Está en la página 1de 19

Trabajo Práctico 1.

Película “La Isla Sinistra”


(con Leonardo Di Caprio)

 Comisión: Sábados 10:00 hs.


 Sede: Rivadavia
 Alumna: Paola Gisela Campisi
Encuadre. Crónica de la Película
El presente trabajo se basará en la observación de la película “La Isla Siniestra”, para
poder ser articulado su argumento con las psicopatologías estudiadas en el transcurso
del Curso de Acompañante Terapéutico dictado por el Centro Psicosocial Argentino.

Shutter Island (titulada La isla siniestra en Hispanoamérica) es una película de


suspense de 2010 dirigida por Martin Scorsese y protagonizada por Leonardo DiCaprio.
La producción está basada en la novela homónima escrita por Dennis Lehane. La
historia cuenta la investigación de dos agentes federales enviados a una institución
mental llamada Shutter Island, con el fin de buscar a Rachel Solando, una paciente
psicótica que ha escapado misteriosamente de su celda dejando tras ella una nota en
la que escribió “The law of 4; who is 67?” (La ley de 4; ¿quién es 67?). Daniels
(DiCaprio) tiene además en su mente los recuerdos del campo de concentración de
Dachau.

En 1954, los agentes federales Edward "Teddy" Daniels (Leonardo DiCaprio) y su


recientemente asignado compañero Chuck Aule (Mark Ruffalo), van al hospital de
Ashecliffe para personas dementes en Shutter Island, isla situada en el puerto de
Boston para investigar la desaparición de Rachel Solando, una paciente que en
apariencia se evaporó de una habitación cerrada, una psicópata que había matado a
sus cuatro hijos.

A cargo de los enfermos está el Dr. John Cawley, con el que trabaja el Dr. Naehring, de
origen alemán, que le hace recordar a Daniels las terribles imágenes vistas al entrar en
el Campo de Concentración de Dachau, donde fue testigo del intento de suicidio del
oficial alemán a cargo de la institución y al que dejó morir lentamente.

Esa noche sueña con Dolores, su mujer, a la que perdió tras el incendio de su casa. Ella
le dice que Rachel sigue allí. Luego la ve quemarse y convertirse en ceniza.

Tratando de buscar alguna pista, tras interrogar a algunos enfermos, van al


cementerio, donde les sorprende una virulenta tormenta que les obliga a refugiarse en
un viejo caserón.

Allí se sincera con Aule. Le cuenta que se ofreció voluntario para ir allí porque cree que
está Andrew Laeddis, el pirómano que quemó su piso. Cree que allí experimentan,
valiéndose de antiguos doctores nazis, con las mentes de los internos.

Le cuenta que lleva sobre su conciencia el asesinato de los soldados a cargo del campo
de Dachau cuando vieron, horrorizados, las barbaridades que habían cometido con los
presos.

De regreso al hospital se enteran de la aparición de Rachel Solando, junto al faro, y la


interrogarán, aunque debido a su estado mental no pueden aclarar nada.
1
Esa noche vuelven sus pesadillas en las que mezcla Dachau con Laeddis, y a una de las
muertas allí con la Rachel Solando a la que él ayuda a tirar a sus hijos al lago tras
matarlos.

Una virulenta tormenta hace que falle el sistema eléctrico, consiguiendo escapar de
sus celdas algunos internos del pabellón C, el de los más peligrosos, momento que
aprovechan Daniels y Aule, vestidos de celadores, para colarse en él tratando de
encontrar a Laeddis.

No encuentra a este, pero sí al preso que le puso sobre la pista de lo que allí hacían,
llegando a la conclusión, tras hablar con él, de que los experimentos se realizan en el
faro.

Decide ir hasta allí pese a lo complicado de la travesía, pasando la noche en una cueva
donde está una mujer que afirma ser la verdadera Rachel Solando, que le cuenta que
era siquiatra y que, por no estar de acuerdo con los métodos de los demás tuvo que
escapar para no convertirse en una interna más.

Al día siguiente llegará al faro tras distraer la atención del personal haciendo explotar
un coche, aunque no encuentra allí ningún quirófano, solo un despacho donde le
espera el doctor Cawley. Este le cuenta que él no es Teddy, sino Laeddis. Un interno al
que permitieron llevar a cabo sus fantasías durante dos días para tratar de evitar que
lo lobotomizaran, pues estaban seguros de que si conseguían enfrentarlo a sus
pesadillas recuperaría la razón.

Dolores era realmente Rachel Solando, una mujer maniaco-depresiva con tendencia al
suicidio, al que él dejaba sola a menudo para beber debido a sus traumas de guerra,
llegando a quemar ella misma su casa, pese a lo cual no la internó sino que la llevó a
vivir a otro lugar, encontrándose un día al volver de trabajo con que había matado a
sus tres hijos, arrojándolos al lago, tras lo cual, y debido a la ira acabó él mismo con
ella.

Laeddis despierta en el hospital, bajo la vigilancia del Dr. Cawley y Sheehan. Al ser
interrogado, Laeddis dice la verdad de una manera coherente, que responde a los
médicos como un signo de progreso. Pero no por esto, el Dr. Cawley toma nota de que
habían alcanzado el mismo estado nueve meses atrás, pero Laeddis había retrocedido
rápidamente, y además advierte que esta será la última oportunidad de Laeddis de
"redimirse".

