Está en la página 1de 3

LA IDENTIFICACIÓN DE NECESIDADES DE APRENDIZAJE

Se analiza la identificación de necesidades de aprendizaje como eje del diseño curricular de la superación de
posgrado y su consideración como un tipo de investigación educacional, sobre la base de la investigación -
acción. Se clasifican las diferentes necesidades educacionales y cómo determinarlas. Se estudian
conceptualmente las necesidades de aprendizaje y su abordaje en sistema, a partir de la situación de salud, el
proceso de trabajo y las insuficiencias individuales de los profesionales, y se clasifican. Se valora una
metodología para su abordaje integral.

JERARQUIZACION DE LAS NECESIDADES DE APRENDIZAJE

Las necesidades educacionales hay que determinarlas sobre la base de:

• Necesidades sociales • Necesidades administrativas • Necesidades individuales

Las necesidades sociales son cosas como la aceptación, el aprecio, la pertenencia y el compañerismo.
Esencialmente, las necesidades sociales se satisfacen forjando relaciones con otras personas. Las
necesidades sociales se discuten con mayor frecuencia en referencia a la Jerarquía de Necesidades de
Maslow. Esta teoría clasifica las necesidades de todos los seres humanos en orden o importancia.

Las necesidades sociales se determinan en el ámbito de la comunidad, en correspondencia con el contexto


social, político, económico y epidemiológico. Las necesidades administrativas reflejan los requerimientos del
Sistema de Salud y de la fuerza laboral. Las necesidades individuales indican las aspiraciones y expectativas
de los diferentes grupos de trabajadores para incrementar la calidad de su competencia y desempeño
profesionales

PERFIL SITUACIONAL

El perfil situacional se fundamenta en el concepto aprendizaje situacional, donde el docente debe crear
actividades en escenarios de la vida real , donde el alumno pueda crear estrategias para poder resolverlos,
promoviendo el conocimiento, los valores y habilidades. La enseñanza situada destaca la importancia de la
actividad y el contexto para el aprendizaje, considera el aprendizaje escolar como un proceso en el que los
estudiantes se integran de manera gradual en una comunidad de prácticas sociales . Podemos encontrar
aprendizaje en una diversidad y recopilación de factores que pueden ser hallados tanto en la vida misma,
como partiendo en diversas actividades que realizan los individuos; tanto en el ambiente escolar como en la
sociedad.

NECESIDADES DE APRENDIZAJE Y LOS OBJETIVOS DE APRENDIZAJE

El diseño de objetivos es la etapa más difícil del proceso de planeación didáctica, pero si se lleva a cabo de
manera correcta, brinda al profesor certeza y dirección y lo apoya para situar correctamente el programa
educativo.
Un objetivo educativo es el comportamiento esperado en el alumno como consecuencia de determinadas
actividades didácticas y docentes, comportamiento que debe ser susceptible de observación y evaluación.

Las metas de la educación son cambios en la manera como se relacionan los individuos con el medio y en la
forma como se perciben a sí mismos y a los demás. Los objetivos señalan estos cambios a promover y son
descritos como:

• Adquisición y desarrollo de habilidades y aptitudes.

• Adquisición de información, desarrollo de nuevas relaciones conceptuales.

• Cambios de puntos de vista, hábitos, actitudes relacionadas con los valores (objetivos formativos).

Estos cambios ocurren a los alumnos a partir de las actividades que se realizan en el proceso educativo, así
los objetivos indican cómo se van a manifestar estos cambios y qué pautas buscar para saber si se han
logrado.

Los objetivos representan las metas de aprendizaje que queremos alcanzar con la acción formativa y
suponen, a su vez, la base para establecer criterios en la selección y secuenciación de los contenidos, y en la
evaluación del proceso de enseñanza-aprendizaje.

MODELOS DE APRENDIZAJE

Los modelos de aprendizaje son cinco: el tradicional, el conductista, el constructivista, el modelo Subdury y el
modelo proyectivo. Todos responden a diferentes necesidades de enseñanza en el aula.

Estos modelos de aprendizaje surgen a partir de teorías diseñadas para conducir de manera correcta la
educación de los seres humanos en cualquier nivel.

Con el surgimiento de los planes o modelos de aprendizaje, los educadores pueden garantizar varias clases
de instrucción que se puedan adecuar a diferentes tipos de estudiantes y de conocimientos.

Con estos modelos se busca cubrir de forma correcta el enfoque, la metodología y la evaluación en el ámbito
educativo.

Aprender es uno de los principales procesos que permiten a la mayoría de organismos ser capaces
de adaptarse a los cambios que pueden producirse en el entorno, así como responder de manera favorable a
los distintos tipos de estímulos que podemos encontrar. Aprendemos cómo reaccionar, qué nos gusta y qué
no, qué es cada cosa, qué supone para nosotros o incluso cómo funciona el mundo. En el caso del ser
humano, incluso, empleamos una gran parte de nuestra vida a formarnos y aprender, llegando a crear
instituciones como la escuela con este fin.

Principales modelos de aprendizaje

A continuación, se muestran algunos de los principales modelos de aprendizaje que han existido a lo largo de
la historia y que han poseído gran influencia en algún momento de la historia. La mayor parte de ellos han
sido aplicados al mundo de la enseñanza formal o se derivan directamente de la observación de cómo se
aprende en dicho entorno.

1. Modelos conductuales o conductistas

A un nivel científico, algunos de los primeros modelos del aprendizaje que existieron parten del paradigma
teórico del conductismo (el cual a su vez se deriva en gran medida del positivismo lógico). Este tipo de
modelos propone que el aprendizaje se consigue a través de la asociación entre estímulos, si bien también
contempla procesos de aprendizaje no asociativo tales como la habituación a un estímulo o la sensibilización
a este.

2. Modelos cognitivistas

Los modelos conductistas adolecían de una gran dificultad a la hora de intentar explicar el aprendizaje: no
tenían en cuenta la actividad mental más allá de la capacidad asociativa, no explicando gran parte de los
elementos que permiten el hecho de aprender. Esta dificultad pretendería solventarse a partir del modelo
cognitivista, el cual explora la cognición humana como un hecho evidenciable a través de diferentes métodos
y valora las diferentes capacidades y procesos mentales. El ser humano es un ente activo en el aprendizaje.

3. Modelos constructivistas

Aún valorando los modelos cognitivistas la presencia de diferentes habilidades y procesos mentales dentro del
aprendizaje, en ese tipo de modelo a menudo se dejan de lado otro tipo de procesos tales como la capacidad
de vincular lo nuevo con lo previamente aprendido, el papel de la motivación y la propia voluntad del sujeto
por aprender. Es por ello que surgió el constructivismo, centrado en que es la actitud del aprendiz y la
capacidad de hacer que lo que se va aprender sea significativo para este elementos fundamentales.

EL VÍNCULO ENTRE APRENDIZAJE INDIVIDUAL Y ORGANIZATIVO

El análisis de las condiciones que deben poseer los recursos y capacidades para ser fuente de rentas
sostenidas no tiene en cuenta de forma explícita el paso del tiempo o cómo el valor de dichos recursos puede
verse afectado por las condiciones cambiantes del entorno. La salida lógica a esta cuestión ha sido la
preocupación por un nuevo tipo de capacidad organizativa, la capacidad de auto-renovar las rutinas,
capacidades y competencias esenciales, dando paso a un metarecurso o recursos de orden superior: la
capacidad de aprendizaje en las organizaciones –individual- y de las organizaciones -organizativo-.