Está en la página 1de 37

2014

PED 1 - Prehistoria Antigua de la


Península Ibérica

Axel Cotón Gutiérrez


Mérida
17-11-2014
PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

TAREA I: Comentario del texto propuesto para el Tema IV


Texto:
El empleo de términos como “movilidad” o caza “especializada”, en la región
cantábrica (con una orografía, caracteres ambientales y dimensiones bastante
particulares), quizá requiera alguna explicación complementaria. La especialización
cinegética, entendida en el sentido en que emplea el término su introductor en la
investigación cantábrica (Freeman, 1973, u otros autores como Altuna, 1979), es una
fórmula de intensificación económica consistente en primar voluntariamente una
concentración de la actividad cinegética sobre una o dos especies más rentables (por su
mayor abundancia y predictibilidad, posibilidad de localización en más épocas del año,
etc.). Suele ir unida a una potenciación de la caza de rebaños frente a la de individuos
sueltos, especialmente de hembras y crías, y supone por tanto una cierta restricción de
las áreas o lugares de batida, o de las tácticas de caza.
En fases constrictivas en cuanto a la variedad y abundancia de recursos (por lo
menos de tipo vegetal) una de las formas de intensificación más lógicas fue
posiblemente la estructuración de formas de movilidad más complejas y capaces de
afectar a áreas antes poco menos que marginales (por ejemplo las del interior regional),
e incrementar por tanto el área global de captación anual de recursos. En estas nuevas
formas de organización y movilidad es donde puede tener más sentido la especialización
creciente en la caza del ciervo. Esto es, la actividad cinegética especializada debió ir
unida a cambios generalizados en la organización de los desplazamientos de las bandas
cantábricas, sobre todo en lo referido al tipo de movilidad (ahora más estructurada
estacionalmente, compleja y prevista de antemano). De otro lado, la movilidad global
correspondiente a una banda o grupo humano a lo largo de un ciclo de aprovechamiento
anual debió incrementarse, al menos, en cuanto que el área total de donde se obtienen
recursos tendió probablemente a ampliarse respecto a fases anteriores (…).
De otra parte, es obvio que la movilidad estacional de ciervos y cabras es muy
inferior a la de otras especies cazadas de manera extensa en el suroeste de Francia; y
que la diversidad de ambientes aprovechables en el cantábrico, y la gran cercanía entre
ellos, favorecieron una movilidad absoluta de los grupos humanos muy inferior a la que
cabe suponer en el sur de Alemania o el centro de Francia. Creemos, sin embargo, que
la caza especializada de especies como el ciervo debió vincularse a una movilidad
logística alta, aunque de radio muy inferior y, quizá, a base de partidas normalmente
más pequeñas, que en las zonas con grandes manadas de animales gregarios. En las
épocas de máxima especialización cinegética, los grupos cantábricos debieron cambiar
frecuentemente de posición, ocupando a lo largo de un ciclo de aprovechamiento un
número alto de yacimientos, y afectando a un área de obtención de recursos bastante
amplia (al menos respecto a otros períodos paleolíticos en la región). El incremento en
la diversidad de recursos aprovechados, como hemos aducido, quizá no fue lo
suficientemente importante entre 18.000 y 13.000 BP como para neutralizar ese
necesario incremento de movilidad de los grupos, referido a su capacidad para

Axel Cotón Gutiérrez 1


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

organizarse en formas más complejas y a la ampliación de las áreas de captación anual


de recursos.

González Sainz, C. (1995): “13.000-11.000. El final de la época magdaleniense en la


región cantábrica”. En Moure Romanillo, A. y González Sainz, C (Eds.): El Final del
Paleolítico cantábrico. Universidad de Cantabria, Santander: 181-182

Axel Cotón Gutiérrez 2


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

COMENTARIO DE TEXTO:
Título: Movilidad de grupos y caza especializada. Final del Magdaleniense cantábrico.
Introducción:
Nos encontramos ante un texto de carácter histórico, que aparece entre otros
lugares en el libro “El Final del Paleolítico cantábrico” pp.181-182. El libro está escrito
por José Alfonso Moure Romanillo y César González Sainz para la Universidad de
Cantabria en 1995. Moure Romanillo es Licenciado en Filosofía y Letras por la
Universidad de Valladolid, y obtuvo la Cátedra de Prehistoria en 1981, es autor de
multitud de obras relacionadas con la Prehistoria y el Arte Prehistórico sobre todo
vinculadas a la región norte de España, y en concreto Asturias y Cantabria. Entre sus
cargos más importantes esta la dirección del Museo Arqueológico Nacional en los años
ochenta. En cuanto a González Sainz, colaborador en varias obras con Moure, es
Catedrático de Universidad en el área de Prehistoria.
En el texto se trata el problema de la movilidad de los grupos en relación con la
caza en función de los recursos disponibles. En concreto los autores nos ponen de
manifiesto como la movilidad de los distintos grupos del cantábrico tuvo que
incrementarse en fases constrictivas del Paleolítico Superior, provocando la
especialización de la caza (ciervos y cabras) y la diversificación de la dieta. Aunque el
aumento de la caza de estas especies no fue suficiente para parar el incremento de
movilidad de los grupos.
Análisis y comentario:
La llegada del Homo sapiens hace 40.000 años supuso la implantación de los
rasgos propios del comportamiento moderno de la Península Ibérica. Aunque las
primera poblaciones humanas modernas peninsulares parecen haber sido reducidas y
poco significativas si se comparan con latitudes más septentrionales. Probablemente se
trataba de pequeñas bandas que se instalaron en regiones que poseían una
productividad adecuada para mantener unos estándares de subsistencia poco
exigentes. Así lo atestiguan los exiguos yacimientos auriñacienses. Esta relativa
estabilidad cambió de manera notable en el Gravetiense, y se agravó aún más en el
Solutrense. Esto último coincidió con los inicios de los rigores climáticos que anunciaban
la última glaciación llamada Würm, con una bajada de las temperaturas culminada en el
llamado Máximo Glacial. No obstante, las comunidades humanas supero las condiciones
impuestas por la naturaleza con la invención de nuevas tecnologías instrumentales y
nuevos modelos de explotación territorial entre otras cuestiones. Hace unos 25.000
años se produjo un cambio de tendencia en la demografía con un aumento sustancial
de los yacimientos peninsulares, si bien aún no se tienen del todo claras las causas.
El aumento de la población que se produjo hacia el máximo glacial provocó
irremediablemente un incremento de las necesidades de alimentos. Las intensas
concentraciones de huesos en yacimientos magdalenienses y el repertorio de puntas

