Está en la página 1de 14

Ciudad de México, 03 de diciembre de 2019.

Versión estenográfica de la presentación del secretario de


Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, durante su
comparecencia ante el Pleno del Senado de la República, en Sesión
Ordinaria, en el marco del Análisis del Primer Informe de Gobierno.

SENADORA MÓNICA FERNÁNDEZ BALBOA: Licenciado Marcelo


Ebrard Casaubón, sea usted bienvenido a esta comparecencia, a la que
se le ha convocado para analizar la política exterior de nuestro país, en
el marco del análisis del Primer Informe de Gobierno.

Asiste usted en cumplimiento a una obligación, derivada del segundo


párrafo del artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, por lo que este acto se realiza bajo los principios
constitucionales que establecen la relación corresponsable entre los
Poderes Ejecutivo y Legislativo de la Unión.

Licenciado Marcelo Ebrard Casaubón, como es de su conocimiento, el


artículo 69 constitucional compromete a los servidores públicos que
asisten en comparecencia, a informar bajo protesta de decir verdad. En
consecuencia, procederé a tomarle la protesta correspondiente, y le
solicito ponerse de pie.

SECRETARÍA: Se solicita a todas y a todos, ponerse de pie.

SENADORA MÓNICA FERNÁNDEZ BALBOA: Les ruego también a


los invitados de los balcones ponerse de pie, si está en sus
posibilidades.

Licenciado Marcelo Ebrard Casaubón, en los términos de lo dispuesto


por el artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, ¿protesta usted decir verdad en la información que exponga
a esta Asamblea, y ante las preguntas que le formulen las senadoras y
los senadores de la República?

SECRETARIO MARCELO EBRARD CASAUBÓN: Sí, protesto.


SENADORA MÓNICA FERNÁNDEZ BALBOA: De no cumplir con el
compromiso que asume ante esta Asamblea, la Cámara de Senadores
estará en posibilidad de iniciar los procedimientos a que haya lugar.

Favor de tomar asiento.

El formato para el desarrollo de esta comparecencia, se preparó con el


propósito de procurar una mayor interacción entre el compareciente y
las senadoras y los senadores.

En cumplimiento del resolutivo segundo del acuerdo aprobado para


normar esta comparecencia, tenemos una intervención inicial del
licenciado Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones
Exteriores, hasta por 20 minutos.

Señor secretario, tiene usted el uso de la palabra.

SECRETARIO MARCELO EBRARD CASAUBÓN: Con su permiso,


señora Presidenta.

SENADORA MÓNICA FERNÁNDEZ BALBOA: Adelante, por favor.

SECRETARIO MARCELO EBRARD CASAUBÓN: Distinguidas,


distinguidos senadores de la República.

Inicio este informe, este diálogo, agradeciendo en primer lugar, en todo


lo que vale, su paciencia y la gentileza que tuvieron a bien concederme
con motivo de la enfermedad de mi señor padre, que desgraciadamente
ya el día de hoy no va a poder ver esta comparecencia; pero nunca
olvidaré que ese día ustedes me dieron permiso de posponer mi
comparecencia. Muchas gracias a todas y a todos.

Inicio también, con el agradecimiento al Senado de la República en el


respaldo que nos han dado para las propuestas, proyectos,
designaciones que hemos enviado a esta soberanía, y que han
merecido el examen cuidadoso y el respaldo de todas y todos ustedes.
Eso nos compromete y nos ha permitido proyectar a nivel internacional
una diplomacia en la que coincidimos, para defender los intereses de
México y promover nuestros puntos de vista en todo el mundo.
También debo señalar que ha sido, desde mi punto de vista, esencial
para nuestro desempeño en este año, particularmente en las crisis que
nos han tocado enfrentar; la postura que ustedes han adoptado de
sostener una diplomacia de unidad nacional, cuando vemos de por
medio los intereses de México.

Y lo subrayo, porque lo que estamos viendo en América Latina no es


exactamente eso. Lo que estamos viendo es algo diferente, entonces,
es algo que debemos subrayar y que debemos reconocer, que podamos
ponernos de acuerdo y tener una diplomacia común, cuando de por
medio están los intereses de México; particularmente con nuestro
vecino del norte, pero no sólo.

