Está en la página 1de 7

EL PAPEL DEL PRESTADOR DE SERVICIOS

EL PAPEL DEL PRESTADOR DE SERVICIOS

En este punto cabe preguntarnos: ¿Cuál es la función del prestador de servicios ante los
productores? ¿Debe preestablecer, guiar o simplemente facilitar el aprendizaje de los éstos?
¿Cómo deben los productores participar en su propio proceso de capacitación?

La conducción del aprendizaje con un grupo de productores, obliga al prestador de servicios a


presentarles los temas previamente elaborados, así como a escuchar sus preguntas y alentarlos a
que se hagan cuestionamientos. En momentos en los que urge averiguar soluciones, se vuelve
necesario adelantarse a los productores para reconocer el camino y poder guiarlos al encuentro
de las mismas. 1

Arrancar y llevar a cabo un proceso de capacitación requiere una buena disposición y una
participación entusiasta, tanto del prestador de servicios como de los productores. Ambas partes
deben asumir la responsabilidad y el esfuerzo que exige capacitarse. Para lograr esto, es necesario
que todos tengan claro las funciones y tareas que les corresponden, así como la manera en que
deben intervenir durante el proceso para que la capacitación resulte en el logro de su cometido
principal que es el aprendizaje del trabajo.

Durante los últimos treinta años, se han desarrollado nuevas orientaciones pedagógicas que, tanto
en el terreno de la educación como en el de la capacitación, establecen como uno de sus ejes la
crítica a la concepción vertical de la relación maestro-alumno, donde el primero se concibe la
máxima autoridad. En esta nueva línea encontramos aportaciones que a su vez, están asociadas a
experiencias concretas llevadas a cabo en países como Francia y Brasil y a nombres tales como
Freire, Schwartz, Borda, entre muchos otros. 1

Para desarrollar la capacidad didáctica e investigadora del prestador de servicios es fundamental


recuperar las lecciones obtenidas de aportaciones producto de la reflexión y de la práctica de los
colectivos que creativamente se han conducido en esta vertiente teórica. Tenemos mucho que
aprender de ellos y a su vez, tomar en cuenta que algunas orientaciones de la vertiente que
cuestiona el principio arbitrario de que “lo que diga el maestro, sin importar lo que sea, es la
verdad” han caído en el principio contrario, igualmente arbitrario e insostenible. Es decir, ostentan
la premisa de que “el consenso de los participantes, sin importar lo que plantea, es la verdad”.

En ambas posturas, se olvida que la práctica es la verdadera fuente de conocimiento y que la


prueba de los hechos es criterio de verdad. Aunque es posible que de una práctica común existan
interpretaciones distintas y que el construir una cultura de respecto y democracia pasa por la
convivencia de opiniones diferentes sobre un mismo asunto, resulta equivocado pensar que exista
una verdad para cada grupo o individuo.

Trabajar en consultoría y capacitación es favorecer procesos que logren que los productores se
adueñen de su proceso de trabajo, o de su empresa, así como resuelvan sus problemas con éxito y

1
Véanse, por ejemplo: “Educación como práctica de la libertad”, “Pedagogía del oprimido” y “Extensión o
capacitación, concientización en el medio rural” de Paulo Freire; “Modernizar sin excluir” de Bertrand
Schwartz; “Investigación participativa y praxis rural” de Fals Borda; “La educación de adultos y el desarrollo
rural” de Joao Bosco; “La investigación participativa en la educación de adultos” de Anton de Schutter, y “La
capacitación: otra mirada” de Irene Duch, Françoise Garibay y Erick Quesnel.

Tomado de: Quesnel, Erick. 2007. Manual integrado. Financiera Rural


EL PAPEL DEL PRESTADOR DE SERVICIOS

mejoren sus condiciones de vida. Indiscutiblemente, para alcanzar dichos propósitos, el prestador
de servicios requiere construir consensos y conjuntar las voluntades de los productores en torno
al esfuerzo y la acción conjunta. Esto representa trabajar sobre una base de reconocimiento y
respeto del prestador de servicios hacia los capacitandos para obtener su participación horizontal
en la toma de decisiones y en el desempeño de las actividades. El profesional está ahí para
capacitar y tiene que ser capaz de forjar y conducir una experiencia educativa que ofrezca
soluciones satisfactorias a los problemas productivos.