El tratamiento da sus frutos y él recuerda todo y se dá cuenta que el interno N° 67 es


él. Aunque al día siguiente parece haber vuelto a sus fantasías, por lo que deciden
lobotomizarlo, aunque antes le dice a Aule, en realidad su siquiatra, que “quizá es
mejor morir como un hombre bueno que vivir como un monstruo”.

2
Cuestionario

1) A. ¿Qué patología padece el actor principal de la película?

El actor principal padece de Esquizofrenia tipo Paranoide.

Las características esenciales de la esquizofrenia son una mezcla de signos y síntomas


peculiares (tanto positivos como negativos) que han estado presentes una parte
significativa de tiempo durante un período de 1 mes (o durante un tiempo más breve si
ha habido tratamiento con éxito) y con algunos signos del trastorno que han persistido
durante al menos 6 meses.

Estos signos y síntomas están asociados a una marcada disfunción social o laboral.

Los síntomas característicos de la esquizofrenia implican un abanico de disfunciones


cognoscitivas y emocionales que incluyen la percepción, el pensamiento inferencial, el
lenguaje y la comunicación, la organización comportamental, la afectividad, la fluidez y
productividad del pensamiento y el habla, la capacidad hedónica, la voluntad y la
motivación y la atención. Pueden conceptualizarse como pertenecientes a dos amplias
categorías: los positivos y los negativos. Los síntomas positivos parecen reflejar un
exceso o distorsión de las funciones normales, mientras que los síntomas negativos
parecen reflejar una disminución o pérdida de las funciones normales.

Los síntomas positivos incluyen:

Distorsiones o exageraciones del pensamiento inferencial (ideas delirantes)


Percepción (alucinaciones)
Lenguaje y la comunicación (lenguaje desorganizado)
Organización comportamental (comportamiento gravemente desorganizado o
catatónico)

Estos síntomas positivos incluyen dos dimensiones distintas, que, a su vez, pueden
estar relacionadas con mecanismos neurales subyacentes y correlaciones clínicas
diferentes:

la “dimensión psicótica” incluye ideas delirantes y alucinaciones, mientras que


la “dimensión de desorganización” incluye el comportamiento y el lenguaje
desorganizados.

Los síntomas negativos comprenden restricciones del ámbito y la intensidad de:

De la expresión emocional (aplanamiento afectivo)


De la fluidez

3
De la productividad del pensamiento
Del lenguaje (alogia)
Del inicio del comportamiento dirigido a un objetivo (abulia)

El inicio puede ser brusco o insidioso, pero la mayoría de los sujetos muestran algún
tipo de fase prodrómica manifestada por el lento y gradual desarrollo de diversos
signos y síntomas (p. ej., aislamiento social, pérdida de interés en los estudios o el
trabajo, deterioro de la higiene y el aseo, comportamiento extraño y explosiones de
ira), y esto se puede observar en Andrew.

Según el DSM IV, los criterios para diagnosticar Esquizofrenia son los siguientes:

Síntomas característicos: Dos (o más) de los siguientes, cada uno de ellos


presente durante una parte significativa de un período de 1 mes (o menos si ha
sido tratado con éxito):

(1) ideas delirantes

(2) alucinaciones

(3) lenguaje desorganizado (p. ej., descarrilamiento frecuente o incoherencia)

(4) comportamiento catatónico o gravemente desorganizado

(5) síntomas negativos, por ejemplo, aplanamiento afectivo, alogia o abulia

Nota: Sólo se requiere un síntoma del Criterio A si las ideas delirantes son extrañas, o si
las ideas delirantes consisten en una voz que comenta continuamente los
pensamientos o el comportamiento del sujeto, o si dos o más voces conversan entre
ellas.

B. Disfunción social/laboral: Durante una parte singificativa del tiempo desde el


inicio de la alteración, una o más áreas importantes de actividad, como son el
trabajo, las relaciones interpersonales o el cuidado de uno mismo, están
claramente por debajo del nivel previo al inicio del trastorno (o, cuando el inicio
es en la infancia o adolescencia, fracaso en cuanto a alcanzar el nivel esperable
de rendimiento interpersonal, académico o laboral).

C. Duración: Persisten signos continuos de la alteración durante al menos 6


meses. Este período de 6 meses debe incluir al menos 1 mes de síntomas que
cumplan el Criterio A (o menos si se ha tratado con éxito) y puede incluir los
períodos de síntomas prodrómicos y residuales. Durante estos períodos
prodrómicos o residuales, los signos de la alteración pueden manifestarse sólo
por síntomas negativos o por dos o más síntomas de la lista del Criterio A,

4
presentes de forma atenuada (p. ej., creencias raras, experiencias perceptivas
no habituales).

D. Exclusión de los trastornos esquizoafectivo y del estado de ánimo: El


trastorno esquizoafectivo y el trastorno del estado de ánimo con síntomas
psicóticos se han descartado debido a: 1) no ha habido ningún episodio
depresivo mayor, maníaco o mixto concurrente con los síntomas de la fase
activa; o 2) si los episodios de alteración anímica han aparecido durante los
síntomas de la fase activa, su duración total ha sido breve en relación con la
duración de los períodos activo y residual.

