Está en la página 1de 154

ACUPUNTURA

Y
TRATAMIENTO DEL DOLOR

Leon Chaitow
Dibujos de Ken Morling

ediciones bellaterra, s. a.
CONTENIDO

Introducción

Capit u10
1. Acupuntura y Analgesia
2. Como funciona la acupuntura
3. Como usar la acupuntura
4. Casos de aplicacibn de la acupuntura
5. Formulario para el trataniiento del dolor
6. Anestesia por acupuntura
índice de tratamientos
En 1963 tuve la ocnsibn de asistir al primer seminario inglks de acupuntura,
dirigido por el Dr. J. Lavier de Paris. Me fascinaron las posibilidades del siste-
ma, pero al mismo tiempo quedC totalmente desconcertado por las teorías eso-
tEricas que lo acompafiaban. Despubs, a medida que profundizaba en mis estudios,
iba convenciéndome mbs y más de que la acupuntura era un fenbmeno cientifica-
mente explicable en tkrminos compatibIes con la manera de pensar de los occi-
dentales. EI objeto de este libro es desmitificar la acupuntura y presentarla a los
profesionales de la medicina como un enfoque claro y sencillo del tratamiento del
dolor.
No pretendo, desde luego, que la acupuntura se circunscriba estrictamente
a la saipresibn del dolor; su utilidad en el tratamiento de numerosos males y
enfermedades ha sido demostrada por numerosos investigadores, tanto en China
como en Occidente, y por mi parte, puedo decir que he tratado con 6xito casos
de sordera congénita. A pesar de ello, seguimos ignorando de quk manera logra
la acupuntura sus casi milagrosos resultados. En cambio, sí tenemos datos sufi-
cientes para formarnos una opinibn precisa sobre la forma en que la acupuntura
logra suprimir el dolor.
Desearia que este libro fuese iitil a todos los profesionales de la medicina:
cirujanos, médicos generalistas, ostebpatas, quiroprhcticos, fisioterapas, enferme-
ras. Gracias a sus conocimientos de anatomfa y fisiología, estos profesionales
pueden aportar una preciosa contribucibn a la tarea humanitaria de aliviar el
dolor de los que sufren.
Los métodos de aplicacibn son simples y seguros a condición que sus reglas
s e m estn'cttamente observadas.
A pesar de su inmensa utilidad, la acupuntura tiene limitaciones específicas,
que no debemos perder de vista. No se trata, por consiguiente de un "curalo-
todo". En mi opinibn la acupuntura debe usarse como coadyuvante en el trata-
miento global del paciente; de no aplicarse en combinacibn con mdtodos que
eliminen las causas mismas de la enfermedad, sus resultados, por milagrosos
que a veces puedan parecernos, en la mayoría de los casos s e r h decepcionantes.
La descripcibn de los puntos de acupuntura viene acompañada del nombre
chino del punto y del meridiano, asl como de una descripcibn clara y brecisa de
su posición a n a t h i c a , cuya localizacibn es facilitada, a su vez, por la iIustraci6n
que figura en la phgina opuesta.
La localizacibn de los puntos recientemente descubiertos es dada ú partir de
la informacibn disponible hasta esta fecha. Así, por ejemplo, el punto llical'7ado
en el pabellbn del oído que influye sobre el tobillo es denominado "punto del
tobillo" (auricular), sin mhs; debiendo referirse el lector a la ilustracibn de los
puntos auriculares representados en la phgina opuesta.
1
ACUPUNTURA Y ANALGESIA

El dolor es el timbre de alarma del cuerpo y su estudio requiere la comprensibn


y la investigacibn global de sus causas ocultas. Conviene, no obstante, que sus
manifestaciones sean eliminadas con la mayor celeridad posible. A tal efecto, la
acupuntura nos brinda numerosas posibilidades de aplicacihn prAct ica, sin per-
juicio del método que se adopte en cada caso para tratar las causas profundas
del mal.
La causa del dolor depende de numerosos factores. Si paramos el timbre de
alarma pero dejamos que la casa continhe ardiendo, demostramos, entre otras
cosas, una evidente falta de responsabilidad. Pero a veces el timbre se dispara
sin causa justificada, poniendo a dura prueba los nervios de quienes deben so-
portar su estridencia. Exquisita sabiduría la de aquel juez londoniense que absol-
vi6 a un conciudadano suyo acusado de haber trepado a una escalera de mano
para destrozar un timbre de alarma; iinica forma a su alcance de acabar con las
molestias (ruido, insomnios) causadas por el intempestivo artefacto.
De igual manera, la acupuntura puede suprimir dolores que nada tienen que
ver con manifestaciones de u n estado general deficiente. La neuritis producida
por herpes zoster es un ejemplo; en casos de neuralgia trigeminal, antes de ope-
rar valdría la pena tratar el dolor con la acupuntura. En otros casos, el dolor es
un síntoma Gtil y su tratamiento se presenta bajo un Angulo distinto. Si se obser-
va, por ejemplo, que la rodilla del paciente presenta manifestaciones artriticas
evidentes y que un exceso de marcha puede agravar el mal, entonces, limitarse
simple y excIusivamente a calmar el dolor sería nefasto para el enfermo.
AdemAs de aliviar el dolor, convendría, en un caso semejante, entablillar la
rodilla y evitar todo exceso de movimiento. Sin perjuicio de los demás cuidados
a que debiere someterse, el paciente deberi saber que el funcionamiento de su
rodilla -a pesar de haber dejado de ser dolorosa- ya no será nunca mAs nor-
mal y que, por consiguiente, deberá usarla lo menos posible. Este aspecto de la
cuesti6n es el m&s debatible en lo que a supresibn del dolor por acupuntura se
retlere.

Tratamiento paliativo
El tratamiento de los síntomas en aquellas enfermedades crónicas susceptibles
de producir cambios permanentes en las articulaciones y dernAs tejidos sblo
produce una mejora pasajera. Sin embargo, en ciertas enfermedades que apare-
cen siihitamente, como el tortícolis traumatico o el lumbago, el tratamiento por
acupuntura de los sintomas equivale a un verdadero tratamiento curativo. El
alivio de los espasmos musculares y la mejoría observada en la capacidad motora
conducen a una rhpida remisibn de la enfermedad.
Por lo tanto, aliviar el dolor constituye, algunas veces, un primer paso hacia
la normalizacibn y la salud. En determinatlos casos esta acci6n es por sí sola
suficiente, dado que por s u parte, el cuerpo logra adaptarse gracias a sus propios
esfuerzos. Pero tal como ya hemos dicho, en numerosos casos convendrii enfren-
tarse con las causas ocultas de la enfermedad, siendo, por lo tanto, necesario
recurrir a la cirugia, a la dieta terapbutica, a la rehabilitacibn fisica, etc. AGn
así, gracias al tratamiento paliativo de la fase dolorosa inicial, el paciente se
hallar& en mejores disposiciones para colaborar en el tratamiento definitivo de
su mal.
En los libros que tratan de acupuntura existe una tendencia generalizada
hacia el desprestigio de lo que se ha venido a llamar "medicina de segunda
clase", dedicada exclusivamente al tratamiento paliativo de las enfermedades.
Este reproche es vilido solamente cuando el estudio del caso clínico no es abor-
dado en su conjunto. Sin abogar ni mucho menos por el uso de la acupuntura
en el tratamiento global de las enfermedades, lo que si desearíamos es un uso
mfis generalizado y una mayor aceptacibn de la misma por parte de los profe-
sionales de la medicina. Este libro no tiene la pretensibn de abarcar en su totali-
dad la gama de aplicaciones de la acupuntura en el tratamiento de la enferme-
dad, como tampoco pretende tratar de forma exhaustiva el problema del alivio
y supresibn del dolor. Constituye, en cambio, una introduccibn a los mktodos y
tknicas empleados en el tratamiento del dolor en las distintas partes del cuerpo.
La acupuntura n o es, salvo en contadas excepciones, un fin en si misma.
Existen circunstancias en las cuales su uso como supresor del dolor revestiría
fatales consecuencias, como sería en el caso de una crisis aguda de apendicitis.
Igualmente desastroso sería su empleo como tratamiento paliativo de una enfer-
medad inflarnatoria de las articulaciones, con exclusibn de cualquier otra medida
terapdutica o. sin que el paciente fuese prevenido sobre la necesidad de reducir
sus actividades. En ambos casos el tratamiento es criticable pero no la acupun-
tura. Como tampoco es censurable el motor de explosibn por el mal uso que de
su autambvil puede hacer uun conductor irresponsable.

Fiosofia tradicional de Ia acapuntura


Contra el enfoque seguido en este libro sblo preveemos una critica posible; a
saber, que se entienda que sblo puede aplicar la acupuntura quien haya asimi-
lado en su totalidad la filosofia de la misma. Tal no es el caso. Podemos asegu-
rar que la mayor parte de aquello que los acupuntores tradicionales toman por
verdades intangibles no es mhs que teoría y fantasiosas explicaciones surgidas
de la historia antigua y de la mitología chinas, sin gran validez en nuestra época
y dificilmente integrable en la terminología científica moderna,
Mitos y fraseologia persisten como consecuencia de la incapacidad de distin-
guir la realidad contenida en el inmenso legado documenta1 generado durante
4.000 años de pr6ctica de la acupiintura. Las publicaciones chinas modernas
hacen hincapib en la necesidad de continuar utilizando la terminología tradicional
mientras no se tengan explicaciones m4s adecuadas, sin que ello signifique que
se acepten los mitos y las teorías que envuelven dicha terminología.
Cuando oigo estas explicaciones me siento como el nifio del cuento que había
visto al Emperador desnudo. Pero en mi caso, veo, sobre todo, que lo que si
lleva puesto el Emperador son sus dientes,

Reglas básicas
Las reglas de la acupuntura son simples, pero deben ser estrictamente observadas
si se quiere obtener buenos resultados, y lo que es mhs importante aún, para la
seguridad del paciente. De la misma forma que no es ni mucho menos indispen-
sable saber cbmo funciona el motor de un coche para conducir, tampoco es
imprescindible conwer el funcionamiento de la acupuntura para usar de ella.
No obstante, en ambos casos existe un conjunto de reglas a observar si se quiere
evitar t!n desastre.
Hay quienes pretenden que antes de ejercer, el acupuntor deberia saberse de
memoria todos los puntos de la superficie del cuerpo, en total más de mil. Los
innumerables efectos reflejos de la mayoría de dichos puntos ha ido det"ii6ndose
a lo largo de los siglos y las teorías y explicaciones sobre los efectos que pueden
tener el masaje y las agujas sobre determinados puntos o grupos de puntos han
evolucionado considerablemente. Estas teorías y explicaciones son lo que cons-
tituyen la trama de la acupuntura (y a mi entender, la del ropaje invisible del
Emperador del cuento).
No es dificil demostrar determinados efectos producidos por el tratamiento
por acupuntura. Los hay que alteran las funciones de los brganos y sistemas. Se
observan efectos analgksicos y también anestksicos. Los reflejas implicados d ifi-
ciirnente pueden ser explicados de forma convincente; sin que por ello tengamos
que recurrir a las explicaciones tradicionales, que por pintorescas y atractivas
que nos parezcan, en ninghn caso nos ayudarin a descubrir el potencial real de
la acupuntura. ;,Debemos admitir que la enfermedad proviene del desequilibrio
Yin-Yang (las dos fuerzas opuestas del universo que se manifiestan a través del
Chi de nuestro cuerpo)? ¿NO seria m8s acertado hablar de tendencia hornostática
gracias a la cual se mantiene un medio interno estable, consecuencia de la inte-
raccibn de los diversos procesos y sistemas del cuerpo humano? Los acupuntores
modernos que se aferran a la fraseología tradicional desprestigian su ciencia. En
China, la prhctica de la acupuntura iba a la par de la medicina de hierbas, el
régimen dietético y la orivntacibn psicolbgica. De manera similar, deberíamos
practicar la acupuntura como adyuvante en el tratamiento global del paciente y
sus problemas. Memorizar los puntos del cuerpo no es indispensable para obte-
ner buenos resultados en la aplicacibn de las técnicas de acupuntura. Lo impor-
tante es conocer sus reglas y aplicarlas con rigor; la posicibn de los puntos y sus
efectos pueden ser comprobados en el momento en que se precisen.
2
COMO FUNCIONA LA ACUPUNTURA

Mi esposa es griega; gracias a ella he llegado a conocer y amar a Grecia y su


legado civilizador. La belleza espiritual de los iconos me ha ayudado a explicar-
me a mi mismo la aparente antipatía con que observo la 'semhntica de la acu-
puntura tradicional, Al principio los iconos fueron utilizados para representar
las ideas intangibles de la religibn y el pensamiento espiritual de la Iglesia. Al
transcurrir el tiempo, los iconos mismos se transformaron en objetos de adora-
cihn, actitud que, a su vez, conduciría a la iconoclastia -o deseo de los refor-
madores de destruir las imhgenes, no por su significado intrínseco sino por el
que se les estaba acordando. Admiro la belleza de los iconos, pero les niego toda
divinidad; si mi admiracibn me llevara a concederles un poder que sblo es de
Dios, entonces mejor valdría quemarlos que caer en la idolatria. De igual forma
me encanta el lenguaje poético y la bella arrnonia de las teorías de la acupuntura
tradicional, pero estas no me son de ayuda alguna para comprender la verdadera
naturaleza de la salud y la enfermedad, y por tanto, más vale no confiar en ellas.
En numerosos textos antiguos sobre acupuntura se atribuyen ciertas cualida-
des intrínsecas a las agujas según sean éstas de cobre, bronce, plata u oro. No
solamente puede demostrarse que esto no es verdad, sino que también puede
afirmarse que las agujas mismas ni siquiera son indispensables en el ejercicio de
la acupuntura. De hecho, u n impulso eléctrico o una presibn digital son, a veces,
un estímulo suticiente para obtener el resultado apetecido. Por lo tanto conviene
no caer en la tentacibn de conceder u n poder mágico a las agujas. El organismo
realiza su propia curacibn. Las agujas, la presibn digital, el impulso eléctrico,
producen el estimulo; el cuerpo reacciona.
Durante muchos afios, osteopatas y quiroprActicos han empleado la tecnica
de presibn refleja para ayudar al cuerpo a sanar. Muchos de los puntos por ellos
utilizados coinciden con los de la acupuntura.
Si admitimos que el organismo no cesa de buscar su propio grado de salud
bptinio, entonces no nos extrafiará que todo estimulo que le ayude a alcanzar
esta meta, sea aprovechado. En una primera fase, suponemos que el estímulo
inicial se obtiene por acupuntura o presibn digital; despuks, la interacciiin ho-
mostAtica de los sistemas del organismo asegura el relevo, y la accibn terapéutica
del tratamiento logra su máximo alcance.

Respuestas a los estímulos


¿,De qué forma los estímulos son recibidos y tratados por el organismo? Se ha
hablado de un flujo de energía circulando por la superficie del cuerpo. Se ha
dicho igualmente que en la proximidad del punto de insercibn de la aguja se
producen determinados cambios químicos. O que existía la posibilidad de un
estímulo neuroendocrino a través del sistema nervioso; o, incluso, de un efecto
de "confusibn" ejercido sobre el cerebro para inducirle a rechazar los estímulos
dolorosos.
Tampoco se ha descartado la posibilidad de que a cada efecto observado
corresponda un "modus operandi" particular. Así, los efectos anestésicos po-
drían ser el resultado de la acci6n "confusionista" ejercida sobre el cerebro
por estimulas estratkgicamente dirigidos; mientras que Ia alteraci6n de las fun-
ciones de los 6rganos equivaldría a las respuestas hormonales y humorales espe-
cíficas al estimulo nervioso producido por la acupuntura.
i,Cbmo funciona la acuputitura? En tanto que consigiie la supresión del dolor,
la forma en que conviene usarla como analgésico y anestésico debería importar-
nos más que el mecanismo de dichos efectos. Sin embargo, creemos oportuno
exponer algunas hipbtesis sobre el fenómeno.
El Grupo Coordinador de Anestesia por Acupuntura de Pekín, en base a un
estudio de encefalogramas consider6 que los efectos analgésicos y anest6sicos de
la acupuntura provienen de una actividad localizada en la corteza cerebral y en
varios niveles subcorticales del sistema nervioso central (con posible intervencibn
de otros factores, por ejemplo, humorales), Las pruebas aportadas por este Gru-
po a favor de la eficacia de las agujas o de la presibn digitaf cn la supresibn
del dolor en diversas partes del cuerpo son muy abundantes ya que provienen de
mAs de 400,000 operaciones efectuadas bajo anestesia por acupuntura con ante-
rioridad a 1970. '
El organismo humano es capaz de aprovechar al máximo los estímulos exte-
riores. El Grupo afirma que el estímulo de determinado punto ayuda a regulari-
zar la presibn arterial, mientras que en otro punto provocar& u n ritmo cardíaco
mLs ritpido o más lento que el normal. Estimulando otros puntos aumenta el
nhmero de glbbulos blancos, al tiempo que se activa la fagocitosis. Estos efectos
reguladores sblo pueden atribuirse a las respuestas neuroendocrinas.
Investigaciones mLs recientes han demostrado que la oclusibn vascular del
brazo no puede impedir que el efecto analgésico de la acupuntura sobre un
punto de la mano se transmita hacia otras partes del cuerpo, como demuestra
la elevación del umbral doloroso observado en las mismas, E n cambio, ha podi-
do demostrarse que la infiltracibn de procaina en los tejidos profundos alrededor
del punto de acupuntura suprime totalmente el efecto analgksico a distancia.
Para los investigadores de los Institutos de Fisiología y Traumatología d e Shan-
ghai es al sistema nervioso y no a la actividad hi:moral que se debe esta neutra-
lizaci6n del efecto analgésico.

Efectos analgbsicos bilaterales


Otros trabajos del grupo citado demostrarían que el estímulo de un punto pro-

' A c u p u n t u r ~Ama~sthesia,Foreign Language Press, Pekín, 1972.


Scirlatu Sinica, Vol. XVI, No 2, p6g. 210, Science Press, Pekín, 1973.
ducía efectos analp6sicos bilaterales. Así, por ejemplo, en cirujia de la rodilla es
posible utilizar plintos de la pierna sana para anestesiar la pierna a operar. La
conclusión de estos trabajos es que existe una relacibn segmental entre el punto
de acupuntura y el área de analgesia.
En un informe reciente del Grupo Coordinador de Anestesia por Acupuntrira
de Shangha: se demuestra que los impulsris aferentes de la analgesia por acri-
pulitura son esencialmente emitidos por los nervios que inervan los haces pro-
fundos, vainas tendinosas, mhsculos, periostios, etc. Queda igualmente demos-
trado que la acupuntura es capaz de excitar d,iversos receptores sensoriales, tales
como los receptores de tensibn y presión de los tejidos profundo^.^
Al término de la compleja investigacibn llevada a cabo por el referido grupo
sc llegaría a la conclusibn que Ia transmisibn de los efectos de la acupuntura
esta estrechamente relacioriada con la transmisibn de la sensacibn de tempera-
tura y de dolor por la médula espinal, mientras que la persistencia de los efectos
se halla mhs o menos relacionada con el camino de las sensaciones propiocepti-
vas. El papel de la accibn integradora del t6lamo en el proceso de la analgesia
por acupuntura fue demostrado por registro y análisis de las variaciones de po-
tencial en las dlulas simples del Mamo. Los resultados indican que eI grado de
eficacia de la analgesia por acupuntura podría depender en gran parte del grado
de excitabilidad del cerebro del sujeto.
Otros experimentos, en los que los extrenlos ceflilicos de las carbtidas de dos
animales fueron conectados e n cruce, mostraron la intervencibn de los factores
humorales en el efecto de la acupuntura. Los umbrales dolorosos en uno de los
animales se elevaron bajo el ek&o estimulante de la acupuntura sobre el otro.

Digi topmtura (Acupuntura por presión digitd)


En otro grupo de experimentos con animales realizado por el Grupo d e Investi-
gaciones del Colegio de Medicina de Pekín se observ6 que el estimulo producido
por la aguja de (Tsu) San Li (Estbrnago 36) praducia una elevaci6n del 120 por
ciento del umbral doloroso durante 40 minutos. El estimulo por. presibn digital
de K u n Lu (Vejiga 60) produjo una elevacibn de 133 por ~ i e n t o . ~
Segiin los investigadores, las agujas no siempre surten el efecto deseado sobre
los pacientes humanos; en numerosos casos fue necesario variar la profundidad
de insercibn o la amplitud del movimiento de torsibn impuesto a la aguja en el
momento de clavarla. Observaron, en cambio que la presi6n digital produce
con frecuencia la sensacibn de relajamiento y de plenitud que precede a todo
efecto anestésico. Unos exhmenes electrofisiol6gicos subsiguientes demostrarjan
que una fuerte presibii sobre los músculos y tendones era capaz de producir una
clara inhibicibn de la descarga unitaria de neuronas cn un nhcleo no especifico
del tblarno.

~ h i n e s rMedical Joumul, Enero 1975. *Ag. 13.


Scienta Sinica, Vol. XVl1, No 1, pig. 112, Science Press, Pekín, 1974.
En el curso de un experimento efectuado con conejos se practicó una per-
fusibn de líquido cefalorraquídeo artificial mientras el animal se hallaba someti-
do a acupuntura por presibn digital. Seguidaniente, el perfusado fue extraido
inyectado en el ventrículo de otro conejo, el cual experimentb una elevacióti dc
82 por ciento del umbral doloroso. Esta variacibn se observaria sistemáti,ramente
entre los sujetos del experimento y los animales de control utilizados, lo cual
llevaría a considerar la presencia de una o varias substancias químicas provistas
de efectos analgésicos en el fluido cerebroespinal del animal despufs de haber
sido sometido a acupuntura.
Estos y otros experimentos con animales indican que el efecto analgésico de
la acupuntura nada tiene que ver con ningfin efecto hipnhfico o de autosugestión
psicolbgica por parte del paciente.
Se sabe, en cambio, que el estado mental del paciente ejerce dctcrrniriadas
influencias sobre su propia reaccibn a los estimulps sensoriales. Si se halla de
buen Iiumor y con Animos de colaborar, los efectos del tratamiento por acupun-
tura logrardn mhs fiicilmente elevar el nivel del umbral doloroso que si se siente
nervioso y con pocas disposiciones para colaborar. No obstante, la iniciativa
subjetiva del paciente es incapaz de reemplazar la anestesia por acupuntura, y
los factores fisiolbgicos y psicolbgicos, intensamente relacionados, interfieren
unos con otros.

