Está en la página 1de 47

UNIVERSIDAD CATÓLICA ANDRÉS BELLO

DIRECCIÓN GENERAL DE ESTUDIOS DE POSTGRADO


POSTGRADO EN INSTITUCIONES FINANCIERAS

EL MICROCRÉDITO Y SU APORTE AL

DESARROLLO ECONÓMICO VENEZOLANO

CASO BBVA BANCO PROVINCIAL

AUTOR: FÉLIX ALBERTO MORENO, C.I. 13.600.032


PROFESOR: REINALDO LÓPEZ FALCÓN

TRABAJO ESPECIAL DE GRADO PRESENTADO COMO REQUISITO PARA OPTAR AL


TÍTULO DE:
ESPECIALISTA EN INSTITUCIONES FINANCIERAS
MENCIÒN FINANZAS INTERNACIONALES

FEBRERO, 2007
Índice

Dedicatoria…………………………………………………………………………………………….2

Introducción..........................................................................................................................3

Sección I.- El problema planteado.......................................................................................6

Sección II - Objetivos............................................................................................................8

Sección III - Marco Metodológico ........................................................................................9

Sección IV - Marco Teórico o de Referencia ..................................................................... 10

Origen del microcrédito......................................................................................................... 10

Marco legal de los microcréditos en Venezuela .................................................................... 13

Conceptos y características fundamentales de los microcréditos.......................................... 19

Sección V – Contenido de la Investigación....................................................................... 22

I.- Lineamientos de los microcréditos, criterios de elegibilidad de clientes y modalidades de

microcréditos. Caso ejemplo: BBVA Banco Provincial. ......................................................... 22

II.- Aportes y valor agregado que los productos microcréditicios ofrecen.............................. 27

III.- Factores que pueden afectar la eficacia de los programas de microcréditos en

Venezuela. Institución financiera ejemplo: BBVA Banco Provincial....................................... 32

Conclusiones ...................................................................................................................... 45

Bibliografía.......................................................................................................................... 47

2
Introducción

La tendencia hacia las microfinanzas es una opción de crecimiento incentivada por el


Estado Venezolano actualmente, debido a su capacidad de captar nuevos clientes
anteriormente no bancarizados. El reto de las instituciones bancarias, sin embargo, es
mantener baja la morosidad, por lo que es indispensable conocer y estudiar los factores que
influyen en la eficacia y eficiencia del microcrédito, generando resultados favorables para las
instituciones bancarias que liquidan este tipo de créditos.

El sistema financiero venezolano está integrado por 55 instituciones, de las cuales 45


son de capital privado y 10 son del Estado. Pero entre 75% y 80% de las operaciones se
concentran en las 10 principales instituciones financieras, que también poseen 73,5% del
total del activo, el 73,1% de los beneficios y 76,6% de los créditos concedidos de toda la
banca. Ante tales resultados, surge una pregunta obvia: ¿es muy grande el sistema
financiero venezolano?

Para la Superintendencia de Bancos y Otras instituciones Financieras la respuesta es


negativa y desde ese despacho se incentiva, más bien, la creación de nuevas entidades con
el objetivo de que los servicios financieros puedan estar a disposición de un mayor número
de ciudadanos. Su principal argumento es que la mayoría de la población no está
bancarizada.

Esta misma razón es la que ha permitido que en el último año se le haya dado el visto
bueno a ocho nuevos bancos especializados en el microcrédito, dos de ellos en pleno
funcionamiento: Bancrecer y el Banco de Desarrollo del Microempresario. Además, hay uno
a punto de abrir sus puertas: el Banco del Sol.

La reciente intención de compra de Corp Banca por el Banco Occidental de


Descuento y también la del Banco Confederado por un grupo de accionistas puso en duda
que la tendencia a la transformación de bancos comerciales en universales esté dando los
resultados esperados.

3
En el año 2006 en Venezuela, los microcréditos de la banca universal y comercial
obtuvieron un crecimiento durante marzo de este año de 64,64 millardos de bolívares, lo que
representa un incremento de 4,36% respecto a febrero, según se desprende de la fuente del
último informe de Softline Consultores.

