Está en la página 1de 5

LA INTERVENCIÓN DEL

MAESTRO DE AUDICIÓN
Y LENGUAJE CON
ALUMNOS CON DISFEMIA

Isabel Morido Neila

Bloque: Educación Especial


Etapa: Infantil, Primaria

El presente texto trata de dar a conocer


algunos modelos de intervención, que
podemos llevar a cabo para la mejora de
la fluidez verbal en niños que presentan
Disfemia durante la edad escolar. Ya
que son muchos los métodos que po-
demos utilizar dependiendo del sujeto
al cual vaya dirigido nuestro programa.

Página 111
En primer lugar, indicar que la Disfemia es
una alteración funcional de la comunica-
ción verbal sin anomalías en los órganos
de la fonación y se trata de una alteración
de aparición temprana y de evolución va-
riable según los sujetos.
Podemos definir el concepto de disfemia
o tartamudez como un trastorno en la flui-
dez del habla, caracterizado por repeticio-
nes o bloqueos espasmódicos, que afec-
tan al ritmo del lenguaje y a la melodía del
discurso.
Son muchas las causas que conducen a
que los niños, de entre 2 y 5 años, puedan
presentar dificultades en su fluidez verbal,
entre ellas destacamos: cierta predisposi-
ción al trastorno, que interactúa con otros
factores como psicológicos, sociales, am-
bientales, lingüísticos y motores.
Durante estos primeros años preescola-
res, el trastorno tiene una tendencia clara
a desaparecer espontáneamente, y en un
alto porcentaje de casos, el problema re-
mite a lo largo del año siguiente a su apa-
rición, sin intervención profesional.
Sin embargo, otros sujetos precisan de
un tratamiento específico para mejorar los
procesos de tartamudez como veremos a
continuación.
Se ha observado que el tartamudeo se
produce más frecuentemente en palabras
de contenido (nombres, verbos, adjetivos,

Página 112
etc.) que en palabras de función (prepo- Con respecto al tratamiento directo con
siciones, pronombres, etc.), porque las el niño en el aula de Audición y Len-
de contenido son más largas y llevan guaje, señalar que podemos hacer uso
mayor carga informativa, sugiriendo de una serie de técnicas que faciliten la
mayor estrés lingüístico que las pala- reducción de habla tartamuda para lle-
bras función. Al igual ocurre con pala- gar a un patrón de habla normal. Entre
bras largas que empiezan por conso- otras señalamos las siguientes:
nante y más al comienzo de la oración. • Técnica de Seguimiento o Eco: Con-
Es decir, los alumnos que presentan siste en seguir el habla de otra per-
disfemia tienen emisiones incompletas sona; se ha comprobado que al imi-
y errores gramaticales frecuentes; a su tar el habla del monitor, los sujetos
vez, los enunciados son cortos y sus no tartamudean.
errores en lenguaje espontáneo apare- • Encubrimiento: con dicha técnica
cen en los límites oracionales, más que sometemos al sujeto a ruidos de alta
en otros puntos del discurso. intensidad durante periodos cortos,
Conocidas las Necesidades educati- antes de hablar o mientras habla;
vas que presentan estos alumnos, tras ello provoca que se produzcan me-
la valoración inicial, llevaremos a cabo nos errores debido a que el niño no
una intervención educativa, dirigida a se escucha y su habla se ralentiza.
satisfacer dichas necesidades. • Habla lenta: es fundamental reducir
Para la consecución de los objetivos la velocidad en el habla, pues cuan-
y contenidos que nos plantearemos, to más despacio se habla menos se
debemos realizar una serie de activi- produce el tartamudeo. Una vez que
dades que favorezcan la mejora de la ésto se consiga podremos dar paso
fluidez verbal. a un patrón de habla normal hacien-
Dicho tratamiento debe de ir dirigido do uso de elementos prosódicos.
tanto al sujeto de manera directa como Para conseguir que el niño lleve a
a la familia, ya que ésta supone un cabo un patrón de habla lenta reali-
elemento principal para reducir la an- zaremos actividades en las que ha-
siedad que puedan presentar ante el ble con pausas, cuchicheo
problema, así como participar en la re- • Habla rítmica: el silabear, seguir un
habilitación desde casa. metrónomo o cantar impide el pa-

Página 113
trón de habla tartamuda y facilita un labras sin apenas aire en los pulmo-
patrón de habla normal. nes, lo que va a provocar el bloqueo
• Habla en coro: consiste en hablar espasmódico.
simultáneamente junto con otra per- • Relajación: la tensión muscular va a
sona; es decir, consiste en seguir el ocasionar que la producción de pa-
ritmo y habla del rehabilitador. labras no sea la adecuada; es por
• Técnica operante: consiste en refor- ello, por lo que para mejorar sus pro-
zar positivamente cuando se habla blemas de fluidez verbal debemos
despacio; o bien llevar a cabo “tiem- realizar actividades que favorezcan
po fuera” que propone un tiempo de la relajación muscular de todo el
espera cuando se produce un blo- cuerpo de forma global y segmen-
queo. taria. Para ello, podemos hacer uso
• Retroalimentación auditiva demora- de juegos con los que los niños pue-
da (R.A.D.): a través de unos auri- den mejorar la dicotomía tensión -
culares el sujeto escucha la voz que distensión de forma lúdica.
previamente ha producido. Una vez indicadas las técnicas que po-
• Desensibilización sistemática: es demos utilizar, señalar que es necesa-
una técnica que reduce la respuesta rio conocer las características y nece-
ante un estímulo determinado. sidades de nuestros alumnos, ya que
• Entrenamiento en habilidades socia- no todos los sujetos responden igual a
les: se representarán situaciones en las distintas técnicas, pues dependien-
las que el sujeto muestra mayor difi- do de las dificultades que presenten se
cultad, una vez que el patrón de ha- hará uso de una u otras técnicas.
bla haya sido rehabilitado, para así
generalizar su aprendizaje.
• Control respiratorio: una buena res-
piración es fundamental para una
adecuada fonación; por lo que de-
bemos entrenar al sujeto para que
controle su respiración mientras ha-
bla o lee, pues tienden a expulsar el
aire con rapidez y pronunciar las pa-

Página 114
BIBLIOGRAFÍA:
• J. Santacreu y Alicia Fdez. Zúñiga (1991). “Tratamiento de la tartamudez”.
• M. Puyuelo, J.A. Rondal. “Manual de desarrollo y alteraciones del lenguaje.
Aspectos evolutivos y patología en el niño y el adulto”. Ed. Masson.
• J.R. Gallardo Ruiz y J.L Gallego Ortega. “Manual de logopedia escolar”. Edi-
ciones Aljibe.

WEBGRAFÍA:
• http://irati.pnte.cfnavarra.es/creena/001auditivos/PDFs/disfemia.pdf

Página 115

También podría gustarte