Está en la página 1de 8

Autonomía Académica.

Cuando se piensa en una persona autónoma viene la consideración de alguien que es independiente, que

puede hacer las cosas, resolver y tomar sus decisiones. Según la Real Academia Española (2018) define

autonomía como como”Condición de quien, para ciertas cosas, no depende de nadie”.

El Diccionario de la Real Academia Española, por autonomía en el aprendizaje se entiende la capacidad que

desarrolla el alumno para organizar su propio proceso de aprendizaje. A diferencia de la autonomía, de carácter

espontáneo e inconsciente, que cada persona puede ejercer en la vida cotidiana, la autonomía en el aprendizaje

es intencional, consciente, explícita y analítica. Su ejercicio implica la determinación del aprendiente de ser

responsable y de tomar decisiones personales sobre su aprendizaje, así como la voluntad de participar, junto con

el docente, en la negociación de los siguientes aspectos: la identificación de las propias necesidades de

aprendizaje y la definición de sus objetivos; la planificación de las clases; la selección de los contenidos y el

establecimiento de su secuenciación; la selección de los materiales didácticos adecuados; el entrenamiento en

el uso de técnicas y estrategias varias, pero muy especialmente las de aprendizaje y las meta cognitivas; y,

finalmente, la realización de la autoevaluación.

https://cvc.cervantes.es/ensenanza/biblioteca_ele/diccio_ele/diccionario/autonomia.htm

(Bautista Lozada ,2005) “El medio escolar ocupa un lugar importante en el desarrollo emocional y cognoscitivo

del adolescente porque proporciona un espacio para el aprendizaje formal y el ejercicio de la autonomía del

alumno, al tiempo que las funciones psicológicas de percepción, pensamiento y juicio adquieren una nueva

dimensión por medio de la abstracción”. Para este autor la escuela ocupa un lugar importante para la

autonomía académica del estudiante, donde él es capaz de abstraer el aprendizaje mediante el quehacer de

las actividades.
De igual manera para (Fontalvo, 2006) La autonomía se define como la facultad que tiene el ser humano para

autorregularse, para asumir los roles que le corresponden en la sociedad en la cual está inmerso, así mismo, de

dirigir sus propios destinos en uso de su relativa independencia.

Esa facultad, aptitud o capacidad del ser humano que expone el autor es para autorregular sus acciones y le

permite a la vez dirigir sus propias acciones y de esa manera dirigir su camino en la vida. Pues el individuo

está inmerso en una vida social y por lo tanto debe estar preparado para resolver problemas cotidianos.

(Vega, 2018) en relación a la autonomía expone que ¨”No cabe duda de que los niños necesitan del apoyo de

sus padres, pero hacerles los deberes y asumir nosotros la responsabilidad de todo su aprendizaje escolar

dirigiendo todos sus pasos, seguramente va a generar un sentimiento de debilidad y baja autoestima en el

niño”.

Cuando se hace referencia a la independencia del individuo se considera la preparación que la familia y

escuela debe realizar para no afectar la parte emocional de estos, pues en el momento que la persona no pueda

resolver genera un sentimiento de debilidad y de no puedo, logrando una baja seguridad personal en el niño.

En algunas situaciones se ve la necesidad de que un adulto modele y apoye el niño para poder logra esas

capacidades (Vega ,2018) explica “Podemos ayudarle con un juego o con un recurso memorístico que

conozcamos para que insista hasta conseguirlo. Esta seguridad de sentirse apoyado junto con el énfasis en su

valía, desplegarán su propia autonomía”


La individuación adolescente es un proceso interno de tipo psicológico, a través del cual la representación de

sí mismo se diferencia de las representaciones de las figuras infantiles que fueron internalizadas durante los

primeros años de vida. Este proceso de diferenciación es de carácter emocional y subjetivo, por tanto no

implica la separación real de las figuras presentes de los padres. Cuando el proceso lleva a la separación real

del adolescente de las figuras presentes de los padres, dicho proceso toma el camino de la actuación ante la

imposibilidad de lograr la individuación emocional en forma interna. (Blos, 1996, p. 30) citado en (Bautista

Lozada, 2005)

Lozada hace referencia a ese aprendizaje interno que tiene el individuo que se internaliza en los

primeros años de vida y que le permite esa autorrealización, separándose de las figuras del padre

tomando un camino, una dirección bajo una estabilidad emocional.

