Está en la página 1de 110

 

  Segovia a los ojos de


 

 
los niños
  Diseños educativos para la
 
patrimonialización del entorno próximo en
 

 
Educación Infantil
 

 
Coords. Carmen Gómez-Redondo
 

 
Olaia Fontal Merillas
Coordinan:  

Carmen  Gómez-­‐Redondo  
Olaia  Fontal  Merillas  
Fotografía  portada:  Carmen  Gómez  Redondo  
2
 

Depósito  legal:  DL  SG  390-­‐2017  

I.S.B.N.:  978-­‐84-­‐697-­‐7823-­‐4  

Edita:  Exmo.  Ayuntamiento  de  Segovia  

Colabora:  Universidad  de  Valladolid  


ÍNDICE
 

Introducción………………………………………………………………………………………………………………………   4  
3
Capítulo  1:  Educar  la  afectividad  y  actitud  hacia  el  patrimonio…………………………………………..   6  

Carmen  Gómez  Redondo  

Capítulo  2:  Valoremos  nuestro  cole……………………………………………………………………………………   15  

Ana  María  Banegas  Ruíz  

Capítulo  3:  Aprendemos  con  todos  los  sentidos  nuestro  entorno  próximo…………………………   31  

Beatriz  Fenoy  Martínez  

Capítulo  4:  Somos  segovianos:  señas  identitarias  en  Educación  Infantil……………………………..   48  

Ana   María   Barreno   Matute,   Isabel   Callejo   Renedo,     Elisa   Cecilia   Herranz,   Sara   Dos   Anjos  
Trigo,   Lucía   de   la   Faya   García,   Luis   Ángel   García   Sanz,   Guillermo   Piñuela   García   y   Laura  
Ontoria  González  

Capítulo  5:  Maleta  didáctica:  Conocemos  el  jardín  Miguel  Delibes  de  Segovia………………   60  

 Marta  Postigo  Navarro  

Capítulo  6:  Conocemos  Nuestra  Cultura  Y  nuestro  origen………………………………………………….   87  

Lidia   Ferrer   Cano,   Yohanna   Grande   Martín,   Sara   de   Lucas   González,   Marta   Prozorowska,  
Elena  Rivilla  Aparicio,  Lucía  Rodríguez  de  la  Calle  y  Marta  Rodríguez  Sánchez  

Capítulo  7:  los  romanos  en  Segovia…………………………………………………………………………………..   102  

Sara  Becerril  Gracia,  Sara  de  Diego  Jurado,  Beatriz  Fenoy  Martínez,  Lidia  Fulgencio  Cordero,    
Cristina  Jiménez  Martín,    Sonia  Pinilla  Pastor  y  Natalia  Vílchez  García  
INTRODUCCIÓN

Segovia   es   una   ciudad   con   gran   riqueza   patrimonial.   Es   sabido   por   todos   los   segovianos   que   esta  
riqueza   va   más   allá   de   los   monumentos   más   turísticos   y   representativos.   Es   ahí   donde   reside   el  
encanto   patrimonial   de   la   ciudad:   en   lo   emblemático   y   lo   secreto,   en   lo   grandioso   y   en   los   pequeños  
rincones.  

Entendemos  que  la  clave  para  poner  en  valor  esta  diversidad  patrimonial  y  disfrutarla,  radica  en  la  
4
Educación   Patrimonial,   una   disciplina   en   creciente   auge,   que   pone   el   interés   en   la   sensibilización   a  
través   de   las   actitudes   y   los   valores   dejando   atrás   el   paradigma   del   conocimiento   de   contenidos  
como  clave  para  la  construcción  del  patrimonio.  

Desde  la  Facultad  de  Educación  de  Segovia    (UVa)  somos  conscientes  de  la  necesidad  de  la  Educación  
Patrimonial   para   que   los   niños   y   niñas   segovianos   sepan   conservar   y   construir   el   patrimonio   de   la  
ciudad.  Es  por  ello  que  desde  2014  se  viene  proponiendo,  desde  el  área  de  expresión  plástica,  una  
línea   de   investigación   en   Educación   Patrimonial   para   los   trabajos   fin   de   grado.   De   esta   manera   los  
estudiantes   de   los   grados   de   Educación   Infantil   y   Educación   Primaria   completan   su   formación  
profundizando  en  la  Educación  Patrimonial  a  través  de  la  práctica  educativa.  

Este  libro  es  el  broche  final  a  un  proyecto  que  sale  más  allá  de  las  paredes  de  la  universidad  gracias  al  
apoyo   de   la   Concejalía   de   Educación   del   Ayuntamiento   de   Segovia   y   es   que   entendemos   que   el  
trabajo   realizado   hay   que   compartirlo   y   debatirlo,   para   entre   todos   generar   nuevos   modos   de  
aprendizaje  en  el  aula.  

Aquí   se   desarrollan   y   relacionan   diversos   diseños   didácticos   tanto   de   asignaturas   de   último   curso  
como   trabajos   de   fin   de   grado   que   investigan   y   profundizan   en   la   Educación   Patrimonial.   Así   pues,  
todos   son   diseños   que   parten   de   un   interés   personal   sobre   el   conocimiento,   valoración   y  
conservación   de   un   lugar   o   rincón   de   la   ciudad   de   Segovia   (patrimonios   individuales).   La   dirección  
por   profesorado   experto   y   su   previa   puesta   en   práctica   han   permitido   filtrar   y   seleccionar   los  
trabajos   que   presentan   mayor   viabilidad.   Así   pues,   los   diseños   que   se   muestran   y   relacionan   en   este  
trabajo   pretenden   sensibilizar   a   los   niños   y   niñas   de   educación   infantil   sobre   los   distintos  
patrimonios  que  podemos  encontrar  en  nuestra  ciudad.  

En   los   sucesivos   capítulos   podrán   encontrarse   diseños   que   atienden   a   diversas   metodologías   de  
enseñanza/aprendizaje:   unidades   didácticas,   talleres,   maletas   didácticas,   etc.   son   proyectos  
innovadores   que   asientan   sus   bases   en   los   principios   metodológicos   propuestos   en   la   legislación  
como  son  el  aprendizaje  globalizado,  significativo  y  lúdico.  Además  presentan  un  enfoque  acorde  a  la  
etapa   educativa   para   la   que   se   propone,   centrado   en   el   desarrollo   de   actitudes,   afectos   y   valores  
hacia   el   patrimonio,   que   entronca   con   un   enfoque   apropiacionista   de   la   ciudad   y   del   entorno  
próximo  como  clave  en  la  educación  inicial  (Tonucci,  1997).

 
 

CAPÍTULO 1: EDUCAR LA AFECTIVIDAD Y ACTITUD


HACIA EL PATRIMONIO.

Carmen Gómez Redondo


 

 
¿CÓMO  SE  DEFINE  EL  PATRIMONIO?

Al   hablar   de   patrimonio   son   múltiples   los   significados   que   pueden   venir   a   la   cabeza,   pero  
generalmente  apuntan  al  legado  asumido  de  nuestros  antepasados  y  a  la  riqueza  material  que  posee  
una   persona.   La   Real   Academia   de   la   Lengua,   como   corresponde   a   sus   competencias,   se   hace   eco   de  
estos   significados   en   sus   dos   primeras   acepciones:   “Hacienda   que   alguien   ha   heredado   de   sus  
ascendientes”  y  “Conjunto  de  bienes  propios  adquiridos  por  cualquier  título”.  

Así   pues,   la   RAE   se   hace   eco   del   patrimonio   como   conjunto   material   de   objetos,   sin   embargo   el  
patrimonio  va  más  allá.  Etimológicamente  la  palabra  patrimonio  procede  del  latín  patrimonium,  de  la   7
que   ha   conservado   también   la   esencia   de   su   significado,   ya   que   para   los   romanos   patrimonium  
significaba  aquello  que  se  hereda  de  los  padres  o  abuelos,  concretamente  “patri”  “onium”,  es  decir,  
legado  por  patrilinea,  haciendo  referencia  tanto  a  objetos  materiales  como  a  inmateriales,  como  son  
los   derechos   y   obligaciones   sobre   otras   personas   u   objetos.   El   patrimonio   etimológicamente,   se  
refiere   tanto   a   bienes   materiales   o   inmateriales,   así   pues   no   son   solo   objetos,   sino   también  
costumbres,  usos  y  manifestaciones  culturales  que  no  tienen  materia,  como  puede  ser  la  música.

Sin   embargo,   en   ambas   definiciones   queda   implícita   una   transmisión   de   bienes   entre   personas,  
“evoca   riqueza   y   compromiso,   relación   con   quienes   nos   han   precedido   y   responsabilidad   en   su  
mantenimiento  para  transmitirlo  a  quienes  nos  sucederán”  (Aguirre,  2008,  p.  69).  Lo  interesante  de  
esta  descripción  es  la  capacidad  del  patrimonio  para  generar  vínculos,  el  objeto  es  aquí  importante,  
no  por  sus  cualidades  materiales  sino  por  su  capacidad  de  generar  vínculos  entre  las  personas  al  ser  
transmitido.   Aguirre   reflexiona   sobre   las   connotaciones   de   la   etimología   relacionada   con   el   padre  
como   modelo   a   imitar   y   propone,   frente   al   término   patrimonio,   una   re-­‐conceptualización   del  
término  como  matrimonio:  

¡Qué  gran  diferencia  ofrece  respecto  del  término  patrimonio  el  concepto  de  “matrimonio”,  
que   remite   justo   a   lo   contrario!   Matrimonio   evoca   compromiso   entre   dos,   conjunción   de  
intereses   proyectados   hacia   el   futuro,   acción   todavía   por   realizar,   sujeta   por   ello   a  
contingencia   y   a   constante   cambio.   La   noción   de   matrimonio   -­‐perteneciente   al   campo  
semántico   de   “madre”-­‐   apela   al   compromiso,   a   la   unión   con   aquello   que     nos   enriquece  
según   un   principio   de   reciprocidad,   de   renovación   constante,   de   utilidad   común   y   de   no  
anulación  de  uno  al  otro.  (Aguirre,  2008,  p.105).

Así  pues,  la  definición  de  patrimonio  cambia  y  lo  hace  en  sentido  a  la  relación  de  las  personas  con  los  
bienes   patrimoniales.   El   patrimonio   no   son   los   objetos,   éstos   no   tienen   valor   por   sí   mismos,   sino   que  
son  las  personas  las  que  confieren  ciertos  valores  a  los  elementos,  el  patrimonio  reside  en  el  vínculo  
que  generan  las  personas  con  los  elementos:  “El  patrimonio  es  la  relación  entre  bienes  y  personas,  
Estos   bienes   pueden   tener   componentes   materiales   e   inmateriales,   incluso   la   mezcla   de   ambos”  
(Fontal,  2012,  p.18).

Aproximándonos   a   una   definición   propia   del   patrimonio   entendemos   que   el   patrimonio   es   un  


conjunto  de  valores  atribuidos  por  las  personas  a  ciertos  elementos  significativos  para  la  sociedad  
y   la   cultura   presente.   La   significatividad   de   esos   elementos   viene   dada   por   los   valores   de  
pertenencia  e  identidad  que  se  depositan  sobre  ellos.

EL  PATRIMONIO  COMO  TRANSMISIÓN  


8

Tal  vez,  el  hecho  transmisivo  pueda  parecerse,  en  su  continuidad  histórica,  a  un  hilo  (Fontal,  2008a)  
en   permanente   hilado;   en   cada   trenzado   (entendido   como   cada   generación   que   gestiona   un  
patrimonio  en  el  presente)  existen  fibras  que  llegan  a  su  fin  (patrimonios  que  se  destruyen)  y  fibras  
que   se   integran   al   hilo   (elementos   contemporáneos   que   se   quieren   conservar).   Cada   vuelta   una  
reinterpretación,  una  visión,  un  interiorización  diferente  que  permite  una  evolución  de  la  cultura,  y  
donde   ciertos   objetos   salen   o   entran.   Este   hilo   se   concibe   como   sustento   de   la   memoria   colectiva,  
uniéndose   como   puente   con   el   pasado,   enriqueciendo   la   vida   (Ballart,   1997).   Es   en   la   unión   de  
ambos,  presente  y  pasado,  donde  se  patentiza  el  paso  del  tiempo,  queda  constancia  de  rastro  y  de  
permanencia  y  así  la  “conciencia  del  tiempo  que  pasa,  se  ha  dicho,  lleva  a  la  historia”  (Ballart,  1997,  
p.  34).

La   transmisión,   al   perpetuarse   en   el   tiempo   se   configura   como   herencia   y   sitúa   al   individuo   en   el  


tiempo,   lo   ya   producido   pertenece   al   pasado,   el   hecho   de   heredar   lo   sitúa   en   el   presente   y  
finalmente   la   incertidumbre,   la   reelaboración,   lo   intangible,   lo   conecta   con   el   futuro:   “decir  
continuidad   es   también   pensar   que   el   tiempo   que   pasa   no   pasa   en   vano,   es   decir   ha   de   producir  
consecuencias  palpables,  huellas  de  su  paso”  (Ballart,  1997,  p.32).

Sin  embargo  como  señala  Fontal,

Los  mecanismos  de  transmisión  de  la  herencia  cultural  contienen  periodos  temporales  muy  
desiguales   y,   por   esto   mismo,   la   herencia   del   legado   patrimonial   puede   hacer   que   seamos  
nosotros  sus  primeros  legatarios  o,  por  el  contrario,  ese  legado  puede  llevar  miles  de  años  en  
proceso   de   transmisión.   [...]   En   el   primer   caso   heredaremos,   junto   con   el   elemento  
patrimonial,   los   valores   directos   en   los   que   está   inmerso,   mientras   en   el   segundo   caso  
heredaremos   el   elemento   patrimonial   y   todas   las   huellas   que   sobre   él   han   ido   dejando   las  
generaciones  partícipes  de  la  transmisión  (Fontal,  2003,  p.33).
Así  pues,  aunque  hablemos  de  un  patrimonio  heredado  siempre  hablamos  de  un  patrimonio  que  ha  
de   reconvertirse   en   patrimonio   en   el   presente.   La   generación   que     recibe   una   herencia,   antes   de  
convertirse   en   una   nueva   generación   emisora,   procesa,   interviene,   selecciona,   patrimonializa   y  
reelabora  el  acervo  patrimonial  para  poder  transmitirlo.  En  palabras  de  Falcón:

Rehabilitar   el   pasado   está   ligado   al   verlo,   reconocerlo,   pensarlo,   valorarlo,   sentirlo,   quererlo,  
cuidarlo,   hacerlo   venir   y   ofrecerlo   hoy.   Este   sería   un   modo   de   descubrir,   de   entender,   de  
experimentar   como   toda   huella   del   pasado   puede   aparecer   y   revelarse   como   una   continua  
resistencia  (Falcón,  2010,  p.  44). 9
El  carácter  interpretativo  de  cada  generación,  en  su  momento  cultural  y  con  respecto  a  una  herencia  
con   la   que   pueden   no   sentirse   identificados,   da   cuenta   de   la   heterogeneidad   de   la   historia   del  
patrimonio;   un   único   hilo   pero   no   un   único   discurso   que   en   ocasiones   tan   solo   comparte   el   orden  
sucesivo  de  esta  peculiar  biografía.  

A   todos   estos   procesos   de   transmisión   y   reinterpretación   los   llamamos   procesos   de  


patrimonialización  y  pueden  ocurrir  a  muy  diversos  niveles,  desde  el  ámbito  institucional  en  el  que  se  
sugiere   la   declaración   de   patrimonio   a   la   administración   por   parte   de   unos   expertos,   a   la   divulgación  
de  un  guía  y  lo  que  consigue  mover  dentro  de  esos  turistas,  pero  también  a  la  acción  educativa  de  los  
maestros   y   a   los   procesos   íntimos   a   través   de   los   cuales   construimos   nuestro   propio   patrimonio  
individual   o   familiar.   Todos   ellos   tienen   el   objetivo   fundamental   de   dar   valor   identitario     a   ciertos  
elementos.  

LA  AFECTIVIDAD  COMO  PUNTO  DE  PARTIDA  EN  LA  EDUCACIÓN  PATRIMONIAL

Hablar   de   procesos   de   patrimonialización   mediados   educativamente   supone   asumir   una   carga  


afectiva,  una  forma  de  realizar  un  proceso  de  patrimonialización  que,  teniendo  en  cuenta  un  punto  
de  partida  emocional  y  afectivo,  puede  desarrollarse  y  tomar  cuerpo  a  lo  largo  de  todo  el  proceso,  
fortaleciendo  la  relación  y  significados  generados,  y  en  cualquier  caso  condicionando  o  promoviendo  
ciertos  tipos  de  conductas  y  actitudes.  

Emplear   la   emoción   como   punto   de   partida,   es   uno   de   los   principios   educativos,   no   solo   en  
educación  patrimonial,  sino  en  todos  los  ámbitos  educativos  y  con  más  razón  si  la  educación  se  dirige  
a   la   etapa   de   infantil:   “Para   cualquier   aprendizaje   mínimamente   complejo   y   contextualizado,  
coincidimos  con  Csikszentmihalyi  en  que  hay  que  comenzar  con  una  actividad  gancho  que  garantice  
la  implicación  motivacional  y  emocional”  (Asensio,  2001,  p.  33).
Así   pues,   la   primera   relación   y   más   básica   que   se   establece   con   un   elemento   patrimonial,   es   una  
relación   afectiva.   La   mediación   educativa   es   fundamental   en   este   caso,   para   la   orientación   en   el  
espectro  de  sentimientos  y  para  la  elaboración  de  nuevas  actitudes  y  conocimientos:

La   capacidad   de   producir   emociones   de   un   elemento   cultural   tampoco   es   consustancial   a  


éste   y   depende   nuevamente   del   contexto   histórico-­‐cultural,   de   la   educación,   de   la   propia  
sensibilidad   del   individuo,   de   las   circunstancias   de   recepción   de   ese   bien,   así   como   del  
conocimiento   de   los   valores   de   uso,   material   y   simbólico.   Por   tanto,   el   valor   simbólico  
aparece  directamente  asociado  a  los  anteriores  valores  y,  especialmente,  al  material,  ya  que   10
son   los   sentidos   la   vía   de   percepción   que   conduce   tanto   al   conocimiento   como   a   las  
emociones.  Trabajar  educativamente  la  percepción  supone,  desde  esta  perspectiva,  abrir  el  
mayor   número   de   puertas   posible   para   iniciar   el   conocimiento   y   para   orientar   la   capacidad   y  
el  espectro  de  emociones  hacia  los  bienes  (Fontal,  2003,  p.  47).

Así  pues,  que  un  elemento  dado  sea  patrimonio  para  una  persona  depende  de  las  emociones  y  los  
afectos  que  haya  asociado  al  elemento.  La  acción  educativa  en  este  caso  debe  estar  orientada  a  la  
creación   de   lazos   afectivos   con   los   elementos   patrimoniales   y   no   tanto   por   la   asimilación   de  
contenidos   teóricos   respecto   a   éste.   Esta   orientación   afectiva   de   la   educación   patrimonial   permite  
trabajar  el  conocimiento  del  entorno  patrimonial  desde  las  primeras  etapas  educativas.

Entendemos  que  la  presencia  de  la  afectividad  es  esencial  en  los  procesos  de  patrimonialización,  sin  
embargo,  primeramente,  es  necesario  comprender  cómo  interviene  la  afectividad  en  el  proceso.  

Cada  persona,  al  conocer  por  primera  vez  un  elemento  lo  clasifica  en  base  a  un  sentimiento  de  filia,  
esa   clasificación   o   posicionamiento   puede   ser   tan   leve   que   no   resulte   relevante   para   la   propia  
persona,   pero   el   conocimiento   posterior   sobre   ello   va   a   estar   condicionado   por   esta   filia.     Para  
comprender   esto   un   poco   mejor   vamos   a   proponer   como   metáfora   la   formación   de   un   ovillo.  
Podríamos   decir   que   los   hilos   que   se   enrollan   sobre   la   imagen   del   elemento   como   significados   de  
valor,  las  primeras  vueltas  del  ovillo  están  más  cercanas  al  centro,  y  por  tanto  son  más  importantes  
para   cada   persona.   Podemos   atribuir   diferentes   significados,   por   ejemplo:   ante   una   mantelería   de  
nuestra  abuela  podemos  asociar  valores  como  símbolo  del  afecto  hacia  esa  persona,  el  valor  estético  
de   la   mantelería,   el   valor   de   tradición   del   bordado   realizado,   etc…   Estos   diferentes   valores  
responderán   a   diversas   naturalezas,   afectiva,   histórica,   económica,   estética…   Las   diversas  
naturalezas   del   valor   quedarán   representadas,   en   nuestra   metáfora,   por   diferentes   materiales   que  
conforman   los   hilos   del   ovillo.   Por   una   parte   es   posible   apreciar   un   hilo   líquido,   de   diferentes  
densidades,  que  puede  empapar  de  manera  profunda,  o  puede  ser  elástico,  como  un  pegamento,  de  
manera  que  lo  acerque  o  aleje  en  su  posición  relativa.  
Esta  liquidez  lo  hace  también  cambiante,  tan  pronto  puede  aparecer  como  desaparecer  o  cambiar  de  
materia   líquida.   Este   tipo   de   hilo   al   que   hacemos   referencia   es   el   hilo   de   los   significados   afectivos,  
volubles,  tanto  en  forma  o  grado  como  en  naturaleza,  aquello  que  se  ama  puede  tornar  a  ser  odiado,  
o  aquello  que  se  aprecia  puede  llegar  a  ser  amado.

Por  otro  lado  aparecen  el  hilo  de  material  sólido,  estos  hilos  pueden  ser  de  cuerda,  de  lana,  
de   acero,   etcétera,   representando   así,   los   diferentes   significados   cognitivos   que   se   pueden  
establecer.   De   este   modo,   el   ovillo   de   los   significados   atribuidos   por   el   individuo   se   conforma   de  
doble  naturaleza,  líquida  y  sólida  si  se  quiere;  la  sólida  es  más  estable  en  el  tiempo,  sin  embargo  la   11
líquida  tiene  mayor  fuerza  gravitatoria,  es  decir,  acerca  más  el  objeto  al  individuo.

La   doble   naturaleza   hace   posible   establecer   de   manera   coherente   unos   patrimonios  


afectivos,   establecidos   en   base   a   sus   significados   como   propiedad   o   posesión,   es   decir,   a   una    
prevalencia  de  los  significados  cognitivos  sobre  los  afectivos  y  los  afectivos  sobre  los  cognitivos.  Por  
tanto,   el   ovillo   al   que   referimos   puede   ser   más   grueso   gracias   a   los   hilos   líquidos,   entendiendo   el  
objeto   como   una   posesión,   o   bien   más   grueso   gracias   a   los   hilos   sólidos   entendiendo   el   objeto   como  
un   patrimonio   aprendido.   Podríamos   decir   que   hay   objetos   que   se   aprecian   y   a   los   que   apenas   se   ha  
dotado   de   significación   y   hay   objetos   conocidos   y   dotados   de   sentido   pero   poco   cargados   de  
sentimientos.

Por  tanto,  el  proceso  de  patrimonialización  implica  un  equilibrio  entre  significaciones  o  hilos  
líquidos   y   sólidos.   Y   aunque   lo   afectivo   debe   aportar   grosor,   se   precisa   de   una   significación  
proporcional  y  equilibrada  desde  lo  cognitivo,  para  que,  la  patrimonialización  no  sea  tan  susceptible  
a  los  cambios  afectivos.

Siguiendo   esta   doble   naturaleza   será   necesario   estudiar   los   elementos   patrimoniales   en   el  
aula  y  atender  a  los  tipos  de  vínculos  más  necesarios,  así  pues,  en  relación  a  un  elemento  patrimonial  
como  el  Acueducto,  en  el  que  el  proceso  de  patrimonialización  suele  estar  marcado  por  lo  cognitivo  
(hemos  aprendido  que  es  patrimonio  aunque  no  nos  unan  vínculos  afectivos)  la  acción  educativa  se  
debe   centrar   en   la   vinculación   afectiva,   mientras   que   en   el   caso   de   elementos   patrimoniales   con  
fuerte   carga   afectiva,   como   por   ejemplo   la   mantelería   heredada,   la   acción   educativa   se   debe   centrar  
en   la   puesta   en   valor   de   sus   atributos   históricos,   estéticos,   etnográficos   como   puede   ser   profundizar  
con  los  alumnos  en  el  conocimiento  del  bordado  segoviano.

LA  COMPETENCIA  PATRIMONIAL
Hemos  tratado  el  interés  educativo  del  patrimonio  desde  un  punto  de  vista  pedagógico,  o  por  decirlo  
de  otra  manera,  lo  que  el  patrimonio  aporta  a  las  personas.  Para  tratar  el  patrimonio  desde  un  punto  
de   vista   didáctico   sería   necesario   definir   una   competencia   patrimonial   que   nos   ayude   a   establecer  
una  estructura  educativa  que  permita  su  inclusión  efectiva  en  la  programación.

  Para   realizar   esta   definición   tomaremos   los   cuatro   pilares   fundamentales   de   la   educación  
planteados   por   Delors   en   1996,   entendiendo   que   la   competencia   patrimonial   los   cumple   de   la  
siguiente  manera:

-­‐ Aprender  a  conocer:  Aprender  a  conocer,  en  nuestro  caso,  debe  centrarse  en  la  atribución   12
de  valores  que  tengan  sentido  para  el  individuo  y  la  sociedad,  a  fin  de  que  desemboque  en  
sentimientos   de   protección,   conservación,   defensa   y   constitución   de   nuevos   elementos  
patrimoniales.   Aprender   a   conocer   en   este   caso   tiene   un   claro   componente   experiencial,  
emocional  y  afectivo.    
-­‐ Aprender   a   hacer:   Aprender   a   hacer   supone   poner   en   marcha   los   procesos   de  
patrimonialización   para   construir   significados   patrimoniales   en   el   entorno   y   para   construir  
nuevas  identidades  culturales  en  torno  al  nuevo  patrimonio  generado.  No  se  centra  solo  en  
reproducir   valores   patrimoniales   heredados,   sino   que   aprender   a   hacer   supone   generar  
nuevos  valores  para  nuevos  patrimonios  o  para  patrimonios  antiguos  que  son  actualizados.  
Implica   por   tanto   conocer,   valorar,   respetar,   compartir,   consensuar,   interpretar,   analizar,  
reflexionar,  criticar,  apreciar,  amar…  
-­‐ Aprender   a   ser:   Como   ya   hemos   explicado,   los   procesos   de   patrimonialización   ayudan   a   la  
formación   de   la   persona.   Aprender   a   ser,   supone   desde   la   competencia   patrimonial,  
aprender   a   ser   un   individuo   que   toma   su   entorno   como   parte   de   su   propia   definición.  
Supone  ser  un  individuo  cultural  que  transformará  el  entorno  y  construirá  cultura.  
-­‐ Aprender  a  convivir  juntos:  La  competencia  patrimonial  tiene  un  carácter  fundamentalmente  
comunitario,   afectando   al   individuo   en   su   dimensión   más   cultural   y   relacional.   La  
competencia  patrimonial  pretende,  desde  la  dimensión  social,  construir  cultura  e  identidad,  
en   este   contexto   las   relaciones   interpersonales   son   esenciales   y   se   generan   tomando   el  
patrimonio  espacio  de  generación  de  identidades.  
Así  pues,  para  terminar  este  apartado,  podemos  definir  la  competencia  patrimonial  como:

La   competencia   patrimonial   se   refiere   a   la   relación   y   construcción   de   significado,   del  


individuo  y  la  sociedad  con  los  elementos  heredados  y  generados  por  la  propia  cultura  y  por  
otras   culturas,   en   tanto   en   cuanto   se   establezcan   esas   relaciones   en   base   a   la   propiedad  
simbólica,  pertenencia  e  identidad.    (Gómez-­‐Redondo,  2014,  p.  1064).
CONCLUSIÓN            

La   construcción   del   patrimonio   es   una   labor   social   por   el   mantenimiento   de   todos   esos   elementos  
que   son   señas   de   nuestra   cultura   y   por   tanto   de   nuestra   identidad   común.   Esta   labor   no   se   agota  
solo   en   la   transmisión   de   lo   heredado,   sino   que   también   hace   referencia   a   la   labor   de   creación   de  
nuevos  elementos  patrimoniales  y  nuevos  valores.

Ante  esta  concepción  del  patrimonio  la  legislación  educativa  ya  ha  tomado  medidas  incorporándose  
como  contenido  educativo  en    los  currículum  de  primaria  y  secundaria.  Sin  embargo  en  el  currículum  
de  educación  infantil,  aunque  no  aparece  de  forma  explícita,  este  concepto  de  patrimonio  empapa   13
toda  la  legislación,  al  plantear  entre  las  finalidades  de  esta  etapa  la  inclusión  social  de  la  persona,  a  
través  del  conocimiento  de  su  contexto  cultural  y  social.

Por   tanto,   entendemos   con   fundamental   y   necesario   formular   nuevas   estrategias   y   proyectos   que  
permitan  integrar  la  educación  patrimonial  en  el  aula  de  infantil.  Este  libro  pretende  mostrar  algunos  
proyectos  que  además  quieren  servir  como  detonante  de  otras  propuestas  particulares.

Bibliografía  

-­‐Aguirre,   I.   (2008):   “Nuevas   ideas   de   arte   y   cultura   para   nuevas   perspectivas   en   la   difusión   del  
patrimonio”,   en   V.V.A.A.   El   acceso   al   patrimonio   cultural.   Retos   y   Debates.,   Universidad   Pública   de  
Navarra,  Pamplona:  67-­‐118.    
-­‐Asensio,   M.   (2001).   El   marco   teórico   del   aprendizaje   informal.   Iber,   Didáctica   de   las   Ciencias  
Sociales,  Geografía  e  Historia,  (27),  17-­‐40.    
-­‐Ballart  Fernández,  J:  (1997).  El  patrimonio  histórico  y  arqueológico:  valor  y  uso,  Ariel,  Barcelona.  
-­‐   Delors,   J.,   et   als.   (1996).   La   educación   encierra   un   tesoro:   Informe   a   la   UNESCO   de   la   Comisión  
Internacional  sobre  la  Educación  para  el  siglo  XXI.  Madrid:  Santillana.  Ediciones  UNESCO.  
-­‐Falcón,  M.  (2010).  Estética  de  lo  afectivo.  Ariel,    (6),    44-­‐50.  
-­‐Fontal,  O.  (2003):   La  educación  patrimonial:  teoría  y  práctica  para  el  aula,  el  museo  e  internet,  Trea,  
Gijón.  
-­‐  “Una  mirada  educativa  a  los  museos  de  arte  contemporáneo:  hacia  la  inclusión  social”,  en  Actas  IV  
Congreso   de   Educación   Artística   y   Visual.   Aportaciones   desde   la   Periferia.   Jaén:   Ilustre   Colegio   de  
Doctores  y  Licenciados.  
-­‐   Gómez   Redondo.   C.   (2014).     Integración   de   la   Educación   Patrimonial   en   la   Educación   Formal:  
Esbozando  la  competencia  patrimonial.  Actas  del  II  Congreso  Internacional  de  Educación  Patrimonial.  
Reflexionar  desde  las  experiencias.    Madrid:  Ministerio  de  Educación,  Cultura  y  Deporte  (pp.  1059-­‐
1066)  
 
 
 
 
 
 
 
 
14
 
 
 
 
 
 
 
 
 

   

   
15

   

   

CAPÍTULO 2: “VALOREMOS NUESTRO COLE”

Ana María Banegas Ruiz


 

   

 
2.1.  INTRODUCCIÓN

                           Con  este  trabajo  pretendemos  que  los  niños  y  niñas  conozcan  en  profundidad  el  Centro  en  el  
que   estudian   y   su   historia,   para   que   así   puedan   establecer   vínculos   de   arraigo   que   permitan  
integrarlo   como   parte   de   una   identidad   colectiva   e   individual   y   para   generar   dinámicas   sociales  
ligadas  a  los  procesos  de  patrimonialización.

                               Este   diseño   ha   sido   preparado   para   llevarse   a   cabo   en   el   aula   de   Educación   Infantil,  
preferentemente  en  los  cursos  inferiores  ya  que  es  el  momento  en  el  que  el  niño  ingresa  en  el  centro  
y  precisa  realizar  un  trabajo  de  conocimiento  y  aprecio  del  entorno  próximo.  Es  muy  importante  que   16
los  niños  y  niñas  aprendan  y  se  conciencien  sobre  la  valoración,  respeto  y  cuidado  del  centro  como  
parte   de   su   patrimonio,   para   así   poder   disfrutar   de   él,   concebirlo   como   un   valor   de   su   entorno  
próximo  y,  en  un  futuro,  defender  su  gestión,  cuidado  y  conservación.    

2.2  .  OBJETIVOS  Y  CONTENIDOS

A   la   hora   de   diseñar   la   presente   Unidad   Didáctica,   nos   planteamos   una   serie   de   objetivos   los  
cuáles  van  a  ser  el  eje  principal  de  las  actividades  que  se  van  a  programar.  Para  ello  hemos  tomado  
como  referencia  los  objetivos  generales  que  podemos  encontrar  en  el  Decreto  122/2007,  de  Mayo,  
por   el   que   se   establece   el   currículo   del   segundo   ciclo   de   Educación   Infantil   en   la   Comunidad   de  
Castilla  y  León.

Todos  los  objetivos  que  veremos  a  continuación  han  sido  marcados  teniendo  en  cuenta  las  
características   individuales   y   generales   de   los   alumnos,   así   como   su   tiempo   de   aprendizaje,   por   lo  
que  todos  los  alumnos  deberían  de  conseguirlos.

TABLA  2.1.  OBJETIVOS  GENERALES  Y  ESPECÍFICOS  DE  LA  UNIDAD

OBJETIVOS  GENERALES OBJETIVOS  ESPECÍFICOS

Área  1.  Conocimiento  de  sí  mismo  y  autonomía  personal

Formarse   una   imagen   ajustada   de   sí   mismo   en   la   -­‐   Ser   capaz   de   realizar   las   actividades   por   sí  
interacción  con  los  otros  y  en  el  desarrollo  de  la   solo.
autonomía  personal.    
Realizar   con   autonomía   y   seguridad   los   hábitos   -­‐   Mostrar   interés   a   la   hora   de   responder  
personales,   las   actividades   habituales   y   tener   preguntas.
iniciativa   para   resolver   las   nuevas   tareas   y   -­‐  Mostrar  una  actitud  de  escucha  y  atención.
problemas  que  presenta  la  vida  cotidiana.

