Está en la página 1de 68

SITUACION DE LA POBLACIÓN

ADULTA MAYOR
EN EL SALVADOR

ELEONORA MAGDALENA CAMPOS CARTAGENA

Noviembre 2019

UNIVERSIDAD NUEVA SAN SALVADOR

LICENCIATURA EN TRABAJO SOCIAL

ASIGNATURA: DEMOGRAFIA

CATEDRATICA: Licda. MARIELLA QUEVEDO


RESUMEN EJECUTIVO.

A partir de mediados del siglo XX la población mundial ha experimentado muchos


cambios: ha crecido a una mayor velocidad, ha migrado a otros países, mayor
población vive en las ciudades que en el área rural y es más longeva. Además del
crecimiento poblacional, es en este siglo XXI que aparecen temas demográficos que
adquieren importancia política, social y económica. Uno de ellos es el
envejecimiento poblacional, debido a su repercusión en el desarrollo de los países
como también por los varios sectores que se ven involucrados, como ser salud,
educación, infraestructura, actividades productivas, entre otros.

El envejecimiento de la población es una de las tendencias más significativas en


este siglo. A escala mundial, cada segundo dos personas cumplen 60 años, es
decir, el total anual es de casi 58 millones de personas que llegan a los 60 años.
Dado que actualmente una de cada nueve personas tiene 60 o más años de edad, y
las proyecciones indican que la proporción será una de cada cinco personas hacia
2050, el envejecimiento de la población es un fenómeno que ya no puede ser
ignorado

El envejecimiento de la población está ocurriendo en todas las regiones del mundo y


en países que alcanzaron diferentes niveles de desarrollo. Aumenta con mayor
rapidez en los países en desarrollo, incluidos aquellos que también tienen grandes
poblaciones de jóvenes. De los 15 países que actualmente tienen más de diez
millones de personas de edad, siete son países en desarrollo. El envejecimiento
constituye un triunfo del desarrollo; y el aumento de la longevidad es uno de los
mayores logros de la humanidad. Ahora, las personas tienen vidas más largas
debido a las mejoras en la nutrición, el saneamiento, los adelantos médicos, la
atención de la salud, la educación y el bienestar económico. La esperanza de vida al
nacer es en la actualidad superior a 80 años en 33 países; hace solamente cinco
años, habían llegado a ese hito únicamente 19 países. Muchas de las personas que
leen el presente informe vivirán más allá de su octogésimo, nonagésimo e incluso
centésimo cumpleaños.

Se considera que una población está envejeciendo cuando las cantidades de


personas mayores van constituyendo proporciones cada vez mayores del total de la
población. La disminución de las tasas de fecundidad y el aumento de la
supervivencia hasta edades más avanzadas son las causas del envejecimiento de la
población. La esperanza de vida al nacer aumentó sustancialmente en todo el
mundo. En el lapso 2010-2015, la esperanza de vida es de 78 años en países
desarrollados y 68 años en regiones en desarrollo. Hacia 2045-2050, los recién
nacidos pueden esperar una vida de 83 años en las regiones desarrolladas y de 74
años en las regiones en desarrollo.

En El Salvador, las condiciones de vida de las personas adultas mayores son muy
variadas dependiendo de la esfera que se analice. En caso de aquellos que son
cuidados responsablemente por sus familias, obviamente tienen mayor ventaja
sobre los que no cuentan con ninguna protección de personas ya que aunque
existan normativas que rigen la responsabilidad del Estado sobre éstos, en la
realidad no se efectúa.
Contenido
INTRODUCCIÓN ...................................................................................................................................................... 1
JUSTIFICACIÓN ........................................................................................................................................................ 3
OBJETIVO GENERAL ................................................................................................................................................ 4
OBJETIVOS ESPECIFICOS ......................................................................................................................................... 4
ANTECEDENTES HISTORICOS .................................................................................................................................. 5
DESARROLLO DEL TEMA ......................................................................................................................................... 8
FACTORES QUE IMPIDEN UN ENVEJECIMIENTO SALUDABLE ................................................................................. 9
POBLACION DE ADULTOS MAYORES EN EL SALVADOR ........................................................................................ 11
ANALISIS DE DATOS .............................................................................................................................................. 11
“En El Salvador hay 12 adultos mayores por cada 100 personas” ................................................................... 11
El Diario de Hoy, 15/06/2019 ........................................................................................................................... 11
Resultados de las estimaciones y proyecciones a nivel nacional. Revisión 2014 DIGESTYC, 2014....................... 15
El Salvador: Población e indicadores de estructura de la población estimados y proyectados 2005-2050. 15
COBERTURA DE LAS PENSIONES ........................................................................................................................... 18
COBERTURA DEL ISSS ............................................................................................................................................ 19
INSTITUCIONES, HOGARES ................................................................................................................................... 20
FILOSOFIA INSTITUCIONAL ................................................................................................................................... 20
NATURALEZA .................................................................................................................................................... 20
VISION .............................................................................................................................................................. 20
OBJETIVOS ............................................................................................................................................................. 21
CENTRO INTEGRAL DE DIA ............................................................................................................................... 21
FUSATE en la web .............................................................................................................................................. 22
“LOS ADULTOS MAYORES DE UN ESTADO NEGLIGENTE”..................................................................................... 25
Los adultos mayores de un Estado negligente ...................................................................................................... 25
EL ACCESO A VIVIENDA DIGNA NO ESTÁ GARANTIZADO ................................................................................. 27
EL DERECHO AL BIENESTAR EMOCIONAL ......................................................................................................... 37
EL SISTEMA DE SALUD PÚBLICA NO ES SUFICIENTE ......................................................................................... 40
CUANDO NO HAY RED DE SEGURIDAD ............................................................................................................. 41
ENVEJECER COMO QUIEN RECOGE FLORES ..................................................................................................... 43
CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES. .............................................................................................................. 45
BIBLIOGRAFIA ....................................................................................................................................................... 47
GLOSARIO ............................................................................................................................................................. 48
ANEXOS ................................................................................................................................................................. 49
1

INTRODUCCIÓN
El presente documento trata sobre la situación de las personas adultas mayores en
El Salvador en la actualidad, pero esta situación parte de los esfuerzos de toda la
legislación que existe sobre el tema y que con el transcurso de los años ha tomado
forma, como la creación de un Proyecto de Ley Marco sobre Promoción Integral de
los

Adultos Mayores destinado a crear en los países miembros de la ONU, un


ordenamiento jurídico general de promoción de los Adultos Mayores; todo este
proceso ha influido para que en nuestro país, se decretara una ley especial que
ayude a las personas Adultas mayores, como es, La Ley de Atención Integral para
la persona Adulta Mayor, decretada en el año 2002, y que a pesar de contar con su
respectivo reglamento, aún falta mucho por hacer para que se creen las políticas
necesarias para su efectiva aplicación.

También, se presenta la definición y concepto de Adultos Mayores, quienes como


entes bio psico sociales deben lograr satisfacer una serie de necesidades que
debido a las características propias de la edad van siendo una prioridad a atender
ya sea en sus hogares y en casos extremos donde se encuentran en estado de
abandono y donde el Estado de El Salvador debe desarrollar políticas que
garanticen protección para con ellos y fiel cumplimiento de la ley.

Se muestran algunas Instituciones dedicadas a la Protección Integral de Adultos


Mayores y sus Diferentes Programas, entre los cuales se encuentran: los Asilos,
Hogares, Centros de Día, Comedores, Clubes entre otros, que dedican su actividad
diaria a brindarles a las personas adultas mayores una mejor calidad de vida, cada
una dentro de sus posibilidades, pues hay muchas que se mantienen solamente con
donaciones de los particulares, o con el aporte que resulte de la realización de
actividades, organizadas por ellas mismas, pues en su mayoría no cuentan con
apoyo del Estado.

Los datos proporcionados por instituciones del Estado como la DIGESTYC,


Ministerio de Economía nos dan un panorama numérico sobre la población adulta
mayor y los testimonios de algunas personas adultas mayores presentadas en este
informe nos tocan el lado de sensibilización para tomar conciencia de que es de
2

suma importancia velar por el cuido de nuestros adultos mayores teniendo la


esperanza de poder llegar nosotros a esa edad.
3

JUSTIFICACIÓN
El presente trabajo busca concientizar sobre la importancia de cuidar a la población
de adultos mayores de nuestro país El Salvador, la relevancia que ha tomado el
tema del Adulto Mayor a nivel internacional y de los avances que han tenido
ciencias como la Gerontología y la Geriatría cuyos objetivos proporcionalmente son
estudiar el proceso del envejecimiento humano y los fenómenos que lo caracterizan,
así también estudiar el tratamiento de las enfermedades que suelen darse sobre
todo a esa edad, tratando de brindar una Atención Integral, es decir que satisfaga
necesidades físicas, biológicas, emocionales, sociales, familiares, entre otras con el
único objeto de evitar el abandono o desamparo de las personas adultas mayores.
Por esta razón, que se pretende hacer con esta investigación: el analizar algunos de
las normativas y la manera de cómo estas han impactado en los ámbitos sociales,
económicos, culturales, físicos y psicológicos entre otros, para con los Adultos
Mayores de El Salvador; analizar también si las normas han sido aplicados por las
diversas instituciones gubernamentales y no gubernamentales mediante la puesta
en práctica de sus programas y ver de qué forma brindan a todas las personas
Adultas Mayores una verdadera Atención Integral.
4

OBJETIVO GENERAL
Mostrar la realidad que viven los Adultos Mayores en El Salvador en cuanto a sus
necesidades, la relación con sus familias y la sociedad, así como verificar qué
políticas implementa el Estado Salvadoreño en beneficio de ellos en la ejecución de
programas a favor de las personas Adultas Mayores.