Mecanismos neurohumorales
Si despojamos la acupuntura de los conceptos Yin y Yang, de Energía Vital o
de Fuerza Vital, i,qub es lo que queda? Es evidente que ni la neuroanatomía ni
la neurofisiologia pueden darnos la respuesta. En cambio, puede afirmarse que
abundan las pruebas a favor de la explicaci6n del efecto de In acupuntura por
los mecanismos neurohumorales.
Los resultados de la intensa investigación Ilevada a cabo en este campo tnda-
vía fuera del alcance del saber científico moderno rinden tributo al genio clínico
de los acupuntores tradicionales. Sus teorias no resisten al análisis científico
moderno, pero no cabe la menor duda de que han contribuido considerablemen-
te al avance de la fisiología, tal como la conocemos en la actualidad.
Pero quedan numerosas preguntas por responder. Por ejemplo ;,yui. relaciiin
existe entre la superficie auricular y otros brganos y partes de1 cuerpo muy ale-
jados? La relacibn existe y puede demostrarse. pero cabe todavia explicar Irt
razbn de su e x i ~ t e n c i a . ~
Hasta la fecha la investigacibn científica occidental no ha hecho la menor
aportacibn a favor de la comprensibn de la acupuntura. Meljack ( Universidad
McGill) y Wall (University College de Londres) idearon la teoria de una "ba-

' ~ c i e n t aSinica. Vol. XVI, No 3, phg. 455, Science Press, Pekín, 1973.
rrera" en la substancia gelatinosa del asta dorsal de la médula espinal. Esta
barrera se cierra automdticamente al recibir los estíniulos, por tenues que sean,
de las agujas de acupuntura. Cheu y ~ a n ampliaron
' la teoría incorpor&ndole
una segunda barrera correspondiente al tálamo, cstableciéndose de esta forma
u n punto de coincidencia entre la investigacibn occidental y la investigacihn
china, y ello a pesar de que, hasta la fecha, los aspectos humorales del fenbme-
no n o parecen ser tomados en consideración por los investigadores occidentales.

Resistencia eléctrica
Otro aspecto del fen6meno de la acupuntura que cabe considerar es que los
puntos de acupuntura de la superficie del cuerpo se presentan como áreas de
baja resistericia eléctrica. El Dr. Niboyet construyb, antes de la Segunda Guerra
Mundial, un aparato para medir la impedancia eléctrica de la piel cuyo perfec-
ciotiamiento y creciente utilizacibn en Eiiropa Occidental conducirian al aban-
dono de la teoría de Ios meridianos a favor de la idea de corrientes de impulsos
neuroeléctricos operando a travks del sistema nervioso autiinomo.
En el mismo sentido, el investigador japonés Dr. Nakatani afirmó que la
excitabilidad del sistema nervioso simphtico puede ser medida a partir de las
variaciones de la resistencia eléctrica en puntos específicos, los cuales, en nume-
rosos casos, coinciden exactaiiiente con los puntos de acupuntura tradicional y
pueden utilizarse indistintamente para el diagnbstico y el tratamiento de enfer-
medades funcionales y para el tratamiento del doIor. Las investigaciones llevadas
a cabo en este canipo en el Japiin han dado lugar al sistema llamado Acupun-
tura Terapéutica Ryodoraku. Segiin la teoría Ryodoraku, tanto las anomalías
existentes en los brganos internos como los cambios observados en su funcionn-
miento se reflejan en los cambios observables en la superficie del cuerpo. Estos
cambios pueden ser producidos por reflejos de los nervios sensoriales, por refle-
jos de los nervios motores y reflejos de los nervios simpáticos y parasimphticos.
Seghn el Dr. Nakatani, el punto lucal de la piel, externo respecto al sistema
nervioso autónon~o,puede actuar conio una sinapsis en la que se produce una
secrecibn de hormonas locales; kstas a su vez, forman una corriente de doble
sentido a lo largo del sistema simpAtico. De esta forma, diagnóstico y trataniien-
to pueden simultanearse a partir del mismo punto.7

Acupuntura y Osteopatia
Existe una correlacihn entre la red de puntos de acupuntura y la trama osteo-
phtica de lesiones osteomusculares. Segiin Regard, "cada sistema permite veri-

Current Therapy Researches 14 (N0 71, julio 1972.


' Gunji, Introdirc~ionto Simple Hyodortiku T r ~ a t m e n tBunkodo
, Co. l,td. Tokyo. 1971.
P. Regard. Proceud. oj' Third Inrem. Congre'is qfhPhysic. Medic. Westlake Press, Chicago,
1962.
ficar la validez de las aplicaciones terapkuticas del otro. Para el Dr Nemerhof,
sin embargo, ninguno de ellos constituye por si solo un arte de curar o un méto-
do de tratamiento independiente y exclusivo, aunque uno y otro empleen formas
terapéuticas neuro-mecánicas para restablecer la homeostasis del organismo.
El Dr Felix ~ a n n , "al tratar del meridiano de la vejiga (parte del cual es
paravertebral), se refiere a la acupuntura como "Osteopatía China".
Nemerhof hace observar que, en terminos modernos, la teoría de la acupun-
tura se basa en la interconexibn de los puntos de acupuntura con la red del
sistema nervioso autbnomo, confirmando así el punto de vista de Reprard segiin
el cual la acupuntura en conibinacihn coi1 el tratamiento osteopittico constituye
un eficaz tratamiento de los estados traumáticos crónicos. Nenierhof conclriyc
que ni I r i acupuntura ni Ia osteopatia constituyen u n tratamiento total y defiiii-
tivo del paciente, pero que aplicada correctamente, fa acupuntura aumenta las
posibilidades de ciiración del paciente.
El Dr Becker" compara el sistenia nervioso central a una computadora digi-
tal y la mente a una computadora analbgica y, a partir de esta siniilitud, formula
la hipbtesis que la acción de la acupuntura por medio de la inserción de las
agujas es comparable a Ia conexibn selectiva de un circuito que induce la compu-
tadora a cjccutar u n a serie de operaciones sin que el interrupior qiic conccta y
desconecta determinadas funciones de la computadora interriinipa su funciona-
miento ni la ejecución de otras operaciones.
La aciipuntura se presenta como un medio fisiológico de trütnniieiito de gran
utilidad eli manos de los profesionales de la medicina. Cuando nos rascariios por
que nos escuece una parte del cuerpo, o palpa~nostina parlc dolorusu, lo quc
intentamos, de hecho, es enviar al ccrebro un conjunto de mensajes cn substitu-
ción de otro corijunto nienos soportable. A cada acción corresponde u n a reacción
con la que el organismo responde a los estímulos en grados diferentes. deperi-
diendo de la localizacibn, duraci6n y riaturaleza (aguja, presión, impulso eléc-
trico) que se obtenga u n efecto tonificante, un efccto sedante o un efecto ailes-
tfsico.
La teoría tradicional pretende que hay un aporte o "drenaje" de energ'ia
(Chi).Para el Dr. ~ u s t i n , la
' ~ "energía vital" drenada de una zona dolorosa
debe ser reemplazada mediante estimulo del punto Ho Ku (punto 4 del Intes-
tino grueso) o del Kun Lun (punto 60 de la Vejiga). Sin descartar la posible
existencia de razones de orden fisiolbgico que justifiquen el tratamiento empírico
tradicional, creemos, no obstante, q u e a la luz de los resultados de las investiga-
ciones mAs recientes, la teoría de la renovacibn de la "energía vital" no tiene
base cientifica alguna.

Iuuritnl o/.rho Arnrricari Osleopathic Associulirin, Dic. 1972. p9g. 346-351.


F. Mann, Acupulttuw. thc A t t c i ~ n rChint~srArr q/. H ~ a l i n g ,Heineiiiünri Medical Hociks.
1i
"l'arlitiictcsh of 1iciiit;iric.c". Joitnirrl o/ r l i t * Anirjni.rrri Osrt,yiiitlii(*Ai\r~r~iri,roii\cl)t. 19-3.
I 2 Mary Austin, Acupimrurr T h ~ r a p y'Tiirrictciiic
. Books, 1974.
La respuesta del organismo
Conviene no perder de vista que el factor realmente vital del tratamiento es la
respuesta de nuestro cuerpo. La naturaleza de la respuesta a la aguja es lo que
cüenta y no la aguja en si. La simple inserción de una aguja o una fuerte presión
digital ejercen una acción estimulante. Si la aguja permanece clavada de cinco a
veinte minutos, o si se mantiene la presión de los dedos por igual tiempo, se
logra un efecto sedante o entorpecedor sobre los tejidos locales o remotos (refle-
jos). Si se alarga el tiempo de tratamiento, los efectos anestésicos se manifiestan
de forma evidente. Ambas respuestas son fisiológicas. Cualquier otro estimulante
-alcohol, agua helada- surtiría resultados opuestos semejantes. Considérese la
respuesta del organismo a un bailo helado de medio minuto o de media hora de
duración, a la ingestión de una copita o de media botella de coñac.
A medida que la investigación de estos fenómenos vaya progresando, la inter-
pretación actual de los mismos irL modificándose para ir enmarchndose cada
vez mhs dentro de una pauta fisiolbgica científicamente aceptable.
En su tratado sobre la teoría de la medicina, Speransky explica cómo tras
largos años de estudiar la naturaleza de la enfermedad llegaría a la conclusihn
que era necesario descartar la subdivisión tradicional del sistema nervioso en
sistema central, periférico y simpático. Nunierosos experimentos le perrnitirian
demostrar que a partir de cualquier punto del sistema nervioso era posible acti-
var mecanismos nerviosos cuyo funcionamiento se interrumpía en la periféria, al
tiempo que producían cambios de tipo biofisico
SegGn la tesis J e Speransky, cualquier punto nervioso -sin excluir las estruc-
turas nerviosas periféricas- puede transformarse en un generador de procesos
neuro-distrbticos, que actfia como centro nervioso moinentáneo o permanente de
dichos procesos. Cada vez que un procedimiento altera el caricter newioso de
cualquier fenómeno, los cambios resultantes no solamente se producen en la
sección del nervio afectado sino también en (u intricada totdidcld del complrjo.
Igilalmeni~claro resulta el hecho de qut. la irritución d~ c u u l q ~ i ~punto
r del
sistema newioso puede producir alteracirin~sno solurn~nteen las partes adya-
centes sino tarnbikn cJnp a r t ~ swmotas del organismo.
Finalmente, para Speransky es evidente que el provecho obtenido en la inter-
vención sobre el sistema nervioso depende a menudo de la interferencia en si, y
no de la forma en que ésta se ejerce, mientras que el darío es inherente a la
forma de intervencibn y al excesivo trauma que puede resultar de los mismos.
A nuestro entender, Speransky es uno de los científicos que más ha contri-
buido a la comprensión de los feniimenos relacionados con la acupuntura. Dado
que nuestro propio punto de vista es plenamente coincidente con su teoría. es
obvio que nuestra aceptacibn de la misma es total y no conlleva restricción al-
guna.

l 3 A. Speransky, A B ~sisfor the Theory of Medicine, Internaticmal Publishers, Nueva York,


1943.
COMO USAR LA
Agujas
Las agujas de acupuntura suelen ser de acero xnt:lcicjahlr con un manguito de
cubre o aluminio. Deben ser lo suficientemente flexibles cotno pn: (! evitar q ~ .ee
rompan en caso de espasmo muscular producido por la insercibn. EI manzo e\
importante tanto para facilitar la insercibn como en las manipulaciones subsi-
guientes de las agujas una vez hincadas. Lo longitud de las agujas oscila entre
12 y 120 m; la seccibn entre 0,04 y 0,fO mm. Numerosos son los acupuniores
que utilizan agujas hipodkrmicas desechables de 0,12 mm de seccibn. La: agu-
jas cortas sirven para las zonas superficiales de' la cara y la cabeza; las más
largas para las partes más carnosas del cuerpo. La profundidad de inserciórl
viene dada en Ias fbrmulas de tratamiento de cada punto; no obstante, puede
l diferentes tipos corporales y a criterio del acupuntor.
variarse de acuerdo c o ~los
Por lo general, el paciente experimenta una sensacibn de plenitud y chlido bie-
nestar al alcanzar la aguja la profundidad deseada, sin que la ausencia de esta
sensacibn sea bbize para el logro de resultados positivos.
Se aconseja observar una b u w a asepsia; las agujas deben ser esterilizadas y
frotadas con alcoho! antes de la insercibn. El hrea de tratamiento y las manos
del acupuntor deben ser frotadas con alcohol u otro antiséptico como si se tra-
tase de una inyeccibn parenteral. Las agujas deben hallarse exentas de cualquier
defecto, desechhndose aquellas que estuviesen. torcidas o despuntadas.
El tratamiento de puntos vertebrales reviste especial cuidado; la insercibn
por error de la aguja en el sistema nervioso central podría producir una parálisis
momentánea. Para evitar semejante inconveniente, tanto los puntos tratados
como la profundidad de insercibn de la aguja deben coincidir exactamente con
los puntos y profundidades recomendadas en las fbrmulas de ~rat~miento dadas
en este texto.

Localización y selección de puntos


Para lccalizar con precisibn los puntos de acupuntura usamos dos sistemas des-
criptivos. El primero define la posicibn anatómica exacta y es, por lo tanto, el
método m i s simple. No obstante, existen numerosos puntos cuya posición no
puede ser descrita de manera tan exacta, y otros cuya posición depende de la
corpulencia del paciente. Con objeto de paliar las variaciones debidas a la cor-
pulencia, los chinos utilizan la "pulgada humana" o (cun", unidad que no sola-
mente se adapta a cada paciente, sino que también a cada zona del cuerpo, y
que llamaremos Unidad de Medicibn en Acupuntura (AUM en la terminolo-
gía anglosajona generalmente aceptada). Asi, por ejemplo, el AUM del ante-
brazo se obtiene dividiendo por 12 la distancia entre el pliegue de la .mufíeca y
el pliegue cubital.
La lista de las mediciones proporcionales es como sigue:
El AUM de la cabeza se calcula de una de las formas siguientes: linea media1
desde la linea anterior del cuero cabelludo a la línea posterior del mismo = 12
AUM; distancia entre la línea anterior del cuero cabelludo y la apbfisis de la
séptima vkrtebra cervical = 3 AUM. (Si la línea del cuero cabelludo es impre-
cisa, se toma la distancia entre Ia glabela y la apófisis mencionada 18 AUM.)
El AUM de la espalda se calcula midiendo la distancia entre la linea media1
-
se calcula a partir de la distancia entre Tos pezones -
y el borde media1 de la eschpula = 3 AUM. El AUM del tbrax y del abdomen
8 AUM. La distancia
entre el ~ x t r e m oinferior del esternbn y el ombligo = 8 AUM. Entre el ombligo
y la sínfisis pubiana = 5 AUM.
El AUM del brazo se calcula midiendo la distancia entre el pliegue de la
axila y la flexura del codo = 9 AUM.
El AUM del muslo se mide entre el punto proximal del trochnter mayor y la
cara dista1 de la rótula = 19 AUM.' EI AUM de la pierna corresponde o bien
a la distancia entre el centro de Ia rótula y la prominencia del maléolo externo
= 16 AUM o a la distancia entre el cbndilo interno de la tibia y la prominencia
del maléolo interno = 13 AUM.
El mézodo de cAIculo de las dimensiones corporales se basa en la Iwgitud del
dedo del paciente. La distancia entre los dos pliegues de las uniones interfalh-
gicas del dedo medio doblado equivale a 1 A U M , mientras que la anchura total
de los cuatro dedos vale 3 AUM.
La precisibn de estas técnicas es suficiente, en particular si se usan conjunta-
mente con la descripcibn anatbmica, y permiten al acupuntor la ~ocalización
exacta de puntos concretos.

Meridianos
La conflguracibn de los puntos de acupuntura de la superficie del cuerpo ha
llevado los acupuntores, a lo largo de los siglos, a representarlos gráficamente en
forma de líneas (llamadas canales o meridianos) reuniendo todos aquellos puntos
que comportan una accibn cornhn sobre un órgano o funciGn fisioliigica deter-
minados.
AdemLs de los doce pares de meridiai~osbilaterales existen dos meridianos a
lo largo de la línea medial anterior y posterior del tronco y de la cabeza y varios
meridianos suplementarios que unen entre sí a los 14 pares principales. Fuera
de este conjunto de meridianos existen igualmente otros puntos en el pabellbn
d e Ia oreja y en la superficie de la cara y de las manos poseedores de efectos
reflejos específicos. Las pruebas clínicas dc la existencia de conexiones reflejas
entre los puntos de acupuntura y los brganos y las funciones específicos son
abundantes.
I
Niiniertntis tcxtcir occidentales le ritribuycn 13 AL!M. En e\tc libro se adopta 13 n~cdicihri
china inoderna.
Mediciones proporcionales utilizadas para Ia ohtcncihn d c Irih A U M (Utiidades de Medición en Aciiliiiiitiit.:~)
en dirtintiis reginnci dcl ciierpci.
Desde el punto de vista analgtsico, el conocimiento del trazado y recorrido de
los meridianos es particularmente iitil; gracias al mismo pueden scleccieinarse
puntos a veces muy alejados de la zona dolorosa, y entre los cuales sblo media el
meridiano correspondiente como relaci6n aparente.

Puntos distantes
En el tratamiento de determinadas enfermedades reumhticas y musculares los
puntos distaptes pueden ser tratados con prioridad a los puntos locales. Mi entras
se le aplica el tratamiento, el paciente debe esforzarse en ejercitar y mover las
partes afectadas. En el formulario del tratamiento indicamos cuando conviene
utilizar estas ttcnicas. En e1 tratamiento de dolencias como el dolor de cabexa o
la neuralgia del trigbmino es preferible usar puntos distantes de un meridiano
que contenga puntos locales en la zona dolorosa. En la neuralgia postherpética.
por ejemplo, el conocimiento del recorrido de los meridianos ayudad considera-
blemente en la seleccibn de puntos distantes de tratamiento. En el formulario de
tratamiento se indica qué puntos distantes pueden usarse en las dolencias parti-
cularmente dolorosas. Al término de una intensa labor investigadora en el campo
de los canales (meridianos), llevada a cabo por mkdicos de formación occidental
y de formacibn tradicional, se ha llegado a Ia conclusibn que los canales estin
estrechamente relacionados con los nervios, los vasos sanguíneos y los fluidos
corporale~.~
Por consiguiente, vemos que en el país de origen de la acupuntura se arrinco-
na la teoría tradicional de la corriente de "energia vital" circulando por canales
(meridianos). Lo que si existe es una circulacibn refleja en relación coii los brga-
nos del cuerpo y sus funciones sobre la cual existen puntos que a su vez se hallan
interrelacionados desde el punto de vista reflejo.
Existen aparatos destinados a facilitar la localizacibn de los puntos de acu-
puntura a partir de las variaciones de resistencia elkctrica detectables en la su-
perficie de la piel. Las mediciones son transformadas en sefiales visibles o audi-
bles que confirman la localización del punto investigado.

Instrucciones paxa la selección de puntos


Partiendo del formulario de tratamiento dado en este libro, se aconseja utilizar
los siguientes criterios:
Los puntos s e r h escogidos de forma que rodeen la zona dolorosa. De no ser
esto posible, se t r a t a d los puntos alineados sobre un miembro. Ademks del tra-
tamiento de los puntos locales, la fbrmula puede indicar que se traten puntos
alejados de la zona dolorosa; unos y otros pueden tratarse simultineamente.
Coiiviene no olvidar los efectos contralaterales de la acupuntura y tratar de npro-
vechar esta particularidad mediante una juiciosa seleccibn de los puntos a tratar.

~n vtltline qf Chinese Acupunture, Foreign Language Press, Pekín, 1975.


