Está en la página 1de 301

BIOTA Y ECOSISTEMAS DE GORGONA

Jaime Aguirre C.
Orlando Rangel Ch.
Editores
Edición: 1.000 ejemplares
Noviembre de 1990

Diagramación y diseño: Juanita Uribe de Arango


Dibujo de mapas: Melba de León
Dibujo de figuras e Ilustraciones: Eugenia Rico de Brieva, Rafael Cruz
Fotografías: Fernando Urbina, Jorge Mario Múnera, Orlando Rangel
Foto de Carátula: Fernando Urblna
Corrección: Alberto Estrada M.
Impreso en: Editorial Presencia Ltda.

Los autores expresarnos nuestros agradecimientos al Fondo FEN Colombia, a la Universidad NaclonaJ de Colom-
bia, a la División de Parques Naturales del Inderena, a la Dirección del Parque Nacional Natural Isla Gorgona. Al
Dr. A. L. Gentry, Dr. Helmut Sturm, Dr. Rob Gradsteln, Dr. Sllvlo Zuluaga, Dr. Gabriel Gulllot, Dr. Emilio Yunls
y Dr. Santiago Duque por sus aportes críticos y sugerencias.
Las Ideas expuestas por sus autores son responsabilidad exclusiva de los mismos y no comprometen a sus edito-
res, ni al Fondo FEN Colombia

e Fondo para la Protección de l Medio Ambiente -FEN- Colombia.


ISBN 958-9129-17 -X
Contenido

Presentación 7

Introducción 9
Jaime Agulrre C. y Orlando Rangel Ch.

Capítulo 1: Clima 11
A. Macroclima de Gorgona y de la región costera aledaña 13
Orlando Rangel Ch. y Agustín Rudas Ll.

B. Aspectos microclimáticos 42
Orlando Rangel Ch. y Agustín Rudas Ll.

Capítulo 2: Geología y Suelos 53


A. Geología 55
Rubén Lllnás, Juan Pinto, Fabio Peña y Freddy Caro

B. Suelos 65
Clara Chamorro B.

Capítulo 3. Biología del suelo 73


A. La fauna edáflca 75
Clara Chamorro y María Romero

B. Artropofauna asociada al suelo 91


Gonzalo Andrade, Alberto Cadena , Marce la Gómez, Jaime Uribe y PUar Benavides

Capítulo 4: Vegetación 107


A. Tipos de vegetación 109
Orlando Rangel Ch.

B. Aspectos estructurales, dinámicos y fisionómicos de la vegetación 127


Orlando Rangel Ch., Jaime Aguirre C. y Roberto Sánchez

C. Aspectos biotipológicoS)Y morfológicos 152


CUia Fuentes, Orlando Rangel y Jaime Uribe
D. Las biófritas 170
Agustín Rudas y Jaime Aguirre Ch.
Capítulo 5: Fauna 213
A: Aspectos generales de la comunidad de aves 215
Bernardo Ortlz von Halle

B. Notas sobre la fauna de murciélagos 236


Alberto Cadena. Marcela Gómez, Gonzalo Andrade y Angélica Peñuela
C. Poblaciones de ratas (Proechirnys semlesplnosus) 244
Marcela Gómez, Martha Bueno y Alberto Cadena
D. Inventarlo de mariposas 252
Gonzalo Andrade

Capítulo 6: Biodiversidad en aguas dulces de la isla 261


A: Blodlversldad en aguas dulces de la isla 263
Plutarco Cala

Capítulo 7: Caracterización ecológica. Síntesis final 275


Orlando Rangel Ch. y Jaime Agulrre C.

Apéndice: Referencias Bibliográficas 293


Elsa Matllde Escobar
Presentación

Gorgona: una cárcel que dejó de serlo


El siglo XX premonltorlamente anunciado en la exposición universal de París, como aquel en el cual las
máquinas y la tecnología a disposición del hombre moderno transformarían la naturaleza en grado su-
mo y crearían condiciones materiales completamente nuevas para la sociedad, ha llegado a sujln.
El balance, si francamente se pudiera hablar de la posibUidad de hacerlo, muestra un saldo de errores
tan elevado, que con desconfianza se llega considerar lajustificación de los aciertos. Dos grandes gue-
rras y un conflicto militar permanente a todo lo largo de los últimos 100 años , han dejado millones de
víctimas que solamente la sinrazón del hombre podríajustljlcar. Grandes diferencias entre los poseedo-
res y los desposeídos se presentan aún y los países industrializados concentran la riqueza y muestran
su avariciafrente a la naturaleza y a los demás países.
Con grandes contradicciones por resolver, la sociedad mundial definales del siglo XX se enfrenta con el
profundo dilema de cómo continuar creciendo sin socavar las basesfundamentales que permiten la vida
en la tierra. Por esta razón, si bien su alcance es limitado,- las acciones tendientes a preservar de la
destrucción porciones del planeta es francamente loable y merecedora de todo respeto.
Procesos geológicos y biológicos cumplidos durante mUenios, aún no muy bien esclarecidos, llevaron a la
naturaleza a dliflnir una isla en el Océano Pacifico, que tiene particular interés biótico y hace parte del
territorio de Colombia. Esta isla, Gorgona, ha sido seguramente también testigo de la aventura del hom-
bre en el Pacifico, por ser un sitio en donde a no dudarlo, se encontró refugiofrente a las costas de man-
glares del continente. Cabe imaginar en ella ancestrales navegantes mitigando la sed; así como
antepasados indígenas americanos, utilizándola para la pesca o como punto de apoyo para sus recorri-
dos continentales. En la historia reciente, sirvió tanto a conquistadores europeos como a sus corsarios
para apoyar sus empresas comerciales. Toda esta historia culmina con dramatismo al ser es'tableclda
en la isla una prisión para reos de alta peligrosidad, quienes, junto con sus guardianes, la habitaron
largos y dolorosos años. Muchos de estos últimos habitantes, todavía con criterios robinsonianos, trans-
formaron importantes sectores de la isla para obtener combustibles o con el ánimo de realizar, con muy
poco éxito, plantaciones con las qué mitigar las carencias del sistema de prisiones. Años d e slifrimiento
y melancólica esperanza para todos los presos: reos y guardianes de la prisión Gorgona, son los últimos
testimonios de una absurda presencia humana, antes de que la isla fuera declarada Parque Nacional
Natural y se erradicara de allí la penitenciaria y su injusticia.
Muy particularmente despw?s de la declaratoria en Parque, la isla se ha convertido en un escenario pro-
picio para el trabajo d e los naturalistas, quienes francamente han dado una respuesta positiva Y cabal,

7
ante el difícU reto de ocupar cientiflcamente a Gorgona. En la actualidad se realizan permanentemente
trabajos de investigación en la isla y sus alrededores marinos.
El presente libro, editado por el Fondo FEN-Colombta, recoge los aportes de un importante número de
cientiflcos de la Universidad Nacional y en él, no solamente cabría resaltar la riqueza de los trabajos in-
dividuales, sino muy particularmente el esfuerzo realizado por el conocimiento del ecosistema y la inter-
pretación holística, como una señal del tipo de aproximación necesaria para estas investigaciones. El
paso a través de las páginas de cada uno de los capítulos del presente volumen, lleva a un sugestivo
ejercicio de la imaginación e insinúa, por supuesto, la importancia de profundizar en el conocimiento de
la naturaleza de la isla y sus mares y de trabajar con particular ahínco en aquellos temas aún no sufi-
cientemente explorados.
Pablo Leyva
Bogotá, D.E., noviembre 27 de 1990.

8
INTRODUCCION

Jaime Aguirre-C.
Orlando Rangel-Ch.

La isla Gorgona, su paisaje, sus recursos biológicos y su encanto general han sido fuente de atracción
directa para muchas personas desde la época del dominio español en nuestras tierras. De acuerdo
con Torres (1986), en 1525 Pizarro la utilizó como refugip temporal. Más tarde el pirata inglés Bartho-
lomew Sharp la ocupa como punto estratégico en la travesía Perú-Panamá; posteriormente Roger
Woodes toma posesión de la isla. Losherederos del sargento Federico D'Gross promovieron juicio de-
posesión sobre Gorgona y Gorgonilla y usufructuaron la propiedad hasta principios de este siglo
cuando se negoció buena parte de la isla con la familia Payán. A las familias D'Gross y Payán les
compró su propiedad el gobierno nacional para establecer una prisión de alta seguridad. En 1984 la
isla y las zonas marinas circundantes fueron declaradas Parque Nacional Natural.
El marco tectónico de la isla no está bien definido. En sentido estructural se plantean tres posibilida-
des (Echeverría, 1978): A) Representa la isla una extensión sureña de la Serranía del Baudó?. B) Son
las islas bloques de edad cretácica que provienen de la cordillera occidental, las cuales han rotado al
noroeste con relación a la dirección original? C) Es una isla oceánica?. Según Gansser (1950) y West
(1957), la estructura de la isla se deriva del geosinclinal de Bolívar (aprox. 1500 km, desde el golfo de
Urabá hasta el golfo de Guayaquil) y hace 27 millones de años estuvo ocupada por el mar. Están rep-
resentadas rocas básicas del eoceno, mioceno medio y superior. En el sustrato marino existen rocas
ígneas básicas del eoceno superior, e igualmente material sedimentario insular y marino del plioceno
y pleistoceno. Llinás et al. (en este volumen) postulan un origen común para todas las rocas de la isla,
a partir de un derrame de lavas que formaron secuencias con características diferenciales. Estos au-
tores señalan que las Komattltas probablemente son de edad mesozóica.
Las cordenadas geográficas de la isla son: 2"47' y 3"6' latitud norte, y 78"6' y 78"18' longitud oeste
tMéiP-a.V).La parte terreste de las islas ocupa 1.568,4 ha, de las cuales 1.364 presentan topografía es-
carpada con pendiente de 50-75%; solamente 222,3 ha son planas con pendiente que no sobrepasa
12% (Chamorro, en este volumen).

9
Blota y Eco81etell>as dé C:orgpr¡a

Los suelos de la isla son del orden Entisoles e Inceptisoles, suelos incipientes, poco evolucionados con
tres grandes grupos: Dystropets oxicos y típicos y Eutropets; en general son suelos desaturados, muy
ácidos y con capacidad de intercambio catiónico de moderada a alta (Chamorro, en este volumen).
Con motivo de ser declarada isla ciencia aparecieron varias publicaciones sobre sus recursos bióticos.
Entre estas se destacan las contribuciones de Femández-P. (1984), con su lista de especies vegetales
y la compilación con aportes novedosos de Von Prahl & Alberico (eds.,l986), quizás hasta ahora el
trabajo más completo, no obstante que su enfoque reside en la biología marina.
En 1985 el entonces rector de la Universidad Nacional de Colombia, doctor Marcos Palacio, visitó la
isla y a su regreso motivó a los directores del Departamento de Biología y del Instituto de Ciencias Na-
turales para que se vincularan a las tareas de investigación científica. La Facultad de Ciencias comi-
sionó al profesor Jaime Aguirre C. para que llevara su representación ante el comité interinstitucional
que coordinaría la investigación en Gorgona.
Los esfuerzos institucionales de la Facultad de Ciencias se canalizaron programando actividades tales
como el desarrolo de curso de campo en la isla. En 1987 se aprobó por parte del Fondo para la Protec-
ción del Medio Ambiente (José Celestino Mutis-FEN Colombia) y del Inderena, el proyecto de investi-
gación Biota y Ecosistemas de Gorgona y Gorgonilla.
La investigación planteada tenía como propósito fomentar el trabajo intra e interdisciplinario, y pre-
tendía generar conocimiento básico o de inventario sobre los componentes de un sistema biótico como
son clima, geología, suelo, vegetación y fauna.
Es evidente que el marco teórico en el cual se desarrolló el programa, tocó especialmente los aspectos
estructurales y /o descriptivos de un sistema biológico. A partir de esta aproximación, deberán desa-
rrollarse en un futuro, programas que cubran aspectos funcionales como flujo de nutrientes, ciclos
demateriales y dinámica de poblaciones que requieren de los estudios básicos aquí consignados.
Deseamos que los esfuerzos que invierte la sociedad colombiana y en particular algunas entidades in-
volucradas en la conservación de la cuenca del Pacífico, se vean recompensadas con la apariciónde
este trabajo.
Se pretendió procesar la información y presentar los resultados de manera integral, para ofrecer un
documento de excelente calidad académica que constituya fuente primaria de consulta para todos los
interesados en el conocimiento y conservación de este patrimonio único de los colombianos: Gorgona.

REFERENCIAS
ECHEVERR!A, L. M. 1982. Komatiltesjrom Gorgona Island, Colombia. En: ARNDT, N. T. & E. G. NIS-
BET (edit.), Komatiites 199-209. London,George Allen & Unwin.
FERNANDEZ-P., A. 1985. Primer catálogo de las plantas de las islas de Gorgona y Gorgonllla. Gorgona
Nº l. Programa la Universidad en los Parques. Inderena. 16 pp. Bogotá.
GANSER, A. 1950. Geological and Petrological notes on Gorgona lsland in relation to north-western
SouthAmerica. Schweiz, Mineral Petrogr. 30: 219-237.
TORRES, E. 1986. Historia de Gorgona. En: Von Prahl y M. Alberico. (eds). Isla de Gorgona. Biblio-
teca Textos Universitarios, Banco Popular. Bogotá.
VON PRAHL, H. & M. Alberico. (eds). Isla de Gorgona. Biblioteca Textos Universitarios, Banco Popular.
Bogotá.
WEST,C. R.1957. The paciflc lowlands o] Colombia. Lousiana State University Pres.

10
Capítulo 1

Clima

Foto: Fernando Urblna


A. MACROCLIMA DE GORGONA
Y DE LA REGION COSTERA ALEDAÑA

Orlando Rangel-Ch. 1
Agustín Rudas-LL.

INTRODUCCION masa ecuatorial del norte (MEN), la masa ecua-


torial continental (MEC), la masa ecuatorial
El carácter insular de Gorgona y su variada bio- atlántica (MEA) y la masa ecuatorial pacífica
ta constituyen condiciones muy especiales que (MEP).
hacen atractivas las posibilidades de análisis de
cada uno de los componentes mayores de sus En esta contribución se siguen los lineamientos
sistemas bióticos (suelo, clima, poblaciones ve- metodológicos de trabajos anteriores sobre siste-
getales y animales). En razón al corto período de mas bióticos de las cordilleras andinas (Rangel y
instalación y al funcionamiento de una estación Espejo 1989).
meteorológica en la isla ( 1986), se planeó exten-
der el análisis macroclimático a regiones ale-
dañas de la costa pacífica.
Sobre el clima de la región pacífica colombiana, METODOLOGIA
se cuenta con la contribución de Trojer (1958),
La información meteorológica se tomó de los re-
trabajo clásico que ha servido de modelo a enfo-
portes del HIMAT (Instituto Colombiano de hi-
ques posteriores como los de Oster ( 1979) y
drología, ·meteorología y adecuación de tierras), y
Mejía (1989). Todos los autores consideran que
se consignó en las tabla 1.1. Los datos de Gor
el clima de la región está influenciado por la zo-
gona fueron cedidos amablemente por el biólogo
na de convergencia intertropical (ZCIT) y sus
Bernardo Ortiz. Para cada estación se analizaron
movimientos relacionados con la traslación de la
los parámetros: temperatura, humedad relativa,
tierra. Mejía ( 1989) aduce también la influencia
evaporación, brillo solar y precipitación. Los ba-
de corrientes o masas grandes de aire como la
lances lúdricos se realizaron según la formula-
ción de Thornthwaite (Eslava et. al., 1985). En
las gráficas que relacionan temperatura y hume-
1 Instituto de Ciencias Naturales. Universidad Nacional de dad relativa la escala 1:4 es arbitraria.
Colombia.

13
'1

....
~
CD
¡;·
¡;
Tabla 1.1 '<

Promedios multianuales de los factores cümáticos en las estaciones incluídas ..~..


¡¡;·

ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC Anual
.I n......
o
óao
Buenaventura 'J'Omáx 32,0 33,2 33,0 33,4 32,5 32,5 31,3 30,5 31,8 32.1 Ji:
31.9 31.3 31.4
TC 25,9 26,3 26.4 26.4 26,2 26,0 25.9 25,6 25,5 25,3 25,3 25,6 25,9
Tmín 21.4 21.8 21.6 21.4 21.3 21.5 21.4 21.3 21.4 21.4 21,0 21.6 21.4
Oscil. T 10,6 11.4 11.4 12.0 11.2 11.0 10,5 10,0 10,0 9,9 9,5 10,2 10.6
Brillo solar 149,0 138,0 136,0 135,0 135,0 136,0 147,0 130,0 128,0 123,0 132,0 142,0 135,9
P(mm) 360,3 300,3 403,8 449,9 646,0 558,3 612,3 833,4 840,4 896,7 810,4 625,4 7337,2
HR% 85,0 84,0 85,0 84,0 85,0 85,0 85,0 86,0 85,0 86,0 86,0 86,0 85,2
Evap. (mm) 109,2 97,5 117,7 110.1 103,6 95,0 115,0 108,8 98,4 92,3 101,7 89,1 103,2

ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC Anual

Condoto Tmáx 32.2 32,3 33,0 33,0 32,9 32,8 33,2 32,8 32.3 32,3 32.1 32.1 32,6
TC 25,8 25,9 26.1 26,0 26,0 25,6 25,4 25,2 25.4 25,2 25.1 25,3 25,6
Tmín 20,9 20,7 20,8 21.1 20,9 20,8 20.7 20.7 21.0 20,9 20,8 21 ,0 20,9
Oscll. T 11.3 11.6 12,2 11,9 12,0 12,0 12,5 12,1 11,3 11,4 11,3 11,1 11.7
Brillo solar 72,0 54,0 69,0 . 79,0 101,0 89,0 126,0 105,0 108,0 94,0 82,0 77,0 88,0
P(mm) 501,0 442,2 510,7 519,0 661,2 596,8 544,3 670,2 646.2 637,3 568,5 542,7 6840, 1
HR% 90,0 90,0 89,0 89,0 90,0 90,0 89,0 90,0 89,0 90,0 91,0 91,0 89,8
Evap. (mm) 67,1 66,9 72.8 78,4 80,5 79,8 84,0 76,8 74,1 77,5 66,1 68,4 74,4

ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC Anual

Guapi Tmáx 32, 1 32,1 32,1 32,5 31,9 32,0 31.3 31,9 30,9 31,7 31,2 31,2 31.7
TC 25,4 25,7 26,1 26,2 26,0 25,7 25,8 25,6 25,5 25,4 25,4 25,4 25,7
Tmín 20,1 21.2 20,9 21,1 21.1 20,7 20,4 20,6 20,7 21.2 20,8 21.1 20,8
Oscil. T 12,0 10,9 11.2 11,4 10,8 11,3 10,9 11.3 10,2 10,5 10,4 10,1 10,9
Brillo solar 82,0 72,0 90,0 94,0 104,0 96,0 104,0 . 87,0 78,0 74,0 73,0 72,0 85,5
P(mm) 384,7 386,0 336,0 372,6 626,8 553,2 388,5 347,3 458,8 394,7 295,4 341.3 4885,3
HR% 92,0 91,0 90,0 91.0 92,0 93,0 92,0 92,0 91.0 92,0 92,0 93,0 91,8
Evap. (mm) 66,3 65,3 77,3 74,0 73,9 69,7 73,7 69,7 74.1 66,5 62,6 56,6 69,1
Tabla 1.2

Promedios multianuales de los factores climáticos en las estaciones incluídas

ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC Anual

Tumaco Tmáx 31 ,4 31.7 31,8 31.3 31.0 30,9 30,9 30,9 30,8 31.2 31.2 31.0 31 ,2
TC 25,8 26.4 26,6 26,6 26,3 26,3 26,2 26, 1 26, 1 26,2 26,2 26.1 26,2
Tmín 20,1 20.4 20,6 20,7 20.4 20,6 20,2 18,9 20.4 20,2 20,3 20,1 20,2
Oscll. T 11.3 11,3 11.2 10,6 10,6 10,3 10,7 12,0 10,4 11,0 10.9 10.9 10,9
Brillo solar 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1.
P(mml 244.8 228,3 229,2 286,6 280,2 297,3 183,0 103,5 101.4 88.7 80,9 126,4 2250,3
HR% 85,0 84,0 85,0 85,0 85,0 86,0 84,0 84,0 83,0 83,0 83,0 84.0 84,3
Evap. (mm) 5 .1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. o.o

ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC Anual

Gorgona Tmax 28,4 28,8 29,2 30,2 29,2 28,4 28,3 28,2 27,7 27,6 28,2 28,0 28,5
TC 25,8 26,0 26,0 26,6 26,0 26,0 26,0 25,9 25.7 25,8 26,2 25,9 26,0
Tmin 23,7 23,8 22,8 23.2 24,6 23,7 23,8 23,8 24,0 24.1 24,1 24, 1 23,8
Oscll.T 4 ,7 5,0 6,4 7,0 4,6 4,7 4,5 4,4 3,7 3,5 4.1 3,9 4 ,7
Brillo sola 98,0 120,0 198,0 108,0 83,0 52,0 86,0 76,0 66,0 86,0 79,0 86,0 94,8
P(mm) 495,0 212.0 151,0 471.0 944.0 819.0 7·9 9,0 663,0 562,0 580,0 495,0 503,0 6694,0
HR% 92,0 87,0 90,0 93,0 93,0 94,0 91,0 88,0 91,0 94,0 93,0 90,0 91.3
Evap. (mm) 5 .1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 5.1. 0,0
v vtent m/s 1. 1 1.8 1.7 1,5 1.4 1.6 1,5 1.8 1.6 1,5 1,6 1.7 1 ..,.,~
~
e:
........
9

C)
o
ol
o
.."
...,
'<
Q.

;;
"J.
o-
"
2
¡;
..
Al

-
(11
....
[
"'
Biola y ecosistemas de Gorgona

Las estaciones climatológicas cuyos reportes Oscilación de la temperatura


constituyen la base del trabajo, tienen las si-
guientes coordenadas geográficas: El comportamiento de la oscilación anual de las
temperaturas extremas sigue la tendencia de la
eondoto: 5 grados, 6 minutos N - 76 grados, 4 media; en los primeros meses del año (enero-
minutosW. junio) se encuentran los valores más altos de la
Buenaventura: 3 grados, 53 minutos N - 77 gra- oscilación, mientras que en la segunda parte del
dos, 4 minutos W año estas diferencias son muy ligeras.

Guapi: 2 grados, 37 minutos N- 77 grados, 49


minutosW Humedad relativa
Tumaco: 1 grado, 49 minutos N - 78 grados, 45 (Figuras 1.3 - 1.4)
minutosW
En ge~eral para todas las estaciones la marcha
Gorgona: 2 grados, 47 minutos N- 78 Grados, 6 anual del fenómeno señala la distribución ho-
minutos W mogénea de los valores alrededor de la media,
85.2%. La variación máxima con respecto a esta
RESULTADOS media es 3% en Gorgona; los meses con valores
altos de temperatura, coinciden con los meses
Temperatura con valores menores para la humedad relativa a
excepción de Tumaco. El valor promedio anual
(Figuras Nº 1.1 -1.2) más alto se encuentra en Guapi 91.8% y el más
Temperatura máxima. Para las estaciones que bajo en Tumaco 84.3%.
se incluyen en el estudio el valor más alto de
temperatura máxima, el mes en el cual se alean-
. za este valor y la diferencia entre los valores ex- Evaporación
tremos son los siguiente: (Figura 1.5)
Buenaventura: 33.4 grados e; abril; 2.9 grados e En Buenaventura la marcha anual del meteoro,
eondoto: 33.2 grados e ; julio; 1.1 grados e muestra una repartición equilibrada en el núme-
ro de meses con valores por encima y por debajo
Guapi: 32.5 grados e;abril; 1.3 grados e de la media. Se presenta una época de mayor re-
Tumaco: 31.8 grados e; marzo; 1 grado e torno de agua a la atmósfera entre marzo y
agosto; los meses con valores mayores coinci-
Gorgona: 30.2 grados e; abril; 2.2 grados e den con los valores más altos de temperatura.
Temperatura media. Las curvas que muestran Es la estación con valor promedio mayor (103.2
la marcha anual de este parámetro son bastante mm); el menor valor se obtiene en diciembre,
homogéneas y señalan una isotermia anual con (89.1 mm), mes en el cual los valores de las tem-
un promedio de 26 grados e y una desviación peraturas están cerca al promedio y los de hu-
máxima de 1.4 grados e en Buenaventura, y medad relativa son mayores.
mínima de 0.4 grados e en eondoto En eondoto al igual que en la estación anterior,
Temperatura núnima. Para las estaciones que hay una repartición entre los meses con valores
se incluyen en el estudio el valor menor de tem- inferiores y superiores a la media. La época con
peratura mínima, el mes en el cual se alcanza mayor transferencia de agua a la atmósfera se
este valor y la diferencia entre los valores extre- inicia en abril y va hasta octubre, a unque sep-
mos son los siguiente: tiembre tiene valores ligeramente inferiores al
promedio (74.4). El valor extremo (84 mm) se ob-
Buenaventura: 21 grados e; noviembre; 0 .8 gra- tiene en julio, los valores más altos de evapora-
dos e ción coinciden con los más altos de temperatura
eondoto: 20.7 grados e; febrero, julio y agosto; y el valor ms bajo, (66.1 mm), se alcanza en no-
0.4 grados e viembre, cuando la temperatura es baja y la
humedad relativa alta. Esta es la estación con el
Guapi: 20.1 grados e; enero; 1.1 grados e valor más cercano al de Buenaventura.
Tumaco: 18.9 grados e ; agosto; 1.8 grado e En Guapi en la marcha anual de la evaporación
Gorgona: 22.8 grados e; marzo; 1.8 grados e predominan los meses con valores por encima a

16
A. MacrocUma de Gorgona y de la región costen aledalla

Figura 1. 1

Marcha diaria de la temperatura máxima, media y mínima


A. Municipio de Buenaventura

35

30
.-·--·-·-·---------._____________.
25

20 ·--·--·--·--·--·--·--·--·--·--·--· ·•- PC max

-D- PC med
15
·•· PC min
1o

EI\E FES MAR ABR MAY JUN JUL PGJ SEP OCT t-DV DIC

B. Municipio de Condoto

35
30 ·'--1·--·----l--11·--·----~·----~·----~·----------·
25 -•· PC max
20 ·--·--·--·--·--·--·--·--·--·--·--· D PC med
15
1o ·•· PC min

5
o +---~~--~--~--~--~~~~--~--~--~~
EI\E FES MAR ABR MAY JUN JUL PGJ SEP OCT t-DV DIC

17
Biota y ecosistemas de Gorgona

Figura 1.2

Marcha diaria de la temperatura máxima, media y mínima


A. Municipio de Guapt
35

30

25

20

15
. .--·-·-·-·-·--·-·-·-·- -• - roe max
o roe med
-· - roe min
1o

EllE FES MAR ABA W.V JUN JUL P/20 SEP OCT tOI OIC

B. Municipio de Tumaco

35

30
11- • • •
• • • • • • • •
25
• PC max
20 ·- · - ·- ·-·-·-·--.-----.-·-·-· D PC med
15
-• - PC min
10

e-¡: Fel MN1 ABA W.V .lJN JUL NXJ 9EP OCT PQ OIC

C. Gorgona

35
30
25 -• - PC max
20
D PC med
15
1o -•- PC min

5
o
EI\E FEB MAR ABR ~y JUN JUL AfX> SEP OCT NOV DIC

18
Bíota y ecosístemas de Gorgona

Figura 1.4

Marcha anual de la temperatura y humedad relativa


A. Municipio de Guapi
100
29
27 90
25 -G TºC
23 80
21 -• - HR%

19 70
17
15 +-~--~~--~~--~~--~~--~~--~ 60
8\E FEB MAR ABR MAY JUN JUL N2D SEP OCT NOV DIC

B. Municipio de Tumaco

100
29
27 90
25
23
21
------·--·------~·--· -·-·-___. 80
-G TºC

-• - HR %

19 70
17
15 60
8\E FEB MAR ABR MAY JUN JUL N2D SEP OCT NOV DIC

C: Gorgona

1 00
29
27
25
-G TºC
23 80
21 -•- HR%

19 70
17
1 5 +----.-------.----r----r---.---.---.----r--.---.----.---+ 6 o
8\E FEB MAR ABR MAY JUN JUL AOO SEP OCT NOV DIC

20
A. Macroclima de Corgona y de 1a "'glón costera oledafto

Figura 1.5

Marcha anual de la precipitación y de la evaporación


A. Municipio de Buenaventura
1000
900
800
700
600 ~ P ( mm)
500 • Evap. (mm)
400 - Pmedia
300
200
100
o
ElE FE8 MAR ABA MAY JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC

B. Municipio de Guapi

1000
900
800
700
600 mP(mm)
500 • Evap. (mm)
400 - P media
300
200
100
O ~.yu.~~~~~~-Y~~~um~~~~~
8'E FE8 MAR ABA MAY JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC

C. Municipio de Condoto

1000
900
800
700 ~ P(mm)
600
!iOO 11111 Evap. (mm)
400
- P media
300
200
100
o 11 Íll 1111 11 1111 ~~~~ 111 111
EJ1E FEB MAR ABA MAY JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC
1111
• 1111

21
Biota y ecosistemas de Gorgona

la media (69.1), que se reunen en una época que coincide también con la primera fluctuación de
va desde marzo hasta septiembre. La transferen- la humedad relativa y con los meses más secos o
cia mayor de agua a la atmósfera se efectúa en con menor cantidad de lluvia.
marzo (77.3 mm); el inenor valor de evaporación
Para Tumaco no hay información.
se presenta en diciembre (56.6 mm) mes en el
cual las temperaturas son bajas y la humedad
relativa es alta.
Precipitación
Para Tumaco y Gorgona no se dispone de datos
de evaporación. (Figura 1.5- 1.6)
En Buenaventura el patrón de distribución de
las lluvias puede calificarse como bimodal - te-
Brillo solar traestacional atípico, con un período de concen-
tración de lluvias de 6 meses de duración, que
(Figura l. 7)
se inicia en julio y culmina en diciembre. En es-
En Buenaventura la época de concentración del ta parte caen 4.618,5 mm que equivalen al 63%
meteoro comprende desde diciembre hasta mar- del total anual de precipitación; el mes ms
zo, con un valor máximo en enero (149 h.m.). húmedo es octubre con 896,7 mm. La época de
Entre abril y noviembre el fenómeno disminuye menor concentración de lluvias, de 4 meses de
a excepción de julio que muestra un valor supe- duración, comprende desde enero hasta abril
rior al promedio; el valor más bajo (128 h.m.) se con 2.073 mm que significan el28% del total. Le
presenta en septiembre. Seis meses tienen valo- sigue mayo un mes húmedo para continuar con
res mayores al de la media, cuatro son inferiores junio y su típico veranillo. El mes con valor más
y dos son iguales. La variación entre los valores bajo es febrero con 300,3 mm; el rango de varia-
extremos es 26 h.m., cifra inferior al promedio ción es del orden de 596,4 mm, cifra cercana al
mensual. promedio (611 mm).
En Condoto la época de concentración del brillo La variación interanual (1969 - 1984) muestra
solar va desde mayo hasta octubre con un valor predominio de los años húmedos sobre los me-
máximo en julio (126 h.m.); entre noviembre y nos húmedos o secos en sentido amplio. (Figura
abril los valores se sitúan por debajo de la media 8A)
mensual (88) con una expresión mínima en fe-
Si se compara un año húmedo (1975) con uno
brero (84 h.m.). La oscilación entre los valores
seco (1972) se observan las siguientes particula-
extremos es 72 h .m., cifra que se acerca al pro-
ridades: (Figura 1OA)
medio mensual.
En un año húmedo:
En Guapi entre marzo y agosto los valores son
mayores al promedio mensual, el valor más alto La mitad de los meses tienen valores por encima
(l 04 h. m.) se alcanza en mayo y julio. De sep- del promedio mensual.
tiembre a febrero disminuye la intensidad del
Se recibe un exceso de agua de 913 mm que
brillo solar, el cual se hace mínimo en diciembre
equivale a un 12% del total. Con relación al total
y en febrero (72 h .m .). La variación entre los va-
captado en un año seco, este exceso es de 2.60 1
lores extremos es 32 h.m., cifra muy inferior al mm.
promedio.
La variación entre el mes con mayor valor de
En Gorgona la época de concentración de la ra-
precipitación y el mes con menor valor es de 852
diación solar va desde enero hasta abril con el
mm, cifra que supera el promedio mensual.
valor mayor 198 h.m. en marzo, luego empieza a
disminuir hasta diciembre y se hace critica su En un año seco:
expresión en junio con 52 h.m .. La variación en-
La mitad de los meses muestran valores meno-
tre los valores extremos es de 146 h .m., cifra su-
res al promedio mensual.
perior al promedio mensual (94.8) h. m ..
Se presenta un déficit de agua efectiva del orden
La época con mayor cantidad de brillo solar
de 1.688 mm.
coincide con la fase en la cual las oscilaciones
de la temperatura son mayores; los meses con La variación entre el mes con mayor precipita-
los valores extremos en temperaturas máxima y ción y el mes con menor valor es 349, cifra que
mínima se sitúan en esta parte del año, la cual equivale casi a la mitad del promedio mensual.

22
A. Macrodima de Gorgona y de la región costera aledafta

Figura 1.6

Marcha anual de la precipitación y de la evaporación


A: Gorgona

1000
~
900
800 ~

700
600 ~ P (mm)
77

500 111111 Evap. (mm)


~
400 - P media
300
200
100
o ~
eE FEB MAR ABR MA Y JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC

B. Municipio de Twnaco

1000
900
800
700 ~ P (mm)
600
500 11111 Evap. (mm)
400
300 - P media
200
100
o
eE FEB MAR ABA MA Y JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC

23
Biola y ecosislemas de Gorgona

Figura 1.7

Evolución anual del brillo solar


A. Guapi - Gorgona

200
180
160
140
120 -•- Guapi
100
80
60
-~- D Gorgona

40
20
o
ENE FEB MA ABR MA JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC
R y

B. Buenaventura - Condoto

160

---·--·--·--·--~
140
120
100
80
·------___. -•- B/ tura

60 D Condoto
40
20
o
ENE FEB MA ABR MA JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC
R y

24
A. Macroclima de Gorgona y d e la región cosiera aledaña

Figura 1.8

Variación interanual de la precipitación


A. Municipio de Buenaventura
9000
8000
7000
6000
5000 ·• · Precipitación
4000 D P. media
3000
2000
1000
o +-~~--~-r~~~-r~~~-r~~~~--~

1969 1971 1973 1975 1978 1980 1982 1984


B. Municipio de Guapi

7000
6000
5000
4000 ·• - Prec ipitación

3000 D P. media
2000
1000
o
19691971 19741976 1978198019821984

C. Municipio de Condoto

9000
8000
7000
6000
-11· Precipitación
5000
4000 D P. media
3000
2000
1000
o
1971 1973 1975 1977 1979 1981 1983

25
Biota y ecosistemas de Gorgona

Figura 1.9

Variación interanual de la precipitación


A. Gorgona

-• - Precipitación

D P. media

B. Municipio de Tumaco

4000
3500
3000
2500 ·• - Prec ipitación
2000
1500
n P. media

1000
500
o ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

195519581961196519681971197419771980

26
....

A. Macroclima de Corgona y de la región costera aledaña

Figura 1.10

Evolución anual de la precipitación en un año seco y en uno húmedo


A. 1972 • 1975

1+ Año seco (1972) -<>- Año húmedo (1975) 1

1200
1000
800
600
400
200
0~~~~--~--~--~~--~--~--~--~~--~
ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC

B. 1983- 1984

·• · Año seco (1983) -<>- Año húmedo (1984)

1000
900
800
700
6 00
500
400
300
200
100
o ~--~---~--~--~--~--~--~--~--~--~~--~~
ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC

c. 1986- 1987

·• - Año seco (1986) -o- Año húmedo (1987)

1400
1200
1000
800
600
400
200
. .
·~ ........._
........... ~
o
ENE FEB MAR ABR MA Y JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC

27
Biota y ecosistemas de Gorgona

En Condoto el patrón de distribución de la pre- una característica época de concentración de


cipitación puede calificarse como bimodal-te- lluvias de dos meses de duración durante la
traestacional típico. El período de mayor cual se reciben 1.180 mm, que equivalen al 24%
concentración de las lluvias, de 3 meses de du- del total de lluvias; mayo presenta el valor ma-
ración, se inicia en agosto y concluye en octu- yor, 626,8 mm. Esta corta época es seguida por
bre; durante esta fase se reciben 1.954 mm que una primera etapa de menor precipitación (julio
constituyen el 29% del total anual. El mes con y agosto) con 735,8 mm que equivalen al 25%
mayor pluviosidad es agosto, con 670,2 mm. La del total anual de lluvia, sigue septiembre un
época de menor concentración de lluvias, de 6 mes húmedo con el 9.4% del monto anual. La
meses de duración, se inicia en noviembre y cul- segunda época de menor precipitación se inicia
mina en abril, se reciben 3.084.5 mm que signi- en octubre y culmina en abril; en esta se reciben
fican 45% del total. El mes con menor ingreso de 2 .510 mm que significan 51% del total. El mes
agua es febrero con 442,2 mm. con el valor más bajo es noviembre, 295,4 mm y
la variación mensual de la precipitación es 331
El segundo período lluvioso de 2 meses de dura- mm, valor éste que se sitúa por debajo del pro-
ción representa 1.258 mm, o sea 18.3% del to- medio mensual.
tal. Las dos épocas lluviosas son interrumpidas
por el veranillo de julio. En la variación interanual (1969-1985) predomi-
nan los años secos -en sentido amplio- sobre los
En general las variaciones mensuales con res-
húmedos. (Figura 1.8B)
pecto al valor promedio no son tan marcadas. La
diferencia entre el mes ms lluvioso y el menos Si se compara un año húmedo (1983) con uno
lluvioso es 219 mm, que constituye aproximada- seco (1979) se observan las siguientes particula-
roen te 50% del valor promedio. ridades: (Figura l. 11 A)
La variación interanual ( 1971-1984) muestra En un año húmedo:
predominio de los años húmedos sobre los me- La mayoría de los meses tienen valores por en-
nos húmedos o secos en sentido amplio. (Figura
cima del promedio mensual.
1.8C)
Se recibe un exceso de agua de l. 690 mm que
Si se compara un año húmedo (1984) con uno
equivalen a un 34% del total. Con relación alto-
seco (1983) se observan las siguientes particula-
tal captado en un año seco, este exceso es del
ridades: (Figura 1.108)
orden de 2.868 mm.
En un año húmedo:
La variación entre el mes con mayor valor de
La mayoría de los meses (9) tienen valores por precipitación y el mes con menor valor es de 399
encima del promedio mensual. mm, que constituye mas del 50% del promedio.
Se recibe un exceso de agua de 1.204 mm equi- En un año seco:
valentes a un 18% del total. Con relación al total
La mitad de los meses muestran valores meno-
captado en un año seco, este exceso es del orden
res al promedio mensual.
de 2.462 mm.
Se presenta un déficit de agua efectiva del orden
La variación entre el mes con mayor valor de
de 1.178 mm.
precipitación y el mes con menor valor es de 885
mm, cifra que supera al promedio mensual del La relación entre el mes con mayor precipita-
año húmedo y al promedio multian~al. ción y el mes con menor valor es 332 mm, que
constituye más del 50% del promedio.
En un año seco:
En Guapi el período con valores de precipitación
La mitad de los meses muestran valores meno-
por encima de la media no tiene significancia
res al promedio mensual.
trascendental ya que a lo largo del año se recoge
Se presenta un déficit de agua efectiva del or- ms del 70% de la lluvia; los efectos limitativos, si
den de 1.258 mm. se presentan, actuarían sobre organismos muy
especializados.
La relación entre el mes con mayor valor de pre-
cipitación y el mes con menor valor es 474 mm, En Tumaco el patrón de distribución de las pre-
cifra que supera al promedio del respectivo año. cipitaciones es típicamente unimodal-biestacio-
nal con 6 meses cuyos valores sobrepasan a la
En Guapi el patrón de distribución de la precipi-
media mensual. En esta época de concentración
tación es de tipo bimodal-tetraestacional con

28
A. MacrocUma de Gm-gona y d e la región costera aledafia

Figura l. 1.1

Evolución anual de la precipitación en un año seco y en uno húmedo


A. Municipio de Guapi

-• - Año seco (1979) -<>- Año húmedo (1983)

1000
900
800
700
600
500
400
300
200 ·~•
100
o
ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC

B. Municipio de Tumaco

-• - Año seco (1962) -<>- Año húmedo (197 4)

800
700
600
500
400
300
200 • ••
100 /~/~.
o ~~~--~~~----~~~·

ENE FEB MAR ABR MA Y JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC

29
Biola y ecosislemas de Corgona

de lluvias, que se inicia en enero y culmina en En la variación interanual (1986-1989), aunque


junio, se reciben 1.566 mm equivalentes al 70% el intervalo es de muy corta duración predomi-
del total. El valor mayor se ob tiene en junio, nan los años húmedos sobre los menos húme-
297,3 mm. La época de menor captación de llu- dos o secos en sentido amplio. Las variaciones
vias dura 6 meses, esta comienza en julio y ter- son intrascendentes en ambos casos: en el año
mina en diciembre con un total de 684 mm que con valor menor al promedio es de 380 mm y en
significan 30% del valor total. El mes que pre- el año con valor mayor es de 484 mm. (Figura
senta menor valor de precipitación es noviembre 1.9A)
con 80.9 mm. La diferencia entre el mes más Si se compara un año húmedo ( 1987) con uno
lluvioso y el más seco es 216,4 mm, cifra que so- seco ( 1986) se observan las s iguientes particula-
brepasa la media mensual.
ridades: (Figura 1.1 OC)
La variación interanual (1955-1981) muestra
En un año húmedo:
predominio de los años menos húmedos o secos
en sentido amplio, sobre los húmedos. (Figura La mitad de los meses tienen valores por encima
1.9B) del promedio mensual.
Si se compara un año húmedo (1974) con uno La diferencia entre el mes con mayor valor de
seco (1962) se observan las siguientes particula- precipitación y el mes con menor valor es 1.179
ridades: (Figura 1.11 B) m.m .
En un año húmedo: En un año seco:
La mitad de los meses tienen valores por enci- La mayoría de los meses ( 7 ) muestran valores
ma del promedio mensual. menores al promedio mensual.
Se recibe un exceso de agua de 1.32 mm que El déficit de agua efectiva con relación al prome-
equivale al 50% del total. Con relación al total dio representa el 5. 7% del total anual.
captado en un año seco, este exceso es del orden
La variación en los valores extremos de precipi-
de333mm. tación es de 793 mm, cifra ligeramente mayor al
La variación entre el mes con mayor valor de promedio mensual.
precipitación y el mes con menor valor es de 695
Los volumenes de lluvia recibidos en un año
mm. húmedo y en un año seco con relación año pro-
medio, indican la homogenidad en el comporta-
miento del fenómeno, que se traduce en la
En un año seco:
ausencia de estacionalidad, es decir no hay efec-
La mayoría de los meses muestran valores me- tos drsticos sobre los componentes bióticos
nores al promedio mensual. cuando varían los montos de precipitación.
Se presenta un déficit de agua efectiva del orden
Balances hídrlcos
de 1.449 mm.
La relación entre el mes con valor mayor y el En las tablas 1.3 - 1.7 y en las figuras 1.12 -
mes con menor valor es 161 mm, cantidad que l. 13 se consignan los cálculos de los balances
es 2.5 veces el promedio mensual. lúdricos según Thomthwaite (Eslava, 1986;
Rangel y Espejo, 1989).
En Gorgona el patrón de distrll:)ución de las pre-
cipitaciones es típicamente unimodal-biestacio- Para todas las estaciones los valores de evapo-
nal con un período de concentración de lluvias transpiración potencial de todos los meses se
de 6 meses de duración, desde mayo hasta octu- sitúan por encima de 100 mm, valor promedio
bre, en el cual se recibe el 65% de la lluvia total. para el almacenamiento de agua.
El valor mayor se obtiene en mayo ,944 mm. La La clasUlcación climática para Buenaventura,
época de menor captación de lluvias dura 6 me- Condoto, Guapi y Gorgona se simboliza como
ses, comienza en noviembre y termina en abril. ArAa', que significa un clima superhúmedo sin
Durante esta época cae el 35% del total. El mes deficiencia de .agua; megatermal con baja o nula
con menor valor de precipitación es marzo con concentración de calor en el verano. En estas lo-
105 mm. La diferencia entre el mes más lluvio- calidades hay exceso de agua en todos los me-
so y el más seco es 841 mm, cifra que sobrepa- ses; lógicamente la cantidad es mayor en el
sa 1.5 veces la media mensual. período de concentración de lluvias.

30
A. Macrocllma de Corgona y de la región costera aledafia

En Buenaventura el período con valores mayo- marzo (139 mm); la variación entre los valores
res de evapo- transpiración, que va desde marzo extremos es 15 mm.
hasta junio coincide con la época de menor con-
centración de lluvia, de valores menores de hu- Entre agosto y diciembre se presenta déficit de
almacenamiento de agua, que se manifiesta
medad relativa y de temperatura media y mxima
drásticamente en octubre, noviembre y diciem-
mayores. Igualmente en este período las tempe- bre, meses con problemas de sequía.
raturas media y máxima son más altas. El ma-
yor valor de evapotranspiración potencial se La diferencia en el exceso mensual de agua es
alcanza en mayo (137 mm) no obstante ser este 110 mm. El total anual es 668 mm., casi un
un mes húmedo. La variación entre los valores décimo del sobrante en Buenaventura.
extremos es de 23 mm. El índice y el factor de humedad son los más ba-
La diferencia entre los valores extremos del exce- jos de todas las estaciones investigadas.
dente mensual de agua es 600 mm y el total La clasificación climtica es: BirA'a que significa
anual es 5.826 mm. El indice y el factor de hu- un clima ligeramente húmedo sin deficiencia
medad son los más altos de todas las estaciones
marcada de agua, megatermal, sin concentra-
investigadas. (Tabla 1.3, figura 1.12A) ción de calor en el verano. A excepción de la
Condoto. El período con valores mayores de condición r =•ln deficiencia marcada de agua,
evapotranspiración que va desde marzo hasta corresponde a una descripción equilibrada del
julio, incluye meses húmedos y secos. Coincide clima regional. (Tabla 1.6, Figura 1.13B)
la época con los valores menores para humedad
Gorgona. La época con valores mayores de eva-
relativa y los mayores de temperatura media y potranspiración (marzo-agosto) incluye dos me-
máxima. El valor mayor de evapotranspiración
ses secos, marzo y abril y cuatro húniedos. El
potencial se alcanza en mayo (134 mm) no obs-
valor mayor ( 137 mm) se alcanza en abril, coin-
tante que es un mes húmedo como en Buena- cide con la fase de valores altos en la humedad
ventura. La variación entre los valores extremos relativa y de temperaturas extremas. La varia-
es23 mm.
ción entre los valores extremos es 16 mm. La va-
La variación entre los valores extremos de agua riación mensual del agua en exceso es 792 mm
en exceso es 224 mm. lo que equivale a un ter- y el total anual en exceso es 5.171 mm. (Tabla
cio del excedente de agua en Buenaventura. El 1.7, figura 1.13C).
total anual es 5.379 mm. Los valores para el ín
dice y para el factor de humedad siguen en or-
den de magnitud a los de Buenaventura. (Tabla
1.4, figura 1.12B) DISCUSION Y CONSIDERACIONES
FINALES
Guapl. El período con valores mayores de evapo-
transpiración que va desde marzo hasta agosto Temperatura máxima: En Buenaventura el va-
incluye dos de los meses húmedos así como lor más alto (33.4 grados C) se obtiene en abril;
también meses secos y coincide con la época en en la marcha anual del meteoro se observa la in-
la cual las temperatura media y máxima son fluencia de los dos hemisferios. Las variaciones
más altas. A pesar de que durante el mes con de la temperatura máxima son las más impor-
valor mayor de evapotranspiración ( 133 mm) la tantes, no acontece los mismo con las tempera-
humedad relativa es menor, no hay relación di- turas mínimas.
recta con este factor. La diferencia entre los va-
lores extremos es 19 mm. En Condoto la época con valores mayores está
marcadamente influenciada por el verano del
La variación en el excedente mensual de agua es hemisferio norte, en julio se obtiene el valor ma-
316 mm que equivale a la mitad del excedente yor (33.2 grados C).
en Buenaventura. El total anual es 3.406 mm.
(Tabla 1.5, Figura 1.13A) En Guapi y en Gorgona hay influencia de los
dos hemisferios, el valor mayor (31.5 grados C)
Twnaco. El período con valores mayores de eva- se alcanza en abril, es decir en el verano del he-
potranspiración (marzo-agosto) comprende me- misferio sur.
ses húmedos en su mayoría y coincide con la
época de mayor humedad relativa. No hay rela- En Tumaco la época con valores mayores (31.8
ción directa con los valores de temperaturas ma- grados C) en la temperatura máxima, coincide
Xima y media. El valor mayor se alcanza en con el verano del hemisferio sur.

31
C¡.)
¡..j "'es·¡;
Tabla 1.3 '<

Balance Hídrlco
!
;-
9
1:
Minicipio: Buenaventura Alt.: 10m Q.

Departamento: Valle Lat.: 0353 N "'oC'l


Estación Colpuertos ~
Periodo: 1968 - 1984
Long.: 7704 W
.."

ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC ANUAL

1'9C 25.9 26.3 26.4 26.2 26 25.9 25.6 25.5 25.3 25.6 25.9
i 12.06 12.35 12.42 12.42 12.28 12.13 12.06 11 .85 11.78 11.64 11.64 11.85 144.50
ET 124 131 132 132 129 125 124 119 117 114 114 119
F 1.03 0.93 1.03 1.02 1.06 1.03 1.05 1.05 1.01 1.03 1 1.02
ETP 127 121 136 135 137 129 130 125 118 117 114 121 1512
p 360.3 300.3 403.8 449.9 646 558.3 612.3 833.4 840.4 896.7 810.4 625.4 7337.2
P-ETP 233 179 267 315 509 429 482 709 722 779 696 504
A 100 100 lOO 100 100 100 100 100 100 100 100 lOO
M o o o o o o o o o o o o
E 233 179 267 315 5 09 429 482 709 722 779 696 504 5826
D o o o o o o o o o o o o o
ETR 127 121 136 135 137 129 130 125 118 117 114 121 1512
RH 1.83 1.47 1.96 2 .33 3.73 3.32 3 .71 5.68 6.10 6.64 6.11 4 .16

a= 3,51
lh= 385.4
la= 0.0
Fh= 385.4

1'9 C= temperatura media E= exceso de agua


i= índice calórico mensual D= deficiencia de agua
Et= evapotranspiración potencial ETR= evapotranspiración real
F = factor de corrección mensual RH= relación de humedad
ETP= evapotranspiración potencial ajustada lh= índice de humedad
P= precipitación la= índice de aridez
A= almacenaje de agua útil Fh= factor de humedad
Tabla 1.4

Balance Hídrico
Municipio: Condoto Atl.: 66m
Departamento: Chocó Lat.:0506 N
Estación: Apto. Condoto Long. : 7 641 w
Periodo: 1971 - 1 984

ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC ANUAL

TOC 25.8 25.9 26. 1 26 26 2 5.6 25.4 25.2 25.4 25.2 25.1 2 5.3 25.6
1 11.99 12.06 12.2 1 12.13 12. 13 11.85 11.71 11.57 11.71 11.57 11.50 11.64 142.11
ET 123 124 128 126 126 120 116 113 116 113 112 115
F 1.02 0 .93 1.03 1.02 1.06 1.03 1.06 1.05 1.01 1.03 0.99 1.02
ETP 125 116 131 129 134 123 123 119 118 117 111 117 1462
p 501 442.2 510.7 519 661.2 596.8 544.3 670.2 646.2 637.3 568.5 542.7 6840. 1
P-ETP 3 76 327 379 390 528 474 421 551 529 521 458 426
A 100 100 100 100 100 100 100 100 100 100 100 100
llA o o o o o o o o o o o o
E 376 327 3 79 390 528 4 74 421 5 51 529 521 45 8 426 5379
D o o o o o o o o o o o o o
ETR 125 116 131 129 134 123 123 119 118 117 111 117 1462
RH 3.00 2.82 2 .88 3.04 3.95 3 .85 3 .41 4.64 4 .50 4 .46 4.14 3.64

?-
a=
lb=
3 .42
368.0
.....
~

la= 0 .0 ~¡:::

Fh= 368.0 ....


9
Q.

()
o
TO C = temperatur a media E= exceso de agua oao
i= índice calórico mensual D= deficiencia de agua ..
:S

'<
Et= evapotranspiraclón potencial ETR= evapotranspiraclón real ..,Q.
RH= relación de humeda d ;;
F = factor de corrección mensual ;;¡
ETP= evapotranspiración potencial ajustada lh= índice de humedad ":S.
().
P= precipitación la= índice de aridez :S

A= almacenaje de agua útil Fh= fac tor de humedad a..


..
;;¡
;;;
CA) ....
Q.

CA)
""
(;) al
¡;·
~ ¡¡;
Tabla 1.5 'C

Balance Hídrico
l.
;;;

Municipio: Guapi Alt.: 10m


...."'
3
Q.

Cl
Departamento: Cauca Lat. : 0237 N o
Estación: Bonanza Long.: 77 49 W ~:::1
Periodo: 1966 - 1985 "'

ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC ANUAL

roe 25.4 25.7 26) 26.2 26 25.7 25.8 25.6 25.5 25.4 25.4 25.4 25.7
i 11.71 11.92 12.21 12.28 12.13 11.92 11.99 11.85 11.78 11.71 11.71 11.71 142.95
ET 116 121 127 129 126 121 123 119 118 116 116 116
F 1.04 .094 1.04 1.01 1.05 1.02 1.04 1.04 1.01 1.04 1 1.03
ETP 121 114 133 130 132 123 127 124 119 121 116 120
p 384.7 386 336 372.6 626.8 553.2 388.5 347.3 458.8 394.7 295.4 341.3 4885.3
P-ETP 264 272 203 242 495 430 261 223 340 274 179 222
A 100 100 100 100 100 100 100 lOO 100 100 100 100
aA o o o o o o o o o o o
E 264 272 203 242 495 430 261 223 340 274 179 222 3406
D o o o o o o o o o o o o o
ETR 121 114 133 130 132 123 127 124 119 121 116 120 1480
RH 2.19 2.40 1.53 1.86 3.74 3.49 2.05 .180 2.86 2 .27 1.54 1.85

a= 3.45
lh= 230.2
la= 0.0
Fh= 230.2

'f2 C= temperatura media E= exceso de agua


i= índice calórico mensual D= deficiencia de agua
Et= evapotranspiración potencial ETR= evapotranspiración real
F= factor de corrección mensual RH= relación de humedad
ETP= evapotranspiración potencial ajustada lh= índice de humedad
P= precipitación la= índice de aridez
A= almacenaje de agua útil Fh= factor de humedad
Tabla 1.6

Balance Hídrlco
Municipio: Tumaco Alt.: 3m
Departamento: Nariño Lat.: 0149 N
Estación: Apto. La Florida Long.: 7845 W
Periodo: 1949 - 1987

ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC ANUAL

T2C 25.9 26.4 26.5 26.6 26.3 26.3 26.2 26.2 26.1 26.2 26.2 26.2 26.3
i 12.06 12.42 12.49 12.56 12.35 12.35 12.28 12.21 12.28 12.28 12.28 147.82
ET 123 132 133 135 130 130 128 128 126 128 128 128
F 1.04 0.94 1.04 1.01 1.04 1.01 1.04 1.04 1.01 1.04 1.01 1.04
ETP 128 124 139 137 135 131 133 133 128 133 129 133 1583
p 244.8 228.3 229.2 286.6 280.2 297.3 183 103.5 101.4 88.7 80.9 126.4 2250.3
P-ETP 117 105 90 150 145 166 50 -30 -26 -44 -48 -7
A 62 100 100 100 100 100 100 70 44 o -49 -56
AA 117 38 o o o o o -30 -26 -44 -48 -7
E o 66 90 15 0 145 166 50 o o o o o 668
D o o o o o o o o o 44 48 7 100
ETR 128 124 139 137 135 131 133 74 75 44 32 120 1272
RH 0.92 0.84 0.65 1.10 1.08 1.27 0.37 -0 .22 -0.21 -0.33 -0 .37 -0 .05

~
a=
lh=
3 .63
42.2
..i!::
n

la = 6.3 ~
Fh= 38.4 ..""
9
..
r:>.
C'l
o
~
T2 C= temperatura media E = exceso de agua
i= índice calórico mensual D= deficiencia de agua ..=
o

Et= evapotranspiración potencial


F= factor de corrección mensual
ETR= evapotranspiración real
RH= relación de humedad
..
'<
r:>.
¡¡;
;;
ETP= evapotranspiración potencial ajustada lh= índice de humedad "3.
P= precipitación la= índice de aridez "'
=
A= almacen~edeaguaúill Fh= factor de humedad
....,a
[..
c.>
01 .."'
c.>
O> ""¡;·iil'
Tabla 1.7 '<
§¡¡;·
Balance Hídrico ....
Municipio: Guapi
..
5I
Q,

Departamento: Cauca "'oC'l


Estación: Gorgona ~
.."

