Está en la página 1de 3

República Bolivariana de Venezuela.

Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz.


Universidad Nacional Experimental de la Seguridad.
El Espinal/Estado Nueva Esparta.

Integrantes:
Of. González Gregory CI: 20.535.805
Of. Rodríguez Greysi CI: 22.650.912
Of. Rodríguez Natalio CI: 24.108.286

El Espinal, 27/11/2019.
Policía:
En el viejo modelo de Policía del país se veía con preocupación la
violación reiterada de los derechos humanos de los ciudadanos, por lo cual, el
gobierno de la República Bolivariana de Venezuela a cargo del presidente Hugo
Rafael Chávez Frías, se preocupó por transformar los cuerpos de policía de
todo el país, comenzando por la gran consulta popular realizada en el año 2006
por la comisión nacional para la reforma Policial arrojando la necesidad de
estandarizar todos los cuerpos de policía del país, posteriormente en el año 2008
se aprueba la Ley Orgánica del Servicio de Policía y del Cuerpo de Policía
Nacional Bolivariana donde se establece la unificación de todos los cuerpos de
policía del país en relación al funcionamiento, organización, competencia,
formación, niveles jerárquicos, actuación, instalaciones, uso progresivo y
diferenciado de la fuerza, atención a las víctimas y la rendición de cuentas entre
otros.
Para el año 2009 se instala el Consejo General de Policía como órgano
asesor del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores y Justicia
y desde esta instancia se ha venido desarrollando esta novedosa ley mediante
resoluciones que son normas de obligatorio cumplimiento para la
estandarización de todos los cuerpos de policía, las cuales indican el camino a
seguir. Todo funcionario policial debe conocer y manejar a través de charlas y
talleres de formación, los contenidos tanto de la Ley Orgánica del Servicio de
Policía del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana como de la Ley del Estatuto
de la Función Policial para poder ejecutar acciones tempranas en cuanto a su
proceso de reforma y adecuación al nuevo modelo de Servicio Policial, tomando
en consideración el estándar internacional que establece que por cada un mil
habitantes debe haber entre 3 y 4 funcionarios policiales.
Es de hacer notar que a pesar de que el porcentaje de funcionarios
policiales femenino ha sido muy bajo, la presencia de las mujeres policías es
fundamental en cuanto a la atención en casos de violencia contra la mujer, por
lo cual los cuerpos de policía deberían aplicar nuevas políticas de ingreso para
lograr un incremento de funcionarios del sexo femenino. Se deben implementar
medidas de acción positiva para alcanzar la igualdad paritaria, es decir, para
lograr un mayor número de mujeres dentro de las instituciones policiales y una
mayor participación de las mismas en los cargos de toma de decisiones se debe
alcanzar una cuota mínima del 20% de mujeres y continuar su incrementación
en un plazo no mayor a 3 años para lograr la paridad entre ambos sexos y
garantizar la equidad en las condiciones de evaluación del desempeño laboral
asegurando las compensaciones justas en cuanto a las remuneraciones y
promociones.
Las instituciones policiales, deben ser garantes de una adecuada dotación
de uniformes, armas y equipamiento general en pro de la protección tanto de los
ciudadanos y ciudadanas como de los funcionarios y funcionarias policiales y así
procurar una mayor efectividad en las operaciones policiales; así como también
deben garantizar mecanismos transparentes para que a sus filas ingresen
personas que cumplan con el perfil policial, aplicando criterios y procedimientos
claros para el ingreso de estos nuevos funcionarios y funcionarias, tal como lo
establece la Ley Orgánica del Servicio de Policía y del Cuerpo de Policía
Nacional Bolivariana en su artículo 57.
Toda institución policial debe ofrecer a los funcionarios policiales
reentrenamiento de forma periódica en cuanto a las áreas medulares para la
prestación de servicio tales como; derechos humanos, uso diferenciado y
progresivo de la fuerza policial, procedimientos policiales, entre otros, para el
logro de procedimientos policiales apegados a los Derechos Humanos.