Está en la página 1de 5

Historia del Pit Bull

El origen del Pit bull esta asociado a los Bulldogs y Terriers,


razas que fueron desarrollados en las islas británicas.
Ambas razas aumentaron su popularidad a comienzos del
siglo 16, cuando fueron fueron utilizados para la caza
mayor. Así, grandes y atléticosBulldogs particiban en la
caza animales como toros y jabalíes; mientras los pequeños
Terrier fueron utilizados para cazar ratas, tejones, lobos y
comadrejas.
Era el año 1914 y Europa se convirtió en un campo de
batalla para naciones enfrascadas unas contra otras en una
guerra masiva sin parangón en la historia. Los Estados
Unidos declararon su neutralidad, pero considerando que
ese estado neutral podría ser desafiado, EEUU empezó a
prepararse para lo inimaginable, la posibilidad de estar
inmerso por completo en una guerra mundial. El ejército
americano comenzó a preparar a la nación ante la
posibilidad de entrar en guerra imprimiendo posters
patrióticos con una doble intención, concienciar a la gente,
y al mismo tiempo servir de aviso a posibles enemigos –
dejar al gigante dormido tranquilo. Los posters reflejaban la
imagen de un American Pit Bull Terrier cubierto por la
bandera americana con palabras como “Vigilante-
Esperando” y “El perro guardián americano”. El ejército
eligió el Pit Bull como un representante del país no solo
porque era la raza de perros más respetada, sino porque el
alegre perro simbolizaba todo por lo que el país se sentía
orgulloso: valentía, lealtad, paciencia, y la voluntad de
defenderse si era provocado.

Originalmente criado como un perro de lucha de toros y


terriers en Gran Bretaña en 1830, la raza encontró en EEUU
una nueva manera de “ganarse la vida”, como perro de
trabajo. Cuando los colonos se dirigieron hacia el oeste a
finales del siglo 19, los inmigrantes ingleses que habían
traído con ellos sus perros, los encontraron excepcionales
para el pastoreo de vacas y ovejas, protectores de rebaños
y guardianes de la casa familiar. No pasó mucho tiempo
antes de que la raza, llamada “Terrier Yanqui”, se
convirtiera en el perro preferido de una nación joven y en
expansión. El carácter de duro trabajador de la raza,
combinado con una sólida reputación como un perro de
familia, les hizo más venerados y demandados, si cabe. Su
especial devoción y amor por los niños le valió el apodo de
“perro niñera”. En 1898 el United Kennel Club fue fundado
y el “bull and terrier” se convirtió en la primera raza
registra bajo el nombre de American Pit Bull Terrier.

Pit Bull, perro de pelea

La combinación del Bull y Terrier fue creada cuando los


"Deportes sangrientos", asociados a apuestas y
entretención, como el Bull - baiting (perros contra toros
amarrados) y las peleas de perros, se comenzaron a
popularizar. Estos mismos ejemplares protagonizaban
peleas en una arena cerrada llamada "Pit", y de ahí vino el
nombre pit fighter (peleador de pit) pit dog (perro de pit), lo
que finalmente derivaría en Pit Bull. Afortunadamente en
1835 los deportes Pit se convirtieron en ilegales en
Inglaterra.

Desde ese momento también comenzó la selección y cruce


del Pitbull bajo la perspectiva de la estética, naciendo
ejemplares que dieron origen a las actuales razas American
StaffordshireTerrier, Staffordshire Bull Terrier, Terrier Inglés
y Bull Terrier Inglés Miniatura.

Paralelamente, se seguirían criando ejemplares Pitbull


para peleas ilegales, en la clandestinidad. Finalmente, los
perros Pit Bull llegaron a América a través de los colonos de
Inglaterra, Irlanda y Escocia, países de fuerte tradición en la
crianza de ejemplares de pelea, ya con linajes establecidos
que darían origen a los Pit Bull Terriers y a los actuales
American Pitbull Terriers.

La raza Pitbull

El nombre oficial de la raza lo dá Mr.Bennet junto con


fundar el organismo oficial United Kennel Club (UKC) en
1888, reconociendo al American Pit bull Terrier como raza
canina pura, registrándolo en sus listas y otorgándole
pedigree.

Esta raza no es recomendable para todo tipo de personas,


sobre todo niños, siendo deseable que su dueño posea
experiencia en la tenencia de perros de defensa. Su amo
debe demostrar autoridad y determinación, y por último
una predisposición para educarlos y socializarlos desde
pequeños.

Caracteristicas

Nombres: Pitbull terrier americano, pitbull, American pitbull


terrier.

Clasificación FCI: El pitbull no está reconocido por la FCI.


Está reconocido por UKC, ADBA y otras organizaciones. Las
características presentadas en esta página corresponden al
estándar del pitbull según el United Kennel Club (UKC).

Origen: Gran Bretaña.

Necesidad de ejercicio: Alta.

Esperanza de vida: alrededor de 12 años.

Tamaño promedio de la camada: 5 a 10 cachorros.

Altura a la cruz: Indeterminada.


Peso: 15,9 a 27,2 kilogramos (machos); 13,6 a 22,7
kilogramos (hembras).

Pelaje: Lustroso, liso y apretado. Debe ser moderadamente


rígido al tacto.

Color: Se acepta cualquier color o combinación de colores,


excepto el mirlo (fondo jaspeado con parches de color
sólido).

Cabeza: Larga y ancha, de apariencia poderosa pero no


desproporcionada con relación al cuerpo. Vista de frente
tiene la forma de un triángulo ancho con un extremo
truncado. La parte superior del cráneo es paralela a la línea
superior del hocico. El stop es moderado.

Orejas: De inserción alta, tienen forma de rosa o son


semierectas. El estándar UKC acepta las orejas naturales y
las amputadas, pero actualmente hay una mayor tendencia
a no amputar las orejas.

Ojos: De tamaño mediano, los ojos del perro pitbull tienen


forma redonda a almendrada. Bien separados entre sí y
dispuestos abajo en el cráneo. Se acepta cualquier color
excepto el celeste.

Cuerpo: El cuerpo del pitbull es de talla media y poderoso.


La línea superior se inclina ligeramente hacia abajo, desde
los hombros hasta una espalda recta y musculosa. El lomo
es corto y musculoso. El pecho es profundo y
moderadamente amplio (el ancho no debe superar la
profundidad).

Cola: La cola es de inserción media y continúa la línea


superior con naturalidad. Gruesa en su base, se adelgaza
gradualmente hasta terminar en punta. Debe llegar hasta el
corvejón, pero no más allá. En actividad, el perro la lleva
horizontal. Ocasionalmente puede llevarla más levantada,
pero nunca curvada sobre el lomo.