Está en la página 1de 7

EN LO PRINCIPAL: Querella criminal por delito que indica.

PRIMER
OTROSÍ: Téngase presente. SEGUNDO OTROSÍ: Patrocinio y poder.
TERCER OTROSÍ: Solicita Diligencias. CUARTO OTROSÍ: Acompaña
Documentos. QUINTO OTROSÍ: Forma de Notificación.

S.J.L. DE GARANTÍA DE SANTIAGO (8°)

MARIA JOSÉ HERNANDEZ TORRES, chilena, soltera, cédula de


identidad N°18.844.029-0, Cabo 2° de Carabineros de Chile, domiciliada
para estos efectos en calle San Isidro N°330, Comuna de Santiago, Región
Metropolitana, a SS. respetuosamente digo:

De conformidad a lo dispuesto en los artículos 111 y siguientes del


Código Procesal Penal, vengo en deducir querella criminal en contra todos
aquellos que resulten responsables, sea en calidad de autores, cómplices o
encubridores, del delito de homicidio frustrado, según lo prescrito en el
artículo 391 N°2 del Código Penal, en relación con el artículo 7° del mismo
cuerpo legal. Así como por otros ilícitos que puedan develarse en el curso
de la investigación, en atención a los antecedentes de hecho y fundamentos
de derecho que paso a exponer:

I. HECHOS

En el año 2014, ingresé a Carabineros de Chile, llevando hasta la


fecha más de 5 años y medio de servicio. He trabajado en diversas
comisarías, como por ejemplo en las Vizcachas, Puente Alto y Santiago
Centro; y es precisamente, en esta última, la 28° Comisaría de Santiago,
ubicada en San Isidro N°330, Comuna de Santiago, Región Metropolitana,
donde me encuentro actualmente prestando servicios en la Unidad de
Fuerzas Especiales.

Con fecha 04 de noviembre del año en curso, alrededor de las 18:30


hrs., me encontraba prestando servicios, realizando labores de patrullaje en
el sector del Palacio de la Moneda, ubicado exactamente en la Alameda,
acompañada por el Comisario de la Unidad de la 28° Comisaria de fuerzas

1
especiales, Mayor Juan Claudio Muñoz Gaete, y mi compañera, la cabo 2°
Catalina Aburto Cárdenas.

Producto de un llamado vía radial se nos solicita de manera urgente


que nos trasladáramos al sector de plaza Italia, ya que había una gran
cantidad de personas, la mayoría encapuchados, haciendo desórdenes,
lanzando piedras y objetos contundentes en contra Carabineros, y si bien,
había un número importante de funcionarios, estos no daban abasto con la
gran cantidad de encapuchados y el nivel de agresión de estos.

Al llegar al lugar, descendimos del vehículo policial, ubicándonos


junto a más funcionarios de Carabineros para prestar apoyo, cerca del
sector de la acera sur, a metros del acceso a la estación de Metro Baquedano,
sin embargo, el descontrol de los manifestantes y encapuchados hacían
difícil y casi nulo nuestro trabajo, ya que no paraban de lanzar piedras y
otros objetos contundentes hacia nosotros.

Es en ese contexto, uno de los manifestantes que se encontraba en el


sector del ovalo de Plaza Italia, lanza directamente hacia nosotros una
bomba molotov, el cual impacta en el costado derecho de mi casco, para
posteriormente alcanzar a mi compañera Abigail Catalina Aburto Cárdenas.
En el momento del impacto, sentí que corría por un orificio de mi casco un
líquido que inmediatamente se incendió, viendo fuego por todo el lado
superior derecho de mi cara, intentando sacarme el casco y pedir ayuda.
Varios de mis compañeros que se encontraban en el lugar nos prestaron
ayuda de inmediato, como el Cabo Valencia y el Cabo 2° Peña Jorquera,
quienes con sus manos y un supresor intentaban apagar el fuego.

Una vez que logran apagar el fuego nos suben a un vehículo policial y
posteriormente a una ambulancia, no recuerdo que paso después, ya que
perdí el conocimiento, despertando en una sala llena de doctores, quienes
revisaban si presentaba otras quemaduras, luego nuevamente volví a perder
el conocimiento. Desperté en la UTI, Unidad de Tratamiento intensivos del
Hospital de Carabineros, dándome cuenta que gran parte del lado derecho
de mi cara tenía quemaduras, al igual que la boca, nariz, fosas nasales,

2
párpado, cuello, entre otros. Además de mi pelo, que estaba casi
completamente quemado, debiendo cortármelo.