OBJETIVOS ESPECIFICOS
1. Identificar cuáles son las principales necesidades de las Personas Adultas
Mayores en nuestra realidad social.

2. Determinar el grado de importancia que tiene la familia en la contribución de


brindar una mejor calidad de vida a las Personas Adultas Mayores dentro del
seno familiar.

3. Examinar cuál es el papel de las Instituciones Públicas y Privadas en la


ejecución de los programas a favor de las Personas Adultas Mayores.
5

ANTECEDENTES HISTORICOS
La iniciativa de darle una Atención Integral a las Personas Adultas Mayores llevó a
que en el año 2002 se realizara una Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento, que
se celebró en Madrid (OPS/OMS, 2002), en donde se hicieron presentes 142 países
miembros de las Naciones Unidas a objeto de evaluar el estado de avance de las
recomendaciones del Plan de Acción de Envejecimiento de la Primera Asamblea
celebrada en Viena en 1982 (Naciones Unidas, 1982) y aprobar una declaración
política de los gobiernos y un plan de acción internacional que mejore las
condiciones de vida de la población adulta mayor. Las políticas internacionales
acordadas van orientadas a un cambio en la concepción de la vejez, considerando a
ésta como una etapa de vida activa, en la que se puede lograr el máximo de
autonomía individual y la posibilidad de la autorrealización, que haga sentir a este
sector de la población que aún son útiles a la sociedad, mediante una participación
activa dentro de ella. De lo anterior, y en los casos en los cuales estas personas ya
no cuenten con el apoyo de una familia es importante que se planifiquen medidas
para la creación de centros que les ayude a mitigar o solventar sus necesidades.

En 1996 el gobierno de nuestro país, El Salvador, a través de la Dirección General


de Estadísticas y Censos (DIGESTYC), del Ministerio de Economía, conformó un
equipo técnico entre nacionales y extranjeros, auspiciado por el Fondo de Población
de las Naciones Unidas, a fin de elaborar las Proyecciones de Población del país
para el periodo de 1995 - 2025 en coordinación con el Centro Latinoamericano de
Demografía (CELADE), mostrando que la Población Adulta Mayor (arriba o igual de
los sesenta años de edad), para el año 2000 fue de 451,705 personas, lo que
significó un 7.20% aproximadamente de la población total; para el año 2001 fueron
461,442 adultos mayores lo que significó un 7.21% aproximadamente de la
población total; para el año 2002 fueron 472,994 adultos mayores lo que significó un
7.26% aproximadamente de la población total; para el año 2003 fueron 485,561
adultos mayores lo que significó un 7.32% aproximadamente de la población total;
para el año 2004 fueron 499,934 personas adultas mayores lo que significó un
7.40% aproximadamente de la población total; para el año 2005 fueron 516,337
personas adultas mayores lo que significó un 7.51% aproximadamente de la
población total, y de ese total hasta el año 2002, únicamente 75,332 gozan del
derecho a pensión por vejez, lo que significa que el resto de la población pasa a
6

formar parte del sector inactivo del país, generando que estas personas tengan la
obligación de velar por ellas mismas en la forma de ir sobresaliendo con sus
necesidades diarias, dedicándose así al sector informal del comercio en vista de la
falta de oportunidades en el sector formal, que para nadie es desconocido que el
requisito de la edad minina para laboral es de treinta y cinco años de edad y la edad
para jubilarse es de cincuenta y cinco años para las mujeres y de sesenta años para
los hombres. Datos proporcionados por el Instituto Salvadoreño del Seguro Social
(ISSS) y el Instituto Nacional de Pensiones de los Empleados Públicos (INPEP). No
se incluyen las personas adultas mayores con pensiones por viudez o por
sobrevivencia.

No obstante, las proyecciones destacan que en el año 2006 esta cifra aumentó a
690,838 personas adultas mayores, equivalente al 9.88% aproximadamente de la
población total; para el año 2007 (y último dato a estudiar de la proyección nacional
poblacional), la cifra se situó a 706,300 adultos mayores, correspondientes al 9.94%
aproximadamente de la población total; Sin embargo, el gobierno de El Salvador
oficializó el 12 de mayo de 2008, los datos del último Censo de Población y Vivienda
2007, realizado hace un año (entre el 12 y el 27 de mayo de 2007), el cual revela
que los habitantes de nuestro país ascienden a 5,744,113; cifra inferior en un 19% a
la proyección del censo que se realizó en 1992, que la ubicaba en 7,104,999
habitantes para el 2007; lo que no deja de significar que cada día surgen más
necesidades para este sector vulnerable, como lo es la salud, alimentación,
vestuario, vivienda, etc. El censo establece que del total de 5,744,113 habitantes, el
52,7% son mujeres, mientras que el restante 47,3% son hombres, aunque la cifra
podría ser mayor debido a que durante la realización de las encuestas en unas
12,000 viviendas ocupadas no se encontró a alguien que proporcionara la
información, más los datos revelan que hay 11 mujeres por cada 10 hombres. Pero
donde ellas aventajan por un buen trecho a ellos es en la esperanza de vida;
mientras que los hombres tienen una esperanza de 66 años las mujeres pueden
aspirar a 75 años. Se trata de una diferencia de 11 años, cuando en la mayoría de
países del mundo es de 5 a 6 años; otro aspecto a resaltar es el total nacional de
Adultos Mayores equivalentes a 542,191 de los cuales 239,996 corresponden a
Adultos Mayores Masculinos y 302,195 a Adultos Mayores Femeninos, lo anterior
según las publicaciones específicas por DIGESTYC al respecto. El informe final
7

también establece que 62,7% de los salvadoreños habitan en áreas urbanas y el


37,3% en áreas rurales, ubicando en 273 personas por cada kilómetro cuadrado la
densidad poblacional; y en cuanto a Adultos Mayores se refiere, tenemos que
347,870 pertenecen a áreas urbanas y el 194,321 a áreas rurales. Además, los 10
municipios más poblados del país son: San Salvador con 316,090 habitantes; Santa
Ana con 245,421; Soyapango con 241,403; y San Miguel con 218,410. Le siguen en
el orden Mejicanos, Apopa, Santa Tecla, Ciudad Delgado, Ahuachapán e Ilopango.
De lo mencionado se determina que entre los censos de 1971 y 1992, la población
total creció en un 44%; entre 1961 y 1971 creció en un 42%; entre 1950 y 1961
creció un 35%; y entre 1930 y 1950, en un 29%. En cambio entre 1992 y 2007, la
población sólo creció un 12%, en comparación con el ritmo acelerado de décadas
anteriores. He aquí una de las muchas razones por las cuales surge la preocupación
de incentivar a crear un efectivo ordenamiento jurídico que involucren una plena
realización de los derechos a favor de los adultos mayores y un impacto a escala
positiva implementado por las políticas y programas que ayuden a solventar esta
situación, ya que este tema, no solo se debe de ver desde un ámbito nacional sino
que transciende al plano internacional, dentro del cual se puede observar la
iniciativa que ha tenido la Organización de las Naciones Unidas.

Por lo tanto, es una necesidad que se decreten leyes o cuerpos normativos, en


general, y se creen políticas por medio de las cuales se busque dar a todas esas
personas un bienestar social, es decir brindarles una buena calidad de vida, y que
los aleje de la exclusión social, de la violencia intrafamiliar, de la pobreza y del
abandono ya que la vejez es una de las etapas de la vida de mayor vulnerabilidad y
fragilidad humana desde la perspectiva de los derechos humanos, por tanto, es
necesaria la participación de todos los sectores sociales para que se creen las
políticas necesarias que conlleven a una mayor participación social en miras de
ayudar a este sector vulnerable del país, como son, las personas Adultas Mayores.
8

DESARROLLO DEL TEMA

Adulto mayor es un término reciente que se le da a las personas que tienen 60 y


más años de edad, también estas personas pueden ser llamados de la tercera edad.
Un adulto mayor ha alcanzado ciertos rasgos que se adquieren bien sea desde un
punto de vista biológico (cambios de orden natural), social (relaciones
interpersonales) y psicológico (experiencias y circunstancias enfrentadas durante su
vida).

Según la OMS, las personas de 60 a 74 años son consideradas de edad avanzada;


de 75 a 90 ancianas, y las que sobrepasan los 90 se les denomina grandes viejos o
grandes longevos. A todo individuo mayor de 60 años se le llamará de forma
indistinta persona Adulta mayor.

La ONU establece la edad de 60 años para considerar que una persona es adulta
mayor, aunque en los países desarrollados se considera que la vejez empieza a los
65 años.

