Está en la página 1de 18

IERNES DE PSICOANÁLISIS - CLASES

CASO ELIZABETH – Cruz Gonzalez


En una histeria siempre hay un MOTIVO, en este caso es una defensa (tanto frente al joven
como ante el cuñado), es el deseo de Elizabeth que se encuentra con su propio
pensamiento y le dice, no, eso está mal, eso no puede ser. Entonces allí reprime y aparece
la conversión y la inervación somática. La representación se reprime y el afecto se
trasforma en inervación somática.

Entonces, el motivo es la defensa del sujeto frente a un deseo intolerable para él. Todavía
no está el inconciente formulado como objeto de conocimiento. La determinación que él
tanto busca es la sobredeterminación inconsciente. Es algo inconciente lo que se ha
jugado aquí. El deseo intolerable para ella es un DESEO INCESTUOSO, siempre los deseos
tienen que ver con el Edipo. La zona libidinizada es una zona donde el padre ponía la
pierna. Es en relación al padre y en relación al cuñado, que es también alguien prohibido.
Esto es algo que leemos después.

El MECANISMO es la CONVERSIÓN. Transformación del afecto en inervación somática.

La DETERMINACIÓN del síntoma es LA FRASE QUE SUSTENTA EL SÍNTOMA. Está asociada


a la pierna, está asociada a la zona libidinizada pero también está asociada a una frase.
Ella, a la impotencia, al no poder andar, al no poder dar un paso para conseguir la
felicidad, reponer la felicidad que su madre perdió y su propia felicidad, lo pone en una
frase, que no es al tun tun: “no puedo dar un paso más”.

Siempre HAY FRASES.

En el caso de la cantante (no puede cantar tonos medios) hay muchas frases que ella no
puede decir. Cuida niños de su padre viudo muy bruto y hay muchas cosas que tiene que
callar, esos afectos quedan inervados en la garganta.

En el caso de la señora de los dolores en la muela “fue para mí como una bofetada”.

Siempre hay una frase que enlaza al síntoma con su causa y determina que sea de una
manera y no de otra.

Siempre hay algo del lenguaje que se ha perdido y tiene que ver con sensaciones
corporales, la sensación de que “algo me he tragado”.
ETIOLOGÍA DE LA HISTERIA. Profesora: Paola Duchen

Este texto es posterior a la Interpretación de los sueños.


Él se pregunta por la ETIOLOGÍA, por las causas, qué es lo que origina la histeria.
En lugar de utilizar la anamnesis (información recopilada para formular un diagnóstico) va a partir de los
síntomas.
Por la Interpretación sabemos que la etiología va a ser SEXUAL e INFANTIL, pero en este texto
vamos a ver el proceso. Frente a los síntomas histéricos va a proceder con TRABAJO y con
INSTRUMENTOS DE TRABAJO.

Tomaremos como punto de partida el importante descubrimiento de que los síntomas de la


histeria derivan su determinación de

- CIERTOS SUCESOS DE EFECTO TRAUMÁTICO. En este momento está trabajando la teoría


del trauma, donde hay un hecho real que le ha ocurrido a una persona y por eso ha
enfermado. Luego vamos a ver que el nuevo nivel de objetividad que instala Freud es
- LA PALABRA, EL TRAUMA VA HACER HABLAR.

Un síntoma histérico tiene dos condiciones esenciales:

1. HA DE POSEER ADECUACIÓN DETERMINANTE - REPRESENTACIÓN


2. Y FUERZA TRAUMÁTICA SUFICIENTE PARA PRODUCIR EL SÍNTOMA - AFECTO

Ejemplos:
Vómitos - determinación: ver un cadáver – fuerza traumática: mucha
Vómitos ante choque de un tren – determinación: a simple vista ninguna – habrá que buscar.
Vómitos - determinación: comió una fruta podrida – fuerza traumática muy poca, habrá que
buscar.

Si el recuerdo descubierto no respondía a lo que él esperaba para resolver el síntoma


“deberemos continuar avanzando por el mismo camino, pues quien sabe si después de esta
primera escena traumática que nos cuenta no se encontrará el recuerdo de otra que satisfaga
mejor nuestras aspiraciones”.
Lo que nos dice es que van a estar ASOCIADAS estas escenas, que NO ES CASUALIDAD. Más
adelante nos va a decir que está en juego la SOBREDETERMINACIÓN.
En el caso de vómitos por ver el choque de un tren, la paciente recordó cadáveres pudríendose y
allí se llegó a la sobredeterminación.

“La cadena de asociaciones posee siempre más de dos elementos y las escenas traumáticas no
forman series simples. Comunicar la solución de un síntoma equivale a exponer un historial
clínico completo”. No sólo se va a curar de los vómitos, sino de todo… no se curan síntomas
aislados. Si no se toma el historial completo, el síntoma se va a trasladar a otro lado.
Se trata DEL SUJETO, produces un NUEVO SUJETO. Un sujeto al que no le haga falta esa
enfermedad.

También Freud afirma que está trabajando sobre el FUNCIONAMIENTO PSÍQUICO. Al psiquismo
le da igual que uno tenga un síntoma o se dedique a pintar cuadros, pero uno, sí que lo nota.
El sujeto es el que GOZA TODO EL TIEMPO, pero son goces diferentes. Podemos gozar con un
síntoma, una producción o con lo social, son todos goces distintos. El síntoma produce resultados
para el individuo solamente, es narcisista en cambio en las otras formas de goce el sujeto produce
resultados para otros.

