Está en la página 1de 3

DEFINICION ETICA Y MORAL

Aristóteles
Con respecto a la ética Aristóteles propone que todo lo que conduce al hombre a su
propio bien y al logro de sus verdaderos fines es una acción buena y todo lo que lo
desvía de ese objetivo es una acción mala.

Aristóteles trata de explicar el Bien como fin último. Para ello cree necesario
remitirse a la ciencia ética individual y luego a la ciencia ética política.

El objeto de la ética individual o moral, son las obras humanas y se parte de los
juicios morales para establecer principios generales, con el supuesto que existen en
el hombre tendencias naturales innatas hacia la armonía, la coherencia y el
equilibrio, sabiduría que constituye la base de la ética natural.

Por lo tanto para Aristóteles existe una naturaleza humana, una forma “a priori” de
ser del hombre con valores absolutos.

Para ser bueno, dice Aristóteles, se necesita desarrollar un buen carácter, el cual
se desarrolla por medio del accionar virtuoso, ya que el hombre tiene ya una
predisposición habitual hacia la virtud. El accionar virtuoso crea un hábito y a medida
que avanza la educación el hombre se puede dar cuenta que esa actitud le reporta
únicamente beneficios, por lo tanto la adopta para siempre y así de esa manera se
convertirá en un virtuoso moral.

La virtud tiene que encontrar su justo medio, ni caer en excesos ni en defectos.

Platón

Para Platón, las Ideas éticas son patrones morales universales con los que
podemos juzgar los comportamientos humanos.
Los valores universales (las Ideas) son válidos para el individuo y para la
colectividad definen el ideal de sociedad humana.

Platón dice que existe algo que es “la verdad sobre cómo tenemos que vivir”, y el
intelecto humano la conoce cuando consigue el conocimiento de las Ideas perfectas,
inmutables e inmateriales. Sólo quien logre este conocimiento tendrá la cualificación
adecuada para dirigir la organización política y moral de la sociedad.

Según Platón, el filósofo es el hombre que conoce las ideas y, por tanto, es el
hombre que podrá solucionar los problemas de la convivencia humana. El Estado
ideal será el que esté gobernado por hombres amantes de la sabiduría y, a la vez,
excelentes y felices.

Wilhelm Leibniz
La filosofía de Leibniz sobre la ética es un sistema donde menciona el principio del
mejor el cual denomino maximal contiene en si a la complejidad del libre albedrío,
permitiendo de este modo el mejor de los mundos posibles.

El libre albedrío lleva a un principio rector: el de encontrar la armonía. Recordemos


que la armonía no tiene un centro; sino que es la convivencia proporcional de la
mayor cantidad posible de diferencias.

En la monadología la ética se consolida en la aceptación de la responsabilidad


individual por el universo, el otro, y por sí mismo.

Así, el mundo mejor es el maximal, el que contiene la mayor cantidad de


posibilidades, los más ricos fenómenos, el mayor número de realidades existentes,
aquel con más esencia. Y por lo tanto, sería también el de mayor regularidad y
armonía.

Y para Leibniz, la mayor cantidad de esencia genera la mayor cantidad de acción,


donde “el mejor de los mundos” es aquel que realiza la mayor cantidad de
manifestaciones posibles de una mónada. Podríamos entonces decir, que el mejor
es el más complejo.

También podría gustarte