Las personas adultas mayores son símbolo de estatus, prestigio y fuente de


sabiduría, por lo general son tratados con mucho respeto y se les identifica por ser
maestros o consejeros en ciertas sociedades, debido a su larga trayectoria. Aunque
esto difiere según cada cultura, porque en algunos países la condición de vida de un
adulto mayor se torna muy difícil debido a que pierden oportunidades de trabajo,
actividad social y en el peor de los casos son excluidos o rechazados.

En el caso de países desarrollados o en vías de desarrollo, un adulto mayor tiene un


nivel de vida mejor, esto se debe a que le son otorgados trabajos sin importar la
edad sino la experiencia y capacidad que ellos poseen, también el gobierno les
provee de un subsidio (pensión), garantías de salud y otros beneficios.

El cuidado de un adulto mayor debe ser especial porque su organismo no es el


mismo y ha sufrido varios cambios biológicos, es por eso que se les recomienda a
estas personas llevar un estilo de vida tranquilo donde puedan disfrutar de su familia
y de las cosas que más le gustan hacer, también es recomendado una alimentación
balanceada y una rutina de ejercicios que les ayude a contrarrestar el
degeneramiento de su organismo. Finalmente llegar a esta etapa de la vida es un
9

privilegio que pocos pueden tener es por esta razón que al llegar a ser adulto mayor
se debe tener una actitud positiva y alegre.

Una vez conocido el concepto de adulto mayor debemos tomar en cuenta la


concepción del adulto mayor como un ente bio psico social, el cual necesita de
cuidos especiales bajo una atención integral debido a diferentes factores por lo
tanto y para garantizar la promoción y protección de los derechos humanos de las
personas adultas mayores, por medio del cumplimiento pleno de programas, planes
y políticas de atención integral se creó la La Ley de Atención Integral para la
persona Adulta Mayor, decretada en el año 2002; en este sentido analizaremos si
ha habido estricto cumplimiento con la normativa en esas tres áreas.

FACTORES QUE IMPIDEN UN ENVEJECIMIENTO SALUDABLE

Factor salud: Al hablar sobre envejecimiento saludable, debemos de tomar en


cuenta la figura de la salud pública y necesariamente las políticas, acciones y
programas gubernamentales y no gubernamentales que están orientados a la
promoción, protección y atención de los adultos mayores. Las carencia en
programas hacen que adultos mayores no tengan acceso a servicios de atenciones
de salud que les ayuden a mantener o recuperar un nivel óptimo de bienestar físico,
mental y emocional, así como a prevenir o retrasar la aparición de una enfermedad.

Factor alimenticio: La nutrición incorrecta de las personas adultas mayores incluye


tanto la desnutrición o el consumo excesivo de calorías, La nutrición incorrecta
puede ser causada por el acceso limitado a los alimentos, la pérdida de los dientes,
las insuficiencias socioeconómicas, las situaciones de emergencia, la falta de
conocimiento e información sobre nutrición, elegir mal los alimentos, las
enfermedades y el uso de medicamentos, el aislamiento social y las discapacidades
cognitivas o físicas que inhiban la propia capacidad para comprar alimentos y
prepararlos, y falta de actividad física.

Factor psicológico: La biología, la genética y la capacidad de adaptación son tres


factores personales fundamentales que determinan cómo envejece una persona. Es
así que durante el proceso de envejecimiento, algunas capacidades intelectuales
(tales como el tiempo de reacción, la velocidad de aprendizaje y la memoria)
10

disminuyen de forma natural. La preocupación sobre los aspectos psicosociales


considerados claves en el entendimiento de los problemas de salud mental del
anciano, casi siempre está sustentada en bases erróneas, producto del
desconocimiento de los orígenes, tratamientos, consecuencias y efectos, por lo que
no siempre es la atención médica constante, la fórmula adecuada a tal problemática,
también el apoyo de la familia y el de la sociedad es fundamental.

Factor socio-económico: El envejecimiento de la población es uno de los mayores


triunfos de la humanidad y también uno de nuestros mayores desafíos. Muchas
personas 4 adultas mayores (sobre todo mujeres que viven solas y aquellos que
viven en zonas rurales), no tienen suficientes ingresos garantizados. Esto incide
negativamente sobre su salud e independencia. Los más vulnerables son los que no
tienen bienes, cuentan con ahorros escasos o inexistentes, los que carecen de
pensión o subsidios de la seguridad social, o pertenecen a familias con ingresos
bajos o no garantizados. Los que no tienen hijos ni familiares corren el riesgo de
quedarse sin hogar y conocer la indigencia. Por tanto, las políticas para el
envejecimiento tienen que apoyarse con esquemas más amplios para reducir la
pobreza y aumentar la implicación de las personas adultas mayores en actividades
que generen ingresos.

El entorno social y familiar: El entorno social en el que vive el adulto mayor es de


suma importancia. Las familias prestan casi toda la ayuda a aquellas personas que
necesitan apoyo en todos los países del mundo. Pero a medida que las sociedades
se desarrollan, el hecho de que varias generaciones compartan el mismo techo deja
de ser una práctica habitual. Por lo anterior, se ha proclamado prácticamente como
un lema la necesidad de mantener al adulto mayor en su entorno familiar, pero la
característica de la familia actual es que ha pasado a ser de menor tamaño, lo cual
se explica porque las parejas cada vez tienen menos hijos, y por ende los miembros
mayores de la familia cada vez menos descendientes capaces de cuidarlos. Otro
problema como el aislamiento social en la vejez está relacionado con un declive de
las capacidades físicas y mentales, o un posible aumento de las conductas que
dañan la salud, como un consumo excesivo de alcohol.
11

POBLACION DE ADULTOS MAYORES EN EL SALVADOR

ANALISIS DE DATOS

“En El Salvador hay 12 adultos mayores por cada 100 personas”


El Diario de Hoy, 15/06/2019

Según las estimaciones y proyecciones en el país, la cantidad de personas adultas


mayores va en aumento.

Actualmente en El Salvador hay una población de 12 personas adultas mayores por


cada 100 salvadoreños y según las estimaciones de proyección de población este
sector va en rápido crecimiento.

“En el 2047 aproximadamente, la población adulta mayor va comenzar hacer


proporcionalmente mayor a los menores de 15 años”, explicó Hugo González,
representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

Las proyecciones y estimaciones de población revelan que en el 2019, por cada 100
niños y adolescente menores de 15 en el país, hay 45 adultos, de acuerdo con el
índice de envejecimiento del El Salvador: Estimaciones y proyecciones 2005- 2020.

En los datos se estima que cada año, se va acrecentando el número de personas


mayores en comparación con la población de niños y adolescentes menores de 15
años.

Para González el crecimiento de este sector no tiene que verse solo como datos o
personas de dependencia.

“Habiendo una población adulta mayor en esa magnitud se podrían crear políticas
para que los adultos mayores se prolongue su edad de vida, de retiro, puedan estar
en programas de enseñanza en las escuelas y se pueda aprovechar la sabiduría y
las experiencia de las personas adultas mayores de una manera diferente de lo que
hacemos hoy. Pueden crear políticas para que ellos puedan seguir siendo activos
en apoyo a otras poblaciones que necesiten ejemplo de ellos”, declaró.
12

El representante de las UNFPA considera que todos los países de Latinoamérica


tienen diferentes desafíos en cuanto a la demanda que exigen cada una de las
poblaciones (niños, adolescentes, adultos mayores, entre otros), y El Salvador debe
irse preparando para suplir las necesidades y derechos de cada uno de los grupos
poblaciones.

González expuso que entre los desafíos que el país enfrentará por el crecimiento de
las personas en edad avanzada están: “Lograr tener protección social, para tener
pensiones y tener acceso a servicios de salud una vez que estén retirados”.

Por ello recomienda que se cree una Política Nacional de Población “para que el
país formule sus políticas públicas y sus presupuestos, observando cómo va a variar
las estructuras por edades y la dinámica demográfica como está, es decir las
aprobaciones de presupuestos, los modelos de atención, las inversiones públicas
deberían de considerar en alguna medida, a través de las variaciones según la edad
que tendrá la población. De forma tal que el país vaya tomando los pasos que crea
necesarios a fin que cuando llegue el momento (mayor población adulta) se hayan
hecho lo necesario para satisfacer desde ahora a dicha población”, explicó
González.

Añadió que el indicador de población de niños y adolescentes menores de 15 y las


personas mayores de 60 años se desarrolla debido a que estos sectores son
dependientes, es un indicador asociado precisamente a las transferencias
intergeneracionales (socialización entre las personas).