Así, por ejemplo, el efecto analgtsic~~del
tratamiento del dolor del codo derecho
queda reforzado por el tratamiento de puntos de ambos brazos.
No conviene insertar las agujas en la zona dolorosa cuando ésta se presenta
hinchada o inflamada; la insercibn se efectuar& en los puntos prbximoinmedia-
tos.
Para los investigadores modernos, los meridianos son fibras aut6nomas cuyo
ciclo energktico al ser estimuladas ha sido alterado por la onda de depolariza-
cibn elkctrica. Las relaciones que puedan existir entre ellas y ciertos brganos es-
pecíficos son de naturaleza refleja.3
Los puntos blandos locales en una zona de molestia pueden ser considerados
puntos esponthrieos de acupuntura. Los chinos los denominan puntos A h Shi, y
los emplean de la misma manera que los puntos normales en el tratamiento de
los casas dolorosos.
Al plantearse el tratamiento, el acupuntor debe saber exactamente qué tejidos
subyacen bajo los puntos a tratar. En el formulario se indica, mediante notas
apropiadas, los casos en que conviene efectuar el tratamiento mediante puntos
A h Shi.
Los meridianos son los siguientes:
El rnediarzo del pulm6n (L) empieza en la cara externa de la caja torhcia, en
el primer espacio intercostal; desciende, luego, por la cara ánteroexterna del
brazo hacia la raiz de la ufia del pulgar.
El meridiano del intestino grueso (LI) empieza en la rak de la ufia del prilner
dedo; transcurre por el lado pbsteroexterno del brazo, por encima del hombro,
hacia la cara. Termina al lado de la ventana de la nariz.
El meridiano del estómago ( S t ) empieza debajo de la cavidad orbital; asciende
por la cara hacia la frente desde donde desciende hacia la garganta, tórax y
abdomen; continha luego por la cara anterior del muslo y pierna para terminar
en la raiz de la uña del segundo dedo del pie (lado externo).
El meridiano del bazo (Sp) empieza en la cara interna del dedo gordo del
pie; asciende por Ia cara interna de la pierna y del muslo hacia el abdomen y
tbrax, donde termina en la linea axilar en el sexto espacio intercostal.
El meridiano del corazón (H) empieza en la axila; desciende por la cara Ante-
roiriterna del brazo para terminar en la raiz de la uAa del dedo meñique (cara
interna).
El meridiano del intestino delgado (SI)empieza en la raiz de la uña del dedo
mefiique (cara externa); asciende por la cara pósterointerna del brazo, por enci-
ma del hombro, hacia la cara donde termina frente Ia oreja.
El meridiano de la vejiga (B) empieza en el canthus interno, asciende y pasa
por la parfe s ~ p e r i u rde la cabeza y desciende por la espalda y la pierna para
terminar en la raiz de la ufía del dedo pequeño (cara externa).
El meridiano del riiZón (K)empieza en la planta del pie; sube por la cara

'' F. Mann, Meridians of Acupnture, Heinemann MedicaI Books, 1971.


interna de la pierna hacia el medio del abdomen para terminar en el tbrax, justo
por debajo de la clavícula.
El meridiano de la circulación (C), que también lleva el nombre de constric-
tor del corazbn o pericardio, empieza en el tbrax, al exterior del pezbn; descien-
de por la superficie anterior del brazo y termina en la raiz de Ia uiia del dedo
mayor.
El meridiano Triple Calentador (TH) empieza en la raiz de la uba del anular
(lado aulnar); asciende por la cara posterior del brazo; pasa por detrás del hom-
bro; da vuelta a la oreja y termina en la cara exterior de la ceja,
El meridiano de la vesicuIa biliar (GB) empieza en el canthus temporal; se
dirige en zig zag hacia la parte superior de la cabeza; pasa por delante del hom-
bro y desciende por la cara externa del t6rax y abdomen; pasa por Ia cadera y
se dirige por la cara externa de la pierna hasta el cuarto dedo del pie.
El meridiano del higado (Liv) empieza en el dedo grande del pie; sube por la
cara interna de la pierna hacia el abdomen y termina en el arco costal (a la
vertical del pezbn).
Todos los meridianos descritos son lineas bilaterales y simbtricas de puntos
de acupuntura con afinidades y efectos en las funciones u brganos cuyo nombre
comparten.
Existen dos meridianos mediales: EI meridiano del Vaso de la Concepción
(CV), que empieza en el centro del perink, asciende por la línea media1 de la
cara anterior del cuerpo para terminar exactamente debajo del labio inferior; el
meridiano del Vaso del Gobernador (GV), que empieza en el coxis, asciende a
lo largo de la columna vertebral hasta la línea medial de la cabeza para ferminar
en la parte frontal de la encía superior.

Inserción y manipulado de las agujas


La aguja y la superficie de piel alrededor del punto tratado deben ser frotadas
con una solucibn antistptica. El paciente debe aguardar el tratamiento en posi-
cibn reclinada y en estado de relajacibn. Para la insercibn de agujas relativamen-
te cortas se observarán las siguientes indicaciones.
Con el índice o el pulgar de la mano izquierda (puede aplicarse presión un-
gular, igualmente) se oprime la superficie inmediatamente prbxima al punto de
insercihn. La aguja, sujetada por el manguito con el pulgar y el índice de Ia
mano derecha, es hincada al tiempo que se le imprime un movimiento de tor-
sibn. Puede sentirse un dolor pasajero al perforarse la piel, al que inmediata-
mente sucede una sensacibn de plenitud y radiante bienestar.
Las agujas mfis largas pueden sujetarse por el tallo, obteniéndose de esta
forma una penetraci6n rApida y controlada de Ia piel; mientras la mano izquier-
da estabiliza el tallo de la aguja, con la mano derecha se aplica al manguito una
combinacibn de presibn y rotacibn y se intrduce la aguja hasta la profundidad
deseada. En zonas poco carnosas, como la cara o la cabeza, con los dedos de la
mano izquierda se peIlizca suavemente la piel alrededor del punto mientras se
Lris 12 pares de nicritliarios bilaterale~y los rncridi;iiirii tlc I;is lincris nictlirilc\ d r 1;i
ariipiintiira tr:idicirinül.
procede a Ia insercibn. En zonas que comportan tejido;: flojos, o en presencia de
pliegues y arrugas de la piel, como el abdomen, antes de proceder a la insercibn,
con Ios dedos de la mano izquierda se tensa la piel alrededor del purito.
Existe una técnica de insercibn consistente en introducir la aguja en un tubo
de metal, vidrio o plhstico (por ejemplo una pajita de sorber bebidas) colocado
perpendicularmente sobre el punto de acupuntura, con el mango de la aguja
sobrepasando ligeramente. Con una palmadita se hace penetrar la aguja a través
de la piel; se retira ripidamente el tubo y se completa la insercibn, imprimiendo
al mango el movimiento de torsibn auecuado, hasta alcanzar la profundidad
deseada. Este método es menos doloroso para el paciente pero el punto de pe-
netracibn no se alcanza con tanta precisibn como en el método corriente de
insercibn,
El ángulo de insercibn puede ser oblicuo, perpendicular u horizontal. En las
principales zonas musculares del cuerpo, que requieren una insercibn profunda,
suele usarse la insercibn perpendicular. La insercibn oblicua se efectiia bajo un
angula de 30 a 4S0. La insercibn horizontal suele reservarse para el tratamiento
de puntos de la cabeza y la cara.
Salvo indicacibn de lo contrario, las inserciones del forrnuIario de tratamiento
son perpendiculares. La profundidad que se debe alcanzar depende esencialmen-
te de la corpulencia del paciente, y tsta debe ser tomada en consideracibn antes
de empezar el tratamiento: en el texto del forniulatio se dan las instrucciones
apropiadas. Como ya se ha manifestado, al alcanzar la aguja la profundidad
óptima, el paciente experimenta una sensación de hormigueo seguida de otra de
plenitud y languidez. En el tratamiento de los puntos auriculares se emplean las
agujas de 12,5 mm; la insercibn alcanza el cartilago, y se manipula la aguja
como en los tratamientos de las demhs zonas del cuerpo.
Para L a ~ i e i el
, ~ efecto sedante se obtiene mediante una insercibn riipida de
la aguja; la extraccibn, en cambio, debe realizarse con suma lentitud. En el mis-
mo sentido se manifiesta Chu ~ i e n . ~
En el tratamiento del dolor hemos podido experimentar que la rotacibn peri6-
dica de la aguja, aconipafiada de cierta presión y traccibn, ejercidas alternativa-
mente, refuerza el efecto analgésico. Esta manipulacibn se repite a intervalos de
unos cuantos minutos, por una duracibn total de insercibn de media hora, como
mbximo. Las manipulaciones deben repetirse sin interrupcibn si se desea alcan-
zar un efecto anestésico, siendo &te mAs fAci1 de alcanzar si la aguja es estimu-
lada eléctricamente (véase Capitulo 6). En el tratamiento de enfermedades cr6ni-
cas, las agujas deben permanecer "in situ" por al menos 30 minutos, y mLs
tiempo aiin, en los casos rnhs graves, aunque, por regla general, el tratamientu
de 15 a 30 minutos, dos veces al dia, suele prodiicir el efecto calmante deseado.
Las sesiones tienen lugar cada dos o tres días hasta un total de 15 a 20 sesiones.
4
S
J.A. Lavier, Points of Chinese Acupunture, HeaIth Science Press, 1974.
Chu-Lien, Text of Modem Acupunture, Public Health Press, Pekin, 1956.
Si el tratamiento debe repetirse, conviene dejar transcurrir un plazo de varias
semanas antes de reanudar las sesiones.

Acapunba auricular
El tratamiento analgksico de los puntos de acupuntura del pabellón del oído
lleva el nombce de auriculoterapia. Se trata de un mktodo sumamente antiguo,
con mCs de 2m aiíos de existencia, cuya práctica clfnica y experimental se ha
extendido considerablemente en China, en el curso de estos iiltimos afios, gracias
al descubrimiento de numerosos puntos idditos de tratamiento. Sus aplicaciones
son terapkuticas, analgksicas y anesttsicas. La selección de los puntos auricularS:
se efectuad a partir de las ilustraciones que acompaíian el formulario de apli-
caci6n. La localizacibn de un punto especifico se ver& facilitada mediante la
observacibn de las normas complementarias siguientes:
1. Presionar la zona sefialada en el formulario. El punto mis sensible s e d el
punto a tratar.
2. Medir la resistencia elkctrica de la piel que circunda el Area indicada. El
punto de menor resistencia ser& el punto a tratar.
3. Un cambio fisico local, como la decoloracibn de la piel dentro del Area indi-
cada, que coincida con un punto sensible a la presión indica un punto de
auriculoterapia.
El tratamiento de los puntos auriculares requiere esterilizacibn local, al igual
que en el tratamiento de los demis puntos del cuerpo. La longitud de las agujas
utilizadas no excederá de 15 mm. Una vez perforada la piel hay que poner espe-
cial cuidado en la presibn ejercida, evitando que la aguja atraviese la oreja.
Bajo Ia accibn de las agujas, el paciente experimenta un ligero malestar, se-
guido de una sensacibn de distensibn local. En ausencia de ésta, se retira la
aguja y se inserta de nuevo bajo un ángulo ligeramente modificado, repitiéndose
la operacibn hasta que el paciente experimente los efectos normales descritos.
La duraci6n del tratamiento varía de 15 a 20 minutos, irnprirnikndose duran-
te este período repetidos movimientos de rotacibn a la aguja. Para Ia obtencibn
de un efecto anestbico se aconseja el estimulo elkctrico de las agujas.
La seleccibn de los puntos auriculares requiere una precisibn excepcional sin
la cual no puede esperarse un tratamiento efectivo. La manipulacibn de la aguja,
una vez inserta en el punto apropiado, es el complemento indispensable de un
tratamiento perfecto.
Por regla general, suele tratarse la oreja del lado correspondiente a la locali-
zacibn del dolor; sin embargo, puede tratarse la oreja opuesta si se observa que
la zona del punto a tratar es mfts sensible en ésta que en aquélla, o ambas orejas
simultáneamente si no se aprecia mayor sensibilidad en ninguna de ellas.
Mientras dura el tratamiento se aconsejarit al paciente que mueva con pre-
caución la zona afectada por el doicr.
Los puntos auriculares llevan, por general, el nombre correspondiente a la
zona sometida a la accibn terapkutica de las agujas, algunos de ellos, sin embar-
go, se adornan con nombres genuinamente chinos. Los puntos correspondientes
al tratamiento de enfermedades y dolencias especificas vienen descritos en el
formulario.

Moxibustion
La moxibustibn es la aplicacibn del calor a los puntos de acupuntura. En el txa-
tamiento del dolor recomendamos la técnica de calentamiento indirecto, consis-
tente en quemar manojitos de moxa (hojas desecadas de Artemisa vulgnris)
coíocados en el manguito de las agujas. El calor es transmitido a los tejidos
profundos a travds del cuerpo de la aguja. Determinados puntos no deben ser
nunca tratados por moxibustihn; a este respecto, las fhrrnulas de tratamiento
deben ser rigurosamente observadas. Las notas referentes al tratamiento de cada
zona indican cuando la moxibustibn esth recomendada o prohibida; el símbolo
A en una tabla o en una ilustracibn de puntos de acupuntura significa que no
debe tratarse dicho punto por moxibustibn. Obsérvese que ciertos puntos suscep-
tibles de ser tratados por moxibustibn no son tratables con las agujas. En .tales
casos, los montoncitos de moxa son quemados directamente sobre la piel. Los
puntos permitidos llevan el símbolo O.
La aguja puede retirarse, s i no se halla agarrotada por contracción de los
tejidos circundantes. Si se ha torcido bajo el efecto de espasmos musculares se
procede con lentitud y cuidado. En ningiin caso conviene forzar la extraccibn; si
hay dificultades, la aguja perrnanecerh hincada por algfin tiempo mbs mientras
que con un suave masaje y la lenta rotacibn de la aguja se produce la relajacibn
de los tejidos.
Recordemos que la acupuntura puede practicarse igualmente sin agujas. El
cuerpo responde a la presibn manual ejercida sobre los puntos de acupuntura de
la misma manera que con las agujas. La intensidad de la presibn digitaI debe
ser suficiente como para producir en el paciente una sensacibn difusa (pero sopor-
table) de dolor. La expresibn "duele con gusto" nos parece muy apropiada para
explicar la aparente contradiccibn que envuelve la sensacibn experimentada du-
rante el tratamiento. Si el paciente reacciona con un gesto esquivo o tenso, la
presibn es excesiva.
Tambikn es posible estimular varios puntos a la vez por presibn digital; en
tal circunstancia se aconseja variar la presibn ejercida, disminuyhdola en un
punto mientras se aumenta en otro. De tratarse un solo punto a la vez puede
hacerse igualmente oscilar Ia presibn -aurnenthndola y reducikndola, lentamen-
te, seghn ciclos de 10 a 20 segundos- para obtener la relajacibn del paciente.
El tratamiento prosigue hasta que el paciente note una atenuacibn de la sensibi-
lidad del punto. En este tipo de tratamiento es de suma importancia no exagerar
el estímulo; la presibn debe alcanzar solamente el grado de "dolor con gusto",
evitando que se ocasionen magulladuras o que aumente la sensacibn de malestar.
CASOS DE APLICACION DE LA ACUPUNTURA
En acupuntura tradicional el tratamiento a seguir venia determinado sobre todo
por el diagn6stico esfigrnolbgico, o diagnbstico basado en los pulsos, sin perjuicio
de la observacibn, interrogatorio y examen fisico, efectuados personaImente por
el acupuntor. Los chinos creian que tomando los pulsos radiales en tres puntos
diferentes, primero superficialmente, después con una fuerte presibn digital, se
podía medir- el grado de energía (Chi) de los meridianos. El diagnbstico surgía
de la comparacibn de las variaciones de Chi. Los doce pulsos eran examinados
del punto de vista tensibn, velocidad, ritmo, intensidad, carhcter, amplitud, etc.,
y las observaciones, una vez contrastadas con otros factores -por ejemplo, edad,
sexo temperamento- eran consideradas en funcibn de la hora del día y de la
estacibn del año. Se trataba, pues, de un procedimiento nada sencillo.
Si no fuera que los acupuntores chinos modernos han descartado por com-
pleto el diagnbstico por pulsos y que, poco, por no decir nada, se habla del niis-
mo en la literatura acupunturista china moderna, no veriamos ningiin inconve-
niente en atribuir cierto grado de verisimilitud a los fundamentos del método
tradicional. Creemos, en efecto, que el acupuntor, tanto si es de formacibn occi-
dental como tradicional, debe usar de todos los medios a su alcance para tratar
de descubrir la totalidad de los elementos de morbosidad presentes en el orga-
nismo del paciente, y que la sensibilidad de sus manos debe poder captar de
forma intuitiva los problemas de mkxima complejidad presentes en dicho orga-
nismo. Esta sensibilidad debe ir, sin embargo, acompafiada de serios cnnoci-
mientos fisiolbgicos y patolbgicos. No debemos perder de vista que la acupuntura
tradicional entroncaba en la filosofia taoista, la cual, a su vez, dominaba el pen-
samiento chino en su totalidad, y que, por consiguiente, las ideas médicas evolu-
cionarían a la par de las ideas taoistas. Por lo tanto debemos esforzarnos en
disgregar la validez de las pruebas clínicas de la acupuntura y aquellas tesis, q u e
con objeto de hallar explicaciones a los resultados clínicos obsewados. serían
elaboradas, por razones evidentes, de conformidad con el cbdigo filoshtico vigente.
A nuestro entender, la confianza puesta en el diagnbstico esfigmolbgico impli-
ca un claro desprecio de los conocimientos actuales sobre la estructura y las
funciones del cuerpo humano. La prohibicibn hasta tiempos muy recientes de las
prhcticas de diseccihn humana en China es u n a de las causas principales de la
ignorancia en que la medicina china se ha mantenido respecto a la fisiologia y a
la patología de las enfermedades. La r a z h de esta actitud debe buscarse en el
tradicional culto de los antepasados que impedía toda mutiIaci6n del difunto.
La acupuntura debe usarse cuando el diagnbstico indica que el tratamiento
serh beneficioso para el paciente. Su aplicacibn rnds espectacular en el trata-
miento de la enfermedad y la supresibn del dolor es su capacidad para aliviar
el sufrimiento del enfermo,
Limitaciones
Considerada como una técnica mLs que una ciencia, la acupuntura nos brinda
una amplia gama de aplicaciones complementarias de los métodos fisicos del
tratamientb de las enfermedades y del dolor.
En los traumatismos graves de las vbrtebras cervicales, esguinces de tobillo y
lesiones de los deportistas, el tratamiento del dolor por acupuntura constituye
un enfoque inicial perfectamente racionaI. En las manifestaciones tempranas de
la artritis degenerativa, la acupuntura en combinacibn con un tratamiento físico
produce una mejora de la movilidad y propicia la rehabilitacibn postura1 del
enfermo. En el artritismo crbnico avanzado la acupuntura proporciona solamente
un alivio pasajero, y el tratamiento del paciente debe ser enfocado de una forma
mAs general.
La acupuntura es particularmente eficaz en el tratamiento del dolor experi-
mentado por los amputados en el miembro ausente, siendo igualmente Gtil en el
tratamiento de causalgias y de neuritis postherpbticas, asi como en diversas neu-
ralgias faciales, neuralgia intercostal y todos los dolores "nerviosos" de causa
indeterminada. Su tratamiento sintomhtico debe ir acompafiado, no obstante,
del estudio de sus causas profundas y, si posible, de su eliminacibn.
Los dolores de los c6licos producidos por los cSlculos biliares y renales, los
cblicos digestivos, la distensibn en los postoperados y los dolores cardiacos de la
angina de pecho pueden ser atenuados por la acupuntura. En todos esos casos
conviene, desde luego, ocuparse igualmente de los problemas sist6rnicos y orgh-
nicos que constituyen las causas profundas de los sintomas dolorosos.
La acupuntura anesdsica puede emplearse en cirugia y en odontologia. La
anestesia no será total; el paciente continuará experimehtando una sensacibn de
presibn y tensih. De hecho, mAs que de una anestesia total, se trata de una
analgesia profunda. Es sumamente importante, pues, que el paciente este total-
mente relajado, dado que no existe parblisis pasajera de los miisculos, como es
el caso de la anestesia ortodoxa. Durante el postoperatorio, la acupuntura es
particularmente Gtil como relajante y calmante del dolor.
Como medida de primera urgencia la acupuntura merece ser utilizada en
todas las enfermedades dolorosas. Los mddicos de cabecera, los ostebpatas, qui- i
rbpatas, fisioterapeutas, dentistas, enfermeras y auxiliares de Ia Cruz roja debe- !
rían conocer sus reglas fundamentales y poseer un mínimo de conocimientos i
sobre su potencial de aplicacibn prkctica. !

AIgmas reglas de acupuntura


Para que el tratamiento sea operante y para la salvaguarda de la seguridad del
paciente es preciso que los procedimientos descritos en este texto sean ensayados
repetidas veces. Es igualmente necesario aceptar como axioma la necesidad de
un diagnóstico exacto antes de emprender cualquier tratamiento. Las razones
existentes para intentar la supresibn del dolor deben ser poderosas, pero, en la
mayoría de los casos, no deben tener una finalidad per se, sino que deben inte-
grarse en un enfoque global de las causas de los problemas del paciente y de su
tratamiento.
El paciente debe cooperar en el tratamiento y hallarse en estado de mhxima
'
relajacibn. Para Elliott, es harto conocido que la aprehensibn puede acentuar la
gravedad aparente de los estados dolorosos, mientras que el simple poder mental
inhibir6 totalmente la aprehensibn del paciente, ahn frente traumas de suma
gravedad.
-

El cuidado y la asepsia de las agujas son fundamentales. Los puntos a tratar


deben ser exactamente localizados y la profundidad y Angulo de inserción de las
agujas para cada punto deben respetar las normas establecidas en el formulario
de tratamiento. De producirse espasmos musculares que dificulten la insercihn,
una ligera presibn en la periferia del espasmo producid la reIajacibn de los
músculos. Si la insercibn es demasiado dolorosa, ser6 necesario retirar inmedia-
tamente la aguja y buscar otro punto; se observar& la misma regla en caso de
perforacibn de un vaso sanguíneo. La duraci6n del estimulo vendrá condicionad;
por la respuesta del paciente, tornhndose como promedio de 15 a 30 minutos. La
extraccibn de la aguja debe efectuarse lentamente y con suavidad; los tejidos
alrededor de la insercibn suelen adherirse fuertemente a la aguja siendo necesa-
rio dejar que se relajen para evitar toda irritacibn innecesaria al retirar la aguja.
El paciente tratado por moxibustibn esta expuesto a sufrir pequeñas quema-
duras, sobre todo si la cauterizacibn es directa. En cambio, el tratamiento indi-
recto por calentamiento del manguito de la aguja no debe ser excesivamente
doloroso para el paciente. Por otra parte, hay que abstenerse de aplicar la moxi-
bustibn en las proximidades de los 6rganos de los sentidos.
La duracibn del tratamiento por digipuntura dependerA de la tolerancia de
cada paciente en particular. Los puntos locales de la cara y las extremidades son
bastante mAs dolorosos que los demds y, por tanto, su tratamiento es m i s deli-
cado.
Se recomienda distraer la atencibn del paciente al hincar Ias agujas en zonas
que sean particularmente sensibles. En caso de desmayo del paciente se retirar6
inmediatamente la aguja y se h a d lo necesario para que aquél recupere los sen-
tidos. El tratamiento del tbrax y del abdomen y el de las zonas prbximas a los
ojos, corazbn, pulmones, hlgado, bazo, y mkdula espina1 requieren especial cui-
dado; en caso de ruptura de la aguja, la seccibn hincada en los tejidos deberá
ser extirpada inmediatamente. Debe evitarse el tratamiento con agujas del abdo-
men y regibn sacra de la mujer embarazada.
Los principiantes deben prestar suma atencibn a los puntos prohibidos y, por
regla general abstenerse de tratarlos, sea con las agujas, sea por moxibustibn.
Sblo a los acupuntores mAs experimentados es dado tratarlos mediante agujas
de gran flexibilidad y novisimas tCcnicas de moxibustihn.

