Está en la página 1de 12

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL SANTA

FACULTAD DE EDUCACIÓN Y HUMANIDADES


ESCUELA PROFESIONAL DE EDUCACIÓN SECUNDARIA
ESPECIALIDAD DE FILOSOFÍA, PSICOLOGÍA Y CIENCIAS
SOCIALES

EVALUACIÓN FORMATIVA – ESTUDIO DE CASOS

Integrantes:
LEÓN COLCHADO, Juanita I.
GUERRERO DOLORES, Junnior J.
PRÍNCIPE SIMEÓN, Rosa I.
HARO VILLANUEVA, Stefany B.

Docente:

NUEVO CHIMBOTE – PERÚ


2019
ÍNDICE
INTRODUCCIÓN ....................................................................................................... 3

Capítulo I. EVALUACIÓN FORMATIVA ................................................................ 4

DEFINICIÓN........................................................................................................... 4

FORMAS DE REGULACIÓN ................................................................................ 4

PROCESOS DE ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE .............................................. 5

Capítulo II. ESTUDIO DE CASOS ............................................................................. 7

DEFINICIÓN........................................................................................................... 7

TIPOS ...................................................................................................................... 7

ESTUDIO DE CASO EN EDUCACIÓN ............................................................... 8

OBJETIVOS ............................................................................................................ 8

CONCLUSIONES ..................................................................................................... 11

REFERENCIAS......................................................................................................... 12
INTRODUCCIÓN

El presente informe referido al tema de “Evaluación formativa – Estudio de casos”