Desarrollar  actitudes  y  hábitos  de  respeto,  ayuda   -­‐   Cuidar   y   respetar   el   entorno   en   el   que   se  
y  colaboración  con  los  demás  de  promoción  de  la   encuentra.
salud  y  de  protección  del  entorno. -­‐   Ser   capaz   de   adquirir   hábitos   de   respeto  
hacia  el  entorno.  
17
Observar   y   explorar   con   interés   el   entorno   -­‐   Valorar   los   espacios   naturales   con   los   que   el  
natural   para   conocer   y   valorar   los   componentes   centro  cuenta.
básicos  e  interpretar  algunas  de  sus  relaciones  y   -­‐  Cuidar  las  plantas,  árboles,  etc.
desarrollar   actitudes   de   cuidado,   respeto   y  
responsabilidad  en  su  conservación. -­‐  Describir  su  entorno  físico.

  -­‐   Ser   capaz   de   identificar   diversos   tipos   de  


plantas  y  árboles.

Relacionarse   con   los   demás,   de   forma   cada   vez   -­‐  Respetar  las  normas  de  clase  y  del  centro.
más   equilibrada   y   satisfactoria,   interiorizando   -­‐  Colaborar  con  los  compañeros  en  las  distintas  
progresivamente   las   pautas   de   comportamiento   actividades
social  y  ajustado  su  conducta  a  ellas.
 

Conocer   distintos   grupos   sociales   cercanos   a   su   -­‐  Reconocer  las  distintas  personas  y  los  cargos  
experiencia,   algunas   de   sus   características,   que  ocupan  dentro  del  centro.
producciones  culturales,  valores  y  formas  de  vida  
generando   actitudes   de   confianza,   respeto   y  
aprecio.

Utilizar   el   lenguaje   oral   para   expresar   -­‐   Expresar   sus   sentimientos   y   emociones   ante  
sentimientos,   deseos   e   ideas,   y   valorar   su   uso   las   actividades   propuestas   con   el   fin   de   poder  
como   herramienta   de   relación   con   los   demás,   de   mejorarlas.
regulación  de  la  convivencia  y  como  instrumento    
de   aprendizaje   tanto   en   lengua   propia   como  
extranjera.

Comprender   y   disfrutar   escuchando,   -­‐   Mostrar   una   actitud   adecuada   de   silencio   y  


interpretando   y   leyendo   textos   literarios   atención  en  la  Asamblea.
mostrando   actitudes   de   valoración,   disfrute   e    
interés  hacia  ellos.

Comprender   y   representar   ideas   y   sentimientos   -­‐   Plasmar,   utilizando   la   educación   artística,  


empleando   el   lenguaje   plástico,   corporal   y   aquello  que  le  haya  gustado  más.
musical  mediante  el  empleo  de  diversas  técnicas   -­‐  Crear  dibujos  libres,  dando  rienda  suelta  a  su  
y   acercarse   al   conocimiento   de   obras   artísticas  
expresadas  en  esos  lenguajes. imaginación.

TABLA  2.2.  CONTENIDOS  GENERALES  Y  ESPECÍFICOS

CONTENIDOS  GENERALES CONTENIDOS  ESPECÍFICOS

 El   juego:   conocimiento   y   participación;   -­‐   Desarrollo   y   adquisición   de   conocimientos  


construcción,   aceptación   y   respeto   por   las   realizando  actividades  con  un  enfoque  lúdico. 18
reglas;   disfrute   y   valoración   de   su   necesidad   y  
del   esfuerzo   personal;   confianza   en   las   propias  
posibilidades   de   acción,   participación   y   esfuerzo  
personal  en  los  juegos  y  en  el  ejercicio  físico.

Las   actividades   de   la   vida   cotidiana:   hábitos   -­‐   Actitud   positiva   ante   las   actividades  
elementales   de   planificación,   organización,   realizadas  en  la  Unidad.
constancia,   atención,   iniciativa   y   esfuerzo   y   de   -­‐  Hábito  de  trabajo  en  las  actividades.
relación  e  interacción  con  los  demás.  Iniciativa  y  
progresiva   autonomía   de   su   realización;   -­‐  Respeto  hacia  las  normas  de  convivencia.
conocimiento   y   adaptación   del   comportamiento  
a  las  normas  de  convivencia  que  regulan  la  vida  
cotidiana.   Gusto   y   satisfacción   por   el   trabajo,  
propio  o  compartido,  bien  hecho;  aceptación  de  
las   propias   posibilidades   y   limitaciones   en   la  
realización  de  las  mismas;  y  actitud  positiva  para  
establecer  relaciones  de  afecto  con  los  adultos  y  
con  los  iguales.

Los   objetivos   y   materias   del   medio   natural:   -­‐  Muestra  de  interés  en  la  excursión.
funciones,   cualidades   y   usos   cotidianos.   -­‐  Conocimiento  del  fin  que  se  le  da  a  cada  zona  
Recogida   de   información   mediante   la   del  centro
exploración,   medida   y   clasificación.   Actitud   de  
curiosidad,   respeto   y   cuidado   hacia   objetos    
propios  y  ajenos.

La   identificación   de   seres   vivos   y   materia   inerte   -­‐   Reconocimiento   de   los   distintos   tipos   de  
como   el   sol,   animales,   plantas,   rocas,   nubes   o   plantas   y   árboles   que   encontramos   en   el  
ríos.   Recogida   de   información   de   algunas   centro.
características,   comportamientos,   funciones   y    
cambios  en  los  seres  vivos.  Aproximación  al  ciclo  
vital,   del   nacimiento   a   la   muerte.   Valoración   de  
su   importancia   para   la   vida   humana   y   la  
incidencia   que   el   comportamiento   de   las  
personas  tiene  en  su  conservación.

La   curiosidad,   respeto   y   cuidado   hacia   los   -­‐  Cuidado  y  respeto  hacia  las  plantas  y  árboles  
elementos   del   medio   natural,   especialmente   del  centro  y  a  los  diversos  espacios.
animales   y   plantas.   Interés   y   gusto   por   las    
relaciones   con   ellos.   Disfrute   al   realizar  
actividades   en   contacto   con   la   naturaleza.  
Valoración   de   su   importancia   para   la   salud   y   el  
bienestar.

Escuchar:   comprensión   de   órdenes   relacionadas   -­‐   Actitud   de   escucha   ante   el   profesor   y   ante  
con   rutinas,   tareas   y   saludos   asociadas   o   no   al   sus  compañeros.
gesto;   comprensión   de   la   idea   global   de    
mensajes  y  textos  orales  en  los  que  se  incluye  un   19
vocabulario   básico   de   conceptos   del   cuerpo,   el  
entorno,   lugares   y   acciones;   seguir   narraciones,  
escenas   de   películas,   participar   en   juegos   y  
canciones;   seguir   una   conversación   cuando   se  
habla   en   un   contexto   limitado   de   temas  
conocidos.   Curiosidad   e   interés   por   el  
descubrimiento   y   conocimiento   progresivo   del  
funcionamiento  de  la  lengua  oral.

Conversar:   participación   en   un   diálogo   de   un   -­‐   Ser   partícipe   en   las   asambleas   y   actividades  


tema   conocido,   iniciar   y   cortar   la   conversación,   grupales   mostrando   su   opinión   y  
hacer  demandas  y  contestar  a  la  respuesta.  Uso   pensamientos  cuando  sea  preciso.
de   las   normas   que   rigen   el   intercambio  
lingüístico,   respetando   el   turno   de   palabra,  
escuchando   con   atención   y   respeto,   inicio   y  
conclusión   de   una   conversación.   Participación   y  
escucha   activa   en   situaciones   habituales   de  
comunicación.   Acomodación   progresiva   de   sus  
enunciados  a  los  formatos  convencionales.

Experimentación   y   descubrimiento   de   los   -­‐   Potenciación   y   desarrollo   de   la   creatividad   en  


elementos   del   lenguaje   plástico   (línea,   forma,   actividades   plásticas   con   el   uso   de   diversas  
color,   textura,   espacio...);   Expresión   y   técnicas.
comunicación   de   hechos,   sentimientos   y  
emociones,   vivencias,   o   fantasías   mediante   el  
dibujo  y  producciones  plásticas.  Acercamiento  al  
uso  de  distintos  materiales  y  técnicas.  Valoración  
progresiva  de  diferentes  tipos  de  obras  plásticas.
 

Iniciación  en  el  uso  de  instrumentos  tecnológicos   -­‐   Uso   de   cámara   de   fotos   para   fotografiar   los  
como   ordenador,   cámara   o   reproductores   de   lugares   del   centro   más   importantes   para   este  
sonido   e   imagen:   encendido   y   apagado;   uso   de   trabajo.
iconos,  ejecuta  un  programa;  seguimiento  de  un  
itinerario   con   el   ratón;   uso   del   teclado;   maneja  
con   autonomía   programas   conocidos   incluso,   si  
requieren,   CD   externo;   reconoce   y   utiliza  
programas  sencillos  de  dibujo;  utiliza  programas  
con   plantillas   que   proponen   ejercicio   diversos;  
sigue   enlaces   en   situaciones   de   navegación  
controlada.

2.3.  METODOLOGÍA

                             Para   establecer   la   metodología   de   la   unidad   nos   hemos   basado   en   los   principios  


metodológicos  recogidos  en  el    Decreto  122/2007,  tomando  los  más  relacionados  con  este  trabajo: 20
-­‐  Globalidad:  Es  muy  importante  una  educación  globalizadora  en  esta  etapa  con  el  fin  de  que  
el   aprendizaje   sea   significativo,   de   tal   forma   que   los   alumnos   hagan   una   relación   entre   sus  
conocimientos  previos  y  los  nuevos  conocimientos  adquiridos.  (Sánchez,  2008).

-­‐   Conocimientos   previos:   Hemos   partido   de   los   conocimientos   previos   que   tienen   los   niños  
sobre  el  tema  a  trabajar,  para  así  determinar  el  punto  de  partida  del  proceso  de  aprendizaje.  
Para  ello  hemos  comenzado  enseñando  imágenes  del  centro  para  ver  si  las  reconocían.

-­‐  Trabajo  en  grupos:  El  trabajo  en  el  aula  se  lleva  a  cabo  en  diferentes  grupos  como  son  el  
gran   grupo   (toda   la   clase),   cuando   trabajan   en   la   asamblea   o   en   la   excursión;   pequeños  
grupos   (por   equipos),   para   la   realización   de   actividades   específicas   como   por   ejemplo   a   la  
hora  de  realizar  los  dibujos.

-­‐  Aprender  a  aprender:  Es  muy  importante  que  los  alumnos  aprendan  a  aprender,  que  tengan  
un  alto  nivel  de  motivación  por  los  contenidos  que  se  den  en  clase.

-­‐  Aprendizaje  significativo:  Es  esencial  en  esta  etapa  desarrollar  un  aprendizaje  significativo  
con  el  que  estos  puedan  construir  su  propio  aprendizaje  a  través  de  las  experiencias  vividas.                        
 

Pero  además  entendemos  que  el  clima  de  clase  se  plantea  como  sustrato  para  el  desarrollo  
de  las  distintas  estrategias:  

Los   aspectos   afectivos   y   de   relación   adquieren   especial   relieve   en   Educación   Infantil.   Es  


imprescindible   la   creación   de   un   ambiente   cálido,   acogedor   y   seguro   en   el   que   el   niño   se  
sienta   querido   y   confiado   para   poder   afrontar   los   retos   que   le   plantea   el   conocimiento  
progresivo   de   su   medio   y   para   adquirir   los   instrumentos   que   le   permitan   acceder   a   él.  
(Sánchez,  2008,  p.3)

                             Además   de   los   principios   marcados   curricularmente,   hemos   tomado   como   referencia  


metodologías   específicas   de   la   Educación   Patrimonial.   Se   ha   seguido   la   secuencia   procedimental    
formulada   por   Fontal   (2003):   Conocer-­‐comprender-­‐respetar-­‐valorar-­‐cuidar-­‐disfrutar-­‐transmitir.   Así  
pues,   se   ha   intentado   que   las   actividades   planteadas   dieran   respuesta   a   estos   procedimientos.  
También   se   han   seguido   las   indicaciones   de   la   misma   autora   cuando   propone   centrar   la   acción  
educativa   en   los   procedimientos   y   las   actitudes,   más   que   en   los   contenidos   conceptuales.   Esto  
resulta  muy  adecuado  para  el    rango  de  edad  con  el  que  trabajamos.

2.4.  TEMPORALIZACIÓN

Esta   Unidad   Didáctica   ha   sido   planteada   para   llevarla   a   cabo   durante   10   días   lectivos  
21

contextualizados  en  el  mes  de  mayo.  Las  actividades  a  desarrollar  tienen  una  duración  menor  a  una  
hora,   por   lo   que   se   trabajarán   de   forma   transversal   a   lo   largo   de   estos   días,   no   condensando   las  
actividades   en   la   misma   jornada.   En   este   punto   del   curso,   nuestros   alumnos   han   adquirido  
conocimientos   acerca   de   la   expresión   plástica,   por   ejemplo   sobre   diferentes   técnicas   como   el  
estampado,   puntillismo,   etc.   También   conocimientos   relativos   al   área   de   “Conocimiento   e  
interacción   con   el   entorno”   como   diversos   tipos   de   árboles   y   plantas,   sabrán   el   proceso   que   se  
realiza  para  que  crezca  una  planta,  etc.

2.5.  RECURSOS  MATERIALES  Y  PERSONALES

El   currículum   oficial   otorga   gran   importancia   a   los   materiales   que   se   emplean   en   el   aula   y   su  
manipulación:

Los  profesionales,  al  organizar  los  recursos,  deberán  seleccionar  los  materiales  que  pondrán  
a  disposición  de  sus  alumnos  teniendo  en  cuenta  su  calidad,  sus  características,  posibilidades  
de  acción  y  de  transformación.  Asimismo,  buscará  la  mejor  ubicación  de  ellos  en  el  aula  para  
que   sean   fácilmente   accesibles,   manipulables   y   contribuyan   al   desarrollo   global   de   las  
capacidades  del  alumnado.  (Decreto  122,  2007,  p.9).  

                             Por   lo   tanto   los   materiales   que   vamos   a   emplear   serán   conocidos,   accesibles   y   manejables  
por   el   alumnado   adecuándolos   a   la   edad   con   la   que   trabajamos.   Estos   materiales   serán:   témpera,  
ceras,   lápices   de   color,   papel   continuo,   pinceles,   esponjas,   cartulinas,   lienzo,   fotografías,   láminas  
explicativas,  alimentos  (moras,  tomate,  pan,  aceite  y  sal),  lanas  y  pegamento.

                             Además  de  estos  materiales  debemos  contar  con  los  recursos  humanos  y  espaciales  para  el  
desarrollo  de  la  unidad,  que  en  este  caso  concreto  son:  un  maestro  y  una  persona  de  apoyo.  De  otra  
parte,   los   recursos   espaciales   necesarios   serán:   el   aula,   así   como   espacios   significativos   del   centro  
(patio,  huerto,  gimnasio,  etc.)
2.6.  ACTIVIDADES

A  continuación  se  muestran  las  diversas  actividades  programadas  de  forma  secuencial.

Actividad  1:  ¿Cuál  es  el  nombre  del  colegio?

Objetivos:
-­‐         Conocer  al  nombre  del  centro  y  profundizar  en  su  origen.
-­‐         Tener  una  actitud  de  escucha  positiva.
22
Procedimiento:   En   esta   sesión   hablaremos   del   nombre   del   centro   y   de   por   qué   fue   tan  
importante   (la   persona,   lugar   o   evento)   como   para   ponerle   su   nombre.   Este   tema   comenzará  
con  una  lluvia  de  ideas  sobre  quién  o  qué  creen  los  niños  qué  es  y  cómo  es.  Les  contaremos  un  
breve   resumen   de   su   historia,   datos   importantes,   anécdotas,   etc.,   a   la   vez   que   mostramos  
imágenes  relacionadas.

Temporalización:  Esta  actividad  tendrá  una  duración  de  15  minutos  aproximadamente.

Recursos   materiales:   Para   el   desarrollo   de   la   actividad   los   recursos   que   serán   necesarios   serán  
láminas  explicativas.

Recursos  espaciales:  La  actividad  se  llevará  a  cabo  dentro  del  aula.

                             
 

Actividad  2:  ¿Siempre  ha  sido  así?

Objetivos:
-­‐         Ser  capaz  de  detectar  diferencias  entre  imágenes.
-­‐         Mostrar  respeto  ante  el  docente.
-­‐         Valorar  la  historia  del  Centro  como  un  valor  de  este.

Procedimiento:   Para   esta   sesión   tenemos   preparada   la   historia   de   nuestro   colegio.   Se   les  
explicará  a  los  alumnos  que  el  Centro  no  siempre  ha  sido  tan  "nuevo".  Se  les  enseñará  imágenes  
de   cómo   era   el   colegio   antes,   también   se   enseñarán   documentos   de   prensa   del   día   que   se  
inauguró   el   centro   por   primera   vez   y   otras   noticias   relacionadas   con   los   cambios   que   han  
sucedido   en   el   Centro.   Seguido   de   esto,   se   contará   con   la   presencia   de   personas   mayores   que  
han  conocido  los  cambios  que  han  ocurrido  en  el  colegio  y  contarán  con  más  detalle  cómo  era  
antes  el  Centro.  Finalmente  veremos  diferentes  fotografías  del  antiguo  edificio.

Temporalización:  La  actividad  se  desarrollará  a  lo  largo  de  1  hora  aproximadamente.
Recursos   materiales:   Serán   necesarias   imágenes   del   centro,   tanto   antiguas   como   actuales   y  
documentación  de  prensa.

Recursos  espaciales:  La  actividad  se  llevará  a  cabo  dentro  del  aula.

 
 

Actividad  3:  ¿Cómo  creemos  que  es?


23
Objetivos:
-­‐         Asociar  imagen-­‐lugar.
-­‐         Desarrollar  el  trabajo  en  equipo.

Procedimiento:  Se  les  mostrará  a  los  niños  y  niñas  fotografías  de  diferentes  partes  del  colegio  y  
las   tendrán   que   identificar.   A   continuación   se   les   enseñará   un   plano   del   colegio   realizado   en  
papel   continuo   en   el   que   se   marcan   los   diferentes   espacios   del   centro.   Lo   que   los   alumnos  
deberán   hacer   es   situar   las   diferentes   imágenes   del   centro   donde   crean   que   corresponde.   Se  
intenta   así   que   los   niños   y   niñas   a   la   vez   que   realizan   la   actividad,   aprendan   a   trabajar   en   grupo.  
Posteriormente,   los   alumnos   intervendrán   artísticamente   en   el   mapa   del   colegio   con   diversos  
materiales.

Temporalización:  Esta  sesión  tendrá  una  duración  de  al  menos  40  minutos  aproximadamente.

Recursos   materiales:   Será   necesario   las   imágenes   del   centro,   un   papel   continuo   donde   colocar  
las  imágenes,  lápices  de  colores  y  ceras.

Recursos  espaciales:  La  actividad  se  desarrollará  en  el  aula.

 
                             

Actividad  4:  Vamos  a  ver  el  cole

Objetivos:
-­‐         Manejar  la  cámara  fotográfica.
-­‐         Apreciar  el  entorno  que  se  muestra  como  elemento  patrimonial.
-­‐         Establecer  vínculos  afectivos  con  el  centro.

Procedimiento:   Se   realizará   una   visita   guiada   por   el   colegio   en   la   que   iremos   viendo   los   distintos  
edificios   que   lo   conforman   y   la   distribución   de   espacios   dentro   de   cada   uno   de   los   edificios,  
recordaremos   las   fotos   que   hemos   visto   anteriormente   en   clase.   Los   niños   y   niñas   harán  
fotografías  a  los  lugares  que  más  les  llamen  la  atención  para  una  actividad  posterior.

Temporalización:  La  visita  tendrá  una  duración  de  una  hora  aproximadamente.

Recursos   materiales:   Únicamente   serán   necesarias   las   imágenes   del   Centro   vistas   con  
anterioridad  en  el  aula  y    cámara  de  fotos.

Recursos  espaciales:  Para  esta  actividad  será  necesario  disponer  de  todo  el  centro.

  24
 

Actividad  5:  ¿Qué  fruta  dan?

Objetivos:
-­‐         Identificar  las  diferentes  frutas  de  los  árboles  del  entorno  próximo.
-­‐         Reconocer  y  asociar  el  árbol  con  su  fruta.
-­‐         Valorar  los  elementos  vegetales  como  bienes  que  aportan  valor  al  centro.
-­‐         Generar  producciones  artísticas  con  materiales  del  entorno.
-­‐         Desarrollar  la  expresión  artística.

Procedimiento:   Aprovechando   la   visita   por   el   centro,   haremos   una   aproximación   hacia   los  
árboles  frutales  que  éste  tiene.  Describiremos  los  árboles  y  veremos  en  una  lámina  explicativa  la  
fruta   que   dan,   se   cogerá   una   hoja   de   cada   árbol   para   pegarla   en   la   lámina.   En   la   excursión   se  
pueden  recoger  las  frutas  o  las  hojas  y  hacer  un  collage  natural  en  el  propio  espacio…  Para  ello  
los   alumnos   recogerán   distintos   materiales   cercanos:   piedras,   hojas,   palos…   e   irán   haciendo  
formas  en  el  suelo  con  ellos  y  completando  las  formas  generadas  por  sus  compañeros.

Temporalización:  Esta  parte  tendrá  una  duración  de  20  minutos  aproximadamente.

Recursos  materiales:  Serán  necesarias  las  láminas  explicativas  y  materiales  del  entorno.

Recursos  espaciales:  El  patio  del  centro.

 
 

Actividad  6:  ¡Qué  bien  huele!

Objetivos:
-­‐         Reconocer  las  plantas  aromáticas.
-­‐         Interactuar  con  el  huerto.
-­‐         Valorar  los  elementos  vegetales  como  bienes  que  aportan  valor  al  centro.

Procedimiento:  En  esta  sesión  haremos  una  visita  al  huerto  o  lugar  representativo  del  centro  (en  
este  caso  hemos  tomado  el  huerto  como  referencia).  En  éste  podremos  ver  los  diferentes  tipos  
de  plantas  que  tiene  y  el  fruto  que  éstas  dan.  Los  niños  y  niñas  las  podrán  tocar  e  incluso  probar.  
También  veremos  que  hay  plantas  aromáticas.  Con  los  ojos  cerrados  tendrán  que  adivinar  si  la  
hoja  que  le  damos  a  oler  es  de  una  planta  aromática  o  no.  Asimismo,  dirán  a  qué  les  recuerda  
ese  olor  o  si  lo  habían  olido  anteriormente.

25
Temporalización:  La  actividad  tendrá  una  duración  de  1  hora  aproximadamente.

Recursos  materiales:  Serán  necesarias  las  plantas  del  huerto.

Recursos  espaciales:  El  huerto  del  centro.

 
 

Actividad  7:  ¿Cómo  son?

Objetivos:
-­‐         Conocer  diversos  tipos  de  árboles.
-­‐         Valorar  los  elementos  vegetales  como  bienes  que  aportan  valor  al  centro.
-­‐         Pegar  la  hoja  en  la  lámina  correspondiente  asociando  así  la  hoja  con  el  árbol.
-­‐         Realizar  la  técnica  del  frottage  con  las  hojas  recogidas.

Procedimiento:   Se   mostrarán   láminas   con   imágenes   de   los   distintos   árboles   que   hemos   visto   y  
con  el  fruto  que  estos  dan.  Se  comentará  si  los  habían  visto  antes,  si  han  probado  el  fruto,  etc.  
También   añadiremos   en   cada   lámina   la   hoja   del   árbol   correspondiente   recogida   durante   la   visita  
guiada,  pero  no  pegándola,  sino  a  través  de  la  técnica  del  frotagge,  se  les  explicará  que  deben  
poner   la   hoja   debajo   del   papel   de   la   ficha   y   con   el   lápiz   frotar   por   encima   sacando   la   forma   de   la  
hoja.   Esto   nos   servirá   como   actividad   evaluadora   para   ver   si   han   conseguido   entender   lo   que   les  
hemos  explicado.

Temporalización:  La  actividad  tendrá  una  duración  de  40  minutos  aproximadamente.

Recursos  materiales:  Láminas,  hojas  y  lápices  de  colores.

Recursos  espaciales:  Se  llevará  a  cabo  en  el  aula.

 
 
Así  es  el  centro

Objetivos:
-­‐         Desarrollar  la  orientación  espacial.
-­‐         Generar  vínculos  afectivos  con  los  diversos  lugares  del  centro  a  través  de  la  propia  
experiencia.
-­‐         Reconocer  lugares  del  centro.

Procedimiento:  Volveremos  sobre  el  plano  realizado  en  la  primera  actividad,  pero  esta  vez,  los   26
alumnos  completarán  con  nuevas  fotografías  y  materiales  recogidos  en  las  diferentes  zonas  del  
centro  que  eran  desconocidas.  El  fin  de  esta  actividad  es  comparar  el  plano  realizado  al  principio  
con  éste,  en  el  que  ya  sabrán  los  niños  y  niñas  donde  está  cada  zona.

Temporalización:  La  actividad  durará  40  minutos  aproximadamente.

Recursos  materiales:  Imágenes  del  Centro,  pegamento,  plano  del  Centro  en  un  papel  continuo,  
materiales  recogidos  durante  las  excursiones.

Recursos  espaciales:  Se  realizará  en  el  aula.

 
 

Actividad  8:  Desayuno  natural

Objetivos:
-­‐         Concienciarse  del  desayuno  saludable.
-­‐         Apreciar  el  alimento  en  distintas  versiones.

Procedimiento:   En   la   visita   al   huerto,   recogeremos   algunos   tomates   y   otros   frutos   y   los  


utilizaremos  para  hacer  tostadas  de  aceite  y  tomate  para  el  desayuno.  También  aprovecharemos  
para   comentar   que   el   aceite   sale   de   las   aceitunas   que   da   el   olivo   y   para   hacer   hincapié   en   la  
importancia  de  un  desayuno  saludable.

Temporalización:  Durará  1  hora  aproximadamente.

Recursos  materiales:  Tomates,  aceite,  sal,  pan  y  servilletas.

Recursos  espaciales:  Se  llevará  a  cabo  dentro  del  aula.

 
 
Actividad  9:  ¡No  nos  las  comemos,  pintamos!

Objetivos:
-­‐         Dar  un  uso  diferente  a  los  alimentos.
-­‐         Desarrollar  la  motricidad  fina.
-­‐         Desarrollar  la  expresión  artística.

Procedimiento:   En   esta   actividad   nos   sentaremos   en   un   gran   círculo   en   la   asamblea   y   se    


mostrarán  frutos  de  las  plantas  que  haya  en  el  centro.  Recordaremos  cómo  es  el  árbol  que  da   27
este   fruto   y   pasaremos   algunos   de   estos   frutos   para   su   manipulación.   Seguido   de   esto,   les  
explicaremos  que  en  la  sesión  de  hoy  vamos  a  darle  un  fin  más  divertido  a  esta  fruta  que  no  es  
comerla,   sino   pintar   con   ella.   En   un   papel   continuo   situado   en   el   centro   del   círculo   con   un  
tamaño   suficiente   para   que   puedan   participar   todos   los   alumnos,   cada   niño   realizará   trazos  
libres   con   la   fruta.   El   resultado   de   la   actividad   lo   colgaremos   en   el   hall   del   Centro   para   que   el  
resto  de  compañeros  puedan  apreciar  nuestro  trabajo.

Temporalización:  La  actividad  tendrá  una  duración  de  1  hora  aproximadamente.

Recursos  materiales:  Serán  necesarias  las  moras  y  papel  continuo.

Recursos  espaciales:  Se  realizará  en  el  aula.

 
   
 

Actividad  10:  Nuestro  propio  álbum

Objetivos:
-­‐         Trabajar  en  grupo.
-­‐         Comprenderse  como  parte  integrante  del  centro  y  agentes  del  patrimonio.
-­‐         Reconocer  los  diferentes  espacios  que  forman  el  centro.

Procedimiento:   Con   las   fotos   que   los   niños   y   niñas   han   realizado   durante   la   excursión   por   el  
colegio,  y  realizaremos  entre  todos  un  álbum  de  fotos  que  irá  pasando  por  todas  las  aulas  para  
que  el  resto  de  alumnos  vean  nuestro  trabajo.

Temporalización:  1  hora  aproximadamente.

Recursos  materiales:  Ceras,  cartulina,  imágenes  del  centro  y  pegamento  y  lana.


Recursos  espaciales:  El  aula.

 
 

Actividad  11:  Asamblea  final

Objetivos:
-­‐         Demostrar  los  conocimientos  adquiridos.
28
-­‐         Afianzar  los  vínculos  patrimoniales  realizados  a  través  de  su  verbalización.
-­‐         Mostrar  actitud  de  escucha  y  respeto  hacia  sus  compañeros.

Procedimiento:   Realizaremos   con   todos   los   niños   y   niñas   una   Asamblea   final   en   la   que  
recordaremos   todo   lo   que   hemos   visto   a   lo   largo   de   la   Unidad   así   como   las   actividades   que  
hemos   realizado.   Lo   que   pretendemos   también   con   esta   asamblea   es   que   los   niños   y   niñas   y  
niñas  nos  cuenten  lo  que  más  y  menos  les  ha  gustado,  por  qué,  etc.  Esta  asamblea  se  realizará  
con  el  apoyo  visual  del  álbum  realizado.

Temporalización:  Durará  una  hora  aproximadamente.

Recursos  materiales:  Láminas  explicativas.

Recursos  espaciales:  Tendrá  lugar  en  el  aula.

2.7.  EVALUACIÓN

Zaragoza  y  Muñoz  (2014)  definen  la  evaluación  en  la  Educación  Infantil  como  "un  proceso  de  
tipo  intencional  y  sistemático  en  el  cual  se  recoge  información  con  el  fin  de  valorar  el  grado  con  el  
que  los  alumnos  consiguen  los  objetivos  que  se  han  planteado"(p.  183).

En  este  caso  queremos  evaluar  el  progreso  de  los  alumnos  en  las  actividades  realizadas,  así  
como   se   ha   mencionado   anteriormente,   el   grado   de   consecución   de   los   objetivos   marcados   en   un  
principio  para  este  conjunto  de  actividades.

Utilizaremos   diversos   instrumentos   de   evaluación   para   conseguir   que   ésta   sea   lo   más  
completa   y   precisa   posible.   Estos   serán   un   diario   de   clase   en  el   que   recogeremos   de   forma   diaria   las  
observaciones   que   veamos   oportunas,   así   como   las   emociones,   rutinas,   etc.   También   se   utilizarán  
escalas  de  evaluación  de  grado  en  el  que  se  pretende  que  quede  reflejada  la  calidad  y  la  consecución  
de  objetivos.
-­‐         Observación:   Llevaremos   a   cabo   un   diario   de   clase   en   el   cual   reflejaremos   las  
actuaciones   del   grupo-­‐aula   y   las   nuestras   propias   pudiendo   así   mejorar   posibles  
errores.

-­‐         Actividades:  El  desarrollo  de  las  diversas  actividades  las  usaremos  para  comprobar  
lo  que  los  niños  y  niñas  han  aprendido  y  los  conocimientos  que  han  adquirido  a  lo  
largo   de   esta   unidad.   Se   completará   una   tabla   en   la   que   quedará   reflejado   el  
desarrollo   de   cada   actividad   de   los   diferentes   alumnos.     En   esta   tabla   quedarán  
reflejados  los  objetivos  específicos  y  se  ponderará  según  el  grado  de  consecución:   29
lo  ha  conseguido,  en  proceso,  no  lo  ha  conseguido.

-­‐         Asamblea:   La   Asamblea   se   realizará   al   finalizar   las   actividades.   A   través   de   diversas  


preguntas   averiguaremos   si   los   niños   y   niñas   han   conseguido   el   objetivo   que   nos  
hemos   propuesto.   Además,   podemos   comprobar   si   han   adquirido   otros   objetivos  
no  planteados.  La  Asamblea  será  muy  importante  para  llevar  a  cabo  una  evaluación  
entre   todos   los   alumnos   y   una   autoevaluación   donde   se   podrá   observar   los  
posibles  errores.  

 2.8.  BIBLIOGRAFÍA  

-­‐  Decreto  122/2007,  por  el  que  se  establece  el  currículo  de  segundo  ciclo  de  la  Educación  Infantil  en  
la  Comunidad  de  Castilla  y  León.  
-­‐  Fontal,  O.  (2003).  La  educación  patrimonial.  Teoría  y  práctica  en  el  aula,  el  museo  e  internet.  Gijón:  
TREA.  
-­‐   Fontal,   O.   (2008).   La   importancia   de   la   dimensión   humana   en   la   didáctica   del   patrimonio,   en  
Mateos,  S.  (Coord.),  La  comunicación  global  del  patrimonio  cultural  (53-­‐109),  Gijón:  Trea.  
-­‐  Sánchez,  A.  (2008).  Metodología:  Aprender  a  aprender...  Enseñar  a  aprender...  o  tal  vez...  aprender  
a  enseñar.  Innovación  y  experiencias  educativas  (16),  1-­‐8.  
-­‐  Zaragoza,  C.  y  Muñoz,  C.  (2014).  Didáctica  de  la  educación  infantil.  Barcelona:  Altamar.  

 
 

  30
 

   

   

 
31

CAPÍTULO 3: “APRENDEMOS CON TODOS LOS SENTIDOS


NUESTRO ENTORNO PRÓXIMO”

Beatriz Fenoy Martínez


 

 
 3.1.  INTRODUCCIÓN

                             El   patrimonio   es   todo   aquello   que   un   individuo   valora,   aquello   que   forma   parte   de   su  
entorno,  de  su  vida  y  su  experiencia.  Todo  valor  o  sentimiento  (ya  sea  de  rechazo  o  de  aceptación)  
parte  de  una  sensación  previa,  de  una  primera  toma  de  contacto  y  de  todas  las  experiencias  que  se  
hayan  generado  en  relación  a  él.  Involucrar  la  experimentación  y  cada  uno  de  los  sentidos  permite  
generar  todas  estas  observaciones  y  hacer  que  el  individuo  se  decante  por  valorar  aquello  que  es  o  
no  relevante  en  su  entorno  y  por  qué.