H.C. Elliott, T~xtbookof Neuroanatomy (2a edic.) Blackwell Scientific Publications, 1969.
FORMULARIO PARA EL TRATAMIENTO
DEL DOLOR
En esta seccibn vamos a estudiar las distintas regiones del cuerpo desde el punto
de vista de la supresibn o alivio del dolor, Cuando sea necesario proporcionar
mhs de una fbrmula para diferentes tipos de dolor, subdividiremos las regiones
del cuerpo en secciones. Se observará que numerosas secciones presentan mhs
puntos de los estrictamente necesarios para un tratamiento específico. Se acon-
seja, no obstante, tratar un solo tipo de dolencia en cada sesihn, efectuando la
seleccibn de los puntos correspondientes a partir de las instrucciones dadas en
el capitulo 3.
Se ha observado que el tratamiento de los puntos corporales combinado con
el de los puntos auriculares da resultados positivos.
Los puntos dados en el formulario han sido verificados a fondo; algunos de
ellos resultan de nuestra propia experiencia clínica; otros son el resultado de la
práctica clínica de acupuntores franceses, alemanes, americanos, e ingleses, pero
la mayoría han sido obtenidos a partir de fuentes chinas antiguas o contemporh-
neas. No hay duda que el niirnero de puntos reflejos existente es mucho mAs ele-
vado que el que hemos consignado; no obstante, las fbrmulas descritas a conti-
nuaci6n constituyen la base de un tratamiento eficaz y seguro siempre que se
observe en su aplicacibn las normas dadas en las páginas precedentes; a saber que:
a) la presihn digital puede ser tan eficaz como las propias agujas;
b) las agujas deben ser regularmente manipuladas durante el tiempo que perrna-
necen insertas en los tejidos del paciente, imponikndoles un movimiento gira-
torio;
c) en la mayoría de los casos, la duracibn de la sesibn es de quince a veinte minutos;
d) la cauterizacibn suele reforzar el efecto analgésico, especialmente en los cuadros i
artríticos y reumAticos, y en los casos graves el tratamiento es cotidiano y tiene
una duracibn de 8 a 10 días;
e) en el tratamiento de las enfermedades crhnicas las sesiones e s d n espaciadas i
de tres a seis días, y el ciclo completo de tratamiento de 10 a 15 sesiones se
realizarA durante el período de uno a tres meses; al término del ciclo, una inte- i
rrupción del tratamiento por espacio de un mes se considera necesaria para
proceder a la evaluación de sus resultados.
1
1
!
Existe cierto desacuerdo respecto a la localizacibn exacta de algunos puntos. 1
i
Las notas a pie de pdgina sefialan las discrepancias entre nuestra norma de dar la i
localizaci6n de acuerdo con los textos chinos modernos y las variantes utilizadas I,
por otros especiaiistas occidentales.
Existe un punto importante cuya localizaci6n causa cierta confusibn; se trata
de Yang Ling ChUn (Vesícula biliar 34), que situamos 3 AUM por debajo del
pliegue de la rodilla, en la depresibn Anteroinferior de 1a cabeza del peroné. La
mayoría de especialistas occidentales lo sitiran por detrás y por debajo de la cabeza
del peronk.
El punto situado 3 AUM por debajo del pliegue de la rodilla y por detrhs de la
cabeza del peront es, en realidad, un punto llamado Ling Hou, el cual no es un
punto de meridiano sino uno de los puntos "extraños" que los chinos aconsejan
para el tratamiento de la parálisis de la pierna y también de Ia artritis de la rodilla.
Es posible que Yang Ling Chlln y Ling Hou sean intercambiables, siendo esta
particularidad la causa probable de la confusibn existente respecto a los mismos.
Diferencias semejantes ocurren con otros puntos, razón por la cual la exactitud de
determinadas descripciones dadas en el presente texto pueden ser puestas en entre-
dicho si se comparan con las de ciertos textos occidentales. Otra causa importante
de posible confusibn estriba en las numerosas variantes existentes en las unidades
de medicibn de determinadas regiones del cuerpo. Para los especialistas occiden-
tales la distancia entre la cadera y el pliegue de la rodilla equivale a 13 AUM,
mientras que en los textos chinos mas recientes esta distancia vale 19 AUM. Frente
a semejantes discrepancias hemos adoptado sistemiticamente las mediciones
chinas modernas.
La única desviación de la norma atafie a la numeracibn de los puntos del meri-
diano de la vejiga. Se ha empleado la numeracibn tradicional en lugar de la nu-
-meración modificada por los especialistas chinos, de reciente pubIicaci6n. La
modificacibn de la mayoría de los nlirneros del meridiano hubiera ocasionado una
confusihn extrema.
Aconsejamos el empleo de los nombres chinos; no es dificil recordarlos y el
esfuerzo de memoria que tal práctica requiere del acupuntor principiante estA
indiscutiblemente a su alcance.
Adr

SUPERO - INFERIOR LATERAL


SUPERO-INFERIOR

LATERAL
PIE
N e u r a l g i a ( P a r o x i s i i i o s d e dolor a g u d o )

1)orscl del pie. por enciiria y 0.6 I,I


ciltrc las articulaciones
iiietatarsofalingicas del
4" y 5" dedi>s.

Angiilo iiiferior del piirito de coiivergencia de las raíces del


ar~teliélix.
L n 1;i íos;i triangular, en la uiiiOn de la raíz inferior del
anteli6lix y del horde riiedial del Iiélix.
l J I ~ N l ( 1)I:L
1 l)l.l)O l)l:l l'll! ,\ngul<~lateral de 13 r3i7. superior del iiiteliélix.
P I N T O LIEL TOHILLO Debajo del ingulu iiiedid de la raíz superior del antehelis.
ANTERIOR
*

LATERAL LATERAL

'X
TOBILLO
Dolor artritico
.2i>mhre Posiciun PmJiund. Nota
ciikru anotumico inserción
cm
Cliieli Cli'i Dorso de la piema,en la proyec- 0.6-2,s Cauterización
ción del 2" dedo; entre los indirecta
tendones del m. tibial anterior y puede ser
del m . extensor propio del dedo útil.
gordo: a la altura del centro
del maléolo interno.
VEJIGA U 60 Kun Lun Cara lateral del tobillo, entre 1,s
nialéolo externo y tendón de
Aquiles: a la altura de la promi-
nencia del maléolo externo.
Cl1.i~Cli'u Punto de intersección de los 0 , 6 ?,S
hordes anterior e inferior
del inaléolo externo.

Puntos auriculares
PLINTO DEL TOBILLO Debajo del ángulo medial de
la raiz superior del antehélix.
PLINTO SIIENMLN I>E L OREJA ~'mguloinferior del punto de
convergencia de las raíces
del antehélix.
PLINTO .4DRLIN~ll. Borde lateral de la parte
iiiferior del trago.
Si va aco~npafiadud e e.~.\-rruversi(j!rdel pie. anadir:
RlÑON 1; 3 T'ai Ch'i Equidistante entre la punta 1.1 ? , 5 Insercii~n
del inaléolo interno y el o perpendicular
tendón de Aquiles. 0.6 l . ? o dirigida
Iiacia el
iiialeolu.
11AZO SP 6 San Yin CliiaoPor detrás de la tibia. 1.2 3,7
3 AUM' por enciiiia de la
punta del maléolo interno.
Si i8uaco»ipu!ia~Io d e irirroi,er.~ii>iidel pie. uñadir:
VESlCULA GB 39 Hsüan Chung 3 AUM por encima del maléolo 1 . 2 - 2 , s
HII.IAK externo, entre el borde posterior
del peroné y los tendones de los
iiiúsculos peroneo largo y corto.
VEJIGA U 60 Kun [.un Superficie lateral del tobillo 1-8
entre el maléolo externo y el
tendón de Aquiles; a la altura
de la prominencia del maléolo
interno.
' AIguno~aciipunt<irr\u c c i d c n r . i i ~lo~ ~$irú.ui 3 4 Al!M.
LATERAL
LATERAL

40
TOBILLO
Esguiiire

illrridiuiio I'IIIII<I
:\i>iiihr<~ l'osiri~iii l'roJi111~1. ~ I ' tu
o
<Irrc/. ~~IIIII~I uriu~<irrii~.u iriser<to~r
<111

VliSI~III.1 l llbiiaii ('liiiiig 3 :\Uhf por eiicuiia del iiialeolo 1 .? 2.5 Caiiteri~aciún
1311.1.\1< externu. eiitre e l borde iridirccta.
pustcricir del pcr<>iic' y Iiis
teiidoiies de los iiiúsculos
dcl pcriiiier> larpii y c<irtii.
I r a t d i liiiiiiciii l i ~pi~ i i i t i ~.\Ii
h Slii del riiiciiihrii ;ifectadii. Si I i i s rei~iltadiis
inii soii puiitivi)~.riatar lus iiiisiiius puiitus del otro iiiieiiiliro pidieiidc al
paciciiie qiie tienda 1 Ilcxi<irie I;i 3rticiilacii>naíectacl:~diiraiite e l
ts31aiiiiC111o.
L i ~ spiiritiih \Ii Slii so11piititos I L > c ~espoiitjiieat~i~rite
I?s seiisihil~~adus

Piiiitos üiiririilares
I'I N 1 0 IIII. VC)I%ILLO Dehaii, del árigulii iiicdial de
la raíz superior del
~lltellélis.
ORI;Jr\
l l l S T O SIIENMILN !>E l.,\ Angulu iiiíerior del puiit<ide
corivergencia de las raíces
del aritehcli~.
I'IINTO \ I ) l l t N . l L I30rde lateral de la parte
iriierii~rdel trago.
.Si 1.u ur.oiii/~uiiud~~ s i /nr,
d~ r ~ l r ~ ~ i ~ r r<Ir/ ~ i i iuNu<lir:
IllSON K .: l 'a¡ ('h.¡ tqiiidistante eritre l a puriia 1.2 2.5 Perpendicular
del inaléoli) iiiteriir> y e l o o
teiidóii de Aquiles. 0.6 1.2 dirigida Iiacia
rl inaléolo.
BAZO Sp h S ii a Piir detrás de l a tibia: 1.2 3.7
3 U h l por eiicinia de l a piiiita
del rnaléolo intcrni>.
<ki i i f r ~ i i ~ o ' s i <del
Si i'u <'oni(~uNud<~ i ~ ip i ? ariadir:
VESICIlL:\ GL3 39 Ilsüaii Cliuiig 3 A U M por encinia del inaléolo 1.2 2.5
l3ll.l.AK externo. entre e l biirde
posterior del peroiié y los
tendones de los niúsculos del
perimeci largii y ciirtii.
VEJI<;,\ 1% 60 Kiin I.iin Cara lateral del tobillo. 1 .X
entre e l nialéolo estcrnii y
e l tendRn de Aquiles.
KODILLA
D o l o r n r t i i t i c o de l a articulaci01i de l a r o d i l l a

Sclccciiiiiar <le scih $: iiclii>piiritor ciitre I i i s de 13 lista consignada a contiiiuaci6ii. Evitar los puntos
cspoiirii~ica~iii'iiti. \ciisil>les CI Ii>cali;.ados e t i liiiiclia~onesy tuinores. Tratar los puntos mas cercanos
:~lrcilc<l,>r ilcl iirc;i cliilcirc~s:~. Si e l .irea afectad2 iio pueda tratarbe por liallarse deriiasiado Iiinchada,
~ x j d i tratar><
i 1;i ;I~IICIII;IC~I)IIIatcr:~lopiicsl:~.

(entro del Iiiiccci pcipliteo. 2.5 Evitar


la arteria.
Cauteri7.ación
prohibida.
\'tJI(, \ Il h l 1'11 '1's':ill ('entro de l a cara l a t c r ~del
l 1.2
c,lci,,e,,.
KINOY K 10 Siii K i i ('ara liiedial del liuccu 2.5
p<iplitc<i(cori 1;i rodilla
cliihlrida): entre lo5 iiiiisculus
sciiiiteiirliii~is~i
y
icii~iriieiiil~raiii~si~
C a n lateral del iiiuslo. jiisto 3.0 Cauterización
piir encini:~(le l a rpitisis prohibida.
iiifcrit~rJel I'zinur. e t i
Iigcr:~depre\i¿>n.
Jiisrri ~ L KJcb:ijo de la cal>e~a í.0 7.C
dcl percint. cii 13 ara
1;itcr:il de la pieriia: 3 AUM
p<>riIch:t;ii del pliegiie
pi~plitei).
\'ali? Iii 4 \OM por eiiciiiia del nialeolo 2.5 Tanibieii contra
rsiertio. dclaritc del pcr<iiié. cl lumbago.
('lliiiig Iii ('ara iiiedial de la pieriia. 1.2
7 11llh.l por eiiciiiia del iiidC.olii
ititeriici del tc,hillci.
LIii l a deprisi6ii lateral dcl 1.1 2.5 Inserciun
tctidiiri riiruliano. justo por ligeramente
eiiciiiia de I;i tibia. iriclinada Iiacia
e l interior.
Ciitre e l iii.aiiterior y la 5 .O
iihia. 1, ,ll;hl por drhajo del
pliryiic de l a r<i<liIl;i.
2 -\l'hl por dehalo del punto 3.7
37 del estbiiiag«.

' 1 1 .ili.ii~i.i\ i,lii.i\i I i r i . i \ c \ l i 1111111011.1 \ld<)ri,i).tllr~,.#di>\ l . I I ( ; A 411


iii<idi.iiiii\ < l c n i , n > ~ n i ~c'lc
1 , i \ 1; \ i < > . < tii~iii\ r ~ P L A ~ IShrlnl:
~U CIIU 117". (Continua en la página 45)
RODILLA
Dolor artritico de la articulación de la rodilla (continuación)

Cferidiann Punto iVo~~hre Posiriiiri Profund. ~Votu


dc rcj.' r/iino u~rurúmk~a insercion
cm
VEJIGA B 11 I'a Cliu Entre la 1% y?" I ,?
vértebras toricicas,
equidistante entre la línea
medid y el borde de la
escápula.
VASO I)EL. GV 3 Yang Kiian Eritre las ap¿>fisisespinosas 1.2 Inserci6n
GOBERNADOR dc la 4" y S" ligeraiiieiitc
vértehras luinhares. 3sceiidentc.
LATERAL

SUPERO - INFERIOR
Dolor general

Profund. Nota
insercirjn
cm
I:S'l'OhlAC;O St 3 4 Liang Ch'iu 4 A U M por encima del S ,O Inserción
pliegue de la rodiiia, inclinada
paralelo al borde súpero- a 4SU.
lateral de l a ~ ó t u l a . ascendente.
LSl'Ohl,\CD S1 3(i (Tsii) S311 L1 ('ara aiiterior de la pieriia. 3.7 5,0 inserción
eiitre el in. tibia1 anterior perpen-
y la tibia, 3 AUM por dicular
debajo del pliegue de la
rodilla.
IiSIOMALO St 44 \e¡ T'iiig Dors<idel pic. entre el 2" O,6 1 .? Iiiserción
S 3" dedos. justo por inclinada
enciiiia de la articulación a 45',
del inetatarsiano descendente.

,I1 <ritiiiitilo dc, Jijrriiirluv puru /u rodillo pirede añudirsr.


l. I'iirii<> ''i'jo de I;i riidilla". t-ti depresi¿~iiinedia1 dcl teiidúii rotuliano. justo por encima de la tibia.
IOtro purito "ojo dc la rudilla" es el St 35 ( l u Pi), ver página 43.) Ambos puntos pueden ser usados
c i ~ e\cliirii,ri
i de cualqiiicr i>tro:el paciente debe periiiaiiecer seiitado con las rodillas flexionadas.
2. I'iiiito ";\rticiilaci¿~ii iie la rodilla" del pahellóii auricular. Situad<]en la raíz superior del antelielix.
3. I3;\LD Sp 10 I lsueli lía¡ Cara anteromedial del inuslo. 5.0 Evitar
3 AUM por encima de la cuidadosa-
rodilla y por detris del mente la
iri. sartorio. arteria.
4. III(; \ D O Liv S Cli'u Ch'uaii Extremo niedial del pliegue 2.5
de la rodilla. por detrás
del extierno inferior del
fémur.
LATERAL
RODILLA
Dolor i n t e r m i t e n t e (Neuralgia)

MeridiBrio Pur~ro Nombre Posición Profund. Nota


de re/ clli~io unaromica inserción
cm
ESTOMAGO St 34 Liang Ch'iu 4 AUM por encima del 5.0 Inserción
pliegue de la rodilla, inclinada
paralelo al borde a 45'.
superolateral de la rótula. ascendente.
ESTOMAGO St 35 Tu Pi En depresión exterior del 1.2-2,5 Inserción
tendón rotuliano, justo ligeramente
por encima de la tibia. inclinada
hacia el
interior.
ESTOMAGO St 37 (Tsu) Shang' Entre el m. tibia1 anterior 5 ,O
y la tibia, 6 AUM por
debajo del pliegue de la
rodilla.
ESTOMAGO St 38 T'iao K'ou ? AUM por debajo del 3.7
punto del estómago St 37.
VESICULA GB 31 Feng Shih Cara exterior del muslo, 5 ,O
BILIAR 7 AUM por encima del pliegue
de la rodilla.

P u n t o auricuiar
PUNTO DE LA RODILLA En la raíz superior del antehelix.

1 LOS tcktu, chinos mudcrnor dcnuininan cstc punto Slisng Cliu Hru
PIERNA - MITAD INFERIOR
Dolor cróiiiio

AIPN~~UIIO n~tir~ .,xl~,ttthr~ Posici(jn l+ofii~id. ;Vota


dc2 rc.1.' c.iiirt<i ariurOrnit'a irisc~rchin
c711
VEJIGA 11 57 C'li'eiip Sliaii X AllM por debajo del 1.5 3.7
pliegue de la rodilla, por
debajo del vicntre inuscular
dc los músculos geiiielos.
VliSlCULA G B 34 Yang Liiig Eii depresión anterior y 2.5-3.7
IIILIAR Cli'uaii por debajo de la c a h e ~ a
del peroné.
13,4%O Sp h San Viii I'or detrás de la tibia, l . ? 3.7 Inscrcihn
Cliiaa 3 AUM' por enciiiia de ligeraiiiciite
la punta del maléolo descendeiite
interno.
Ceritru del Iiuccci piiplitco. 1.83.7
Dorso del pie. a la 1.8 Itisercii>ii
coiivergeiicia del 1'' iiicliriada.
y 2" riietst:irsiaii«s. 3sceiideiitc
EST0MAC;O St 3. l Pi Kuaii Jiisto debajo de la espiiia 1 , 2.5
iliaca aiiterosuperior, a
I:I altiira del borde iriferir>r
de la s;iifisis del pubis.
R \ZO Sp 3 T'ai Pai ('ara iriedial del pie, por 0.6 I ,?
detris y por ~ l e l ~ a de
j u la
caber3 del 1'"
iiictalarsiari~~.

Puiitos auriculares
I'liNTO SIICNMIIN Di! 1.A OREJ.4 Angula inferior del punto de cunvergencia de las raices
del aritehélix.
Horde latemi dc la parte inferior del trago.
SUPERO-INFERIOR LATERAL
PIERNA - MITAD INFERIOR
Dolor intermitente (Neuralgia)

Meridiano PLtnro Nombre Posicion Profund Nota


de ref: chino anaromica inserción
cm
RlÑON K8 Chiao Hsin Cara interna de la pierna, 1.2-2,s
2 AUM por encima del
maléolo, entre la tibia
y el m. flexor largo común
de los dedos.
VESICULA GB 39 Hsüan Chung 3 AüM por encima del
BILIAR maléolo externo, entre el
borde posterior del peroné
y los tendones de los
músculos peroneo largo
y corto.
HICADO Liv 6 Chung Tu 8 AUM2 por encima 1.2-3.7 Inserción
del malkolo interno, por perpen-
detrás del borde de la tibia. dicular o
inclinada.
ESTOMACO St 32 t'u Tu Cara anterior del muslo, 2,s-3.7 Inserción a
7 AUM por encima del lo largo del
pliegue popliteo, entre borde exte-
el m. recto anterior y el rior del
m. vasto exterior. fémur.
ESTOMAGO St 41 Ch'ung Yang En el punto más elevado 1,2 Evitar
del dorso del pie, S 'h cuidadosa-
AUM por encima del reborde mente la
de la membrana entre el arteria.
2' y 3" dedos.

Puntos auriculares
PUNTO SHENMEN DE LA OREJA Angulo inferior del punto de convergencia de las raíces del
antehélix.
PUNTO DEL NERVIO SIMPATICO En la fosa triangular, en la unión de la raíz inferior del
antehéliw y del borde medial del hélix.