E. Exclusión de consumo de sustancias y de enfermedad médica: El trastorno


no es debido a los efectos fisiológicos directos de alguna sustancia (p. ej., una
droga de abuso, un medicamento) o de una enfermedad médica.

F. Relación con un trastorno generalizado del desarrollo: Si hay historia de


trastorno autista o de otro trastorno generalizado del desarrollo, el diagnóstico
adicional de esquizofrenia sólo se realizará si las ideas delirantes o las
alucinaciones también se mantienen durante al menos 1 mes (o menos si se
han tratado con éxito).

Clasificación del curso longitudinal:

Episódico con síntomas residuales interepisódicos (los episodios están


determinados por la reaparición de síntomas psicóticos destacados): especificar
también si: con síntomas negativos acusados
Episódico sin síntomas residuales interepisódicos
Continuo (existencia de claros síntomas psicóticos a lo largo del período de
observación); especificar también si: con síntomas negativos acusados
Episodio único en remisión parcial; especificar también si: con síntomas
negativos acusados
Episodio único en remisión total
Otro patrón o no especificado
Menos de 1 año desde el inicio de los primeros síntomas de fase activa

La característica principal de la Esquizofrenia del tipo Paranoide consiste en la


presencia de claras ideas delirantes o alucinaciones auditivas, en el contexto de una
conservación relativa de la capacidad cognoscitiva y de la afectividad. Los síntomas
característicos de los tipos desorganizado y catatónico (p. ej., lenguaje desorganizado,
afectividad aplanada o inapropiada, comportamiento catatónico o desorganizado) no
son muy acusados. Fundamentalmente, las ideas delirantes son de persecución, de

5
grandeza o ambas, pero también puede presentarse ideas delirantes con otra temática
(p. ej., celos, religiosidad o somatización). Las ideas delirantes pueden ser múltiples,
pero suelen estar organizadas alrededor de un tema coherente. También es habitual
que las alucinaciones estén relacionadas con el contenido de la temática delirante. Los
síntomas asociados incluyen ansiedad, ira, retraimiento y tendencia a discutir. El sujeto
puede presentar un aire de superioridad y condescendencia y también pomposidad,
atildamiento, falta de naturalidad o vehemencia extrema en las interacciones
interpersonales. Los temas persecutorios pueden predisponer al sujeto al
comportamiento suicida, y la combinación de las ideas delirantes de persecución y de
grandeza con las reacciones de ira puede predisponerle a la violencia.

Según el DSM IV, los criterios para diagnosticar Esquizofrenia tipo Paranoide son los
siguientes:

Preocupación por una o más ideas delirantes o alucinaciones auditivas


frecuentes.
B. No hay lenguaje desorganizado, ni comportamiento catatónico o
desorganizado, ni afectividad aplanada o inapropiada.

Codificación del curso de la esquizofrenia en el quinto dígito:

.x2 Episódico con síntomas residuales interepisódicos


.x3 Episódico con síntomas residuales no interepisódicos
.x0 Continuo
.x4 Episodio único en remisión parcial
.x5 Episodio único en remisión total
.x8 Otro patrón o no especificado
.x9 Menos de 1 año desde el inicio de los primeros síntomas de fase activa

B. ¿En qué estructura clínica está encuadrada dicha patología? Justifique la respuesta.

La Esquizofrenia Paranoide se encuadra dentro de la estructura Psicótica.

El término “Psicosis” se ha definido conceptualmente como una pérdida de las


fronteras del ego o un grave deterioro de la evaluación de la realidad. Las personas
que experimentan psicosis pueden presentar alucinaciones o delirios y pueden exhibir
cambios en su personalidad y pensamiento desorganizado. Estos síntomas pueden ser
acompañados por un comportamiento inusual o extraño, así como por dificultad para
interactuar socialmente e incapacidad para llevar a cabo actividades de la vida diaria.

Los síntomas que orientan hacia la presencia de un trastorno de tipo psicótico son:

6
Cambios bruscos y profundos de la conducta.
Replegarse sobre sí mismo, sin hablar con nadie.
Creer sin motivos que la gente le observa, habla de él o trama algo contra él.
Hablar a solas (soliloquio) creyendo tener un interlocutor, oír voces, tener
visiones (alucinaciones visuales, auditivas) sin que existan estímulos.
Tener períodos de confusión mental o pérdida de la memoria.
Experimentar sentimientos de culpabilidad, fracaso, depresión.
Dificultad para expresar emociones y sentimientos o incluso falta de los
mismos.

Andrew Leaddis sufre de una psicosis que tuvo como detonante la muerte de sus hijos
y el haber matado a su esposa, su yo se encuentra débil y fragmentado.

En cuanto al criterio de la clasificación de las estructuras clínicas, podemos observar en


el siguiente cuadro que Andrew, no posee identidad del YO, evidenciándose en el
hecho que asume otra personalidad manifestado en otra ser; pierde el juicio de la
realidad, lo que puede verse plasmado en las alucinaciones y delirios que presenta, y
recurre a defensas primitivas, como la negación, para no aceptar los verdaderos
hechos de su vida, e identificación proyectiva para poder ser alguien que no es.

