Está en la página 1de 8

INCLUSION SOCIAL

ENSAYO SOBRE FATORES SOCIALES, POLITICOS Y ECONÓMICOS

ACTIVIDAD FINAL

PRESENTADO POR:

ERIKA PATRICIA OCHOA – CÓDIGO: 22.587.258

GRUPO: 40004_32

TUTOR: GERMAN ANDRES JAUREGUI

UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA Y A DISTANCIA – UNAD

ESCUELA DE CIENCIAS SOCIALES, ARTES Y HUMANIDADES

PROGRAMA DE PSICOLOGÍA

BOGOTA, MAYO DE 2017


Introducción

El presente trabajo haremos una breve descripción para ampliar el concepto de

inclusión social que suele entenderse algo así como la movilización de las fuerzas de

las instituciones públicas -desde el derecho, pasando por las políticas sociales hasta la

escuela y la cultura- para que todos los individuos que habitan un país -incluyendo

infantes y adultos mayores, migrantes e indígenas, mujeres y hombres, con

independencia de sus ideas y opciones personales- puedan participar de los logros y

oportunidades de la sociedad. En fácil, la inclusión social consiste en evitar y superar la

exclusión de grupos sociales


Factores sociales políticos y económicos que influyen en la inclusión social

La exclusión social afecta a las personas no solo en el nivel y calidad de vida sino

también en el aspecto psicológico, pues ocasiona que sientan que no pertenecen a la

sociedad, que es la sociedad la que no les permite ingresar implicando un sentimiento

de marginación con una clara disminución de la autoestima; partiendo de este

enunciado no podemos preguntar, ¿en realidad sabemos el alcance que tiene el sector

político social y económico? O al menos sabemos ¿qué es inclusión social?,

primeramente debemos tener claro que es a inclusión social

En los últimos tiempos, una no tan nueva idea se ha conceptualizado e incorporado

a la terminología de la psicopolítica como respuesta a la desigualdad socioeconómica

que desgarra a muchos países en vía de desarrollo; la inclusión social y para ser

sinceros, en una sociedad perfecta no se debería hablar de inclusión social, pues al

hacerlo, es como si se aceptara está allí, sin embargo, no podemos negar la realidad y

nuestro deber es aceptarla.

Si la inclusión como hemos dicho, se contrapone a la exclusión, entonces, inclusión

social es una forma de participación efectiva en una democracia, que requiere de la

implementación de políticas de participación efectiva en una democracia, que requiere

de la implementación de políticas públicas orientadas a la igualdad de oportunidades,

para que asi exista una relación positiva entre los ciudadanos y los beneficios que se
adquieren producto del crecimiento. Por ello la inclusión social, es un proceso social,

tanto individual como colectivo, que permite tener una mejor calidad de vida.

Hemos visto a través de la historia como las tensiones políticas y culturales derivan

en diversas formas de pensamiento que desde una perspectiva histórica, posiblemente,

nos permiten pensar el presente y replantear aspectos centrales que afectan a las

sociedades contemporáneas, por ejemplo, el concepto de desarrollo propuesto Max

Neef quien nos muestra como la creatividad humana, a diferencia de la obsesión por el

crecimiento económico, puede crear procesos que le aportan a la vida:

“Nada puede ser más importante que la vida. Y digo vida, no seres humanos, porque

para mí el punto clave es el milagro de la vida en todas sus manifestaciones. Pero si

predomina el interés económico, uno no solo se olvida de la vida y otros seres vivientes,

termina también ignorando a los seres humanos”.

Así como lo hemos dicho, estamos claros en su “definición”, pero, existe una

exclusión más grave, y se trata del ocultamiento y del silencio que se yergue frente a

ese mismo pasado, en donde el sistema educativo ha cumplido y sigue cumpliendo un

papel asignado desde los mismos inicios de la Conquista, es decir, el de evitar por

cualquier medio que los colombianos puedan tener siquiera una leve idea de su propia

historia y de su propio entorno, además de contribuir grandemente a que el colombiano

este aislado de cualquier idea, así sea lejana, del conocimiento científico.
En las discusiones sobre políticas públicas, la inclusión social suele entenderse algo

así como la movilización de las fuerzas de las instituciones públicas -desde el derecho,

pasando por las políticas sociales hasta la escuela y la cultura- para que todos los

individuos que habitan un país -incluyendo infantes y adultos mayores, migrantes e

indígenas, mujeres y hombres, con independencia de sus ideas y opciones personales-

puedan participar de los logros y oportunidades de la sociedad. En fácil, la inclusión

social consiste en evitar y superar la exclusión de grupos sociales. En los debates, el

consenso llega hasta ahí. Más allá de eso hay maneras muy diferentes y hasta

encontradas de entender la exclusión y cómo resolverla (Minujin, 1998; Atkinson y