Bueno, informarles a ustedes que, en este periodo, el primer motivo de


atención en la política exterior mexicana ha sido la defensa de nuestros
intereses, proyectos y principios en muy diversos foros. Desde la
presentación de la candidatura de México al Consejo de Seguridad de
la Organización de las Naciones Unidas, que ha merecido el respaldo
de toda América Latina y el Caribe en primerísimo lugar, y de otras
regiones del mundo; hasta la presentación y defensa de nuestros puntos
de vista y los intereses de México respecto a la relación bilateral con los
Estados Unidos.

Hemos buscado con Estados Unidos construir, como aquí lo dije en


alguna ocasión, una relación de coexistencia porque, desde luego no
pensamos igual ni tenemos los mismos intereses necesariamente. Y
eso ha sido una tarea permanente en este año.

Como ustedes saben, porque nos acompañaron en esa gestión tan


delicada, cuando se dio el planteamiento de imponerle a México
aranceles a sus exportaciones a los Estados Unidos, se integró una
comisión del Senado de la República que nos hizo favor de
acompañarnos en todas las negociaciones, en torno a ese punto en
particular, que desde mi punto de vista ha sido uno de los más álgidos
de la relación con los Estados Unidos.

Y el mandato que recibimos del Senado de la República, es que el


Gobierno de México no aceptara por ningún motivo, un tratado de tercer
país seguro. Y gracias a la orientación y respaldo que obtuvimos, que
fue muy relevante, México no aceptó suscribir ningún acuerdo o tratado
para un tercer país seguro; y ese es un mérito común, porque era ese
el planteamiento y sigue siendo en muchos sectores de la
Administración de los Estados Unidos.

Y, gracias al respaldo del Senado y a los acuerdos que tomamos, se


pudo evitar ese escenario, en favor de los intereses de México. Y
también, al mismo tiempo, evitar que se ejerciera una disposición que
por cierto es unilateral, que tiene que ver con la imposición de aranceles.

Entonces, ese fue el momento crítico.

A raíz de eso, y de lo que aprendimos en ese momento y de cómo


pudimos trabajar en conjunto con ustedes, les puedo decir que lo mismo
hemos planteado y hecho cuando estamos hablando de la seguridad.

¿México ha planteado qué cosa?

Tenemos enfrente un fenómeno de criminalidad transnacional. De


Estados Unidos provienen armas, el 70 por ciento de las armas
confiscadas en México, o aseguradas en México, provienen de los
Estados Unidos.

Y proviene de Estados Unidos también una enorme, muy importante


cantidad de recursos que manejan los grupos delictivos en México la
delincuencia organizada.

De México hacia Estados Unidos, drogas y precursores; y por muy


elemental lógica, tiene que haber una carga compartida.

México no podría ni ha aceptado que el problema de consumo de


Estados Unidos, de diferentes tipos de estupefacientes o drogas ilícitas,
sean nada más responsabilidad de México.

Asumimos nuestra responsabilidad, por supuesto, está en la


Constitución, está en las leyes; pero en la relación bilateral tenemos que
ser muy claros en que es una tarea común y que tenemos que compartir
la carga, las medidas, las acciones, los compromisos.
Para México lo principal, reducir el tráfico de armas y reducir el tráfico
de recursos económicos para el crimen organizado en nuestro país, ese
ha sido nuestro planteamiento.

Se han logrado, como consecuencia de la insistencia de México en esta


materia, se han instalado ya varios grupos de trabajo que denominamos
grupos de alto nivel de seguridad. Y uno de esos grupos tiene que ver
con las armas; otro grupo de estos de los que estoy mencionando, tiene
que ver con el manejo de las finanzas que acabo de describir.

Queremos que haya metas comunes, verificables y acciones


correspondientes al esfuerzo que hace un país y al esfuerzo que hace
el otro.

No tiene ningún sentido estarnos culpando entre los dos países, lo que
queremos son resultados. Y lo cierto es que en Estados Unidos el
consumo sigue subiendo, y desgraciadamente las muertes por
adicciones también.