1 Alguno, acupunlurc< uccidcntalcs l o sitú:ln a 3 AUM.


2 Alguno? i c u p u i i t o i ~ ~uccidcntalcs
s l o sitúan a 7 A U M pur cncima dcl mal6010 interno.
LATERAL
54
PIERNA
Dolor general
Escoger un punto entre los siguientes:
Meridiano Pun ro Nombre Posicion Profund. ivota
de ref: chino anatómica inserción
cm
VEJIGA B 62 Shen Mei Justo debajo del maléolo 0,6-1.2
externo, en depresión.
VESlCULA
BILIAR
GB 30 Huan T'iao :
A de la distancia entre
el trocánter mayor y el
hiato sacro (paciente en
decúbito lateral con el
muslo flexionado).
GB 34 Yang Ling En depresión anterior y poi
Chüan debajo de la cabeza del
peroné.
CB 39 Hsüan Chung 3 AUM por encima del
maléolo externo entre el
borde posterior del peroné
y tendones de los músculos
peroneo largo y corto.
GB 40 Ch'iu Ch'ü Punto de intersección de
los bordes anterior e
inferior del maléolo
externo.
ESTOMAGO St 31 Pi Kuan Justo por debajo de la
espina ilíaca
anterosuperior, a la altura
del borde inferior de la
sínfisis del pubis.
Cara anterior del muslo,
7 AUM por encima del
pliegue poplíteo, entre el
m. recto anterior y el m.
vasto exterior.
St 34 Liang Ch'iu 4 AUM por encima del
pliegue de la rodilla,
paralelo al borde
supraextenor de la rótula.
St 35 Tu Pi En depresión exterior de 1,2-2.5 Inserción
la rótula, justo por inclinada hacia
encima de la tibia. el interior.
St 36 (Tsu) San Li Cara anterior de la pierna, 2,s-3.7
entre el m. tibia1 anterior
y la tibia, 3 A ü M por
debajo del pliegue de la
rodilla. (Continúa en la página 57)

55
LATERAL

SUPERO- INFERiOR
PIERNA
Dolor general ( c o n t i n u a c i ó n )

Meridiano hrnto Nombre Posición Profind. Nota


de ref chino anatomico inserción
cm
St 42 Ch'ung Yang En el punto más elevado 1,2 Evitar
del dorso del pie, S % cuidado-
AUM por encima del borde samente
de la membrana entre el la arteria
2' y 3" dedos.
HIGA00 Liv 3 T'ai Ch'ung Dorso del pie, a la 1,X Insercion
convergencia del 1" inclinada,
y Z0 metatarsianos. ascendente.
Liv 6 Chung Tu 8 AUM por encima del I,2 - 3,7 Inserción
maléolo interno, por perpendicular
detrás del borde de la o inclinada.
tibia.
BAZO SP 3 T'ai Pai Cara medial del pie, 0,61,2
posterior y por debajo de
la cabeza del 1''
metatarsiano.
RIÑON K8 Chiao Hsin Cara interna de la pierna, 1.2-2,s
2 AUM1 por encima del
maleolo, entre la tibia y
el m. flexor largo común de
los dedos.
EXTRA 36 Ba Feng En el dorso del pie, 1.2 Inserción
'/. AUM por encima de la inclinada,
membrana de los dedos ascendente.
(8 puntos en total).

P u n t o s auriculares
PUNTO DEL TOBILLO Debajo del ángulo interno de la raíz superior del antehélix
PUNTO SHENMEN DE LA OREJA Angulo inferior del punto de convergencia de las raíces del
antehéiix.
PUNTO DE LA RODILLA En la raíz superior del antehélix.

' Algunos acupuntores occidentales lo sitúan a 3 AUM.


ANTERIOR

LATERAL
LATERAL
58
CADERA
Dolor artritico y d o l o r general

Meridiano Punto Nombre Posición Profind. No ta


de rel: chino anatómica insercion
cm
VESICL'LA GB 3 0 Huan T'iao A I de la distancia entre 5.0-7,5 Cauteriza-
BILIAR el trocánter mayor y el ción útil.
Iiiato sacro (paciente e n
decúbito lateral con el
inuslo flexionado).
GB 34 Yang Ling En depresión anterior y 1.5-3.7
. Ch'üan por debajo de la cabeza
del peroné.
G B 29 CIiü Liao Equidistante entre la 2.5-5,O
espina iliaca
anterosuperior y el punto
más elevado del trocánter
iiiayor del fémur.
1 l ; D I.iv I I Yin Lien Pliegue de la ingle. al ?,5-3,7 Inserción algo
exterior de la arteria inclinada
femural. hacia el
exterior.
Yuiitos a u r i c u l a r e s
I'IINTO I>E 1.A N.ALGA Centro de la cala lateral de la ~ J I Ldel ~iiteliéli\
PLINTO L>E 1.4 !ZRTICULACION En el tercio lateral del horde iiifeiior de la fosa triangular
IFEhlOKkL
LATERAL
POSTERIOR

O
CIATICA
Meridiano Punto Nombre Posición Rofund. Nota
de rcf: chino anatómica inserción
cm
VEJIGA B 49' Chih Pien 3 AUM al exterior de la 3,7-5,O
línea medial, a la altura
del 4' agujero sacro.
Ta Ch'ang Yu 1 % AUM al exterior
de la línea medid, en el
borde inferior de la
apófisis espinosa de la
vértebra lumbar.
Shang Liao En el le' agujero sacro.
Tz'Ü Liao En el 2' agujero sacro.
Chung Liao En el 3'' agujero sacro.
Hsia Liao En el 4' agujero sacro.
Yin Men 6 AUM por debajo del 2,-5,0 La sensación
pliegue glúteo, en la experimentada
línea medial de la pierna. debe irradiar
hasta el pie.
Wei Chung En el centro exacto del 1,8-3.7 Dejar sangrar,
hueco poplíteo. si posible.
Cauterización
prohibida.

VESlCULA GB 30 Huan T'iao $


A de la distancia entre 5,O-7.5
BILIAR el trocánter mayor y el
hiato sacro (paciente en
decúbito lateral con el
muslo flexionado).
VESlCULA GB 34 Yang Ling En depresión anterior y 2,s-3.7
BILIAR Ch'üan por debajo de la cabeza
del peronb.
VESICULA GB 39 Hsüan Chung 3 AUM por encima del 1.2-2,5
BILIAR maléolo externo. entre
el borde superior del
peroné y los tendones de
los músculos peroneo
largo y corto.

Puntos auriculares
PUNTO DEL NERVIO ClATlCO En el centro de la cara interna de la raíz inferior det
antehblix.

En los textos chinos modernos se le denomina VEJIGA 54.


En los textos chinos modernos se le denomina VEJIGA 37.
En las textos chinos modernos se le denomina VEJIGA 40.
DOLOR LUMBAR
Meridiano Punto Nombre Posición Profind. Nota
de ref chino nnafómicn mserción
cm
VEJIGA B 23 Shen Yü 1 % AUM al exterior de 2,s-3,7
la línea medid en el borde
inferior de la apófisis
espinosa de la Za
vértebra lumbar.'
B 46 Huang Men 3 AUM al exterior de la 13
línea medial, en el borde
inferior de la l a
vértebra lumbar.
B S4j Wei Chung Exactamente en el centro 1,8-3,7 Cauterización
del hueco poplíteo. prohibida.
INTESTINO S1 4 Wan Ku Borde cubital de la mano, 0,6
DELGADO en depresión por encima
del 5' metacarpiano.
INTESTINO S1 6 Yang Lao 1 AüM por encima de la 2,s
DELGADO apófisis.estiloides del
cúbito, en la cara
posterior del antebrazo.
Para el dolor reumático añadir:
VEJIGA B 25 Ta Ch'ang 1 % AUM al exterior
Yü de la línea medial, en el
borde inferior de la
apófisis espinosa de la
4a vértrebra lumbar.
VEJIGA B 27 Hsiao Ch'ang 1 % AüM al exterior 1,S
Yü de la línea medial, a la
altura del le' agujero
sacro.
VEJIGA B 31 Shang Liao En el le' agujero sacro. 2,s
VEJIGA B 32 Tz'ü Liao En el 2O agujero sacro. 2,s
VASO DEL GV2 Yao Yü En articulación sacrococcígea. 1,8 inserción
COBER- inclinada,
NADOR ascendente.
VASO DEL GV3 Yang Kuan Entre la 4a y Sa 3,7
GOBER- vértebras lumbares.
NADOR.
VASODEL GV4 Ming Men Entre la y 3a 3,7
GOBER- vértebras lumbares.
NADOR.

En los caros muy agudos debe aíiadirse puntos distales. Cauterización y elecwoacupuntura pueden adyuvar.
En los textos chinos modernos se le denomina VEJIGA 40.
(Continúa en la página 65)
DOLOR LUMBAR (continuación)

Meridiano Punto Nombre Posición Profind. Nota


de r e i chino arratomica inserción
cm
En casos de esguince lumbar. oriadir:
INTESTINO S1 3 Hou Ch'i En el pliegue transversal
DELGADO por encima de la unión
metacarpofalángica del
meñique.
VASO DEL GV 26 Shui Kou En la linea medial de la
COBER- cara, debajo de la nariz,
NADOR en el centro del surco
subnasal.
Escoger como puntos suplementarios:
PUNTOS HUATUOCHIACHI A ambos lados de la columna vertebral, 'X AUM
al exterior de la linea medial, a la altura de
la cara superior de l a apófisis transversas.
Escoger de acuerdo con la sensibilidad. Lnsenar
la aguja 3,7 cm, algo inclinada y dirigida hacia
la columna vertebral en la región lumbar y
2,s cm en la región del tórax.

Puntos auriculares
PUNTO LUMBOSACRO En borde medial del antehélix.
PUNTO DE LA NALGA Centro de la cara lateral de la raíz inferior del antehélix.
PUNTO SHENMEN DE LA OREJA Angulo inferior del punto de convergencia de las raíces
del antehélix.
LATERAL
COLUMNA VERTEBRAL
Dolor general

Meridkno Punto Nombre Posición Profund. Nota


de rel: chino anatómica inserción
cm
VEJIGA B 27 Hsiao Ch'ang I 1/1 AUM al exterior de 2,s
Yü la línea medial, a la
altura del 1" agujero
sacro.
VEJIGA B 45 Wei Ts'ang 3 AUM al exterior de la 2,s
columna vertebral, a la
altura de la depresión
intervertebral entre la
12' vértebra dorsal y
la 1"umbar.
PUNTOS IIUATUOCHIACIII A ambos lados de la columna vertebral, X AUM al
exterior de la línea medial, a la altura superior de
las apófisis transversas. Escoger de acuerdo con la
sensibilidad. Insertar la aguja 3,7 cm, algo inclinada
y dirigida hacia la columna vertebral en la región
lumbar. y ?,S cm en la región del tórax.

Puntos auriculares
PUNTO DE LAS VERTEBRAS En el centro del borde medial del antehélix,
TORACICAS En la fosa triangular, en la unión de La raíz del
PUNTO DEL NERVIO SIMPATIC0 antehélix y del borde medial del hélix.
NEURALGIA INTERCOSTAL
Escoger 6 a 7 puntos por tratamiento entre los siguientes:
Meridiano Pirnto Nombre Posición Rofund. Nota
de ref chino anatómica insercion
cm
VEGIJA B 12 Feng Men 1 % AUM al exterior de la línea 0.8
medid, en el borde inferior de la
apófisis espinosa de la
vértebra torácica.
VEJIGA B 13 Fei Yü I % AUM al exterior de la línea 0.8
medid, en el borde inferior de la
apófisis espinosa de la 3a
vértebra torácica.
VEJIGA B 14 Chueh Yin 1 % AUM al exterior de la línea 03
Yu medid, en el borde inferior de la
apófisis espinosa de la 4'
vértebra torácica.
VEJIGA B 15 Hsin Yü 1 % AUM al exterior de la línea 03
medid, en el borde inferior de la
apófisis espinosa de la S a
vértebra torácica.
VEJIGA 8'17 Ko Yü I 'h AUM al exterior de la línea 0,s
medid, en el borde inferior de la
apófisis espinosa de la
vértebra torácica.
VEJIGA B 18 Kan Yü 1 'h AUM al exterior de la línea 0.8
medid. en el borde inferior de la
apófisis espinosa de la 9a
vértebra torácica.
VEJIGA B 19 Tan Yü 1 % AUM al exterior de la línea 03
medial, en el borde inferior de la
apófisis espinosa de la IOa
vértebra torácica.
RIÑON K 22 Pu Lang 2 AUM al exterior de la línea medial, 1,2
en el So espacio intercostal.
RIÑON K 24 Ling Ch'ü 2 AUM al exterior de la línea medial, 1.2
en el 3er espacio intercostal.
RIÑON K 25 Shen Ts'ang 2 AUM exterior de la línea medial, 1,2
en el 2 O espacio intercostal.
RIRON K 26 Huo Chung 2 AUM al exterior de la línea medial, 1.2
en el IC' espacio intercostal.
HICADO Liv 14 Ch'i Men Por debajo del pezón, en el espacio 1.8
intercostal entre la y 7a costillas.

(Continua en la página 71)


lg
ANTERIOR POSTERIOR

SUPERO - INFERIOR LATERAL


NEURALGIA INTERCOSTAL
Escoger 6 a 7 p u n t o s p o r t r a t a m i e n t o e n t r e los-siguientes: (continuación)
Meridiano finto Nombre Posicion Plofund. Nota
de ref: chino anatómica inserción
cm
HICAI>O Liv 3 T'ai Ch'ung Dorso del pie, a la convergencia
del le' y Z0 metatarsianos.
VESICULA GB 34 Yang Ling En depresión anterior y por 2,s-3,7
BILIAR Ch'üan debajo de la cabeza del peroné.
tSTOMAGO St 13 Ch'i Hu En depresión por debajo del 1.2
centro de la clavicula.
ESTOMAGO St 14 K'u Fang Por encima del pezón, en el le' 1,2
espacio intercostal.
ESTOM AL0 St 15 Wu l Por encima del pezón, en el 2' 1,2
espacio intercostal.
ESTOhl AGO St 16 Ying Ch'uang Por encima del pezón, en el 3" I ,?
espacio intercostal.
PLILMON L I Chung Fu Cara exterior del tórax, 6 AUM 1.2 Inserción
al exterior de la linea medial. lateral.
en el 1" espacio intercostal.
PI!LMON L? Yun Men Debajo de la clavicula, 6 AUM 1,s
al exterior de la línea medial.
BAZO Sp 18 T'ien Ch'i En el 4O espacio intercostal, 1,2
6 AUM al exterior de la linea medial.
BAZO Sp 19 Hsiung Hsiang En el 3" espacio intercostal. I ,?
6 AUM al exterior de la línea medial.
BAZO Sp?O Cho Jung En el ? O espacio intercostd, 1.7
6 AUM al exterior de la línea medial.
PUNTOS IIUATUOCHIACHI A ambos lados de la columna vertebral, K AUM al exterior
de la línea medial, a la altura de la cara superior de las
apófisis transversas. Escoger de acuerdo con la sensibilidad.
Insertar la aguja 3.7 cm, algo inclinada y dirigida hacia
la columna vertebral en la región lumbar, y 2,s cm en la
región del tórax.
P u n t o s auriculares
PUNTO DEL I'ECHO En el antehélix, a la altura de la escotadura superior
del trago.
CUELLO
Dolor general
Escoger entre los puntos siguientes (no mas de seis puntos a la vez):

Meridiano Punto Nombre Posición Plofund. Nota


de ref chino anatómica inserción
cm
VASO DEL GV20 Pai Hui En la linea medial del cráneo, 0.6 Inserción
GOBER- 7 AUM por encima de la linea horizontal,
NADOR posterior del cuero cabelludo. descendente.
VASO DEL GV 16 Feng Fu Por debajo de la protuberancia 1,2
GOBER- occipital, 1 AUM por encima de
NADOR línea posterior del cuero
cabelludo, en una depresión.
PULMON L7 Lieh Ch'üeh 1 % AUM por encima del pliegue 1,2 Inserción
transversal de la muiíeca, por inclinada,
encima de la apófisis estiloides descendente.
radial.
INTESTINO SI 10 Nao Yü Con el brazo en adducción 2.5
DELGADO completa, justo por encima del
pliegue posterior de la axila,
en una depresión por debajo de
la espina de la escápula.
INTESTINO S1 15 Chien Chung 2 AUM al exterior de la cara 1.8
DELGADO inferior de la apófisis espinosa
de la '7 vértebra espinal.
Para el cuello inferior, añadir:
VEJIGA B 66 (Yang) Tung En depresión anteroexterior 0.6
Ku de la Sa articulación
metatarsofalángica.
VESICULA GB 36 Wai Ch'iu 7 AUM por encima del maléolo 2.5
BILIAR externo y por detrás del peroné.
VESICULA GB 39 Hsüan Chung 3 AUM por encima del maléolo 2,s
BILIAR externo, entre el borde posterior
del peroné y los tendones de
los músculos peroneo largo
y corto.
TRIPLE CA- TH 10 T'ien Ching Con el codo doblado, 1 AUM 1,E
LENTADOR por encima y por detrás del olé-
cranon, en una depresión.
TRIPLE CA- TH 17 1 Feng Entre la apófisis mastoides y la 2,5 Ligeramente
LENTADOR mandibula. por detrás del ascendente
lóbulo de la oreja. y hacia
adelante.

(Continúa en la página 75)


LATERAL

POSTERIOR
CUELLO
D o l o r gciiernl ( c o i i t i i i u a c i ó n l

Por;ci,j~c hfur~d.
oriotdniico ~IIS~~CIC~II
('IlI

INTFSTINO 1IJ I l o Kii Dorso de la iiiano. en el vértice 2.5


<;I11'CSO del iiigulo formado por e l 1'"
y 2" iiietacarpianos.

('onvergeiicia del antehélix y antitrago


Cara iiiedial iiirerior del anteliélix.

CUELLO
Uisteiisiiiii cervical aguda

Posiciu~~ h.<~firiid
u~~of~~lifro i~rcrcw~i
<7>1
VESICl~L.\ (;I$ 20 Feiig < li'ili Entrc la depresiijn por debajo ?.S Inserción diri-
BILI.\K de l a protiiheraiicia uccipital gida hacia l a
y la apbfisis iiiastoidea. órbita del la-
do opuesto.
Noexceder
2.5 cin.
VASO 1)t.L <;V 1.1 Ta Ch'ui Eiitre l a 7.' vértebra 2,s No exceder l a
COBER. cervical y la I dvertehra profundidad
NADOK dorsal. indicada.
VEJIGA H 64 Chng Ku Cara e\terna del pie. por 1,:
debajo de la tuherosidad
del Su metatarsiano.

Puntos auriculares
PUNTO DE LA VERTEBRA CERVICAL Convergencia del antehélix y antitrago
PUNTO DEL CUELLO Cara medial inferior del anteliélix.
LATERAL

POSTERIOR
CUELLO
Torticolis
Usar los puntos Ah Shi (puntos locales espontáneamente sensibles) del cuello y espaldas.
VESICULA GB 20 Feng Ch'ih Entre la depresión por 2.5 Inserción
BILIAR debajo de la protuberancia dirigida hacia
occipital y la porción la Qbita del
mastoidea. lado opuesto.
VESlCULA GB 39 Hsüan Chung 3 AUM por encima del maléolo 1,8 No exceder la
BILIAR externo entre el borde posterior profundidad
del peroné y los tendones de los indicada.
músculos peroneo largo y corto.
INTESTINO S1 3 Hou Ch'i En el pliegue transversal, por 1,8
DELGAW encima de la articulación meta-
carpofalángica del meflique.

P u n t o s auriculares
PUNTO DE LA VERTEBRA CERVICAL Convergencia del antehélix y antitrago.
PUNTO DEL CUELLO Cara media1 inferior del antehélix.
LATERAL
DOLOR DE ESPALDA
Tratar combinadamente St 38 y B 57. dirigiendo la aguja de Estómago 38 hacia Vejiga 57. Ambos
pueden ser igualmente tratados por separado.

Meridiano Punto ~Vombre Posición Pro/und. !Vara


de ref chino anatómica insercian
cni
ESTOMAGO St 38 T'iao Kou 8 AUM por debajo del 3.7
pliegue de la rodilla,
entre el m. tibial anterior
y la tibia.
VEJIGA B 57 Ch'eng Shan 8 AUM por debajo del
pliegue de la rodilla.
por debajo del vientre
muscular de los músculos
gemelos.
En el dulor getieral de espalda pueden igualmen/e usarse:
INTESTINO L1 1 5 Chien Yü Cara anteroinferior del 1 ,X 2.5 Inserción
GRUESO acroinión. Con el brazo perpendicular.
levantado, en depresión. Con cl brazo
en abduccii>ti.
inserci61i
dirigida hacia
abajo.
INTESTINO SI 10 Nao Yü Con el brazo en abducción 2,s
DELGADO completa, justo por encima
del pliegue posterior de
la axila; en la depresión
por debajo de la espina de
la escápula.
INTESTINO Ll l 1 Ch'ü Ch'ih Con el codo flexionado, en 3.1
GRUESO la cara exterior del mismo;
entre el epicóndilo
lateral y el borde de la
flexura del codo.
VESICULA GB 34 Yang Ling En depresión anterior y
BILIAR Ch'üan por debajo de la cabeza
del peroné.
Para la bursiris atiadir:
INTESTINO SI 1 l T'ien Tsung Centro de la fosa
DELGADO subescapular, a la altura
de la apófisis espinosa
de la 4a vértebra
dorsal.

(Continua en la página 81)


\ LATERAL

\
LATERAL
DOLOR DE ESPALDA (continuación)
Paro los cantbios cró~iicosdegenerativos añadir.
INTESTINO L l 16 Chu Ku En depresión entre el 2 ,S
GRUESO extremo acromial de la
clavícula y la cara
superior de la espini de
la escápula.
Para el dolor de cosrado del lado exterior de la espalda. ariadir:
TRIPLE TH 14 Chien Liao Cara posteroinfenor de 3.1 Dirigir la
CALEN- la apófisis espinosa del aguja entre el
TADOR acromión, a la misma acromión y el
altura que LI 15. troquiter:
brazo en
abducción
horizontal.
del tendón del biceps. anadir los puntos Ah Shi (puntos locales espontáneamente
Si c.risre i~i~lantacii»i
sensibles).
Los puntos alejados (por ejemplo, GB 34 y ST 38) pueden ser igualmente utilizados. Mientras dura la inserción.
la articulación de la espalda debe moverse suavemente.

Piintos auriculares
PUNTO DE LA ESPALDA En el canal del hélix, a la altura de la escotadura superior
del trago.
PUNTO DE LA ARTlCULAClON DE LA Entre el punto de la espalda y el punto de la escápula.
ESPALDA
PLINTO DE LA ESCAPULA En el canal del h e h . a la altura de la unión del
antehélix y antitrago.
Todos los puntos deben ser fuertemente estimulados. h e d e aplicarse con provecho electroacupuntura y
moxibustión. Para cada tratamiento pueden escogerse S o 6 puntos distintos.
LATERAL

LATERAL
DOLOR DE CODO
Seleccionar entre los siguientes puntos:

llcridiar~o Pirriro :Vu»~brr. Pusicior~ Pdund. Nota


d c ref: chi~w onatomica inserción
cm
INTESTINO Ll l l Ch'u Ch'ih Con el antebrazo doblado a 90U, 2.5
GRUESO entre el epicóndilo externo
y el borde lateral de la
flexura del codo.
ISTESTINO LI 12 Chou Liao Con el antebrazo doblado a 90", 2.5
GRL'ESO 1 AUM por encima del punto LI
I l .en el borde lateral del húmero.
I'l<II'LE T 1 - T I 1 10 T'ien Cliing Ciin el codo doblado, en 1,s
I.tNTjlDOR depresión a I AL!M por detrás
y encima del olécranon.
VESICliL;\ (;B 34 Yang Ling En depresión anterior y 3.1
HII.I.\R Cli'uan por debajo de la pequeña
cabeza del peroné.
Li~spuntos liicales Al1 Slii suii igualmente útiles.