Una característica principal de la psicosis es la pérdida de contacto con la realidad y se


puede observar que Andrew se aleja de la verdadera realidad pues para él esta resulta
amenazante por lo que se crea una nueva realidad que le permita huir creándose él
una nueva personalidad llamado Teddy Daniels y busca a Andrew por haber
ocasionado el incendio en que murió su esposa sin darse cuenta de que Andrew es el
mismo por esto es que nunca lo logra encontrar , esta actitud que toma Teddy es lo
que se conoce como mecanismos de defensa y en este caso vemos que él utiliza el
mecanismo de defensa de la negación, pues niega la realidad y los hechos que
realmente sucedieron, el niega que él fue quien mato a su esposa y le otorga a otra
persona lo sucedido, de igual manera aparece la escisión hecho por el cual también

7
crea una nueva persona, pues él no se puede percibir como alguien que mato a su
esposa, no se puede percibir como malo, para él es una persona absolutamente buena
que quiere salvar a todos los que se encuentran en el psiquiátrico y le interesa el bien
de los demás, en la escisión la persona debe ser buena o mala pero esto debió a que
las presentaciones de los objetos buenos y malos nunca llegaron a una integración por
lo que se perciben como apartes.

Otra característica de la psicosis que se puede ver en Andrew es la presencia de


alucinaciones y delirios, en el caso de Andrew los delirios los podemos ver en el hecho
de que él cree que lo quieren volver loco con las pastillas que le dan y con los
cigarrillos, para él estos tienen sustancias que poco a poco lo van convirtiendo en loco
y que en ese lugar en que se encuentran lo único que quieren es experimentar con las
personas y convertirlas en títeres y que eso es lo que van hacer con él.

Es muy común que una persona con psicosis no acepte su enfermedad y no tenga
conciencia de ella debido a que se reprime lo que resulto doloroso y mejor se aleja de
ello creando una nueva realidad utilizando los mecanismos de defensa como una
forma de resistirse a aceptar su verdadera realidad. Andrew no puede creer que él este
loco y que sea un interno del lugar y cree que son los demás los que están mal, pues
para el psicótico su discurso y su mundo son lo que es real lo que dicen los otros no
son parte de su realidad y son ellos los que están mal.

Con ayuda de los especialistas hay un momento en que Andrew rompe resistencias y
entra en contacto con aquella realidad que le resulta amenazadora y se da cuenta que
en realidad es él quien mato a su esposa y que él no es Teddy si no Andrew Leidys , sin
embargo esto solo dura un momento pues luego de creer que había aceptado lo
sucedido se dan cuenta de que el vuelve a caer en su realidad y que continua el
homicidio de su esposa siendo una situación traumática que no se ha podido procesar
en el psiquismo de Andrew.

C. ¿Cómo demuestra los síntomas?

Andrew sufre de insomnio, delirio, temblores, desequilibrios afectivos, aumento de


actividad motriz, jaquecas, migrañas, vómitos, pesadillas, sudoración, agresividad,
impulsividad, ansiedad, sueños recurrentes y alucinaciones.

Dentro de los síntomas que se manifiestan en el transcurso de la película compatibles


con un cuadro de esquizofrenia encontramos:

8
Delirios

Son creencias falsas que la persona sostiene firmemente


y que son irreductibles a la lógica. Para ello la persona
que padece el trastorno psicótico se apoya en algunos
detalles de la realidad aunque los interpreta de una
manera errónea. En el caso de Andrew presenta delirios
de diferentes tipos:

Delirios de persecución: la persona cree que hay alguien


o algo que lo está siguiendo o vigilando.

Delirio de perjuicio: cuando la persona cree que hay alguien intentando dañarle o
perjudicándole de alguna forma.

Delirios somáticos: cuando la persona cree que tiene sensaciones extrañas en su


propio cuerpo y normalmente sospecha que están provocados por algo o alguien que
intenta dañarle.

Alucinaciones

Auditivas: cuando la persona escucha dentro de


su cabeza una voz que le habla. Son las
alucinaciones más frecuentes y características
de la esquizofrenia y más fundamentalmente
cuando la persona se queja de no poder pensar
ni actuar con libertad.

Táctiles o cenestésicas: la persona tiene


sensaciones anormales en el cuerpo sin que le
toquen.

Visuales: cuando ven en los demás algo que antes no veían.

Alteraciones del Pensamiento

El pensamiento en ocasiones se desorganiza, se pierde


la capacidad de asociar ideas y éstas cambian de un
tema a otro sin conexión. Cuando ésta pérdida es grave
y el contenido es incoherente lo denominamos
desorganización del pensamiento.

9
Alteraciones en la Cognición

En cuanto al comportamiento, el paciente puede


abandonar su aseo personal, puede aislarse de sus
familiares y amigos al perder la motivación y la energía,
tener un sentimiento de vacío e incluso presentar
conductas extravagantes o no adecuadas que pueden
ser influenciadas por lo que le dicen sus alucinaciones y
por el contenido de sus delirios.

Alteraciones en la conducta

El paciente puede tener cierta dificultad para mantener


la atención y para atender a varias tareas a la vez así
como puede tener algunos fallos de memoria. También
puede presentar una disminución en sus capacidades
para realizar algunas conductas creativas y socialmente
aceptadas.

2) A. Definir Alucinaciones (diferentes tipos) e identificar todos los períodos y


estilos de alucinaciones que se observan en la película.

