Está en la página 1de 8

EJERCICIOS DE TIRO

En contestación a una serie de preguntas formuladas por una Unidad de la Guardia


Civil sobre las clasificaciones a obtener por el personal de seguridad privada en los
ejercicios de tiro y modo de realizar el ejercicio de tiro cuando la licencia “C” se
encuentre depositada, a continuación se exponen las consideraciones a las que
llega este Servicio:

-Anotación que debe ser transcrita en la cartilla de tiro del personal de seguridad
privada que realice el ejercicio de tiro. Debiendo resolverse si los tantos por cientos
que recoge el Apartado 11 “Clasificaciones” de la Resolución de 28 de febrero de
1996, para obtener una determinada calificación, tienen que ser computados en
conjunto o por separado respecto de cada una de las modalidades de tiro que
recoge la citada Resolución –tiro de puntería, tiro instintivo, tiro estilo cazadora, tiro
desde la cadera-.

-Modo en el que, el personal de seguridad privada que cuente con licencia de


armas tipo C depositada, debe realizar los ejercicios de tiro.

Así,

Respecto de la primera pregunta:

Anotación que debe ser transcrita en la cartilla de tiro del personal de


seguridad privada que realice el ejercicio de tiro. Debiendo resolverse si los
tantos por cientos que recoge el Apartado 11, Clasificaciones, de la
Resolución de 28 de febrero de 1996, para obtener una determinada
calificación –negativo, positivo, primera, selecto-, tienen que ser computados
en conjunto o por separado respecto de cada una de las modalidades de tiro
que recoge la citada Resolución –tiro de puntería, tiro instintivo, tiro estilo
cazadora, tiro desde la cadera-.

El ejercicio de tiro del personal de seguridad privada viene determinado por la


realización de dos pruebas, la primera considerada de entrenamiento y por ello no
puntuable, en principio; y la segunda, considerada como de calificación, de
comprobación de la aptitud y siempre puntuable; tal y como recoge el Apartado 2 de
la Resolución de 28/02/1996.

En cuanto a la puntuación que debe obtenerse para resultar Apto, en su clasificación


de Positivo, o, no Apto, en su clasificación de Negativo, debemos remitirnos al
Apartado 11, párrafo primero, de la citada Resolución. Asimismo, para conocer cuál
debe ser la puntuación que debe obtenerse para ser clasificado como Tirador de
Primera o Selecto, debemos remitirnos, igualmente, al Apartado 11; que por su
trascendencia a continuación se transcribe:

“Se clasificará sobre impacto dentro de silueta:

Negativo: Hasta el 50 por 100 del total de disparos de calificación.


Positivo: Más del 50 por 100.
Primera: Más del 70 por 100 en todos los ejercicios anuales.
Selecto: Más del 90 por 100 en todos los ejercicios que realice durante dos años
consecutivos (diploma según anexo).

Se considerarán impactos dentro de la silueta todos aquellos que la marca dejada


por el proyectil toque la silueta...”
Debe significarse, que en atención al literal del Aparado 10 de la citada Resolución
de 28/02/1996, los disparos de prueba determinados para cada uno de los
semestres y para cada una de las modalidades de tiro –tiro de puntería, instintivo,
estilo cazadora y desde la cadera -, no deben ser computados en el cálculo a
realizar para clasificar al tirador como Negativo, Apto, de Primera o Selecto.

Así, a continuación se exponen los requisitos necesarios para ser clasificado en


cada una de las modalidades previstas en el Apartado 11:

NEGATIVO: Los disparos a considerar serán los de calificación, es decir, los del
segundo semestre; computándose únicamente los de puntuación en su conjunto, es
decir, la cantidad que resulte de sumar los 24 disparos del ejercicio de puntería y los
6 disparos del ejercicio instintivo. Lo que hace un total de 30 disparos.

Por lo que todo aquel tirador que no alcance silueta en un porcentaje superior al 50
por ciento, es decir, superior al de 15 disparos, deberá ser clasificado como
NEGATIVO.

POSITIVO: Los disparos a considerar serán los de calificación, es decir, los del
segundo semestre; computándose únicamente los de puntuación en su conjunto, es
decir, la cantidad que resulte de sumar los 24 disparos del ejercicio de puntería y los
6 disparos del ejercicio instintivo. Lo que hace un total de 30 disparos.

Por lo que todo aquel tirador que alcance silueta en un porcentaje superior al 50 por
ciento, es decir, superior al de 15 disparos, deberá ser clasificado como POSITIVO.