Así que, para obtener propuestas de solución realmente satisfactorias a los problemas del trabajo
agropecuario se requiere alcanzar un conocimiento objetivo y veraz del ámbito de los productores
hasta donde sea posible. 2

Frecuentemente los productores están insatisfechos con los resultados de sus prácticas
productivas, organizativas o de comercialización: puede ser que ni siquiera se pregunten sobre los
problemas que enfrentan o que no logren esclarecerlos del todo. Por eso, es muy efectivo que el
prestador de servicios ayude a los productores a poner en claro las preguntas que salen de su
propia práctica cuando trata de establecer los objetos de estudio y contenidos de capacitación
para guiar a sus capacitandos en la búsqueda de las soluciones.

Una vez hecha la exploración de entrada al proceso de trabajo sobre el que se planteará la
capacitación, la intervención del prestador de servicios debe basarse en una serie de preguntas
generadoras, orientadas a desatar las dudas y los cuestionamientos suficientes como para que los
productores ubiquen los problemas y limitaciones principales que encuentran en su quehacer, así
como identifiquen las posibilidades que tienen de mejorar su desempeño.

Establecer estas preguntas tiene la finalidad de problematizar la situación del trabajo, es decir, de
promover que la reflexión grupal les lleve a identificar sus conocimientos y sus necesidades de
aprendizaje.

De esta forma, las preguntas generadoras facilitarán que el prestador de servicios rescate la base
de conocimientos y experiencias del grupo. Dicha base constituye su punto de partida para el
proceso, a la vez que determina las necesidades de capacitación que él habrá de enunciar y
formular como contenidos de aprendizaje.

A cada momento y durante todo el proceso, las preguntas son el instrumento del prestador de
servicios para ubicar los avances y problemas por los que atraviesa el aprendizaje de los
productores. La búsqueda de respuestas constituye la plataforma mediante la cuál el prestador de
servicios identificará los nuevos requerimientos y contenidos de aprendizaje que planteará a sus
capacitandos en este proceso permanente y progresivo caracterizado por el cuestionamiento. De
modo que el prestador de servicios precisa evaluar sistemáticamente los hechos y la planeación de
lo que se va a realizar a cada momento, asumiendo su labor en forma disciplinada.

Tomado de: Quesnel, Erick. 2007. Manual integrado. Financiera Rural


EL PAPEL DEL PRESTADOR DE SERVICIOS

pregunta: evaluación-problemas

respuesta: contenidos de aprendizaje

indagación: objeto de estudio

pregunta: diagnóstico-problemas-planeación

3
La función conductora del proceso que debe asumir el prestador de servicios se alcanza
mediante las acciones siguientes:
➢ Al facilitar la generación de las preguntas en la mente del productor,
➢ Al conducir la indagación,
➢ Al generar y estructurar los contenidos de las respuestas y
➢ Al organizar los procedimientos de respuesta.

Por este motivo se ha presentado una secuencia lógica de preguntas inherentes a la investigación-
acción que resulta necesaria para construir una visión ordenada del quehacer. Dicha visión se
esquematiza a manera de mapa de contenidos para la construcción del archivo o diseño del
proyecto o plan de negocios, mismo del que se ilustra su aplicación en otros materiales de ésta
serie. De igual forma, en el proceso de incubación es necesario ir identificando y formulando con
claridad las preguntas-clave que lleguen a orientar el proceso de investigación y aprendizaje que
permitirá el avance hacia un buen funcionamiento en los hechos, de acuerdo a las características
del reto específico que representa el proceso de la empresa en cuestión.

Cuando nos hacemos preguntas sobre algo, es porque queremos encontrar una respuesta, una
explicación. Nuestras respuestas, sin embargo, no podrán ser compartidas hasta cuando nos
proponemos hacer que los demás las conozcan, y en un proceso de aprendizaje, la forma más
segura para ello es hacer que los demás también se pregunten y busquen sus propias respuestas.

El procurar que alguien se cuestione un problema y averigüe una solución es, en el fondo, ayudarlo
a aprender: y si se trata de que aprenda su trabajo, entonces los mismo que capacitarlo. En la
capacitación no sólo se busca que los productores aprendan a hacer bien su trabajo, sino que
además puedan seguir aprendiendo por sí mismos.

Así el desarrollo de la relación entre productores y el prestador de servicios, ha de convertirse en


una secuencia reflexivo-participativa permanente. En la cuál, el prestador de servicios ha de
propiciar que los productores afronten la realidad y sus problemas de trabajo a través de la
planeación, la estructuración y la evaluación sistemáticas mediante una sucesión gradual de
preguntas, problemas, actividades, respuestas y nuevas preguntas. Para dominar éste camino,
prestador de servicios y productor habrán de recorrerlo muchas veces.

El punto clave radica en poder arribar --mediante la indagación-- a las respuestas pertinentes,
necesarias y suficientes a los problemas vivos del trabajo y consolidarlas en las personas
involucradas mediante el trabajo-aprendizaje.

Tomado de: Quesnel, Erick. 2007. Manual integrado. Financiera Rural


EL PAPEL DEL PRESTADOR DE SERVICIOS

En el trabajo de capacitación y consultoría es ineludible plantearse preguntas, pero las respuestas


pueden ser de naturaleza muy diferente. El contenido que obtengamos como respuesta en un
momento dado, necesariamente moldea la forma en que podamos trabajarlo con los productores
para ayudarles a asimilarlo. (Cabe señalar que aquellos que por su experiencia de participación en
la fase indagatoria se anticipen a la respuesta, pueden servir de mentores que faciliten a
aprendizaje de sus compañeros).

De este modo, el contenido de la capacitación debe ofrecer respuestas a problemas significativos


para los productores sobre:
• la información recabada (un insumo, un cliente,...),
• la idea elaborada ó precisada (el diagnóstico, el punto de equilibrio, la posibilidades de 4
mercado,...),
• el procedimiento de trabajo alternativo detallado (el paquete tecnológico, el proyecto de
mejora,...),
• una destreza particular (la poda, injerto, manejo de maquinaria,...),
• la toma de conciencia de lo que demanda hacer un esfuerzo superior frente a las
consecuencias de no hacerlo (la toma responsable de decisiones, el compromiso,...),
etcétera.

Todos estos son elementos que al incorporarse a las estructuras de la persona que se está
capacitando, la hacen aprender.

Para ayudar a un grupo de productores a asimilar un determinado contenido de aprendizaje, y


una vez obtenidas las respuestas, el prestador de servicios debe encontrar y diseñar la forma
didáctica en que hará más fácil y provechosa su asimilación por los parte de los capacitandos. En
éste empeño y ubicado como facilitador del aprendizaje, el prestador de servicios sabrá que,
dependiendo del contenido, siempre existe más de una opción para crear una estructuración
didáctica del contenido. Habrá de basarse en su conocimiento de las personas para elegir la más
adecuada al momento y a las características del grupo. Considerando lo anterior, se recomienda
que la prestación de servicios se ofrezca en equipos donde sus integrantes provengan de
disciplinas que combinen el conocimiento de la materia productiva y puedan crear el diseño de
soluciones tecnológicas, así como desplegar habilidades de trato con la gente para facilitar su
aprendizaje y consolidar el proceso social que va paralelo al productivo.

Para pensar en el diseño de la forma didáctica que ayudará a los productores a asimilar un
contenido, hay que tener siempre muy presentes las situaciones vivas en las que se originó la
pregunta a la que se pretende responder, pues dichas circunstancias son también parte de la
pregunta, son su contexto...Por ejemplo, el productor no sólo ha de aprender a elaborar derivados
higiénicos de su producto, sino que conociendo los riesgos de no hacerlo y las técnicas para
lograrlo, deberá aprender a elaborarlos con los medios a su alcance.

El prestador de servicios que ofrece capacitación, se compromete a propiciar que los productores
en verdad asimilen un determinado contenido y tiene que pensar con anticipación en las acciones
con las cuales va a atajar las dificultades que se le puedan presentar al transmitirlo. Muchas de
esas dificultades se deben a las características del mismo contenido y ha de contemplar con
opciones para su presentación que ayuden a los capacitandos a sortear los obstáculos.

Tomado de: Quesnel, Erick. 2007. Manual integrado. Financiera Rural


EL PAPEL DEL PRESTADOR DE SERVICIOS

Es muy conveniente que el prestador de servicios recuerde que los grupos de aprendizaje
atraviesan por procesos o dinámicas grupales en su acercamiento al conocimiento. En éstas, por lo
general, se presentan momentos de:

• Inicio o de apertura, en los cuales se da un contacto general más o menos superficial con el
contenido de aprendizaje;
• Procesos subsiguientes de consolidación, a través de los que se profundiza y desarrolla la
imagen del tema de conocimiento,
• Y procesos de cierre que permiten integrar y globalizar el saber propuesto, así como
plantearse respuestas innovadoras que retroalimentarán el cambio y el aprendizaje.
5
El prestador de servicios habrá de valorar qué formas y experiencias de aprendizaje serán más
acordes con los antecedentes personales y el momento de la dinámica grupal en la que se halle el
colectivo de productores al abordar el nuevo conocimiento que estén asimilando a su trabajo.

Finalmente, para el logro de un diseño didáctico adecuado se tienen que considerar las
características de los contenidos y conocimientos a asimilar, el momento del proceso de
conocimiento en el que se encuentra el grupo, las características grupales e individuales y las
condiciones en las que se generó la pregunta. Así, la elaboración didáctica de la respuesta, en su
forma y contenido para tal ó cual grupo, es un ejercicio de creatividad, de disciplina y de trabajo
para el prestador de servicios.

Para generar el diseño, resulta benéfico que el prestador de servicios haya pasado por diferentes
ejercicios y experiencias didácticas ó por lo menos haya revisado alguno de los libros que hay
sobre técnicas de educación popular y capacitación. En todo caso, lo más importante, es que sepa
ubicarse en la realidad sobre la que trabaja y hacia dónde pretende llegar en la conducción del
proceso con los productores.

El consultor, técnico o prestador de servicios ha de recordar que la naturaleza de las respuestas


obtenidas durante la indagación condiciona las modalidades de capacitación, y que éstas
modalidades deben ser trabajadas en sí mismas como respuestas. Los contenidos de
capacitación, tanto en su forma como en su esencia, deben brindar respuestas.

La capacitación y la consultoría pueden ayudar a que los productores logren sus objetivos y metas
en la medida en que los nuevos conocimientos están disponibles cuando se les requiere y el
aprendizaje es una expectativa real de los productores. Los servicios llegan a ser efectivos para la
gente cuando la ayudan a entender y ajustar los distintos aspectos del proyecto en cuestión y
porque sienten propios sus contenidos. Lograr ese ambiente, es tarea del prestador de servicios.
Habitualmente se espera que al iniciarse una experiencia en la que los productores y los
prestadores de servicios buscan juntos un camino para mejorar la situación de su empresa, hace
falta que diseñen un proyecto y que éste se apoye en un plan de capacitación. El plan de
desarrollo debe ser adoptado y emprendido de manera conjunta entre los productores y el
prestador, y ha de constituirse en la guía y el instrumento para que el grupo de capacitandos vaya
planteándose y encontrando las respuestas a los problemas de su trabajo y de su realidad,
logrando transformarla mediante la puesta la marcha de un proceso de mejora incesante.

Tomado de: Quesnel, Erick. 2007. Manual integrado. Financiera Rural


EL PAPEL DEL PRESTADOR DE SERVICIOS

EL DIAGNÓSTICO DE LAS NECESIDADES DE APRENDIZAJE

Ahora bien, para su mejor desempeño y resultados es necesario que el prestador de servicios
tome conciencia de las formas en que se relaciona con cada aspecto del proyecto (considerados
como “objetos” de la capacitación) y con los distintos productores (en tanto “sujetos” de la
capacitación) para ayudar a que la dinámica que involucra el compartir las experiencias del
trabajo, el conocimiento construido y los aprendizajes, surja y se mantenga efectivamente,
convirtiendo el proyecto en un ambiente sostenido de trabajo/aprendizaje.

En relación con el objeto, hay que evitar dos extremos: la cerrazón y la dispersión. En cuanto a la
primera, nos referimos a que es muy fácil caer en la tentación de asesorar tan sólo en los aspectos 6
productivos que ya dominamos y olvidar todo lo demás. Con lo cual, lo único que conseguimos es
llevar a los productores a un callejón sin salida, o bien, auspiciar que ellos encuentren salidas al
margen de la experiencia de capacitación; por ejemplo: cuando logra un incremento en la
producción pero no se organiza nada en relación con el mercado y la comercialización. En cuanto a
la dispersión, atañe a los casos en los que se pierde la visión de conjunto con lo que se suspenden
procesos particulares por simple distracción, o se deja de tomar conciencia y/o previsiones
prácticas de frente a problemas previamente identificados. Así pues, es necesario capacitar y
trabajar sistemáticamente en la comprensión y acción sobre el proyecto en su conjunto, lo cual
exige estar presentes en todo momento para conocer las necesidades que surgen durante el
avance del proceso.

En relación al sujeto, se vuelve requisito tener siempre presente que se está trabajando con
productores formados en una realidad física y sociocultural que les es propia y que participan en
un grupo de capacitación basado en un proyecto común. Es probable que el quehacer o tarea que
los cohesiona sea una empresa en la cual han depositado sus expectativas y esperanzas de
mejorar sus vidas y su comunidad. Por otra parte, son personas que poseen diferentes
experiencias así como distintas estructuras afectivas, cognoscitivas y motoras, con el resultado de
manifestar estilos y formas diferenciadas de vivir, asimilar y conservar lo aprendido. De manera
que el grupo de capacitación, identificado como un colectivo en proceso de trabajo/aprendizaje,
es el resultado de la interacción/integración de sus integrantes en torno a la tarea en común. Esta
conjunción se hace posible y se potencia o inhibe bajo la influencia (en uno u otro sentido) de la
dirección del proceso del grupo que recae en el prestador de servicios.

En cuanto al proceso de capacitación mismo, es primordial que el prestador de servicios respete y


propicie el que se mantenga una secuencia de trabajo/aprendizaje, que como tal acompañe y
responda a las condiciones de los procesos de conocimiento y aprendizaje, así como a la
interacción grupal. Al respecto, deberá instaurar y sostener una secuencia reflexivo-participativa
que permita a los productores asumir --en los hechos-- las tareas derivadas de su proceso de
trabajo/aprendizaje, y que a su vez, integre los momentos de reflexión grupal e individual con los
cuales se puedan profundizar los aprendizajes adquiridos. Para constituir una vía didáctica, esta
secuencia deberá alternar momentos predominantemente sintéticos con elaboraciones analíticas
(grupales o individuales) en las que se abordarán aspectos, propiedades y relaciones, hasta
confluir nuevamente en momentos de síntesis que permitan la integración y articulación de los
conocimientos. El hilo conductor en estas secuencias habrá de ser una recurrencia constante de
preguntas, indagaciones, respuestas tentativas y nuevas preguntas sobre el proyecto productivo,
que mantengan la participación y actualicen la significación de los productores.

Tomado de: Quesnel, Erick. 2007. Manual integrado. Financiera Rural


EL PAPEL DEL PRESTADOR DE SERVICIOS

La presencia y empatía de los prestadores de servicios en las tareas de la capacitación y la


consultoría durante el proceso general de trabajo, les permite influir e impactar en el desarrollo de
la empresa. Por tanto, al ejercer la capacitación y la consultoría están obligados a hacerle frente al
proceso integral de la organización socioeconómica en todas sus funciones y a involucrar a los
sujetos participantes desde la integralidad y el respeto a sus recursos y capacidades intelectivas,
afectivas, motoras y de voluntad. La conjugación de ambos aspectos se expresa en el ambiente de
trabajo/aprendizaje, creado y mantenido bajo la acción del prestador de servicios.

Cuando un grupo de productores rurales se propone en verdad sacar adelante sus empresas y
mejorar su situación transformando su realidad; ineludiblemente que necesitará, plantearse y
desarrollar un esfuerzo disciplinado y consciente que los conduzca a su meta. Quien desea 7
mejorar, hace el esfuerzo de aprender a hacer, de aprender a aprender y, a fin de cuentas, de
aprender a ser mejor. En rigor, este esfuerzo da inicio a una dinámica de trabajo/aprendizaje, una
aventura de capacitación basada en el interés y en la lucha por un desarrollo en común.

En este sentido, es pertinente construir una imagen clara de las capacidades que los productores
requieren para llevar el proyecto a buen puerto. Una forma de hacerlo es el análisis de las
funciones productivas o resultados esperados del quehacer de las personas dentro de la actividad
del proyecto o empresa.

Tomado de: Quesnel, Erick. 2007. Manual integrado. Financiera Rural