                             Una  vez  planteada  esta  reflexión  surge  la  necesidad  de  preguntarse  ¿cuál  es  el  camino  para   32
generar   el   conocimiento   de   patrimonio   que   estamos   defendiendo   dentro   de   las   aulas?,   ¿podemos  
hablar   de   metodologías   o   estrategias   que   consoliden   el   vínculo   patrimonial   entre   valor-­‐objeto?   Es  
aquí   donde   surge   la   experimentación   sensorial   como   respuesta   a   éstas   preguntas.   La  
experimentación   en   sí   implica   la   participación   activa   y   directa   del   alumnado,   lo   que   fomenta   un  
aprendizaje   significativo   en   el   que   el   alumno   construye   su   propio   conocimiento   combinando  
conocimientos   previos   y   conocimientos   nuevos.   Si   el   alumnado   es   el   propio   generador   de   ideas   el  
proceso   enseñanza-­‐aprendizaje   se   vuelve   sólido   y   el   conocimiento   se   asienta   y   asimila   de   manera  
más  eficaz  que  a  través  de  metodologías  tradicionales  como  son,  por  ejemplo,  los  libros  de  texto  o  la  
labor  de  “monologuista”  que  presentan  numerosos  docentes.  Por  lo  tanto,  si  alguien  crea  y  genera  
su  propio  conocimiento  y  avance  en  el  proceso  enseñanza-­‐aprendizaje  el  valor  será  mayor  y  todos  
sus   descubrimientos   y   proyecciones   serán   reconocidos   creando   esa   relación   entre   valor-­‐
objeto/situación/sensación,  etc.    

La   experimentación   no   sería   posible   sin   la   intervención   directa   de   los   sentidos:   tocar,   oler,   probar,  
escuchar   y   ver   todo   lo   que   el   entorno   puede   ofrecer   y   generar   sentimientos   que   nos   sugieran  
rechazo,   aprobación,   disfrute,   frustración,   etc.   De   éste   modo,   la   persona   va   ordenando   sus  
experiencias   en   función   a   los   sentimientos   y   sensaciones   generadas,   otorgándoles   un   valor   que   es  
exactamente  el  proceso  por  el  que  pasa  la  patrimonialización.

  La   puesta   en   práctica   de   esta   unidad   didáctica   está   diseñada   para   implementarse   en  


Educación  Infantil  preferentemente  en  los  cursos  superiores.

3.2  OBJETIVOS  Y  CONTENIDOS

En   este   apartado,   se   exponen   los   objetivos   de   la   unidad   didáctica   diseñada.   Los   objetivos  
generales   han   sido   extraídos   del   Decreto   122/2007   y,   posteriormente,   secuenciados   en   función   a   las  
necesidades  específicas  de  cada  actividad.

 
TABLA  3.1.  OBJETIVOS  GENERALES  Y  ESPECÍFICOS  DEL  DISEÑO.

OBJETIVOS  GENERALES OBJETIVOS  ESPECÍFICOS

Área  1.  Conocimiento  de  sí  mismo  y  autonomía  personal

Reconocer   e   identificar   los   propios   -­‐  Reflexionar  y  razonar  individualmente  acerca  


sentimientos,   emociones,   necesidades,   de   las   preferencias   e   intereses   por   zonas   o  
preferencias   e   intereses,   y   ser   capaz   de   espacios  del  barrio.
expresarlos   y   comunicarlos   a   los   demás,   -­‐   Comunicar   y   trasmitir   en   gran   grupo  
respetando  los  de  los  otros. diferentes  sentimientos  y  emociones  con  el  fin   33
de   escoger   las   zonas   o   espacios   del   barrio  
definitivos  de  mayor  interés  o  preferencia.
-­‐   Reflexionar   y   compartir   sensaciones,  
sentimientos   y   emociones   tras   vivenciar   una  
experiencia.

Descubrir   la   importancia   de   los   sentidos   e   -­‐   Descubrir   e   identificar   las   diferentes  


identificar   las   distintas   sensaciones   y   sensaciones   que   genera   el   sentido   del   tacto   a  
percepciones   que   experimenta   a   través   de   la   través   de   la   experimentación   y   manipulación  
acción  y  la  relación  con  el  entorno. de  elementos  del  entorno  próximo.
-­‐   Descubrir   e   identificar   las   diferentes  
sensaciones  que  genera  el  sentido  de  la  vista  a  
través   de   la   experimentación   y   manipulación  
de  elementos  del  entorno  próximo.
-­‐   Descubrir   e   identificar   las   diferentes  
sensaciones  que  genera  el  sentido  del  olfato  a  
través   de   la   experimentación   y   manipulación  
de  elementos  del  entorno  próximo.

Área  2.  Conocimiento  del  entorno

Identificar   las   propiedades   de   los   objetos   y   -­‐   Describir   y   clasificar   diferentes   materiales   en  
descubrir  las  relaciones  que  se  establecen  entre   función  a  sus  texturas.
ellos  a  través  de  comparaciones,  clasificaciones,   -­‐   Localizar   diferentes   elementos   y   escogerlos   en  
seriaciones  y  secuencias. función  a  su  textura.
-­‐   Describir   y   clasificar   diferentes   materiales   en  
función  al  color.
-­‐   Localizar   diferentes   elementos   y   escogerlos   en  
función  a  su  color.
-­‐   Describir   y   clasificar   diferentes   objetos   y  
escogerlos  en  función  al  olor.
-­‐   Localizar   diferentes   elementos   y   escogerlos   en  
función  a  su  olor.

Observar   y   explorar   de   forma   activa   su   entorno   -­‐   Analizar   y   explorar   las   zonas   del   barrio   para  
y   mostrar   interés   por   situaciones   y   hechos   localizar  elementos  de  diferentes  texturas.
significativos,  identificando  sus  consecuencias. -­‐  Reflexionar  acerca  de  las  consecuencias  de  unir  
y   mezclar   colores   primarios   a   través   de   la  
experimentación.
-­‐   Analizar   y   explorar   las   zonas   del   barrio   para  
localizar  elementos  de  diferentes  colores.
-­‐   Analizar   y   explorar   las   zonas   del   barrio   para  
localizar  elementos  de  diferente  olor.
-­‐   Asociar   hechos   significativos   a   las   zonas   y  
espacios  del  barrio.

Interesarse   por   los   elementos   físicos   del   -­‐  Observar  los  elementos  de  la  zona  o  espacio  del   34
entorno,   identificar   sus   propiedades,   barrio   concreto,   reflexionar   sobre   su   utilidad   y  
posibilidades   de   transformación   y   utilidad   para   mantener  una  actitud  de  respeto  y  conservación.
la  vida  y  mostrar  actitudes  de  cuidado,  respeto  y  
responsabilidad  en  su  conservación.

Relacionarse   con   los   demás   de   forma   cada   vez   -­‐   Trabajar   de   manera   grupal,   compartiendo   y  
más   equilibrada   y   satisfactoria,   ajustar   su   respetando  opiniones  así  como  resolver  posibles  
conducta   a   las   diferentes   situaciones   y   resolver   situaciones  conflictivas.
de  manera  pacífica  situaciones  de  conflicto.

Área  3.  Lenguajes:  comunicación  y  representación

Expresar   ideas,   sentimientos,   emociones   y   -­‐   Expresar   verbalmente   y   a   través   del   lenguaje  
deseos   mediante   la   lengua   oral   y   otros   artístico   las   preferencias   entre   diferentes   zonas  
lenguajes,   eligiendo   el   que   mejor   se   ajuste   a   la   o  espacios  del  barrio.
intención  de  la  situación. -­‐   Manifestar   de   manera   verbal   o   corporal  
diferentes  sentimientos  o  emociones  que  pueda  
generar  una  experiencia  sensorial.

Demostrar   con   confianza   sus   posibilidades   de   -­‐   Crear   y   decorar   una   roca   a   partir   de   los  
expresión  artística  y  corporal. materiales   dispuestos   en   función   a   las  
preferencias  de  cada  uno.
-­‐   Dibujar   y   pintar   libremente   las   zonas   y   espacios  
del  barrio  establecidos  en  la  ruta.

 TABLA  3.2.  CONTENIDOS  DEL  DISEÑO

CONTENIDOS  GENERALES CONTENIDOS  ESPECÍFICOS

Área  1.  Conocimiento  de  sí  mismo  y  autonomía  personal

Reconocimiento  de  los  sentidos;  su  utilización Reconocimiento   del   sentido   de   la   vista,   el  
olfato  y  el  tacto  y  sus  posibilidades.

Discriminación   de   órganos   y   funciones:   Distinción   e   identificación   de   las   sensaciones  


exploración   de   objetos   e   identificación   de   las   que   se   extraen   a   través   de   la   manipulación   y  
experimentación   con   objetos   o   elementos   del  
sensaciones  que  extrae  de  ellos. entorno.

Identificación   y   expresión   equilibrada   de   Expresión   de   sentimientos   e   identificación   de  


sentimientos,   emociones,   vivencias,   sensaciones   que   generan   diferentes  
preferencias   e   intereses   propios   en   distintas   experiencias   en   relación   al   entorno   próximo  
situaciones  y  actividades. del  niño.

Área  2.  Conocimiento  del  entorno

Identificación   de   algunos   elementos   y   Identificación   de   los   elementos   más  


características  del  paisaje. característicos   de   las   zonas   o   espacios   del  
barrio  de  la  ruta  establecida. 35

Interés   y   gusto   por   las   actividades   de   Interés   por   realizar   actividades   en   diferentes  
exploración  y  juego  que  se  realizan  al  aire  libre   zonas   o   espacio   del   barrio   a   través   de   la  
y  en  contacto  con  la  naturaleza. exploración  y  de  la  interacción  con  el  entorno.

Reconocimiento   de   las   características   y   Reconocimiento   de   los   elementos   y  


elementos  de  la  localidad. características  generales  del  barrio  en  relación  
a  la  localidad.

Área  3.  Lenguajes:  comunicación  y  representación

Utilización   del   lenguaje   oral   para   manifestar   Uso   del   lenguaje   verbal   para   expresar   y  
sentimientos,   necesidades   e   intereses,   compartir   diferentes   sentimientos,  
comunicar   experiencias   propias   y   trasmitir   experiencias  e  intereses  en  relación  a  lo  vivido  
información.   Valorarlo   como   medio   de   relación   en  el  entorno  próximo.
y   regulación   de   la   propia   conducta   y   la   de   los  
demás.

Iniciación   en   la   utilización   de   medios   Uso   de   aparatos   tecnológicos   como   cámaras  


tecnológicos   como   elementos   del   aprendizaje,   fotográficas   como   elemento   de   aprendizaje   y  
comunicación  y  disfrute. comunicación.

Expresión   y   comunicación,   a   través   de   Expresión   de   preferencias   e   intereses   a   través  


producciones   plásticas   variadas,   de   hechos,   del  dibujo.
vivencias,   situaciones,   emociones,   Expresión   de   preferencias   e   intereses   a   través  
sentimientos  y  fantasías. de  la  creación  y  decoración  de  rocas.

Iniciativa   y   satisfacción   en   las   producciones   Satisfacción   ante   la   realización   y   aprobación   de  


propias   e   interés   por   comunicar   proyectos,   diferentes   actividades   plásticas   que   puedan   ser  
procedimientos   y   resultados   en   sus   obras   tan  válidas  como  las  del  resto  de  compañeros.
plásticas.

Explicación   y   utilización   creativa   de   técnicas,   Utilización   de   diferentes   técnicas   como   el  


materiales   y   útiles   para   la   expresión   plástica.   frottage.
Experimentación   de   algunos   elementos   que   Utilización   y   disposición   de   diferentes  
configuran   el   lenguaje   plástico   (línea,   forma,   materiales  plásticos.
color,   textura,   espacio)   para   descubrir   nuevas  
posibilidades  plásticas. Explicación   y   familiarización   con   diversos  
aspectos  y  conceptos  plásticos  en  relación  a  la  
forma,  el  color,  la  textura  o  el  olor.

Percepción   de   los   colores   primarios   y   Conocimiento   de   los   colores   primarios   y  


complementarios.   Gama   de   colores.   descubrimiento   de   la   aparición   de   los   colores  
Experimentación  y  curiosidad  por  la  mezcla  de   secundarios  a  través  de  la  experimentación.
colores  para  realizar  producciones  creativas.

Participación   en   realizaciones   colectivas.   Participación  en  trabajos  grupales  en  las  que  se  
Interés   y   consideración   por   las   elaboraciones   respeten   por   igual   las   creaciones   y  
plásticas  propias  y  de  los  demás. aportaciones  propias  y  de  los  demás.

  36
3.3.  METODOLOGÍA

                             El   planteamiento   de   un   mapa   metodológico   como   base   para   el   diseño   y   desarrollo   de   la  


acción   didáctica   resulta   esencial   para   un   proceso   de   enseñanza/aprendizaje   significativo,   integral   y  
sano,   pero   además,   este   mapa   nos   puede   orientar   también   en   la   reflexión   y   evaluación   de   los  
propios   diseños   educativos.   Es   por   tanto   necesario   plantear   primeramente   los   enfoques  
metodológicos  (tomados  de  la  legislación  vigente)  que  tomaremos  como  hitos  de  nuestro  mapa:

-­‐               Perspectiva   globalizadora:   atendiendo  a   la   forma   global   que  tiene   el   niño   de   percibir  la  
realidad.  Nuestra  metodología  está  planteada  desde  una  perspectiva  globalizadora,  por  
entender   que   es   la   más   idónea   para   el   tratamiento   de   los   distintos   contenidos   y  
experiencias  educativas.              

-­‐               Aprendizaje   significativo:   el   niño   aprende   y   se   expresa   a   través   de   la   acción.   En   nuestra  


metodología   potenciaremos   situaciones   y   tiempo   donde   los   niños/as   puedan   desarrollar  
sus   capacidades   de   manipular,   explorar,   observar   y   experimentar,   proporcionando  
experiencias   variadas   que   les   permitan   aplicar   y   construir   sus   propios   esquemas   de  
conocimiento.                    

-­‐              Centros  de  interés:  basándonos  en  que  cualquier  aprendizaje  tiene  que  partir  del  propio  
interés  de  nuestros  alumnos/as.

-­‐              Interacción  con  el  medio  físico  y  social:  para  que  el  niño/a  se  desarrolle  es  necesario  que  
interaccione  con  el  medio,  para  facilitarle  así  la  construcción  del  conocimiento  sobre  sí  
mismo.  Nuestra  metodología  trataría  de  ponerlo  en  contacto  con  la  realidad  del  medio  
en   el   que   se   desenvuelve,   tanto   físico   como   social,   facilitándole   nuevas   experiencias   y  
actividades   para   que   de   esta   forma   su   conocimiento   sobre   el   mismo   sea   cada   vez   más  
ajustado  y  adecuado.              
-­‐               Motivación:   para   que   el   niño/a   se   interese   por   cualquier   aprendizaje   o   nueva  
experiencia,   uno   de   los   factores   fundamentales   es   que   esté   motivado.   Por   lo   que  
nuestras   actividades   y   propuestas   irán   encaminadas   a   despertar   en   nuestros   alumnos/as  
una  motivación  para  realizarlas,  que  les  lleve  a  la  curiosidad,  al  afán  de  aprender  y  sobre  
todo  a  la  gratificación  en  su  realización.

-­‐              El  juego:  El  juego  se  utiliza  durante  toda  la  etapa  de  la  Educación  Infantil,  ya  que  es  el  
medio  más  adecuado  para  el  desarrollo  emocional,  intelectual,  social  y  personal  del  niño.  
La  actividad  lúdica  permite  que  el  alumno  se  conozca  así  mismo  del  mismo  modo  que  al   37
entorno   que   le   rodea,   es   agradable,   espontáneo   y   creativo,   fomenta   la   imaginación,  
favorece  la  comunicación  y  desarrolla  diferentes  competencias.

-­‐               Ambiente   de   afecto   y   confianza:   La   enseñanza   se   debe   basar   en   un   ambiente   de   afecto,  


cariño   y   confianza,   donde   el   alumno   se   sienta   cómodo,   favoreciendo   y   potenciando   la  
autoestima   e   integración   del   mismo.   No   debemos   olvidar   que   el   niño   sale   de   un  
ambiente   familiar   a   otro   desconocido   para   él.   Por   tanto,   la   escuela   debe   basarse   en   la  
sensibilidad,   la   atención   individualizada,   el   apoyo,   la   comprensión   y   el   respeto,   sobre  
todo,   y   como   ya   hemos   mencionado   anteriormente,   en   el   periodo   de   adaptación.   El  
ambiente  escolar  debe  ser  cálido,  cómodo  y  seguro  donde  el  alumno  se  sienta  a  gusto  y  
querido   y,   donde   el   educador,   transmita   confianza   y   seguridad,   para   favorecer   el  
desarrollo  integral  del  niño.

                             

3.4.  TEMPORALIZACIÓN

                             La   unidad   didáctica   programada   tiene   una   duración   de   dos   semanas,   compuesta   por   cinco  
sesiones   y   sus   respectivas   actividades   desarrolladas   a   lo   largo   de   sesiones   de   3   horas  
aproximadamente  cada  una.

Gráfico  3.1.  Estructura  de  una  unidad  didáctica  en  relación  al  Patrimonio  como  contenido  educativo.

3.5.  RECURSOS  MATERIALES  Y  PERSONALES

  El   currículo   (Decreto   122,   2007)   señala   el   material   del   aula   como   una   herramienta   muy  
importante  y  por  tanto  debe  ser  tenida  en  cuenta  y  estudiada  al  igual  que  las  estrategias  en  las  que  
se  va  a  emplear.  En  nuestro  caso  el  material  a  emplear  será  el  propio  del  trabajo  plástico  en  el  aula,  
entre  los  que  podemos  señalar:  ceras,  rotuladores,  pegamento,  lápiz,  etc.  Así  como  otros  materiales  
de  uso  cotidiano  que  aplicados  de  manera  plástica  tienen  una  gran  expresividad  artística.  
  Para  la  realización  de  esta  actividad  será  necesaria  la  implicación  del  docente  y,  en  caso  de  
estar   a   disposición,   una   persona   de   apoyo.   Las   actividades   se   realizarán   en   diversos   espacios   del  
centro   y   los   alrededores   de   éstos,   por   lo   que   será   necesaria   la   disposición   de   estos   espacios   y   la  
coordinación  con  otros  profesionales  para  el  desarrollo  de  la  misma.

                             

3.6.  ACTIVIDADES

Cada   una   de   las   actividades   ha   sido   diseñada   en   función   a   los   contenidos   y   objetivos   que  
persigue   esta   propuesta.   Se   han   tenido   en   cuenta   aspectos   como   las   diferentes   metodologías   y  
38

estrategias   educativas   comentadas   anteriormente,   así   como   el   tiempo   del   que   se   dispone   y   los  
materiales  necesarios  para  la  realización  de  cada  una  de  ellas:

Actividad  1:  “Introducción  al  tema”

Objetivos:
-­‐   Reflexionar   y   razonar   individualmente   acerca   de   las   preferencias   e   intereses   por   zonas   o  
espacios  del  barrio.
-­‐  Expresar  verbalmente  y  a  través  del  lenguaje  artístico  las  preferencias  entre  diferentes  
zonas  o  espacios  del  barrio.

Procedimiento:  A  modo  de  introducción  al  tema  y  localización  de  centros  de  interés,  se  reflexiona  
en   la   asamblea   sobre   espacios   y   zonas   del   barrio   que,   por   diversas   razones,   experiencias   y  
vivencias,   los   niños   escogen.   A   partir   de   ahí,   hacemos   todos   juntos   una   lista   en   la   pizarra   con   el  
nombre  de  esos  lugares.  Después,  cada  uno  deberá  escoger  un  lugar,  hacer  un  dibujo  y  escribir  el  
nombre  de  este  junto  con  el  motivo  por  el  cual  lo  han  escogido.

Estrategias  educativas:  diálogo,  trabajo  en  equipo.

Materiales  necesarios:  folios,  ceras,  lápiz,  pizarra  y  tizas.

 Actividad  2:  “Mi  ruta,  mi  mapa”

Objetivos:
-­‐   Comunicar   y   trasmitir   en   gran   grupo   diferentes   sentimientos   y   emociones   con   el   fin   de  
escoger  las  zonas  o  espacios  del  barrio  definitivos  de  mayor  interés  o  preferencia.
-­‐   Expresar   verbalmente   y   a   través   del   lenguaje   artístico   las   preferencias   entre   diferentes  
zonas  o  espacios  del  barrio.

Procedimiento:   Desde   casa,   cada   alumno   debe   traer   al   aula   un   mapa   de   tamaño   folio   hecho   por  
ellos   con   ayuda   de   sus   familiares   que   indique   y   muestre   los   lugares   por   los   cuales   pasa   desde   su  
casa   hasta   el   colegio.   Después   de   exponerlo   individualmente   ante   sus   compañeros,   entre   todos,  
escogemos  los  lugares  que  más  nos  interesan  y  los  plasmamos  en  un  gran  mapa  que  nos  servirá  de  
guía  para  hacer  las  rutas  posteriores.

Materiales  necesarios:  Ceras,  papel  continuo,  rotulador  negro,  celo.

Estrategias  educativas:  diálogo,  trabajo  en  equipo  e  individual.

 
39
 Actividad  3:  “Las  texturas.  Circuito  de  sensaciones”

Objetivos:
-­‐  Descubrir  e  identificar  las  diferentes  sensaciones  que  genera  el  sentido  del  tacto  a  través  de  
la  experimentación  y  manipulación  de  elementos  del  entorno  próximo.
-­‐   Manifestar   de   manera   verbal   o   corporal   diferentes   sentimientos   o   emociones   que   pueda  
generar  una  experiencia  sensorial.

Procedimiento:   En   primer   lugar   se   presentan,   en   asamblea,   diversos   materiales   que   los   niños  
deben   describir   y   clasificar:   suave,   rugoso,   blando,   duro,   etc.   Después,   se   organiza   un   pequeño  
circuito   de   sensaciones   y,   con   los   ojos   vendados   e   individualmente,   los   niños   deben   intentar  
adivinar  aquello  que  están  tocando.  Los  materiales  siempre  serán  recursos  del  entorno  próximo  al  
niño.

Materiales   necesarios:   estropajo,   palos   de   polo,   papel   de   burbuja,   goma   eva,   harina,   piedras,  
arena,  témperas,  agua,  telas  y  cajas  de  plástico.

Estrategias   educativas:   diálogo,   feedback,   trabajo   en   equipo   e   individual,   actividad   dinámica,  


aplicar  diferentes  respuestas  educativas.

 Actividad  4:  “Las  texturas.  Primera  Ruta”

Objetivos:
-­‐  Descubrir  e  identificar  las  diferentes  sensaciones  que  genera  el  sentido  del  tacto  a  través  de  
la  experimentación  y  manipulación  de  elementos  del  entorno  próximo.
-­‐  Describir  y  clasificar  diferentes  materiales  en  función  a  sus  texturas.
-­‐  Localizar  diferentes  elementos  y  escogerlos  en  función  a  su  textura.
-­‐  Analizar  y  explorar  las  zonas  del  barrio  para  localizar  elementos  de  diferentes  texturas.

Procedimiento:  La  primera  salida  del  centro  consiste  en  realizar  la  ruta  que  todos  juntos  diseñamos  
en  función  a  las  texturas.  En  el  Lago  Alonso,  los  alumnos  deben  localizar  cinco  cosas  de  diferentes  
texturas  e  introducirlas  en  una  pequeña  bolsa.  En  el  Parque  del  Reloj,  los  niños  trabajarán  con  la  
técnica  del  frottage:  colocamos  un  trozo  de  folio  sobre  piedras,  hojas,  troncos  de  árbol,  etc.  y,  con  
ceras,  frotamos  sobre  el  folio  para  conseguir  plasmar  la  textura  en  el  folio.

Materiales   necesarios:   ceras,   folios,   bolsas   pequeñas   de   tela   y   diferentes   recursos   del   entorno:  
piedras,  hojas,  flores,  ramas,  etc.

Estrategias   educativas:   feedback,   trabajo   en   equipo   e   individual,   actividad   dinámica,   fomento   de   la  


creatividad.

Actividad  5:  “Las  rocas  de  nuestro  Rocódromo” 40

Objetivos:
-­‐  Crear  y  decorar  una  roca  a  partir  de  los  materiales  dispuestos  en  función  a  las  preferencias  
de  cada  uno.

Procedimiento:  Después  de  contemplar  el  rocódromo  del  Parque  del  Reloj,  los  niños  realizarán  uno  
propio  para  el  patio  de  su  colegio  empezando  por  crear  las  rocas  del  rocódromo.  Por  parejas,  con  la  
mezcla   de   cola   y   agua   ya   en   la   mesa,   los   niños   dan   forma   al   papel   de   periódico,   lo   cubren   con  
trozos  de  papel  de  cocina  y  esparcen  la  mezcla  por  encima.  Al  dejarlo  secar,  quedará  duro  y  con  la  
forma  de  la  roca  que  han  modelado.  Al  secar,  se  pintarán  con  temperas  de  diferentes  colores.

Estrategias   educativas:   trabajo   individual,   aplicar   diferentes   respuestas   educativas,   fomento   de   la  


creatividad.

Materiales  necesarios:  papel  de  cocina,  papel  de  periódico,  cola,  agua,  pinceles  y  témperas.

Actividad  6:  “Experimentamos  el  color”

Objetivos:
-­‐  Descubrir  e  identificar  las  diferentes  sensaciones  que  genera  el  sentido  de  la  vista  a  través  
de  la  experimentación  y  manipulación  de  elementos  de  entorno  próximo.
-­‐  Reflexionar  acerca  de  las  consecuencias  de  unir  y  mezclar  colores  primarios  a  través  de  la  
experimentación.
-­‐   Manifestar   de   manera   verbal   o   corporal   diferentes   sentimientos   o   emociones   que   pueda  
generar  una  experiencia  sensorial.

Procedimiento:  Con  5  vasos  sobre  la  mesa,  los  intercalamos  de  manera  que  unos  contengan  agua  
con  colorante  alimenticio  de  colores  primarios  y  el  resto  queden  vacíos.  Con  finos  rollos  de  papel  
de   baño,   interconectamos   todos   los   vasos.   Conforme   la   mezcla   de   agua   y   colorante   es   absorbida  
por   el   papel,   las   gotas   van   cayendo   a   los   vasos   vacíos   de   manera   que   van   surgiendo   los   colores  
secundarios.   Al   ir   llenándose   los   vasos   vacíos,   los   rollos   de   papel   absorben   de   nuevo,   creando  
mezclas  de  color  también  en  el  papel  de  baño.

Estrategias  educativas:  feedback,  trabajo  en  equipo.


Materiales   necesarios:   5   vasos   de   plástico,   colorante   alimenticio   (azul,   amarillo   y   rojo),   papel   de  
baño,  agua.

Actividad  7:  “Mi  barrio  en  mi  patio”

Objetivos:
-­‐   Comunicar   y   trasmitir   en   gran   grupo   diferentes   sentimientos   y   emociones   con   el   fin   de  
escoger  las  zonas  o  espacios  del  barrio  definitivos  de  mayor  interés  o  preferencia.
41
-­‐   Trabajar   de   manera   grupal,   compartiendo   y   respetando   opiniones   así   como   resolver  
posibles  situaciones  conflictivas.
-­‐  Dibujar  y  pintar  libremente  las  zonas  y  espacios  del  barrio  establecidos  en  la  ruta.

Procedimiento:   Por   grupos   de   mesa   y   con   tizas   de   colores,   los   niños   deberán   dibujar   en   el   patio  
cualquier  zona,  lugar  o  experiencia  que  hayamos  visitado  o  vivido  hasta  el  momento  en  relación  al  
barrio  y  a  la  propuesta.  La  decisión  sobre  qué  pintar  deberá  ser  conjunta  y,  entre  todos,  decidirán  
qué  dibuja  cada  uno.

Estrategias  educativas:  diálogo,  feedback,  trabajo  en  equipo,  actividad  dinámica,  aplicar  diferentes  
respuestas  educativas,  fomento  de  la  creatividad.

Materiales  necesarios:  tizas  de  color  y  el  patio  del  colegio.

 
 

 Actividad  8:  “El  color.  Segunda  Ruta”  

Objetivos:
-­‐  Descubrir  e  identificar  las  diferentes  sensaciones  que  genera  el  sentido  de  la  vista  a  través  
de  la  experimentación  y  manipulación  de  elementos  de  entorno  próximo.
-­‐  Describir  y  clasificar  diferentes  materiales  en  función  al  color.
-­‐  Localizar  diferentes  elementos  y  escogerlos  en  función  a  su  color.
-­‐  Analizar  y  explorar  las  zonas  del  barrio  para  localizar  elementos  de  diferentes  colores.
-­‐   Manifestar   de   manera   verbal   o   corporal   diferentes   sentimientos   o   emociones   que   pueda  
generar  una  experiencia  sensorial.

Procedimiento:   La   segunda   ruta   estará   destinada   a   trabajar   el   color.   En   el   Lago   Alonso,   los   niños  
deberán  coger  5  cosas  de  diferente  color  que  introducirán  en  un  pequeño  sobre  de  papel  y,  en  el  
Depósito  de  agua,  los  niños  se  harán  fotos  entre  ellos  con  una  cámara  de  fotos.  De  este  modo,  se  
pondrán  comparar  los  colores  de  la  naturaleza  frente  a  los  colores  urbanos.

Estrategias   educativas:   feedback,   trabajo   en   equipo   e   individual,   actividad   dinámica,   fomento   de   la  


creatividad.
Materiales   necesarios:   Cámara   de   fotos,   sobres   de   papel,   recursos   del   entorno   de   diferentes  
colores:  flores,  hojas,  piedras  o  rocas,  etc.

 
 

 Actividad  9:  “La  pared  de  nuestro  Rocódromo”

Objetivos:
-­‐  Dibujar  y  pintar  libremente  las  zonas  y  espacios  del  barrio  establecidos  en  la  ruta.
42

Procedimiento:  Una  vez  hemos  creado  las  rocas  del  rocódromo  para  trabajar  la  textura,  trabajamos  
el   color   decorando   la   “pared”   de   nuestro   rocódromo.   En   papel   continuo,   los   niños   dibujarán  
diferentes  cosas  con  todos  los  colores  posibles.  El  tema  del  dibujo  es  libre:  pueden  ser  cosas  que  
hayan   visto   durante   la   ruta,   cosas   que   hayan   aprendido   hasta   el   momento   o   cualquier   otra  
temática  que  sea  de  su  interés.

Estrategias   educativas:   trabajo   individual,   actividad   dinámica,   aplicar   diferentes   respuestas  


educativas,  fomento  de  la  creatividad.

Materiales  necesarios:  Papel  continuo  y  ceras.

 Actividad  10:  “¿A  qué  huele?”

Objetivos:
-­‐  Descubrir  e  identificar  las  diferentes  sensaciones  que  genera  el  sentido  del  olfato  a  través  
de  la  experimentación  y  manipulación  de  elementos  del  entorno  próximo.
-­‐  Describir  y  clasificar  diferentes  objetos  y  escogerlos  en  función  al  olor.
-­‐   Manifestar   de   manera   verbal   o   corporal   diferentes   sentimientos   o   emociones   que   pueda  
generar  una  experiencia  sensorial.

Procedimiento:  Para  introducir  el  olor  como  último  sentido  para  la  última  ruta,  jugamos  a  adivinar  
olores.   En   6   pequeños   botes   de   plástico   introducimos   respectivamente:   cacao,   canela,   manzana,  
fresa,  mandarina  y  limón.  Cada  uno  de  esos  ingredientes  se  mezclarán  con  agua.  Una  vez  hechas  las  
mezclas,  se  llevarán  al  aula  y,  en  trozos  de  algodón,  iremos  echando  cada  una  de  las  mezclas.  Un  
voluntario  se  ofrecerá  a  olerla  y  a  intentar  adivinar  de  qué  se  trata,  si  no  lo  consigue,  se  le  pasará  el  
algodón  a  otro  compañero.  Una  vez  acertados  todos  los  olores  nos  aseguraremos  de  que  todos  han  
sido  olidos  por  toda  la  clase.

Estrategias  educativas:  diálogo,  feedback,  trabajo  en  equipo.

Materiales  necesarios:  6  botes  pequeños  de  plástico,  agua,  algodón,  cacao,  canela,  manzana,  fresa,  
mandarina  y  limón.

 
 Actividad  11:  “El  olor.  Tercera  Ruta”

Objetivos:
-­‐  Descubrir  e  identificar  las  diferentes  sensaciones  que  genera  el  sentido  del  olfato  a  través  
de  la  experimentación  y  manipulación  de  elementos  del  entorno  próximo.
-­‐  Describir  y  clasificar  diferentes  objetos  y  escogerlos  en  función  al  olor.
-­‐  Localizar  diferentes  elementos  y  escogerlos  en  función  al  olor.
-­‐  Analizar  y  explorar  las  zonas  del  barrio  para  localizar  elementos  de  diferente  olor.

43
Procedimiento:  La  última  ruta  estará  destinada  al  olor.  En  el  Lago  Alonso  los  niños  deberán  coger  
todo  aquel  objeto  que  pueda  oler.  Una  vez  hecha  la  recolecta,  volvemos  al  aula.  Allí,  seleccionamos  
las  flores  que  más  huelen  y  haremos  hincapié  en  aquellas  que  más  habitan  en  todo  el  barrio  y  en  
toda  la  ciudad  de  Segovia.

Estrategias   educativas:   feedback,   trabajo   en   equipo   e   individual,   actividad   dinámica,   fomento   de   la  


creatividad.

Materiales  necesarios:  flores  y  objetos  del  entorno,  bolsa  y  tijeras.

 Actividad  12:  “Nuestro  perfume  Segoviano”

Objetivos:
-­‐  Describir  y  clasificar  diferentes  objetos  y  escogerlos  en  función  al  olor.
-­‐   Observar   los   elementos   de   la   zona   o   espacio   del   barrio   concreta,   reflexionar   sobre   su  
utilidad  y  mantener  una  actitud  de  respeto  y  conservación.

