Está en la página 1de 9

LIC.

En Administración de Empresas

Alumno: Alexis Iván Elizalde Velasco

Materia: Liderazgo

Actividad: 11

28/11/19 Fresnillo, Zac.


Control
El control es la última fase el proceso administrativo, el cual viene a valorar lo que
se hizo en la planeación, organización, integración y dirección. El control es una
etapa primordial en la administración, dado que aunque una empresa cuente con
planes efectivos, una estructura organizacional correcta y una dirección eficiente,
el directivo no podrá verificar cuál es la situación real de la empresa si no existe un
mecanismo que verifique e informe si los hechos van de acuerdo con los objetivos.

Importancia del control


El control es importante porque detecta los vacíos que se dan en la planeación,
organización, integración y dirección. Determina las medidas correctivas para
corregir las desviaciones detectadas. Detecta las partes de la empresa en que se
han generado los problemas. Cuenta con la capacidad para el análisis de las
variaciones y determinar las solu- ciones más adecuadas. Se desarrolla en las
cosas, la persona, grupos y las actitudes y aptitudes.

Principios de control
Desde la perspectiva de un proceso administrativo, el propósito del control es que
los negocios funcionen dentro del marco de normas fijadas por el medio interno y
externo. A continuación se explican los principios de control:

Principios de declaración de objetos. La función del control es percibir


desviaciones posibles o reales de los planes trazados, con la suficiente
anticipación para poder corregirlos.

Principio de eficiencia de los controles. Las técnicas y enfoques de control son


eficientes cuando perciben y destacan las causas de desviaciones reales o
potenciales de los planes con un costo mínimo o con muy pocas consecuencias
no buscadas.

Principio de responsabilidad del control. La responsabilidad primaria del control


recae en el gerente responsable de la ejecución de los planes.

Principio del control directo. A mayor calidad de los gerentes y de sus


subordinados, menor necesidad de los controles indirectos.

De excepción. El control debe aplicarse, preferentemente, a las actividades


excepcionales y representativas a fin de reducir costos y tiempos, delimitando
adecuadamente cuáles funciones estratégicas requieren control.
De equilibrio. Todo grupo conferido le corresponde un grado de control
correspondiente. Con referente a la autoridad que se delega y la autoridad que se
comparte, al delegar autoridad es necesario establecer la responsabilidad
conferida y que la autoridad delegada esté siendo debidamente ejercida.

De la costeabilidad. El control debe justificar el costo que éste representa en


tiempo y dinero, en relación con las ventajas reales que éste aporta.

De las desviaciones. Las variaciones o desviaciones que resulten en relación con


los planes deben de aclararse para saber las causas que las originaron, para
prever el futuro.

Etapas o ciclo de control


Los pasos necesarios para llevar a cabo una secuencia y llevar a cabo el control,
son:

Establecimientos de estándares. Toda empresa se fija metas relacionadas con


calidad, satisfacción, innovación y otras. Los estándares o unidades de medida re-
presentan el estado de ejecución correcto; de hecho, son planes definidos de la
empresa. Ralph C. Davis dice que los estándares no deben limitarse a establecer
niveles operativos de los trabajadores, si no que, preferentemente, deben abarcar
las funciones básicas y áreas clave de resultados:

Rendimiento de beneficios. Es la expresión de los beneficios obtenidos por la


empresa, que resulta de la comparación o relación entre las utilidades y el capital
empleado.

Posición en el mercado. Estándares utilizados para definir la aceptación de algún


producto en el mercado, y la efectividad de la función mercadológica. –
Productividad. Debe establecerse en toda la empresa. Se determina con base en
medidas tales como horas máquinas, horas hombre, entre otras.

Calidad del producto. Se determina para establecer indicadores de calidad en


relación con la competencia. – Desarrollo del personal. Tiene como fin valorar los
programas de desarrollo de la gerencia y su efectividad.

Evaluación de la actuación. Determina las condiciones que deben darse para


que el trabajo se lleve a cabo correctamente.

Medición de resultados. Trata la valoración de la ejecución y los resultados,


aplicando las unidades de medida, que deben de ser determinadas de acuerdo
con los estándares. Al establecer dichas unidades, éste es uno de los problemas
más complicados, sobre todo en áreas eminentemente cualitativas. Para realizar
su función, esta etapa se apoya básicamente de los sistemas de in-formación; por
tanto, la efectividad del proceso de control depende directamente de la recepción
de información, la cual debe de ser oportuna, confiable y válida. Ya efectuada la
medición y obtenida la información, es necesario comparar los resultados medios
en relación con los estándares preestablecidos, determinándose de esta forma las
desviaciones mismas que tienen que informarse con el reporte correspondiente.