Seguimos con los síntomas: “cuando partimos de un caso que ofrece varios síntomas llegamos
por medio del análisis desde cada uno de ellos a una serie de sucesos cuyos recuerdos se hallan
asociativamente enlazados.”
Freud a principio trabajaba con el método catártico, después lo abandona y sólo le pide que
hablen y QUE DIGAN TODO LO QUE SE LES OCURRA. Luego, en Interpretación, ya es EN
TRANSFERENCIA , pero también estamos viendo aquí que no es cualquier palabra, ni cualquier
síntoma el que se produce.
“Fórmese de esta manera un esquema comparable al árbol genealógico de una familia cuyos
miembros hubieran contraído también enlaces entre sí. Las cadenas asociativas de los distintos
síntomas comienzan a enlazarse entre sí. El determinado suceso de la cadena de recuerdos
correspondiente (a los vómitos, por ejemplo) es despertado, además de los elementos regresivos
de esta escena, un recuerdo perteneciente a OTRA DISTINTA que fundamenta otro síntoma
distinto (por ejemplo, el dolor de cabeza). Tal suceso pertenece así a ambas series y constituye
por tanto uno de los VARIOS NUDOS existentes en todo análisis.”

Está trabajando la condensación y el desplazamiento.

“”Proseguimos con ese análisis y el resultado consecuente de esta prosecución consiste en


descubrirnos que EN TODO CASO y CUALQUIERA QUE SEA EL SÍNTOMA que tenemos como
punto de partida llegamos indefectiblemente al terreno de LA VIDA SEXUAL. “

Esto es lo que trae Freud, “Esa es la CONDICIÓN ETIOLÓGICA de los síntomas histéricos… Mi
afirmación que la etiología de la histeria ha de buscarse en la vida sexual es una HIPÓTESIS
INDISPENSABLE.

Esos sucesos traumáticos de carácter sexual acontecieron en la PUBERTAD DEL SUJETO.


“Es curioso porque a veces se trata de INTENSOS TRAUMAS y a veces DE SUCESOS NIMIOS. “

Se pregunta cómo un suceso nimio (un amigo le tome el brazo o le roce una pierna) puede ser el
origen de una histeria. Luego se da cuenta que esto es lo manifiesto, después descubrirá lo otro.
Necesita remitirse a escenas anteriores, ya no de la pubertad. “A la primera infancia, esto es a
una edad anterior al desarrollo de la vida sexual”.
Así que llega, en el 1900, a preguntarse si los niños tenían vida sexual o no.
Concluye que con los datos que recoge de sus pacientes histéricas puede afirmar que sí, que hay
sexualidad, pero además, una sexualidad que tiene características curiosas, CON GRAN USO DE
LA BOCA, (vómitos) y también del ANO, más tarde el PENE. Estos son dos elementos de la
SEXUALIDAD INFANTIL.
No debemos olvidarnos del NUEVO NIVEL DE OBJETIVIDAD, el nuevo nivel es el de LA PALABRA.
Freud piensa en la boca, el ano, los genitales porque es lo que tiene ahí, es lo que palpa, pero es
lo que “LA PACIENTE HABLA”: tengo vómitos. El psicoanalista no va a interesarse en el vómito en
sí, sino en CÓMO LO CUENTA. En general las histéricas dan muchísimos detalles, siempre dicen
que el psicoanalista no termina de entenderlas. Nunca pueden terminar de describirlos, como si
no se alcanzaran las palabras para describirlos.

Al remitirnos a la más temprana infancia nos presenta a la SEXUALIDAD INFANTIL como LA


HERENCIA. Esos es lo que heredamos, la sexualidad infantil del complejo de Edipo, como
RENUNCIA.

“Los sucesos infantiles SON DE CONTENIDO SEXUAL “. Esto significa que el ser humano GOZA
SIEMPRE . El inconsciente está estructurado como un lenguaje, GOZO CON LA PALABRA.
Tengo un dolor de cabeza pero mi goce está en decirlo, aunque me duela la cabeza.
“Sentamos pues la afirmación que en el fondo de todo caso de histeria se ocultan uno o varios
sucesos de precoz experiencia sexual pertenecientes a la más temprana infancia.”

Todas sus pacientes cuentan la misma historia y esto lo sorprende porque vienen de distintas
familias.
“La prueba más importante de la realidad de estos sucesos nos es ofrecida por su relación con el
contenido total del historial de la paciente”.
No debemos ponernos en el hecho traumático, sino que, dentro de la historia es algo que tiene
que entrar, es un elemento que falta, como los puzzles. Estas escenas infantiles caben
LÓGICAMENTE en el relato. “De este mismo modo demuestran las escenas infantiles ser por su
contenido complementos forzosos del conjunto asociativo y lógico de la neurosis, cuya génesis
nos resulta comprensible una vez que incluimos estos elementos.”

En esa época, Freud recurría al relato de los familiares, aunque luego abandona esta práctica.
Con lo que se queda es con las HISTORIETAS SOBRE LA SEXUALIDAD INFANTIL. Ellas tienen
realidad tanto si fueron vividas como si fueron fantaseadas. Ese decir, ese contar, TIENE
REALIDAD, [lo dicho] es la REALIDAD PSÍQUICA. La realidad psíquica es material, no es que se
esté imaginando. Todo esto es para que veamos el PESO que tiene la realidad psíquica en la
determinación de un síntoma.