Puiitos aiiriculares
PLINTO DEL CODO En el canal del helix, a la altura del borde superior de
la concha.
PI'NTO SHENMEN DE l.!\ OREJA En el ángulo inferior del punto de convergencia d e las
raíces del antehélix.
Si c v i i t c dolor urirf'ric'iidel c<ido. añadir:
CORlZOX 1111 Ling Tail I % A U M por encima I ,?
del pliegue de la muñeca.
en el lado radial del m .
cubital anterior.
INTkSTINO SI 4 \Va11 Ku Eii el borde cubital de la 0.6
I)tLGj\UO inano, en depresii~npor
encima del metacarpiano.
T R I1 1.11 3 Cliung Cliu Dorso de la rnano. Por 1 .?
LENTI~IIOII enciiiia y entre las cabezas
del 4" y SU nietacarpianos.
TKI1'L.E Ti\. 1-11 5 Wai Kuan ? A U M por encima del 1,s
1.ENTADOK pliegue dorsal de la mufieca,
entre radio y cúhito.
El tratamieiitii consiste en un potente estimulo de los puntos. que puede ir acompañado de moxibustión,
a iiienos que se indique lo contrario.
DOLOR DE MUÑECA
Escoger entre los puntos siguientes:

Meridiano hnro Nombre Posicion Profund. Nota


de re5 chino anatómica insercibn
cm
INTESTINO LI S Yang Ch'i Con el pulgar extendido, O ,6
GRUESO borde radial del dorso de
la muiieca, en depresión
entre los tendones de los
músculos abdactor largo y
corto del pulgar.
TRIPLE CA- TH 4 Yang Ch'ih 2 AUM por encima del O ,6 Cauterización
LEN'TADOR pliegue dorsal de la prohibida.
murieca, entre radio y
cúbito.
TRIPLE CA- TH S Wai ~ " a n En depresión central del 1,2
LENTADOR dorso de la muiieca.
PL'LMON L9 T'ai Yüaii Entre el m. abductor largo 0.6
del pulgar y el m. arteria1
radial; en la cara anterior
de la muiieca.
PULMON L7 Lieh Ch'üeh 1 '/. AUM por encima del l ,2
pliegue transversal de la
muiieca: por encima de la
apófisis estiloides radial.
E11 caso de tei~osiiioi.irisesre~rosa~ire (enfermedad de Quervain). añadir:
Puntos locales Ah Shi
~ : I I caso de conzpresi¿>ndel nensio mediano de la muñeca. añadir:

CIRCULACION C 6 Nei Kuan 2 AUM por encima del 1.8


pliegue de la muiieca, entre
los tendones de los
músculos palmar mayor y
menor.
CIRCULACION C 7 Ta Ling En el centro del pliegue 1.8
transversal de la muiieca,
entre los tendones de los
músculos palmar mayor y
menor.
En caso de parálisis del músculo fiexor de la muñeca. añadir:
INTESTINO S1 6 Yang Lao I AUM por encima de la 2.5
DELGADO apófisis estiloides del
cúbito, en la cara
posterior del antebrazo.
P u n t o s auriculares
PUNTODELAMUÑECA En el canal del helix, a la altura de la
cara superior de la fosa triangular.
(Continúa en la página 87)

85
DOLOR DE MUÑECA (continuación)
. \

Meridiano hi~ro iVurnbrc, Posiciun Profund. Nota


de re/.. clrino anatómica inserción
cm

1% caso de dolor artritico. aríadir:


INTESTINO S1 4 Wan Ku Borde cubital de la mano, 0.6
DELGADO en depresión, por encima
del SU metacarpiano.
TRIPLE CA- TH 3 Cliung Chu Dorso de la mano. Por I .Z
LENTADOR encima y entre las cabezas
del 4" y SU
metacarpianos.
TRIPLE CA- TH 4 Yang Ch'hi En depresión central del 1 ,? Cauterización
LENThDOR dorso de la muñeca. prohibida.
No dehc usarse nias de 5 a 6 puntos a la ve,! en cada tratamiento. La moxibustión da buenos resultados
(salvo en los casos conrraiiidicados).
LATERAL
BRAZO
Neuralgia (Dolor intermitente)
Para el tratamiento escoger 5 o 6 puntos entre los siguientes:
Meridiano Punto Nombre Posición Prof u d . Nota
de ref chino anatómica inserción
cm
CORAZON H 8 Shao Fu En el surco dista1 de la 0.6
palma; entre el 4' y So
metacarpianos.
ClRCULAClON C 3 Chü Chih Centro de la flexura del 1.8
codo; lado cubital del
tendón del bíceps.
TRIPLE CA- TH 3 Chung Chu Dorso de la mano, por 1,Z
LENTADOR encima y entre las cabezas
del 4 O y 5" metacarpianos.
TRIPLE CA- TH 6 Chih Kou Cara posterior del 1.8
LENTADOR antebrazo, entre radio y
cúbito, 3 AUM por encima
del pliegue de la mutieca.
TRIPLE CA- TH 8 San Yang Le 1 AUM por encima de TH 6. 13
LENTADOR
TRIPLE CA- TH 9 Ssu Tu 7 AUM por encima del 1.8
LENTADOR pliegue de la mufleca,
entre radio y cúbito.
TRIPLE CA- TH 14 Chien Liao Superficie dorsal de la 3 ,O Con el brazo
LENTADOR espalda, entre el acromión extendido a la
y el troquiter. horizontal.
inserción
hacia la axila.
PULMON L3 T'ien Fu Cara interna del brazo, 1,s
3 AUM debajo del pliegue
axilar anterior.
INTESTINO L13 San Chien Lado radial del índice. 1,2
GRUESO por encima de la cabeza
del metacarpiano.
INTESTINO LI I I Ch'u Ch'ih Con el codo doblado, entre 2.5
GRUESO el epicóndilo externo y el borde
de la flexura del codo.
INTESTINO LI 12 Chou Liao 1 AUM por encima de L1 1 1, 2,s
GRUESO en el borde lateral del húmero.
INTESTINO L1 14 Pi Nao Cara externa del brazo, 1,8-2,s
GRUESO 7 AUM por encima del pliegue
del codo, en el extremo
inferior del m. deltoides.
INTESTINO L1 15 Chien Yü Cara anteroinferior de la 1,8-2,s
GRUESO articulación acromiclavicular.
BRAZO
Neuralgia ( D o l o r i n t e r m i t e n t e ) ( c o n t i n u a c i ó n )

,l!eridiario Pirnro Nombre Posición Profund. No la


de rrf. chino anotamica insercibn
crn
ESTOMAGO St 18 Ju Ken En el SU espacio I ,? Inserci6n
intercostal, por debajo inclinada.
el pezón.
INTESTINO SI 1 Shao Chih En el dedo meiiique,
DELGADO exactamente por encima
de la raíz lateral de
la uña.
INTESTINO SI Z Ch'ien Ku En la depresión disial de
DELGADO la cara exterior de la 5'
articulación
inetacarpofalángica.
S; el aritebrazo se halla m á s afectado. anadir:
CORAZON H3 Shao Hai Cara interna de la flexura
del codo.
CORAZON H6 Yin Ch'i % AUM por encima del
pliegue de la mufieca, lado
radial del m. cubital
anterior.
CORAZON 117 Shen Men Cara cubital de la muñeca,
en el borde superior del
hueso pisiforme, en
depresión.
Si lo axila se lialla afecladu. a~iadir:
VEJIGA B 40' l llsi 3 AUM por fuera del
extremo inferior de la
apófisis espinosa de la
6 5 é r t e b r a dorsal.
VEJIGA B 41' Hun Men 3 AUM por fuera del extremo
inferior de la apófisis
espinosa de la 9"
vértebra dorsal.

Puntos auriculares
PUNTO SHENMEN DE LA OREJA Angulo inferior del punto de convergencia de las raíces
del antehélix.
PUNTO SUBCORTICAL Pared interna del antitrago.

1 lin 1"s 1cxtus cliinus modernos w Ic dcnomina VEJIGA 45.


Ln los tcsloi chinos modernos ?.e le denomina VE1Ií;A 41.

91
DOLOR DE MANO Y DEDOS
Meridiar~u Atnto Nombre Posición Rofund. Nota
de ref: chino anatómica inserción
cm
INTESTINO S1 7 Chih Cheng 5 AUM por encima de la 1 3
DELGADO mulieca, en la cara
posterointerior del
antebrazo, justo al
interiar respecto al
cúbito.
PUNTOS En el dorso de la mano, en Inserción
PA-tlSIEN la membrana entre las inclinada,
apófisis distales de los dirigida hacia
metacarpianos. Existen la cabeza.
4 puntos Pa-Hsien en cada
mano. (El punto situado
entre el I Uy 2'
metacarpianos es el punto
Ho Ku, LI 4.)
Para c/ dolor del o~,irlaro del nteñique. añadir:
CORAZON 11 7 Slien Men Cara cubital de la mulieca,
en el borde superior del
hueso pisiforme, en
depresión.
Para el dolor del a~~irlaro del mayor. añadir:
CIRCULACION C 7 Ta Ling En el centro del pliegue
transversal de la mulieca
entre los tendones de los
músculos palmar mayor y
menor.
Para el dolor del pulgar, añadir:
PULMON L7 Lieh Ch'üeh 1 '/2 AUM por encima del Inserción
pliegue transversal de la inclinada,
mulieca. por encima de la dirigida hacia
apófisis estiloides radial. arriba.

Puntos auriculares
PUNTO DIGITAL Cara superior del canal del hélix.
PUNTODE LAMURECA En el canal del hélix. A la altura de la cara superior de la
fosa triangular.
LATERAL
04
MAXILAR
Dolor general
Meridiano Iirnro de Nombre Posición Profund. ,Vota
de ref: chino anatómica inserción
cm
INTESTINO L14 Ho Ku Dorso de la mano, en el 2.5
GRUESO vértice del ángulo
formado por los dos
primeros metacarpianos.
ESTOMAGO St 7 Hsia Kuan Anterior a la apófisis 1.8 Cauterización
coronoides del maxilar prohibida
inferior, en la fosa
zigomatica.
VESlCULA GB? T'ing Hui Anterior al lóbulo de la 2 ,S
BILIAR oreja, posterior al cóndilo
del maxilar inferior.

P u n t o s auriculares
PUNTODELABOCA Junto a la pared posterior del coiiducto auditivo externo.
DOLOR DE MUELAS
Maxilar s u p e r i o r

Meridiano Punto Nombre Posición Profund. Nota


de ref: chino anatómico inserción
cm
INTESTINO L14 Ho Ku Dorso de la mano, en el ?.S Potente
GRUESO vértice del ángulo estimulo
formado por los dos durante 3 4
primeros metacarpianos. minutos.
ESTOMAGO St 7 Hsia Kuan Anterior a la apófisis 1.8 Cauterización
coronoides del maxilar prohibida.
inferior en la fosa zigomática.
TRIPLE CA- TI1 2 1 Erh Men Anterior a la oreja, algo 1.8 Inserción
LENTADOR por encima del cóndilo practicada con
del maxilar inferior. boca abierta.

Maxilar inferior
INTESTIZO L14 Ho Ku Dorso de la mano, en el ?,5 Potente
GRLiESO vértice del ángulo estimulo
formado por los dos durante 3 4
primeros metacarpianos. minutos.
ESTOMAGO St h Chia Ch'é En el ángulodel maxilar, ?,S Inserción
entre las inserciones del dirigida hacia
111. masetero. el ángulo de
la boca o
perpendicular.
TRII'LE CA. TH X San Yang Le Cara posterior del 1.S Algunos
LENTADOR antebrazo, 4 AUM por acupuntores
encima del pliegue de la aconsejan la
muñeca, entre radio y cúbito. cauterización.
Tarrihieri sori NNles para el dolor d e muelas:
ESTO&1,4GO St 44 Nei T'ing % AUM por encima del 1.2
borde de la membrana,
entre el ?O y 3" dedos.
RlÑON K3 T'ai Ch'i Equidistante entre la punta I ,?
del maléolo interno y el
tendón calcáneo.
VEJIGA R 23 Shen Yü 1 'A AUM por fuera del borde 2,s
inferior de la apófisis espinosa
de la ?a vértebra lumbar.

P u n t o s auriculares
PUNTO DE LOS DIENTES (SUPERIOR) En el lóbulo de la oreja, posterosuperior al punto de los
dientes (inferior).
PUNTO DE LOS DIENTES (INFERIOR) En el lóbulo de la oreja (ver diagrama pág. opuesta).
ANTERIOR

UTERAL

POSTEMOR
DOLOR DE CABEZA
General

Los puntos de la cabeza deben ser sometidos a estimulos moderados solamente. Las agujas deben pernia-
necer i11 siru durante ?O ininutos por lo menos.

Posicion Profund. Nora


anatómica inserción
cm
V,iSO DEL Ya Men Con la cabeza un poco avan- 2.5 Inserción
COBER- zada, 'A AUM por encima de lenta,
NADOK la linea del cuero cabelludo, dirigida
entre las apófisis de la 1" hacia el
y 2" vértebras cervicales. maxilar.
Dejar la aguja
sin manipular.
INTESTINO Dorso de la mano. en el
GRUESO vértice del ángulo
formado por los dos
priineros metacarpianos.
Wai Kuan 2 AUM por encima del
pliegue dorsal de la muñeca.
entre radio y cúbito.
EXTRA I Yin Tang En la glabela. Inserción
subcutanea
dirigida Iiacia
abajo.
VEI lC:Z Kun Lun Cara lateral del tobillo, entre
el maléolo externo y el tendón
de Aquiles; a la altura de la
prominencia del maléolo.
VESICULA Feng Ch'lh Entre la depresión por debajo Inserción
BILIAR de la protuberancia occipital dirigida
y la apófisis mastoidea. haciala úrbita
opuesta.
VASO DEL Pai Hui En la linea medial del cráneo, Inserción
GOBER- 7 AUM por encima de la linea dirigida
NADOR posterior del cuero cabelludo. hacia atrás.

Piiiitos auriculares
PUNTO 0CCIPIT.AL Posterior y por encima de la cara lateral del antitrago.
PUNTO DE L A FRENTE Anterior y por debajo de la cara lateral del antitrago.
PUNTO DEL NERVIO SlhlPATlCO En la fosa triangular, en la unión de la raíz del antehélix
y del borde medial del hélix.
PUNTO SHENMEN DE LA OREJA Angulo inferior del punto de bifurcación del antehélix.
PLINTO SIII1CORTICAL Pared interna del antitrago.
LATERAL

SUPERO- INFERIOR
DOLOR DE CABEZA
Cefalea

Los puntos de la cabeza dehen ser sometidos a estimulos moderados, solamente. Las agujas pueden perma
iiecer i ~ vif!i
i liasta u11 ~niáxitii~l
de 10 miniitos.

VASO DEL GV 20 Pai Hui En la línea niedial del 0.6 InserciOn


GOUER- cráneo. 7 AUM por encima dirigida
NADOll de la línea posterior del Iiacia atrás.
cuero cabelludo,
equidistante entre las
puntas de las orejas.
VEJIGA H 60 Kiin Luii Cara lateral del tobillo.
entre el riialéolo externo
4 el tendón de i\quiles;
a la altura de la
proiiiiiieiicia del maléolo.
'h AllM por e~icimadel
borde de la membrana,
entre el I C r y dedos.
tiICADO Liv 3 T'ai Ch'ung Dorso del pie, a la
convergencia del 1" y
2' tnetatarsianos.

Puntos auriculares
PUNTO OCCIPIT.ZL Posterior y por encima de la cara lateral del antitrago.
PUNTO DE LA FRENTE I'osterior y por debajo de la cara lateral del antitrago.
PUNTO DEL NERVIO SIMPATIC0 En la fosa triangular, en la unión de la raíz del antehélix.
PlJNTO SUUCORTICAL Pared interna del antitrago.
PCNTO SHENMEN DE LA OREJA ,ingulo inferior del punto de bifurcaci6n del antehelix.
D O L O R DE CABEZA
Occiyitnl

Los puntos de la cahe~adehen ser sometidos a estímulos nioderados solamente. Las agujas pueden perma-
iiecer iii arii Iiasta un iiiixiiiio de 20 iiiiiiutos.

Nota

Entre la depresión por Inserción


debajo de la protuberancia dirigida hacia
occipital y l a apófisis la órbita
iiiastoidea. opuesta.
i'an Meii Con l a cabeza un poco avan- Inserción
zada. % A l i M por eiicima de lenta
l a linea del cucro cabelludo, dirigida hacia
eiitrc las ap0fisis de la 1.' el maxilar
y 2.' vértebras cervicales. Dejar la aguja
sin manipular.
I 'ien CIiu Detris del cuello. 1 % A l l M
piir fuera de l a linea iiiedial.
a l a altura del espacio
intervertehral de la 1.' y
2.' vértebras cervicales.
Kiiii Iuii Cara lateral del tobillo. eiitre
e l iiialcolo exteriio y el tendón
de Aquiles: a la altura de la
pr«iniiieiicia del iiialéolo.
I l o Kii Dorso de l a iiiaiio. en e l vértice
del i i ~ g u l oforinado por el 1'"
y 2'' nietacarpianos.
1 luu Cll'i Justo por enciina de l a articu-
lación nietacarpofalángica
del iiiefiique.
Sliu K u Cara externa del pie. por detrás
de l a articulaciSn nietatarsofa-
Iángica del SU dedo.

Puntos auriculares
I>us.roo('(11~11
.AL t'i,steri«r y por encima de l a cara lateral del antitrago.
PLINTO D L L NERVIO SIMP4TICO En l a fosa triangular, en l a unión de la raíz del antehélix
y del borde inedia1 del hélix.
I'UNTO SIIENMEN DE L.A OREJA Angulo inferior del punto de bifurcación del antehélix.
PLINTO SUBCORTlC,\L Pared interna del antitrago
SUPERO- INFERIOR
DOLOR DE CABEZA
I Temporal

Los puntos de la cabeza deben ser sometidos a estimulos moderadas, solamente. Las agujas pueden per-
manecer iir sin! hasta un máximo de 20 minutos.

Meridiano Punto .Nombre Posición Rofund. Nora


de ref: chino anatómica insercion
cm
INTESTINO L14 Dorso de la mano, en 2.5
GRUESO vértice del ángulo
formado por los dos
primeros metacarpianos.
TRIPLE CA- TH 2.7 Ssu Chu Borde externo de la ceja. Inserción
LENTADOR K'ung horizontal
dirigida hacia
atrás.
TRIPLE C A - TH S Wai Kuan ? AUM por encima del
LENTADOR pliegue dorsal de la
mufieca, entre radio y
cúbito.
EXTRA ? Tayang En depresión 1 AUM por Inserción
detrás del punto perpendicular
equidistante entre el o
extremo lateral de la ceja inclinada
y el borde palpebral dirigida hacia
temporal. abajo.
VESICULA GB ?O Fing Ch'ih Entre la depresión debajo Inserción
BILIAR de la protuberancia dirigida hacia
occipital y la apófisis la órbita
mastoides. opuesta. No
exceder la
profundidad
indicada.
VESICULA GB 41 (Tsu) Lin En la depresión debajo
BILIAR Ch'ih de la unión del 4'
y 5' metatarsianos.
TRIPLE CA- TH 3 Ch'ung Chu Dorso de la mano. Por
LENTADOR encima y entre las cabezas
del 4' y 5'
metacarpianos.

Puntos auriculares
PUNTO DEL NERVIO SIMPATIC0 En la fosa triangular, en unión de la raíz del antehélix
y del borde medial del hklix.
PUNTO SHENMEN DE LA OREJA Angula inferior del punto de bifurcación del antehélix.
LATERAL
DOLOR DE CABEZA
Froiital

I r ~ puntos
s de la cahe1.a deben ser siiiiietidos a estímulos moderados. solaiiiente. Las agujas pueden per-
iiiaiiecei ili sirir Iiasla iiii iiiixiiiio de 20 ininlitos.

;!,fer;diut~o l'iri~tu Non~bre Posii,iíin Profund. Nota


dc, re]: c/ti~ro unot~mica inserción
Cllt

I:Xl'Kj\ l Yin Tang En la glabela. I.? Inserción


subcutánea,
dirigida hacia
abajo.
VESI(CL..\ (;U 14 Yang Pai En la frente. I AL'M por I,? Inserción
IIILI:\I1 encima de l a ceja, a la horizontal,
vertical de la pupila. hacia abajo.
lN~l'l:Sl'lYO L l 4 II«K i i Dorso de la mano, en e l 2,5
(;KIIiSO vértice del i i i g u l i ~
íorniado por l u s dos
priineros metacarpianos.
\'l.Il(,\ II 2 I 5 ' i i : l i i (Iiii IIordc iiitcriiu de la ceja. 0,6
1 O I iv .3 l 'xi ('li'lins I)i>r\ridel pie. a la I.X Inserción
ci)iivcrgcncia del 1'" dirigida Iiacia
y 2" metatarsianus, arriba.
por eiiciiiia del borde de
la iiiemhrana.