Procedimiento:  Una  vez  seleccionada  las  flores  más  típicas  y  olorosas  de  Segovia,  buscamos  otros  
olores  que  puedan  estar  en  el  entorno  del  colegio.  Descubrimos  que,  además  de  alguna  que  otra  
flor,  la  fruta  que  llevamos  al  aula  también  huele.  Escogemos  el  kiwi  y  nos  disponemos  a  hacer  el  
perfume.   Entre   todos,   cortamos   en   trozos   pequeños   las   flores   y,   en   un   bote   de   plástico,   las  
machacamos  para  extraer  el  olor,  mezcladas  con  agua  y  un  poco  de  alcohol  de  farmacia.  Después,  
machacamos   el   kiwi   para   extraer   el   olor   y,   para   potenciarlo,   utilizamos   unas   gotas   de   esencia   de  
kiwi.   Una   vez   hecha   toda   la   mezcla,   dejamos   reposar   el   perfume.   Al   final   del   día   el   perfume   se  
pulverizará  sobre  trocitos  de  tela  para  comprobar  cómo  huele.

Estrategias  educativas:  diálogo,  trabajo  en  equipo,  actividad  dinámica,  fomento  de  la  creatividad.

Materiales   necesarios:   botes   de   plástico,   alcohol   de   farmacia,   agua,   esencia   de   kiwi,   kiwi,   flores,  
telas,  tijeras  y  mortero.

 Actividad  13:  “Lapbook.  Mi  patrimonio,  mi  ciudad,  mi  barrio.”


Objetivos:
-­‐   Reflexionar   y   compartir   sensaciones,   sentimientos   y   emociones   tras   vivenciar   una  
experiencia.
-­‐  Asociar  hechos  significativos  a  las  zonas  y  espacios  del  barrio.

Procedimiento:   A   modo   de   evaluación   y   de   recopilación   de   aprendizaje   y   contenido,   realizamos,  


con  la  ayuda  de  la  maestra  e  individualmente,  un  lapbook  con  todas  las  pequeñas  tareas  y  trabajos  
que  han  realizado  hasta  ahora.

Estrategias  educativas:  diálogo,  feedback,  trabajo  individual. 44

Materiales  necesarios:  Cartulina,  folios,  rotuladores,  lápiz,  punzón,  pegamento,  celo,  telas,  velcro,  
fotografías  y  pegatinas.

3.7.  EVALUACIÓN

La  evaluación  es  un  instrumento  al  servicio  del  proceso  de  enseñanza  y  aprendizaje,  que  se  
integra  en  las  actividades  cotidianas  del  aula  y  del  centro  educativo.  Debe  servir  para  la  identificación  
y   el   seguimiento   de   los   aprendizajes   de   los   alumnos   y   el   ritmo   y   características   de   su   evolución,  
facilitando  al  profesor  la  toma  de  decisiones  para  una  práctica  docente  adaptada  al  alumnado.

-­‐  Evaluación  del  alumnado

El   instrumento   empleado   para   la   evaluación   de   esta   propuesta   didáctica   es   una   escala   de  


evaluación,   concretamente   una   evaluación   cualitativa   individual   con   dos   enfoques   o   centros   de  
interés   evaluables:   en   referencia   a   las   destrezas   y   aprendizajes   y   a   nivel   de   comportamiento   y  
actitudes.  La  escala  de  evaluación  es  una  especie  de  lista  graduada  donde  el  educador  debe  indicar  el  
grado,  la  frecuencia  o  la  descripción  de  una  conducta  o  un  hecho  observable,  mediante  la  redacción  
y  secuencia  de  los  indicadores  adecuados  (Parra,  2010).

 En  nuestro  caso  los  criterios  para  la  evaluación  serás:

-­‐  Reconoce,  identifica  y  reflexiona  acerca  de  los  sentimientos,  emociones  y  preferencias  que  
experimenta.

-­‐  Es  capaz  de  compartir  pensamientos,  ideas  y  diferentes  apreciaciones.

-­‐  Es  capaz  de  distinguir  los  diferentes  sentidos  y  las  posibilidades  sensoriales  de  cada  uno.

-­‐  Es  capaz  de  identificar  diferentes  objetos  y  clasificarlos  en  función  a  diferentes  categorías  o  
características  propios  de  su  entorno.
-­‐  Participa  activamente  en  actividades  de  exterior,  disfrutando  e  interaccionando  con  el  
entorno.

-­‐  Es  capaz  de  relacionarse  con  los  demás  así  como  resolver  posibles  conflictos.

-­‐  Es  capaz  de  expresar  sus  ideas,  sentimientos  y  pensamientos  de  manera  verbal.

-­‐  Es  capaz  de  expresar  sus  ideas,  sentimientos  y  pensamientos  de  manera  corporal.

-­‐  Es  capaz  de  expresar  sus  ideas,  sentimientos  y  pensamientos  a  través  de  la  expresión  
plástica.
45
-­‐  Se  muestra  confiado  ante  su  capacidad  de  expresión  y  creación  plástica.

 Estos  criterios  compondrán  unas  tablas  con  una  escala  de  evaluación  de:  MA:  muy  alto,  A:  alto,  M:  
medio,  B:  bajo,  MB:  muy  bajo  

-­‐  Evaluación  del  profesorado

                             Según   el   decreto   122/2007   los   maestros   que   impartan   en   la   etapa   de   Educación   Infantil  
evaluarán,  además  de  los  procesos  de  aprendizaje,  su  propia  práctica  educativa.  Entre  las  diferentes  
competencias   del   docente,   reseñamos   la   evaluación   de   los   aprendizajes   del   alumnado,   tanto   de  
manera   grupal   como   individual.   Para   ello,   también   han   de   ser   evaluadas   las   funciones   y   tareas  
docentes  a  nivel  personal  y  de  manera  externa.  

                             El   instrumento   que   se   va   a   emplear   para   evaluar   la   actuación   del   docente   en   esta   propuesta  
didáctica   será   un   instrumento   para   testar   (test)   con   doble   respuesta   (si/no)   a   responder   sobre   los  
siguientes  ítems:

                        -­‐  Los  criterios  de  ciclo  se  han  elaborado  a  partir  del  currículo  oficial

-­‐  Adecuación  de  los  objetivos  programados  a  las  características  del  alumnado

-­‐  Contribución  de  la  materia  al  desarrollo  de  las  competencias  básicas

-­‐  Los  criterios  de  evaluación  están  elaborados  a  partir  de  los  objetivos  programados

-­‐  Los  procedimientos  de  evaluación  utilizados  se  adecuan  a  los  alumnos/as  y  a  la  materia

-­‐  Los  materiales  curriculares  utilizados  facilitan  un  aprendizaje  significativo  y  funcional

-­‐  En  la  elaboración  de  la  Programación  se  ha  tenido  en  cuenta  la  existencia  de  alumnado  con  
necesidades  específicas  de  apoyo  educativo.

-­‐  Se  programan  variedad  de  actividades  complementarias.

-­‐  La  metodología  utilizada  en  cada  ámbito  favorece  los  aprendizajes  de  los  alumnos/as
-­‐  La  selección  de  contenidos  de  cada  ámbito  está  de  acuerdo  con  el  desarrollo  evolutivo  del  
alumnado.

-­‐  Evaluación  de  la  propuesta

                             Evaluar   la   propuesta   didáctica   permite   al   docente   valorar   la   programación   y   su   puesta   en  


práctica   en   relación   a   los   objetivos,   contenidos   y   propósitos   principales.   Los   resultados   obtenidos  
permitirán  al  docente  plantearse  posibles  mejoras,  mantener  los  puntos  fuertes,  modificar  aspectos  
concretos,   etc.   El   instrumento   seleccionado   para   evaluar   la   propuesta   didáctica   es   un   cuestionario  
con  doble  respuesta  (Si/no) 46

-­‐  ¿Se  ha  interesado  el  grupo  de  alumnos/as  por  el  tema  propuesto?

-­‐   La   metodología   planteada,   ¿está   resultando   eficaz   para   la   participación   activa   de   todos   los  
alumnos/as?

-­‐  ¿Hay  que  modificar  algunos  aspectos  de  los  elementos  programados?*

-­‐  ¿Se  respetan  los  tiempos  establecidos  en  función  del  nivel  de  desarrollo  de  los  alumnos?

-­‐  ¿Siguen  los  alumnos/as  el  ritmo  de  trabajo  previsto?

-­‐  ¿Precisa  algún  alumno  la  intervención  del  equipo  de  atención  temprana?

-­‐  ¿Se  lleva  a  cabo  la  participación  con  los  padres?

3.8.  BIBLIOGRAFÍA  

-­‐  Decreto  122/2007,  por  el  que  se  establece  el  currículo  de  segundo  ciclo  de  la  Educación  Infantil  en  
la  Comunidad  de  Castilla  y  León.  
-­‐  Fontal,  O.  (2003).  La  educación  patrimonial.  Teoría  y  práctica  en  el  aula,  el  museo  e  internet.  Gijón:  
TREA.  
-­‐   Fontal,   O.   (2008).   La   importancia   de   la   dimensión   humana   en   la   didáctica   del   patrimonio,   en  
Mateos,  S.  (Coord.),  La  comunicación  global  del  patrimonio  cultural  (53-­‐109),  Gijón:  Trea.  
-­‐  Parra,  J.M.  (2010).  Manual  de  didáctica  de  la  educación  infantil.  Madrid:  Garceta  grupo  editorial.    

 
 

  47

 
 

48

CAPÍTULO 4: SOMOS SEGOVIANOS: SEÑAS IDENTITARIAS EN


EDUCACIÓN INFANTIL.

Ana María Barreno Matute, Isabel Callejo Renedo, Elisa


Cecilia Herranz, Sara Dos Anjos Trigo, Lucía de la Faya
García, Luis Ángel García Sanz, Guillermo Piñuela
García y Laura Ontoria González
 

 
4.1.  INTRODUCCIÓN

Este   documento   está   dirigido   al   alumnado   del   tercer   curso   del   segundo   ciclo   de   Educación  
Infantil.  

 Los   aspectos   que   vamos   a   trabajar,   poseen   una   estrecha   relación   con   algunas   de   las  
tradiciones   culturales,   físicas   y   sociales   de   esta   provincia.   Para   ello   otorgamos   un   papel  
protagonista  a  uno  de  los  monumentos  más  representativos  de  esta  ciudad,  el  acueducto  romano.  
A  su  vez  trabajaremos  otros  aspectos  de  gran  relevancia  para  la  tradición  segoviana,  que  servirán  
como  medio  e  instrumento  para  alcanzar  nuestro  principal  objetivo,  la  valoración  del  patrimonio   49
segoviano.

Presentaremos   a   los   alumnos   la   cultura   romana,   civilización   que   estuvo   presente   en  


nuestra  ciudad  durante  más  de  400  años,  y  autora  de  múltiples  construcciones  que  a  día  de  hoy  
poseen  un  gran  reconocimiento  a  nivel  mundial  como  el  acueducto,  y  que  suponen  un  elemento  
característico  y  representativo  para  los  segovianos  y  segovianas.

El   folklore   segoviano   también   estará   presente   a   través   de   la   “jota   segoviana”,   baile  


tradicional   de   esta   provincia   y   que   con   sus   letras   recoge   muchos   de   los   aspectos   culturales   y  
ambientales   característicos   de   la   provincia;   así   como   el   traje   tradicional   segoviano   y   los  
instrumentos  más  representativos  de  esta  danza  tradicional.

 Nuestra   gastronomía   es   muy   valorada,   especialmente   por   su   cochinillo   asado,   así   como  
los   judiones   de   la   Granja   de   San   Ildefonso   y   otros   cultivos   característicos   del   llano   castellano  
leonés,  de  ahí  que  trabajemos  utilizando  algunos  de  estos  simientes  en  las  actividades  plásticas  y  
mostremos  la  figura  del  maestro  asador  segoviano  como  personaje  característico  de  esta  ciudad.

San   Frutos,   es   otro   de   los   personajes   más   representativos,   es   por   ello   que   serán   él   y   las  
aves  características  de  nuestro  entorno,  los  protagonistas  de  una  de  nuestras  actividades.

Observando   los   elementos   del   medio   físico   y   natural   de   Segovia,   podremos   obtener   una  
serie   de   recursos   materiales   que   poder   manipular   y   transformar   para   otorgarle   una   nueva   utilidad.  
Vinculado   con   este   aspecto,   encontramos   una   de   las   profesiones   típicas,   la   ganadería,   para   ello  
trabajaremos   la   materia   prima   que   podemos   obtener   de   las   ovejas,   la   lana,   y   que   utilizaremos  
también  en  nuestra  sesión.

4.2.  OBJETIVOS  Y  CONTENIDOS


En   esta   unidad   se   trabajarán   los   siguientes   objetivos   que   aparecen   en   el   DECRETO  
122/2007,  de  27  de  diciembre,  por  el  que  se  establece  el  currículo  del  segundo  ciclo  de  la  Educación  
Infantil  en  la  Comunidad  de  Castilla  y  León.

TABLA  4.1.  OBJETIVOS  DEL  DISEÑO  

OBJETIVOS  GENERALES OBJETIVOS  ESPECÍFICOS

Área  I:  conocimiento  de  sí  mismo  y  autonomía  personal 50

-­‐       Realizar   actividades   de   movimiento   que    -­‐   Fomentar   su   motricidad   fina   a   través   del  
requieren  coordinación,  equilibrio,  control  y   troquelado.  
orientación   y   ejecutar   con   cierta   precisión   -­‐   Bailar   la   jota   segoviana,   comprendiendo   el  
las   tareas   que   exigen   destrezas   ritmo  de  la  danza.  
manipulativas.
-­‐  Cooperar  con  los  compañeros.

Área  II:  conocimiento  del  entorno

-­‐       Observar   y   explorar   de   forma   activa   su    -­‐  Comprender  la  leyenda  del  acueducto,  así  
entorno   y   mostrar   interés   por   situaciones   y   como  la  interpretación  de  los  personajes.  
hechos   significativos,   identificando   sus   -­‐   Conocer   los   personajes   tradicionales   de  
consecuencias. Segovia:  romanos,  judíos  y  segovianos.  
-­‐       Conocer   algunos   animales   y   plantas,   sus   -­‐   Conocer   la   representación   del   folclore  
características,  hábitat  y  ciclo  vital,  y  valorar   segoviano.
los   beneficios   que   aportan   a   la   salud   y   el  
bienestar  humano  y  al  medio  ambiente. -­‐  Valorar  la  tradición  musical  de  esta  danza  

-­‐       Interesarse   por   los   elementos   físicos   del   -­‐   Identificar   y   conocer   las   diferentes   aves   de  
entorno,   identificar   sus   propiedades,   Segovia.
posibilidades   de   transformación   y   utilidad   -­‐   Acercarse   al   conocimiento   del   proceso   de  
para   la   vida   y   mostrar   actitudes   de   cuidado   esquilar  las  ovejas.
y   respeto   y   responsabilidad   en   su  
conservación.

Área  III:  lenguajes:  comunicación  y  representación

-­‐           Comprender   las   informaciones   y    -­‐   Mostrar   actitud   de   respeto,   escucha   e  


mensajes   que   recibe   de   los   demás,   y   interés  durante  la  dramatización.  
participar   con   interés   y   respeto   en   las   -­‐  Crear  disfraces  para  lograr  la  caracterización  
diferentes   situaciones   de   interacción   de  los  personajes.  
social.
-­‐  Respetar  y  cuidar  los  recursos  materiales  que  
-­‐          Demostrar  con  confianza  sus  posibilidades   se  ofrecen.  
de  expresión  y  artística  y  corporal.
-­‐   Discriminar   auditivamente   una   jota  
segoviana.
-­‐  Potenciar  su  creatividad  e  imaginación.
-­‐  Respetar  los  materiales  de  expresión  plástica.
-­‐  Hacer  uso  de  la  técnica  del  recorte.  
-­‐  Practicar  la  técnica  de  la  estampación.
-­‐   Usar   diferentes   elementos   del   entorno  
natural  como  herramienta  expresiva.

  51

TABLA  4.2.  CONTENIDOS  GENERALES  DEL  DISEÑO.

Área  I:  Conocimiento  de  sí  mismo  y  autonomía  personal.

-­‐         Identificación   y   expresión   equilibrada   de   sentimientos,   emociones,   vivencias,  


preferencias  e  intereses  propios  en  distintas  situaciones  y  actividades.
-­‐         Identificación  y  sentimientos  de  los  demás  y  actitud  de  escucha  y  respeto  hacia  ellos.
-­‐         Gusto   y   participación   en   las   diferentes   actividades   lúdicas   y   en   los   juegos   de   carácter  
simbólico.
-­‐              Valoración  del  trabajo  bien  hecho  de  uno  mismo  y  de  los  demás.

Área  II:  Conocimiento  del  entorno

-­‐         Propiedades  de  los  objetos  de  uso  cotidiano:  color,  tamaño,  forma,  textura,  peso.
-­‐         Identificación  de  algunos  elementos  y  características  del  paisaje.
-­‐              Valoración  del  medio  natural  y  de  su  importancia  para  la  salud  y  el  bienestar.
-­‐         Actitud  de  colaboración  en  la  conservación  y  cuidado  del  entorno.
-­‐         Reconocimiento  de  las  características  y  elementos  de  la  localidad.
-­‐         La  actividad  humana  en  el  medio  próximo:  funciones  y  oficios  habituales.
-­‐         Reconocimiento     de     algunas     costumbres     y     señas     de     identidad     cultural     que   definen  
nuestra  Comunidad.
-­‐         Espacios  más  representativos  del  entorno  dedicados  a  actividades  culturales.
-­‐         Interés  por  los  acontecimientos  y  fiestas  que  se  celebran  en  su  localidad  y  por  participar  
activamente  en  ellos.
-­‐         Curiosidad   por   conocer   otras   formas   de   vida   social   y   costumbres   del   entorno,  
respetando  y  valorando  la  diversidad.
-­‐         Disposición   favorable   para   entablar   relaciones   tolerantes,   respetuosas   y   afectivas   con  
niños  y  niñas  de  otras  culturas.

Área  III:  Lenguajes:  comunicación  y  representación


-­‐               Exploración   y   utilización   creativa   de   técnicas,   materiales   y   útiles   para   la   expresión  
plástica.   Experimentación   de   algunos   elementos   que   configuran   el   lenguaje   plástico   (línea,  
forma,  color,  textura,  espacio)  para  descubrir  nuevas  posibilidades  plásticas.
-­‐              Participación  en  realizaciones  colectivas.  Interés  y  consideración  por  las  elaboraciones  
plásticas  propias  y  de  los  demás.
-­‐              Respeto  y  cuidado  en  el  uso  de  materiales  y  útiles.
-­‐              Curiosidad  por  las  canciones  y  danzas  de  nuestra  tradición  popular  y  de  otras  culturas.
-­‐              Dramatización  de  cuentos,  historias  y  narraciones.  Caracterización  de  personajes.
-­‐               Representación   de   danzas,   bailes   y   tradiciones   populares   individuales   o   en   grupo   con  
52
ritmo  y  espontaneidad.

4.3.  METODOLOGÍA

Para  la  realización  de  la  sesión  vamos  a  llevar  a  cabo  una  gymkana  a  través  del  trabajo  en  
pequeños   grupos.   Previamente,   realizaremos   un   cuento   teatralizado   (metodología   lúdica   y  
dramática)  con  el  fin  de  introducir  el  tema  en  el  aula. A  continuación  los  alumnos  participarán  en  
la  gymkana  mencionada  anteriormente,  pasando  por  todas  las  estaciones  con  el  fin  de  formar  el  
Gran  Acueducto.

El   papel   de   profesor   será   de   guía     y   el   estilo   será   semidirectivo   ya   que   en   cada   estación  
habrá   un   maestro   que   dirá   al   grupo   correspondiente   lo   que   tiene   que   hacer.   Los   principios  
metodológicos  de  esta  actividad  son:

-­‐              Enfoque  globalizador:  debido  a  que  no  solo  se  fomenta  una  único  aprendizaje,  sino  que  
se   integran   distintas   enseñanzas,   como   por   ejemplo:   contenidos   del   medio   ambiente,  
plásticos,  entorno  cultural,  sociales,  lingüísticos,  musicales,  etc.

-­‐               Aprendizaje   significativo:   Partiremos   del   aprendizaje   previo   que   hayan   adquirido   los  
alumnos/as   sobre   este   tema,   para   que   de   ese   modo   se   establezca   relaciones   estrechas  
entre  lo  que  saben  y  lo  nuevo  por  conocer.

-­‐              El  juego:  Emplearemos  este  recurso  metodológico  ya  que  es  el  principio  por  excelencia  
en   todas   las   etapas   de   Educación   infantil,   será   el   recurso   que   llevaremos   a   cabo   con   más  
énfasis  en  todas  las  actividades.

-­‐               El   ambiente   acogedor,   lúdico,   agradable   y   de   bienestar:   pues   hay   que   favorecer   que   el  
alumno  se  sienta  seguro  y  cómodo  en  el  aula.

-­‐               La   relación   con   los   materiales:   tiene   gran   importancia   en   esta   sesión   a   realizar,   ya   que  
estos  materiales  motivarán  a  los  alumnos  para  que  se  desarrolle  al  máximo  sus  capacidades.
-­‐              La  relación  entre  los  maestros/as:  Este  principio  es  esencial  para  que  el  ambiente  sea  
agradable  y  se  puede  llevar  a  cabo  los  objetivos  de  esta  sesión.  Por  lo  que  la  relación  entre  
éstos,  tiene  que  basarse  en  la  cooperación    y  el  respeto  recíproco.

-­‐               Los   educandos   con   necesidades   educativas   especiales:   Tendremos   en   cuenta   cada   una  
de  las  necesidades  presentes  en  la  clase  para  poder  adaptar  nuestras  actividades  a  cada  una  
de  ellas.  

4.4.  TEMPORALIZACIÓN
53

La  unidad  didáctica  está  diseñada  para  llevarse  a  cabo  a  lo  largo  de  una  mañana,  es  decir  
durante  cinco  horas.

                  En  primer  lugar  se  realizará  la  asamblea  habitual  en  el  aula,  y  se  les  contará  a  los  
alumnos   lo   que   van   a   realizar   esa   mañana. A   continuación,   aproximadamente   sobre   las   9:30   de   la  
mañana   comenzaremos   con   nuestra   unidad   didáctica.   En   primer   lugar,   realizaremos   la  
representación   de   la   leyenda   sobre   el   Acueducto,   la   cual   durará   aproximadamente   quince  
minutos. Después   de   esta   actividad,   procederemos   a   dividir   a   los   alumnos   en   grupos,  
concretamente   tres   grupos.   Para   a   continuación,   que   cada   uno   de   los   grupos   pase   a   fabricar   su  
propio   disfraz   en   lo   cual   emplearán   aproximadamente   entre   30   y   45   minutos,   por   lo   que  
acabaremos  aproximadamente  a  las  10:45.  Sí  en  este  momento  nos  sobrara  tiempo,  incluiríamos  
una  actividad  de  construir  cotidiáfonos,  de  aproximadamente  15  minutos.

Aproximadamente  a  las  11  de  la  mañana  los  alumnos  comenzarán  sus  rutinas  de  limpieza  
y   almuerzo,   por   lo   que   acabaríamos   nuestra   primera   parte   del   proyecto   para   dejar   paso   al   tiempo  
de   recreo   y   descanso. En   la   segunda   parte   de   la   mañana   da   comienzo   la   segunda   parte   de   la  
actividad,   en   la   cual   se   realizará   la   gymkana. En   cada   fase   de   la   gymkana,   dedicaremos  
aproximadamente   20   minutos   para   cada   una   de   las   estaciones.   Y   entre   ellas   aproximadamente  
cinco  minutos  para  que  produzca  el  cambio  de  estación  e  intercambio  de  materiales.

Al  final  de  estas  estaciones,  dedicaremos  10  minutos  para  la  actividad  común  de  montaje  
del   Acueducto.   Por   lo   que   la   sesión   se   acabará   aproximadamente   a   la   13:45,   para   acabar   con   la  
rutina  de  la  salida  del  aula.  

4.5.  RECURSOS/MATERIALES

                             Serán   necesarios   tanto   recursos   personales   (el   maestro   del   grupo   y   varias   personas  
ayudando)   como   materiales:   cartón,   cordel,   rotuladores,   pegamento,   tijeras,   cartulinas   de   colores,  
cartulinas   blancas   a3,   bolsas   de   basura   (negras,   blancas,   rojas,   azules   y   amarillas),   rotulador  
permanente   negro   y   dorado,   papel   tamaño   DIN   A-­‐3,   radiocasete,   fotocopias     pájaro,   cola   blanca,  
papel   de   seda   (rojo,   amarillo,   verde,   negro,   blanco,   gris,   naranja,   marrón),   lana   virgen,   diferentes  
elementos  del  entorno,  leyenda  del  acueducto  y  una  jota  segoviana.  

4.6.  ACTIVIDADES

Actividad  1:  Asamblea  inicial 54

Objetivos:
-­‐         Comprender  la  leyenda  del  acueducto,  así  como  la  interpretación  de  los  personajes
-­‐         Mostrar  actitud  de  respeto,  escucha  e  interés  durante  la  dramatización

Desarrollo:   La   actividad   o   sesión   comenzará   con   la   representación   por   parte   de   los   maestros  
(alumnos   de   grado   en   e.   infantil)   de   la   leyenda   del   acueducto,   la   cual   sufrirá   una   serie   de  
modificaciones  o  variaciones  para  con  ello  exponer  un  problema  a  los  niños,  al  cual  con  ayuda  de  
algunos   de   los   personajes   característicos   de   la   provincia   de   Segovia   deberán   dar   solución.   (ANEXO  
I)
Tras  narrar  la  leyenda,  serán  los  personajes  de  judío,  segoviano/a  y  romano/a  quienes  entren  en  
acción:
Romano/a:  Pero  entonces,  ¿Ya  no  hay  acueducto?
Judío/a:   No,   ha   desaparecido.  Nos   tenemos   que   dar   prisa   en   hacerlo   para   que   la   gente   no   se   dé  
cuenta  de  que  ya  no  está.
Segoviano/a:  ¿Estáis  dispuestos  a  ayudarnos  a  construirlo?
Todos:  Vamos  a  ello  ¡Hagamos  que  vuelva  a  aparecer  el  acueducto!
Llegados   a   este   punto,   los   alumnos   serán   divididos   en   tres   grupos:   segovianos/as,   romanos/as   y  
judíos/as.   Una   vez   hechos   los   grupos   deberán   participar   en   la   que   será   la   primera   de   las  
actividades  que  componen  la  sesión,  caracterizarse  según  el  grupo  al  que  pertenecen.
¿Cómo  se  lo  vamos  a  explicar  a  los  niños?
Será   el   comienzo   de   la   actividad   principal,   se   trata   de   una   gran   gymkana.   Se   han   planteado  
cuatro   estaciones   o   actividades   puesto   que   al   estar   divididos   en   tres   grupos,   siempre   existirá  
una  “actividad  comodín”  a  la  que  poder  acudir  en  caso  de  que  uno  de  los  grupos  sea  más  rápido  
y  no  de  tiempo  a  realizar  el  cambio  todos  los  grupos  a  la  par.  Durante  la  realización  de  dichas  
actividades   plásticas,   el   demonio,   personaje   principal   de   la   leyenda   y   causante   de   este   grave  
problema,  irá  poniendo  toda  clase  de  trabas  y  dificultades  a  los  alumnos.
Cada  uno  de  los  grupos  irá  avanzando  por  las  4  estaciones  (explicadas  más  adelante)  que  nos  
ayudarán  a  conseguir  todo  lo  necesario  para  construir  nuestro  acueducto.
Tras   conseguir   realizar   cada   una   de   las   actividades,   el   maestro   encargado   de   dicha   estación  
entregará  a  los  alumnos  un  pequeño  trozo  de  un  acueducto  de  cartón  junto  con  una  serie  de  
elementos  típicos  de  la  provincia  de  Segovia  y  su  cultura  que  deberán  pegar  en  dicho  cartón:
1.          Actividad:  “Bailamos  una  jota”.  Cortezas  de  pino  de  Valsaín.
2.          Actividad:  “San  Frutos  acompañado,  está  mucho  más  guapo”.  Pequeños  guijarros.
3.          Actividad:  “El  rincón  del  esquileo”.  
4.          Actividad:  “De  colores  y  formas  Segovia  está  llena”.  Judiones  y  grano  variado.
Cuando  todos  los  grupos  hayan  conseguido  decorar  sus  cuatro  partes,  entre  todos  concluimos  
la   actividad   con   la   creación   de   “Nuestro   Acueducto”.   De   forma   que   se   habrá   dado   solución   al  
problema  planteado  al  inicio  y  el  demonio  tendrá  que  huir  y  dejar  que  la  población  de  Segovia  
disfrute  de  su  bonito  monumento.

Temporalización:  Esta  primera  toma  de  contacto,  tiene  una  temporalización  aproximada  entre  10  
y  15  minutos. 55

Materiales:  Disfraces  de  los  diferentes  personajes  para  el  maestro  y  colaboradores.

Actividad  2:  ¿Quién  es  qué?

Objetivos:
-­‐  Crear  disfraces  para  lograr  la  caracterización  de  los  personajes
-­‐  Respetar  y  cuidar  los  recursos  materiales  que  se  ofrecen
-­‐  Conocer  los  personajes  tradicionales  de  Segovia:  romanos,  segovianos  y  judíos.

Desarrollo:  En  esta  actividad,  los  niños  tendrán  que  disfrazarse  para  dar  paso  después  a  cada  una  
de   las   pruebas   (actividades)   que   componen   la   gymkana.   De   este   modo   pretendemos   motivar   a   los  
niños   y   ambientar   la   que   será   la   actividad   estrella,   nuestra   gran   gymkana.   Los   alumnos   tendrán  
que  disfrazarse  de  una  manera  muy  dinámica,  autónoma  y  original.
Primero   los   niños   serán   divididos   en   3   grupos,   siendo   cada   uno   de   ellos   los   artífices   de   su  
disfraz.  Es  decir  el  grupo  1,  tendrá  que  disfrazarse  de  romanos/as;  el  grupo  2,  de  segovianas/os;  
y   el   grupo   3,   de   judíos/as   medievales.   Los   grupos   irán   acompañados   de   los   maestros,   que   se  
encargarán  de  explicar  el  motivo  de  esos  disfraces.
Cada  grupo  tendrá  que  fabricar  y  decorar  sus  disfraces  con  los  materiales  que  encontrarán  en  
su  caja  correspondiente,  dependiendo  del  disfraz  que  pertenezca  fomentando  así  su  expresión  
plástica.
Estos  son  los  materiales  en  función  de  cada  grupo,  así  como  la  manera  de  hacer  uso  de  éstos  
para  lograr  el  disfraz:
Romanos:
Todos   los   niños   y   niñas   del   grupo   realizarán   una   armadura   de   romanos,   la   cual   estará  
compuesta  por  dos  cartones  pintados  de  color  plata  que  serán  unidos  por  dos  cuerdas,  para  que  
el   niño   tenga   armadura   por   delante   y   por   detrás.   Además   ellos   serán   los   encargados   de  
decorarla  a  su  gusto  con  los  diferentes  materiales  de  los  que  dispondrán,  fomentando  con  ello  
su  creatividad  y  pertenencia  al  grupo.
Segovianos:
Las  niñas  irán  de  segovianas,  para  ello  mediante  la  utilización  de  una  bolsa  de  basura  acorde  a  
los   colores   de   los   mantones   de   segoviana   (rojo,   azul,   amarillo),   la   cual   decorarán   con  
rotuladores   permanentes   (dorados   y   negros)   imitando   las   tiras   de   oro   y   azabache   de   estos  
mantones,  conseguirán  terminar  su  disfraz  y  colocárselo  de  falda  a  modo  de  mantón.
Por   su   parte,   los   niños   para   disfrazarse   de   segovianos,   se   colocarán   unas   medias   cortas   blancas,  
así  como  un  chaleco  realizado  con  una  bolsa  de  color  negra,  recortándolo  para  darlo  forma,  y  
decorándola  con  los  rotuladores  de  colores.
Judíos:
Los     niños     y     niñas   utilizarán   una   bolsa   blanca   blanca   como   túnicas   y   un   cuenco   de   plástico  
como  kipá.
*Nota:  en  esta  actividad  guiaremos  y  ayudaremos  a  los  niños  en  los  momentos  de  los  que  más   56
ayuda  precisen,  ya  que  a  la  hora  de  realizar  su  disfraz  dependiendo  de  cada  niño,  habrá  alguno  
que  le  cueste  más  trabajo  y  necesite  de  nuestra  ayuda.

Temporalización:  La  actividad  tiene  una  duración  aproximada  entre  20-­‐25  minutos

Materiales:  Cartón,  cordel,  rotuladores,  pegamento,  tijeras,  cartulinas  de  colores,  bolsas  de  basura  
de  color,  cuencos  de  plástico  y  rotuladores  permanentes  de  los  siguientes  colores:  negro  y  dorado.

Actividad  3:  ¡Nos  metemos  en  faena!

ESTACIÓN  1.  “BAILAMOS  UNA  JOTA”


Objetivos:
-­‐  Discriminar  auditivamente  una  jota  segoviana
-­‐  Conocer  la  representación  del  folclore  segoviano
-­‐  Bailar  la  jota  segoviana,  comprendiendo  el  ritmo  de  la  danza
-­‐  Valorar  la  tradición  musical  de  esta  danza
Desarrollo:   A   través   de   las   jotas,   que   es   un   baile   muy   tradicional   de   la   ciudad   de   Segovia,  
llevaremos  a  cabo  un  pequeño  baile  con  los  alumnos/as.  De  este  modo,  disfrutarán  a  la  vez  que  
conocen  la  cultura  musical  segoviana.
Al  finalizar  la  actividad,  se  les  dará  su  parte  de  acueducto  y  el  material  que  lo  decorará.

