Está en la página 1de 5

EL ADOLESCENTE Y SU GRUPO O ENTORNO SOCIAL

Es en la adolescencia cuando el individuo experimenta un desarrollo evolutivo


integral que pretenderá configurar la búsqueda de la propia identidad adaptada,
en el mejor de los casos, a su entorno social y familiar. Dicho desarrollo abarca
aspectos tanto físicos como cognitivos, emocionales y comportamentales, El
Adolescente y su Grupo o entorno social.

Durante los primeros años de vida es sin duda la familia el espacio evolutivo
donde el niño encuentra las claves necesarias que le permiten iniciar su largo
proceso de socialización. Poco a poco se irán incorporando elementos ajenos al
núcleo familiar, profesores y compañeros que completarán el grupo de
referencia. Será en la preadolescencia (periodo que abarca de los 11 a los 13
años aproximadamente) cuando aparecerán los primeros esquemas de
identificación y diferenciación, los primeros intentos de independencia de los
criterios familiares a partir de la formación de juicios críticos distanciados de los
modelos adultos y la capacidad de decidir por uno mismo.

A partir de ahora, será el grupo de referencia o grupo de iguales el espacio


social por excelencia que prevalecerá sobre los modelos familiares, aunque
éstos no desaparezcan completamente. El adolescente orientará los cambios y
avances al ritmo de su grupo, pero con la mirada puesta en sus padres en los
que busca opinión aunque sólo sea para posicionarse en contra.

Son muchos los retos a los que el joven deberá enfrentarse para componer su
estructura personal y social: definir las respuestas a los grandes interrogantes
sobre uno mismo, potenciar y consolidar la propia imagen, esbozar una
trayectoria profesional o de capacitación que le permita a medio plazo
autogestionar su vida, conseguir la pertenencia a un grupo de iguales donde
pueda crecer en continua interacción.

Delimitar el conjunto formado por “los amigos” no es siempre tarea fácil de


conseguir a pesar de las claras ventajas que supone. La necesidad de
pertenencia y aprobación social explicará muchos de los comportamientos que
el adolescente deberá poner en marcha para ser “uno más” del grupo y poder

[Fecha] 1
INTRODUCCION

La adolescencia es la etapa de transición de la infancia a la adultez en la vida del


ser humano; la palabra proviene del latín adolescens, que significa crecimiento. El
crecimiento en una persona es físico, psicológico y social, se presenta a lo largo
de la existencia, sin embargo, en la etapa de la adolescencia son muy
significativos, ya que el individuo deja de ser niño para convertirse en adulto, con
todas sus implicaciones.

El crecimiento físico consiste en aumento de estatura y cambios en las


proporciones corporales, y se presenta de dos maneras, una lenta y otra rápida;
las etapas de la vida que manifiestan el crecimiento rápido son: entre el
nacimiento y un año, y entre 12 y 18 años, ésta última es la que abarca la
adolescencia. El crecimiento físico en la adolescencia involucra las características
sexuales tanto primarias como secundarias, es lo que se conoce propiamente con
el nombre de pubertad, el término deriva del latín pubertas, cuyo significado es
virilidad, esto es, biológicamente el individuo tiene madurez para
la reproducción, más no madurez emocional.

Intelectualmente en la adolescencia se empieza a pensar en términos abstractos,


ya se es capaz de hacer inferencias y de razonar para la toma de
decisiones adecuadas.

Psicosocialmente, se pretende lograr cierto grado de autonomía


e independencia de los padres, se busca formar una identidad, por lo que los
padres deben tener un estilo educativo definido para poder ayudarles, ya que es
preciso la guía adecuada y la sensibilidad para determinar en qué momento
intervenir, porque en algunos aspectos el adolescente podrá tomar sus propias
decisiones sin problema, pero en otras no, y es cuando los padres deben
inmiscuirse, encauzándolo por el camino correcto.

Los tres desarrollos se interrelacionan provocando


los problemas de salud tanto física como mental. Los principales problemas que
se presentan en la adolescencia son los problemas alimenticios lo cuales,
independientemente de que por sí solo los adolescentes presentan depresión y
baja autoestima, los trastornos alimenticios también las inducen.

[Fecha] 2
[Fecha] 3
[Fecha] 4
[Fecha] 5

También podría gustarte