La cartera microcrediticia se ubicó para el período analizado en un billón 545 mil


millones de bolívares y en los últimos doce meses los microcréditos se han incrementado en
690 millardos, cifra que representa 80,72%.

Entretanto, 3,99% de la cartera de crédito bruta correspondió a microcréditos en la


banca universal y comercial en marzo de 2006.

De hecho, los primeros lugares en microcréditos al cierre del tercer mes del año
fueron Mercantil con 221,69 millardos de bolívares y Venezuela con 203,65 millardos de
bolívares. Le siguen Provincial con 183,89 millardos de bolívares, Banesco con 180,81
millardos de bolívares, Industrial de Venezuela con 107 millardos de bolívares y Banfoandes
con 103,74 millardos de bolívares.

En cuanto a la participación en el mercado, durante el referido mes de este año, en el


área de microcréditos fueron seis instituciones que lideraron este rubro, obteniendo en
conjunto una participación del 64,74%.

En este sentido, Mercantil tuvo una participación en los microcréditos de 14,34%,


Venezuela con 13,17%, Provincial con 11,90%, Banesco con 11,70%, Industrial de
Venezuela con 6,92% y Banfoandes con 6,71%.

Dicho crecimiento del mercado microcrediticio, se debe a las oportunidades que le


ofrecen estos productos a la sociedad en general resumidos en la mejoría en la fuente de
ingresos de las personas beneficiarias, expresadas como mejoras económicas del
microempresario y de su familia, lo cual a mediano y largo plazo constituye una vía confiable
de desarrollo en ciertos sectores de la sociedad.

4
No obstante, el valor agregado que los microcréditos ofrezcan a ciertos sectores de la
economía venezolana, una diversidad de análisis demuestran que las instituciones bancarias
venezolanas han empleado estrategias competitivas y políticas específicas que permitieron
aprovechar estos productos y superar en demasía la cuota de mercado del año 2006 en
relación con el año 2005. Estas instituciones bancarias están representadas por:
Banfoandes, Provincial y Banesco, cuyo crecimiento en colocaciones de productos
microcréditicios evidencia la disminución de la cuota de mercado para otras instituciones
bancarias como Bancaribe, Venezuela y mercantil, independientemente de que éstas últimos
mantengan mejores posiciones a nivel de sus activos financieros.

Ahora bien, destacando el caso práctico de estudio “BBVA Banco Provincial” y visto
que ocupa una de las mejores posiciones actuales en materia de microcréditos, la
investigación desarrolla los factores que afectan la gestión del microcrédito en el BBVA
Banco Provincial y que inciden en que tales productos sean exitosos. Dichos factores se
resumen en:

1. Factores que afectan al BBVA Banco Provincial en la gestión del microcrédito.

 Endógenos: tipo de entidad, organización interna y metodología.

 Exógenos: situación macroeconómica del país, regulaciones y riesgos.

2. Factores que afectan al prestatario.

 Endógenos: formación y experiencia, capital relacional y género.

 Exógenos: acceso a redes comunitarias,

5
Sección I – El Problema planteado.

La filosofía original del microcrédito es la de proporcionar al usuario un crédito de


pequeña cuantía para realizar una actividad económica susceptible de comercialización,
confiriéndole un estatus de independencia económica del que antes carecía. Aunque este
recurso es concebido en Bangladesh (India), el microcrédito ha pasado a estar presente en
muchos otros países, incluyendo los países ricos, los cuales los empiezan a utilizar como
medida de desarrollo económico para los más desfavorecidos.

Por todo ello, el microcrédito no puede definirse desde un punto de vista estricto,
como herramienta de desarrollo utilizada exclusivamente en los países pobres. En la
actualidad, queda demostrado que esta herramienta es igualmente válida en otro tipo de
entornos, sujeta a condicionantes diferentes y que se insiste, no serán los mismos en todos
los casos.