Se puede considerar la alucinación como una percepción que ocurre en ausencia de un


estímulo que lo desencadene, teniendo quien la padece la sensación de que ésta es
real y que ocurre sin que el sujeto pueda controlarla (siendo esta característica
compartida con obsesiones, delirios y algunas ilusiones).

Existen varios tipos de alucinaciones, de acuerdo a la forma en la que afectan a la


persona pueden ser:

Visuales: Imágenes más o menos claras, pueden ser destellos, escenas claras o
flash o apariciones organizadas. Son las más frecuentes junto con las auditivas y
suelen sucederse de la obnubilación de la conciencia.

Cuando llega a la Institución ve una anciana, con características física en


estado deplorable, como si estuviese muerta y lastimada, que le hace señas
de silencio.
Cuando el Director del Instituto le muestra una foto de Rachel, él ve muchas
personas muertas caídas de vagones de tren, cubiertas por hielo y nieve,
dentro de las cuales está su hija.

10
La música que escucha en el despacho del Director hace que vea imágenes
de personas en los campos de concentración, y mientras habla con el co-
Director, visualiza un despacho de militares nazis donde vuelan papeles,
que son arrojados por sus compañeros militares, mientras que en un charco
de sangre se está muriendo un comandante, al que le separa él mismo con
el pie, el arma que está cerca del cuerpo.
Visualiza una escena en la cual, está su mujer en una habitación, en la que
caen cenizas, y le está recriminando con una botella de wiski en su mano
que no bebiera más, y que Rachel estaba en la Isla. Además cuando ella se
asoma por la ventana, ve que su espalda también se vuelve cenizas porque
se estaba quemando. Se acerca a abrazarla y comienzan a mojarse los dos,
al mismo tiempo que sale sangre de la zona abdominal de Dolores y todo se
va cubriendo de cenizas, hasta que ella también se convierte en cenizas. Sus
manos quedan mojadas, chorreando agua y la habitación prendiéndose
fuego.
En el transcurso de una entrevista con una internada del Instituto, ve que
ella, después de haberle pedido un vaso de agua a Chuck, se lo toma, y
anteriormente le escribe algo en su libreta. Sin embrago en la escena se ve
claramente que ella no se lleva ningún vaso de agua a la boca.
Mientras tiene un sueño, se visualiza recorriendo el campo de
concentración, y entre los muertos ve a Rachel y a su hija, que abren los
ojos y lo miran profundamente.
En la oficina del Director ve al supuesto “Leaddis”, asesino de su mujer, en
el sillón junto a la chimenea, y el mismo le ofrece fuego para encender un
cigarrillo y una petaca con bebida alcohólica. En realidad, no es “Leaddis”
sino, Chuck, su compañero inspector (que en realidad es su psiquiatra),
quien seguidamente desaparece y con un grito femenino aparece Rachel
llena de sangre junto a sus tres hijos muertos en el piso, también llenos de
sangre.
Luego de colocar a la niña sobre el agua de la laguna, ve que se hunde
mientras le cuestiona el “por qué no la salvó”.
En el pabellón donde descansa tras haber sufrido una fuerte migraña, ve a
su esposa que entra al mismo cubierta con un piloto y toda mojada.
Mientras visita a un interno en el Pabellón “C”, dentro de la celda ve a su
mujer.
Ve a su compañero tirado sobre las rocas del acantilado, luego de que él no
quiere acompañarlo hasta el faro.
Ve muchas ratas en las paredes del acantilado.
Ve a una psiquiatra del Hospital que dice ser paciente del mismo, mientras
está escondida en una cueva de los acantilados.

11
Cuando se sube al auto que estaba estacionado en un sector de la
Institución, ve a su mujer. Luego se baja de él y lo prende fuego. Cuando se
aleja, para esperar que el auto explotara, ve a su hija que se acerca
extendiéndole la mano a su mujer, ambas cerca del auto. El auto explota,
ambas quedan cubiertas por llamaradas de fuego, pero luego, cuando el
mismo se disipa, ellas están exactamente igual, sin ningún tipo de daños.
Cuando llega al faro y se encuentra con el Dr. Cawley, ve la imagen de su
mujer en una esquina de la habitación.
Cuando le dispara al Dr. Cawley, con un arma de juguete, pudo ver sangre.
Cuando se enfrenta a las fotos de sus hijos muertos, que le ofrece el Dr.
Cawley, ve a su esposa y a su hija, Rachel, dentro de la habitación.

Auditivas: estímulos que se perciben a través de la audición, pueden ser


silbidos, golpes, palabras sin sentido aparente o frases directas con
instrucciones. Una de las particularidades de este tipo de alucinaciones es que
quien las padece puede decir con exactitud en qué lugar físico se encuentra
aquel que les habla. Suele presentarse en enfermos de esquizofrenia u otro
padecimiento crónico y las consecuencias pueden ser que el afectado realice
todo tipo de acciones perjudiciales provocadas por ese estado.

Escucha las conversaciones de los campos de concentración.


