Está en la página 1de 10

7 píldoras mágicas para

mejorar con el ukelele


Enhorabuena por descargar tu regalo 

Todavía recuerdo cuando me trajeron mi primer ukelele a casa, no daba


crédito. Aquel pequeño instrumento que había pedido apenas una semana
antes, había llegado por fin a mis manos con su afinador y funda.

Por aquel entonces, nadie alrededor mío tocaba el ukelele. Vivía en una
pequeña aldea de Reino Unido, alejado de grandes urbes y las actividades que
hacía en común con mis compañeros de trabajo era salir a tomar unas pintas.

¿Por qué adquirí el ukelele entonces?

Pues porque tenía ganas de demostrarme a mí mismo que a pesar de no tener


el viento a favor, iba a poner todo lo que estaba en mis manos para aprender a
tocar el ukelele de una vez por todas.

“Si tu motivación supera tu miedo, crearás un desequilibrio positivo y


empezarás a tomar acción hacia tus metas”.

El principio no fue nada fácil, después del éxtasis inicial de tener un


instrumento tan exótico, quedó aparcado en la esquina de mi habitación. A
veces llovía y el tiempo no acompañaba, pero no tiré la toalla tan fácil.

Como se que no es sencillo tocar un instrumento desde cero, te quiero facilitar


unos consejos que me han ayudado a no estancarme en mi progreso.

Aquí van mis 7 píldoras mágicas para revolucionar tus habilidades ukelenianas:

http://ukeleleonline.com
1. Ten el ukelele a la vista

Algo tan simple pero tan magnífico como este hábito puede aumentar
drásticamente tus horas de práctica al mes.

Es algo que suena totalmente fuera de lógica pero que sin duda funciona.

En mis inicios cuando me daba el arrebato de tocar el ukelele, lo tocaba


efusivamente pero cuando se me pasaba el calentón… lo guardaba en su
funda y lo aparcaba en alguna esquina lúgubre.

Error.

Deja tu ukelele a la vista, cerca de tu sofá o al lado de tu mesita de noche.


Hazme caso. De esta manera cuando entres o salgas de tu habitación o
comedor (mínimo vas a pasar un par de veces al día) verás el instrumento e
irresistiblemente te preguntarás si estás correspondiendo con tus obligaciones.

Es posible que si ya llevas un tiempo tocándolo, puedas prescindir de este


consejo. Lo importante al principio es propiciar el hábito de ponerte a tocarlo.

Dicen que un hábito tarda en crearse alrededor de 28 días, así que te prepongo
dejar tu ukelele a la vista hasta el mismo día del mes siguiente ¿te atreves?

Empieza hoy.

http://ukeleleonline.com
2. Adapta el ukelele a tu vida, no al revés

La vida es muy ajetreada y hoy puede que tengas tiempo para tocar el ukelele
pero te aseguro que mañana entre el trabajo, compras y compromisos
sociales… te habrás olvidado por completo que tienes que tocar el ukelele.

Antes de nada, pregúntate si quieres tomarte esto mínimamente en serio.

No es una pregunta fácil, pero te aseguro que si la respuesta la tienes clara, te


ayudará indiscutiblemente a la hora de tomar decisiones respecto a tu tiempo y
sacarás horas de “debajo de las piedras” para dedicarlo a tu aprendizaje.

El siguiente paso es sentarte y ver una representación de una semana


cualquiera en tu vida. ¿Qué horario tienes de estudio/trabajo? ¿Qué hobbies
tienes en la actualidad? ¿Cuántas tardes tienes libres a la semana? ¿Qué
sueles hacer los fines de semana?

Estas preguntas te ayudarán a ser realista a la hora de marcarte tu propio


horario para tocar el ukelele.

Olvídate de ponerte objetivos muy a largo plazo, ¡no funcionan! Es mucho


más útil ponerte objetivos similares a estos:

 Tocar el ukelele 20 minutos, 2 veces a la semana.


 Practicar el rasgueo “” con “Do, Fa y Sol” este domingo.

Ten en cuenta que a la hora de marcarnos metas, estas deberían seguir el


acrónimo “SMART” (en inglés): tienen que ser específicas, medibles,
alcanzables, realistas y oportunas.

La filosofía es que el ukelele nos sirva a nuestra vida, no al revés. Tampoco


hay que obsesionarse ya que seguro conoces a cierta persona que empezó el
gimnasio con mucho ímpetu… y ¡lo acabó dejando a la segunda semana!

http://ukeleleonline.com
3. Alaba el ukelele

Repite conmigo:

“Viva el ukelele,

Con sus curvas y su forma.

Su poder es tan exótico,

y su sonido tan melódico.

Que viva el ukelele”.

Tu amor por el ukelele crece con tus alabanzas.

No tengas miedo a que te señalen como el rarito que está aprendiendo a tocar
el ukelele, pues las alegrías e innumerables satisfacciones que te va a
proporcionar este viaje… sobrepasan con creces el hecho de ser diferente.

No te escondas cuando seas el centro de atención en una conversación y te


pregunten “¿Tocas algún instrumento?”.

En ese momento no vale esconder la cabeza en tu caparazón y responder con


un tímido “sí, bueno, estoy aprendiendo…”

Si ya llevas un tiempo tocándolo, atrévete con tu punteo favorito o


arráncate con “La Bamba”.

Olvida toda la energía negativa reflejada en comentarios similares a “¿Ukelele?


Mejor aprender la guitarra que es más completa…” “¿Y esa guitarra tan
pequeñita se llama uke qué?” “El ukelele es para posturetas”.

A mí también me los han hecho y tan contento, forma parte del espectáculo.

Sal a tu parque, a la playa, a la montaña, a la fiesta de cumpleaños de alguien


y desenfunda tu ukelele. Alábalo. No tengas miedo a exponerte a los demás,
cuanto antes lo hagas, antes empezarás a volar.

http://ukeleleonline.com
4. Pon un metrónomo en tu vida

Quizás ha sido una de mis mejores decisiones en estos últimos meses.

Un metrónomo sirve para medir el tiempo en una canción. Puedes configurarlo


para que la velocidad vaya más rápida o más lenta. Es recomendable empezar
a practicar tu instrumento con el metrónomo a velocidades bajas, 70
pulsaciones por minuto (PPM) es un buen ejemplo.

¿Probamos un ejercicio chulo?

Si no tienes metrónomo todavía, dirígete a google y busca “metrónomo online”.

Una vez tengas la página abierta del buscador, arriba del todo del listado de
resultados tendrás un metrónomo online gratis, sitúalo en “70” y ¡dale al play!

A cada “tick” del metrónomo dale un rasgueo hacia abajo al ukelele. ¿Fácil?

Practícalo un rato y cuando vayas ganando confianza ves subiendo la


velocidad del metrónomo. Ya verás como a medida que subes la velocidad se
va complicando y es más difícil escuchar rasgueos “limpios”.

Incorporar un metrónomo, tanto físico como online es de vital importancia para


mejorar con el ritmo. Al introducirlo en mi rutina me di cuenta que aunque
sabiendo los acordes de mis canciones favoritas de pe a pá, no seguía el ritmo
correctamente a la hora del subidón de la canción (¡pues iba más rápido!).

En definitiva, un metrónomo te ayudará a llevar la batuta y no perderte por los


mundos de yupi musicales.

http://ukeleleonline.com
5. Explora otros géneros musicales

¿Te confieso un secreto? Me encanta el reggaetón.

Sí, he perdido algunos amigos por esto. Pero el reggaetón tiene un ritmo tan
singular y meloso que me entran unas ganas irresistibles de ponerme a bailar.

A parte del reggaetón, también me gustan otros estilos de música como el


pop/rock comercial, house y los grandes éxitos de los 80 y los 90.

¿Qué te quiero decir con esto?

Pues que si únicamente aprendo canciones latinas en el ukelele, mi


crecimiento “musical” va a quedar totalmente desequilibrado. Es importante
dedicar tiempo en aprender canciones de otros estilos musicales.

Imagina tu repertorio musical en el uke como una mesa con diferentes


patas.