PRIMERA: Los disparos que habrá que considerar serán los de entrenamiento y
calificación realizados en el mismo año, es decir, los realizados en el primer y
segundo semestre; computándose únicamente los de puntuación y en su conjunto
respecto de cada semestre, esto es, la cantidad que resulte de sumar los 24
disparos del ejercicio de puntería y los 6 disparos del ejercicio instintivo. Lo que hace
un total de 30 disparos para el primer semestre y de otros 30 para el segundo.

Por lo que todo aquel tirador que en cada uno de los semestres del ejercicio de tiro
realizado alcance silueta en un porcentaje superior al 70 por ciento, es decir, que el
número de proyectiles que hubieren tocado silueta fuere superior al de 21, en cada
semestre, deberá ser clasificado como de PRIMERA.

SELECTO: Los disparos que habrá que considerar serán los de entrenamiento y
calificación realizados en dos años consecutivos, es decir, los realizados en el
primer y segundo semestre de cada año; computándose únicamente los de
puntuación y en su conjunto respecto de cada semestre, esto es, la cantidad que
resulte de sumar los 24 disparos del ejercicio de puntería y los 6 disparos del
ejercicio instintivo. Lo que hace un total de 30 disparos para los primeros semestres
y de otros 30 para los segundos.

Por lo que todo aquel tirador que en cada uno de los semestres del ejercicio de tiro
realizado alcance silueta en un porcentaje superior al 90 por ciento, es decir, que el
número de proyectiles que hubieren tocado silueta fuere superior al de 27, en cada
semestre, deberá ser clasificado como de SELECTO.

En virtud de lo expuesto, se hace necesario que en la Cartilla de Tiro se consigne en


el apartado “Nº DE IMPACTOS” los impactos alcanzados, tanto en los ejercicios de
entrenamiento como en los de calificación; toda vez que la valoración del tanto por
ciento determinante para clasificar al Tirador como de Primera o Selecto requiere
conocer, por el literal contenido en el Apartado 11 de la Resolución de 28/02/1996, el
número de impactos alcanzados en los dos ejercicios de tiro realizados en un mismo
año, o en los cuatro ejercicios de tiro realizados en dos años consecutivos,
respectivamente.

Respecto de la segunda pregunta:

Modo en el que, el personal de seguridad privada que cuente con licencia de


armas tipo C depositada, debe realizar los ejercicios de tiro.

Para una mejor aclaración de la cuestión que se formula, se va a realizar un


análisis del artículo 84.1 del Real Decreto 2364/94 “por el que se aprueba el
Reglamento de Seguridad Privada” ( en adelante RSP ), modificado por Real
Decreto 1123/01, dicho análisis se va a estructurar en tres partes, las cuales son las
siguientes:

-En cuanto a la obligatoriedad de realizar el ejercicio de tiro:

Con la nueva redacción dada por el R.D. 1123/2001 “por el que se modifica
parcialmente el Reglamento de Seguridad Privada” al apartado 1 del citado artículo
84 del R.S.P, se infiere que el mismo es aplicable para la realización del tiro
obligatorio tanto para el personal de seguridad privada que preste servicio con
armas, así como los demás que puedan prestar dichos servicios, por estar en
posesión de las correspondientes licencias de armas, aunque las mismas se
encuentren depositadas en las Intervenciones de Armas de la Guardia Civil,
debiéndose realizar con la periodicidad y demás circunstancias determinadas en el
citado artículo.

Por lo tanto, a la vista de lo expuesto anteriormente, este Servicio considera que los
ejercicios de tiro previstos en el referido artículo 84.1 del R.S.P. serán obligatorios
para todo el personal de seguridad que se encuentre en posesión de la licencia “C”,
debiendo las empresas de seguridad presentarlos a su realización, aún cuando en
ese momento no estén desarrollando actividades con armas.

-En cuanto al tipo de ejercicio a realizar:

Asimismo, dicho artículo deja para posterior regulación por parte del Ministerio del
Interior el número de disparos que debe realizar el personal con licencia “C”, al
margen de que esta se encuentre depositada o no en las Intervenciones de Armas
correspondientes.

No obstante, y sobre esta cuestión hay que tener en cuenta lo dispuesto en la


Disposición Transitoria segunda del referido R.D. 1123/2001, referente a la vigencia
de normas preexistentes. En ella se dispone que hasta tanto tenga lugar la
aprobación de las disposiciones precisas para el desarrollo y ejecución de lo previsto
en el mencionado Real Decreto, continuarán en vigor las normas aplicables a los
aspectos que remitan a ulterior desarrollo normativo.

