Está en la página 1de 5

Imperio Incaico: Rol de las mujeres en el Incanato

El rol que llevaba la mujer en el imperio incaico no esta determinado en su totalidad, ya que
muchos autores, historiadores, discrepan y presentan diversos tipos de aseveraciones en
distintas obras muy validas. Algunos sostienen la idea de que la mujer en el mundo incaico
no tuvo un rol grande y que fue siempre solo un trabajador más, y que además era
denigrada y humillada constantemente. Por otro lado, existen historiadores que afirmar un
rol protagónico de la mujer en el imperio inca y de sus grandes habilidades para poder
guiar, liderar y levantar toda una población o señorío a los que ellas pertenecían. A
continuación se detallaran estos distintos puntos de enfoque que se dan del rol de la mujer
en el Incanato.

Primero se expondrá la situación en donde la mujer es maltratada o subestimada. En este


sentido, se dice que la mujer cumplía un rol completamente pasivo, es decir, solo recibía
órdenes de los curacas y de sus parejas dentro del Ayllu al que ella pertenecía.

“(…) la mujer del pueblo fue el ser humano mas humillado y preterido del Tahuantinsuyo.
Estuvo algunos puntos mas debajo de una paria y apenas unos grados mas arriba que ‘las
herramientas que hablan’.” (Caparó: 1994)

De la cita, se puede rescatar que la mujer no era muy bien tratada bajo los términos de los
pueblos incaicos, se dice que la mujer estaba muy sujeta a los deseos que tuviera su marido,
y que no había salida de la sujeccion del esposo. Justo con esto también se dice que se
esclarece una discriminación hacia las mujeres desde el momento en que nacían, debido a
que cuando un hombre nacía le correspondía un pedazo de tierra pero si era mujer le
correspondía la mitad de dicha tierra(1) .

Por otro lado, tenemos la teoría de una participación completamente activa de la mujer en el
imperio Inca. De esta manera, se dice que algunas mujeres llegaron a ser líderes de su
respectivo pueblo o Aylu. Asimismo, los cronistas defienden la teoría de la firmeza de la
mujer con las figuras divinas representadas por féminas, como es el caso de la Pachamama
y de la diosa Luna quienes eran alabados tanto por hombres como por mujeres(2) .

“Numerosas son las referencias en los documentos de archivos sobre la existencia de


mujeres jefas de sus señoríos que ejercían directamente el poder. El hecho indica que el
privilegio del mando y de la autoridad no fue exclusivo del varón. En varias regiones
hallamos mujeres que gobernaban sus señoríos, costumbre que se mantuvo hasta el inicio
de la República, con la diferencia de que durante el virreinato el mando efectivo lo
desempeñaba el marido.” (Rostworowski: 1995)

De acuerdo a esta cita queda en claro como la mujer poseía una gran autoridad en algunos
pueblos pertenecientes al Tahuantinsuyo. Es por esta razón que mucho de los cronistas
defienden el papel y el rol de la mujer como una aliada para el Inca, que supo liderar sus
tierras y a un grupo de gente que la seguían.
En conclusión se puede decir que si bien hay dos teorías de la participación de la mujer en
el Imperio Inca; se resalta más la teoría que la mujer si cumplió un rol mas importante que
el solo realizar hilados y trabajos textiles, sino que fue valorada en muchos casos.

[1] Caparó 1994: pp. 3-4


[2] Barba, Martos y Fonseca 1997: pp. 7-8

------------------------------------------------------------------------------------------------

Bibliografía:

BARBA, M.C.; MARTOS, M.V.E.P.de; FONSECA, R.M.G.S.da. Genero y trabajo


femenino en el Perú. Rev.latinoam.
enfermagem, Ribeirão Preto, v. 5, n. 2, p. 23-31, abril 1997.

CAPARÓ Rosario (1994), El rol de la mujer peruana en Perú y EEUU, enfoque


contemporáneo. Meza Arizona.

ROSTWOROWSKI María (1995), La mujer en el Perú Prehispánico. Lima: IEP ediciones.

Papel de la Mujer en el Tahuantinsuyo. (http://boards4.melodysoft.com/proflucho/el-papel-


de-las-mujeres-en-el-tahuantinsuyo-6.html) consultado domingo 17/10/2010.

Mujeres de elite en los albores del imperio inca: Guerra y legitimación política.
(http://www.arqueobolivia.com/imagetesis/53_1235962455.pdf) consultado domingo
17/10/2010.

La mujer en la sociedad inca. (http://usuarios.multimania.es/maig/index.htm) consultado


domingo 17/10/2010.

Hay que tener presente que existe escasa información respecto al rol de las mujeres en el
Tahuantinsuyu (civilización Inca), no obstante, se sabe que tanto en esta sociedad como en
otras organizaciones sociales surgidas en los Andes, la posición de la mujer aparte de ser
reconocida y exaltada, además, se consideró como necesaria y complementaria a la
masculina, en todos los aspectos ya sean políticos, militares, religiosos y familiares.