También sobre la ACTIVIDAD Y PASIVIDAD nos dice que “sin una previa seducción no es posible
para el niño emprender el camino de la agresión sexual”. Debe haber sido primero seducido por
un adulto.
A este tema lo podemos ver como actividad-pasividad. Ejemplo: un niño visita al médico, le
aplican una inyección, luego él se la aplica a su muñeca o a un hermanito. Es su manera de
elaborar. Primero estuvo en POSICIÓN PASIVA, ahora está en POSICIÓN ACTIVA.
Los seres humanos PROCESAMOS TODO EL TIEMPO VÍA PSÍQUICA cualquier estímulo.
“Nada importa la existencia de muchos hombres que hayan vivido en su infancia escenas
sexuales y no han enfermado luego de histeria. Si, en cambio, TODOS AQUELLOS QUE PADECEN
ESTA ENFERMEDAD han vivido tales escenas.
La SEXUALIDAD INFANTIL como etiología de la histeria es absolutamente NECESARIA.

“Las condiciones cuantitativas alcanzan igual importancia que las cualitativas”. Aquí está hablando
del FUNCIONAMIENTO, que es la cantidad. La EXAGERACIÓN DE UN MECANISMO NORMAL
produce la enfermedad. El está ocupado del APARATO PSÍQUICO, de su funcionamiento, de cómo
funciona. Luego están los PRODUCTOS, pero al psiquismo lo que le interesa es trabajar.
También hay una condición, que estos recuerdos, los de las escenas traumáticas TIENEN QUE SER
INCONSCIENTES.
Se pregunta cómo es posible que esos recuerdos, cuando fueron vividos no tuvieron efectos
traumáticos y más tarde sí. Allí nos habla de la segunda escena, que te pasa siempre la segunda
vez. La primera vez ni te das cuenta, pero en la segunda “abrochas”. La niña cuando ve al niño no
se da cuenta, “mira, tiene una cosita… ya me crecerá o… me la han cortado porque soy una niña
mala”. En ese momento no hay una diferencia sexual. Pero llega un momento que dice “ahí va”…
ni me la han cortado ni me va a crecer… es que soy diferente”.

“Cómo es posible que el recuerdo de los sucesos sexuales infantiles desarrollen tan magnos
efectos patógenos cuando el hecho mismo de vivirlos no provocó trastorno alguno”.

Es la segunda vez siempre. Cuando te pasa no te pasa, te pasa cuando LO RELATAS, cuando TE
DAS CUENTA. En la vida, cuando nos pasa algo no nos damos cuenta, lo vemos cuando nos pasa
una segunda vez.

Entonces, la etiología de la histeria es sexual, de la sexualidad infantil. En las sensaciones o


parestesias genitales o de otras partes del cuerpo hay una correspondencia sensorial con las
escenas infantiles. A la presión sobre el brazo que le tocaban de niña le corresponde un dolor
actual del brazo. Tiene que ver con su historia, no es casual. “Otros síntomas como dolor al orinar
o defecar, trastornos de la actividad intestinal, espasmos laríngeos y vómitos, perturbaciones
digestivas y repugnancia a los alimentos demuestran que son derivación de los mismos sucesos
infantiles.” SIEMPRE DESPUÉS DE LA INTERPRETACIÓN PSICOANALÍTICA.

“Las primeras marcas amorosas provocan un infinito número de afectos duraderos. Las
consecuencias psíquicas de tales relaciones son extraordinariamente hondas. Los dos
protagonistas quedan unidos para toda su vida con un lazo invisible.”

A la madre, para no abandonarla, me divido, sigo amándola en el inconsciente porque he tenido


que renunciar a ese amor para poder avanzar en el mundo. Se reprime, es una cosa del aparato
psíquico.

“Detalles accesorio de tales escenas infantiles alcanzan en años posteriores, en los síntomas un
poder determinante. Un niño enseñado a excitar con sus pies los genitales de una persona adulta
bastó para fijar a través de años enteros la atención neurótica del sujeto en sus extremidades
inferiores y su función, provocando finalmente una paraplejía. Otra paciente, cuyos ataques de
angustia solían presentarse a determinada hora del día, sólo se calmaba con la presencia de una
de sus hermanas, careciendo de tal eficacia el auxilio de las demás personas. La persona que en
su infancia la había hecho objeto de atentados sexuales preguntaba siempre si se hallaba en casa
dicha hermana, por la que temía si duda, ser sorprendida. No era casual que ella sólo se calmara
con esa hermana pero no sabía nada de la otra historia, o la había olvidado.

“SOBRE LAS REGLAS DE PRODUCCIÓN DE SÍNTOMAS HISTÉRICOS tenemos que reconocer, como
una de ellas la de ser elegida, para síntoma, aquella representación que está hecha para

- resaltar por la acción conjunta de varios factores y

- despertadas simultáneamente de diversos lados.

Regla que en otro lugar (en otro texto) expresé con el aserto de que los síntomas histéricos se
hallan SOBREDETERMINADOS.
La desproporción aparente comprobada en el histérico entre el estímulo psíquicamente excitante
y la reacción psíquica, desproporción que nos parece a nosotros, porque en realidad no
conocemos sino una pequeña parte de los motivos a los que obedece. Esta reacción es
proporcional al estímulo excitante y por lo tanto normal y psicológicamente comprensible.

