Está en la página 1de 12

LA ACTIVIDAD EXTRACTIVA ILEGAL DE MINERALES Y VIOLACION DE

DERECHOS HUMANOS EN MADRE DE DIOS.

RESUMEN DEL TEMA ASIGNADO

La Amazonía está siendo arrasada por el oro. Un metal que era sagrado para muchos
pueblos indígenas porque representaba al sol en la tierra, ahora se ha convertido en
una amenaza para sus territorios y para la vida misma de la selva tropical de Brasil,
Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, seis de los países amazónicos de
América del Sur.

La minería ilegal está causando efectos devastadores en la Amazonía por la presencia


de dragas, barcas y otros equipos utilizados para la extracción de oro que acaban con
los bosques, así como por el uso indiscriminado de mercurio que genera daños a la
salud de las poblaciones locales -principalmente indígenas- y afecta a ríos y peces.

Perú enfrenta una gran devastación. La minería ilegal en Madre de Dios ha contribuido
a que la deforestación en ese país alcance niveles jamás registrados, se indica en
Amazonía saqueada. Y en esta región, la destrucción también se ha internado en una
de sus áreas protegidas: la Reserva Nacional Tambopata.

OPINIÓN CRÍTICA GRUPAL SOBRE EL TEMA ASIGNADO

La extracción ilegal de minerales ha avanzado peligrosamente en el Perú causando


graves daños ecológicos y económicos.

Junto con el boom minero que atravesó el país, Perú ha visto crecer en su territorio la
minería ilegal. En el ranking de las principales actividades delictivas de acuerdo con la
cantidad de dinero que movilizan, la minería ilegal continúa compartiendo los primeros
lugares con el narcotráfico y la tala ilegal, pese a la baja de los precios de los
minerales en el mercado mundial. Los mineros ilegales e informales han logrado
incluso desplegar eficaces estrategias de influencia y han construido puentes con la
política.

El estado tiene el desafío de controlar esta ilícita actividad no solo porque quebranta la
ley sino con el fin de proteger la biodiversidad, el ambiente y la salud de los peruanos

ASUNTOS O TEMAS RELEVANTES

Ubicación: Departamento íntegramente selvático; tiene zonas de selva alta y selva


baja. Limita al norte con Ucayali y Brasil; al este con Brasil y Bolivia; al oeste con
Cusco; al sur con Cusco y Puno. Su capital Puerto Maldonado, está en la confluencia
del río Madre de Dios y el río Tambopata. Su geografía es de las más difíciles para la
construcción de carreteras, pues los Andes se precipitan hacia la selva formando
abismos. Con un aproximado de 112.814 habitantes.

ANTECEDENTES

La evolución y el dinamismo alcanzados por la economía peruana durante casi una


década (2003-2012) han estado acompañados del crecimiento de varias actividades
abiertamente ilícitas tales como la tala, minería ilegal y narcotráfico son algunos de los
rubros que se han expandido en diferentes zonas del país, y su influencia ha sido y
continúa siendo manifiesta en los territorios donde se han implantado. El caso de la
minería es bastante especial, en la medida en que en Perú esta actividad juega un rol
gravitante: actualmente representa algo más de 12% del PBI, al mismo tiempo que
contribuye con alrededor de 60% de las exportaciones y da cuenta de 21% del stock
de inversión extranjera directa. Perú se ubica en lugares destacados en
el ranking mundial de producción minera (entre tercero y octavo lugar para la mayor
parte de los minerales). Además, el país es un buen ejemplo de las tendencias
globales de expansión minera ocurrida en las dos últimas décadas. Son casi 20 años
de crecimiento continuo de la minería: en 1993, con la entrada en producción de la
Minera Yanacocha, que se convirtió rápidamente en la principal mina de oro de
América Latina, se inició formalmente una etapa de expansión productiva y de
inversiones a lo largo y ancho del territorio peruano. Es importante subrayar que, hasta
antes de la entrada en producción de Yanacocha, la mayor parte del oro peruano se
producía de manera informal, precisamente en el estrato que las estadísticas oficiales
denominaban «aluvial y lavaderos». Por otro lado, junto a la dimensión productiva, los
flujos de inversión que se mueven en torno de la minería y del creciente comercio
internacional, hay una dimensión territorial que es importante tomar en cuenta para
entender lo ocurrido en las últimas décadas. La minería creció territorialmente y, cada
vez más, diversos ecosistemas resultan presionados por esta actividad.

Ahora bien, cuando se habla del boom de la minería en Perú, se suele hablar sobre
todo de la expansión de la gran minería. Sin embargo, lo ocurrido en las dos últimas
décadas muestra que la expansión de esta actividad se dio en los diferentes estratos
en los que se clasifica la producción minera: gran minería, mediana minería, pequeña
minería y minería artesanal (este último estrato se introdujo en la legislación peruana
en 2002).
El crecimiento de la minería formal grande y mediana ha sido largamente
documentado en diversas investigaciones y ensayos; sin embargo, lo ocurrido con la
pequeña minería informal y en gran medida ilegal tiene un menor desarrollo y no ha
recibido el mismo tratamiento. Por lo tanto, se sigue necesitando un mayor abordaje
para conocer su verdadera relevancia económica y social, su evolución, los impactos
que genera y las fronteras poco definidas que todavía persisten entre legalidad,
informalidad e ilegalidad.

IDENTIFICACIÓN DE LOS PUNTOS DE MINERÍA ILEGAL EN MADRE DE DIOS

Un estudio inédito revela que en la región Madre de Dios existen 110 áreas y 24
puntos de extracción no autorizados de minerales (minería ilegal), que constituyen una
violación a los derechos humanos de las poblaciones aledañas y un atentado al
medioambiente.

El estudio "La Amazonía saqueada", de la Red Amazónica de Información


Socioambiental Georreferenciada (RAISG), abarca los ecosistemas selváticos de
Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Venezuela y Perú.

En total, se han identificado 2,312 puntos y 245 áreas de extracción no autorizada de


minerales como oro, diamantes y coltán. Brasil concentra 132 áreas y 321 puntos;
Venezuela, 1,899 puntos; Ecuador, 68 puntos; y Bolivia, 3 áreas.

Además, se identificaron 30 ríos donde se desarrolla la actividad minera o que sirven


como ruta para la entrada de maquinarias e insumos o la salida de los minerales.

Este departamento es considerado como el sector de la Amazonía con la mayor


degradación causada por la extracción de oro.

EL ORO UN MINERAL PUDIENTE EN MADRE DE DIOS

El único mineral producido en Madre de Dios es el oro y la cantidad que se recolecta


depende casi exclusivamente de la labor de productores artesanales, un sector que
trabaja en el anonimato casi total. De hecho, desde el 2015, la producción minera en
esta región ha sido al menos en un 91% “artesanal con titulares no identificados”. Al
2018, según datos del Ministerio de Energía y Minas (Minem), fue de 91,5%. Si bien
no se puede afirmar que todos los productores artesanales son los causantes de los
desastres medioambientales que ocasiona la minería ilegal, desde el punto de vista
económico sí generan un perjuicio tanto al desarrollo de su localidad como a
los ingresos estatales nacionales.

Madre de Dios, por ejemplo, ocupa desde el 2017 la tercera posición en la lista de
regiones que menos aportes tributarios generan (la superan solo Amazonas y
Huancavelica). Moquegua, que tiene 33.000 personas más, aporta S/20 millones más
(Madre de Dios tributa S/80,9 millones), según información de la Sunat.

En la actualidad el PBI minero es casi todo ilegal, no hay aportes a los ingresos del
Estado, sino a altas mafias mundiales y por ende al fomento del terrorismo y de la
delincuencia. En este contexto, lo generado por estos desconocidos productores en
Madre de Dios llega al extremo de superar incluso la suma total de lo que sus pares
recolectan en el resto del país: mientras que en esta región selvática producían 428
onzas finas de oro en el 2018, el acumulado de Puno, costa norte del país y sur medio
fue de 302, de acuerdo con el MINEM.