Axel Cotón Gutiérrez 3


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

líticas y óseas para la caza halladas, avalan nuevos medios técnicos para aumentar la
rentabilidad y eficiencia de las tácticas de caza. Según Leslie G. Freeman, las
comunidades cantábricas magdalenienses habían puesto en prácticas métodos de caza
“especializada”, para abatir de modo sistemático manadas de ciervos. Poco después su
compatriota Straus mantenía que la caza especializada de las manadas de ciervos la
habían incorporado con anterioridad las comunidades solutrenses. De cualquier
manera, implica la caza colectiva de manadas con la intención de abatir el mayor número
de piezas, provocando matanzas masivas. Los paleontólogos han recurrido a los
llamados perfiles catastróficos de mortandad, encontrando posibles yacimientos donde
esto pudo suceder como El Juyo, Tito Bustillo y Ekain, si bien en los dos últimos se
centraron en la caza de ciervas y sus crías. Este tipo de caza implicaría una renovación
profunda de las prácticas de caza de ser cierta.
Este cambio en las prácticas de caza vino acompañado según los autores del
texto de un cambio en la movilidad de los grupos, hacia formas de movilidad más
complejas y capaces, incrementando el área global de captación anual de recursos. Por
lo tanto, la actividad cinegética especializada debió ir unida a cambios generalizados en
la organización de los desplazamientos de las bandas cantábricas. Otra de las razones
que los autores esgrimen para la elección de ciervos y cabras además de su mayor
abundancia, es que su movilidad estacional es cabras es muy inferior a la de otras
especies cazadas. Se cree que se cazaba a base de partidas no demasiado grandes. En
las épocas de máxima especialización cinegética, los grupos cantábricos debieron
cambiar de posición de manera asidua, ocupando un número alto de yacimientos, y
afectando a un área de obtención de recursos bastante amplia. Las cacerías colectivas
de ciervos facilitarían grandes provisiones de carne a la que habría que dar salida
inmediata. No hay consenso en el reparto o conservación de esta carne entre los
distintos investigadores.
En cualquier caso, la caza de estas especies se complementaba con otras tareas
como la recolección de lapas y bígaros en la costa, la pesca de salmones y truchas en los
ríos y la recolección de vegetales. Todo ello se asocia con procedimientos precisos de
planificación logística anual, para aprovechar las mejores posibilidades de consumo para
adaptarse al ritmo de la naturaleza. Según González Sainz la diversidad de la dieta posee
numerosas ventajas, por un lado constituir una estrategia para incrementar de forma
rentable la producción de alimentos y por otro representa una manera inteligente para
reducir riesgos en comparación con la dependencia de una sola fuente de alimentos.
Conclusión:
Como conclusión de lo anterior podemos decir que fueron la especialización
cinegética, la diversificación de la dieta y la alta movilidad logística de los grupos las
características más relevantes de las estrategias de aprovechamiento de recursos
durante este periodo. Lo cual no fue suficiente para la sedentarización de los grupos.

Axel Cotón Gutiérrez 4


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

TAREA II: Una actividad de entre las propuestas al final de cada tema (de entre los
pertenecientes al Bloque A). Conviene que la realización de esta actividad se consensue
con el Profesor Tutor. Se deben utilizar los formatos Word (cualquier versión) o PDF.
De las actividades propuestas se ha elegido la actividad 3 del Tema II:
“Búsqueda de información sobre yacimientos pleistocenos de una región. El estudiante
deberá localizar en la bibliografía y a través de Internet los principales yacimientos
pleistocenos conocidos hasta el momento en la zona en la que reside (o de otra por la
que tenga interés). Los resultados obtenidos los plasmará en fichas y los yacimientos
localizados los deberá situar sobre la cartografía geológica utilizada en las actividades
anteriores. El trabajo se puede completar con una visita a los yacimientos en la que se
tomarán fotografías que ilustrarán las fichas. También se pueden plasmar los resultados
de esta actividad en Google Earth.”
Región elegida: Cáceres – Complejo cacereño

Axel Cotón Gutiérrez 5


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

ACTIVIDAD:
Intentaremos primeramente dar un esquema general de los yacimientos
pleistocenos existentes en Extremadura respecto a las características geológicas,
litológicas y geográficas. Lo hacemos porque consideramos importante tener una
perspectiva general del territorio en el cual se encuentran nuestros yacimientos.
Posteriormente nos centrarnos en los yacimientos propiamente dichos.
Análisis del Territorio:
En cuanto a las características geológicas, la región extremeña si sitúa en las
zonas Centroibérica y de Ossa Morena del Macizo Hespérico de la península Ibérica. Lo
más característico de esta región cratonizada es la existencia de amplias penillanuras en
las que afloran rocas muy antiguas de la era arcaica: pizarras y grauvacas, separadas por
estrechos sinclinorios ocupados por rocas de la era primaria: cuarcitas, pizarras, calizas,
areniscas y conglomerados. Estos materiales paleozoicos fueron plegados durante la
orogenia hercínica, a finales del periodo carbonífero -con una dirección dominante NW-
SE, típica del relieve apalachense extremeño- constituyendo las Sierras de San Pedro,
Las Villuercas, Monfragüe, Tentudía, Hornachos, etc. No existen, sin embargo, terrenos
del mesozoico, era geológica durante la cual la región estaba ya emergida.
Otra característica de esta región es la profusión de grandes plutones graníticos,
orientados también en la dirección hercínica: Batolito de Araya, Batolito de los
Pedroches, etc.; que han quedado al descubierto por los fenómenos erosivos y
tectónicos llevados a cabo durante las eras secundaria y terciaria. En la era terciaria, el
Escudo Hespérico sufrió los efectos de la orogenia alpina y se fracturó en numerosos
bloques, algunos de los cuales se hundieron originando profundas fosas o depresiones
lacustres bien definidas, que posteriormente se rellenaron de materiales detríticos:
arcillas, arenas y gravas de la fosa del Tajo-Tiétar, fosa del Alagón, depresión del
Guadiana, etc. Durante el pliocuaternario estas depresiones tectónicas terminaron
colmatándose con los materiales cuarcíticos de las “Rañas” y, sobre ellos, se instala la
red fluvial actual que los disecciona y los moviliza a través de sus cauces, creando varias
terrazas con abundantes cantos rodados de cuarzos y cuarcitas.
Dada su amplitud, la penillanura extremeña es el rasgo geomorfológico que
otorga más personalidad al territorio que se extiende entre las alineaciones montañosas
del Sistema Central de Gredos, al norte, y las estribaciones de Sierra Morena al sur.
Territorio surcado de este a oeste por dos grandes arterias fluviales: el Tajo en la
provincia de Cáceres y el Guadiana en la provincia de Badajoz. Separando ambas
cuencas hidrográficas se encuentran las elevaciones, arrasadas y desconectadas, de las
Sierras de Las Villuercas, la Sierra de Montánchez y la Sierra de San Pedro. La penillanura
trujillano-cacereña, originada sobre pizarras y granitos, se eleva lentamente mediante
un movimiento epirogénico, lo que provoca que el río Tajo y su red hidrográfica se
encaje en ella creando un profundo foso o “Ribero” de laderas muy escarpadas que solo
puede ser vadeable en invierno en lugares muy puntuales, como Alconetar y Alarza,