En virtud, de la experiencia de otros países en la utilización de microcréditos para la


satisfacción de necesidades de ciertos sectores de la población, en Venezuela se decide
aprobar como norma obligatoria el micropréstamo o microcrédito, para otorgarse a través de
las instituciones bancarias del país.

Este hecho planteó un reto para las instituciones bancarias establecidas en


Venezuela, ya que no se contaba con la infraestructura inmediata y el personal idóneo
adiestrado, para la rápida aplicación del análisis, administración y liquidación de este tipo de
préstamos. En este sentido, se hizo necesario implementar a través de la Superintendencia
de Bancos y Otras Instituciones Financieras (SUDEBAN), una serie de normativas legales
que rigan los procedimientos y definan el marco, bajo el cual deben regirse los microcréditos,
permitiendo al sector financiero ajustarse a las nuevas exigencias y superar las limitaciones
para la adaptación a este nuevo tipo de créditos.

Por otra parte, cabe destacar que la eficacia del microcrédito, como herramienta
destinada a la erradicación de la pobreza, no solo tiene que ver con la gestión que se haga
del mismo desde el punto de vista del prestatario, sino también de los factores externos que
condicionan su rendimiento, por tanto, se ve condicionada por una serie de factores: aquellos

6
que influyen en su eficacia, medida en términos de ganancia de bienestar del beneficiario, y
en su eficiencia, es decir en el rendimiento del microcrédito o en la relación entre los
recursos económicos prestados y los recursos o beneficios obtenidos.

De lo anteriormente expuesto, se desprenden las siguientes interrogantes ¿cuáles


son los factores que influyen en la eficacia y eficiencia del microcrédito? y ¿En qué forma los
microcréditos generan valor agregado a la economía nacional?

En este estudio abordaremos las condicionantes que influyen en mayor o menor


medida en la gestión eficaz de los microcréditos, así como, el valor agregado que los mismos
reportan a la sociedad. Para ello, se examinará si existen condiciones óptimas objetivas para
llevar a cabo una buena gestión del microcrédito y se toman en consideración los factores
que pueden ejercer esta influencia, desde el punto de vista del prestatario, y desde el punto
de vista de las entidades financieras bancarias del país, considerando como caso ejemplo o
práctico el BBVA Banco Provincial.

7
Sección II – Objetivos

Generales

1. Analizar los factores más importantes que afectan la eficacia de los microcréditos.

2. Desarrollar los aportes y el valor agregado que los productos microcréditicios ofrecen
a la sociedad, para ser utilizados como productos de crédito

Específicos

1. Desarrollar los aspectos conceptuales de los microcréditos, antecedentes,


características generales, y el marco legal regulatorio vigente bajo el cual opera.

2. Analizar los lineamientos de los microcréditos, criterios de elegibilidad y modalidades


de microcréditos utilizando como caso práctico al BBVA Banco Provincial.

8
Sección III – Marco Metodológico

La investigación a desarrollar es de tipo “Descriptiva”, ya que el objetivo es llevar a


cabo un desarrollo general de los productos microcréditicios, especificando el valor agregado
que los microcréditos ofrecen a la sociedad y el aporte que los mismos le reportan al
desarrollo económico venezolano.

Adicionalmente, serán descritos los antecedentes, conceptos fundamentales,


características y el marco legal regulatorio vigente, así como, las expectativas actuales en
materia de microcréditos.

El diseño de la investigación será de tipo “Bibliográfico”, debido a que es realizado


bajo referencias y fuentes existentes, a los cuales se les da la interpretación y adecuación a
los objetivos generales ya planteados con anterioridad.

A los fines de obtener información confiable se utilizará como fuentes de la


información, bibliografías fidedignas y análisis realizados por las unidades de microcréditos
de la Banca Universal específicamente del BBVA Banco Provincial, Banco Mercantil, Banco
Industrial de Venezuela y Bangente.

9
Sección IV - Marco Teórico o de Referencia.

 Origen de los microcréditos.