González dijo que actualmente la población que está demandando servicios de


educación y salud, entre otros programas, son entre las edades de los 0 a 15 años,
pero sí a esa demanda se agregan las peticiones y derechos de una población que
envejece rápidamente, “entonces usted va tener una población infantil, adolescente
que no logra terminar su educación, y además se le va ir acumulando una población
que envejece y que requiere protección social y programas particulares para que
estén más saludables”.
13

Según las proyecciones de población, en 2019 hay 764,687 personas de la tercera


edad. Y cada año esta irá incrementando en un aproximado de 20,500 adultos
mayores más hasta llegar al año 2050, donde esta población será
proporcionalmente mayor a la menor de 15 años.
14
15

Resultados de las estimaciones y proyecciones a nivel nacional. Revisión 2014 DIGESTYC,


2014

El Salvador: Población e indicadores de estructura de la población estimados y


proyectados 2005-2050.
16

Relaciones de
Dependencia
Año (<15, + 65 y
Indice de Edad
Envejecimiento med
Población Hombres Mujeres Indice de
ia
Total Masculinidad
de
más)/(15 64) (60 y más/<15) población
la
por cien
2005 6,049,408 2,874,928 3,174,480 90.6 71.8 25.9 27.4
2006 6,073,603 2,881,405 3,192,198 90.3 70.4 26.8 27.7
2007 6,097,389 2,887,898 3,209,491 90.0 68.8 27.8 27.9
2008 6,120,672 2,894,386 3,226,286 89.7 67.1 28.9 28.2
2009 6,153,255 2,905,797 3,247,458 89.5 65.2 30.1 28.4
2010 6,193,164 2,921,969 3,271,195 89.3 63.2 31.4 28.7
2011 6,239,084 2,941,636 3,297,448 89.2 61.3 32.8 29.0
2012 6,289,709 2,963,944 3,325,765 89.1 59.4 34.3 29.2
2013 6,344,069 2,988,519 3,355,550 89.1 57.7 35.8 29.5
2014 6,401,240 3,014,733 3,386,507 89.0 56.0 37.3 29.8
2015 6,460,271 3,042,036 3,418,235 89.0 54.7 38.8 30.0
2016 6,520,675 3,070,065 3,450,610 89.0 53.5 40.4 30.3
2017 6,581,940 3,098,633 3,483,307 89.0 52.4 41.8 30.6
2018 6,643,359 3,127,359 3,516,000 88.9 51.5 43.4 30.9
2019 6,704,864 3,156,272 3,548,592 88.9 50.7 44.9 31.2
2020 6,765,753 3,184,923 3,580,830 88.9 49.9 46.5 31.4
2021 6,825,935 3,213,278 3,612,657 88.9 49.4 48.0 31.7
2022 6,884,888 3,241,054 3,643,834 88.9 48.9 49.6 32.0
2023 6,942,799 3,268,250 3,674,549 88.9 48.5 51.3 32.3
2024 7,000,702 3,295,630 3,705,072 88.9 48.2 52.9 32.6
2025 7,057,892 3,322,639 3,735,253 89.0 47.9 54.6 32.9
2026 7,114,652 3,349,569 3,765,083 89.0 47.6 56.4 33.2
2027 7,170,393 3,376,049 3,794,344 89.0 47.4 58.2 33.5
2028 7,225,315 3,402,134 3,823,181 89.0 47.3 60.2 33.8
2029 7,278,792 3,427,611 3,851,181 89.0 47.1 62.2 34.1
2030 7,331,085 3,452,438 3,878,647 89.0 47.0 64.3 34.3
2031 7,381,861 3,476,570 3,905,291 89.0 47.0 66.4 34.6
2032 7,431,224 3,500,144 3,931,080 89.0 46.9 68.7 34.9
2033 7,479,108 3,522,988 3,956,120 89.1 46.9 71.0 35.2
2034 7,525,672 3,545,385 3,980,287 89.1 46.9 73.3 35.5
2035 7,570,721 3,567,032 4,003,689 89.1 46.9 75.7 35.8
2036 7,614,420 3,588,092 4,026,328 89.1 47.0 78.1 36.1
2037 7,656,503 3,608,419 4,048,084 89.1 47.1 80.5 36.4
2038 7,697,139 3,628,032 4,069,107 89.2 47.2 82.9 36.7
2039 7,736,198 3,646,935 4,089,263 89.2 47.4 85.4 37.0
2040 7,774,030 3,665,467 4,108,563 89.2 47.5 88.0 37.3
2041 7,810,356 3,683,175 4,127,181 89.2 47.6 90.7 37.6
2042 7,845,369 3,700,392 4,144,977 89.3 47.7 93.4 37.9
2043 7,879,124 3,717,154 4,161,970 89.3 47.9 96.3 38.2
2044 7,911,475 3,733,301 4,178,174 89.4 48.0 99.3 38.5
2045 7,942,902 3,749,014 4,193,888 89.4 48.2 102.5 38.8
2046 7,972,803 3,764,129 4,208,674 89.4 48.4 105.8 39.1
2047 8,001,497 3,778,665 4,222,832 89.5 48.7 109.3 39.4
2048 8,028,968 3,792,611 4,236,357 89.5 49.0 113.0 39.6
2049 8,055,055 3,805,966 4,249,089 89.6 49.4 117.0 39.9
2050 8,080,101 3,819,086 4,261,015 89.6 49.9 121.2 40.2
17

Para el año 2020 se estima que la población de adultos mayores en


el país será de 784,248 personas entre hombres y mujeres y para el
2050 se estima que la población de adultos mayores será de
1,725,264 (DIGESTYC, 2014). Según la DIGESTYC (2014), en una
estimación de la población mayor de 60 años en adelante, para el
año 2050 se espera que la población haya incrementado en un
137%.

Análisis: Como observamos en el gráfico, la tendencia de la


población adulto mayor en el país es ascendente; lo cual indica que
en el 2050 habrá un aumento de pobreza, desigualdad y una crisis
de cuidado mayor a la que existe actualmente si no se hace nada
por ayudar a este sector de la población. Entre más rápido se tomen
serias medidas respecto a este tema podrán implementarse y
mejorarse con mucha más rapidez, de esta forma al llegar a la edad
adulta mayor los estudiantes universitarios actuales, por ejemplo,
podrán disfrutar de una vejez mucho mejor que la que actualmente
muchos adultos mayores de nuestro país viven. Se obtendrán
mejores resultados si se comienza a trabajar en el bienestar del
adulto mayor con las generaciones más jóvenes, de esta forma
estaremos previniendo los problemas en lugar de resolverlos.
18

COBERTURA DE LAS PENSIONES


La cobertura de pensiones en El Salvador, para el año 2013, solo un
12.97% de las personas que cumplen con los requisitos de edad
para el retiro, 55 años para las mujeres y 60 para los hombres,
poseen una pensión contributiva para el retiro. En el caso de las
pensiones en la etapa del adulto mayor, la cobertura es bastante
baja; según HelpAge (2015) solo el 21.9 % de la población
salvadoreña mayor de 65 años recibe una pensión, también estiman
que casi 21 de cada 100 salvadoreños mayores de 60 años sufren
de pobreza en la vejez, ya que perciben un ingreso menor a la mitad
del ingreso promedio nacional, el cual es menor al salario mínimo en
muchas ocasiones. Por otra parte, debido a la falta de cobertura de
pensiones y a la ineficiencia de las mismas, hasta el 2015 el 62.2%
de la población local entre 55 y 64 años contaba con un empleo el
cual les daba la oportunidad complementar su pensión y así tener un
nivel de vida digno. HelpAge (2015) Según los datos mencionados,
para el año 2015 el 78.10% de la población mayor a 60 años no
recibía una pensión, lo cual pude deberse a diversos motivos, el
fondo de pensiones que tenía al momento de jubilarse fue
insuficiente para darle una pensión y se lo entregaron todo o, nunca
cotizó en el sistema de pensiones. El caso de estas personas que no
tienen la posibilidad de tener una pensión, se ven obligadas a seguir
trabajando o a vivir a costa de algún familiar o incluso de la caridad
en los casos más extremos, estas personas no pueden desarrollarse
a plenitud debido a los problemas económicos que tienen y a la falta
de emancipación ya que están sujetos a las decisiones de otras
personas (quienes les ayudan). Si bien el Gobierno cuenta con
algunos programas para beneficiar a los adultos mayores que se
encuentran en situaciones de pobreza, la ayuda no es suficiente
para satisfacer sus necesidades.
19

COBERTURA DEL ISSS


Las autoridades de salud aseguran que dentro del modelo de
atención para adultos mayores, se requerirá preparación con
herramientas y conocimientos que permitan cumplir ese propósito y
que promuevan un envejecimiento activo y saludable.

El modelo incluye fortalecer la visita domiciliar, en donde el personal


de Salud determinará cuáles adultos mayores necesitan atención.

El Programa a Pensionados del ISSS se creó el 18 de octubre de


1988, como parte de las prestaciones sociales para mejorar la
calidad de vida del pensionado y sus beneficiarios, por medio de la
creación de espacios que favorezcan la integración social y la
participación activa de la población, para que su etapa de vida sea
digna, productiva y saludable.

En total, la población adscrita a Ciudadela Monserrat es de 786


adultos mayores que están distribuidos en los 20 grupos de
convivencia social que diariamente se congregan, y de los talleres
impartidos en tópicos artísticos, manualidades, culturales, educativos
y deportivos.
20

INSTITUCIONES, HOGARES
En vista que no todos las personas adultas mayores cuentan con
una familia que vele por ellos, un Estado indiferente a sus
necesidades y al cumplimiento de sus derechos como sujetos de
derechos, existen instituciones y hogares que brindan de alguna
manera esa atención de este segmento necesita; sin embargo, no
todos tienen acceso a lugares privados que poseen condiciones
privilegiadas resto a aquellos que recurren a lugares sólo para pasar
la noche pues se encuentran en estado de abandono. Comparamos
dos instituciones y los servicios que prestan.

