Está en la página 1de 7

Distinguido

CENTRO DE ARBITRAJE DE LA CÁMARA DE COMERCIO DE NEIVA


E. S. D.

PROCESO Ley 1563 de 2012 Proceso Arbitral en Derecho y en especial el


artículo 519 DEL CÓDIGO DE COMERCIO – Resolución
de Diferencias en la Renovación del
Contrato de Arrendamiento – MENOR CUANTÍA
DEMANDANTE YESID YAÑEZ PERDOMO, representado por el señor:
GUILLERMO ALFONSO BURITICÁ ROCHA
DEMANDADO TELEFÓNICA MÓVILES COLOMBIA S.A.,
hoy COLOMBIA TELECOMUNICACIONES S.A.
E.S.P.
CONTENIDO DEL ESCRITO Texto Original de la Corrección y/o Subsanación de la Demanda

ESTRATEGIA DEL CASO

ARGUMENTACION

HECHO 1:

Es cierto ya que entre la parte demandante el señor: YESID YAÑEZ PERDOMO,


identificado con la cédula de ciudadanía número: 12.114.605, en calidad de
arrendador y la parte demandada: TELEFÓNICA MÓVILES COLOMBIA S.A., hoy
COLOMBIA TELECOMUNICACIONES S.A. E.S.P., distinguida con el Número de
Identificación Tributario (NIT): 830122566 - 1, se suscribió el día 1 de junio de 2009,
un contrato de arrendamiento de local comercial sobre los locales: 102,103 y 104,
ubicados en la calle 37 No. 8A - 20 / 8A - 22 / 8A - 30 de la ciudad de Neiva
respectivamente, descritos en las escrituras públicas número: 3342 de diciembre 2
de 1997 y 284 de febrero 6 de 1996, ambas de la Notaria Primera de Neiva, locales
estos a los que les corresponden los folios de matrícula inmobiliaria número: 200-
13166 y 200-26400 de la oficina de registro de instrumentos públicos de Neiva.

Como se puede observar en el folio . ….

HECHO 1.1

Es cierto que al momento de la suscripción del contrato de arrendamiento el


arrendador actuó a través de su apoderado el señor: GUILLERMO ALFONSO
BURITICÁ ROCHA, identificado con la cédula de ciudadanía número: 18385572,
propietario del establecimiento de comercio denominado: INMOBILIARIA BURITICÁ.
Así mismo el arrendatario actuó a través de su representante legal quien por aquella
época fue la señora: MARTHA ELENA RUIZ DIAZ GRANADOS, identificada con la
cédula de ciudadanía número: 39.775.711.

Como se observa al final del contrato en las firmas reflejadas en el mismo que se
puede verificar en el folio ____
Hecho 1.2

Es cierto que la vigencia inicial de dicho contrato de arrendamiento se pactó de cinco


(5) años, contados a partir del día 1 de junio de 2009 al 31 de mayo de 2014,
existiendo la posibilidad para las partes de prorrogar o renovar dicho contrato, como
se observa en el contrato en la cláusula de termino que se encuentra en el folio ____

HECHO 2

Es cierto ya que en el mismo del contrato de arrendamiento se pactó en favor de las


partes la facultad de renovar el contrato en nuevos términos, siempre que una de las
partes avisara por escrito a la otra, su intención de renovarlo, con mínimo treinta (30)
días de antelación a la fecha de vencimiento del término inicial del contrato o
cualquiera de sus prórrogas.

HECHO 2.1

Es parcialmente cierto, ya que el arrendador si le avisó por escrito al arrendatario, el


día 15 de marzo de 2014, con setenta y ocho (78) días de antelación a la fecha de
finalización del término principal o inicial del contrato de arrendamiento, su intención
de prorrogar el contrato de arrendamiento.