ENE FEB MAR ABR MAY JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC ANUAL

T2C 25.8 - 26 26 26.6 26 26 26 25.9 25.7 25.8 26.2 25.9 26.0


1 11.99 12.13 12.13 12.56 12.13 12.13 12.13 12.06 11.92 11.99 12.28 12.06 145.55
ET 122 125 125 136 125 125 125 123 120 122 129 123
F 1.04 0.94 1.04 1.01 1.05 1.02 1.04 1.01 1.04 1 1.03
ETP 127 118 130 137 121 128 130 128 121 127 129 127 1533
p 495 212 151 471 944 819 799 663 562 580 495 503 6694
P-ETP 368 94 21 334 813 691 669 535 441 453 366 376
A 100 100 100 100 100 1100 100 1100 100 100 100 100
tiA o o o o o o o o o o o
E 368 94 21 334 813 691 669 535 441 453 266 376 5161
D o o o o o o o o o o o o o
ETR 127 118 130 137 131 128 130 128 121 127 129 127 1533
RH 2.91 0.80 0. 16 2.44 6.18 5.41 5.14 4.16 3.63 3.58 2.85 2.96

a= 3.55
lh= 336.6
la= 0.0
Fh= 336.6

T2 C= temperatura media E= exceso de agua


1= índice calóric o mensual D= de ficiencia de agua
Et= evapotranspiración potencial ETR= evapotranspiración real
F= factor de corrección mensual RH= relación de humedad
ETP= evapotranspirac ión potencial ajustada lh= índice de humedad
P= precipitación la= índice de aridez
A= almacenaje de agua útil Fh= factor de humedad
A. Macroclima de Gorgona y de la región cos tera aledaña

Figura 1.12

Evolución anual del balance hídrico (según Thomthwaite)


A. Municipio de Buenaventura

mm
900

800

700

6 00

500 -•- ETP:ETR

400 -o- p

300

200

100 ·---·---·---·---·---·---·---·---·---·---·---·
o
ENE FEB MAR ABR MA Y JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC

B. Municipio de Condoto

mm
700

600

500

400 -• - ETP:ETR

300 -<>- p

200

100 ·---·---·---·---·---·---·---·---·---·---·---·
o
ENE FEB MAR ABA MA Y JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC

37
Biola y ecosislemas de Gorgona

Figura 1.13

Evolución anual del balance hídrico (según Thomthwaite)


A. Municipio de Guapi

mm
700

600

500

400

300

200

100 .-.-•-·-·--·-·-·-·-·-·
e4E FES MAR ABR MAY JUN JUL AOO SEP OCT NOV DIC

B. Municipio de Twnaco

m
m
300
ETR: evapotransp. real
250 ETP: evapotransp. poi.
P: precipitación
200
-•- ETR

150 -o- ETP


-p
100

50

ENE FEB MAR ABR MA V JUN JUL AGO SEP OCT NOV DIC

C. Gorgona

mm
1000
900
800
700
600 -+- ETP:ETR
500
400 -<> p
300
200 exceso de agua
100
o
--·--·--·--·--·--·--·--·--·
ENE FEB MA AB MA JUN JUL AG SEP OCT f\0 DIC
R R y o V

38
A. Macroclima de Gorgo na y .te la rt>gión coslern aledafia

En las estaciones localizadas latitudinalmente Precipitación: El volumen máximo de lluvia


más al norte, los valores son mayores y se al- captada se registra en Buenaventura con 7.737
canzan en la época de verano del hemisferio nor- mm y media mensual de 611 mm, sigue Condo-
te; en las estaciones localizadas cerca al to con 6 .840 mm. Gorgona con 6.694 mm supe-
ecuador, el valor máximo se alcanza en la época ra a Guapi estación situada en la mis ma la titud,
de verano del hemisferio sur. en 1.809 mm cifra cercana al total de lluvia que
cae en Tumaco (2.250 mm).
Temperatura mínbna: En Buenaventura el valor
más bajo (21 grados C) de temperatura mírúma
coincide con la época invernal del hemisferio norte.
Patrones de distribución: De acuerdo con las
En Guapi el valor más bajo de temperatura figuras 1.5- 1.6 en las estaciones estudiadas los
mínima (20.1 grados C) se encuentra en enero, regímenes anuales de precipitación puede n cali-
época de verano del hemisferio sur, o sea que no ficarse como:
hay correspondencia con su posición latitudinal
en el hemisferio norte. unimodal - biestacional Norte: Gorgona con
estación de menor concentración de lluvias en-
En Tumaco el valor bajo (18.9 grados C) coincide
tre noviembre y marzo, época del invierno en el
con la época invernal del hemisferio sur y las hemisferio norte.
fluctuaciones de la temperatura mínima son las
más importantes; unimodal - biestacional Norte - Sur o de
En Gorgona el comportamiento de las tempera- transición: Tumaco en donde se refleja la posi-
turas es bastante homogéneo. ción latitudinal influenciada por las condiciones
climáticas de los dos hemisferios; la estación se-
Hwnedad relativa: El valor mayor lo muestra ca o de menor concentración de lluvias se pre-
Guapi, 91.8% y el menor Tumaco con 84.3 %. senta entre julio y septiembre cuando se recibe
Los valores más altos están relacionados con la influencia del invierno del hemisferio sur, e
meses húmedos, a excepción de Condoto y par- igualmente entre octubre y diciembre que coinci-
cialmente de Guapi. Es muy interesante obser- de con el invierno del hemisferio norte.
var que en estas localidades en los meses más
secos (con precipitaciones mínimas), los valores bimodal - tetraestacional Norte atípica: Bue-
de la humedad relativa son altos. En Buenaven- naventura en donde la estación seca tiene ma-
tura y en Condoto los valores superiores al pro- yoría de meses influenciados por el invierno del
medio se reunen en una época continua, h e misferio norte.
mientras que en Guapi y en Gorgona este
período es interrumpido por meses con valores bimodal - tetraestacional Norte típica: Condo-
inferiores al promedio. to, cuya fase de menor concentración de lluvia,
Hwnedad relativa - temperatura: La repre- está bajo la influencia del invierno del hemisfe-
sentación conjunta del comportamiento de la rio norte.
temperatura media y de la humedad relativa en
una relación 1:4 muestra dos tendencias: a) bimodal - tetraestacional Norte - Sur: Guapi
Cuando la curva de la temperatura media está con la estación de menor concentración de lluvia
siempre por encima de la de humedad relativa, entre octubre y marzo que corresponde al invier-
que en este caso presenta valores inferiores al no del hemisfe rio norte y otra estación seca en
90%. Ilustran este comportamiento Buenaventu- julio y agosto que estaría bajo la influencia del
ra y Tumaco. b) Cuando la curva con los valores invierno del hemisferio sur.
de temperatura media está por debajo de la de La posición latitudinal se refleja de manera clara
humedad relativa en la mayoría de los meses. en el tipo de régimen de distribución de las llu-
En este caso los valores de la humedad relativa vias. En Condoto, la estación situada más al
son iguales o superiores al 90% como se presen- norte, la época de menor concentración de preci-
ta en Condoto, Guapi y Gorgona. Esta situación pitación coincide con el invierno térmico del he-
indica exceso de agua en el ambiente y la pre- misferio norte, en las restantes estaciones los
sencia de condiciones de bochorno o falta de comportamientos reciben las influencias de los
confort climático. dos hemisferios. Tumaco se aparta drásticamen-
En la figura 1.14 se muestra de manera compa- te de las otras estaciones debido a que enero, fe-
rativa el comportamiento anual o las épocas de bre ro, marzo y abril son meses húmedos
concentración de ciertos factores climáticos. mientras que en las otras son secos.

39
Biota y ecosistemas de Gorgona

Figura 1.14

Marcha anual de la precipitación en las estaciones investigadas

-- - - - -- ··- --- ···--- - -- - - - - - -- ------ -- -·

• 8/tura ~ Condoto El Guapi

mm. 8 Tumaco mffi1 Gorgona


1000r---~--------~------------~--_s----

o
ENE FEB MA AB MA JU JUL AG SE oc 00 DIC
R R y N O p T V

El mes más seco para todas las estaciones está norte. Concretamente se postula un funciona-
comprendido dentro de la época invernal del he- miento de la siguiente manera: enero, la ZCIT
misferio norte. está en posición meridional, es decir al sur del
ecuador; en abril está en posición intermedia,
Evapotranspiración: En Tumaco, Buenaventu-
indicando la culminación de la fase invernal; en
ra y Condoto, curiosamente el valor más alto se
julio en posición septentrional o norte y en octu-
obtiene en un mes húmedo; en Gorgona y en
bre nuevamente en posición intermedia, inician-
Guapi los valores extremos corresponden a la
do un nuevo ciclo.
época seca o de menor cantidad de lluvia.
Nuestras consideraciones coinciden con las
Brillo solar: La duración de la insolación refleja
enunciadas por Oster ( 1969) en los siguientes
de buena manera la situación latitudinal de ca-
aspectos:
da estación. En Condoto y en Guapi hay más
horas de radiación solar en la época de verano 1) entre 3 y 7 grados latitud norte, las partes ba-
del hemisferio norte (abril-septiembre). En Bue- jas de la fachada pacífica reciben lluvias iguales
naventura la influencia es del hemisferio sur con o superiores a 5.000 mm. Condoto situado a 5
un período de concentración de radiación solar grados 06 minutos latitud norte, con 6.840 mm
entre diciembre y marzo. En Gorgona hay in- ilustra este fenómeno.
fluencia de los dos hemisferios, pero es mayor la
2) al sur de los 3 grados latitud norte, los regíme-
del hemisferio sur. El valor mayor se registra en
nes se caracterizan por un semestre lluvioso que se
Buenaventura (136 h .m.) y el menor en Guapi
alterna con uno de inhibición de precipitación Uu-
(85h.m.).
lio a diciembre) como acontece en Tumaco y tipifi-
can un comportamiento climático que se aparta
SINTESIS del resto de 1a fachada pacífica.
De acuerdo con Oster ( 1969) al comienzo del 3) en las estaciones situadas cerca al ecuador,
año la ZCIT (Zona de convergencia intertropical) como Guapi y Tumaco, noviembre es el mes con
se localiza entre el ecuador y 2 grados latitud menor valor de precipitación. En las estaciones

40
A. Macroclima de Gorgona y de la regló
n costera olcdafto

más al norte, febrero es el mes menos húmedo; miento de la precipitación en G


en Gorgona el menor valor se alcanza en marzo. ción al de Guapi, estación situa~!o~ l~o~rcla­
Para todas las estaciones mayo es un mes latitud es dificil de explicar· p rob a blemente
sma
,.., 1a
húmedo. d uerencia de 1.809 mm a favor de G
d 1 orgona rest-
4) en Buenaventura, no se considera la existencia a en a mar cada influencia de la MEP (
de una estación seca, quizas por la acción de la ecuato,rial pacífica) y en las condiciones d:;~~
ZCIT por encima de los 4 grados latitud norte. La culacion local relacionadas con las característi-
fase invernal se divide en dos partes separada por cas topogrficas de la is la y quizas con la
un veranillo de julio a agosto; el régimen de distrt- uberancia de la vegetación y su acción intercee~
tora de nieblas y neblinas. p
bución de lluvia es de tendencia bimodal.
No obstante la concordancia de las anteriores
consideraciones, a manera de complemento
cabrían las siguientes observaciones: REFERENCIAS
a) en Bue naventura, julio y agosto son meses ESLAVA, J., V.A. WPEZ, & G. OLAYA. 1986. Los cli-
húmedos, es decir con valores de precipitación mas de Colombia (sistema de C. W. Thomthwalte).
superiores a los del promedio mensual multia- Atmósfera 6: 33-76. Bogotá.
nual. Hay una época de concentración de lluvias MEJIA-G., M. 1989. Litoral pacfflco colombiano. Clima
entre julio y diciembre y viene luego una de baja y uso de la tierra. Referencia especial a Isla de Gorga-
precipitación entre enero y abril; mayo nueva- na. Cuadernos de Geografia. Departamento de Geo-
mente es un mes húmedo y le sigue junio que grafia Universidad Nacional de Colombia. 1 {1):
concuerda con el veranillo de Oster ( 1969). 65-96. Bogotá.

b) en Buenaventura se obtiene el registro más OSTER, R. 1979. Las precipitaciones en Colombia. Co-
lombia geogróJica. Revista del Instituto Geográfico
alto de todas las estaciones: 7.337 mm, le si- Agustín Codazzl. 7 (2): 1-147. Bogotá.
guen Condoto y Gorgona, con lo cual se confir-
ma el planteamiento de Mejía (1969) sobre la RANGEL-CH., J. O. y N. ESPEJO-B. 1989. uCiima".
ubicación del ecuador climático a 3 grados lati- En: L.F. He rrera, R.O. Drennan & C.A. Urlbe (Eds.)
tud norte. ·La marcha anual de la precipitación Cacicazgos prehlspánicos del Valle de la Plata, Tomo
l. Unlverslty of Piltsburg Memoirs ln Latln American
en Gorgona se aparta de la de Buenaventura en archeology NO 2: 16- 39. Pittsburg-Bogotá.
el volumen de precipitación que se recibe y en la
califlcación de los meses octubre, noviembre y TROJER, H. 1958. Meteorologla y cllmatologfa de la
diciembre, los cuales son menos húmedos en la vertiente del Pacifico colombiano. Revista de la Acade-
mia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Natu-
isla,mientras que por el contrario junio y julio rales. 10 (40): 119-220.
son muy húmedos en Gorgona. El comporta-

41
B. ASPECTOS MICROCLIMATICOS

Orlando Rangel-Ch. 1
Agustín Rudas-Ll. 1

METODOLOGIA realizaron dos mediciones fuera de cada levanta-


miento en lugares desprovistos de vegetación,
En la isla se instaló una estación meteorológica luz incidente o plena (Tabla 1-1 0). Todas las me-
sencilla, cerca al antiguo campamento o poblado diciones se hicieron a las 12 horas, con un luxi-
en una zona desprovista de vegetación arbórea. metro (B, Lange). Se calcularon los valores de
Se dispusieron polímetros (Lamprecht) a diferen- iluminación relativa según Lacoste y Salonon
tes alturas, termómetros de máxima y mínima, (1973), así:
geotermómetros (Thies) y se contó con un
psicrómetro de aspersión (Assman). En una ca- 1 trasmitida
seta aparte se colocaron a 2 m de altura un ter-
l. Relativa = X 100%
l. incidente
mo-higrógrafo (Salmoniari) y un termógrafo de Este procedimiento se siguió para los 7 levanta-
registro continuo. Las mediciones se efectuaron mientos realizados entre septiembre 6 y sep-
cada hora entre el 31 de mayo y el 6 de junio de tiembre 15 de 1987.
1986. En cierta forma las mediciones efectuadas Los resultados se consignan en las tablas 1-8
estan indicando variaciones relacionadas con- hasta 1-10yenlasfiguras 1-15,1-22.
condiciones naturales y controladas. En sep-
tiembre de 1987 se realizaron mediciones de
temperatura, humedad relativa y evaporación al RESULTADOS
interior de la comunidad vegetal por espacio de
cinco a seis horas diarias; en forma complemen- Temperatura y humedad relativa sobre
taria se investigó la iluminación incidente y el la superficie del suelo (O-metros)
porcentaje de transmisión al suelo, escogiendo Los valores de temperatura media a cero metros
al azar 6 lugares dentro de cada levantamiento (Fig. 1- 16.) oscilan entre 23.3 y 28.5"C. Los re-
(luz no interceptada por el follaje), también se gistros más bajos se tienen entre las O1 y 08 ho-
ras, lapso en el cual se alcanzan los valores más
altos de humedad relativa (96% promedio). En la
Uruversidad Nacional de Colombia. Instituto de Ciencias medida que transcurre el día, la temperatura se
Naturales, apartado 7495. Bogotá, Colombia.
va incrementando hasta las 14 horas cuando se

42
Tabla No. 1.8

Datos climáticos, estación al descubierto

TEMPERATURA Temp. del suelo Velocidad


Superficie del Suelo 2 m . sobre sup. del suelo (profundidad) Viento

Hora T!lC med. T2C máx. T!lC mio. H.R.% T2C med. T!lCmáx. T!lC mio. H.R.% T2C 1Ocm T2C 20cm m /s

01:00 24.20 25.10 23.60 95.50 23.80 24.30 23.40 98.20 17.80 11 .20 0 .24
02:00 23.30 24.80 22.80 96.50 23.50 23.80 23.30 99.50 17.60 11.00 0.29
03:00 23.50 24.30 22.80 97.50 23.40 23.80 23.20 99.70 17.50 10.80 0.07
04:00 23.30 24.40 22.30 96.80 23.60 23.80 23.10 100.00 17.60 11.00 0.21
05:00 23.60 24.50 22.40 96.80 23.10 23.40 22.90 100.00 17.70 11.00 0 .00
06:00 23.50 24.30 22.50 97.00 22.80 23.20 22.60 100.00 17.30 10.70 0.00
07:00 24.00 24.50 22.80 96.20 23.20 23.40 23.10 98.20 17.60 11.00 0.07
08:00 24.20 24.90 23.10 96.00 23.80 24.20 23.60 94.50 17.00 10.50 0.06
09:00 25.30 25.60 23.60 92.80 24.20 24.80 23.90 86.80 17.00 10.50 0.02
10:00 26.00 27.50 24.10 90.40 24.90 25.70 24.30 87.20 17.50 11.00 0.15
11:00 27.30 28.70 25.20 79.70 25.90 26.80 25.00 75.60 17.20 10.50 0.10
12:00 28.30 28.90 26.30 77.40 26.90 27.50 25.60 74.60 17.50 10.60 0.1 9
13:00 27.50 28.80 26.60 77.80 26.70 27.50 25.80 79.20 17.50 11.00 0.30
14:00 28.50 30.30 26.60 78.30 27.10 27.80 25 .90 72.30 17.90 11.30 0.42
15:00 27.90 30.30 27.10 77.80 26.90 29.30 26.40 70.90 18.30 11.40 0.55
16:00 27.70 29.40 26.00 84.80 26.60 29.00 26.00 80.20 18.30 l1.40 0.32
17:00 26.60 28.30 25.40 85:60 26.70 27.90 25.60 83.50 19.00 11.60 0.32
18:00 26.20 27.80 24.60 90.60 25.60 26.60 24.70 90.80 18.70 11.50 0.66
19:00 25.40 26.30 24.30 93.60 24.90 25.80 24.60 91.90 18.50 11.70 0.32
20:00 25.00 26.30 23.70 93.50 24.80 25.20 24.40 93.10 18.30 11.30 0.44
21:00 24.60 25.40 23.60 93.80 24.70 25.20 24.20 95.70 18.50 11.30 0.25 !"
22:00 24.50 25.20 23.60 93.30 24.30 24.60 24.10 94.00 17.80 11.20 0.25 .,..a-
23:00 24.50 2 5 .20 23.40 93.60 24.20 24.50 23.80 95.50 17.30 11.20 0.28 n
~
24:00 24.00 25.00 23.30 94.80 24.20 24.50 23.60 95.80 18.20 11.20 0.30 3
ñ"
8.
§"
~
~
(.¡;)

~
~ "'Ci';
Tabla No. 1.9 '<
§¡¡¡·
Reportes microcllmáticos . Gorgona sep. 6 a sep. 17 de 1987. 10
..
9
Para todos los levantamientos Evaporación = O ..
1>.

C'l
o
~
Lev. N 3 Promedio 4 Promedio .."
Altitud. 120m 45
Hora 09:00 10:00 11:00 12:00 13:00 09:00 10:00 11:00 12:00 12:30
HR% 99 99 99 100 99 99 99 99 99 lOO
TC 26 25 26 26 26 26 25 25 25 25
Temp. máx. 26 27 26 26 26,3 25,8 26 26 26 25 25,8
Temp. min. 25 25 25 25 25 25 25 25 25 25 25
Ilum. (Lux)
Interior 550-1200.:2100-650-500 1283 600-550-770-650-450-850 645
Exterior 40000-15000 27500 15000-12000 13500
Condición Despejado Moderadame nte nublado

Lev.N 5 Promedio 6 Promedio


Altitud. 200m 100m
Fecha
Hora 11:00 12:00 13:00 14:00 15:00 12:00 13:00 14:00
HR% 99 99 99 100 100 95 98 92
TC 26 26 26 25 25 29 27 27
Temp. máx. 26 26 26 26 26 28 29 27 28
Temp. min. 26 25 25 25 25,3 27 27 27 27
Ilum. (Lux)
Interior 1850-850-750-500-450- 817 2100-5500-2800-1300-2700-2000 2733
Exterior 4500-6000 30000-50000 40000
Condición Nublado Soleado

Lev.N 7 Promedio
Altitud. 150m
Fecha
Hora 11:00 12:00 13:00 14:00
HR% 99 98 99 99
TC 25 24 24 25
Temp. máx. 25 25 25 25 25
Temp. min. 24 24 24 24 24
llum. (Lux)
Interior 1950-1400-2150-1350-1050-1700
Exterior 8000-6000
Condición Nublado
- - - --- - - - - -
O. Aspectos m icmcUmátlcoe

Tabla 1.10

Valores de Iluminación incidente y transmitida


al interior de la comunidad vegetal

LEV. 1 2 3 4 5 6 7
Luz Incid.(LUX) 13750 52500 27500 13500 5250 40000 7000
Luz Trasm.(LUX) 329 625 1283 645 817 2733 1600
H .R.(%) 2.4 1.2 4.7 4.8 15.6 6.8 22.9

~ond. Atmosf. Mod.Nubla Soleado Despejado Mod.Nublado Nublado Soleado Nublado

Figura 1.15

Marcha diaria de la temperatura y humedad relativa a 2m de altura (Polímetro).


Estación climatológica al descubierto.

HR%
100
29
27
90
25
D Temp. med.
23
80
21 ... H.R. %

19 70
17
15 +-~-r~T-~-r~~~~~~~~~~-r~ 60
Hora
o1 o3 o 5 o7 o9 11 13 15 17 19 21 23

45
Blota y ecosistemas de Gorgona

Figura 1.16

Marcha diaria de la temperatura y humedad relativa a O m de altura (Polímetro).


Estación climatológica al descubierto.

T2C HR%
100
29
27
25
·-----·- · - - - - ·
··-·---- 90

D Temp. med.
23
80
21 -•- H.R.%

19 70
17
15 +-r--r-r---r---r-...---,,...,---.--.---r-..--,---r---r---r--,--r-r-r---.---r-...--+6o
Hora
01 03 05 07 09 11 13 15 17 19 21 23

Figura 1.17

Marcha diaria de la temperatura máxima, media y mínima a O m.


Estación climatológica al descubierto.

T2C
32
30
28
-• - Temp. med.
26
D ·remp. máx.
24
-•- Temp. min
22
20
18
01 03 05 07 09 11 13 15 17 19 21 23 Hora

46
0 · Aspecto.o mlcrocUmátlcoe

Figura 1.18

Ecoclima al interior de la comunidad vegetal.


Temperatura vs. humedad relativa

T2C H.R.%
Levantamiento 1O

30
29
28

·------- ·- ------ -·-------·-------. 100

98

96 D Temp.
27
94 -• - H.R.%
26
25 92

24 90
1o 11 12 13 14 15 16 Hora

T2 C H.R.%
Levantamiento 11

30
29
------. • • .-------- 100

98
28 96 D Temp.
27
94 -• - H.R.%
26
92
25
24 90
09 1o 11 12 13 14 Hora

PC H.R.%
Levantamiento 14

30
29
28
27
• • • ----· • 1 00
98
96 D Temp.

94 -• - H.R. %
26
25 92
24 90
11 12 13 14 15

47
Biola y ecosislemas de Gorgona

Figura 1.19

Marcha diaria de la temperatura del suelo a 1O y 20 cm de profundidad.


Estación climatológica al descubierto.

15
-• Temp. 10 cm .
13

11 D Temp. 20 cm.

9
7
5 +-~~~~-T-r~~~~~~~~~~~~~~~

01 03 05 07 09 11 13 15 17 19 21 23 Hora

Figura 20

Marcha diaria de la temperatura máxima, media y mínima a 2 m.


Estación climatológica al descubierto.

PC
32

30

28
-• - Temp. med.
26
D Temp. máx.
24
-•- Temp. min.
22

20

18
01 03 05 07 09 11 13 15 17 19 21 23 Hora

48
U. As pe.:los mitroclimállcos

Figura 1.21

Marcha diaria de la velocidad del viento a 2 m de altura.


Estación climatológica al descubierto.

V m/s

0 .75

0 .65
0 .55
.... Ve l. viento m/s
0.45
0 .35
0.25

0 . 15
-·----·
o.o5 +-.----.........----r~o-r-.-''"T

registra el valor más elevado (28.5"C); en igual van valores inferiores a los registrados a 10 cms.
sentido la humedad relativa va disminuyendo El valor mínimo (10.5"C.) se encuentra entre las
hasta presentar el valor más bajo (77 .4%) a las 8 y 9 horas, el valor máximo (11.6"C) a las 17
13 horas. Desde las 14 la temperatura presenta horas (Fig. 1-19).
un descenso brusco hasta las 20 horas (28.5-
25.0"C), a partir de allí no hay fluctuaciones TemperatlU"a y humedad relativa a 2 m
considerables hasta las 08 horas. sobre la superficie del suelo
Los valores de la temperatura máxima oscilan Las curvas de la temperatura media y de la hu-
entre 24.3 y 30.6" C; el valor más alto se registra medad relativa presentan comportamientos si-
entre las 14 y 15 horas fig. 1-17. milares a los de la superficie del suelo; sin
La temperatura mínima oscila entre 22.3 y embargo a 2 m se registran valores menores de
27.1"C con un valor mínimo de 22.3"C a las 04 temperatura y más altos de humedad relativa
horas (véase la figura 1-1 7). (Fig. 1-15).
Los valores de temperatura máxima varían entre
TemperatlU"a del suelo a 1 O cm de 23.2 y 29.3"C, esta última cita se registra a las
profundidad 15 horas. El valor más bajo de temperatura
mínima (22.6) se registró a las 16 horas y el va-
Los valores fluctúan ligeramente a lo largo del
lor máximo a las 15 horas 26.4"C. (Fig. 1-20).
día, el valor mínimo fue 17"C., se registra en las
primeras horas de la mañana, el máximo 19"C.,
se presenta al atardecer cuando el suelo empie- Velocidad del viento
za a ceder calor a la atmósfe ra. (Fig. 1-19). El comportamiento del parámetro durante las 24
horas, figura 1-21 : es así en las primeras diez
Temperatura del suelo a 20 cm. de horas; los valores de velocidad oscilan entre O y
profundidad 0 .3 m/seg. El valor más bajo o nulo (0.0 m/segl
se registra entre las 05-06 hora s, a partir de las
El meteoro presenta un comportamiento similar
1O hasta las 15 asciende, registrándose un valor
al de la anterior profundidad, aunque se obser-
de 0.55m/seg; de las 15 hasta las 24 horas, la

49
Blota y ecosistemas de Gorgona

velocidad del viento varía apreciablemente; a las vegetación rala o en las fases secundarias de re-
18 se obtiene el valor mayor 0.65 m/seg. cuperación.

Ecocllma al interior de la comunidad vegetal CONSIDERACIONES FINALES


Levantamiento 10: alt. 60 m; levantamiento 11: alt.
l. Las marchas diarias de las temperaturas (me-
150m; levantamiento 14: alt. 200m. Los valores dia, máxima y mínima) y de la humedad relativa
de temperatura oscilaron entre 24 y 28·c. (lev. 10
al nivel del suelo y a 2 m de altura, siguen el
y 11). la humedad relativa fluctuó entre 99 y 100%
comportamiento normal diario de estos meteoros
(Fig. 1.18) y la evaporación fue mua. (Trojer,l959), es decir, valores bajos en las pri-
Si se comparan los valores de temperatura obteni- meras horas del día, incrementos pronunciados
dos al interior de la comunidad vegetal con los re- entre las 1 O y las 15 horas y nuevamente des-
gistrados en "la estación climatológica" a 2 m de censos entre las 16- 18 y las 24 horas.
altura, especialmente entre las 1O y las 16 horas, 2. La marcha diaria de la temperatura del suelo
se nota una ligera variación entre las localidades. a 1O y a 20 cm de profundidad señala un com-
Las temperaturas máxima y mínima en la estación portamiento ecocllmático muy singular, los valo-
al descubierto y al interior de la vegetación, entre res de 10.5 y 10.6·c que se obtienen entre las 7
las 1O y 16 horas, son diferentes; al descubierto se y las 12 horas, se acercan a la biotemperatura
presenta nn rango de variación de 5•c. (29·c. media anual de una región geográfica situada a
máx.-24•c. mín.), mientras que bajo la cubierta ve- 2 .500 - 2.800 m con condiciones macroclimáti-
getal el rango está entre O. 7 y 1.2•c. El régimen de cas y ecológicas muy diferentes. Si se comparan
amortiguamiento en la variación térmica resulta el valor máximo que se obtuvo a ras del suelo
del obstáculo que ejerce la vegetación al flujo (30.3·c.) y el mínimo a 20 cm de profundidad
energético e igualmente de la transpiración de los oo.2·c.). la diferencia de 2o·c .. es W1 valor que
vegetales al sensibilizarse por la energía recibida. resulta muy elevado; esta manifestación estaría
Los valores de la humedad relativa registrados indicando probablemente que los aguaceros
en los levantamientos presentan muy poca va- ocurren en la noche y en las primeras horas del
riación, 99-100% en todos los casos (Fig. 1.-18), día. Esta novedad junto con la cantidad directa
las cifras tan altas se explican por la acción de de radiación solar recibida, que es menor en
la cubierta vegetal que proporciona protección, términos de comparación con otras localidades
disminuye la radiación solar directa y atenúa las de la misma región de vida y la acción intercep-
corrientes de aire. En el sotobosque se obtienen tora de la vegetación no permite que el suelo se
por lo general valores superiores de humedad seque y se conduzca el calor a las capas inferio-
relativa a los que se registran en la estación al res. El encharcamiento en numerosos sitios in-
descubierto debido a la reducción del poder de vestigados se refleja en la presencia de raíces
evaporación del aire. Existe realmente un com- -zancos- en varias especies vegetales. El resulta-
portamiento diferencial con respecto a lo obser- do también serviría para tener cuidado en las
vado en la estación climatológica al descubierto extrapolaciones sobre biotemperatura media
(Fig. 1-15), en donde durante el período de las anual con base en el cálculo de temperatura es-
10 a las 16 horas, la humedad relativa del aire tabilizada del suelo en ambientes como el de
varía entre 70.9 y 87.2%. El fenómeno es por Gorgona, en donde el comportamie,nto de estas
demás ilustrativo del efecto de la vegetación so- temperaturas en profundidad son completamen-
bre los factores del micro y ecoclima. te atípicas si se les compara con la evolución
diaria del fenómeno en cualquier otra localidad.
La evaporación en todos los levantamientos fue
nula. 3 . Las oscilaciones diarias de las temperaturas
extremas no son pronunciadas, ni a nivel del
lluminación · suelo, ni a 2m de altura, evento que concuerda
con el comportamiento de los meteoros a lo largo
En días nublados la iluminación directa es del del año (véase la fig. 1.2C).
orden de 5.200 a 7.500 lux mientras que en días
despejados y soleados puede aumentarse hasta 4. En la figura que relaciona la humedad relati-
40.500 o 50.000 lux. va con la temperatura media, se observa que la
curva del primer parámetro se sitúa por encima
En los levantamientos con vegetación de tipo del segundo en el lapso entre las 11-18 horas,
selvática la cantidad de iluminación relativa es comportamiento que se asemeja al predominan-
menor que la de sitios alterados, en aquellos con

50
o. Aspectos microclimálicos

te en un mes seco como febrero y se aparta del Gorgona los valores mayores de iluminación medi-
de Junio, mes húmedo (véase las figuras 1.4C y dos en sitios desprovistos de vegetación 52.000
1.6A). Esta evolución, quizás podría aducirse co- lux, son marcadamente menores que los reporta-
mo causa explicacatlva del fenómeno de tempe- dos por van der Hammen y van Reenen ( 1964) y
ratura del suelo a 1O y 20 cm de profundidad, si por Vareschi (en van der Hanunen y van Reenen,
se tiene en cuenta que entre las 7 y las 11 horas 1964): 174.000 y 114.000 lux respectivamente.
prevalece una atmósfera saturada y con valores Vareschi (op. clt) menciona para la vegetación de
bajos de temperatura media; entre las 12 y las "Rancho Grande" (Venezuela), al interior del Bos-
18 la cantidad de vapor de agua disminuye, la que valores de iluminación en días soleados y nu-
radiación es mayor y por ende la temperatura en blados que se acercan bastante a los que se
las diferentes habitats. midieron en Gorgona.
La velocidad del viento sigue en parte el comporta-
miento de las temperaturas, se incrementa entre REFERENCIAS
las 12 y las 16 horas, disminuye y se estabiliza
LACOSTE, A. y R. SALANON. 1973. Blogeogrqf(a. Ed.
cerca a las 24 y permanece en ocasiones en perfec- Oikos-tau. 272 pp. Barcelona.
ta calma en las horas de la mañana.
TROJEN, H. 1959. Meteorología y climatología de la
Con relación a la iluminación, es muy singular que vertiente del Paciflco colombiano. Revista Academia
la intensidad relativa de la luz recibida a nivel del Colom blana Ciencias Exactas Físicas y Naturales, 1O
suelo, sea mayor en días nublados que en días so- (40): 119-220.
leados o medio despejados. Por ahora no se tiene VAN DER HAMMEN T. y G. VAN REENEN. 1984. "In-
una explicación al respecto. Algunos de los valores tensidad de la luz a nivel del suelo en e l transecto Bu-
que se obtuvieron se acercan a las cifras registra- ritaca (Sierra Nevada de Santa Marta)". En: T. van
das por van der Hanunen y van Reenen ( 1964) en Der Hammen y P. Rulz. Eds La Sierra Nevada de San-
comunidades vegetales de la reglón ecuatorial o ta Marta. Transecto Burltaca-La Cumbre. Estudios de
tropical de la Sierra Nevada de Santa Marta. En Ecosistemas tropandlnos 2:93-98.

51
Capítulo 2

Geología y Suelos

Foto: Fernando Urblna


A. GEOLOGIA

Rubén Lllnás R. 1
Juan Pinto N. 1
FabloPeña 1
Fredy Caro 1

RESUMEN. fex y la ausencia de plagioclasa; Tobas, presen-


tan shards irregulares de vidrio volcánico pala-
Al hacer un análisis geológico se diferenciaron gonítico y cristales de olivino incluidos en la
las unida,des sedimentarias e ígneas, estas últi- matriz.
mas son el principal interés del presente trabajo.
Químicamente esta secuencia de rocas se ubi-
Con base en los resultados obtenidos de las re- can en el campo de las sub-alcalinas. En cuanto
laciones de campo, estudio petrográfico, mi- a su génesis se plantea la hipótesis de un origen
crográfico y de análisis químicos, las rocas se común a partir de un derrame de lavas de com-
clasificaron como: Peridotitas, se presentan en posición ultramáfica, mediante el proceso de
la variedad harsburguita con textura cúmulo; cristalización fraccionada.
Cabros, según sus características texturales y
composicionales se clasificaron en gabros poi-
INTRODUCCION.
klliticos, gabros norita olivínico y micro gabro
olivínico, con presencia de texturas microspini- El presente trabajo está encaminado a la redefi-
fex al interior de la roca; Basaltos, del tipo cal- nición de las unidades de roca ígnea que afloran
coalcalino, presentan estructura de lava en la isla de Gorgona, el poder ubicarlas car-
almohadillada y exhiben textura hialomicrostali- tográficamente y estudiar en detalle su petro-
na; Basaltos komatíticos se encuentran intcr-es- grafía, así como tratar de dilucidar su génesis;
tratificados con los flujos basálticos, se de esta forma, se contribuye al conocimiento de
caracterizan por la presencia de textura spinifex la geología de los territoros insulares que por su
y contenidos de plagioclasa mayores de 17%; dificil acceso y ubicación no ha sido bien estu-
Komatiítas, se caracterizan por la textura spini- diados.
La isla Gorgona debe su importancia desde el
Departamento de Geoclenclas, Universidad Nacional de punto de vista geológico a la presencia de Koma-
Colombia. Apartado 55197. Bogotá, D.E. Colombia.
tiítas de edad mesocenozoica (Echeverría, 1982),

55
Biola y ecosistemas de Gorgona

dentro de una secuencia de rocas máficas y ul- con acantilados casi verticales en la costa occi-
tramáficas inalteradas y prácticamente sin me- dental, con virtual ausencia de terrazas.
tamorfismo, a diferencia de Komatiítas de otras
La isla, se une por el occidente con el Islote de
partes del mundo reportadas hasta ahora como
Gorgonilla por el denominado "Paso de Tasca" de
de edad precámbrica.
más de 700 m. de longitud, el cual emerge en
El presente trabajo se basa en las publicaciones marea baja.
de Ganser (1950) y Echeverría (1982) y consiste
La máxima altura de Gorgona está a 330 m. en
de una revisión cartográfica general y la recolec-
el cerro de la Trinidad.; en Gorgonilla la mayor
ción sistemática de muestras de roca (80 en to-
elevación es de 90 m. en donde se ubica el Faro.
tal) de las unidades aflorantes en la isla, con
mayor énfasis en los flujos komatiíticos. El límite norte de la Isla corresponde a una for-
mación rocosa llamada "Punta de Horno", al sur
Del total de muestras colectadas, se escogieron
también se presenta este tipo de formación lími-
31 para la elaboración de sección delgada y su
te, se conoce como "Punta del Viudo".
correspondiente estudio petrográflco y mi-
crográfico; ocho de éstas con análisis quúnico.
Con base en los resultados obtenidos en estos
estudios las rocas se clasificaron en las siguien- MARCO TECTONICO
tes unidades:
El ambiente tectónico de la isla no es claro y se
Peridotitas, Gabros, Basaltos, Tobas, y Flujos han planteado tres hipótesis para explicarlo: la
Komatiíticos; con relación a estos últimos, los isla puede representar una extensión hacia el
autores introducen algunos términos tales como sur de la Serranía del Baudó, el más joven de
"Hoja de Helecho", "Punta de Espada", "Plumo- una serie de cinturones máficos y ultramáficos,
sa" y "Espina de Pescado", para calificar adecua- cuya edad decrece hacia el occidente. Alternati-
damente algunos rasgos texturales, asociados vamente, tales islas pueden ser bloques que han
con dichos unidades. rotado de la cordillera occidental; un cinturón
Es importante anotar la dificultad de la explora- cretácico, compuesto de rocas ígneas y sedimen-
ción geológica debido a la exhuberante vegetación, tos.
el régimen mareal y de lluvias, así como el acciden- Una tercera posibilidad es que tales islas sean
tado terreno en algunos sectores de la Isla. oceánicas y que no están estructuralmente rela-
cionadas con las cordilleras continentales (Eche-
ESTADO ACTUAL DEL TEMA venia, 1982).

Los trabajos geológicos sobre la Isla Gorgona


son escasos, particularmente sobre el estudio de GEOLOGIA
las Komatiítas es casi desconocido, ya que no
presentan ningún interes económico. Entre Generalidades
otros autores podemos mencionar a Ganser, A.
(1950), Echeverría (1982), Ganser et al., (1979). La isla consiste de una serie de bloques levan-
quien cita a Hubach ( 1930) y a Olson ( 1947). tandas e inclinados, con una falla principal, Fa-
lla de Tarzán, que corre en sentido NE a lo largo
GEOMORFOLOGIA del eje de la isla y repite parcialmente la secuen-
cia al W de ella. La base que aflora del complejo
La Isla de Gorgona es de origen volcánico, for- consiste de peridotitas la cual está cubierta con
mado por rocas extrusivas e intrusivas, una gabros (algunos de ellos con textura poikilítica).
quinta parte del terreno está cubierto por rocas Estos últimos estan cubiertos por una secuencia
sedimentarias geológicamente recientes (Tercia- de lavas almohadilladas basálticas (donde se en-
rio y Cuaternario). cuentran los flujos komatiítlcos en forma inter-
calada. ) Por último, se presenta una capa de
La parte más profunda entre el continente y la
brecha tobacea ultramáfica, pero su posición es-
parte oriental de la isla es de 270 m.; en con-
tratigráfica está distorsionada por fallamientos
traste con el occidente de la isla, donde existen
tardíos (Echeverría, 1982). La secuencia ígnea
profundidades que sobrepasan los 3000 m.
está cubierta por areniscas de grano muy fino,
Su morfología presenta pendientes empinadas a shales y calizas fosilíferas de edad Eoceno y Mio-
lado y lado de una cadena montañosa central, ceno (Ganser, 1950. ).

56
A. Geologla

La edad radiométrica de la isla no ha sido deter- A través de comparaciones con afloramientos si-
minada; se acepta una edad de Mesozoico supe- milares a lo largo del continente, se indica su
rior 0 Terciario inferior, con base en los estudios edad como Oligoceno inferior.
de Echevenia 1982. Los sedimentos se observan libres de piroclas-
tos, en contraste con capas similares en la parte
norte de la cordillera de la costa (Ganser, 1950).
Rocas sedimentarias. El contacto con los gabros circundantes parece
ser fallado.
DEPOSITOS CUATERNARIOS:.
Forman pequeñas deltas de río, bloques de des- Unidad D: Eoceno superior. Ganse r (1950):
)izaJilientos de tierra, así como una terraza cons- Las únicas rocas expuestas se encontraron en el
picua en la costa E de la Isla. extremo sur de Gorgonilla, incluyendo la roca
aislada "El Viudo" aproximadamente a dos kilo-
Unidad A: Mioceno medio-superior, Ganser
metros al SW de la isla.
( 1950):Esta forma una pequeña banda de aflora-
mientos en el lado E de la isla y está cubierta El buzamiento promedio de las capas en el S es
por la terraza mencionada anteriormente. La for- de 40".
mación consiste d e calizas fosilíferas arenosas,
La parte superior de la secuencia expuesta con-
cremosas, que contienen pequeños cantos de ga-
siste de shales tobaceos, oscuros, gris-negrus-
bros y diabasas.
cos, con intercalaciones de shales silíceos, lo
Se aprecia un buzamiento hacia el N de aproxi- que le confiere un aspecto bandeado.
madamente 10".
El afloramiento más profundo consiste en are-
La edad ha sido asignada mediante la compara- niscas calcáreas con foraminíferos y calizas are-
ción con las formaciones marinas similares de la nosas bien bandeadas.
costa pacifica colombiana.
Tales capas inferiores presentan una buena fau-
Unidad B: Mioceno inferior. Ganser (1950): na del Eoceno superior (Lepldocycllna peruvlana,
Clblcldes tuxapemensls).
Está bien expuesto en el extremo sur-occidental
de la isla y forma una gran parte del cañon muy El contacto con la unidad C no está bie n ex-
somero de Tasca, entre Gorgona y Gorgonilla. puesto sobre la isla pero se supone que es tran-
sicional en analogía con las secciones bien
Se presentan arcillas con shales y limos bien
expuestas del continente (Ganser, 1950).
bandeadas con delgadas capas de areniscas.
El contacto basal con las rocas ígneas básicas
Los acantilados fracturados del extremo SW
circundantes, no está bien expuesto, está par-
consisten en conglomerados finos a medios, bien
cialmente distorsionado, pero se alcanza a ob-
bandeados, intercalados con estratos de arena.
servar como las capas de Unidad D son cortadas
Se supone que los conglomerados son la parte por las intrusiones básicas. Los fenómenos de
inferior del Mioceno inferior e indicaÍl la presen- contacto son nulos.
cia de una inconformidad, muy bien expuesta a
lo largo de la costa pacifica (Ganser, 1950). Rocas ígneas
Ganser (1950), dice que Hubach mencionó la si- Más de las 415 partes de la superficie de Gorga-
militud entre los sedimentos del Mioceno inferior na y Gorgonilla están constituidas por cuerpos
de Tasca, con las capas más inferiores del Mio- intrusivos y extrusivos máficos.
ceno del Golfo de Urabá. Los cantos de ígneos
básicos y los cherts son componentes comunes Por razones prácticas, derivadas del. exámen di-
en tales formaciones y se presentan bien redon- recto en el campo, se subdividen en las siguien-
deadas. tes unidades:
TOBAS:
Unidad C: Oligoceno inferior. Ganser (1950):
Se presentan en la parte sur de Gorgona, en
Sobre la costa W de la isla se presenta un pe-
donde afloran a lo largo de la costa.
queño parche de shales limosos levemente ple-
gados y algunas veces sillcificados, que El complejo tobáceo es muy variado y consiste
presentan algunos radiolarios y foraminíferos en estratos muy irregulares, gruesos de aglome-
mal preservados. Esto dificulta su identificación. rados, capas de toba con lapilli embebido, oca-

57
Biola y ecosislemas de Gorgona

sionalmente cortados verticalmente por diques en grandes cristales, opticamente continuos, de


olivúnicos de grano fino en general. diferente composición (Williams, et al.• 1954).
Las capas de toba se presentan bien bandeadas Estratigráficamente se presentan cubriendo las
y con buzamientos de cerca de 202 , muy simila- peridotitas. Son gabros de grano grueso. Los
res a los buzamientos del Eoceno de las forma- mejores afloramientos se sitúan en la costa W de
ciones de Gorgonilla. Gorgona, entre la Mancora y Huanchine. Tam-
bién hay buenos afloramientos a lo largo de las
Bajo el microscopio las tobas presentan estruc- diferentes quebradas.
turas muy irregulares con agujas de augita fina,
siendo los demás constituyentes altamente alte- - Komatütaa:
rados. El término komatiíta fué introducido por Viljoen
El espesor aproximado observado de las forma- & Viljoen (1969) para defink una clase de rocas
ciones tobáceas es de 400 a 500 m. ultramáftcas arqueanas de composición diferen-
te de las otras rocas ultramáftcas. Estas rocas
El contacto con las formaciones del Mioceno in-
presentan altas relaciones Ca: Al y Fe: Mg, con
ferior es claro y está marcado por una falla. Ha- bajos contenidos de álcalis y textura que indican
cia el norte, el contacto entre las tobas y los
que algunas partes fueron originalmente líqui-
gabros no es claro, ni se observa un afloramien-
das.
to, se presume es un contacto fallado.
Normativamente tienen rasgos desde altos en
Debido a que las tobas se presentan dentro del olivino (>70%) a pobres en olivino y ricas en piro-
Eoceno superior, pueden estar relacionadas a xeno (OP x + CP x >55%). Posteriormente se in-
las últimas extrusiones de un magma básico cluyen dentro de ésta definición rocas con
(Ganser,1950).
menores relaciones Ca: Al que la~ reportadas
- Peridotitas: por Viljoen & Viljoen ( 1969) en Suráfrica.
Están concentradas en la parte del norte de Gor- La terminología fué luego cuantificada por
gona así como en la parte central y en la parte Brooks y Hart ( 1974), quienes usaron estricta-
más oriental. De la misma forma, la parte norte mente un criterio geológico; así plantearon que
de Gorgonilla está constituida por peridotitas. el concepto de komatiíta debería ser aplicado a
una serie de rocas con composiciones en un
Afloran sólo a lo largo de la cordillera axial de la
rango de ultramáftcas a máficas y fijaron enton-
isla donde el fenómeno de meteorización es in-
ces el siguiente criterio: Si02 <53%; >MgO >9%,
tenso. Debido a ello la exposición del basamento
K2 O, Ti02 y CaO: Al203 -1%.
de peridotitas es pobre y consiste en protube-
rancias aisladas (Echeverría 1982). En 1977 Arndt et al, Nisbet et al; y otros, sugi-
rieron que la definición del término komatiíta se
Las peridotitas, junto con gabros, son las rocas
aplicaría también a rocas de áreas diferentes a
más comunes . Regionalmente son muy unifor-
Suráfrica y que presentaran características que
mes; en detalle, sin embargo, se pueden obser-
permitieran incluirlas dentro de éste rango. A
var diferencias menores.
partir de 1977 han sido expuestos gran variedad
-Gabroa: de criterios respecto a las relaciones CaO: Al203
y se plantean rangos de 0.8 a >1; se propuso in-
Los gabros normales se encuentran en la parte
clusive, Nisbet et al (1979), la idea de que fueran
central de Gorgona y en la parte sur de Gorgoni-
dos grupos diferentes de komatiítas, uno carac-
lla. Son macizos y de color verde oscuro. Se dife-
terizado por alto CaO: Al203 y otro grupo con
rencian por ser de grano grueso y la estructura
contenido más "normal" de CaO: Al203.
ofitlca es claramente visible.
Petrográficamente los rasgos más notables en
Las diaclasas que se observan son verticales y
ciertos afloramientos de komatiítas son:
de aproximadamente 452 con rumbos E -W y N-
S, respectivamente. a. el gran tamaño de algunos cristales(> 150 mm), y
GABROS POIKILI11COS: b. su forma esqueletal o dendrítica.
El término poikilitico hace referencia a la textu- En consideración al tamaño de los megacrista-
ra, que es cuando las rocas tienen numerosos les, las komatiítas no tienen contraparte en nin-
granos de uno o varios minerales con una orien- guna otra roca máfica; los cristales esqueletales
tación casual y están completamente encerrados y d endríticos no son desconocidos en las facies

58
A. Geologla

marginal y de~ silos, diques y flujos, pero si el tobáceas, cuya posición estratigráfica esta oscure-
gran espesor a havés del cual se originan estas cida por tma falla reciente, (Echeverría 1982 ).
formas de cristales, en unidades de komatiítas y
la amplia diferenciación en las mismas, lo que La eda!ctab~luta de la secuenc ia ígnea de Gor-
proporciona un tipo de roca'wuco. Un punto im- fona, a~a no ha sido determinada. Sin cm-
portante a mencionar es la opinión de O'Hara argo, e 1 límite mas joven está señalado por
(1977), quien planteo la tesis de que "las koma- lodolitas y arenitas finas d~l Terciario superior
que reposan sobre las rocas 1gneas.
tiítas son el magma primario, el cual se convier-
te durante el ascenso a magma basáltico por La secuencia ígnea de la isla de Gorgona no pre-
diferenciación". senta metamorfismo ni deformación, las textu-
ras ígneas primarias están conservadas en todas
En resumen, una komatiíta se define como una
las unidades y solo unos pocos minerales secun-
roca volcánica ultramáflca, o más especifica-
darios de alteración están presentes. E l mirleral
mente, una lava o roca volcánica con un porcen-
mas intensamente alterado es la plagioclasa pre-
taje mayor de 18% de MgO (Mg>18%). Este tipo
sente en gabros y basaltos. Los máflcos y el vi-
de roca es reconocida sobre la base de rasgos
drio están, la mayor parte, intactos o con
texturales y químico/', indicativos de origen ex-
alteración incipiente.
trusivo.
Microscópicamente las komatiítas de Gorgona
LAS KOMA111TAS EN LAS ISLAS:
son vistas como placas de olivino inalterado con
Los flujos de komatiítas están estratificados con arreglo "spinifex" sub-paralelo. Los análisis pe-
los flujos de basaltos. Los mejores afloramientos trográflco de las muestras penniten ver que el
se encuentran en la costa E cerca de la Punta material entre las placas de alvino consiste de
Trinidad. También se encuentran afloramientos clinopiroxeno, vidrio y plagioclasa. El clinopiro-
aislados en el interior de la isla. Los cantos de xeno presente, muestra texturas esqueletales
komatiítas con textura "Spinifex" son muy co- bien desarrolladas.
munes en Huanchine. Es posible que se presen-
ten otros flujos, pero no se observaron, por la PETROGRAFIA
densa vegetación.
En el campo es muy fácil reconocer las koma- La secuencia de rocas máficas y ultramáficas
encontradas en Gorgona se subdivide en: Duni-
tiítas por la presencia de texturas Spinifex bien
tas y Peridotitas, Cabros, Basaltos con interes-
desarrolladas, con placas de olivino de aprox. 7 -
trati.ficación de flujos komatiíticos (basaltos
10 cm. de extensión.
komatiíticos y komatiítas) , y Tobas; sobre esa
Las komatiítas forman la porción ultramáflca de serie reposan rocas sedimentarias del terciario.
una serie magmática - la serie asociación koma-
tiítica- la cual incluye también rocas volcánicas
máflcas llamadas basaltos komatiíticos (Eche- Dunitas y Perldotitas
verría, 1982).
Las peridotitas derivan su nombre del alto con-
Los rasgos clasificatorios que pueden ser usados tenido en olivino o "peridoto".
para identificar basaltos komatiíticos pueden re-
flejar su relación con komatiítas. En la isla de Las condiciones para denominar una roca de es-
Gorgona, las komatiítas aparecen dentro del ta manera, son: determinar que el índice de co-
miembro volcánico de una secuencia máfica y lor es mayor de 90 y el porcentaje de olivino
ultramáflca. La base expuesta de la secuencia, mayor del 40%.
la forman peridotitas con textura "cúmulos", su- Las dunitas son variedades de peridotitas con
prayaciendo una unidad gabroica gruesa. La contenido de olivino >90%.
parte baja d~ esa unidad consiste de gabros poi-
kilíticos de grano grueso, con clinopiroxenos oi- Las dunitas encontradas en Gorgona se caracte-
kocristalinos, incluidos en cristales euhedrales rizan por prese ntar altos contenidos d e olivino
de plagioclasa. Algunos de los gabros son troc- (>90%), y bajos de piroxena (<10%); presentan
toliticos, con acumulaciones de olivino e interca- texturas cúmulo, se observan gra n cantidad de
laciones de plagioclasa. olivino alterado a serpentina y h ay un incipiente
desarrollo de minerales opacos.
La cobertura actual del complejo ígneo de Gorgona
está constituida por una unidad de brechas Las Peridotitas (var. harsburgita) se caracterizan
por presentar clino-piroxeno (>10%), su textura

59
Biola y ecosislemas de Gorgona

es cúmulo; los cristales de olivino alcanzan un servan cristales elongados de olivino algo altera-
buen desarrollo, localmente son bastante fractu- dos, embebidos en cristales de clinopiroxeno es-
rados y a través de éstas fracturas se ha desa- queléticos y cristales de plagioclasa cálcica; es
rrollado una importante serpentinización. En la común observar intercrecimiento de las plagio-
mayoría de las muestras el grado de formación clasas con los piroxenas. La estructura es local-
de opacos es importante alcanzando hasta el mente orientada, y siendo olivinos los que
8%. presentan mejor orientación; conjuntamente con
alteración serpentina. La textura es típicamente
Gabros spinifex y los contenidos de plagioclasa siempre
varían entre 20 y 35% del procentaje total.
Los gabros de Gorgona al parecer corresponden
composicionalmente a magma cristalizado, una La textura spinifex presenta las variedades Hoja
vez han sido sustraídos los olivinos por grave- de helecho, Punta de espada, Plumoso y Espina
dad. Los olivinos aparecen en cristales de gran de Pescado conformada por cristales de olivino
tamaño, esquelé ticos y con disposición paralela de gran tamaño (hasta 7 y 8 cm de longitud), en-
o sub-paralela. Generalmente, las plagioclasas y tre los cuales se disponen, en forma a veces pa-
los piroxenas presentan inclusiones e intercre- ralela, a veces perpendicular, las plagioclasas y
cen de forma· gráfica; además, a lo largo de las los piroxenas; forman texturas sub-ofiticas y al-
fracturas que se observan en las rocas, se pre- gunos cristales con inclusiones de opacos. Los
. senta serpentinización. cristales de olivino, generalmente tienen un im-
portante grado de serpentlnización. Los piroxe-
Un rasgo notable en los gabros de Gorgona es la nas también forman texturas microspinifex
presencia de texturas microspinifex, al interior entre los macrocristales de olivino. Generalmen-
de la roca, generalmente del tipo "hoja de hele- te la plagioclasa presenta habitas aciculares o
cho". Es importante anotar que la plagioclasa semi-aciculares. Estas texturas microspinifex re-
presenta alteración a sausurita. Se presenta producen, a menor escala, las que presentan los
también desarrollo de opacos correspondientes a macrocristales de olivino e igualmente, estan
magnetita. orientadas de acuerdo a esos macrocristales.
Según sus características texturales y composi-
cionales, los gabros se clasifican en: poikilíticos,
gabro-norita olivúnicos y microgabro-norita- Komatiítas
olivínicos. Se caracterizan por la textura spinifex y por la
prácticamente total ausencia de plagioclasa. Los
Basaltos porcentajes de la misma están siempre en nive-
Los basaltos calcoalcalinos son los mas abun- les inferiores al5% Las rocas presentan cristales
dantes en las rocas ígneas de la isla, en donde alargados de olivino, en gran parte alterados a
se observa la textura afanítica fracturada y con serpentina y relativa abundancia de minerales
alto contenido de vidrio, además del desarrollo opacos. La textura spinifex presenta variedades
de serpentinización a lo largo de las fracturas. de " espada" y " hoja de helecho" en los piroxe-
Los flujos de basalto en Gorgona son los que nas. En algunos sectores de las muestras se
contienen asociados los basaltos komatiíticos y aprecian cristales de piroxena, asociados con pi-
komatiítas. Estos basaltos tienen microcristales roxenas aciculares, conformando texturas mi-
de olivino y piroxena, encerrados en vidrio con crospinifex, lo que permite pensar en una
longitudes de 0.01 mm.; además hay numerosas cristalización fraccionada de las rocas.
microfracturas rellenas de forma amigdaloide
con clorita, epidota, carbonato y ceolita. El vi-
Tobas
drio que se presenta es de color marrón en su
alteración palagonita, esto evidencia un alto Las rocas piroclásticas de la isla son cenizas liti-
contenido de hierro y baja proporción de sílice. ficadas o sea, tobas, en donde es caracteristica
la presencia de los shards que define precisa-
Basaltos komatlítlcos mente este tipo de rocas; estos shards irregula-
res son de vidrio volcánico palagonítico, el cual
Los basaltos komatiíticos se presentan asocia- es rico en hierro y bajo en sílice y se ve de un co-
dos a los flujos de basalto en la isla, sinembar- lor oscuro; está parcialmente devitriflcado. Hay
go, estos afloramientos solo son de fácil acceso evidencia de flujo y orientación piroclástica; una
en Punta Trinidad. En este tipo de rocas se ob- particularidad más de las tobas de Gorgona es

60
A.Geologra

la presencia de cristales de olivino incluidos en composición diferente progresivamente y para


la matriz. cada fracción líquida ellos tendrían una fracción
cristalina complementaria. Cada fracción liquida
o sólida puede formar una roca separada de
QUIMICA
composición única (Turner & Verhoogen, 1968).
Los análisis químicos de ocho muestras de rocas El magma al entrar en un proceso de enfria-
de Gorgona fueron obtenidos por la sección de miento rápido, forma una capa que actúa como
oeoquímica analítica de Ingeominas y consigna- aislante térmico dando origen a cristales extre-
dos en la tabla nº 2.1; los valores que aparecen madamente grandes y de hábito esqueletal; en el
allá son el resultado de calcular porcentualmen- caso de Gorgona está representada por los flujos
te sin tener en cuenta el agua en la totalidad de komatiíticos (inter-estratificación de basaltos,
los resultados. basaltos komatiíticos y komatiítas).
En las muestras PPC-40, PPC-69 y PPC-70 se ob-
serva un mayor porcentaje de agua que en las Dentro de la fase líquida y de acuerdo al rango
demás muestras; esto se explica por el alto grado de temperatura, el primer mineral formador de
de serpentinización que presentan estas rocas. roca en cristalizar es el olivino, el cual por la di-
ferenciación gravitacional en un estado tempra-
De acuerdo a los resultados obtenidos para las no de evolución magmática donde la fase líquida
rocas PPC-40, PPC-47, PPC-56 y PPC-36, las es dominante, se precipita, logrando un buen
cuales muestran: un contenido de MgO entre desarrollo cristalino separado del líquido origi-
18.5 y 19.3%, la relación CaO/ AI203 entre 81 y nal, formando rocas más o menos equigranula-
92% y el contenido de Ti02 entre 51 y 55%, es- res con una textura característica "cúmulo", que
tas se ajustan a la definición de Komatiítas, para este caso se denominan peridotitas y cons-
(Arndt et al, 1977). tituyen la base de la secuencia encontrada en
Petrográficamente las clasificamos como basal- Gorgona. Posteriormente se cristalizan gabros a
tos komatiíticos debido al alto contenido de pla- partir del líquido diferenciado, en los que se ob-
gtoclasas observado en sección delgada (mayor servan texturas microspinifex.
del 17%), mientras que por definición las koma- En cuanto a las consideraciones térmicas para
tiítas propiamente dichas presentan un porcen- la formación de komatiítas de edad precámbrica,
taje de plagioclasa menor del 10%. En las con contenido de MgO mayores del 18%, algu-
muestras de komatiítas colectadas en la plagio- nos petrológos plantean que éstas debieron for-
clasa esta ausente. marse a temperaturas extremadamente altas (de
Al graficar Na20 + K20 vs Si02 se det~rminó que hasta 1.7oo• C.) y presiones igualmente altas;
las rocas son subalcalinas. (Fig. n 9 ,2.11,). esta ultima posibilidad es menos probable debi-
do a que las rocas ricas en MgO son de alta den-
Como una ayuda importante para entender me- sidad y no existe un mecanismo que explique
jor la génesis de las komatiítas, se presentan claramente su presencia en niveles altos de la
gráficas en las cuales se muestra el comporta- corteza terrestre. Lo anterior nos permite con-
miento de los diferentes óxidos en relación con cluir que el gradiente térmico en el precámbrico
el MgO. Este último es tal vez el parámetro esen- era más alto. Existe un concenso general de que
cial para clasificar las komatiítas y sus rocas la tierra fué mucho más caliente en sus orígenes
asociadas. (fig. 2.2, y 2. 3 que en el presente; aunque el material acrecio-
nado que formó la prototierra pudo haber sido
PETROGENESIS no muy caliente la subsecuente segregación ?el
núcleo metálico y posibles bombardeos meteori-
Sobre la base de los principales rasgos texturales y cos junto con una rata mucho mayor de produc-
químicos, así como las relaciones de campo, postu- ción de calor radiogénico en la tierra produjo
lamos la hipótesis de un origen común para toda la suficiente energía termal para causar la fusion
serie de rocas de la Isla; estas se originan a partir de la periferia más externa dando origen a este
de un derrame de lavas y forman una secuencia tipo de líquidos (Best, 1982).
con características diferenciales, las cuales están
bien preservadas y nos permiten inferir las propie- Los flujos komatiíticos de Gorgona, únicos post-
dades del líquido original. precámbricos registrados en el mundo (Mesozoi-
cos) presentan contenidos bajos de MgO
Un magma ultramáfico puede proporcionar una
(15-18%), por lo tanto es posible que su forma-
sucesión de líquidos residuales cada uno de

61
Biota y ecosistemas de Gorgona

Figura 2.1

Diagrama Na20 + K20 vs SI02

Los muestras en su tota lidad caen en el campo sub<olcolino

,....
o~ 8 Alcalino
1-
Q_

o1\1
::.e 6
+
01\1
o
z
4 Subo leo lino

6
45 50 55 58
Si02 (PT%)

Tabla 2 . 1
No. No. Si02 &O N1120 N1120 Nombre
&O

PPC 71 1 47.96 0.082 2.15 2.232 O abro


PPC40 2 45 0 .043 1.04 11.083 Basalto
Komallitlco
PPC47 3 44 .9 0 .042 1.59 1.632 Basalto K.
PPC69 4 42 0.011 0 .14 0 . 151 Perldotlta
PPC56 5 46.14 0 .042 1.57 1.612 Basalto K.
PPC70 6 42.16 0 .011 0 .08 0.091 Perldotlta
PPC77 7 44.08 0.042 0 .63 0 .672 Basalto K.
PPC36 8 46.18 0.042 1.016 1.058 Basalto K.