FILOSOFIA INSTITUCIONAL

NATURALEZA

Organismo no gubernamental, sin fines de lucro, creado por la iniciativa de


hombres y mujeres altruistas. Legalmente constituido en 1990.

MISION

Contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas adultas mayores


salvadoreñas, a través de brindar programas de beneficio y atención integral,
mediante la red de Centros Integrales de Día, Filiales y Sub-Filiales de toda la
República, en coordinación con la red social de cada localidad.

VISION

Ser la Institución líder en el ámbito regional, en brindar atención integral a las


personas adultas mayores.
21

OBJETIVOS

1. Contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas adultas mayores.


2. Promover actividades de sensibilización y concientización de la situación de las
personas adultas mayores del país.
3. Ampliar la cobertura de los programas a los lugares de menor acceso a servicios
básicos y de salud.
4. Proporcionar atención a la población en situaciones de emergencia local o
nacional.

VALORES

1. Tolerancia: se respetará la opinión, credo, cultura, valores y acciones individuales.


2. Comprensión: tendremos la actitud de entender y penetrar en el sentir ajeno para
ofrecer alivio o calma en situaciones de tensión.
3. Solidaridad: estaremos adheridos a las circunstancias o causas de las personas
mayores, encaminados a promover cambios para mejorar su situación.

Honestidad: seremos decentes y moderados con nuestras acciones y palabras.

BENEFICIOS

Cobertura nacional

Programas de salud

Apoyo alimenticio

Terapia física

Terapia ocupacional

Programa de educación

Programa de recreación

CENTRO INTEGRAL DE DIA


Son establecimientos que proporcionan atención integral, tal como su nombre lo
dice, a las personas adultas mayores durante el día, mediante el cual se
contribuye a prevenir, mantener o recuperar la autonomía mientras permanece en
su medio habitual de vida.

Estos están ubicados en: Soyapango, Colonia Costa Rica Santa Tecla, Armenia,
Chalatenango, Zacatecoluca, Quezaltepeque y San Carlos Lempa. (El CID Santa
Tecla es el único que también funciona como dormitorio público).
22

Estos empiezan sus servicios desde las 8 a.m. hasta las 5 p.m. durante este
tiempo los adultos mayores realizan actividades como: baile, talleres de
creatividad, ejercicios, reciben clases de karate, realizan juegos de agilidad
mental, el deporte no falta entre sus actividades.

Estos empiezan sus servicios desde las 8 a.m. hasta las 5 p.m. durante este
tiempo los adultos mayores realizan actividades como: baile, talleres de
creatividad, ejercicios, reciben clases de karate, realizan juegos de agilidad
mental, el deporte no falta entre sus actividades.

Reciben atenciones médicas: consultas generales, fisioterapia, atenciones


odontológicas y sin olvidar LA ALIMENTACIÓN.

El programa alimenticio es una de nuestras prioridades ya que en los 8 CID a


diario recibimos como mínimo 125 personas las cuales les brindamos: un refrigerio
por la mañana, almuerzo y refrigerio por la tarde.

“Como única organización para adultos mayores de El Salvador nos sentimos


comprometidos para brindarles lo mejor que esté a nuestro alcance, con ayuda de
empresas y personas altruistas logramos suplir algunas de las necesidades que se
presentan”.

Carnetiza ya a tus Adultos Mayores, visítanos en nuestra oficina en la Colonia Flor


Blanca, presenta el DUI del afiliado, 2 fotos tamaño carnet y acá llenamos una
ficha con sus datos y te entregamos el carnet completamente gratis.

¡No olvides todos nuestros servicios son GRATIS!

FUSATE en la web

 @FUSATE on Twitter
 Facebook Profile
 user/FUSATEVIDEO1 on Youtube
23

Somos una empresa salvadoreña dedicada al cuidado del adulto mayor, recien
nacidos, post operatorios, pacientes con Alzheimer, Parkinson y todo lo
relacionado a los cuidados de enfermería; sea domiciliar, o en nuestro centro de
atención al adulto mayor.

MISIÓN

Ofrecer un servicio integral de enfermería domiciliar de calidad a las familias


salvadoreñas, poniendo un cuidadoso énfasis en aquellas que estén integradas
por personas adultas mayores, contando a la vez con un hogar de ancianos y
personal orientado al servicio con actitud humana que proporcione una atención
especializada de calidad y con alto sentido ético, que cumpla con los
requerimientos y exigencias del servicio, además de ser altamente competentes,
calificados, profesionales, y responsables.

100% Responsabilidad, 100% Profesionalismo, 100% Amabilidad

Contamos con 3 clases de servicios, los cuales han sido creados con el
fin de ayudar en el cuidado y atención de tu ser querido:

RED DE ENFERMERÍA
Afíliate ahora a la primera red de atención de enfermería en El
Salvador. Al ser miembro de nuestra red tendrás disponible
personal de enfermería las 24 horas del día para asistirte en
curaciones, inyecciones y todo lo relacionado al servicio de
enfermería por
tan sólo $14.50 al mes.
Más información
24

HOGAR DE ANCIANOS
Residencia temporal o permanente. Contamos con cuidados de
enfermería las 24 horas del día, fisioterapia, terapia ocupacional,
sano esparcimiento en nuestro parque, alimentación y lavandería.
Contamos con habitación compartida desde $700 al mes o
habitación privada desde $800 al mes.
Solicitar Cotización

ENFERMERÍA A DOMICILIO
Contamos con un selecto grupo de enfermeras y enfermeros
graduados y especializados en el cuidado del adulto mayor,
atendiendo todas las necesidades que representen cuidados de
enfermería a domicilio. Destacando que todo nuestro personal
posee su número de junta de vigilancia de la profesión de
enfermería.
Más información
25

INFORMACIÓN DE CONTACTO

Calle Toluca #3062, Col. Miramonte, San Salvador

99 Av. Norte #640, Col. Escalón, San Salvador. Tel.: (503) 2512-4713

info@hogasielsalvador.com

“LOS ADULTOS MAYORES DE UN ESTADO NEGLIGENTE”


FRAGMENTOS DE ESTE REPORTAJE ESPECIAL

LA PRENSA GRAFICA.COM SEPTIMO SENTIDO 25/02/2018


El Estado salvadoreño se encuentra en deuda con los adultos
mayores. Y esto no es solo por el bajo acceso a pensiones. A la
poca posibilidad de ingresos económicos dignos se le suma que no
hay hogares estatales suficientes para ancianos y la nula posibilidad
de encontrar a un geriatra en el sistema de salud pública. En este
reportaje se hace un recuento de las dificultades que se agravan con
la edad y cómo el Estado prueba ser ineficiente aun en los últimos
años de vida de sus ciudadanos.

Los adultos mayores de un Estado negligente

Un reportaje de Valeria Guzmán


Fotografías de Fréderick Meza
26

Beneficiario. Humberto Torres tiene 82 años. A los 13 aprendió el


oficio de sastre. Tiene hijos, pero viven en el exterior. Fue operado
de los ojos y ya no pudo seguir trabajando.

María es persuasiva y coqueta. Se ríe mucho y sus ojos negros


persiguen vivaces cualquier movimiento dentro de su cuarto. Sus
amigas dicen que tiene 98 años y otros dicen que tiene 94. Ella no lo
sabe precisar. Esta tarde lluviosa está acostada en una cama porque
se rompió la cadera y está en recuperación. Cuando ve que un
hombre de pelo entrecano entra a su dormitorio, pone en práctica su
estrategia. Lo llama para que se acerque, lo toma de la mano, le
sonríe y le pide una cosa: pollo frito.

La táctica es recurrente, cuentan. “La Mariyita”, como le dicen aquí,


siempre quiere comer lo mismo. Y, aunque lo primero que encuentra
ante sus súplicas es un no, el hombre cede y manda a alguien a
comprar un pedazo de pollo a un negocio cercano. Él no es un
familiar o amigo. Es Rizzieri Luzzi, el encargado del dormitorio
público de la Fundación Salvadoreña de la Tercera Edad (FUSATE)
de Santa Tecla.

María llegó a este lugar porque se quedó sola. La historia de vida


que suele contar es así: Su esposo era soldado en Chalatenango.
Ella trabajaba como niñera. Tenían tres hijos. Durante “la guerra de
los ochenta” murieron sus hijos y su pareja. Dice que ellos nunca se
hicieron una mala mirada y se quisieron “del alma”, que hoy ya se
conforma porque ha gozado bastante en la vida.
Que los adultos mayores se queden sin casa o familia no es una
situación inusual. De una muestra de 2,000 adultos consultados por
el Gobierno, el 46 % respondió que vive solo o con amigos. El 83 %
expresó no contar con vivienda propia.
27

La cifra de adultos mayores en el país alcanza los 808,000, lo que


representa al 12.4 % de la población salvadoreña. Se cree que ese
porcentaje crece 0.5 % anualmente. Y el grupo etario de adultos
mayores que más ha crecido es el de quienes sobrepasan los 80
años. Además, hay cerca de 2,000 personas mayores de 100 años.
Así lo asegura la Dirección de Personas Adultas Mayores de la
Secretaría de Inclusión Social (SIS).