fue realizado para el curso de “Evaluación de Aprendizajes”, bajo los lineamientos de
investigación de la Universidad nacional del Santa.
De esta manera se han divido en dos capítulos, en el capítulo I se dará a detallar
sobre la Evaluación formativa, para lo cual, especificaremos el concepto para poder
entender más adelante las formas de regulación, las cuales hacen referencia en que
momento se da este tipo de evaluación.
Asimismo, especificaremos el proceso de enseñanza – aprendizaje en el cual
daremos a conocer que tanto es que el alumno y el docente deben de participar, tomando
así en cuenta que el estudiante es el centro de atención, debido a que de este es que se
verá cual a sido los errores para poder de esta manera más adelante emplear nuevas
técnicas de enseñanza para que se pueda llegar al aprendizaje esperado.
Por otro lado, en el capítulo II se dará a conocer cómo es que se da un estudio de
casos, de esta manera se especificara cual es el concepto para ´poder hacer más entendible
el tema al lector, siguiendo con los subcapítulos se dará a conocer los tipos de estudios
de casos los cuales más se asemejan en este caso a la educación.
Es así que, para poder entrar más al tema de estudios de casos en la educación, se
detallara en un subcapítulo, para lo cual este hará que se pueda entender que es lo que
quiere lograr este estudio de casos en los estudiantes. De esta manera se llegará al objetivo
el cual enmarca todo el capítulo II que especifica que es lo que se puede lograr con este
instrumento al usarlo en un salón de clases.
Asimismo, realizara como es que se puede aplicar el estudio de casos en una
evaluación formativa, dejando así entrever al nivel que se quiere lograr llegar, para lo cual
se realizará un instrumento referido al tema a tratar.
Es así que este informe espera poder alcanzar las expectativas del más exigente lector
del tema y poder ser utilizado para futuras investigaciones que enriquezcan la materia.
Capítulo I. EVALUACIÓN FORMATIVA
DEFINICIÓN
Según (Jorba & Sanmartí, 1994) especifica que este término fue introducido por M.
Scriven en el año 1967, se refiere a los procedimientos utilizados por el profesor con la
finalidad de adaptar su proceso didáctico a los progresos y problemas de aprendizaje
observados en sus alumnos. Este tipo de evaluación tiene como finalidad fundamental
una función reguladora del proceso para hacer posible que los medios de formación
respondan a las características del que aprende. Tiende esencialmente a identificar cuales
son las dificultades del aprendizaje, más que a considerar cuales son los resultados
alcanzados.
De la misma manera (Educación, 2016) argumenta que la evaluación formativa es un
proceso en el cual profesores y estudiantes comparten metas de aprendizaje y evalúan
constantemente sus avances en relación a estos objetivos. Esto se hace con el propósito
de determinar la mejor forma de continuar el proceso de enseñanza y aprendizaje según
las necesidades de cada curso. El enfoque de evaluación formativa considera la
evaluación como parte del trabajo cotidiano del aula y la utiliza para orientar este proceso
y tomar decisiones oportunas que den más y mejores frutos a los estudiantes.
FORMAS DE REGULACIÓN
Además (Jorba & Sanmartí, 1994) nos argumenta que la información que se busca se
refiere a las representaciones mentales del alumno y a las estrategias que utiliza para
llegar a un determinado resultado.
Es así que citando a Allal (1998) se pueden distinguir tres formas de regulación
formativa:
1. La regulación interactiva:
Se distingue de las otras dos por el hecho de que la regulación esta integrada a la
situación de aprendizaje. La adaptación de las actividades de aprendizaje a las
necesidades del alumno es una consecuencia inmediata de sus interacciones con el
enseñante, con los demás alumnos y con los contenidos (a través del material didáctico).
2. Las regulaciones retroactiva y proactiva:
Son formas de regulación que intervienen después de una secuencia de
enseñanza/aprendizaje. Así es pues, son acciones de regulación diferida respecto a la
situación inicial y respecto al momento de la evaluación.
En la regulación retroactiva se programan actividades de refuerzo después de una
evaluación puntual al final de una secuencia. Estas actividades versan sobre el contenido
de esta secuencia para ayudar a los estudiantes a superar las dificultades o a corregir los
errores detectados en la evaluación.
La regulación proactiva, en cambio, prevé actividades de formación futuras, que
básicamente están más orientadas hacia la consolidación y la profundización de
capacidades de los alumnos que hacía la superación de dificultades especificas que ya se
han encontrado o hay errores ya cometidos.
Tanto la evaluación inicial como la formativa tienen en la función formativa, y se