El origen del microcrédito hay que situarlo en los países en vías de desarrollo. Es
concretamente en la India, donde en 1976 el profesor Mohamed Yunnus – Premio Nóbel de,
Economía 2006, el cual ganó al ser reconocido como el creador del microcrédito y jefe del
programa de Economía Rural en la Universidad de Chittagong, lanzó un proyecto de
investigación, y diseñó un sistema de crédito orientado a zonas rurales, donde no llegaban
los servicios bancarios tradicionales.

Este proyecto permitía, entre otras cosas, extender los servicios financieros a los
sectores de la población más pobre, eliminar la explotación que realizaban los prestamistas
"ilegales", y crear oportunidades para sectores de población que no dispone de recursos fijos
ni medios con los cuales desarrollar proyectos importantes, contribuyendo de esta manera al
objetivo esencial de reducir la pobreza.

A lo largo de los años que llevan en funcionamiento los programas de microcréditos


en el tercer mundo han demostrado ser un instrumento efectivo de desarrollo e integración
social. Es precisamente por su alto contenido de lucha contra la exclusión social por lo cual,
los países desarrollados comienzan a estudiar la posibilidad de poner en marcha en sus
respectivos países fórmulas similares.

A este respecto hay que subrayar que se están registrando iniciativas, en las cuales
destacan experiencias exitosas en países como Estados Unidos, Canadá y Francia, cuyos
resultados muestran unos índices de morosidad y fallidos muy por debajo de los niveles
esperados.

Cuando Muhammad Yunus, conocido como el padre de los microcréditos y fundador


de una de las instituciones microfinancieras más grandes en el mundo «el Banco Grameen»
en Bangladesh, ofreció de su bolsillo el equivalente a 30 dólares americanos a cada
individuo integrante de un grupo de 42 personas, que vivían en una pequeña y pobre aldea
en la zona rural de Bangladesh, para que cada uno de ellos pusieran en marcha su propia

10
microempresa –aunque pequeño, su propio negocio-, no imaginaba que todos ellos le
devolverían la totalidad de dinero prestado, y tampoco, que todos ellos conseguirían sacar
adelante su microempresa.

Desde entonces, millones de personas en todo el mundo han recibido microcréditos y


han sido capaces de poner en marcha un pequeño negocio con el cual generar al menos un
puesto de trabajo, una fuente regular de ingresos, y conseguir de esta manera mejorar su
nivel de bienestar económico y social.

Concretamente, en Venezuela la falta de empleo formal y el auge de las cooperativas


que impulsa el gobierno, han contribuido según los expertos, al auge de los microcréditos,
una cartera hoy obligatoria para la banca privada y pública en Venezuela, que cabe destacar
a finales de junio de 2006 había colocado ya 1,8 mil millones de bolívares.

Si bien las entidades bancarias locales deben por ley destinar tres (3) por ciento de
su gaveta crediticia a préstamos para pequeños empresarios y cooperativas, el Banco
Central de Venezuela (BCV) no reguló sus tasas de interés, condición que permite a las
instituciones "jugar" con este elemento para atraer clientes y obtener rentabilidad.

Hasta el año 2005, el Banco Industrial de Venezuela (BIV) y el Banco de Desarrollo


(Bandes) mantuvieron una tasa de 12 por ciento para los microcréditos, gracias a un acuerdo
entre las dos instituciones. No obstante, el BIV subió en el año 2006, los intereses a una tasa
del 14 por ciento y, al corte del primer semestre de 2006, liquidó poco más de 49 mil millones
de bolívares.

Cada vez hay más personas que se atreven a pedir microcréditos. De hecho, los
clientes que lo hacen por primera vez representan hoy un cincuenta y ocho por ciento (58%).
de los solicitantes, de acuerdo a las estadísticas de BBVA Banco Provincial.

Juan González, vicepresidente ejecutivo actual de la banca al por menor del BBVA
Banco Provincial, indicaba que su institución es líder en este sector, pues colocó 233
millardos de bolívares hasta finales del mes de junio de 2006. Por otra parte, el
vicepresidente de redes comerciales del Banco Venezolano de Crédito en el año 2005

11
Cristóbal Quintero, coincide con González y asegura que es un sector "interesante que
tiende a crecer", ya que este crédito permite que los bancos tengan una estrategia de
colocación.