Seguro que no quieres una mesa coja, ¿verdad?

Las patas son los estilos musicales donde se agruparán las canciones que
aprendas. Evidentemente, tu mesa será más sólida si hay un equilibrio entre
sus patas. Quizás es una metáfora algo insólita pero a mí me ha ayudado.

En internet hay multitud de letras de canciones con sus respectivos acordes.


Hoy en día, no tienes excusas para aprender canciones de todo tipo.

Fragmento de Fur Elise - Beethoven

http://ukeleleonline.com
6. Fórmate
Te has comprado el ukelele, lo has dejado a la vista para tocarlo más, tienes el
metrónomo online en marcadores pero ¿formarme en ukelele es necesario?

Déjame decirte lo que hace la persona media que se compra un ukelele: lo toca
de vez en cuando, aprende un par de canciones de su gusto y… poco más.

Formarse es muy importante, sobre todo en lo que nos gusta (pues se disfruta
el doble). Si no lo haces, dejas de progresar.

Llegados a este punto, tienes dos opciones:

Formarte gratuitamente, como puedes hacer en internet. Algunos ejemplos


interesantes son mi canal de YouTube o mi Blog. Hoy en día el contenido rey
en internet es el vídeo por la comodidad que ofrece. Aunque también te sugiero
que complementes los vídeos que puedes encontrar tanto en mi canal como en
otros canales, con material en formato lectura para poder profundizar.

Formarte adquiriendo productos de pago, otra opción a explorar. Aquí tienes


tanto el aprendizaje en formato presencial como: clases particulares, talleres
grupales o seminarios. Como el formato online: clases vía Skype, ebooks o
cursos de ukelele en la web.

Todo depende de tus gustos y de lo que más se adapte a ti.

En mi caso particular, utilicé internet para formarme gratuitamente en mis


inicios. Con el paso del tiempo, me di cuenta que tonteaba mucho rato viendo
vídeos y acabé comprándome el libro El método para ukelele de Hal Leonard.

Este libro me reeducó quitando malos hábitos y me hizo avanzar a grandes


pasos en poco tiempo con la teoría musical. Puede que a ti te ayude también.

En definitiva, fórmate y arriésgate a ser mejor.

http://ukeleleonline.com
7. La práctica hace al maestro
A nadie se le ocurriría adelgazar de peso solo con leer un libro de dietas.
Menos todavía conducir un coche solo con leerse un manual de conducción,
¿verdad?

Pues lo mismo se aplica con el aprendizaje de instrumentos musicales.

¡De poco te va a servir formarte si no pones en práctica las enseñanzas!

Es muy importante que a la hora de practicar no adquieras malos hábitos, así


que estos son los pasos que te propongo a la hora de practicar con el ukelele:

1. Adquiere una buena postura


2. Afina el ukelele
3. Calienta tus manos
4. Practica un par de escalas
5. Lánzate a por esa canción

Busca un lugar sin mucho ruido y con pocas distracciones para practicar. ¿Qué
tal el comedor de tu casa? ¿Y tu habitación? ¿Quizás un parque cercano?

Práctica, práctica y más práctica. Eso es lo que necesitan tus dedos.

http://ukeleleonline.com
Nota final

Ahora es mi turno para darte las gracias. Vivimos en un mundo donde hay
tantas distracciones y gratificación instantánea… que el hecho de que hayas
invertido tu valioso tiempo leyendo este ebook que he escrito con tanto cariño,
me demuestra bastante.

Sin embargo, esto no acaba aquí. Es más, me atrevo a decir que tu aventura
en el maravilloso mundo del ukelele no ha hecho más que empezar. Ahora solo
queda poner en marcha estas píldoras mágicas para despegar con tu uke.

¿Quieres ser la primera persona en recibir más regalos como este?

Sígueme en las redes sociales:

Youtube | Facebook | Instagram

¿Tienes alguna duda o sugerencia?

No dudes en contactarme, me gusta saber de ti.

Un abrazo y…

A poner un ukelele en tu vida 

Javier.

http://ukeleleonline.com