No queremos seguir haciendo lo mismo que se ha venido haciendo,


solo, habrá que hacer otras cosas, como por ejemplo reducir de manera
sustantiva el tráfico de armas hacia México o reducir de manera
sustantiva la disponibilidad de recursos que tienen estas organizaciones
en nuestro país y en los Estados Unidos.

Vamos a tener esta semana, y también les estaremos informando de


manera detallada, reunión con el procurador de los Estados Unidos que
visitará nuestro país para ese propósito.

Les hemos hecho saber que no estamos de acuerdo, como tampoco lo


ha estado México nunca, con la designación de organizaciones
criminales, de delincuencia organizada en nuestro país como
organizaciones terroristas, por las implicaciones que puede tener para
nuestra soberanía y nuestros intereses nacionales.

Nunca ha sucedido que se designe así a una organización de


delincuencia organizada, solamente se ha usado cuando hay motivos
políticos o religiosos, o ambos.
Lo hemos hecho saber, y así lo vamos a conversar en esta visita que
estoy refiriendo, que México no vería con buenos ojos esto y que una
designación de esa naturaleza provocaría que se debilite la cooperación
entre ambos países que, por cierto, es la cooperación más intensa y
compleja, diría yo, en materia de seguridad, probablemente de todo el
mundo, y más en estos momentos.

Espero, y les estaré informando sobre ello, que el procurador y el


Gobierno de los Estados Unidos coincida con nosotros en esto.

Si Estados Unidos quiere respaldar a México para la batalla que


estamos dando, que están dando las autoridades correspondientes y
los gobiernos de los estados y los gobiernos municipales y las fiscalías
en contra de la delincuencia, que reduzca el tráfico ilícito de armas hacia
México, porque en México es un delito ingresar con armas que no estén
registradas; sí hay una obligación corresponsable, lo mismo los
recursos que acabo de referir.

Esa es la mejor manera de ayudar a México, no designando


organizaciones como si fuesen terroristas.

Hay también el tema, aprovecho para comentárselos, por supuesto, que


tiene que ver con el Tratado de Libre Comercio entre México y los
Estados Unidos que este Senado tuvo a bien ratificar ya hace varios
meses.

Ha sido muy largo este proceso, y ha sido muy largo porque se ha hecho
un diálogo, una negociación entre la Administración en Estados Unidos
y su Congreso, en el cual México no es parte cotidiana; pero sí les
hemos hecho saber que cualquier acuerdo que pueda afectar a México
tendrá que ser sometido al Senado mexicano y tendrá que ser
autorizado de manera previa al Ejecutivo, es decir, a los negociadores
mexicanos que están en Washington ahora conociendo qué es lo que
se propone; bueno, tendrá que ser conocido antes por el Senado
mexicano, aún y cuando ya se haya ratificado el tratado.

¿Y esto por qué? Porque cualquier obligación adicional que haya a ese
instrumento ya ratificado, tiene para nosotros el mismo estatus jurídico
que el resto del tratado.
Cualquier documento, cualquier obligación jurídica que vaya a asumir el
Estado mexicano, será consultada con ustedes antes, y será sometida
a su consideración, como es debido, de acuerdo a la Constitución de la
República. Así será.

No habrá nada que ustedes no conozcan, no nos autoricen o


modifiquen.

Hasta el fin de semana pasado, este, se dio un primer conocimiento al


jefe negociador mexicano, que es Jesús Seade, de los documentos que
han sido motivo de discusiones, deliberaciones y eventuales acuerdos
entre la Administración del Presidente Trump y el equivalente a la
Cámara de Diputados, the House of Representatives.

En este momento está Jesús Seade viajando a Washington para


terminar la revisión, porque son muy diversos instrumentos para la
implementación del tratado en los Estados Unidos; y la instrucción que
tiene es la que ya acabo de referir.

De las muchas versiones que se manejan en medios de comunicación,


lo que les diría es: no hay sorpresas, porque ya habíamos recibido, en
cuanto a los temas, pues ya habíamos recibido al dirigente de AFL-CIO,
señor Trumka, con sus insistencias en materia laboral, ya le habíamos
informado al señor Trumka, o compartido, que la legislación laboral
mexicana vigente es más avanzada que la de ellos.

Nuestra legislación, la legislación mexicana, es la más avanzada de


toda América al día de hoy.