Por lo tanto, la norma aplicable hasta tanto tenga lugar la aprobación de las
disposiciones necesarias para la determinación de las características de los
ejercicios de tiro citados en el artículo 84.1, será la Resolución Ministerial de 28 de
febrero de 1996 “por la que se aprueban las instrucciones para la realización de los
ejercicios de tiro del personal de seguridad privada”.

Consecuentemente con lo anterior, el personal de seguridad privada que preste


servicio con armas deberá realizar los ejercicios de tiro que establece la
anteriormente citada Resolución de 28/02/1996, y aquellos que no presten servicio
con armas y por consiguiente tengan depositada la licencia en la correspondiente
Intervención de Armas, deberán realizar el mismo ejercicio que establece la citada
Resolución para el personal que realice servicio con armas, es decir -75 disparos,
siendo los primeros 37 de entrenamiento y los 38 restantes de calificación-, con la
única salvedad, y por prescripción del citado artículo 84.1, que se harán de una sola
vez y con periodicidad anual.

-En cuanto a las consecuencias por no realizar el ejercicio de tiro:

El precitado artículo 84.1 “in fine”, establece que la falta de realización o el resultado
negativo de un ejercicio de tiro podrá dar lugar a la suspensión temporal de la
correspondiente licencia de armas hasta que el ejercicio se realice con resultado
positivo.

Así, y en base a dicho precepto normativo, cuando el personal de Seguridad Privada


en posesión de la licencia “C”, no realicen o no supere el ejercicio de tiro de
calificación o de recuperación, independientemente de que presten el servicio con o
sin armas, se le deberá hacer un procedimiento de suspensión temporal de la
licencia “C”, en los siguiente términos:

-El personal de seguridad privada que en el ejercicio de recuperación resulte


nuevamente negativo, se le notificará” in situ” en el campo de tiro el inicio del
procedimiento de suspensión temporal, siendo retiradas en ese momento como
medida provisional las licencias que procedan. Posteriormente les será notificada la
Resolución del procedimiento de suspensión temporal, en el que se le informará
de los recursos a los que tiene derecho.

-En el supuesto de que el procedimiento de suspensión temporal de la licencia,


se inicie por la no presentación a los ejercicios de tiro de calificación o, en su caso,
al de recuperación le será remitida la notificación del inicio del procedimiento y
posteriormente la Resolución del mismo, con información de los recursos a los que
tiene derecho.

Reseñar que los procedimientos de suspensión temporal de la licencia, ya sean


por resultado negativo de los ejercicios de tiro como por no presentación a los
mismos, deben realizarse con las prescripciones que establece la Ley 30/1992 ”del
Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento
Administrativo Común” .

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En contestación a determinadas cuestiones planteadas por una Unidad de la


Guardia Civil sobre el ejercicio de tiro de los guardas particulares del campo de una
asociación de cotos de caza así como vigencia de una resolución por la que se le
autorizaba el cambio de armas en el sentido de autorizar la utilización de la escopeta
del calibre 12, con cartuchos de 12 postas.

Así, para dar contestación a las cuestiones que se suscitan se hace una trascripción
de las mismas, con las consideraciones estimadas por este Servicio.

-Respecto a la primera de las consultas:

“ Ante la decisión adoptada por la Junta Rectora de la “Asociación de Cotos


de Caza de ………..”, en la que acuerdan que el servicio que prestan los
Guardas Particulares del Campo de dicha Asociación, lo realicen sin portar
armas de fuego, además de haber vendido las escopetas que habían adquirido
para prestar este servicio, se plantea la consulta si la autorización de fecha
15/12/2000 concedida por la Dirección General de la Guardia Civil, sigue en
vigor o por el contrario se dictaría una nueva Resolución al respecto”.
Como quiera que la Resolución objeto de análisis fue dictada por la Intervención
Central de Armas y Explosivos previo informe de la CIPAE, se ha elevado la referida
consulta a la citada Intervención Central a fin de que emita sus consideraciones o,
en su caso, por si procediera su remisión a la CIPAE.

Así pues, una vez se tenga el parecer solicitado, por parte de este Servicio se dará
la oportuna contestación a esa Zona.