Mantiene una conversación con su mujer muerta, en una escena en la cual ella
le dice que no bebiera más, que Rachel estaba en la Isla, y que nunca se había
ido de ahí. Además de que “Leaddis” era el culpable de su muerte.
Mantiene una conversación con el supuesto “Leaddis”, quien es el presunto
asesino de su esposa, en el despacho del Director de la Institución. Luego con
Chuck y por último con Rachel, que aparece ensangrentada junto a sus tres
hijos muertos.
Mantiene una conversación con su hija muerta, que la asocia a uno de los tres
hijos muertos de Rachel, en la escena en la que están en el despacho del
Director. Tanto en ésta como en otras escenas de la película, la niña manifiesta
la inquietud del “por qué no la salvó”.
Mantiene una conversación con su mujer muerta en el pabellón donde
descansa, en la cual ella le dice que tiene que encontrar a “Leaddis” y matarlo.
Mientras visita a un interno en el Pabellón “C”, dentro de la celda escucha a su
mujer.
Escucha el chillido de las ratas en las paredes del acantilado.
Mantiene una conversación con una psiquiatra que manifiesta haber sido
psiquiatra del Instituto y cómo descubrió cosas que no podía saber, la hicieron
pasar por “loca” y la dejaron encerrada como paciente.

12
Mantiene una conversación con su mujer cuando prende fuego el auto que
estaba estacionado en un sector de la Institución.
Escuchó el ruido del disparo que le propició al Dr. Cawley, aún cuando el arma
era de juguete.
Mantiene una conversación con su mujer cuando están en la habitación del
faro, luego que el Dr. Cawley le mostrara fotos de sus hijos muertos.

Olfativas: se perciben a través del olfato y suelen ser causa de temores, en el


caso de los esquizofrénicos por ejemplo, pueden notar el olor de gases
venenosos que alguien ha desprendido con deseos de matarle. Otros casos en
los que suelen aparecer es en enfermos de epilepsia o depresión crónica.

Táctiles: Sensaciones que se perciben a través de la piel. Se presenta por


ejemplo en pacientes adictos a la cocaína durante períodos de abstinencia,
perciben como si un insecto se moviera por encima y debajo de su piel. Pueden
presentarse como vibraciones, shocks eléctricos, sensaciones sexuales o
vientos fríos o cálidos que rozan el cuerpo y se dan sobre todo en enfermos de
esquizofrenia con un estado crónico de la enfermedad.

En la misma escena en la que está con su mujer en la habitación donde le dice


que Rachel está en la Isla, y que dejara de beber, él la abraza.
En la escena que mantiene una conversación con Rachel en el Despacho del
Director, en la que están sus tres hijos muertos, toma a la niña en brazos, y la
lleva hasta una laguna, en la que la deja sobre el agua, y se pueden ver los
cuerpos de sus otros dos hijos en la misma.
Patea y pisa a las ratas del acantilado.
Siente que la supuesta “psiquiatra” que está escondida en una cueva de los
acantilados lo toca para despertarlo.

Gustativas: agregan a la comida un sabor diverso al que posee. En pacientes de


esquizofrenia suele darse que ante el miedo a ser envenenados sienten gusto
raro en lo que ingieren. También suele presentarse en enfermos de epilepsia.

Somáticas: se presenta en individuos con una afección de esquizofrenia severa


y consiste en sensaciones propioceptivas, con dolores en la cabeza o el cuerpo
que físicamente no existen. De este tipo de alucinación se desprende el delirio
zoopático, que implica la sensación de tener un animal dentro del organismo,
los pacientes aseguran sentirlo y saberlo.

Desde lo físico se acompaña a la alucinación con excitación motriz, temblor en las


manos, mareos, ansiedades, fotofobias, entre otras.
13
B. Definir Delirio. Explicar brevemente el delirio del protagonista.

Un delirio es una creencia que se sostiene y se defiende sin lógica, no puede


comprobarse a través de la experiencia y es inapropiada para la cultura de la persona
en cuestión. El sujeto revela un pensamiento anormal (fuera de lo común y de lo
esperable) para defender su idea aun cuando, desde la razón, se le demuestre su
falsedad o inconveniencia.

Las ideas delirantes son creencias erróneas que habitualmente implican una mala
interpretación de las percepciones o las experiencias. Su contenido puede incluir
diversos temas (p. ej., de persecución, de autorreferencia, somáticos, religiosos o
grandiosos). Las ideas delirantes de persecución son las más frecuentes; la persona
cree que está siendo molestada, seguida, engaña, espiada o ridiculizada. Las ideas
delirantes autorreferenciales también son corrientes: la persona cree que ciertos
gestos, comentarios, pasajes de libros, periódicos, canciones u otros elementos del
entorno están especialmente dirigidos a ella. La distinción entre una idea delirante y
una idea sostenida tenazmente resulta a veces difícil de establecer, y depende del
grado de convicción con la que se mantiene la creencia, a pesar de las claras evidencias
en sentido contrario.

Si bien las ideas delirantes extrañas son consideradas especialmente típicas de la


esquizofrenia, la “rareza” puede ser difícil de juzgar, especialmente a través de
diferentes culturas. Las ideas delirantes se califican como extrañas si son claramente
improbables e incomprensibles y si no derivan de las experiencias corrientes de la vida.
Generalmente, se consideran extrañas las ideas delirantes que expresan una pérdida
del control sobre la mente o el cuerpo éstas incluyen la creencia de que los
pensamientos han sido captados por alguna fuerza exterior (“robo del pensamiento2),
que pensamientos externos han sido introducidos en la propia mente (“inserción del
pensamiento”) o que el cuerpo o los actos son controlados o manipulados por alguna
fuerza exterior (“ideas delirantes de control”).

