Está en la página 1de 5

1. ¿De qué trata este texto?

2. ¿Qué es un mapa?
3. ¿Para qué sirve?
Material para elaborar historietas

LA CREACION DEL PUENTE DE BAEFROEST

Dentro de la mitopoética nórdica encontramos al Bifröst (Baefroest), un puente arcoíris que une el mundo
de los dioses (Asgard) y el mundo de los hombres (Midgard). La mayoría de las culturas tienen
referencias a figuras que unen el cielo con la tierra (muchas veces árboles, torres o escaleras mágicas),
estableciendo un delicado balance en la danza simbólica, pero el Bifröst es uno de los más poéticos y
cuenta con ciertos avatares en la cultura moderna (el "más allá del arcoíris" del Mago de Oz o el
mismo Rainbow Bridge del new age de José Argüelles).

La palabra bifröst significa alternativamente "arcoíris ardiente", "arcoíris vibrante" o "camino


resplandeciente". Según el académico Andy Orchard, etimológicamente proviene de "bil" que significa
"un momento", lo cual sugiere la naturaleza efímera de un arcoíris, lo cual conecta con el verbo "bifa"
(brillar o temblar), de lo que deduce: "el trémulo camino al cielo".

En las sagas nórdicas se dice que este puente será destruido el Día del Juicio Final, el Ragnarök, cuando
Heimdallr hará sonar su funesto cuerno. Mark Dotson ve en este puente casi etéreo una metáfora de la
metaxia platónica. La metaxia o metaxis es el espacio intermedio que hace participar a las cosas de este
mundo con las formas originales del mundo de las ideas, que es también el mundo numinoso (luminoso
de los dioses). Eros viaja en ese meta-espacio conectándonos con lo divino (el amor es lo que nos hace
ver y aspirar a lo divino). Seres alados (como Hermes o Eros o los ángeles), flechas, puentes, árboles,
escalas, nos vinculan con ese mundo invisible. Y también la imaginación, concebida como un órgano de
percepción, el órgano de la metaxia por antonomasia, que nos hace sensibles a las imágenes y a los
arquetipos con los cuales se ha construido esta realidad, una sombra de la luz eterna. El Bifröst conjuga
todo esto.

Dotson ve en este flamante arcoíris una imagen del alma, que es el puente entre la materia y el espíritu.
En la mitología nórdica se temía que Thor fuera a destruir el puente por su gran fuerza, por lo que este
cruzaba las aguas sin usar el camino arcoíris. El balance entre el cielo y la tierra es sumamente delicado y
se pronosticaba que infaliblemente esta conexión se rompería.

Podemos preguntarnos si este tipo de espacios numinosos intermedios son sólo metáforas y antiguas
mitografías, o en realidad hay un hipervínculo secreto entre los dioses y los hombres. Quizás un puente
que debemos de tejer cotidianamente, fortificando el alma, puesto que, como sugería John Keats, "este
mundo es el valle de la fragua del alma". El puente arcoíris tal vez ya ha sido destruido por la brutal
fuerza de lo sagrado (¿en respuesta a lo profano?) o tal vez nunca ha estado del todo tendido entre nuestro
mundo y un mundo más sutil. Pero tal vez pueda ser extendido, al menos dentro del reino imaginal, de
aquello que podemos llevar --como el oro debajo del arcoíris que apilaban los duendes-- de los sueños a
nuestra existencia con plenitud y continuidad. Continuar por un sendero flamante que tiembla y se
desvanece pero hacia el cual podemos porfiar y tal vez sostener. Asir una imagen para acercarnos a lo
sagrado: hacer del arcoíris un arco de luz petrificada. Ya no esa tendencia moderna evanescente, sino
solidificar lo etéreo, un arcoíris sólido, una imagen con cuerpo, una psique material (o animaterial) cuyo
cuerpo se extiende por el mundo (es el mundo entero).

Twitter del autor: @alepholo

La leyenda nórdica de Sköll y Hati


Esta leyenda nos habla acerca del bien y él mal, de la luz y la oscuridad,
de la creación y destrucción. Este es un relato proveniente de las tierras
nórdicas, donde él dios Odín habita y controla él equilibrio entre él mundo
de las criaturas y él de los humanos.
Esta leyenda nos habla acerca de dos lobos, Sköll y Hati. En la tierras del
norte cuando miraban al sol y la luna, pensaban que estos eran
perseguidos por dos entidades malignas, es decir él sol y la luna eran
perseguidos por los dos lobos Sköll y hati.
Estos dos lobos eran hijos de una bestia terrible llamada Fenrir, un lobo
gigante hijo de Loki y carnicero.
Cada uno de estos lobos tiene un objetivo particular y a la vez terrible.
Sköll (Repulsión)
persigue al sol, incansablemente y ferozmente. Mientras que Hati (odió)
persigue a la luna, él desea devorar a la luna. Esta persecución no termina
nunca, todo Dios y todo hombre y mujer mortal saben que si alguna vez
sucediera, si en alguna ocasión estos dos lobos lograran alcanzar al sol y
a la luna, él mundo que conocemos quedara surmegido en una oscuridad
total. Sería entonces cuando llegaría él Ragnarök. Un día horrible y
terrible, donde la sangre, la destrucción y la penuria se extenderian en un
horizonte interminable. Él mal estaría en nuestro mundo y viviríamos en
una oscuridad perpetúa.
Los hombres y mujeres de los países nórdicos saben que él mayor peligró
que existe, sucede cuando él día, de pronto, se tiñe de negrura. Los
acontecimientos astronomicos en él cual la luna oculta al sol, es decir los
eclipses. Son momentos idóneos para que él lobo Sköll y él lobo Hati
adquieran más fortaleza, instantes que aprovecharán para devorar, a sus
ansiadas presas y asi iniciar con él fin del mundo.
Edad de oro
La edad de oro, h. 1530 de Lucas Cranach el Viejo.

El término Edad de oro proviene de


la mitología griega y fue recogido por
primera vez por el poeta griego Hesíodo. Se
refiere a la etapa inicial de las edades del
hombre en la que vivió en un estado ideal
o utopía, cuando la humanidad era pura e
inmortal. En las obras literarias, la edad de
oro usualmente acaba con un
acontecimiento devastador, que trae consigo
la caída del hombre.
El mito aparece también en el diálogo Político de Platón:1
…No había en absoluto constitución, ni posesión de mujeres ni de niños, porque desde el seno de la tierra es de donde
todos remontan a la vida, sin guardar ningún recuerdo de sus existencias anteriores. En lugar de esto, poseían en
profusión los frutos de los árboles y de toda una vegetación generosa, y los recogían sin necesidad de cultivarlos en
una tierra que se los ofrecía por sí misma. Vivían frecuentemente al aire libre, sin cama ni vestidos, ya que las
estaciones eran de un clima tan agradable que no les ocasionaban molestias, y sus lechos eran nobles entre la hierba
que crecía en abundancia.
4to año “A”
Lea el siguiente fragmento del Popol Vuh y responda
1. ¿Qué
2.

Lea el pasaje del texto de Sor Juana Inés de la Cruz y

5to año “A”


1. Leer los textos “El matadero” y “Maestras Argentinas: Clara Dezcurra”
2. Elaborar una línea histórica con los acontecimientos más importantes del
Romanticismo en Argentina.
3. ¿Qué similitudes y diferencias presentan los textos literarios?
4. ¿Por qué “El matadero” es un texto que pertenece al romanticismo?
5. Preparar un mapa mental o esquema para presentar el día del examen con las
relaciones entre los textos.