Está en la página 1de 7

Características del aire comprimido

Transportable: El aire comprimido puede ser fácilmente transportado por tuberías,


incluso a grandes distancias. No es necesario disponer tuberías de retorno.

Almacenable: No es preciso que un compresor permanezca continuamente en servicio.


El aire comprimido puede almacenarse en depósitos y tomarse de éstos. Además, se
puede transportar en recipientes (botellas).

Temperatura: El aire comprimido es insensible a las variaciones de temperatura;


garantiza un trabajo seguro incluso a temperaturas extremas.

Antideflagrante: No existe ningún riesgo de explosión ni incendio; por lo tanto, no es


necesario disponer instalaciones anti de flagrantes, que son caras.

Limpio: El aire comprimido es limpio y. en caso de faltas de estanqueidad en tuberías o:


elementos. No produce ningún ensuciamiento. Esto es muy importante, por ejemplo, en
las industrias alimenticias. de la madera. Textiles y del cuero.

Constitución de los elementos: La concepción de los elementos de trabajo es simple


y por tanto, de precio económico.

Veloz: Es un medio de trabajo muy rápido y por eso permite obtener velocidades de
trabajo muy elevadas. (La velocidad de trabajo de cilindros neumáticos puede regularse
sin escalones.

A prueba de sobre- cargas: Las herramientas y elementos de trabajo neumáticos


pueden utilizarse hasta su parada completa sin riesgo alguno de sobrecargas. Para
delimitar el campo de utilización de la neumática es preciso conocer también las
propiedades adversas.

Preparación: El aire comprimido debe ser preparado. Antes de su utilización. Es preciso


eliminar impurezas y humedad (al objeto de evitar un desgaste prematuro de los
componentes).

Compresible: Como todos los gases el aire no tiene una forma determinada, toma la
forma del recipiente que los contiene o la de su ambiente, permite ser comprimido
(compresión) o y tiene la tendencia a dilatarse (expansión). Con aire comprimido no es
posible obtener para los émbolos velocidades: uniformes y constantes.

Volumen Variable: El volumen del aire varía en función de la temperatura dilatándose


al ser calentado y contrayéndose al ser enfriado.
Fuerza: El aire comprimido es económico sólo hasta cierta fuerza. Condicionado por la
presión de servicio normalmente usual de 700 kPa (7 bar), el límite. también en función
de la carrera y la velocidad, es de 20.000 a 30.000 N (2000 a 3000 kp).

Ruido: El escape de aire produce ruido. No obstante. Este problema ya se ha resuelto


en gran parte, gracias al desarrollo de materiales in sonorizantes.

Economía: La instalación tiene un coste relativamente bajo debido al coste modesto de


los componentes. El mantenimiento es también poco costoso debido a su larga
duración sin apenas averías.

Seguridad: No presenta peligro de incendio en áreas de riesgo elevado y el sistema no


está afectado por la sobrecarga puesto que los actuadores se detienen o se sueltan
simplemente. Los actuadores neumáticos no producen calor

Aplicaciones del aire comprimido

Se utiliza en:

 Elevadores neumáticos.
 Destornilladores automáticos.
 Tornos dentales.
 Armas de aire comprimido
 Equipos de minería (taladros roto percutores, martillos picadores, lámparas,
ventiladores y muchos otros).
 Arranque de motores de avión.
 Coches de aire comprimido y motores de aire comprimido
 Atracciones, para conseguir grandes velocidades en poco tiempo.
Placas de compresores
Unidad de mantenimiento neumática

La unidad de mantenimiento es para purificar el aire comprimido, ajustar una presión


constante del aire y añadir una fina neblina de aceite al aire comprimido, para lubricar a
los actores como cilindros o motores neumáticos. Así unidad de mantenimiento aumenta
considerablemente la seguridad de funcionamiento.

La unidad de mantenimiento consiste en:

 Filtro con separador de agua


 Regulador de presión con Manómetro
 Lubricador
Acerca de los componentes individuales:

La función del filtro de aire es retener las partículas de impurezas, así como el agua
condensada, presente en el aire que pasa por él.

Regulador de presión: Sirve para mantener la presión de trabajo (presión secundaria)


constante independiente de la presión de la red (presión primaria) y consumo de aire. La
presión secundaria siempre es menor que la presión primaria.

Lubricador: Para garantizar un desgaste mínimo a los actores (como cilindros o motores
neumáticos) y para proteger los aparatos contra la corrosión, sirve la lubricación del aire.
Pero si el aire comprimido ha sido aceitado una vez, debe ser constantemente aceitado,
como el aceite viejo se endurece. Con la mejora de los materiales, puede ser renunciado
a la lubricación en muchas plantas nuevas.

Símbolo neumático de la unidad de mantenimiento.


Investigar características técnicas de la unidad de mantenimiento.
Los compresores aspiran aire húmedo y sus filtros de aspiración no pueden modificar
esto, ni eliminar totalmente las partículas contenidas en el aire atmosférico del lugar
donde esté situado el propio compresor.
La durabilidad y seguridad de funcionamiento de una Instalación neumática dependen
en buena forma del acondicionamiento del aire:
La suciedad del aire comprimido (óxidos, polvo, demás), las partículas líquidas
contenidas en el aire, causan un gran deterioro en las instalaciones neumáticas y en
todos sus componentes, provocando desgastes exagerados y prematuros en superficies
deslizantes, ejes, vástagos, juntas, etc., reduciendo la duración de los distintos
elementos de la instalación.
Las conexiones y desconexiones del compresor o compresores, generan oscilaciones
en la presión, que impiden un funcionamiento estable de la instalación, de los actuadores,
etc.
Para evitar este tipo de problemas, se recomienda emplear las UNIDADES DE
MANTENIMIENTO NEUMÁTICO las cuales son una combinación de los elementos que
se describen a continuación:
Filtro de aire comprimido
Regulador de presión
Lubricador de aire comprimido

Pero para esto se debe tener en cuenta los siguientes puntos:


El caudal total de aire en m3/h es decisivo para la elección del tamaño de unidad. Si el
caudal es demasiado grande, se produce en las unidades una caída de presión
demasiado grande. Por eso, es imprescindible respetar los valores indicados por el
fabricante.
La presión de trabajo no debe sobrepasar el valor estipulado en la unidad.
La temperatura no deberá ser tampoco superior a 50 ºC (valores máximos para recipiente
de plástico).
La unidad de mantenimiento debe elegirse cuidadosamente según el consumo de la
instalación. Si no se pospone un depósito, hay que considerar el consumo máximo por
unidad de tiempo.
Fuentes
http://learnchannel-tv.com/es/pneumatics/maintenance-unit/
http://wikifab.dimf.etsii.upm.es/wikifab/index.php/UNIDAD_DE_MANTENIMIENTO
http://www.hnsa.com.co/unidades-de-mantenimiento-frl/
http://smc.com.mx/frl-unidad-de-mantenimiento-linea-neumatica/

Equipo
Cueto Alonso Josué
Lundberg Jiménez Bryan Alexander
Tronco Cruz Brian