Axel Cotón Gutiérrez 6


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

donde se localizan abundantes instrumentos líticos del pleistoceno medio, prueba


indudable de la presencia de los homínidos en ambas márgenes de estos dos vados.
La caracterización litológica 1 de las “materias primas” que utilizaron los
homínidos del pleistoceno medio para confeccionar sus instrumentos abarca todos los
materiales rocosos que ofrecen una elevada consistencia y dureza; tanto los
pertenecientes al paleozoico (cuarcitas), como los de determinadas rocas filonianas
(cuarzos y lamprófidos) y metamórficas (corneanas); así como los depósitos terciarios
de naturaleza silícea (sílex).
Las principales características estratigráficas, petrográficas y geomorfológicas de
estas rocas, relacionadas con sus posibles aplicaciones durante el Pleistoceno, se
describen a continuación:

• El complejo esquisto-grauváquico: Es una sucesión de rocas metamórficas de edad


precámbrico superior-cámbrico inferior (700-550 millones de años): pizarras,
esquistos y grauvacas en sentido amplio, derivadas de la transformación por
presiones y temperaturas elevadas de una potente serie de sedimentos marinos de
naturaleza detrítica (arcillas y areniscas). Estos materiales son relativamente
blandos por lo que no fueron utilizados para la fabricación de herramientas líticas.,
se encuentran superficialmente muy meteorizados y arrasados por los agentes
erosivos, constituyendo la extensa penillanura trujillano-cacereña, donde las únicas
rocas que destacan son las más resistentes, generalmente grauvacas, en forma de
los típicos “dientes de perro”, característicos del paisaje centro extremeño y de la
comarca de La Serena.
• Rocas graníticas: Constituyen enormes afloramientos intrusivos de rocas plutónicas
llamados batolitos, como el de Cabeza Araya, que se extiende desde Cáceres hasta
la frontera con Portugal, el de la Sierra de Gredos, el de la Sierra de Montánchez, el
de Quintana de la Serena, etc. Normalmente, todas estas rocas graníticas se
encuentran superficialmente muy alteradas por meteorización, constituyendo
berrocales como Los Barruecos de Malpartida de Cáceres, El Berrocalillo de
Plasencia, etc. O bien, extensos arenales de lehm granítico, algunos de los cuales
son explotados hoy para la obtención de áridos finos (“jabre”) que se utilizan en la
construcción. En estas explotaciones de áridos, situadas en El Millar y El Majón,
entre Malpartida y Cáceres, se han hallado numerosos instrumentos líticos,
extraídos durante la excavación del “jabre” y de los exiguos mantos aluviales que
recubren estas rocas graníticas.
• Rocas filonianas: cuarzos y lamprófidos. Se presentan asociadas a los batolitos
graníticos, a través de cuyas fracturas se han producido emanaciones de fluidos
magmáticos de naturaleza silícea (SiO2) que al cristalizar dan origen a diques o
filoncillos de diferentes variedades de cuarzos (lechosos, ahumados, hialinos, cristal
de roca, etc.) los cuales fueron utilizados en grandes cantidades por los homínidos
del pleistoceno medio, dada su abundancia y gran dureza. Otras intrusiones

1
Más información: Mapa Geológico de Extremadura: http://sinet3.juntaex.es/sigeo/web/run.asp

Axel Cotón Gutiérrez 7


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

filonianas, menos abundantes en los granitos, son los lamprófidos, rocas filonianas
básicas relacionadas con los diques de diabasas, cuyos minerales oscuros (silicatos
ferromagnesianos) son muy duros, pesados y compactos, constituyendo también
una buena “materia prima” para la fabricación de utensilios líticos. La mayor parte
de los recogidos en superficie están pulimentados durante la época neolítica y solo
algunos han sido tallados en el paleolítico.
• Rocas metamórficas:
 Corneanas: Formadas a elevadas temperaturas en las aureolas metamórficas de
contacto que se extienden alrededor de los batolitos graníticos. Son rocas oscuras
(azuladas o negras) que están constituidas por minerales tales como Cordierita,
Andalucita, Hiperstena…, silicatos de aluminio, hierro y magnesio de gran dureza,
razón por la cual constituyen una magnífica “materia prima” para la fabricación de
instrumentos paleolíticos. Dentro del llamado “Complejo Cacereño” se han
encontrado algunas piezas de este duro material, cuya procedencia o “área
fuente” habría que situarla en las cercanías de Los Barruecos y en el valle del río
Salor, donde afloran corneanas en abundancia.
 Cuarcitas: Se presentan normalmente en potentes bancos, de unos 5 - 100 metros
de espesor, formados por rocas silíceas cristalinas, de colores generalmente claros
(blancos, grises, rosados o marrones), también oscuras (negras y rojizas), y de
edades correspondientes con los diferentes periodos de la era primaria. Las
cuarcitas son el resultado de la transformación metamórfica de sedimentos
marinos costeros formados por arenas silíceas. Son materiales muy abundantes,
de extremada dureza (cuarzos recristalizados) y elevada compactación, por lo que
la mayor parte de los instrumentos paleolíticos localizados en Extremadura son de
esta naturaleza. En ocasiones, se han localizado algunas piezas talladas de
cuarcitas relacionadas con los “yacimientos primarios” de los estratos de estas
sierras. Tal sería el caso de algunas bifaces encontradas en la cueva de Santa Ana
durante las excavaciones del 2001-02, las cuales no presentan las típicas
superficies de desgaste de los cantos rodados, por lo que pudieron ser extraídas
“in situ” directamente de los bancos de cuarcitas próximos a esta cueva. En las
sierras las cuarcitas se van fragmentando por gelivación, dando origen a pedreras
que se deslizan por gravedad por las vertientes hasta las cabeceras de los arroyos,
cuyas aguas las recogen y las movilizan, seleccionando los materiales por su
densidad y su dureza a lo largo de sus cauces, donde constituyen excelentes
“yacimientos secundarios” que fueron utilizados de modo preferente por los
homínidos del Pleistoceno.
 Calizas y dolomías: Se trata de una serie de sedimentos paleozoicos marinos,
algunos con fauna de crinoides y coralarios, de naturaleza carbonatada (CaMgCO3)
y depositados en una plataforma somera arrecifal. Se encuentran muy
metamorfizadas, con recristalizaciones de calcitas que les aportan una
consistencia marmórea en profundidad, pero superficialmente están muy
kartstificadas, originando un lapiaz irregular y múltiples conductos de disolución,
con canales subsuperficiales y a veces cavernas de gran tamaño, que pudieron ser