Piiiitos :iuririilare\
lll'\TO DI: L.\ FRI:UTF Aiiterior ) por debajo de la cara lateral del antitrago.
l l t \ 10 I)I 1 N I KV10 Sl%ll'.\TICO En la fiisa triangular, en la unicin de la raiz del antchélix
I1C'N70 SlilI( OI< TIC;\L I'ared interna del aiititrago.
l'lT\T0 Slll\;\lli\ I>E L,\ OKl-J \ ..\~iguluiiiíerior del punto de bifurcación del anteliélix.
LATERAL
D O L O R I>E C A B E Z A
Jaqueca

iclcr~dia~lo ñrnro Nombre Posición Profund. Nota


de ref: chino anatómica inserción
cm
VESICULA GB 5 Hsüan Lu En la sien. 1 % AUM por encima 0,6
BILIAR de la linea anterior del cuero
cabelludo.
VESICULA G B 6 Hsüan Li 1 AUM por debajo de GB 5, sobre la 0,6
BILIAR misma linea.
INTESTINO L14 Ho Ku Dorso de la mano, en el vértice 2,s
GRUESO del ángulo formado por los dos
primeros metacarpianos.
INTESTINO LI 10 (Shou) San Li Cara dorsal del antebrazo, 2 AUM 2.5
GRUESO por debajo del extremo radial
de la flexura del codo.
ESTOMACO St 36 (Tsu) San Li Cara anterior de la pierna, entre 3,1
el m. tibial anterior y la tibia,
3 AUM por debajo del pliegue de
la rodilla.
ESTOMAGO St 44 Nei T'ing Dorso del pie, entre el 2O y 3" 0,6
dedos, % AUM por encima del
borde de la membrana.
BAZO Sp 6 San Yin 3 AUM' por encima de la punta 2,5
Chiao del maléolo interno.
VASO DEL GV4 Ming Men En la línea medial, entre las 2,s insercion
GOUER- apófisis espinosas de la Z a y dirigida
NADOR 3" vértebras lumbares. hacia arriba.
VASO DEL GV 19 Hou Ting En la linea medid, 8 K AUM por 1.8 inserción
GOBER- encima del borde inferior de la inclinada,
NADOR apófisis espinosa de la
vértebra cervical.
EXTRA 2 Taiyang En depresión 1 AUM por detrás 1,2
del punto equidistante entre el
extremo lateral de la ceja y el
borde palpebral temporal.
P u n t o s auriculares
PUNTO OCClPlTAL Posterior, y por encima de la cara lateral del antitrago.
PUNTO DE LA FRENTE Anterior y por debajo de la cara lateral del antitrago.
PUNTO DEL NERVIO SIMPATIC0 En la fosa triangular, en unión de la raíz del antehélix
y del borde medial del hélix.
PUNTO SHENMEN DE LA OREJA Angulo inferior del punto de bifurcación del antehélix.
PUNTO SUBCORTICAL Pared interna del antitrago.

Algunos acupuntores occidentales lo sitúan a 4 AUM. (Continúa en la página 11 1)


ANTERIOR

SUPERO- INFERIOR
NEURALGIA DEL TRIGEMINO
Los puntos distantes deben ser tratados enérgicamente mientras que el estimulo de los puntos locales sera
atenuado. Las agujas deben permanecer in siru hasta un máximo de 40 minutos y ser sometidas a manipu-
laciones periódicas. Los puntos distantes deben escogerse de acuerdo con el transcurso de los meridianos.
Escoger 3 a 4 puntos por tratamiento.
Rama oftálmica (primera)
i2lrridiano Punto Nombre Posición Rofund. Nota
de ref chino anatómica mserción
cm.
VESICULA GB 14 Yang Pai En la frente, 1 AUM por encima 1 ,? Inserción
BILIAR de la ceja, a la vertical de la horizontal,
pupila. dirigida
hacia abajo.
VEJIGA B2 Tsuan Chu Borde interno de la ceja. 0 6 1,: Inserción
hacia abajo
o ladeada.
TRIPLE C4- TI1 5 Wai Kuan Cara posterior del antebrazo, 13
LENTADOR 2 AUM por encima del pliegue
dorsal de la mufieca, entre
radio y cúbito.
EXTRA 2 Taiyang En depresión 1 AUM por detrás 1.2 Inserción
del punto equidistante entre o perpendicular
el extremo lateral de la ceja 2,5 o inclinada
y el borde palpebral temporal. hacia abajo.
ESTOMAGO St 2 Ssu Pai En agujero infraorbitario, % AUM 0,6
por debajo del borde orbitario
inferior.
ESTOMAGO St 7 Hsia Kuan Anterior a la apófisis coronoides 1,8 Cauterización
del maxilar inferior, en la prohibida.
fosa dgomática.
EXTRA 5 Chia Ch'eng 1 AUM al exterior de la depresión 0,6
Chiang entre la barbilla y el labio
inferior.
ESTOMAGO St 44 Nei T'ing 'h AUM por encima del borde de l,2 Inserción
la membrana entre el 2 O y dirigida
3" dedos. hacia arriba.
IIIGADO Liv 3 T'ai Ch'ung Dorso del pie, a la convergencia 1.8 Inserción
del I C r y Z0 metatarsianos. hacia arriba.
ESTOMAGO St 36 (Tsu) San Li Cara anterior de la pierna, entre 2,s-3.8
el m. tibia1 anterior y la tibia,
3 A U M por debajo del pliegue de
la rodilla.
INTESTINO L14 Ho Ku Dorso de la mano, en el vdrtice 2,s
GRUESO del ángulo formado por los dos
primeros metacarpianos.
(Continúa en la página 113)
SUPERO-INFERIOR LATERAL
POSTERIOR
Rama del maxilar superior (segunda)
Meridiano Funtu ,Vombre Posición Profund. No tu
de ref: chino amtómica inserción
cm
ESTOMAGO St 2 Ssu Pai En el agujero infraorbitario. 0 ,6
% AUM por debajo del borde.

NEURALGIA DEL TRIGEMINO ( c o n t i n u a c i ó n )


VASO DEL GV 26 Shui Kou En la línea medid de la cara, 0-6
COBER- debajo de la nariz, en el centro
NADOR del surco subnasal.
ISTESTINO LI 4 Ho Ku Dorso de la niano, en el vértice 2.5
GRUESO del ángulo formado por los dos
priiiieros metacarpianos.
ESTOLIACO St 3 Cliu Liao Justo por debajo de St 2 , a la l.?
altura del borde iiiferior del
ala de la iiariz.
ESTOMACO Sr 14 Nei T'ing % :\UM por encima del borde l ,2 Inserción
de la meiiibrana entre el ?<' dirigida hacia
y 3"' dedos. arriba.
Raiiia d e l i n a x i l a r iiiferior ( t e r c e r a )
ESTOhl..\CO St 7 Hsia Kuari .Anterior a la apUfisis coronoides 1.8 Cauterización
del iiiaxilar inferior. en la fosa proliibida.
~igoniatica.
EXTRA 5 Cliia Cli'eng I !\UM al exterior de la depresión 0.6
Chiang entre la barbilla y el labio inferior.
ESTOMACO SI 6 Chia CIi'e En el ángulo dcl iiiaxilar. entre 2.5 Inserción
las inserciones del iii. masetero. o hacia el
0.6 ángulo de
la boca o
perpendicular
V;\SO [)E CV 24 1 1i i a g En la línea iiiedial de la cara. 0.6
CONCEI'. en la depresi0n entre la barbilla
CION > el labio inferior.
ESTOM,\CO St 44 Sei T'ing ,\CM por encima del borde I .? Inserción
de la ineiiibrana. entre el dirigida
y 3'" metatarsianos. hacia arriba.
P u n t o s auriculares
PLINTO DEL NERVIO SIMPATICO En la fosa triangular, en unión de la raíz del anteliélix
y del borde medial del hélix.
PLINTO SHESMEN DE L.4 OREJ.\ .Angula inferior del punto de bifurcación del antehélix.
PL!NTO SUIICORTIC,\L Pared interna del antitrago.
PI!NTO DE LA MEJILLA En el área centroinferior del lóbulo.
PL:STO I>EL MAXILAR INFERIOR En el área centrosuperior del lóbulo.
PLINTO DEL M,\XILl\R SUPERIOR En el arca central del lóbulo.
LATERAL
DOLOR OCULAR

Los puntos de la cercanía inmediata del ojo deben ser tratados con el máximo cuidado en cuanto se
refiere a la localización y profundidad de la iiiserciiin. El estimulo ejercido a travésde la
manipulación de la aguja inserta debe ser inuy ateriuado.
Conjuntivitis
Meridiano Aitlto :Yornbre Pusicio~t Profund. No fa
(le ref: chitio airorúmica insercion
cm
VEJIGA BI Ching Ming Justo pur fuera y encima del 0.4 Inserción
horde palpebral interno. muy
superficial.
sin
rotación.
INTESTINO L14 Ho Ku Dorso de la inano. en el vértice ?,S
GRUESO del ángulo formado por los dos
primeros nietacarpianos.
EXTRA 2 Taiyang En depresión 1 ACM por I ,? Inserción
detris del punto o perpendicular
equidistaiite entre el 2,s o dirigida
eurreiiio lateral de la ceja hacia abajo.
y el borde palpebral temporal.
O
TRIPLE CA- TI1 23 Ssu Chu Horde externo d i l a ceja. 18 Inserción
LENTADOR K'ung horizontal
dirigida
hacia atrás.
ESTOMAGO St l Ch'eng Ch'i Coii el paciente iiiiraiido hacia 0,4 Inserción
arriha. a la ierticd de la pupila, por perpendicular
dehajo del borde orbitario inferior.

Puntos auriculares
PUNTO DEL OJO Centro del lóbulo.
Neuralgia interesando el ojo
VEJIGA B 19 Tan Yu 1 '/2 AUM por fuera del borde 0,6
inferior de la apófisis espinosa
la 10" vértebra torácica.
ESTOMAGO St 2 Ssu Pai En el agujero infraorbitario, 0,6 Inserción
% ,AUM por debajo del borde o perpendicular
orbitario inferior. 2.5 u horizontal,
dirigida
hacia abajo.
Para todas las afecciones oculares dolorosas, ariadk:
ESTOMACO St 36 (Tsu) San Li 3 AUM por debajo del pliegue 2,s
de la rodilla, '/. AUM por
fuera de la cresta de la tibia.
ANTERIOR
LATERAL
\

LATERAL
DOLOR DE GARGANTA
Amigdalitis. faringitis. etc.

Meridiano ñrnro Nombre Posición Rofund. Nota


de ref: chino anatómica inserción
cm
INTESTINO S1 17 T'ien Yung Justo por debajo y detrás 2,s
DELGADO del ángulo del maxilar, en
el borde anterior del m.
esternocleidomastoideo.
ISTESTINO L14 Ho Ku Dorso de la mano, en el 2,s
GRL'ESO vértice del ángulo
formado por el l e r y
2' metacarpianos.
PULMON L 11 Shao Shang Cara radial del pulgar, 0,25 lnsercion
justo por detrás de la dirigida
raíz de la uña. hacia
arriba.
Cauteriza-
ción
prohibida.
INTESTINO LI l l Ch'ii Ch'ih Borde lateral del pliegue 2 ,S
GRUESO del codo; entre el
epicóndilo lateral y el
borde de la flexura del
codo.

Puntos auriculares
PUNTO DE LA FARINGE Frente el canal externo, en la cara superomedial del trago.
PUNTO DE LAS AMJGDALAS En el centro de la parte inferior del lóbulo.
(g
ANTERIOR
DOLOR ABDOMINAL
Estos puntos surten un efecto regulador y disminuyen el dolor y malestar abdominales. En el tratamiento
de la ulcera péptica. los puntos St 36 (Tsu) San Li y Vaso de la Concepción 12 Chung Kuan suprimen el
dolor a1 tieiiipo que disiiiinuyen la actividad secretaria del estómago y reducen el nivel de pepsina.'

Eiiferriiedades g a t r o i n t e s t i n a l e s
,Il~~rr~liurro Pldrrto :Vonibre Posicicir~ Profund. Nota
de r<,]: clrirro arrurljmicu inserción
cm
E S T O h l G O St 36 (Tsu) San Li Cara interna de la pierna, 2.5
entre el m. tibial anterior
y la tibia: 3 AUM por
debajo del pliegue de la
rodilla.
\'!\SO [)E ('V 1 2 Cliung Kiian Equidistante entre el apéndice 2.5
CONCEP- xifoides y el ombligo.
ClON
Estiniular fiierteiiiente con la aguja ir, siru durante 30 a 6 0 minutos; repetir la manipulación estimuladora
cada IO a 1 5 minutos o tratar con electricidad. En los ataques agudos la cauterización queda excluida. En
presencia de náusea o vórnito, añadir:
CIRCULAClOh' C6 Nei Kuan ? AUM por encima del pliegue 1,8
de la mulleca, entre los
tendones de los músculos
palmar mayor y menor.
ESTOllAGO St 1 5 T'ien Ch'u 3 AUM por fuera del ombligo. I ,B
ESTOMhCO St 37 ITsu) Shang Cara anterior de la pierna, 2,s
Lien 6 AUM por debajo del pliegue
de la rodilla, entre el m. tibial
anterior y la tibia.
Si cl dulor es rniij' agudo. atiadir:
ESTOMACO St 34 Lian Ch'iu 4 AUM por encima del pliegue 2,5
de la rodilla, paralelo al borde
superoexterno de la rótula.
Fit<zderr usarse igualn~erite:
VEJlG.2 IJ II Wei Yü I '/S AUM por fuera del I ,?
borde inferior de la 12"
vértebra toracica.
VEJIGA R 20 P'i Yü I YZ AUM por fuera del 12
borde inferior de la 11"
vértebra torácica.

1 Cliiiicw Mcdii;il Juurnal. Vol. l. h.0 4. Página 253,julio 1975


2 Lo, ie\lo<ililnui moderno< lu denominan Shang ChU Hs".
LATERAL
DOLOR ABDOMINAL (continuación)
Puntos auriculares
PUNTO DEL ESTOMAGO Porción superior de la raíz del hélix.
PUNTO DEL NERVIO SIMPATICO En la fosa triangular.
PUNTO DEL INTESTINO DELGADO Centro de la cara superior de la raíz del hélix.
PUNTO DEL INTESTINO GRUESO Porción anterosuperior de la raíz del hélix.
PUNTO PANCREAS-VESICULA BILIAR Porción posterior de la raíz inferior del antehélix
LATERAL

SUPERO- INFERIOR
LATERAL
Eti caso de crisis aguda. tratar varias veces al día. Las agujas debeii permanecer iri ~ i t uuna hora, al
iiiáxiiiio. y ser niaiiipuladas cada 10 a 1 5 iiiitiutos. Este tratamiento de la apendicitis aguda debe ser
c ~ ~ n s i ~ l e r aciolm
o o parte iiitegrante de cualquier o t r o trata mi en ti^ de la misma (ayuno, medicamenta.
cióii, cirugi;~.cic.).

;Il<~rid¡oriu hr~rru ;\'o!>?bre Profund. Nota


d~ rc'1: rliirio inserción
cm
ESTOMAGO St 36 ( T s u ) San Li Cara anterior d e la pierna, 2,s
3 AUM por debajo del
pliegue d e la rodilla,
entre el m . tibia1 anterior
y la tibia.
UZO Sp 1 4 Fu Chieli 4 AUM por fuera de la
linea inedia1 abdominal y
4 .4UM por encima del
pliegue d e la ingle.
ESTOhl-\(;O Sr 2 5 f'ien Ch'ii 3 AUM por fuera del ombligo
INTESTISO Ll l l Ch'ü Cli'ili Con el c o d o doblado. en la
GRUESO cara externa del mismo,
entre el epicóndilo
externo y el borde d e la
flexura del codo.
EXTRA 33 Lan Wei 5 AUM por fuera del
pliegue de la rodilla, en
la cara anterior de la
pierna: entre la tibia y el
peroné. E n caso d e
apendicitis, el p u n t o es
sensible a la presión.
ESTOMACO St 44 Nei T'ing Dorso del pie, Y2 AUM 1.2 Inserción
por encima del borde de dirigida
la membrana entre el '1 hacia
y 3" metatarsianos. arriba.

Puntos auriculares
PUNTO DEL APENDICE Entre el centro y la cara niedial de la raíz del hélix
POSTERIOR u

LATERAL
COLlCO R E N A L

í'rofund. Nota
inserciun
cm
VEJIGA 13 2 3 Slien Yü I X AUM por fuera del 1.8
borde inferior de la
apófisis espinusa de la
2" vértebra lumbar.
B>\ZO Sp 0 San Yin 3 AUM' por enciriia de
('I1iao la punta del iiialélilo
iiiterno. por detris del
Iiardc de la tihia.
3 i \ I M por fuera de la
coluinna vertebral. a la o perpendicular
~.
altura del espaciu 3.7 O
interveriehrai de la 1'' inclinada hacia
> 3" vertehras arriba
Iiiiiihares. O
hacia abajo
Equidistante eiitre l a punta
del iiialeolí~iiiieriio y el
I.'
reiidi,n <le \qiiiles.

Iiorde iiifcriur de la r a i ~
inferior del antehelih
LATERAL
u
POSTERIOR

POSTERIOR $: SUPERO-INFERIOR
COLlCO BILIAR
~i<eridiano Funro Arombre Posición Profind. !Vo ta
de ref chino anatómica inserción
cm
EXTRA 35 Dannang Aproximadamente I % AUM 2,s
por debajo de la depresión
anterior de la cabeza del
perone. Doloroso a la presión
digital en casos de
disfunción de la vesícula
biliar o del canal colédoco.
CIRCULACION C6 Nei Kuan ? AUM por encima del pliegue l,8
de la muñeca, entre los
tendones de los músculos
palmar mayor y menor.
Pueden tratarse igualmente los puntos siguientes. pero solamente en el lado derecho:
INTESTINO LI 13 (Yang) Wu Li Borde anteromedial del 2.5 Evitar
GRUESO húmero, 3 AUM por encima la arteria.
del pliegue del codo. Insercióii
perpendicular.
VESICULA GB 25 Ching Men Borde inferior del extremo 0.8
BILIAR libre de la 12" costilla.
Puntos auriculares
PUNTO DE LA VESICULA BILIAR Oreja derecha, exclusivamente: borde posterior de la concha. a 13
altura del orificio.
PUNTO DEL 11IGADO Justo por encima del Punto de la Vesícula Biliar (bilateral).
En caso de fracaso de los puntos precedentes, podrán emplearse los siguientes:
VEJIGA B 18 Kan Yü I X AUM por fuera del borde I .I
inferior de la apófisis espinosa
de la 9" vértebra torácica.
VEJlG.4 13 19 Yan Yü 1 X AUM por fuera del borde 1 .?
inferior de la apófisis espinosa
de la 10a vertebra torácica.
VESICULA CB 34 Yang Ling 3 AUM por debajo del pliegue 2 .S - 2.7
BILIAR Ch'üan de la rodilla, en depresión
anterior y por debajo de la
cabeza del peroné.
HIGA110 Liv 3 T'ai Ch'ung Dorso del pie, ? AUM por 1.8 Inserción
encima del borde de la dirigida
membrana, entre el l e ' Iiacia
y 2 O dedos. arriba.
TRIPLE CA- TH 6 Chi Kou 3 AUM por encima del pliegue 1,8
LENTADOR dorsal de la muñeca,
entre radio y cúbito.
I 1-

1 3+
p

, ij

l!
ILii
ANTERIOR

SUPERO- INFERIOR ANTERIOR

128
DOLOR TORACICO

Para cada traratiiieiito escoger 2 o 3 de los puntos siguientes:

\u~?ibrr, Posición Profind. .Nota


<./r¡~io anatomica inserción
cm
T'ai Cli'ung Dorso del pie. entre el 1 ,8
1'" Y 2'' dedos,
2 :\UM r>or encima del
borde de la membrana.
J ii Keii Por debajo del pezón.
3 la altura del S U
espacio intercostal.
I Tsii) San Li Cara anterior de la pierna,
3 :\LIM por debajo del
pliegue de la rodilla,
entre el músculo tibia1
anterior y la tibia.
\' \SO 1)). (\, 17 Hsien Cliutig Equidistante entre los 1.8 Insercii>ii
L \ CON. peLones. dirigida
< tl'Cl0Y lateralmcnte
O
hacia abajci.
IXTESTIXO SI I S1uo Chin ,I O A U M por encima 025
U t Lti:\I>O del ángulo externo de la
raíz de la uña del
meñique.
VESICLILA GB 41 ( T s u ) Lin En depresi6n por debajo
BILIAR Ch'i de la unión del 4'
y SU iiietatarsianos.
ANTERIOR
MENSTRUACION DOLOROSA

VASO I ~ F C V ~ Kiian Yan 3 ,ZLM por debajo del


LA CON- oiiibligo.
CEI'CION
BAZO Sp 6 Saii Yin 3 AUM1 por encima de
Cliao la punta del inaléolo
interno. por detrás del
borde de la tihia.
dc~ lu it~flutu,,iockiri
Puru el i r u l u m i n ! ~ de lo prli,is:
LSlOhlA(;O SI'30 1 1 ' C u 5 AUM por debajo del
onihligo y 2 AUM por fuera
de la línea medial.
HlGAl)O I.iv 5 Li Kou 5 AUM por encima del
maléulo interno en el
borde posterior de la tihia.
Pura lo\ irustoriros de lu rr~rit.slniu(~irjr~:
BjZ%O Sp 10 Ilsiieh l l a i 3 ALIM por encima del borde
siiperior de l a rotula. en
l a cara interna del iiiiislo.
posterior a l t i l . sartorio.
ESTOMAc;O St 3h (1-su)San L i En l a cara anterior de la
pierna. 3 AIIM por debajo
del pliegue de la rodilla,
entre e l m. tibia1 y la
tibiki.
11AZO Sp 1' Yiii Liiig A l a altura de la Cauterización
Cli'iian prominencia interna de la prohibida.
tihia. en depresión del
borde inferior del
ci~ndilo.
VEJIGA B 20 P' i Yü I YaAIJM por fuera
del borde inferior de l a
1 1 " vértebra torácica.
Poro PI trntun~ienfode los <olarnl>res~nrrrstniales:
BAZO SP 4 Kung Su Cara interna del pie, en
depresiijn anterior y por
debajo del Ir'
metatarsiano.