62
A. Ceologra

Figura 2.2

Diagrama TI02 vrs. MgO


~~--------------------------------------------------

7
o

o•

o.
...
OJO
+iiO +20 +lO
M90 (MaQnesio •n M90 ) 0/o
o M90.TIO 4 PPC 69 Ptridotita
Roto dt rtQrtti6n ~ PPC !56 Bo•olfo K.
1 PPC 71 Gobro 6 PPC 70 Ptridolito
2 PPC 40 Basalto K , 7 PPC 77 Basalto K.
3 PPC 47 BosoltoK. 8 PPC 36 Basalto K.

Figura 2.3

Diagrama K20 vrs. MgO

0 . 10

o. o e

o.o.

0 .07

*
o o. os
"
.e

o
o.oe

~
o 0 .04

...~
0.1)1

0 .02

0 .0 1

o.oo
+40 +liO +20 +lO

MgO (Magnesio en Mgo)%


O M90 . K O 4 PPC 69 Porldollto
Rota de rt9rtsiÓn 5 PPC !56 Bo solto K .
PPC 71 Gobro 6 PPC 70 Peridotito
2 PPC 40 Basalto Komatiitieo 7 PPC 7 7 Basalto K
3 P PC 47 Bosollo K. 8 P PC 36 Boootto K .

63
Biota y ecosistemas de Gorgona

ción obedezca a gradientes geotérmicos más ba- pada", de acuerdo a su parecido con dichos ob-
jos, en comparación con los precámbricos. jetos.
Por último y con base en el lústograma de distri-
CONCLUSIONES bucicón de Ti02, las rocas de la Is la son de
tectónica compresiva.
Con base en las caracteríticas macrscópicas, mi-
croscópicas y de composición química de las ro-
cas de Gorgona, se comprueba la presencia de REFERENCIAS
Komatiítas provenientes de una lava ultramáfica
mesozoica o más reciente. ARNDT, N. T. , A. D. NALDRETT & D . R . .PYKE, 1977.
Komatiitic and iron-rich tholeltlc lauas oj Munro Towns-
A diferencia de los flujos komatiíticos reportados hlp. Ontario, Can. Earth Se!. 14: 2620-2637
en otras partes del mundo, de edad precámbri-
ca, los de Gorgona no presentan metamorfismo BEST, M. G. 1982. lgneus and Metamorphyc Petro-
o deformación; las texturas ígneas primarias se logy. San Francisco: W. H. Freeman and Co.
conservan en todas las unidades y solamente al- BROOKS, C. & S. R. HART, 1974 On the slgnljlcance
gunos minerales secundarios están presentes, oj Komatiíte, Geology 2: 107-11 O
esto nos permite inferir eventualmente las ca- ECHEVERRIA, L. M. 1982. KomatUtes jrom Gorgona
racterísticas del líquido original y su reciente lsland, Colombia. En: ARNDT, N. T. & E. G. NlSBET
formación. (edit.), Komatiites 199-209. - London: George Allen &
Unwin.
Los flujos komatiíticos de Gorgona en relación
con los de edad precámbrica presentan conteni- GANSER, A. 1950. Geologlcal and Petrological notes
dos relativamente bajos de MgO, entre 15 y on Gorgona lsland in relation to north-western South
18%, sin embargo, la composición de las fases Amerlca. Schweiz, Mineral Petrogr. 30: 219-237.
minerales, particularmente del olivino y piroxe - GANSER, A., V. J. DIETRlCH & W. CAMERON, 1979.
na es similar para los dos tipos de komatiíta. Lo Paleogene Komatiites jrom Gorgona lsland, Nature
anterior permite pensar que las de Gorgona se 278.
formaron a gradientes térmicos más bajos en MIYASHIRO, A.197 4. Tholetlc and Calkalic series in
comparación con las precámbricas. r elation to the behavior s oj Tltablum, Venadlan, Chro-
mlum and Nickel, Am. Scl. 275: 265-277.
En cuanto a la textura spinifex, se determinó
que ésta no es exclusiva de las komatiítas, sino NlSBET, E. G., M. J. BICKLE & A. MARTIN, 1977.
que también aparece en rocas asociadas tales The mqflc and ultramajlc lavas oj the Belingwe greens-
como gabros, basaltos e incluso peridotitas. Este tone belt, Rhodesia, Journ. Petral. 18: 521-566.
fenómeno también es un importante punto de O'HARA, M. J. 1977. Geochemlcal evolutlon during
apoyo para dilucidar en parte la génesis de estas jractional Crlstallization oj a Periodlcally r efllled mag-
rocas, que para el caso del presente estudio se ma Chamber, Science 266: 503-507.
plantea de un origen común mediante e l proceso PEÑA, F., F. O. CARO & J. PINTO, 1989. Análisis pe-
de cristalización fraccionada. La literatura cono- trograjlco de las komatlltas de la Isla Gorgona, Colom-
cida h asta ahora se refiere especificamente a ko- bia. (Tesis: mimeografiada.)
matiítas arqueanas, característica que hace TURNER, F.J. & J. VERHOOGEN,1968. Igneus and
dificil su aplicación estricta a las rocas de Gor- metamorphic petrology 694.-N. Y.: McGraw-Hlll.
gona.
VILJOEN, M. J. & R. P. VILJOEN, 1969. The geol ogy
Como un aporte a la terminología de texturas ti- and geochemestry oj the lower ultramqflc unlt oj the
po spinifex, se defmieron algunos nombres que Onverwacht Group and proposed new class oj lgneus
permiten describir de manera más exacta las rock, Sp. Pub!. Geol. Soc. South Afrlca 2: 221 -244
formas o aspectos de algunas de ellas; así en el WILLIAMS, H., F. V. TURNER & C.M. GILBERT, 1954.
texto se citan tipos tales como "Espina de pesca- Petrology an lntroduction to the study rock s in thln sec.
do", "Hoja de helecho", "Plumosa", "Punta de es- tions. San Francisco, U.S.A.: W. H. Freeman and Co.

64
B. SUELOS

Clara Chamorro-B. 1

INTRODUCCION su patrón de distribución, de sus características


físico-químicas, mineralógicas y especialmente
Dentro de los levantamientos ecológicos de una biológicas.
región, el estudio de los suelos es una parte fun-
damental para la comprensión de la dinámica METODOLOGIA
del ecosistema, ya que el suelo soporta comuni-
dades animales y vegetales que participan en Con antelación al muestreo en el campo, se efec-
forma activa en los procesos de reciclaje y trans- tuó una fotointerpretación que permitió el esta-
ferencia de materia y energía. blecimiento de tres transectos contrastantes, en
La fauna del suelo desempeña un papel primor- los cuales se realizaron los correspondientes le-
dial en la formación, evolución y desarrollo del vantamientos bioedafológicos.
sustrato que habita. Sin embargo, ésta es una En e l terreno, con la ayuda de mapas y foto-
interacción recíproca, pues las condiciones del grafías, se ubicaron los puntos exactos en donde
ambiente edáfico determinan, a su vez, los pro- se realizaron los perflles. En cada uno de ellos
cesos biológicos propios d el ecosistema. Junto se Wzo descripción preliminar de las carac-
con la vegetación, factor activo en la formación terísticas físico-químicas de cada horizonte y se
del suelo, la edafofauna se interrelaciona con los tomaron muestras para su posterior análisis en
demás factores (clima, relieve, tiempo y material el laboratorio de s ue los del Instituto Geográfico
parental) determinando así diferentes suelos. Agustín Codazzi. (IGAC)
No se conocen estudios previos de la bioedafo- Se practicaron simultáneamente muestreos ma-
logía de la isla Gorgona, sólo se han reportado nuales de la fauna del suelo, en los primeros 40
observaciones muy generales sobre suelos (Ca- cm de profundidad, en cuatro sitios aledaños a
brera, 1983 Inderena, 1985); por tal razón, se cada perfil para la obtención de la edafofauna
hizo un levantamiento exploratorio de los suelos interna. Para conocer la actividad de la fauna
de la isla para tener un conocimiento general de superficial en los suelos de Gorgona se coloca-
ron trampas Barber (Borrar y Delong, 1970),
cerca al lugar donde se describieron los perfiles
Departamento de Biología, Univers idad Nacional de Co- del suelo; estas trampas (con formol al 1% Y de-
lombia, apartado 23227, Bogotá, D.E. Colombia.

65
Biola y ecosistemas de Gorgona

tergente) se dejaron durante tres días, al cabo de grafia plana y ligeramente inclinada propicia la
los cuales se separó y limpió la edafofauna y se depositación de sedimentos fmos y materiales
guardó en frascos con formol al 10%, para su orgánicos transformados (Mull ácido).
posterior determinación taxonómica en los labo- Composición mineralógica
ratorios de la Universidad Nacional.
Desde el punto de vista de la composición mine-
El laboratorio de suelos del IGAC realizó los ralógica, relacionada con la fertilidad natural,
análisis físico-químicos y mineralógicos ·que co- los suelos de la isla contienen proporciones sig-
rroboraron y complementaron la información nificativas de minerales fácilmente intemperiza-
obtenida en el campo. Con toda la información bles como los feldespatos y los ferromagnesianos
reunida, se clasificaron los suelos hasta el nivel en la fracción aref1a y minerales como la caolini-
de familia. ta, la gibsita y porcentaje alto de material no
Los resultados de la caracterización edafológica cristalino en la arcilla.
se presentan en las tablas 2.2, 2.3; la fauna, La importancia de los análisis mineralógicos ra-
tanto macro como mesofaunística de los perfiles dica en que son básicos para vislumbrar algu-
de suelos se presenta en las tablas 2.4, 2.5 y 2.6 nas apreciaciones sobre los procesos evolutivos
y en las figuras 2.4, 2.5, 2.6 (Véase capítulo res- de los suelos; así mismo, permite ubicarlos en la
pectivo en este volumen). clasificación taxonómica, al nivel de familia mi-
neralógica y, además, es valioso porque permite
RESULTADOS Y DISCUSION aclarar, al menos en parte, el comportamiento
químico y físico del suelo y su respuesta a una
Relieve de las islas determinada utilización. Los minerales de la
De acuerdo con la tabla nº 2.2, el 85.8% de las fracción arcillosa de los suelos de Gorgona tie-
islas es de topografia quebrada con pendientes nen un contenido alto (50%) de materiales amor-
que varían entre 12-75%; solamente 222,3 ha., fos; así mismo, es común a todos los suelos
equivalentes al 14.2% son de topografÍa plana, analizados, aunque en proporción mucho más
sus pendientes oscilan entre el 1-12 %. En la baja (5-15%) la presencia de Goetita, Kaolinita y
porción quebrada del terreno sobresalen las for- Gibsita; solamente 10% de los perfiles seleccio-
mas con pendientes entre 25-50% y las formas nados en la isla revelaron la presencia de Clori-
escarpadas con pendientes entre el 50-75% ta, Pirofilita y Montmorillonita (Tabla nº 2 .3).
constituyen el 61.3% del área total de las islas. Los resultados de los análisis mineralógicos per-
El relieve en cifras y el conocimiento del terreno, miten, como una primera aproximación, decir
permiten concluir que los suelos de Gorgona y que los suelos de Gorgona pueden indicar un
los recursos que éstos sustentan tienen un gra- origen volcánico de los materiales originarios,
do alto de susceptibilidad al deterioro. manifestados por la abundancia de materiales
amorfos; la presencia de Gibsita y Kaolinita en
Los suelos casi todos los perfiles, podrían indicar la ocu-
Factores deformación rrencia o procesos fuer tes de meteorización en
los minerales originarios de las rocas parentales.
El medio natural que caracteriza la región del Li- La Clorita, en cantidades significativas denota,
toral Pacífico denota que las condiciones climáti- aisladamente, el avanee de algunos procesos pe-
cas extremas y las formas del relieve son los dos dogenéticos muy comunes en suelos tropicales
factores determinantes para la formación de es- de medios ácidos.
tos suelos. La humedad excesiva (Bmh-T) y la
temperatura (Aw) propios del bosque muy El contenido de carbón orgánico es alto en el
húmedo o super húmedo tropical acelera proce- primer horizonte, pero desciende abruptamente
sos de alteración de los minerales primarios y con la profundidad del·perfil del suelo.
causan la pérdida, por lavado, de los elementos Las características generales comentadas ante-
químicos, muchos de los cuales son indispensa- riormente permiten afirmar que los suelos de la
bles para la nutrición de las plantas. isla de Gorgona, como casi todos los del andén
Por otra parte, el relieve disectado con formas pacífico, tienen propiedades comunes con los de
quebradas y fuertemente escarpado (extremo la región amazónica que inciden sobre su apti-
norte y sector nor-occidental de la isla) frena el tud de uso y manejo. Es así como, por ejemplo,
desarrollo genético del suelo y , además, lo expo- en los suelos de Gorgona, como en la Amazonia,
ne a la acción de los procesos erosivos. La topo- la nutrición vegetal depende básicamente de los

66
B. Suelos

Tabla 2.2

Superficie de las formas del relieve de las islas Gorgona y GorgonUla

Fonna del Grado de ARE A (Ha.) Suceptibilldad


relleve pendiente Gorgona Gorgorulla Total % al deterioro

Plano 1 -7 81,9 24,4 106,3 6.8 No hay

Ligeramente 7- 12 112,9 3,1 116 7.4 Baja


inclinado

Quebrado 12 - 25 374,4 10,6 385 24,5 Media

Muy quebrado 25-50 680,9 4,7 685,6 43,7 Alta

Escarpado 50-75 254,9 20,6 275,5 17,6 Muy alta

Total 1505 63,4 1568,4 100

Tabla 2.3

Contenido mineralógico de las arcillas en los suelos de Gorgona

rt'axonomía Ubicación Goetita Kaolla- Amos Gibsita lnterst Clorita Pirofil Mont-
nita fos Intercrd morill

5. 15 5. 15 2:50 s5
5- 15 5. 15 2:50 5- 15
Inceptisoles Noroccident 5. 15 5. 15 2:50 5- 15
5- 15 5 - 15 2:50 5- 15 15- 30
5. 15 2:50 5- 15

Entisoles Suroccident 5- 15 5- 15 2:50 5. 15 s5


5- 15 5- 15 2:50 5- 15 s5

Inceptisoles Centro 5- 15 5 - 15 2:50 s5 5- 15


5- 15 2:50 5- 15

67
Biota y ecosistemas de Gorgona

nutrientes aportados por la biomasa animal y Desde el punto de vista químico (Tablas nºs 2.5
vegetal y almacenada paulatinamente en el perfil y 2.6), los inceptisoles de Gorgona son, en su
orgánico de estos bosques húmedos y muy mayoría (32%) muy ácidos (pH = 5,0), con baja
húmedos del trópico. saturación de bases; la relación Ca/Mg está in-
vertida, es decir, que en el complejo de cambio el
Distribución de los suelos
magnesio es mayor que el calcio; los niveles de
A continuación se relacionan los suelos que con- fósforo disponible son bajos, así como el potasio;
forman la isla, de acuerdo a las formas del terre- el contenido de materia orgánica es alto en los
no y. por lo tanto, a la susceptibilidad al horizontes O y A pero al. igual que en los Entiso-
deterioro. les, decrece abruptamente en los horizontes
Alrededor de 60% del área está cubierta por En- subsuperficiales.
tisoles, con una distribución de horizontes del Los resultados de los análisis fisico-químicos y
tipo A/C y colores en general pardos a pardo-os- mineralógicos, así como las descripciones de
curo; estos suelos por su naturaleza genética y campo permiten ubicarlos taxonómicamente en
su poco desarrollo parece que luchan constan- los subgrupos de los Oxte Dystrandept, Typic
temente contra los embates del clima y las difi- Dystrandept y Typic Eutropept.
cultades del relieve para mantenerse ácidos y no
erosionados en la isla. Los suelos restantes Estos últimos corresponden aproximadamente
(40%) corresponden a los Inceptisoles al 6% del área insular. caracterizados por tener
(0/A/Bw/C) más evolucionados que los anterio- alto contenido de bases para la nutrición de las
res, ya que se ubican en posiciones topográficas plantas; debido, posiblemente, a su ubicación en
menos quebradas y, por lo tanto, más favorables una franja central de la isla, en donde confluyen
a l desarrollo genético y a su conservación en el algunas de las 25 fuentes o corrientes de agua
área. El 32% de los lnceptisoles son desatura- dulce, transportadoras de e lementos del mate-
dos, con bajo contenido de nutrientes minerales rial parental.
y el 8% restante corresponde a suelos con alta Los Inceptisoles analizados se correlacionan con
saturación de nutrientes. el relieve menos quebrado de la isla, cuyas pen-
Entlsoles dientes oscilan entre e l 7-12 y 25%. Se puede
afirmar que su distribución es casi puntual, pe-
La Tabla ni! 2.4 con su correspondiente figura ro se localizan, especialmente, en las zonas cen-
muestra un perfll de suelos poco diferenciado, tro y sur de la isla.
como corresponde a los suelos de evolución es-
casa, cuya distribución d e horizontes es del tipo
A/C., químicamente, son ácidos, de bajo conte- CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES
nido de nutrientes y fósforo; su capacidad para
El análisis de los resultados obtenidos durante
intercambiar cationes es media, y su contenido
el trabajo de delimitación de las islas de Gorga-
de materia orgánica es alto solamente en el hori-
na y Gorgonilla en clases susceptibles al deterio-
zonte superior (0 cuando existe, o A).
ro de las tierras y las posibilidades de hacer
Estos suelos están situados en las zonas de to- turismo educacional y trabajo científico, permite
pografia quebrada a muy quebrada (especial- llegar a las siguient es conclusiones:
mente zona sur-occidental). La mayoría
l. La porción terrestre de las islas comprende
corresponden taxonómicamente al subgrupo de
una superficie total de 1.568.4 has, las cuales,
los Typic Troporthent, esquéleticos, arcillosos,
por sus pendientes, se pueden resumir así:
isohipertérmicos; en las partes más a ltas corres-
ponden a los Lithic Troporthent. Clase Superfi- %
cie(has.)
Inceptlsoles
Sin susceptibilidad al deterioro 222.3 14.2
Los suelos de las figuras 2.5 y 2.6 se caracteri-
zan por presentar una mayor diferenciación de Con susceptibilidad al deterioro 1346.1 85.8
horizontes (A/Bw/C), como reflejo de las marcas TOTAL 1568.4 100.0
dejadas por la acción de un número mayor y Sin lim ltaciones para labores
más definido de los procesos que, a lo largo del educacionales y científicas 607.3 38.7
tiempo han determinado la formación de estos
suelos. Con lim ilaciones 961.1 61.3
TOTAL 1.568.4 100.0

68
>"
O'l
..
VI
e
i
<O
-...)
o
Figura 2.5 Tabla 2.5
..o
CD

'<

Perfil del suelo (Dystropet Propiedades fisicoquímicas de un perfil del suelo (Inceptisoles-suroccidente de la isla l
;;
oxicos-parte central de ..
9
la isla) ..
1>.
C)
Profundidad horizontes granulometría % text. pH 1:1 humedad o
~
3 1 cm A L Ar % ."
o o
'A 0-8 A 44 20 36 FAr 4,8 4,2

8 8-30 Bw1 42 14 44 Ar 5,3 4,2

Bw1 30- 110 Bw2 Ar 5 ,3 3,1

30 LJ Profundidad
cm ccc BT
Compleo de Cambio me/100
Ca Mg K Na
e
%
p
ppm me/100g
Al

Bw2

0-8 22,9 0,6 0,2 0,2 0,04 0,2 3,02 2 1


100 1 1
8-30 21,6 0,7 0,2 0,2 0,04 0,3 1,59 4 0 ,8
30- 110 19,3 0 ,6 0,2 0,2 0,04 0,2 1,03 1 0,4
!::>
...;¡ ""'
...... f
Biola y ecosistemas de Gorgona

2. Se establecieron cinco clases de tierras sus- Por lo anterior se recomienda:


ceptibles al deterioro así: sin susceptibilidad
1. Informar sobre los riesgos de deterioro del
(6,8%) con pendientes 1-7%; baja (7,4%) con
parque, tanto a los encargados de su manejo co.
pendientes del 7 al 12 %; media (24,5%) sobre
mo a los usuarios.
pendientes 12-25%; alta (43,7%) pendientes del
25-50% y muy alta (17,6%) con pendientes entre 2. Elaborar normas específicas de conservación
el 50 y el 75%. y manejo de los recursos de las islas.
3. Aproximadamente 60% de los suelos de la isla 3. No permitir el acceso de grupos turísticos nu.
son Entisoles (Typic Troporthent y Lithic Tro- merosos a las zonas de media, alta y muy alta
porthent); el 40% restante corresponde a la cate- susceptibilidad al deterioro.
goría del orden de los lnceptisoles y a los
4. Fomentar el desarrollo de trabajos científicos
subgrupos Oxlc Dystrandept y Typic Dystran-
en las diferentes áreas de los Recursos Natura.
dept (32%) así como Typic Eutropept.
les de Gorgona.
4 . Desde el punto de vista químico son suelos de
ácidos a muy ácidos en su mayoría, con capaci- REFERENCIAS
dad de intercambio catiónico alta a moderada.
El contenido de materia orgánica es alto en los BORROR, D. J. & D. M. DELONG. 1970. An úttroduc-
horizontes O y A. La relación Ca/Mg está inver- tlon to the study oj insect. 3a ed. 812 pp.
tida; domina la textura arcillosa y en algunos CABRERA, l. 1983. Reconocimiento ecológico de Gor·
casos arenosa en los horizontes inferiores; en la gona. Boletín CAE (10): 3-12. Universidad del Valle.
fracción arcilla se encuentran materiales amor- Cali, Colombia.
fos (50%), Geotita, Kaolinita y Gibsita (5-15%),
INDEREÑA. 1982. Gorgona, Isla Ciencia. Revista Es.
esencialmente. paclo .Común, Inderena 16 pp. Bogotá.

72
Capítulo 3

Biología del Suelo

Foto: Fernando Urbina


A. LA FAUNA EDAFICA

Clara Chamorro-B. 1
María Romero-P. 2

INTRODUCCION una forma más facilmente accesible al ataque de


los microorganismos del suelo y distribuyen es-
El papel que juega la fauna edáfica en la génesis tos residuos vegetales macerados, junto con par-
del suelo, particularmente en las transformacio- te de la microflora, a lo largo y ancho del perfil
nes de la fase orgánica y en la construcción de del suelo.
numerosas características que influyen signifi-
cativamente en la morfología de los perfiles, ha La actividad de los organismos del suelo depen-
sido ampliamente reconocida por los científicos de de la disponibilidad de alimento y de las pro-
del suelo desde e l comienzo del estudio sis- piedades fisicas y químicas del suelo. Las
temático del recurso. Cada día hay más informa- condiciones de humedad, por ejemplo, son defi-
ción al respecto, lo cual es el producto de las nitivas para muchos animales que viven en el
investigaciones que se llevan a cabo en muchos suelo, los cuales deben moverse hacia las capas
paises del mundo. profundas o hacia la superficie en busca de con-
diciones óptimas para su supervivencia y desa-
La actividad de los organismos resulta en la pul- rrollo. La materia orgánica del suelo y, en
verización, granulación, transferencia y mezcla- particular, e l tipo de humus desempeñan un pa-
do de considerables cantidades de suelo dentro pel importante en la distribución de los grupos
Y fuera del perfil. La fauna edáfica de mayor ta- de animales.
maño contribuye, además, a la aireación y ave-
namiento del suelo a través de los canales e En términos generales se puede afirmar que entre
intersticios que dejan a medida que se mueven más varían las condiciones de vida en un entorno
en busca de alimento; maceran y trituran los biológico, mayor es el de especies que lo caracteri-
restos vegetales que ingieren, excretándolos en za; entre más se apartan las condiciones de vida de
un biotipo de las condiciones óptimas de la ma-
yoría de animales, más empobrecida de especies
llega a ser la biocenosis y mayor es el aumento de
Departamento de Biología, Univers idad Nacional de Co-
lombia, Apartado 23227 , Bogotá, D.E., Colombia. la densidad de las pocas especies presentes, las
2 Departamento de Agrología , Universidad Jorge Tadeo Lo- cuales, por consiguiente, llegan a ser repre-
zano, Bogotá, D.E., Colombia. sentativas del blotopo. Por el contrario, cuanto más

75
Biola y Ecosistemas de Gorgona

Figura 3 . 1

Categorías de los animales del suelo, en relación con su permanencia en él.


(Tomado de Wallwork, 1976)

e \ t(,
JUVENIL

H~VO ~
( "' ADULlO

lll~llllf;t;~~!~ll!l~YIJ7111111!!111!11!
AruLm

" JUVENIL (ADULlO\

JUVENIL . ADULlO\

HUEVO) JUVENIL
(
HUEVO)

Figura 3 .2
Clasificación de los animales del suelo segúri sus dimensiones
(Wallwork, 1976)

MICROFAUNA MESOFAUNA MACROFAUNA

In..e toe
Opllfonee
P..udoncorplonee 1
1
Olpluroe 1
1
Proturoe 1
1
Cof4mboloe 1
1
_ _ _A:;;:;r:.:a::::cn::::•::::fdos
::,:.._ _ _ 1
1
1 Acaroe. ¡autiÓpodoe
1 Dlptópodoe!
1
1 1 fnaectfvoroe
1 1
ITard(gradoe te&podoe ¡
¡ Rotlferoe ¡Mofuecoe
1
Protozooe 1 Enchytreldo•l
1
! Nemótodos Lumbrlcldoe

o¡y¿ op4 ope (),16 0,32 op4 1,3 10,4 20,S 41,6 83,2

MILIMETROS

76
A. La fauna edá6ca

Figura 3.3

Densidad de las poblaciones de lombrices de tierra


en diferentes tipos texturales de suelo
(Tomado de Burges y Raw, 1971)

1~0 IVe 111a Ll momedio Ll mo fino Tlerra o1uva


11 Areno y grava

100

A. Caliglnoea

50

A. Longo

o 1 1 111111111 1 :1 1 l ll l l ILlllJ

L. Rubollu• ] Jl l l l l l l lll l l l l l l l l l l l l l~~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~~~ ~ ~ ~~ ~


~o

L. Terreetrie

1
o 1111 1 11111111

77
,...

Biota y Ecosistemas d e Gorgona

Figura3.4

Interrelaciones de las características físicas del suelo


influenciadas por la actividad de las lombrices de tierra
(Tomado de Syers y Springett, 1983)

1 Estructura 1

1 DistribuciÓn en el tamai'\o de los poros

. - - - - - - - -- ----l_j Lombrices 1
f - -- - -- -- ----,

1 Deyecciones J 1 Madrigueras 1

medianos~ .---ti Mocroporos l__


I
Poros
0,003 - 0,06 mm. 1 2,5- 11 mm. r .-

lln f iltroció'n 1 1 Aireación

l Capacidad de retenciÓn 1
de humedad

Penetroc iÓn de 1
1
los ratees
1

'------;1 Necesidades ffsicos del sistema radicular l.

78
A. La fauna edáfica

Figura 3.5

Clasificación de algunas especies de lombrices de acuerdo al pH del suelo


(Tomado de Wallwork, 1970)

3.5 Toleran acidez Vi ven en todos los


medios
...---
·e:CD o... o
'1:1
4.0 .!!?
'1:1
CD :a::J ¡---
CD
...o
(,)
...
-
ai o ci
ci
4.5 r-- No toleran acidez

5.0

5.5

6.0
o
'1:1
11) 11) t:
::J o
11) o(,)
1/) ·;: ::J
E .~ o e
CD
... o...
-
::J t: :¡::
--CD ... .o
+- t: ::J t:
6.5
.o ...
11)
Q)
...o
11)
CD
t:
o
...
::J
.o -Clo
·-
::J
(,) .2
e
Cl
t:
oQ)
11)
o(,) o ...o
...
::J Q)
+-
>.
(,)
::l
11) o t:
.S::.
o .2
_J .J _J o ci <i <i <i <i tJ
7.0

79
Biola y Erosislemas de Gorgona

favorables sean las condiciones del ambiente, tanto rial original, el cual sufre modificaciones que se
más rica en especies es la comunidad y tanto más suceden continuamente a través del tiempo has.
equilibrada y estable. ta dar lugar a la formación del suelo.

El suelo y sus factoreB fonnadorea


La participación de la fauna edífica es de impor- Importancia de la fauna del suelo
tancia primordial en la génesis y evolución de
Los procesos de transformación, incremento y
los suelos, ejerciendo su acción sobre las propie-
transporte de nutrientes, desde la fase vegeta)
dades tísicas, químicas y mineralógicas del mis-
hasta los horizontes minerales del suelo, son
mo. Jenny (1941 ), establece la relación entre las
complementados por la acción de la comunidad
propiedades del suelo y los factores edafogénicos
macrofaunística propia del ecosistema. Debido a
en la siguiente expresión: S = F (el, o, r.p. t ), en
que cada suelo es producto de la interacción de
la cual S es cualquier propiedad del suelo : el: el
factores y procesos de formación, específicos a
clima; o: los organismos; r : el relieve; p : el ma-
cada uno de ellos, la dinámica de las poblacio-
terial parental; t : el tiempo. Lo anterior quiere
nes animales también difiere de un suelo a otro;
decir que si todos los factores, excepto uno, per-
razón por la cual, se hace necesario el conoci-
manecen constantes, una propiedad dada es
miento puntual y sistemático de los diversos
función del factor variable.
ecosistemas, para caracterizar, en forma muy
El clima constituye uno de los factores ambien- aproximada, la dinámica de las poblaciones
tales más activos en cuanto a la evolución de los edafofaunísticas en sus funciones de desarrollo
suelos. El clima da muestra de su influencia so- y mantenimiento del sistema suelo-plantas-ani-
bre la formación de los suelos por intervenir en males.
numerosas reacciones tísicas y químicas que allí
Para comprender la importancia de los organis-
se llevan a cabo. Si bien el clima de una región
mos en el suelo, es necesario conocer tres aspec-
es importante, otros factores relacionados con el
tos fundamentales:
suelo son también determinantes en su evolu-
ción. En este factor, el régimen de humedad es - ubicación taxonómica
una de las características vitales, no sólo por el - permanencia y localización en el suelo
mantenimiento de la vida que soporta sino por el - requerimientos alimenticios
papel que, durante su proceso genético ejerce y
Mediante la identificación taxonómica se cono-
por el efecto en su utilización con fines agrope-
cen caracteres de naturaleza evolutiva y mor-
cuarios.
fológica que conllevan a interpretaciones
El relieve es otro de los factores que ejerce su biogeográficas y estudios poblacionales y de co-
acción sobre el desarrollo del suelo y el cual munidades. Pero además, es importante ubicar
actúa de modo diferente de acuerdo a las varia- a los organismos de acuerdo a su permanencia
ciones ambientales, así: modifica la influencia en el suelo, bajo condiciones normales que per-
de los materiales parentales en el tiempo, por los mitan el desarrollo de sus correspondientes ci-
cambios debidos a la erosión y a la deposición clos biológicos. El conocimiento de esta
que se producen gracias a su acción; transforma categoría establece la importancia pedológica de
el clima mediante el control de los escurrimien- las difere ntes especies. De acuerdo con esta ca-
tos y el nivel freático, altera el factor vegetativo e racterística, los animales del suelo pueden ser
influye fundamentalmente en la distribución de geobiontes, si ellos desarrollan todas las fases de
las lluvias y en las condiciones de humedad am- su ciclo biológico dentro del perfil del suelo y
biental y, por lo tanto, en la naturaleza de los geófilos si solamente una o algunas fases de éste
suelos. ocurren dentro del ambiente adáfico (Jacot,
1940). Kevan ( 1962), clasifica los geobiontes co-
Jenny (1941), define el material parental como
mo permanentes y periódicos y los geófilos entre
"el estado del sistema de suelos en el tiempo ce-
temporales y transitorios, tal como se aprecia en
ro de su formación". Esto significa que el suelo,
la figura 3.1
tal como se ve, debe su composición a los mate-
riales originales cuando el conjunto de factores En razón de los requerimientos tróficos, los indi·
ambientales, comenzó a ejercer sus efectos sobre viduos de la comunidad edáfica pueden ser:
el intemperismo, con las consecuentes modifica- Saprófagos si se alimentan de residuos orgáni·
ciones de esos elementos a lo largo del tiempo. cos, microfiticos, cuando se alimentan de hon·
Todos los suelos se forman a partir de un mate- gos y algas, fitófagos, si sobreviven a partir de

80
A. La ra una edállca

tejidos vegetales vivos, canúvoros si son preda- del suelo, sino con base en la interacción de sus
dores o parásitos de otro animal (Hardy, 1970). características físico-químicas .
Es importánte aclarar que el parámetro más uti-
Textura
uzado para fines de clasificación de organismos
del suelo, es el relacionado con el tamaño de La textura de l s u elo es considera da por Bache-
éstos. lier (19~3), como un factor muy influye nte en la
Así, los biólogos del suelo los han clasificado en poblacion de lombrices; éstas son más abundan-
cuatro grupos: micro, meso, macro y megafau- tes en suelos limosos o francos que en s uelos
na. Wallwork (1976) considera principalmente gravillosos y arenosos.
los grupos micro, meso y macrofauna e incluye En la figura 3.3 se relaciona la densidad de po-
la megafauna dentro de la macrofauna. La figura blación de la s lombrices de tierra en diferentes
3.2 muestra la clasificación utilizada por Wa- tipos de suelos según Ghylarov (1971). Esta dis-
llwork con los grupos de organismos que enca- tribución está, además, de terminada por los
jan en cada uno de ellos. efectos de humedad de cada uno de los tipos de
Los organismos del suelo (meso y macro) más suelo: arcilloso, limoso y arenoso y por la dispo-
estudiados, durante el desarrollo del presente nibilidad de alimentos.
trabajo fueron los olig<X¡uetos, razón por la cual,
se analiza, con especial énfasis, la incidencia de Estructura
éstos sobre las principales características físico- Los datos bibliográficos en general, reportan cla-
químicas del suelo. ramente que la actividad de las lombrices de tie-
rra tiene un efecto positivo en la formación de
Aspectos edáficos de la lombriz de tierra agregados. '
La actividad metabólica de la lombriz de tierra Hopp ( 1947), indica que las lombrices de tierra
involucra acciones muy diversas que inciden incrementan la estabilidad en las partículas del
sobre las diferentes propiedades de los suelos, suelo.
creando en esta forma condiciones óptimas para
la nutrición, crecimiento y desarrollo de las Swaby (1950), sugiere que tanto las raíces del
plantas. pasto, como las lombrices de tierra, pueden me-
jorar la agregación en el suelo principalmente,
cuando están trabajando en un suelo bien pro-
Efecto de la Lombriz de tierra en visto de materia orgánica y que el gran incre-
lu propiedades físicas de los suelos mento en la actividad bacteria! en el intestino de
la lombriz es la fuente de "gomas" y "cementos"
La actividad de la biota edáflca, principalmente que unen los agregados.
la de las lombrices de tierra, contribuye a modi-
ficar las propiedades físicas del suelo, por el Clark ( 1957), concuerda en que las lombrices
efecto marcado que ellas ejercen al elaborar sus de tierra contribuyen a la formación de la es-
galerías y al depositar sus deyecciones de acuer- tructura del suelo por su actividad relacionada
do a la especie en la superficie o a diferentes con la adición de deyecciones al suelo. Las lom-
profundidades en el perffi. brices, al alimentarse, ingieren suelo junto con
residuos orgánicos; el material orgánico es hu-
mificado en el intestino. El residuo junto con el
Densidad aparente carbonato de calcio y el mucus secretado por la
pared del intestino, se deposita como una deyec-
La densidad del suelo se define con base en una ción granular. Algunas especies dejan sus de-
relación peso/volumen, e indica, de acuerdo al yecciones dentro del suelo y otras las depositan
volumen total (densidad aparente) tomado en sobre la superficie del mismo.
cuenta, o al correspondiente a las partícu-
las(densidad real), diferentes aspectos relacio- Fase gaseosa
nados con la productividad del suelo.
Las lombrices de tierra mejoran la aireación d el
Chamorro (1981), indica que cuando la densi-
suelo cavando y construyendo galerías de mane-
dad aparente es baja (1.0 g/cc) aumenta la po-
ra muy extensa, que sirven para mejorar el ai-
blación de lombrices; sinembargo, se considera
reamiento del suelo superficial, para formar
que la existencia de lombrices de tierra no se
zonas d e buena aireación y para dar soltura al
puede explicar en función de una sola propiedad

81
....
Biola y Ecoslslemas de Gorgona

conjunto del suelo a través de la zona en que de- zontes, ya que estos organismos son bastantes
sarrolla sus actividades. exigentes respecto a la cantidad de oxígeno dis-
ponible en sus habitats.
Porosidad Chamorro ( 1981 ), establece que en un suelo con
El mayor efecto de las lombrices de tierra en las alto contenido de materia orgánica, la humedad
propiedades tísicas del suelo se interpreta en cam- más propicia para la lombriz de tierra es aquel
bios en la distribución del tamaño de los poros. que está cerca a la capacidad de campo.
Syers y Springett (1983), establecen que los po- Temperatura edáflca
ros producidos por la acción de las lombrices de
tierra, varían de rango; es así como al cavar y La temperatura del suelo es de importancia fun-
construir sus galerias forman poros de gran ta- damental en la ecología de las lombrices de tie-
maño, los cuales oscilan entre 2 a 11 mm, ejer- rra, debido a sus efectos sobre la actividad
ciendo éstos su acción directa en la infiltracción, motora y del metabolismo.
aireación y penetración del sistema radicular de
En el campo la respuesta a los cambios de tem-
las plantas, tal como se aprecia en la figura 3.4.
peratura, probablemente, es la causa principal
Por otro lado, al depositar las deyecciones en el del movimiento estacional en sentido vertical en
suelo, las lombrices conllevan a la formación de el perfil del suelo, y en la naturaleza parece que
poros de 0.003 a 0.06 mm, los cuales tienen in- las lombrices son incapaces de soportar las
fluencia directa sobre la retención de humedad. temperaturas demasiado altas para la produc-
Las características anteriormente mencionadas ción de capullos.
son especialmente importantes para el desarro-
llo radicular de las plantas. Efecto de la Lombriz de tierra en
las propiedades químicas de los suelos
Drenaje
Las lombrices de tierra ejercen un papel notable
El drenaje del suelo es favorecido gracias a la en las propiedades químicas de los suelos, ya
acción excavadora de las lombrices de tierra en que ellas transforman la . materia orgánica a
los diferentes horizontes del perfil del suelo. través de la acción enzimática llevada a cabo en
En general la infiltración es mucho más rápida su intestino, y por medio de su metabolismo li-
en aquellos suelos caracterizados por presentar beran sus productos metabólicos al recurso. La
elevadas poblaciones de lombrices; los suelos en labor de estos organismos es muy importante
donde las poblaciones son pequeñas tienen ba- por la capacidad de concentrar en sus deyeccio-
nes, nutrientes en formas más disponibles para
jas ratas de infiltración.
las plantas.
Humedad del suelo
pH del suelo
Con relación a la humedad del suelo las lombri-
ces desarrollan mecanismos propios para evitar La distribución general de las lombrices de tierra
la desecación de sus organismos. Según Canta- está principalmente regida por las condiciones
rillo (1969), cuando las condiciones de hume- del pH del suelo. Numerosas especies habitan
dad, dadas por las estaciones climáticas son suelos neutros, ligeramente alcalinos o, en la
adversas (demasiada sequedad), las lombrices se gran mayoría de los casos, se encuentran en
retiran a los sitios más humedos dei suelo; gene- suelos escasamente ácidos. En la figura 3.5 se
ralmente por debajo de los 40 cm de profundi- puede ver claramente la tolerancia de las espe-
dad, donde fabrican cavidades cuya pared cies más conocidas de lombrices de tierra, a di-
interior es consolidada por sus secreciones di- ferentes condiciones del pH del suelo.
gestivas; allí se acomodan en forma de ovillo y
resisten así el tiempo necesario, hasta que las Bases totales
condiciones de humedad del suelo vuelven a ser Las bases totales, especialmente las de la capa
favorables. superficial del s uelo son las que tienen relación
Según Kühnelt (1957), en los horizontes profun- con la alta población de lombrices.
dos del suelo, se diezma rápidamente la pobla- Según Russell ( 1961 ), las lombrices de tierra ne-
ción de lombrices, debido, en parte, al déficit de cesitan un adecuado contenido de calcio, el cual
humedad y a la poca aireación de dichos hori- convierten en carbonato de calcio que excretan

82
A. La fauna edá6ca

Tabla 3.1
Clasificación taxonónúca de la edafofanna presente en la isla
Phyllum Clase Orden Familia

r- Annelida Ollgochaeta Op isthopora


1 1

Mollusca Gas tero poda


1

Crustacea Isopoda

Spirobolida
Polydechm ida
Cambalida
Dlplopoda Spirotreptlda
Julimorpha
Onlscomorpha
Lymacomorpha
Colobognata

Scolopendromorpha
Quilopoda Gycophylomorpha
Llthoblomorpha

Symphlla
Colcoptera StaphyllnJdae
Alleculidae
Nitidulidae
Rhlplculidae
Curculionldae
Carabidae
Arthropoda Ceramblcldae
Chrysomelldae

Isuptera Rhlnoterm iltldae


Rodotermltldae
Insecta Termitldae
Orthoptera Gryllldae
Blattldae

Dermaptera Forficulidae

Hymenoptera Formlcldae

Dlptera Phorldae

Homoptera Clcadellidae

Diplura Cam podeldae


J aplgldae

Hemlptera Cydnidae

Phalangida
Pseudoescorplon
Arachnlda Araneida
Soliphuga
Opilionida
Pedilpalpida

83
Biola y Ecosislemas de Gorgona

por las glándulas calcíferas o de Marren del tubo Trabajo de campo


digestivo. Wallwork (1976), establece que la
máxima dens idad de población de lombrices Con base en la caracterización de los suelos por
ocurre, generalmente, en suelos de pradera ricos pendientes Chamorro (1986), y un reconoci-
en contenido de bases. miento previo, se seleccionaron 13 zonas de
muestreo para el estudio de las comunidades
Efecto de la Lombriz de tierra en la fertilidad meso y macrofaunísticas; en cada uno de estos
y productividad de los suelos sitios se tomaron al azar 6 unidades de mues-
treo de donde se extrajo el material biológico y
Las lombrices de tierra no incrementan la cali- edáfico, equivalente cada una a un volumen de
dad total de nutrientes en el suelo pero pueden suelo de 20 x 20 x 20 cm, en dos profundidades:
tornarlos más disponibles para las plantas, ellas 0-20 y 20-40 cm, además del horizonte orgáni-
participan en la transformación de los nutrien- co. Después de observar la distribución de los
tes del suelo a través de la acción enzimática organismos el perfil del suelo de cada uno de los
ejercida directamente en el intestino y mediante sitios de muestreo, se extrajo la macrofauna si-
la liberación de las sustancias en su metabo- guiendo la técnica del muestreo a mano (Nelson,
lismo al suelo. Se asume que la fuente de nu- 1962). Los individuos se sometieron inicialmente
trientes afectada por estos organismos es la a un proceso de limpieza y a una clasificación
materia orgánica del suelo, constituida, primor- macroscópica a nivel de ordenes taxonómicos;
dialmente, por material muerto y conformado en este mismo nivel, se censaron y preservaron
por raíces, microfauna y microflora, de la cual en alcohol al 70%. Las lombrices de tierra se la-
derivan su alimento. varon y se preservaron en solución de formal-
dehído al5%.
Chamorro (1981), afirma que a mayor contenido
de materia orgánica, hay mayor población de La fauna del horizonte orgánico se estableció,
lombrices. Esto se explica porque las sustancias utilizando las trampas Barber, con los resulta-
orgánicas proporcionan alimento adecuada a la dos que se aprecia en la flg. 3.6.
lombriz de tierra. Las lombrices de tierra al ali- El material biológico, obtenido en el campo, se
mentarse de la materia orgánica, coadyuvan a la
transportó a los laboratorios de las Universida-
mineralización d e nutrientes, especialmente
des Nacional y Jorge Tadeo Lozano, debidamen-
nitróge no y fós foro. La descOmposición del tejido
te empacados en frascos plásticos, etiquetados y
de la lombriz es la fuente principal del incre- registrados.
m e nto de nitróge no dis ponible para las plantas.
Trabajo de laboratorio
MATERIALES Y METODOS - Limpieza múltiple: Debido a que el material del
suelo de la isla de Gorgona es de características
Para caracterizar la composición y la distribu- arcillosas, impregna demasiado la superficie de
ción de la comunidad edáfica en la isla de Gor- los animales, razón por la cual se hizo necesario
gona, se analizaron en el campo y en el hacer varios pases de limpieza en alcohol, con el
laboratorio las muestras edafofaunísticas co- fin de tener las estructuras morfológicas exter-
rrespondientes a los sitios de muestreo seleccio- nas de los organismos completamente visibles.
nados en la zona de trabajo.
- Identificación taxonómica: Los organismos co-
Para la identificación de las lombrices se tuvie- rrespondientes a los ordenes seleccionados,
ron en cuenta las siguientes características mor- previamente en el campo, se clasificaron, en la
fológicas externas: número de somitas, longitud, mayoría de los casos, hasta el nível de familia,
color, tipo de prostomio, número y disposición de acuerdo con Borrar y Dulong (1963), Peterson
de las quetas, la localización y tamaño del elite- (1960) y Stressemann (1961).
lo, presencia o ausencia de los tubérculos pube-
rales y su posición en el clitelo así como la - Censo de las poblaciones: Se registraron los
ubicación del primer poro dorsal. Los organis- individuos pertenecientes a los principales taxa
mos estudiados corresponden a las familias identificados para determinar los parámetros
Glossoscolecidae y Lumbricidae. La familia Glos- ecológicos de densidad, diversidad y actividad.
soscolecidae por eso dominante en los suelos de Para la identificación de las lombrices se tuvie-
la isla. ron en cuenta los parámetros señalados en la
Tabla3.2 .

84
A. La fauna edáfica

Figura 3.6

Fauna supeñicial de los peñUes de suelo,


extraida por el método de las trampas Barber

100 p- 1 P- 2 P- 3
lOO 100

:;:.!! :;:.!!
o o:;:.!! o
~ o
c.> c.>
.2
e u
o e e
el
e 50
"'::J
"'::J -8e 50
e
~
"'
.a
"'
.a ~
"'
.a
~

A M1 An F1 O A M1 An F1 O A M 1 An F1 O

lOO P-4 10 P- 5 lOO P-6

:;:.!!
o
:;:.!! o~ o
o ·-u
o .2 e
u o
ü e "'::J
oe 50
o
-g 50 e 50
"'::J
e
.a "' "'
.a
"'
.a
~
~
~

A M1 An F1 0 A M1 An F1 O A MI An F1 O

1 00 P- 7

A Mt An F1 O

85
Biota y Ecosistemas de Gorgona

Tabla 3.2 dad mesofaunística en estos suelos se desarrolla


principalmente en el horizonte orgánico (0).
Características moñológlcas externas de las
lombrices de tierra encontradas en la Isla Es importante anotar que no todos los suelos de
la isla de Gorgona presentan un horizonte
orgánico sin disturbar o en proceso de recupera.
familia: Glossoscolecidae ción. El horizonte O de los suelos no utilizados
género: Pontoscolex está habitado en un 80% por individuos de la
prostomio: ScWzolobos clase Insecta y en un 20% por organismos de la
clase Arachnida. Los organismos de la clase In.
longitud: 3,2 - 5,8 cm secta más representativos son, dada su activt.
diámetro: 0,3-0,5 cm dad social, los correspondientes a los ordenes
nll segmentos: 154- 216 Isoptera, Himenoptera y Coleoptera.
ler poro dorsal: 8/9 Los organismos del orden lsoptera presentan
habilidades específicas que las hacen utilizar
clitelo: 18- 29 formas del tejido foliar, de los componentes del
tubérculos mantillo y algunas partículas minerales del sue.
puberales: 25/28 lo, por lo cual el aporte de estos organismos en
nll quetas/ relación directa con el suelo se ve restringida;
segmento: 4 pares ubicados linealmen- sin embargo, por ser el Orden Isoptera de los
te hasta aprox. el somita 150 más representativos numéricamente, en el eco-
a 260; las últimas se distri- sistema estudiado, tienen especial signiflcancla
buyen en dos laterales y como apartadores de biomasa a través del hori-
dos centrales, alternando con zonte orgánico del suelo.
aquellas distribuidas regular-
mente, como en los primeros Las hormigas (Hymenoptera) junto con los ter-
160 somltas mUes denotan una gran actividad, aunque las
color: blanquecino: porción antero primeras son más abundantes que los segun-
dorsal parduzca dos, ya que las hormigas, en ténninos generales,
emplean diversas estrategias alimenticias, como
la utilización de tejidos muertos (saprófitos), y el
RESULTADOS Y DISCUSION consumo de tejidos vegetales y/o animales vivos
o muertos.
La comunidad bloedáftca de los horizontes Desde el punto de vista bioedáftco, las hormigas
orgánicos que se alimentan de tejidos vegetales vivos (con-
sumidores primarios) son las que ejercen un
En los bosques la biomasa (vegetal y 1o animal) mayor impacto en el ecosistema, pues modifican
que cae sobre la superficie del suelo, no sola- la productividad primaria y participan en los
mente incrementa su fase orgánica (horizonte procesos de adición, transformación y transloca-
0), sino que funciona como habitat para los nu- ción del suelo, como producto de su relación
merosos invertebrados, encargados de redistri- simbiótica con hongos y de la construcción de
buir la materia orgánica que llega a él, iniciar el hormigueros.
proceso descomponedor en las estructuras ce-
lulósicas e incorporar el producto al suelo, en Raw ( 1976), establece que los coleópteros tienen
forma de nutrientes. Es por esto que Ghylarov hábitos bien diferenciables, a pesar, de que su
(1971), declara a los organismos que habitan el actividad la desarrollan sobre la superficie del
horizonte orgánico del suelo, como participantes suelo y parte de su ciclo biológico dentro del
directos y dinámicos en el proceso de fragmenta- pérfil del recurso. A estos organismos se les co-
ción e incorporación de la materia orgánica. noce especialmente como depredadores (Carabi·
dae, Scymenidae, Pselaphidae, Staphillinidae) o
La Figura 3 . 7 muestra el de individuos y porcen- asociados con el material animal y vegetal en
taje de los principales taxa, cuya actividad se
descomposición (Chrysomelidae, Curculionidae,
desarrolla, principalmente en la superficie del Endomichidae).
suelo. Este parámetro fue conocido gracias a los
resultados obtenidos en las trampas Barber, que Los representates de Aracnidae por ser de hábi·
revelan que aproximadamente 80% de la activi- tos carnívoros desempeñan un papel primordial

86
A. La fauna ~dá R ca

Figura 3.7
Macrofauna edáfica del bosque húmedo tropical no intervenida en la isla:
(0-20 cm) profundidad

4!50
400
3SO
NUMERO 300
DE 250
INDIVIDUOS 200
ISO
lOO
50
o~~=T~==~~==~~~~~._·

Annelida Arachnida Insecto Miriapoda


TAXA

en los procesos de formación y consetvaclón del ro de individuos sino por el de taxones involu-
suelo, a través del horizonte orgánico. crados (diversidad biológica). Le sigue en impor-
Araclmida presenta estratillcación vertical con tancia las lombrices de tierra, grupo taxonómico
disminución de sus poblaciones en la profundi- analizado también en la profundidad de 20 a 40
cm; los Miriápodos ocupan el tercer lugar, final-
dad del perfil del suelo. Este comportamiento se
mente se ubican los arácnidos.
hace más evidente en las zonas muestreadas en
el sector nororiental de la isla de Gorgona, debi- A pesar que los organismos de las clases Gaste-
do principalmente a las características esquéti- repoda y Crustacea, son poco frecuentes, es im-
cas del suelo (Troporthent). Esta característica portante anotar que ellos se encontraron
hace que la mayor actividad de las arañas se de- solamente en tres de los trece perffies estudia-
sarrolle a nivel de la superficie del suelo o del dos, correspondientes a aquellos sitios más ex-
horizonte orgánico cuando existe. plotados en la isla de Gorgona por labores de
extracción de madera. Este hecho se puede ex-
La comwüdad bioedafofaunística de plicar como consecuencia de la nula capa de ve-
la. horizontes minerales getación sobre estos suelos, y por lo tanto, con
características de alteración tanto en la hume-
Los organismos encontrados en la fracción nú- dad propia del suelo como en la porosidad del
neral de los suelos de la isla de Gorgona perte- mismo.
necen a los phyllum Arthropoda, Annellda y
Mollusca, resultados que concuerdan con los re- Debido a que en la escala zoológica hay diferen-
portados por Franco et al., 1986, con organis- cias significativas para el desarrollo de los ani-
mos de la clase Insecta, Araclmida, Diplopoda, males pertenecientes a un núsmo phyllum, estas
Qullopoda, Symphila, Crustacea, Ollgochaeta y diferencias también se hacen evidentes entre
Gasteropoda, como se aprecia en la tabla 3. l. clases, ordenes y aún familias de organismos.
Por esta razón·, el análisis de las obsetvaciones
La Figuranº 3.8 pernúte establecer que, al igual de campo y laboratorio, pernúten anotar que,
que en el horizonte orgánico los organismos de durante la época de muestreo, el mayor de orga-
la clase Insecta constituyen el grupo más repre- nismos registrados se encontraban en la fase
sentativo en el suelo, no solamente por el núme-

87
Biota y Ecosistemas de Gorgona

Figura 3.8

Fauna interna y superficial del suelo de la isla,


según el método de Nelson (1962)

FAUNA INTERNA
DEL SUELO DE GORGONA

A Mt All Ft O

FAUNA SUPERFICIAL
DEL SUELO DE GORGONA

100

50

A Mt An Ft o

Convenciones
1 : In secto
A : Arocnido
M: Miriopodo
An : Annelido
Ft : Formas inmaduros
O : Otros

88
A. La fauna edáfica

Figura 3.9

Distribución vertical de las lombrices de tierra


analizado en la Isla Gorgona

800

600
~J 0-20 cm

400

200 ~] 20-40 cm

o
o-20 cm 20-40 cm
(prof.cm)

adulta sin embargo, un buen número de formas En relación con las dos profundidades muestrea-
animales encontradas no se indentificaron, pre- das es importante resaltar que el 87% de la pobla-
cisamente, por hallarse en estado inmaduro de ción encontrada se ubica en el horizonte
desarrollo. superficial por lo que se asume que las lombrices
lo prefieren como habitat; solamente el 13% res-
En relación con el nivel tráfico de la comunidad
tante de la población habita en la segunda profun-
edafofaurústica registrada, se destaca que en to-
didad (20-40 cm), Figura 3.9 Estos datos
dos los grupos taxonómicos predominan los
concuerdan con los reportados por Chamorro
hábitos fitófagos y saprófagos, cuya función
(1981 ), quien eStablece que uno de los factores pri-
principal es la de fragmentar el material vegetal
mordiales para el · desarrollo de las lombrices de
y animal que llega a la superficie del suelo para
tierra es la materia orgánica, ya que ella constituye
hacerlo más accequible a la acción de los mi-
la principal fuente de alimento.
croorganismos.
Como se aprecia en la tabla 3.3 los primeros 20
El phyllum Mollusca, incluye caracoles y babo-
sas de hábito terrestre. Son animales que, por centímetros albergan el mayor porcentaje de la
población total de lombrices.
su morfología bastante blanda necesitan secre-
tar sustancias a manera de caparazones exter- Los lumbrícidos presentaron una distribución
nos; esta estructura, al ser integrada al suelo, vertical con disminución en la profundidad, co-
generalmente,por muerte del animal o para el mo se aprecia en la Figura 3.9 actividad que se
desarrollo de sus funciones, enriquece el conte- atribuye a las condiciones edáficas (temperatu-
nido de bases del suelo, facilita el proceso de al- ra, humedad y concentración de raíces y hoja-
reacción del mismo, así como el flujo de agua y rasca), tanto en la zona baja bosque tropical
el transporte de sustancias especialmente, de como en aquellos sitios que han sido interveni-
los horizontes superiores hacia la parte inferior dos por el hombre. Este comportamiento s e hace
del perfil del suelo.- Por otro lado, y tomando en más evidente en las zonas muestreadas en el
consideración el hábito alimenticio, fitófago, de sector nororiental de la isla , debido principal-
estos organismos, se puede deducir, fácilmente, mente a las características esqueléticas d e los
que ellos, a pesar de sus bajas densidades en los suelos (Troporthent).
suelos de la isla, juegan un papel importante
dentro del procesos de formación y conservación
del mismo.