diferencian básicamente por el momento en que se producen, una antes de la enseñanza,
la otra durante la enseñanza.
PROCESOS DE ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE
A continuación (Educación, 2016) nos describe cada uno de los procesos de enseñanza
- aprendizaje que promueve la evaluación formativa:
1. Identificar y compartir metas de aprendizaje
Corresponde al punto de partida de la evaluación formativa, donde el profesor y sus
estudiantes clarifican lo que enseñarán y aprenderán y los criterios que indican que esto
se ha logrado. Estas metas están relacionadas con los objetivos de aprendizaje y, por lo
tanto, con los Estándares de Aprendizaje de cada nivel.
2. Recoger variedad de evidencia
La evidencia de los aprendizajes es central dentro de la evaluación formativa ya que
permite observar el logro de las metas que se han establecido y constituye el fundamento
de las decisiones que toma el profesor o los alumnos respecto a los pasos a seguir.
Para ello, es importante considerar que la evidencia de los aprendizajes:
 Es un proceso intencionado y planificado, es decir, el profesor identifica
previamente qué quiere observar y cuándo es el mejor momento para recoger esta
evidencia.
 Está referida a todos los estudiantes y no solo de algunos, pues eso restringe las
posibilidades de realizar ajustes que beneficien al grupo completo y especialmente
a aquellos que están en niveles más iniciales.
 Se puede obtener a través de distintas estrategias, lo que da la posibilidad a los
estudiantes de demostrar lo que han aprendido. Por ejemplo, preguntas cerradas,
abiertas, observación de desempeños, evaluación de pares, autoevaluación, entre
otros.
 Debe ser focalizada, es decir, tener directa relación con los objetivos de
aprendizaje y no aspirar a cubrir todas las áreas posibles. Así puede ser manejada
y procesada de manera eficiente por estudiantes y profesores.
 Permite incorporar la perspectiva y el juicio que cada estudiante tiene respecto de
su comprensión y desempeño.
 Se recolecta y utiliza de forma oportuna, es decir, cuando aún es posible hacer
ajustes y mejoras en los procesos de aprendizaje y de enseñanza.
3. Retroalimentar al estudiante
La evaluación formativa es más prospectiva que retrospectiva, es decir, su foco
está en determinar cómo seguir avanzando y en esta función todas las formas de
retroalimentación (oral, escrita, visual, individual o grupal), juegan un papel
fundamental, pues son las herramientas con las que el profesor orienta a sus
estudiantes, entregándoles información que describe qué deben lograr, cómo lo están
haciendo y cómo pueden mejorar.
Es importante tener presente que no toda retroalimentación tiene efectos positivos
en los aprendizajes y que, incluso si no es bien conducida, puede tener efectos
negativos en el largo plazo. Retroalimentar a los estudiantes es una habilidad que se
aprende y es siempre perfectible,
4. Fomentar el rol activo de los estudiantes
Para potenciar este rol activo, el profesor planifica y estructura sus clases
promoviendo momentos de interacción con y entre sus estudiantes, cuidando que todos
tengan la oportunidad de participar y no solo aquellos que manejan el contenido o se
sienten confiados para levantar la mano.
Para ello, utiliza otras formas de gestionar la participación, por ejemplo, usando un
método de participación aleatoria o estrategias para visibilizar las respuestas de todos
los alumnos
5. Intencionar la evaluación y retroalimentación entre pares
Estos procesos deben ser intencionados y cuidadosamente planificados por el
docente, quien debe enseñar a los estudiantes a trabajar juntos y colaborar en sus tareas,
ya sea evaluando el trabajo de otros, retroalimentando al compañero, orientándolo en
sus dificultades, clarificando sus errores, entre otras estrategias. Esto implica diseñar
actividades y espacios donde estas interacciones tengan sentido y sean útiles para los
alumnos, pero también guiarlos en la manera de hacerlo, generando un ambiente de
confianza y respeto donde estas interacciones puedan desarrollarse.
6. Retroalimentar la práctica
Durante todo el proceso de enseñanza, el profesor obtiene información importante para
modificar su propia práctica según las necesidades de los estudiantes. Dentro del ciclo de
evaluación formativa, los docentes obtienen evidencia de lo que están comprendiendo los
estudiantes, pero también de la efectividad y pertinencia de las estrategias de enseñanza
que han implementado.
Es importante mencionar que no toda evaluación formativa implica que el profesor
modifique un aspecto de su práctica. El resultado de la evaluación puede indicar que las
decisiones han sido correctas, que ha utilizado la estrategia adecuada y esto también es
información valiosa para las decisiones futuras y para compartir con otros profesores de
distintos niveles y asignaturas