OPERACIÓN MERCURIO EN MADRE DE DIOS

La operación Mercurio 2019, iniciada en febrero contra la minería ilegal y sus delitos
conexos en la zona de La Pampa, no cesará hasta erradicar este flagelo en la región
Madre de Dios, señaló el ministro del Interior, Carlos Morán, quien visitó este sector
junto al presidente de la República, Martín Vizcarra.

Al recorrer esta zona perteneciente a la provincia de Tambopata, el titular del Interior


destacó que la fase de consolidación de esta operación conjunta entre policías,
militares y fiscales, que durará 180 días, viene funcionando con éxito.

“El Estado está presente. Han sido tres meses de arduo trabajo, donde policías,
militares y la Fiscalía han trabajado codo a codo para obtener los primeros resultados”,
expresó desde una de las bases temporales conjuntas en el lugar.

Como parte de las acciones de esta operación, las fuerzas del orden ingresaron a
varios puntos de La Pampa para desalojar a mineros ilegales y destruir sus
campamentos y equipos, dejando como resultado la detención de 152 personas,
quienes fueron detenidas en flagrancia y por tener requisitoria, precisó Morán Soto,
durante la entrega de carpas y equipos diversos, donados por la Embajada de Estados
Unidos en el Perú a los agentes que sirven en la zona.

Además, en estos tres últimos meses se logró rescatar a 51 víctimas del delito de trata
de personas, y fueron destruidos generadores eléctricos, dragas, balsas, e insumos
químicos, todo ello por un valor estimado en 252 millones de soles.
En las zonas donde actúa la minería ilegal también confluyen delitos conexos, como la
explotación sexual y laboral, la trata de personas, sicariato, entre otros.

Donación de Embajada de EE.UU.

En la actividad también participó el embajador de Estados Unidos en el Perú, Krishna


R. Urs, cuya misión diplomática realizó una donación de equipos y materiales a las
fuerzas del orden en La Pampa, como parte de su compromiso con el Perú para
combatir y neutralizar la minería ilegal y sus delitos conexos.

Dicha donación consistió en carpas, equipos de aire acondicionado, generadores


eléctricos, botes de fibra de vidrio, bolsas de dormir, mosquiteros, linternas, equipos
GPS, y hasta sueros antiofídicos contra mordeduras de serpientes.

Las carpas fueron dirigidas a cuatro Bases Temporales de Alta Movilidad Conjunta
(BTAMC) de distintos sectores de la región, así como al Departamento de
Operaciones Especiales de Medio Ambiente (Depoema) de Mazuco.

Con el material donado, cuyo valor equivale aproximadamente a US$ 200 mil, se
beneficiarán los agentes de estos puestos policiales instalados en la región.

https://www.gob.pe/institucion/mininter/noticias/28518-madre-de-dios-operacion-mercurio-
2019-no-cesara-hasta-erradicar-mineria-ilegal

VIOLACIÓN A LOS DERECHOS CONSTITUCIONALES

Nuestra Constitución actualmente nos ofrece una amplia gama de derechos; los
cuales no son respetados de manera íntegra. Los pobladores indígenas, quienes viven
en lugares alejados de la ciudad también son poseedores de estos derechos, sin
embargo, por la falta de información y protección por parte del Estado ellos no viven
en un Estado de Derecho, donde las leyes se respetan, sino que solo sirven para
ocupar las líneas en un texto legal.

La minería, si bien es cierto es una de las principales fuentes de la economía en


nuestro país, también es cierto que gran parte de nuestro medio ambiente se está
viendo vulnerado, debido al poco interés de las empresas mineras de colaborar con la
población y falta de responsabilidad social para con el pueblo. El estado a través de
las concesiones mineras otorga facultades a empresas para que puedas extraer
minerales del pueblo peruano, sin embargo, se hace notar que estas concesiones no
se hacen de acuerdo con el pueblo, porque hay un desacuerdo, un conflicto entre las
empresas mineras y la población porque no se respetan los derechos de una mejor
manera.