89
Biola y Ecosislemas de Gorgona

Tabla 3.3 - Los suelos utilizados en labores agricultura}~


permanentes favorecen el incremento de la Po-
Población de lombrices encontradas en
blación de lombrices de tierra.
suelos intervenidos y no intervenidos
enGorgona
REFERENCIAS
Zona profun- 1N11
indi- 1% por 1 % BACHELIER, G. 1963. MLa faune du sol". En: La vte
1 didad viduos prof ~otal animale dans les sol. París. O.R. S.T.O.M. 270 p.p.

Natural o - 20 273 84 23 CANTARINO, M.L. 1969. Observa,clones microblol6g~


20- 40 52 16 4 cas de un suelo estructurado por lombrices de tierra.
Anales de edqfologfa y agroblologfa. (28): 781-790,
Intervenida O - 20 774 88 64 España.
20- 40 104 12 9 CLAR.K, F.R. 1957. MLiving organlms In soU". En: Un~
La población de lombrices y el uso del auelo ted States Department of agrlculture soQ; year book oj
agrlculture. Washington, Goverment, Printlngs Office.
La zona del poblado ha sido, utilizada por los 157-165 pp.
habitantes permanentes de la isla para la pro- CHAMORRO, B. C. 1981. Correlación entre la pobla.
ducción de algunos cultivos, especialmente fru- c/ón de lombrices de tierra y las caracterfsticas fls/co.
tales; razón por la cual la densidad de qulmicas de tres suelos seleccionados en la Sabana de
lombrices, allí encontradas, difiere de los otros Bogotá. Tesis MSc. Universidad Nacional de Colombia
sitios de muestreo, realizados en sectores, -Instituto Colombiano Agropecuario. Bogotá. 283 pp.
prácticamente no intervenidos, como se aprecia GHYLAROV, M. S. 1971. Mlnvertebrates which destroy
en la Figuranº 3.9. the forest Utter and ways to lncrease thelr actlvlty".
En: Proceedlngs of the Broseles Symposium organized
by UNESCO-IBP. París. 433-442 pp.
CONCLUSIONES
HARDY, F. 1970. Suelos tropicales. Herrera
-El horizonte O de los suelos de la isla está ha- Hnos.México. 334 p.
bitado en un 80% por individuos de la clase In-
JACOT, A. P. 1940. Thefauna of the soil. Quart. Rev.
secta y un 20% por organismos de la clase Biol. , 15: 28-58.
Arachnida.
JENNY, H. 1941. Factors of the soU Jormatlon. Ed.
- Los taxa encontrados en la fracción mineral McGrw Hill-Co. New York. 270 p.
pertenecen al phyllum Artropoda, Annelida y
KÜHNELT, W.1 957. Blologfa del suelo. Consejo Supe·
Mollusca. rior de Investigaciones Científicas. Madrid. 266 pp.
- Las clases Insecta y Oligochaeta son los prin- NELSON, J . M. 1962. MThe extractlon of lumbrtcidae
cipales representantes de los grupos edafo- from soil with special reference to the hand sortlng
faunísttcos en la fracción mineral, por lo que se method". En: Progress Úl soU zoology. London Butter·
les considera de importancia fundamental en la worths. 294-299 pp.
configuración de los principales factores que in- PETERSON, A. 1960. Larvae of insects. Edwards
teractúan en la evolución de los suelos. Brothers. Michigan RAW, F. 1971. MArtrópodos". En:
- En relación con las dos profundidades mues- Burgues, A. F. Raw. Blologfa del suelo. 3a ed. Omega.
Barcelona. 379-422 pp.
treadas, el 87% de la población de lombrices de
tierra se ubica en el horizonte superficial (0-20 RUSSEL, E.J. & E.W. RUSSEL. 1961. SoU conditlons
cm); sólo el 13% restante de los organismos ha- in plant growth. Longmans. London. 688 pp.
bita en la segunda profundidad (20-40 cm). STRESSEMANN, E. 1961. Exkurtlonsfauna von Deut·
chslands Wirbellose. VEB, Volk und Wiesen. Teil l.
- El aporte de residuos vege tales constituye la Berlín. 494 p.
entrada primordial de nutrientes para los com-
ponentes de la edafofauna, particularmente para SYERS, J.K. & J .A. SPRINGETT. 1983. MEarthwonn
las especies saprófagas y fitófagas que son las ecology In Grassland soUs". En: Earthworm ecology.
Chpt. 7: 67-83
más abundantes en estos suelos.
WALLWORK, J. A. 1976. The distrlbutJon and diver·
- La comunidad de lombrices de tierra pertenece sity of soU fauna. Academic Press. London. 326 pp.
a las familias Glossoscolecidae y Lumbricidae.
La mayor población de lombrices la conforma
la familia Glossoscolecidae.

~o
B. ARTROPOFAUNA ASOCIADA AL SUELO

Gonzalo Andrade-C. 1
Alberto Cadena2
Marcela Gómez-Laverde 1
Jaime Urlbe-M. 2
Pilar Benavldes 1

RESUMEN corresponden bastante bien; ya que las diferen-


cias y afinidades de la artropofauna en los dife-
Se realizó el estuctio de la artropofauna asociada rentes sitios se pueden explicar con base en las
al suelo, en varios levantanúentos botánicos en distintas comunidades vegetales.
la isla Gorgona.
Se coleccionaron un total de 1238 individuos INTRODUCCION
pertenecientes a dos familias de Arachnida y
treinta y un familias de lnsecta. La información sobre la entomofauna de la Isla
Gorgona es bastante deficiente y no permite ha-
Con los datos obtenidos se calculó el índice de cer comparaciones válidas que faciliten conocer
diversidad para cada levantanúento, a partir del sus interrelaciones; una posible explicación al
cual podemos concluir que se trata de comuni- hecho puede ser la ausencia de plagas agrícolas
dades muy maduras y estables. También se cal- ya que no existen en la Isla zonas de cultivos y
cularon los porcentajes de cada nivel tráfico en también la ausencia de plagas nocivas al hom-
cada levantamiento, el mayor porcentaje lo ocu- bre. Con el fin de suplir esta deficiencia y utili-
pan los sáprovos. zando la metodología propuesta por Borror et al ..
Se construyó un dendrograma de afinidad para (1981), se tomaron muestras con trampas Bar-
comparar los resultados de artropofauna con las ber y Berlesse en cada uno de los levantamien-
comunidades vegetales, hallándose que estas se tos botánicos efectuados por Rangel (en este
volumen), se calculó el índice de diversidad, de
Postgrado Sistemática Instituto de Ciencias Naturales,
similitud y la diversidad trófica entre la artropo-
Universidad Nacional de Colombia. Apartado 7495, Bo· fauna asociada al suelo. La artropofauna asocia-
gotá. da al suelo se relacionó con los tipos de
2 Instituto de Ciencias Naturales, Universidad Nacional de vegetación reportados para la isla, Rangel (en es-
Colombia. Apartado 7495, Bogotá. te volumen).

91
Biola y ecosistemas de Gorgona

Se determinaron dos clases: Arachnida e Insec- lese-Tullgren), correspondientes a 5 levanta.


ta, pertenecientes al Phyllum Arthropoda; dentro mientas (nº 10, 11, 12, 13 y 16) y
de la clase Arachnida se diferenciaron dos fami-
- un dato adicional tomado en el lugar donde se
lias y dentro de lnsecta se determinaron treinta
hizo el levantamiento nº 7, correspondiente al
y un (31) familias (Tabla nº 3.4) para un total de
trabajo de campo realizado durante mayo de
mil doscientos treinta y ocho ( 1238) individuos
en los siete (7) levantamientos. 1986.
Abreviaturas utilizadas:
METODOLOGIA T =Trampa
Para obtener la actividad de artrópodos a nivel E= Embudo
de la superficie del suelo, se utilizó el método de
las trampas Barber que consiste en frascos de
plástico de una altura de 9,5 cm y un diámetro TRATAMIENTO DE LOS RESULTADOS
de boca de 7.9 cm. Estos frascos se llenaron
hasta una altura de 2 cms. , con formol al 4% y A partir de los datos obtenidos se realizaron tres
un poco de detergente. tipos de análisis para cada uno de los levanta.
mientas de vegetación, así:
En los sitios de los levantamientos botánicos
(nºs 7, 10, 11, 12, 13, 15 y 16), se colocaron 8 - Indice de diversidad, según Shannon-Weaver,
trampas en dos líneas en cruz aproximadamente el cual se correlacionó con el número de fami-
a 4 m de distancia cada una, enterrando el fras- lias y el número de individuos.
co hasta dejarlo a ras del suelo y colocando a los - Coeficiente de similitud, según Jaccard para
lados hojarasca para camuflar la trampa; se de- obtener una matriz de similitud a partir de la
jaron la mayoría de las veces 72 horas y en algu- cual se construyó un dend.rograma de aftnidad.
nos casos 96 horas, al cabo de las cuales se
levantaron los frascos, se marcaron y sellaron - Diversidad trófica, en la cual se agruparon las
para su posterior análisis en el Instituto de familias encontradas en cuatro niveles tráficos.
Ciencias Naturales.
Indice de diversidad
Al mismo tiempo, para la obtención de la fauna ac-
tiva del mantillo y del suelo, se recolectó hojarasca Función de Shannon-Weaver:
en cada levantamiento; la muestra fue medida en Se aplicó la función de Shannon-Weaver para com·
el campamento (aproximadamente 500 c.c.), dese- parar la diversidad de especies (artropofauna) entre
chado el resto y colocada en aparatos según Berle- los distintos levantamientos, basados en los datos
se-Tullgren, pero dada la ausencia de energía totales condensados en la tabla nº 3 .7
eléctrica en el área fue necesario someter las
muestras a la acción solar, durante aproximada- H = C/N (N log 10 N- n1 log 10 n1)
mente tres días cada una. Paralelamente al trabajo En donde:
con la hojarasca, se recolectaron dos muestras de
suelo en bolsas de 1 libra aproximadamente, una C = Constante para la conversión' de logaritmos
de las cuales se trató in sttu con la misma técnica de base 10 a la base= 2.302585
anteriormente mencionada y la otra, debidamente N = Nº total de individuos para cada levanta-
marcada y guardada para ser sometida posterior- miento.
mente al mismo tratamiento en el laboratorio.
n = Nº total de individuos de cada familia en
El material obtenido mediante los métodos cita- cada levantamiento.
dos se examinó con un estereoscopio; los ejem-
plares fueron contados y determinados hasta Levantamiento nº 10: Levantamiento nº 13
orden y/o familia mediante las claves de Borror- H = 1.8 H =2.2
Delong y Triplehorn (1981) y Jaques (1977). Levantamiento nº 7 Levantamiento nº 16
H = 1.5 H = 1.7
RESULTADOS Levantamiento nº 11: Levantamiento nº 15
Se obtuvieron; H= 2 .0 H = 1.9
- 6 muestras de artropofauna de hojarasca y 6 Levantamiento nº 12:
muestras de suelo (obtenido el material en Ber- H = 2.1

92
B. Ar1ropofauna asociada al suelo

Tabla 3.4

Artropofauna del Suelo (Tabla condensada - Trampas Barber)


TAXA Levantamientos Total
10 7 11 12 13

Aracneida familia 1 3 2 1 3 1 10
familia 2 1 1

Coleoptera Curculionidae 7 7
Erotylidae 1 1
Lampyridae 3 16 19
Nitidulidae 9 27 21 22 74 153
Phalacridae 4 4
Ptinidae 5 1 6
Silphidae 1 1
S taphyllnidae 2 2

Collembolla Entomobryidae 192 36 16 152 396


Smynthuridae 2 25 27

Dermaptera Fortlculidae 1 1

Diplura familia 1 3 3

Diptera Culicidae 16 24 4 2 46 92
familia 1 2 2
familia 2 3 3
Psychodidae 7 1 2 10
Simuliidae 3 21 24

Hemiptera Membracidae 1 1

Hymenoptera Apidae 1 1
Formicidae 18 16 7 27 5 73

Isoptera familia 1 2 1 3

Orthoptera Blattldae 1 1 4 6
Gryllidae 7 6 6 11 30

Thysanura Campodeidae 4 14 27 45

TOTAL 72 295 86 107 361 921

93
Biota y ecosistemas de Gorgona

Tabla 3.5

Artropofauna hojarasca (Tabla condensada- Berlesse)


TAXA Levantamientos Total
10 7 11 12 13 16 15

Aracneida familia 1 4 1 5 10 12 32
familia 2 1 1

Coleoptera Curculionidae 1 2 1 4
Erotylidae 27 27
Nitidulidae 3 1 1 5
PselapWdae 2 1 3
Ptinidae 1 6 8 15
Scarabaeidae 1 1 2
Staphylinidae 1 1 1 3

Collembolla Entomobryidae 2 2 5 3 10 22
Smynthuridae 1 1 2

Dermaptera Foriculidae 1 1

Oiptera Culicidae 1 1 1 1 4
Psychodidae 1 2 3
Hemiptera Membracidae 1 1
Hymenoptera Formicidae 2 24 3 6 19 8 62
Sir leidae 1 1
Vespidae 2 2

Isoptera familia 1 25 1 1 27

Orthoptera Gryllidae 1 1

Thysanura Campodeidae 1 1

TOTAL 27 17 34 19 30 80 13 220

94
B. Artropofauna asociada al suelo

Tabla 3 .6

Artropofauna suelo (Tabla condensada Berlesse)


TAXA Levantamientos Total
10 7 11 12 13 16 15
Aracneida familia 1 2 1 2 1 6

Coleóptera Coccinelidae 2 2
Erotylidae 1 1
Nitidulidae 1 3 4
Pselaphidae 1 2 3
Ptinidae 6 3 1 10
Scydmaenidae 2 2
Staphylinidae 2 2 1 1 2 8

Collembolla Entomobryidae 1 4 2 7
Smynthurldae 1 1 2

Dermaptera Forficulidae 1

Dlptera Culicidae 2 2

Hymenbptera Formicidae 1 7 1 1 1 11

Isoptera familia 1 25 25

Odonata Libellulidae 1 1

Thysanura Campodeidae 11 11

TOTAL 25 3 11 10 16 10 21 96

95
Biota y ecosistemas de Gorgona

Tabla 3.7

Artropofauna asociada al suelo (resumen)


Hojarasca+ Suelo (Barber) +Suelo (Berlesse)

TAXA Levantamientos Total


familia 10 7 11 12 13 16 15
Aracneida familia 1 1 3 6 4 9 13 13 48
familia 2 2 2 2
Coleoptera Coccinelidae 3 2 2
Curculionidae 4 8 7 2 1 18
Erotylidae 5 1 28 29
Lampirldae 6 3 16 19
Nitidulidae 7 9 27 24 26 74 1 161
Phalacridae 8 4 4
Pselaphidae 9 3 3 6
Ptinidae 10 6 1 12 11 1 31
Scarabaeidae 11 1 1 2
Scydmaenidae 12 2 2
Silphidae 13 1 1
Staphylinidae 14 3 2 4 1 3 13
Collembolla Entomobryidae 15 194 38 22 155 14 2 425
Smynthuridae 16 2 25 2 2 31
Dermáptera Forficulidae 17 1 2 3
Diplura familia 1 18 3 3
Díptera Culicidae 19 2 2
familia 1 20 3 3
familia 2 21 17 24 5 3 46 3 98
Psychodidae 22 7 1 3 2 13
Simuliidae 23 3 21 24
Hemiptera Membracidae 24 1 1 2
Hymenoptera Apidae 25 1 1
Formicidae 26 18 19 38 31 12 19 9 146
Siricidae 27 3 3
Vespidae 28 2 2
Isoptera familia 1 29 52 1 1 1 55
Odonata Libellulidae 30 2 2
Orthoptera Blattidae 31 1 1 4 6
Gryllidae 32 7 6 11 24
Thysanura Campodeidae 33 4 15 27 11 57

TOTAL 117 315 137 138 407 90 34 1238

96
B. Ar1ropofauna asociada al suelo

Tabla 3.8

Matriz de Presencia-Ausencia para cada una de las familias


en los diferentes levantamientos
Levantamientos

familia 7 10 11 12 13 .15 16
1 + + + + + +
2 +
3 +
4 + + + +
5 + +
6 + +
7 + + + + + +
8 +
9 + +
10 + + + + +
11 + +
12 +
13 +
14 + + + + +
15 + + + + + +
16 + + + +
17 + +
18 +
19 +
20 +
21 + + + + + +
22 + + + +
23 + +
24 + +
25 +
26 + + + + + + +
27 +
28 +
29 + + + +
30 +
31 + + +
32 + + +
33 + + + +

TOTAL 14 11 17 14 14 19 9

97
Biota y ecosistemas de Gorgona

Estos resultados se correlacionaron con el ANALISIS Y DISCUSION


número de familias y con el número de indivi-
duos para cada levantamiento como se muestra En cuanto al índice de diversidad se encontró
en las figuras 3.1 O y 3.11 que los valores oscilan entre 1.5, el valor tnás
bajo para el levantamiento 7, y 2 .2, el valor tnás
Coeficiente de similitud alto para el levantamiento 13; estos valores nos
indican que se trata de comunidades muy tna.
Para el cálculo de este parámetro se elaboró una duras y de estabilidad muy alta, ya que todos
tabla de presencia-ausencia (tabla 3.8), a partir son superiores a 1.0, incluso algunos valores
del cual se calculó el índice de Jaccard para ca- están sobre 2.0, no existiendo una mayor dife.
da par de levantamientos mediante la siguiente renciación entre los sitios de muestreo en cuan.
fórmula: to a este parámetro.
J = e¡ (a+b) - e
En la figura 3.10 se puede apreciar que no exts.
Donde: te una relación directa entre el índice de diversi-
e = Número de familias comunes en A y B dad y el número de individuos, ya que por
a = Número de familias en A ejemplo el valor de diversidad más alto (2.2), co-
b = Número de familias en B rresponde al valor más alto de individuos (407),
Mediante el cual se obtuvo una matriz de simili- mientras que el valor más bajo de diversidad
tud (fig. 3.13). (1,5), corresponde al segundo valor más alto de
número de individuos (315). Es importante ha-
Con los resultados obtenidos en esta matriz se cer notar el valor de diversidad para el levanta-
construyó un dendrograma de afinidad (fig. miento n2 15 el cual es de 1.9, que siendo un
3.14), utilizando la técnica de ligamiento prome- valor medio, corresponde al valor más bajo de
dio según Sokal & Sneath, (1963). número de individuos (34); los valores restantes
para los demás levantamientos son poco varia-
Diversidad trófica bles, presentando un valor promedio de número
de individuos cercano a 100 y un índice de di-
Para el análisis de diversidad trófica se agrupa-
ron las familias encontradas en cuatro niveles versidad entre 1.7 y 2.1.
tráficos, de acuerdo con: Bernal (1985), Bernal y Con respecto al número de familias para cada
Figueroa (1980), Rangel y Bernal (1980), Borrar levantamiento en relación con el índice de diver-
et al. (1981) y Jaques (194 7), así: \ sidad (figura 3.11), se puede observar que el ma-
Sapróvoros: Erotylidae, Nitidulidae, PseláÍ>W- yor número de familias ( 19) corresponde al
dae, Ptinidae, Scarabaeidae, Silphldae, Ento- índice de diversidad más alto (2.2), sin embargo
mobridae, Smynthuridae, Forficulidae, Diplura los restantes levantamientos, presentan valores
F1, Campodidae. medios, no encontrándose una relación directa
entre los parámetros analizados; es~o se puede
Herbívoros: Coccinelidae, Curculionidae, Phala- deber a varios factores, como por ejemplo: -Que
cridae, Scydmaenidae, Culicidae, Membracidae, no exista, de hecho, una relación directa entre
Apidae, Siricidae, Vespidae, Isoptera F1, Grylli- los parámetros calculados con base en los mis-
dae. mos datos, ya que el índice de diversidad se cal-
Predatores: Aracneida F1, F2, Lampiridae, cula con base en el número de individuos y el
Staphllinidae, Libellulidae. número de familias.

Onuúvoros: Formicidae, Blattidae. - O que los valores de número de familias y


número de individuos no sean los más aptos pa-
Hematófagos: Diptera F1, F2, Psychodidae, Si- ra el cálculo del índice de diversidad de Shan-
muliidae. non-Weaver, que fue el índice utilizado.
Las cuatro familias de hematófagos se excluye- Con relación a la similitud de los diferentes le"
ron del análisis ya que el nivel tráfico al que per- vantamientos se puede observar lo siguiente:
tenecen es irrelevante para el tipo de estudio (Fig. 3.13).
que se está realizando.
- Aparece· un núcleo de muy alta afinidad (0.50)
Los resultados obtenidos se presentan como uniendo los levantamientos n2 7-13, a una afin.i·
porcentajes de familias para cada nivel tráfico dad más baja (0.43) aparece un núcleo corúor-
en cada uno de los levantamientos, en la Figu- mado por los levantamientos n2. 12-15, el cual
ra 3 . 12. se une al núcleo 7 - 13 a un valor de 0.39, a un

98
B. Anroporauna asociada al suelo

Figura 3.10

Relación N.I./I.D.
450

400

350

-z 300

Cl)
250
o
::;)
o
> 200
oz
ó 150
z

lOO

50

o J 1
1.5 1.7 1.8 1.9 2 2.1 22
INDICE DE DIVERSIDAD (l.D.)

Figura 3.11

Relación N.F. /I.D.

19
18

17
145

1!1
14

13
u:
z 12
1
Cl) 11 : í
'((
10
::::;
:i 9
<l
.... 8

z
o 7
6

!1
4

3
2

o
1.!1 I.T 1.11 1.9 2 2.1 2.2
INOICE DE DIVERSIDAD (I.D.l

99
Biota y ecosistemas d e Gorgona

Figura 3.12
Diversidad Tróflca

• •• o o ••

• . : :.o •••.. o o
!14. 1'Y.

77. 1o,t,

LEVANTAMIENTO 1 LEVANTAMIEN TO 10
LEVANTAM IENTO 11

70 . 2%
LEVANTAMIENTO 12 LEVANTAMIENTO 13 LEVANTAMIENTO 15

S : eoprovoro
H : h e rblvoro
o : omnlvoro
P : predator

2 .3 'Yo

82.0%
LEVANTAMIENTO 18 TOTAL

lOO
B. Artropofauna asociada al suelo

Figura 3 . 13

Matriz de similitud

7 10 11 12 13 15 16
7 0.32 0.35 0.33 0.50 0.44 0.35
10 0.27 0.32 0 .25 0.25 0.25
11 1 0.35 0.44 0 .30 0.44
12 0.38 0 .43 0.28
13 0.40 0.33
15 0.29
16 1

Figura 3.14

Dendrograma de afinidad

7 13 12 15 16 11 10

5.0

]
4 .0
1

3.0

101
Biota y ecosistemas de Gorgona

nivel de afinidad de 0.44 aparece el núcleo 16- predomina son los herbívoros, los cuales presen.
11, el cual se une a la asociación de los dos tan unos porcentajes con valores medios para
núcleos anteriores a un valor de 0 .34 formando el resto de los levantamientos, en donde predo.
un bloque de seis levantamientos; al nivel más minan los sapróvoros.
bajo de afinidad (0.28) se une el levantamiento
nº 10 al bloque de los levantamientos nº. 7 - REFERENCIAS
13,12- 15, 16- 11.
BERNAL, A. y G. FIGUEROA. 1980. Estudio ecológico
Los anteriores resultados se pueden explicar con comparativo de la entomojauna en un bosque alloandl-
base en la correlación con los tipos de vegeta- no y un páramo localizado en la región de Monserrate,
ción encontrados por Rangel (en este volumen) Bogotá. Tesis de grado Biología. Universidad Nacional
a$: de Colombia (Inédita).
-La asociación de los levantamientos 7 , 13, 12 y BERNAL, A. 1985. "Estudio comparativo de la ento-
15, se corresponde con las dos asociaciones de mofauna del pajonal paramuno y del bosque alto-an-
vegetación más importantes de la isla, lo mismo dino de la reglón de Monserrate (Cund.)". En Sturm &
que el núcleo 16-11, el cual se separa de la aso- Rangel, Ecología de los Páramos Andinos, Bibl. José
Jerónimo Triana. No. 9. Instituto de Ciencias Natura-
ciación anterior, comportamiento que se puede les, Universidad Nacional de Colombia, Bogotá. pp.
explicar por razones ecológicas de la zona, ya 225-260.
que los levantamientos 16 y 11 corresponden a
tipos de vegetación más o menos disturbada o BORROR, D.J ., D.M. DeLONG y Ch. A. TRIPLEHORN.
por lo menos que ha sido sometida a algún tipo 1981. An introduction lo the study of Insects. Saun-
ders College Publ. Philadelphla, U.S.A. 827 p.
de acción antrópica, mientras que los otros le-
vantamientos del bloque corresponden a tipos HAlR, J. D. 1987. Medida de la diversidad ecológica.
de vegetación natural, no intervenida. En: Rodríguez T. R. (Ed.) Manual de técnicas de ges-
tión de vida sUvestre. World Wildllfe Fund. U.S. A. pp.
Con respecto al levantamiento nº 1 O la situación 283-289.
es un poco más interesante, ya que este levanta- JAQUES, H. E. 1947. How lo know the Insects. W. M.
miento, que en el dendrograma de afinidad apa- C. Brown Company, Iowa. U. S. A. 205 p .
rece completamente aislado, corresponde a una
comunidad vegetal aislada y muy bien caracteri- RANGEL, Ch., O . y A. BERNAL. 1980. Entomofauna
asociada a tres formaciones vegetales. Boletín Divul-
zada, la cual se ubica en la parte sur-oriental de
gativo. Departamento de Biología, Universidad Nacio-
la isla. ~---
nal de Colombia, Bogotá, 1 (2): 34-51.
La situación que presenta el l~v::mtamiento nº SOKAL, R.R. y P. H. A. SNEATH. 1963. Principies oj
10 también se corresponde con los resultados Numerlcal Taxonomy. W. H. Freeman and Company,
obtenidos en el análisis de la diversidad trófica, San Francisco. U .S:A., 359.
ya que en este levantamiento el nivel tráfico que

102
B. Artropofauna asociada al euelo

Anexo 3 A

Organismos colectados en los diferentes levantamientos

Levantamiento N11 7
Camino a Gorgonilla
Duración del trampeo Barber: 3 días

TAXA Trampu Barber Trampu Berleaae


Hojarasca Suelo
Tl T2 T3 T4 T~ T6 T7 TS Total El E2 Total El E2 Total

Aracneida familia 1 1 1 2 3 1 4
Aracneida familia 2 1 1 1 1
Coleoptera Curculionidae 1 1 5 7 1 1
Coleoptera Erotylidae 1 1
Coleoptera Nitidulidae 4 1 2 2 1 15 2 27
Coleoptera PUnidae 3 2 5
Coleoptera Scarabaeidae 1 1
Coleoptera Staphylinidae 1 1 2 2
Collembolla Entomobryidae26 57 22 37 3 27 3 17 192 2 2
Diptera Culicidae 9 10 4 1 24
Hymenoptera Formicidae 1 1 2 2 2 2 1 1 16 1 1 2 1 1
Hymenoptera Vespidae 2 2
Orthoptera Blattidae 1 1
Orthoptera Gryllldae 1 1 1 2 1 6 1 1
Thysanura Campodidae 12 2 14 1 1
TOTAL 45 73 44 47 8 30 21 23295 15 3 18 3 3

Levantamiento Nll 10
Camino a Gorgonilla
Duración del trampeo Barber: 4 día s

Trampu Barber Trampu Berleaee


TAXA
Hojarasca Suelo
Tl T2 T3 T4 T~ T6 T7 T8 Total El E2 Total E 1 E2 Total

Aracneida familia 1 2 1 3
Coleoptera Nitiludiae 1 2 6 9
Coleoptera Scarabaeidae 1 1
Diptera Culicidae 3 5 2 5 1 16 1 1
Diptera familia 1 1 1 2
Diptera familia 2 2 1 3
Diptera Psychodidae 2 3 2 7
Hemiptera Membracidae 1 1
HymenopteraFormicidae 2 6 5 1 4 18
Isoptera familia 1 1 1 2 10 15 25 20 5 25
Orthoptera Gryllidae 1 1 3 2 7
Thysanura Campodidae 1 2 1 4

TOTAL 9 25 5 5 3 10 15 72 11 16 27 20 5 25

103
Btota y ecoelotema.o de Oorgona

Levantamiento N 11 11
Alto de los Micos
Duración del trampeo Barber: 3 días

TAXA Trampu Barber Trampu BerleHe


Hojara~~e& Suelo
Tl T2 T3 T4 T5 T8 T7 T8 Total El E2 Total El E2 Tot11

Aracneida familia 1 1 X 1 1 1 2 2
Coleoptera Erotylidae 1 X 1
Coleoptera Nitidulidae 1 5 5 5 5 X 21 3 3 1 1
Coleoptera Phalacridae 4 X 4
Coleoptera Pselaphidae 1 1 2 1 1
Coleoptera Ptinidae 1 X 1
Collembolla Entomobryidae 18 1 17 X 36 2 2
Collembolla Sminthuridae 2 X 2
Diplura familia 1 3 X 3
Diptera Psychodidae 1 X 1
Diptera Simullidae 3 X 3
Diptera Culicidae 1 3 X 4 1 1
Hymenoptera Apidae 1 X 1
Hymenoptera Formicidae 1 1 3 2 X 7 18 6 24 7 7
Isoptera familia 1 1 1
Orthoptera Blattidae 1 X 1
11
TOTAL 7 28 6 1 9 22 13 X 86 24 10 34 11 11

Levantamiento Nll 12
Camino Alto de los Micos
Duración del trampeo Barber: 3 días

TAXA Trampu Barber Trampu Berleaae


1
Hojaraaca Suelo
Tl T2 T3 T4 T5 T6 T7 T8 Total El E2 Total El E2 Total

Aracneida
Coleoptera
Coleoptera
Coleoptera
Coleoptera
familia 1
Lampiridae
Nitidulidae
Pselaphidae
Staphylinidae
2
2
2
5 2
1
3
1

3 7
3
3
22
5

1
1
5

1
1
--- 3
2
2
1 1

3
2
2
Collembolla Entomobryidae 1 1 12 1 1 16 5 5 1 1
Collembolla Smynturidae 3 19 3 25
Dermaptera Forticulidae 1 1
Diptera Culicidae 2 2 1 1
Diptera Psychodidae 2 2 1 1
Hemiptera Membracidae 1 1 1
Hymenoptera Formicidae 19 2 3 2 1 27 3 3 1 1
Hymenoptera Siricidae 1 1
Orthoptera Gryllidae 1 1 1 1 1 6

TOTAL 7 54 7 19 4 6 10 107 4 15 19 10 10

104
B. Atttopofauna asociada al su elo

Leva.Ltamiento Nll 13
Pablo VI
Duración del trampeo Barber: 4 días
,-
TAXA Trampas Barber Trampas Berlesse
Hojaraaca Suelo
Tl T2 T3 T4 TlS T6 T7 T8 Total El E2 Total El E2 Total

Aracneida familia! 1 1 lO lO l 1 2
Coleoptera Coccinelidae 1 1 2
Coleoptera Curculionidae 1 l 2
Coleoptera Lampiridae 1 lO 2 3 16
Coleoptera Nititulidae 6 4 5 2 13 19 3 22 74
Coleoptera Ptiniidae 2 4 6 3 3 6
Coleoptera Scydmaem ldae l l 2
Coleoptera Silphydae 1 1
Coleoptera S taphillnidae 2 2 l 1 1 1
Collembolla Entomobryidae 32 5 68 6 7 4 1 29 152 3 3
Collembolla Sminthuridae 1 1 1 l
Dlptera Culicidae 15 1 5 4 lO 5 6 46
Dlptera Simulildae 5 5 2 1 8 21
Hymenoptera Formicidae 1 1 1 1 1 5 5 1 6 1 1
Isoptera familia 1 1 1
Odonata Libellulidae 1 1
Orthoptera Battidae 3 1 4
Orthoptera Gryllldae 1 1 4 1 1 2 1 11
Thysanura Campodidae 2 2 5 4 3 1 4 6 27

TOTAL 59 23 94 21 32 45 25 72 361 8 22 30 9 6 15

Levantamiento N 11 15
Vía Placas
N o serealiz'o t rampeo B arb er
)
TAXA
/ Trampas Berlesse
Hojarasca Suelo
TEl E2 Total El E2 Total

Coleoptera Nitidulidae 1 1
Coleoptera Ptinidae 1 1
Coleoptera Staphylinidae 1 1 2 2
Collembolla Entomobryidae 2 2
Collembolla Sminthuridae 1 1 1 1
Dermaptera Forficulidae 1 1 1 1
Diptera Culicidae 1 1 2 2
Hymenoptera Formicidae 6 2 8 1 1
Thysanura Campodidae 11 11

TOTAL 10 3 13 19 2 21

105
Blota y ecoel8temaa de Corgona

Levantamiento N11 16
Gorgonilla
No se realizó trampeo Barber

Trampas Berlesse
TAXA
Hojarasca Suelo
El E2 E3 E4 Total El E2 Total

Aracneida familia 1 2 8 1 1 12 1 1
Coleoptera Curculionidae 1 1
Coleoptera Erotylidae 5 17 1 4 27 1 1
Co1eoptera Ptinlidae 6 1 1 8 1 2 3
Coleoptera Staphylinidae 1 1
Collembolla Entomobryidae 4 5 1 10 4 4
Diptera Psychodidae 1 1 2
Hymenoptera Formicidae 14 5 19
Isoptera familia 1 1 1

TOTAL 18 31 18 13 80 5 5 10

106
Capítulo 4

Vegetación

Fot o: Ferna n do Urblna


A. TIPOS DE VEGETACION

Orlando Rangel-CH. 1

INTRODUCCION. (número de especies por hectárea de árboles),


diversidad florística y adaptaciones morfoe-
Las actividades relacionadas con el inventario cológicas. Sobre las tierras bajas tropicales, de
taxonómico de la flora y de la vegetación han si- sitios con elevada precipitación, se cuenta
do adelantadas por Cabrera (1983), y por además con las contribuciones de Cuatrecasas
Femández-P. (1984) (1934, 1958), Gentry (1982a, b) y Zuluaga
Palta (1986) hizo una correlación muy general (1987).
entre la altitud y la distribución de las franjas de En esta contribución se contempla desde un
vegetación, reconoce 4 zonas principales: zona punto de vista fitosociológico y ee<;>lógico las aso-
arenosa, zona pendiente con predominio de Vo- ciaciones vegetales, estableciendo sus especies
chysla sp, zona de vegetación secundaria y zona características, sus similitudes tlorísticas, sus
de vegetación primaria. rasgos corológicos y sus rasgos biotlpológlcos re-
Barbosa (1986) coleccionó con más detalle la flo- lievantes.
ra vascular de la isla y elaboró una buena apro- En capítulo adicional se tratan los aspectos de
Ximación sobre los tipos de vegetación que logró dinámica de la vegetación (distribución de las al-
distribuir con base en la abundancia dominante turas, D.A.P. de los elem entos arbóreos) y dia-
de las especies; estableció tres grupos principa- gramas estructurales. La vegetación secundaria
les: comunidades de playa, vegetación sucesio- se reseña muy brevemente; la vegetación prima-
nal y comunidades climácicas. Igualmente se ria compre nde hasta el momento una alianza
refirió a características biotlpológicas a nivel fo- con tres asociaciones y dos comunida des vegeta-
liar imperantes en la vegetación de la isla. les.
Gentry (1986) se reflrió a vegetación, florística y
fisionórnicamente muy similar a la de Gorgona y METODOLOGIA
proporcionó valiosos datos sobre dinámica
Previamente con base en los mapas topográ ficos ,
se escogie ron los sitios a visitar en 1986 Y en
Instituto de Ciencias Naturales. Universidad Nacional de 1987. Se efectuaron 15 levantamientos de vege-
Colombia. tación en Gorgona y uno en Gorgonilla.

109
Biota y ecosistemas de Corgona

En el campo, una vez seleccionada el área a in- Nomenclatura Fitosociológica (Barkman et QJ,
ventariar, se le delimitó y marcó con cabuya o 1976).
cuerda. Las áreas generalmente fueron de 500
m cuadr. El censo y la estimación de parámetros RESULTADOS
fttosociológicos (cobertura y abundancia o densi-
dad) se realizó estrato por estrato. Los límites de La reseña de la vegetación comprende vegeta.
los estratos fueron los fijados por Rangel y Loza- ción intervenida y 1o ruderal y vegetación natu.
no (1986d). ral. Mapa 4
La cobertura vegetal se estimó por la proyección
Vegetación intervenida. en etapas de suce-
sobre el suelo en m cuadr. y luego se transformó
sión y 1o ruderal.
en % de acuerdo con Cleef et al. ( 1984). En for-
ma complementaria al inventario exhaustivo y Zona de cultivos: Se encuentran a lo largo de la
conteo directo de los individuos, se realizó un isla, costados oriental y sur-oriental, cerca a la
perfil fisionómico de la vegetación y en a lgunos playa, como los cocales de Cocos nucifera y algu.
casos un perill de epifitismo. En las tablas, el nos árboles frutales como Pstdtum guajaba, Ct.
número de individuos por estrato es una cifra trus medica y Persea americana. A continuación
real sobre el área inventariada; aunque dispen- regularmente se encuentran las plantas orna.
dioso, en algunos casos el conteo minucioso Y mentales y de jardinería.
paciente, hizo posible la obtención de los datos
Vegetación secundaria por clareas: Se obser.
presentados.
varan diferentes etapas en el proceso de suce.
Las muestras botánicas (Criptógamas y Fa- sión, en la mayoría de casos, las especies
nerógamas) se procesaron y determinaron en el dominantes son: Vismta baccifera, Cecropta gar.
Herbario Nacional Colombiano (COL), en donde ctae Cespedesta macrophylla, en el estrato
se depositaron los exsicados bajo la numeración arbóreo, Trtolena spicata, Tara sp, Tetrorchtdlum
de Gustavo Lozano C. , Agustín Rudas y Jaime gorgonae y Wedelta brastliensis, en el estrato
Agulrre. herbáceo. En los alrededores de Pablo VI, se es.
Al terminar el procesamiento del material, se tablece un bosquecillo secundario cerca a la pla·
procedió a elaborar las tablas de vegetación que ya, que es dominado por Trema mlcrantha,
comprendieron: a) Tabla general con los estratos Ardista tnermis, X ylosma benthamti, Erythroxy.
y las especies con valores de abundancia y co- lon panamense, Ochroma pyramidale, Gasearla
bertura; b) Tabla de presencia ordenada con sylvestrise Inga edulis, entre otros.
atención a la posición taxonómica, es decir se Comunidades pioneras sobre la playa: Espe·
evita la repetición de una especie que entonces cialmente frente a la playa de Gorgonilla se ob·
solamente aparecerá en el estrato en el cual es servan estas fases características en el proceso
más dominante y frecuente; e) Tabla con la com- de afianzamiento del sustrato arenoso. Las espe·
posición florística, que delimita asociaciones y eles dominantes y frecuentes son Canavalta ma·
comunidades vegetales. rtttma, Vtgna peduncularts.
La agrupación de los levantamientos por simili- Fases subseriales: Son muy característicos los
tudes florísticas, sigue básicamente los linea- matorrales densos de Cltdemta capttellata uar
mientos de la escuela Zurich-Montpellier (Braun dependens, que se encuentran en la vía al "Alto
Blanquet, 1979). En forma complementaria se de los Micos".
efectuó un ordenamiento estadístico con base en
el índice de Jaccard, que facilita detectar ten- Vegetación Natural
dencias de agrupamiento.
La vegetación de la isla fitosociológicamente co·
Las asociaciones se han caracterizado con base rresponde a una alianza con tres asociaciones Y
en la florística, los rasgos ecológicos, fisionómi- dos comunidades.; estas últimas se tipificaron
cos y corológicos, eventos que constituyen un así por estar representadas por un solo levanta·
enfoque muy particular en la manera como se miento.
asume el estudio de la vegetación en Colombia
(Rangel Lozano, 1986d); Rangel y Aguirre, CESPEDESIO-SYMPHONION GLOBULIFERAE
1986a; Duque y Rangel, 1989). En la descrip- Al. nov.
ción de las asociaciones se siguen los procedi- Ass. típica:
mientos del Código Internacional de
Tablas 4.1 , 4.2

110
)
A. Tipos de vegetación

Tabla 4.1

Tabla de la vegetación de Gorgona según clase de presencia


¡.evantamiento ~ 12 13 14 11 15 6 8 9 4 7 2 3 1 5 10
Altitud (m) 135 45 200 150 270 110 80 170 50 70 250 300 220 40
2 40
Are& muestreada 500 m·

ESTRATO ARBOREO
Perebea xanthochyma 13 1 2 7 4 18 8 2 6
ctustaceae ("Zancos de Araña") 3 3 13 3 31 10 4
Ryanla speclosa 8 12 2 6 6 1
eespedesla macrophylla 1 3 1 7 8 1
Pouterla sp. 22 1 4 2 3
Ardlsla longlstamlnea 16 4 3 3 4 5
Sym phonia globulifera 13 19 8 1 2 26
conostegla rufescens 9 17 1 7 1
Tara sp. 8 1 6 4 9
gualea llneata 2 1 1 10 6
Eugenia schom burgkli 2.6 10 4 2
Mabea occlden talls 18 2 5 9
Ardlsla opaca 19 2 1
EschweUera plttlerU 3 2 2 9
Croton cuneatus 12 25 9
Anaxagorea phaeocarpa 2,6 6 1,4 4
easearta sylvestrls 1
Tovomlta weddelUana 12 2,4 1
Myrcta fallax 14 1
Vlsm la bacclfera 2 1 3
Cecropla garclae 2 2
VIrola aJT. loretensls 6 3
TerminaUa amazonla 15 2 18
Vochysla ferruglnea 1 2 1
Cordla serlclcalyx 1 11 15
Inga punctata 4,6 3
MalptghJa glabra 3 20
Ocotea Ira 7
Unonopsls sp. 6 4
ChrysophyUum sp. 20 4
Henrlettella flssanthera 5
Flcus sp. 11 1,6
Zanthoxylum grandlfollum 2
Inga edulls 13 7
Guatterla cargadero 12 2
Casslpourea ellJptlca 4 6
Hlrtella racemosa 7 2
Myrcla fallax 10 15
Cybtanthus gentryt 12 4
Persea americana 2
Pentagonta macrophylla 2
lnga marglnata 3
Eugenia coloradoensls 7
Dendropanax arboreum 2
Acalypha dlverslfoUa 7
Cosmtbuena macrocarpa 12
Ochroma pyramtdale 9
Neea laetevtrens 7
Manettla sp. 5
Tovomtta kiUipU 2
Hyerontma oblonga 10
Clusta sp. 5
Llcanta glauca 2
SchlegeUa parviJlora 7
Chrysochlamys bracteolata 4 3
Mtconia lntrtcata
Byrsontma aff. nemoralls
Mtconta orarla 5
111
Biola y ecosistemas de Gorgona

LevllDtamiento No. 12 13 14 11 15 6 8 9 4 7 2 3 1 5 10
ESTRATO ARBOLITOS
Ardlsla opaca 2 2 2 1 2 2 1 2 4
Eschweilera plttlert 7 3 7,2 1 2 10 2 1 11
Myrcla fallax 1 14 4 20 7 5 3
Ardlsla longlstarnlnea 1 1 2 2 3 1 1 3
Clusla sp. (Zancos de ar 6 10 5 3 1 2 9 2
Zanthoxylum aJT. grandlf 1 1 1 1 2 4
Inga sp. 2 3 4,7 1 3
Guatterta cargadero 1 3
Anaxagorea phaeocarpa 12 3 1 13 3
Sym phonJa globullfera 1 1 2 2 2
Cespedesla macrophylla 5 3 2
Mabea occldentalls 1 2 2 1.2 2
Xllopla columblana 1 1 2 5
Casearta sylvestrls 4 1 3 1 4
Conostegla rublglnosa 15 2 7 5
Mtconla orarta 3 7 2 4 14
Malp.lghla glabra 2 10 7 2 7
Henrtettella Ossanthera 10 1 2
Ryanla speclosa 3 7 2
Perebea xanthochyma 10 3 10 8 1
Ocotea Ira 1 2 2
VIrola loretensls 1 1
Mlconia aplculata 3 11
Eugenia schomburgkil 7 3 4
Tara sp. 3 2
Pentagonla macrophylla 4 2 6
Qualea llneata 2
Psychotrt!l carthagenensls 8
Pouterta sp.
Tetrorchldlum gorgonae
Tovomlta weddelllana
Persea americana 1
Saplndaceae spec. 3
Cordla serlclcalyx 1
Podocarpus guatemalensls
Croton cuneautus 3
Tovomlta kllllpll 2 1
Chrysophyllum sp.
Hlrtella racemosa 2 5
Schlegella parvlflora 3 2
MlconJa lntrtcata 4
Cyblanthus gentryt 1
Casslpourea elllptlca 4 6
Clusla pentarhyncha 1
Martla lactogena 2
Eugenia coloradoensls
lsertla sp.
Apelba aspera 1
Rublaceae spec. 2
Flcus sp. 2
Byrsonlma aff. nemoralls 4
Xylosma benthamlJ
Inga punctata 1
Eugenia sp. 2
Mlconla reducens 11
Topobea castañedae 4
Plper aguadulcense 2
Vlsmla bacclfera
Rublaceae spec. 7
Leandra granatensls 2
Neea laetevlrens 3
. Termlnalla amazonJa 6
Cecropla garclae 1
Synedrella nodlflora
Laclstema aggregatum 1,5

112
A. Tipos de vegetación

~vantamiento No. 12 13 14 11 15 6 8 9 4 7 2 3 1 5 10
E S T R A T O A R B O L I T O S (Continuación)
Ardlsla granatensls 2
Flcus fresnoensls
Clusla crlsoclamls l
Rublaceae flor blanca l
Inga margtnata
Tetrorcbldlum bulbipilosum
Cosmlbuena macrocarpa
Conomorpha occlgranatensls 1
Ladenbergla bullata 2
Plper confertinodum
Quatterla coeloneura
Cephaelis tlmbiquensls 1
Psychotrla garclae
Psychotrla pallcourea
Chrysochlamys bracteolata
Nectandra sp.
Unonopsls sp. 3
Rublaceae spec. 5
Cyphomandra bartwegU l
Acalypha diverslfolia 5
Coccoloba acumlnata 1
Erythroxylon macrophyllum 1
Bonafousla columblensls 2
Inga tomentosa

ESTRATO ARBUSTIVO

Ardlsla opaca 1 3 2 1 1
Conostegla rufescens 4 5 3 1 1 2
Strychnos tarapotensls 2 1 9 3 1 1 5
Guatterla cargadero 3 1 3 2 1 1 2
Cyatbea petlolata 2 2 10 1 1 2 2
Sym phonla globullfera 1 1 1 4
Mlconla lntrlcata 3 3 5 1 10 15
Cespedesla macropbylla 1 3 1 4 1
Perebea xantbochyma 7 1 3 2 5
Inga sp. 1 1 1
EschweUera plttlerl 5 2 1 5 4
Danaea nodosa 1 1 1 5 3
Xllopla columbiana 2 1 1 1
Topobeacastañedae 1 3 8 1 2
Solanum trlplinervlum 1 1 l
Amphldasya ambigua l 1 1
Myrcla fallax 2 1 6 7
Plper confertinodum 1 1 1 1
Tococa acumlnata 2 1 3 l 8
Ossaea sessillfolia 9 15 7 6
Inga edulis 6 2
Clusla sp (zancos de araña) 1 5 5
Casearia sylvestrls 6 2 2 l
Malpighla glabra 3 1 2
Mabea occidentalis 5 1 1
Dlcranopyglum trlanae 2 1 2 1
Podocarpus guate malensls l 3 2 2
Psychotrla poepplglana l 2 2
Psychotrla clncta 1 2
Coccoloba acumlnata
Ryanla speclosa 2,3 2 6
Tara sp. 1 l
Zantboxylum aff. grandlfolium 3
Ardlsla longlstamlnea
Plper praesaglum
Poute rla sp. 1
Dendropanax arboreum l 2
Tovomlta weddelllana 2 2

113
Biola y ecosistemas de Gorgona

1 Levantamiento No. 12 13 14 11 15 6 8 9 4 7 2 3 1 5 10

E S T R A T O A R 8 U S T 1 V O (Continuación)
Qualea Uneata l l
Pentagonla macrophylla 3 2
Verbenaceae spec. 3
Leandra granatensls 2
Rublaceae spec. lO
Eugenia schomburgkü l
Hlrtella racemosa 1
Mlconla reducens 4
Psychotrla acumlnata
Persea americana
Flcus sp.
Psychotrla carthagenensls 5
Anaxagorea phaeocarpa 6 5
Rublaceae sp. (GL 5274) 5
Beslerla barclayl
Tetrorchldlum bulbipUos 2
Cyblanthus gentryt 2
Tetrorchldlum gorgonae
Inga punctata l
EschweUera sclerophylla 2
Asplundla sp.
Eugenia sp. 2
Geonoma cuneata
Erythroxylon panamense 2
Sloanea macrophylla
Plper sp. 4
Pallcourea sp. l
Croton cuneatus l

Helsterla acumlnata
Cephaells glomerulata
Euphorbla slnclaJrlana 4
Neea laetevtrens 1
Termlnalla amazonla l
Chrysophyllum sp. 1
Acalypha dlverslfolla 1
Solanum lntegrum l
Cyphomandra hartwegll
Mlconla lacera 5
Anthurlum sp.
Danaea grandlfolia
Gonzalagunla bracteosa 5
Tovomlta nlcaraguensls l
ManetUa sp. l
Cllbadlum chocoense 4
Prestoea pubens 15
Cecropla garclae 2
Llndsaea arcuata 3
Laclstema aggregatum 2
Plper brachypodon 1
Virola aff. loretensls 5
Cordla serlclcalyx 1
SUraxsp. l
Anthurlum terryae
Faramea maynensls
Clldemla septupllnervla 2
Erythroxylon macrophyllum l
Bonafousla colum blensls 7
Cyathea andlna l
Clusla pentarhyncha 1
Byrsonlma aff. nemoralis 2
Anthurlum ninphaefolium .1
Leandra granatensls
Mlconla ararla 3
Guatterla coeloneura 2
Phllode ndron trtlobum

114
A. Tipos de vegetación

~vantamlento No. 12 13 14 11 15 6 8 9 4 7 2 3 1 5 10

ESTRATO HERBACEO
Danaea nodosa 1 1 1 1 1 1 2
Dtcranopygtum trlanae 1 2 17 22 4 2 6 3
Mlconla orarta 1 9 1 4 1 3
Seiaglnella tomentosa 3 4 3 19 1 3
Strychnos tarapote nsls 22 1 1 1 3 1 2
Anthurtum nynphaefollum 3 9 3 3 13 20 5
Plper brachypodon 2 2 1 4 1 2
Ardlsla opaca 1 1 3
Sym phonla globullfera 1 9
Tococa acumlnata 2 2
Trlolena splcata 1 1
Mlconla lntrlcata 2 2 4 5
Ryanla speclosa 1 1 2 3
Inga edulls 1 1 1 10 1
Mapanla asslmllls 3 1 11 5
Psychotrla clncta 1 2 2
Mlconla reducens 5 1 2
Cespedesla macrophylla 1 1 1 1
Ossaea sesstllfolla 2 1 14 8 8
Tara sp. 1 1 3
Topobea castañedae 1 2 6
Inga sp. 1 1
Philodendron cuneatum 1 2
Casearta sylvestrls 1 1
Myrcla fallax 3
Anthurlum sp. 1 12 6
EschweUera plttlerl 3 5 2
Clusla sp. (zancos de araña) '1 3 3
Perebea xanthochyma 1 1 3
Eugenia coloradoensls 1 3
Amphldasya ambigUa 1 1
Stlgmatopterls gulanensl 1 1 2
Qualea llneata 1 1
Geonoma cuneata 2 1
Psychotrla garclae 2
Podocarpus guatemale nsls 3 10
Tovomlta weddelllana 2
Slmarouba amara 1
Psychotrla carthagenensls 1 6
Tetrorchldlum gorgonae 1 1
Mabea occldentalls 1 3
Solanum trlpllnerv1um
MapanJa m lcrocephala 11
Plper sp. 2
Pentagonla macrophylla 1
Clldemla cordata 1
Mlconla sp. (hoja grande) 2
Verbenacea spec.
Anaxagorea phaeocarpa
Llndsaea lancea
Plper blaurltum
Cestrum sp.
Cluslasp.
Apterla aphy1la
Trlchomanes sp.
Xy1opla columblana 1
Davllla nltlda 1
Guatterla cargadero 1 3
Euphorbla slnclalrlana
Cybtanthus gentryt
Clldemla septupllnervla
MapanJa pycnocephala
Plper confertlnodum
Faramea maynensls 2

115
Biota y ecosistemas de Gorgona

Levantamiento No. 12 13 14 11 15 6 8 9 4 7 2 3 1 5 lo

ESTRATO H E R B A C E O (Continuación)
Beslerla barclayi 1
Danaea grandlfoUa 1 2
MlconJa praslna 7 6
Erythroxylon panamense
Mlconla plperlfolia 5
Cortaderla sp. 3
Hlrtella racemosa
Dendropanax arboreum
Llndsaea arcuata 3
Conostegla rufescens 1
Jschnoslphon sp. 18
Miconla lacera 1
Plper praesaglum 1
Gonzalagunla bracteosa 2
Phllodendron cuneatum 2
Malplghla glabra 1
Psychotrla acumlnata 1
Plper augustum
Alphanes sp.
Polypodlum sp.
Apbelandra arlsema
Prestoea pubens 6
Becquerella cymosa 5
VIrola aff. loretensls
Ardlsla longlstamlnea
Cyathea petlolata
Alloplectus hartwegll
Polypodlúm fraxlnlfollum
Eryt.hroxylon macrophyllum
Rublaceae spec.
Inga punctata 1
Mapanla sp. 1
Rublaceae spec. 1
Fulrena um bellata 1
Plper sp. 1
Xanthosoma pilosum 3
Nectandra sp. 1
SchlegeUa parviflora 1
Coccoloba acumlnata 1
Cyatbea andina 1
Lycopodlum carnosum 1
Guzmanla scherzerlana 1
Ladenbergla sp. 5
Psychotrla erecta 7

116

(
A. Tipos de vegetación

Tabla 4.2

Composición florística de las Asociaciones Vegetales de la Isla Gorgona

ociaclón o Comunidad A B e D E
vantamientoNo. 12 13 14 11 15 6 8 9 4 7 2 3 1 trTO
titud (m ) 135 45 200 150 270 110 80 170 50 70 250 300 220 40 40

ESPECIES CARACTERISTICAS DE ASOClACION


Slrychnos tarapotensls + + + + + + + + + +
Inga punctata + + + + + + + + +
Dlcranopyglum trlanae + + + + + + + + +
Mabea occidentalis + + + + +
Anaxagorea phaeoc.arpa + + + + + + + +
rococa acumlnata + + + + + + + +
Xylopia columbiana + + + + + + +
Anthurium nymphaefolium + + + + + + +
Ossaea sessUifoUa• +. + + + +
Mapania m icrocephala +. + + + +
Miconia apiculata• + + + +
Eugenia coloradoensls + + + +
Amphidasya ambigua + + + + +
Qualea llneata + + + + +
Inga edulls + + + +
Pentagonla macrophylla + + +
Llndsaea lancea + + + +
Miconla orarta• + + +
Rubiaceae spec. • + + +
Geonoma cuneata• + + +
Ardisla longlstam lnea + + + + + + +
Guatterta cargadero + + + + + + +
Malpighia glabra + + + + + + + + +
Topobea castañedae + + + + + + + + +
Zanthoxylum aff. grandl + + + + + + + +
Psychotrla clncta + + + + + + + +
Henrtettella flssanthe.ra + + + +
MlconJa reducens + + + + + +
Anthurium• + + + +
Selaginella tomentosa + + + + + +
Pouterta sp. + + + + + + + +
Ocotea ira + + + + +
Tovomlta weddelllana + + + + + +
Ryanla speclosa + + + + + + + + + + +
Casslpourea elllptlca + +
Conomorpha occlgranatensls + +
GonzalagunJa bracteosa + +
Aphelandra artsema + +

117
Biola y ecosislemas de Gorgona

Asociación o Comunidad A B e 05 J.
Levantamiento No 12 13 14 11 15 6 8 9 4 7 2 3 1 lo
ESPECIES CARACTERISTICAS DE ALIANZA
Cespedesla macrophylla + + + + + + + + + + +
Sym phonia globulifera + + + + + + + + + + +
Ard Isla opaca + + + + + + + + + + +
Conostegia rufescens + + + + + + + + + +
Perebea xanthochyma + + + + + + + + + + +
Casearla sylvestrls + + + + +
Danaea nodosa + + + + + + + + + + +
Eschwellera plttlerl + + + + + + + + + + +
Clusla sp. + + + + + + + + + +
Myrcla fallax + + + + + + + +
Tara sp. + + + + + + + + +
Miconla lntrlcata + + + + + + + + +
Eugenia schomburgkll + + + + + + + +
Cyathea petlolata + + + + + + + +
Virola alf. loretensls + + + + + + +
Podocarpus guatemalensls + + + + + + +
Solanum trlplinervlum + + + + + + +
Piper confertlnodum + + + + + +
Mapanla asslmllis + + + + +
Trlolena splcata + + + + + +
Termlnalia amazonla + + +
Plper brachypodon + + + + +
Croton cuneatus + + + +
Vis m la bacclfera + + + +
Cecropla garclae + + + +
Maurla sp. + + + +
Tetrorchidlum gorgonae + + +
Dendropanax arboreum + + + +
Chrysochlamys bracteolata + + + +
Coccoloba acumlnata + + + +
Psychotrla poepplgiana + + + +
Verbenaceae spec. + + + +
Persea americana + + + +
Psychotrla carthagenensls + + + +
Phllodendron cuneatum + + + + +
Stlgmatopterls gulanensl + + + +
Unonopsls sp. + + +
Chrysophyllum sp.
HlrteUa racemosa + + +
Ficus fresnoensls + + +
Cordla serlclcalyx + + +
Martla lactogena + + +
Rublaceae (GL 5070) + + +
Psychotrla garclae + + +
Plper praesaglum + + +
Leandra granatensls + + +
Psychotrla acumlnata + + +
Plper sp. + + +
Mannetla sp. + + +
Beslerla barclayl + + +
Clldemla septupllnervla + + +
Tetrorchidium bulblpllosum + + +
Simarouba amara + + +
Cyblanthus gentryl + + +
Vochysla ferruginea + +

118
A. Tipos de vegelación

AJOCiación o Comunidad A B e D ~
¡,evantamiento No. 12 13 14 11 15 6 8 9 4 7 2 3 1 5 10

ESPECIES ACOMPAÑANTES
AcaJypha dlverslfolla + +
sJoanea macrophylla + +
schlegeUa parvlflora + +
LacJstema aggregatum + +
Xylosma benthamü + +
Erythroxylon panamense + +
Clusla pentarhyncha + +
Llndsaea arcuata + +
Euphorbla sinclalrtana + +
Mtconia lacera + +
Mtconia sp. + +
tschnoslphon leucophaeus + +
Ptper btaurttum +
Cestrum sp. +
Trlchomanes curtü + +
Oavilla nttlda + +
Quatterla coeloneura + +
Eugenia coloradoensts +
Ochroma pyramtdale +
Ftcus Hartwegll +
Tovomlta killlpü +
Hyeronyma oblonga +
Inga tomentosa +
Byrsonima aff. nemoralls +
Ladenbergla bullata +
Llcanla glauca +
lsertla sp. +
Apeiba aspera +
Plper aguadulcense +
Neea laetevtrens +
Cyphomandra hartwegü +
ArdJsla granatensls +
Cosmlbuena macrocarpa +
Bonafousla columblensls +
Synedrella nodlflora +
HeJsterla acumlnata +
Solanum lntegrum +
Danaea grandlfoUa +
Tovomlta nlcaraguensts +
CUbadlum chocoense +
Stlrax sp. +
Faramea maynensls +
Asplundla sp. +
Dlcranopyglum rhelthrophJlum +
BecquereUa cymosa +
Mlconia praslna +
Erythroxylon macrophyllum +
Phllodendron trtlobum + +
CephaeUs glomerulata +
Evodlanthus funlfer +
Polypodium sp. +
Fu trena um bellata +
Xanthosoma pUosum +
Cyathea andina +
Lycopodlum cernuum +
Alloplectus hartwegll +
Polypodtum fraxinlfoUum +
Piper augustum +
Prestoea puben& +
Alphanes sp. +
Inga margtnata +

119
Biota y ecosistemas de Gorgona

Fisionomía: La alianza comprende vegetación predominan las hojas sin protección, con áplct
de tipo selvático con dos estratos arbóreos defi- acuminado, enteras, de forma elíptica y de ta.
nidos, en el superior con elementos de 35m de maño o categoría foliar mesofila con repre.
altura se encuentran representantes de Es- sentación de las clases macrofilas y notofilas.
chweilera pittieri , Perebea xanthochyma, Ardlsia Los suelos en los sitios en donde se establece la
opaca, Myrclajallax, Ryania speclosa, Zanthoxy- vegetación de la alianza son inceptisoles y coll¡.
lum grandifollum, y Vochysia jerruginea. En el prenden tres grupos Distropets óxicos, Distro.
estrato arbóreo inferior con cobertura apreciable pets típicos y Eutropets (Chamarra et al, en este
se destacan las especies características como volumen).
Cespedesia macrophylla y Symphonia globulife-
OSSAEO SESSILIFOLIAE-ANAXAGORETlJM
ra. Los estratos bajos (arbustivo y herbáceo)
PHAEOCARPAE Ass. nov.
muestran diversidad florística grande, en los le-
vantamientos no se diferencian grupos selectivos Tablas 4.1, 4.2
que permitan una separación similar a la de los
Levantamientos 12 - 13 - 14- 11 - 15
estratos altos. El estrato rasante en todos los le-
vantamientos es pobre, solamente algunas Fisionomía: La asociación comprende vegeta.
plántulas y escasas especies como Selaginella ción con dos estratos arbóreos, superior e infe.
tomentosa entran a figurar; la hojarasca es rior (levantamientos 12- 13- 15) y vegetación en
abundante al igual que los troncos caídos sobre la cual solamente se diferencia el estrato arbóreo
el suelo. inferior (levantamientos 11 y 14). En el estrato
arbóreo superior con valores de cobertura redu.
Composición: Las especies características ex- cidos se destacan Clusia sp, Eschweilera ptttterl,
clusivas y preferentes se distribuyen así:
Perebea xanthochyma y Ardlsla opaca. En el es-
Estrato arbóreo: Cespedesia macrophylla, trato arbóreo inferior con valores promedios de
Symphonia globulifera, Ardlsia opaca, Perebea cobertura de 60%, son elementos importantes
xanthochyma, Eschweilera pittlerl, Clusia sp. Symphonla globulifera, Qualea lineata, Perebea
(zancos de araña), Myrcla jallax, Tara sp, xanthochyma, Mabea occidentalls, Eugenia
Eugenia schomburgkll, Virola aff. Loretensls y schomburgkll, Hirtella racemosa, Byrsontma aff.
Casearia syluestrls. nemoralls (lev. 11), Cybianthus gentry (lev. 15), y
Schlegella paroljlora (lev.15). En el estrato de ar·
Estrato subarbóreo (de arbolitos): Conostegia
bolitas o arbustos subarbóreo con valor prome-
rujescens, Mlconla intricata, Coccoloba acumina-
dio de cobertura de 47% (25-55%), adquieren
ta.
importancia elementos como Xylosma benthamll,
Estrato arbustivo: Cyathea petiolata, Podocarpus Hirtella racemosa, Xylopta columbiana, Vismla
guatemalensls, Solanum tripllnerotum, Piper con- baccifera y Eugenia coloradoensls .. El estrato ar·
jertinodum. bustivo con cobertura promedio de 42% (35·
50%), está reprentada además de las especies
Estrato herbáceo: Danaea nodosa, Mapanla as-
características por Tetrorchldium bulbipUosum,
slmllls, Triolena spicata.
Sloanea macrophylla, Guatteria coeloneura,
Distribución - Ecología: La vegetación de la Cyathea petiolata, Piper cor!fertinodum y Euphor·
alianza tiene su distribución óptima en la isla bia sinclairiana. El estrato herbáceo con caber·
entre 40 y 300 m de altitud; en sitios planos, li- tura de 50% (20-60%), muestra entre sus
geramente inclinados e inclusive en áreas muy integrantes a Dicranophygium trianae, Xanthoso-
pendientes. La manera de distribución de los ma pUosum, Cyathea andina, Stigmatopterts
elementos arbóreos, su talla y la proyección de guianensls, Triolena splcata, Aphelandra arlse·
copa varían de acuerdo con la fisiografía. La ma, Piper biauritum, Psychotria carthagenensls,
condición de humedad ambiental elevada se re- Tetrorchidium gorgonae y Daullla kunthii..
fleja en las adaptaciones morfoecológicas que a
nivel foliar muestra la vegetación. La suculencia En el estrato rasante con cobertura promedio de
(reserva de agua en las hojas) es baja, excepcio- 6%, se censaron a PhUodendron cuneatum, Stig·
matopterls guianensls, Selaginella tomentosa Y
nalmente se encontraron en dos levantamientos
Tríolena splcata.
yalores altos, probablemente más relacionados
con la capacidad de intercepción de agua que La hojarasca es abundante 75% y los troncos
con la condición primaria o de reserva de la mis- sobre el suelo bastante frecuentes. Entre las epi·
ma. La esclerofilia en términos generales es ba- fitas, con cobertura sobre los troncos del orden
ja. En las características biotopológicas,

120
A. Tipos de vegelación

de 25%, se encuentran Asplundia sp., Tillandsia les, Dystropets típicos, desatorados, ácidos o
Koellensteinia graminea. muy ácidos con buen contenido de materia
Y
S P.,
En la composición florística de los estratos altos orgánica en los horizontes superficiales. El con-
de los levantamientos referenciados figuran tenido alto de sales, sugiere resistencia de los
¡guaimente como especies importantes, las si- vegetales al factor, para lograr crecer en estos si-
tios (Chamorro et al, en este volumen).
guientes:
Levantamiento 11 : Cordia sericicalyx, Tenninalla MALPIGifiO GLABRAE-CESPEDESIETUM MA-
amazonia, Synederella nodljlora CROPHYLLAE
Levantamiento 13: Zanthoxylum a1I. grandifo- Tablas 4 . 1, 4.2
/lum, Ocotea ira y Mauria sp Otros levantamientos: 6 - 8 - 9 - 4 - 7
Levantamiento 14: Cybianthus gentry, Flcus
Fisionomía: La vegetación de esta asociación se
hartwegll, Byrsonima aff. nemoralls y Coccoloba
caracteriza por la presencia de un estrato
acumtnata arbóreo superior de poca cobertura 15% en el
Levantamie~to 15: Croton cuneatus, Tenninalla cual se destacan inidividuos de (Guatterta carga-
amazonia, Schlegella parvljlora y Tovomita wed- dero, Chrysophyllum sp, Anaxagorea phaeocar-
delliana. pa, Unonopsls sp., Myrcia jallax y Ryania
speclosa).
Composición: Las especies características pre-
ferentes y selectivas se distribuyen según estra- En el estrato arbóreo inferior de vitalidad consi-
tos de la siguiente manera: derable, cobertura promedio de 65%, son ele-
mentos importantes Cespedesia macrophylla,
Estrato arbóreo: Anaxagorea phaeocarpae, Xylo-
Symphonia globulifera, Conostegia rujescens, Es-
pla columbiana, Eugenia coloradoensls, Qualea
chweilera pltleri, además de las especies del
ltneta, Inga punctata y Mabea occldentalls.
arbóreo superior. Los troncos de tono marrón-
Estrato subarbóreo o de arbolitos: Miconia apicu- blancuzco están erguidos, poco epifitados espe-
lata, Geonoma cuneata. cialmente en la parte de la corona en donde
escasean los briofitos. El sotobosque está muy
Estratos arbustivo y herbáceo: Strychnos tarapo-
bien definido, es exuberante y en algunos casos
tensls, Pentagonia macrophylla, Dlcranopyglum
(lev. 6) abunda en individuos cuyo D.A.P. es ba-
trlanae, Tococa acuminata, Anthurium nimphaee-
jo.
jolium y Amphldasia ambigua.
En el estrato de arbolitos se destacan Myrclaja-
Especies características exclusivas de la asocia-
llax, Perebea xanthochyma, Xylopia columbiana,
ción: Ossaea sessUifolla, Mapania mlcrocephala,
Henretiella jlssanthera, Eugenia schomburgkll;
Mtconia oraria y Geonoma cunneata.
en el levantamiento 6, es elemento importante
Distribución - Ecología: La vegetación se en- Conostegia rubiglnosa.
cuentra entre 45 y 270 m de altitud, en sitios
En el levantamiento 7, además de las especies
con pendiente que varía entre 10 y 25 grados,
representadas, son significativos los valores de
prácticamente se extiende por toda la isla. En
abundancia de Termlnalla amazonia, lnga edulls
algunos sitios es muy común la presencia de
y Neea laetevirens.
raíces "zancos" o tabulares
En los estratos bajos (arbustivo y herbáceo) son
Los valores de suculencia varían bastante, los
importantes por los valores de abundancia y co-
levantamientos 12 y 13 presentan valores altos
bertura Myrcia jallax, Topobea castañeda, Eup-
de suculencia con fluctuación entre 7.7 y 9.5
horbia sinclairiana, Cyathea petiolata,
gm/dm2 • La esclerofilia es mínima, sólamente
Podocarpus guatemalensls, Danaea nodosa, Mi-
una especie Amphydasya ambigua en el levanta-
conla reducens, Psychotria clncta, Tovomita wed-
miento 14 muestra valores por encima de 50%.
deUiana y Casearla sylvestris.
En las características biotipológtcas a nivel fo-
liar, predominan las hojas glabras, de ápice acu- En el estrato rasante de cobertura reducida,
mtnado, base aguda, margen entero y categoría predomina: Selaginella tomentosa acompañada
de tamaño foliar mesótlla con buena repre- de plántulas de las especies dominantes en los
sentación de las notofllas y las macroillas. estratos altos; los briofitos sobre suelo son esca-
sos, la hojarasca es abundante, 80% de cobertu-
Los suelos son bastante sueltos, arcillosos, con
ra.
capa tenue de materia orgánica. Son inceptiso-

121
Biota y ecosistemas de Gorgona

Entre las epifitas, se censaron a Dichaea bra- nares a 1.4 gramos - decímetro. Las apreciacto.
chypoda, Evodianthus junifer, Anthurium te- nes resaltan la condición de humedad ambienta)
rryae, TUlandsia monadelpha (lev. 6), Grammitis elevada que prevalece en los sitios investigados.
truncicola y Peperomla nara'1foana. En el levan- Los valores de esclerofilia (%) son bajos, sola.
tamiento 6 es muy particular la abundancia de mente mostraron grado alto de esclerofilla Plper
una especie de Clusia como epUlta. brachypodon (lev.6) y Tovomlta weddelliana
(lev.7).
Entre las trepadoras, cabe mencionar a Sphyros-
permum dissimUe, Psammisia occidentalis, Phllo- En las características biotipológicas a nivel fo.
dendron tripartitum, Peperomia gorgonillae liar, hay predominio de las hojas glabras, de áp¡.
Philodendron verrucosum y Gonzalagunla brac- ce acuminado, base aguda, margen entero,
teosa. composición simple y de forma ovada-elíptica.
La categoría más frecuente en el tamaño foliar
En la composición florística de los estratos altos
es mesofila, aunque de acuerdo con los sitios in·
de los levantamientos referenciados, figuran in-
vestigados se tiene buena representación de ca.
gualmente otras especies importantes como:
tegorías como macrofilas (lev.8), notofila (lev.6 y
Levantamiento 6: lnga punctata , Chrysophyllum 9) y rnicroffia (lev. 7).
sp.
El número de elementos arbóreos por unidad de
Levantamiento 8: Unonopsis sp., Ryanla specio- muestreo fluctúa entre 23 (lev. 4) y 43 (lev. 8), lo
sa, Chrysochlamls bracteolata. cual aparentemente es un reflejo de la condición
de intervención en el primero de los sitios. A ex.
Levantamiento 9: Croton cuneatus, Hlrtella race-
cepción del levantamiento 6 en el cual el suelo
mosa.
es un Distropet típico, los restantes levanta.
Levantamiento 4: Mabea occidentalis, Vismla mientas presentan un suelo de tipo Distropet
baccifera, Mauria sp. Cocoloba acuminata y Qua- óxico con contenido de materia orgánica ligera-
lea llneata. mente superior a los primeros, mientras que, la
Levantamiento 7: Mabea occidentalls, Qualea li- capacidad de intercambio catiónico y la relación
neata y Mannetta sp. Ca/Mg es comparativamente menor.

Composición: En la asociación se diferenciaron CASSIPOUREO ELLIPTICAE-RYANETUM SPE·


especies características, preferentes, y selectivas CIOSAE Ass. nov
que se distribuyen así: Tablas 4.1, 4.21
Estrato arbóreo: Ardista longistamtnea, Guatteria Otros levantamientos: 2-3-1
cargadero, Malptghta glabra y Zanthoxylum aff.
grandifolium. Fisionomía: La asociación comprende vegeta·
ción preferentemente con un estrato arbóreo, in·
Estrato subarbóreo o de arbolitos: Topobea cas- feriar excepto el levantamiento 1 a 220 m, en
tañedae, Henrletellajlssanthera y Mtconta redu- donde se diferenció un estrato arbóreo superior
cens. conformado por individuos de Pouterla sp., Ce-
Estratos bajos (arbustivo, herbáceo y rasante): cropla garctae , Zanthoxylum grandifollum, Vo-
Psychotrta cincta, Anthurtum sp. y Selaginella to- chysla jerrugtnea , Ardlsla longistamlneo y
mentosa. Tovomlta weddeliana.

Distribución-Ecología: La vegetación de la aso- En el estrato arbóreo inferior con valores prome·


ciación se establece entre 50 y 170 m' de altitud, dios de cobertura de 56%. (35-68%), los elemen·
en sitios con pendiente entre 5 y 25;los levanta- tos dominantes son: Eschwellera plttlerl, Perebea
mientos 7 y 9 se localizaban en areas casi pla- xanthochyma, Ardisia opaca , Clusla sp., Virola
nas. aff. loretensis, Conostegla rujescens, Guatterta
cargadero.
Las raíces zancos son comunes, sobre las hojas
se disponen líquenes epifilicos, los briófitos por En el estrato subarbóreo o de arbolitos con co-
el contrario, son escasos. Los valores de sucu- bertura promedio de 40% se destacan Mtconla
lencia (agua en depósito o como en reserva) son r eduscens, Symphonla globulifera, Conostegla ru·
bajos, el valor mayor de 4.1 de Strychnos tarapo- jescens Ryanla spectosa, Ardista opaca y Es·
tensts se ubica en la categoría de semisuculen- chwetlera plttieri.
cia, las especies restantes caen dentro de la En el estrato arbustivo con cobertura promedio
categoría mesofita con valores de suculencia me- de 38% (20-58%) se encontraron representantes

122
A. Tipos de vegetación

de Mtconla glabra, Solanum tripllnervlum, Aegtp- Los valores de suculencia a nivel foliar son hete-
hUa cordata, Mtconta lntrtcata, Prestoea pubens, rogéneos. En el levantamiento 2 solamente una
Tococa acumlnata y Cyathea pettolata. especie presentó suculencia de grado medio (se-
misuculencia). En los levantamientos 3 y_ 1, las
En el estrato herbáceo con cobertura promedio
hojas suculentas (5-12 gramos/decímetro2 ) y se-
de 46% (20-70%) figuran Mlconla ptperifolla, Dt-
misuculentas (2.8-4 gramos/decímetro2 ) alcan-
cranopygtum trtanae, Psychotrla erecta, Mtconta
zan valores significativos 30 y 40%
prastna, Beslerta barclayi, Sttgmatopterts guta-
respectivamente. El resultado puede explicarse
nensts, Anthurtum nymphafifoltum, Phtlodendron
como mayor capacidad de retención o intercep-
acumlnatum y Dlcranopygtum rhelthrophilum ..
ción de agua por la vegetación en estos sitios, si
En el estrato rasante de cobertura baja, se cen- se toma en cuenta que la humedad ambiental y
saron a individuos de Selaglnella tomentosa, la precipitación en toda la isla es elevada.
crenospermum castroanum, Thelypterts leprteurtl
Los valores de esclerofilia son bajos, solamente 4
y Phtlodendron verrucosum. Los briófitos sobre
especies de 50 examinadas presentaban esclero-
suelo y los epífiticos son escasos. La hojarasca
filia marcada. Las características biotipológicas
es abundante, 80%; en levantamientos como el
a nivel foliar predominantes son: hojas sin pro-
N!! 3 es frecuente observar los árboles con la co-
tección, con ápice acuminado, base cuneada,
pa muy rala;. en la medida en que la pendiente
entera y de forma elíptica, ovada-elíptica y ova-
aumenta los troncos se arquean.
da-oblonga.
Entre las epifitas, con cobertura muy reducida
La categoría foliar más frecuente es mesofila, en
(3%), se censaron a Phtlodendron jraganttssl-
el levantamiento 1 alcanzan valores importantes
mum, Oleandra artlculata, Trtchomanes ankersll, las macrofilas y en 2 y 3 las microfilas. Los sue-
Trtchomanes daguense, Guzmannta cf. pungens
los en los sitios en los cuales se establece la ve-
y Plper conjerttnodum. getación son del tipo Distropets óxicos, es decir
Las enredaderas muy variadas pero de cobertu- suelos desaturados muy ácidos con un conteni-
ra mínima, cuentan entre sus representantes a do de materia orgánica ligeramente superior a
Clldemla epiphitlca, Artstolochla trtanaet, Allo- los Distropets típicos; la textura es arcillosa y el
plectus haughttt, Psammtsta occidentalts y PUea contenido de sales en comparación con los sitios
sp. a menor altitud es reducido.
Composición: Son especies características
preferentes en el estrato arbóreo: Pouterta sp.,
Comwddad de: Perebea xanthochyma y Cosmt-
Ocotea ira, Tovomlta weddelltana y Ryanta spe-
buena macrocarpa.
closa.
Tabla 4 . 1, 4.2
Características exclusivas:
Levantamiento 5.
Estrato arbóreo: Casstpourea elltpttca.
Fisionomía- Composición: Vegetación con un
Estrato de arbolitos: Conomorpha granatensts.
estrato arbóreo inferior de cobertura considera-
Estratos bajos (arbustivo-herbáceo): Aphelandra ble (70%), en el cual además de las especies ca-
artsema y Gonzalagunla bracteosa. racterísticas se encuentran Ladenbergta sp.,
Acalypha dtversifolla, lnga punctata, Vtsmta
Distribución - Ecología: La vegetación de la
baccifera, Dendropanax arboreus, Chryso-
asociación se establece entre 220 y 300 m de al-
chlamys bracteolata y Croton cuneatus,
titud en sitios con pendiente promhlio de 20•,
en donde se presentan movimientos de suelo En el estrato subarbóreo o de arbolitos con co-
que se evidencian en los troncos arqueados o bertura de 28% dominan las dos especies que ti-
doblados y en las raíces sostenedoras o tabula- pifican la asociación, acompañadas por
res de los arboles. Se excpetúa de esta conside- Coccoloba acumtnata, Henrtetella jlssanthera,
ración el levantamiento 2 que se realizó en un Erythroxylon macrophyllum, MarUa lactogena y
terreno con inclinación muy leve. Tetrorchldtum gorgonae.
El número de árboles por levantamiento fluctúa En el estrato arbu~tivo, de cobertura baja (25%),
entre 32 y 49, es ligeramente mayor que en la se destacan individuos de Mtconta lacera,
asociación Malpiglúo glabrae Cespedesietum Psychotrta poepptglana, Cyathea pettolata,
lllacrophyllae, pero las clases de distribución de Psychotrta acumlnata, Ardtsta opaca y Malptghta
D.A.P. son menores que los de esa asociación. glabra.

123
Biola y ecosistemas de Corgona

El estrato herbáceo de cobertura elevada (65 %), Tablas: 4.1, 4.2.


es dominado ampliamente por Danaea nodosa,
Levantamiento 10.
Mapanla asslmilts, Podocarpus guatemalensts,
Psychotrla garclae, Topobea sp. y Stlgmatopterts Fisionomía- Composición: Unicamente indiv¡.
gutanensts. duos de Termlnalta amazonla sobrepasan los 25
m de altura y logran conformar un estrato
En el estrato rasante con cobertura del 15% son
arbóreo superior con cobertura de 14%. En el
frecuentes las plántulas de Inga punctata y Mico-
estrato arbóreo inferior con 62% de cobertura
nla lntricata, acompañadas por Spigella persica-
constituyen un dosel semicerrado, se destac;u;
rioides y Anthurlum terryae que tiende a formar
por su abundancia-dominancia Symphonia glo.
parches en algunos sitios.
bulifera, Terminalla amazonla, Hyeronima oblon.
La hojarasca es abundante (70%), los troncos ga, Cordia serlclcalyx y Pouterla sp.
caídos alcanzan 15% de cubrimiento sobre el
En el estrato subarbóreo o de arbolitos (40% de
suelo.
cobertura), dominan Xylosma benthamlt, Malptg.
Las epifitas sobre los troncos y copas de los hla glabra, Eschweilera plttleri y Guatteria coelo.
árboles son raras, su cubrimiento relativo es ba- neura.
jo, se censaron individuos pertenecientes a Ti-
En el estrato arbustivo (40% de cobertura), son
llandsla monadelpha, Peperomia gorgonilla y
elementos importantes Ryania speclosa, Dendro.
Trlchomanes pinnatum.
panax arboreus, Malpighla glabra, Bonajousta
Entre las enredaderas, las especies más frecuen- columbiensts, Psychotria carthagenensts y Myrcla
tes son Philodendron trilobum, Polybotria sp, jallax.
Arrabldaea patellifera y Anthurlum sp.
En el estrato herbáceo se presenta diversidad
Distribución - Ecología: La comunidad se esta- floristica grande (más de 40 especies), aunque la
blece a 40 m de altitud en el costado sur-orien- cobertura es baja (15 %). Las especies más
tal. Su área de distribución debe extenderse a lo abundantes son Mapania assimilis, Piper bra.
largo de la cota altitudinal reseñada en el sector chypodon, Psychotria garclae, Bonajousia colum.
Pablo VI- Punta del Horno. La pendiente es mo- biensts, Eugenia coloradoensis, Erythroxylon
derada panamense, Danaea nodosa y Strychnos tarapo-
tensls.
El número de elementos arbóreos es 52, mayor
que en las asociaciones anteriores, pero las cla- El estrato rasante es pobre e n cobertura (5%) y
ses de D.A.P., son de menor cuantía, evento que en diversidad floristica, se encuentran plántulas
constituye evidencia preliminar sobre la condi- de Dicranopygium sp., especies de Anthurium,
ción de la vegetación en cuanto a intervención. Philodendron y Piper.
En los alrededores del sitio investigado se obser-
La hojarasca es abundante, 70% de cobertura,
van clareas y el grado de alteración de la vegeta-
también son abundantes los trocos caldos 25 %
ción original es alto. Los valores de suculencia
de cobertura.
a nivel foliar son bajos, únicamente Danaea
nodosa alcanza la categoría de semt-suculencia Las epifitas son muy raras, entre las trepadoras
(2.83 gr./dm2 ). La esclerofllla no se presenta, figuran Arrabldaea patellifera, Evodianthus junl·
solamente Inga punctata muestra tendenr 1 <~. lige- jer y especies de Philodendron.
ra a presentar este carácter (49.4% de esderofl-
En comparación con los demás tipos de vegeta·
lia). Otros caracteres btotipológicos
predominantes son: hojas glabras, de ápice acu- ción. esta comunidad se caracteriza por la pre·
minado, base aguda, margen entero con repre- sencia de Hyeronima oblonga, Xylosma
benthamli, Guatterla coeloneura.
sentación buena del ondulado y forma elíptica.
En las categorías de área foliar no hay un domi- Distribución - Ecología: La comunidad se esta·
nio claro, se encontraron reprentantes de las blece en la parte sur de la isla, en las cercarúas
clases mafilas, mesoftlas, notoftlas y microfilas. a la playa frente a Gorgonilla, en sitios p lanos o
En los sitios en los cuales se establece la vegeta- ligeramente inclinados, no sujetos a procesos de
ción los suelos son inceptisoles, del tipo Distro- erosión. Los valores de suculencia para las espe·
pets óxicos. eles de los estratos bajos, muestran dos taxa
con valores altos Myrclajallax y Piper sp .. , con
Comwrldad de Symphonia globulifera, Hyeroni-
ma oblonga y Terminalla amazonia.
9.66 g/dm y 5.58 g/ dm2 respectivamente. Las
restantes especies con valores entre 1.5 y 2.5 g/

124
A. Tipos de vegetación

dm2 se ubican en categorías bajas. Curiosamen- 6. La capa de hojarasca es a bundante, cubre ca-
te una sola especie pertenece a la clase - mesofi- si que totalmente el suelo en los sitios inventa-
ta- con suculencia menor a 1.4 g/dm2. riados, e impide así la implantación de plántulas
La esclerofilia es baja, evento que coincide con de las especie s de los estratos altos al igual que
de especies rastreras.
las codiciones ambientales del sitio. En las ca-
racterísticas biotipológicas a nivel foliar, predo- 7. La cantidad considerable de frutos caídos en
minan las hojas glabras con ápice y base el suelo, sus tamaños y caracterís ticas mor-
agudas. margen entero, forma elíptica y de ta- fológicas, permiten deducir que la vía de disper-
maño foliar mesofilo, con dos casos particulares sión más frecuente debe ser la mamacoria. No s e
con hojas notofllicas y macroffias. descarta la ornitocoria como vía complementaria
Los suelos son arcillosos, muy resbaladizos en la dispersión. Gentry ( 1986) relaciona este
comportamiento como "una ventaja selectiva
cuando están húmedos. Son inceptisoles del
grupo Eutropets típicos con buena saturación fuerte en los suelos lavados y pobres del Chocó".
La condición reseñada a primera vista, se podría
de bases. El pH varía 5.4 y 6.6 ; la capacidad ca-
aplicar a los suelos desaturados y lavados de
Uónica de cambio es alta, los contenidos de po-
Gorgona.
tasio y fósforo son bajos al igual que la materia
orgánica. 8. La presencia de raíces fúlcreas en la vegeta-
ción de Gorgona tiene dos explicaciones: en los
CONSIDERACIONES FINALES sitios con pendiente pronunciada donde hay mo-
vimiento de suelos (solilluxión), las estrategias
Con base en la caracterización anterior es facti- de los árboles son el doblamiento o arqueo de
ble destacar las siguientes particularidades en la sus troncos y las raíces sostenedoras; en los si-
vegetación de la isla Gorgona: tios planos la función necesariamente está más
asociada con la saturación de aguas y con Jos
1. No obstante la aparente homogeneidad
procesos periódicos de inundación.
florística en la vegetación con un grupo de espe-
cies constantes, que se repiten en los levanta- 9. La presencia de representantes de las familias
mientos efectuados, existe segregación en tres Sapotacea e, Annonaceae, Leguminosae, Lecythi-
asociaciones y dos comunidades. daceae, Chrysobalanaceae, como especies domi-
nantes en la vegetación de Gorgona, y la
2. Hay diferenciación altitudinal en la distribu-
relación con las características fisicoquímicas
ción de la vegetación, dos asociaciones se esta-
del sustrato en los sitios inventariados, parece
blecen preferentemente en las partes bajas y
confirmar la presunción de Gentry ( 1986), en el
media de la isla (40-200 m) y la otra en la parte
sentido de que esas familias predominan sobre
alta (220-300 m).
suelos pobres.
3. Las asociaciones vegetales descritas: Ossaeo-
10. Se han reseñado tipos de vegetación de Tovo-
.essWfoliae-Anaxagoretwn phaeocarpae;
mtta weddelltana en la Sierra Nevada de Santa
Malphighio glabrae-Cespedesletwn macrophy-
Marta (Cleef et a1.,1984), con áreas de distribu-
llae y Casslpoureo elliptlcae-Ryanetwn-spe-
ción en la región sub-andina (1.200-2.300 m).
ciosae, constituyen la base preliminar para el
También se le ha registrado como especie impor-
estudio sintaxonómico de la vegetación del bos-
tante en otras partes de la región chocoana (Fo-
que húmedo tropical o vegetaci0o de tierras ba-
rero y Gentry, en Cleef et al, 1984).
jas húmedas hasta pluviales en la región
occidental de Colombia. 11. En las adaptaciones morfoecológicas predo-
minan las hojas sin protección, de composición
4. La diferenciación de dos estratos arbóreos
simple, margen entero, base aguda; el ápice más
(superior e inferior) permite calificar como de ti-
frecuente es el acuminado, que se asemeja al
po "selvática" a la vegetación de la isla.
tópico "dry-trip" de las selvas húmedas tropica-
5 La estructura de las selvas estudiadas, encaja les de Asia y Africa. El carácter de ápice acumi-
perfectamente en el modelo propuesto por Ran- nado está asociado con la rápida escorrentía
gel y Lozano (1986d) para la vegetación andina para evitar lavado excesivo de nutrientes en la
de Colombia. Los límites de los estratos que defi- vegetación que crece sobre suelos pobres. La
nieron estos autores sirvieron apropiadamente aseveración encaja de buena manera con las
para el inventario florístico de Gorgona. condiciones observadas en Gorgona. Predomina
la hoja mesofila con buena representación de las
clases macroflla y notofila. Si se comparan es tos

125
Biola y ecosislemas de Gorgona

resultados con los reportados por otros autores rltaca-La Cumbre. Estudios de ecosistemas tropanct¡.
para ambientes similares (Cleef et. al., 1984; nos 2: 267-395.
Gentry, 1986) se observa mayor precisión con FERNANDEZ-P., A. 1985. Primer catálogo de las plan.
los análisis de Gorgona tas de las Islas Gorgona y GorgonUia. lnderena, reg¡0 •
nal Cauca, N° 1: 8-15. Popayán. Ed. López Ltda.
La suculencia es baja al igual que la esclerofilia,
resultado que se aparta de Gentry (1986), que GENTRY, A.H. 1982a. Neotroplcal jlorlstlc dlverslty:
considera como extrema la condición de esclero- phytogeographlcal connectlons between Central alld
filia en ambientes floristica y fisionómicamente South Amerlca, plelstocene clima tic jluctuatlons or an
anclent of the Andean orogeny. Ann. Missourt Bot.
muy parecidos a los de Gorgona. Gard. 69(3): 557-593.
GENTRY, A.H. 1982b. Phytogeographic patterns as
REFERENCIAS evidencejor a Chocó nifuge in blologlcal dlversiflcatro 11
in the tropics. GhJllean Prance Ed. Columbia Unlver.
BARBOSA, C. 1986. Contribución al conocimiento de
slty Press. New York.
la .flora y vegetación del parque naturallsla Gorgona y
GorgonUla. Pérez-Arbelaezla 1(3): 249-378. GENTRY, A.H. 1986 Specles rlchness oj Chocó regro11•
Caldasla 15(71-75): 71-92.
BARKMAN, J.J., J . MORAVEC L. S. RAUSCHEET
1976. Code of Phytosoclologlcal nomenclature. Vegeta- PALTA, J. 1986. "Aspectos ecológicos y de vegeta.
tlo. 32(3): 281-288 clón". En: Von Prahl Alberlco (eds). Is la de Gorgona.
BlbUoteca Textos Universitarios, Banco Popular. 211.
BRAUN·B., J. 1979. Fltosoclologla: bases para el estu-
221 pp.
dio de las comunidades vegetales. Editorial Blume,
820 pp. Madrid RANGEL-CH., O. y P. FRANCO-R. 1985. Observaclo-
nesjltoecológlcas en varias reglones de vida de la Cor-
CLEEF, A.M. , O. RANGEL, T. VAN DER HAMMEN y
dillera Central. Caldasla 14(67):211-249.
R. JARAMILLO. 1984. "La vegetación de las selvas del
transecto Burltaca". En: T. Van der Hammen P. Rulz RANGEL-CH., O. y G. LOZANO. 1986d. Un perJU de
(eds). La Sierra Nevada de Santa Marta. Transecto Bu- vegetación entre La Plata (HuUa) y el volcán del Pu-
racé. Caldasta 14(68-70): 503-547

126
B. Aspecl06 estructurales dinámicos y fisionómicos

B. ASPECTOS ESTRUCTURALES, DINAMICOS


Y FISIONOMICOS DE LA VEGETACION
(Aproximación preliminar)

Orlando Rangel-Ch. 1
Jaime Agulrre-C. 1
Roberto Sánchez2

PRESENTACION mente reconocerse la labor adelantada por pro-


fesionales de la ingeniería forestal cuyos trata-
Una manera de obtener la caracterización apro- mientos tienen puntos comunes al enfoque
ximada de la vegetación en una localidad deter- florístico-fisionómico aquí empleado; desafortu-
minada reside en enfocar el estudio sobre los nadamente ignoran los estratos inferiores cuyo
aspectos estructurales (estratificación, cobertu- inventario también ayuda en la comprensión de
ra) y dinámicos (densidad específica, número de las interelaciones al interior de las fitocenosis.
especies por área o superficie de muestreo) que
se complementa de buena manera con los perfi- Aunque la mayoría de las contribuciones sobre
les fisionómicos reales. los tópicos mencionados se han desarrollado en
las zonas de vida andina, para la región ecuato-
La caracterización biotipológica básica de deter- rial o tropical empiezan a aparecer tratamientos
minados representantes de asociaciones vegeta- novedosos como los de Gentry (1986) y Zuluaga
les realizada por Cuatrecasas (1934), marcó la (1986).
pauta para la continuación del asunto en las di-
ferentes formaciones vegetales colombianas Las aproximaciones sobre variaciones en
(Cleef et al., 1984; Rangel y Franco, H)85; Ran- parámetros como altura de los elementos arbo-
gel y Lozano, 1986d). En este punto debe igual- rescente, cobertura(%) individual y DAP o CAP,
constituyen elementos de juicio importante en la
comprensión del estado de desarrollo de la co-
Instituto de Ciencias Naturales Universidad Nacional de munidad vegetal, e indudablemente, permite
Colombia efectuar inferencias sobre el estado de conserva-
2 Jard{n Botánico de Bogotá, José Celestino Mutis, A.A. ción.
59887

127
Biola y ecosislemas de Gorgona

Rangel et. al. (1989e) evaluaron la diversidad es- los levantamientos 6 y 12 se registraron 26 y 22
pecífica (n!! especies por estrato), superficie del especies.
inventario, la dominancia energética en varios ti-
Herbáceo = El valor menor, 12 especies se en.
pos de vegetación cordillerana, y resaltaron la
centró el el levantamiento 9 el valor mayor, 44
utilidad de este procedimiento para comprender
especies se registró en el levantamiento 13 a 45
la dinámica de la comunidad vegetal
m. Los valores exhibidos por los levantamientos
En esta contribución se presentan tablas deta- 12 y 14 a 135 y 200m, son importantes.
lladas sobre distribución de alturas de los ele- En promedio el número de especies por estrato
mentos arborescentes y cobertura de los en las áreas investigadas varía así:
estratos. Se efectúan estimaciones sobre el n 2 de
individuos por área muestreada y por hectárea; Arbóreo: 11 especies; subarbóreo o de arbolitos;
se adicionan perfiles fisionómicos y diagramas 15; arbustivo: 18; herbáceo: 23.
estructurales elaborados de acuerdo a las reco- Con relación al gradiente altitudinal, si se agru.
mendaciones de Rangel y Lozano (1986d). pan los levantamientos más cercanos, se tendría
la partición que se muestra en la Tabla 4.3.
METODOLOGIA
En altitudes bajas, el número de especies
Se efectuaron 16 levantamientos de vegetación arbóreas es mayor, disminuye hacia la parte me-
en 1986 y 1987; las áreas inventariadas fluctua- dia hasta 180m para volver a aumentar hacia la
ron entre 450 y 500m2 Las estimaciones sobre parte superior. Los arbolitos por el contrario au-
abundancia, cobertura y CAP se realizaron de mentan hacia la parte media; al disminuir los
manera directa ocupantes de la bóveda arbórea el espacio se
ocupa por esta simorfia; después comienzan a
Los perfiles flsionómicos se dibujaron de manera disminuir hasta los 250 m desde donde vuelven
preliminar en el campo; JX>$i:eriormente se mejo- a aumentar su participación.
raron sus detalles con la ayuda de fotografías y
el material colectado Los estratos bajos, arbustivo y herbáceo muestran
un comportamiento muy irregular con variaciones
Las asociaciones vegetales, son las tipificadas marcadas en la parte media (110-210 m) del gra-
por Rangel (en este volumen). diente altitudinal, la marcha es antagónica, al au-
mentar el número de especies árbustivas,
RESULTADOS disminuye el de herbáceas y viceversa. En la parte
alta, 250-300 m el comportamiento es sincrónico;
Número de especies por estrato las variaciones, en primera instancia deben estar
asociadas con el grado de influencia en los sitios
De acuerdo con las tablas de vegetación (fig. 4.1 y
inventariados (entresacado, tala), en el proceso de
4.2), se presenta la siguiente variación en la distri-
sucesión y en la pendiente.
bución de especies según estratos principales:
En la parte media, entre 75 y 200 m, la inter-
Arbóreo = E l valor mínimo, 7 especies, se re-
vención antrópica fue máxima y de allí la dismi·
gistró en los levantamientos 10 y 12 a 40 y 135
nución en el número de especies arbóreas;
m de altitud; el mayor, 17 especies, en el levan-
probablemente las especies maderables y de al-
tamiento 8 a 80 m . Son igualmente importantes
guna utilidad fueron explotadas intensivamente.
por el número de especies (15) que se encontra-
En la parte alta del transecto, paradójicamente
ron, los levantamientos 4 y 5 a 20 y 40 m , res-
aumenta el número de especies en los estratos
pectivamente.
altos, acción que se explica en razón a la reduci·
Subarbóreo o de arbolitos = El valor mínimo, 9 da acción antrópica relacionada con la relativa
especies se obtuvo en el levantamiento 5 a 40 m. lejanía al poblado que facilitó la conservación de
El valor máximo se alcanzó en el levantamiento los sitios.
6 a 10 m con 23 especies. Se destacan también
El dominio de especies en una simorfia o estrato
los levantamientos 13 y 11 a 45 y 50 m de alti-
no implica que el fenómeno se repita en los es·
tud.
tratos restantes, así por ejemplo en el levanta·
Arbustivo = El valor mínimo, 11 especies, lo ex- miento 8 el número de especies arbóreas es el
hibe el levantamiento 11. El valor máximo, 30 mayor de todo el gradiente pero la repre·
especies, se registró en los levantamientos 9 y sentación específica en los estratos bajos es re·
13 a 170 y 45 m de altitud respectivamente. En lativamente reducido, en el levantamiento 11, el

128
B. Aspectos estructurales dinámicos y flsionómicos

Tabla 4.3

Número de especies por estrato en el gradiente altitudinal (45 - 300 m)

Lev. Altitud (m) Arboles Arbolitos Arbustos Hierbas

1 220 14 12 12 16
2 250 10 12 12 20
3 300 13 15 13 18
4 50 15 14 18 16
5 40 15 9 14 16
6 110 10 23 26 18
7 70 10 16 20 16
8 80 17 15 15 15
9 170 12 15 30 12
10 40 7 13 12 17
11 150 9 18 11 24
12 135 7 17 22 39
13 45 11 19 30 44
14 200 8 17 19 37
15 270 11 14 19 32

Agrupación por altitud

10,4,5,13 45 12 14 18 23
7,3 75 13 15 17 15
6 110 10 23 26 18
11 , 12 140 8 17 11 20
9 170 12 15 30 12
1,14 210 15 15 15 27
2 250 10 12 12 20
15 270 11 14 19 32
3 300 13 15 13 18

129
Biota y ecosistemas de Gorgona

Tabla 4.4

Cobertura(%) de los diferentes estratos a lo largo del gradiente altitudinal

C 0 B E K T UK A (%) U E

Herbaceo
E :t T K A ·¡· U

R&aante
~

EplfitaaVaacular Trepadoree
--
Lev. Altitud (m) Arbóreo Subarboreo Ai6uatlvo
Sup. lnf. de Arbolito• aobre troncoa aobre tronc:o1

1 200 21 35 23 58 20 12 5 2
2 250 1 65 53 20 50 20 3 2
3 300 68 51 20 70 5 2 5
4 50 30 60 32 40 60 5 2 1
5 40 72 28 25 65 10 3 6
6 110 19 64 78 40 50 4 10 4
7 70 52 32 17 40 2 12 15
8 80 26 70 35 28 36 15 25
9 170 72 40 50 25 5 2o 15
10 40 14 62 41 38 15 5 1 ?
11 150 75 55 35 60 3 20 30
12 135 10 40 55 50 20 10 30 35
13 45 6 68 49 50 60 15 25
14 200 63 25 40 60 8 20 30
15 270 11 57 53 35 50 3 25 30
16 100 45 42 30 85 30 25

número de especies arbóreas es bajo, pero en Grupo 1, con 5 clases o intervalos, levantamien-
cambio en el sotobosque, la variedad es máxima. tos 7, 10, 11, 12, 13, 14, 15. El número de indi-
viduos varía entre 12 y 23.
Distribución de frecuencias para altura,
Grupo 2, con 6 clases o intervalos, levantamien-
cobertura y DAP de los árboles
tos 1,3, 4, 6, y 9. El número de individuos varía
Para 16 levantamientos se efectuaron los calcu- entre 28 y 33.
las respectivos siguiendo formulaciones es- Grupo 3, con 7 clases o intervalos, levantamien-
tadísticas. Los resultados se consignan en la tos 2, 5, 8. El número de individuos fluctúa en-
tabla 4.5 y en el anexo 4.B, y en las figuras 4.1, tre 43 y 52.
4.2, 4 .3, 4.4 y 4.5.
En la casi totalidad de los levantamientos, las
Altura (m) clases inferiores muestran mayor representación
Figura 4.1 y 4.2 en cuanto a número de individuos, que disminu-
ye drásticamente en las clases superiores. Se
Con base en las alturas máxima y mínima que exceptúan ligeramente de esta condición los le-
alcanzan los elementos, se diferenciaron 3 gru- vantamientos 5 y 7 a 40 y 70 m de altitud., en
pos. donde en la clase I es menor el número de indi-

130
B. ~pectoo estructura leo dinámicoo y flslonóll'licoe

vidUOS que en la clase Il. En general puede afir- goría media en comparación con los otros levan-
marse que el comportamiento encontrado es de tamientos.
upo nonnal.
De acuerdo con los resultados, se llega a la si-
cobertura guiente conclusión: a mayor número de indivi-
Figuras 4.3 y 4.4 duos con porte arborescente, se obtuvieron
se dlferenciaron 2 grupos en cuanto a distribu- menores diámetros a la altura del pecho y me-
nor cobertura o espaciamiento individual. La
ción por clases.
observación es muy importante por cuanto con
orupo 1: 5 clases con variaciones extremas, procedimientos como el· reseñado se logran al-
conJonnado por los levantamientos 10, 11, 12, canzar precisiones sobre condiciones de conser-
13. 14. 15. vación en los sitios investigados y 1o procesos
Grupo 2: 6 clases, las variaciones no son tan
de sucesión y recuperación vegetal.
pronunciadas con en el anterior grupo, está rep-
resentado por los levantamientos l. 2, 3, 4, 6, 7, Diagramas estructurales y
perfiles fisionómicos
8, 9,.
El levantamiento 5 muestra 7 clases o intervalos Con base en los datos de la Tabla 4.4, se elabora-
en la distribución de la cobertura. ron los diagramas estructurales para 12 de los le-
vantamientos efectuados que se muestran en las
En la mayoría de los levantamientos, en la medi- Figuras 4.7, 4.8, 4.9, el agruparrúento en intervalos
da en que se progresa en las clases, disminuye o estratos se realizó de acuerdo con los lineamien-
el número de individuos, excepto en los levanta- tos propuestos por Rangel y Lozano ( 1986). Los
mlr.ntos / ~, 3 en los cu~les se invierte el proceso perfiles fl.sionómicos dan U.':'.ta trr.presién g:en:::ral
en los primeros intervalos. sobre la domlnanc!a. estratificación y aspectos es-
paciales de la vegetación; comprende:
Diametro a la altura del pecho (D.A.P.)
Asociación CASSIPOUREO ELLIPTICAE - RYA-
Figura 4.5 y 4.6 NETUM SPECIOSAE
Se establecieron 3 grupos: levantamiento 1, alt. 200 m
Grupo 1: con 5 clases; las variaciones son máxi- levantamiento 2, alt. 250m
mas. está conformado por los levantamientos levantamiento 3, alt. 300 m
10, 11. 12, 13, 14 y 15. Asociación MALPJ-llGIO GLABRAE - CESPEDE-
Grupo 2: con 6 clases, las variaciones aunque SIETUM MACROPHYLLAE
pronunciadas son de menor cuantía que las del levantamiento 6, alt. 110m
grupo anterior; está representado por los levan- levantamiento 7 alt. 70 m
tamientos 1, 3, 4, 6, 7 y 9. levantanuento 8, alt. 80 m

Grupo 3: con 7 clases, las oscilaciones son me- Comunidad de SYMPHONIA GLOBULIFERA,
nores que en los atrás 2 grupos. Pertenecen al HYERONYMA OBLONGA y TERMINALIA AMA-
grupo los levantamientos 2. 5 y 8 . ZONIA
levantamiento 10, alt. 40 m
Consideraciones
Asociación OSSAEO SESSILIFOLIAE - ANAXA-
En los levantamientos 2, 5 y 8, las clases GORETUM PHAEROCARPAE
diamétricas son menores, el número de indivi- levantamiento 11, alt. 150m
duos es. mayor y los límites de las clases son
menores. En general se reseñan las siguientes tendencias:

En los levantamientos 10, 11, 12, 13, 14 y 15 se A: Se diferencian dos grupos de formaciones
obtuvieron representantes en las clases selváticas; una con la presencia de un estrato
diamétricas más altas, aunque el número de in- arbóreo superior con indMduos de altura mayor
dividuos es bastante menor en comparación con a 25m. como lo indican los levantamientos 1, 4,
los levantamientos 2, 5 y 8. 6, 10, 8, 12, 13 y 15. Este estrato es pobre en
cobertura, valor máximo de 30% en el levanta-
En los levantamientos 1, 3, 4, 6, 7 y 9 se obtu- miento 4, y en todos los casos es dominado am-
Vieron representantes en clases diamétricas al- pliamente por el arbóreo inferior. El segundo
tas; el número de individuos y los límites en la grupo con 7 levantamientos 3, 5, 7, 9, 11, 14,
distribución de clases de cobertura son de cate- 16 no presenta este estrato.

131
Figura 4.1
"'
¡;·
;;;
Distribución de alturas (levantamientos 1-9) '<

~-...
.,
9

Número de especies por intervalo


..."'
"'C')
1416121313111 l9l6 l 5l112l3l11 l6l8l2l3lol5l o
i
0.5
Lev. No. 1
0.4
Lev. No.2
0.30
Lev. No. 3
.."
o 0.3 0.25
olt. 220m. 250m. 300m.
~ 0.4 0.20
o
0.2 0 .15
o
~ 0.3
OJO
·¡:;
e: 0.1 0.05
: 0.2 o
u 12 14.1 18.5 20.7 22.9 25.1
u:• 0.1
o 12

o 12
1 11 1 2 1 3 1 2 1 2 1 2" 1
[8 1 8 1 3 T=:fl o -1 1 1 ' 1 MO
Q~
Lev. No. 6
0.60
Lev. Noi5
0.30 MO 110m.
0.50
Lev. No. 4 140m. o~
<t 0!40
50 m. 0 .20 Q30
a:: Q~
::> 0.30
~ 0.20
0.10 QW
..J 0.05 0.15
<t O.JO 0.10
o 12 13.5 15 16.5 18 19.5 21 22.5
o 12 Q~
16 20 24 28 32 36
o
12 15.1 18.3 21.5 24.7 27.9 31.1
l3l3l3l112l3l
1 12 1 7 1 5 1 3 1 - 1 1 1 2 1
0.25 Lev. No. 7 0.50 Lev. No. 8
70m. o :45
0.20 o :40
SO m.
1 7 1 6 1 1 1 4 1 2 1 1 1
0.35
0.15 0.30 0.3
0.25
0.10 0.20 0.2
0.15
0 .05 0.10 0.1
0.05 0.05
o 12. 14.4 16.7 19.1 2.1.4 2.3.8 2.6.2.
o
12. 15.5 19.1 22..7 2.6.3 29.9 33.5 36.9 o 12 13. 8 15.7 17.6 19.5 21.4 23.3
B. As pecl06 <>slructu ra les dinámicos y fislonómlcos

Figura 4.2

Distribución de alturas de los árboles (levantamientos 10-13)

No . de especies por intervalo


1 3 1 2 1 3 1 o 1 1 1 6 2 3 3 2
~ 0.45 Lev. No. 10 0.45
Lev. No. 11
g 0.4 0 alt. 40m. 0:40
150 m.
~ 0.35
'"¡;
~ 0.30
.S!
o
~ 020
::J • 0.20
~ 0.15 0.15
Lt 0 .10
0 .05 0.05
o o
13 12 14.5 17.1 19.7 22.3 25

5 2
0 .60
0.55 Lev. No. l3
5 0 .50 45m.

0 .4 0 ;--- Lev No 12
0.35 135m.
0.30
0.25
,.-.-
0.20
0.15 0.15
1---
0.05 0.05
o 12 15.9 19 .9 23.9 27.9 31.9 o 12. 15.9 19.9 23.9 27.9 3 1.9

133
......
V) Figura 4.3 "'
¡;·
~ ¡;
'<
Distribución de la cobertura (levantamientos 1-9)
~¡¡;·
...3
~
..
c..
C'l
171519111212 1 1 5 1 e 1 2 1 3 1 3 1 2 1 o
~
0 .6 Lev. No. 1 0.35 Lev. No. 2 0 .4 Lev. No. 3
.."
0.30 0.35
olt. 220m . 250m. 300m.
-
~
~ 0.5
g

0.4
0.25
0.20
0.15
0.3
0 .25
0.2
.~
o 0.10 0.15
~ 0.3 0 .05 0 .1
"'o o 0.2 0.8 1.5 2 .2 2 .9 3.6 4.3 0.05
~ 0.2 o1 1 1 1 1 1 1 1
0.4 1.1 1.9 2.7 3.5 4.3
0.1

o 0.4
03-D§T4 1 1 1 o 1 o 1 ,-] 1 9 1 3 1 4 1 2 1 1 1 1 1
0.55
0.60 Lev. No. 5 0.50 Lev. No. 6
0 .70 !rol 3 r2 1 1 1 1 11 1 0 .50 40m. 0:45 110m.
r-- 0.40
<lll 0.60 Lev. No 4 0.40
a:: 0.50
0.35
:::::> 50 m. 0 .30 0.30
l- 0:40 0.25
a:: 0.30 0.20 0.20
w
ID 0.20 0 .15

~
0.10
o 0.10 010
(.)
o 0 .5 2 .7 4.9 0.05
o 0 .4 2.7 5.1 7.5 9.9 12.3 14.7
o 0 . 2 22 4.3 6.4 8 .5 10.6 12.7
!1! 31 o Jr Ir Dl
0.70 r-

Lev. No. 7 1 12 1 1 1 5 1 r 1 2 TTJ 0.5 151415121 o ITJ


0.60
10m. 0.45
0.50 Lev. No. 8 0 .4 Lev. No. 9
0.40
0.35 SO m. 170m.
0.40 0.3
0.30
0.30 0.25
0.2

n
0.20
0.20 0.15
0.10 0.10 0.1
0.05
o 1 1 1 1 t--=--1 t-=
o 0 . 2. \ .8 ~-5 5 . 2. 6..9 8 .6 \0.3 O.t 1. 5 3..0 4..!5 6 .0 7 .5 ~- '
B. Aspectos estructurnles dinámocos y l isionómicos

Figura 4.4
Distribución de la cobertura (levantamientos 10-13)

No. de especies por interva lo


1 4 1 1 1 2 1 1 1 1 1 [ 6 1 5
0.6 0
Lev. No. 10 Lev. No. 11
0.50 alt. 40 m. 0.50 150m .
~
t..
~ 0.40
-e
Cll
..... 0.3 0
·~ 0.25 0.25
e::
Cll
:::J
CJ
....
Q)

1J.. 0.10
0.05 0.05
o o
0.5 4. 1 7.8 11.5 15.2 19.9 0 .25 0 .5 9.55 14.8 5 19.85 25

6 3 2 o 5 4 o o

Le v. No. l 2 0.55 L ev. No. 13


0 .50 40m.
135 m.
0 :45

0.35

0.25
0 .20
0.15
0.10 0 .1 0
0.05 0.0 5
o 0.2 4.0 7.9 11.8 15.7 19.6
o

135
Biola y ecosislemas de Gorgona

Figura 4.5
Distribución D .A.P. (levantamientos 10-13)

7 6 2 o 2
0.6 0 0.60
0 .55 Lev. No. 12 0.55 Lev. No. 13
135m . 40m.

0.20 0.20
0 .15 0.15
0.10 0.10
0.05 0.05
o 9.5 30.5 51.6 72.7 93.8 115
o 3.2 23.2 43.3 63.4 83.5 103.6

136
Figura 4.6

Distribución D.A.P. (levantamientos 1-9)

NÚmero de es~ecies rr intervalo


1 7 1 5 1 4 1 2 1 21 2 7 1 161111512 1 111 111 1 6 1 3 1 6 1 2 1 2 1 4 1

-o
>
o
-¡;
...
o
0.5 5

0.4
Lev. No.l
cit. 220m .
0.40
0 .35
0.30
0.25
Lev. No. 2
250m.
0.30
0.25
0.20
0.15
Lev. No. 3
300m.
-¡:¡ 0.3 0.10
e: 0.20
4)
::J 0.15 0 .5
o r--:--J
...
4)
0.2
0.10 01 1 1 1 1 1
u.. 0.05
0.1
o
3.5 9.9 16.4 22.9 29.4 35.9 42.4 48.9
o
1713[3141 1 111

0.50 Lev. No. 6


1 4 1 6 1 4 1 5 1 31 1 1 4 1 110m.
0.70 10 3 1 3 1 2 1 o 1 2 1 0.40

a:r•o Lev. No. 4


03j
o.25 r---f¡ Lev. No. 5
<i 0.50 50 m. 0.2 - - 40m. 0.30
c::i 0:40 0.15
Q30 0.1~ 1 1 r--1 1 0.20
0.05
0.20 0 .10
o
0.10 5 10 30 35 40
o o
4.8 15.9 27.1 38.3 49.5 60.7 71.9 !"
?;
1 8 1 13 1 6 1 1 1 1 1 2 1 1 1 "'~
¡
0.5 0.5 1 6 1 '6 1 1 1 2 1o 1 1 1 :l
0.45 Lev. No. 8 2n
0.45 0.45
0.4 Lev. No. 7 80m . Lev. No. 9 2'
0:4 0:40 O!
70m. 0.35 0.35 170m . ir
0.3 0.3 0.30 ...;·
0.25 0.25
...3
0.2 0.2 0.20 ~·
0.15 0.15 '<
0.1 ir
0.1 0.10 ¡;·
.... 0.05 0 05 0.05 "
o-
1 11
--1. --.1 . 1 - .f-----.,
9
ú)
--J
o '
o - . ·-- -1 o 1 _ ,_ .J. _J_ .L _L __r:=:J. §"
......
Col)
00
Figura 4.7 "'o·¡;
'<
Diagramas estructurales (levantamientos 1-4)
~.
...3
..
30 30 "'"'
C)
Levantamiento 1 Levantamiento 2 o
~
25
.."
r e e e e e o o o o oo
o
o ,: eooc o oo ooo
r (0('0000 0((0
o
o ;: e o o o o o o o o oO
o e e eo o o o o o o o oo
o e t:· · oo ooo oooo
o e co o0 c e o 0 oo
.. .. .... .. .. .. .. .... .. .. .. ....
..
12 .
...
• .. ...
.. .. . .. .... .. .. ... .... .. .... .. .... .
5
.. .. .. .. . .. . .. ..
~

15
03
10 20 30 40 50 70 80 90 100 °/o Cobertura

35

30~ 30 ~X X X X X
Levantamiento 3 XX X X X ¡ Le vontomiento 4
>< x ·x x x
XXX ::QX
X XX. X
.
25 25
ooooooooo o o o o o"'
o o oo ~ o
o o o oooooo o oOo
-"'o
E'
-;;
oooo oooo
o
oOo
o o o
00000
o o
oo o o
oo 0 o
o
~ oooooo o Oooo
oooo ooJ ooooo
"' ooooooooo oooo "'"' o °o ooogo 0 o
2"' ooooooOoo o 0 oo -"'o o o0 o o 0 oo o 1 Vi
..,"' 0 0 0 o o o o .,"' o 0 0 00 o 0 oo
Oo 0o o oo o o o oooooo o ooOo
o
~
12
... ...
..
. o
.. .... .. .. ... ... ...... ... . .... .... .. ....
o
~

"
12
...................
,. .............
~
"
5
...
.
. . . .. .. .. ...
;;¡

5
• .. ~ .. ·1
''·
15 15
03 03
%Cobertora
zo :so
- ------ ao
'o 2.0 30 40 sa eo 70 eo 90 100 °/o Co bertur-o lO 40 :s,o 80 70 S> O 100

~ A .::.::.:.:..:u o-•ñft,. ~ ~fArbo!""eo ' ""•,. io r <•~ -al:!',..) F=J Arb • ll'o"' ~Ar b..., •f • -o lffUI---~ ~- -- ¡:::;::;;Jr- ,; r,,...,..
~ .C.!" ho .......:..:.:::.::.n-o r ( ::.-2 o.,.., ) ~!Arbo r•o ¡..., ~• rlo ... (oa _ • .,. ..., ) l="5J A r-b•••••- r-""'1....,.,. .., ...., _ .,_, .

Figura 4.8

Diagramas estructurales (levantamientos 5-8)

30
50-l
Levontomiento 5
¡x
X
xX ><
X

X Levantamiento "6 r"·
:)·-
¡)j
, . ~i~~~
2~ 25
..
o
o o o
ooooo 0
o o o o
oo 0 ooo 0 0 ~:~
55 2"' o o o o o o o o o o o 00
o o o o o o o o o 0o o 0o
~ o6ooo 0 oooooo 0 o t.! ...o
.,., o 0 o 0 o 0 o 0 o o 0o
.,.,
.,
o oooGO
oooo 0 0
oooooooo
o 0 oooooo
~'< .. o o o o o o o o o o o 00
~~
2. oooooooooooo
~ oooooo Oooo oo oo
..,., oooooo ooooooo o ..,., o o o o o o o o 9 o 00
o o o o o o o o o ooo
.. .... .. .."" .. .... . ... .. ... .. ... .. .. .. .... .. ... .. ... .. .... .. .. . ... . ...
r
12 12
...o ...o
~
:J

<l ..
....... ... .... .... ....
:J

<l .. .... ... ... ...... ... ..... ... .... ... .... ... ... ....................
.
. ... . ... ... ql
5 5

15 15
03 03
0/o Cobertu ro
10 20 50 40 50 60 70 80 90 100 °/0 Cobertura 10 20 30 40 50 60 70 110 90 100

35
30-1 30 ¡ .,.¡.·..,...X -x x l
Levanto miento 7 Levantamiento 8

25 25
.,
.. o o ooo
o oo
'"' ooooo
'"' '-' ~o o

1
ooooooo og o 2
o o oo o ooooooo ooooooo Ooooo ?'
ooOo o Q o ...o
o~ 0 o 0 oo 00 oooo~
~ ¡:-
-.;
., 0 0000 "u
., oooooooooo ::-::~:
., o 0 o 0 o oo °
o 0 oo g 1
i
~o~o 0 oog 0 o 0 oog
o
~ o ooooooooo -
..,.,
~~
~
..,., o o oOoooooo 000 OoOOoo OoOOo 2
o o o o n

- ... .... .... ... .... ... "".. ...


...o 12
. .. .. . ... .. .... ..
...................
~
12 ;:
O!

~r~ ...a
:J :J

<l
.. .. .. ......
;;{
.. .. .. . ...
:;·

5 :* 5
3
[
'<
15 15 ¡;
03 03 o
..... 10 20 30 40 50 60 70 80 90 lOO 0
/o Cob ertura
0
/o Cobertura "!1
C>

"'
<O ~ Arboreo superior (>25m) ~Arboreo infer i or (!2-25m) E;) Arbolitos ~Arbustiv o gHerboceo . Rasante ~Epifitos [
...... Figura 4.9
,¡::. "'~
o '<
Diagramas estructurales (levantamientos 9 -12)
l3
~
L e von t o miento 9 Le vantamiento 10 ~
30 3 o "i--c:-:--:-::--o Cl
o

25 25 -"' _,..
1
.. 1o o o o o o
0 o 0 oo 0 o 0 o 0 o 0 o
o o 1
~
.. ooooooooo o o o
~ oOo 0 o 0 o 0 o 0 0 0
.,..
o
... oooo0°üooooooo ~ 000
.,. oooooOoooooooo ooooooooo
.. ooooooooo oo o
., oooo 0 00ooooooo o ooooooooo 000
o
oooooooooooooo oOo 0 ooOo o0 o
..,"'
..,"' oooooooooooooo oooo 0 oooo o o
~ ,.. ,.. ,..
.. . .. ,.. . ..
12~---------------------r-----------------'
...o 12 i
.. .... .. ..• .. .... .. ... . ..... 1 1
~
,.. ,.. ,..
.. . .. .... . .. ~

.. .. .... .. ..,.. .. .... . ,.... .


<(

,.. ,.. .. ...


