Está en la página 1de 2

En la ciudad de Guatemala, siendo las diez horas, del día uno del mes de abril del año dos

mil siete,

constituida en tercera avenida nueve – cero ocho, zona nueve de esta ciudad Yo: NOMBRE,

Notaria, soy requerida por NOMBRE, de veinticinco años de edad, soltero, estudiante,

guatemalteco, de este domicilio, persona de mi anterior conocimiento, quien se identifica con cédula

de vecindad número de orden P – diecisiete (P – 17) y registro , extendida por el Alcalde Municipal

de Santa Ana, Departamento de Petén, y por NOMBRE, de diecinueve años de edad, soltera,

estudiante, guatemalteca, de este domicilio, quien se identifica con cédula de vecindad, número de

orden J – diez (J – 10) y registro treinta y , extendida por el Alcalde Municipal de Patulul,

departamento de Suchitepéquez. Soy requerida con el objeto de que autorice el MATRIMONIO

CIVIL de los requirentes, para lo cual procedo de la siguiente manera: PRIMERO: Como Notaria,

tomo juramento a los requirentes, y les advierto lo relativo al delito de Perjurio. Los requirentes

prometen conducirse con la verdad a lo largo de esta diligencia, y declaran sobre los siguientes

extremos: A) Ser de los datos de identificación personales expresados en el encabezado de esta

acta; b) El señor NOMBRE, nació en la Aldea El Chal, municipio de Santa Ana, Departamento de

Petén, el seis de mayo de mil novecientos ochenta y uno, siendo hijo de NOMBRE. Su nacimiento

se encuentra inscrito en la partida número cero cincuenta y siete guión folio trescientos noventa y

nueve (399), del libro de reposición de nacimientos numero (), en el Municipio de Santa Ana,

departamento de Petén, y que desconoce los nombres de sus abuelos paternos y sus abuelos

maternos. c) NOMBRE, nació en Hacienda Soledad, Municipio de Patulul, departamento de

Suchitepéquez, el día dos de julio de mil novecientos ochenta y ocho, siendo hija de los señores

NOMBRE. Su nacimiento se encuentra inscrito en la partida número , folio cuatrocientos cuarenta y

cinco (445), del libro sesenta y cinco () de Nacimientos del Municipio de Patulul, departamento de

Suchitepéquez, y que desconoce los nombres de sus abuelos paternos y de sus abuelos maternos.

d) Que no son parientes entre sí dentro de los grados que señala la ley como impedimento para

contraer matrimonio; e) Que no tienen impedimento alguno para contraer matrimonio, dentro de los

que señala el Código Civil; f) Que no están obligados a otorgar capitulaciones matrimoniales, pues
no están contemplados entre los supuestos que indica el articulo ciento dieciocho (118) del Código

Civil y que adoptan como régimen económico del matrimonio el de COMUNIDAD DE

GANANCIALES; g) Que no están unidos de hecho con terceras personas, ni ligados por vínculos

matrimoniales anteriores, y h) Que no se encuentran comprendidos en ninguno de los casos

señalados en los artículos Ochenta y ocho (88) y Ochenta y nueve (89) del Código Civil.

SEGUNDO: La infrascrita Notaria hace saber a los contrayentes, los deberes y derechos que se

originan del matrimonio y la trascendencia del acto, dando lectura a los artículos setenta y ocho

(78), y del ciento ocho (108), al ciento catorce (114) del Código Civil. TERCERO: Pregunto por

separado a NOMBRE, y a NOMBRE, si dan su consentimiento expreso de tomarse,

respectivamente, como marido y mujer, manifestando estos que sí dan su consentimiento.

CUARTO: En virtud de lo expuesto y por estar cumplidos todos los requisitos exigidos por la ley,

declaro unidos en matrimonio civil al señor NOMBRE, con la señorita NOMBRE. Yo, la Notaria,

DOY FE: De tener a la vista las certificaciones de las partidas de nacimiento relacionadas y las

cédulas de vecindad, las cuales razono, y les son devueltas en el acto, no siendo necesario el

certificado médico, por encuadrarse dentro de lo establecido en el artículo noventa y siete del

Código Civil. Termino la presente acta, una hora después de su inicio el mismo día y lugar,

constando la presente en dos hojas de papel bond, a las cuales adhiero un timbre fiscal de

cincuenta centavos a cada una, y un timbre notarial de diez quetzales al acta, la cual será

protocolizada de conformidad con la ley. Leo Íntegramente lo escrito a los requirentes, quienes bien

enterados de su contenido, validez, objeto y demás efectos legales, la aceptan, ratifican y firman.

DOY FE.

ANTE MÍ: