Está en la página 1de 7

“AÑO DE LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN Y LA

IMPUNIDAD”
UNIVERSIDAD NACIONAL DE PIURA

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES Y EDUCACIÓN

ESCUELA PROFESIONAL DE EDUCACIÓN PRIMARIA

CURSO : Taller de dinámicas y técnicas grupales

DOCENTE : Dr. Victor Purizaca

TEMA : Maltrato infantil

ALUMNAS : Choquehuanca Chero Fátima

Morocho Huertas Judith

Chunga Quinde Diana

Cardoza Vílchez Angeles

Peña Carrillo Leidy

CICLO : VIº

Piura, 30 de setiembre de 2019


INDICE
INTRODUCCIÓN

El tema que se ha tomado en cuenta en este trabajo de investigación, es uno de


los más importantes a nivel social, ya que este es una de las principales causas
de lesiones y muertes en la infancia. Sin embargo, pasa desapercibido en la
comunidad, e incluso a la propia familia que lo consideran normal, propio de la
educación del menor, por un sentimiento ancestral de propiedad de los hijos.
Tradicionalmente, la cultura de la violencia contra la infancia está presente en la
vida cotidiana, sin embargo, no es reconocida como tal, se acepta como parte del
orden social establecido, va en aumento, y afecta a todas las edades,
especialmente a la infancia.

El maltrato infantil es un problema que impregna a toda la sociedad, que a


menudo ejerce un impacto negativo devastador en los niños, no solamente
durante la infancia, sino que durante toda la vida. Aunque las fotos de niños
maltratados que aparecen en los medios muestran gráficamente los hematomas,
quemaduras, traumas cerebrales, la negligencia y la desnutrición, un campo de
investigación cada vez mayor sugiere que el daño emocional que acompaña a los
actos abusivos o negligentes, y no solamente el daño físico, pueden traducirse en
los efectos dañinos más significativos y de largo plazo para el niño.

El maltrato que se infiere en los primeros cinco años de vida, puede ser
especialmente dañino, debido a la vulnerabilidad de estos pequeños y al hecho
de que los primeros años de vida se caracterizan por un crecimiento
neurobiológico y psicológico más rápido que en los años siguientes. El maltrato
infantil ha sido un conflicto que ha persistido desde los pueblos y civilizaciones
de la antigüedad donde utilizaban a los niños para realizar sacrificios y rituales.
Sin embargo, no hace tanto tiempo que la sociedad obtuvo control sobre el abuso
en los menores de edad.
EL MALTRATO INFANTIL

1. DEFINICIÓN DE MALTRATO INFANTIL

Se le considera como toda acción, omisión o trato negligente, no accidental, que priva al
niño de sus derechos y su bienestar, que amenaza o interfiere en su desarrollo físico,
psíquico o social y cuyos autores son personas del ámbito familiar.

La Organización Mundial de la Salud señala que: El maltrato o la vejación de menores


abarca todas las formas de malos tratos físicos y emocionales, abuso sexual, descuido o
negligencia o explotación comercial o de otro tipo, que originen un daño real o
potencial para la salud del niño, su supervivencia, desarrollo o dignidad en el contexto
de una relación de responsabilidad, confianza o poder.

2. TIPOS DE MALTRATO

De forma sencilla y operativa se distinguen los siguientes tipos de maltrato:

a) Maltrato físico: se produce en quien lo sufre, tanto daños físicos como


emocionales y sociales. La consecuencia inmediata es el dolor, pero los daños
psicológicos pueden permanecer mucho más allá que las cicatrices. En cuanto a
las consecuencias psicológicas del maltrato físico, diversos estudios han
mostrado que los niños que lo sufren tienen mayores dificultades en su
desempeño escolar, en el autocontrol, en la valoración de su propia imagen y en
el establecimiento de relaciones sociales, en comparación con aquellos que no lo
han sufrido.

b) Maltrato sexual: consiste en cualquier comportamiento en el que un menor es


utilizado por un adulto u otro menor como medio para obtener estimulación o
gratificación sexual. Se incluyen el voyerismo, exhibicionismo, tocamientos y
penetración. También la inducción de un menor a la prostitución por parte un
familiar, aunque la relación sexual se mantenga con terceros.

c) Maltrato emocional: es la acción, actitud o incapacidad de proporcionar un


ambiente emocional propicio para el desarrollo psicológico, físico que permita
lograr independencia y seguridad. Las actitudes que mantienen los adultos hacia
los menores son fundamentales en el caso del maltrato emocional.
d) Negligencia: es la omisión de una acción necesaria para atender el desarrollo y
el bienestar físico y psicológico de un menor. La negligencia intrafamiliar viene
a identificarse con el abandono de las obligaciones que socialmente son
encomendadas a los padres o tutores de un menor.

3. CARACTERISTICAS

4. SINTOMAS DEL MALTRATO INFANTIL

Los niños maltratados quizás se sientan culpables, avergonzados o confundidos. Es


posible que teman contar a los demás sobre el maltrato, en especial si quien los maltrata
es uno de los padres, otro familiar o un amigo de la familia. Es por ello que hay que
estar atento a las señales de alarma, tales como las siguientes:

 Aislamiento de los amigos o las actividades de rutina

 Cambios en el comportamiento, como agresión, enojo, hostilidad e


hiperactividad, o cambios en el rendimiento escolar

 Depresión, ansiedad o miedos inusuales, o una pérdida repentina de la confianza


en sí mismo

 Aparente falta de supervisión

 Ausencias frecuentes en la escuela

 Rechazo a irse de las actividades escolares, como si no quisiera ir a casa

 Intentos de huir de casa

 Comportamiento rebelde o desafiante

 Daño a sí mismo o intento de suicidio

5. CONSECUENCIAS

El maltrato infantil es una causa de sufrimiento para los niños y las familias, y puede
tener consecuencias a largo plazo. El maltrato causa estrés y se asocia a trastornos del
desarrollo cerebral temprano. Los casos extremos de estrés pueden alterar el desarrollo
de los sistemas nervioso e inmunitario. En consecuencia, los adultos que han sufrido
maltrato en la infancia corren mayor riesgo de sufrir problemas conductuales, físicos y
mentales, tales como:
 Actos de violencia (como víctimas o perpetradores)

 Depresión

 Consumo de tabaco

 Obesidad

 Comportamientos sexuales de alto riesgo

 Embarazos no deseados

 Consumo indebido de alcohol y drogas.

A través de estas consecuencias en la conducta y la salud mental, el maltrato puede


contribuir a las enfermedades del corazón, al cáncer, al suicidio y a las infecciones de
transmisión sexual.

Más allá de sus consecuencias sanitarias y sociales, el maltrato infantil tiene un impacto
económico que abarca los costos de la hospitalización, de los tratamientos por motivos
de salud mental, de los servicios sociales para la infancia y los costos sanitarios a largo
plazo.

6. PREVENCIONES RESPECTO AL MALTRATO

Se puede tomar medidas importantes para proteger a un menor de edad de la


explotación y el maltrato infantil, así como para prevenir el maltrato infantil en tu
vecindario o comunidad. El objetivo es proporcionar relaciones seguras, estables y
enriquecedoras para los niños. Por ejemplo:

 Bríndale amor y atención a tu hijo, cuida a tu hijo, escúchalo y participa en su


vida para desarrollar confianza y buena comunicación.

 No respondas enojado, si te siente abrumado o fuera de control, tómate un


descanso. No descargues tu enojo en tu hijo.
 Piensa en la supervisión, no dejes a un niño pequeño solo en el hogar. En
público, vigila de cerca a tu hijo, ofrécete como voluntario en la escuela y en
actividades para conocer a los adultos que pasan tiempo con tu hijo.

 Conoce a las personas responsables del cuidado de tu hijo, verifica las


referencias de niñeras y otros responsables del cuidado de tu hijo.

 Enfatiza cuándo decir no, asegúrate de que tu hijo entienda que no tiene que
hacer nada que parezca aterrador o incómodo. Alienta a tu hijo a dejar de
inmediato una situación amenazadora o aterradora y a buscar la ayuda de un
adulto de confianza.

 Enséñale a tu hijo a mantenerse a salvo cuando está en línea, coloca la


computadora en un área común del hogar, no en la habitación del niño.

 Busca ayuda, conoce a las familias de tu vecindario, incluidos padres e hijos.


Considera unirte a un grupo de apoyo para padres para que cuentes con un
espacio adecuado para descargar tus frustraciones.

CONCLUSIONES

También podría gustarte