Respecto a la segunda de las consultas:

“los Guardas Particulares del Campo que prestan servicio en dicha


Asociación y poseen licencia de armas tipo “C”, deberán realizar los
ejercicios de tiro anuales como indica el artículo 84.1 del R.D.112/2001, de 9
de octubre, por el que se modifica parcialmente el Reglamento de Seguridad
Privada, o por el contrario se produciría la “ SUSPENSIÓN TEMPORAL DE LA
LICENCIA”, en base a lo dispuesto en escrito de la Intervención Central de
Armas y Explosivos número 75.302, de fecha 14/04/03 y mensaje de la
SUBOPEGUCI (E.M.Sección Servicios) 5770/5787 de 22/03/99, ambos
relacionados con los ejercicios de tiro del personal de seguridad privada.
Esta consulta se formula por si hubieran cambiado los criterios que en su día
se establecieron en las disposiciones anteriormente citadas.

Del análisis del artículo 84.1 del Real Decreto 2364/94 “por el que se aprueba el
Reglamento de Seguridad Privada”, (en adelante RSP) modificado por Real Decreto
1123/01, podemos estimar lo siguiente:

-En cuanto a la obligatoriedad y forma de realizar el ejercicio de tiro:

Con la redacción dada por el R.D. 1123/2001 “por el que se modifica parcialmente el
Reglamento de Seguridad Privada” al apartado 1 del citado artículo 84 del RSP se
infiere que el mismo es aplicable para la realización del tiro obligatorio tanto para el
personal de seguridad privada que preste servicio con armas, así como los demás
que puedan prestar dichos servicios, por estar en posesión de las correspondientes
licencias de armas, aunque las mismas se encuentren depositadas en las
Intervenciones de Armas de la Guardia Civil.

A su vez, dicho artículo deja para posterior regulación por parte del Ministerio del
Interior el número de disparos que debe realizar el personal con licencia “C”, al
margen de que esta se encuentre depositada o no en las Intervenciones de Armas
correspondientes.

No obstante, y sobre esta cuestión hay que tener en cuenta lo dispuesto en la


Disposición Transitoria segunda del referido R.D.1123/2001, referente a la vigencia
de normas preexistentes. En ella se dispone que hasta tanto tenga lugar la
aprobación de las disposiciones precisas para el desarrollo y ejecución de lo previsto
en el mencionado Real Decreto, continuarán en vigor las normas aplicables a los
aspectos que remitan a ulterior desarrollo normativo.

Por lo tanto, la norma aplicable hasta tanto tenga lugar la aprobación de las
disposiciones necesarias para la determinación de las características de los
ejercicios de tiro citados en el artículo 84.1, es la actual Resolución Ministerial de 28
de febrero de 1996 “por la que se aprueban las instrucciones para la realización de
los ejercicios de tiro del personal de seguridad privada”.
Consecuentemente con lo anterior, los Guardas Particulares del Campo que presten
servicio con armas deberán realizar los ejercicios de tiro que establece la
anteriormente citada Resolución de 28/02/1996, y aquellos que no presten servicio
con armas y por consiguiente tengan depositada la licencia en la correspondiente
Intervención de Armas ( como es el caso que nos ocupa), deberán realizar el mismo
ejercicio que establece la citada Resolución para los Guardas Particulares del
Campo que realicen servicio con armas, es decir 75 disparos, siendo los primeros
37 de entrenamiento y los 38 restantes de calificación-, con la única salvedad, y por
prescripción del citado art. 84.1, que se harán de una sola vez y con periodicidad
anual.

- En cuanto a las consecuencias por no realizar el ejercicio de tiro:

El precitado artículo 84.1 “in fine”, establece que la falta de realización o el resultado
negativo de un ejercicio de tiro podrá dar lugar a la suspensión temporal de la
correspondiente licencia de armas hasta que el ejercicio se realice con resultado
positivo.

Así, y en base a dicho precepto normativo, cuando el personal de Seguridad


Privada, en este caso Guardas Particulares del Campo en posesión de licencia “C”,
no realicen el correspondiente ejercicio de tiro, independientemente a que presten el
servicio con o sin armas, se le deberá hacer un procedimiento de suspensión
temporal de la licencia “C”.

Dicho procedimiento se realizará con arreglo a cuanto dispone la Ley 30/1992”del


Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento
Administrativo Común” es decir, remitiendo al interesado notificación del inicio del
procedimiento, para concluir con la resolución del mismo junto con expresión de
todos los recursos a los que tiene derecho.

Por tanto, se ha de concluir en el sentido de que los criterios que en su día se


dictaron no han cambiado, y por consiguiente este personal de seguridad privada
que no presta servicio con armas pero que posee la licencia “C” depositada en la
Intervención de Armas, tiene que hacer un ejercicio de tiro anual y si no lo realizan
procede iniciar el correspondiente procedimiento de suspensión temporal de la
licencia “C”.

