Está en la página 1de 6

JUST IN TIME

Un concepto muy sencillo en si, pero, sobre todo una herramienta sumamente

importante para la productividad de las empresas, “justo ahora”, lo quiero, lo tengo, lo

necesito, lo hago. Una formación de mucha importancia en nuestro día a día y que desde

años atrás sigue siendo reconocido como una competencia empresarial sobre el mundo

que estamos viviendo actualmente.

Desarrollado en los años 50’s por la empresa Toyota, en Japón, gracias a lo cual

también es conocido como Sistema de Producción Toyota. Una solución para el ahorro

de espacio, al igual que ayuda a la eliminación de actividades que no agreguen valor al

producto final o proceso, eliminar el sistema de producción masiva, así como falta de

capital, entre otras finalidades.

Just in time, que ocupa el primer lugar en los procesos de producción en cadena,

apoya de una forma inmensa a la fabricación única y exclusivamente de los productos

que el cliente necesita en un momento determinado. Justo lo necesario y justo a tiempo

teniendo en cuenta las variaciones en el mercado, reduciendo costos de producción y

ahorro de almacenamiento.

Dicho sistema busca de cierta forma la perfección en los procesos de producción y

por lo tanto pretende eliminar completamente los desperdicios que solamente retrasan y

hacen al proceso más costoso.

5 ceros del Just in time.

 Cero defectos

 Cero averías
 Cero inventario o stock

 Cero demoras

 Cero papeleos

Objetivo del sistema Just in time

Como se menciona anteriormente, el objetivo principal de los sistemas Just in time,

es la eliminación del desperdicio, es decir, el proponerse objetivos para hacer todo lo

posible por eliminar las actividades innecesarias y los errores así como sus sucesivos.

Como por ejemplo la sobre producción que se refiere a fabricar más de lo necesario, los

costos de almacenaje que se refiere a las inversiones detenidas en un almacén o bodega,

las operaciones innecesarias en donde se puede solucionar aplicando nuevos procesos; la

rotación de personal o de maquinaria hace que se tengan nuevas capacitaciones lo cual

se pueden producir error repetidos; los tiempos de espera en el proceso son costos para

la producción así que se considera que se debe eliminar.

Eliminar los desperdicios conlleva dos aspectos muy importantes dentro del sistema

de just in time. En el primero de los aspectos se considera que se deben buscar los

errores antes de que los problemas se hagan presentes dentro del proceso, una de las

técnicas de mejora es el promover que los operadores den iniciativas de mejora para el

sistema productivo. El segundo de los aspectos que se considera es la aplicación de

objetivos que tienen efectos sobre la producción.

Producir a la medida exacta y tener el producto terminado y empacado en el tiempo

que el cliente lo solicita también se incluye como objetivo de la metodología Just in


time, en donde se considera que en este objetivo se hace mayor renombre la

metodología.

Dentro de los elementos de planificación se considera en gran medida la

implementación de la metodología Justo a tiempo. Como ya se sabe, la planificación es

una metodología que nos ayuda a estructurar un proceso para la toma de decisiones en

donde se consideran los recursos disponibles, tanto humanos, tecnológicos y materiales,

y las necesidades de los clientes para así seguir una serie de instrucciones y

especificaciones.

Para implementar el Just in time en una planificación es necesario definir y delimitar

los tiempos y las fechas de entrega para poder mantener a los clientes y las

distribuciones dentro de la empresa. El contacto con los proveedores es también

importante debido a que de ellos depende el cumplimiento de las fechas de entrega y de

la calidad de la materia prima que se maneja en los procesos.

Como ejemplo de la implementación del sistema Just in time se mencionara la

empresa GENERAL MOTORS y un caso de su baja productividad y de como la

aplicación de la metodología mejoro la empresa en el área de producción.

En 1993 la planta de General Motors en Saginaw, Michigan estaba en peligro de

cerrar sus puertas a causa de la baja productividad: los empleados se quejaban del

carácter tedioso y repetitivo de sus tareas. La gerencia y el sindicato convinieron tratar

de resolver el problema conjuntamente. La filosofía JIT fue la guía para las actividades

de reforma; los resultados fueron sorprendentes. La moral se ha elevado por que los

nuevos métodos de trabajo fueron elaborados, en gran parte, por los propios
trabajadores. En 1995, la productividad se aumentó en 14%, proporción de piezas

defectuosas se redujo en 58 %, y la empresa ganó un contrato con TOYOTA para

abastecer a la planta de ésta en Georgetown, Kentucky.

Just in time, un método versátil.

También llamado en español justo a tiempo, el método just in time es una forma de

mantener los inventarios al mínimo nivel posible adaptándose a nuevos procesos

productivos, se enfoca en realizar lo que es necesario, cuando es necesario y en la

cantidad necesaria. Pero el aporte que este método puede ocasionarnos no solo es ese

sino que también evita errores en el proceso y tiempos muertos. Por ende, las partes

empresa-cliente quedan satisfechas.

Además, empresas líderes en todo el mundo han optado por aplicar el just in time

dando lugar a avances extraordinarios en materia de capacidad y costos, sobre todo

cuando hablamos de un proceso productivo y hacemos referencia a incrementar la

calidad y productividad en una empresa.

En el libro llamado “La Manufactura Esbelta “se hace énfasis en lo siguiente:

“solamente aquellas actividades que cambian los productos físicamente añaden valor”

M. en I. Felipe Diaz Del Castillo Rodriguez.

Lo que quiere decir que, los movimientos como, transportar, inspeccionar, pre

colocar en posición, entre otros, no añaden ningún tipo de valor; entonces entendemos

que estos son desperdicios que deben eliminarse a la brevedad y podemos hacerlo con el

uso del just in time y herramientas de calidad complementarias para su aplicación.

¿Porque decimos que se adapta al cambio?


El método Just in time mejora la capacidad de una empresa para responder

económicamente a los cambios. A medida que, estos cambios obstruyen el flujo de la

capacidad productiva este método puede responder rápidamente emprendiendo acciones

para eliminar los bloqueos, apoyado principalmente del uso del control de calidad total.

Es importante que tengamos en mente que si descubrimos un problema habrá que

atacarlo y resolverlo, así la aparición de problemas se reducirá de manera significativa.

También, podemos ordenar, sincronizar y establecer un estándar de tiempo, esto con

ayuda del sistema KANBAN o tarjetas, de esta forma logramos enfrentar las variaciones

de pedidos hechos por los clientes, implementando un orden en el flujo de información

entre estaciones de trabajo y tareas.

Así que, si tenemos en mente implementar una metodología que sea versátil en

cuanto a los cambios que regularmente se presentan en las empresas, podemos

considerar al just in time como un buen método que se adapta a los cambios, detecta

fallas, evita desperdicios y optimiza el proceso de manera eficaz, siempre teniendo en

cuenta que su enfoque principalmente es preventivo y que se utiliza en procesos que

recogen los productos o piezas del operador anterior, esto también es llamado, como

sistema de arrastre o pull.

De esta forma, el personal que se ubica en operaciones posteriores puede saber la

cantidad de elementos que se necesitan, además, el tiempo que se requiere para finalizar

el proceso y poder informar cuando dejar de producir por motivos de producción

completa del pedido solicitado.


Solo es cuestión de analizar y poner en práctica la metodología para recibir los

beneficios que esta puede aportar en nuestro desarrollo profesional y el crecimiento de la

empresa con el fin de ser más competitiva.