Axel Cotón Gutiérrez 8


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

ocupadas por los homínidos desde el pleistoceno hasta el holoceno reciente. Estas
rocas calcáreas constituyen, dado el gran volumen que tienen de espacios huecos,
magníficos acuíferos subterráneos. Es el caso de El Calerizo de Cáceres; El Cerro
del Caracol, en Aliseda; La Sierra, de Fuente de Cantos, etc, de los que surgen
caudales importantes de aguas bicarbonatadas que dan origen a los nacimientos
de arroyos permanentes como la Ribera del Marco y el Alcor de Santa Ana, en
Cáceres; el arroyo de Valdelasyeguas, en Aliseda; las fuentes de Fuente de Cantos,
etc. Estos recursos hidrogeológicos contribuirían, sin duda, en época estival y
durante las prolongadas sequías, a la ocupación de las áreas cercanas tanto por
los animales herbívoros como por sus predadores, entre los que incluimos a los
homínidos pleistocenos.
• Materiales terciarios: sílex, rañas. Por lo que se refiere a los terrenos terciarios de
recubrimiento de los materiales anteriormente descritos, se depositaron durante el
mioceno y el plioceno en depresiones o en fosas tectónicas bien definidas; otras
veces, se presentan como una especie de cobertera que fosiliza la penillanura. Los
depósitos son continentales en régimen de sistemas de abanicos aluviales y poseen
unos niveles de base arcillosos o margosos, a los que se superpone un nivel arcósico
muy constante. A techo de estas arcosas existen diferentes capas irregulares de
arcillas, areniscas y, en ocasiones, niveles calcáreos con lentejones de sílex de
diferentes tonalidades. Un ejemplo de lo anterior se constata en la fosa del Tajo-
Tiétar, donde sobre las arcosas y arcillas miocenas se depositaron algunas capas
calcáreas asociadas a yacimientos de sílex (SiO2). Material de elevada dureza y con
superficies de rotura cortantes, por lo cual también fue muy utilizado como materia
prima durante el pleistoceno. Los principales afloramientos extremeños se localizan
en las terrazas del Tajo y Tiétar y en todo El Campo Arañuelo. Destacan también en
el paisaje extremeño las amplias plataformas de las “rañas” pliocuaternarias,
formaciones detríticas groseras depositadas de forma caótica sobre los materiales
paleozoicos, graníticos o bien miocenos, sin ninguna estratificación y cuya potencia
generalmente oscila entre los 1 y 10 m. Se trata de una formación conglomerática
constituida por cantos subangulosos o redondeados de cuarcitas empastados en
una matriz areno-arcillosa rojiza. El medio que originó estos depósitos puede
considerarse el de un flujo en masa de fangos arcillosos con cantos de cuarcitas,
desarrollado en un clima tropical con lluvias estacionales de gran intensidad. Estos
cantos cuarcíticos están seleccionados en relación con la distancia al “área fuente”
y los de mayor dureza fueron también utilizados como materia prima para
confección de utensilios líticos durante el pleistoceno en las Rañas de Cañamero,
Alía, Talaván, Castañar de Ibor, Galisteo, Garrovillas, etc.
• Materiales Cuaternarios: coluviones, terrazas y aluviones. Los grupos humanos del
pleistoceno medio los utilizaron en grandes cantidades de estos materiales en el
Arroyo Celadilla, Arroyo del Millar de los Licenciados, en Cáceres; Arroyo del Tallón,
Los Arenales y El Majón, en Malpartida de Cáceres, así como en las terrazas de los
ríos Jerte, Alagón, Tiétar, Guadiana y sus afluentes.

Axel Cotón Gutiérrez 9


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

 Los coluviones son derrubios de gravedad formados por cantos de cuarcitas


angulosos empastados en una matriz arcillosa generalmente rojiza. Se localizan
sobre las laderas de las sierras de cuarcitas y en las zonas de penillanura más
próximas a estas elevaciones.
 Las terrazas fluviales son superficies planas, estrechas, alargadas y cubiertas de
mantos aluviales, separadas por escalones que interrumpen la pendiente y que
deben su origen a la acción erosiva y sedimentaria de las aguas de los ríos durante
los periodos glaciares e interglaciares del Pleistoceno. En Extremadura se
encuentran bien desarrolladas en los cauces del río Guadiana y sus afluentes
principales (3 niveles), pero no tanto en el Tajo dado su gran encajamiento,
aunque son perceptibles varios niveles en los tramos medios del Alagón, Jerte y
Tiétar.
 Los aluviones son arenas y gravas con cantos rodados, generalmente de cuarzos y
cuarcitas, trasportados por los ríos y depositados en el fondo de los valles y en las
llanuras de inundación de la red de drenaje principal. Corresponden a los
depósitos más recientes, pero la mayoría de sus elementos rocosos han sido
heredados de las Rañas, de los “rañizos” y de los coluviones.
Respecto a las características geográficas, destacar que durante el Pleistoceno
Medio (700.000 - 100.000 BP) el paisaje de la región extremeña se configuraba de
acuerdo con una serie de condicionamientos físicos y biogeográficos, como son:

• El clima regional, se caracterizaría, por veranos de elevadas temperaturas y escasas


lluvias que dan paso gradualmente a suaves y prolongados inviernos con
precipitaciones no muy abundantes en la mayor parte del territorio.
• Una geología compleja, donde afloran las rocas más antiguas de la península
fuertemente erosionadas, plegadas y fracturadas, con extensas y profundas
cuencas lacustres rellenas de sedimentos detríticos modernos.
• Posición geográfica en el extremo occidental de la submeseta meridional.
• La proximidad atlántica, con dominio del anticiclón de Las Azores, que proporciona
al territorio uno de los índices de radiación solar peninsulares más elevados.
• Su topografía, con altitudes medias relativamente bajas, con predominio de las
llanuras y las penillanuras.
• Variados ecosistemas de rica diversidad biológica, con claro desarrollo de los
bosques abiertos, así como el crecimiento estacional en los claros de extensos y
ricos pastizales de invierno y primavera.
• Existencia de rutas naturales, frecuentadas por las migraciones periódicas de
grandes herbívoros.
Es en este paisaje marco en el que se incorporan los homínidos, como especies
cazadoras y recolectoras, dependientes para su supervivencia tanto de los grandes
herbívoros como de los frutos de los bosques abiertos.

Axel Cotón Gutiérrez 10


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Tipos de Yacimientos:
Hasta el momento actual de las investigaciones, se han establecido una serie de
zonas que presentan una configuración geomorfológica determinada y en las que se
observa el asentamiento de grupos humanos en función de los restos líticos hallados:

Los “humedales” son yacimientos arqueológicos pleistocenos ubicados en el


Complejo Cacereño, concretamente en las proximidades de zonas encharcadas en época
estival, relacionadas con las arenas permeables de las vaguadas de los arroyos que
conforman la margen derecha del río Salor y que discurren sobre el batolito granítico de
Cabeza Araya. Estas zonas presentan un sistema de poblamiento al aire libre y
geológicamente se corresponden con materiales arenizados, producto de la
meteorización de los granitos, y también, algunos lechos aluviales de poco espesor de
gravas cuarcíticas procedentes de las serretas próximas. Sobre el granito del batolito de
Cabeza Araya se ha desarrollado un amplio berrocal con enormes bloques redondeados,
“piedras caballeras” y “rocas en seta”, que destacan ligeramente sobre el nivel general
de la penillanura, formando algunas elevaciones como La Cantera de Vendimia y Los
Barruecos de Malpartida de Cáceres; y los Cerros de Cabeza Araya y de Santo Domingo
en Navas del Madroño. La red fluvial actual ha movilizado los materiales de cobertera,
seleccionando los de mayor dureza y conformando los rellenos de las depresiones del
relieve berroqueño con abundantes lechos de arenas y cantos rodados que fueron
utilizados por los homínidos del Pleistoceno para la elaboración de sus herramientas.
Las zonas cársticas son yacimientos arqueológicos con un sistema de
ocupamiento en cuevas formadas por la disolución de las rocas calizas y dolomías. El
ambiente sedimentario de las cavidades cársticas resulta idóneo para los procesos de
fosilización de los esqueletos de las diferentes especies de mamíferos pleistocenos, los
cuales se conservan petrificados al quedar cubiertos por los depósitos carbonatados de
los travertinos. Extremadura presenta escasos afloramientos de rocas calcáreas, entre
los que podemos citar los de: la Sierra de Alconera, Fuentes de León, Fuente del Maestre,
Usagre, Los Santos, etc., en la provincia de Badajoz, y en la de Cáceres los de: El Calerizo,
Sierra de Aliseda, Comarca de los Ibores, etc. De todos ellos, el único que actualmente
se encuentra en proceso de excavación, dada su posible conexión con los humedales de
Malpartida, es El Calerizo de Cáceres. El Calerizo se encuentra formando parte del
Sinclinal de Cáceres, estructura de plegamiento constituida por cuarcitas, pizarras y las

Axel Cotón Gutiérrez 11


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

referidas rocas calizas, el cual tiene varias decenas de kilómetros cuadrados de


extensión y una profundidad superior a un km. El conjunto está afectado por varios
planos de fracturas, algunos de los cuales han sido ensanchados, por disolución de las
calizas dolomíticas, originando cavidades como la Cueva de Maltravieso, la Cueva del
Conejar y las de Santa Ana.
Las zonas de terrazas y rañas son yacimientos arqueológicos situados en zonas
de llanuras, pero con relativa altitud respecto de los cauces fluviales circundantes,
cubiertos de materiales detríticos, sobre todo cantos rodados de cuarcitas, materia
prima fundamental para la fabricación de las herramientas paleolíticas. Las terrazas son
plataformas cubiertas por depósitos de arenas y gravas, con lechos de cantos rodados
(inferiores a 25 cm) que se encajan unos en otros en graderío. Corresponden a amplios
mantos aluviales de los principales ríos y sus afluentes, excepto el Tajo, que en el tramo
extremeño va muy encajado en la penillanura y, por ello, presenta varios desniveles
erosivos, excepto en las depresiones tectónicas de Talavera la Vieja y de Alconétar
donde hay algunas terrazas con materiales muy evolucionados de gran dureza. Las rañas
constituyen una potente formación conglomerática muy típica de las estribaciones de
las sierras cuarcíticas extremeñas, constituidas por cantos bien redondeados de
cuarcitas unidos por una matriz arcillo-arenosa de color rojizo. La potencia de esta
formación es muy variable, pudiendo llegar hasta los 10 m. de espesor. Se relacionan
casi siempre con los relieves cuarcíticos más acusados: Sierra de las Villuercas, Sierra de
San Pedro, Sierra de Monfragüe, etc., estando a veces en continuidad con los depósitos
de ladera, glacis o piedemontes de estos mismos relieves. Se han encontrado tallados
abundantes cantos cuarcíticos de elevada dureza en las Mesas de las Rañas de
Cañamero, Alía, Castañar de Ibor, Talaván, Garrovillas, Cañaveral, Galisteo, Cáceres,
Montánchez, Alcuéscar, Mérida, etc.
Complejo Cacereño:
Las investigaciones sobre los yacimientos del llamado Complejo Cacereño han
sido en su mayoría llevadas a cabo por el llamado Equipo de investigación Primeros
Pobladores de Extremadura (EPPEX), que está constituido principalmente por jóvenes
investigadores extremeños. La investigación realizada por este grupo se encuentra
diversificada. El área geográfica en la que se centra el actual proyecto de investigación
se sitúa en el entorno de la ciudad de Cáceres, en el denominado "Complejo Cacereño".
Alrededor de este complejo paleoecológico y territorial, se han documentado distintos
tipos de yacimientos paleolíticos que nos ayudan a reconstruir la evolución de nuestra
propia especie desde hace un millón de años.
Sin embargo, el Paleolítico inferior, medio y superior no son las únicas etapas en
las que el Complejo Cacereño ha sido el lugar elegido por los grupos humanos para
establecer sus asentamientos. Los yacimientos neolíticos y de la Edad del Bronce se
presentan como el final de la Prehistoria en el área cacereña.