Comparación del desempeño con el estándar. En este paso del proceso de


control es comparar el desempeño con el estándar. Los administradores
responsables del control deben analizar y evaluar los resultados con cuidado,
dado que todo es importante. Cuando se compara el desempeño con la norma, los
administradores deben dirigir su atención a la excepción, como lo menciona el
principio de control explicado anteriormente. Los administradores pueden
ahorrarse tiempo y esfuerzo si lo aplican.

Corrección. Tomar la decisión correctiva es función de los ejecutivos. Antes de


iniciarla es importante reconocer si la desviación es un síntoma o una causa. El
establecimiento de medidas correctivas da lugar a la retroalimentación: es aquí
donde se encuentra la relación más estrecha entre la planeación y el control.

Retroalimentación. La retroalimentación es básica en el proceso de control, dado


que a través de ésta la información obtenida se ajusta al sistema administrativo al
transcurrir el tiempo. De la calidad de la información, tendrá como resultado el
grado y oportunidad con que se retroalimenta el sistema.

Tipo o enfoques del control


Davis y Donnelly han designado tres tipos de control, el control preliminar, el
concurrente o coincidente y el de retroalimentación.

Control preliminar. Este control, que también se le conoce como previo, se


orienta hacia el futuro; su objetivo consiste en evitar problemas antes de que
surjan. Tiene lugar antes de que principien las operaciones, e incluye la creación
de políticas, procedimientos y reglas diseñadas para asegurar que las actividades
pla-neadas serán ejecutadas con propiedad.

El control concurrente o coincidente. Tiene lugar durante la fase de la acción


de ejecutar los planes e incluye la dirección, vigilancia y sincronización de las
actividades según ocurran.

Control de retroalimentación. Se enfoca sobre el uso de la información de los


resultados anteriores para corregir posibles desviaciones futuras del estándar
aceptable. Estos tres tipos de control forman parte de las etapas del control.
El control como sistema
El estudio de los sistemas dinámicos logra un estado de equilibrio o estabilidad
aun con las condiciones cambiantes del medio ambiente, se denomina como
cibernética. Un sistema de control es aquel que sirve para mantener las
características de los productos de un sistema de referencia dentro de un rango de
tolerancia predeterminado. Es decir, tenemos un sistema de referencia que
queremos controlar, con propósito de que los productos del mismo se ajusten a un
patrón o norma establecida.

Nos expone el autor Pozo Navarro: el sistema de control persigue un objeto de


eficacia para la empresa, es decir, se concibe como el instrumento para
mantenerla en condiciones de eficiencia. Esto abarca que el administrador se
aboque a tres grandes aspectos:

Lograr objetivos dentro de los plazos oportunos.

Lograrlos con la economía de medios, esto es, logrando beneficios

Mantener motivado al equipo humano implicado en su consecución.

Por medio del control, el administrador debe verificar que los recursos de la
empresa son aplicados mediante una racionalización y una sistematización, para
así lograr la consecución de los objetivos del organismo.

Instrumentos de control
Uno de los instrumentos de control son las gráficas de Gantt, que es una técnica
de planeación y control desarrollada por Henry L. Gantt, que muestra, mediante
una gráfica de barras, los requisitos de tiempo para las diversas tareas o
acontecimientos de una producción o algún otro programa. Aunque basada en un
concepto simple, esta gráfica ha sido considerada como revolucionaria en el
administrador. Lo que Gantt advirtió fue la totalidad de las metas de un programa
debe ser vista como una serie de planes de apoyo interrelacionados que los
individuos pueden comprender y seguir. Los avances más importantes en el
campo de control se desprenden de este sencillo principio, así como de los
principios básicos del control, como la selección de los elementos decisivos del
plan. Otro instrumento de control son las auditorías administrativas para evaluar la
eficacia y eficiencia de los sistemas de una organización desde la responsabilidad
social hasta el control contable. Las auditorías administrativas pueden ser internas
que son aquellas que hacen evaluación periódica de los procesos de planeación,
organización, dirección y control inherentes a la empresa; y externas que son
aquellas evaluaciones que se llevan a cabo por una organización externa como
puede ser una firma de contadores públicos titulados, realice auditorías financieras
de una empresa.

Formatos para el control


Los formatos para el control que definen las empresas generalmente son los
informes que pueden ser mensuales, trimestrales, semanales y anuales. Estos
formatos contienen el membrete de la empresa, la fecha, el área responsable, el
nombre del personal responsable, los objetivos que se persiguen en ese periodo,
las metas cuantificadas a alcanzar, la calendarización para el control, la variación
y la justificación de las variaciones. Estos formatos varían de acuerdo con la que
tienen como objetivo las empresas en particular.

Clases de control
La mayor parte de los esfuerzos de control se orientan hacia las áreas que son: de
producción, finanzas, de administración, de ventas, generales y de normas.