A su vez, conviene aclarar que como la utilización de la escopeta del calibre 12 por
los Guardas de referencia fue algo excepcional y los mismos ya han dejado de
prestar servicio con la citada escopeta, y la Resolución de 28/02/96, en su
Apartado 10.2, prevé que los Guardas Particulares del Campo, con carácter general,
deben realizar el preceptivo ejercicio de tiro con la carabina de varios calibres en la
modalidad de puntería; este Servicio estima que para no desvirtuar cuanto prevé la
anteriormente citada Resolución, dichos Guardas de la Asociación de Cotos de
mientras mantengan la situación actual, deben utilizar para el ejercicio de tiro el
arma reglamentaria de los Guardas Particulares del Campo, es decir, las armas
largas rayadas de repetición.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
En relación a una consulta formulada por un particular respecto de los ejercicios de
tiro a realizar por los guardas particulares del campo y sus especialidades, a
continuación se consigna el parecer de esta Unidad a cada una de las cuestiones
planteadas:

Así,

1.- Respecto a la periodicidad del ejercicio del tiro:

El ejercicio de tiro de los guardas particulares del campo tendrá una periodicidad
anual, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 94.g) del Real Decreto 2364/1994,
de 9 diciembre, “por el que se aprueba el Reglamento de Seguridad Privada”;
completado por el Real Decreto 938/1997, de 20 de junio; y, modificado por el Real
Decreto 1123/2001, de 19 de octubre (B.O.E. número 8, de 10 de enero de 1995;
B.O.E. número 148, de 21 de junio de 1997; B.O.E. número 281, de 23 de
noviembre de 2001).

2.- Respecto a la cantidad de munición a emplear en el ejercicio de tiro:

La cantidad de munición a emplear en el ejercicio de tiro será de 75 cartuchos, de


acuerdo con lo dispuesto en el Apartado 10 de la Resolución de 28 de febrero de
1996, por la que se aprueban las instrucciones para la realización de los ejercicios
de tiro del personal del seguridad privada, en cumplimiento de la Orden del
Ministerio de Justicia e Interior de 7 de julio de 1995 (B.O.E. número 27 de 31 de
enero de 1996).

3.- Respecto a la forma de realización del ejercicio de tiro.

La forma de realizar el ejercicio de tiro será determinada por las Jefaturas de


Comandancia de la Guardia Civil; Unidades que, de acuerdo con lo dispuesto en el
Apartado 8 de la Resolución de 28 de febrero de 1996, confeccionarán un calendario
anual con las fechas, lugares, horarios e instrucciones necesarias para la realización
del ejercicio de tiro, tanto de los vigilantes de seguridad como de los guardas
particulares del campo y sus especialidades.

Por lo anterior, y para conocer el contenido del mencionado calendario de tiro


deberán los interesados –empresas de seguridad y guardas particulares del campo
no integrados en empresas de seguridad- dirigirse a las citadas Jefaturas de
Comandancia.

De otro lado, significar que aun cuando la Resolución de 28 de febrero de 1996, en


su Apartado10, prevé que los guardas particulares del campo realicen un ejercicio
de tiro al semestre, sin embargo y por aplicación del ya expresado artículo 94.g) del
Reglamento de Seguridad Privada, únicamente se realizará un ejercicio de tiro
anual, si bien por el total de cartuchos: 75.

4.- Respecto a los tiros de prueba y puntería.

El total de disparos a realizar, 75 cartuchos, se distribuirá, de acuerdo con lo


dispuesto en el Apartado 10 de la Resolución de 28 de febrero de 1996, de la
siguiente forma:

- 15 disparos de prueba
- 60 disparos de puntería
Por su parte, y siguiendo el literal del Apartado 11 de la citada Resolución, las
clasificaciones a obtener en función de los resultados alcanzados en el ejercicio de
tiro serán las siguientes: negativo, positivo, primera y selecto.

5.- Respecto de la modalidad de tiro.

La modalidad de tiro, de acuerdo con lo dispuesto en el Apartado 10 de la


Resolución de 28 de febrero de 1996, será la de puntería.

6.- Respecto a las distancias del blanco.

Las distancias del ejercicio de tiro vienen determinadas en el Apartado 10 de la


Resolución de 28 de febrero de 1996, y variarán en función del calibre y tipo de
arma. Las mencionadas distancias son las que a continuación se citan:

A.- ARMA LARGA:


- Calibre igual o superior a 9 mm Parab.: 50 m.
- Resto de calibres: 25 m.

B.- ARMA CORTA: Revolver cal. 38.


- Tiro de puntería: 25 m.
- Tiro instintivo: 10 m.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------