Un aspecto central en el crecimiento tiene que ver con el desarrollo de la autonomía personal de los

más pequeños. Esta habilidad, que se va desarrollando durante la infancia, está estrechamente

vinculada a la capacidad de auto-regulación del niño, esto es, la capacidad que tiene para controlar sus

emociones y comportamientos y así adaptarse satisfactoriamente a su entorno. (Escudero, s.f.)

Este autor hace referencia a que la facultad de ser independiente del niño, el padre la desarrolla desde

los primeros años de infancia de los hijos, esta autonomía le permite la capacidad de desenvolvimiento.

En el ámbito educativo, la capacidad de trabajar de forma autónoma, de entender y cumplir las

normas, de compartir o ser capaz de respetar turnos, son especialmente importantes para lograr

una correcta adaptación. De hecho, en estudios recientes se ha comprobado que los profesores de

Educación Infantil consideraban más importantes este tipo de habilidades que los conocimientos

propiamente académicos que tuviesen los niños durante esta etapa educativa (ver Barbain y Wasik,

2009).citado por Escudero, s.f

(Bautista Lozada, 2005) En relación a la autonomía académica expone lo siguiente:


Como parte de este proceso, el adolescente reclama espacio, individualidad y rechaza las intervenciones

de los padres en su afán de liberarse de las dependencias infantiles. Hoy tendrá que relacionarse con los

padres reales del ahora. Ante estas vicisitudes ocurre, en innumerables ocasiones, que los problemas

de aprendizaje y bajo aprovechamiento escolar de los adolescentes no se justifican con base a

deficiencias en el desarrollo cognoscitivo, sino que se deben a conflictos internalizados que interfieren

con el logro de su autonomía y con su desarrollo emocional normal.

Este autor expone algo interesante, por generalidad los niños sobreprotegidos manifiestan debilidades pero

no cognitiva, sino emocionales y sociales, esto los lleva a la falta de seguridad para desarrollar su trabajo

académico de la mejor manera, pues casi siempre desarrollan conflictos internos.

La individuación adolescente es un proceso interno de tipo psicológico, a través del cual la representación Lo

anterior implica además, que el maestro asuma el rol de asesor o tutor y tenga la oportunidad de aprender,

mientras que el alumno asume un rol activo en el proceso de enseñanza aprendizaje, para lo cual se requiere

que haya internalizado previamente la figura del maestro, durante la educación básica, asumiendo una

actitud creadora y responsable ante su propio aprendizaje, así como una fortaleza emocional que le permita

tolerar las ansiedades y frustraciones que le genera la construcción de su propio conocimiento y el manejo

de las nuevas tecnologías. (Bautista Lozada, 2005)

Esa individuación ya no es dice el autor de padre a hijo, sino también de maestro alumno, generar la

autoconfianza para construir un aprendizaje que devengue seguridad, esa fortaleza emocional que le

va a permitir al niño, un rol más activo y eficaz en su vida.

Los maestros y padres de familia comparten la tarea de contener las ansiedades del alumno

generadas por los conflictos propios de la etapa del desarrollo por la que atraviesa y por el proceso

de enseñanza–aprendizaje. Esto implica que padres y maestros sean capaces de estimular el proceso

de aprendizaje en lugar de bloquearlo, promover la autonomía y creatividad de los estudiantes como

constructores de su proceso formativo integral, participar activos y entusiastas en programas

académicos, deportivos y culturales, ser ejemplo de responsabilidad dentro de la institución, para


que los estudiantes sean capaces de construir su propio conocimiento y proponer alternativas de

solución a los problemas nacionales e internacionales. (Bautista Lozada ,2005.P.7)

La escuela como institución responsable dice Lozada colabora en apoyar que el niño para no viva ese conflicto

interior y por el contrario para que logre esa autonomía académica lo integra en diferentes actividades que

le permitan de forma activa crear su propio conocimiento.

