Está en la página 1de 3

LA ESTRATEGIA TICK-TOCK DE INTEL

SU ORIGEN, EN QUE SE BASA


Intel desde el 2007 despliega el modelo de construcción y desarrollo de sus
procesadores bajo el término Tick-Tock. El fabricante utiliza una estrategia de
generación tecnológica poco difundida denominada Tick Tock.
Es una onomatopeya, como el tick -tack, de un reloj. Pero no transcurre tan rápido
como este. Generalmente 1 año es tick y otro tock. Para Intel algunos años son tick
y otros tock ;-).

 En cada Tick, reduce el tamaño de su anterior microarquitectura.


 En cada Tock, crea una nueva microarquitectura más adecuada y ajustada
para este tamaño.
El tock es un cambio radical, introduciendo una micro-arquitectura totalmente
nueva.

En muchas ocasiones este efecto tick-tock se denomina ciclo tick-tock.


Con un ciclo de «tic» cada dos años, Intel busca avanzar en la tecnología de
proceso de fabricación y que sigan aportando los beneficios esperados de la
Ley de Moore a los usuarios. El aumento en la densidad típica transistor permite
nuevas capacidades, niveles de rendimiento más altos y una mayor eficiencia
energética, todo dentro de una versión más pequeña.
La ley de Moore expresa que aproximadamente cada dos años se duplica el
número de transistores en un circuito integrado. Se trata de una ley empírica,
formulada por el cofundador de Intel, Gordon E. Moore, el 19 de abril de1965, cuyo
cumplimiento se ha podido constatar hasta hoy (con modificaciones de 1 año a 2). A
pesar de que la ley originalmente fue formulada para establecer que la duplicación
se realizaría cada año, posteriormente Moore redefinió su ley y amplió el periodo a
dos años.
EN QUE CONSISTE:

En que Un «tick» coincidió con la introducción de Intel transistores tri-gate 3D con


la tecnología de proceso de fabricación de 22 nm. Esta nueva tecnología ofrece un
mejor rendimiento y alarga la vida de la batería de los teléfonos inteligentes, tabletas
y los dispositivos nuevos, increíblemente delgado Ultrabook.

La microarquitectura Sandy Bridge de Intel— a principios de 2011—fue un «tock»


construido con un proceso de fabricación de 32nm.

La serie Ivy Bridge, que salió en abril de 2012, marcó un tick cuando Intel cambió
del proceso de fabricación de 32 nm al de 22 nm.

Generaciones de microprocesadores Intel fabricados con esta estrategia

Tras el lanzamiento de seis modelos para ultrabooks en el último trimestre del año
pasado, Kaby Lake, la séptima generación de procesadores de Intel, llega de
forma completa con más de 20 nuevos modelos destinados a portátiles, equipos
todo en uno, convertibles y los más interesantes, PCs de sobremesa. Intel
promete 4K para todos y memoria Optane que haga olvidar a los "viejos" SSD.

El anunciado fin del tick-tock

No por esperado vamos a dejar de iniciar este repaso a los nuevos Intel Kaby
Lake hablando de la nueva estrategia de desarrollo de chips que Intel inicia con
esta séptima generación. Ya no hay tick-tock, es decir, cambio de proceso de
fabricación (Process) y a continuación de micro arquitectura (Architecture), sino
que ahora pasamos al Process --> Architecture --> Optimization (PAO). Y los Kaby
Lake son precisamente eso, una optimización de la anterior generación, Skylake,
tal y como comprobamos en nuestra review del modelo más destacado de esta
generación, el Intel Core i7-7700k.
La sustituyo la Optane que llega para quedarse

Si con Skylake acogimos con entusiasmo la memoria DDR4 que se mantiene


lógicamente en Kaby Lake, con la séptima generación de procesadores llega algo
llamado a ser mucho más significativo a corto plazo: Optane. Intel tiene claro
desde hace tiempo que es el futuro a corto/medio plazo y con el soporte para esta
memoria sienta un interesante precedente.