Después se recibió también una visita del representante Neal, que


preside un comité, una comisión muy importante, en inglés Ways and
Means, que también tenía o quería saber qué es lo que iba a pasar con
los recursos y si iban a ser necesarios o no, respecto a la aplicación de
la Reforma Laboral Mexicana.

Y bueno, ahora que el Congreso, vía la Cámara de Diputados, aprobó


el Presupuesto de Egresos, pues también ya le informamos, una vez
aprobado, en detalle, qué es lo que se aprobó, que es, incluso, más de
lo que se había previsto.
Entonces, en el tema laboral se ha presentado toda la argumentación
con ese punto de partida: México, por decisión propia, hizo cambios
constitucionales y legales y la Legislación Laboral Mexicana es la más
avanzada hoy de América.

Entonces, tenemos, desde ese punto de vista, una posición muy


favorable y muy avanzada. No tenemos ninguna reserva y además así
está establecido en el Tratado que se ratificó, respecto a los derechos
de los trabajadores, pero es un tema.

Hay diferentes versiones que he leído. Si ustedes nos permiten, ya que


Seade tenga los textos que se van a plantear oficialmente, por parte de
Estados Unidos, pues que venga al Senado, si ustedes tienen a bien
invitarlo, y lo compartimos aquí, no tenemos nada que ocultar, al
contrario, queremos que siga siendo una diplomacia de unidad nacional
y lo que hagamos respecto al Tratado tiene que ser así y así será.

Otro tema son los temas ambientales, que tienen que ver con el
cumplimiento, por parte de nuestro país, de convenciones o tratados
internacionales en la materia, que ya fueron ratificados por el Senado
de la República.

Entonces, ahí no esperaríamos que hubiese algún cambio muy


importante respecto a esa obligación que tenemos de cumplir
ordenamientos que ya ratificamos. Pero bueno, lo sabremos en detalle
ahora que conozcamos los textos que finalmente nos compartan,
porque son muchos, tenemos que revisarlos.

Y otros temas que tienen que ver con protección a biogenéricos o


biotecnología, que también vamos a conocer el día de hoy por la tarde.
Esos son los tres principales temas que son de mi conocimiento, que se
van a plantear el día de hoy y el día de mañana.

Les pediría también a ustedes nos dieran la oportunidad de que, si es


necesario hacer consultas el día de mañana o el día jueves, con
ustedes, pues lo podamos hacer de manera expedita, a través del
órgano de gobierno que ustedes mismos se han dado, para que
tengamos su punto de vista, si fuese indispensable tenerlo en esas
horas, como lo hicimos también en el asunto de los aranceles, así fue y
fue muy valioso, una gran experiencia.
También, bueno, hay muchos otros asuntos con los Estados Unidos,
pero les diría lo siguiente: ¿a qué aspiraríamos entonces? A que la
coexistencia con Estados Unidos se dé en el marco del respeto a
México, a su Constitución y a la dignidad del país, de nuestro país.

Y eso es lo que hemos buscado todo el tiempo frente, como dice el


dicho, viento y marea, y a veces han sido los dos todo el tiempo, pero
estamos hechos para perseverar y esa es la historia de México y así
seguirá siendo, vamos a perseverar y vamos a triunfar, vamos a salir
adelante.

Nada nos asusta, porque tenemos la conciencia limpia y tenemos el


apoyo de la mayoría de la población.

Decirles también que, así como estamos ocupados con la relación con
Estados Unidos y hemos buscado con Canadá tener la mejor relación
posible, estamos en diálogo permanente con ellos, también estamos
mirando al sur.

México ha regresado a América Latina, como dicen los compañeros de


América Latina, de los diferentes gobiernos, no sólo fortaleciendo la
Alianza del Pacífico, que es una gran iniciativa que se ha consolidado,
ha avanzado, ahora se está buscando la inclusión de Ecuador y
estamos por iniciar pláticas, negociaciones, para el libre comercio con
Corea del Sur, una economía muy relevante.