Luego también habla sobre LOS PUNTOS HISTERÓGENOS. “Con la palabra DESPIERTA esos puntos
histerógenos.” Son puntos que están erogeneizados, puede ser la boca cuando hay vómitos, el
brazo cuando hay una parálisis. Siempre TIENEN UNA HISTORIA.
Por último generaliza la cuestión de la sexualidad infantil. No solamente a la histeria sino también
a la neurosis obsesiva y a la paranoia crónica.
EL MECANISMO PSÍQUICO DE LOS FENÓMENOS
HISTÉRICOS. Psicoanalista: Pilar Rojas.
Capítulo III - LA REALIZACIÓN DE DESEOS - LA INTERPRETACIÓN DE LOS
SUEÑOS - Por Cruz González

A partir del análisis del Sueño de Irma Freud llegó a la tesis: “El sueño es una realización
de deseos”. Al llegar a esta tesis, después de su largo proceso de investigación, se le
plantean muchas preguntas, pero se reserva las respuestas para más adelante. Él sigue su
camino científico y piensa: dejémonos sorprender por la novedad.

Demuestra que los sueños son una realización de deseos, porque podríamos pensar que
es por temor, una reflexión, un recuerdo.

Sin embargo Freud nos dice EL DESEO ES EL MOTOR DEL SUEÑO.

Una pesadilla, un sueño de castigo, un sueño de angustia, que en apariencia no son


realizaciones de deseos, cuando los analizamos responden a un deseo que se realiza.

Entonces:

1. El sueño es la realización de un deseo.

2. El deseo es el motor del sueño

Freud da un montón de ejemplos para demostrar su tesis.

SUEÑOS DE COMODIDAD. Comida copiosa, se acuesta y sueña que bebe agua y le


calma la sed. Luego despierta y tiene sed. Momentáneamente el sueño le calma la sed
porque EL SUEÑO ES EL GUARDIÁN DEL DORMIR. Gracias al sueño él puede seguir
durmiendo. Algunas veces un sueño cumple varios deseos: toma agua en urna etrusca:
calma la sed, sigue durmiendo y recupera la urna que su esposa regaló días antes.

La realización de deseos acontece pero “EN LA REALIDAD PSÍQUICA”.


Esta forma de plantear los sueños era muy novedosa porque antes pensaban que los
sueños provenían de estímulos exteriores o eran mensajes divinos o que no tenían ningún
sentido.
Freud nos viene a decir, EL SUEÑO TIENE UN SENTIDO. No tiene un sentido aislado. Al
sentido lo podemos averiguar
- ANALIZANDO EL SUEÑO
- CON LA ASOCIACIÓN LIBRE DEL PACIENTE.

Que el sueño es un cumplimiento de deseos también es una idea popular representada en


el dicho “Esto no me lo hubiera imaginado ni en sueños”.
SUEÑOS SENCILLOS O SIMPLES y SUEÑOS COMPLEJOS. Tanto los niños como los adultos
tienen sueños simples y complejos. Sus hijos tienen sueños simples. El sueño de Juanito
(análisis de la fobia de un niño) es un sueño complejo. Una niña (A. Freud) verbaliza
durante el sueño “Ana Freud frambuesas papilla”. Esto es todo lo que no pudo comer
durante el día por haber estado con indigestión. Menassa nos agrega que además de
comer todo lo que no pudo, se SALTA LA PROHIBICIÓN DE COMER (tenía prohibido comer
por la indigestión) y que en realidad la prohibición que se salta ES LA DE LA MADRE.
Para TODOS está prohibida la madre pero en el sueño se salta la prohibición. Entonces, el
deseo en el sueño es un deseo sexual infantil y reprimido, ese es el deseo que está en
juego en el sueño. Esta interpretación de Menassa nos amplía la visión. Dice que en este
texto Freud pone énfasis en que EL SUEÑO ES COMO UNA REALIZACIÓN DE DESEOS. El
como nos indica que es en la realidad psíquica, no en la realidad material.
La realidad psíquica DETERMINA la realidad material y no al revés. Tanto es así que nos
curamos o nos enfermamos en relación con la realidad psíquica. Por eso el psicoanalista se
ocupa de la realidad psíquica del paciente. Su discurso, cómo está posicionado en ese
discurso. No nos interesa si tiene novia, si le va bien en el trabajo. La “salud” tiene que
estar en la realidad psíquica. Tenemos que dejar de lado la idea de que una persona,
porque tenga una familia, sea mentalmente sana.
Menassa nos dice el sujeto tiene una doble alteridad,

- Un “otro” semejante que son las relaciones sociales


- Un “Otro” con mayúsculas, que no es su semejante. Tiene que ver con el lenguaje,
con el inconciente, con un saber no sabido sobre el sujeto.

Estamos implicados en lo que nos pasa, por ejemplo:

- no es el ruido lo que produce nuestro dolor de cabeza sino una situación que nos
molesta.
- La frase “ayer soñé con usted” no es “ayer tuve un sueño donde usted aparecía”.
EL SUEÑO DE ANGUSTIA - LA INTERPRETACIÓN DE LOS
SUEÑOS - Por Clémence Loonis
El despertar por el sueño. La función del sueño. El sueño de angustia (la
pesadilla).
Hace un repaso completo donde nos habla de la COMPLEJIDAD del aparato y la necesidad para que
un sueño se produzca de la TRANSACCIÓN de varios elementos que tienen que ponerse todos de
acuerdo para producir el sueño.