12
 Marco Legal de los Microcréditos en Venezuela.

Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela.

Artículo 308. El Estado protegerá y promoverá la pequeña y mediana industria, las


cooperativas, las cajas de ahorro, así como también la empresa familiar, la microempresa y
cualquier otra forma de asociación comunitaria para el trabajo, el ahorro y el consumo, bajo
régimen de propiedad colectiva, con el fin de fortalecer el desarrollo económico del país,
sustentándolo en la iniciativa popular. Se asegurará la capacitación, la asistencia técnica y el
financiamiento oportuno.

Ley de Microfinanzas.

Artículo 2. Toda Persona natural o jurídica, que desarrolle o tenga iniciativas para
realizar actividades de comercialización, prestación de servicio, transformación y producción
industrial, agrícola o artesanal de bienes hasta por la cantidad de nueve mil Unidades
Tributarias (9000 U.T.) es considerado microempresario.

Ley General de Bancos y otras Instituciones Financieras.

Artículo 24. El Ejecutivo Nacional determinará dentro del primer mes de cada año,
previa recomendación del Consejo Bancario Nacional, el porcentaje mínimo de la cartera
crediticia que los bancos universales, bancos comerciales y entidades de ahorro y préstamo
destinarán al otorgamiento de microcréditos o colocaciones en aquellas instituciones
establecidas o por establecerse, que tengan por objeto crear, estimular, promover y
desarrollar el sistema microfinanciero y microempresarial del país, para atender la economía
popular y alternativa, conforme a la legislación especial dictada al efecto.

Dicho porcentaje será de uno por ciento (1%) del capital del monto de la cartera
crediticia al cierre del ejercicio semestral anterior, hasta alcanzar el tres por ciento (3%) en
un plazo de dos (2) años.

13
En caso de incumplimiento, la institución de que se trate será sancionada conforme a
lo establecido en el numeral 14 del artículo 416 del presente Decreto Ley.

Resolución Nº 010-02 de fecha 24 de enero 2002. Normas Relativas a la


Clasificación del Riesgo en la Cartera de Microcréditos y Cálculo de sus Provisiones
Gaceta Oficial Nº 5.577 Extraordinario del 31 de enero de 2002.

En lo relacionado con las “Normas Relativas a la Clasificación del Riesgo en la


Cartera de Microcréditos y Cálculo de sus Provisiones”, dada la amplitud de la ley, a
continuación se destacan los artículos fundamentales:

Artículo 1: Sin perjuicio de lo establecido en el Manual de Contabilidad para Bancos,


otras Instituciones Financieras y Entidades de Ahorro y Préstamo, las presentes Normas
tienen como objeto establecer las políticas, sistemas y controles con que deben contar las
instituciones financieras que otorguen créditos a los microempresarios, destinados a
identificar, medir, controlar y dar seguimiento a los riesgos asociados a los microcréditos, así
como, la determinación del riesgo y el monto de las provisiones.

Artículo 3. Las instituciones financieras deberán contar con diferentes Manuales,


debidamente aprobados por su Junta Directiva y ser de uso obligatorio de la institución
financiera, los cuales deben considerar o reunir las siguientes características mínimas:

1) Manual de políticas y procedimientos, cuyo contenido debe ser constantemente


revisado y actualizado, y contendrá entre otros:

a) Especificaciones de la documentación que los responsables de la aprobación de


los créditos deben analizar antes de emitir la aprobación respectiva.

b) Especificaciones de la documentación que debe ser generada para evidenciar la


administración y seguimiento de los créditos, así como, la documentación requerida para
verificar la existencia y aplicación de los mecanismos pertinentes de control interno.
Igualmente, las especificaciones, de ser el caso, de la documentación que justifique la
prórroga o reestructuración.

14
c) Especificaciones que permitan evidenciar la adecuada clasificación de los créditos
y registro de su respectiva provisión.

2) Manual de organización y descripción de las funciones de las áreas y cargos


destinados a las operaciones de microcréditos y al control interno respectivo.

3) Manual de sistemas, normas y procedimientos de cobranzas que permitan el


seguimiento y recuperación oportuna de los microcréditos.

4) Manual contentivo de las estrategias de mercado que permitan a la institución


financiera cumplir con los objetivos de expansión geográfica, conocimiento y segmentación
de mercado, rentabilidad, promoción y publicidad, entre otros.

Artículo 4. Las estrategias, políticas y procedimientos, que deberán comprender las


etapas de análisis, tramitación, aprobación, desembolso, seguimiento y recuperación de los
microcréditos, tendrán su basamento en sanas y prudentes prácticas bancarias y crediticias,
para cuyo efecto se tomarán en cuenta, entre otras, las siguientes consideraciones
generales:

a) La realización, desarrollo y cumplimiento de cada una de las etapas de las


operaciones de microcréditos es de competencia y responsabilidad exclusiva de la institución
financiera.

b) Antes de conceder un microcrédito, la institución financiera debe cerciorarse


razonablemente de que el solicitante del microcrédito está en la capacidad de cumplir sus
obligaciones en la forma, condiciones y dentro del plazo del contrato.

c) Los fondos prestados deberán ser desembolsados al deudor sólo para cumplir con
la finalidad que motivó la solicitud del crédito.

d) Cuando se trate de microcréditos destinados a atender actividades productivas


realizables durante un plazo prolongado, según plan presentado por el deudor (cronograma),

15
el desembolso de estos microcréditos deberá ser efectuado de acuerdo al referido
cronograma, para que el deudor haga buen uso de los fondos.

e) Los fines del microcréditos deberán estar explícitos en los contratos respectivos.
Igualmente, dicho contrato deberá contener la estipulación expresa que si la institución
financiera comprobare que los fondos hubieren sido destinados a fines distintos a los
especificados, sin que hubiere mediado acuerdo previo y por escrito de la institución
financiera, ésta podrá dar por vencido el plazo del préstamo y su monto insoluto podría ser
inmediatamente exigible, sin perjuicio de las demás responsabilidades en que el deudor
pueda haber incurrido.

f) La amortización o plan de pagos de los microcréditos concedidos por las


instituciones financieras deberán adaptarse a la naturaleza de la operación y a la capacidad
de pago del microempresario.

Artículo 6. Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 11 de estas Normas, la


Superintendencia evaluará en cada institución financiera la existencia de elementos que
ameriten, excepcionalmente, la constitución de una provisión genérica adicional a la
establecida en el referido artículo, la cual en ningún caso podrá exceder de dos por ciento
(2%). Este porcentaje adicional se aplicará sobre el saldo total de la cartera de microcréditos.
Los elementos a considerar por esta Superintendencia serán, entre otros, la no existencia
de:

a) Manual de organización y descripción de funciones, así como, Manual de políticas


y procedimientos.

b) Manual de sistemas de información y sistemas de control de riesgo.

c) Adecuados controles internos de administración de cartera de microcréditos.

d) La falta de verificación del funcionamiento de los literales b) y c) de este artículo


por parte de una unidad independiente del área de microcréditos.

16
Artículo 7. La contabilización de la cartera de microcréditos se regirá exclusivamente
por las disposiciones contenidas en el Manual de Contabilidad para Bancos, otras
Instituciones Financieras y Entidades de Ahorro y Préstamo.

