Está en la página 1de 2

ORIGEN DE LA MORAL

Una de las cuestiones que la filosofía ha intentado resolver, es el origen


de la moral. Adolfo Sánchez Vazquez, en su libro de ética, propone tres
teorías sobre el origen de la moral:teoría heterónoma (origen en un Dios
moral), la teoría autónoma, en la cual la moral surge a partir del mismo
hombre, y por último la naturaleza como fuente de la moral.
Por una parte, la teoría heterónoma, explica el origen de las normas
morales del hombre en un ser superior, un Dios quien le da al hombre
unos mandamientos y normas para que las respete y las cumpla. De esta
manera la moral fue en cierto modo otorgada al hombre como algo ajeno
a él, por un dios. Esta teoría heterónoma es la postura en la cual las
religiones se posicionan: en la religión católica Dios le entregó a Moisés
los diez mandamientos para que el pueblo de Israel los cumpliera; en el
hinduismo, Krishna impone las leyes a su pueblo en los Vedas para los
musulmanes sus; normas fueron dictadas por Alá y recogidas en el
Corán.
Debido a esto, un gran número de personas justifican su moral en base a
un Dios quien dicta sus normas.
A pesar de ser una persona creyente, considero que el origen de la moral
no fue establecido por un Dios; sin embargo, debido a que las personas
somos capaces de grandes males, el miedo a que nuestros malos actos
sean castigados por Dios tras nuestra muerte, hace que las personas
midamos más nuestras acciones, evitando en cierto modo que las
personas cometamos todavía más atrocidades y que por el contrario,
intentemos llevar a cabo buenas acciones, pues de ello depende nuestra
futura vida eterna después de la muerte. Por esto, debido a la gran
presencia de la religión en nuestras vidas, creo que esta tiene una gran
influencia en nuestra moral a la hora de decidir qué es lo correcto y lo
incorrecto
La segunda teoría, según la cual la fuente de la moral proviene de la
naturaleza, afirma que la moral no es más que parte de la conducta
instintiva del hombre, y de los animales, como los ciervos, que defienden
al miembro débil del grupo ante los ataques de los depredadores, o los
simios, quienes tratan con amor a sus crías. En conclusión, la moral es
propia de la especie, nace con él y se transmite de una generación a
otra.
En mi opinión, esta teoría tiene una gran parte de verdad, pues parte de
nuestro compartamiento moral es prácticamente instintivo, algo que está
en nosotros como especie, sin embargo, el ser humano es muy complejo,
y tiene la capacidad de controlar su naturaleza e instintos en cierto nivel,
lo cual lo hace distinto del resto de animales; esto supone que el hombre
sea también responsable de la moral, y no solo la naturaleza sea la
autora de ello.
Por último, se plantea la teoría autónoma, en la cual, el hombre es el
creador de la moral. Desde esta concepción, la moral es producto de los
seres humanos, quienes crean un conjunto de normas y leyes que
regulan la convivencia entre las personas, pero también respetando la
individualidad, de manera que cada quien pueda escoger y decidir en lo
referente a su vida.
La moral es concebida, en esta teoría como una conducta autosuficiente,
por lo que las personas crean las normas dependiendo del interés, las
necesidades y la situación de la época histórica.
Creo que, al igual que la teoría de la moral como fuente de la naturaleza,
esta teoría, tiene gran parte de verdad, pues somos las personas quienes
creamos las normas y las leyes de nuestra moral y sociedad, escogiendo
qué está bien y qué está mal, qué es legal y qué es ilegal; y debido a que
somos seres cambiantes y variables en cuanto a nuestro pensamiento, la
moralidad varía mucho dependiendo de la época: hace unos cientos de
años la esclavitud era legal, solo unos cuantos años atrás, las mujeres no
podíamos votar, ni desempeñar muchos trabajos.
Sin embargo, opino que nuestra moral cambia y mejora con el paso de
los años, debido a que la moral, bajo mi punto de vista, es en parte
resultado de nuestra esencia como ser y de nuestra autonomía para
decidir sobre ella, pues aunque los seres humanos hemos tomado malas
decisiones sobre qué está bien y qué está mal, siempre hay algo en
nosotros que nos hace abrir los ojos ante las atrocidades que
cometemos,y de este modo crear nuevas normas que permitan que
vuelvan a cometerse los mismos errores.
En conclusión, creo que las cosas no son siempre blancas o negras, hay
una infinidad de tonalidades grises, es decir, no tiene por qué haber una
única respuesta, es posible que la respuesta se haye en algún lugar
entre los dos extremos, en este caso, opino que la moral tiene origen en
parte en nuestra naturaleza como seres humanos, y en parte es creación
propia de nosotros, y debido a la gran presencia de la religión en nuestra
vida, la tenemos mucho en cuenta a la hora de decidir que es lo correcto.
Por esto, creo que es importante que podamos mantener todos los tres
factores en un punto de equilibrio en el cual se pueda crear una moral
que sea la más acertada posible.

También podría gustarte