Actos Humanos

El acto humano requiere la intervención de las potencias racionales, que determinan sus
elementos constitutivos: la advertencia en la inteligencia y el consentimiento en la voluntad.

ADVERTENCIA: Mediante la advertencia el hombre percibe la acción que va a realizar. Esta


advertencia puede ser plena o semiplena, según se advierta la acción con toda perfección o
solo imperfectamente.

CONSENTIMIENTO: Lleva al hombre a querer realizar ese acto previamente conocido,


buscando con ello un fin. Como señala Santo Tomas, “un acto consentido es aquel que
procede de un principio intrínseco con conocimiento del fin”

División del acto humano

Por su relación con la moralidad el acto humano puede ser:

Bueno o licito: Si esta conforme con la ley moral (ejemplo: dar limosna)

Malo o licito: Si le es contrario a la ley moral (ejemplo: mentir)

Indiferente: Cuando ni le es contrario ni conforme (ejemplo: caminar)

En razón de las facultades que lo perfeccionan, el acto puede ser:

Interno: El realizado a través de las facultades internas del hombre, entendimiento,


memoria, imaginación… (ejemplo: el recuerdo de una acción pasada, o el deseo de una futura)

Externo: Cuando intervienen los órganos y sentidos del cuerpo (ejemplo: comer o leer)
Obstáculos del acto humano

Son algunos factores que afectan a los actos humanos, impidiendo el debido conocimiento de
la acción y la libre elección de la voluntad.

Por parte del conocimiento: La ignorancia, la cual suele definirse como la falta de la debida
ciencia moral en un sujeto capaz, esta puede ser:

Vencible: Se puede superar si se genera un esfuerzo razonable.

Invencible: Es aquella que no puede ser superada por el sujeto, ya sea porque de ninguna
manera es consciente de ella o porque a intentado salir de ella y esto resulta en vano.

Por parte de la voluntad: La cual se divide en:

El miedo: Es una vacilación del animo ante un mal presente o futuro que nos amenaza, e
influye en la voluntad a la hora de actuar.

Las pasiones: Designan las emociones o impulsos de la sensibilidad que inclinan a obrar o no
obrar.

La violencia: es el impulso de un factor exterior que nos lleva a actuar en contra de nuestra
voluntad.

Los hábitos: Tendencia a actuar de determinada manera. Estos hábitos pueden ser buenos y
en ese caso son llamados virtudes por lo contrario son considerados vicios.

Consecuencias del Acto

Imputabilidad: es el acto humano que exige ser atribuido a quien lo ejecuto consciente y
libremente.

Responsabilidad: es la obligación que tiene el autor de un acto humano de responder por el y


por los efectos que se le deriven.

La moralidad del acto humano

La clave para el estudio de la ciencia moral esta en el juicio sobre la bondad o maldad de un
acto, es preciso considerar:

El objeto: Es la acción misma del sujeto, pero tomada bajo su consideración moral.

Las circunstancias: Son diversos factores o modificaciones que afectan al acto humano como:

Quien realiza la acción, las consecuencias que trae la acción, los medios la acción, el lugar,
donde, como y cuando se realizó.

La finalidad: la intención que tiene el hombre al realizar un acto.