Está en la página 1de 3

SORGO FORRAJERO

El sorgo es una gramínea que crece en la época de primavera-verano y produce un alto rendimiento de forraje. Esta especie produce
alrededor 30 toneladas por hectárea (t/ha) de forraje verde en el primer corte (50 días después de la siembra). El sorgo es utilizado en
pastoreo, henificado, verde picado y ensilado, pudiendo proveer forraje en épocas en las que éste escasea en el agostadero. Para lograr
mayor rendimiento con el sorgo forrajero, es de especial atención la preparación del terreno, variedad a utilizar, aplicación de fertilizantes,
control de plagas y maleza, así como el adecuado manejo de la cosecha.

Preparación del terreno

Una buena preparación resulta esencial para la emergencia y desarrollo del cultivo. Realizar un barbecho con profundidad de 20 a 30
centímetros (cm) para integrar residuos de cosecha. Uno o dos rastreos para incorporar fertilizantes sólidos y lograr una cama de siembra
bien mullida, por último, una nivelación o “empareje” para facilitar el riego en melgas, curvas a nivel o surquería, dependiendo del método
de siembra.

Método de siembra

La siembra se realiza al voleo y en hileras. La primera no requiere de equipo, pero la distribución y profundidad de la semilla son menos
homogéneas, además se dificulta la aplicación de agroquímicos y no es posible la realización de labores de cultivo. Por el contrario, la
siembra en hileras facilita el control de maleza y plagas, además regula mejor la profundidad y distribución de la semilla; en siembras para
verde picado o ensilaje la separación entre hileras se recomienda de 70 a 80 cm.

Variedades

La selección de la variedad es importante en relación a características de: rendimiento, acame, tolerancia a insectos, enfermedades y valor
nutritivo del forraje. En el mercado existen variedades utilizadas para pastoreo; además, se cuenta con alternativas para corte, las cuales
son utilizadas como verde picado, henificado y ensilaje. La producción de forraje seco oscila entre 12 y 23 t/ha y de forraje verde entre 55
y 100 t/ha. Para pastoreo se cuenta las variedades S-23, Sorgo Sumiel 220 y Supersweet. Para ensilaje o verde picado se dispone de Silo
Miel 370 VCB, Sorgo Silo Miel 315 VC, Sorgo Silo Miel II y Gota de miel entre otras.

Fecha de siembra

El sorgo es una especie que se desarrolla en el ciclo primavera-verano. La temperatura mínima para su crecimiento es de 16 ºC y la óptima
es de 25 ºC. Por lo tanto, las fechas de siembra recomendadas van desde marzo hasta fines de junio, dependiendo de la región donde se
establezca el sorgo.

Densidad de siembra

Se recomiendan densidades de 10 a 25 kilogramos (kg)/ha. La cantidad de semilla a utilizar está sujeta al tipo de suelo, preparación del
terreno, variedad y al método de siembra. La profundidad de siembra es de 2 a 4 cm variando con el tipo de suelo y el tamaño de la semilla.

Fertilización

Para una adecuada fertilización se debe hacer un análisis químico de suelo. La elección de la fuente parte del costo, disponibilidad y
características del suelo. Fuentes sólidas de Fósforo (P) se aplican en presiembra y son incorporadas con el rastreo y fuentes líquidas son
aplicadas durante el desarrollo del cultivo. El Nitrógeno es el elemento más demandado para optimizar la producción de forraje; 40 % de
este nutriente se aplica en presiembra y el resto en forma dividida considerando si el sorgo será utilizado para pastoreo o ensilaje. En
general se estipulan fertilizaciones de 80 a 100 kg de N y 100 kg/ha de P; en siembras para pastoreo es necesario fertilizar con 50 kg de
N/ha después de cada pastoreo.

Riegos
El sorgo requiere menor cantidad de agua que el maíz, sin embargo, existen periodos críticos donde es indispensable evitar el estrés por
falta de humedad, como: germinación, primer crecimiento o desarrollo, etapa de embuche, floración y llenado de grano. La lámina de riego
varía con la textura de suelo y puede ser de 80 a 150 cm; a medida que aumenta el área foliar se incrementan los requerimientos de agua,
debido a que la evapotranspiración del cultivo es mayor. En praderas bajo pastoreo el riego es inmediatamente después de cada pastoreo
para estimular el rebrote y el crecimiento de la planta.

Maleza

En el periodo de crecimiento del cultivo se presenta maleza, principalmente de hoja ancha como la malva (Malva parviflora L.), quelite
(Amarantus palmeri S. Wats), y mostaza (Brassica nigra (L.) Knock). Se debe despejar de hierba la pradera después de la nacencia del
sorgo; en siembras en hileras es factible la utilización de cultivadoras para el control mecánico de maleza. Por otra parte, productos
químicos como el 2,4-D Amina (479 a 719 gramos de ingrediente activo [g i.a.]/ha) son utilizados para eliminar maleza de hoja ancha y
su aplicación debe llevarse a cabo cuando el cultivo tenga al menos 15 cm de altura. Para el control de vegetación de hoja ancha y angosta
se aplica en preemergencia de 750 a 1,250 g i.a./ha del herbicida Atrazina.

Plagas

Entre las plagas que atacan al sorgo están el gusano cogollero, gusano trozador y pulgones. Si la población de plantas afectadas por estas
plagas es mayor a 15 % es necesaria la aplicación de insecticidas, por ejemplo, Clorpirifos en dosis de 1 litro/ha.

Cosecha

Pastoreo. Cuando la pradera de sorgo se destine al pastoreo, éste se debe iniciar entre los 50 y 60 días después del riego de germinación
cuando la planta presenta una altura mínima de 60 cm. En condiciones de falta de humedad, y periodos prolongados de días nublados es
preferible evitar el pastoreo de sorgo, debido a que podría ocurrir envenenamiento, en el ganado, por nitratos o ácido cianhídrico.

Ensilaje. La cosecha se realiza cuando el grano está en estado lechoso-masoso y la planta completa tiene de 30 a 35 % de forraje seco, para
optimizar tanto el valor nutritivo como el rendimiento de forraje seco; el cosechar en estados más tiernos pudiera provocar la pérdida de
nutrientes al momento de realizar el ensilaje. Por el contrario, la cosecha en estados más maduros dificulta la compactación y la
fermentación del forraje.

Recomendaciones generales

El conocimiento de las etapas de crecimiento y cuando éstas ocurran deben de proveer las condiciones para obtener máximas tasas de

crecimiento o acumulación de materia seca. Para mejores resultados se debe de tomar en consideración los siguientes aspectos:

 Seleccionar la variedad que esté adaptada al área y produzca buenos rendimientos.

 Fertilizar de acuerdo con análisis químicos del suelo.

 Sembrar en las fechas adecuadas para cada región.

 Controlar maleza, insectos y enfermedades.

 Mantener condiciones adecuadas para el buen desarrollo de la planta.


Para mayor información dirigirse a los autores:
Dr. Félix Roberto Burboa Cabrera
Dr. Rubén Cabanillas Cruz
M.C. Gustavo David Ibarra Daniel
M.C. Miguel Ángel Zapata Moreno
Correo electrónico:
burboa.felix@inifap.gob.mx
frburboa@hotmail.com
Tel. (55) 387 18 700 Ext. 81325 Campo Experimental Costa de Hermosillo.
Pascual Encinas Félix 21 Col. La Manga, Hermosillo, Sonora. CIRNO-INIFAP.

También podría gustarte