Los impactos de la minería ilegal ya se ven como graves violaciones a los derechos
humanos. La contaminación del agua y la expulsión de pueblos indígenas en
aislamiento voluntario son algunos indicios de los daños al bien común.
Además del impacto ambiental, existe un impacto cultural y económico en la
perpetuación de la minería. No solo existe el costo de la pérdida de actividades de las
poblaciones tradicionales, sino también la propia remediación de los sitios degradados.

CONTAMINACIÓN EN EL MAR A CAUSA DE LA MINERÍA ILEGAL

Dentro de las actividades mineras también encontramos la afectación a nuestra


biodiversidad, ya sea por descuido, o porque simplemente no les contaminar el
ambiente, porque se esconden tras el velo de que son la fuente principal de la
economía en nuestro país.

El mar es uno de los recursos naturales que se está viendo afectado por la actividad
minera, ya que la mayor parte de relaves mineros desembocan en los ríos y éstos en
el mar, creando una situación de indefensión a los seres acuáticos que habitan en
nuestro mar.

Según resultados preliminares de un estudio desarrollado por el Centro de Innovación


Científica Amazónica (Cincia), en el Perú los niveles de mercurio en peces son unos
43% mayores en pozos abandonados por la minería de oro que en áreas donde no
existen campamentos mineros.

Se recolectó muestras de peces en siete lagunas ubicadas en zonas mineras


abandonadas de Laberinto, Tambopata, Madre de Dios e Inambari. Adicionalmente, se
recolectó muestras de peces en dos lagunas y un río dentro del Parque Nacional
Manu, como área de referencia donde no hay presencia de actividad minera.

Ahora se debe tener en cuenta que muchos de los pobladores hacen el consumo de
los peces, ahora bien, pues estos se ven afectados ya que este producto no puede ser
de consumo a causa de la contaminación generada por la minería ilegal. Por ende,
nuestra población se está viendo afectada por actividades mineras que no se
comprometen con la sociedad, a internalizar sus gastos.

FUENTES DE CONTRASTE DEL TEMA

En nuestra Constitución se establece que el Estado es el encargado de otorgar a las


empresas mineras la concesión de terrenos que poseen minerales para su
explotación, según el artículo 66°; sin embargo, actualmente la mayor cantidad de
extracción minera se hace de manera ilegal, sin tener ningún reparo por los derechos
humanos que se vulneran como el derecho a la salud, a la integridad física y a la vida.
Parte de culpa es de nuestros gobernantes que no se encargan de brindar las
facilidades necesarias a las personas que extraen minerales de manera informal para
que empiecen a formalizar, y así trabajar libremente, teniendo un respeto por los
demás; no solamente pensando en su bienestar, sino en el de todos. El estado como
ente regulador deberías de estar más cerca de la población y ver su realidad de cerca,
porque es cierto que tienen necesidades, quizás es por eso que prefieren la ilegalidad
en lugar de la formalidad, porque quizás a su parecer les otorga más ganancias, pro
no se dan cuenta que dañan su salud como la de los pobladores aledaños, a través de
sus actividades de extracción, ya que no tienen la suficiente capacitación para cuidar
de ello. Estas minerías ilegales cuentan también con trabajadores, muchos de ellos
que pertenecen a los pueblos alejados que brindan su esfuerzo con tal que puedan
sustentar económicamente a su familia, obteniendo a cambio un trato inadecuado por
parte de las minerías ilegales, ya que estas no les brindan ningún seguro para su vida,
no les brindad la adecuada protección a través de equipos de seguridad, y les dejan a
trabajar a la deriva, con tal que produzcan, lo demás es irrelevante, jugando así con
los derechos de las personas garantizados en el marco constitucional.