A pesar de que en la actualidad El Salvador es un país joven, si las


tendencias se cumplen, el escenario cambiará en los próximos años.
La sociedad está envejeciendo. La SIS explica que actualmente hay
un promedio de 16 personas jóvenes por cada adulto mayor, pero,
de acuerdo con las estimaciones de la región, en 50 años la
proporción será de dos jóvenes por cada persona de la tercera edad.

Capacidad.
La gran mayoría de los beneficiarios del dormitorio son hombres. El
centro tiene espacio para 93 personas.
EL ACCESO A VIVIENDA DIGNA NO ESTÁ GARANTIZADO

La Ley de Atención Integral para la Persona Adulta Mayor, publicada


en 2002, indica que la vivienda adecuada es un derecho
fundamental de las personas. Y no solo eso, reconoce que en caso
de desamparo o abandono, le corresponde al Estado la atención de
adultos mayores.
28

Pero la realidad no coincide con el papel. En la práctica, los


protagonistas de esta labor son las ONG, las fundaciones sin fines
de lucro y las iglesias. Jennifer Soundy, titular de la Dirección de la
Persona Adulta Mayor, considera que la ley vigente es débil. Y que
eso se pone en evidencia porque la ley “no establece mecanismos
de sanción por incumplimiento de los derechos”.

Si se tiene conocimiento de un hogar de ancianos que no cumple


con los requisitos de limpieza o cuidado adecuados, Soundy asegura
que no existe una manera de que el Consejo Nacional de Atención
Integral a los Programas de los Adultos Mayores (CONAIPAM)
pueda cerrarlo definitivamente.

“Muchos centros de atención se abrieron sin regulaciones y


funcionan sin regulaciones, pero la Corte Suprema de Justicia es
muy clara en decir que si se quiere sancionar, eso tiene que estar
dicho. Una ley tiene que decir de cuánto es la sanción, el proceso
para ponerla y cómo esa persona puede apelar de una resolución
sancionatoria. La ley le pone una facultad al CONAIPAN, pero no le
da el debido proceso para hacerlo y entonces, por mucho que yo
vaya y vea una cosa terrible en un hogar, como CONAIPAM no lo
puedo cerrar porque no existe un procedimiento legal para hacerlo”,
argumenta la directora.

A su juicio, uno de los logros más grandes del país en términos de


legislación es la presentación de la Política Pública de la Persona
Adulta Mayor el año pasado. Sin embargo, por su naturaleza, su
impacto es más reducido del que tendría una ley nacional y solo las
instituciones que pertenecen al Órgano Ejecutivo son las
responsables de aplicarla.
29

Pertenencias. Para mantener el orden, FUSATE brinda a sus beneficiarios


un espacio limitado en el que pueden guardar su ropa y los recuerdos de
toda una vida.

En 2016 se presentó un nuevo anteproyecto de ley para beneficiar a


personas de la tercera edad ante la Asamblea Legislativa. La
encargada de estudiarla es la comisión de la familia, niñez,
adolescencia, adulto mayor y personas con discapacidad. Casi dos
años después de haber sido presentada, la comisión no la ha
aprobado. Que el estudio de esta ley va “caminando”, se limitó a
expresar el diputado Rodolfo Parker, a través de una aplicación de
mensajería móvil. Él es presidente de la comisión y afirmó que la ley
se aprobará en la legislatura presente, pero hasta después de las
elecciones de alcaldes y diputados.

En un escenario donde ni siquiera el marco legal que protege a los


adultos mayores está claro, solucionar el tema de vivienda para ellos
no parece ser prioridad. El Estado cuenta en San Salvador con el
Centro de Atención a Ancianos Sara Zaldívar, pero en ese espacio,
asegura Rizzieri Luzzi, el administrador del dormitorio público de
Santa Tecla, solo “llegan personas que ya no se pueden valer por sí
mismas”.

La situación es diferente en este centro tecleño. Un ejemplo de ello


es Baudilio Miranda, un beneficiario del lugar. Tiene 67 años y sobre
30

el cuello lleva un juego de llaves de las puertas de este centro. Él


hace trabajo voluntario en el dormitorio. Tiene un cuaderno donde, a
diario, anota quién llega al lugar y el motivo de la visita. Sostiene que
desde las 4 de la tarde hasta las 8 de la noche está encargado del
portón principal. Terminado su turno, procede a cobrarle $0.50 a los
demás beneficiarios. Veinticinco centavos de dólar son por el
derecho al uso de baños y los otros $0.25 corresponden al derecho
de cama.

“FUSATE es una institución que vive con base en donaciones,


huérfana del apoyo estatal”, afirma Luzzi. En este centro los adultos
mayores pueden salir cuando lo deseen, siempre que sea de día.
Entre ellos hay quienes todavía se encuentran hábiles para realizar
una actividad que represente un ingreso económico. Y es que, en
teoría, para poder quedarse en este lugar es necesario que las
personas sean independientes.

El administrador de este centro asegura que, en realidad, no todos


los ancianos pueden conseguir los $0.50 diarios y que, al contrario,
la mayoría no los paga. Conseguir esa cantidad no es tarea sencilla
en esta etapa especialmente vulnerable de la vida. Por ejemplo, hay
un hombre que vende sorbetes en un carretón, pero no sin
molestias. Usa unos guantes negros sobre las manos que empujan
su venta para protegerse. La escena puede parecer extraña, hasta
que él la explica: “El sol me molesta cuando me pega aquí, me salen
ronchas”.

En su afán de conseguir monedas para el día a día, algunos venden


agua en bolsa en el mercado municipal o en las calles aledañas.
Otros piden dinero en la calle, unos comercian medicinas y hay
hasta músicos que cobran por tocar canciones en una guitarra.
Aunque este centro es ocupado por 93 personas, el administrador
asegura que la cantidad de monedas que se recibe como
contribución de los beneficiarios es mínima: “A veces son $5, a
veces son $6”.

Rizzieri Luzzi asevera que ese dinero se ocupa como caja chica y
sirve para pagar la factura del agua para este casi centenar de
personas. El administrador recalca: “Aquí veo las necesidades del
adulto mayor, que está abandonado. Aquí no existen entidades
estatales que se dediquen a favor del adulto mayor”.

“Una ley tiene que decir de cuánto es la sanción, el proceso para


ponerla y cómo esa persona puede apelar una resolución
sancionatoria. La ley le pone una facultad al CONAIPAN, pero no le
da el debido proceso para hacerlo y entonces, por mucho que yo
31

vaya y vea una cosa terrible en un hogar, como CONAIPAM no lo


puedo cerrar porque no existe un procedimiento legal para hacerlo”,
argumenta la directora.
32
33

Reina. María cuenta que fue reina de la tercera edad hace algunos años.
En el centro recibe visitas de iglesias y voluntarios que realizan
manualidades o brindan plática y compañía a los adultos mayores.

A López se le pregunta si no es una contradicción decir que no hay


instituciones que se preocupen por el adulto mayor cuando,
precisamente, acaba de cantar en un evento dirigido a personas de
la tercera edad. “El Monseñor del Rock” no duda en contestar.

“Este es un dulcito. ¿Cuántos adultos mayores hay en el país? Y


mire cuántos hay aquí. Si es que el problema no es de darles un
dulcito. El problema es de darles la oportunidad de ser productivos
aunque estén viejos. Debería haber talleres vocacionales en todo el
país. Y tampoco hablo de eventos. Estoy hablando de una
oportunidad real de trabajo. Una oportunidad en la que el adulto
mayor se pueda desarrollar hasta que muera”.

A solo unos metros del escenario camina Marta Jiménez, una mujer
pensionada de 70 años. Se pasea entre las mesas que se han
colocado en este evento dentro del cuartel. Dice que siempre busca
mantenerse ocupada y aprender cosas nuevas.

Marta pide algunos folletos de las mesas de información de servicios


en este evento y hay uno que le llama especialmente la atención. Es
el que se refiere al bachillerato virtual. Cuenta que fue secretaria
durante 30 años y que sabe manejar las máquinas de escribir y las
34

computadoras, pero que su pensión no le alcanza para cubrir sus


gastos y que consigue vivir con la ayuda que le dan sus hijos. Luego
dice que hoy quisiera sacar el bachillerato e ir a la universidad
porque nunca pudo conseguir su sueño de ser abogada
especializada en derechos humanos.

El Informe sobre Desarrollo Humano 2013 de Naciones Unidas


reveló que en El Salvador no existe movilidad social, es decir, que la
mayoría de sus ciudadanos permanece en la situación económica de
la familia en la que nacen. Romper los círculos de pobreza en
cualquier etapa de la vida es una tarea difícil. La educación, por
tradición, ha sido vista como la mejor herramienta para salir de esos
círculos. Pero conseguirla a una edad avanzada, no es tarea
sencilla.
El 31.9 % de los adultos mayores de El Salvador son analfabetas, de
acuerdo con cifras oficiales. Y si la población de la tercera edad es
de 808,000, eso significa que al menos 257,000 de ellos no saben
leer ni escribir. Además, “entre las personas de 60 años y más, la
tasa de analfabetismo es 11.7 puntos porcentuales mayor en
mujeres que en hombres”.