Como se puede observar en el folio ___

HECHO 2.2

Es cierto que se notificó por parte del arrendador al arrendatario, la carta de prórroga
del contrato de arrendamiento el día 15 de marzo de 2014, en el entendido por mi
poderdante que se renovaría en los mismos términos del contrato inicial como se
plasmó en dicho documento por parte de INMOBILIARIA BURITICA

Como se puede observar en el folio ___

HECHO 2.3

No es cierto ya que la renovación del contrato se daría en los términos del contrato
inicial como se le manifestó a mi poderdante en el oficio del 15 de marzo del 2014
donde la única intención de cambio era el incremento del canon de arrendamiento
según el IPC, cambio que regiría el 1 de junio de 2014

Como se puede observar en el folio ___

HECHO 2.4

En relación con el escrito del 16 de mayo de 2014, la solicitud de renovación es


extemporánea ya que no se ajusta al término contractual permitido para solicitar
renovación del contrato

Ya que en dicho documento se estableció el interés de manejar los términos del


contrato inicial y no la intención de hacer un reajuste en el valor del canon mensual
de arrendamiento respecto al IPC

Jurídicamente hablando las condiciones de renovación son el fruto de un acuerdo de


las partes, no una imposición de una de ellas sobre la otra y menos bajo la excusa
de un presuntpo desequilibrio económico del contrato que nunca fue presentado y
justificado ante mi defendida

De ahí que mi defendida siempre ha considerado que lo que se presentó el día 15 de


marzo de 2014 fue una prorroga y no una intención de discutir los términos de la
renovación del contrato de arrendamiento, como si se expresó dicho interés en el
escrito del 16 de mayo del 2014

Si se hubiera presentado las condiciones contractuales para discutir la renovación del


contrato, se entiende que mi defendida tendría el derecho de objetar ese supuesto
desequilibrio contractual con su respectiva prueba de un avalúo

Esta opción nunca fue dada por la parte demandante, pues en su conducta se reflejó
el deseo de una imposición caprichosa a nuevas renovaciones contractuales

Es por ello que mi defendida entiende como prórroga del contrato a partir del 15 de
marzo del 2014, fecha en la que se expresa el valor del canon del arrendamiento
mensual que sería de 6.840.100, fruto de la fórmula de ajuste pactada y no del monto
que se hace referencia de forma arbitraria

Como se puede observar en el folio ___

HECHO 3.0

No es cierto como esta redactado, ya que el día 20 de mayo de 2014, es decir, 66


días después, de la fecha en la que el arrendador le notificó al arrendatario, su
intención de renovar sin aclarar nuevos términos, y a solo doce (12) días del
vencimiento del contrato, el arrendador manifestó que el contrato se había renovado
aclarando nuevos términos, por tal razón, el término es extemporáneo y seguiría
vigente en los mismos términos inicialmente pactados

A partir del 15 de marzo de 2014 y hasta el 30 de mayo de 2014, la parte arrendadora


discutió las nuevas condiciones que tendría el contrato de arrendamiento con ocasión
a la renovación del mismo, el término es extemporáneo y seguiría vigente en los
mismos términos inicialmente pactados

Como se puede observar en el folio ___

HECHO 4.0

No es cierto que mi defendida hay incumplido, puesto que la carta de renovación no


fue conocida en debida forma contractual, por lo que se podría asegurar un total
desconocimiento del artículo 518 del código de comercio
El documento del 15 de marzo de 2014 no fue una renovación si no una prórroga del
contrato de arrendamiento

Como se puede observar en el folio ___

HECHO 5.0

No es un hecho como tal si no una apreciación ya que el demandante podía escoger


acción judicial o mecanismo de solución de controversias ya que reconocimos unas
sumas de dinero como incremento del canon, con ocasión a la renovación, quedando
pendiente el acuerdo final sobre los tiempos y valores restantes.

Como se puede observar en el folio ___

HECHO 6.0

No es un hecho, puesto que, si hubo conciliación extrajudicial, pero se presentó una


prorroga ya no una renovación del contrato de arrendamiento, por consiguiente, no
procede pago de costas ni gastos
extracontractuales
GERMAN GOMEZ
MANCHOLA
- ABOGADO -

1.1. La parte demandada tuvo la oportunidad al momento de la conciliación extrajudicial en derecho,


de negociar en forma voluntaria y sin necesidad de la autoridad judicial, los nuevos términos del
contrato de arrendamiento, pero se negó a hacerlo.