ESTACIÓN  2.  “SAN  FRUTOS  ACOMPAÑADO,  ESTÁ  MUCHO  MÁS  GUAPO”


Objetivos:
-­‐  Fomentar  su  motricidad  fina  a  través  del  troquelado
-­‐  Potenciar  su  creatividad  e  imaginación
-­‐  Respetar  los  materiales  de  expresión  plástica
-­‐  Identificar  y  conocer  las  diferentes  aves  de  Segovia.
Desarrollo:  El  maestro  en  un  folio-­‐mural  una  imagen  de  San  Frutos  y  como  cuenta  su  leyenda,  éste  
fue   un   gran   amigo   y   cuidador   de   los   pájaros,   de   ahí   viene   su   apodo:   “San   Frutos   el   Pajarero”   o  
“San  Frutos  amigo  de  los  pájaros”,  les  guiaremos  para  decorar  esta  imagen,  con  pequeños  pájaros  
de  papel.
Para  decorarla  utilizaremos  una  serie  de  dibujos  de  diferentes  pájaros,  que  llevaremos  hechas.  
Cada   alumno   deberá   decorar   su   pájaro   con   pequeñas   bolitas   de   papel   de   seda   de   colores.  
Podremos  mostrarles  diferentes  imágenes  de  las  aves  más  características  del  entorno  cercano,  
para  con  ello  dárselas  a  conocer  y  que  tengan  un  pequeño  referente  que  les  sirva  de  guía.
Para  finalizar  esta  actividad  los  alumnos  pegarán  cada  una  de  sus  pajaritas,  en  la  imagen  de  San  
Frutos.

ESTACIÓN  3.  “EL  RINCÓN  DEL  ESQUILEO” 57


Objetivos:
-­‐  Acercarse  al  conocimiento  del  proceso  de  esquilar  las  ovejas
-­‐  Cooperar  con  los  compañeros
-­‐  Hacer  uso  de  la  técnica  del  recorte
Desarrollo:   En   esta   actividad,   los   alumnos   se   aproximarán   al   conocimiento   y   utilidad   del   oficio  
ganadero,   y   más   concretamente   en   la   actividad   de   esquilar   ovejas   para   obtener   una   materia  
prima.   Para   ello,   colocaremos   una   oveja   de   cartón   repleta   de   lana   virgen;   a   continuación,   por  
parejas  y  con  ayuda  de  unas  tijeras,  los  discentes  comenzarán  a  retirar  la  lana  que  éstas  contienen,  
lana  que  posteriormente  se  los  entregará  para  formar  parte  de  nuestro  Gran  Acueducto.

ESTACIÓN  4.  “DE  COLORES  Y  FORMAS  SEGOVIA  ESTÁ  LLENA”


Objetivos:
-­‐  Practicar  la  técnica  de  la  estampación
-­‐  Usar  diferentes  elementos  del  entorno  natural  como  herramienta  expresiva
-­‐  Respetar  los  materiales  de  expresión  plástica
Desarrollo:  Llevaremos  varios  objetos  propios  de  la  naturaleza  procedentes  de  diversas  zonas  de  
Segovia  como  hojas,  piñas,  acículas,  etc.  En  esta  actividad,  los  alumnos  tienen  que  empapar  cada  
uno   de   estos   objetos   en   un   pequeño   recipiente   de   pintura   que   les   tendremos   preparado.  
Posteriormente,  estamparán  esos  objetos  en  un  papel,  visualizando  la  figura  o  forma  que  queda  
tras  haber  realizado  la  estampación.
En   caso   de   que   realicen   la   actividad   muy   rápido   podremos   jugar   con   ellos   a   adivinar   de   que  
objeto  se  trata  únicamente  mostrando  el  estampado  que  éste  dibuja  en  el  papel.

Temporalización:  Esta  actividad  contará  con  una  temporalización  aproximada  de  dos  horas,  ya  que  
cada  rincón  tiene  una  duración  aproximada  de  30-­‐35  minutos.

Materiales  :
Estación  1:
Radiocasete  con  entrada  USB  u  ordenador  conectado  a  altavoces.
Estación  2:
DIN  A-­‐3  donde  dibujaremos  un  gran  San  Frutos.
Fotocopias  pájaros  (jilguero,  herrerillo,  verderón)    
Tijeras
Cola  blanca
Papel  de  seda  de  distintos  colores.
Estación  3:
Tijeras  (una  por  alumno)
Lana  virgen
Estación  4:
Diferentes    elementos    del    entorno    natural    como    hojas    de    diferentes  árboles,  piñas,  piedras,   58
cortezas  de  árbol,  lana,  etc.

4.7.  EVALUACIÓN

                             La   evaluación   para   este   proyecto,   en   cuanto   al   alumnado   se   refiere   es   a   través   de   la  


observación  directa.  Mediante  una  serie  de  actividades  a  modo  de  gymkana  podemos  comprobar  
si   los   alumnos   progresaban   adecuadamente,   haciendo   la   figura   final   en   la   que   se   englobaban  
todas   las   actividades   anteriores.   Además   a   través   de   una   asamblea   final,   podemos   comprobar,  
mediante  diferentes  preguntas  si  hemos  obtenido  los  resultados  deseados.

 4.8.  BIBLOGRAFÍA

 -­‐  Decreto  122/2007,  por  el  que  se  establece  el  currículo  de  segundo  ciclo  de  la  Educación  Infantil  en  
la  Comunidad  de  Castilla  y  León.  
-­‐  Fontal,  O.  (2003).  La  educación  patrimonial.  Teoría  y  práctica  en  el  aula,  el  museo  e  internet.  Gijón:  
TREA.  
-­‐  Gómez-­‐Redondo,  C.  (2012):  “Identización:  la  construcción  discursiva  del  individuo”,  Arte,  Individuo  
y  Sociedad,  24  (1):  21-­‐37.  
 
 

 
 

  59

 
60

CAPÍTULO 5: MALETA DIDÁCTICA: CONOCEMOS EL JARDÍN


MIGUEL DELIBES DE SEGOVIA

Marta Postigo Navarro


 

 
5.1.  INTRODUCCIÓN.  

A  lo  largo  de  este  capítulo  vamos  a  desarrollar  una  propuesta  que  está  orientada  al  trabajo  
de   la   educación   patrimonial   a   través   de   la   utilización   de   una   maleta   didáctica   trabajándose   mediante  
la  educación  artística.  Se  centra  en  la  investigación,  conocimiento  y  valoración  de  “El  Jardín  Miguel  
Delibes”   situado   en   el   casco   histórico   de   la   ciudad   de   Segovia.   Con   este   proyecto   se   pretende  
impulsar  y  valorar  la  educación  patrimonial  en  las  aulas  desde  los  alumnos  más  pequeños,  para  que  
en  un  futuro  sean  unos  ciudadanos  impulsores  de  patrimonio. 61

Si  a  los  niños  y  niñas  les  hacemos  partícipes  de  algo,  van  a  sentir  que  ese  algo  es  suyo,  y  por  
tanto   tenderán   a   cuidarlo,   respetarlo   y   valorarlo,   y   lo   transmitirán   a   los   demás,   construyendo   así   una  
cultura  patrimonial  en  ellos  que  les  llevará  a  compartirlo  con  su  entorno  y  pasará  de  generación  en  
generación,  consiguiendo  una  sociedad  respetuosa  con  el  entorno  patrimonial  que  les  rodea.

Además,   a   través   de   este   trabajo,   lo   que   se   quiere   demostrar,   es   que   pese   a   la   dificultad   y  
complejidad   que   en   un   principio   parece   tener,   es   altamente   viable,   además   de   positivo   para   los  
alumnos,  y  es  eficaz  para  la  formación  de  unos  futuros  ciudadanos.  También  hay  que  tener  en  cuenta  
que   no   se   va   a   trabajar   la   temática   patrimonial   de   una   forma   compleja,   sino   más   bien   como   una  
formación  de  contacto,  de  respeto,  de  familiarización  y  aproximación  al  patrimonio  y  su  educación.

Estamos  hablando  de  que  esta  propuesta  se  basa  en  el  trabajo  a  través  de  maleta  didáctica,  
pero,   ¿qué   entendemos   por   maleta   didáctica?   Una   maleta   didáctica   se   puede   definir   como   un  
recurso  que  permite  desarrollar  en  el  aula  un  tema,  generalmente  externo  o  poco  accesible  al  aula,  
de  forma  atractiva  y  amena.  Las  maletas  contienen  los  materiales  didácticos  necesarios  para  poder  
llevar   a   cabo   el   objetivo   con   el   que   están   hechas.   El   autor   de   la   maleta   diseña   una   unidad   didáctica   o  
un   proyecto   sobre   el   que   trabajar   y   en   ella   incluye   las   bases   y   los   materiales   principales   para   poderlo  
ejecutar,  ya  sean  fichas  con  imágenes,  reproducciones,  materiales  para  realizar  actividades,  paneles  
motivadores,  fichas  orientadoras  de  las  actividades  y  propuestas,  etc.  Es  nuestro  caso,  la  maleta  se  va  
a  trabajar  únicamente  en  el  aula  y  no  se  va  a  realizar  la  visita  posterior  al  Jardín,  aunque  no  estaría  
cerrada  esta  última  actividad  por  si  alguien,  por  cercanía,  le  interesase  hacerlo.

Esperamos   que   esta   propuesta   pedagógica   de   maleta   didáctica   sea   efectiva   y   pueda   ser  
utilizada   por   muchos   grupos   de   niños   y   niñas,   y   que   estos   destinatarios   creen   una   vinculación  
patrimonial  con  el  Jardín  Miguel  Delibes  igual  o  mejor  que  la  que  hemos  creado  nosotros  a  la  hora  de  
analizarla   y   desarrollarla,   y   que   éstos   consideren   que   el   Jardín   es   su   patrimonio   personal   y   que   los  
define  como  segovianos  que  son
Así,   nuestra   propuesta   de   trabajo   viene   diseñada   mediante   una   maleta   didáctica   que   va   a  
trabajar   el   elemento   patrimonial   del   Jardín   Miguel   Delibes   de   Segovia.   En   ella   partimos   de   unos  
objetos  que  llamen  la  atención  de  los  destinatarios,  los  niños,  y  que  sean  la  base  para  dar  comienzo  a  
cada   actividad,   y   con   estas   actividades,   poco   a   poco   ir   introduciendo   a   los   niños   en   el   entorno   del  
Jardín  y  que  vayan  creando  vínculos  con  él  mediante  la  experimentación  con  actividades  plásticas,  y  
crear  como  fin  último  que  los  alumnos  consideren  que  el  Jardín  es  su  patrimonio.

A   la   hora   de   diseñar   una   práctica   educativa   concreta   siempre   tenemos   que   pensar   en   el  
contexto  en  el  que  se  va  a  llevar  a  cabo. 62
Partimos   de   un   contexto   imaginario   basado   en   mi   experiencia   por   los   centros   en   los   que   he  
pasado.   Además,   para   que   se   pueda   llevar   a   la   práctica   con   mayor   facilidad,   voy   a   diseñar   un  
contexto  global  para  que  se  ajuste  un  poco  más  a  la  realidad  de  las  aulas.

Va   a   ir   dirigido   a   los   alumnos   de   educación   infantil,   concretamente   al   segundo   ciclo   de   esta  


etapa,   es   decir   a   niños   y   niñas   de   3   a   6   años.   Vamos   a   contar   con   un   grupo   aproximado   de   20  
alumnos.  Hay  que  tener  en  cuenta  que  en  las  aulas  contamos  con  grupos  diversos  de  alumnos  que  
tienen   diferentes   ritmos   de   aprendizaje,   por   lo   que   es   conveniente   observar   primeramente   cómo  
son   y   cómo   evolucionan   nuestros   alumnos   para   poder   llevar   a   cabo   los   diferentes   tipos   de  
actividades.

5.2.      OBJETIVOS  Y  CONTENIDOS.

A   la   hora   de   abordar   la   secuenciación   de   objetivos   de   nuestra   propuesta   didáctica,  


partimos   de   una   finalidad   general,   como   es   la   valoración   de   la   educación   patrimonial   en   el  
contexto  del  Jardín  Miguel  Delibes  de  Segovia  a  través  de  la  metodología  de  las  maletas  didácticas  
enfocadas  a  la  educación  artística.  Teniendo  claro  el  punto  de  partida,  debemos  basarnos  en  los  
objetivos   que   nos   marca   la   normativa   para   crear   unos   objetivos   específicos   propios   de   nuestra  
unidad   de   trabajo.   La   normativa   a   la   que   me   estoy   refiriendo   es   el   Decreto   122/2007,   de   27   de  
diciembre,   por   el   que   se   establece   el   currículo   del   segundo   ciclo   de   la   Educación   Infantil   en   la  
Comunidad  de  Castilla  y  León.

Partimos  primeramente  de  los  objetivos  generales  del  Decreto  que  están  más  vinculados  a  
nuestra   maleta   didáctica   para   pasar   después   a   los   objetivos   de   cada   una   de   las   áreas   y   los  
objetivos   específicos   creados   para   dicha   propuesta.   Para   verlo   de   una   forma   más   clara   se   han  
sintetizado  en  forma  de  tablas.

 
TABLA  5.1.  OBJETIVOS    DE  ÁREA  Y  OBJETIVOS  ESPECÍFICOS  DE  LA  MALETA  DIDÁCTICA.

OBJETIVOS  DE  ÁREA OBJETIVOS  ESPECÍFICOS

Área  1.  Conocimiento  de  sí  mismo  y  autonomía  personal

2.   Reconocer   e   identificar   los   propios   Expresar   los   sentimientos   que   nos   genera   el  
sentimientos,   emociones,…,   y   ser   capaz   de   análisis  de  los  elementos  de  los  jardines.
expresarlos  y  comunicarlos  a  los  demás. Saber   identificar   los   vínculos   afectivos   que   nos  
6.   Desarrollar   actitudes   y   hábitos   de   respeto,   ha  creado  esta  experimentación. 63
ayuda  y  colaboración. Tomar   el   jardín   como   algo   propio   gracias   al  
7.   Participar   en   juegos   colectivos   respetando   las   trabajo  realizado  en  y  sobre  él.
reglas  establecidas. Comportarse   correctamente   ante   diferentes  
9.   Descubrir   la   importancia   de   los   sentidos   e   situaciones  con  actitud  de  ayuda  y  respeto.
identificar   las   distintas   sensaciones   y   Actuar   respetando   las   normas,   con  
percepciones   que   experimenta   a   través   de   la   responsabilidad   y   sabiendo   que   el   trabajo   está  
acción  y  la  relación  con  el  entorno. bien  hecho.
10.   Mostrar   interés   hacia   las   diferentes   Descubrir   las   sensaciones   y   percepciones   que  
actividades   escolares   y   actuar   con   atención   y   sentimos   por   medio   de   las   experiencias   vividas  
responsabilidad. en   relación   al   entorno   a   analizar   y   sentir   como  
nuestro.
Crear   vínculos   patrimoniales   entre   los   niños   y  
las   tareas   que   se   crean   en   las   actividades   al  
trabajar  la  unidad.
Conocer   a   Miguel   Delibes   mostrando   respeto  
por   su   obra   y   su   persona,   valorando   la  
importancia  de  su  figura  en  la  sociedad.
Reconocer   los   elementos   que   conforman   la  
taxonomía  de  la  persona.
Iniciarnos   en   la   cultura   japonesa   desarrollando  
actitudes  y  hábitos  de  respeto.

Área  2.  Conocimiento  del  entorno

1.   Identificar   las   propiedades   de   los   objetos   y   Identificar   elementos   propios   que   encontramos  
descubrir   las   relaciones   que   se   establecen   entre   en  los  jardines.
ellos. Descubrir   las   relaciones   que   se   establecen   entre  
3.  Observar  y  explorar  de  forma  activa  su  entorno   los   elementos   de   las   actividades   y   el   Jardín   en  
y   mostrar   interés   por   situaciones   y   hechos   particular  para  crear  vínculos  patrimoniales.
significativos. Conocer   a   Miguel   Delibes   mostrando   respeto  
4.   Conocer   algunos   animales   y   plantas,   sus   por   su   obra   y   su   persona,   valorando   la  
características,  hábitat,  y  ciclo  vital,  y  valorar  los   importancia  de  su  figura  en  la  sociedad.
beneficios  que  aportan. Discriminar   distintos   tipos   de   árboles,   plantas   y  
5.   Interesarse   por   los   elementos   físicos   del   arbustos   que   nos   muestra   el   Jardín   y  
entorno,   identificar   sus   propiedades,   y   mostrar  
actitudes   de   cuidado,   respeto   y   responsabilidad   familiarizarse  con  los  cerezos.
en  su  conservación. Conocer   la   importancia   del   agua   para   la  
6.  Identificar  diferentes  grupos  sociales,  y  conocer   supervivencia  de  las  plantas.
algunas   de   sus   características,   valores   y   formas   Mostrar  actitudes  de  cuidado  y  respeto  hacia  los  
de  vida. elementos   que   conforman   el   jardín   para  
7.   Relacionarse   con   los   demás   de   forma   asegurar  su  conservación.
equilibrada  y  satisfactoria,  ajustar  su  conducta  a   Valorar   y   respetar   el   entorno   apreciando   las  
las  diferentes  situaciones. actitudes  positivas  que  en  él  creamos.
8.   Actuar   con   tolerancia   y   respeto   ante   las   Iniciarnos   en   la   cultura   japonesa   desarrollando  
diferencias  y  valorarlas  positivamente. actitudes  y  hábitos  de  respeto. 64
Establecer   relaciones   satisfactorias   con   los  
compañeros   para   crear   un   buen   clima   de  
trabajo.
Respetar   las   diferencias   sociales   y   culturales  
valorándolas  como  positivas  para  su  crecimiento  
como  persona.
Utilizar   los   recursos   necesarios   para   buscar   la  
información  que  necesitamos  objeto  de  estudio  
de  este  trabajo.

Área  3.  Lenguajes:  comunicación  y  representación

1.Expresar   ideas,   sentimientos,   emociones   y   Participar   de   forma   oral   en   las   asambleas   y  


deseos   mediante   la   lengua   oral   y   otros   actividades   plásticas   expresando   ideas,  
lenguajes. sentimientos  y  emociones.
6.   Iniciarse   en   la   lectura   comprensiva   de   Proyectar   en   la   expresión   plástica   los  
palabras   y   textos   sencillos   y   motivadores.   conocimientos   adquiridos   sobre   el   Jardín  
Descubrir  la  funcionalidad  del  texto  escrito. tomándolo  como  parte  de  su  identidad  con  él.
8.   Iniciarse   en   la   escritura   de   palabras   o   frases   Iniciarse   en   la   lectura   de   palabras   significativas  
significativas. encontradas   en   el   monolito   y   las   cerámicas   e  
10.   Realizar   actividades   de   representación   y   ideogramas   repartidas   en   el   paseo   del   Jardín   y  
expresión  artística  mediante  el  empleo  creativo   posterior  grafía  de  las  mismas.
de  diversas  técnicas. Crear   una   numeración   de   palabras   que   nos  
11.   Demostrar   con   confianza   sus   posibilidades   evoquen   los   jardines   y   los   elementos   que   en   él  
de  expresión  artística  y  corporal. se   encuentran   para   realizar   una   descripción   del  
mismo.
Buscar   información   sobre   Delibes   y   sobre   los  
jardines   en   el   ordenador   para   ampliar   sus  
conocimientos.
Reconocer   los   elementos   que   conforman   la  
taxonomía  de  la  persona  a  la  hora  de  realizar  un  
retrato.
Manejar   diferentes   técnicas   plásticas   al   realizar  
actividades  de  representación  y  expresión.
Construir  parte  de  su  identidad  en  la  realización  
de   los   trabajos   artísticos   realizados   sobre   el  
Jardín.

TABLA  5.2.  CONTENIDOS  DEL  DISEÑO.

CONTENIDOS  DEL  ÁREA  DEL  DECRETO CONTENIDOS  ESPECÍFICOS


65
Área  1.  Conocimiento  de  sí  mismo  y  autonomía  personal

Bloque  1.  El  cuerpo  y  la  propia  imagen. Representación  mediante  dibujo  de  la  figura  de  
1.1.  El  esquema  corporal. Miguel  Delibes.

1.4.  Sentimientos  y  emociones. Expresión   de   sentimientos   a   través   de   la  


aplicación   de   las   diferentes   técnicas   plásticas  
  que  nos  exigen  las  actividades.
Bloque  2.  Movimiento  y  juego. Tomar   los   elementos   representados   como  
2.2.  Coordinación  motriz. elementos   propios   de   la   persona,   creando   un  
vínculo   con   ellos,   y   con   los   realizados   por   los  
2.3.  Orientación  espacio-­‐temporal.
compañeros.
 
Valoración   positiva   de   los   trabajos   realizados  
Bloque  3.  La  actividad  y  la  vida  cotidiana. estableciendo   relaciones   de   respeto   y   afecto  
  hacia  ellos.
Bloque  4.  El  cuidado  personal  y  la  salud. Establecimiento   de   vínculos   patrimoniales   con  
las   actividades   realizadas   proyectadas   sobre   el  
Jardín  trabajado.
Interés   por   conocer   personalmente   el   lugar  
estudiado   para   que   los   alumnos   consideren  
como  patrimonio  suyo  el  Jardín.
Coordinación   y   control   de   la   motricidad   fina,  
tono   muscular   y   postura   corporal   para   realizar  
correctamente  las  actividades  plásticas.
Orientación  espacial  adecuada  en  los  lugares  de  
trabajo,   estableciendo   una   relación   con   los  
objetos,  su  cuerpo  y  los  demás.
Orientación   espacial   en   relación   a   los   objetos  
que   encontramos   en   el   Jardín   para   situarlos   en  
el   lugar   correspondiente   al   realizar   la   actividad  
final.
Respeto   por   los   jardines   y   elementos   que   en  
ellos  se  encuentran  y  cuidado  de  los  mismos.
Valoración   y   respeto   de   ambientes   limpios   y  
ordenados.  
Área  2.  Conocimiento  del  entorno

Bloque   1.   Medio   físico:   elementos,   relaciones   y   Miguel  Delibes:  persona,  vida,  libros.
medida. Los   jardines:   elementos   que   podemos   encontrar  
1.1.  Elementos  y  relaciones. en  ellos.
1.2.  Cantidad  y  medida. Árboles:   ciprés,   nogal,   almendro   y   cerezo   o  
  sakura.

Bloque  2.  Acercamiento  a  la  naturaleza. Arbustos:   durillos,   rosas   silvestres,   celindas,  
vides  y  saúcos.
2.1.  Los  seres  vivos:  animales  y  plantas.
Trepadoras:  hiedra  y  parra  virgen. 66
2.2.  Los  elementos  de  la  naturaleza.
Las  fuentes.  El  ciclo  del  agua.
2.3.  El  paisaje.
Respeto  por  el  entorno  en  general  y  los  jardines  
  y  los  elementos  que  lo  componen  y  cuidado  de  
Bloque  3.  La  cultura  y  la  vida  en  sociedad. los  mismos,  en  particular.
3.1.   Los   primeros   grupos   sociales:   familia   y   Exploración  e  identificación  de  las  funciones  que  
escuela. cumplen   los   elementos   que   encontramos   en   el  
3.2.  La  localidad. Jardín.

3.3.  La  cultura. Manipulación   de   los   diferentes   elementos   que  


componen   la   maleta   y   la   función   que   cumplen   a  
  la  hora  de  desarrollar  las  actividades.
Representación  gráfica  del  Jardín  con  materiales  
discontinuos  como  el  agua  y  la  arena.
Aplicación   de   nociones   espaciales   básicas  
cuando   representamos   los   elementos   uno   a   uno  
o  en  la  representación  final  del  Jardín
Interés   por   el   conocimiento   de     distintas  
especies  vegetales.
Conocimiento  y  relación  que  tienen  el  agua  y  las  
plantas  para  cumplir  su  ciclo  vital.
Aprecio   por   los   entornos   limpios   y   cuidados,  
cuidando   su   conservación.   Respeto   y  
conocimiento  de  la  cultura  japonesa  a  través  de  
la   experimentación   realizada   sobre   los  
elementos   particulares   que   componen   el  
entorno  del  Jardín.
Vínculos  de  relación  entre  la  familia  y  la  escuela  
para  llevar  a  cabo  actividades  de  la  unidad.
Conductas   positivas   hacia   las   relaciones   que   se  
crean   en   el   grupo,   valorando   las   normas   y  
haciendo   que   se   cumplan   creando   un   entorno  
de  convivencia  sana.
Consideración   del   Jardín   como   algo   propio   y  
respetarlo   y   valorarlo   como   se   merece   y  
generación   un   sentimiento   de   definición   con   él  
importante.
Relaciones  de  afecto  y  respeto  con  los  iguales  y  
con   los   maestros   y   familiares,   al   igual   que   con   el  
entorno  a  estudiar.
Adquisición   como   espacio   de   cultura   y   así   de  
patrimonio  del  Jardín  de  Delibes.

Área  3.  Lenguajes:  comunicación  y  representación

Bloque  1.  Lenguaje  verbal. Participación   de   forma   oral   en   las   asambleas   y   67


1.1.  Escuchar,  hablar,  conversar. actividades   plásticas   expresando   ideas,  
sentimientos  y  emociones.
1.1.1.   Iniciativa   e   interés   por   participar   en   la  
comunicación  oral. Utilización   de   la   expresión   plástica   en   los  
conocimientos   adquiridos   sobre   el   Jardín  
1.2.  Aproximación  a  la  lengua  escrita. tomándolo  como  parte  de  su  identidad  con  él.
1.2.1.  Desarrollo  del  aprendizaje  de  la  escritura   Iniciación  de  la  lectura  de  palabras  significativas  
y  la  lectura. encontradas   en   el   monolito   y   las   cerámicas   e  
  ideogramas   repartidos   en   el   paseo   del   Jardín   y  
posterior  grafía  de  las  mismos.
Bloque   2.   Lenguaje   audiovisual   y   tecnologías   de  
la  información  y  la  comunicación. Numeración   de   palabras   que   nos   evoquen   los  
jardines   y   los   elementos   que   en   él   se  
 
encuentran   para   la   realización   de   una  
Bloque  3.  Lenguaje  artístico. descripción  del  mismo.
3.1.  Expresión  plástica. Manejo   diferentes   técnicas   plásticas   al   realizar  
  actividades  de  representación  y  expresión.
Uso   del   ordenador   para   la   búsqueda   de  
información   sobre   Delibes   y   sobre   los   jardines  
para  ampliar  sus  conocimientos.
Manejo   del   ordenador   como   elemento   de  
aprendizaje,  comunicación  y  disfrute.
Técnicas   plásticas:   dibujo,   modelado,   moldeado,  
estampación.
Utilización   de   diferentes   útiles   dedicados   a   la  
expresión   plástica:   lapiceros,   pinturas,  
rotuladores,   pinceles,   témperas,   distintas  
superficies  de  papel,  …
Experimentación   con   líneas,   formas,   colores  
primarios  y  sus  mezclas,  texturas  y  espacios.
Participación   en   actividades   colectivas   como   en  
el  mural  final.
Valoración,   respeto   e   interés   hacia   las  
creaciones  artísticas  propias  y  de  los  demás.
Identificación   de   los   elementos   representados  
como   suyos   y   de   los   demás   y   valorados   como  
patrimonio  individual  y  común.
 

5.3.  METODOLOGÍA.

En   el   desarrollo   de   los   recursos   didácticos,   posee   un   especial   interés   la   identificación   de   los  


principios  metodológicos  en  el  proceso  de  enseñanza  -­‐  aprendizaje.  Constituyen  el  fundamento  de   68
la   intervención   y   aseguran   la   coherencia   en   el   desarrollo   de   toda   la   unidad.   Los   principios  
metodológicos  a  los  que  hago  referencia  son  los  siguientes:

-­‐ Partir   del   nivel   de   desarrollo   del   alumno,   es   fundamental   partir   siempre   de   los  
conocimientos   previos   que   poseen   los   niños,   por   ello   se   concretará   en   actividades   de  
identificación   de   conocimientos   como   los   diálogos   y   conversaciones   colectivas   que  
mostraremos   en   el   inicio   de   las   actividades.   El   papel   que   juegan   estos   conocimientos  
previos  es  fundamental  para  conseguir  un  verdadero  aprendizaje  significativo.  

-­‐ La   perspectiva   globalizadora   resulta   imprescindible   si   queremos   conseguir   un   aprendizaje  


significativo   en   los   niños.   De   hecho,   el   artículo   14.4   de   la   Ley   Orgánica   8/2013,   de   9   de  
diciembre,   para   la   Mejora   de   la   Calidad   Educativa,   establece   que   “los   contenidos  
educativos  se  organizarán  en  áreas  correspondientes  a  ámbitos  propios  de  la  experiencia  y  
del  desarrollo  infantil,  y  se  transmitirán  por  medio  de  actividades  globalizadas  que  tengan  
interés  y  significado  para  el  niño”.  

-­‐ Individualización   y   socialización,   los   modelos   de   actividades   que   hemos   seleccionado   van  
alternando   propuestas   de   trabajo   individual,   con   propuestas   de   trabajo   en   equipo   y   en  
grupo   aula.   Ello   facilita   el   desarrollo   de   estos   dos   principios   que   deben   entenderse   como  
complementarios.   En   cuanto   a   la   individualización,   el   profesor   debe   conocer   la   situación  
particular   de   cada   niño,   sus   intereses,   circunstancias   sociales   y   culturales,   y   adaptarse   a  
ellas   para   que   se   produzca   el   aprendizaje.   Y   en   cuanto   a   la   socialización,   se   debe   enseñar   al  
individuo  a  aprender  con  otros  y  poner  sus  conocimientos  al  servicio  de  los  otros,  surgiendo  
así   la   necesidad   de   integrar   la   acción   educadora   dentro   de   un   contexto   socio-­‐cultural   y  
socio-­‐escolar.  
 

-­‐ Favorecer   la   construcción   de   aprendizajes   significativos,   partiendo   de   los   conocimientos   y  


capacidades  de  los  alumnos  deberemos  tratar  el  material  de  forma  lógica,  permitiéndoles  
establecer   relaciones   relevantes   entre   lo   que   saben   y   lo   que   les   presentamos.   En   todo  
momento,   y   siempre   que   sea   posible,   se   buscará   la   aplicación   práctica   de   los   contenidos  
objeto   de   aprendizaje.   Así   los   niños   en   las   actividades   que   realicen   observarán,  
manipularán,   explorarán,   experimentarán,   aplicando   y   ampliando   sus   esquemas   de  
conocimiento.   69
 

-­‐ Impulsar  el  desarrollo  de  la  capacidad  de  aprender  a  aprender,  entre  nuestros  contenidos,  
hemos   señalado   algunos,   especialmente   procedimientos   y   actitudes,   que   son   medios  
imprescindibles  para  otros  aprendizajes  que  se  irán  abordando  a  lo  largo  de  la  unidad  y  se  
trabajarán  de  manera  globalizada.  Es  necesario  promover  en  los  niños  una  autonomía  para  
dotarlos   de   unos   mecanismos   que   les   permitan   integrarse   eficaz     y   constructivamente   en   la  
sociedad  en  la  que  viven.  

   

-­‐ Actividad   y   motivación,   la   vía   de   conocimiento   del   niño   en   estas   edades   es   la   manipulación  
y   la   exploración   directa,   junto   a   ella   se   fomentará   la   actividad   mental   a   través   de   la  
reflexión.   Por   ello,   para   que   el   niño   actúe   en   las   actividades   proyectadas   en   el   diseño,   se  
incluyen   elementos   detonantes   de   motivación,   sorpresa,   curiosidad,   para   impulsar   cada  
actividad,   provocando   con   ello   una   experimentación   con   cada   uno   de   los   elementos  
incluidos   dentro   de   la   maleta,   y   para   ello   conseguir,   siguiendo   a   Ausubel,   un   aprendizaje  
significativo   de   los   mismos.   Teniendo   en   cuenta   estos   hechos,   queremos   impulsar   el  
sentimiento  de  patrimonio  en  los  niños  para  conseguir  en  ellos,  a  través  de  la  variedad  de  
actividades,   que   tomen   como   suyo   el   Jardín   Miguel   Delibes   y   lo   valoren   y   respeten   y  
fomenten  en  los  demás  un  sentimiento  y  un  vínculo  para  cuidarlo  y  sentirlo  como  suyo.  

Además   de   estos   principios   metodológicos,   debemos   tener   en   cuenta   otros   principios  


basados  en  la  educación  patrimonial.  Por  ello  vamos  a  tener  en  cuenta:

-­‐ Aprendizaje   vivencial,   para   conseguir   que   los   aprendizajes   que   realicen   los   alumnos   sean  
vivenciales   debemos   dejarles   observar,   explorar,   experimentar,   etc.   De   esa   manera   verán  
que  los  conocimientos  que  han  adquirido  han  sido  gracias  a  esos  procesos  previos  que  ellos  
han   hecho   con   los   materiales   dados,   y   posteriormente,   han   profundizado   e   indagado   en  
ellos  consiguiendo  un  conocimiento  más  rico  y  más  importante,  consiguiendo  que  se  cree  
un   vínculo   más   especial   entre   el   objeto   de   estudio,   los   elementos   del   Jardín,   y   los   alumnos,  
fomentando  una  conservación  del  patrimonio  importante.  

-­‐ Vinculación   con   el   entorno,   los   alumnos   van   a   realizar   los   aprendizajes   en   el   aula   o   en  
distintas   partes   del   Centro   escolar   para   investigar   y   analizar   un   entorno   dado,   como   es   el  
Jardín  Miguel  Delibes.  A  través  de  las  diferentes  actividades  y  elementos  que  están  dentro   70
de  la  maleta  van  a  ir  realizando  pequeñas  vinculaciones  con  él,  y  al  finalizar  todo  el  proceso  
vamos  a  conseguir  que  se  haya  creado  una  vinculación  con  ese  Jardín,  que  sientan  que  el  
Jardín  es  parte  de  su  patrimonio  y  que  los  define  como  segovianos.  

-­‐ Experimentación,  es    necesario    tener  en    mente  una  experimentación    para  poder  llegar  a  
patrimonializar  un  objeto,  una  canción,  un  monumento,  …,  o  como  es  en  nuestro  caso,  un  
jardín.  Si  los  niños  y  niñas  no  realizan  una  experimentación  en  él,  ya  sea  directa  o  indirecta,  
por  mucho  que  nosotros  insistamos,  no  lo  van  a  considerar  como  algo  suyo.  Con  ello  vamos  
a  conseguir  el  fin  que  vamos  buscando:  la  patrimonialización  del  Jardín  por  parte  de  cada  
niño  del  grupo.  Por  ello,  experimentación  y  patrimonialización  van  a  ir  siempre  de  la  mano.  

