Está en la página 1de 1

EL GORDISMO a las cámaras, a los micrófonos.

Lo que no sucede en la
Fabián Casas realidad virtual, no tiene peso ni merece ser vivido. El
Gordismo es esclavo de la representación. Nunca le habla a
uno solo y en privado. Siempre que habla, aunque se dirija a
una persona en cuestión, necesita que lo escuche el coro
griego de fondo. El Gordismo viene reinando en el país desde
El Gordismo es una forma de vida. Surge del fanatismo por hace más de 30 años y recién la aparición de Lionel Messi le
Diego Maradona y se afianza y crece a medida que el hizo imaginar un futuro sin gordismo o negociado con el
protagonista central tiene vicisitudes que lo mantienen entre Messismo. Pero Messi a diferencia de Maradona, tiene un
la vida y la muerte. El Gordismo no es una religión, pero es un problema clave dificil de digerir para los miles de carapintadas
fanatismo. Aunque anida en su centro un descreimiento cabal: con Legacy. No es argentino. De hecho, es gracias a la Madre
el protagonista es un sujeto maravilloso pero no trascendental. Patria y los Euros del Barcelona que el joven nacido en Rosario
Cualquier gordista lo sabe: Maradona no hace milagros y puede jugar en las grandes ligas. Es gracias al Barsa que Messi
aunque se lo apoda “Dios” se sospecha que es un simple y su familia tiene un futuro por delante. Fue en los laboratorios
mortal con una calidad extraordinaria para jugar al fóbal y una del Barsa donde lo alargaron, lo cuidaron con algodones y le
mente endiablada, casi de un publicista, para largar frases y dieron una identidad. Fue en el césped ultracheto y sofisticado
slóganes: “Más falso que un dólar celeste”, “Se le escapó la del Barcelona donde se lo rodeó de un equipo de jugadores
tortuga”, “Billetera mata galán”, “La pelota no se mancha”, notables que juegan para Messi pero que, también, saben que
“Mascherano y diez más”, “Mascherano, Jonás Gutiérrez y Messi juega para ellos. Nunca, nunca, hemos visto a un niño
nueve más”, etc. El Gordismo practica un sincretismo tan bajo saltar tan alto y poder meter ese cabezazo mortal y
desaforado: es peronista, guevarista, menemista, capitalista, esquinado que enloqueció al arquero del Manchester United.
anticlerical, religioso, medium, esotérico, cavalista y todo lo ¿Qué es lo que hizo levitar a Messi de esa manera
que se ponga por delante. Los pobres practican el Gordismo sobrenatural?, se pregunta el Gordismo. Respuesta: el amor,
cuando la única utopía que les queda es poder dar una vuelta la gratitud. Porque Messi, acá, en este bendito país de
olímpica. Y las clases medias practican el Gordismo cuando lo ganadores, hubiera terminado jugando en el fútbol cinco con
único que les importa —caiga quién caiga— es que no les suerte o como uno de los Grosos de Tinelli. Porque siempre, si
toquen el culo, el cable y sus ahorros. El Gordismo, de esta a uno le va mal, está la carcajada de Tinelli para atemperar las
manera, es conservador. También es nacionalista, ya que penas. No hay rescoldo de la noche del país donde junto al
postula una superación del ser nacional. Los gordistas son de brillo de los televisores y el calor de las estufas no se filtre
derecha y humanos. El Gordismo improvisa, nunca planifica, también la carcajada de Tinelli. El Tinelismo y el Gordismo
busca más el efecto que el corazón de las cosas. Kirchner es pueden ser amigos o enemigos, pero están construídos con el
gordista cuando prefiere fútbol free que hambre cero. El mismo barro. Los que entren ahí, que abandonen toda
Gordismo tiene vocación de poder, nunca vocación de servicio. esperanza.
En esto, es igual a casi toda la camada política que viene
repartiéndose el poder en nuestro país. El Gordismo es adicto