1.2. Como quiera que el arrendador – hoy demandante – se vio obligado a acudir ante un Tribunal
de Arbitramento para declarar y fijar los nuevos términos del contrato de arrendamiento, cuando
pudo hacerse en forma extrajudicial, es justa y procedente la condena en costas.
GERMAN GOMEZ
MANCHOLA
- ABOGADO -

marzo de 2014 le notificó su intención de renovar el contrato en nuevos términos, violando así
el arrendatario en forma intencional la cláusula segunda del contrato de arrendamiento.

1.1. Como quiera que el arrendatario deliberadamente y sin fundamento fáctico, ni jurídico, decidió no
acatar la cláusula segunda del contrato de arrendamiento, referente a la renovación del contrato,
desconociéndola, e imponiendo al arrendador una prórroga que era improcedente, se tiene
entonces que el arrendatario, incumplió gravemente el contrato de arrendamiento.

1.2. Debido a que el arrendatario se negó adrede a discutir los nuevos términos del contrato de
arrendamiento, estando ya configurada la renovación del mismo, y en su lugar quiso imponer la
prórroga del contrato, incumplió de mala fe el contrato de arrendamiento, haciéndose deudor en
favor del arrendador del importe de la cláusula penal establecida en la cláusula séptima del
contrato de arrendamiento, la cual equivale a dos (2) cánones mensuales vigentes de
arrendamiento.

QUINTO
DEL INTENTO DE LA CONCILIACION EXTRAJUDICIAL EN DERECHO

2. El 10 de marzo de 2016, la parte actualmente demandante en calidad de convocante, presentó


ante el Notario Tercero de Neiva, solicitud de conciliación extrajudicial en derecho, en donde se
intentó conciliar con la parte actualmente demandada en calidad de convocada, las nuevas
condiciones del contrato de arrendamiento con ocasión a la renovación.

5.1 El día 13 de abril de 2016, con ocasión a la solicitud de conciliación presentada por la parte
demandante, se llegó a un preacuerdo en que la parte demandada propuso reconocer unas
sumas de dinero como incremento del canon, con ocasión a la renovación, quedando pendiente
el acuerdo final sobre los tiempos y valores restantes.

5.2 El día 2 de mayo de 2016, se reanudó la audiencia de conciliación en donde la parte demandada,
desiste del preacuerdo, y manifiesta luego no tener ánimo conciliatorio, razón por la cual la
Notaría expide la constancia de no acuerdo y declara agotado el requisito de procedibilidad.

SEXTO
PROCEDENCIA DEL TRÁMITE ARBITRAL

3. Como quiera que se trabó discusión entre las partes al momento de la renovación del contrato,
es procedente tramitar el procedimiento descrito en el artículo 519 del Código de Comercio, por
vía del para que sea el juez quien regule, declare y fije las nuevas condiciones del contrato de
arrendamiento. Sin embargo y como quiera que existe cláusula compromisoria de conformidad
a la CLÁUSULA VIGÉCIMA PRIMERA del contrato de arrendamiento, fue necesario someter
la discusión ante el Tribunal de Arbitramento, para que en derecho resolviera de fondo.

SEPTIMO
DE LA CONDENA EN COSTAS EN CONTRA DE LA PARTE DEMANDADA

4. La parte demandada tuvo la oportunidad al momento de la renovación del contrato de


arrendamiento, de negociar en forma voluntaria y sin necesidad de la autoridad judicial, los
nuevos términos del contrato de arrendamiento, pero se negó a hacerlo.
GERMAN GOMEZ
MANCHOLA
- ABOGADO -

4.1. La parte demandada tuvo la oportunidad al momento de la conciliación extrajudicial en derecho,


de negociar en forma voluntaria y sin necesidad de la autoridad judicial, los nuevos términos del
contrato de arrendamiento, pero se negó a hacerlo.

4.2. Como quiera que el arrendador – hoy demandante – se vio obligado a acudir ante un Tribunal de
Arbitramento para declarar y fijar los nuevos términos del contrato de arrendamiento, cuando
pudo hacerse en forma extrajudicial, es justa y procedente la condena en costas.