Estos  principios  metodológicos  generales  y  los  relacionados  con  la  educación  patrimonial  se  
concretarán   en   la   aplicación   de   estrategias   expositivas   e   indagatorias.   Entendemos   como  
estrategias   expositivas   las   que   nos   explica   el   maestro   o   profesor   en   cuestión,   es   decir,   el   papel   que  
juega  el  maestro  a  la  hora  de  explicar  las  actividades  que  se  encuentran  dentro  de  la  maleta  y  que  
se   tienen   que   llevar   a   cabo.   Y   las   estrategias   indagatorias   corren   a   cuenta   de   los   alumnos,   son   ellos  
los  que  van  a  desarrollar  esas  actividades  y  se  van  a  empapar  del  espíritu  de  todas  ellas  para  que  
salgan  bien  y  así  poder  cumplir  los  objetivos  de  la  misma.  Y  estas  estrategias  cobran  forma  en  una  
serie  de  técnicas,  entendidas  como  la  guía  que  orienta  la  actividad  que  se  va  a  llevar  a  la  práctica.  
Hemos  seleccionado  para  ello:  conversaciones  colectivas  (diálogos,  coloquios,  debates),  técnicas  de  
expresión  plástica  (dibujo,  manualidades),  refuerzo  positivo,  lluvia  de  ideas,  expresión  oral,  etc.

   

5.4.  TEMPORALIZACIÓN.  
La   temporalización   debe   ser   contemplada   desde   distintas   perspectivas:   Temporalización  
de   la   unidad   de   trabajo   dentro   del   conjunto   de   la   programación   de   aula   de   cada   maestro,   ello  
implica   el   tratamiento   de   las   actividades   en   un   momento   determinado   del   curso,   es   decir,   al   ser  
una  maleta  con  diversas  actividades  y  que  ésta  va  a  viajar  por  diferentes  Centros,  el  maestro  en  
pro  de  su  autonomía  pedagógica,  realizará  las  actividades  adecuándolas  a  la    temporalización  de    
su  programación.  Y  la  temporalización  de  las  actividades  en  el  desarrollo  de  la  unidad  de  trabajo,  
así  las  actividades  se  organizarán  siguiendo  una  secuencia  global  de  sesiones  que,  respecto  a  los  
contenidos,   irán   mostrando   la   presentación   y   síntesis   inicial,   el   desarrollo   y   análisis   y   la   síntesis  
71
final  de  la  propuesta.

A  continuación  se  presenta  un  gráfico  con  la  secuenciación  de  la  temporalización  de  las  
actividades  que  se  llevan  a  cabo  dentro  de  la  maleta.

La   flexibilidad   será   el   criterio   fundamental   a   la   hora   de   organizar   el   tiempo.   Se  


materializará   en   la   introducción   de   los   cambios   que   estimemos   oportunos   para   una   mejor  
marcha   del   proceso.   En   ocasiones,   decidiremos   alargar   el     tiempo   previsto   para   una   actividad  
porque  entendemos  que  los  alumnos  necesitan  más  tratamiento  para  su  asimilación  y/o  porque  
comprobamos   su   rentabilidad   cara   al   tratamiento   de   futuros   contenidos,   pero   en   otras  
ocasiones,   puede     resultar     preciso   acortar   el   tiempo   previsto   porque   se   ha   asimilado   su  
información  o  no  comprobamos  la  rentabilidad  a  la  que  aludíamos.

5.5.  RECURSOS.  

Como  recursos  humanos  para  este  diseño  será  necesaria  la  intervención  de  un  docente.    
La   maleta   se   llama   “Maleta   didáctica:   El   Jardín   Miguel   Delibes”   y   en   ella   vamos   encontrar  
una   serie   de   materiales,   que   nos   van   a   servir   como   detonante   de   las   actividades   que  
posteriormente  se  explicará:

1)   “Librito”   con   la   vida   y   obra   de   Miguel   Delibes.   Nos   sirve   para   trabajar   la   actividad   1:  
Conocemos  el  Jardín  Miguel  Delibes.

2)  Bolsas  con  letras  sueltas,  palabras  y  sopa  de  letras.  Las  utilizamos  para  la  realización  de  la  
actividad  2:  Huerto  y  Jardín  de  las  palabras  y  los  cerezos.
72
3)  Flores  rosas  de  cerezo.  Ligado  a  la  anterior,  porque  se  trabajan  ambas  en  la  actividad  2.  

4)  Carteles  en  corcho  blanco:  “Jardín  Miguel  Delibes”  y  “Huerto  y  jardín  de  las  palabras  y  de  
los  cerezos”  con  láminas  de  las  fotografías  correspondientes.  Utilizados  como  motivación  de  
la  actividad  3:  recrear  los  carteles  del  jardín.

5)  Libros  de  árboles.  Nos  sirven  para  investigar  sobre  árboles  y  plantas  y  empezar  a  plantear  
la  actividad  4:  tipos  de  árboles  y  vegetación.

6)   Ideograma   en   miniatura   e   imágenes   de   los   ideogramas   o   kanjis.   Ver   un   símbolo   japonés  


nos   puede   sorprender,   pero   si   les   explicamos   que   dentro   del   jardín   hay   un   paseo   con  
cerámicas  de  este  tipo,  lo  van  a  entender  mejor.  Esto  lo  vamos  a  utilizar  para  la  realización  de  
la  actividad  5:  ideogramas  o  kanjis.

7)   Botes   con   agua   y   arena,   una   pala   y   un   rastrillo.   Viendo   estos   elementos   se   pueden  
imaginar  lo  que  pueden  hacer  porque  están  muy  familiarizados  con  ellos,  y  nos  va  a  llevar  a  la  
realización  de  la  actividad  6:  el  fluir  del  agua.

8)  Construcciones  en  forma  de  muralla.  Las  construcciones  les  encantan  a  los  niños  de  estas  
edades  con  lo  que  se  sentirán  muy  a  gusto  al  ver  estos  materiales,  y  serán  los  que  nos  van  a  
llevar  a  la  actividad  7:  la  muralla.

9)  Mapa  de  Segovia  y  láminas  de  fotografías  del  Jardín.  Con  estos  elementos  vamos  acotando  
nuestro  elemento  de  estudio  y  nos  ayudan  para  realizar  la  actividad  8:  recreamos  el  jardín.  

10)   Helicóptero.   Elemento   sorprendente   y   fascinante   para   los   niños   que   nos   va   a   ayudar   a  
pasar  a  la  actividad  9:  el  Jardín  Miguel  Delibes  desde  el  cielo.

11)   Carpeta   vacía.   Al   principio   estará   vacía,   pero   poco   a   poco   se   va   a   ir   llenando   con   las  
aportaciones   que   hagan   los   grupos   que   trabajen   con   la   maleta,   lo   que   nos   lleva   a   la   actividad  
final  10:  la  carpeta  misteriosa.
12)   Libreto   de   las   actividades   a   realizar.   Es   la   guía   para   la   realización   de   las   actividades,   en  
donde  vienen  explicadas  una  a  una.  

13)  Libreto  con  las  evaluaciones.  Para  que  los  maestros  que  lo  realicen  tengan  una  base  para  
evaluar  los  resultados  de  los  alumnos,  evalúen  su  proceso  de  enseñanza  y  puntúen  y  opinen  
sobre  el  diseño  de  la  maleta  y  las  actividades.

14)   Inventario   con   el   material   de   la   maleta.   Al   tratarse   de   una   maleta   que   va   a   viajar   por  
diferentes  Centros,  vemos  necesario  crear  un  inventario  con  todo  el  material  que  va  dentro  
para  que  se  tenga  en  cuenta  el  último  día  para  recoger  todo  y  que  el  siguiente  grupo  que  lo   73
recoja  no  tenga  problemas  para  desempeñar  el  trabajo.

5.6.  ACTIVIDADES.

Las  actividades  que  presentamos  parten  de  la  finalidad  general  de  la  unidad  que  es  educar  
en   el   patrimonio.   A   partir   de   aquí   se   han   diseñado   una   serie   de   actividades   que   dan   respuesta   a   los  
objetivos   y   contenidos   planteados   anteriormente,   y   que   se   llevarán   a   cabo   a   través   de   la  
metodología  comentada  anteriormente.  

 Actividad  1:  “Conocemos  el  Jardín  Miguel  Delibes”

Lugar:  aula  -­‐  clase


Duración:  60  minutos
Número  de  participantes:  grupo  clase  e  individual

Objetivos:
-­‐ Conocer   a   Miguel   Delibes   mostrando   respeto   por   su   obra   y   su   persona,   valorando   la  
importancia  de  su  figura  en  la  sociedad.  
-­‐ Reconocer  los  elementos  que  conforman  la  taxonomía  de  la  persona.  
-­‐ Identificar  elementos  propios  que  encontramos  en  los  jardines.  

Contenidos:
-­‐ Miguel  Delibes:  persona,  vida,  libros.  
-­‐ Los  jardines:  elementos  que  podemos  encontrar  en  ellos.  
-­‐ Representación  mediante  dibujo  de  la  figura  de  Miguel  Delibes.  
-­‐ Uso   del   ordenador   para   la   búsqueda   de   información   sobre   Delibes   y   sobre     los   jardines  
para  ampliar  sus  conocimientos.  

Desarrollo  de  la  actividad:  comenzamos  con  el  “Librito”  de  la  vida  y  obra  de  Miguel  Delibes  que  es  
el  personaje  que  da  nombre  al  Jardín.  Leemos  y  analizamos  lo  que  pone  en  el  librito  e  investigamos  
y   buscamos   información   sobre   quién   era   ese   personaje,   y   buscamos   fotos   del   propio   Delibes,   lo  
que  nos  dará  lugar  a  realizar  un  retrato  individual  de  dicho  personaje.  Además,  aprovechamos  para  
hablar   sobre   lo   que   conocemos   de   los   jardines,   lo   que   hay   o   puede   haber   en   ellos,   buscamos  
información  a  través  del  ordenador.

Materiales   necesarios:   “Librito”   de   la   vida   y   obra   de   Miguel   Delibes,   ordenador,   papel,   lapiceros,  
pinturas,  rotuladores,  …,  para  el  retrato.

74
 Actividad  2:  “Huerto  y  Jardín  de  las  palabras  y  de  los  cerezos”

Lugar:  aula  -­‐  clase


Duración:  60  minutos
Número  de  participantes:  grupo  clase  e  individual,  y  los  padres

Objetivos:
-­‐ Iniciarnos  en  la  cultura  japonesa  desarrollando  actitudes  y  hábitos  de  respeto.  
-­‐ Discriminar  entre  los  distintos  tipos  de  árboles  los  cerezos.  
-­‐ Crear  una  numeración  de  palabras  que  nos  evoquen  los  jardines  y  los  elementos  que  en  él  
se  encuentran  para  realizar  una  descripción  del  mismo.  

Contenidos:
-­‐ Respeto  por  los  jardines  y  elementos  que  en  ellos  se  encuentran  y  cuidado  de  los  mismos.  
-­‐ Exploración  e  identificación  de  las  funciones  que  cumplen  los  elementos  que  encontramos  
en  el  Jardín.  
-­‐ Respeto   y   conocimiento   de   la   cultura   japonesa   a   través   de   la   experimentación   realizada  
sobre  los  elementos  particulares  que  componen  el  entorno  del  Jardín.  
-­‐ Vínculos   de   relación   entre   la   familia   y   la   escuela   para   llevar   a   cabo   actividades   de   la  
unidad.  
-­‐ Manejo  diferentes  técnicas  plásticas  al  realizar  actividades  de  representación  y  expresión.  

Desarrollo  de  la  actividad:  este  jardín  se  divide  además  en  otros  dos  nombres:  Huerto  y  jardín  de  
las  palabras  y  de  los  cerezos.
Vamos  a  trabajar  primero  con  la  bolsita  que  contiene  las  letras  sueltas  y  las  palabras  y  con  la  sopa  
de   letras,   así   vemos   primero   “el   jardín   de   las   palabras”;   después   realizaremos   una   lista   de   palabras  
que  nos  evoquen  los  jardines  y  nos  quedaremos  con  las  más  significativas  e  interesantes.
A  continuación  trabajaremos  la  segunda  parte  del  cartel,  con  “el  jardín  de  los  cerezos”  y  la  flor  de  
cerezo  que  encontramos  en  la  maleta.  Se  llama  “de  los  cerezos”  por  un  hermanamiento  que  se  hizo  
con  la  comunidad  japonesa.  Para  ellos  el  plantar  un  cerezo  o  sakura  significa  crear  un  vínculo,  una  
relación   con   él,   y   hacen   que   sus   familiares   o   seres   queridos   vayan   a   verlo   alguna   vez   en   su   vida,  
porque  ese  árbol  ha  generado  un  vínculo  que  les  recuerda  a  ellos.  Así,  realizaremos  un  dibujo  de  un  
cerezo   mediante   la   técnica   de   la   estampación.   Realizaremos   primero   el   tronco   y     las   ramas   con  
témpera   marrón,   para   pasar   después   a   realizar   las   estampaciones   con   el   culo   de   una   botella   de  
refresco   impregnada   en   témpera   rosa   (puede   ser   rosa   directamente,   o   si   queremos   trabajar   las  
mezclas,  utilizar  el  rojo  y  el  rosa  para  conseguirlo).
Como   actividad   final,   podemos   invitar   a   los   padres   e   ir   a   plantar   un   cerezo   en   el   patio   del   cole   o   en  
un  lugar  cercano  para  crear  un  vínculo  hacia  él  como  hacen  los  japoneses.

Materiales  necesarios:  bolsas  con  letras  sueltas,  palabras  y  sopa  de  letras;  flores  rosas  de  cerezo;  
pizarra  o  papel  continuo  para  hacer  el  listado,  cartulina  tamaño  A-­‐4,  lapicero,  pinturas,  rotuladores,  
pinceles,  témpera  marrón  y  rosa,  botella  de  refresco.

75
 Actividad  3:  “Recrear  los  carteles  del  jardín”

Lugar:  aula  -­‐  clase


Duración:  45  minutos
Número  de  participantes:  grupo  clase,  organizado  en  2  grupos

Objetivos:
-­‐ Iniciarse  en  la  lectura  de  palabras  significativas  encontradas  en  el  monolito  y  las  cerámicas  
e  ideogramas  repartidos  en  el  paseo  del  Jardín  y  posterior  grafía  de  las  mismas.  
-­‐ Manejar  diferentes  técnicas  plásticas  al  realizar  actividades  de  representación  y  expresión.  

Contenidos:
-­‐ Iniciación   de   la   lectura   de   palabras   significativas   encontradas   en   el   monolito   y   las  
cerámicas  e  ideogramas  repartidos  en  el  paseo  del  Jardín  y  posterior  grafía  de  los  mismos.  
-­‐ Numeración   de   palabras   que   nos   evoquen   los   jardines   y   los   elementos   que   en   él   se  
encuentran  para  la  realización  de  una  descripción  del  mismo.  
-­‐ Identificación   de   los   elementos   representados   como   suyos   y   de   los   demás   y   valorados  
como  patrimonio  individual  y  común.  

Desarrollo   de   la   actividad:   con   la   ayuda   de   los   carteles   de   corcho   pasamos   a   recrear   el   monolito   de  
la  entrada  al  Jardín  y  la  cerámica  con  los  nombres  añadidos.  Lo  realizaremos  con  cartones  para  que  
tenga  una  mayor  consistencia  (si  no  tenemos  podemos  sustituirlo  por  cartulina  o  papel  continuo)  y  
una  vez  dados  forma,  pasaremos  a  decorarlos  y  realizar  las  grafías  de  las  letras  que  compone  cada  
uno.

Materiales   necesarios:   carteles   en   corcho:   “Jardín   Miguel   Delibes”   y   “Huerto   y   jardín   de   las  
palabras   y   de   los   cerezos”   y   fotografías   de   los   mismos;   cartones,   papel   continuo   o   cartulina   para  
hacer  la  base  de  los  carteles;  ceras  manley,  pinceles  y  témperas,  o  rotuladores  para  las  letras.

 Actividad  4:  “Tipos  de  árboles  y  vegetación”


Lugar:  aula  -­‐  clase
Duración:  60  minutos
Número  de  participantes:  grupo  clase,  organizados  en  3  grupos

Objetivos:
-­‐ Discriminar   distintos   tipos   de   árboles,   plantas   y   arbustos   que   nos   muestra   el   Jardín   y  
familiarizarse  con  los  cerezos.  
-­‐ Proyectar   en   la   expresión   plástica   los   conocimientos   adquiridos   sobre   el   Jardín   tomándolo  
como  parte  de  su  identidad  con  él.  
76
-­‐ Manejar  diferentes  técnicas  plásticas  al  realizar  actividades  de  representación  y  expresión.  

Contenidos:
-­‐ Árboles:  ciprés,  nogal,  almendro  y  cerezo  o  sakura.  
-­‐ Arbustos:  durillos,  rosas  silvestres,  celindas,  vides  y  saúcos.  
-­‐ Trepadoras:  hiedra  y  parra  virgen.  
-­‐ Vínculos   de   relación   entre   la   familia   y   la   escuela   para   llevar   a   cabo   actividades   de   la  
unidad.  
-­‐ Manejo  diferentes  técnicas  plásticas  al  realizar  actividades  de  representación  y  expresión.  

Desarrollo   de   la   actividad:   Investigamos   los   diferentes   tipos   de   árboles   y   plantas   que   hay   en   el  
jardín   utilizando   los   libros   de   la   maleta,   para   después   recrearles   aplicando   distintas   técnicas  
plásticas:
Árboles:
-­‐ ciprés,   técnica   del   soplido:   con   témpera   diluida   en   agua,   echamos   gotas   sobre   el   papel   y  
con  ayuda  de  una  pajita  soplamos  y  vamos  realizando  las  formas  de  las  hojas  
-­‐ nogal,   estampaciones:   con   la   ayuda   de   un   pincel   que   acabe   en   punta   y   con   témpera   verde,  
vamos  realizando  estampaciones  laterales  para  hacer  las  formas  de  las  hojas.  
-­‐ almendro  y  cerezo,  estampaciones:  al  igual  que  en  la  actividad  3,  utilizamos  el  culo  de  una  
botella   de   refresco   para   realizar   las   estampaciones   de   las   flores   de   los   almendros,   en   un  
tono   rosa   muy   claro   o   amarillento,   y   de   los   cerezos,   en   un   tono   más   rosa   que   el   del  
almendro.  
Arbustos:
-­‐ durillos,   técnicas   de   dibujo   y   del   goteo:   primeramente   pintamos   con   verde   la   forma   de  
todas   las   hojas   que   forman   la   planta,   para   pasar   después   a   soltar   gotas   de   témpera  
mezclada  con  agua  para  simular  las  flores.  
-­‐ rosas   silvestres,   estampación   con   vegetales:   utilizaremos   el   tallo   de   un   apio   cortado  
transversalmente,   lo   untaremos   en   témpera   y   realizaremos   estampaciones   de   rosas   de  
colores.  
-­‐ celindas   y   saúcos,   estampación   con   vegetales:   podemos   usar   el   tallo   del   apio   como   en   la  
anterior,  pero  una  vez  seco  pintar  unos  puntitos  amarillos  en  el  centro.  
-­‐ vides,  estampación  y  goteo:  con  la  ayuda  de  un  papel  de  periódico  arrugado  y  untado  en  
distintos  tonos  de  témpera  verde,  vamos  realizando  estampaciones  con  las  formas  de  las  
vides,  después  mediante  gotas  de  color  morado  vamos  haciendo  pequeños  ramos  de  uvas.  
Trepadoras:
-­‐ hiedra,     técnica   del   salpicado:   con   un   pincel   impregnado   en   pintura   verde,   vamos   dando  
pequeños   golpecitos   a   un   objeto,   puede   ser   otro   pincel   seco,   y   vamos   dejando   caer   las  
gotitas  hasta  tapar  la  superficie.  
-­‐ parra  virgen,  igual  que  la  hiedra  pero  en  tonos  rojizos.  
Podemos   pedir   la   colaboración   de   los   padres   para   que   nos   traigan   hojas   o   ramas   de   los   árboles,  
arbustos   y   trepadoras   y   hacer   estampaciones   con   ellas,   y   hacer   un   herbario   para   sentir   los  
diferentes  olores  que  desprenden  cada  uno.
77
Materiales   necesarios:   libros   de   árboles,   papeles,   cartulinas,   papel   continuo,   lapiceros,   pinturas,  
rotuladores,  témperas  de  colores,  …,  para  recrear  árboles  y  plantas.

 Actividad  5:  “Ideogramas  o  kanjis”

Lugar:  aula  -­‐  clase


Duración:  45  minutos
Número   de   participantes:   grupo   clase   -­‐   dependiendo   del   número   de   alumnos   puede   ser   una  
actividad  en  parejas  o  individual

Objetivos:
-­‐ Iniciarnos  en  la  cultura  japonesa  desarrollando  actitudes  y  hábitos  de  respeto.  
-­‐ Iniciarse  en  la  lectura  de  palabras  significativas  encontradas  en  el  monolito  y  las  cerámicas  
e  ideogramas  repartidos  en  el  paseo  del  Jardín  y  posterior  grafía  de  las  mismas.  

Contenidos:
-­‐ Respeto   y   conocimiento   de   la   cultura   japonesa   a   través   de   la   experimentación   realizada  
sobre  los  elementos  particulares  que  componen  el  entorno  del  Jardín.  
-­‐ Adquisición  como  espacio  de  cultura  y  así  de  patrimonio  del  Jardín  de  Delibes.  
-­‐ Manejo  diferentes  técnicas  plásticas  al  realizar  actividades  de  representación  y  expresión.  

Desarrollo   de   la   actividad:   utilizando   la   cerámica   como   base   vamos   a   realizar   los   ideogramas   o  
kanjis  moldeando  arcilla  blanca.  Hacemos  la  forma  de  la  cerámica  y  antes  de  que  se  seque  hacemos  
los  símbolos  y  escribimos  en  la  parte  inferior  su  significado  con  las  espátulas  de  modelado.  Una  vez  
secos,  pintamos  los  símbolos  y  las  letras  de  témpera  roja  –  granate.

Materiales   necesarios:   ideograma   en   miniatura   e   imágenes   de   los   ideogramas   o   kanjis,   arcilla  


blanca,  espátulas  de  modelar,  tempera  roja  –  granate,  pinceles.

 
 Actividad  6:  “El  fluir  del  agua”

Lugar:  patio
Duración:  45  minutos
Número  de  participantes:  grupo  clase  organizados  en  3-­‐4  grupos

Objetivos:
-­‐ Identificar  elementos  propios  que  encontramos  en  los  jardines.  
-­‐ Conocer  la  importancia  del  agua  para  la  supervivencia  de  las  plantas.   78
-­‐ Mostrar  actitudes  de  cuidado  y  respeto  hacia  los  elementos  que  conforman  el  jardín  para  
asegurar  su  conservación.  

Contenidos:
-­‐ Respeto  por  los  jardines  y  elementos  que  en  ellos  se  encuentran  y  cuidado  de  los  mismos.  
-­‐ Las  fuentes.  El  ciclo  del  agua.  
-­‐ Representación  gráfica  del  Jardín  con  materiales  discontinuos:  el  agua  y  la  arena.  
-­‐ Conocimiento  y  relación  que  tienen  el  agua  y  las  plantas  para  cumplir  su  ciclo  vital.  
-­‐ Aprecio  por  los  entornos  limpios  y  cuidados,  cuidando  su  conservación.    

Desarrollo   de   la   actividad:   realizamos   un   paseo   por   el   patio   del   colegio   para   ver   cómo   están  
situados   y   colocados   los   árboles   y   fijarnos   si   tienen   algún   sistema   de   riego   para   que   les   llegue   el  
agua.  Después  en  la  zona  del  arenero  haremos  unos  caminos,  ayudados  por  las  palas  y  los  rastrillos,  
para  ver  cómo  puede  ser  el  recorrido  del  agua  dentro  de  un  jardín.  Además  en  el  jardín  en  el  que  
estamos  trabajando  tiene  el  sistema  de  riego  por  goteo  y  el  sistema  de  caceras  para  que  fluya  el  
agua   por   todo   el   recorrido   del   jardín.   Una   vez   construidos   los   caminos   con   la   ayuda   de   una  
manguera  o  cubos  llenos  de  agua  empezaremos  a  echar  agua  desde  el  inicio  del  camino  e  iremos  
observando  el  recorrido  que  hace  hasta  llegar  al  final.  Podemos  ver  si  se  generan  dificultades  por  
algunos  tramos,  si  se  queda  estancada  en  algún  punto,  etc.,  y  cómo  podemos  solucionarlo.

Materiales   necesarios:   botes   con   agua   y   arena,   una   pala   y   un   rastrillo,   cubos,   palas,   rastrillos,  
manguera  o  cubo  para  el  agua.

 Actividad  7:  “La  muralla”

Lugar:  aula  -­‐  clase  o  pasillo


Duración:  60  minutos
Número  de  participantes:  grupo  clase

Objetivos:
-­‐ Descubrir   las   relaciones   que   se   establecen   entre   los   elementos   de   las   actividades   y   el  
Jardín  en  particular  para  crear  vínculos  patrimoniales.  
-­‐ Utilizar   los   recursos   necesarios   para   buscar   la   información   que   necesitamos   objeto   de  
estudio  de  este  trabajo.  
-­‐ Manejar  diferentes  técnicas  plásticas  al  realizar  actividades  de  representación  y  expresión.  

Contenidos:
-­‐ Elementos  arquitectónicos:  la  muralla  
-­‐ Manejo  diferentes  técnicas  plásticas  al  realizar  actividades  de  representación  y  expresión.  
-­‐ Manejo  del  ordenador  como  elemento  de  aprendizaje,  comunicación  y  disfrute.  
-­‐ Experimentación  con  líneas,  formas,  colores  primarios  y  sus  mezclas,  texturas  y  espacios.  
79
Desarrollo   de   la   actividad:   vemos   imágenes   de   la   muralla   de   Segovia   para   ver   cómo   es,   plantear  
hipótesis  sobre  para  qué  servía,  fijarnos  en  las  formas  que  tiene,  cómo  está  construida,  los  muros  y  
las  almenas,  etc.  A  continuación  recrear  una  parte  de  la  muralla  con  papel  continuo,  dibujamos  con  
lápiz  los  bloques  de  piedra  que  recrean  el  muro  y  por  la  parte  superior  hacer  las  almenas,  repasar  
con  la  témpera  marrón  y  el  pincel  las  piedras  y  las  almenas,  y  para  dar  un  poco  más  de  realismo  
podemos  utilizar  esponjas  impregnadas  en  pintura  marrón  clara  y  dar  texturas  a  toda  la  muralla,  ya  
que  ésta  no  es  lisa,  sino  rugosa.  

Materiales   necesarios:   construcciones   en   forma   de   muralla,   ordenador,   papel   continuo   marrón,  


lapicero,  témpera  marrón,  pinceles,  esponjas,  tijeras.

 Actividad  8:  “Recreamos  el  Jardín”

Lugar:  aula  -­‐  clase  o  pasillo


Duración:  60  -­‐  90  minutos
Número  de  participantes:  grupo  clase

Objetivos:
-­‐ Tomar  el  jardín  como  algo  propio  gracias  al  trabajo  realizado  en  y  sobre  él.  
-­‐ Identificar  elementos  propios  que  encontramos  en  los  jardines.  
-­‐ Proyectar   en   la   expresión   plástica   los   conocimientos   adquiridos   sobre   el   Jardín   tomándolo  
como  parte  de  su  identidad  con  él.  
-­‐ Manejar  diferentes  técnicas  plásticas  al  realizar  actividades  de  representación  y  expresión.  

Contenidos:
-­‐ Orientación  espacial  de  los  objetos  que  encontramos  en  el  Jardín  para  situarlos  en  el  lugar  
correspondiente.  
-­‐ Aplicación  de  nociones  espaciales  básicas  cuando  representamos  los  elementos  uno  a  uno  
o  en  la  representación  final  del  Jardín  
-­‐ Utilización   de   la   expresión   plástica   en   los   conocimientos   adquiridos   sobre   el   Jardín  
tomándolo  como  parte  de  su  identidad.  
-­‐ Manejo  diferentes  técnicas  plásticas  y  utilización  de  diferentes  útiles.  
-­‐ Experimentación  con  líneas,  formas,  colores  primarios  y  sus  mezclas,  texturas  y  espacios.  

Desarrollo  de  la  actividad:  trabajamos  con  el  mapa  de  Segovia  para  ubicar  el  Jardín  Miguel  Delibes  y  
lo  que  hay  alrededor,  para  después  acercarnos  un  poco  más  a  él,  y  acotar  y  marcar  su  lugar.  Así,  a  
modo  de  síntesis  y  actividad  plástica  final,  vamos  a  recrear  el  jardín  tal  y  como  nos  lo  imaginamos  
después  de  lo  que  hemos  trabajado.
Aplicaremos   todas   las   técnicas   plásticas   que   hemos   utilizado   e   iremos   construyendo   todos   los  
elementos  que  sabemos  que  hay  en  él. 80

Materiales   necesarios:   mapa   de   Segovia   y   libreto   de   fotografías,   papel   continuo,   lapiceros,  


pinturas,  rotuladores,  témperas  de  colores,  pinceles,  botellas  de  refresco,  pajitas,  …

 Actividad  9:  “El  Jardín  Miguel  Delibes  desde  el  cielo”

Lugar:  aula  -­‐  clase


Duración:  20  minutos
Número  de  participantes:  grupo  clase

Objetivos:
-­‐ Identificar  elementos  propios  que  encontramos  en  los  jardines.  
-­‐ Discriminar   distintos   tipos   de   árboles,   plantas   y   arbustos   que   nos   muestra   el   Jardín   y  
familiarizarse  con  los  cerezos.  
-­‐ Utilizar   los   recursos   necesarios   para   buscar   la   información   que   necesitamos   objeto   de  
estudio  de  este  trabajo.  

Contenidos:
-­‐ Interés   por   conocer   personalmente   el   lugar   estudiado   para   que   los   alumnos   consideren  
como  patrimonio  suyo  el  Jardín.  
-­‐ Los  jardines:  elementos  que  podemos  encontrar  en  ellos.  
-­‐ Árboles:  ciprés,  nogal,  almendro  y  cerezo  o  sakura.  
-­‐ Arbustos:  durillos,  rosas  silvestres,  celindas,  vides  y  saúcos.  
-­‐ Trepadoras:  hiedra  y  parra  virgen.  
-­‐ Manejo  del  ordenador  como  elemento  de  aprendizaje,  comunicación  y  disfrute.  

Desarrollo   de   la   actividad:   utilizando   el   Google   Maps   vamos   a   ver   como   es   verdaderamente   el  


Jardín   Miguel   Delibes   y   lo   vamos   a   comparar   con   nuestra   creación.   También   podemos   buscar  
vídeos  e  imágenes  que  nos  los  enseñen  un  poco  más.
Materiales  necesarios:  helicóptero,  ordenador,  nuestra  recreación  del  Jardín

 Actividad  10:  “La  carpeta  misteriosa”

Lugar:  aula  -­‐  clase


Duración:  30  minutos
Número  de  participantes:  grupo  clase 81

Objetivos:
-­‐ Expresar  los  sentimientos  que  nos  genera  el  análisis  de  los  elementos  de  los  jardines.  
-­‐ Saber  identificar  los  vínculos  afectivos  que  nos  ha  creado  esta  experimentación.  
-­‐ Tomar  el  jardín  como  algo  propio  gracias  al  trabajo  realizado  en  y  sobre  él.  
-­‐ Crear  vínculos  patrimoniales  entre  los  niños  y  las  tareas  que  se  crean   en  las  actividades  al  
trabajar  la  unidad.  
-­‐ Construir   parte   de   su   identidad   en   la   realización   de   los   trabajos   artísticos   realizados   sobre  
el  Jardín.  

Contenidos:
-­‐ Tomar   los   elementos   representados   como   elementos   propios,   creando   un   vínculo   con  
ellos,  y  con  los  de  los  compañeros.  
-­‐ Valoración  positiva  de  los  trabajos  realizados  estableciendo  relaciones  de  respeto  y  afecto  
hacia  ellos.  
-­‐ Establecimiento   de   vínculos   patrimoniales   con   las   actividades   realizadas   proyectadas  
sobre  el  Jardín  trabajado.  
-­‐ Valoración,  respeto  e  interés  hacia  las  creaciones  artísticas  propias  y  de  los  demás.  
-­‐ Identificación  de  elementos  representados  como  suyos  y  de  los  demás  y  valorados  como  
patrimonio  individual  y  común.  

Desarrollo   de   la   actividad:   esta   carpeta   se   va   a   utilizar   para   que   cada   grupo   que   trabaje   con   la  
maleta  aporte  algo,  un  elemento  patrimonial  que  simbolice  lo  que  el  Jardín  supone  para  ellos:  un  
dibujo  hecho  por  todos,  una  fotografía  plantando  el  cerezo,  una  foto  del  grupo  con  su  recreación  
del   jardín,   un   ideograma   especial   hecho   por   todos,   etc.,   y   así   poco   a   poco   ir   llenándola   de  
pequeños  patrimonios  de  cada  grupo.

Materiales  necesarios:  carpeta  vacía,  obras  trabajadas  por  los  niños  y  niñas,  fotografías  realizadas  
durante  el  trabajo  de  la  maleta.

 
5.7.      EVALUACIÓN.

Para   realizar   la   evaluación   tanto   del   proceso   de   aprendizaje   de   los   alumnos   como   el   de  
enseñanza   por   parte   del   maestro,   debemos   apoyarnos   en   la   normativa,   que   en   este   caso   es   la  
Orden   EDU/721/2008,   de   5   de   Mayo,   por   la   que   se   regula   la   implantación,   el   desarrollo   y   la  
evaluación  del  segundo  ciclo  de  la  educación  infantil  en  la  Comunidad  de  Castilla  y  León.

La  evaluación  nos  va  a  servir  para  identificar  y  hacer  un  seguimiento  de  los  aprendizajes  y  de  
las   enseñanzas   que   se   vayan   sucediendo   a   lo   largo   del   desarrollo   de   las   diferentes   actividades.  
82

Según   establece   esta   Orden,   la   evaluación   debe   ser   continua,   global   y   formativa,   además   de   ser  
sistemática  e  individualizada.