Habíamos visto que el primer capítulo de la Interpretación de los sueños venía a decirnos que “EL
SUEÑO ES COMO LA REALIZACIÓN DE DESEOS”. Frente a esto el sueño de angustia parece una
contradicción. Sus amigos le traían sueños para demostrarle que estaba equivocado. Pero Freud
ya, en el segundo capítulo, nos dice que cada SUEÑO ANALIZADO, o sea con la ASOCIACIÓN LIBRE
DEL PACIENTE Y LA INTERPRETACIÓN DEL ANALISTA, es una realización de deseo. Por todo esto
podemos saber de antemano que todo sueño de angustia también es una realización de deseo.

Ahora veremos cómo se da esto.

Vamos a recapitular las diferentes etapas del TRABAJO DEL SUEÑO.

Habíamos visto que para construir un sueño el sujeto utilizaba elementos del día anterior,
elementos nimios, indiferentes sobre los cual era fácil poner la energía DEL DESEO INCONCIENTE.
Hace MUCHO INCAPIÉ en lo que es ese MOTOR, que no hay manera de hacerlo dormir, que no
duerme nunca.

He recuperado del capítulo anterior el desarrollo que Freud hace de lo que es ese motor, el
DESEO INCONCIENTE que está constantemente en funcionamiento.

“Estos deseos de nuestro inconciente, siempre en actividad y por decirlo así, inmortales, deseos
que nos recuerdan a aquellos titanes de la leyenda sobre los cuales pesan desde tiempo
inmemorial inmensas montañas que fueron arrojadas sobre ellos por los Dioses vencedores y que
aún tiemblan de tanto en tanto sacudidas por las convulsiones de sus miembros. Estos deseos
reprimidos, repito, son también de procedencia infantil, como lo ha demostrado la investigación
psicológica de las neurosis.”

Esta es una linda descripción para decir que lo que nos mueve es un

DESEO SEXUAL INFANTIL REPRIMIDO. Es el motor que va a fabricar todos estos sueños. Este deseo
sexual infantil reprimido no se ve, es un motor, una energía que está constantemente en
funcionamiento.

Es interesante ver que NO TIENE CONTENIDO. Mi inconciente es una máquina que está en
funcionamiento y quiere expresarse. Vimos que el inconciente funciona de distinta manera que la
conciencia. No juzga, no calcula (ver) y solamente le interesa TRANSFORMAR, es decir
EXPRESARSE.

Cuando estoy despierto EXPRESO esta energía, pero en el sueño, cuando duermo, se dan una serie
de transacciones entre los elementos del aparato para que se produzca esa expresión.

Tenemos el MOTOR, que es el INCONCIENTE, el PRECONCIENTE y la CONCIENCIA. Estos elementos


son a su vez complejos, tienen una parte conciente y otra inconciente.

El preconciente quiere fabricar el sueño porque es el GUARDIÁN DEL SUEÑO.

Decimos: el sueño es el guardián del dormir y el preconciente es el que se ocupa de:

1. MANTENER AL INCONCIENTE TRANQUILO y

2. A LA CONCIENCIA DORMIDA.

Pero todo esto es una transacción que no siempre funciona, existen el insomnio, las pesadillas y
otros trastornos del sueño que hacen que el preconciente no consiga su objetivo.

Además Freud nos señala que antes habíamos hablado de la conciencia [recibe el contenido de los
sentidos] como UN ÓRGANO DE PERCEPCIÓN, como un órgano, como los de los otros sentidos del
ser humano. Un órgano que nos venía a DAR INFORMACIÓN DEL MUNDO EXTERIOR. También
vimos que todo era mentira, que toda esa información que la conciencia recibía era toda un
DISFRAZ, que no se daba cuenta de lo que REALMENTE estaba pasando [porque el polo perceptivo
es inconciente]. Pero además, ahí viene a complejizar, porque dice que no sólo tiene su visión
sobre el mundo exterior sino además tiene la visión sobre sus propios procesos mentales, o sea
que tiene una mirada doble. La HACEMOS DORMIR sobre el exterior pero también tenemos que
hacerla dormir sobre el interior.

En un párrafo Freud habla “del arte de la construcción de un sueño”.

En la transacción (porque cada uno quiere algo diferente) tenemos que ponernos de acuerdo para
poder hacer algo, para hacer un sueño. Es importante que recordemos que el sueño NO ES LO QUE
HE SOÑADO sino LO QUE VOY A CONTAR. El único sueño que existe es el que voy a relatar. Es decir,
que cuando hablamos de sueño nos referimos al sueño que voy a relatar en el diván.

- EL DESEO INCONCIENTE se quiere expresar pero se tiene que someter a LA CENSURA que
le presenta el preconciente, es decir, a un disfraz, a una deformación, no es exactamente
un disfraz, porque esa energía, para pasar al preconciente va a utilizar esos restos del día
anterior, que eran indiferentes para el sujeto, nimios, detalles, sobre el cual él iba a poner
las primeras representaciones para poder expresarse.

- Que el PRECONCIENTE obliga al inconciente con su CENSURA.