(Continúa en l a página 133)


POSTERIOR %

LATERAL

132
MENSTRUACION DOLOROSA (continuación)
Meridi~no h n to Nombre Posicion PrujUnd. lklutu
de refi chino anatumica inserción
cm
hedeti usurse igiralmeii re:
VASO DEL GV 17 Shen Chu Inmediatamente por debajo 1-8 Inserción
GOBER- la apófisis espinosa de dirigida hacia
NADOR la 3"ertebra abajri.
toricica.
VEJIGA B 23 Shen Yü 1 '/, AUM por fuera del 2.5
borde inferior de la
apófisis espinosa de la
2"értebra lumbar.
VEJIGA B31 Shang Liao E n el I " agujero sacro. 1,s
VESICULA GBG Hsüan Li En línea reuniendo el 0.6
Bl LIAR agujero auditivo externo
y un punto de la línea
medial, a '/2 AL'M
por encima de la linca
anterior del cuero
cabelludo; 1 AUM por
debajo del centro de csta
lineri.

Puiitos auriculares
PUNTO DEL UTERO En el centro de ta fosa triangular del helix.
PUNTO DE LOS OVARIOS En la. cara inferior de la pared interior del antitrago.
PUNTO ENDOCRINO En 13 concha inferior, por debajo de la incisura intertrigica.
SUPERO- INFERIOR
DOLORES DEL PARTO
El tratamiento de los puntos indicadas a continuaciiin atenúa el dolor y facilita el alumbramiento.

Meridiano htzto &nibue Posiciori Profund. Nora


de r e j chino anatÓmica inserción
cm
BAZO Sp 6 San Yin 3 AUM por encima ?,S
Chao de la punta del maléolo
interno, por detrás del
borde de la tibia.
HIGADO Liv 3 T'ai Ch'ung Dorso del pie, 2 AUM por 1,S
encima del borde de la
membrana entre el 2'
y 3" dedos.
VEJIGA 13 31 Shang Uao ~n el 1" aa,"Uj ero sacro. 2,5
VEJIGA B 31 ' ~ z ' uLiao En e l 2' agujero sacro. 2s
INTESTINO L14 Ho Ku Dorso de la mano, en el 2,s
LKIIESO vértice del ángulo
formado por el 1" y 2"
metacarpianos.
Todos los puritos requieren ser fuertemente estimutados por un máximo de 30 minutos.
POSTERIOR

LATERAL STERIOR

136
DOLOR ANAL (Hemorroides)
Meridiano Punto rVom bre Posición Profind. Nota
de re5 chino anatornica insercion
cm
VEJIGA B 25 T'a Ch'ang Yü 1 X AUM al exterior 2,s
de la Iinea medial, en el
borde inferior de la
apófisis espinosa de la
4a vértebra lumbar.
VEJ ICA B 30 Pai Huan Yü +
1 AUM al exterior 2,5
de la Iinea medial, a la
altura del 4' agujero
sacro.
VEJIGA 0 32 Tz'u Liao En el segundo agujero sacro. 2,5
VEJIGA B 57 Ch'eng Shan 8 AUM por debajo del 1,8
pliegue de la rodilla, por
debajo del vientre muscular
de los músculos gemelos.
VASO DEL GV 1 Ch'iang Ch'ang Equidistante entre la punta 1,8
GOBE R- del cóccix y el ano.
NADOR
TRIPLE CA- TH h C h ü l Kou Cara posterior del 1,s
LENTADOR antebrazo, entre radio y
cubito; 3 AUM por encuna
del pliegue de la mufieca.

Puntos auriculares
PUNTO DEL RECTO INFERIOR Sobre el hélix, justo por encima del meato externo.
ANESTESIA POR ACUPUNTURA
Quizbs seria mis adecuado utilizar el tkrmino acupuntura analgksica. La palabra
griega anaisthzsia significa "ausencia de sensacibn". Por aplicacibn de acupun-
tura, sblo la sensacibn de dolor es inhibida. Analgesia significa insensibilidad al
dolor, sin p6rdida de conocimiento.
La anestesia por acupuntura es' eficaz. El paciente permanece "despierto"
durante la operacibn, sus funciones fisiológicas se mantienen relativamente esta-
bles y la recuperacibn postoperatoria es r4pida. La anestesia por acupuntura esth
particularmente indicada en pacientes muy enfermos y debilitados. En la cirugía
del cerebro, el cirujano dispone de la gran ventaja que representa poder dar ins-
trucciones al paciente y escuchar sus respuestas.
El paciente debe estar mentalmente preparado para una operacibn bajo este
tipo de anestesia; debe sentirse tranquilo y 'relajado y las fases de la operacibn
deben serle explicadas de antemano y comentadas sobre la marcha, con el fin de
evitar que se alarme. En cirugía abdominal, la sensacibn de evisceracibn experi-
mentada por el paciente requiere por parte de Cste un temple psfquico fuera de
serie; la aplicacibn de la acupuntura a este tipo de operaciones es, por consiguien-
te, muy limitada. En cambio, está perfectamente indicada en las operaciones de
tbrax, cuello y cabeza. Con pacientes obviamente nerviosos, escbpticos o simple-
mente aprensivos, las posibilidades de kxito son muy reducidas y por lo tanto mPs
vale no insistir.
Antes de operar conviene efectuar un test preliminar con las agujas con objeto
de verificar la sensibilidad y la tolerancia del paciente. Puede aprovecharse la
circunstancia para explicarle en quk consiste y cbmo transcurrirk la operaci6n.
La seleccibn de los puntos obedece a distintos criterios; sin embargo, lo mbs
frecuente es tratar puntos del meridiano que transcurre por el campo operatorio,
o del meridiano del brgano afectado o responsable de la enfermedad tratada. El
progreso del método ha ido acompaiiado del desarrollo del conocimiento clínico
de los puntos del cuerpo y de la oreja, alcanzándose un elevado grado de perfec-
cibn. El efecto anestbsico obtenido a partir de un solo punto es suficiente en un
gran nhmero de tipos de intervencibn.
La tbcnica analgbsica es similar a la que se usa en acupuntura corporal y acu-
puntura auricular. La profundidad de la insercibn varia de acuerdo con la corpu-
lencia del enfermo, siendo, por regla general, de 1,s a 3 cm. La aguja nunca debe
insertarse hasta el manguito; la penetracibn ha de ser rhpida y debe ir seguida de
una manipulacibn compleja de la aguja, consistente en una rotacibn de 90 a 360°
de amplitud efectuada con el pulgar, y de una combinacibn de traccibn y empuje
enforma de quita y pon, obtenida con el índice y el dedo medio. Este movimiento
se ejecuta con una frecuencia de 2 a 3 pulsaciones por segundo. Entre el momento
de la insercibn y la primera incisibn transcurren usualmente de 15 a 30 minutos.
El Angulo de insercibn se mantiene constante a lo largo de todo el tratamiento, y
la intensidad del estímulo debe ser siempre soportable por el paciente; la sensa-
ción experimentada bajo las agujas transcurre segiin la secuencia malestar-relaja-
cibn-bienestar.
Puede conectarse la aguja a un generador de impulsos eléctricos. En China
suelen usarse ondas bifdsicas en diente de sierra, cuadradas o sinusoidales, Se
empieza con una frecuencia del orden de 0,3 Hz, que se va aumentando hasta
varios centenares de Hz. El paciente experimenta primero una sensación de torpor
y relajacibn; los mGsculos circundantes se estremecen ligeramente produciendo
una irritacibn local netamente perceptible; se aumenta la intensidad del estimulo
a medida que se va atenuando la irritacibn tratando de mantener a intensidad
constante el tremor muscular producido por 18 corriente.
Si el punto de punción sangra o si el paciente no experimenta la sensacibn
deseada, debed buscarse otro punto de insercibn.
En China se usan excepcionalmente adyuvantes pre o postoperatorios en fases
particularmente angustiosas de la operacibn; por ejemplo, cuando se separa el
peritbneo o cuando se ejerce traccibn sobre los brganos internos, y también para
calmar la agitacibn o la aprensibn del paciente. No obstante, en la gran mayoría
de los centenares de miles de intervenciones realizadas en China bajo anestesia
por acupuntura en el curso de los Gltimos afios no se ha utilizado medicamento
alguna.
La eficacidad del métoáo en sus distintos casos de aplicacibn queda resumida
en el siguiente cuadro: 1

Craneotomia 606 casos 96,2% de aplicaciones con 6xito


Tiroides 670 " 954% 99 99

Desprendimiento retina 1.374 " 80,7% ,, ,*


>>
Reseccibn pulmonar 656 " 96,5% ??

Gastrectomia 763 " 96,1% 99 f9

Histerectomía abdominal 590 " 87,470 9, ,9

Reduccihn interna de
fracturas con clavos 462 " 96,570 99 9 ,
de tres phas

Chinese Medical Journal. Vol. 1, No 1, Enero, 1975.


Podemos mencionar igualmente como un éxito de aplicacibn una serie de 100
comisurotomías mitrales, en ninguna de las cuales se alterb la presibn sanguinea
del paciente en el curso de la operacibn. Ademis, salvo raras excepciones, los
procesos de recuperacibn fueron cortos y estuvieron exentos de complicaciones.
Seghn el Grupo Coordinador de Anestesia por Acupuntura de Shanghai,
autor de la compilacibn precedente, el efecto analgésico de la acupuntura es
incompleto y algunos pacientes experimentan grados diversos de doIor. Tampoco
se obtiene la relajacidn muscular necesaria, en particular en cirugia abdominal.
A1 paciente de cirugia torkcica se le ensefía la respiracibn abdominal, sin que
por ello deje de quedar expuesto a sensaciones molestas. Sin embargo, Ias ven-
tajas superan de lejos Ios inconvenientes, siendo contadisimos los problemas
inherentes al mCtodo que no tengan solucibn.
LATERAL
ANESTESIA PARA AMIGDALECTOMIA

,Ileridiano ii~irto Nombre Posiciun


d e ref. chino anatómica
Receta 1
INTESTINO L14 Ho Ku Dorso de la mano, en Bilateral
GRUESO vértice del ángulo
formado por el I c r y
metacarpianos.
Receta 2
IYTESI'ISO 1.1 4
GRlJ'ESO y
TRIPLE ('.:\- TI1 3 Cliung Cliu Dorso de la iiiaiio. entre el Estimular
LFNTiZI>OR 4' y SU metacarpianos. eléctricamente.
0

CIl<CI~L.\CION C 6 Nei Kuan 2 AUM por encima del


pliegue de la iiiuñeca. entre
los tendones de los músculos
palmar rnayor y menor.
A N E S T E S I A P A R A E X T R A C C I O N DE M U E L A S

-,lleridiaiiu hriito
d r rrf'
,Nombre
<.liii~o
tJo.orici<i>i
u~iarrimicu
Receta 1
ISTESTINO Li 4 Ilo Ku Dorso de la mano. en el Bilateral
GRLIESO vértice del ángulo foriiiado O
por el 1" y metacarpianos. lado afectado.
Receta 2
tXTR!l 2 Taiyang En depresión I ,\(!M por Estimulación
detrás del punto equidistante manual
entre el extremo lateral de la O
cejay el borde paipebrai eléctrica.
teiiiporal.
Pcnetracióri dirigida Iiacia:
ESTOM,\GO St 7 llsia Kuan Anterior a la apófisis Cauterización
coronoides del maxilar prohibida.
inferior, en la fosa zigoinática.

Receta 3
Puntos auriculares
PUNTO DE LOS DIENTES (superior) o Estimular
I'UNTO DE LOS DIENTES (inferior) eléctricamente.
- ANTERIOR

SUPERO- INFERIOR
LATERAL
144
ANESTESIA PARA CIRUGIA CRANEAL
Meridiano Punto Nombre Posición Nora
de re$ chino a~t~micu
Receta 1
INTESTINO SI 18 Ch'üan Liao Directamente por debajo
DELGADO del borde palpebral
temporal, en depresión
por debajo del borde inferior
del hueso zigomático.
HIGADO Liv 3 (T'ai} Ch'ung Dorso del pie, en el ángulo Estimular
formado por el le' y 2 O eléctricamente.
metatarsianos.
ESTOMACO St 43 Hsien Ku Dorso del pie, en el ángulo
formado por el y 3er
rnetatarsianos.
VESICULA GB 41 (Tsu) Lin Dorso del pie, en el ángulo
BILIAR Ch'i formado por el 4' y 5 O
metatarsianos.
Receta 2
TRIPLE CA- TH 21 Erh Men Anterior al pabellón, en el Estimular
LENTADOR vértice del ángulo formado eléctricamente.
por el trago y hélix:
Penetración dirigida hacia:
VESICULA GB 2 T'ing Hui Anterior al Ióbulo de la oreja,
BILIAR por detras del cóndilo del
maxilar inferior.
VEJIGA E? Ts'uan Chu En el extremo medial de la ceja
a 1 AUM de la linea medial.
VESICULA GB 8 Shuai Ku Con e1 pabellón auricular
BILlAR doblado hacia adelante,
el punto se halla a la
vertical del vértice.
Receta 3
Puntos auriculares
PUNTO SHENMEN DE LA OREJA Aguja dirigida hacia el Punto del Riñiin.
PUNTO DEL TRONCO CEREBRAL Aguja dirigida hacia el Punto Subcortical.
PUNTO DEL NERVIO SlMP.ATIC0
PUNTO DEL PULMON
ANTERIOR

LATERAL
ANESTESIA PARA LA ClRUGIA TIROIDEA

Meridiarao Pun to iVombre Nota


de re$ chino

Receta 1
INTESTINO LI 4 Ho Ku Dorso de la mano, en el Bilateral
GRUESO vértice del ángulo o
formado por e l 1" y lado afectado
2 O rnetacarpianos. solamente.
('IKCIILACION C h Nei Kuan 2 AUM por encima del Estimular
pliegue de la mufieca, eléctricamente.
entre los tendones de los
músculos palmar mayor y
menor.

Receta 2
INTESTINO Li 18 Tu Fu 3 AUM por fuera del Es t irnular
GRLIESO cartfiago tiroides, entre eléctricamente
la inserción esternal y bilateralmente.
clavicular del
esternocleidomastoideo.

Receta 3
Puntos auriculares
I'IJNTO SI I E N M F N DE L A OREJA PUNTO SUBCORTlCAL Estimular
PLINTO DEL PULMON PUNTO DEL CUELLO eléctricamente.
POSTERIOR

LATERAL
ANESTESIA PARA LARING ECTOMIA
(Recetas del Hospital de Otor~olaringologíadel Primer Colegio Médico de Shanghai)

Meridúino Punto Nombre Posición Nota


de rel: chino anatómica

Receta I
1NTESTlNO Li 4 Ho Ku Dorso de la mano, en el Estimular
GRUESO vértice del ángulo eléctricamente
formado por el le' y el lado izquierdo
2 O metacarpianos. solamente.
TRIPLE CA- TH 6 Chih Kou Cara posterior del
LENTADOR antebrazo, entre radio y
cúbito: 3 AUM por encima
del pliegue de la muneca.

Receta 2
P u n t o s auriculares
PUNTO DEL PULMON
PUNTO SHENMEN DE LA OREJA, aguja dirigida hacia el Punto Estimular
Faringolaringico eléctricamente
y bilateralmente.
PUNTO DE LA CLANDULA ADRENAL, aguja dirigida hacia el Punto de
Atenuación del Asma (Ding Chuan)

ANESTESIA PARA RESECCION DEL PULMON


í Keceta del Primer Hospital para la Tuberculosis de Shanghai)

hleridiano Punto Nombre Posicion Nota


de ref chino anatómica

INTFSTINO L1 14 Pi Nao Cara externa del brazo. Estimular


GRUESO 7 AUM por encima del manualmente
pliegue del codo, en la en el lado
inserción del m. deltoides. a operar.
Dirigir las agujas hacia:
INTESTINO Ll 15 Chien M ü Borde anteroinferior de la
GRUESO unión acromioclavicular,
por debajo del acromion
(brazo en abducción).
LATERAL
ANESTESIA PARA COLECISTECTObIIA Y ESPLENECTOMIA
:llrrirllrio Adn lo Xofnbr.e
drbre]. chino

IiSTOMAGO St 36 (1s u ) Saii 1.i I ' a r a nritcrior dc la pierna, Tratar


3 AUM pur debsjri del pliegue bilateralrncnte.
de la rodilla. eiitrc el in.
tibia1 anterior y la tibia.
Sp Ci San Y iri 3 AUM' por eiicitria de I;i
rliiati putita del rnalcolv iritcrrio, prir
cletrás del borde dc la tibia.
Daniiatig 4 AUIM pur dcl-iajo del pliegue
de la rodilIa, aproximadaniente
1 ALM por debajo del p u n t o
ST 36. i)olurciso a la prcsibri.

T IO S 1' 3 (Tsil) S;iri Li Cara aii terior de la picrna, -1.ratar


3 hlTJ1 por deliajri del pliegue L~iIatcralinerite
de la rodilla, entre el i n .
tibia1 anterior y la tibia.
INI'ES I INO 1.1 4 Ho Kii I3orso de la riiario, eii el virtice Tratar
(;b!I''SO dcl iiiguIo forinado por el bilateralinente.
Icr y roctacarpianos.
C'IRCLILAI'ION T h Nei Kuari 2 A1!1\.2 por encitria dcl piicguc Tratar
de l a niuñeca, entre los hilateralrnerite.
tendones de las tnúsculos
palrriar mayor y inenrir.
Receta 3
Puiitos auriciilares
t'UNT0 DE Lii VESrCULA BI L l h R

PUN'I-O I>l:l. KiIZU


I'IINTO DEL AULiOhll-S
PUNTO StIIiNM EN DE LA OREJA Tratar
bilateraltnente.
PI.INTO DEL PCII.MON
PCNTO SL!BCOK'I'IC'!\L
LATERAL
ANESTESIA PARA CIRUGIA A CORAZON ABIERTO
( Receta del Tercer Hospital del Pueblo del Segundo Colegio Médico de Shanghai).

hferidiutio Punta Numbre Posicibn Nota


de ref: chino anndomica

PIJLMO.1 L7 Lieh Ch'üeh I !4 AUM por encima del Insercion


pliegue distal de la dirigida
muñeca y por encima de la oblicuamente
apbfisis estiloides radial. hacia arriba.
CIRTL'LtZCION C' 6 Nci Kuan 2 AUM por encima del Estimular
pliegue distal de la eléctricamente
muñeca, entre los y bilateralmente.
tendones de los músculos
palmar mayor y menor.

Pul1 tosauriculares
1'UK'lO DEL CLELLO Lado izquierdo
PULTO DEL PECHO solamente:
PLINTO DEL PCiL410N estimular
PLIKTO DEL RIKON
. eléctricamerite.
POSTERIOR El-
ANESTESIA PARA REDUCCION QUIRURGICA DE LOS HEMORROIDES
Meridiano Punto Nombre
de vef: chino

VEJIGA B 30 Pai Huan Yu 1 'h AUM por fuera de la Estimular


línea medial, a la altura eléctricamente
del 4° agujero sacro. bilateralmen te.

ANESTESIA PARA GASTRECTOMIA PARCIAL


Meridicltro Punto Xom bre
de re& chino

ESTOMAGO St 36 (Tsu) San Li Cara anterior de ia pierna, Tratar


3 AUM por debajo del biIateralmente.
pliegue de la rodilla,
entre el m. tibia1
anterior y [a tibia.
ESTOMAGO St 37 (Tsu} Shang Cara anterior de la pierna, Estimular
Lienl 6 AUM por debajo del inecinicamen te
pIiegue de la rodilla.
POSTERIOR
ANESTESIA PARA E L TRATAMIENTO QUIRURGICO
DEL DESPRENDIMIENTO DE RETINA
( Keceta del Primer t lospital del Pueblo de Shanghai)

Meridiano Punto Nombre Posicibn


de rej: chino anatómica

INTESTINO Li 4 Ho Ku Dorso de la mano, en el Estímulo


GRUESO vértice del angulo manuai en el
formado por el 1 y lado de la
metacarpianos. operación.
TRIPLE CA- Tfl 6 Chi Kou Cara posterior del
LENTADOR antebrazo, entre radio y
ciibito; 3 AUM por encima
del pliegue de la muñeca.

ANESTESIA PARA HISTERECTOMIA ABDOMINAL


.:tlcridiurici htito iVont bre Posicion
de reJ chino anatom ica

.VEJIC;,t H 37 T'ZULiao En el I" agujero sacro. Tratar


bilateralmente.
V A S 0 DEL C;V 2 Yao Yü Articulación Estimular
C0HE:R- sacrochcc igea. e n hiatus eléctricamente.
N/\DOK del conducto sacro.
VASODEL GV4 Ming Men Entre las apófisis
GOUER- espinosas de la 2 9 y3"
SADOR vértebras lumbares.
SUPERO-INFERIOR

1%
ANESTESIA PARA REDUCCION DE FRACTURAS DEL CUELLO DEL FEMUR
Meridiano Punto Nombre Nora
de ref; chino

Receta 1
ESTOMAGO (Tsu) San U Cara anterior de la pierna, Todos
3 AUM por debajo del
pliegue de la rodilla,
entre el m. tibia1 anterior
y la tibia.
Liv 3 T'ai Ch'ung 2 AUM por encima del borde
de la membrana, en
depresión entre el 1 C r
y iIUmetatarsianos. lado
VESICL' LA G B 40 Ch'iu Ch'ü Anterior y por debajo de1
BILIAR maléulo externo, en
depresión por fuera del
teridón del m. extensor del
dedo mayor.
VESICULA Hsüan Chung 3 AUM por encima del
BILIAR maléolo externo, entre e1
borde superior del peroné operación
y los tendones de las
músculos peroneo largo y
corto. solamente.
BAZO San Yin 3 AUM' por encima de Estimular
Chiao la punta del maléolo eléctricamente.
interno, por detrás del
borde de la tibia.
VEJIGA Fu Yang 3 AUM por encima del
maléolo externo, por
detrás del peroné.
Wai Ch'iu 7 AUM por encima del
maléolo externo, por
detrás del peroné.
ESTOMAGO Feng Lung 8 AUM por debajo del
pliegue de la rodilla, por
fuera del peroné.

Algurio.; iicupunturcs uccidcntiilca lu sitúan a 4 AUM.