Pero no sólo en lo que hace a la Alianza del Pacífico, sino que ahora
México tendrá la Presidencia Pro tempore de la Comunidad de Estados
Latinoamericanos y del Caribe, el año 2020, y hemos planteado a los
diferentes países que la prioridad para nosotros debe ser mostrar que
América Latina y El Caribe sí pueden tener posiciones comunes, a pesar
de diferencias graves que existen en la región.

Y que sí podríamos y deberíamos demostrar que esta comunidad tiene


un futuro plausible y que no necesitamos crear más organismos, hemos
creado muchísimos organismos, algunos con muy buenos avances,
otros no tanto.
En la medida en que América Latina y El Caribe reencuentren un camino
común, en aquello en lo que puedan coincidir, pues en esa medida
también para México será muy importante ser parte relevante de esa
comunidad.

La posición que hemos guardado, paso revista muy rápido, respecto a


asuntos políticos importantes, bueno, dijimos en febrero, en
Montevideo, que habría que buscar para el caso de Venezuela y las
diferencias de los venezolanos, que habría que buscar un espacio de
acuerdo, de negociación y se formó un mecanismo, el Mecanismo de
Montevideo.

Y se lo dijimos a la Unión Europea: el camino es el diálogo, la


comunicación y llegar a acuerdos. Bueno, hoy la mayor parte de los
actores de ese momento nos dicen, pues tenían razón, hay que buscar
un acuerdo y México, como siempre y en apego a su tradición
constitucional, ha dicho, si nosotros podemos coadyuvar para que haya
una solución pacífica, democrática, lo hacemos, para eso estamos.

Y ahora lo que acaba de suceder en Bolivia. Nosotros decimos: fue un


Golpe de Estado, porque a un presidente electo s ele pidió, por parte de
las Fuerzas Armadas, presentar su renuncia, eso es un Golpe de
Estado, su periodo terminaba en enero.

Y México ofreció, de acuerdo con su tradición y a sus principios, ofreció


asilo al presidente Evo Morales. Y aquí, si ustedes me permiten, tuvimos
muy en mente aquello que decía José Martí hace más de un siglo: “Si
yo no fuera mexicano, quisiera ser mexicano y siéndolo, le ofrendaría lo
mejor de mi vida”.

Esa es la tradición de México, y honramos esa tradición, en el caso,


también de Bolivia.

Y con esa autoridad, los países de América Latina y el Caribe no sólo


respaldan a México ante el Consejo de Seguridad de la ONU, sino
también nos respaldaron para dirigir la Comunidad de Estados
Latinoamericanos y del Caribe.

Entonces, negociamos con el norte y miramos hacia el sur.


Estamos, también, avanzando mucho con la solicitud que le hicimos a
la CEPAL, de responder una pregunta: qué debe hacerse en
Guatemala, Honduras, El Salvador, ¿para que esa Región pueda
encontrar, no sólo el crecimiento económico, sino el desarrollo?

Y la CEPAL ya presentó su Plan, Plan de Desarrollo Integral, 145


proyectos. Estamos convocando a una conferencia internacional, el
primer trimestre del año, encabezada por el Secretario General de la
ONU, porque este Plan es de las pocas respuestas que hay a nivel
mundial, con opciones de desarrollo para los flujos migratorios.

Y si México lo está haciendo, y como ustedes saben se está ya


invirtiendo en eso, ¿por qué entonces no lo hacen los países que tienen
corresponsabilidad?, en primer lugar, Estados Unidos y otros países del
mundo.

Entonces estamos invitando a 35 países, que ya nos confirmaron, a la


Conferencia Internacional, a la cual les vamos a invitar por supuesto a
ustedes para que nos ayuden y este Plan y esta respuesta pueda tener
una concreción y un efecto inmediato.

Ya iniciamos con los jóvenes, ya iniciamos Sembrando Vida, varios


proyectos que hemos convenido con esos gobiernos.

En el caso de Guatemala, arrancamos en enero, México estará


invirtiendo 100 millones de dólares, como le decimos a Estados Unidos,
con 100 millones de dólares vamos a crear 60 mil empleos. Si tú
invirtieras 2 mil millones de dólares, cada cual, de acuerdo el tamaño de
su economía, pues tendríamos ahí, imagínense, cuántos empleos.
Sería otra cosa.