- Por el otro lado tiene a la CONCIENCIA que tiene que mantenerla dormida para que no
quiera MIRAR los procesos mentales que le están ocurriendo.

Después dice que “el deseo de continuar durmiendo presta su ayuda en todos los sueños al
deseo inconciente.” Freud dice que el sueño es un trabajo muy amplio, que puede ser el
resultado del trabajo de varios días.

“Los procesos oníricos observan, hasta llegar a la conciencia una sucesión temporal,

- Primero existe el deseo inconciente que se va a transferir sobre las cosas nimias
para poder tomar MATERIALIDAD DEFORMÁNDOSE.

- Y por la censura a continuación se produce el CAMBIO REGRESIVO. Como el sujeto


está durmiendo, la energía inconciente no se puede expresar, entonces emprende
la REGRESIÓN y choca con LAS HUELLAS MNÉMICAS, con los recuerdos del sujeto.
Sobre esto, va a agarrar lo que está ahí, al paso, y con esto va a producir la
ELABORACIÓN SECUNDARIA, que es lo que el paciente va a contar.

- TODO ESTE TRABAJO se hace CUANDO LO CUENTO. Cuando el paciente cuenta


todo este relato es cuando se REALIZA EL TRABAJO. Es decir que el espíritu
científico va a desmenuzar y desmenuza DESDE EL RELATO DEL PACIENTE.

Que ha pasado todo esto en la noche es UNA SUPOSICIÓN TEÓRICA.

Freud dice que “EL SUEÑO ES UN DESPERTAR”, tardamos mucho en despertar, pero en ese
despertar, en ese tiempo del despertar SE FORMA EL SUEÑO. Lo hemos soñado justo ahí, justo
antes de despertar.

“Un sueño es un despertar que empieza”, es decir que cuando la conciencia se empieza a
despertar y a mirar los procesos mentales es cuando el sueño se empieza a fabricar.

“Es cierto que los deseos inconcientes permanecen siempre en actividad y que siempre se quieren
expresar”. Entonces, si estoy despierta paso a la acción y se pone en acto otro tipo de trabajo,
(siempre el deseo inconciente pasa por una serie de transacciones para poder expresarse).
Conocemos el deseo inconciente SOLO POR SUS EFECTOS. No sólo está en los sueños sino también
en los lapsus, en el olvido, en los actos fallidos, en los síntomas, ahí está el inconciente.

Pero el proceso del sueño nos enseña una manera de fabricar o mejor dicho de funcionar del
aparato. En los sueños está la regresión.

Ahora volvemos al SUEÑO DE ANGUSTIA, que es lo que nos ocupa.

El sueño de angustia ocurre porque hay un fallo, el sueño no puede llegar hasta el final, el sujeto se
despierta antes del final del sueño. Hay algo que rompe el pacto que se ha preparado para la
fabricación del sueño.
“En la función del sueño hay algo que fracasa.” Va a estudiar qué es lo que fracasa.

Cuando hay un exceso de energía inconciente, el preconciente ya no puede dejar dormida a la


conciencia y censurado al inconciente. El inconciente se tiene que expresar sí o sí porque hay un
exceso de energía. Esto sucede cuando el sujeto se enfrenta a un deseo que no soporta y es
entonces ahí cuando se despierta. En la primera vista puedo decir que no he soportado, por
ejemplo, me iba a tirar al vacío y me desperté, es normal, tenías miedo de caerte. Pero no, Freud
viene a decirnos que ESE DESEO ES UN DESEO DEL SUJETO, no es un deseo del sueño, es decir, que
esa exageración de energía que aparece ahí, que el sujeto no soporta pertenece al sujeto, no al
sueño.

Freud después nos va a contar un sueño donde nos va a enseñar que el sueño se sueña PORQUE EL
SUJETO ESTÁ ANGUSTIADO. Es la angustia del sujeto la que fabrica la pesadilla. Puedo ver que
estoy angustiado porque hago una pesadilla. No es al revés, la pesadilla no provoca la angustia.

El sujeto ANGUSTIADO es el que se va a tirar. Se despierta porque el deseo que ve llegar es un


deseo con el que no se lleva nada bien, porque en general es un deseo prohibido que él no acepta.

Al final del capítulo Freud busca un sueño de cuando él tenía 6 o 7 años, porque últimamente no
tenía pesadillas (era un trabajador, no un angustiado). Cuatro hombres con pico traen al lecho a su
madre que tiene la cara muy relajada. Se despierta asustado y recién se tranquiliza cuando ve
aparecer a su madre viva. Vio a su madre muerta, cómo no se iba a asustar. Pero no, Freud dice: “él
estaba angustiado porque tenía que reprimir el amor hacia la madre, su deseo hacia la madre. Que
era reprimido pero que aparecía dos por tres, entonces, cuando por la noche aparecía fabricaba
ese sueño, entonces, la mataba en sueños a su madre para poder despertarse, no sea que vaya a
realizar ese deseo prohibido. SE DESPERTABA PARA EVITAR LA REALIZACIÓN DEL DESEO.

En ese despertar hay OTRA REALIZACIÓN, es una REALIZACIÓN DE DESEO, de esto no podemos
escapar porque el aparato funciona así.

Lo que se pregunta es dónde está la realización de deseo si el niño se despertó llorando.

Como hay una transacción y hay varios elementos que fabrican el sueño, en un lugar hay una
realización de deseo (el inconciente) y en otro lugar no (la conciencia).