Esa disparidad sirve para explicar por qué dentro de los círculos de
alfabetización para adultos del Ministerio de Educación las mujeres
doblan en cantidad a los hombres que se inscriben para aprender a
leer y escribir en su tercera edad. En 2016 fueron 2,555 hombres y
4,797 mujeres. El año pasado la tendencia se mantuvo y fueron
alfabetizados 2,853 adultos mayores hombres y 5,570 mujeres.

En cambio, la cantidad de adultos mayores que son voluntarios para


alfabetizar es muy reducida. En todo el país, durante 2016 hubo 31
hombres mayores enseñando a leer y escribir y 29 mujeres. En 2017
la cifra se redujo aún más y solo fueron 24 hombres y 20 mujeres.

El acceso a la educación influye en los tipos de trabajo a los que las


personas pueden optar. Y es ese trabajo el que, en buena parte,
define la calidad de vida que tienen los adultos en su vejez. Por
ejemplo, las personas que viven en el dormitorio público de Santa
Tecla no son beneficiarias de ninguna pensión. Durante sus años
productivos la mayoría realizó trabajos de oficios domésticos o
servicios informales. Aquí hay sastres, pequeños comerciantes, y
entre los pasillos también se escuchan historias de artistas, músicos
y futbolistas que al llegar a la vejez no contaron con ningún sistema
de respaldo.

Los adultos mayores dentro de un sistema de trabajo formal y sus


beneficios son minoría. Desde 2014, en promedio, son 27,000 los
35

hombres mayores de 60 años que cotizan al régimen de salud del


ISSS y la cifra de mujeres se queda cerca de los 10,000. La
cotización de estas personas representó hasta septiembre del 2017
un 3.72 % de la cifra total.

El Programa de Pensión Básica Universal consiste en una ayuda


económica para personas mayores de 70 años que no se
encuentran pensionadas. De acuerdo con documentos del Gobierno,
esta es entregada a 32,800 personas. El monto que los beneficiarios
reciben es de $50. Pero esa cifra contrasta con el precio de la
canasta básica que, hasta diciembre del año pasado costó $137.84
en la zona rural y $200.39 en la zona urbana.

El acceso a la educación influye en los tipos de trabajo a los que las


personas pueden optar. Y es ese trabajo el que, en buena parte,
define la calidad de vida que tienen los adultos en su vejez. Por
ejemplo, las personas que viven en el dormitorio público de Santa
Tecla no son beneficiarias de ninguna pensión. Durante sus años
productivos, la mayoría realizó trabajos de oficios domésticos o
servicios informales. Aquí hay sastres, pequeños comerciantes, y
entre los pasillos también se escuchan historias de artistas, músicos
y futbolistas que al llegar a la vejez no contaron con ningún sistema
de respaldo.
36
37

Asistencia estatal. La Ley de Atención Integral para la Persona Adulta


Mayor asegura que cuando la familia no se responsabilice de sus adultos
mayores, el Estado debe garantizar su atención.

EL DERECHO AL BIENESTAR EMOCIONAL

Tener acceso a una pensión por jubilación también significa poder


ser beneficiario de otros programas ocupacionales. Implica tener una
mayor oportunidad de crear un círculo social amplio y de conseguir
apoyo emocional fuera de la familia. Por ejemplo, el ISSS cuenta con
siete centros de Atención de Día. Estos son espacios donde los
adultos mayores se reúnen y toman clases de actividades como
repujado, yoga, baile o telares. Algunos adultos pasan todo el día ahí
y se reúnen con sus amigos antes de volver cada noche a sus
casas.

El Centro de Atención de Día del ISSS de la colonia Layco, una casa


a la que asistían cerca de 100 personas, se quemó a finales de
enero. Cuando se visita este espacio, lo único que se encuentra es
un portón cerrado y un encargado que cuenta que el incendio ocurrió
un sábado -día en el que no había nadie– y que, probablemente, se
debió a un cortocircuito.

Ahora los beneficiarios de ese centro fueron trasladados a la cuarta


planta del Policlínico Zacamil, donde reciben sus talleres. A
diferencia del Centro de Atención, los adultos mayores no pasan
todo su día en talleres y platicando con sus amigos. Asisten a una
clase que les interesa y regresan a su casa. El hospital les cede el
espacio del auditorio y, si los adultos mayores quieren aprender
algo, se organizan entre ellos mismos para conseguir maestros y sus
propios materiales.
38

La socialización y que las personas se sientan parte de una


comunidad es vital para la salud integral de los adultos mayores. El
Ministerio de Salud registró que el año pasado atendió a 13,000
adultos mayores por ansiedad y a 7,000 por depresión. Ese número
de atenciones incluso sobrepasa a las que fueron brindadas para
tratar padecimientos como la demencia.

El bienestar emocional de las personas de la tercera edad es


reconocido como una prioridad. La consulta de la Política Pública de
la Persona Adulta Mayor reveló que el principal derecho que los
adultos mayores exigen, incluso antes que el acceso a una pensión
y vivienda digna, es “el cuidado que deben recibir con amor y buen
trato”.
39
40

EL SISTEMA DE SALUD PÚBLICA NO ES SUFICIENTE

Sin pensiones. Al menos el 80 % de los adultos mayores del país


no tienen acceso a ningún tipo de pensión. Algunos se dedican a
trabajos varios e informales para poder sobrevivir.

Ya que la mayoría de salvadoreños de la tercera edad no cuenta con


Seguro Social, recibe sus atenciones médicas a través de las redes
de establecimientos del Ministerio de Salud. La ley de Atención
Integral a las Personas Adultas Mayores reconoció hace 16 años
que la atención médica geriátrica es un derecho fundamental de los
adultos mayores; sin embargo, este no se cumple.

En El Salvador, una persona de edad avanzada y de recursos


económicos limitados no puede recibir tratamiento especializado
según su condición etaria. “El ministerio no cuenta con geriatras en
sus estable cimientos, hay personal que ha sido preparado con
diplomados y cursos en geriatría, pero no especialistas”, respondió
la Dirección de Desarrollo de Recursos Humanos del MINSAL a
través de una solicitud de información pública.

En El Salvador sí hay geriatras en el ejercicio privado. Estos son


médicos que han realizado sus estudios en el extranjero ya que la
especialización no existe dentro del país.

Las principales causas de muerte de adultos mayores durante los


últimos cuatro años han sido infarto, insuficiencia renal crónica y
neumonía. Annette Chicas, médica general y estudiante de una
maestría en gerontología en línea, explica que para el tratamiento
médico de una persona de la tercera edad “se necesita un doctor
especializado”. De acuerdo con la profesional, al no contar con esta
41

atención, “muchas veces se retrasa el diagnóstico y esto entorpece


el pronóstico”.

“Hemos tratado de meterlo en varias universidades, no ha habido


respuesta”, dice Jennifer Soundy, la titular de la Dirección de la
Persona Adulta Mayor de la SIS, y asegura que cuentan con los
planes de estudio de una maestría en gerontología. Luego explica
que la búsqueda de esa especialización es “un salto cualitativo que
tiene que hacer el MINSAL. La SIS no puede asumir los roles de
todos los demás ministerios”. Soundy comenta que el año pasado la
institución en la que trabaja otorgó 42 becas para un diplomado en
atención geriátrica, pero solo 35 profesionales lo completaron.

Soundy denuncia ciertas acciones dentro de los hospitales que, a su


juicio, están normalizadas y son violentas para la población de
adultos mayores. Habla sobre la sujeción, una técnica que consiste
en amarrar a las personas a las camas: “Esta es una práctica
hospitalaria terrible. La excusa que le van a dar todos es que es por
tema de seguridad. Para que no se caiga de la cama, pero está
comprobado que muchas veces la pita con la que amarra puede
ahorcar a una persona, puede lesionarla, fracturarla. Es más
peligroso el remedio que la enfermedad. Y muchos de estos temas
de sujeción no están regulados, o sea, hasta el ordenanza puede
atar”.

También considera que otras prácticas hospitalarias de rutina, como


la sola entrega del alimento, son insuficientes ante las necesidades
de la vejez: “Vaya un día a un hospital y pregunte si les dan de
comer, porque esa no es la práctica. Si es alguien que no puede
comer por él mismo, dejarle el plato ahí es igual que no darle de
comer, ¿no?”.

CUANDO NO HAY RED DE SEGURIDAD

Joselino Ayala tiene 61 años, una manta gruesa, una mochila y una
botella con agua. Eso es lo único que posee. Él duerme en una calle
del centro de Santa Tecla. Es de apariencia ruda y cabello
enmarañado. Hoy tiene la mirada perdida y está acostado en el
suelo con las manos cruzadas sobre el pecho. Le duele una muela.
A diferencia de los hogares de ancianos donde reina la música, en la
acera donde Joselino duerme solo se escucha el pasar de los buses
y los camiones.
42

Joselino es serio, pero a los 10 minutos de plática, cuando se le


pregunta cómo hace para conseguir comida, los ojos le empiezan a
brillar. A los pocos segundos, sus ojos no pueden contener las
lágrimas que empiezan a acumularse. Joselino sigue hablando. La
voz no se le quiebra y mantiene un gesto estoico. “De todos modos,
qué voy a hacer, así me toca”, dice.