También quiero comentarles que en Estados Unidos nos ha preocupado


la protección de nuestros nacionales.

Hemos ampliado la red de abogados consultores, de organizaciones


afines, y tratado de respaldar en todo lo posible a los consulados, que
hacen un inmenso trabajo, y desde aquí yo se los quiero reconocer,
tanto al personal local como a los integrantes del servicio exterior, y a
quienes no lo son, pero se comprometen con nuestros connacionales,
con sus problemas, con la solución, con ir a los juzgados, con ir a las
fincas, con irlos a buscar, con hablar por ellos.

Sí es un motivo de orgullo lo que yo he visto este año, en lo que es el


personal de los consulados de México, 50 en total en los Estados
Unidos.

Informarles que estamos avanzando con China, para aumentar el fujo


de exportaciones, el diálogo, los trabajos culturales, científicos, hace
poco tuvimos el Encuentro de Rectores de China y de México, el
aumento de estudiantes mexicanos en China y el aumento del turismo
chino hacia México.

Lo mismo estamos tratando de hacer, por supuesto, con Japón, con la


India, que ahora se dio el Primer Encuentro de Rectores India-México,
en el ámbito de la Feria Internacional del Libro, en Guadalajara, la India,
que es ya uno de los principales socios comerciales de México.

Vino el Primer Ministro de Singapur, como ustedes saben. Singapur, es


otro de los países que nos interesa mucho que van a participar, y que
ya nos lo hicieron saber, en los proyectos importantes que ha planteado
el Gobierno de México.

Con la Unión Europea, ya casi terminado, concluido el Acuerdo de


Modernización Económica. Tenemos otros temas, por ejemplo:
necesitamos que nos ayuden a reducir el flujo de armas europeas, que
es el otro 30 por ciento.

Entonces, hemos hecho ya una primera conversación con ellos para


que nos ayuden, dado que el acuerdo que vamos, que seguramente el
Parlamento Europea va a ratificar el año entrante, es uno de los
instrumentos jurídicos más avanzados del mundo en materia de
derechos humanos, en materia ambiental y en otras materias.

Entonces queremos, y ya se los hemos planteado, necesitamos su


compromiso también en contra del tráfico de armas, y nos han dicho, en
la primera reunión, que lo ven con simpatía.
Entonces, con la Unión Europea, tenemos mucho que hemos avanzado
este año y que espero que se vaya a materializar aún más en los
próximos meses y al inicio del año 2020.

Somos optimistas, había quien pensaba que la nueva configuración


política del Parlamento Europeo iba a dificultar la modernización del
acuerdo que tienen con nosotros, con México. Ya vimos que no va a ser
así y esa es una buena noticia para nuestro país.

Hemos buscado, también, la relación con la Unión Africana, con los


países de la Península Arábiga.

Prácticamente les podría yo decir que se han activado las relaciones de


México al máximo posible con todas las regiones del mundo, tal y cual
fue el mandato que recibimos.

Para cerrar, les diría: estamos trabajando intensamente en la diplomacia


cultural de México.

Hoy en la mañana nos acompañó el ex Presidente de Uruguay, allá en


la Cancillería, Pepe Mujica. En una reflexión, que es, qué es la voz
nuestra en el mundo respecto al odio que prolifera en muchas regiones,
qué es lo que podemos proponer contra la discriminación, la xenofobia,
el racismo, la misoginia.

Y entonces, pensamos que la defensa a nuestro patrimonio cultural, el


promover el encuentro de culturas distintas, es lo que puede ser nuestra
aportación mayor en este momento histórico en el que estamos
viviendo.

También, decirles que estamos trabajando en turismo, que así se nos


encomendó, y que estamos trabajando en la promoción económica y
comercial de México con las 80 embajadas que tenemos, los 62
consulados, y en un gran número de organismos en los que formamos
parte.

En pocas palabras, México tiene hoy por hoy una autoridad política
importante, no sólo en América Latina y el Caribe sino en el mundo, por
el vigor de su democracia, por el respeto que tienen, por las
transformaciones que México está haciendo y porque el deseo universal
es que México tenga éxito.

Y, amigas y amigos, lo vamos a tener entre todos.

Muchas gracias por su atención.

--o0o--

También podría gustarte