Davoudi, 2000; Sen, 2000; Arriba, 2002; CEPAL, 2008. Analizando la temática de la

temática de la pobreza y la exclusión social, la agenda política y social colombiana, el

cual debe ser analizado desde diversas miradas y enfoques como un problema político

y técnico (Vargas, 2001; Majone, 2005). Actualmente se reconoce que en el campo de

las políticas sociales, las apuestas gubernamentales tienen un marcado énfasis en los

asuntos técnicos, un ejemplo de lo anterior lo constituye la construcción de sistemas de

información y conocimiento del problema, con refinados mecanismos administrativos

que van desde un cambio en los sistemas de medición de la pobreza, hasta la

formulación de políticas públicas sociales orientadas a la solución de este problema en

planes de desarrollo nacional, regional y local.

Desde el punto de vista político, la pobreza en Colombia está relacionada con el

fenómeno de la exclusión social. La importancia de analizar los problemas de la

denominada “cuestión social colombiana”, implican un mayor conocimiento e


identificación de algunas problemáticas que acentúan la exclusión social como: el

declive de las instituciones de socialización política, el aumento del desempleo, el

subempleo y la precarización laboral; la crisis del modelo neoliberal en salud, vivienda y

educación; la debilidad de los presupuestos públicos y las burocracias que gestionan

los ejes humano y social para atender las crecientes demandas sociales; el aumento de

fenómenos de discriminación social por raza, sexo e identidad; y la persistencia de un

conflicto armado interno, que deja como saldo escasas opciones de negociación y

salida a este conflicto, así como una creciente desintegración del tejido social en los

lugares donde más se acentúa. Según Casas (2009) estos diversos aspectos

económicos, políticos, sociales y culturales de la 7 exclusión social en Colombia,

expresan una serie de privaciones, rupturas y rechazos que son comunes a ciertos

grupos sociales que les impide participar en sociedad.

En resumen, las políticas sociales deben hacerse cargo de la cultura, de la

subjetividad y de las relaciones sociales, co-construyendo, a partir de ahí, promesas

creíbles y fines para realizarlas. Esto solo puede ser realizado a partir de la deliberación

de todos los involucrados, desde lo local, y evaluando periódicamente los avances y

retrocesos hacia esos fines o propósitos, finales e intermedios, de modo de mejorar las

políticas.
Conclusiones

 Que la inclusión social es capaz de generar bienestar en medio de la realidad en que

vivimos.

 Que la inclusión social, es positivamente eficiente y eficaz para el desarrollo de un país

democrático.

 Que si existen gobiernos que se han comprometido y siguen comprometiéndose con la

obtención de la inclusión social.

 Que para lograr la inclusión social, es preciso crear y promover una integridad nacional

en la que se acepten y reconozcan las diferencias raciales y culturales.

Finalmente, como ya se evidenció trayendo a colación casos colombianos, la

formulación de leyes por sí sola no garantiza la eliminación de las brechas existentes

entre los diferentes grupos poblacionales y las relaciones de subordinación que de allí

se desprenden. Sin embargo, resulta fundamental, que los programas emprendidos

tengan un sustento legal para garantizar su permanencia en el tiempo y la destinación

de recursos para cubrirlos. En esta medida, tienen cabida políticas como las acciones

afirmativas que son estrategias de discriminación positiva y tienen como objetivo

conseguir mayor igualdad en el acceso a las oportunidades para todos los miembros de

una sociedad.
Referencias bibliográficas

Otálvaro, B. Pobreza y exclusión, un reto para las políticas públicas de inclusión social

en Colombia. Recuperado en mayo de:

http://pobrezayexclusionsocial.univalle.edu.co/documentos/OTALVARO.pdf

Corredor, C. (2010). La Política social en Clave de Derechos. Universidad nacional,

Bogotá, Colombia. Recuperado de: http://old.clad.org/portal/publicaciones-del-

clad/revista-clad-reforma-democracia/articulos/053-junio-

2012/Gonzalez%20y%20Guell.pdf

Rodríguez, C. (2017). Inclusión, educación y democracia en Colombia. Recuperado

de: http://hdl.handle.net/10596/11384