Estuve alrededor de dos a tres días en la UTI, después me cambiaron


de sala, gracias a Dios no perdí la vida, ya que claramente esta persona no
identificada, al lanzar la bomba molotov, quería que yo o cualquiera de
nuestros compañeros Carabineros, perdiera la vida o al menos resultara con
un grave daño.

II. DERECHO

A juicio de esta parte, los hechos descritos son subsumibles al delito


de homicidio frustrado, según lo prescrito en el artículo 391 N°2 Código
Penal, en relación con el artículo 7° del mismo cuerpo legal.

El artículo 391 N°2 Código Penal establece “El que mate a otro y no
esté comprendido en el artículo anterior, será penado: 2° Con presidio mayor
en sus grados mínimo a medio en cualquier otro caso.”

En lo relativo al tipo penal, el profesor Garrido Montt señala que


“cualquiera persona puede ser autora del delito de homicidio, sin distinción
de su sexo, edad o cualquier otra circunstancia, lo mismo sucede con el sujeto
pasivo del delito, o sea el titular del derecho a la vida.1”. (lo subrayado es
nuestro). Y en cuanto la conducta típica los profesores Politoff, Matus y
Ramírez, han indicado que “El art. 391 N°2 contempla como tal únicamente
el matar a otro, esto es, quitarle la vida, en la definición también parca de la
Real Academia Española”, agregando los autores que “nada se indica en el
texto legal que limite los medios -salvo por el medio utilizado sea aplicable
alguna figura especial (como el homicidio calificado en el caso del empleo de
veneno, etc…)- o las formas de la conducta”2. (lo subrayado es nuestro)

1 GARRIDO MONTT, Mario; Derecho Penal Parte Especial Tomo III, Editorial Jurídica de Chile, 1998, p. 21s.

2POLITOFF LIFSCHITZ, Sergio; MATUS ACUÑA, Jean Pierre; RAMÍREZ G, María Cecilia; Lecciones de Derecho
Penal Chileno. Parte Especial, Jurídica de las Americas, 2009, p. 21s.

3
Sobre la faz subjetiva, la Corte Suprema en fallo de causa Rol: 1405-
2008, ha señalado que “El dolo homicida puede presentarse no sólo de
manera directa — con intención positiva de matar— sino también cuando
el resultado de muerte se haya previsto como posible y se haya
aceptado, no importándole al hechor que ocurra…”. (lo destacado es
nuestro).

Siendo aquello precisamente lo que ocurrió en el caso de marras, toda


vez que, el encapuchado al lanzar una bomba molotov encendida
directamente a mi cabeza o mi cuerpo, no podía menos que representarse
que eso provocaría mi muerte. En otras palabras, por la naturaleza
inflamable de la bomba, quien la arrojó no podía menos que saber que la
molotov, al tocarme iba a incendiar todo mi cuerpo y lo cubriría en fuego.
Aquello, a todas luces es un acto de suficiente envergadura para quitarle la
vida a una persona.

En cuanto al grado de desarrollo del delito, afortunadamente es en


carácter de frustrado. A efecto, el artículo 7° del Código Penal, indica en lo
pertinente “Son punibles, no sólo el crimen o simple delito consumado, sino el
frustrado y la tentativa.
Hay crimen o simple delito frustrado cuando el delincuente pone de su parte
todo lo necesario para que el crimen o simple delito se consume y esto no se
verifica por causas independientes de su voluntad. (…)”. (lo subrayado es
nuestro).

La Corte Suprema en causa Rol 3827-2000, en fallo de noviembre de


2000, ha señalado que “En el delito frustrado —en este caso un
homicidio— el resultado no sobreviene por causas que deben ser
ajenas e independientes de la voluntad del sujeto activo, habiendo
éste puesto todo de su parte para consumar el delito.” (lo destacado es
nuestro).

De lo expuesto, resulta evidente que el grupo de encapuchados


realizaron todos y cada uno de los actos necesarios para matarme, esto es,
arrojar una bomba molotov encendida directamente hacia mí.

4
Afortunadamente, gracias al socorro de mis compañeros logré apagar el
fuego que quemaba mi rostro y mi cuerpo, salvando así mi vida.

Así las cosas, los encapuchados que intentaron acabar con mi vida,
cometieron el delito de homicidio frustrado, sin perjuicio de la calificación
jurídica que disponga el Ministerio Publico respecto de estos hechos, y la
aplicación si correspondiere del tipo penal del artículo 416 del Código de
Justicia Militar.

Por último, será también la investigación desarrollada por el


Ministerio Publico la encargada de determinar de manera precisa la
identidad de las personas que pueden haber intervenido en los hechos
ilícitos que se han expuesto precedentemente y el grado de participación que
a cada uno de ellos le ha correspondido, así como otros ilícitos derivados del
señalado.

