Está en la página 1de 13

ANÁLISIS Y CRÍTICA

ANÁLISIS DE LA PELICULA “THE


WALL” DE ALAN PARKER

ALUMNO: DIEGO LABAT

DOCENTE: Sandra Torlucci

AÑO DE CURSADA: 2008

FECHA DE ENTREGA: 03/03/10


Introducción:

Se puede decir de antemano que The Wall tiene una fuerte


tendencia existencialista y marxista (“solo somos ladrillos
de la pared”). Sin embargo, antes de llevar a cabo otras
interpretaciones, voy a hacer una breve distinción que me
parece pertinente:
- The Wall, el disco.
- The Wall, el film.

The Wall, el disco.

El disco pertenece a Pink Floyd, el único grupo musical


cuya ruptura en los cánones musicales no creó una escuela;
Stockhausen, Satie, Miles Davis, Piazzolla, The Beatles,
Merzbow, Chuck Berry, Ornette Coleman, y muchos mas,
dejaron además de sus obras, un puñado de seguidores
mañeristas, que fueron perfeccionando o desvirtuando las
rupturas de forma y contenido que ellos habían descubierto.
Podría arriesgar a decir que el noventa por ciento de la
música contemporánea, es aun la resaca de viejas escuelas
fundadas previamente a la década del ochenta.
Por supuesto que esto pasa además en el cine, la literatura
y la pintura. Sin embargo, en nuestra obsesión occidental
por la clasificación empírica, es aun hoy en día que Pink
Floyd queda en el terreno de lo inclasificable.
Ciertamente no es rock, aunque mantiene la formación
clásica del mismo (bajo, batería, guitarra y teclado) pero
es el genero al cual se siente mas cercano. Vendría a
ocupar el rol del “ornitorrinco” de la música.
Pink Floyd lograba contar una historia conceptual en
discos, mezclando de una manera sublime la letra y la
música (de la misma manera que Shakespeare maneja la prosa
y el verso).
Roger Waters, su principal compositor, habia escrito
previamente a the wall, discos conceptuales como The dark
side of the moon y Animals, que hablan de las obsesiones
humanas y del libro rebelión en la granja respectivamente.
Pero es con The Wall donde llega a su máxima complejidad y
esplendor ya que este funciona en tres niveles distintos:
- A nivel unitario (las canciones funcionan por si
mismas).
- A nivel conceptual (el conjunto de canciones se
entrelazan y encadenan, simbolizando).
- A nivel dramático (el disco, además consigue contar
una historia).

The Wall, el film.

Tanto el film como el disco, necesitaron de cuatro pilares


para sostenerlo. En el caso del disco, serán los
integrantes de Pink Floyd (Waters, Gilmour, Mason y Wright)
mientras que en el film los cuatro pilares son:
- El ya mencionado Roger Waters.
- Alan Parker, director del film.
- Gerald Scarfe, ilustrador grafico.
- Bob Geldof, líder de Boomtowns rats, quien personifica
a Pink Floyd en la película.

Estas cuatro figuras, cuya mezcolanza de disciplinas logran


generar ese pastiche post-moderno del que habla Jameson,
son los pilares básicos del film.
La película decide adaptar el disco (editado 3 años antes
del estreno de la película), utilizando al propio Waters
como guionista de la película. La misma en un principio se
iba a basar en un recital de la banda, con las animaciones
de Scarfe de fondo, teniendo a Waters como personaje
principal.
Por problemas con la discográfica, Waters no pudo asumir el
rol, por lo cual, la idea de la banda presente comenzó a
ser innecesaria.
El guión mantiene una fidelidad absoluta con el disco en
cuanto al drama, pero realiza ciertas modificaciones con
respecto a la estructura (la linealidad de la misma) y
permite hacer una critica social mas focalizada: no son
solo los maestros quienes son atacados, sino la institución
“escuela” de los años cuarenta, así como el contexto bélico
esta claramente anclado a la segunda guerra mundial y la
figura del dictador con Hitler, entre otras cosas.
La historia es contada exclusivamente con la música del
disco e imágenes que se sobreimprimen en el, logrando que
el espectador las pueda aun articular con cierta “libertad”
(a nivel simbólico).
Marx afirma que el Estado es una maquina de represión que
permite a las clases dominantes asegurar su dominación
sobre la clase obrera.
El Estado es lo que los clásicos marxistas han llamado
aparatos del Estado (prácticas jurídicas, policiales,
prisiones, ejercito, gobierno, etc).
Althusser agrega que el Estado solo tiene sentido en
función del poder de estado, por ende, esta teoría es aun
descriptiva.
De ahí surgen los Aparatos ideológicos de Estado, que se
presentan bajo la forma de instituciones distintas y
especializadas.
The Wall es la historia del mecanismo los Aparatos
Ideológicos y Represivos del Estado.
Aparatos Musicales del Estado:

Althusser distingue los Aparatos Ideológicos del Estado


(AIE) con los Aparatos Represivos del Estado (ARE).
Los ARE comprenden al gobierno, la administración, el
ejercito, la policía, los tribunales, prisiones, etc, y
funciona mediante la violencia (por lo menos en situaciones
limite).
Los AIE designan un cierto numero de realidades que se
presentan al observador inmediato bajo la forma de
instituciones distintas y especializadas (Escolar,
familiar, jurídico, de información, cultural, etc),
En un primer momento se puede observar que si existe un
ARE, existe una pluralidad de AIE.
En un segundo momento se puede comprobar que mientras que
el ARE (unificado) pertenece enteramente al dominio
publico, la mayor parte de los AIE provienen del domino
privado (escuelas, iglesias, familias).
Una diferencia fundamental es que el ARE funciona mediante
la violencia, mientras que los AIE funcionan mediante la
ideología (siempre funcionan ambos, violencia e ideología,
pero predomina uno u otro).
The Wall arranca con Pink sentado en la habitación de su
hotel, aparentemente hipnotizado, ya que e encuentra
inmóvil (después nos enteraremos que en realidad su estado
se debe a una sobredosis). Una de las señoras de limpieza
trata de entrar a su habitación pero le es imposible ya que
su habitación se encuentra cerrada con pestillo. El golpe
que ocasiona la puerta con el pestillo sirve de anclaje
para engancharlo con In the Flesh( canción que funciona
como una especie de obertura) mientras vemos un gran portón
rojo cerrado con candado (totalmente diferente al de la
habitación de Pink) y mientras se alternan un forcejeo
entre la puerta de Pink y este portón, hasta que finalmente
el pestillo y el candado son vencidos, y sale por el portón
una muchedumbre de gente joven, los cuales son victimas de
represión hostil policíaca.
La película entonces comienza con un Aparato represivo del
Estado manifestando su condición fundamental: el uso de la
violencia. El proletariado paga con sangre la fuerza
represiva del estado, esta maquina de represión marxista.

Imágenes bélicas nos muestran soldados heridos por la


batalla, reforzando los Aparatos represivos del Estado, ya
que el ejercito es uno de ellos.
La película continúa y pasamos a la infancia de Pink, en
donde nos enteramos que su padre muere en combate durante
la segunda guerra mundial, dejándolo “desprotegido” ante el
mundo. Aquí nos vamos introduciendo en uno de los Aparatos
Ideológicos del Estado que van a dominar la vida de Pink:
La familia.

Aparece luego la primer secuencia de animación, de una


estructura pesadillesca , donde se nos muestra un supuesto
bombardeo a Inglaterra en la segunda guerra mundial,
mientras suena la canción “goodbye, blue sky”.
“Las llamas se apagaron, pero el dolor perdura” sentencia
la canción, mientras muestra un águila haciendo sangrar la
tierra, desgarrándola. Los Aparatos represivos del Estado
aseguran su unidad por su organización centralizada y
unificada bajo la dirección de representantes de las clases
en el poder, que ejecutan la política de lucha de clases de
las clases en el poder. Toda esta secuencia muestra el
funcionamiento del ejército de dicha forma.

Según Althusser, ninguna clase puede tener en sus manos el


poder del Estado en forma duradera sin ejercer al mismo
tiempo su hegemonía sobre y en los Aparatos Ideológicos del
Estado (como ejemplo, pone la preocupación de Lenin por
revolucionar el Aparato Ideológico del Estado en la
enseñanza para permitir al proletariado soviético, que se
había adueñado del poder del Estado, asegurar el futuro de
la dictadura del proletariado y el camino al socialismo).
Los Aparatos Ideológicos de Estado pueden no solo ser
objeto sino también lugar de la lucha de clases.
La siguiente secuencia de The Wall (escena central y
paradigmática de la película) engloba este ultimo concepto,
y sirve como un perfecto ejemplo del funcionamiento de los
Aparatos Ideológicos del Estado.

La secuencia esta compuesta por dos canciones: “The


Happiest days of our lives” y “Another Brick in the wall
(Part II)” cuyas letras adjunto a continuación:

The Happiest Days of our Lives (Waters)

When we grew up and went to school


There were certain teachers who would
Hurt the children in any way they could

"OOF!" [someone being hit]

By pouring their derision


Upon anything we did
And exposing every weakness
However carefully hidden by the kids
But in the town, it was well known
When they got home at night, their fat and
Psychopathic wives would thrash them
Within inches of their lives.

Another Brick in the Wall Part 2 (Waters)

We don't need no education


We dont need no thought control
No dark sarcasm in the classroom
Teachers leave them kids alone
Hey! Teachers! Leave them kids alone!
All in all it's just another brick in the wall.
Estas dos canciones, funcionan como un dialogo, en el cual
la segunda es una respuesta a la primera. Y aun mas que una
mera respuesta. Un manifiesto.

The happiest days of our lives comienza hablando de los


dias de escuela, en donde los maestros “herían a los niños
en cualquier forma que podían, exponiendo las debilidades
escondidas por los niños”, pero a su vez, “era bien
conocido en el pueblo que cuando estos maestros llegaban a
sus casas sus esposas gordas y psicópatas los basureaban y
manejaban”.
Durante esta secuencia se muestra como el maestro de Pink
lo ridiculiza frente a todos sus compañeros al encontrar un
poema que este había escrito. Además, muestra a los
maestros andando como si fueran militares. Luego, al llegar
a su casa, muestran como su esposa lo obliga a terminar la
comida (tal como el después obliga a sus alumnos).

Althusser habla en su texto, que en la Edad Media, los


Aparato Ideológico del Estado por excelencia eran La
Iglesia y La Familia. La Iglesia concentraba no solo las
funciones religiosas, sino también las escolares y buena
parte de las funciones de información y cultura (si toda la
lucha ideológica se concentro en la lucha anticlerical uy
antirreligiosa, ello no sucedió por azar sino a causa de la
posición dominante del Aparato Ideológico de Estado
religioso).
Por eso formula que el Aparato Ideológico del Estado en las
formaciones capitalistas maduras, como resultado de una
violenta lucha de clase política e ideológica contra el
antiguo Aparato Ideológico del Estado dominante, es el
Aparato Ideológico Escolar..
La escuela (como cualquier Aparato ideológico del Estado)
reproduce las relaciones de producción, las relaciones
capitalistas de explicación (y goza de una audiencia
obligatoria).
Con Another Brick in the wall, pasamos a una especie de
fábrica metafórica, en donde todos los niños pasan por dos
procesos:
- Primero, por un proceso de desindividualizacion, en
donde sus rostros pierden su carácter propio, para ser
todos una masa sin rostro (los individuos son
abstractos respecto de los sujetos que ellos mismos
son siempre-ya, diría Althusser).
- Segundo, por un procesado literal para formar una
masa (también literal) la cual simboliza el modelado
que el Aparato Ideológico del Estado produce sobre los
chicos: cada grupo esta prácticamente provisto de la
ideología que conviene al rol que debe cumplir en la
sociedad de clases (pero la “masa” entera que produce
es una metáfora de la existencia de este estado, que
representa la lucha de clases).

A esto sigue uno de los momentos mas mágicos para un chico


en la historia del cine (que puede encontrar un precursor
en “Cero en conducta” de Jean Vigo): la destrucción
absoluta de la institución. Another brick in the wall
funciona como un manifiesto: “no necesitamos educación, no
necesitamos control de pensamiento, no mas sarcasmo oscuro
en la clase. ¡Maestros, dejen a los niños solos!” Los
chicos destruyen la escuela hasta finalmente quemarla con
un sadismo (y el placer que el implica) y una actitud
anárquica tan gloriosa, que parece por un momento, que el
proletariado puede vencer al poder dominante (y digo
parecer, porque todo este sueño utópico, en el cual se
derroca al Aparato Ideológico del Estado, es justamente
eso, un sueño; las ganas del pequeño Pink de descargarse
contra esa institución que lo reprime y trata de
convertirlo en una pasta sin ningún tipo de carácter
autónomo).