Él narra que cuando era joven tuvo parejas, pero que nunca pudo
tener hijos. Cuenta que desde hace un par de años, cuando
murieron sus padres, quedó en la calle. Pero asegura que aquí, en la
calle, no le pasa nada. En un par de minutos repite cuatro veces esa
misma frase, casi como un mantra.
La población de adultos mayores no está exenta de los golpes,
homicidios y violencia sexual que colman los noticieros de El
Salvador. La Fiscalía General de la República registró que en 2017
fueron asesinadas 192 personas mayores de 60 años. Además,
desde 2014 hasta mediados de diciembre, se tuvo conocimiento de
3,012 adultos mayores denunciando un hurto ante la Policía y 3,096
denunciando amenazas.

“La persona adulta mayor es una de las víctimas más silenciosas de


la violencia. Esta se manifiesta desde agresiones físicas y sexuales
hasta formas más sutiles, como la negligencia o el abandono”, se
asegura en la Política Pública de la Persona Adulta Mayor.

En 2016, una decena de adultos mayores fue evaluada por el


Instituto de Medicina Legal por sospechas de violencia sexual. En
2017 la cifra aumentó y fueron 22 las personas evaluadas por el
mismo motivo. Las agresiones no paran ahí. Hace dos años esa
misma institución evaluó a 641 personas de la tercera edad por
maltrato físico y el año pasado la cifra subió hasta rozar los 700.
“Aunado al silencio que generalmente encubre los escenarios de
violencia contra mayores, los mecanismos de protección resultan
ineficientes, lentos y burocráticos para la protección efectiva”,
también se lee en la política.

“La persona adulta mayor es una de las víctimas más silenciosas de


la violencia. Esta se manifiesta desde agresiones físicas y sexuales
hasta formas más sutiles, como la negligencia o el abandono”, se
asegura en la Política Pública de la Persona Adulta Mayor.
43

ENVEJECER COMO QUIEN RECOGE FLORES

“En nuestro país no hay conciencia de que va a llegar un día en que


todo mundo envejece. Cuando era joven miraba a las personas
mayores y pensaba que yo jamás iba a llegar a eso y… sucede”,
narra Rizzieri Luzzi, el hombre de pelo entrecano y administrador del
dormitorio público de FUSATE en Santa Tecla. A su juicio, faltan
políticas que permitan visualizar a la senilidad como un período en el
que se recogen los frutos sembrados de una vida entera.

“La vejez es una parte integral e importante de nuestro ciclo como


seres humanos, la cual debe ser valorada, como todas las otras
etapas de nuestras vidas. La vejez no debe ser sinónimo de pérdida
de derechos, sino que debe ser sinónimo de respeto y sabiduría”,
dijo Vanda Pignato en un evento realizado para los adultos mayores
el 25 de enero de este año. A pesar de los reconocimientos
institucionales, El Salvador aún tiene un largo recorrido para
reivindicar a sus adultos mayores.

El Estado le ha fallado a sus ciudadanos y en una misma consulta


realizada gubernamentalmente, las personas de la tercera edad
manifestaron que las entidades a las que les tienen más confianza
son las iglesias.

Una de las internas con edad más avanzada del dormitorio público
de FUSATE, María, confía también en las iglesias. Estas son las que
han procurado sus comidas en el dormitorio durante los últimos
años. En este tipo de espacios la principal ayuda no es estatal, sino
que proviene de la caridad.

María, quien alguna vez trabajó como niñera, ahora sobrevive


gracias al cuidado de otros. Es necia y, así como pide pollo, a veces
pide que le ayuden a levantarse y la dejen caminar aunque tiene la
cadera quebrada. Y cuando nadie le ayuda porque eso contradice
las indicaciones del doctor, se para ella sola e intenta caminar
sosteniéndose entre camas y paredes.

Esta tarde lluviosa de febrero está acostada y tranquila en su cama.


En su pared hay recortes de corazones rojos y ella está de buen
humor. Cuenta que a veces mira en sueños a su cónyuge ya
fallecido: “Pero a mi esposo lo revelo como que es un muchachito
así… contento. ‘Mirá, amor –me dice–, no te aflijás. Nosotros
estamos bien allá. Y dentro de poco vas a llegar vos’. Están cortando
flores, flores así, los manojos. Viera qué bonito. Yo por eso no me
aflijo”.
44

Sin vivienda. El 83 % de los adultos mayores consultados para la


realización de la Política Pública de la Persona Adulta Mayor dijo
que no contaba con vivienda propia en la cual habitar.

 25 febrero, 2018 / Reportaje de Valeria


Guzmán (SÉPTIMO SENTIDO)
45

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES.

Para 2050, habrá por primera vez más personas de edad que niños
menores de 15 años. En el último decenio, la cantidad de personas
de 60 o más años de edad aumentó en 178 millones, en el lapso
2010-2015, la esperanza de vida es de 78 años en los países
desarrollados y de 68 años en las regiones en desarrollo. Hacia
2045-2050, los recién nacidos pueden esperar vivir 83 años en las
regiones desarrolladas y 74 años en las regiones en desarrollo.

En El Salvador, el incremento de la población de personas adultas


mayores implica un desafío ya que a la fecha las políticas de este
país no cuentan con planes integrales de protección social que
cubren todos los aspectos de la seguridad social.

Lastimosamente las condiciones de nuestros adultos mayores no


van acordes a las garantías expresadas en la Ley de Atención
Integral para las Personas Adultas Mayores cuando está presente en
nuestras sociedad adultos mayores que dicen que temen ser objeto
de violencia personal, que piensan que no se los trata con el debido
respeto, que tropiezan con dificultades, para pagar servicios básicos,
personas adultas mayores que consideran que su actual estado de
salud no es bastante bueno y que no es fácil acceder a la atención
de la salud cuando la necesitan, que no pueden acceder a la
canasta básica y ni soñar cuando se trata de contar con atenciones
afectivas.

En vista de esta situación de vulnerabilidad en que se encuentran las


personas adultas mayores se debe concientizar en primer lugar al
adulto mayor para que conozca sus derechos y de alguna manera
los exija; la familia desempeña un papel principal como responsables
de estas personas que son los padres de su generación, quienes los
criaron, mantuvieron económicamente y cuidaron de sus vidas, de
46

alguna manera están en deuda por su vida y no hay mejor


retribución que cuidar de ellos en esta etapa especial. El Estado
debe asumir el compromiso de hacer cumplir la normativa que regula
y garantiza los derechos de los adultos mayores, crear planes de
gobierno que sean inclusivos y abiertos a mejorar las condiciones de
vida de las personas adultas mayores y por último la sociedad, debe
aprender a respetar en todas las formas posibles a los adultos
mayores, darles el lugar que merecen como personas a quienes se
les debe guardar el respeto a su dignidad humana y velar porque se
cumplan las necesidades que las personas en esta etapa deben ser
cubiertas.
47

BIBLIOGRAFIA

PAGINAS EN LA WEB CONSULTADAS:


Maurice King, Lancet, “Health is a sustainable state”, 1990.

Fuente: Corriente de opinión, Mayo 2000,Nº 25

https://www.clarin.com/mundo/europa-vez-ninos-poblacion-
envejece_0_EiP3c2tiw.html

https://www.amanecersolidario.org/quienes-somos/situacion-el-
salvador.php

Resoluciones CAPRES 2015 - 181

Establecimientos Públicos y Privados de atención a adultos mayores


en El Salvad

Ley de Atención Integral para la Persona Adulta Mayor (Versión


Digital).

Envejecimiento en el Siglo XXI: Una Celebración y un Desafío,


Publicado por el Fondo de Población de Naciones Unidas
(UNFPA), Nueva York y HelpAge International, Londres 2012.

El Diario de Hoy

La Prensa Gráfica,

DIGESTYC, MINISTERIO DE ECONOMIA

INSTITUTO SALVADOREÑO DEL SEGURO SOCIAL

1
48

GLOSARIO

Adulto mayor: término reciente que se le da a las personas que


tienen más de 60 años de edad.

Envejecimiento: las transformaciones físicas, metabólicas,


mentales y funcionales que se producen a lo largo del tiempo, que
comportan una disminución de la capacidad de adaptación a los
cambios del entorno, y una mayor dificultad para mantener estable el
medio interno. Esto lleva a un aumento de la vulnerabilidad y de la
fragilidad. Este proceso es continuo, irreversible e inevitable, de
manera que al final llega la muerte.

Envejecimiento saludable: proceso de fomentar y mantener la


capacidad funcional que permite el bienestar en la vejez. Con este
nuevo concepto, envejecer de manera saludable no significa
envejecer sin enfermedades. Envejecer de manera saludable
significa ser capaz de hacer durante el máximo tiempo posible
las cosas a las que damos valor.

HelpAge: organización que ayuda a las personas mayores a exigir


sus derechos, desafiar la discriminación y superar la pobreza, de tal
manera que puedan llevar vidas dignas, seguras, activas y
saludables.

Índice de Envejecimiento. Definición: Expresa la relación entre la


cantidad de personas adultas mayores y la cantidad de niños y
jóvenes. ... Interpretación estadística: Un valor de 10 significa que
hay 10 adultos mayores (de 65 años y más) por cada 100 niños y
jóvenes (menores de 15 años).
49

ANEXOS
50
51
52
53
54
55
56
57
58
59
60
61
62
63
64

También podría gustarte