Lo mismo pasa con los síntomas. El sujeto padece un síntoma, sufre por su síntoma pero ese
mismo síntoma hay realización de deseo, por eso no lo larga. Aquí está esa parte doble que existe
en el sujeto, que es constante, que aparece siempre, la parte conciente y la inconciente. Amo,
odio.

Desde que se reprimen los deseos edípicos (deseos incestuosos), desde la represión primaria, lo
que es placentero para el inconciente es displacentero para la conciencia. Por eso el deseo
inconciente TIENE que disfrazarse. La censura siempre lo va a detener, porque es displacentero.
“Uno no suele llevarse muy bien con sus deseos reprimidos, tenemos con ellos una actitud harto
particular. Uno los rechaza, los censura, no quiere saber nada de ellos.”

Incluso, aunque estemos hablando de ellos ahora y parezca que tenemos una buena relación, no.
Lo que podemos saber es que existen, que siempre se van a querer expresar, pero ya no es
necesario angustiarse sino que tenemos que tolerar que existe un mecanismo, que existe en
nosotros y que no podemos controlar. Muchas veces la angustia surge porque queremos controlar,
esto no se puede, tenemos que aceptar.

Dice Freud que lo que evitaría la angustia es poder tolerar el modo de funcionamiento del
inconciente, que no lo podemos controlar, que funciona permanentemente, no lo podemos
apargar ni siquiera en la noche, que está en permanente movimiento. Esas montañas que están
moviéndose permanentemente, que aman pero que nunca es la persona que yo quiero, o que
odian.

La angustia es siempre la ANGUSTIA de CASTRACIÓN más que deseo. Lo que se cuestiona es la


renuncia, porque uno realmente tiene que renunciar. Ante la castración renuncia a la madre.

No es tanto ACEPTAR, sino RENUNCIAR, NO PODRÉ NUNCA. Entonces, cada vez que quiero,
censura.

Seguimos con el texto:

Cuenta dos sueños más, de jóvenes que se encuentran con sus deseos infantiles que vienen a
presentarse, a los cuales tienen que renunciar y que no renuncian. Esto produce alteraciones en el
dormir.

El síntoma está creado para evitar sentir la angustia, uno vive con un síntoma para que no se vea,
pero al final, en el síntoma el sujeto goza con la madre. Ha resuelto el problema con la angustia. En
el síntoma goza con los prohibido, pero solamente con ese síntoma, después puede tener una vida
normal.

Del libro de Menassa:

“No fue que la angustia se descargó por darme cuenta que en el sueño mi madre estaba muerta
sino que soñé que mi madre estaba muerta para despertarme porque ya había sentido angustia,
para tratar de escapar a la angustia, es decir, ya había sentido la alarma sexual y había sentido que
había fracasado el procesamiento del sueño en tanto se me hacía evidente el aumento de energía
sexual incomprensible, indominable y rechazada, pues referirse esta angustia a un placer sexual
oscuramente adivinado que encontró una excelente expresión en el contenido visual del sueño.”
Por eso es la angustia la que fabrica ese sueño.

Y el soñar que estaba muerta corresponde a una elaboración secundaria del sueño. Treinta años
después de haber tenido ese sueño asocia que los picos de esos hombres tienen que ver con la
palabra “coito” en alemán. De ahí se da cuenta que lo que veía era la representación del acto
sexual con su madre.

¿Cuál sería la diferencia entre un sueño y un olvido o un acto fallido?

En el aparato hay un polo perceptivo, donde percibe el sujeto, y un polo motor de descarga (el
habla, por ejemplo). Como en el sueño está cerrado el polo motor o sea, el acceso a la conciencia,
la energía regresa al polo perceptivo y llega hasta las imágenes de percepción. El sueño es
fundamentalmente imágenes. El sujeto luego lo relata, es un sueño contado, pero está formado
fundamentalmente de imágenes. En la regresión están también en juego los recuerdos, de regreso
se encuentra con las huellas mnémicas. Por eso en los sueños aparece: he soñado con mi amiga de
la infancia. Todo lo que hace el paciente en la ASOCIACIÓN LIBRE, que no es tan libre, porque está
SOBREDETERMINADA por el inconciente, porque las huellas mnémicas son inconcientes y se
almacenan de una manera determinada para cada sujeto, por contigüidad, por semejanza, que es
con lo que juega el inconciente, en un sueño o en cualquier otra producción del inconciente.
EL TRABAJO DEL SUEÑO - LA INTERPRETACIÓN DE LOS
SUEÑOS. Por Manuel Menassa de Lucia, psicoanalista
Vamos a ver el capítulo del Trabajo del sueño.

El trabajo del sueño tiene cuatro operadores que son el desplazamiento y la condensación,
que vimos la clase pasada. Ahora vamos a ver la puesta en escena y la elaboración
secundaria.

A modo de resumen podemos decir que Freud, en La interpretación de los sueños de 1900
va a plantear que el motor del sueño va a ser el deseo inconciente, y que todo sueño va a
tener un sentido a pesar de que nos parezcan absurdos, confusos, complejos. Después que
el paciente en análisis asocie libremente en transferencia y se produzca la interpretación
ese sueño va a cobrar un sentido que va a tener que ver con la vida psíquica de ese sujeto
en cuestión.

El sentido se nos va a mostrar como si fuera la realización de un deseo infantil, sexual y


reprimido. Esto es la piedra angular del texto.