POR TANTO, en virtud de lo expuesto y las disposiciones legales


invocadas,

SÍRVASE SS.: tener por interpuesta querella criminal en contra de


todos aquellos que resulten responsables, sea en calidad de autores,
cómplices o encubridores del delito de homicidio frustrado, a fin de que el
Ministerio Público investigue y persiga el delito antes descrito, así como
otros que puedan develarse en el curso de la investigación, practique las
diligencias pertinentes y en su oportunidad presente acusación en contra
de los responsables e inste, en definitiva, por la aplicación del máximo de la
pena que la ley contempla para este caso.

PRIMER OTROSÍ: Hago presente a SS., que, a raíz de una denuncia previa,
lo hechos ya están siendo investigados por la Fiscalía Local de Ñuñoa, en
causa RUC 1910055940-7.

SEGUNDO OTROSÍ: Sírvase SS., tener presente que por este acto vengo en
conferir patrocinio y poder, a los abogados habilitados para el ejercicio de la
profesión, Mario Andrés Vargas Cociña, abogado, cédula nacional de
identidad N°10.666.872-8 y Jorge Enrique Martínez Cornejo, abogado,
cédula nacional de identidad N°7.886.903-8, ambos domiciliados para estos
efectos en El Regidor N°66, piso 14, Comuna de Las Condes, quienes firman
en señal de aceptación.
5
TERCER OTROSÍ: De conformidad a lo dispuesto en el artículo 113, letra
e) del Código Procesal Penal, vengo en proponer al Ministerio Público la
práctica de las siguientes diligencias:

1. Despache Orden Amplia de investigar a la Brigada de Homicidio de


la Policía de Investigaciones, a efectos que empadronen testigos,
tomen declaraciones, determinación de la existencia de cámaras de
seguridad en el lugar, sin perjuicio de las demás que se estimen
pertinentes y realicen todas las diligencias que permitan esclarecer
el hecho objeto de la querella y la identidad de todas las personas
que tendrían responsabilidad penal, ya sea a título de autor,
cómplice o encubridor.
2. Se cite a prestar declaración en calidad de víctima a doña María
José Hernández Torres, C.I. N°18.844.029-0, Cabo 2° de
Carabineros de Chile, domiciliada para estos efectos en San Isidro
N°339, Comuna de Santiago, Región Metropolitana.
3. Se cite a prestar declaración en calidad de víctima a doña Abigail
Catalina Aburto Cárdenas, C.I. N° 20.234.480-1, Cabo 2° de
Carabineros de Chile, domiciliada para estos efectos en San Isidro
N°339, Comuna de Santiago, Región Metropolitana.
4. Se cite a prestar declaración en calidad de testigos:
a) A don Juan Claudio Muñoz Gaete, Comisario de la 28°
Comisaría de Santiago, C.I. N° 13.548.965-4, domiciliado
para estos efectos en San Isidro N°330, Comuna de Santiago,
Región Metropolitana.
b) A don Juan Luis Peña Jorquera, Cabo 2° de Carabineros de
Chile, C.I. N° 17.925.965-6, domiciliado para estos efectos
en San Isidro N°330, Comuna de Santiago, Región
Metropolitana.
c) A doña Marisol Del Lujan Valencia Aguirre, Cabo 1° de
Carabineros de Chile, C.I. N°16.373.313-7, domiciliada para
estos efectos en San Isidro N°330, Comuna de Santiago,
Región Metropolitana.
d) A don Francisco Javier Albanes Donoso, Teniente de
Carabineros de Chile, C.I. N°17.810.997-9, domiciliado para
estos efectos en San Isidro N°330, Comuna de Santiago,
Región Metropolitana.

6
5. Se oficie a la Unidad operativa de control de tránsito, a fin de que
remitan las grabaciones de las cámaras que se encuentran
ubicadas en plaza Italia, en especial las que se dirigen al sector del
ovalo, por la vereda sur de Providencia.

CUARTO OTROSÍ: Solicito a SS., tener por acompañados los siguientes


documentos:
1.- Informe médico de la paciente María José Hernández Torres, ya
individualizada, emitido por el Hospital de Carabineros de Chile, Unidad de
cuidados intensivos.
2.- Fotografía de las diversas quemaduras sufridas por María José
Hernández Torres, el día 04 de noviembre del 2019.

QUINTO OTROSÍ: De conformidad a lo establecido por el artículo 31 del


Código Procesal Penal, solicito a SS. que las notificaciones que se efectúen
a este interviniente se realicen a los correos electrónicos mvargas@defcar.cl,
jmartinez@defcar.cl, cmotta@defcar.cl y pfiloza@defcar.cl.