Capítulo II. ESTUDIO DE CASOS


DEFINICIÓN
Según (Montaner Villalba, 2018) nos indica que el estudio del caso es un instrumento
o método de investigación con origen en la investigación médica y psicológica que ha
sido utilizado en la sociología por autores como Spencer (1851) y Weber (1922), entre
otros. También ha sido empleado en ciertas áreas de las ciencias sociales como método
de evaluación cualitativa.
Este método surgió en el año 1920 en la escuela de derecho de la Universidad de
Harvard con el objetivo de simular situaciones complejas teniendo en cuenta sucesos
auténticos a través de los cuales el alumno desarrolla una serie de destrezas actitudes de
forma intrínseca.
Asimismo (Rovira Salvador, s.f.) refiere que El estudio de casos consiste en un método
o técnica de investigación, habitualmente utilizado en las ciencias de la salud y sociales,
el cual se caracteriza por precisar de un proceso de búsqueda e indagación, así como el
análisis sistemático de uno o varios casos.
TIPOS
Citando a Stake (1995), (Montaner Villalba, 2018) nos indica las categorías que
especifica el autor citado:
1. Estudio de caso intrínsecos:
Casos con especificidades propias, con un valor en si mismos. No se elige al caso
porque sea representativo de otros casos, sino porque resulta de interés y sirve para
comprender mejor el caso.
2. Estudios instrumentales:
Son aquellos con el fin de profundizar un tema o corroborar una teoría, siendo
casos que pretenden generalizar a partir de un conjunto de situaciones específicas.
3. Estudios colectivos:
En los que el interés se encuentra en la investigación en torno a un fenómeno
determinado, del tipo que sea y, por tanto, se pueden estudiar varios casos a la vez.
Por otro lado (Montaner Villalba, 2018) cita a Yin (1993) para poder especificar
otro tipo de categorías:
1. Estudio de caso único:
Focalizado en un solo caso, justificando las causas del estudio, de carácter critico
y único, dada la peculiaridad del sujeto y objeto de estudio implicando, pues, que el
estudio sea irrepetible, así como su carácter revelador, aportando a la comunidad
científica un estudio que no hubiera sido posible conocer de otro modo.
2. Estudio de caso múltiple:
Donde se emplean varios casos simultáneos para estudiar y describir una realidad.
ESTUDIO DE CASO EN EDUCACIÓN
De esta manera (Montaner Villalba, 2018) nos argumenta la aportación del estudio de
caso en la educación, la cual esta básicamente fundamentada en estas tres características:
1. Énfasis en las observaciones a largo plazo, fundamentadas únicamente en informes
descriptivos.
2. Interés por descubrir la conducta observada, dentro del marco de los hechos
circundantes.
3. Preocupación por la perspectiva de los participantes en torno a los sucesos, es
decir, como construyen su realidad social.
OBJETIVOS
Es así que (Montaner Villalba, 2018) nos especifica cuales son los diversos objetivos
que persigue alcanzar los estudios de casos:
 Producir un razonamiento de tipo inductivo.
 Recolectar datos a partir de la observación mediante los cuales poder elaborar
hipótesis.
 Producir nuevos conocimientos respecto a un tema.
 Confirmar teorías previamente conocidas.
 Describir situaciones o sucesos concretos.
 Ofrecer ayuda, conocimiento o instrucción al caso estudiado.
 Comprobar o contrastar fenómenos, situaciones o hechos.

