Está en la página 1de 1

CANTOS MARTES SANTO

ENTRADA: Le hablaré sin miedo al oído,


Misericordia Concédeme OH Dios Le contaré las cosas que hay en mí,
Y muéstrame tu inmensa compasión Y que sólo a Él, le interesarán,
De todo corazón Te pido el perdón de mi delito Él es más amigo para mí.
límpiame Señor.
Con el rocío del hisopo Mis culpas tu podrás lavar; Miralo a tu lado por la calle:
Si tú me quitas el pecado, Caminando entre la multitud,
Blanco como nieve quedaré.
Muchos ciegos van, sin quererlo ver,
Misericordia...
Llenos de ceguera espiritual.
Los sacrificios que ofrezco, Tú no los puedes aceptar;
Por eso yo en el futuro Mi corazón te inmolaré
Misericordia... TE AMO SEÑOR JESÚS
Mi corazón, Señor, renueva Pues solo tú das salvación Como no creer en tí (2)
Y cuando seas rescatado Yo a los demás ayudaré. si miro respiro y hablo, camino pienso y descanso solo
Misericordia... en ti.
Como no creer en tí (2)
INTERLECCIONARIO: si el amor que brota de mis ojos al mirar es tu amor
Cuando escuches la voz del Señor, que está hablando a que quiere convertir y transformar, todo al rededor, en
tu corazón, no te resistas y quieras seguir como un paz en gozo y amor. En caminos de rosa y espinas que
rebelde. (2) esperan ansiosos a quien camina, llevando a los
hombres la salvación.
Entra Jesús, toma mi vida, toma mi ser, es para ti, y entre Como no creer en tí (2)
tus brazos quiero sentir cuánto me amas. (2) Si tan solo con volver los ojos al horizonte, tan solo con
mirar los montes te veo señor, te veo señor.
OFERTORIO Si tan solo con volver los ojos al horizonte, tan solo con
Ante tu altar, hoy como hermanos el pan y el vino, te mirar los montes podría verte sonreír.
presentamos (2)
I Te amo señor Jesús (16)
Fruto del sudor y del esfuerzo del hombre es
transformado en el cuerpo y sangre de nuestro Señor Quiero estar junto a ti, caminar contigo, quiero ser
(2) feliz, y no dudar jamás, de tu inmenso amor, te adoro
II Jesús, mi salvador.
Todos unidos en sus manos estamos y como trigo
SALIDA
crudo nos puede sembrar, porque el trigo que no
MADRE
muere solo se queda y si muere y si muere fruto eterno Junto a ti, María, como un niño quiero estar,
dará. tómame en tus brazos,
COMUNIÓN guíame en mi caminar.
TAN CERCA DE MÍ Quiero que me eduques,
Tan cerca de mi (2) que me enseñes a rezar,
Que hasta lo puedo tocar, hazme transparente, lléname de paz.
Jesús está aquí
Madre, madre, madre, madre.
No busques a Cristo en lo ato,
Ni lo busques en la oscuridad: Gracias, madre mía, por llevarnos a Jesús,
haznos más humildes, tan sencillos como tú.
Muy cerca de ti, en tu corazón,
Gracias, madre mía, por abrir tu corazón,
Puedes adorar a tu Señor.
porque nos congregas y nos das tu amor.