Según el DSM IV, Dentro de los distintos tipos de delirios podemos distinguir:

Tipo erotomaníaco. Este subtipo se aplica cuando el tema central de la idea


delirante es que otra persona está enamorada del sujeto. La idea delirante
suele referirse a un amor romántico idealizado y a una unión espiritual, más
que a la atracción sexual. Frecuentemente, la persona sobre la que recae esta
convicción ocupa un status más elevado.
Tipo de grandiosidad. Este subtipo se aplica cuando el tema central de la idea
delirante es la convicción de tener algún extraordinario (aunque no reconocido)
talento o intuición, o de haber hecho un descubrimiento importante. Con
menor frecuencia, el sujeto puede tener la idea delirante de mantener una
relación especial con alguien importante (p. ej., un consejero del Presidente) o

14
de ser una persona importante (en cuyo caso la persona real puede ser vista
como un impostor). Las ideas delirantes grandiosas pueden tener un contenido
religioso (p. ej., la persona cree que ha recibido un mensaje especial de una
divinidad).
Tipo celotípico. Este subtipo se aplica cuando el tema central de la idea
delirante es que el cónyuge o amante es infiel. Esta creencia aparece sin ningún
motivo y se basa en inferencias erróneas que se apoyan en pequeñas
«pruebas» (p. ej., ropas desarregladas o manchas en las sábanas), que son
guardadas y utilizadas para justificar la idea delirante. El sujeto con esta idea
delirante suele discutir con el cónyuge o amante e intenta intervenir en la
infidelidad imaginada (p. ej., coartando la libertad de movimientos del cónyuge,
siguiéndole en secreto, investigando al supuesto amante o agrediendo al
cónyuge).
Tipo persecutorio. Este subtipo se aplica cuando el tema central de la idea
delirante se refiere a la creencia del sujeto de que está siendo objeto de una
conspiración, es engañado, espiado, seguido, envenenado o drogado,
calumniado maliciosamente, perseguido u obstruido en la consecución de sus
metas a largo plazo. Pequeñas trivialidades pueden ser exageradas y
convertidas en el núcleo de un sistema delirante. Frecuentemente, el núcleo de
la idea delirante es alguna injusticia que debe ser remediada mediante una
acción legal (“paranoia querulante”), y la persona afectada puede enzarzarse
en repetidos intentos por obtener una satisfacción apelando a los tribunales y
otras instituciones gubernamentales. Los sujetos con ideas delirantes de
persecución son a menudo resentidos e irritables y pueden reaccionar de forma
violenta contra los que creen que les están haciendo daño.
Tipo somático. Este subtipo se aplica cuando el tema central de la idea
delirante se refiere a funciones o sensaciones corporales. Las ideas delirantes
somáticas pueden presentarse de diversas formas. Las más habituales son la
convicción de que el sujeto emite un olor insoportable por la piel, la boca, el
recto o la vagina; que tiene una infestación por insectos en o dentro de la piel;
que tiene un parásito interno; que algunas partes del cuerpo tienen evidentes
malformaciones o son feas (en contra de lo observable), o que hay partes del
cuerpo (p. ej., el intestino grueso) que no funcionan.
Tipo mixto. Este subtipo se aplica cuando no hay ningún tema delirante que
predomine.
Tipo no especificado. Este subtipo se aplica cuando la creencia delirante
dominante no puede ser determinada con claridad o cuando no está descrita
en los tipos específicos (p. ej., ideas autorreferenciales sin un componente
importante de persecución o grandeza).

En el caso de Andrew, sus delirios tienen un carácter persecutorio (dado que se siente
perseguido) y autorreferencial (el personaje se ve a sí mismo como un investigador
15
que busca ayudar), y serían empleados por parte del protagonista como mecanismo
inconsciente para evadirse de la realidad.

Pues cree que es un agente federal llamado Edward "Teddy" Daniels, quien junto a su
compañero recientemente asignado, Chuck Aule, van al hospital de Ashecliffe para
personas dementes en Shutter Island, isla situada en el puerto de Boston para
investigar la desaparición de Rachel Solando, una paciente que en apariencia se
evaporó de una habitación cerrada, una psicópata que había matado a sus cuatro
hijos.

Sostiene que se ofreció como voluntario para ir allí, porque cree que está Andrew
Laedis, el pirómano que quemó su piso. Cree que allí experimentan, valiéndose de
antiguos doctores nazis, con las mentes de los internos.

Además, él siente que lo persiguen parea que no pueda contar nada de lo que sucede
dentro del faro de la Isla, dado que son experimentos secretos, y por ello todos
conspiran contra él, tratando de hacerlo pasar por “loco” para nunca poder irse del
lugar.

3) ¿Cuál es la tarea del compañero de Di Caprio desde la llegada a la isla hasta la


escena del faro? Justifique la respuesta.

El compañero de Di Caprio es su Psiquiatra desde hace dos años. La tarea de éste,


desde la llegada a la isla hasta la escena del faro, es acompañar el proceso de cura de
Andrew. Lo acompaña, lo contiene, y pone los límites en los momentos de desborde.
Realiza una experiencia vivencial con Andrew, incluso tomando otro rol, el de
detective, para poder acompañarlo en su delirio y propiciar una futura ruptura de la
represión que le provoca la idea de que él mato a su mujer, debido a que ella mato a
sus tres hijos.