... ... . .. .. <1

5 S

~1~""""'~"'"'""""~
~~~~~~~~~------~~--::--~~--~~---;~--~~---;;
15
15 0/
03 -t 20 40
10 60 80 90
30 50 70 tOO 0/
0 Cobertura 03 10 20 30 40 so 60 70 80 90 1oo 0 Cobert ura

35

l
Le v antamiento 11. Levantamiento 12 r~::,;f:
30 30 .. . . .
;.~ ~

25TI~~----~~--~--~-------­
.. 'f~M
~o ~ o o o o o

¡l
251 Al - X -1

., o o o o o o1 o 00 o o 00 1."''·,~~
o 0o oo o o o o
o 00
~
Oo o o o o o o o o o o o 0o o o o o o
....
o
...

...."'
~
o o 0 o o o o o o o o o o o o o o o o0
0O
Oc¡ O O O OOOO OO OO 0O .. o o o o o 000

{{~i
0 o o o 0 o o o o o o
..,..
o o o o o o o o o ooo
..,.. o o0 o o o o o o o o o o o o o o o 000
o
...
12 o o o o o
.. .. ... ,.. .... ,.. .... ,.. •,.. • ... . ....
.. . .. o o
~~1·:,; ~
o o O o o
. ,.. .. ,.. .. ,.. ,.. .. .. .. ... .. .. .. ..
12i----------------------L------~

i ..,.. . ..,.. ,.. .. ,.. .. .. .. .. ..,.. .... .... ... .....


~
~

<1
............. .. .. .. ... .... ... ,... <1
,..
t~{~
5 S

~~ ~'Th'ffirlUlon!llll!lll l lllllllllll ~; =fflt~~'~j'f'-"'~~"'""""'""""'


10 20 30 40 50 60 70 80 90 tOO 0
/o Cobertura lO 20 ~o 40 so &O 70 eo SI'O roo % Cob•rturo
~ A.rbor•o s.up411r ¡o r (>2Sm l { : \ Arbor•o in fe r l or ( • 2 - a&'") ~Ar'bolíf"o• I:Jlf!f/f¡j .Ar-b ..,.- r,vo /llllJ - • • b o e • o . . R o .. o~'- %9'"'''-...
B. Aspeclos eslrucluralcs dinámicos y fisionómicos

Tabla 4.5

Número de individuos por levantamiento

2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16
500 500 500 400 500 480 480 500 400 400 450 554 460 400 400

Arboles 33 52 33 29 52 28 23 43 30 12 16 13 15 19 17
Arbolitos 29 80 58 41 33 102 38 40 46 34 71 89 27 68
Arbustos 10 11 11 21 80 239

Arboles/Ha 660 140 660 580 1300 560 479 896 600 300 400 289 271 413 425
Arbolitos/Ha 580 1600 11 60 420 825 2040 792 833 920 850 1578 1608 587 1700

B: A excepción de los levantamientos 1 y 16, en REFERENCIAS


la mayoría de los sitios de muestreo predominan
en cobertura los estratos altos (arbóreo y de ar- CLEEF, A.M., O. RANGEL, T. VAN DER HAMMEN R.
bolitos) sobre los bajos (arbustivo, herbáceo, ra- JARAMILLO. 1984. La vegetación de las selvas del
sante). El levantamiento 16, desarrollado en transecto Buritaca. En: T. van der Hammen P. Rulz
(eds). La Sierra Nevada de Santa Marta. Transecto Bu-
Gorgonilla, es un ejemplo típico del dominio del rltaca - La Cumbre. Estudios de ecosistemas tropandi-
sotobosque sobre los elementos del dosel nos 2: 267-395.
arbóreo, indicación clara de los procesos eviden-
tes de alteración antrópica que sufrió la vegeta- CUATRECASAS, J . 1934. Resumen de unas observa-
ciones geobotánicas en Colombia. Trabajos del Museo
ción en Gorgonilla.
Nacional de Ciencias Naturales. Ser. Bot. 27: 1-44.
Madrid
C: La cobertura del estrato arbóreo inferior GENTRY, A. H. 1986 Specles richness oj Chocó region.
fluctúa entre 35 y 70%. La de los arbolitos entre Caldas/a 15(71-75): 71-92
23 y 78, la de los arbustos entre 17 y 58 % y la RANGEL-CH., O. y P. FRANCO-R. 1985. Observaclo-
del estrato herbáceo entre 15 y 85%. nesjitoecológicas en varias regiones de vida de la Cor-
dU/era Central. Ca/dasia 14(67): 211-249.
RANGEL-CH., O. y G. LOZANO. 1986d. Un perjU de
D: Con los datos tomados en Gorgona no se lo- vegetación entre La Plata (HuUa) y el volcán del Pu-
gra establecer una gradación clara en cuanto al racé. Caldasia 14( 68-70): 503-54 7
reemplazo de simorfias con relación a la varia- RANGEL-CH., 0., A.M. CLEEF y S. SALAMANCA.
ción en altitud. Sin embargo es más frecuente 1989e. La vegetación de las regiones de vida subandi-
encontrar elementos con alturas superiores a 25 na y ecuatorial del transecto Parque Los Nevados-
m. en los levant~entos situados por debajo de CordUlera Central Colombiana. Pérez-Arbelaezia 2(8):
170 m. Por encima de este nivel, sólamente en 329-381.
los levantamientos 15 y 1, a 270 y 220 m. se di- ZULUAGA, S. 1987. Obseroacionesjltoecológicas en el
ferenció un estrato arbóreo superior. Darién colombiano. Pérez-Arbelaczia 1(4-5): 85-146.
Bogotá.

141
Figura 4.10

Perfil fisionómico, levantamiento 1

36

34

32 Levantamiento N°

28

26

24

22

2a

18

16

14 Ardlsla opaca
Phllodendron aii. verrucosum
Clusla pentarbyncha
12 EscbweUera plttlert
Dlcranoplgyum trlanae
10 Mlconla lntr1cata
Ar1stolocbla trlanael
Ryanla speclosa
8 Pouterta sp.
Prestoea pubens
Conostegta rufescens
6 Symphonla globullfera

o
Figura 4.11

Peñil fisionómico , levantamiento 2

40 DIAGRAMA F"ISONOMICO- BISECTO


Clusla pentarhyncha
Eschwellera plttlerl
38 Dtcranoplgyum trtanae
Asplundla sp.
31 Conostegla rufescens
Ochoroma pyramldale
Plpersp.
34

32

30

26

24

22 Perebea XañthOChyma
Gonza.lagunla bracteosa
Cyathea petlolata
20 Virola lorotensls
Danaea nodosa
18 Trlolena splcata

<1

2
Figura 4.12

Peñll fisionómico, levantamiento 3

4. Eschwellera plttlert
5. Dlcranoplgyum trlanae
9. Mlconla lntrtcata
11. Ryanla speclosa
17. Conostegla rulescens
20. Perebea xanthochyma
21. Gonzalagunla bracteosa
29. Clusla (z arañal
35. Sympbomla globul!fera
42. Anaxagorea sphaeocarpa
30 DIAGRAMA FISONOMICO- BISECTO 55. Eupborbla slnclairtana
57. Dentropanax arboreus
Levantamiento N° 51. Legumlnosaae lndet
58. Eupborbla slnclalrtrtana
59. Evodlanthus funlfer
24. Danaea oodosa
16. Myrcta fa1lax
54. Unonopsls sp.
. Selaglnella tormentosa



1

o -o ..
Figura 4.13

Perfil fisionómico, levantamiento 6

2. Phllodendron aff. verrucosum


5. Dlcranoplgyum trlanae
9. Mlconla IDtrlcata
22. Cyathea petlolata
23. VIrola lotensls
30. Tovomlta weddeiiJana
30 31. ·Mabea occldentalls
33. Cespedesla macrophylla
34. Strychnos tarapotensls
28 35. Synphomla globullfera
. 36. Guzmanla cf. puogens
· 37. Chrysophyllum sp.
. 38. Ardlsla longtstamlnea
39. Psychotrta carthagenensls
40. Henrletella llssanthera
' 41 Guatterta cargadero
3 Clusla peotarhyncha


o
Figura 4 . 14

PeñU flsionómico, levantamiento 7

8 . Pentagonia macropbylla 45. Phllodendron tr1partltum


9. Mlconia lntr1cata 46. Mlconla sp.
11. Ryania speclosa 47. Psycbotr1a acumlnata
16. Myrcla fa1Jax 48. Solanum tr1partltum
32. Plper praesaglum 49. Cecropla garclae
33. Cespedesla macropbylla 50. Neea laetevlrens
42. Anaxagorea spbaeocarpa 51. Legumlnosae lndet
44. Inga edulis 43. Termlnalia amazonia

DIAGRAMA FISONOMICO - BISECTO

24

22

20

11

18

14

12

10


6

. 2

o
Figura 4 . 15

Perfil fisi onómico, lev antamiento 8

EschweUera plttler1
Clusla pentarhyncha
Dlcranoplgyum trlanae
Anthur1um sp.
30
Plper sp.
Croton cuneatus
Ladenbergla bullata
28 Casslpurea elllptlca
Leandra granatensls
Cluslasp.
u Tovomlta weddelllana

··~~~'
Mabea occldentalls
Plper praesaglum
® Vtrola loretensls

22

20

11 ,

lt

14

18

10


6

2
Pendiente 22%
o
Figura 4 . 16

Peñil fisionómico, levantamiento 11

UEVANTAMIENTO N° 5. Dicranoplgyum trlanae 34. Strychnos tarapotensis


11. Ryania speclosa 42. Anaxagorea sphaeocarpa
16. Myrcla fallax 43. Terminalia amazonla
20. Perebea xanthochyma 51. Legumlnosae indet
24. Danaea nodosa 52. Tlllandsla sp.
61. Malphigia glabra
63. Tlllandsia sp.
64. Geonoma cuneata
66.Sapindaceae sp.
72. Miconia oraria
24-

22

20

18

16

14

JO

o ~ o • ~• • • o •• •• ~
• • •• • •• : : , . . . . ~. •• ~. • • ·: ·1 • • • •• • ••• ·:· •• • ·:• .... ' ··.'.: : : : '· : ·-:·: •• ':::; ' •• ~•• ~, ' • ' : · ; . " , •••
Figura 4.17

Peñll fisionómico, levantamiento 10

11. Rianla speclosa 70. Bonafousla colum blensls-


24. Danaea nodosa 71. Psychotria garclae
32. Plper praesaglum 73. Corc!Ja serlclcalyx
34. Strychnos tarapotensls 74. Xylosma bentbamU
35. Sym phonla globullfera
39. Psychotria cartbagenensls
43. Termtnalla amazonla
66. Saptndaceae spec.

LEVANTAMIENTO N•

o~·- ·. -~~:;.: ~ '-J:O:::?"\': .- .-·_.: : .-· -® ·..: :: ::.. . .·.·.·.·. . . . . ·. . ..


Stigmaphyllon cf. ellipticum Clidemia septuplinervia

Cosmibuena macrocarpa

Tococa acuminata Philodendron sp.


Vriesia gladioloflora Schemera Sphaerocoma

Ixora coccinea Plagiochila sp.

Anaxagorea phaeocarpa
C. ASPECTOS BIOTIPOLOGICOS
Y MORFOECOLOGICOS DE LA VEGETACION

Orlando Rangel-Ch.i
Cüia Fuentes 1
Jaime Uribe1

INTRODUCCION espera que la forma y función de los miembros


de una población alcancen una condición óptl·
Las características simorfiales y adaptativas mues- mas o una serie de condiciones óptimas a través
tran cómo los vegetales se acomodan al medio par- de su ciclo de vida. En Biología, una forma dada
ticular influenciado permanentemente por el clima. esté diseñada para cumplir una función especill·
La detallada observación y el posterior análisis de ca; los organismos tienden a estar adaptados y a
estos caracteres, proporciona una gran ayuda pa- reproducirse en su ambiente (Parkhurst y
ra la comprensión de las causas que han incidido Loucks, 1972).
en la distribución de los diferentes tipos de vegeta-
ción en una área determinada y también en una Los caracteres biotipológicos tales como arqul·
región geográfica. tectura de la planta (disposición de las hojas,
forma de la copa, forma y tamaño de la hoja,
Aunque el microclima ejerce papel preponderan- margen, ápice y base toliar, etc.) suculencia y
te, no debe olvidarse que las condiciones fisico- esclerofilia están estrechamente relacionados
químicas del sustrato condicionan en gran con las condiciones ambientales (climáticas Y
manera la apariencia y fisionomía del vegetal. La edá.ficas), de tal forma que los individuos que
selección natural favorece los fenotipos óptimos presenten fenotipos óptimos, sean favorecidos
para un ambiente, no cambiante, así los fenoti- por la selección natural.
pos desarrollados serán modelos morfológicos
ideales para el crecimiento y reproducción en En las comunidades vegetales de la isla Gorgona
ese ambiente. Debido a la selección natural, se se pueden diferenciar básicamente 5 o 6 estra·
tos: (1) Arbóreo superior: con alturas por encima
de 25 m; (2) Arbóreo inferior: con elementos en·
tre 12 y 25 m de altura; (3) Subarbóreo o de Arbo·
Instituto de Ciencias Naturales. Universidad Nacional de litos: con elementos entre 5 y 12 m; (4)
Colombia, Apartado 7495, Bogotá, D.E., Colombia Arbustivo: con elementos entre 1.5-5 m; (5)

152
C. Aspectos biotipológicos y morfológicos

Herbáceo: con elementos entre 0.25 y 1.5 m , (6) EsclerofiUa: El porcentaje de esclerofilia se cal-
Rasante: con elementos hasta 25 cm de altura; culó con los dos parámetros anteriores y según
otras simorfias como epífitas y enredaderas son la fórmula:
muY vigorosas y refuerzan la denominación de
la selva húmeda tropical. ESCLEROFILIA = (SLW 1 SLW + SUC) x 100%

El objetivo de este trabajo es evaluar algunos El peso específico de la hoja (SLW) como la su-
parámetros biotipológicos (área foliar, suculen- culencia y la esclerofilia se calcularon según
Veneklaas (1985).
cla, esclerofilia y textura foliar) y encontrar su
relación con las condiciones ambientales de la Para otras características se utilizaron las si-
isla Gorgona. Lógicamente en la contribución las guientes especificaciones:
consideraciones se efectuan con base en los al-
cances de otros capítulos del libro. Consistencia foliar: Coriáceas (C) = duras, en
seco se quiebran fácilmente; producen un ruido
al partirlas. Subcoriáceas (SC) o cartáceas o en
MATERIALES Y METODOS forma de cartulina, carnosa, gruesas, no se
quiebran facilmente cuando secas. Membrano-
En cada uno de los levantamientos efectuados
sas = herbáceas, suaves, delicadas, en seco se
se colectaron entre 8- 12 hojas de 8 a 1O espe- notan casi traslúcidas.
cies diferentes de plantas correspondientes a los
estratos arbustivo y herbáceo. Las hojas se pe- Protección foliar: Tomentosa (t) : si presentan
saron en fresco y se prensaron junto con una ra- lanas, tomento, pelos agrupados, ya sea por la
ma para su posterior determinación. Las haz o por el envés.
muestras se secaron durante 24-48 horas a 90- Escabrosa (e): si son ásperas al tacto, como el
lOO•c y se pesaron nuevamente. El procesa-
papel de lija, en ocasiones la superficie es bas-
miento de la información se realizó según tante accidentada.
recomendaciones de Rangel et al. (1985) y com-
prendió los siguientes aspectos. Hirsuta: si presenta pelos aislados, largos, no
continuos.
Area foliar: De cada taxón se escogen la hoja
más grande, mediana y la más pequeña para Glabra: sin protección.
promediar la longitud y el ancho y con base en Composición: Simples (s), Compuestas (e), Parí-
estos datos calcular el área promedio (dada en pinadas, Imparipinadas.
dm 2 .) según la siguiente fórmula:
Apice de la hoja: Agudo (a), obtuso (o), acumina-
A= (2/3) L x a do (ac)
en donde:
1= longitud promedio de la hoja Nerviación: Reticulada propiamente dicha, senci-
a = ancho promedio de la hoja lla, sin nerviación aparente
Las mediciones se transforman a las escalas uti- Margen: entero - dentado- crenado - sinuado
lizadas para clasificar las hojas según su ta- Forma: lanceolada - ovalada - lineal .(acicular) -
maño en las categorías: leptofilas, nanofilas, obovado - orbicular - ovada.
macrofilas, mesofilas, notofilas, microfilas y me-
gafilas (Raunkiaer, 1934). Los levantamientos corresponden con los si-
guientes tipos de vegetación (véase capítulo
Peso específico foliar: Una vez obtenida el área respectivo en este volumen): levantamientos
promedio se calculó el peso específico de la hoja 11-12-13-14-15 pertenecen a la asociación OS-
(SLW, dado en g/dm2 ) que es el peso seco de la SAEO SESSILIFOLIAE-ANAXAGORETUM
hoja por unidad de área, y dado por la fórmula: PHAEOCARPAE, c uya vegetación se distribuye
SLW (g/dm) = Peso seco promedio por hoja 1 entre 45 y 270 m, extendiéndose por toda la is la.
área promedio (Veneklaas, 1985). Levantamiento 1O corresponde a la comunidad
Suculencia: Se calculó la suculencia o peso del de Symphonla globulifera, Hyeronima oblonga y
agua por unidad de área (g/dm2), así: Terminalia amazonia, con área de distribución
restringida al sur de la isla. El levantamiento 16
SUC =P. fresco- P. seco 1 área foliar en Gorgonilla es de vegetación secundaria, en si-
SUC = Peso del agua 1 unidad de área tios clareados con un sotobosque muy pobre.

153
Biota y ecosistemas de Gorgona

RESULTADOS Composición: A excepción de Strychnos tarapo.


tensts, con hojas compuestas, las demás espe.
Area foliar: En los siete levantamientos realiza- eles tenían hojas simples.
dos más del 80% de las especies de muestreo
tienen hojas macráfilas, con área mayor a 0,20
dm2 . El rango de los valores promedios se en- DISCUSION
cuentra entre 0,46 y 1,09. En los levantamien-
tos 11 y 16 se encuentran los rangos más Tamaño de la Hoja: De acuerdo con Parkhurst
amplios. Para el levantamiento 16 el rango está y Loucks (1972), existe un diseño óptimo de ta.
entre 0,27 y 2,56, para el levantamiento 11 en- maño y forma de hoja que hace más eficiente el
tre 0,06 y 2,28; en los demás levantamientos uso del agua, dependiendo de la relación fo.
las diferencias de las áreas foliares no son tan tosíntesis (ganancia) 1 transpiración (pérdida).
marcadas, Tabla nº 4.6. Gates et al ( 1968) basados en la hipótesis ante-
rior, proponen el siguiente modelo de tamaño
Peso específico foliar: Para este parámetro los
óptimo de hoja:
valores promedios se encuentran entre 0,62 y
0,93. Los valores más bajos corresponden a los - Bajo intensidades lumínicas altas o bajas y
levantamientos 10 y 11 y el valor más alto al le- temperaturas bajas, se favorecen las hojas de ta-
vantamiento 16 (1,55), Tabla nº 4.6. maño pequeño, igual situación se puede esperar
bajo intensidades lumínicas y temperaturas al-
Suculencla: Los valores promedios entre 1,69
tas; situación que corresponde a condiciones
(levantamiento 14) y 9,50 (levantamiento 13); es
desérticas.
muy particular que en los levantamientos 12 y
13 se obtuvieron los valores más altos (7,7 y 9,5 - En condiciones de luminosidad baja y tempe-
respectivamente). raturas altas se favorece el tamaño de hoja gran-
de, condiciones que corresponden a selva
Porcentaje de esclerofilia: En general, los valo-
húmeda tropical.
res promedios de porcentaje de esclerofilia no
exceden del 40%. Los valores más bajos se pre- Givnish ( 1979) propone que el tamaño óptimo de
sentan como era de esperar en los levantamien- la hoja depende de la diferencia entre la fo-
tos 12 y 13 (lO y 8,27% respectivamente). tosíntesis neta (ganancia) y la transpiración
(costos de producción), es decir, que depende de
Protección: La gran mayoría de las especies de
la economía de la planta.
muestreo tienen hojas glabras, tanto por la haz
como por el envés, a excepeión de las Melasto- De acuerdo con los resultados obtenidos, se ob-
mataceae (levantamiento 10, 13 y 15) y una servó que el tamaño de hoja más frecuente en
Gesneriaceae (levantamiento 16). los distintos levantamientos en la isla de Gorga-
na, fue el correspondiente a la categoría macrófi-
Apice y base: Se registraron solamente dos ti-
las. El resultado concuerda con las predicciones
pos de ápices foliares: agudos y acuminados,
propuestas por Gates et al ( 1968), ya que en es-
predomina el acuminado. Respecto a las bases
ta localidad la temperatura es alta y la luminosi-
foliares, se encuentran cinco tipos: aguda, obtu-
dad dentro de la selva es baja (véase capítulo 1),
sa, cardada, decurrente y oblicua, predomina la
favorecióndose las hojas de tamaño grande, las
clase aguda.
cuales según Givnish (1979) presentan: (1) una
Nerviación: Solamente se encuentran dos tipos capa de frontera gruesa y (2) coeficiente de con-
de nerviación: pinnada y curva. El tipo curviner- vección pequeño. El resultado de la combinación
vio correpondió siempre las Melastomataceae. de estas dos características conduce a una ma-
yor temperatura foliar, que es soportada por las
Margen: Se registraron tres tipos de margen: en-
hojas grandes. Lo contrario sucede con las hojas
tero, denticulado y aerrulado, con predominio del
pequeñas, que no resisten temperaturas foliares
margen entero. En muy contados casos se regis-
altas, pues se calentarían. Las anteriores estra-
traron los otros tipos de margen (denticulado en
tegias dan como resultado una mayor eficiencia
levantamiento 12 y serrulado en levantamiento
10). en los procesos fotosintéticos. Como se comenta
en el capítulo 1.1, los valores de iluminación
Fonna: Las formas variaron bastante; se encon- plena y transmitida en la vegetación selvática de
traron los siguientes tipos: lanceolada, oblonga, Gorgona son bastante menores a las de regiones
elíptica, obovada, ovada y ovalada. Predominó la geográficas similares.
forma elíptica.

154
C. Aspectos b io tipológicos y morfológico,
Tabla 4.6

Rangos y valores promedios para los parámetros biotipológicos:


Area, SLW, Suculencia, y Esclerofilia, en cada levantamiento.

Lev. área (dm2) SLW (g/dm2) suculencia (g/dm2)esclerofilia%


rango prom. rango pro m. rango prom. rango prom.

O, 11 0,37 1,39 5,7 1


10 1,03 0,62 3,03 20,98
2,63 1,08 9,66 32,87

0,06 0,28 0,42 6,07


11 0,97 0,67 3,38 25,41
2,28 0,99 15,38 39,98

O, 17 0,42 3,53 4,90


12 0,64 0,74 7,73 10,00
2,25 1,06 15,60 17,50

O, 16 0,37 4,60 2 ,00


13 0,46 0,73 9,50 8,27
0,99 1,00 17,00 14,80

o, 12 0,65 0,60 18,17


14 0,64 0 ,84 1,69 36,80
1,40 1,3 1 2 ,77 54,99

0,35 0 ,37 0,55 13 ,9 1


15 0,78 0,72 1,86 29,29
1,81 1,29 2,87 52,97

0,27 0 ,39 1,07 9,51


16 1,09 0 ,93 3,10 24,54
2 ,56 1,55 6,46 45,76

155
Biola y ewsislemas de Gorgona

Esclerofilia: El término "esclerofi.lla" es utilizado Venación: Según el modelo de soporte-Slllninis.


para indicar la dureza de las hojas, es decir, que tro de Givnish ( 1979) el diseño óptimo de sopor.
se usa para descripciones morfológicas solamen- te favorece la venación pinnada, la cual fue la
te, y no implica caracteres de habitat o fisiológi- condición más comúnmente encontrada en la
cos; además, el significado de este parámetro es vegetación de Gorgona. Este diseño de venación
subjetivo (Beadle, 1966). permite el soporte de hojas macrofilas, que son
tambión las más comunes en la isla. Es factible
La esclerofi.lla puede deberse a: (1) una gran relacionar el tipo de venación con el tamaño de
proporción de esclerénquima (2) una cutícula
las hojas: hojas de gran tamaño deben ser por lo
gruesa y (3) a la presencia de sílice. Los tres
general pinnatinervias.
fenómenos pueden ocurrir en la misma hoja.
Márgenes: Los resultados indican el predom1n!o
El grado de esclerofilia es comúnmente consis-
de los márgenes enteros, tendencia muy común
tente dentro de un mismo taxón, independiente
en los ambientes tropicales (Bayle & Sinnott,
del habitat. Por otra parte, este parámetro no
1916; en Givnish, 1979).
necesariamente está correlacionado con el ta-
maño de la hoja, como fue comprobado por Composición de la hoja: En la Isla son frecuen.
Beadle ( 1966) Australia. tes las hojas simples. Según Givnish ( 1979, el
costo energético para producir hojas compues.
Van der Meulen & Werger (1984), bajo condicio-
tas es demasiado. Las hojas compuestas son
nes de sabana en Sudáfrica, encontraron que
frecuentes en zonas áridas (desiertos y sabanas),
los valores promedios de esclerofilia por locali-
en bosques tropicales con estaciones secas muy
dad, no estaban correlacionados con las condi-
marcadas y también en selvas lluviosas troplca.
ciones ambientales de los sitios, observaron
les en donde el fenómeno de deciduosidad es
valores altos de esclerofilia en hojas siempre ver-
frecuente. En algunos habitats seniiáridos con
des, en contraposición a bajos valores en hojas
especies siempre verdes, son más comunes las
decíduas. Según los autores en las localidades
hojas simples que las compuestas.
con condiciones ambientales más extremas (en
términos de humedad disponible y temperatu- Generalmente cuando la competencia por luz fa.
ra), era de esperar que la esclerofilia se incre- vorece a las hojas grandes, y la economía del in·
mentara, a pesar de que construir hojas tercambio de gases favorece a las hojas
esclerófJlas implica un mayor gasto energético. pequeñas, las hojas compuestas son ventajosas.
La esclerofilia al permitir mayor eficiencia foto- Cuando la competencia por la luz y la economía
sintética bajo condiciones extremas de sequía y del intercambio de gases favorecen tanto a las
alta temperatura recompensa en cierta forma la hojas grandes como pequeñas, entonces las ho-
inversión energética. El rango de los valores jas simples son ventajosas.
promedios de esclerofJlia obtenidos por van der
Donde los requerimientos de un crecimiento len·
Meulen y Werger (1984) es de 0,26- 1,68; los re-
to y extenso favorecen las hojas pequeñas, y la
sultados de Gorgona se encuentran entre 0,4 y
economía del intercambio de gases favorecen
1,55, los cuales están comprendidos en el inter-
las hojas grandes, la hoja óptima debería ser la
valo para condiciones ambientales de las saba-
simple para reducir al mínimo el área para un
nas africanas bastante diferentes a las de
tamaño efectivo dado, ya que los costos mecánl·
Gorgona; de este modo, inicialmente podría infe-
cos (tejido de sostén no fotosintético) de la hoja
rirse que la esclerofilia no necesariamente debe
dependen de su arreglo en el tiempo y en el es·
estar correlacionada con las condicionbes am-
pacio, y no simplemente del tamaño de las hojas
bientales de una localidad.
de manera individual.
Fonna de la hoja: La forma más frecuente es la La mayor frecuencia de hojas simples encontra·
elíptica. El tipo cuneado es raro. Givnish das en Gorgona, se explica con base en lo ante·
(1979), afirma que las hojas con formas diver- riormente expuesto, es decir que la competencia
sas (incluyendo la elíptica, pueden ser descom- por la luz, que a su vez implica que las plantas
puestas en sub-unidades triangulares, y de este deben alcanzar una mayor altura y favorece los
modo funcionar con su propio modelo. individuos con hojas simples. Esta condición de
La forma de la hoja ayuda en la determinación competencia por luz es característica de la selva
del tamaño efectivo, y además influye en la ca- lluviosa tropical.
pacidad del órgano para orientarse selectiva- Apice y base: Predomina el ápice acuminadO Y
mente hacia la luz. la base aguda. De acuerdo con Venecklas5

156
C. As pecios biolipológicos y morfológicos

(1985), estas características son estrategias pa- getales de Gorgona presentan diseños morfológi-
ra facilitar el drenaje de las hojas en ambientes cos "óptimos" para el crecimiento y reproducción
muY lluviosos, como en Gorgona, que es la se- en esos ambientes.
gunda localidad en cuanto a precipitación en
)as zonas entre el Ecuador y los 3° latitud norte.
Estrategia del arreglo de la copa: Un atributo REFERENCIAS
de la vegetación que vale la pena mencionar, es
el arreglo de la copa. La vegetación arbórea en BEADLE, N. C. W. 1962. SoU phosphate and dellmlla-
oorgona presenta copas monoestratlficadas. tion oj plant comunitles in eastern Australia JI. Eco-
logy 43 (2): 281-288.
De acuerdo con Horn ( 1971 ), las plantas mo-
noestratificadas tienen algunas características GATES, D. M., R. ALDEFER y E, TAYLOR. 1968. Lea]
temperature odj desert plants. Sclence 59: 944-995.
contrastantes a las de las plantas con copas
multiestratificadas (como las coníferas), como: GENTRY, A.H. 1982b. Phytogeography patterns as
evidencejor a Chocó rejuge in biologlcal divers!flcation
In the troplcs. Guillean Prance Ed. Columbia Univer-
sity Press. N. Y.
Plantas con copas Plantas con copas
monoestratificadas multiestratificadu GENTRY, A. H. 1986. Species rlchness oj Chocó re-
gión. Caldasia 15 (71-75): 71 -92.
Hojas grandes Hojas pequeñas
GIVNISH, T. 1979. On the adaptlve signlficance of leaf
Menor resistencia a Resistentes a form. En O. T. Solbrig, S . Jain, E. Johnson & P. H.
la sequía la sequía Raven (Eds.). Tapies in plant population blology. Co-
Tolerantes a Poco tolerantes a lumbia Univ. Press, New York. N.Y.
!asombra la sombra HORNS, N.S. 1971. ~Theoretlcal strategles of leaf dis-
Efecto de extinción más tributlon". 45-63. En: The daptive geomelry oj trees.
drástico Princenton Univ. Press, Princenton, New Jersey,
U.S.A.
Proporcionan mayor Menos sombreadoras
sombra PARKHUERTS, D. y O. LOUCKS. 1972. Optlmalleaj-
slze In relation to enviroment J . Eco!. 60: 505-537.
Domlnantes en etapas Dominantes en etapas
maduras de sucesión tempranas de suce- RANGEL-CH, 0 ., E. SANTANA y M. R. ÓARZON.
sión o cuando el 1986. Gula de campo para el análtsts de característi-
ambiente es pobre cas morjoecológlcas y biotipológlcas de la vegetación.
se presentan etapas Instituto de Ciencias Naturales. Universidad Nacional
tardías. de Colombia, (mimeografiado).
Las características de las copas monoestratifica- VAN DER MEULEN, F. y M.J.A. VERGER. 1984. Crow
das, son también propias de la vegetación charactertstlcs, lea] size and 1/gth throughtjall oj some
savan nas in southern JVrlca.
arbórea de Gorgona.
VENEKLASS, E. 1985. Morphologlcal varlatlon in lea-
En la vegetación de Gorgona los parámetros bio- ves oj three ecologlcal dljferent tree speciesjrom tropi-
tlpológicos son constantes, independientemente cal rain jorest. lntemal communlcatlon, U. of.
de los taxa, aseveración que significaría que los Utrecht, Holanda.
individuos que componen las comunidades ve-

157
Blota y ecoslst.ema8 de Gorgona

Anexo4 A

DISTRIBUCION DE FRECUENCIAS

LEVANTAMIENTO 1 LEVANTAMIENTO 2
Estrato Arbóreo Estrato Arbóreo

Clase Intervalo Frecuencia Frecuencia Clase Intervalo Frecuencia Frecuencia


absoluta relativa% absoluta relativa%

Altura Altura

1 12.0-16:6 15 47 1 12.0-14.4 19 36
n 16.7-21.2 8 25 n 14.5-16.9 14 27
m 21.3-25.9 2 6 n=32 m 17.0-19.4 7 13 n=52
N 26.0-30.6 3 9 m=6 N 12.5-21.9 1 2 m=6.66
V 30.7-35.3 3 9 e=4.6 V 22.0-24.4 4 8 e=2.4
VI 35.4-40.0 1 3 VI 24.5-26.9 6 12
32 100 vn 27.0-29.4 1 2
49 lOO

Cobertura Cobertura

1 0 .4- 1.6 20 63 1 0.2-0.8 16 31


n 1.7-2.9 8 25 n 0.9-1.5 12 23
m 3.0-4.2 2 6 n= 32 m 1.6-2.2 18 34 n = 52
N 4.3-5.3 1 3 m=6 N 2.3-2.9 1 2 m=6.6
V 5.6-6.8 o o e= 1.2 V 3.0-3.6 3 6 e= 0.6
VI 6 .3-8.1 1 3 VI 3 .7-4.3 2 4
32 100 52 100

D.A.P. D.A.P.

I 6.3 -1.5 16 48
n 15.6-24.8 8 24 1 3.5-9.9 11 21
m 24.9-34.1 4 12 n= 33 n 10.0 -16.4 20 38
N 34.2-43.4 2 6 m=6 m 16.5-22.9 10 19 n = 52
V 43.5-52.7 1 4 e= 9.2 N 23.0 -29.4 7 14 m= 6.6
VI 52.8-62.0 2 6 V 29.5-35.9 2 4 e= 6.4
33 lOO VI 36.0-42.4 1 2
vn 42.5-48.9 1 2
52 100
---
n=ng total de Individuos en e l estrato; m=ng de Intervalos= 1 + 3.3 (lag n); c=amplltud del Intervalo= (Xmáx-Xmln)/m

158
,....
[;

c. Aapectoe bloUpológlcoe y morfológScoe

DISTRIBUCION DE FRECUENCIAS (cont.)

r-- LEVANTAMIENTO 3 LEVANTAMIENTO 4


Eatrato Arbóreo Eatrato Arbóreo
r-
cJaae Intervalo Frecuencia Frecuencia Claae Intervalo Frecuencia Frecuencia
abaoluta relativa% abaoluta relativa%
1--

Altura Altura

1 12.0-14.1 10 30 1 12.0-15.9 18 62
n 14.2-16.3 10 30 Il 16.0-19.9 2 7
m 16.4 -18.5 2 6 n=33 m 19.9-23.9 1 3 n=29
IV 18.6-20.7 4 12 m=6 IV 23.9-27.8 4 14 m=5.8
V 20.8-22.9 o o c=2.1 V 27.8-31.8 2 7 c=3.9
VI 23.0-25.1 7 22 VI 31.8-35.8 2 7
33 100 29 lOO

Cobertura Cobertura

I 0 .4-1.1 5 15 1 0 .4-2.7 19 65
II 1.2 -1.9 13 40 Il 2.8-5.1 5 17
m 2.0-2.7 3 9 n=33 m 5.2-7.5 2 7 n=29
IV 2.8-3.5 5 15 m=6 IV 7.6-9.9 1 4 m=5.8
V 3.6-4.3 4 12 c=0.7 V 10.0-12.3 1 4 c=2.3
VI 4.4-5.1 3 9 VI 12.4-14.7 1 4
33 100 29 100

D.A.P. D.A.P.

1 5.0-11.5 8 25 1 6.4-22.1 18 62
II 11.6-18.1 7 21 Il 22.2-38.0 3 10
m 18.2-24.7 7 21 n=33 m 38.0-53 .8 4 14 n =29
IV 24.8-31.3 5 15 m=6 IV 53.8-69.6 2 7 m=5.8
V 3 1.4-37.9 2 6 c=6.5 V 69.6-85 .5 o o c=15.8
VI 38.0-44.4 4 12 VI 85.5- 101.5 2 7
33 100 29 100

159
Biola y ecosistemas de Gorgona

DISTRIBUCION DE FRECUENCIAS (cont.)

LEVANTAMIENTO 5 LEVANTAMIENTO 6
Estrato Arbóreo Estrato Arbóreo
-......
Clase Intervalo Frecuencia Frecuencia Claae Intervalo Frecuencia Frecuencia
absoluta relativa% absoluta relativa%

Altura Altura

1 12.0-13.5 13 25 1 12.0-15. 1 13 47
11 13.5-15.0 17 33 11 15.2-18.3 14 4
m 15.0-16.5 4 8 n=52 m 18.4-21.5 3 11 n=28
IV 16.5- 18.0 6 11 m=6.6 IV 21.6-24.7 2 7 m=5.7
V 18.0-19.5 o o c=l.5 V 24.8-27.9 4 14 C:3.1
VI 19.5-21.0 10 19 VI 28.0-31 . 1 2 7
VII 21.0-22.5 2 4 28 100
52 100

Cobertura Cobertura

1 0.5-2.7 30 58 1 0.2-2.2 15 53
11 2 .7 -4.9 13 25 11 2.3-4.3 4 14
m 4.9-7.1 7 13 n=52 m 4.4-6.4 5 18 n=28
IV 7 . 1-9.3 1 2 m=6.6 IV 6.5-8.5 2 7 m=5.7
V 9.3 - 11.5 o o c=2.2 V 8.6-10.6 1 4 c=2
VI 11.5- 13.7 o o VI 10.7-12.7 1 4
VII 1~.7-15.9 1 2 28 lOO
52 100

D.A.P. D.A.P.
1 5.0-10.0 11 21 1 4 .8-15.9 14 50
11 10.0-15.0 14 27 11 16.0-27. 1 3 11
m 15.0-20.0 6 12 n =52 m 27.2-38.3 3 11 n=28
IV 20.0-24.9 10 19 m =6 .6 IV 38.4-49.5 6 21 m=5.7
V 24.9-29.5 4 8 c=5 V 49.6-60.7 1 4 c=1L1
VI 29.5-34.9 2 4 VI 60.8 -71.9 1 3
VII 34.9-39.9 5 9 28 100
52 lOO

160
_
_
.
.
~
~
~
.
~

c. A.opectoe blo Upológjcoe y morfológjcoe

DISTRIBUCION DE FRECUENCIAS (cont.)

.-- LEVANTAMIENTO 7 LEVANTAMIENTO 8


Estrato Arbóreo Estrato Arbóreo
1-

e~ue Intervalo Frecuencia Frecuencia Clase Intervalo Frecuencia Frecuencia


absoluta relativa% absoluta relativa%

Altura Altura

1 14.3-16.7 4 17 1 12.0-15.5 21 49
n 16.7-19.0 5 22 n=23 II 15.6-19.1 9 21
m 19.0-21.4 1 4 m=5.5 m 19.2-22.7 7 16 n=43
IV 21.4-23.8 4 18 c=2.4 IV 22.8-26.3 3 7 m=6.4
V 23.8-26.1 3 13 V 26.4-29.9 o o c=3.6
23 100 VI 30.0-33.5 1 2
VII 33.6-36.9 2 5
43 100

Cobertura Cobertura

1 0.2-1.8 16 70 1 0.1-1.5 20 46
n 1.9-3.5 4 18 II 1.6-3.0 14 33
m 3.6-5.2 o o n=23 m 3.1-4.5 5 12 n=43
IV 5.3-6.9 1 4 m=5.5 IV 4.6-6.0 1 2 m=6.5
V 7.0-8.6 1 4 c=l.6 V 6.1-7.5 2 5 c= l.4
VI 8.7-10.3 1 4 VI 7.6-9.1 1 2
23 100 43 100

D.A.P. D.A.P.

1 7.6-23.5 10 43 I 5.1-12.7 11 26
11 23.6-39.5 8 35 II 12.8-20.1 21 49
m 39.6-55.5 2 9 n=23 m 20.5-28.1 6 14 n=43
IV 55.6-71.5 1 4 m=5.5 IV 28.2-35.8 1 2 m=6.4
V 71.6-87.5 1 4 c=12.5 V 35.9-47.5 1 2 c=7.6
VI 87.6-108.6 1 4 VI 43.6-51.2 2 5
23 100 VII 51.3-58.9 1 2
43 100

161

1
Biola y ecoeislemas de Gorgona

DISTRIBUCION DE FRECUENCIAS (cont.)

LEVANTAMIENTO 9 LEVANTAMIENTO 10
E•trato Arbóreo Eatrato Arbóreo

Clue Intervalo Frecuencia Frecuencia Claae Intervalo Frecuencia Frecuencia

-
abaoluta relativa % abaoluta relativa %

Altura Altura
1

1 12.0-13.8 9 30 1 13.0-16.2 5 42
n 13.9-15.7 8 27 n 16.3-19.5 2 17
m 15.8-17.6 1 3 n=30 m 19.6-22.8 4 33 n=l2
IV 17.7-19.5 8 27 m=5.8 IV 22.9-26.1 o o m=4.5
V 19.6-21.4 3 10 c=1.8 V 26.2-29.4 1 8 c:3.3
VI 21.5-23.3 1 3 12 100
30 100

Cobertura Cobertura

1 0.2-1.4 13 44 1 0.5-4.1 6 50
11 1.5-2.7 4 13 n 4.2-7.8 1 8
m 2.8-4.0 6 20 n=30 m 7.9-11.5 3 25 n=l2
IV 4.1-5.3 4 13 m=5.8 IV 11.6-15.2 1 8 m=4.5
V 5.4-6.6 o o c=l.2 V 15.3-18.9 1 9 c=3.7
VI 6.7-7.9 3 10 12 100
30 100

D.A.P. D.A.P.

1 8.6-19.1 13 43 1 17.8-37.8 9 75
11 19.2-29.7 12 40 11 37.9-57.9 o o n=l 2
m 29.8-40.3 2 7 n =30 m 58.0-78.0 1 8 m=4.5
IV 40.4-50.9 2 7 m =5.8 IV 78.1-98.1 o o c=20
V 51.0-61.5 o o c =10.5 V 98.2-118.2 2 17
VI 61.6-72.1 1 3 12 100
30 100

162

_ . j ...
c. Aspcc toe blo Upológlcoe y morfológlcoe

DISTRIBUCION DE FRECUENCIAS (cont.)

-- LEVANTAMIENTO 11
Estrato Arbóreo
LEVANTAMIENTO 12
Estrato Arbóreo

Clase Intervalo F recuencia Frecuencia Clase Intervalo Frecuencia Frecuencia


absoluta relativa% absoluta relativa%

Altura Altura

1 12.0-14.5 9 41 1 12. 0-1 5.9 5 39


n 14.6-17.1 4 18 n=22 n 16.0 -19.9 2 15 n=13
m 17.2-19.7 4 18 m=5.4 m 20.0-23.9 2 15 m=4.6
IV 19.8-22 .3 3 14 c=2.5 N 24.0-27.9 1 8 c=3.9
V 22.4-25.0 2 9 V. 28.0-31.9 3 23
22 100 13 100

Cobertura Cobertura

I 0.3-5.0 13 59 I 0.2-4.0 6 50
n 5.1-9.9 6 27 n=22 II 4.2-7.9 3 25 n=13
m 10.0-14.8 1 5 m=5.4 III 8.0- 11.8 2 17 m=4.6
IV 14.9-19.8 1 4 c =14.8 N 11.9-15.7 o o c=3.8
V 19.9-25.0 1 5 V 15.8 -1 9 .6 1 8
22 100 12 100

D.A.P. D.A.P.

1 8.6-31.6 15 68 1 9 .5-30.5 7 58
n 3 1.7-54.7 3 14 n=22 II 30.6-51.6 2 17 n = l3
m 54.8~77.8 1 4 m=5.4 m 5 1.7 -72.7 1 8 m=4.6
N 77.9-100.9 1 4 c =23 N 72.8-93.8 1 8 c=21.1
V 101.0-127. 2 9 V 93.9-115.0 1 8
22 100 12 100

163
Blot.a y ccoelateona.o de Gorgana

DISTRIBUCION DE FRECUENCIAS (cont.)

LEVANTAMIENTO 13
Estrato Arbóreo
LEVANTAMIENTO 14
Estrato Arbóreo
--
Clue Intervalo Frecuencia Frecuencia Claae Intervalo Frecuencia Frecuencia
--
absoluta relativa% absoluta relativa%

Altura Altura

1 12.0-15.9 7 58 1 12.0-13.5 6 33
n 16.0-19.9 1 8 n=12 n 13.6-15.1 4 22 n= 18
m 20.0-23.9 1 8 m=4.6 m 15.2-16.7 3 17 m=5.1
N 24.0-27.9 2 17 c=3.9 N 16.8-18.3 3 17 c=l.5
V 28.0-31.9 1 8 V 18.4-20.0 2 11
12 100 18 100

Cobertura Cobertura

1 0.2-4.9 6 55 1 0.2-2.3 9 56
n 4.9-9.6 4 36 n=12 n 2.4-4.5 3 19 n=16
m 9.6-14.3 o o m=4.6 m 4 .6-6.7 o o m=5
N 14.4-19.1 o o N 6.8-8.9 1 6 c=2. 1
V 19.2-23.9 1 9 V 9.0-11.1 3 19
11 100 16 100

D.A.P. D.A.P.

1 3.2-23.2 7 58 1 10.5-30.6 11 65
n 23.3-43.3 1 8 n::;12 n 30.7-50.8 4 23 n=17
m 43.4-63.4 2 17 m=4.6 m 50.9-71.0 o o m=5
N 63.5-84.5 o o c::;2Q N 71.1-91.2 o o c::;20.1
V 83.6-103.6 2 17 V 91.3-111.4 2 12
12 lOO• 17 lOO

164
C . Aapectoe blo Upológlcos y morfo lógicos

DISTRIBUCION DE FRECUENCIAS (cont.)

r-
LEVANTAMIENTO 15 LEVANTAMIENTO 16
Estrato Arbóreo Estrato Arbóreo

cwe Intervalo Frecuencia Frecuencia Claae Intervalo Frecuencia Frecuencia


absoluta relativa% absoluta relativa%

Altura Altura

1 12.0-15.0 13 72 1 12.0-13.5 4 57
u 15.1-18. 1 1 6 n=18 11 13.6-15.1 o o n=7
m 18.2-21.2 2 11 m=5 m 13.2-16.7 2 29 m=3.8
IV 21 .3-24.3 1 6 c=3 IV 16.8-18.3 1 4 c=l.5
V 24.4-27.4 1 5 7 100
18 100

Cobertura Cobertura

1 0.5-3.4 10 56 1 0.5-4.3 3 42
u 3.5-6.4 5 28 n=18 11 4.4·8.2 2 29 n=7
m 6.5-9.4 1 6 m=5 m 8.3-12.1 o o m=3.8
IV 9.5-12.4 1 5 c=2.9 IV 12.2-16.0 2 29 c=3.8
V 12.5-15.4 1 5 7 100
18 100

D.A.P. D.A.P.

1
1 7.9-31.3 13 76 11 16.6-34.7 2 29
u 31.4-54.8 3 18 n=17 m 34.8·53.0 1 14 n=7
m 54.9-78.3 o o m=5 IV 53. 1-71.3 1 14 m=3.8
IV 78.3-101.8 o o c=23.4 71.4-89.6 3 43 c=18.2
V 101.9-125. 1 6 7 100
17 100

165
Blota y ecoelstemaa de Oorgona

Anexo 4 B
TABLAS BIOTIPOLOGICAS
Levantamiento N9 10

Determinación Area Sucul. E•clerof Protección Apice Baae Nerv. Mar¡en Forma Comp. 'flQ¡•tt
SLW
dm2 ¡/dm2 ¡/diD2 % haz envé• fol"'

Symphorúa globulifera 0,36 0,85 1.88 35,03 gla gla ag ag pino en Jan si m M
Bonafousla columbiana 0,87 0,46 2,23 17.15 gla gla ag ag pino en obln slm M
Araceae (Anthurtum sp.) 0,79 0,59 1,93 23,31 gla gla ag ob pino en elip sim M
Ryanla speciosa 0,61 0 ,44 1.83 19,31 gla gla ae ag pino en obov s im M
Plper sp. 0,85 0,39 2,55 13,34 gla gla ae cor pino en OV sim M
Anonnaceae 0,93 0,82 1.68 32,87 gla gla ac ag plnn en lan slm M
Myrcia fallax 0 , 11 0,59 9,66 5,71 gla gla ae ag pino en elip si m M
Mlconlasp. 1.08 0,37 1.50 19,83 pub pub ag ob curv dent ov shn M
Plpcr sp. 2,63 1.08 5,58 16,18 gla gla ag ag pino en elip shn M
Allophyllus sp. 2,07 0,63 1.39 31,09 gla gla ae ag pino en eUp sim M

rango 0,11 0,37 1,39 5,71


2,63 1.08 9,66 32,87
prom. 1,03 0,62 3,03 20,98

Levantamiento N9 11

Ryania speciosa 0,51 0,88 2,53 25,71 gla gla ae ag pino en obln sim M
Anaxagorea sphaerocarpa0,29 0,99 15,38 6,07 gla gla ae ag plnn en eUp sim M
Ardisla opaca 0,21 0,48 1.43 25,00 gla gla ag ag plnn en elip sim M
Mlcorúa lntrlncata 0,70 0,42 1,79 19,04 gla gla ae ob curv en eUp si m M
Aphelandra arlsem a 0,71 0 ,84 2,20 27,70 gla gla ag dec plnn en e Up si m M
Strlchnos tara potensls 0,06 0,28 0,43 39,94 gla gla ae ob plnn en ov com m
Plper s p. 1.70 0 ,90 6,11 12,77 gla gla ae dec plnn en clip slm M
Rublaceae spec. 1,45 0,61 1,29 32,21 gla gla ag ag pino en elip sim M
Plper sp. 1,86 0,48 1.40 25,72 gla gla ae oblic pino en clip si m M
Gua tterla sp. 2,28 0,86 1,30 39,98 gla gla ae ag pino en clip sim M

rango 0,06 0,28 0,42 6,07


2,28 0,99 15,38 39,98
prom. 0,99 0,67 3,38 25,41

166

__... ....
C .Allpect001 blo Upol6giC08 y morfológicos de la vegetación

Levantamiento N• 12

~
peterJDlnaclón Area SLW Sucul. Eeclerof Protección Aplce Baee Nerv. Mar¡en Forma Co111p. TaJDaóo
dlll2 ¡t/dlll2 ¡t/dlll2 % haz envée follar

tic 5,90
)(Jlopya columblana 0,23 0,70 11,10 gla gla ac ag plnn en lan slm M
lit
Cordla serlclcalyx 0,55 0,65 10,00 6 , 10 gla gla ac oh plnn en obov slm M
Ardlsla opaca 0,16 0,81 15,60 4,90 gla gla ac ag plnn en elip slm m
Ardlsla longistamlnea 0,43 1,06 12,32 7,90 gla gla ag ag plnn en elip slm M
Cordla sp. 0,83 0,80 6,62 10,80 gla gla ac ag plnn en eUp slm M
styraxsp. 0,76 0,42 4,73 8,20 gla gla ac ag plnn en elip slm M
Ocotea sp. 0,95 0,55 5,37 9,30 gla gla ac ag plnn en ellp s lm M
Mabea occldentalls 0,52 1.05 7,11 12,90 gla gla ac ag plnn en Jan slm M
Myrcla fallax 0,17 0,53 3,53 13,10 gJa gla ac ag plnn en ova slm m
Cascarla silvestrls 0,28 0,71 4,64 13,30 gla gla ac ag plnn en elip shn M
Anaxagorea sphaerocarpa2,25 0,85 4,00 17,50 gJa gla ac ag plnn en clip shn M

rango 0,17 0,42 3,53 4,90


2,25 1.06 15,60 17,50
prom. 0,64 0,74 7,73 10,00

Levantamiento Nll 13

Ardlsla opaca 0,16 0,37 18,10 2,00 gla gla ac ag plnn en clip slm m
Perebea xanthochyma 0,26 1.00 7,30 12,00 gla gla ac ob plnn den obov sim M
EugenJa schom burgkl 0,22 1.00 8,20 10,90 gJa gla ac ag plnn en elip slm M
Faramea maynensls 0,16 0,56 8,10 6,40 gJa gla ac ag plnn en elip sim m
Verbenaceae spec. 0,68 0,66 17,00 3,80 gla gla ac ag plnn en elip sim M
Guatteria coeloneura 0,54 1,00 5,70 14,80 gJa gla ae ag plnn en Jan slm M
Melastomataceae spec. 0,55 0,63 8 ,40 7,00 pub pub ag ag curv en elip slm M
Ossaea sessllifolia 0,62 0,74 9,00 7,60 gJa gla ac ag curv en oval slm M
Qualea Uneata 0,41 0,48 4 ,60 9,40 gla gla ag ag plnn en Jan slm M
Mlconla oraslna 0,99 0,84 8,70 8,80 gla gla ac ag curv en ellp slm M

rango 0,16 0,37 9,60 2,00


0,99 1,00 17,00 14,80
prom. 0,46 O, 73 9,50 8,27

167
Olota y ecoeletemaa de Oorg(WJ;a

Levantamiento N11 14

Determlaaclóa Area SLW Sucul. Eacleror Proteccl6a Aplce Baae Nerv. Mar¡ea Forma Comp. T~¡¡.
m2 i/dm2 ¡/dm2 bu eavéa
" fol'-'

Rublaceae spec. 0,31 0,74 1.92 27,71 gla gla ae ag plnn en ellp slm M
EugenJa sp. 0,15 0,73 0,60 54,99 gla gla ae ag plnn en ellp slm rn
MalphJgla aff. glabratae 0,12 0 ,65 1.29 36,35 gla gla ac ag plnn en ellp slm rn
Ardlsla sp. 0,44 0,77 3,51 18,17 gla gla ae ag plnn en obov slm M
Byrsonlma aff. nemoralls O, 73 0,86 1,86 31,64 gla gla ae ag plnn en ellp slm M
Xylopla columblana 9,54 0,67 1.13 37,18 gla gla ae ag plnn en ellp slm M
Cyblanthus gentryl 0,84 1.02 2,77 26,86 gla gla ae ag plnn en Jan slm M
Amphldasya ambigua 1,40 0,78 0,69 53,15 gla gla ae ag plnn en oval slm M
Flcus sp. 1,19 1,31 1.59 45.10 gla gla ae ob plnn en ellp slm M

rango 0,12 0,65 0,60 18,17


1.40 1.31 2,77 54,99
prom. 0,64 0,84 1,69 36,80

Levantamiento N11 15

Ocotea ira 0,65 1,29 2,14 37,76 gla gla ag ag plnn en e Up slm M
Guatterta sp. 0,51 1,05 1.95 35,05 gla gla ae ag plnn en elip slm M
EugenJa coloradensls 0,47 0,62 0,55 52,97 gla gla ae ob plnn en eUp slm M
Pallcourea gulanensls 0,77 0,37 1.23 23,01 gla gla ag ag plnn en eUp slm M
Plper cyphophyllops 0,37 0,61 2,49 19,55 gla gla ag ob plnn en eUp slm M
lndet. 0,35 0,91 2,29 28,48 gla gla ae ag plnn en ellp slm M
Plper augustum 1.81 0,46 2,87 13,91 gla gla ae ob pino en ov slm M
CUdemla cordata 1.33 0,41 1,34 23,59 pub pub ag ob curv serr ov slm M

rango 0,35 0,37 0,55 13,91


1.81 1,29 0,87 52,97
prom. 0,78 0,72 1,86 29,29

168

~ ...._

-
C.Aspectoe blotlpológiC06 y morfológicos de la vegetación

Levantamiento N" 16

l)etermioaclóo Area SLW Sucul. EaclerofProtecclóo Apice Baae Nerv. Mar¡eo Forma Comp. Tamaño
dm2 ¡/clm2 ¡/dm2 % bu eovéa foliar

Rublaceae spec. 1,45 0,68 6,46 0,51 gla gla ag ag plnn en lan slm M
casearla sUvestrls 0,27 0,55 1,14 32,58 gla gla ae ag ptnn dent eUp slm M
Guatterta caeloneura 1,14 0,87 1,89 31,64 gla gla ae ag ptnn en eUp slm M
Amphidasya ambigua 0,69 0,39 1,07 26,85 gla gla ae ag ptnn en ellp slm M
Tovomlta weddeiUan 0,36 0,62 4 ,79 11,52 gla gla ae dec ptnn en obov slm M
Eugenia coloradensls 0,28 1,31 1,56 45,76 gla gla ag ag ptnn en ellp slm M
Cluslasp. 2,56 1,45 4,47 24,50 gla gla ae ag ptnn en eUp slm M
Besleria barclayil 1,99 1,55 3,39 13,99 pub pub ag dec ptnn en oval slm M

rango 0,27 0,39 1,07 9,51


2,56 1,55 6,46 45,76
prom. 1,09 0,93 3,09 24,59

Abreviaturaa:
ac=acumlnado; ag=agudo(a); com=compuesto; cor=cordada; cur=curvinervla; dec=decurrente; dent=dentlculado;
ellp=ellptlca; en=entero; gla=glabra; lan=lanceolada; M=macroflla; m=mlcroflla; ob=obtusa; obln=ablong~;
ov=ovada; obov=obovada; oval=ovalada; plnn=pinnada; puber=puberulenta; slm=slmple; serr=serrulada.

169
D. LAS BRIOFITAS

Agustín Rudas-U. 1
Jaime Agulrre-C. 1

INTRODUCCION presente estudio, no existen otros sobre la


brióflora de Gorgona; los trabajos más repre-
Las Briófitas. (musgos y hepáticas) son impor- sentativos realizados en la isla, Cabrera (1983),
tantes entre otras causas por el papel que éstas Femández- P. (1985), Barbosa (1988), caracte-
desempeñan en los procesos de regularización rizan floristicamente la isla, con estudios que
del régimen hídrico; también se les ha utilizado involucran espermatófitos y pteridófitos, sin te-
como buenos indicadores ecológicos, tales como ner en cuenta las briófitas.
variación del contenido de agua en el suelo, hu-
medad atmosférica, limites entre zonas de vida, En este trabajo se logró para la isla:
etc., entre otros. - Determinar la composición florística de las
La investigación y exploración criptogámica en el briófitas (musgos y hepáticas).
neotrópico es comparativamente más reducida - Establecer algunas relaciones biogeográficas
a la adelantada en la fiera vascular, por lo que de los taxa más importantes.
es evidente que la florística básica en América
tropical en este aspecto se encuentra en su eta- -Una clave a nivel de género, que permite sepa-
pa preliminar (Delgadillo, 1982). rar los diferentes taxa de musgos y hepáticas.

Dado el reducido conocimiento que se tiene de


las briófitas de tierras bajas, se considera que el METODOLOGIA
presente trabajo contribuye a subsanar en parte
la carencia que al respecto existe en nuestro Para la herborización se utilizaron los lugares de
medio, brindando información acerca de la com- muestreo, escogidos para el estudio de la vegeta-
posición florística de la región, en cuanto a ción superior, según la metodología de Braun-
briófitas se refiere, con algunas relaciones Blanquet (1979). En total se muestrearon 19
ecológicas y biogeográficas. Con excepción del áreas a diferentes alturas entre 20 y 310m; 16
de los cuales corresponden a levantamientos de
2
500 m , también se hicieron colecciones fuera
Instituto de Ciencias Naturales. Universidad Nacional de de los levantamientos y en los alrededores del
Colombta, Apartado 7495, Bogotá, Colombta.

170
D. Las briófilas

penal. La información obtenida para las mues- dos están depositados en el Herbario Nacional
tras fue: Colombiano (COL), bajo números de colección de
los autores.
_ suelo: superficie del suelo, troncos caídos (vi-
vos, muertos), rocas, tocones aislados.
RESULTADOS Y DISCUSION
_ Tronco de árbol: base del tronco y parte media
hasta 2,5 m de altura.
Aspectos florístico-ecológicos
_sustrato: Rupícola, terricícola, corticícola.
l. Generalidades: En la Tabla 4.7, se indican
_Humedad: Seco, húmedo, muy húmedo.
las 89 especies de briófitas para la isla, con
_ Forma de crecimiento: acrocárpicos, pleu- anotaciones acerca del sustrato y forma de cre-
rocárpicos (para musgos) y en general cojines, cimiento. El total de especies de musgos y
tepes. formas dendroides, formas laxas y for- hepáticas es muy similar (46 spp de musgos y
mas talosas. 43 spp de hepáticas), agrupados en 22 géneros
de musgos (Tabla 4.7A) y 23 de hepáticas (Tabla
_ Abundancia: segón la escala de cobertura-
4.78).
abundancia Braun-Blanquet (1979).
El reducido número de especies encontradas es
Se realizaron .e stimativos de cobertura para seis
una situación común en bosques tropicales de
levantamientos distribuidos a diferentes niveles
tierras bajas, a diferencia de lo reportado para
altltudinales. Para la cobertura sobre troncos se
bosques tropicales montanos o de regiones tem-
escogieron 1O árboles representativos en cada
pladas; parece ser que este hecho obedece prin-
levantamiento; con ayuda de un cuadrado de 20
cipalmente a factores climáticos. En general, a
cm de lado (400 cm2), con subdivisiones en su
medida que se incrementa la altura, la abun-
área, se evaluó el porcentaje de cobertura de
dancia y riqueza de especies aumenta, a la vez
musgos y hepáticas sobre cada árbol, efectuan-
que se presenta un descenso en la temperatura
do 5 mediciones a lo largo del tronco, desde la
promedio; hacia las regiones bajas se presentan
base hasta una altura de 2,5 m.
valores mayores de temperatura (que incremen-
Para establecer la cobertura total se realizaron tan la rata de respiración) que no son toleradas
promedios de cobertura para cada árbol y para por algunas especies de briófitas, incapaces de
el total de árboles en cada levantamiento, así: mantener valores altos de asimilación neta, con
intensidades de luz relativamente bajas (Ri-
Ct = ~Ca 1 n Ca= ~Co 1 m chards, 1984).
n = 10
m= 5 La mayor proporción de musgos pleurocárpicos
Ct = cobertura total 1 levantamiento respecto a los acrocárpicos (58% pleurocárpi-
Ca = cobertura para cada árbol cos; 41% acrocárpicos) es una característica de
Co = cobertura en cada medición 1 árbol zonas bajas con bosques de dosel cerrado, que
n = Nº de árboles evaluados 1 levantamiento contrasta con lo reportado para zonas altas,
m = Nº de mediciones de cobertura 1 árbol descubiertas (p.ej. páramos), donde la propor-
ción de acrocárpicos es mayor que la de pleu-
En el suelo debido a la poca cobertura de briófi-
rocárpicos (Griffin, com. pers., 1988). El 84% de
tas, los estimativos se hicieron visualmente pa-
las especies de hepáticas son follosas (40% Le-
ra cada levantamiento.
jeuneaceas; 44% otras Jungermanniales) y el
En algunos casos se siguieron metodologías uti- restante 16% corresponden a hepáticas talosas
llzadas en análisis fitosociolágicos, para estimar (Tabla 4 .8).
algunos parámetros tales como presencia y co-
Las especies que corresponden a reportes nue-
bertura; sin embargo, su interpretación en este
vos para Colombia, 14 en total, constituyen el
estudio es diferente a lo que se aplica en dichos
16% del total de especies encontradas para la
análisis.
isla (Tabla 4.8).
El material colectado se identificó con la ayuda
Para musgos se encuentran Hookerlopsts dl-
de claves (Bartram, 1949; Castle, 1966; Evans,
morpha, Groutlella obtusa, Macromltrium cf. perl-
1907, 1907a; Florschütz, 1964; Florschütz y
chaetlale, Acroporlum aff. punctuliferum Y
Florschütz, 1986; Griffin, 1981; Griffin y Mora-
Taxlthellum plurlpunctatum. Para hepáticas,
les, 1983; Kuwahara, 1982; Meenks, 1987; PUp-
CheUolejeunea adnata Plaglochlla denstsplna, P.
po, 1986 Reese, 1977, 1978, 1983; Stotler,
dlverstsplna, P. jlabelljlora, P. hondurensts, P.
1969; Yamada, 1980). Los ejemplares herboriza-

171
Biota y ecosistemas d e Gorgona

TABLA 4.7

LISTA DE ESPECIES DE BRIOFITAS PARA GORGONA


(Musgos y Hepáticas)

Abreviaturas:
COLUMNA 1: Fonna de crecimiento
A: Acrocárplco F: FoUosa
P: Pleurocárplco T: Ta losa
(musgos) (hepáticas)

COLUMNA 2: Tipo de sustrato


t: Tronco
bs: Base de tronco
s: Suelo
ts: Troncos y suelo
e: Epifilas

COLUMNA 3: Observaciones
RN: Reporte nuevo para Colombia
• : no Incluidos en los diferentes tratamientos taxonómicos

4 .7 .A. M U S G O S
1 2 3
BARTRAMIACEAE
Philonotts uncinata A t

CALYMPERACEAE
Calymperes erosum A t
C. guildlngll A t
C. lonchophyllum A t
C. richardit A t
Syrrhopodon lncompletus A t
S. leprleurtt A t
S. lycopodioldes A t
S. prolifer A t
S. rtgldus A t
FISSIDENTACEAE
Fissidens diplodus A bt
F. guianensis A bt
F. prtonodes A ts
F. zollingeri A S

172
D. Las briófitas

J-IOOKERIACEAE
callicosta btplnnata p t
cailicostella colomblca p S
c. palllda p ts
Hookerlopsls cf. difussa p ts
H. dtmorpha p t RN
Hookerlopsls sp. p S
Lepidopllum cf. haploclllalum p ts
L. surlnamense p ts
Lepldopllum sp. p t
J-{YPNACEAE
Jsopteryglum tenerum p t
LEUCOBRYACEAE
Leucobryum martlanum A ts
Octoblepharum albldum A ts
O. coculense A t
O. pellucldum A t
O. pulvlnatum A t
LEUCOMIACEAE
Leucomium compressum p ts
METEORIACEAE
Zelometeorlum patens p t
ORTHOTRICHACEAE
Groutiella aplculata p t
G. obtusa p t
Macromltrlum clrrosum p S
M. cf. perlchaetiale p t RN
PTEROBRYACEAE
Orthostlchopsls tetragona p ts
Plreella angusttjolia p t RN
SEMATOPHYLLACEAE
Acroporlum aff. punctul iferum p t RN
A. pungens p t
Pterogonldlum pulchelum p t
Sematophyllum subslmplex p ts
Taxtthelium planum p ts
Trlchosteleum aff. arrectum p S
T. paplllosum p ts
T. plurtpunctatum p S RN
BRYACEAE
Bryum cruegeri A •
POTTIACEAE
Hyophlla tnvoluta A •

173
Biota y ecosistemas de Gorgona

4 .7 .B. H E P A T 1 C A S
1 2 3
ANEURACEAE
Riccardia amazonica T S
R. cf. tenuicaula T ts RN
Riccardia sp. T ts
ANTHOCEROTACEAE
Megaceros sp. T S
CALYPOGEIACEAE
Caiypogeia amazonica F S
CEPHALOZIACEAE
Alobiellopsis dominicensis F S
JUBULACEAE
Frullania pittieri F t
LEJEUNEACEAE
Archilejeunea sp. F t
Ceratolejeunea sp. 1 F t
Ceratolejeunea sp.2 F t
Ceratolejeunea sp.3 F t
CheUolejeunea adnata F t RN
Cyclolejeunea· sp. F t
Luteolejeunea herzogii F bt RN
OmphalanthusJUiformis F t
Prionolejeunea sp. F e
Prionolejeunea sp.2 F e
Pycnolejeunea sp. F t
Stictolejeunea squamata F t
Symbiezidium transversale F t
S. transversale ssp. dentatum F ts
Taxilejeunea sp. 1 F ts
Taxilejeunea sp.2 F t
Thysananthus pterobryoides F t
LEPIDOZIACEAE
Bazzania chimborazensis F t
B. longistipula F t
Zoopsidella integrifolia F S
Z. serra F S
METZGERIACEAE
Metzgeria thomeensis T S
PELLIACEAE
Symphyogyna mexicana T bt RN
S. sinuata T S
PLAGIOCHILACEAE
P. densispina F t RN
P. diversifolia F t
P. diuersispina F t RN
P. jlabel!Jlora F t RN
P. hondurensis F t RN
P. hypnoides F t
P. macrifolla F ts RN
P. subjragilis F t RN
P. subplana F t
RADULACEAE

174
D. Las briófitas

rnacrifolla, P. subjragUls., Rlccardla cf. tenulcaula dad de especies de Lejeuneaceae aún sin deter-
y symphyogyna mexicana. (Tabla 5.1) (De minar.
acuerdo con Churchill, 1989, Florschütz y
f)orschütz ( 1979), Gradsteln y Hekldng ( 1979) y 3. Taxa representativas
Especies
datos complementarios obtenidos en COL).
Bryum cruegerl e Hyophlla lnvoluta fueron las Para establecer las especies más importantes se
unJcas especies que se encontraron en los alre- elaboraron Tablas de presencia (Braun-Blan-
dedores del Penal, sobre muros y pisos de con- quet, 1979), con el fin de evaluar en cuantos de
creto; estos resultados no se tuvieron en cuenta los diferentes lugares de muestreo aparece cada
para los diferentes estimativos de presencia, rt~ especie determinada. Se calculó el grado de pre-
queza, cobertura, etc., por considerarse como sencia (P) así:
elementos introducidos por la acción antro-
P= [ni/ n) X 100%
pogénica a través de los materiales utiliiados
P: Grado de Presencia
para la construcción de las edificaciones de la
ni: N2 de lugares donde aparece la especie
prisión (Tabla 4.8).
n: N2 total de lugares investigados
2.· Sustrato: De acuerdo al tipo de sustrato
Las especies se ordenaron de acuerdo a los valo-
donde fueron encontradas las briófitas, se re-
res de presencia y los lugares de muestreo por
alizó una Tabla de distribución de las especies
niveles de altitud.
de musgos y de hepáticas. (Tabla 4.9). La ma-
yoría de especies de musgos (54%) y de hepáti- Se establecieron las siguientes categorías para
cas (56%) crecen sobre troncos de árboles; 26% los diferentes valores de presencia, de acuerdo
de las especies de musgos y 14% de las hepáti- con Braun-Blanquet (op.ctt.) con algunas modifi-
cas crecen tanto en troncos como en el suelo; caciones por los autores.
7% de musgos y 5% de hepáticas se encuentran
Grado de Presencia (%) Especies
confinadas hacia la base de los troncos y una
baja proporción se encuentran sobre el suelo 40- 60 MUY FRECUENTES
(13% de especies de musgos y 18% de hepáti- 20- 40 FRECUENTES
cas), 7% de las especies de hepáticas son epifi- 10- 20 POCO FRECUENTES
Jas (Tabla 4.9, Fig. 4.18). menor 10 RARAS
Las especies que se encuentran en el suelo, cre-
Se consideraron las especies con categoría fre-
cen en su gran mayoría sobre madera muerta en
cuente muy frecuente (20-60% de presencia) co-
descomposición; para musgos se hallaron prln-
mo los elementos más importantes de la isla,
cipalmente formas pleurocárpicas como Hooke-
así:
rlopsls sp., Trtchosteleum aff. arreetu m,
Macromltrlum ctrrosum y Taxlthellum plurlpuncta- Especies muy frecuentes
tum. Entre las especies que se encontraron tanto
Syrrhoj:JOdon rlgtdus, S. lncompletus, Leucobryum
sobre troncos como en el suelo se destacan Ta-
martlanum, Taxlthellum planum (musgos); Lu-
xtthellum planum, Sematophyllum subslmplex,
teolejeunea herzogll, S.tlctolejeunea squamata,
Trlchosteleum paplllosum y Hookerlopsls d!{fusa.
Symblezldlum transversale spp. dentatum, Pla-
En cuanto a hepáticas sobre el suelo se refiere, glochUa macrifolla (hepáticas).
Zoopsldella serra, Z. lntegrifolla, Aloblellopsls do-
Especies frecuentes
mlnlcensls y Calypogela amazonlca parecen es-
tar confinadas estrictamente allí. Flssldens prlonodes, Sematophyllum substmplex,
Leucomlum compressum, Trlchosteleum paplllo-
De acuerdo a lo reportado para bosques tropica-
sum, Octoblepharum pulvlnatum, Calymperes
les de tierras bajas (Richards, 1984), la mayoría
guUdtngll, Syrrhopodon prolifer, Hookerlopsls dif-
de las briófitas encontradas crecen sobre tron-
fusa (musgos); Plaglochlla denslsplna, P. dtve.r sl-
cos y ramas de árboles (corttcícolas). Dentro de folla, Rlccardla tenulcula, Symblezldlum
este grupo, se encuentran hacia la base de los
transversale, CheUolejeunea adnata, Thysanant-
troncos, Trlchosteleum sentosum, Flssldens dl-
hus pterobryo"ldes, Cyclolejeunea sp. Ceratole-
plodus, F. gulanensls (musgos); Luteolejeunea
j eunea sp. (hepáticas).
herzogll y Symphyogyna mexicana (hepáticas).
Familias
Como especies epifilas, se encontraron Prlonole-
jeunea spp. y Radula stenocalyx., y gran canti- Se establecieron diferentes categorías de acuer-
do al porcentaje de especies pertenecientes a

1.75
Biola y ecosistemas de Gorgona

Tabla 4 .8
Relación de N11 de especies. N11 de géneros. N11 de familias y
nuevos reportes para musgos y hepáticas
Taxa Nll Nv Nv Nuevos
especies acrocárp. pleurocárp. géneros familias reportes

MUSGOS 46 19 27 22 11 9

HEPATICAS 43
CJ ¡·7·1
6 23 11 10

Tabla 4.9
Distribución de las especies de brlófitas según el sustrato

MUSGOS HEPATICAS
Nv Nv
Sustrato especies acrocárp. pleurocárp especies follosas talosas

Troncos 25 13 12 24 24

Base tronco 3 2 1 2 1 1

Suelo 6 1 5 8 4 4

Troncos y 12 3 9 6 4 2
suelo

Epífilas 3 3

Total 46 19 27 43 36 7

176
D. Las brió filas

cada una (Nº spp. 1 Nº total spp. x 100%), y de FamiUa N°de spp % Represen
acuerdo con estos valores, se ordenaron las di- tación
ferentes farrúlias así:
HEPATICAS
LEJEUNEACEAE 17 40 MUY ALTA

PLAGIOCHILACEAE 11 26 ALTA

Familia N° de spp %Represen- LEPIDOZIACEAE 4 9 MEDIA


ANEURACEAE 3 8
tación
MUSGOS PELLIACEAE 2 5
HOOKERIACEAE 9 20 ANTHOCEROTACEAE 1 2
CALYMPERACEAE 9 20 ALTA CALYPOGEIACEAE 1 2
SEMATOPHYLLACEAE 9 20 CEPHAWZIACEAE 1 2 BAJA
JUBULACEAE 1 2
METZGERIACEAE 1 2
LEUCOBRYACEAE 5 11 RADULACEAE 1 2
FISSIDENTAC~AE 4 8.5 MEDIA
ORTHOTRICHACEAE 4 8.5
Se elaboraron gráficos comparativos para la rep-
PTEROBRYACEAE 2 4 resentación de las diferentes farrúlias de musgos
BARTRAMIACEAE 2 2 y hepáticas (Fig. 4.21).
HYPNACEAE 2 2 BAJA Las familias más representativas de musgos
LEUCOMIACEAE 1 2
son: Hookeriaceae, Calymperaceae y ~ )ema­
METEORIACEAE 1 2
tophyllaceae, con un alto grado de repre-
Figura 4.18

Distribución de las especies de briófitas según estratos


Suetrato
T: troncos; BT: base de troncos;
S: Suelo; TS: troncos y suelo;
E:epífilas

%spp
60

50
• musgos acrocárpicos
40
O musgos pleurocárpicos
30
~ hepáticas foliosas
20
11111 hepaticas !alosas

1o

o
T BT S TS E Sustrato

177
Biol• y e<X>Sblemas de Gorgona

Figura 4.19 A

Musgos

A MUSGOS
• Hookeriaceae
8 .00%
O Calymperaceae

1m Sematophllaceae

11111 Leucobryaceae

lillJ Fissidentaceae

~ Orthotrichaceae
20.00%
IDJ Pterobryaceae

~ Bartramiaceae ,
Hypnaceae, Leucomiaceae
20.00% y Meteoriaceae

Figura 4.19 B

Hepáticas

8 HEPATICAS

.... •

§
Lejeuneaceae

Plagiochilaceae

~ Lepidoziaceae

... ···~-. ...................


40 .00% ~ Aneuraceae
~ Pell iacea:e

• 1• . .
............
.....................
•••••••••••••••r~
.....••.....
......
· :::::::~~
,
..:
• Anthocerotaceae,
~!1"- Calypogeiaceae,
Cephaloziaceae,
Jubulaceae,
Metzgeriaceae y
26.00% Radulaceae

178
D. Las briófilas

Figura 4.20

Riqueza de especies de briófitas a lo largo de un gradiente altitudinal

N2 spp
12

1 o • musgos acrocárpicos

8 O musgos pleu rocárpicos

6 wi lejeunaceae

4 111111 jungermann iales

2
[llJ hepáticas talosas

o
0-45 50-70 100 - 150 - 200- 270- n ivel (m )
120 170 220 310

Figura 4.2 1

Cobertura.(%) de briófitos sobre troncos, en los diferentes levantamientos

% Cob.
60

50

40
• MJSGOS
30
0 HEPATICAS
20

1o

o n ivel (m)
40 60 1 20 150 200 270

179
Biola y ecosislemas de Gorgona

sentación (20% para cada una), seguidas por 5. Cobertura


Leucobryaceae, Fissidentaceae y Orthotricha- De acuerdo a la metodología descrita, se hiele.
ceae, con valores de 11, 8,5 y 8,5% respectiva- ron estimativos de cobertura para seis levanta.
mente, que en total corresponden al 88% de las mientes, a niveles altitudinales
especies de musgos. correspondientee a los establecidos para el
cálculo de riqueza de especies (Tabla 4.11 ).
En hepáticas, 40% de las especies corresponden
a Lejeuneaceae, y en segundo lugar se encuen- La reducida cobertura promedio que se presenta
tra Plagiochilaceae (26%); con un 10% Lepido- en el suelo (0,6% para musgos; 0,3% para
ziaceae, y Aneuraceae con 7%, que en su hepáticas) se puede explicar por la abundante
totalidad conforman el 80% de hepáticas. capa de hojarasca que lo cubre casi totalmente
e impide la implantación de las especies (Ran:
Los resultados obtenidos indican que las fami-
gel, 1988), conjuntamente con factores fisico.
lias más representativas encontradas en la isla
químicos limitantes asociados al tipo de suelos,
son principalmente Tropicales. De acuerdo a Ri-
que en este caso corresponden a lnceptisoles,
chards (1984) las briófitas más abundantes en
desaturados en su gran mayoría, y muy ácidos
bosques tropicales corresponden a Lejeunea-
(Chamorro, 1988). Se ha visto que la acidez del
ceae, junto con numerosas especies de Plaglochi-
sustrato es un factor limitante que afecta el cre-
la. En cuanto a musgos se refiere, la familia
cimiento de criptógamas (Barkman, 1958).
Calymperaceae es principalmente tropical, mien-
tras que Hookeriaceae y Sematophyllaceae (así Lo observado en cuanto a la baja cobertura de
como especies de Flssidens), aunque se encuen- briófitas en el suelo, concuerda con lo observa-
tran bien representadas en zonas templadas, do en otras regiones bajas tropicales, con ca-
tienen más especies dentro del trópico que fuera racterísticas similares a esta zona (Delgadillo,
de él. com. pers., 1988), donde las briófitas raramente
(o nunca) crecen en el suelo, como ocurre en
4. Riqueza de especies
muchos tipos de bosques templados (Richards,
Dado el relieve que presenta la isla, se realizó un
1984).
análisis de la ocurrencia de briófitas a lo largo
de un gradiente altitudinal, para establecer si Si asumimos la cobertura de briófitas sobre los
se presenta un efecto topográfico en su distribu- troncos de los árboles, como estimativo de
ción. abundancia, y de acuerdo a los valores obteni-
dos (Tabla 4.11) se observa los siguiente:
Se establecieron seis niveles altitudinales (0-45
m, 50-70 m, 100-120 m, 150-170 m 200-220 Hacia la parte alta de la isla (220-31 O m) una gran
m, y 270-310 m) y se calculó la riqueza de espe- cantidad de hepáticas (c.a. 50% de cobertura), ron
cies para cada nivel (Nº spp. 1 nivel) de acuerdo predominio de especies de PlagiochUa, Bazzanla y
a los resultados presentados por las Tablas de en menor cantidad Lejeuneaceae; la proporción de
presencia (Tabla 4.10). musgos es muy baja (c.a. 5%) representados por
especies de Syrrhopodon y Fissidens.
Aunque en general la distribución es homogénea
(sin diferencias marcadas en el número de espe- En las partes baja y media (0-200 m) la situación
cies en los distintos niveles), se observa un es muy diferente, presentándose valores de cober-
comportamiento diferencial en la riqueza de es- tura homogéneos con promedios de c.a. 20% para
pecies para las partes baja, media y alta de la musgos, y 25% para hepáticas (Tabla 5.5 y Flg.
isla. 5.4. En esta zona se encuentran principalmente
Hacia la parte baja (0-70 m) se encuentran más especies de Lejeuneaceae (Thysananthus, Symble-
especies de musgos que para las partes media y zidium, Luteolejeunea Stictoleyeunea) para hepáti·
alta (100-310 m). El número de especies de cas, y Calymperaceae, Fissidentaceae y
hepáticas es mayor en los niveles 11 y VI (50-70; Sematophyllaceae para musgos.
270-310 m) con respecto a los demás, donde los Estos resultados, junto con lo observado para la
valores son muy homogéneos. riqueza de especies (Fig. 4.20) permiten afirmar
En la parte alta de la isla (31 O m) el número de que existe una diferenciacion altitudinal en la
hepáticas es mucho mayor que el valor para distribución de las briófitas de la isla, situación
musgos (23 especies de hepáticas; 11 especies que concuerda con el análisis de Rangel (op.cit.)
de musgos), diferencia que no es tan marcada en cuanto a este mismo aspecto para la vegeta·
en los niveles medio y bajo (Fig. 4.20) ción superior se refiere, con dos asociaciones es-
tablecidas preferentemente en las partes baja y

180
r

D. Las briófilas

Tabla 4.10
Riqueza de especies de briofitas a lo largo de un gradiente altitudinal
MUSGOS HEPATICAS
Nivel Altitud NI! NI!
(m) especies acrocá:rp. pleurocárp. especies lejeunaceae jtmger- talosas
mann.

1 0-45 21 9 12 15 8 5 2
11 50-70 23 12 11 19 8 9 2
111 100-120 16 8 8 14 7 6 1
IV 150-170 16 8 8 17 9 4 4
V 200-220 17 9 7 11 5 6
VI 270-310 11 8 3 23 10 9 4

Tabla 4. 11

Valores de Cobertura(%) de briofitas sobre troncos y suelo,


en seis levantamientos a diferentes altitudes
Altitud (m) 40 60 120 150 200 270

MUSGOS 23 0,5 18 1,3 14 0,4 22 1 4 0,3 5 0,2

HEPATICAS 19 0,3 25 0,4 26 0,8 2 0,2 52 0,1 45 0,2

T S T S T S T S T S T S

T: cobertura (%) sobre troncos ; S: cobertura (% ) sobre suelo

media de la isla (40-200 m) y otra en la parte al- zona, que al encontrar la barrera de la vegeta-
ta (220-300 m). La diferente composición ción, mantiene niveles altos de humedad favora-
florística de la vegetación superior conduce a di- bles para su establecimiento.
ferencias en el microclima, el cual determina en
Aparentemente esto estaría en contra de la idea
gran parte el habitat donde se establece la vege-
expresada por Barkman (op.dt.) respecto a que,
tación criptogámica (Barkman, 1958), por lo que
especies con "hojas delgadas, complanadas y
se espera que comunidades diferentes de fa-
con células totalmente llenas de cloroplastos"
nerógamas presenten una composición crip-
(características de las hepáticas) están adapta-
togámica distinta.
das a intensidades débiles de luz (especies "skio-
La mayor abundancia de hepáticas follosas se fitas"). Sin embargo, el mismo autor s ubraya la
encontró hacia la parte alta de la isla (Fig. 4 .20) importancia de la humedad para la existencia de
donde los valores de iluminación relativa obser- estas especies, anotando la relación entre la in-
vados fueron los más altos. tensidad lumínica, la temperatura y la evapora-
ción. Por lo anterior, sería más apropiado
La presencia de estas especies se explicaría por
considerar a estas hepáticas simplemente como
la permanente acumulación de nubes en esta
especies "higrófitas".

181
Biola y ecosislemas de Gorgona

TRATAMIENTO TAXONOMICO
CLAVE PARA LOS GENEROS DE MUSGOS

1. Gametofitos blanquecinos, rosa o púrpura; hojas con dos tipos


de células (en corte transversal): unas grandes hialinas (leucocistes),
y otras pequeñas y verdes (clorocistes) .... ........ ... .... ................................................................ 2
1' Gametofitos de varios colores, desde amarillo a verde; hojas con uno
o más tipos de células (en corte transversal) pero no con
clorocistes y leucocistes ... ....... ...... .. ...... ... ................ ............................................ .......... .... ....3
2. Hojas subtubulosas arriba, flexuosas, lineares.
Clorocistes cuadrangulares ..... .. ............. ......... .................. .... ...... ...... ...... .Leucobryunt
2'.Hojas liguladas hacia arriba, planas, no flexuosas.
Clorocistes triangulares ... ... ....... .................................................. ............Octoblepharum
3. Hojas uninervias, enervias o con el nervio corto bifurcado
restringido a la base ................................... .. ..... ....... ... .. ............................... .. .......... .............4
3' Hojas binervias, los nervios alcanzan la mitad de la hoja ......................... CLAVE A
4. Hojas uninervias ......... .......................... ........................ .............. .............CLAVE B
4' Hojas enervias o con el nervio corto bifurcado, restringido a la base ......... CLAVE C

CLAVE A: Musgo. con hoju Binerviu


l . Hojas con células lineares u oblongo-lineares ........................................................................ 2
1' Hojas con células oval-hexagonales hasta romboidales .................................................. .. ...... 3
2. Gametofitos regularmente pinnados, hojas ovadas \ subobtusas,
margen finamente aserrado hacia el ápice, nervios terminando
en una proyección. Células lineares, sigmoides, papilosas.... .. .................. Calllcosta
2' Gametofltos pinnados o irregularmente ramificados, hojas
ovado-lanceoladas, márgenes dentados hacia el ápice, nervios dentados.
Células oblongo-lineares ................... ,, ..................................... .... .......... Hookerlopsls
3. Gametofitos irregularmente ramificados, hojas acuminadas, dimórficas,
las mediales adpresas al tallo y simétricas; las laterales más grandes
y asimétricas. Células romboidales ................................ .. .................. ......Lepidopllwn
3' Gametofitos irregularmente ramificados, hojas oblongas hasta
liguladas, márgenes aserrados hacia el ápice, nervios divergiendo desde
la base y convergiendo en la parte superior. Células oval-hexagonales ..... Calllcostella

CLAVE B: Musgos con Hojas Uninervias


l. Hojas dísticas, lámina d e la hoja conduplicada abajo .......................... .. ... Fissidens
1' Hojas no dísticas,~ lámina no conduplicada ....... ............ - ........................ ............... ...... ........... 2
2. Musgos acrocárpicos .......... ............. .......... ......................................... .. .. ..................... ...........3
2' Musgos pleurocárpicos ........... .. ... .. .......... .. ....... ...................................................... ....·...........5
3 . Células basales hinchadas e hialinas, diferentes de las de la
lámina superior, más pequeñas .................................... ....... ............................. .............. .. ..... 4
3' Células basales no hinchadas ni hialinas. Células de la lámina
elongadas, rectangulares o romboidales. Nervio robusto......................................................... 9
4. Hojas con un grupo de células intramarginales alargadas (teniola)
en la región de los hombros, o con células elongadas transversalmente
en la lámina superior hacia arriba ................ ................ .. ...... .. .................Calymperes
4' Hojas sin teniola, ni células de la lámina superior elongadas
transversalmente ............. ...... ...... ........................ .... ........... ................ .... .Syrrhopodon
5. Hojas con células superiores redondeadas o subcuadradas,
elongadas y trabeculadas hacia la base (con una gran papila hacia
los extremos de las células) .............................. ... .......... .-......................... .Macromitrlwn

182
D. Las briófitas

5. Hojas no como arriba .. ................... ...... ............................................................ .. ....... ...... ..... .6


6 . Hojas dispuestas en hileras definidas .... ........... .......................... ...... ... ............................ ...... 7