La escuela tramada con el sistema familiar es el Aparato


Ideológico del Estado dominante (ya que la escuela se
muestra paralela a la crisis que conmueve al sistema
familiar, anunciado en el manifiesto comunista de Marx).

Finalmente tenemos a la Madre, que funciona también como un


Aparato Ideológico del Estado.
“La familia, plenamente desarrollada, no existe mas que
para la burguesía; pero encuentra su complemento en la
supresión forzosa de toda la familia para el proletariado
y en la prostitucion publica.” Sentencia Marx en su
manifiesto comunista. Los padres explotan a sus hijos
sustituyendo la educación domestica por la educación
social. Para el burgués, su mujer no es otra cosa que
instrumento de producción”
La madre construye una gran “pared” alrededor de Pink,
protegiéndolo de todo tipo malos acontecimientos que puedan
ocurrirle. Esta protección sin embargo, funciona de manera
contraproducente, ya que Pink se ve absolutamente
controlado y manipulado por su madre.

“Mother's gonna make all your nightmares come true.


Mother's gonna put all her fears into you.
Mother's gonna keep you right here under her wing.
She wont let you fly, but she might let you sing.”

Esta estrofa de la canción Mother dice lo siguiente: tu


madre va a realizar todas tus pesadillas, va a trasladar
todos sus miedos a ti, va a mantenerte bajo su ala. No te
dejara volar, pero tal vez te deje cantar”.
Durante toda la canción Pink cuestiona a su madre que
hacer, y ella lo sobreprotege tanto, que desenmascara su
carácter de Aparato Ideológico del Estado.

El texto de Althusser se olvida de tomar al arte. Marx


sentencia que la ideología es concebida como pura ilusión,
puro sueño. Althusser declara que “la ideología es una
representación de la relación imaginaria de los individuos
con sus condiciones reales de existencia”. El arte es tal
vez el elemento redentor de la ideología (el arte parecería
encajar como cuerpo material de la definición de Marx, y
como sinónimo de la definición de Althusser)
El personaje de Pink, entiende esto. La única forma de
“escapar” (y utilizo escapar entre comillas porque no hay
forma de escapar de los aparatos de Estado) es mediante el
arte.
El arte tiene un carácter redentor, y sobre todo la música,
la cual para los griegos era el arte mas puro, ya que su
manifestación era siempre presente. Es lógico suponer que
Pink busque su salida ahí.
La música del siglo XX es considerada música de protesta
(sobre todo la anglosajona). El punk, el jazz, el blues, el
rock, surgen todos como elementos desafiantes al poder (con
caracteres mas o menos explícitos).
Bob Geldof (Pink) viene de la escena punk inglesa. La misma
surge en la década del setenta, enfrentando a la clase
obrera contra el poder ingles, estrecho y represor. No
importaba el virtuosismo de su música, sino la movida
conceptual. No es casual entonces que Geldof encarne a
Pink, quien finalmente termina convirtiéndose en un grupo
de rock, el posible redentor del arte.
Sin embargo, Pink se encuentra con una verdad frustrante y
decepcionante: el arte no es mas un instrumento de
protesta. Es también un Aparato Ideológico del Estado. La
música perdió su carácter rebelde y se convirtió en nada
mas que en una forma de ejercer el poder mediante el
proletariado, de moldearlo como a este le parezca, ya que
necesita seguir alimentado para que este pueda luego
reproducirse.
Pink nunca es mostrado en el escenario como un músico, sino
como una especie de líder fascista, muy fuertemente
aparentado con Hitler, ejerciendo su poder ante el publico,
de la misma forma que la escuela o su madre le ejercieron a
el. Paradójicamente, si bien en la realidad la música si
ocupa este lugar de Aparato Ideológico del Estado, en la
película termina siendo un Aparato represivo del Estado. Lo
que primero era ideológico se convierten en violencia,
gracias a la persuasión del líder, quien se consodila como
“gobernante” absoluto de sus admiradores.
“Adiós mundo cruel” canta Floyd mientras vacila el
suicidio. Es un adiós muy melancólico ya que nota que la
idea Kanteana del arte como finalidad misma es falsa.
El arte esta corrompido.

Bibliografía especifica:
- “Ideología y aparatos ideologicos del estado”
Althusser.
- “Manifiesto comunista” Marx.y Engels

Filmografía:
- The Wall
o Dirección: Alan Parker
o Guion: Roger Waters
o Musica: Pink Floyd
o Año: 1982