Según esquemas cosmológicos elaborados por los incas, lo masculino y lo femenino


representaban fuerzas indisociables, cuya complementariedad hacía posible la constitución
del orden universal.
En materia religiosa, el rol que desempeñaron las diosas fue el de ser proveedoras de los
productos necesarios para la subsistencia, a diferencia de sus pares masculinos estuvieron
relacionados mayormente con fenómenos naturales (avalanchas, tormentas, entre otros).

Entre las diosas principales estaban:

Mama Cocha (el mar), Mama Quilla (la luna), Urpayhuáchac (diosa de los peces y aves
marinas), etc.

Algo curioso es que en los mitos principales es muy común la ausencia de la figura paterna.
Según estos puede ser que haya fallecido, desaparecido o hubiera sido asesinado, en todo
caso, simplemente no se menciona al padre.

Y por ello casi siempre queda el dúo madre-hijo.

También sucede que la pareja conyugal no es mencionada, sino que se suele destacar las
relaciones entre hermanos y hermanas.

En aquellos tiempos según los cronistas, existió una mujer llamada Mama Huaco quien
participó en la fundación del Tahuantinsuyu.

Es descrita como una mujer varonil, capitana de su propio ejército siendo nombrada entre
los principales jefes militares que tomaron posesión de las tierras de la antigua aldea de
Acamama, donde luego sería fundada la capital inca.

Dicen que además, era hechicera, hablaba con las peñas, cerros y lagunas, motivo por el
cual ejercía gran influencia sobre la gente e inspiraba miedo.

Se cuenta que al llegar los incas a Acamama y hallar una feroz resistencia de las etnias
locales, Mama Huaco capturó a un lugareño y abriéndole el pecho le saca los bofes y sopla
en ellos (es una práctica que los adivinos emplean para predecir el futuro, pero ellos lo
hacen con los bofes de una llama), esta acción asustó a sus contendores e hizo que huyeran
del campo de batalla, permitiendo a Manco Cápac (personaje principal de la leyenda de
fundación del tahuantinsuyu) y sus huestes a ocupar el lugar.

Un dato interesante, es que al parecer esta mujer y Manco Cápac eran madre e hijo y él se
casó con ella, asumiendo esta además, el rol de Coya (nombre con que se denomina a la
esposa del Inca).

Las mamaconas y los aclla huasi


Estas chicas eran sacadas de sus lugares de origen para llenar los aclla huasi o casa de las
escogidas, a partir de las edades de 8 o 10 años. Las mujeres del tahuantinsuyu (a excepción
de las hijas o hermanas de los incas, quienes gozaban una vida privilegiada) significaban
para el estado fuerza de trabajo para la fabricación de textiles, la preparación de bebidas
para los ritos y una provisión de esposas para cuando el inca quería congraciarse con
determinados curacas (señores).

Se presume que esta institución tuvo un origen cusqueño, ya que en la costa quienes se
encargaban de las labores mencionadas anteriormente eran los ayllus o grupos
especializados en estas labores.

Las jóvenes escogidas se dividían en diversas categorías:

Las Yurac Aclla: Poseían sangre inca, consagradas al culto y consideradas esposas del Sol.

Las Huayrur Aclla: Eran las más hermosas muchachas y entre ellas el inca elegía a sus
esposas secundarias.

Paco Aclla: Ellas con el tiempo se convertían en las esposas de los curacas y jefes a quienes
el Inca quería agradar.
Yanac Aclla: Eran chicas que no destacaban ni por su rango, ni por su belleza y cumplían
las funciones de sirvientas de las demás.

Taqui Aclla: Escogidas por sus aptitudes de cantoras, tocaban tambores y pincullos,
alegrando las fiestas de la corte que vivía en el Cusco.

Por lo que se puede apreciar, solamente las pertenecientes a la primera categoría


permanecían vírgenes al ser consagradas al Sol; las demás no eran recluidas en los Aclla
huasi, por el contrario, podían entrar y salir durante el día.
Fuente: "Enciclopedia temática del Perú - Incas" (Maria Rostworoski)

Coya es el nombre que recibe la esposa principal del inca (antiguos incas), para distinguir a
las mujeres miembros de familia imperial como la esposa del emperador, la señora
soberana o las esposas secundarias.
La Coya es la primera de las mujeres, única esposa legítima del emperador Sapa Inca y
quien dirige en su ausencia el gobierno de la capital Cuzco. También organiza en caso de
necesidad las ayudas a los damnificados, en caso de grandes catástrofes.
La Coya y sus hijas tenían acceso a las Vírgenes del Sol, vivían en casa hechas de barro y
en una zona de muchos pastizales ( wikiii)

También podría gustarte