De producción. El éxito organizacional depende de su habilidad para producir


bienes y servicios con eficiencia y eficacia. Los controles de producción abarcan la
vigilancia de las actividades de producción para cerciorarse de que se efectúen
según el programa, evaluar la habilidad del departamento de compras para
pro-veer la cantidad y calidad correcta de los suministros necesarios al costo más
bajo posible, vigilar la calidad de los bienes o servicios para asegurarse de que
satisfagan las normas que establecieron, y cerciorarse de que la maquinaria y el
equipo re-ciban un adecuado mantenimiento.

Finanzas. El objetivo económico de toda empresa es obtener utilidades. En busca


de este objetivo, los administradores deben implantar controles financie- ros. Por
consiguiente, la manera más simple es analizar los estados financieros en busca
de gastos excesivos. También podría efectuar el estudio de razones financieras
para asegurarse de que los activos se usan de manera productiva. Éstos son
ejemplos de cómo se pueden utilizar los controles financieros para reducir costos y
hacer el mejor de los recursos disponibles. El control financiero de finanzas incluye
el Balance General de la Empresa que es aquel informe que muestra la imagen
financiera de una empresa en un momento dado y que clasifica los activos,
pasivos y el capital de los accionistas. El estado de pérdidas y ganancias es un
estado financiero clasificado del ingreso y gastos de las operaciones de una
empresa que es también parte del control financiero. Aunado a lo anterior, las
razones financieras son claves efectivas para verificar el desempeño general de la
empresa, detectan las fortalezas y debilidades de la operación de la organización,
para su cálculo se toma como base el balance general y el estado de pérdidas y
ganancias. A continuación se mencionan brevemente tres categorías de razones
financieras: Razones de liquidez. Las razones de liquidez indican la capacidad que
tiene la empresa para pagar deudas a corto plazo. Razones de apalancamiento.
Estas razones muestran la cantidad relativa de fondos de la empresa que
suministran los acreedores y los accionistas. Razones de rendimiento. Indican la
capacidad de dirección para generar rendimiento sobre las ventas o sobre las
inversiones.

De administración. Los administradores logran objetivos por que trabajan a


través de otras personas. Para alcanzar objetivos departamentales, los administra-
dores necesitan y dependen de los subordinados. Por consiguiente, es importante
que los administradores se cercioren de que los administradores lo lleven a cabo
mediante la supervisión directa y con evaluaciones de desempeño. El uso de con-
troles presupuestales ha sido uno de los métodos de mayor uso y reconocimiento
en el control administrativo, relaciona el control anticipado, el concurrente y el de
retroalimentación, según donde se aplique. Existen muchos tipos de presupuestos,
entre los más comunes se encuentran los siguientes. Presupuesto de ventas
Presupuesto de producción Presupuesto de costos de producción Presupuesto de
efectivo Presupuesto de gastos de administración

De ventas. Los controles de ventas tienen como base el pronóstico de ventas.


Para realizar un control de ventas se debe tomar en cuenta la fuerza de ventas,
las razones geográficas atendidas, los vendedores responsables de esas zonas, el
levantamiento de los pedidos, el total de ventas por día, por semana, por
quincena, por mes, trimestrales, semestrales y anuales. Es importante en este
control ver la tendencia de nuestras ventas, para que cuando observemos que sea
a la baja, tomar la decisión en forma oportuna.

Generales. Este tipo de control engloba a todas las demás áreas de la empresa
como son: presupuestos de publicidad, de auditoría, de reclutamiento, de cargos
indirectos, etcétera.

De normas. En este tipo de control debemos de contemplar todas las normas que
van a medir el desempeño real o esperado de la empresa, como son normas de
servicio, normas de políticas, normas de evaluación, normas de costos, normas
físicas, normas de capital, normas de ingreso, normas de productividad, normas
de publicidad, normas de información, normas de programas, etcétera.
Conclusión
El control es un elemento muy importante dentro de cualquier organización, pues
es el que permite evaluar los resultados y saber si estos son adecuados a los
planes y objetivos que desea conseguir la empresa.

Solo a través de esta función se pueden precisar los errores, identificar a los
responsables y corregir las fallas, para que la organización se encuentre
encaminada de manera correcta.

El control debe llevarse en cualquier nivel de la organización, garantizando de esta


forma que en la misma se cumplan los objetivos. Pero hay que aclarar que el
control no solo debe hacerse al final del proceso administrativo, sino que por el
contrario, debe ser realizado conjuntamente se lleven a cabo las actividades para
que, de esta forma, se solucionen de manera más eficaz y en el menor tiempo
posible todas las desviaciones que se presenten.
REFERENCIAS
Luna González, A. C. Alfredo Cipriano. (2014, 1 enero). Proceso Administrativo.
Recuperado 28 noviembre, 2019, de
https://ebookcentral.proquest.com/lib/unidsp/reader.action?docID=3228564