Ahora voy a tratar de explicar someramente el desplazamiento y la condensación.

En el sueño, de alguna manera, estos dos operadores van a tener que ver con el efecto de
LA CENSURA. Para expresar algo intolerable para el sujeto, la única manera de expresarlo
en la conciencia va a ser por medio del desplazamiento y por medio de la condensación.

Una representación que es intolerable para la conciencia va a separarse del AFECTO y el


afecto va a quedar LIGADO A OTRA REPRESENTACIÓN y esa representación no va a acceder
a la conciencia. Sólo va a acceder el afecto ligado a OTRA representación que no tiene
nada que ver con la inicial. Esto sería el DESPLAZAMIENTO. La CONDENSACIÓN sería
condensar en un mismo elemento varias ideas.

Llegado a este punto, Freud se pregunta cómo hace el sueño para pasar de unas IDEAS
LATENTES, que son preconcientes, el sujeto no sabe nada de ellas, al sueño, que
fundamentalmente son imágenes y en todo caso, huellas acústicas. ¿Cómo va a expresarse
en ese medio visual, cómo va a ser la puesta en escena? ¿Cómo vamos a poder expresar
relaciones lógicas, causalidades, contradicciones, etc.?

De alguna manera hay una CONDICIÓN impuesta a ese material, QUE TIENE QUE SER A
TRAVÉS DE UNA PUESTA EN ESCENA VISUAL.
Esto es muy importante porque al sueño lo vamos a trabajar como a un JEROGLÍFICO, más
allá de la simbolización, más allá de representar, por ejemplo, simbolizar que cada vez que
sueño con una botella de agua quiere decir “x”.

Viendo el tema de la lógica formal, si tomamos por ejemplo la CONTRADICCIÓN vemos


que no hay contradicción en el sueño, la contradicción aparece en la oposición al sueño
mismo. Que no hay contradicción quiere decir también que de alguna manera todos los
“o” que aparezcan en el sueño los vamos a tener que escuchar con una yuxtaposición, con
un “y”[cuando vemos una contradicción no necesariamente tenemos que rechazarla, en el
sueño PUEDE DARSE la contradicción]. No vale en el sueño esto o aquello. Va a ser esto y
aquello. En la conciencia es A o no A. En el sueño puede ser A y no A.

Siguiendo con la contradicción podemos decir que a veces se presenta en la MISMA


IMAGEN. Por ejemplo, en un sueño, una paciente relata que lleva un ramillete, unas flores
son blancas y otras son camelias rojas. Asociamos libremente y se produce una asociación
donde se puede ver que por un lado tiene deseos de inocencia sexual y por otro lado tiene
deseos sexuales. Esa paciente en la contradicción, está jugando la pureza y lo sexual, y eso
representado por una imagen que tiene flores blancas y flores rojas.

Siempre de alguna manera vamos a estar jugando con los elementos del lenguaje. En
antiguos escritos se leía que la misma palabra significaba su cosa y lo contrario, la palabra
que se usaba para medicamento era la misma que se usaba, por ejemplo, para veneno.
Esta es una característica de los lenguajes antiguos que en los procesos oníricos y en todos
los inconcientes está patente.

Freud después habla de la ANALOGÍA en el sueño, de la comunidad o de la coincidencia.


Dice que de alguna manera se representa por una UNIDAD, a veces, un elemento en el
sueño representa a toda una comunidad.

Hablando de la SUCESIÓN DEL TIEMPO en el tiempo, Freud nos dice que normalmente LO
TENEMOS QUE LEER AL REVÉS. Las conclusiones están antes y el desarrollo viene después.
De esto se desprende que el tiempo no es cronológico en el sueño. El tiempo del
inconciente es otro tiempo, es un tiempo que no va del pasado al futuro.

Pasando a la cuestión de lo borroso en el sueño, Freud sostiene que cada vez que aparece
una zona muy borrosa, pantanosa o poco clara (laguna del sueño) tenemos que poner UN
PUNTO DE ATENCIÓN en la escucha. Cuanto más borroso es, es cuando más ha trabajado
la deformación para que ante la conciencia se nos presente inexplicable.

Luego va a trabajar LA CAUSALIDAD por simultaneidad.


CASO CATALINA - Profesor: Manuel Menassa

CASO LUCY - Psicoanalista: Magdalena Salamanca

CASO EMY - Virginia Valdominos

TRES ENSAYOS SOBRE UNA TEORÍA SEXUAL -

LA REPRESIÓN EN LOS SUEÑOS - Profesora: Susana Lorente.

EL METODO - LA INTERPRETACIÓN DE LOS SUEÑOS. Por Clémence Loonis

EDIPO Y LOS SUEÑOS - LA INTERPRETACIÓN DE LOS SUEÑOS. Por Magdalena Salamanca

LA REGRESION - LA INTERPRETACIÓN DE LOS SUEÑOS. Por Ruy Henríquez, psicoanalista

EL OLVIDO DE LOS SUEÑOS - LA INTERPRETACIÓN DE LOS SUEÑOS. Por Paola Duchên,


psicoanalista

EL TRABAJO DEL SUEÑO - LA INTERPRETACIÓN DE LOS SUEÑOS. Por Manuel Menassa de


Lucia, psicoanalista

LO INCONSCIENTE. LA CONCIENCIA. LA REALIDAD.