Para  realizar  la  evaluación  del  proceso  de  aprendizaje  de  los  alumnos  vamos  a  responder  a  
cuatro  interrogantes  básicos:

a)  ¿Cómo  evaluar?  La  evaluación  se  lleva  a  cabo  a  través  de  técnicas  como  la  observación,  que  
será   directa   y   sistemática,   y   el   análisis   de   tareas   (impresas,   gráficas   y   orales),   y   de   instrumentos  
como  los  anecdotarios  y  fichas  de  seguimiento.

b)   ¿Qué   evaluar?   El   referente   básico   para   la   evaluación   son   los   objetivos   y   los   contenidos  
propuestos  para  la  unidad.  Evaluaremos  los  aprendizajes  de  los  alumnos,  así  como  las  condiciones  
en  las  que  éstos  se  desarrollan,  tomando  como  referente  unos  criterios  de  evaluación  apoyados  
en  los  objetivos.

c)  ¿Cuándo  evaluar?  Como  la  evaluación  es  continua,  los  momentos  en  los  que  evaluaremos  los  
aprendizajes  de  los  alumnos  son  tres:  al  inicio,  al  comenzar  la  unidad  para  ver  los  conocimientos  
previos  que  tienen  los  niños  sobre  el  tema  a  tratar;  durante  el  proceso,  a  lo  largo  de  la  unidad  de  
trabajo,  valorando  el  trabajo  diario  de  los  alumnos  y  los  aprendizajes  que  van  alcanzando  con  las  
actividades   propuestas;   y   al   final,   una   vez   terminada   la   unidad,   englobando   los   aprendizajes  
logrados  a  lo  largo  de  ésta,  utilizando  los  criterios  anteriormente  mencionados.

d)  Y  ¿quién  evalúa?  En  este  caso,  al  ser  el  proceso  de  aprendizaje  de  los  alumnos,  es  el  maestro  
quién  desarrollará  la  tarea  evaluadora.

Al   igual   que   evaluamos   a   los   alumnos,   también   debemos   llevar   a   cabo   un   proceso   de  
evaluación   de   nuestro   trabajo,   debemos   evaluar   el   proceso   de   enseñanza   a   nuestros   alumnos,  
teniendo   así   un   carácter   formativo   para   facilitar   la   toma   de   decisiones   y   poder   introducir  
modificaciones   que   permitan   la   mejora   del   proceso.   Por   tanto,   daremos   respuesta   también   a   los  
cuatro  interrogantes:

1)   ¿Cómo   evaluar?   La   técnica   principal   será   la   observación   de   los   alumnos,   ya   que   sus  
comportamientos   y   reacciones   pueden   darnos   mucha   información   acerca   del   proceso   de  
enseñanza,  y  el  análisis  de  contenido.  Se  utilizarán  para  ello  fichas  de  registro.

2)   ¿Qué   evaluar?   Se   establecerán   indicadores   de   evaluación   que   nos   ayuden   a   sistematizar   y  


objetivar   nuestra   evaluación   como   por   ejemplo:   ¿se   han   llevado   a   cabo   actividades   para  
determinar   conocimientos   previos?,   ¿se   han   utilizado   actividades   interesantes   y   variadas   para   83
facilitar  la  motivación?,  ¿los  alumnos  han  mostrado  interés  por  el  tema  y  las  actividades?.  

3)   ¿Cuándo   evaluar?   Para   que   tenga   un   carácter   formativo,   tendrá   una   evaluación   al   comienzo,  
durante  y  al  final,  lo  que  exigirá  diferentes  momentos  de  evaluación.

4)   Y   ¿quién   evalúa?   En   principio   somos   nosotros   mismos   quienes   hacemos   esa   autoevaluación,  
pero   los   niños   a   través   de   sus   actitudes,   comentarios   y   puesta   en   marcha   y   desarrollo   de   las  
actividades   nos   van   mostrando   si   todo   funciona   o   no,   si   les   gusta   y   les   motiva   y   si   van  
aprendiendo.

Además   de   la   evaluación   del   proceso   de   enseñanza-­‐aprendizaje,   se   hace   necesario   hacer   una  


evaluación   del   diseño   educativo   propuesto,   por   ello   hemos   creado   unos   ítems   de   evaluación   y  
opinión  de  la  unidad  de  trabajo  mediante  una  tabla  de  evaluación.  Esta  evaluación  nos  va  a  servir  
para   comprobar   si   los   objetivos,   contenidos   y   actividades   planteados   para   llevar   a   cabo   la   maleta  
son  efectivos,  si  hay  que  realizar  modificaciones,  si  se  adecúa  a  quien  va  dirigido,  etc.  Además,  en  
este   caso,   la   evaluación   no   la   realizaremos   nosotros,   sino   que   serán   los   maestros   que   utilicen  
nuestra  maleta  y  la  pongan  en  práctica  con  su  grupo  de  alumnos.

En   definitiva,   lo   que   pretendemos   es   una   evaluación   que   contribuya   a   garantizar   la   calidad   y  


eficacia  educativa,  por  lo  que  será  necesario  hacer  también  una  evaluación  de  la  evaluación.  

A  continuación  se  exponen  los  criterios  para  la  generación  las  tablas  que  vamos  a  utilizar  para  
realizar   el   proceso   de   evaluación,   tanto   de   enseñanza   como   de   aprendizaje   que   se   medirán   con  
escalas:  Escala:  MB:  muy  bien,  B:  bien,  S:  suficiente,  R:  regular,  y  M:  mal  

Criterios  para  la  evaluación  de  los  conocimientos  adquiridos:  

-­‐  Identifica  los  vínculos  afectivos  que  le  crea  esta  experimentación.

-­‐  Toma  el  jardín  como  algo  propio  gracias  al  trabajo  realizado  en  y  sobre  él.

-­‐  Descubre  las  sensaciones  y  percepciones  que  sentimos  por  medio  de  las  experiencias  vividas.
-­‐  Crea  vínculos  patrimoniales  entre  los  niños  y  las  tareas  que  se  crean  en  las  actividades.

-­‐  Conoce  la  figura  de  Miguel  Delibes  mostrando  respeto  por  su  obra  y  su  persona.

-­‐  Identifica  los  elementos  propios  de  los  jardines.

-­‐  Discrimina  distintos  tipos  de  árboles,  plantas  y  arbustos  y  se  familiariza  con  los  cerezos.

-­‐  Muestra  actitudes  de  cuidado  y  respeto  hacia  los  elementos  del  jardín  para  asegurar  su  
conservación.

-­‐  Se  inicia  en  la  cultura  japonesa  desarrollando  actitudes  y  hábitos  de  respeto. 84
-­‐  Participa  oralmente  en  las  asambleas  y  actividades  expresando  ideas,  sentimientos  y  emociones.

-­‐  Se  inicia  en  la  lectura  de  palabras  significativas  (monolito  y  cerámicas)  y  en  su  posterior  grafía.

-­‐  Busca  información  en  el  ordenador  para  ampliar  sus  conocimientos.

-­‐  Maneja  diferentes  técnicas  plásticas  al  realizar  actividades  de  representación  y  expresión

-­‐  Construye  parte  de  su  identidad  en  la  realización  de  los  trabajos  artísticos  realizados  sobre  el  
Jardín.  

Criterios  para    la  evaluación  de  la  acción  docente:

-­‐  Se  han  llevado  a  cabo  actividades  para  determinar  conocimientos  previos

-­‐  Se  han  utilizado  actividades  interesantes  y  variadas  para  facilitar  la  motivación

-­‐  Los  alumnos  han  mostrado  interés  por  el  tema  y  las  actividades

-­‐  He  conseguido  desarrollar  los  objetivos  y  contenidos  propuestos

-­‐  He  utilizado  los  materiales  de  la  maleta

-­‐  Las  actividades  se  llevan  a  cabo  satisfactoriamente

-­‐  La  metodología  utilizada  favorece  el  aprendizaje  de  los  alumnos

-­‐  Los  criterios  de  evaluación  tienen  relación  con  los  objetivos

-­‐  Se  han  llevado  a  cabo  actividades  de  síntesis  final

Criterios   para   la   evaluación   de   la   propuesta   didáctica   (En   este   caso   se   combina   la   escala   de  
evaluación  con  las  valoraciones  de  tipo  cualitativo):  

-­‐  Interés  del  alumnado  por  el  tema  propuesto.


-­‐  Las  actividades  son  motivadora.

-­‐  Se  cumplen  los  objetivos  y  contenidos  propuestos  

-­‐  Los  agrupamientos  funcionan  

-­‐  Materiales  son  adecuados  para  iniciar  la  actividad  

-­‐  Se  crean  vínculos  patrimoniales  de  los  alumnos  con  el  Jardín  Miguel  Delibes  

-­‐  Participan  los  padres  en  la  unidad  de  trabajo  

-­‐  ¿Cambiarías  alguna  actividad?   85

-­‐  ¿Te  ha  parecido  interesante  la  propuesta?  

-­‐  ¿Qué  aspectos  cambiarías?  

-­‐  ¿Has  tenido  que  modificar  alguna  actividad?

-­‐  ¿No  has  podido  llevar  a  cabo  alguna  actividad?

-­‐  Otros  aspectos  a  considerar

5.8.      BIBLIOGRAFÍA.  

-­‐  Decreto  122/2007,  por  el  que  se  establece  el  currículo  de  segundo  ciclo  de  la  Educación  Infantil  en  
la  Comunidad  de  Castilla  y  León.  
-­‐  Fontal,  O.  (2003).  La  educación  patrimonial.  Teoría  y  práctica  en  el  aula,  el  museo  e  internet.  Gijón:  
TREA.  
-­‐   Fontal,   O.   (2008).   La   importancia   de   la   dimensión   humana   en   la   didáctica   del   patrimonio,   en  
Mateos,  S.  (Coord.),  La  comunicación  global  del  patrimonio  cultural  (53-­‐109),  Gijón:  Trea.  
-­‐  Gómez-­‐Redondo.  C.  (2013).    Procesos  de  patrimonialización  en  el  arte  contemporáneo.  Diseño  de  un  
Artefacto   educativo   para   la   identización.   (Tesis   doctoral   inédita).   Valladolid:   Universidad   de  
Valladolid.  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
86
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 

87

CAPÍTULO 6: CONOCEMOS NUESTRA CULTURA Y NUESTRO


ORIGEN.

Lidia Ferrer Cano, Yohanna Grande Martín, Sara de


Lucas González, Marta Prozorowska, Elena Rivilla
Aparicio, Lucía Rodríguez de la Calle y Marta Rodríguez
Sánchez
 6.1      INTRODUCCIÓN.

El   presente   capítulo   recoge   una   unidad   didáctica   titulada   “Conocemos   nuestra   cultura   y  
nuestro   origen”   destinada   para   Educación   Infantil.   La   misma   se   relaciona   estrechamente   con   los  
procesos   de   patrimonialización,   es   decir,   la   creación   de   vínculos   afectivos   entre   el   individuo   y   los  
elementos  de  su  entorno,  contribuyendo  a  la  construcción  de  la  propia  identidad,  concretamente  a  
través  de  la  actividad  plástica  y  creativa  que  proponemos  como  un  medio  para  alcanzar  tal  objetivo.

La  finalidad  principal  es  que  los  niños  de  Ed.  Infantil  conozcan  el  entorno  natural,  cultural  y  
social   de   nuestra   provincia,   creando   en   ellos   un   sentimiento   de   pertenencia,   identificación   y   88
apropiación,  integrándolo  en  su  patrimonio.  Además  consideramos  que  es  un  tema  cercano  a  éstos,  
el  cual  es  fundamental  para  desarrollar  una  adecuada  convivencia  entre  todos  los  ciudadanos  y  ser  
conscientes  del  patrimonio  que  nos  rodea.

6.2      OBJETIVOS  Y  CONTENIDOS.

A   continuación,   se   muestran   los   objetivos   planteados   para   dicha   propuesta,   basados   en   lo  


expuesto   en   el   DECRETO   112/2007,   de   27   de   diciembre,   por   el   que   se   establece   el   currículo   del  
segundo  ciclo  de  la  Educación  Infantil  en  la  Comunidad  de  Castilla  y  León.

TABLA  6.1.  OBJETIVOS  DEL  DISEÑO.  

OBJETIVOS  GENERALES OBJETIVOS  ESPECÍFICOS

·∙      
Mostrar   interés   por   su   entorno   ·∙      
Utilizar   la   técnica   plástica   de   la  
social,  físico  y  cultural pintura  mágica
·∙      
Desarrollar   el   sentido   de   ·∙      
Valorar   su   colegio   como   elemento  
pertenencia  al  entorno patrimonial
·∙      
Familiarizar   al   alumnado   con   las   ·∙      
Introducir   elementos   del   entorno  
características  de  su  medio como   el   Acueducto   mediante   algunas   de  
sus  características
·∙      
Participar   con   interés   y  
responsabilidad  en  las  actividades ·∙      
Desarrollar   la   capacidad   artística   y  
creativa
·∙      
Tolerar   y   respetar   las   diferencias  
propias  y  de  los  demás ·∙      
Conocer   los   alimentos   típicos   de  
Segovia
·∙      
Expresar   emociones   mediante   la  
expresión  plástica ·∙       Expresar  a  través  del  arte  plástico
·∙      
Valorar   y   respetar   las   producciones   ·∙       Conocer  el  traje  típico  segoviano
artísticas  propias  y  de  los  demás
·∙       Recordar   lo   que   se   ha   realizado  
·∙       Desarrollar  la  capacidad  creativa hasta  el  momento
  ·∙      
Introducir   la   cultura   musical   del  
entorno
·∙       Bailar  música  tradicional  segoviana  
·∙      
Conocer  a  Esteban  Vicente  y  algunas  
de  sus  obras  y  técnicas

   

89
TABLA  6.2.  CONTENIDOS  DEL  DISEÑO.  

CONTENIDOS  GENERALES CONTENIDOS  ESPECÍFICOS

·∙   El   reconocimiento   de   las   características   y   los   ·∙    El  inicio  al  empleo  de  la  técnica  de  la  pintura  
elementos  de  Segovia mágica
·∙  La  exploración  e  identificación  de  los  objetos   ·∙      El  colegio  como  patrimonio  cultural
y   materiales   presentes   en   el   entorno  
próximo ·∙   El   Acueducto:   su   historia   y   características  
más  representativas
·∙   El   gusto   por   participar   en   las   diferentes  
actividades  y  juegos ·∙      El  desarrollo  de  la  competencia  artística
·∙   El   descubrimiento   de   las   características   ·∙      El  disfrute  con  el  arte
propias  y  de  los  demás ·∙   La   manipulación   de   alimentos   típicos   de  
·∙   La   expresión   de   sentimientos   mediante   Segovia
diversas  técnicas  plásticas ·∙   El   fomento   de   la   creatividad   a   través   de  
·∙  El  respeto  hacia  las  producciones  artísticas materiales  cercanos  y  cotidianos
·∙  El  fomento  de  la  creatividad  plástica ·∙  El  descubrimiento  y  la  manipulación  del  traje  
  típico  segoviano
·∙          El  fomento  de  la  creatividad  artística
·∙     El   reconocimiento   de   lo   trabajado   en   la  
sesión
·∙         El  respeto  hacia  las  características  propias,  
de  los  demás  y  del  entorno
·∙            El  respeto  hacia  las  producciones  propias  y  
las  de  los  demás
·∙             La  representación  de  danzas  tradicionales  
segovianas
·∙     La   introducción   en   la   cultura   musical  
segoviana
·∙          Esteban  Vicente,  sus  obras  y  técnicas  como  
representación  del  arte  en  Segovia
 

6.3.      METODOLOGÍA.

La   metodología   hace   referencia   al   cómo   desarrollar   el   proceso   de   enseñanza-­‐aprendizaje  


en  los  niños.  Con  respecto  a  la  metodología  que  llevaremos  a  cabo  en  el  aula  durante  la  mañana  
que  se  pretende  realizar  el  taller  concretamos  lo  siguiente.

Primero,   partiremos   de   los   intereses,   conocimientos   y   experiencias   previas   de   los   niños  


generando,   a   partir   de   éstos,   nuevas   experiencias   y   conexiones   con   los   contenidos   que  
90
pretendemos   que   adquieran,   especialmente,   la   valoración   y   la   incorporación   de   su   ciudad,   Segovia,  
a   su   propio   patrimonio,   creando   un   estrecho   vínculo   con   ésta.   Por   tanto   se   tratará   de   un  
aprendizaje  significativo  y  constructivo.

Hablamos   de   aprendizaje   significativo   ya   que   mediante   dicho   aprendizaje   se   tienen   en  


cuenta   los   procesos   que   el   niño   pone   en   juego   para   aprender.   Se   trata   de   abordar   todos   los  
factores  que  permiten  al  niño,  adquirir  y  asimilar  los  contenidos  que  se  pretende  que  alcancen  los  
alumnos  (Rodríguez,  2008).  Asimismo,  como  defiende  Pozo  (1989),  en  Rodríguez  (2008),  se  trata  de  
una   reestructuración   del   aprendizaje,   es   decir,   a   partir   de   los   conocimientos   que   ya   poseen   los  
alumnos  éstos  se  modifican  para  que  a  su  vez  asimilen  los  nuevos  aprendizajes  y  los  añadan  a  su  
repertorio.

Asimismo   nos   basamos   en   el   constructivismo   el   cual   se   fundamenta   en   el   carácter   práctico  


de   la   enseñanza   para   facilitar   la   interacción   entre   el   alumnado   y   entre   el   alumno-­‐maestro   con   el  
objetivo   de   que   el   alumno   construya   su   conocimiento,   progrese   en   el   desarrollo   autónomo   y   se  
fomenten  las  relaciones  sociales,  como  afirma  Santiváñez  (s.f).

La  relación  entre  los  niños  y  de  éstos  con  las  maestras  que  dirigirán  la  sesión,  se  vincula  con  
el   aprendizaje   dialógico,   en   el   que   los   alumnos   a   través   de   la   verbalización   en   las   asambleas   y  
durante   todas   las   actividades   pondrán   de   manifiesto   sus   conocimientos   y   entre   todos   se   dará   el  
intercambio   de   ideas   además   de   la   construcción   de   los   conceptos.   De   esta   manera   tal   y   como  
afirman   Aubert,   Duque,   Fisas   y   Valls   (2004)   “las   personas   interactúan   y   se   ayudan   entre   sí,  
compartiendo   sus   conocimientos   o   enfrentándose   conjuntamente   a   nuevos   desafíos.   Así   pues,   el  
diálogo  preside  buena  parte  de  los  aprendizajes”  (p.  124).

Por  otro  lado,  es  importante  generar  la  motivación  en  los  alumnos  por  el  tema,  y  esto  se  
conseguirá  a  través  del  juego  simbólico  y  la  fantasía,  dado  que  el  niño  es  el  propio  protagonista  y  
comparte  junto  con  la  princesa  un  objetivo  común.  Por  ello,  a  lo  largo  de  esta  Unidad  Didáctica  se  
trabaja  el  juego  simbólico,  ya  que  a  través  del  personaje  de  la  princesa  se  fomenta  la  capacidad  de  
fabulación  y  de  fantasía  que  tienen  los  niños  en  este  periodo  evolutivo.  En  estas  situaciones  es  el  
niño   quien   asigna   el   valor   o   la   significación   de   cada   cosa   que   más   le   conviene   en   cada   momento  
(Parra,  2010).

Ellos  serán  los  que  la  ayuden  participando  de  manera  activa,  con  una  fuerte  interacción  entre  los  
alumnos  y  con  los  elementos  culturales  del  entorno  de  Segovia,  despertando  el  gusto  y  el  interés  
por   ellos.   Es   decir,   desarrollando   una   metodología   participativa,   definida   por   Moreira   como   una  
“forma   de   concebir   y   abordar   los   procesos   de   enseñanza-­‐aprendizaje   y   construcción   del  
conocimiento.   Esta   forma   de   trabajo   concibe   a   los   participantes   de   los   procesos   como   agentes  
activos  en  la  construcción,  reconstrucción  y  de-­‐construcción  del  conocimiento  y  no  como  agentes   91
pasivos,  simplemente  receptores”  (Moreira,  2005,  p.45)

Por  último,  desde  la  educación  patrimonial,  es  fundamental  que  el  alumno  se  relacione  con  
los   demás   y   con   el   medio   desde   lo   afectivo,   estableciendo   vínculos   y   lazos   afectivos   con   las  
personas   y   objetos   que   componen   su   entorno.   Por   lo   que   destacamos   la   necesidad   de   los  
aprendizajes  afectivos  con  una  intensa  carga  emocional.

6.4.      TEMPORALIZACIÓN.

En  el  momento  de  la  puesta  en  práctica  el  alumnado  ya  habrá  pasado  por  dos  periodos  de  
adaptación,   el   primero   en   septiembre   al   comienzo   del   curso   y   el   segundo,   más   corto,   a   la   vuelta   de  
las   vacaciones   de   Navidad.   En   general   en   el   primer   trimestre   habrán   aprendido   algunas   letras,   la  
escritura  de  su  nombre,  algunas  formas  geométricas,  colores  y  números.

A  continuación  exponemos  un  horario  en  el  que  se  especifica  el  horario  aproximado  para  
realizar  las  actividades.

HORAS ACTIVIDADES

9:00  –  9:45 Asamblea  inicial

9:45  –  10:05 Presentación  de  la  princesa  y  realización  de  la  actividad  1:  Pintura  mágica

10:05  –  10:35 Actividad  2:  Realización  del  Acueducto

10:35  –  11:00 Actividad  3:  El  mercadillo

11:00  –  12:00 Almuerzo  y  recreo


12:00  –  12:15 Actividad  4:  Actividad  de  vuelta  a  la  calma

12:15  –  12:35 Actividad  5:  La  falda

12:35  –  12:45 Actividad  6:  La  jota

12:45  –  13:05 Actividad  7:  Álbum  –  cuento

13:05  –  13:25 Actividad  8:  Actividad  Esteban  Vicente 92

13:25  –  14:00 Despedida

Al   final   de   la   jornada,   pretendemos   haber   generado   en   los   alumnos   un   acercamiento   a   su  


entorno,   curiosidad   por   seguir   conociéndolo   y   empezar   a   crear   en   ellos   un   sentimiento   de  
patrimonio  hacia  su  ciudad,  costumbres,  alimentos,  música  tradicional,  entre  otros  elementos  
destacables.

6.5.      MATERIALES.

Los  materiales  que  empleamos  para  llevar  a  cabo  las  actividades  son  muy  diversos.  Por  ello,  
los  hemos  dividido  en  material  fungible  y  no  fungible,  además  de  los  recursos  humanos.

Fungible No  fungible Recursos  humanos

•    Ceras  blandas  blancas. •      Pinceles. •      Maestra/o  del  aula.


•  Folios  y  cartulinas  blancas. •      Cartones  de  huevos. •      Alumnado.
•   Papel:   pinocho,   celofán,   •      Cuerdas. •      Futuras  maestras.
maché,   crepé,   reciclado,   de   •      Cassete.
revista.
•      CD.
•     Pinturas   de   colores:  
óleos,  acuarelas,  témperas,  
tinta   china,   pintura   de  
dedos).
•       Esponjas.
•       Hielo.
•       Pajitas.
•       Purpurina.
•       Pegamento.
•       Cinta  de  doble  cara.
•       Alimentos:   pasta,   setas,  
Ponche   segoviano,   judiones,  
chorizo,   patatas,   guisantes   y  
lentejas.
•       Pegatinas  de  colores.
•       Bolsas   de   basura   rojas   y  
negras. 93

6.6.      ACTIVIDADES.

  Se   van   a   llevar   a   cabo   ocho   actividades,   entre   las   que   cabe   destacar     que   la   actividad  
número   4   “Actividad   de   vuelta   a   la   calma”,   es   la   que   se   toma   como   referencia   para   retomar   la  
unidad  didáctica  tras  el  recreo.

Actividad  1:  “¡magia  potagia!  Te  presento  mi  colegio”

Objetivos:
-­‐ Utilizar  la  técnica  plástica  de  la  pintura  mágica  para  realizar  una  producción  artística.  
- Valorar  su  colegio  como  elemento  patrimonial.

Desarrollo:
Al  aula  llegará  la  princesa  Catalina,  hija  del  Rey  Juan  II  que  vivió  en  el  Alcázar  de  nuestra  ciudad,  
Segovia.   La   princesa   se   presentará   ante   los   alumnos   y   les   preguntará   sus   nombres.   También   les  
contará   que   ella   vive   en   el   Alcázar   y   que   es   hija   de   un   rey   que   allí   vivió   hace   muchos   años.   Les  
preguntará  si  han  visitado  alguna  vez  el  Alcázar  y  qué  tipo  de  casa  es,  esperando  respuestas  del  
tipo:   “es   un   castillo,   un   palacio…”.   Les   puede   contar   que   la   palabra   alcázar   procede   del   árabe  
“alqásr”   y   significa   fortaleza.   Seguidamente   les   preguntará   dónde   viven   ellos,   a   lo   que   podemos  
encontrarnos   respuestas   variopintas   como   en   una   casa,   en   un   chalet,   en   un   piso,   etc.   Lo   que  
buscaremos  es  que  nos  digan  finalmente  que  sus  casas  están  en  Segovia  o  en  algún  pueblo  de  la  
provincia.   La   princesa   les   dirá   que   entonces   todos   son   segovianos   y   que   para   ella,   tanto   su   casa  
como  la  ciudad  de  Segovia  son  muy  importantes  y  que  es  muy  feliz  viviendo  en  ella  porque  toda  su  
familia  vive  en  la  ciudad,  sus  amigos  están  allí,  le  gusta  pasear  por  las  calles…
A  continuación  sacará  de  su  bolso  un  dibujo  en  blanco  y  se  lo  presentará  diciendo,  -­‐“mirad,  aquí  
tengo  una  imagen  de  mi  casa,  el  ¡Alcázar!,  ¿a  qué  es  bonito?”-­‐  Los  niños  se  quedarán  sorprendidos  
diciendo  que  en  el  folio  no  hay  nada,  que  está  en  blanco.  Y  la  princesa  lo  mirará  sorprendida  y  dirá  
-­‐“¡Ah!   Se   me   olvidaba,   tenemos   que   hacer   algo   de   magia   para   que   podáis   verlo”-­‐.   Pasará   acuarela  
diluida   por   el   dibujo   con   un   pincel   y   la   imagen   del   Alcázar   aparecerá   de   forma   mágica.   (Técnica  
plástica   de   la   pintura   mágica).   -­‐“¿Queréis   probar   vosotros   a   dibujar   el   lugar   en   el   que   estamos  
ahora?,  ¡Uy!,  y  ¿dónde  estamos?,  porque  yo  he  salido  a  pasear  esta  mañana  y  he  visto  que  aquí  
entraban  muchos  niños,  y  como  me  gustan  los  niños,  ¡he  venido  a  ver  qué  hacéis  en  este  sitio!”-­‐.  
Los   niños   nos   dirán   que   estamos   en   su   colegio   y   de   nuevo   la   princesa   les   pedirá   que   dibujen   su  
colegio   con   magia,   suponiendo   y   después   hablando   con   ellos   de   que   su   colegio   es   un   lugar  
importante  para  ellos  porque  van  a  aprender,  a  jugar,  a  estar  con  sus  amigos,  a  divertirse,  etc.
Después  dispondremos  a  los  alumnos  en  las  mesas  de  trabajo  y  les  explicaremos  la  técnica  plástica  
de   la   pintura   mágica,   para   ello   contaremos   con   el   material   sobre   las   mesas   ya   preparado.   Estos  
dibujos   serán   recogidos   por   la   princesa   y,   durante   toda   la   mañana,   se   confeccionará   el   libro   de  
viaje  de  la  princesa  con  los  alumnos  por  la  ciudad  de  Segovia.  En  él  incluiremos  las  producciones   94
de   los   alumnos   que   han   realizado   durante   toda   la   sesión.   Cuando   todos   hayan   terminado,   la  
princesa  les  dirá  que  con  esos  dibujos  va  a  hacer  un  libro  para  luego  recordar  las  aventuras  que  
van   a   vivir   durante   la   jornada.   (Este   libro   nos   servirá   como   forma   de   evaluación   en   la   asamblea  
final).
La   princesa   recordará   a   los   alumnos   que   a   ella   le   gusta   mucho   caminar   y   perderse   por   nuestra  
ciudad  y  les  invita  a  acompañarla  en  su  viaje  por  Segovia.

Materiales:  cartulinas  blancas,  ceras  blandas  de  color  blanco,  acuarela,  témpera  diluida  y  pinceles.

Actividad  2:  “Decoramos  El  Acueducto”

Objetivos:
-­‐ Conocer  el  Acueducto  de  Segovia  mediante  algunas  de  sus  características.  
- Desarrollar  la  capacidad  artística.

Desarrollo
La  princesa  Catalina  explicará  a  los  alumnos  que  en  unos  días  espera  la  visita  de  muchos  amigos  
porque  se  va  a  celebrar  una  gran  fiesta  en  su  casa.  Por  ello,  al  salir  a  pasear  esa  mañana  decidió  
hacer  un  par  de  recados  para  preparar  la  fiesta.  Lo  primero  era  decorar  el  Acueducto,  pero  ella  
solo   no   puede.   Catalina,   preguntará   a   los   niños   si   saben   qué   es   “El   Acueducto”,   algunos   niños  
puede   que   lo   conozcan   y   digan   que   es   grande,   gris,   que   tiene   muchas   piedras…   La   princesa   les  
explicará   un   poco   su   historia:   quién   lo   construyó,   qué   utilidad   tenía,   etc.   y   a   continuación,   les  
pedirá  ayuda  para  decorarlo  para  la  gran  fiesta.
Para   llevar   a   cabo   la   actividad,   sentaremos   a   los   niños   en   el   suelo   y   en   un   papel   continuo  
tendremos  dibujado  el  contorno  del  Acueducto  de  Segovia.  Se  trata  de  que  los  alumnos  decoren  
el  acueducto  empleando  las  técnicas  plásticas  mencionadas  anteriormente.

Materiales:   Pintura   de   dedo   de   colores,   esponjas   troceadas,   pajitas,   cartones   de   huevos,   cuerdas,  
hielo  y  papel  pinocho.

   
Actividad  3:  “Nos  Vamos  De  Mercadillo”

Objetivos:
-­‐      Conocer  los  alimentos  típicos  de  Segovia.
-­‐  Expresarse  a  través  del  arte  plástico  fomentando  su  creatividad.

Desarrollo:
Después   de   que   los   niños   hayan   enseñado   a   la   princesa   el   Acueducto,   ésta   les   preguntará   si   la  
quieren  acompañar  al  mercadillo  pues  le  encantaría  conocer  los  productos  que  allí  se  venden  y  lo   95
que  se  come  fuera  de  su  castillo,  el  Alcázar.  Les  preguntará  además  si  saben  lo  que  se  come  en  su  
ciudad.  Y  les  contará  lo  siguiente:
-­‐“Os   voy   a   contar   una   pequeña   historia.   El   cochinillo   asado   lo   comía   hace   muchos,   muchos  
años,  me  lo  hacía  mi  madre  la  reina  Ana  de  Austria.  Mi  madre  metía  el  cochinillo  en  un  gran  
horno  de  leña  y  le  daba  vueltas  hasta  que  se  hacía  y  quedaba  bien  dorado.  Tenía  mucho  trabajo  
hacerlo   y   pasaba   muchas   horas   delante   de   ese   horno.”-­‐   Como   la   princesa   es   muy   curiosa,  
querrá   que   el   alumnado   le   diga   cuál   es   el   postre   más   famoso   y   comido   en   Segovia.   Quizá  
algunos   alumnos   nos   sorprendan   con   postres   que   no   tienen   nada   que   ver   con   el   ponche  
segoviano,  que  es  la  respuesta  que  buscamos,  pero  no  importa  pues  esto   enriquece    y    amplía    
su    cultura.    Cuando    obtengamos    la    respuesta    del    ponche  segoviano,      les      preguntará      si      lo      
han   comido   alguna   vez   y   cómo   describirían   su   sabor.   La   princesa   comentará   –   “También   me  
han   dicho   que   se   comen   muchos   judiones,   chorizo,   patatas,   guisantes…   ¡qué   suerte   tenemos  
de  que  crezcan  en  nuestras  tierras  segovianas  tantas  cosas!  Os  voy  a  proponer  lo  siguiente,    ¿os    
gustaría    pintar    con    la   comida?”-­‐  La  princesa  esperará  una  respuesta  afirmativa  por  parte  de  
los  alumnos  y  dará  paso  a  la  actividad.
Dicha  actividad  consiste  en  hacer  una  composición  con  diferentes  alimentos    típicos  de  Segovia,  
haciendo  la  “comida”  para  los  invitados  a  la  fiesta  de  la  princesa,  pudiendo  estampar,  pegar  los  
materiales…  todo  lo  que  los  niños  quieran  realizar  con  los  diferentes  alimentos.

Materiales:   Cartulina   blanca,   ponche   segoviano,   judiones,   chorizo,   patatas,   guisantes,   setas,  
témperas  y  pegamento

Actividad  4:  “Actividad  De  Vuelta  A  La  Calma”

Objetivos:
-­‐ Conocer  el  patrimonio  arquitectónico  de  Segovia  mediante  una  leyenda  popular.  
- Mostrar  interés  y  disfrute  sobre  textos  literarios.

Desarrollo:
Esta   historia   la   vamos   a   usar   como   una   actividad   de   vuelta   a   la   calma,   si   es   necesario   tras   el  
recreo,   ya   que   los   alumnos   pueden   necesitar   un   tiempo   para   ubicarse   otra   vez   en   el   tema   que  
estamos  tratando  durante  la  jornada.
Nos   dispondremos   en   círculo   alrededor   de   la   zona   donde   esté   situada   la   PDI   en   el   aula   y   con   el  
soporte  del  cuento  en  formato  digital  les  iremos  relatando  la  historia.  A  continuación,  según  como  
estamos  colocados  les  haremos  preguntas  sobre  lo    que  han  oído  y  entendido  de  la  leyenda.

Materiales:  Pizarra  Digital  Interactiva  (PDI)

Actividad  5:  “el  traje  segoviano”

Objetivos: 96
-­‐      Conocer  el  traje  típico  de  Segovia.
-­‐      Explorar  y  fomentar  la  creatividad  artística.

Desarrollo:
En  el  rincón  preparado  del  “Mercado”,  una  vez  contada  la  leyenda  del  Acueducto,  nos  dirigimos  
al  puesto  de  telas  en  el  que  encontramos  a  una  mujer  vestida  con  el  traje  típico  de  Segovia.  La  
princesa,   al   ver   a   la   mujer   pregunta   a   los   alumnos   si   saben   qué   lleva   puesto.       Con       ello      se      
espera       que       el   alumnado   conteste   que   de   “segoviana”   y   si   no   lo   hacen,   la   tendera   explicará   al  
alumnado   su   traje   y   les   ofrecerá   vestirse   como   ella,   dejándoles   unas   telas.   Se   repartirán  
diferentes  telas  (bolsas  de  basura  de  colores)  y  los  alumnos  se  colocarán  en  sus  mesas.  Allí  cada  
alumno  decorará  su  traje  a  su  gusto.