Piaget formula una distinción entre dos tipos de relación del niño con la regla moral. La primera, es

denominada por Piaget como unilateral y corresponde a la influencia de la autoridad del adulto sobre el

criterio del niño; la segunda relación con la regla moral es de autonomía y corresponde al reconocimiento y

entendimiento de la misma. Estos tipos de relación del niño con la regla moral, le permiten a Piaget postular,

siguiendo a Kant, que la autonomía se produce en el desplazamiento de un estado de heteronimia, producto

del primer tipo de relación, a un estado de autonomía, propio de la segunda relación.(citado por Olaya ,2012).

Este autor según sus investigaciones expone sobre las relaciones unilaterales que tiene el niño, donde solo

hay un emisor y receptor que no retroalimenta, donde la influencia del adulto se manifiesta en toda la

conducta del niño. Esta unilateralidad es que no permite que el niño logre su autonomía personal y académica.

2.3.1 Factores que influyen en el desarrollo de la autonomía académica.

(Garbanzo Vargas, 2007) “Existen diferentes aspectos que se asocian al rendimiento académico, entre los que

intervienen componentes tanto internos como externos al individuo. Pueden ser de orden social, cognitivo y

emocional, que se clasifican en tres categorías: determinantes personales, determinantes sociales y

determinantes institucionales”.

En el rendimiento académico del alumno, según este autor Garbanzos Vargas, no solo es la parte cognitiva del

niño, son determinantes de carácter personal, social determinantes institucionales que contribuyen de índole

importante en la autonomía o independencia económica.

Los factores institucionales tienen gran importancia en estudios sobre factores asociados al rendimiento

académico desde el punto de vista de la toma de decisiones, pues se relacionan con variables que en cierta
medida se pueden establecer, controlar o modificar, como, por ejemplo, los horarios de los cursos, tamaños de

grupos o criterios de ingreso en carrera. (Montero y Villalobos, 2004).

Según este autor este tipo de factores institucionales están ligados al rendimiento académico porque está

relacionados a muchas variables dependientes entre ellos un horario de clase, asignaturas, exigencias

curriculares ,tipo de carrera que se escoja que el alumno lleve al momento de cursar un año lectivo.

El entorno familiar ocupa un lugar importante. Se entiende por entorno familiar un conjunto de

interacciones propias de la convivencia familiar, que afectan el desarrollo del individuo, manifestándose

también en la vida académica. La influencia del padre y la madre, o del adulto responsable del estudiante,

influye significativamente en la vida académica. Un ambiente familiar propicio, marcado por el

compromiso, incide en un adecuado desempeño académico, así como una convivencia familiar democrática

entre padres e hijos. Se asocia la convivencia familiar democrática con un mejor desempeño académico,

que se plasma en variables como motivación, percepción de competencia y atribución de éxito académico;

no sucede lo mismo en estudiantes marcados por ambientes familiares autoritarios e indiferentes, de parte

de sus padres. (Garbanzo, 2007.p12)

Uno de los factores causales del buen rendimiento académico del alumno es el entorno familiar, la relación con

la familia en el hogar determinan el éxito o fracaso, pues esa convivencia generan la seguridad y responsabilidad

del individuo. Se plasma e variables tales como la motivación que allí tenga, esto le marca significativamente

para el éxito o fracaso según han sido las relaciones.

(Garbanzo, 2007) “Los determinantes sociales, son aquellos factores asociados al rendimiento académico de

índole social que interactúan con la vida académica del estudiante, cuyas interrelaciones se pueden producir

entre sí y entre variables personales e institucionales” Aquí se explica la relación necesaria del estudiante no

solo social sino escolar, esas relaciones necesarias que le ayudan en todo el apoyo del rendimiento académico.

