Está en la página 1de 1

Educación y Familia

La educación es un proceso cambiante que se da a lo largo de toda la vida del ser


humano, por lo que es un proceso permanente y debe entenderse como la
capacidad de la persona de adquirir conocimientos, actitudes y destrezas de forma
continua para adaptarse a los cambios según contexto en el que le toca vivir,
trayendo como consecuencia un desarrollo integral y una mejor calidad de vida.

Así también es preciso mencionar que hablar de educación es hablar de


evolución de las facultades específicas del hombre para su perfección y para la
formación del carácter, preparándolo para la vida individual y social, a fin de
conseguir la mayor felicidad posible y conformar una sociedad justa

Por otro lado, sabemos que la educación no sólo se adquiere en las aulas, sino
también en el seno familiar y al referirnos a ello debemos precisar que es de
vital importancia y un tema de mucha relevancia desde muchos años atrás.

Es sabido que las primeras escuelas mantenían una estrecha relación con la
comunidad pero con el tiempo la labor educativa lo fue asumiendo el docente desde
la escuela bajo el supuesto de que esta era cada vez más compleja y los padres y
madres, poco podían hacer, concibiéndose la idea que ambos diferían en sus
objetivos.

Sin embargo, hoy en día se considera que existe una responsabilidad compartida
que se tiene que asumir de la mejor manera posible.

Por lo expuesto podemos concluir que para lograr una mejor educación debe existir
una estrecha y buena relación entre la familia y escuela buscando la integración
compartiendo así la labor de educar.