Materiales:  Bolsas  de  basura  de  color  rojo  y  negro,  lentejas,    pasta,  purpurina,  etc.,  cinta  de  
doble  clara  y  pegatinas  de  colores.

Actividad  6:  “  bailamos  jotas”

Objetivos:
-­‐  Bailar  música  tradicional  segoviana  .
-­‐  Iniciarse  en  el  conocimiento  de  la  cultura  musical  de  su  entorno.

Desarrollo:
Nos   pondremos   las   faldas   realizadas   anteriormente.   Después   pondremos   una   jota   segoviana   y  
bailaremos  dicha  jota  y  se  bailará  por  parejas.

Materiales:  Cassete  CD  y  trajes  realizados  en  la  actividad  5.

Actividad  7:  “Álbum  Para  La  Princesa”


Objetivos:
-­‐Recordar  lo  que  se  ha  realizado  hasta  el  momento.

Desarrollo:
Para   realizar   esta   actividad   se   sentará   a   los   alumnos   en   la   alfombra   de   la   asamblea   y   en   ella,   la  
princesa  recopilará  todos  los  dibujos  realizados  por  los  niños  durante  la  sesión.  Dichos  dibujos  
se  agruparán  por  orden  de  realización  creando  una  especie  de  carpeta.
A   partir   de   ella   se   hablará   sobre   lo   que   se   ha   tratado   hasta   el   momento   en   el   aula   para   que   los    
alumnos  recuerden  lo  que  se  ha  realizado  en  el  aula  y  de  esta  manera  la  princesa  se  lo  pueda   97
contar  a  su  padre  y  a  la  gente  de  la  fiesta.

Materiales:  Dibujos  de  los  alumnos.

Actividad  8:  “Esteban  Vicente”

Objetivos:
-­‐      Conocer  a  Esteban  Vicente,  saber  que  nació  en  Segovia  y  cuáles  eran  sus  técnicas
-­‐      Utilizar  la  técnica  de  Esteban  Vicente  para  la  elaboración  de  sus  cuadros

Desarrollo:
Esta  actividad  será  presentada  en  último  lugar  y,  en  el  caso  de  disponer  de  tiempo,  durante  la  
sesión.
Vamos   a   llevar   un   maletín   con   fotos   para   poder   mostrarles   las   distintas   imágenes   de   las   que  
vamos   a   hablar,   así   ellos   podrán   reconocer   mejor   todo   lo   que   abordaremos.   En   el   mismo
incluiremos  una  imagen  del  museo  de  arte  contemporáneo  Esteban  Vicente,  imágenes  de  sus  
obras  de  arte  y  del  propio  artista.
Empezaremos   preguntando   a   los   alumnos   si   conocen   o   han   oído   hablar   del   museo   de   arte  
contemporáneo   Esteban   Vicente   –mostrándoles   la     imagen-­‐,   esperando   obtener   respuestas  
positivas   por   parte   de   los   alumnos.   En   el   caso   de   haber   algún   alumno   que   lo   conozca   se   le  
pedirá  que  comparta  con  nosotros  aquello  que  sabe  y,  nosotras  completaremos  la  información  
necesaria.   Por   ejemplo   que   el   museo   se   encuentra   ubicado   en   el   que   fuera   Palacio   de   Enrique  
IV,  plaza  bellas  artes.  El  nombre  del  museo  se  debe  a  un  pintor  nacido  en  Turégano,  Segovia,  
ya   que   alberga   la   colección   de   obras   donada   por   el   mismo.   Este   pintor   pertenecía   a   la   1ª  
generación  de  pintura  expresionista  abstracta  en  Estados  Unidos  estudiando  la  forma,  la  luz  y  
la  intensidad  de  pigmento.  Les  explicaremos  su  talento  con  la  pintura,  que  le  llevó  a  conocerse  
y   a   exponer   sus   obras   mundialmente   y,   que   su   arte   consiste   en   el   collage,   en   pintar   y   en  
dibujar.
Les   propondremos   realizar   un   cuadro   para   decorar   su   palacio   con   las   técnicas   de   Esteban  
Vicente,  colocando  pedazos  de  papel  y  pintando.  Dispondremos  a  los  alumnos  en  las  mesas  de  
trabajo  con  todo  el  material  necesario.
-­‐  Técnica  plástica:  collage  y  pintura
-­‐   Desarrollo   de   la   técnica:   Les   proporcionaremos   un   folio   a   cada   uno   para   que   desarrollen  
libremente  su    creatividad  empleando  varios  tipos  de  papel  facilitados,  tendrán  que  rasgarlos  
aleatoriamente  y  pegarlos  donde  más  les  guste  en  su  dibujo.

Materiales:  
   Folios,
varios   tipos   de   papel   (celofán,   maché,   crepé,   reciclado,   de   revista), varios   tipos   de  
pintura  (óleos,  acuarelas).

6.7.      EVALUACIÓN.
98
Teniendo   en   cuenta   lo   expuesto   en   el   Decreto   122/2007   la   evaluación   debe   ser   un   proceso  
continuo   necesario   para   el   proceso   de   enseñanza-­‐aprendizaje.     Para   que   la   evaluación     sea   efectiva  
es  necesario  evaluar  al  alumnado,  la  propuesta  y  al  docente.

Para   evaluar   al   docente   de   forma   sistemática   proponemos   los   siguientes   criterios   (con  
respuesta  del  tipo  si/no)  que  serán  rellenados  por  las  maestras  observadoras-­‐evaluadoras  en  cada  
actividad  para  evaluar  su  intervención:

-­‐  Fomenta  la  creatividad  en  el  alumnado.

-­‐  Deja  libertad  de  expresión.

-­‐  Motiva  al  alumnado.

-­‐  Respeta  las  opiniones  del  alumnado.

- Explica  las  actividad  de  manera  clara.

-­‐  Se  adapta  a  las  necesidades  del  alumnado.

   -­‐  Resuelve  posibles  conflictos.

-­‐  Uso  adecuado  de  los  materiales  didácticos.

-­‐  Domina  las  nuevas  tecnologías.

Para   evaluar   de   forma   global   y   sistemática   al   alumnado   se   van   a   emplear   los   siguientes  
criterios  que  deberán  tener  formato  de  tabla  con  opción  de  respuesta  si/no.  Para  rellenar  ésta  se  
utilizarán   las   técnicas   de   la   observación   en   la   realización   de   las   actividades   y   la   interrogación   al  
alumnado  en  la  asamblea  final  de  la  sesión:

-­‐  Utiliza  la  técnica  plástica  de  la  pintura  mágica  para  realizar  una  producción  artística

-­‐  Valora  su  colegio  como  elemento  patrimonial

-­‐  Reconoce  el  acueducto


-­‐  Desarrolla  la  capacidad  artística  y  su  creatividad

-­‐  Conoce  los  alimentos  típicos  de  Segovia

-­‐  Se  expresa  a  través  del  arte  plástico

-­‐  Conoce  el  traje  típico  segoviano

-­‐  Recuerda  lo  realizado  durante  el  día

-­‐  Presta  atención  durante  el  cuento

-­‐  Emplea  los  materiales  necesarios  para  adornar  las  faldas 99

-­‐  Baila  la  música  tradicional  segoviana  

-­‐  Se  inicia  en  el  conocimiento  de  la  cultura  musical  de  su  entorno

-­‐  Conoce  a  Esteban  Vicente

-­‐  Utiliza  las  técnicas  de  Esteban  Vicente

-­‐  Contesta  y  participa  a  las  preguntas  de  la  maestra/o  

Con  la  anterior  propuesta  se  puede  evaluar  la  propia  Unidad  Didáctica  ya  que  los  ítems  de  
ésta  se  relacionan  con  los  objetivos  propuestos.  Asimismo,  con  la  información  que  se  obtenga  del  
diario  de  clase  empleado  en  cada  actividad  se  podrá  completar  la  evaluación  de  la  propuesta.

Los  instrumentos  que  se  van  a  emplear  para  llevar  a  cabo  las  diversas  evaluaciones  son  los  
siguientes:

i)    Diario  de  clase:  es  un  documento  en  el  que  el  docente  anota  a  diario  aspectos  generales  y  
situaciones  destacadas  del  aula  (Muñoz  y  Zaragoza,  2008).  Este  instrumento  se  emplea  en  
todas   las   actividades   propuestas   para   posteriormente   evaluar   el   proceso   de   enseñanza-­‐
aprendizaje.

j)     Lista   de   control:   es   una   tabla   con   una   serie   de   ítems   específicos   de   las   actividades   para  
evaluar   (Muñoz   y   Zaragoza,   2008),   en   este   caso,   al   alumnado   y   al   docente   de   forma  
progresiva  y  objetiva.

k)   Fotos:   se   realizarán   fotografías   durante   toda   la   sesión   para   evaluar   cada   actividad   y   la  
propuesta  en  general.

6.8.  BILIOGRAFÍA.

-­‐  Aubert,  A.,  Duque,  E.,  Fisas,  M.  y  Valls,  R.  (2004).  El  aprendizaje  dialógico:  una  nueva  concepción  de  
pedagogía  crítica.  En  Dialogar  y  transformar:  Pedagogía  crítica  del  siglo  XXI.  Barcelona:  Graó.    
-­‐  DECRETO  122/2007,  de  27  de  diciembre,  por  el  que  se  establece  el  currículo  del  segundo  ciclo  de  la  
Educación  Infantil  en  la  Comunidad  de  Castilla  y  León.  
-­‐   Fontal,   O.   (2008).   La   importancia   de   la   dimensión   humana   en   la   didáctica   del   patrimonio,   en  
Mateos,  S.  (Coord.),  La  comunicación  global  del  patrimonio  cultural  (53-­‐109),  Gijón:  Trea.  
-­‐  Gimeno,  J.,  Alcudia,  R.,  Gavilón,  P.,  Giné,  N.,  López,  F.,  Montón,  Mª.  J.,  Onrubia,  J.,  Pérez,  C.,  
Sanmartí,  N.,  Sentís,  F.,  Tirado,  V.  y  Viera,  A.  Mª.  (2006)  Atención  a  la  diversidad.  Barcelona:  Editorial  
Grao.  
100
-­‐  Gómez-­‐Redondo,  C.  (2012).  Identización:  la  construcción  discursiva  del  individuo,  Arte,  Individuo  y  
Sociedad,  24  (1),  21-­‐37.  
-­‐  Gómez-­‐Redondo.  C.  (2013).    Procesos  de  patrimonialización  en  el  arte  contemporáneo.  Diseño  de  un  
Artefacto   educativo   para   la   identización.   (Tesis   doctoral   inédita).   Valladolid:   Universidad   de  
Valladolid.  
-­‐  Moreira,  A.  (2005).  Otra  forma  de  enseñar.  México:  Universidad  de  México.    
-­‐  Muñoz,  C.  y  Zaragoza,  C.  (2008).  Didáctica  de  la  Educación  Infantil.  Barcelona:  Altamar  
-­‐  ORDEN  ECI/3960/2007,  de  19  de  diciembre,  por  la  que  se  establece  el  currículo  y  se  regula  la  
ordenación  de  la  educación  infantil.    
-­‐  Parra,  J.M.  (2010).Estrategias  metodológicas.  En  Manual  de  didáctica  de  la  educación  infantil  (pp.  
96-­‐117).  Madrid:  Garceta    
-­‐  Rodríguez,  M-­‐  L.  (2008).  La  teoría  del  aprendizaje  significativo  en  la  perspectiva  de  la  psicología  
cognitiva.  Barcelona:  Octaedro    

-­‐   Santiváñez,   V.   (s.f).   La   didáctica,   el   constructivismo   y   su   aplicación   en   el   aula.   Recuperado   de  


http://www.fcctp.usmp.edu.pe/cultura/imagenes/pdf/18_07.pdf  

 
101
102

CAPÍTULO 7: “LOS ROMANOS EN SEGOVIA”.

Sara Becerril Gracia, Sara de Diego Jurado, Beatriz


Fenoy Martínez, Lidia Fulgencio Cordero, Cristina
Jiménez Martín, Sonia Pinilla Pastor y Natalia Vílchez
García
 

 
7.1.  INTRODUCCIÓN.

  La   presente   unidad   didáctica   se   desarrolla   en   torno   al   concepto   “identidad   segoviana”  


centrándose   en   una   serie   de   aspectos   influyentes   y   característicos   de   la   cultura   de   la   ciudad   de  
Segovia:  Su  influencia  romana,  gastronomía  y  folclore  musical.    
  Se   procura,   a   través   de   esta   propuesta,   que   los   alumnos   generen   un   sentimiento   de  
pertenencia   a   su   cultura   y   tradiciones,   desarrollando   un   vínculo   con   el   patrimonio   artístico   de   la  
ciudad   de   Segovia.   Se   pretende,   por   tanto,   llevar   a   cabo   una   propuesta   en   relación   a   la   educación  
patrimonial   a   través   de   actividades   relacionadas   con   la   expresión   plástica.   La   temática   elegida   nos   103
ofrece   la   posibilidad   de   acercar   al   alumnado   a   su   entorno   cultural,   desarrollando   actividades   que  
favorezcan  una  primera  toma  de  contacto  con  los  elementos  más  característicos  del  mismo.    
  El  conocimiento  de  la  cultura,  en  general,  es  un  tema  que  se  suele  obviar  en  las  aulas.  Los  
docentes,  así  como  los  que  aun  están  en  proceso  de  formación,  comenten  el  “error”  de  tratar  otros  
temas,   dejando   de   lado   la   propia   cultura.   No   se   dan   cuenta   de   que   se   trata   de   un   elemento   esencial  
del   entorno   próximo   y   cotidiano   del   niño.   Por   ello,   consideramos   este   trabajo   como   una   buena  
oportunidad   para   que   el   alumnado   experimente   y   tenga   un   primer   contacto   con   las   costumbres   y  
tradiciones  de  su  cuidad  (Segovia).    

  Para   ello,   abordamos   tres   temas   principales:   la   historia   de   Segovia,   la   gastronomía   y   el  


folklore  que,  desde  nuestro  punto  de  vista,  son  esenciales  e  imprescindibles  para  que  el  alumnado  
sea   capaz   de   comprender   y   conocer   la   cultura   segoviana.   Con   ello,   como   ya   hemos   mencionado  
antes,   pretendemos   fomentar   un   acercamiento   a   los   elementos   más   característicos   de   Segovia,   el  
Acueducto,  así  como  las  comidas  más  típicas  y  los  bailes  regionales,  las  jotas.  

   

7.2.  OBJETIVOS  Y  CONTENIDOS.

  Los  objetivos  y  contenidos  reflejados  en  este  documento  han  sido  extraídos  y  secuenciados  
a   partir   del   Decreto   122/2007,   de   27   de   diciembre,   por   el   que   se   establece   el   currículo   del   segundo  
ciclo  de  la  Educación  Infantil  en  la  comunidad  de  Castilla  y  León.

  A   través   de   esta   sesión   se   trabajan   las   tres   áreas   de   conocimiento,   ya   que,   durante   el  
trascurso   de   la   misma,   se   fomenta   la   autonomía   personal   del   alumnado,   la   participación   del   mismo  
en  las  reflexiones  que  se  llevan  a  cabo  en  el  aula,  etc.  A  pesar  de  ello,  a  continuación  recogemos  los  
objetivos   y   contenidos   principales   de   las   actividades,   los   cuales   se   centran   en   el   área   II,  
Conocimiento  del  entorno;  y  área  III,  Lenguajes:  Comunicación  y  representación.
TABLA  7.1.  OBJETIVOS  DEL  DISEÑO.  

OBJETIVOS  GENERALES   OBJETIVOS  ESPECÍFICOS  

Área  II.  Conocimiento  del  entorno  

Interesarse   por   los   elementos   físicos   de   su   Asumir   como   patrimonio     elementos  


entorno,   identificar   sus   propiedades,   presentes  en  su  entorno  cultural  cercano:  el  
posibilidades   de   trasformación   y   utilidad   acueducto.  
para  la  vida  y  mostrar  actitudes  de  cuidado,   104
Hacer   patrimonio   elementos   culturales  
respeto   y   responsabilidad   en   su   culinarios   propios   del   entorno   cercano:  
conservación.   Segovia  
Acercarse   a   la   cultura   musical   del   entorno  
próximo:  las  jotas  de  Segovia.  

Área  III.  Lenguajes:  Comunicación  y  representación  

Escuchar   con   placer   y   reconocer   Discriminar   de   forma   auditiva   canciones  


fragmentos  musicales  de  diversos  estilos.   propias  del  entorno  cultural  próximo:  las  jotas  
de  Segovia.  
Asociar  la  música  al  gesto  gráfico.  

Acercarse   al   conocimiento   de   obras   Utilizar   diferentes   materiales   y   técnicas   para  


artísticas  expresadas  en  distintos  lenguajes,   la   decoración   del   poliespán,   de   forma   libre   y  
realizar   actividades   de   representación   y   autónoma.  
expresión   artística   mediante   el   empleo   Utilizar   recursos   plásticos   de   forma   creativa  
creativo   de   diversas   técnicas,   y   explicar   para   elaborar   un   plato   típico   de   Segovia   y  
brevemente  la  obra  realizada.   considerarlo  como  propio.  

Tabla  7.2.  CONTENIDOS  DEL  DISEÑO  

CONTENIDOS  GENERALES   CONTENIDOS  ESPECÍFICOS  

Área  II.  Conocimiento  del  entorno  

Reconocimiento      de      las      características      y   Elementos     culturales     del     entorno    


elementos  de  la  localidad.   próximo:  comidas  típicas  de  Segovia.  
Elementos   culturales   del   entorno   próximo:  
el  acueducto.  
Reconocimiento   de   algunas   costumbres   y      
señas   de   identidad   cultural   que   definen   Cultura  musical  propia  del  entorno  cercano:  
nuestra  Comunidad.   las  jotas  de  Segovia.  

Área  III.  Lenguajes:  Comunicación  y  representación  

Exploración   y   utilización   creativa   de   Utilización   de   diferentes   utensilios   y  


técnicas,   materiales   y   útiles   para   la   materiales   plásticos   para   la   decoración   del  
expresión  plástica.   acueducto.  
105
Aplicación   y   uso   de   materiales   plásticos   para  
la   creación   de   platos   culinarios   típicos   del  
entorno:  Segovia.  

Curiosidad    por    las    canciones    y    danzas    de   Gesto  gráfico  y  movimiento  a  través  de  la    
nuestra   tradición   popular   y   de   otras   música  (jotas  segovianas).    
culturas      
 

7.3. METODOLOGÍA.

  Las   decisiones   sobre   las   metodologías   a   tener   en   cuenta   en   educación   infantil   y   que   se  
llevarán  a  cabo  durante  el  trascurso  de  esta  Unidad  Didáctica,  son  las  siguientes:

-­‐         Perspectiva   globalizadora:   atendiendo   a   la   forma   global   que   tiene   el   niño   de   percibir   la  
realidad.   Nuestra   metodología   está   planteada   desde   una   perspectiva   globalizadora,   por   entender  
que  es  la  más  idónea  para  el  tratamiento  de  los  distintos  contenidos  y  experiencias  educativas.

-­‐         Aprendizaje   significativo:   el   niño   aprende   y   se   expresa   a   través   de   la   acción.   En   nuestra  


metodología   potenciaremos   situaciones   y   tiempo   donde   los   niños/as   puedan   desarrollar   sus  
capacidades   de   manipular,   explorar,   observar   y   experimentar,   proporcionando   experiencias  
variadas  que  les  permitan  aplicar  y  construir  sus  propios  esquemas  de  conocimiento.

-­‐         Centros   de   interés:   basándonos   en   que   cualquier   aprendizaje   tiene   que   partir   del   propio  
interés  de  nuestros  alumnos/as.

-­‐         Interacción   con   el   medio   físico   y   social:   para   que   el   niño/a   se   desarrolle   es   necesario   que  
interactúe   con   el   medio,   para   facilitarle   así   la   construcción   del   conocimiento   sobre   sí   mismo.  
Nuestra   metodología   trataría   de   ponerlo   en   contacto   con   la   realidad   del   medio   en   el   que   se  
desenvuelve,  tanto  físico  como  social,  facilitándole  nuevas  experiencias  y  actividades  para  que  de  
esta  forma  su  conocimiento  sobre  el  mismo  sea  cada  vez  más  ajustado  y  adecuado.
-­‐         Motivación:   para   que   el   niño/a   se   interese   por   cualquier   aprendizaje   o   nueva   experiencia,   uno  
de   los   factores   fundamentales   es   que   esté   motivado.   Por   lo     que   nuestras   actividades   y   propuestas  
irán  encaminadas  a  despertar  en  nuestros  alumnos/as  una  motivación  para  realizarlas,  que  les  lleve  
a  la  curiosidad,  al  afán  de  aprender  y  sobre  todo  a  la  gratificación  en  su  realización.

-­‐         El  juego:  El  juego  se  utiliza  durante  toda  la  etapa  de  la  Educación  Infantil,  ya  que  es  el  medio  
más   adecuado   para   el   desarrollo   emocional,   intelectual,   social   y   personal   del   niño.   La   actividad  
lúdica  permite  que  el  alumno  se  conozca  así  mismo  del  mismo  modo  que  al  entorno  que  le  rodea,  
es  agradable,  espontáneo  y  creativo,  fomenta  la  imaginación,  favorece  la  comunicación  y  desarrolla   106
diferentes  competencias

-­‐             Ambiente   de   afecto   y   confianza:   La   enseñanza   se   debe   basar   en   un   ambiente   de   afecto,   cariño  
y   confianza,   donde   el   alumno   se   sienta   cómodo,   favoreciendo   y   potenciando   la   autoestima   e  
integración   del   mismo.   No   debemos   olvidar   que   el   niño   sale   de   un   ambiente   familiar   a   otro  
desconocido   para   él.   Por   tanto,   la   escuela   debe   basarse   en   la   sensibilidad,   la   atención  
individualizada,  el  apoyo,  la  comprensión  y  el  respeto,  sobre  todo,  y  como  ya  hemos  mencionado  
anteriormente,   en   el   periodo   de   adaptación.   El   ambiente   escolar   debe   ser   cálido,   cómodo   y   seguro  
donde  el  alumno  se  sienta  a  gusto  y  querido  y,  donde  el  educador,  transmita  confianza  y  seguridad,  
para  favorecer  el  desarrollo  integral  del  niño.

7.4. TEMPORALIZACIÓN.

  La  sesión  se  llevará  a  cabo  durante  una  mañana  lectiva,  estableciéndose  el  siguiente  orden  
en  las  actividades:

- Actividad  1  “Construimos  el  acueducto”.  Se  llevará  a  cabo  después  de  la  asamblea  inicial  
y  tendrá  una  duración  aproximada  de  50  minutos.
- Actividad  2  “Invitamos  a  comer  a  los  romanos”.  Se  llevará  a  cabo  después  del  recreo  y  
tendrá  una  duración  aproximada  de  50  minutos.
- Actividad   3.1   “Dibujamos   las   música”   o   3.2.   “Cuando   suenas   bailo.   Se   llevará   a   cabo   tras  
acabar  la  segunda  actividad  y  tendrá  una  duración  aproximada  de  15  minutos.

  Cabe     añadir     que     tanto     la     duración     de     las     actividades     como     el     desarrollo     de     las    
mismas  dependerán  de  la  actitud  de  los  alumnos.

 7.5. RECURSOS.
-­‐  Materiales  no  fungibles:  Maleta  didáctica  con  imágenes  de  diferentes  comidas  típicas  de  Segovia,  
máquina  del  tiempo  realizada  por  las  maestras  y  papel  continuo  con  mapa  de  la  ciudad.

-­‐   Utensilios,   soportes   y   materiales   fungibles:   Poliespán,   materiales   plásticos   para   decorar  
(purpurina,   témpera,   ceras,   plastilina,   goma   eva,   pegatinas,   etc.),   cola   blanca   o   pegamento,  
pinturas,  folios  y  platos  de  plástico.

-­‐  Material  de  juego:  CD  de  música  y  radiocasete.

 
107
7.6. ACTIVIDADES.

  A  continuación  exponemos  las  actividades  que  se  van  a  realizar  durante  esta  sesión:

Actividad  1:  “Construimos  el  acueducto”    

Objetivos:    
-­‐   Asumir   como   patrimonio   elementos   presentes   en   su   entorno   cultural   cercano:   el  
acueducto.    
-­‐  Utilizar  diferentes  materiales  y  técnicas  para  la  decoración  del  poliespán,  de  forma  libre  y  
autónoma.

Desarrollo:
La   jornada   comienza   con   una   pequeña   presentación   de   dos   componentes   del   grupo   que  
irán  guiando  las  actividades.  En  la  puerta  colocaremos  una  máquina  del  tiempo  que  traerá  
del  pasado  a  tres  romanos  que  serán  los  protagonistas  de  todas  actividades.
Los  romanos  llegarán  y  plantearán  un  problema:  Quieren  llevar  agua  desde  un  manantial  
hasta  la  ciudad  de  Segovia  pero  no  saben  cómo  hacerlo.  Enseñarán,  en  papel  continuo,  un  
esquema  de  la  ciudad  y  el  manantial  para  que  sea  un  problema  más  visual  y  sobre  el  que  
podamos  trabajar  posteriormente.
Intentaremos   hallar   una   solución   al   problema.   Se   procurará   que   los   niños   lleguen   a   la  
conclusión   de   que   deberemos   construir   un   acueducto.   Realizaremos   uno   en   tres  
dimensiones  empleando  poliespán.  Cada  niño  tendrá  su  parte  de  acueducto  que  decorará  
con   diferentes   materiales   y   técnicas   (a   elegir   por   el   alumno),   dando   un   valor   personal   al  
acueducto.

Materiales: Máquina  del  tiempo  realizada  por  las  maestras,  papel  continuo  con  mapa  de  la  
ciudad,   poliespán,   cola,   materiales   plásticos   para   decorar   (purpurina,   témpera,   ceras,  
plastilina,  goma  eva,  pegatinas,  etc.)

Actividad  2  “Invitamos  a  comer  a  los  romanos”

Objetivos:
-­‐         Hacer    patrimonio    elementos    culturales    culinarios    propios    del    entorno    cercano:  
Segovia.
-­‐              Utilizar  recursos  plásticos  de  forma  creativa  para  elaborar  un  plato  típico  de  Segovia  y  
considerarlo  como  propio.

Desarrollo  de  la  actividad:


Aprovechando   el   momento   de   la   merienda   de   los   alumnos,   después   del   recreo,  
contextualizaremos  la  siguiente  actividad  en  el  hecho  de  que,  por  el  gran  esfuerzo  físico  de  
los   romanos,   se   sienten   cansados   y   con   hambre.   Esto   encabezará   el   tema   de   las   comidas  
tradicionales   en   Segovia.   Los   diferentes   alimentos   se   presentarán   a   través   de   la   maleta  
108
didáctica   con   imágenes   de   ellos   o   del   propio   alimento   en  sí.   Posteriormente   repartimos   un  
plato   de   plástico   a   cada   alumno.   Ellos   serán   los   cocineros   y   confeccionarán   su   plato   de  
comida  con  diferentes  materiales  (purpurina,  plastilina,  goma  eva,  etc.)  que  simbolicen  los  
ingredientes   típicos   en   la   comida   segoviana   sin   necesidad   de   crear   un   plato   típico   o  
conocido.   Los   alumnos   tendrán   la   libertad   de   darle   un   nombre   propio   al   plato   para  
presentarlo  una  vez  terminado,  dándole  un  sentido  propio  y  personal.

Materiales  necesarios:
Maleta  didáctica  con  imágenes  de  diferentes  comidas  típicas  de  Segovia,  platos  de  plástico,  
diferentes   materiales   plásticos   (purpurina,   témpera,   plastilina,   pegatinas,   legumbres,   etc.),  
cola  blanca  o  pegamento.

  Los   romanos   se   despiden   de   los   alumnos   y,   al   entrar   en   la   máquina   del   tiempo,   encuentran  
un  CD  en  el  que  aparecen  canciones  típicas  segovianas  y  otras  que  no  lo  son.  La  intención  de  ésta  
actividad  es  que  los  niños  deberán  discriminar  las  canciones  auditivamente  para  reconocer  cuáles  
de  ellas  pertenecen  a  la  cultura  segoviana.

  En  función  del  tiempo  del  que  dispongamos,  se  realizará  una  de  las  dos  actividades  que  se  
proponen  a  continuación:

Actividad  3.1.  “Dibujamos  la  música”

Objetivos:
·∙            Acercarse  a  la  cultura  musical  del  entorno  próximo:  las  jotas  de  Segovia.
·∙       Asociar  la  música  al  gesto  gráfico.

Desarrollo: Mientras   los   alumnos   escuchan   las   canciones   tradicionales   segovianas   deben  
dibujar  en  un  folio  aquello  que  les  transmita  la  música.

Materiales: CD  de  música,  radiocasete,  pinturas  y  folios.


Actividad  3.2.  “Cuando  suenas  bailo”

Objetivos:
·∙            Acercarse  a  la  cultura  musical  del  entorno  próximo:  las  jotas  de  Segovia.
·∙       Discriminar  de  forma  auditiva  canciones  propias  del  entorno  cultural  próximo:  las  
jotas  de  Segovia.

Desarrollo: A   través   de   juegos   musicales   que   impliquen   discriminación   auditiva   como,   por  
ejemplo,   el   juego   de   las   sillas   o   las   estatuas,   los   niños   bailarán   únicamente   cuando  
109
reconozcan  las  canciones  tradicionales  segovianas.

Materiales: CD  de  música  y  radiocasete.

7.7.  EVALUACIÓN.  

  Tomando  como  referente  la  legislación  de  la  comunidad  y  los  principios  de  evaluación  que  se  toman  
en   la   actualidad   consideramos   que   debe   realizarse   una   evaluación   global   de   tres   ámbitos:   evaluar   el  
aprendizaje,  el  diseño  y  el  proceso  o  acción  docente.  

•                    Evaluación  del  alumnado

  La   evaluación   del   alumnado   tiene   por   objetivo   evaluar   los   aspectos   relacionados   con   el  
proceso  educativo  de  los  alumnos.  El  modelo  de  evaluación  que  se  llevará  a  cabo  será  cualitativo,  
ya  que  es  el  que  mejor  se  adapta  a  los  objetivos  de  esta  etapa,  puesto  que  la  Educación  Infantil  no  
busca   la   total   adquisición   de   conocimientos,   sino   el   desarrollo   de   habilidades   para   aprender,   así  
como  la  asimilación  de  hábitos  y  rutinas.    Los  criterios  establecidos  para  esta  evaluación  son:  

-­‐  Conoce  el  elemento  arquitectónico  que  caracteriza  su  entorno,  el  acueducto.    
-­‐  Reconoce  elementos  culinarios  típicos  de  su  ciudad,  Segovia.    
-­‐  Muestra  creatividad  en  la  realización  de  su  propio  plato  de  comida  con  ayuda  de  los  diversos  
materiales  propuestos.    
-­‐  Discrimina  y  reconoce  la  música  tradicional  de  su  entorno.    
-­‐  Realiza  trazos  o  dibujos  a  partir  de  la  música.    
-­‐  Identifica  canciones  típicas  de  su  ciudad,  Segovia.    

-­‐  Baila  al  ritmo  de  la  música  los  bailes  tradicionales  segovianos.  

-­‐  Utiliza  las  normas  de  civismo  (respeta  el  turno  de  palabra,  saluda,  da  las  gracias,  etc.)    
-­‐  Participa  de  forma  activa  en  las  actividades  propuestas.    
-­‐  Participa  en  las  reflexiones  finales,  emitiendo  comentarios  y  pensamientos.    
-­‐  Cuida  el  material.  

 Con   estos   criterios   se   elaborarán   unas   tablas   con   escalas   de   valoración   para   cada   criterio   de:   MA:  
Muy  alto;  A:  Alto;  M:  Medio;  B:  Bajo;  MB:  Muy  bajo.  

•                    Evaluación  del  maestro  y  de  las  actividades

La   metodología   a   utilizar   para   llevar   a   cabo   dicha   evaluación   es   la   recopilación   de   los   diferentes  
datos  y  sucesos  significativos  que  han  sucedido  durante  el  desarrollo  las  actividades  propuestas,  y  
su  posterior  análisis  para  detectar  posibles  fallos  y  buscar  soluciones.  Esto  puede  recogerse  en  un  
110
diario   de   clase,   pues   en   él   se   remarcan   los   sucesos   más   significativos,   problemas   y   posibles  
soluciones  de  las  actividades  que  se  han  ido  llevando  a  cabo  en  el  aula.

   

7.8.  BIBLIOGRAFÍA.  

-­‐  Decreto  122/2007,  de  27  de  diciembre,  por  el  que  se  establece  el  currículo  del  segundo  ciclo  de  la  
Educación  Infantil  en  la  comunidad  de  Castilla  y  León.    
-­‐  Domínguez,  G.  (2004).  Los  valores  en  la  educación  infantil.  (6ª  ed.).  Madrid:  La  Muralla.    
-­‐   Fontal,   O.   (2008).   La   importancia   de   la   dimensión   humana   en   la   didáctica   del   patrimonio,   en  
Mateos,  S.  (Coord.),  La  comunicación  global  del  patrimonio  cultural  (53-­‐109),  Gijón:  Trea.  
-­‐  Gesel,  A.  (1967).  El  niño  de  1  a  4  años.  Barcelona:  Paidós.    
-­‐  Gómez-­‐Redondo,  C.  (2012):  “Identización:  la  construcción  discursiva  del  individuo”,  Arte,  Individuo  
y  Sociedad,  24  (1):  21-­‐37.  
-­‐  Gómez-­‐Redondo.  C.  (2013).    Procesos  de  patrimonialización  en  el  arte  contemporáneo.  Diseño  de  un  
Artefacto   educativo   para   la   identización.   (Tesis   doctoral   inédita).   Valladolid:   Universidad   de  
Valladolid.  
-­‐  González,  E.  (2002).  Psicología  del  ciclo  vital.  (2ª  ed.)  Madrid:  CCS.  
-­‐  Ley  Orgánica  2/2006,  de  3  de  mayo,  de  Educación  (LOE)    

También podría gustarte