Está en la página 1de 1

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

El 25 de noviembre fue instituido como Día Internacional en el Primer Encuentro


Feminista de Latinoamérica, celebrado en Bogotá en 1981, donde las mujeres denunciaron
la violencia de género en todos los ámbitos de la sociedad, los malos tratos, los asesinatos
en el hogar, las violaciones, el acoso sexual y la violencia en general hacia las mujeres.

Se eligió este día en recuerdo del asesinato de las hermanas Mirabal, tres activistas
políticas y defensoras de la autonomía de las mujeres, asesinadas el 25 de noviembre de
1960 a manos de la policía secreta del dictador Trujillo, en la República Dominicana. La
ONU dio carácter oficial a esta fecha en 1999 y, desde entonces, se ha convertido en un día
de reflexión y sensibilización para expresar el rechazo a toda la violencia contra las
mujeres.

Las mujeres de todo el mundo son objeto de violación, la violencia doméstica y otras formas de violencia, y a
menudo están ocultas la escala y la verdadera naturaleza de la cuestión.

En el mundo, una de cada cuatro mujeres ha sido violada en algún momento de su vida.

Dependiendo del país, entre una y tres de cada cuatro mujeres son maltratadas físicamente en sus hogares de forma
habitual.

Cerca de 120 millones de mujeres han padecido mutilaciones genitales.

Las violaciones han devastado mujeres, niñas y familias en los recientes conflictos en Ruanda, Camboya, Liberia,
Perú, Somalia, Uganda y en la antigua Yugoslavia.

La violencia contra las mujeres es una vulneración de los derechos humanos que no respeta fronteras geográficas,
culturales ni económicas. En los malos tratos no existe amor, sino posesión, control y dominio, el agresor alterna conductas
abusivas y violentas con manifestaciones de arrepentimiento y aparente amor. La mujer siente miedo, vergüenza y
experimenta un sentimiento de culpabilidad por creer que es ella la causante.

La Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre de Medidas de Protección Integral contra la violencia de género
introduce por primera vez la perspectiva de género como análisis del problema social e incorpora el factor cultural como
causa del fenómeno, dejando patente que la violencia de género que contempla y que pretende combatir es una
manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres
(hechos que alimentan la raíz misma de la violencia de género), ejercida sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido
sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aún sin convivencia.

La ley 13/2007, de 26 de noviembre, de Medidas de Prevención y Protección Integral contra la Violencia de


Género, establece en su artículo 3 el concepto de violencia de género, entendiendo como tal aquella que, como
manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres,
se ejerce sobre estas por el mero hecho de serlo. Comprende cualquier acto de violencia basada en género que tenga como
consecuencia, o que tenga posibilidades de tener como consecuencia, perjuicio o sufrimiento de la salud física, sexual o
psicológica de la mujer, incluyendo amenazas de dichos actos, coerción o privaciones arbitrarias de su libertad, tanto si se
producen en la vida pública como privada.

La violencia se manifiesta de diversas maneras, la física es la más visible y evidente, pero también existen: el
abuso verbal, emocional, económico, psicológico, ambiental y la violencia sexual.

En lo que va de año, son 62 mujeres muertas a causa de la violencia machista en España, 13 de ellas, casi un 21
por ciento, tenía entre 16 y 30 años.

Por ello, desde todos los gobiernos, estatales, autonómicos, locales, administraciones, instituciones y organismos
competentes, se vienen haciendo estas campañas, buscando la implicación de la sociedad para erradicar la violencia contra
las mujeres, informar a las víctimas de sus derechos y de los instrumentos previstos para su protección, y conseguir un
rechazo social hacia los maltratadores.

En Carmona, en torno al 25 de noviembre desde la Delegación de Igualdad hemos preparado una campaña dirigida
a la ciudadanía en general con el lema: “En esta casa rechazamos la Violencia de Género”, así como una serie de actos
reivindicativos en torno al día 25 de noviembre.