En la doctrina encontramos algunos aspectos críticos hacia la minería informal como:


a) afectación al ambiente, b) la participación ciudadana, c) condiciones laborales; los
cuales desarrollaremos en adelante.

AFECTACIÓN AL AMBIENTE. - Según Guiza, L (2016) El impacto de la minería en el


ambiente se puede dar de muchas maneras, según los estándares ambientales
empleados, ubicación del proyecto, el control institucional y ciudadano ejercido y el
tipo de minería que se desarrolle.

Las actividades mineras legales e ilegales, tanto a cielo abierto como subterráneo, se
desarrollan en algunos casos en ecosistemas estratégicos para la conservación
ambiental, tales como páramos, bosques, humedales, ríos, zonas de inundación,
selvas, zonas de nacimiento de aguas y de recargas de acuíferos; lo que ocasiona en
algunos casos la pérdida importante de áreas para la conservación ambiental y la vida
de los habitantes del territorio, incluidas las comunidades indígenas.

Un modelo de desarrollo basado en la extracción de minerales mal administrado


puede derivar en un impacto negativo fuerte, debido a la contaminación de las aguas y
suelos, poniendo en riesgo no sólo la diversidad biológica, sino también la seguridad
alimentaria, pues los elementos químicos tóxicos liberados pueden permanecer por un
plazo muy largo disponibles en el ambiente.

Los impactos de la minería en el medio ambiente pueden variar dependiendo el tipo de


minería que se realice y los controles que se ejerzan. En el caso de la minería ilegal
los efectos son devastadores, tomando en cuenta que generalmente no se considera
ningún esfuerzo por controlar, reducir y compensar las afectaciones ambientales y la
mayoría se asientan en territorios protegidos o en áreas de importancia ecológica. En
el caso de la minería legal, la regulación implica cierto grado de control que propende
por la restauración de los impactos y la conservación de los ecosistemas, aunque esto
no garantiza del todo que se adopten las medidas necesarias para minimizar al
máximo los impactos negativos de esta actividad.

PRTICIPACIÓN CIUDADANA. - De acuerdo a nuestro marco legal, la participación


ciudadana es un principio rector para garantizar un ambiente sano y la prevención de
los impactos de cualquier actividad que pueda generar un cambio en las condiciones
de los entornos en que habitan las comunidades.

Frente al otorgamiento de concesiones por parte del Estado, no existe claridad sobre
el momento específico en el cual se debe realizar la consulta previa, es decir, si se
hace para consultar el otorgamiento del título, o si una vez otorgado, se debe hacer
para efectos de poder realizar la exploración o si sólo es procedente al momento de
solicitar la concesión; ya que en actualmente hay muchos conflictos debido a que los
pobladores de los lugares donde extraen minerales no se ponen de acuerdo con las
empresas mineras, ni mucho menos con los representantes del estado, ya que son
ellos quienes deben de velar por el bienestar de la población peruana.

La participación ciudadana en los procesos de actividad minera es aún hoy en día un


tema controversial. La regulación que existe al respecto deja muchos elementos a la
interpretación, lo que dificulta la correcta inclusión de las comunidades en los
diferentes niveles de la actividad minera, e impide que exista un conocimiento claro de
los derechos por parte de la población que habita alrededor de las zonas de
exploración y explotación.

CONDICIONES LABORALES. – Según Garay, L.(2013) En las actividades mineras se


denuncian irregularidades laborales relacionadas con las horas de exposición de los
trabajadores a la contaminación ambiental y a la contaminación auditiva derivada del
ruido generado por la maquinaria empleada.

Las condiciones laborales de los trabajadores debe ser un tema fundamental a tener
en cuenta, no sólo en la minería, sino en todas las actividades y sectores productivos.

JURISPRUDENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL PERUANO


JURISPRUDENCIA DE TRIBUNALES EXTRANJEROS

TÒPICOS O ASPECTOS DEL TEMA ASIGNADO ESPECIALMENTE POLEMICOS O


DEBATIBLES

-LAS MINERÍAS LEGALES GARANTIZAN EL CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE. –

Si bien es cierto las minerías ilegales atentan gravemente al medio ambiente y a los
habitantes de estas zonas, hoy en día también lo hacen las minerías legales, ya que el
sólo hecho de ser legales no garantizan que estén cuidando nuestro ambiente, ni
mucho menos nos garantiza que la salud de sus trabajadores y de los habitantes no se
esté afectando, por el contrario, si es que no hay una debida fiscalización por parte del
Estado hacia estas minerías legales, la legalidad solamente lo tendrían de título, ya
que muchas veces con tal de beneficiarse afectan a los demás y si son denunciados,
les ofrecen cantidades mínimas de dinero para que desistan, valiéndose del
desconocimiento que estos pobladores tienen. A nuestro parecer las minerías tanto
legales como ilegales no garantizan que vivamos en un ambiente saludable y
equilibrado, no comprometiendo a las futuras generaciones, ya que se trata de
recursos naturales no renovables.

-MOMENTO OPORTUNO PARA EJERCER EL DERECHO A LA CONSULTA PREVIA

Si se tuviera en cuenta la oportunidad del derecho a la consulta previa, que es obvio


debería ser antes de que se otorgue la concesión, no se tendrían los conflictos que se
muestran a diario en nuestro país. El estrado como ente vigilante de la protección de la
Nación debería no sólo pensar en el crecimiento económico del país sino también de
los derechos de sus habitantes como el derecho a la salud, integridad física y el más
importante de vivir en un ambiente sano y equilibrado. ¿Es cierto que la inversión
minera es la actividad que nos trae más ingreso como peruanos, pero, se está
respetando nuestros derechos? Los habitantes de los lugares que contienen
yacimientos mineros deberían ser consultados previamente a la concesión, y decidir si
acuerdan o no que las empresas mineras ingresen a trabajar a sus zonas, este
acuerdo debe contener las medidas necesarias que debe tomar la empresa minera
para brindar un bienestar a la población tanto laboral, económico y respecto al buen
desarrollo de su salud.
CONCLUSIONES:

-La extracción de minerales por las minerías ilegales, generan efectos devastadores
no sólo en nuestro ambiente sino también en las condiciones de trabajo que dan a sus
trabajadores y finalmente afectan en gran manera el derecho a la salud de los
habitantes de esas zonas.

Es tarea del Estado garantizar el bienestar de la población; sin embargo, no cumple su


labor adecuadamente, porque permite la informalidad de las mineras, si prestase más
atención estaría más cerca de la población y ver sus necesidades, apoyando su
formalización, solo así lograremos que se vulneren menos nuestros derechos.

RECOMENDACIONES:

- Nuestros gobernantes deben tener más presencia en las zonas donde se


realizan las explotaciones mineras.
- Se debe formar asociaciones en zonas mineras, conformadas por personas
que vivan allí para que puedan verificar de cerca lo que sucede y dar a conocer
a nuestras autoridades.
- El derecho a la consulta previa debe hacerse antes de cualquier trámite para
solicitar la concesión, para evitar conflictos posteriores.

BIBLIOGRAFÍA

-Guiza Suárez, Leonardo, et. Al. Actualidad y desafíos del derecho minero Colombiano.

Bogotá: Editorial Universidad del Rosario, 2016.

-Garay Salamanca, Luis Jorge (2013) Minería en Colombia, Derechos, Política Públicas y
gobernanza. Bogotá: Contraloría General de la República.
ANEXOS
Fuente: RAISG

FUENTE: MMAP

Bibliografía

https://www.enperu.org/ubicacion-geografica-region-madre-de-dios-peru-altitud-geografia-
puerto.html

https://elcomercio.pe/economia/peru/fiebre-oro-ilegal-noticia-madre-dios-610929-noticia/

http://www.elperuano.pe/noticia-detectan-110-areas-mineria-ilegal-73760.aspx

https://es.mongabay.com/2019/01/mapa-mineria-ilegal-amazonia/

También podría gustarte