6. Hojas no dispuestas en hileras definidas .. ..... .. .................._. ......................... :................ ......... 8
7. aametofitos péndulos, irregularmente ramificados, hojas en 5 hileras
helicoidales, margen entero. Células alares en un grupo triangular .... ..... Orthostlchopsis
7' Qametofitos dendroides, hojas en 3 hileras, margen aserrado
hacia el"ápice, sin células alares distintas ....... ..... ..... ......... .......... ............ Plreella
8. Hojas obtusas, nervio robusto percurrente. Células isodiamétricas
hacia arriba y ovales hacia la base, borde de células elongadas
en la parte irúerior .... ......... .. ..... .. ..................... ... ... .. ... .. .. ... .. ... .......... .. .... .Groutlella
s·.Hojas ovadas, cardadas hacia la base, acuminadas, nervio robusto,
sin células marginales elongadas .... .. ........................ .... .. .......... .............. .Zelometeorlum
9. Hojas lanceoladas triangulares, márgenes fuertemente aserrados,
células cuadrangulares, elongadas, con una papila grande
hacia los extremos ... .. .... .................... .. ............ ... ...... ... ........ ............... ..... Phllonotis
9' Hojas ovado-lanceoladas, márgenes subenteros a aserrados,
células elongadas romboidales o pequeñas e irregulares,
lisas o finamente papUosas ........................................................... .. ........ ......... ................... .. 1O
lO.Apice acuminado, células elongadas, romboidales hacia arriba;
hacia la base rectangulares subiendo hacia los márgenes ........................ Bryum
lO'Apice obtuso acUflllnado, células pequeñas e irregulares hacia arriba,
finamente papUosas; hacia la base rectangulares pero subiendo
hacia los bordes frecuentemente con propágulos en los ejes foliares ...... Hyophlla

CLAVE C: Musgoe con Hojas Enervlas o con el nervio corto y bifurcado confinado a la base
l. Células lisas .............. ........................ .... .................................... ...... ............ .. ....................... 2
1' Células papUosas.......... ... ... ....... .. .......... ..... ... ......................... ..... ............ .. ............. ... .. ...... .... 6
2. Hojas con células alares diferenciadas ...... ....... ...... ....... ................. ... .. ........................ .... ....... 3
2' Hojas con células alares diferenciadas, ovado-anceoladas.
Células de la lámina largas y laxas ...... ......................... ... ........................ Leucomlum
3. Hojas con nervio bifurcado incospícuo, confinado a la base,
pocas células alares, subcuadradas. Células de la lámina lineares ........... lsopterygium
3' Hojas enervias, células alares infiadas o subcuadradas y
en ese caso con cápsulas rectas ............. ... .......... ........ ... .. ....... ....... .. ... .... ... .................. ..... ..... 4
4. Hojas ovado lanceoladas con márgenes enteros, subtubulosas.
Gametofitos reptantes, ramas numerosas, suberectas,
densamente foliadas .......... ........................ ........ ... ...... ... .... ...... .. .... .. .. ......Acroporlum
4' Hojas con márgenes enteros a dentados pero no subtubulosas .............................................. 5
5. Gametofitos pequeñísimos (), postrados, ramas cortas,
hojas estrechamente lanceoladas y acuminadas, ligeramente cóncavas:
Márgenes finamente denticulados. Cápsulas rectas ....... ...... .......... .......... Pterogonldiwn
5' Gametofitos hasta 3-4 cm, ramas horizontales usualmente
ampliamente extendidas. Hojas ovadas delicadamente acuminadas,
cóncavas. Cápsulas más o menos inclinadas ......................... .......... .. ...... Sematophyllum
6. Células pluripapilosas, las papilas en una hilera sobre los lúmenes
de las células, células alares distintas .............................................. ... .... Taxlthelium
6' Células unipapUosas ........................................ .. .................... ..... .. ............. ..... .... .................. 7
7. Hojas con márgenes dentados hacia el ápice, células elongadas,
células alares grandes e infiadas.............. .. .. .. ... ..... ... .. ..... ..... ........ .......... .Trlchosteleum
7' Hojas con márgenes enteros, subtubulosas, células lineares,
papilas hacia el ápice únicamente. Células alares distintas ...... ................ Acroporlum

183
Biola y ecoslslemas de Gorgona

FISSIDENTACEAE Schlmp. CALYMPERACEAE Kindb.


Fissidens Hedw. Calymperes Sw. in Web.
Acrocárpicos. Hojas imbricadas dispuestas en
Acrocárpicas, gametofitos simples, hojas dis- todas direcciones, ensanchadas hacia la base
puestas en dos hileras en un solo plano, condu-
formando un par de hombros (lámina inferior).
plicadas hacia la base. Uninervias, costa fuerte, La lámina superior generalmente linear o lan.
excurrente. Células en general isodiamétricas, ceolada. Márgenes usualmente engrosados y se.
algunas veces elongadas hacia los márgenes for- rrados. Uninervias, costa fuerte. Células hacia la
mando un borde. base muy largas y claras (cancelline) cambiando
Fisstdens dtplodus Mitt. abruptamente hacia la parte superior con célu-
Rudas y Agutrre, 301; Santana et al., 808 (COL) las pequeñas, lisas o papilosas. Presenta gene-
F. gutanensis Mont. ralmente una banda marginal o intramargtnal
Rudas y Aguirre, 214 (COL) de células elongadas (teniola) que se extiende a
F. prtonodes Mont. (Figura 4 .22) través de los hombros hacia la lámina superior.
Rudas y Aguirre, 124, 150, 153, 161, 182, 185,
Calymperes erosum C.M.
223, 247, 343; Agut.rre y Rudas, 6736, 6759
Rudas y Aguirre, 077, 113, 120; Santana et al.,
(COL).
760 (COL).
F. zolltngert Mont.
C. gutldtngtl Hook. & Grev. (Fig. 4.25).
Rudas y Aguirre, 114 (COL).
Rudas y Aguirre, 219, 237; Santana et al., 804
LEUCOBRYACEAE Schlmp. (COL).
C. lonchophyUum Schwaegr.
Leucobryum Hampe Rudas y Aguirre, 166; Agutrre y Rudas, 67 48
Gametofitos verde blanquecinos, acrocárpicos, (COL).
con ramificación simple, hojas fuertemente im- C. rtchardll C.M.
bricadas; base de las hojas elíptica-ovadas con Rudas y Agutrre, 061; Santana et al., 828 (COL).
un borde hialino (hileras de células elongadas) Syrrhopodon Schwaegr.
que forman la base, adelgazándose (hasta más o Acrocárpicos, gametofitos generalmente ramifi-
menos una forma subtubulosa) hacia la parte de cados, hojas imbricadas dispuestas en todas di-
arriba, conformando la costa. recciones, ensanchadas hacia la base formando
Costa en sección transversal con una capa de un par de hombros (lámina inferior). La lámina
células de clorocistes rectangulares y con una o superior lanceolada o ligulada, con márgenes
más capas de leucocistes. Células elongadas, li- generalmente engrosados y dentados. Uniner-
sas, muy porosas. vias, costa fuerte. Células hacia la base muy lar-
gas y claras (cancelline) cambiando hacia la
Leucobryum marttanum (Hornsch.) Hampe ex parte superior con células pequeñas, lisas o pa-
C.M. (Fig. 4.23) pilosas. No presentan "teniola".
Rudas y Aguirre, 116, 274, 311; Santana et al.,
642, 665, 696, 724, 788, 831, 868 (COL). Syrrhopodon tncompletus Schwaegr.
Rudas y Aguirre, 100, 138, 151. 154, 169, 173,
Octoblepharum Hedw. 174, 215, 234; Santana et al. , 661, 723, 726,
Gametofitos verde blanquecinos o rojizos, 836 ; Aguirre y Rudas, 6781 (COL).
acrocárpicos. Hojas extendidas, con una costa S. leprteurtt Mont.
ligulada desde la base ovada de la hoja. Costa Aguirre y Rudas, 6778 (COL).
en sección transversal con clorocisfes triangula- S. lycopodtotdes (Brid.) C.M.
res, y con una o mas capas de leucocistes. Santana et al., 704A, 709 (COL).
Octoblepharum albtdum Hedw. S. prolifer Schwaegr.
Rudas y Agutrre, 279; Santana et al., 829 (COL) Rudas y Aguirre, 165, 179, 195, 295, 341; San-
O. cocutense Mitt. tana et al., 688, 798, 809, 823, 827, 851, 858,
Santana et al., 680, 789 (COL). 873, 877; Agutrre y Rudas, 6734, 6738, 6761,
O. pelluctdum C.M. 6789 (COL).
Aguirre y Rudas, 6755 (COL). S. rtgtdus Hook. y Grev. (Fig. 4.26)
O. pulvlnatum (Dozy et Molk) Mitt. (Fig. 4.24) Rudas y Aguirre, 165, 179, 195, 295, 341; San-
Rudas y Agutrre, 209; Santana et al., 670, 793, tana et al. , 688, 798, 809, 823, 827, 851, 858,
796, 875 (COL) 873, 877; Aguirre y Rudas, 6734, 6738, 6761,
6789 (COL).

184
D. Las briófitas

Figura 4.22

Fissidens Prionodes
A. hoja; B. base de la hoja; C. ápice


Figura 4.23

Leucobryum martianum
A. hoja; B. céls. en corte transversal; C. clorocistes
(Tomado de Santana et. al., 724 (COL))

e
~

+--___._ 1
200¡¡

185
Biota y ecosistemas de Gorgona

Figura 4.24
Octoblepharum pulvinatum
A. hoja; B. céls. en corte transversal; C . céls. apicales
(Tomado de Santana et. al., 796 (COL))

)
Figura 4.25

Calymperes guildingii
A. hoja; B. céls. a nivel de los hombros; C. ápice
(Tomado de Rudas y Aguirre, 219 (COL))

.J
1 B
1
1
1
1 1
1
1 .:

186
D. Las briófitas

POTTIACEAE Schimp. Macromitrtum Brid.


Gametofitos generalmente oscuros (excepto por
Hyophila Brid. los jóvenes, verde brillantes). Pleurocárpicos,
aametofitos acrocárpicos, pequeños. Hojas tallos primarios rastreros, secundarios más o
oblongas, elípticas, liguladas, anchas en la parte menos erectos. Hojas apretadas, generalmente
media o más arriba, sin borde de células dife- crispadas, lineo lanceoladas a liguladas. Costa
rentes. UnineJVias, células papilosas-mamilosas. más o menos fuerte. Células en la parte supe-
Cápsula sin peristoma rior redondeadas, subcuadradas o elongadas;
hacia la base muy delgadas y elongadas, con
Hyophlla inuoluta (Hook.) Jaeg. y Sauerb.
una gran papila.
Rudas y Aguirre, 349, 351 (COL).
Macromttrtum ctrrosum (Hedw.) Brid.
BRYACEAE Schwaegr. Santana et al.", 610 (COL).
Bryum Hcdw. M. cf. perlchaetlale
' Santanaetal., 749 (COL).
Gametofitos pequeños, acrocárpicos, hojas ova-
das hasta ovado-lanceoladas, algo cóncavas,
PTEROBRYACEAE Kindb.
márgenes enteros o serrados, algunas veces bor-
deadas por células delgadas. Costa subpercu- Orlhostlchopsis Broth.
rrente hasta corto excurrente. Celulas lisas, las Gametofitos péndulos, pleurocárpicos. Tallos
de la parte superior de la lámina romboidades. irregularmente ramificados. Hojas dispuestas
Seta elongada, cápsula cilíndrica, péndula. Ca- en 5 lúleras helicoidales. Márgenes enteros. Uni-
liptra cuculada. nervias, nervio alcanz~do arriba de la parte
media de la hoja. Células laminares lisas. Célu-
Bryum cruegerl Hampe ex C. M.
las alares en grupos triangulares.
Rudas y Aguirre, 350 (COL).
Sobre ramas y troncos, en lugares húmedos y
BARTRAMIACEAE Schwaegr. sombreados.
Philonotis Brid. Orthosttchopsls tetragona (Hedw.) Broth. (Fig.
Gametofitos dorados, generalmente oscuros 4.29)
hacia la base, acrocárpicos, hojas imbricadas, Rudas y Aguirre, 260, 306; Santana et al., 714
adpresas al tallo, algunas veces falcadas. Hojas (COL).
usualmente triangular-lanceoladas. Costa fuer-
te. Células elongadas-rectangulares. Hacia la Pireella Card.
base más cortas y anchas, algunas veces cua- Gametofitos pleurocárpicos, dendroides; tallos
dradas. Mamilas proyectándose hacia los extre- secundarios erectos de una base rastrera. Hojas
mos especialmente en la superficie ventral. dispuestas en tres lúleras, lanceoladas, plica-
das. Margen serrado hacia el ápice. Uninervias,
Philonotis unctnata (Schwaegr.) Brid. (Fig. 4.27) alcanzando arriba de la parte media de la hoja.
Rudas y Aguirre, 121, 164a (COL). Células lineares, lisas sin diferenciación en célu-
las basales.
ORTHOTRICHACEAE Amott
Pireella angustlfolla (C.M.) Arzeni
Groutlella Steere
Rudas y Aguirre, 212 (COL).
Gametofitos de color ve¡;de apagado, pleu-
rocárpicos. Tallos primarios rastreros, secunda- METEORIACEAE Kindb.
rios usualmente erectos. Hojas
lineo-lanceoladas, obtusas. Costa fuerte. Células Zelometeorium
isodiamétricas en la parte superior; hacia la ba- Gametofltos verde brillante, pleurocárpicos. Ta-
se usualmente ovales. Hacia el margen de la ba- llos primarios postrados, secundarios erectos,
se, algunas lúleras de células tongadas forman con ramificación irregular. Hojas ovadas, car-
un borde. dadas hacia la base, acuminadas. Uninervias,
alcanzando más de la mitad de la hoja. Células
Groutlella aplculata (Hook.) Crum & Steere (Fig. lineares, lisas. Basalmente más cortas, pero no
4.28) conspicuamente diferenciadas. Margen denticu-
Rudas y Aguirre, 062 (COL). lado en la parte superior.
G. obtusa (Mitt.) Florsch. ·
Rudas y Aguirre, 140 (COL). Zelometeorium patens (Hook.) Manuel (Fig. 4.30)
Rudas y Aguirre, 261 (COL)

187
Biola y ecosistema• de Gorgona

Figura 4.26

Syrrhopodon rigidus
A. hoja; B. céls. a nivel de los homvbros; C. margen superior; D. ápice
(Tomado de Rudas y Agutrre, 341 (COL))

Figura 4.27

Phllonotis uncinata
A. hoja; B. céls. de la lánúna; C. céls. de la base; D. ápice
(Tomado de Rudas y Aguirre, 164a (COL))

o
L
.J L

188
D . Las briólilas

Figura 4.28

Groutlella apiculata
A. hoja; B. céls de la base; C. céls. de la lámina; D. ápice
(Tomado de Rudas y Aguirre, 062 (COL))

L~ \

1mm

Figura 4.29

Orthostlchopsis tetragona
A. hoja; B. céls. de la región alar; C. céls. de la lámina
(Tomado de Santana et. al., 714 (COL))

lm m

189
Biola y ecosislemas de Gorgona

HOOKERIACEAE Schimp.(sensu Iitto) 1 Lepldopllum (Brid.) Brid.


Gametofitos pleurocárpicos, rastreros o procum.
Callicosta C.M.
bentes, irregularmente ramificados; ramas pos.
Gametofltos pleurocárpicos, tallos primarios
tradas o suberectas. Ramificación simple. Hojas
reptantes, secundarios erectos o péndulos. Ho-
usualmente complanadas, dimórficas; las me.
jas ovadas con dos nervios que alcanzan la parte
diales adpresas al tallo, subsimétrtcas, las late.
superior de la hoja. Apice agudo a subobtuso.
rales extendidas, grandes, asimétricas (algunas
Margen fmamente serrado hacia el ápice. Costa
veces falcadas). Apice agudo, generalmente se.
divergiendo desde la base, paralelas hacia arri-
rrado en la parte superior. Costa doble, corta 0
ba, lisas o con pocos dientes en la parte supe-
llegando más allá de la parte media de la hoja.
rior, terminando en una proyección. Células
Células lisas.
lisas o papilosas en la parte terminal, oblongo li-
neares. Lepldopllum cf. haploclllatum (C.M.) Par.
Santana et al., 624, 630, 767 (COL).
Callicosta btplnnata (Schwaegr.) C.M. (Fig: 4.3l
L. surlnamense C.M. (Fig. 4.33)
Rudas y Aguirre, 262 (COL).
Rudas y Aguirre, 286, 298, 304 (COL).
Calllcostella (C.M.) Mitt nom. cons ..
Schlzomltrlum B.S.G.
Gametofitos pleurocárpicos, tallos y ramas pos-
tradas. Hojas complanadas, oblongas hasta ligu- Gametofitas pleurocárpicas, tallos y ramas pos-
ladas, no bordeadas. Apice truncado o tradas. Hojas complanadas, oblongas hasta ligu.
redondeado, obtuso y apiculado o corto-acumi- ladas, no bordeadas. Apice truncado o
nado (en hojas ventrales generalmente agudo). redondeado, obtuso y apiculado o corto-acumi-
Margen serrulado a aserrado en la parte supe- nado (en hojas ventrales generalmente agudo).
rior. Costa doble, divergiendo desde· la base y Margen serrulado a aserrado en la parte supe-
generalmente convergiendo hac ia arriba, alcan- rior. Costa doble, divergiendo desde la base y ge-
zando la parte superior de la hoja. Células iso- neralmente convergiendo hacia arriba,
diamétricas a ovales en la parte superior, lisas o alcanzando la parte superior de la hoja. Células
unipapilosas (papilas sobre los lúmenes). isodiamétricas a ovales en la parte superior, li-
sas o unipapilosas (papilas sobre los lúmenes).
Callicostella colomblca R.S. Williams
Rudas Y. Aguirre, 122, 160 (COL). Especies encontradas:
C. palllda (Hornsch.) Angstr. Schlzomltrium colomblcum
Rudas y Aguirre, 123, 147, 156, 162, 305, 312 (=Callicostella colomblca R.S. Williams)
(COL). Rudas y Aguirre, 122, 160 (COL)
S. Pallldum (Hornsch.) Crum y Anderson (Fig.
Hookerlopsls (Besch.) Jaeg.
4.34)
Gametofitos pleurocárpicos, postrados, irregu-
Rudas y Aguirre, 123, 147, 156, 162, 305, 312
larmente ramificados o pinnados. Hojas del tallo
(COL)
con ramas complanadas, no diferenciadas.
Márgenes serrados o dentados en la parte supe- Lepidopilum sp.
rior, algunas veces con dientes dobles. Costa Santana et al., 646, 648, 686 (COL),
doble, alcanza la parte superior de la hoja. Célu-
las hexagonales a lineares, lisas o papilosas en LEUCOMIACEAE
la parte terminal. Leucomlum Mitt.
Hookerlopsls cf. dillusa (Wils.) Jaeg. (Fig. 4.32) Gametofitos pleurocárpicos, postrados, irregu·
Rudas y Aguirre, 207; Santana et al., 605, 778, larmente ramificados. Hojas ovado-lanceoladas,
779, 820; Aguirre y Rudas, 6751 (COL). gradualmente subuladas o filiformes, acumina·
H . dlmorpha (C.M.) Broth. das. Ecostadas. Células largas, laxas y lisas.
Aguirre y Rudas, 6782 (COL)
Hookerlopsls sp. Leucomlum compressum Mitt. (Fig. 4.35)
Rudas y Aguirre, 313, 3 14, 348, 348A; Santa- Rudas y Aguirre, 177; Santana et al., 822, 842;
na et al., 706; Aguirre y Rudas, 6783a (COL). Aguirre y Rudas, 6771b (COL).

SEMATOPHYLLACEAE
1 Un acuerdo general sobre e l rango de los ta-
Acroporlum Mltt.
xa pertenecientes al orden Hookerlales no
existe. (MUler. 1971; Crosby, 1974; Buck, Gametofltos pleurocárpicos, ramas numerosas,
1987).
suberectas. Densamente foliados. Hojas erectas.

190
D . Las briófilas

Figura 4 .30

Zelometeorium patens
A. hqja; B. céls. de la lámina
(Tomado de Rudas y Aguirre, 261 (COL))

Figura 4 .31

Callicosta bipfnnata
A. hojas; B. parte superior de la hoja; C. céls. de la lámina
(Tomado de Rudas y Aguirre 262 (COL))

O.S
mm A

191
Biota y ecosistemas de Gorgona

Figura 4.32

Hookeriopsis difussa
A. hoja; B. ápice; C. céls. de la hoja
(Tomado de Rudas y Agutrre, 207 (COL))
9

Figura 4.33
Lepidopilum surinam.ense
A. hoja; B. céls. de la parte superior de la hoja; C. céls. de la base
(Tomado de Rudas y Aguirre, 298 (COL))

[
50~

J.Smm

192
D. Las briófitas

Figura 4.34

Schlzomitrlum pallldum
A. hoja; B. ápice; C. céls. de la hoja
(Tomado de Rudas y Agutrre, 305 (COL))

~L
L,
A

Figura 4.35

Leucomium compressum
A. hojas; B. céls. de la hoja
(Tonudo de Santana et. al .• 750a (COL))

100J,J
A

193
Biota y ecosistemas d~ Gorgona

extendidas, ovado-lanceoladas, acuqlinadas, su- hileras mediales más pequeñs, adpresas alta.
benteras. Ecostadas. Células lineares, lisas. llo. Ecostadas. Células lineares, pluripapilosas
Grupo de células alares conspicuo. Márgenes in- papilas uniseriadas. Células alares diferencia:
volutas. das.
Acroporlum. aff. punctuliferum (Thwait & Mitt) Fl. Taxtthellum planum (Brid.) Mitt. (Fig. 4.39)
Santana et al., 600 (COL) Rudas y Aguirre, 079, 082, 102, 108, 146, 159,
A. pungens (Hedw.) Broth. (Fig. 4.36) 202, 224, 246a; Santana et al., 759, 840, 850;
Rudas y Aguirre, 332 (COL) Aguirre & Rudas, 6741, 6743 (COL).
T. plurlpunctatum (Ren. & Card.) Buck
Pterogonldium
Rudas & Aguirre, 129, 130, 132, 155 (COL).
Gametofitos pleurocárpicos, postrados, con ra-
mas cortas. Hojas erecto-extendidas, hasta am- Trlchosteleum Mitt.
pliamente extendidas, estrechamente
Gametofitos pleurocárpicos, tallos ascendentes,
lanceoladas, acuminadas, ligeramente cóncavas,
irregularmente ramificados. Hojas ovado-lan-
márgenes planos, con diminutos dientes hacia
ceoladas, usualmente dentadas hacia el ápice.
el ápice. Ecostadas. Células lineares, lisas, célu-
Ecostadas. Células elongadas, unipapilosas, pa-
las alares algo numerosas, cuadradas en 3-4 hi-
pilas sobre los lúmenes de las células. Células
leras en los ángulos basales.
alares grandes e infladas.
Pterogonldlum pulchellum (Hook.) C.M. (Fig.
Trlchosteleum aff. arrectum (Mitt.) Jaeg.
4.37)
Aguirre & Rudas, 67 44, 6788 (COL).
Rudas y Aguirre, 293 (COL)
T. paplllosum (Homsch.) Jaeg. (Fig. 4.40)
Sematophyllum Mitt. Rudas y Aguirre, 101; Santana et al., 750b,
761, 871; Aguirre y Rudas, 6739, 6777la,
Gametofitos pleurocárpicos, ramas horizontales
6783b (COL).. ,
usualmente extendidas (algunas veces compla-
nadas). Hojas de los tallos erecto extendidas, T. sentosum (Sull.) Jaeg.
ovadas, delicadamente acuminadas, cóncavas, Rudas y Aguirre, 097, 232, 795 (COL).
enteras. Hojas de las ramas más pequeñas.
Ecostadas. Células lineares. Células alares de 4- HYPNACEAE
5, infladas, de color más oscuro. lsopteryglum Mitt.
Sematophyllum subslmplex (Hedw.) Mitt. (Fig. Gametofitos amarillo-verdosos, pleurocárpicos,
4.38) irregularmente ramificados. Hojas más o menos
Rudas y Aguirre, 117, 239, 245, 246, 275 ; complanadas, usualmente erecto-extendidas,
Santana et al., 783, 812; Aguirre y Rudas, acuminadas. Costa corta, doble o ausente.
6732,6742a,6746,6777(COL) Células lineares, li~s. Células alares subcua-
Taxlthellum Spruce dradas, algunas veces escasas.
Gametofitos pleurocárpicos, tallos e rectos, sub- lsopterygtum tenerum (Hedw.) Mitt. (Fig. 4.41)
pinnados, complanados, oliados. Hojas ovadas, Rudas y Aguirre, 287 (COL).
cóncavas, errladas. Hileras late rales extendidas,

194
D. Las briófitas

CLAVE PARA LOS GENEROS DE HEPATICAS

¡, Hepáticas Follosas ......................................................................... ... ...... .CLAVE A


¡·.Hepáticas Talosas ..... .. ........................................................................... ..CLAVE B

cLAVE A: Hepáticas Follosas


1. Gametofi tos con hojas b ilobadas ......................................... .. ..................CLAVE 1
r .Gametofitos con hojas no bilobadas .... .................... ........ ........ ............ .....CLAVE 11

CLAVE 1: Hepáticas follosas con hojas bllobadu


1. Gametofitos con anfigastros ................................................................... ................................ 2
1'.Gametofitos sin anfigastros............................. .. ..... ....... ... ...... ............... ...Radula
2. Gametofitos pardo-rojizos, anfigastros bífidos; lóbulo ventral inflado
unido al dorsal por pocas células a veces con estructuras
adicionales (stylo) ..... .. .................... .. .... ................................. ......... ... .... . .Frullania
2'.Gametofitos verdes (ocasionalmente de coloración oscura),
con anfigastros enteros o divididos; lóbulo ventral generalmente inflado,
unido al lóbulo dorsal por una quilla ................................................. .. .... .. ...... ...................... 3
3. Anfigastros enteros ......... ................. ......... .... .......................................... .. .. ........ .......... ........ 4
....... ......... ..... .... ......... ......... ............................... .' ...... ................ {Lejeuneaceae"Holostipae")
3'.Anfigastros bífidos .... .. ..... ... .. ..... .. .. ... .......... .. .... ............................... ...... .Lejeuneaceae
.... ..................... ............ .......................................... ............... ."Schizostipae"(Lejeuneoideae)
4. Márgenes de las hojas y anfigastros fuertemente aserrados,
hojas falcadas, frecuentemente convexas, ramificación pinnada,
con ramas cortas desarrollándose en un solo plano
(con apariencia de helechos) ....... ........................ .............. .. .................... .Thysananthus
4'.Márger;¡es de las hojas enteros o finamente dentados, anfigastros
enteros, hojas ovadas liguladas, ramificación irregular a pinnada ............. ............ ............ ..... 5
5. Plantas de color oscuro, hojas fuertemente imbricadas,
ovado-liguladas, tendiendo a ser convexas a lo lardo del margen dorsal
y cóncavas hacia el ventral. Anfigastro grande con la inserción
en el tallo fuertemente arqueada ......... .......... ................................. ...... ........ ..... .............. ...... .6
5'.Plantas no oscuras, hojas imbricadas a laxamente imbricadas;
ovadas a oblongas, pero no convexas, inserción del anfigastro o curvada
pero no fuertemente arqueada ................... ....................................... ... ................................... 7
6. Margen apical de la hoja finamente dentado; lóbulo ventral
normalmente con el margen libre ......................... .................................... Marchesinia
6. Márgenes de las hojas ligeramente crenulado o con
algunos dientes unicelulares, papila hialina proximal,
anfigastros reniformes ............................. ................. .. ... ...... ... .... .. .......... .Luteolejeunea
7. Márgenes de las hojas enteros, papila desplazada hacia
la superficie interna del lóbulo, anfigastros redondeados .... ..................... Stictolejeunea
7'.Gametofitos sin ocelli ... ......................................... :............................................ .... .... .. .......... 8
8. Papila hialina proximal, periantio con 5 "quillas" ..................................... Archilejeunea
8'.Papila hialina distal, periantio inflado y sin "quillas" .......... .. ........... .. ....... Omphalanthus

Clave 11: Hepáticas Follosas con hojas no bllobadas


l. Gametofitos con anfigastros ...... ................................................. ... ......................................... 2
l'.Garnetofitos sin anfigastros... ..... .... .... ............................. . ........................ .......................... .. .. 3
2. Garnetofitos grandes, hojas lanceoladas, ápice fuertemente dentado.
Anfigastro ovado, con el margen superior dentado o crenulado ..... ... .... Bazzania
2' .Garnetofitos pequeños, hojas oblongas, ápice cortamente bífido.

195
Biola y ecosistemas de Gorgona

Anfigastro bisbífico .... ................ ...... ......................................... ............ ...Calypogela


3 . Gametofltos robustos, hojas con el margen dorsal recurvado y
el ventral plano, dentadas; inserción de la hoja en el tallo
fuertemente decurrente .......... ......... .................. .................. ...... ............ .. Plaglochlla
3' .Gametofitos delicados, hojas ovadas, margen entero o bífido
pero no dentado, inserción de la hoja en el tallo oblicua ............. ......... · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · .4
4. Hojas orbiculares a ovadas, margen entero con el ápice ancho,
retuso o truncado; rizoides presentes a lo largo del tallo .......................... Alloblellopsis
4'.Hojas ovadas, cortamente bífidas a bífidas; rizoides
agrupados en fascículos .............................................. ... .......... ............ ...Zoopsldella

CLAVE B. Hepátlcu Talosae


l. Gametofito con cámaras ventrales conteniendo colonias
de Nostoc. Presencia de estomas o poros en las superficies
(por lo menos la ventral). Arquegonios inmersos en el talo,
no pedunculados. Dehiscencia de la cápsula a lo largo de dos líneas
longitudinales, originando dos valvas ................ ... ...... ... .................. ...... ..Anthocerotaceae
l '.Gametofito sin cámaras ventrales conteniendo colonias de Nostoc.
Arquegonios pedunculados. Dehiscencia de la cápsula a lo largo
de cuatro líneas longitudinales ............. ..................... .... ........................... ..... ............... ..... .... 2
2. Gametofltos con costa bien detlnida .. .. ........... ......... ........... .. .......... ........ ...... ......... ... .............. 3
2'.Gametofltos sin costa bien definida ... ............. ...... .... ..... .... .................... .. RJccardla
3 . Gametofitos con cilios a lo largo de los márgenes (y en la superficie
ventral de la costa) ........ .. ................................. ....... ... ......... ...... .......... .. ..Metzgerla
3'.Márgenes del gametoflto sin cilios.................. ................ .................. ... ..... Symphyogyna

LEPIDOZIACEAE Limpr. Gametofitos pequeños, filamentosos; rizoides de


pocas células agrupados en fascículos que salen
Bazzania S. Gray
de la base de los anflgastros, los cuales están re-
Gametofitos verde brillantes, verde oliva, amari- ducidos a no más de 2 células. Inserción de la
llos o marrón. Tallos fillformes a robustos. Hojas hoja oblicua, sublongitudinal. Hojas más o me-
íncubas, alternas (raramente opuestas), nos bífidas. Células con paredes engrosadas sin
asimétricas, ovadas o lanceoladas; base dorsal trígonos.
convexa a cardada. Apice truncado con 2-3 Habitat: en el suelo, base de troncos y troncos
dientes (raramente 4) en algunas especies ente- en descomposición, en bosques húmedos.
ros, raramente serrados a espinoso-dentados,
Z. integrifolla (Spruce) Schust. (Fig. 4.43)
algunas veces ciliadas o apendiculados. Células
cuadradas a hexagonales. Anfigastros subcua- Rudas y Aguirre, 242 (COL)
Z. serra (Spruce) Schust.
dradaos, elongados a ovados, algunas veces car-
dados hacia la base. Rudas y Aguirre, 241, 326, 327; Aguirre y Ru-
das, 6750 (COL).
Este género es abundante en regiones tropicales
y subtropicales, con algunas especies hacia el CALYPOGEIACEAE (K.Mull) H.W. Arn
norte y el sur de los trópicos. Calypogeia Raddi
Bazzania chlmborazensts (Spruce) Steph. (Fig. Gametofitos postrados, verdes a blancuzcos. Hojas
4.42) simétricas o asimétricas, ampliamente extendidas
Rudas y Aguirre, 315, 324, 344; Aguirre y a ascendentes o faJeadas, generalmente decurren-
Rudas, 6779, 6787 (COL). tes. Incubas. Apice redondeado, apiculado o corta-
B. longtsttpula (Lindb.) Trevts. mente bífido. Anfigastros más anchos que el tallo.
Aguirre y Rudas, 6758, 6765 (COL). ovados, reniformes, enteros o bífidos con dientes
Zoopstdella Schust. laterales, o bisbífidos. Rizoides largos en manojos
que salen debajo de los anfigastros. Células sub-
cuadradas o hexagonales.

196
D. l..u briófllu

Figura 4.36

Acroporium pungens
A. hoja; B. céls. alares; C. céls. de la lámina
(Tomado de Rudas y Aguirre, 332 (COL))

Figura 4.37

Pterogonidium pulchellum
A. hoja; B. céls. del ápice; C. céls. de la base
(Tomado de Rudas y Aguirre, 293 (COL))

0,5mm e
A

197
Biota y ecosistemas de Gorgona

Figura 4 .38

Sematophyllum subsimplex
A. hoja; B. céls. alares; C. céls. de la lámina
(Tomado de Rudas y Aguirre, 275 (COL))

0,5mm

Figura 4.39

Taxithelium planum
A. hoja; B. céls. alares; C. céls de la lámina
(Tomado de Rudas y Aguirre, 246a (COL))

0.5mm

198
D. Las briófilas

calypogeia amazonica (Spruce) Stephani (Fig. P. subfragilis Inoue


4.44) Santana et al., 628A, 857 (COL)
Rudas y Aguirre, 127 (COL) P. subplana Lindb.
Rudas y Aguirre, 266; Santana et al., 623, 817
CEPHALOZIACEAE Migula (COL)
Alobiellopsis Schust.
oarnetotltos pequeños, flácidos, rizoides abun-
Radula (Dum.) K. Mull.
dantes a lo largo del lado ventral, incoloros o li-
geramente marrone. Hojas súcubas, inserción RadulaDum.
oblicua. Hojas orbiculares a ovadas, con el ápice Gametofitos verdes frecuentemente teñidos de
ancho, retuso o truncado. Anfigastro reducido a marrón o amarillo, postrados o péndulos crece
1-2 células. sobre rocas y suelo (algunas especies epífilas).
irregularmente pinnados a bipinnados. Hojas al-
Habitat: en depresiones sobre suelo arcilloso
ternas ligeramente imbricadas. Lóbulo dorsal
húmedo.
usualmente entero y el ventral siempre más pe-
Alobiellopsis dominicensis (Spruce) Fulf. (Fig. queño, entero, generalmente inflado cerca de la
4.45) quilla, el margen libre usualmente adpreso al
Rudas y Aguirre, 258 (COL) lóbulo ventral. Sin anfigastros. Células de la ho-
ja con paredes delgadas o con trígonos más o
PLAGIOCinLACEAE (Jorg.) K. Mull. menos marcados.
Plagiochila, (Dum.) Dum. Radula stenocalyx Mont. (Fig. 4.47)
Gametofltos foliosos, con 1-5 vástagos, con ra- Santana et al., 720, 743, 745 (COL)
mificaciones terminales o laterales. Hojas alter-
JUBULACEAE Lorch.
nas, sin anflgastros. Hojas no bífidas con
márgenes dentados (algunas veces enteros). In- Frullania Raddi
serción dorsal de la hoja, decurrente. Hojas con Gametofitos rojizos, rojo oscuro o marrón. Hojas
el margen dorsal recurvado a plano y el ventral maduras con el lóbulo ventral insertado lateral-
plano a recurvado. Apice del tallo no circinado. mente al tallo mediante unas pocas células, y
Plagiochila adtantoides (Sw.) Dum.
algunas veces presentan una estructura adicio-
Rudas y Aguirre, 310; Santana et al., 662, 689 nal ("stylo"). Inserción oblicua de las hojas. Ho-
(COL). jas suborbiculares a ovadas, márgenes enteros,
con la base eventualmente cordada. Anfigastros
P. aspleniformis Schust.
Rudas y Aguirre, 294 (COL) 1 bífidos. Células basales más largas y general-
mente tienen paredes engrosadas.
P. densispina Steph.
Rudas y Aguirre, 180, 206, 308, 309, 338; Frullania pittleri Steph. (Fig. 4.48)
Aguirre y Rudas, 6754a, 6766, 6768; Santana Rudas y Aguirre, 329 (COL).
et al., 601, 639, 721, 832, 854 (COL).
P. diversifolia Steph. LEJEUNEACEAE Cas. - Gil
Santana et al., 658, 703, 716, 770, 819 (COL). Ptychanthoideae
P. diversispina Steph.
Santana et al., 712 (COL) ArchUejeunea (Spruce) Schiffn.
Pjlabelljlora Steph. Gametofitos generalmente robustos, de color
Santana et al., 674 (COL) marrón, corticícolas, adpresos al sustrato, las
P. hondurensis Herz. ramas se levantan de éste Hojas más o menos
Rudas y Aguirre, 210; Santana et al., 786, 813 imbricadas, enteras, suborbiculares liguladas,
(COL). ápice redondeado. Lóbulo más o menos inflado,
P. hypnoides Lindb. diente apical subagudo, o largamente acumina-
Aguirre y Rudas, 135; Santana et al., 754, 765 do; papila hialina proximal. Paredes celulares
(COL) engrosadas, con presencia d e trígonos. Ocelli.
P. macrifolia Tayl. (Fig. 4.46) Anflgastros enteros, orbiculares a reniformes,
Rudas y Aguirre. 115, 191 , 231, 259; Aguirre y con la línea de inserción poco arqueada.
Rudas, 6754b; Santana et al., 643, 664, 672,
687, 692, 742, 673, 662A (COL). Archilejeunea sp.
Santana et al., 734, 7 44 (COL)

199
Blofa y ecosistemas de Gorgona

Figura 4.40

Trichosteleum papülosum
A. hoja; B. céls. alares; C. céls de la lámina; D. ápice
(Tomado de Santana et. al., 750b (COL))

1lmm

~
.! "
Figura 4.1

Isopterygium tenerum
A. hoja; B. céls. de la base; C. céls. superiores; D. ápice
(Tomado de Rudas y Aguirre, 287 (COL))

I
50¡¡

1
0.5
mm

50¡¡

200
D. Las briófitas

Figura 4.42

Bazzania chimborazensis
A. vista ventral; B. céls. de la hoja
(Tomado de Rudas y Aguirre, 324 (COL))

A
l
Figura 4.43

Zoopsidella integrifolia
(Tomado de Rudas y Agutrre, 242 (COL))

201
Biota y ecosistemas de Corgona

Figura 4.44

Capypogeia amazonica
(Tomado de Rudas y Aguirre, 127 (COL))

Figura 4.45

Alobiellopsis dominicensis
A. vista ve ntral; B. detalle de la inserción de la hoja
(Tomado de Rudas y Aguirre, 258 (COL))

0,5mm

202
D. Las briófitas

Luteolejeunea Püppo Rudas y Aguirre, 134, 186, 205, 273, 288; San-
Gametofitos con hojas densamente imbrica- tana et al., 663, 718, 805, 814, 853 (COL)
das, ovadas, ápice obtuso, con el margen dor-
Thysananthus
sal arqueado, ligeramente crenulado hacia la
parte superior o con algunos dientes unicelula- Gametofitos con distinción entre tallo postrado y
res. Lóbulos en forma de botella, curvados y tallos secundarios. Ramificación de los tallos
adelgazándose hacia abajo, unidos al eje por dos pinnada, con ramas cortas desarrollándose en
células delgadas. Ocelli presentes hacia la base un s olo plano. Hojas fuertemente convexas, ten-
de las hojas y dispersos en la superficie de hojas diendo a ser ce rradamente imbricadas, falcadas,
y anfigastros. Papila hialina pequeña, proxi- con la bas t cordada, ovada, siendo más delgada
mal, dirigiéndose hacia atrás, en el sitio de en la parte superior. Apice serrado y margen
unión del diente apical y la primera célula del fuertemente serrado, generalmente. Lóbulo ven-
margen libre. Anfigastros reniforme s , unidos al tral consistente en una dilatación de la base
tallo por dos células centrales inferiores. postical de la hoja. Papila hialina usualmente
larga pero tiende a desaparecer, situada en el
Luteolejeunea herzogtl (Fig. 4 .51)
margen libre del lóbulo, a corta distancia m a s
Rudas y Aguirre, 075, 081, 083, 090, 136, 137,
allá de la parte media. Anfigastros contiguos o
139, 188, 266, 250, 252, 253, 267, 281; Santa-
imbricados .
na et al., 860, 679, 679A, 752, 757, 785, 816,
863; Aguirre y Rudas, 6756, 6757, 6774, 6780 Thysananthus pterobryoides (Spruce) St. (Fig.
(COL) 4.49)
Rudas y Aguirre, 125, 128, 148, 152, 176, 187;
Stictolejeunea (Spruce) Schiffn.
Aguirre y Rudas, 6731; Santana et al., 773, 834
Gametofitos con hojas ampliamente separadas, (COL).
planas, varían desde ovadas hasta oblongas, re-
dondeadas en el ápice, con márgenes enteros. Lejeuneoideae
Lóbulos relativamente pequeños, inflados, uni- Ceratolejeunea (Spruce) Schi.ffn.
dos al eje por una línea basal que corre general-
mente longitudinal. Ocelli numerosos, dispersos Gametofitos bastante robustos, de color
en la superficie de las hojas y anfigastros. Papila marrón. Hojas imbricadas, obtusas o apicula-
hialina desplazada en la supe rficie interna del das. Lóbulo normalmente inflado, con el diente
lóbulo. Anfigastros enteros ampliamente redon- apical unicelular corto y arqueado; papila hiali-
deados, con la línea inserción arqueada. na proximal. Paredes celulares engrosadas con
presencia de trígonos, ocelli presentes hacia la
Stictolejeunea squamata (Will. ex Weber) Schiffn. base de la hoja. Anfigastros bífidos, con la línea
Rudas y Aguirre, 158, 181, 200, 208, 225, 227, de inserción corta. Corticícolas.
268, 323; Santana et al., 631, 649, 781, 815,
859; Aguirre y Rudas, 6767 (COL). Ceratolejeunea sp. 1 (Fig. 4.53)
Rudas y Aguirre, 251, 254, 256; Santana et al. ,
Symblezidlum Trev. 671, 698, 861 (COL)
Gametofitos postrados (algunas veces péndulos), Ceratolejeunea sp. 2.
pigmentados de color marrón o verde oliva. Ra- Rudas y Aguirre, 333; Santana et al., 690 (COL)
mificación irregular. Hojas fuertemente imbrica- Ceratolejeunea sp. 3
das, separadas ampliamente del tallo, Rudas y Aguirre, 347 (COL).
oblongo-ovadas hasta liguladas, tendiendo a ser CheUolejeunea (Spruce) Schiffn.
convexas a lo largo del lado antical y el ápice, y
cóncavas hacia el lado postical. Márgenes ente- Gametofitos poco robustos, pálidos, corticícolas,
ros. Anfigastro grande con inserción fuertemen- adpresos al sustrato, hojas enteras, ovado-orbi-
te arqueada. Lóbulo inflado en la porción basal y culadas, con márgenes redondeados. Lóbulo in-
plano en la porción marginal, donde se localiza flado con quilla arqueada, con el margen libre
la identación. Papila presente cerca al diente revoluto; diente apical unicelular, papila hialina
marginal de11óbulo. distal. Paredes de las células engrosadas, con
presencia de trígonos abultados. Sin ocelli. Anfi-
Symbiezidium transversale (Sw.) Trev. (Fig. 4.52) gastros pequeños, bífidos.
Rudas y Aguirre, 084, 087, 088, 089, 092,
119, 131 , 133, Santana et al., 659, 751, 841 , CheUolejeunea adnata (Kunze) Grolle
847, 855 (COL). Rudas y Aguirre, 197, 211, 218, 249, 277; San-
S. transversale spp. dentatum (Fig. 4.50) tana et al., 755; Aguirre y Rudas, 6747 (COL).

203
Blota y ecosistema.. "e G...rgona

Figura 4.46

Plagiochila macrifolla
A. hoja; B. dientes apicales; C. céls. de la hoja
(Tomado de Santana et. al., 643 (COL))

Figura 4.47

Radula stenocalyx
A. vista ventral; B. céls. de la hoja
(Tomado de Santana et. al., 7 43 (COL))

204
D. La. briófltas

Figura 4 .48

Frullania pittieri
A. vista ventral; B. anflgastro; C. lóbulo ventral
(Tomado de Rudas y Agutrre, 329 (COL))

Figura 4.49

Thysananthus pterobryoides
A. vista ventral; B. anflgastro; C. lóbulo ventral
(Tomado de Rudas y Agutrre, 148 (COL))

1m

205
Biola y ecosislemas de Gorgona

Figura 4: 50

Symbiezidium transversale spp. dentatum


A. vista ventral; B. lóbulo ventral; C. céls de la hoja
(Tomado de Rudas y Aguirre, 134 (COL))
A

1100 J.l

Figura 4.51

Lutelejeunea herzogli
A. céls. de la hoja; B. lóbulo ventral; C. céls. de la hoja; 0: ocelli
· (Tomado de Rudas y Aguirre, 255 (COL))

- -- - - - --

206
D. Las briófilas

omphalanthus Lindb. TaxUejeunea sp. 2


Santanaetal., 717,738 (COL)
oametofitos con hojas imbricadas, margen ente-
ro. Lóbulo ventral ovado e Inflado. Papila hialina PELLIACEAE Migula
marginal. Células con trígonos largos e inflados,
sin ocelli. Anfigastros contiguos hasta ligera- Symphyogyna Nees et Mont.
mente imbricados. Gametofitos talases, postrados hasta suberec-
Habitat: sobre troncos y rocas. tos, lámina laxa, reticulada, entera, serrulada
característico de bajas altitudes. hasta pinatífida. Costa angosta, plano-convexa.
Omphalanthusflliformls (Sw.) Nees. (Fig. 4 .54) Dehiscencia de la cápsula en cuatro valvas.
Rudas y Aguirre, 332; Santana et al., 608, 619 Symphyogyna mexicana St.
(COL) Rudas Aguirre, 183, 265 (COL)
Prtonolejeunea (Spruce) Schffn. S. slnuata (Sw.) Mont. et Nees
Rudas y Aguirre, 194, 340 (COL)
Qametofitos pequeños y delicados, pálidos, cor-
tlcícolas o rupícolas, hojas poco imbricadas, ANEURACEAE Klinggr.
Márgenes de las hojas crenulados o denticula-
Rlccardla S. Gray
dos. Diente apical del lóbulo unicelular, largo.
Papila hialina proximal. sin ocelli. Anfigastros Gametofitos talases postrados o erectos, con
generalmente pequeños, ovalados, profunda- patrón de ramificación de pinnado a cuadripin-
mente bífidos, con márgenes enteros, crenula- nado, ejes de 1,0 - 1,5 (2,5) mm de ancho; con
dos o más o menos dentados; línea de Inserción márgenes enteros. Sin costa, con el talo engro-
corta, poco arqueada. sado hacia la parte media, con varias células de
espesor, adelgazándose hacia los márgenes for-
Prlonolejeunea sp. 1
mando una región alar marginal de una célula
Rudas y Aguirre, 233; Santana et al., 821 (COL)
de espesor. Rizoides aplanados y poco comunes.
Prlonolejeunea sp. 2
Aguirre y Rudas, 6790 (COL) Rlccardla amzonlca (spruce) Schilln.
Rudas y Aguirre, 175 (COL)
Pycnolejeunea. (Spruce) Schitrn.
R. ej.· tenulcaula (Spruce) Mcenks (Fig. 5.38)
Gametofitos frecuentemente robu.s tos, pálidos, Rudas y Aguirre, 099, 11 O, 221, 38, 32'5; Santa-
corticícolas, adpresos al sustrato, irregularmen- na et al., 828, 873 (COL)
te ramificados. Hojas fuertemente imbricadas, Rlccardla sp.
nteras, ovadas a subcirculares, generalmente re- Rudas y Aguirre, 334, 103 (COL)
dondeadas. Lóbulo inflado, generalmente cilin-
drico; diente apical más o menos largo, papila METZGERIACEAE Klinggr.
hialina proximal. Paredes celulares engrosadas, Metzgerla Raddi
con presencia de trígonos. Ocelli frecuentemente
presente, dispersos en la superficie de la hoja, o Gametofitos talases, postrados, pluriestratifica-
agrupados hacia la base. Anfigastros imbrica- dos. Fronds lineares, ramificación dicotómica.
dos, bífidos, con el seno poco profundo. Costa bien definida de 4-11 células de diámetro.
Presencia de cilios a lo largo de los márgenes y
Pycnolejeunea sp. en la superficie ventral de la costa. Células corti-
Aguirre y Rudas, 6791 (COL) cales grandes y claras, interiores pequeñas y su-
TaxUejeunea (Spruce) Schiffn. bopacas. Dehiscencia de la cápsula por cuatro
líneas longitudinales.
Gametofitos robustos, generalmente color páli-
do. Hojas más o menos imbricadas, agudas u Metzgerta thomeensls Steph. (Fig. 4.56)
obtusas. Lóbulo normalmente Inflado. Papila Rudas y Aguirre, 325 (COL)
hialina en la base proximal del diente apical.
ANTHOCEROTACEAE Dum
Anfigastros bífidos, frecuentemente grandes que
alcanzan las mismas dimensiones de las hojas. Magaceros D. Campb.
Células sin ocelli. Plantas talosas, terrestres, pluriestratlficadas. El
TaxUejeunea sp. 1 talo presenta cámaras ventrales conteniendo co-
Santana et al. , 611, 627 (COL) lonias de Nostoc. Presentan estomas o poros
(con dos células circundantes) en las dos super-
ficies, o por lo menos en la cara ventral. Los ar-

207
Biota y ecosistemas de Gorgona

Figura 4.52

Symbiezidium transversale spp. dentatum


A. vista ventral; B. lóbulo ventral; C. céls. de la hoja
(Tomado de Rudas y Aguirre, 085 (COL))

l mm

,oo l
e

Figura 4.53

Ceratolejeunea sp.
A. vista ventral; B. anfigastro; C. céls. de la hoja
(Tomado de Rudas y Aguirre, 251 (COL))

lOO p 1
B

208
D. Las briófilaa

Figura 4.54
Omphalanthus flliformis
A. vista ventral; B. lóbulo ventral; C. céls de la hoja
(Tomado de Rudas y Aguirre, 332 (COL))
e

A
@L
J.
quegonios están inmersos en el talo (no son explica por las características tanto fisicas como
édunculados). La dehiscencia tiene lugar a lo químicas que éste presenta.
largo de dos líneas longitudinales, quedando dos
valvas adheridas en el extremo distal de la - A pesar de su reducido tamaño, la isla Gorga-
cápsula. Células con dos o más cloroplastos; es- na presenta una riqueza de especies relativa-
poras con un cloroplasto grandes. .mente grande en comparación con otras islas
tropicales de mayor extensión, debido a las con-
Megaceros sp. diciones eco y microclimátlcas favorables deter-
Rudas y Aguirre, 112 (COL). minadas por el tipo de vegetación superior que
allí se establece.
CONCLUSIONES - Existe un comportamlento diferencial en la
distribución altltudinal de las briófitas, des-
- Existe una mayor proporción de musgos pleu-
tacándose una gran cobertura de hepáticas so-
rocárpicos respecto a los acrocárpicos, situación bre troncos (Plaglochlla spp, Bazzanla spp.)
que es esperable en regiones bajas tropicales.
hacia las partes altas de la isla (220-31 O m). Ha-
Por su parte existe un mayor porcentaje de espe-
cia las partes baja y media (0-200m), la cobertu-
cies de hepáticas follosas respecto a las talosas,
ra de briófltas es menor con ¡:>roporción de
siendo las primeras elementos "higrófitos" que
musgos y hepáticas similar, donde predominan
se ven favorecidos por el régimen climático y
especies de Lejeuneaceae (Luteolejeunea sp.,
ecológico de la zona.
Stlctolejeunea sp., Symblezid.lum sp. y Thysa-
- Se destacan las familias Hookeriaceae, Calym- nanthus sp.) para hepáticas, y Calymperaceae,
peraceae y Sematophyllaceae (musgos), Lejeu- Fissidentaceae y Sematophyllaceae, para mus-
neaceae y Plagiochilaceae (hepáticas), como las gos, que se puede explicar por un efecto climáti-
más importantes en la composición florística de co diferencial (acumulación de nubes hacia las
briófitas de la isla. partes altas).
- Mientras que la mayoría de briófitas se en- Existe pues relación entre los factores climáticos
cuentran creciendo sobre troncos de árboles, su y el establecimiento de la vegetación briofitica,
presencia en el suelo es casi nula, hecho que se la cual se ve afectada también por la estructura
y composición de la vegetación superior, que en

209
Biola y ecosistemas de Corgona

Figura 4.55

Riccardia cf. tenuicula


A. parte apical del talo; B. sección transversal
(Tomado de Rudas y Aguirre, 103 (COL))

Figura 4.56

Metzgeria thomeensis
A. parte apical del talo (vista ventral); B. detalle de los cilios marginales; C. céls de la lámina
(Tomado de Rudas y Aguirre, 325 (COL))

100).11

210
D . Las briófilas

gran parte condiciona las características micro- FERNANDEZ, A. 1985. Primer catálogo de las plantas
climáticas donde se establecen las criptógamas. de las islas Gorgona y Gorgonilla. Inderena. Regional
Cauca, Gorgona Parque Natural Nacional. No. 1: 8-
- De las especies encontradas para la isla, 14 15. Ed. López Ltd., Popayán.
especies corresponden a reportes nuevos para
FLORSCHUTZ, P.A. 1964. The mosses oj Suriname.
Colombia, y constituyen el 17% del total; este Part l. E.J. Brill. Leiden 271 pp.
hecho resalta la importancia de la investigación
crtptogámica de tierras bajas, las cuales presen- FLORSCHUTZ, J. y FLORSCHUTZ, P.A. 1986. Flora oj
tan un potencial biológico hasta el momento Suriname. Part Il E.J. Brill, Leiden 120 pp.
muy poco explorado. GRADSTEIN, S.R. y W.H. A. 1979. Studies on Colom-
blan cryptogams N. A catalogue oj the hepaticae oj
- Las principales especies que componen la ve- Colombia. Journ. Hattori Bot. Lab. 45: 93- 144.
getación briofitica de Gorgona, corresponden a
elementos neotropicales que se distribuyen am- .,...,...---·· 1979. Estudios sobre crlptógamas colom-
bianas III. Lista comentada de los musgos de Colom-
pliamente desde e l norte de Centroamérica has-
bia. The Bryo1ogtst 82(2): 215-259.
ta .e l sur del Brasil. Sin embargo, se presentan
elementos enteramente amazónicos y 1o paleo- GRIFFIN, D. 1981. Los musgos del estado de Mérida.
tropicales que crean interrogantes acerca de los Clave para los géneros. Boletín Divulgativo No. 15
mecanismos de dispersión de estas piantas. Inst. Ciencias Naturales, Univ. Nacional de Colom -
bia.

REFERENCIAS _ _ _ y M. l. MORALES. 1983. Keys to the genera of


mossesjrom Costa Rica. Brenesia 2 1: 299-323.
BARBOSA, C. 1986. Contribución al conocimiento de KUWAHARA, Y. 1982. Studies on Colomblan crypto-
lajlora y vegetación del Parque Nacional Natural Isla gams XV. On high Andean Metzgerla collected by Dr.
Gorgona y GorgonUia. Pérez- Arbelaezia 1(3): 311-335. A.M. Cleef in 1972 and 1973. Proceedlngs C 85(3):
BARKMAN, L. 1958. On the ecology oj cryptogamic ep- 357-380.
hlphytes. Assen van Goreen Neetherlands, 616 pp. MEENKS, J.L.D. 1987. Studles on Colombian crypto-
BARTRAM, E. B. 1949. Mosses of Guatemala. Fleldla- gams XXVIIl. A gulde to the tropical Andean specles oj
na 25: 1-44. Riccardla (hepaticae) Journ. Hattori Bot. Lab. (62):
161-182.
BRAUN-BLANQUET, J. 1979. Fltosoclologla: bases pa·
ra el estudio de las comunidades vegetales. Ed. Blu- MILLER, H.A. 1971. An overvlew of the Hookerlales.
me, Madrid. 819 p. Phytologta. 21:243:252

BUCK, W.R. 1987. Taxonomlc and nomenclatura[ re- PIIPPO, S. 1986. A monograph oj the genera Lepidole-
arrangement In the Hokerlales with notes on West In- j eunea and Luteolejeunea (Lejeuneaceae, Hepaticae).
dlan taxa. Brittonla 39:210-224 Acta Bot. Fennlca 132: 1-69.

CABRERA, l. 1983. Reconocimiento ecológico de .Gor- RANGEL, O. 1988. La vegetación de Gorgona. En:
gona. Boletín CAE 10: 3-22. Universidad del Valle. Aguirre (ed) Biota y Ecosistemas de Gorgona y Gorgo-
Cali. nllla. Informe final. Inst. Ciencias Naturales. Univ.
Nacional de Colombia. En prensa.
CASTLE, H. 1966. A revislon of the genus Radula Part.
1/ Subgenus Acroradula. Reveu. Bryolog. Llchen. T. REESE, W. D. 1977. The genus Syrrhopodon in the
XXXN. Fase. 1-2. 89 Anne Nouvelle Serie: 25-47. Americas l . The llmbate species. The Bryologtst 80(1):
1-31.
CHAMORRO, C. 1987. Parque Nacional Isla Gorgona.
Colombia, sus gentes y reglones. IGAC 5: 2-17. -.....,.......,,.,..· 1978. The genus Syrrhopodon in the Amerl-
cas 11. The llmbate specles. The Bryologtst 81(2): 189-
CHURCHILL, S. P. 1989. Bryologla novo granatensis. 225. .
Estudios de los musgos de Colombia N. Catálogo
nuevo de los musgos de Colombia. Tropical Bryology _ _ _ _. 1983. American Calymperes and Syrrho-
1: 95-132 podon ldentljication key and summary of recent no-
menclatura[ changes. The Bryologtst 86(1): 23-30.
CROSBY, M.R. 1974. Toward a r evised classificatton
oj the Hookerlaceae (Musci). Journ. Hattorl Bot. Lab. RICHARDS, P.W. 1984. MThe ecology of tropical forest
38:129-141. bryophytes". En: Schuster R.M. (ed), New Manual oj
Bryology. Vol. Il. The Hattori Bot. Lab. Nichlnan-Ml-
EVANS, A. W. 1907. Hepatlcae of Puerto Rico. Bull. yazakJ 1295 pp.
Torr. Bot. Club. 34(1): 1-7.
STOTLER, R.E. 1969. MThe genus Frullania subgenus
=----· 1907a. Hepatlcae oj Puerto Rico. Bull. Torr. Frullania In Latln America". En: Nova Hedwigla:
Bot. Club. 34(11 ): 533-568. 397-555.

211
Capítulo 5

Fauna

Foto: Fernando Urblna


A. ASPECTOS GENERALES DE LA COMUNIDAD
DE AVES

Bernardo Ortlz- von Halle 1

INTRQDUCCION otra entran a formar parte de la compleja


dinámica evolutiva y biogeográftca del lugar. El
El siguiente trabajo hace parte del estudio "Ca- trabajo parte del hecho fundamental de definir
racterización Biogeográfica y Ecológica de las cuántas y cuáles especies de aves terrestres son
Aves Terrestres de la Isla Gorgona" llevado a ca- residentes, y cuales las inmigrantes accidenta-
bo entre septiembre de 1986 y mayo de 1989 les, que se convierten en residentes potencia-
(Ortlz-von Halle, 1989) en el Parque Nacional les. La intención del trabajo aquí presentado no
Natural Isla Gorgona, Océano Pacífico. Los obje- es otra que la de describir la comunidad aviaria
tivos de dicho estudio fueron los de cuantificar de la Isla.
el desplazamiento ecológico sufrido por la co-
munidad y las especies terrestres residentes, co- Posteriormente se hacen algunas anotaciones
mo consecuencia de la reducida diversidad que preliminares de la autoecología de las trece es-
impone el medio insular. Adicionalmente se re- pecies residentes. Ojalá los multlples vados en
copiló suficiente información durante el tiempo el conocimiento de la avifauna y de la Isla mis-
de estudio como para incluir una discusión bio- ma que se descubren en este trabajo sirvan para
geográfica de la avifauna de la Isla. En este in- motivar a otros a continuar investigando este
forme se presentan las características más grupo en el maravilloso laboratorio natural que
sobresalientes de la estructura de la comunidad es Gorgona.
aviaria de Gorgona, y las características y la
función que desempeña cada uno de los grupos: METODOLOGIA
residentes, migratorias e inmigrantes accidenta-
les, en la dinámica de dicha comunidad que re- La información aquí presentada fue recopilada
cibe permanentemente elementos nuevos, de de diversas maneras y es consecuencia de los
manera estacional o no, y que de una manera u muestreos llevados a cabo para cumplir con los
objetivos del estudio principal, y del hecho de vi-
vir en Gorgona durante más de dos años acom-
Universidad del Valle. Apartado 25360, Cali, Valle, Co- pañado casi siempre de un par de binoculares
lombia.
durante el día: cientos de horas de observado-

215
Biola y ecosistemas de Gorgona

nes y de capturas con redes de niebla. El moni- Coerebajlaveola gorgonae


toreo permanente de las aves de la Isla permitió
Cyanerpes cyaneus gigas
llegar a la costumbre de observar todo lo que
vuela hasta detectar fácilmente un individuo Con las observaciones y adiciones de von Prah}
"raro" al familiarizarse plenamente con las esca- et al. ( 1979),Silverstone y Cantillo ( 1981 ), Na-
sas especies residentes, sus cantos y llamados, ranjo (1986), Morales (1988) y Beltrán y Naran.
posturas, vuelo, apariencia, etc. De esta manera jo (1988) elevan el número de especies
muchos datos llegaron asociados a la búsqueda registradas a 77. Las observaciones y coleccio-
de otro tipo de información (i.e. dieta de una es- nes hechas por e l autor entre septiembre de
pecie mientras se cuentan individuos a lo largo 1986 y mayo de 1989 aumentan en 73 especies
de un transecto) logrando la base para el estu- (incluyendo una especie exótica, la paloma men-
dio de una comunidad: su composición, su es- sajera Columba llvla), un 95% más, para unto-
tructura y su dinámica en el tiempo. tal de 150 especies (en 39 familias) de aves
registradas hasta la fecha mencionada (ver
LAS AVES DE GORGONA Apéndice). La experiencia lograda a lo largo de
32 meses de observaciones (con algunas cortas
Las primeras referencias que se conocen de las interrupciones) lleva a la conclusión de que dos
aves de Gorgona se encuentran en las rudimen- de las especies registradas se basan en identifi-
tarias decripciones hechas por cronistas es- caciones erróneas: Falco sparverlus (Falconidae)
pañoles y bucaneros ingleses de los siglos XVI y (von Prahl et al., 1979) muy posiblemente regis-
XVII. Antonio de Herrera menciona que "... por trada su presencia por la de la especie migrato-
fortuna no llegó a faltarles (a Francisco Pizarro y ria F. columbarlus; y Progne chalybea
sus hombres) maíz y la caza, y la pesca les pro- (Hirundinidae) (Naranjo, 1986) por la de la go-
porciona su alimento diario. Abundan en aque- londrina migratoria P. subis. Tanto las dos es-
lla isla aves nocturnas, pavas, faisanes, pecies anteriores y el registro incierto de
papagayos ... ; y Femández de Oviedo, en la mis- Tachyphonus delattrll (Thraupidae) (hecho en el
ma época menciona " ...-hay muchas pavas ber- siglo pasado supuestamente basado en un ejem-
m ejas y también negras, -muchos patos y plar colectado en Gorgona por el Capitán Kellet
papagayos y otras aves de diversos géneros" (To- y el Teniente Woods [sic) (Thayer y Bangs,
rres, 1986). Por su parte, el bucanero inglés 1905)), se descartan del análisis general que se
Bartholomew Sharp, a su paso por Gorgona en hace a continuación de la avifauna de Gorgona.
1638 menciona ".. . we could meet with no other
El total de especies registradas puede subdivi-
refreshments but Conies, Oysters, a sort of Fowl
dirse de acuerdo a la estacionalldad de su pre-
wich call Carisoes, and sorne Turtle ... " (Sharp,
sencia en Gorgona y de acuerdo al hábitat
16?); el nombre "carisoes" recuerda la denomi-
utilizado en la Isla como se indica en la siguien-
nación vernácula en inglés de los paujiles (géne-
te tabla:
ro Crax, Cracidae) que se conoce desde hace
mucho tiempo: curassow. La evidencia del petro-
gllfo que actualmente se puede observar en Gor- Tabla 5 . 1
gona, un ave de patas grandes, pico curvo y una
Distribución ecológica del número de espe-
notoria cresta, concuerda con las descripciones
referidas y hace suponer que en Gorgona existió cies de aves registradas en Gorgona
una población de estas aves (Crux rubra, en este N de especies
caso) hasta la llegada a la isla de las armas de Resld. Mtgrat. Accld. Totales
fuego. Oceánicas 4 2 14 20 (13.7%)
La investigación ornitológica se inicia en Gorgo- Lacustres
na con la visita de W. W. Brown en 1904, quien y Costaneras 39 17 56 (38.1%)
al servicio de los zoólogos J.E. Thayer y O . Terrestres 9 34 28 71 (48.2%)
Bangs, del Museum of Comparative Zoology de TOTALES 13 (8.8%) 75 (51.0%) 59 (40.1%) 147 (100%)
Harvard, coleccionó especímenes de 16 especies
diferentes, tres de las cuales fueron considera-
das nuevas para la ciencia (Thayer y Bangs,
1905), para posteriormente ser confirmadas co- Las características y el aporte a la comunidad
mo endemismos a nivel de subespecie: por parte de cada uno de los grupos se describe
a continuación:
Thamnophllus punctatus gorgonae

216
A. Aspectos genero le• de la comunidad de aves

Especies residentes S. nebouxtl. La presión depredadora que puede


ejercer el "mico cariblanco" (Cebus capuctnus·
se tncluyen en este grupo 13 especies queman- Cebidae) sobre los nidos puede ser la razán po;
tienen poblaciones reproductivamente activas la c~al hasta el momento n o se ha detectado
en la Isla . Se subdividen en 4 especies acuáti- ningun intento de anidamiento en la Isla Gorga-
cas y 9 especies terrestres. na por estas aves.
Especiea Marina• Como se ilustra en el Mapa 1, la superficie de
Las 4 especies de hábitos acuáticos residentes Gorgonilla se encuentra zonificada por parte de
son exclusivamente marinas y pertenecen a 3 fa- las 4 especies en lo que a sitios de anidamiento
milias (Pelecanidae , Fregatidae, Sulidae) del Or- se refiere. Esta repartición del espacio se man-
den Pelecanifonnes. Todas e.Stán ampliamente tiene año tras año y seguramente corresponde
distribuidas en el trópico americano con excep- a los requerimientos de sustrato de anidamien-
ción de Sula nebouxtl cuyo areal geográfico se li- to por parte de cada especie aunque no se des-
mita al Pacífico tropical. Sula leucogaster carta la competencia interespecífica (la
eteslaca es una subespecie endémica del Pacífi- competencia intraespecífica efectivamente se dá
co tropical húmedo (Murphy, 1936; p. 860). Al y es considerada como uno de los factores deter-
contrario de lo que ocurre con las colonias de minantes en el tamaño de las poblaciones d e
aves marinas de las zonas tropicales áridas, en estas especies) en los lugares donde hay una
Gorgona existe una sincronización reproductiva coincidencia en este tipo de requerimientos.
de las 4 especies desde fmales de novie mbre Puede ser el caso de las especies con nidos en
hasta junio; tal sincronización coincide con la copas de árboles, Fregata magn!flscens y Peleca-
disminución de la precipitación desde finales de nus occidentalls, o las que anidan sobre rocas,
noviembre, la cual alcanza valores mínimos en- S. nebouxtl y S. l eucogaster.
tre febrero y marzo (Murphy, op cit. p. 315, Ortiz La única interacción observada entre estas espe-
von Halle, 1989). cies es la persecución por parte de las "fragatas"
La mayor parte de la colonia se concentra en (Fregata magn!flscens) hacia individuos de las
Gorgonilla, en los islotes que se desprenden al dos especies de "piqueros" (Sula spp) para obli-
norte y en las rocas de la punta de El Horno. garlos a regurgitar su alimento.
Los demás farallones y la roca de El Viudo son Eapeclea terreatrea
utilizados como lugares de descanso aunque es-
porádicamente se encuentren algunos nidos de Introducción
Además del significativo aporte en el número de

Mapa 1

Distribución de la Isla GorgonUla como lugar de anidamiento por parte de


las 4 Especies Marinas Residentes

2
(Area Total = 0.67 Km )
11 Pelecanus occidentalis

lii!~J.jf.\i¡l Su1a S PP
1t.a~ 11 F.regata magn ifiscens
N

217
Biola y ecosislemas de Gorgona

especies registradas en este trabajo, se logró de- americana (Hilty y Brown, 1986). Las otras es.
terminar cuáles y cuántas (Tabla 5.2) de todas pecies tienen amplios areales geográficos en Co.
aquellas registradas desde 1905 son las espe- lombia, desde la distribución localizada de
cies de aves terrestres residentes, y cuales son Crotophaga sulclrostrls hasta la ubicuidad de
especies accidentales (aparte de las migratorias) Tyrannus melancholicus, una de las especie de
logrando así uno de los requisitos fundamenta- Passeriformes de mayor amplitud geográfica en
les para la discusión biogeográfica de la fauna el país.
de una isla.
A continuación se citan algunas de las carac.
Tabla 5.2 terística.s ecológicas de la comunidad de aves te.
rrestres de Gorgona.
Especies terrestres residentes en
la Isla Gorgona Reproducción
Buteogallus subtUis (Acclpltrldae) Como se describió para las aves marinas, las es.
pecies residentes concentran¡su actividad reprO-
Crotophaga sulclrostrls (Cucculidae)
ductiva durante la época seca (''verano") entre
Amazilla tzacatl (TrochUldae) los meses de enero y mayo principalmente (aun.
Florlsuga melllvora (Trochilldae) que se han llegado a detectar nidos activos en
julio y agosto).
ThamnophUus punctatus gorgonae (Form lcarildae)
Peso corporal
Tyrannus melancholicus (Tyrannidae)
Si se excluye a Buteogallus subtUis por ser una
Coerebajlaveola gorgonae (Coerebldae) especie semicostera, la comunidad de aves te-
Cyanerpes cyaneus gigas (Coerebidae) rrestres de Gorgona está compuesta por especies
Tangara lavlnia (Thraupidae)
pequeñas cuyo rango de pesos va desde 7 gra-
mos (AmazUia tzactl) hasta 70 gramos (Crotopha-
ga sulclrostrls), para un peso promedio de 24.7
gramos, cifra que se acerca bastante a la de la
Las 9 especies terrestres son un pequeño sub- Isla Puercos (Archipiélago de Las Perlas, Pa-
conjunto de la avifauna de la Costa Pacífica co- namá) de 25.5 gramos (MacArthur et al., 1972).
lombiana siendo Tangara lavinia el único Este valore resulta considerablemente inferior a
elemento típico de la subregtón biogeográfica los 36.3 gramos en promedio calculados para
chocoana · (Haffer, 1967). Buteogallus subtilis se Panamá continental. El peso promedio calculado
encuentra restringida a la Costa Pacífica tropical para las islas es más bajo que en el continente,

Figura 5 . 1.

Distribución de los Pesos Promedios de la especies terrestres residentes


en Gorgona (eje vertical adimensional)

Amazilia tzacatl

Florisuga mellivora
Coereba flaveola
Tangara lavinia
Cyanerpes cyaneus
Tamnophilus punctatus

1 1 _j _1_ 1
l
Tyrannus melancholicus

1
crotophaga sulcirostris
1

5 10 15 20 25 30 40 45 50 55 60 65 70 75 80 gramos

218
A. Aspectos genero les d e la comunidad d e aves

debido al reducido número de especies grandes Especies migratorias


que residen en éstas.
Hasta mayo de 1989 se habían registrado 75 espe-
Gremios ausentes en Gorgona
cies (Tabla 5.1) de aves migratorias boreales co-
De las obsetvaciones hechas acerca de los habi-
rrespondiendo al 51% del total de especies de aves
tos alimenticios de las especies terrestres resi-
registradas en Gorgona; estas representan el ma-
dentes en Gorgona, se puede concluir que una
yor aporte a la diversidad de aves de la Isla.
cantidad considerable de nichos alimenticios
que generahnente se encuentran explotados en De acuerdo a la distribución taxonómica d e las
una comunidad aviaria continental como la que especies migratorias que han sido detectadas
ocupa la selva del Pacíftco colombiano, se en- en Gorgona, 49 pertenecen a 8 Ordenes diferen-
cuentran vacíos. tes a Passerifonnes, siendo el Orden Charadrii-
fonnes el mejor representado con 32 especies; el
Los gremios ausentes más notorios seguidos por
resto, 26 especies pertenecen a 8 familias de
algunos ejemplos de familias que los repre-
Passerifonnes dentro del cual 7 especies son su-
sentan en el continente son: boscinos y 19 oscinos.
- frugívoros medianos y grandes (Cracidae,
De acuerdo con la lista de especies de aves mi-
Ramphastidae, Cotingidae)
gratorias boreales que se han registrado en terri-
- insectívoros nocturnos (Caprimulgidae, Nycti- torio colombiano presentado por Hilty y Brown
biidae) (1986, p. 28), en Gorgona se han registrado 72
(más Aphrlza vlrgata y las dos especies registra-
-carroñeros (Cathartidae)
das de Stercorarlus) de las 138 especies presen-
-insectívoros aéreos (Hirundinidae, Ápodidae) tadas (53%). Si de esta lista se excluyen 30
especies que se han registrado accidentalmente
- carrúvoros diurnos y nocturnos (Accipitridae,
y por lo general en la costa Caribe (Le. Philoma-
Falconidae, Strtgidae)
chus pugnax y Dendrolca tlgrtna) la proporción
- insectívoros de corteza y epífttas (Picidae, Den- de estas especies registradas en Gorgona as-
drocolaptidae, Furnariidae) ciende al 67% del total de especies migratorias
que se obsetvan con alguna regÚlaridad en te-
- granívoros y frugívoros de suelo (TinamJdae,
rritorio colombiano.
Phasianidae, Cracidae).
l. Migratorias acuáticas
Algunas especies de reptiles, mamíferos, aves
migratorias y accidentales seguramente obtie- Una subdivisión ecológica del grupo permite es-
nen provecho de la ausencia de competencia tablecer que 41 especies de las 75 migratorias
por parte de las aves terrestres residentes en la registradas (54.6%) son aves de hábitos acuáti-
explotación de algunos de estos recursos. cos; la heterogeneidad del grupo de aves acuáti-
cas migratorias permite otras subdivisiones: (los
Depredación
números frente a cada subgrupo son la canti-
La depredación de aves adultas se encuentra
dad de especies representadas, y los gé neros
restringida al efecto de los gatos (abandonados
entre paréntesis son los represenüintes de cada
en la Isla luego de la clausura del Penal y que
grupo) (Ver siguiente página):
hoy en día pennanecen en estado semisalvaje) y
a la probabilidad (no se ha obsetvado) de que De todas las especies del grupo la de mayor am-
algún individuo sea capturado por alguna ser- plitud en el rango de habitats utilizados es Actl-
piente, sobretodo en aquellas especies que se tls macularla que se obsetvó en playas arenosas
acercan bastante al suelo (Thamnophllus puncta- y rocosas, cursos bajos de las quebradas, char-
tus y Crotophaga sulcirostrls principalmente). La cos de aguas lluvias y caminos húmedos (Tabla
depredación de nidos por parte de serpientes de 5 .3).
las familias Boidae y Colubridae se considera En cuanto a la frecuencia en Gorgona de espe-
como una de las presiones más fuertes sobre el cies migratorias acuáticas diferentes a las ga-
tamaño de las poblaciones de aves de Gorgona. viotas, (Fig. 5 .2) se inicia su arribo en los
La experiencia indica que las especies de ser- primeros días de agosto y alcanzan los valores
pientes de los géneros Boa, Oxybells, Leptophls, más altos en abundancia y diversidad a finales
Chirontus, Mastlgodryas, Pseustes y posible- de septiembre y principios de octubre. A partir
mente Leptodelra son las principales responsa- de este momento su número disminuye gra-
bles de la mayoría de los ataques a los nidos en dualmente (en cantidad y en especies), redu-
la isla.

219
Siola y e<:osislemas de Gorgona

Tabla 5.3

Tipos de babitats utilizados por los géneros de aves playeras migratorias registradas
(Números corresponden a la cantidad de especies por grupo y género)
pelágicas exclusivamente: 4 (Phalaropus, Stercorarlus)
especies oceánicas ( 13)
costeras-pelágicas: 9 (Larus, Stema)
rocosas: 4 (Aphrlza, Heteroscelus, Actltls, Arenarla)
especies playeras ( 17)
arenosas: 13 (Calidrls, Charadrlus, Actltls, Llmnodromus,
Pluvtalls, Numentus)
especies lacustres y costeras (9) (Ardea, Butortdes, Plegadls, Anas, Trlnga, Actttls,
1 Galltnago, Charadrtus, Porzana)
especies litorales aéreas (3) 1 (Falco, Pandton)

ciéndose la diversidad a la mitad en diciembre y, Las gaviotas (Laridae) presentan como grupo
a una cuarta parte en mayo. una distribución temporal diferente a la de las
demás especies de aves migratorias acuáticas
De esta distribución se puede concluir:
(Fig. 5.3). La mayoría de los individuos y de es-
- La gran mayoría de las especies migratorias pecies arriban a la isla a finales de diciembre y
acuáticas diferentes a las gaviotas está consti- permanecen con una representación considera-
tuido por transeuntes de otoño. ble hasta finales de febrero.
- Pocos individuos de algunas especies perma- La anterior distribución no coincide con la ob-
necen como residentes de invierno, y los tran- servado para el continente (Buenaventura, Gua-
seuntes de primavera son aún más escasos con pi) donde hay abundantes gaviotas desde
rela ción a los de otoño. septlem.bre hasta mayo, y se encuentran mu-
chos individuos juveniles residentes de verano
- Solame nte se ha confirmado como residente de
(Hilty y Brown, 1986; obs personales). Un 85%
verano a Calldrls mlnutUla (un individuo juvenil)
de los individuos observados durante la época
y a parentemente pue de suceder lo mismo con
en Gorgona pertenecen a Larus atrlcUla y un
Pandlon hallaetus, Acltils macularla y Chara~
10% a Stema maxima.
drlus semipalmatus.
Figura 5.2 Figura 5.3
Especies migratorias acuáticas Número de especies de gaviotas
durante el año registrado durante el año

t- - - - - - - ·trrllr-- - - - - -
~~ 6

en
20 ---1 en
w
w ü 4 r-- - - - --r:rf
o
w
w
Q.
o. en
en
w
w
w w
e o IJ¡
'11: