Está en la página 1de 7

El Hecho Ilícito (Gleidys)

Decimos que un hecho es ilícito cuando una persona actúa con intención o
descuido causando un daño a otra. Esto se encuentra consagrado en el Código
Civil Venezolano en su artículo 1.185. Así mismo la obligación de remediar lo
cometido se extiende a todo daño material o moral causado por el acto ilícito.

Cabe destacar que el hecho ilícito se puede dar también por legítima defensa o en
defensa de un tercero como lo pueden ser los padres, tutores o profesores
responsables de los actos ocasionados por menores de edad a su cargo, a menos
de que estas personas prueben que no han podido impedir el hecho para que así
un Juez determine un resultado parcial. Esto está estipulado en el Código Civil
Venezolano en la Sección V de los Hechos Ilícitos.

Si se da el caso de que una persona incapaz cause un daño por acto ilícito se
debe de determinar si tiene cordura, ya que si no la tiene será de responsabilidad
indirecta y responderá la persona que lo tenga bajo tutela; de lo contrario la
responsabilidad será directa al autor. Artículo 1.186 del Código Civil Venezolano

El dolo
Se define como la voluntad criminal constituida por la conciencia de querer y por la
conciencia de obrar traducidas en una conducta externa. Existe dolo cuando se
produce un resultado típicamente antijurídico, con conciencia de que se quebranta
la ley con conocimiento de las circunstancias de hecho. El hurto es un delito
doloso intencional, si un sujeto erróneamente piensa que la cosa ajena le
pertenece a él entonces este sujeto estará libre de responsabilidad penal porque
no ejecuto el acto con conciencia, como lo establece el artículo 61 del Código
Penal Venezolano.

Para entender un poco más sobre el dolo es necesario conocer los tipos entre los
cuales resalta:

 El Dolo de Ímpetu; la persona obra en un momento de rabia o de intenso


dolor determinado por injusta provocación, sin que exista premeditación
para llevar a cabo el delito por ejemplo, este tipo de dolo es el típico de los
delitos pasionales.
 El Dolo de Propósito; el sujeto medita la realización del delito ósea elige los
medios más idóneos y las ocasiones más propicias para la consumación
del delito.
 El Dolo Directo; en este tipo de dolo el autor tiene y quiere la voluntad de
perpetuar el delito y prevé el resultado como cierto.
 Por otra parte es de resaltar que cuando un sujeto en busca de un delito
antijurídico directo afecta a terceros con conciencia a esto se conoce como
antijurídico accesorio, y recibe el título de dolo de consecuencia necesaria
por las causas efectuadas a los terceros. Ejemplo; cuando se coloca una
bomba en un coche con la intención de matar a uno de los ocupantes y en
su efecto arrastra con la vida de los demás pasajeros.
 Dolo eventual; en este caso el sujeto ya no actúa como seguro sino como
probable de realizar un acto antijurídico, como en el caso de un sujeto que
conduce a alta velocidad para llegar rápido a su trabajo confiando en su
buena suerte y en la acción arrolla a un peatón provocándole ya sea la
muerte o heridas; esto se le conoce como dolo eventual.

La Culpa
La culpa es la voluntad de calcular las consecuencias posibles y previsibles de un
hecho, en primer lugar, para que se configure la culpa la acción u omisión que
realiza el sujeto debe ser voluntaria, es de resaltar que la culpa es la exigencia
mínima para que un hecho pueda tener importancia penal. Cuando un acto no es
intencional pero este provoca un daño se castiga como hecho culposo. La culpa
se puede clasificar de las siguientes maneras:

 Culpa Mediata e Inmediata; la culpa inmediata se da cuando existe una


relación cierta y directa entre la culpa, el individuo y el resultado, y la culpa
Mediata es una ocasión de la causa y no una causa. Ejemplo si un chófer
de un autobús deja la puerta abierta inesperadamente y un niño se cae,
esto sería una culpa inmediata directa. Y si en el mismo caso el padre del
niño se lanza a salvar al niño y muere el padre más al niño no le sucede
nada, el empleado no es responsable de la muerte del padre ya que su acto
fue voluntario, en este caso sería una culpa mediata.
 Culpa Derivada del Hecho Ilícito; es aquella cuando interviene el resultado
en el momento de cometerse un hecho punible ya sea con intención o por
descuido.
 Culpa Consiente e Inconsciente; cuando se tiene conocimiento de los
resultados que puede producir un acto se denomina culpa consiente, y
cuando no se prevé los efecto es culpa inconsciente.

El Error
El Error se trata de una equivocación o ignorancia, donde el sujeto desconoce
ciertas consecuencias de un acto que realiza y cree que su forma de la realidad es
acertada, asimismo, este en ocasiones no es la carencia de conocimiento, sino la
falsedad del mismo. En consecuencia este puede ser casado de ignorancia,
negligencia, imprudencia, o de dolo.

El error en materia jurídica rige el principio general de que la ignorancia de la ley


no exime de su cumplimiento. Por lo contrario en el ámbito penal se reconoce la
intención del error por la cual el sujeto que se encuentra en este recibe una
particular caracterización. En algunas legislaciones se utiliza el término ignorancia
para referirse al error, pero ambos pueden constituir causa de inculpabilidad. En
este mismo orden de ideas en error peal se clasifica de hecho y de derecho:

Error Penal de Hecho; este a su vez se divide en esencial y accidental, donde el


accidental comprende el error en el golpe (es cuando hay una desviación del
hecho ilícito), en la persona (es cuando el sujeto destina su conducta ilícita hacia
una persona creyendo que es otra) y en el delito (ocurre porque el sujeto cree que
está realizando un acto ilícito cuando en realidad está ejecutando otro). En el
artículo 68 del Código Penal Venezolano habla sobre el error en el golpe y en la
persona. Por lo contrario el esencial; se da cuando el sujeto realiza una conducta
antijurídica creyendo que es jurídica es decir que hay desconocimiento de su
antijuridicidad. Error Penal de Derecho; este recae sobre la existencia, extensión,
alcance, vigencia u obligatoriedad de una norma jurídica. En el artículo 60 del
Código Penal Venezolano establece que “La ignorancia de la ley no es excusa de
delito ni falta”.

Presunción de Culpa (Bismary)


Históricamente el principio de presunción de culpa viene de la Declaración de los
Derechos del Hombre y del Ciudadano, el cual establece que la persona acusada
de un delito debe tratársele como inocente hasta tanto no existía un acaso judicial
que decrete la culpabilidad. La presunción de culpa se refiere a que ninguna
persona es culpable hasta que se le demuestre lo contrario, si se le llega a hacer
responsable de un posible delito se debe de iniciar un juicio determinado, con el fin
de probar si es culpable o no para así aplicarle la ley según el caso. Según
Carmelo Borrego describe:

“la presunción de inocencia estaría ubicado en que toda persona y ciudadano se le


ha de tener como no culpable hasta tanto se den los trámites procesales
inexcusable que fijen tanto el acaecimiento del delito como la responsabilidad del
autor o autores”

Es de resalta que en el artículo 49 numeral 2 de la Constitución de la República


Bolivariana de Venezuela establece que toda persona se presume inocente
mientras no se pruebe lo contrario, de igual manera en el artículo 11 de la
Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que toda persona
acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se
pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan
asegurado todas las garantías necesarias para su defensa.
Los Vicios De Construcción Del Suelo
Del Proyecto Del Plano Y De La
Dirección (Entre Otros) (Miguel)
Vicios de construcción
El tema de la responsabilidad del constructor en las obras efectuadas sobre
inmuebles, lejos de estar agotado, presenta cuestiones novedosas que enfrentan
a los profesionales del derecho con la necesidad de encontrar soluciones
adecuadas a los tiempos que corren. Para quien no esté empapado de la actividad
que desarrolla la industria de la construcción, parecería lógico que no existieran
cuestiones o problemas que no hayan sido resueltos en más de dos mil años de
analizarse jurídicamente las relaciones entre propietarios y constructores. Muy por
el contrario, el desafío de temas sin una solución legal clara, es una constante que
obliga a agudizar el ingenio para resolverlos de la forma más justa. Vicio del
Suelo: Se entiende por vicio del suelo toda construcción hecha sobre un lugar que
no tiene aptitud para la transmisión de cargas de que se trata. O sea, que siempre
que la cimentación o la fundación no sea adecuada para el tipo del suelo y
sobrevenga la ruina total o parcial de la obra, tenemos un vicio del suelo. El vicio
del suelo está estrechamente ligado al vicio del proyecto, porque este vicio no solo
se refiere al terreno impropio para determinada construcción, sino que también se
refiere a las circunstancias por las cuales una construcción existente no permite
mayor alzamiento. Por lo tanto vicio del suelo es la falta de observación y de
cálculo en cuanto a la resistencia del muro antiguo sobre el cual se debe apoyar la
nueva construcción. Los vicios del suelo tienen generalmente el carácter de
ocultos: la recepción definitiva de la obra no libera al empresario o al técnico
(proyectista y director de obra) en cuanto resulten causa adecuada de la ruina.

Vicio del Suelo y del Plano (o Proyecto)


Son defectos que pueden producir la ruina parcial o total de la obra, como son los
que ocurrieran al afectar la estructura general, de suerte que, a causa de ellos, la
solidez resultase gravemente comprometida. Son los que resultan ser causa
adecuada de la ruina parcial o total de la obra, es decir de la pérdida de
estabilidad de la misma, ya sea actual o inminente. También pueden constituir
vicios del plano, las especificaciones que acompañan al mismo para su mejor
ejecución (Ej.: haber señalado para la construcción materiales fácilmente
inflamables o inapropiados para su fin). También se considera vicio de plano el
hecho de que la obra no sea apropiada para cumplir su fin y por este motivo debe
ser demolida. Vicio del Plano: Proyecto que no solo carezca de aptitud para hacer
estable el edificio, sino también que contenga infracciones al código Edilicio o
normas administrativas y que, en virtud de la infracción la autoridad administrativa
ordene la demolición. Asimismo, el vicio se configura cuando no se respetan en el
plano las normas edilicias establecidas por la autoridad civil o administrativa. Ej.:
distancias a observar al construir ventanas y balcones, altura de muro de fachada,
altura de habitaciones, etc. Vicio de la Construcción: Consiste en no ceñirse a las
reglas del arte, y, por ello ocasionar una caída total o parcial del edificio. Vicio de
los Materiales: Importa utilizar materiales no idóneos o que no correspondan a las
especificaciones legales y convencionales (Ej.: cemento ya vencido). Ejemplo:
error al calcular las dimensiones de las vigas y columnas de un edificio, espesores
de los muros, distribución de estos para que las cargas se transmitan al suelo, etc.
Pero, así como hay gran cantidad de interrogantes, también hay soluciones
legales previstas en forma clara para determinadas situaciones que son ignoradas
por quienes tienen la obligación de conocerlas y que llevan a decisiones
equivocadas fundadas, generalmente, en precedentes no aplicables. La Ley
38/1999, de Ordenación de la Edificación, ha supuesto un avance respecto al
régimen de la responsabilidad decenal ex art. 1591 CC. Destaca: · A. La división
tripartita de tal responsabilidad en las denominadas garantías decenal, trienal y
anual. · B. La delimitación de las competencias de los diferentes agentes de la
edificación que permite que funcionen como criterios de imputación. · C. La
reducción del plazo de prescripción de las acciones de responsabilidad de quince
a dos años, · D. La novedosa introducción de los seguros obligatorios en el mundo
de la construcción. No obstante, han quedado por solventar algunas cuestiones
puntuales como la derogación del artículo 1591 del Código civil o la modificación
del contrato de arrendamiento de obra en aquel cuerpo legal. · E. La obra Los
vicios de la construcción aparece dividida en dos partes diferenciadas: el régimen
de la responsabilidad por vicios de la construcción ex artículo 1591 del Código civil
y el régimen de estos vicios bajo el imperio de la nueva Ley 38/1999. El autor ha
tenido especial interés en separar las dos partes por cuanto que el artículo 1591
Código civil continuará aplicándose durante bastantes años. Responsabilidad
penal que se desprende del hecho ilicito

La responsabilidad penal (Eduismar)


La responsabilidad penal es la consecuencia jurídica de la violación de la ley,
realizada por quien siendo imputable o in imputable, lleva a término actos
previstos como ilícitos, lesionando o poniendo en peligro un bien material o la
integridad física de las personas. La responsabilidad penal es, en Derecho, la
sujeción de una persona que vulnera un deber de conducta impuesto por el
Derecho penal al deber de afrontar las consecuencias que impone la ley. Dichas
consecuencias se imponen a la persona cuando se le encuentra culpable de haber
cometido un delito o haber sido cómplice de éste.

La responsabilidad penal la impone el Estado, y consiste en una pena que busca


castigar al delincuente e intentar su re inserción para evitar que vuelva a delinquir.

También podrá ser común o especial:


Común: cuando el delito cometido puede ser realizado por cualquier individuo
(robo, violación, asesinato). Especial: cuando el delito es cometido por un
funcionario público aprovechándose de su condición.

Son sanciones accesorias, que se aplicarán a juicio del tribunal:

1º. La in habilitación para el ejercicio de funciones o empleos públicos, hasta por


dos (2) años después de cumplirse la pena principal, cuando se trate de hechos
punibles cometidos por funcionarios públicos.

2º. La in habilitación para el ejercicio de la profesión, arte o industria, hasta por un


(1) año después de cumplida la sanción principal, cuando el delito haya sido
cometido por el condenado con abuso de su industria, profesión o arte, o con
violación de alguno de los deberes que le sean inherentes.

3º. La publicación de la sentencia, a expensas del condenado, en un órgano de


prensa de circulación nacional.

4º. La obligación de destruir, naturalizar o tratar las sustancias, materiales,


instrumentos u objetos fabricados, importados u ofrecidos en venta, y susceptibles
de ocasionar daños al ambiente o a la salud de las personas.

5º. La suspensión del permiso o autorización con que se hubiese actuado, hasta
por un lapso de dos (2) años, después de cumplida la sanción principal.

6º. La suspensión del ejercicio de cargos directivos y de representación en


personas jurídicas hasta por tres (3) años, después de cumplida la pena principal.

7º. La prohibición de contratar con la Administración Pública hasta por un lapso de


tres (3) años, después de cumplida la sanción principal.

Es necesariamente accesoria a otra pena principal, el comiso de los equipos,


instrumentos, sustancias u objetos con que se hubiere ejecutado, a no ser que
pertenezcan a un tercero ajeno al hecho; y de los efectos que de El provengan.

Algunos artículos del "código civil" sección V de los hechos ilícitos:

Articulo 1.185.- El que con intención, o por negligencia o por imprudencia, ha


causado un daño a otro, está obligado a repararlo. Debe igualmente reparación
quien haya causado un daño a otro, excediendo, en el ejercicio de su derecho, los
límites fijados por la buena fe o por el objeto en vista del cual le ha sido conferido
ese derecho.

Artículo 1.186.- El incapaz queda obligado por sus actos ilícitos, siempre que haya
obrado con discernimiento.
Artículo 1.187.- En caso de daño causado por una persona privada de
discernimiento, si la víctima no ha podido obtener reparación de quien la tiene bajo
su cuidado, los jueces pueden, en consideración a la situación de las partes,
condenar al autor del daño a una indemnización equitativa.

Artículo 1.188.- No es responsable el que causa un daño a otro en su legítima


defensa o en defensa de un tercero. El que causa un daño a otro para preservarse
a sí mismo o para proteger a un tercero de un daño inminente y mucho más grave,
no está obligado a reparación sino en la medida en que el Juez lo estime
equitativo.

Artículo 1.189.- Cuando el hecho de la víctima ha contribuido a causar el daño, la


obligación de repararlo se disminuirá en la medida en que la víctima ha contribuido
a aquél.

Artículo 1.190.- El padre, la madre, y a falta de éstos, el tutor, son responsables


del daño ocasionado por el hecho ilícito de los menores que habiten con ellos. Los
preceptores y artesanos son responsables del daño ocasionado por el hecho ilícito
de sus alumnos y aprendices, mientras permanezcan bajo su vigilancia. La
responsabilidad de estas personas, no tiene efecto cuando ellas prueban que no
han podido impedir el hecho que ha dado origen a esa responsabilidad; pero ella
subsiste aun cuando el autor del acto sea irresponsable por falta de
discernimiento.