ESTUDIO DE CASOS, UNA FORMA DE APLICAR LA EVALUACIÓN


FORMATIVA.
Des pues de haber analizado a detalle estos dos puntos fundamentales en lo que
respecta a la nueva forma de ver la educación, podemos ahora decir que todos estos
procesos encajan perfectamente para poder hacer un buen desarrollo de nuestra sesión
académica en el curso de desarrollo personal, ciudadanía y cívica. Este curso al ser
vivencial o mejor dicho un curso que es más de la vida de cas uno de los chicos y su
desarrollo. El estudio de casos es una de las técnicas didácticas que se va utilizar con
mucha frecuencia para poder involucrar a los chicos. Al ser consciente de que el cerebro
humano aprende de mejor manera cuando se pone en contacto con la realidad o cuando
se involucra con los temas tratados.
Si bien es cierto los temas a tratar son exclusivamente teóricos, pero considerando
la edad de los chicos de la educación básica regular y considerando la adolescencia por
la que pasan es necesario este tipo de técnicas para poder hacer de las clases más
didácticas y que sean más significativas para el estudiante. El estudio de casos como se
menciona anteriormente es más involucrativo con el estudiante y esto va ayudar en la
adquisición de los conocimientos que se imparte en el curso.
Al momento de plantear un estudio de casos como una técnica de evaluación se
debe tener en cuenta los siguientes aspectos planteados por (E. Gómez Sánchez, 1995 )
- El caso debe plantear una situación real, pero abordable. Idealmente, el caso
debería ser muy conocido por el profesor, por lo que podría estar tomado de su
investigación, siempre que esta tenga relación con la asignatura.
- El caso debe ser claro y comprensible, pero no debe sugerir una solución obvia.
De hecho, lo ideal es que puedan proponerse varias soluciones válidas, incluso a partir de
interpretaciones distintas de los alumnos.
- A pesar de lo anterior, la información importante y la secundaria deben aparecer
mezcladas, y el alumno debe seleccionar la que considere útil. Esto es una característica
de los problemas reales, y sin embargo los enunciados de los problemas académicos
frecuentemente listan los datos relevantes, por lo que el alumno no aprende a seleccionar
la información útil.
- El caso debe poder resolverse en un tiempo limitado, de forma que los alumnos
perciban la viabilidad del caso y al mismo tiempo consideren el tiempo como una
restricción adicional en la selección de soluciones. - Por supuesto, el caso debe poder ser
resuelto utilizando conocimientos al alcance del alumno, típicamente presentados en la
asignatura en cuestión, pero también de sus estudios anteriores en la titulación. De esta
forma se garantiza que el alumno aprende los conocimientos y los relaciona entre sí.
BENEFICIOS DE UTILIZAR EL ESTUDIO DE CASOS.
A parte de todo esto que se acaba de mencionar también es importante rescatar
cada una de las capacidades que esta técnica de pedagogía ayuda a los estudiantes; entre
ellos tenemos los siguientes:
- Ayuda a Identificar y definir problemas propios del campo disciplinar
- Facilita que el alumno pueda Analizar, comprender e interpretar datos
relevantes
- Ayudará a que los estudiantes puedan tener un pensamiento crítico durante los
problemas que se le presentan en la vida.
- Por otra parte también sirva para Reconocer y distinguir suposiciones de
inferencias, formular juicios, y tomar decisiones fundamentadas, así como de
presentar ideas y opiniones ante diversos públicos
¿CÓMO EVALUAR EN EL ESTUDIO DE CASOS?
Sin lugar a duda uno de los aspectos fundamentales cuando queremos evaluar un
estudio de casos es ¿Cómo evaluamos? Al ser un proceso diferente a lo habitual que se
desarrolla en las aulas también se necesitan nuevos métodos nuevas técnicas nuevos
instrumentos de evaluación ´por ello es preciso mencionar un par de instrumentos que se
pueden utilizar en este entorno de evaluación
CONCLUSIONES
De esta manera de ha podido llegar a las siguientes conclusiones:
1. La evaluación formativa es un proceso en el cual profesores y estudiantes
comparten metas de aprendizaje y evalúan constantemente sus avances en relación
a estos objetivos.
2. Con la evaluación formativa se logra que el estudiante pueda utilizar estrategias y
pueda utilizar sus habilidades y capacidades.
3. Parte de la evaluación formativa es que el estudiante participe activamente y el
docente sea un guía en este proceso.
4. El estudio de caso es un instrumento el cual es llegar a que el alumno desarrolle
una serie de destrezas actitudes de forma intrínseca.
5. De forma sintetizada, puede decirse que el estudio de caso pretende, explorar,
describir, explicar, evaluar y / o convertir.
REFERENCIAS
E. Gómez Sánchez. (1995 ). https://www.gsic.uva.es/. Obtenido de
https://www.gsic.uva.es/: https://www.gsic.uva.es/uploaded_files/6B_2.pdf
Educación, A. d. (2016). Guia de evaluación formativa. Obtenido de Agencia de calidad
de educación: https://www.evaluacionformativa.cl/wp-
content/uploads/2016/06/Gu%C3%ADa_Evaluaci%C3%B3n_Formativa.pdf
Jorba, J., & Sanmartí, N. (junio de 1994). Enseñar, aprender y evaluar: un proceso de
regulación continua. Obtenido de ministerio de educación y cultura:
file:///C:/Users/ADMIN/Downloads/VP00041.pdf
Montaner Villalba, S. (1 de Febrero de 2018). Campues educación . Obtenido de Estudio
de casos en educación: https://www.campuseducacion.com/blog/revista-digital-
docente/estudio-caso-educacion/
Rovira Salvador, I. (s.f.). Psicología y mente. Obtenido de https://psicologiaymente.com/:
https://psicologiaymente.com/psicologia/estudio-de-caso