Axel Cotón Gutiérrez 12


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

La localización de distintos yacimientos en cueva (Maltravieso, El Conejar y Santa


Ana) y de yacimientos (El Millar, Vendimia) y localidades (La Zafrilla, Motocross las
Arenas, Arenales-El Majón, La Maruta, Las Gallinas), en los llanos de Cáceres y
Malpartida de Cáceres nos informan sobre el intenso poblamiento del Complejo durante
el Pleistoceno. El estudio y la excavación de yacimientos al aire libre y de las cavidades
del Calerizo cacereño han permitido constatar que estos dos ecosistemas son
complementarios y dan como resultado una única unidad territorial. Es en este contexto
donde nació la idea de "Complejo Cacereño", un territorio con una variabilidad
ecológica, con hábitats diversos y con una gran abundancia de materia prima. Todo esto
hace que exista una gran movilidad entre las cuevas y los yacimientos al aire libre.

El mapa geológico de la zona obtenido del Mapa Geológico de Extremadura es el


siguiente:

Axel Cotón Gutiérrez 13


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Cuya leyenda es:

Para mayor información se puede descargar el mapa integro de la dirección web:


http://sigeo.gobex.es/portalsigeo/web/guest/noticia/-/journal_content/1001_INSTANCE_YN6a/10137/20351

Axel Cotón Gutiérrez 14


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Fichas de los Yacimientos:

El Millar

Cáceres

Excavaciones arqueológicas en las graveras del arroyo de El Millar (Cáceres)

Localización geográfica/administrativa

Continente Europa

País España

División Cáceres

Municipio Cáceres

Localización En la llanura granítica a medio camino entre los humedales de Malpartida de


Cáceres y el karst cacereño

Hallazgos y descubrimiento

Descubrimiento Este yacimiento fue localizado durante las prospecciones realizadas durante
el año 1999 en la finca del mismo nombre.

Axel Cotón Gutiérrez 15


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Manera En un corte realizado para la extracción de áridos se observó la presencia de


herramientas antiguas realizadas sobre cantos de piedra.

Excavación Su excavación comenzó en el año 2000. Desde entonces se han realizado


ocho campañas de excavación.

Superficie En la actualidad se han excavado unos 50m2.

Terreno La zona donde se han encontrado los artefactos líticos se corresponde con un
tipo de depósito aluvial cuaternario con cantos rodados depositados en los
fondos de los valles y en las llanuras de inundación de la red de drenaje
principal.

Hallazgos Se ha podido recoger industria lítica asociada con los modos 2 y 3. Se han
hallado más de seis mil herramientas talladas en piedra, principalmente en
cuarzo de diferentes calidades.

Técnicas Entre estos artefactos destacan técnicas de explotación como la discoidal.

Datación y Coordenadas

Datación A consecuencia de las características sedimentarias no ha podido obtenerse


una datación cronológica absoluta, sin embargo, por correlación tecno-
tipológica, la industria del yacimiento El Millar presenta unos patrones
asignados al Paleolítico Medio (500.000 a 40.000 B.P.).

Coordenadas 39°25'41.78"N 6°27'23.73"O


Google Maps y Mapa
Google Earth

Localización Finca el Millar mediante el Sigpac

Axel Cotón Gutiérrez 16


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Estratigrafía

Estratigrafía de El Millar (Cáceres)

Fotografía

Industria lítica recuperada en El Millar

Axel Cotón Gutiérrez 17


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Vendimia

Malpartida de Cáceres

Reconstrucción virtual del yacimiento Vendimia (Malpartida de Cáceres)

Localización geográfica/administrativa

Continente Europa

País España

División Cáceres

Municipio Malpartida de Cáceres

Localización Zona de humedales conocida como "los Barruecos" en la localidad de


Malpartida de Cáceres.

Hallazgos y descubrimiento

Descubrimiento Principios de los años 90.

Axel Cotón Gutiérrez 18


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Manera Debido a movimientos postdeposicionales aparecieron una cantidad ingente de


Industria lítica por lo que se procedió a la realización de prospecciones
sistemáticas en la zona por parte de la Escuela Taller Los Barruecos de
Malpartida de Cáceres.

Excavación En la actualidad el yacimiento se encuentra completamente excavado.

Superficie En la actualidad se han excavado unos 60m2.

Terreno Vendimia cuenta con una estratigrafía formada por tres niveles. El superior está
formado por una capa de arena procedente de la erosión de los grandes bolos
graníticos. El segundo, es un nivel fosilizado de limos y gravillas en el que se
encuentra depositada la industria lítica. Este nivel se asienta sobre el granito,
roca base de la zona que configura el último nivel.

Hallazgos El análisis tecnológico y las estrategias de talla nos indican un conjunto con
características pertenecientes al Modo 3 o Musteriense.

Técnicas En el conjunto lítico recuperado hemos podido observar toda la cadena


operativa técnica a través de la cual se obtiene las herramientas.

Datación y Coordenadas

Datación Vendimia presenta unos patrones asignados al Paleolítico Medio (500.000 a


40.000 B.P.).

Coordenadas 39°25'19.0"N 6°30'16.0"W


Google Maps y Mapa
Google Earth

Localización Los Barruecos mediante el Sigpac

Axel Cotón Gutiérrez 19


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Estratigrafía

Estratigrafía de Vendimia (Malpartida de Cáceres)

Fotografía

Industria lítica del Modo 3. Los núcleo de talla centrípeta y levalloise predominan en el conjunto.

Axel Cotón Gutiérrez 20


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Cueva de Santa Ana

Cáceres

Interior de la Cueva de Santa Ana. En esta zona de la cavidad se ha realizado un sondeo


estratigráfico del que proceden la gran mayoría de los restos faunísticos. El depósito se encuentra
sellado por una plancha estalagmítica formada hace más de 120.000 años.