De igual manera y determinante está el medio escolar que según (Bautista Lozada ,2005) “El medio escolar

ocupa un lugar importante en el desarrollo emocional y cognoscitivo del adolescente porque proporciona un

espacio para el aprendizaje formal y el ejercicio de la autonomía del alumno, al tiempo que las funciones
psicológicas de percepción, pensamiento y juicio adquieren una nueva dimensión por medio de la

abstracción”. Para este autor la escuela ocupa un lugar importante para la autonomía académica del

estudiante, donde él es capaz de abstraer el aprendizaje mediante el quehacer de las actividades.

2.3.2 Como asume el estudiante la autonomía frente al proceso académico

(Fontalvo, 2006) Expone sobre la autonomía y rendimiento académico:

Se afirma, que la actividad del individuo en el acto del aprender no es tarea que puede ser abandonada

en manos del docente, la actividad se da en el intercambio de ideas, en el aprendizaje cooperativo, en

el trabajo conjunto de las partes inmersas en el accionar educativo, la vida académica del alumno

debería consistir en aprender mediante procesos de intercambio y reinterpretación de la realidad y no

solo aprendiendo conocimientos previamente elaborados y transmitidos por los docentes en el aula, de

tal manera, que el aula deberá convertirse en un foro abierto de intercambio y construcción de

conocimientos y representación de la realidad para lo cual es necesario que el estudiante se involucre

en las actividades relevantes, en tareas significativas; contribuye lo anterior a conocer la cultura en la

cual se halla inmerso, a vivirla, utilizando los conocimientos en la solución de la problemática cotidiana

que este vive; de tal manera que el salón de clases se convertirá en un lugar de aprendizaje conjunto de

estudiante y docentes.

En su quehacer académico según esta autor escuela debe jugar un papel activo de intercambio y construcción

del conocimiento, aprender haciendo, que el niño se vea inmerso en esa actividad que le genere esa facultad

para trabajar y esas relaciones de aprendizaje logre esa independencia.

Es así como el constructivismo analiza las experiencias con objetos, manipulación de objetos y los desarrollos

lógicos que se logran. Analiza como la socialización favorece lo que se llama conocimiento social y la

equilibración mediante el proceso de acomodación y equilibrio. Según la definición de Piaget de inteligencia,

como conocimiento adaptativo logra su desarrollo con ejercicios, que exijan a quienes aprenden adaptarse a

nuevas experiencias y resolver los problemas que estas le presenten (Sierra, Fontalvo, 2006, p.29)
Para este autor la experiencia del aprendizaje que tiene el niño directamente fortalece su seguridad personal

emocional y se adapta a esas capacidades desarrolladas que luego se le hace más fácil resolver otros tipos de

problemas.

Se constituye en un elemento que eleva el nivel de seguridad del sujeto para ejecutar cualquier labor

académica que sea necesario emprender; es la fuerza auto directiva del proceso, de tal manera que, " a la

imposición desde arriba se opone la expresión y cultivo de la individualidad; a la disciplina externa se opone

la actividad libre; al aprendizaje realizado por medio de textos y el profesor, el aprendizaje a través de la

experiencia; a la adquisición de habilidades y técnicas aisladas, adquiridas a través del ejercicio, se opone su

adquisición como medio para lograr fines que presentan un atractivo directo, vital" Dewey (1938) . (Sierra

Fontalvo, 2006, )

La autonomía la van a tomar en la medida que se vea enfrentado o retado con la tarea a realizar, por eso es

importante dice el autor que sea practico su quehacer y no solo memorístico, pues la dinámica e que se vea

inmerso lo va ser que disfrute más el aprendizaje.

“Lograr un aprendizaje autónomo implica que el alumno sea capaz de tomar decisiones en el aprendizaje,

asumir compromiso en sus tareas escolares, desarrollar un nivel de tolerancia a la frustración y una

necesidad de logro que le motive a plantearse retos en el aprendizaje, así como también a fijarse horarios de

estudio accesibles y límites cuando sea necesario”

Como asume el estudiante la autonomiiia frente al proceso acadeemico.