En el momento en que Andrew quiere abandonar el caso y volver a su hogar, él no lo


contradice, y le pone freno, sino, que utiliza la persuasión como técnica, para poder
seguir avanzando en el tratamiento, convenciéndolo de que no debe dejar el caso
abierto.

La tarea de Chuck, es siempre estar en el rol de acompañante, sostén, sin


juzgamientos, ni contradicciones, a los efectos de poder realizar una observación de
los comportamientos y conductas de Andrew.

Sus tareas pueden compararse con los de un A.T. La función del A.T. puede definirse en
relación a la estrategia que construye un analista en un tratamiento y a las
particularidades de cada caso. En relación a esto, la función del mismo se ira
delineando en relación al despliegue del tratamiento. Si bien el A.T. realiza

16
intervenciones, tiene limitaciones y debe remitirse a una estrategia, pensamos que el
espacio que genera tiene su singularidad, con la posibilidad de establecer una táctica
propia.

El A.T. es un recurso que permite la permanencia de una presencia que no es posible


para el analista, implicando la continuidad del paciente en su vida cotidiana y
recolectando información para el analista que puede resultarle útil en el tratamiento.

El A.T. está junto al paciente día a día en su entorno habitual, escuchando sus
preocupaciones, conteniendo su angustia, ayudándolo a desenvolverse en tareas
cotidianas, proporcionando una mayor adherencia al tratamiento. Es un agente de
salud capacitado para sostener a pacientes crónicos y agudos. La función del
Acompañante Terapéutico siempre es complementaria a la actuación de otros
profesionales como el psicólogo o el psiquiatra, formando parte de un abordaje
múltiple que se debe aplicar a pacientes graves con tendencia a interrumpir el
tratamiento.

A modo de resumen podemos concluir que las funciones del AT son:

Contener al paciente: el A.T. se ofrece como sostén auxiliando al paciente,


acompañándolo y amparándolo en su desvalimiento, su angustia, sus miedos y
su desesperanza.
Ofrecerse como referente: el A.T. trabaja en un nivel dramático-vivencial, no
interpretativo, es decir muestra al paciente en cada situación modos diferentes
de actuar y reaccionar frente a las dificultades de la vida cotidiana.
El A.T. actúa como un organizador psíquico, ayudando al paciente a tomar
decisiones que él aún no es capaz de tomar.
Alentar el desarrollo de las capacidades más organizadas de la personalidad
del paciente, ayudando a desplegar sus capacidades creativas y animándolo a
probar y realizar tareas acordes a los intereses del paciente.
Facilitar la autonomía del paciente, ayudando a sostener o restablecer los
vínculos de su entorno familiar, social y laboral. El objetivo es crear una red
normalizada de apoyos que puedan contener al paciente evitando la
cronificación y posterior estigmatización del mismo.

4) A. Describir qué sucede desde que el protagonista llega al faro.

Cuando Andrew llega al faro se encuentra con su compañero y el doctor Cawley.

En este punto el argumento realiza un giro de guión inesperado: el doctor y Chuck


explican a Daniels que en realidad él es Andrew Laeddis, un veterano de guerra y
peligroso paciente del centro ingresado en él tras asesinar a su esposa Dolores Chanal.

17
Toda la situación y la investigación que estaba llevando a cabo han sido un teatro
organizado por los responsables del centro como última oportunidad para hacerle
volver a la realidad como alternativa a la lobotomía, ya que Laeddis sufre de un
trastorno psicótico el cual evita que haga frente a los sucesos y dado su entrenamiento
militar es uno de los residentes más peligrosos del centro. De hecho la paciente por la
que estaba investigando, Rachel Solano, no existe (la mujer que los doctores les
presentan como tal era una empleada fingiendo su papel) sino que su nombre se ha
construido a partir del de su mujer, la cual igual que se decía de Rachel ahogó a sus
hijos mientras padecía un episodio depresivo.

Finalizando la película parece que Andrew ha accedido finalmente a los recuerdos


sobre la muerte de su familia, recordando quién es y lo que le condujo a ese lugar. Así,
el plan del doctor habría tenido éxito en devolverle a la realidad, pudiendo avanzar en
el tratamiento hacia su patología.

B. ¿Qué significa la escena final?

Poco después Andrew habla con el que anteriormente creía su compañero Chuck, en
realidad psiquiatra del centro, indicando que deben escapar de ese lugar. Esto conduce
a que finalmente se considere que ha realizado una regresión y debido a la
peligrosidad del caso se decidan a lobotomizar al paciente.

Si bien existe la posibilidad de que realmente haya recaído, la última frase que
pronuncia antes de que se lo lleven al faro (“Este lugar hace que me pregunte qué
sería peor, ¿Vivir como un monstruo o morir como un hombre bueno?”) hace pensar
que su supuesta regresión no es tal, sino una actuación. De este modo el final de la
película daría a entender que Andrew Laeddis, a pesar de recuperar el sentido de la
realidad, decide que es preferible ser lobotomizado y liberarse de la carga de saber
qué ha hecho que ser tratado de otro modo y aceptar y asumir que ha matado a su
esposa y perdido a sus hijos.

18