Localización geográfica/administrativa

Continente Europa

País España

División Cáceres

Municipio Cáceres

Localización La cueva de Santa Ana se abre sobre una pequeña colina en el interior del
campamento militar CIMOV nº 1, a 2 Km. al sur de la ciudad de Cáceres.

Hallazgos y descubrimiento

Descubrimiento En el año 2000. Estas excavaciones han proseguido en varias campañas hasta
la actualidad.

Axel Cotón Gutiérrez 21


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Manera El Equipo Primeros Pobladores de Extremadura, en el marco de su intervención


global en el Calerizo de Cáceres, en las cuevas de Maltravieso y El Conejar,
acomete una primera prospección de la cavidad y su entorno cárstico.

Excavación En la actualidad el yacimiento se encuentra completamente excavado.

Superficie En la actualidad se han excavado unos 50m2.

Terreno Vendimia cuenta con una estratigrafía formada por tres niveles. Uno a la
entrada de la cavidad y dos interiores.

Hallazgos La Unidad Estratigráfica 1 es la más rica en restos arqueológicos que


corresponden al Modo 1 u Olduwaiense. La unidad 2 contiene restos
pertenecientes al Modo 2 o Achelense, destacando una gran cantidad de útiles
de configuración, conocidos como bifaces, de excelente factura. La unidad 3
contiene un conjunto lítico atribuible al Modo 3.

Técnicas Puede apreciarse la evolución tecnológica de los homínidos en los últimos


800.000 año

Datación y Coordenadas

Datación Vendimia presenta unos patrones asignados al Paleolítico Medio (500.000 a


40.000 B.P.).

Coordenadas 39°26'43.32"N 5°52'37.93"O


Google Maps y Mapa
Google Earth

Localización Santa Ana mediante el Sigpac

Axel Cotón Gutiérrez 22


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Estratigrafía

Estratigrafía de Cueva de Santa Ana (Cáceres)

Axel Cotón Gutiérrez 23


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Fotografías

Restos faunísticos de Santa Ana. Se han recuperado huesos pertenecientes a animales


singulares como los rinocerontes.

.
Trabajos de excavación en el exterior de la cavidad.

Axel Cotón Gutiérrez 24


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Cueva de Maltravieso

Cáceres

Camarín de las manos en la Sala de las Pinturas de la Cueva de Maltravieso (Cáceres)

Localización geográfica/administrativa

Continente Europa

País España

División Cáceres

Municipio Cáceres

Localización Actualmente Maltravieso se encuentra incluida dentro del tejido urbano de la


Ciudad.

Hallazgos y descubrimiento

Descubrimiento La Cueva de Maltravieso fue descubierta en el año 1951.

Manera Durante los trabajos de explotación de una cantera de caliza. En el momento


de su descubrimiento fueron recuperados restos esqueléticos y cerámicos

Axel Cotón Gutiérrez 25


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

pertenecientes a una inhumación colectiva fechada entre el Neolítico y la Edad


del Bronce.

Excavación Desde los años 50 hasta las actualidad. Las intervenciones arqueológicas
actuales se concentran también en La Sala de las Chimeneas.

Superficie La Cueva de Maltravieso, tal y como la conocemos hoy en día, presenta un


recorrido de unos 77 metros, aunque originalmente tenía más de 130 metros.
En toda la cueva, principalmente en las tres salas principales: Sala del
Descubrimiento, Sala de los Huesos y Sala de las Chimeneas.

Terreno La cueva de Maltravieso forma parte del karst de calizas paleozoicas del
Calerizo Cacereño. La formación de la cavidad parece estar relacionada con un
proceso intenso de karstificación estructural originado fundamentalmente por la
corrosión desarrollada en favor de los planos de debilidad de la roca
carbonatada.

Hallazgos Restos del Paleolítico Inferior, Paleolítico Superior y Edad del Bronce.

Técnicas Destaca el arte rupestre paleolítico.

Datación y Coordenadas

Datación Desde has 500.000 años hasta la Edad de Bronce

Coordenadas 39°27'30.36"N 6°22'24.87"O


Google Maps y Mapa
Google Earth

Localización Cueva de maltravieso mediante el Sigpac

Axel Cotón Gutiérrez 26


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Planta

Axel Cotón Gutiérrez 27


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Estratigrafía

Estratigrafía de la Sala de los Huesos de la Cueva de Maltravieso (Cáceres)

Axel Cotón Gutiérrez 28


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Fotografías

Industria lítica del Modo 3 o Paleolítico medio de la Sala de los Huesos.

.
Materiales arqueológicos procedentes del Nivel 1 de la Sala de las Chimeneas. Destacan las
herramientas líticas realizadas en sílex y los elementos de adorno personal realizados con
conchas marinas.

Axel Cotón Gutiérrez 29


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Cueva del Conejar

Cáceres

Cueva del Conejar (Cáceres)

Localización geográfica/administrativa

Continente Europa

País España

División Cáceres

Municipio Cáceres

Localización Al sur de la ciudad de Cáceres, en la actualidad dentro del una zona


urbanizada

Hallazgos y descubrimiento

Descubrimiento Desde 1916.

Manera En 1916 Ismael del Pan, realizara las primeras intervenciones dando a
conocer el potencial arqueológico y paleontológico de la cavidad

Axel Cotón Gutiérrez 30


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Excavación Se reanudaron en el 2000, aunque actualmente se encuentran detenidas.

Superficie En la actualidad se han excavado unos entre 10 y 15 m2

Terreno Terreno conocido popularmente como "Calerizo", topónimo alude a su


formación caliza que se remonta al Carbonífero.

Hallazgos Las herramientas de piedra recuperadas durante la excavación de la brecha


superior están talladas en sílex, cuarzo y cuarcita.

Técnicas Sus características técnicas nos demuestran que estamos ante un conjunto
bastante evolucionado que pertenece al Modo 4 y que podíamos incluir dentro
del Epipaleolítico.

Datación y Coordenadas

Datación Los restos de industria lítica, fauna y carbones que fueron datados en 8.220
+/- 40 años B.P.,

Coordenadas 39°27'19.34"N 6°22'7.90"O


Google Maps y Mapa
Google Earth

Localización mediante el Sigpac

Axel Cotón Gutiérrez 31


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Estratigrafía

Logo estratigráfico de la Brecha superior de la cueva de Cueva del Conejar (Cáceres)

Fotografías

Axel Cotón Gutiérrez 32


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Materiales de la Prehistoria Reciente procedentes del Conejar. Cerámica e industria lítica del
Neolítico, Punta de lanza de la Edad del Bronce.

.
Plaqueta de pizarra grabada procedente de la Cueva del Conejar, expuesta en el Museo de
Cáceres.

Axel Cotón Gutiérrez 33


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Axel Cotón Gutiérrez 34


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

BIBLIOGRAFÍA:

− Barrero, N., et al. (2008) La Exposición como medio de difusión de los Proyectos
de Investigación: La exposición itinerante La Cueva de Maltravieso. Cáceres hace
350.000 años. En (P. Sanabria, ed.) Actas del Congreso El Mensaje de Maltravieso
50 años después. Memorias 8, 105-114. Museo de Cáceres. Cáceres.
(http://iphes.urv.cat/eppex/content/inici/08_publicaciones/00_index/files/barr
ero_et_al_2008pdf.pdf)
− Canals, A., Barrero, N. y Morcillo, A. (2005a) La cueva de Maltravieso: Cáceres
hace 350.000 años., Cáceres.
(http://iphes.urv.cat/eppex/pdf/01.pdf)
− Canals, A., García, M., Sauceda, I. y Carbonell, E. (2005b) Actividad arqueológica
y conservación del arte rupestre en la Cueva de Maltravieso (Cáceres, España).
Boletín del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico 53, pp. 44-57
(http://iphes.urv.cat/eppex/pdf/02.pdf)
− Carbonell, E., Canals, A., et al. (2005) La grotte de Santa Ana (Cáceres, Espagne)
et l'évolution technologique au Pléistocène dans la Péninsule ibérique.
L´anthropologie 109, pp. 267-285.
(http://iphes.urv.cat/eppex/pdf/04.pdf)
− Cueva de Santa Ana, Wikipedia:
(http://es.wikipedia.org/wiki/Cueva_de_Santa_Ana)
− Cueva del Maltravieso, Wikipedia:
(http://es.wikipedia.org/wiki/Cueva_de_Maltravieso)
− Díaz, O., Barrero, N. y Mancha, S. (2004) El Paleolítico Medio en Extremadura: El
Yacimiento El Millar (Cáceres). In (E.M. En Allué, J.; Canals, A. & Carbonell, E.
(eds.), ed.) Primer Congreso Peninsular de Estudiantes de Prehistoria., pp. 75-81.
(http://iphes.urv.cat/eppex/pdf/06.pdf)
− Díaz, I., Mejías del Cosso, D., Sanabria, D. y Rodríguez-Hidalgo, A. J. (2004) El
Paleolítico medio en Extremadura: Yacimiento "Vendimia" (Malpartida De
Cáceres). In (E.M. En Allué, J.; Canals, A. & Carbonell, E. (eds.), ed.) Primer
Congreso Peninsular de Estudiantes de Prehistoria., pp. 82-66.
(http://iphes.urv.cat/eppex/pdf/05.pdf)
− García, F.J., Barrero, N., et al. (2005) Procesos erosivos y acumulativos del
batolito de Cabeza Araya. Los yacimientos de Vendimia (Malpartida de Cáceres)
y El Millar (Cáceres). In (e. En (N. Bicho, ed.) O Paleolitico, Actas do IV Congreso
de Arqueología Peninsular., pp. 207-216, Universidade do Algarve, Promontorio
Monográfica 02.
(http://iphes.urv.cat/eppex/pdf/07.pdf)
− Gil Montes, J. (2008). Yacimientos Pleistocenos en Extremadura. Los
asentamientos de grupos humanos neandertales en función de los materiales
líticos y su ubicación espacial. Web personal de Estudios de Geoarqueología en
Extremadura.

Axel Cotón Gutiérrez 35


PED 1 - PREHISTORIA ANTIGUA DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

(http://jugimo.blogspot.com.es/)
− Mancha, E. y Canals, A. (en prensa) Primeras valoraciones del análisi
sedimentológico de la Cueva de Maltravieso.In (J.Valades, ed.) Actas del
Congreso El Mensaje de Maltravieso 50 años después. 2006, Cáceres., Museo de
Cáceres.
(http://iphes.urv.cat/eppex/pdf/22.pdf)
− Peña, L., Canals, A. y Mosquera, M. (2008) O Paleolitico inferior e medio no
calerizo cacereño: a indsutria lítica das covas de Maltravieso e Santa Ana
(Cáceres, Extremadura).Estudos sobre Paleolitico. Miscelanea en homenaxe a
X.M.A.B. Xunta de Galicia.
(http://iphes.urv.cat/eppex/pdf/17.pdf)
− Peña, L., Canals, A., Mosquera, M. y de Lumley, H. (2008) Morpho-technological
study of the Lower and Middle Palaeolithic lithic assemblages from Maltravieso
and Santa Ana cave (Cáceres, Extremadura). Comparison of two lithic
assemblages knapped in milky quartz: Maltravieso cave -Sala de los Huesos- and
level C of L´Arago cave (Tautavel, France). Annali dell´Università degli Studi di
Ferrara Museologia Scientifica e Naturalistica. Volumen especial 2008.
(http://iphes.urv.cat/eppex/pdf/18.pdf)
− Rodríguez-Hidalgo, A. J., Muñoz, L. y Canals, A., (2008) Una aproximación
zooarqueológica a la Cueva de Maltravieso.In (P. Sanabria) Actas del Congreso El
Mensaje de Maltravieso 50 años después. 2006, Cáceres. Museo de Cáceres.
(http://iphes.urv.cat/eppex/content/inici/08_publicaciones/00_index/files/rod
riguez_hidalgo_et_al_2008_zooarqueologaa_maltravieso_tafonomia.pdf)
− Sitio web dela Cueva de Maltravieso:
(http://maltravieso.rupestre.org/)
− Visita virtual a la cueva de Santa Ana (2013).
(http://iphes.urv.cat/eppex/expoSA2013/)
− V.V.A.A. Equipo Primeros Pobladores de Extremadura (2010) Revista
Maltravieso, nº1.
(http://iphes.urv.cat/eppex/pdf/29.pdf)
− V.V.A.A. Prehistoria Antigua de la Península Ibérica (2012). UNED Colección
Grado.

Axel Cotón Gutiérrez 36