Artículo 10. Las instituciones financieras deberán constituir las provisiones


específicas individuales basadas en la morosidad de los deudores para cumplir cabalmente
con el pago de las cuotas pactadas o sus eventuales reestructuraciones, de acuerdo con la
tabla siguiente:

Porcentaje
Número de Días Número de Días Mínimo de
Categoría de Cuotas no
de Vencida la de Vencida la Provisión
Riesgo Pagadas
Cuota Semanal Cuota mensual Específica
Individual
A
1 7 30 1%
(Normal)

B
2 14 60 10%
(Potencial)

21 o 90 o
C
3 45%
(Reestructurados (Reestructurados
(Real)
por una vez) por una vez)

42 o 180 o
D
6 60%
(Reestructurados (Reestructurados
(Alto Riesgo)
por segunda vez) por segunda vez)

84 o 360 o
E
12 96%
(Reestructurados (Reestructurados
(Irrecuperable)
por tercera vez) por tercera vez)

Las instituciones financieras deberán efectuar bimestralmente una evaluación de los


microcréditos a los fines de determinar la provisión específica a constituir para cada crédito,
fijándose una cobertura de los créditos del ciento por ciento (100%) de la cartera de créditos
contemplada en esta Resolución, por ello deberán contar con sistemas de información que
permitan la constitución de dicha provisión.

17
Artículo 11. Las instrucciones financieras deberán mantener como mínimo una
provisión genérica del dos por ciento (2%), sobre el saldo del capital de las diferentes
modalidades de créditos asociadas a los microcréditos.

18
 Conceptos y características fundamentales de los microcréditos.

A continuación se enuncian los conceptos relacionados en materia de microcréditos:

Microempresario

Persona natural o jurídica que bajo cualquier forma de organización o gestión


productiva, desarrolle o tenga iniciativas para realizar actividades de comercialización,
prestación de servicios, transformación y producción industrial, agrícola o artesanal de
bienes. En el caso de personas jurídicas deberá contar con un número total no mayor de 10
trabajadores y trabajadoras o generar ventas anuales hasta por setecientos cincuenta
millones anuales (9.000 U.T).

Microcrédito

Según la definición adoptada en la Conferencia Internacional sobre Microcréditos:


«Los Microcréditos son programas de concesión de pequeños créditos a los más
necesitados de entre los pobres para que éstos puedan poner en marcha pequeños
negocios que generen ingresos con los que mejorar su nivel de vida y el de sus familias »
(Washington D.C., del 2-4 de febrero de 1997).

Los microcréditos son una herramienta para reducir las diferencias en el acceso a los
recursos financieros, y como consecuencia, para alcanzar mejores condiciones de vida para
los más pobres de la sociedad. El objetivo final es hacer llegar el dinero, en condiciones muy
favorables, a pequeños emprendedores de los sectores sociales más desfavorecidos.

De acuerdo al artículo numero 2 del Decreto con fuerza de ley de creación, estimulo,
promoción y desarrollo del sistema microfinanciero, emitido por la Superintendencia de
Bancos y Otras Instituciones Financieras, se entiende por:

19
Sistema Microfinanciero

Conjunto de entes u organizaciones públicos o privados que mediante el


otorgamiento de servicios financieros y no financieros; fomenten, promocionen, intermedien
o financien tanto a personas naturales; sean auto empleadas, desempleadas y
microempresarios, como a personas jurídicas organizadas en unidades asociativas o
microempresas, en áreas rurales y urbanas.

Unidad Asociativa.

Dos (2) o más personas naturales bajo cualquier forma de organización con la
finalidad de acceder a los servicios financieros y no financieros, para gestionar la iniciativa
económica común.

Las principales características de los microcréditos provienen de su propio nombre y


son las siguientes:

1. La reducida cuantía de los préstamos. Se trata de pequeñas cantidades de


dinero.

2. Se conceden a muy corto plazo, normalmente por un periodo de un año o


inferior.

3. Por último, los recursos prestados se invierten en actividades escogidas de


antemano por los propios prestatarios.

Las anteriores características responden a los programas de microcréditos


implementados en los países en vías de desarrollo, que es donde tuvieron su origen. Los
microcréditos otorgados en países con mayor nivel de desarrollo, como es el caso de

20
España, consisten en préstamos no tan micro en términos de cuantías y plazos de
reembolso, sino que se adaptan a la realidad socioeconómica del país.

No obstante, en ambos contextos, los microcréditos son una herramienta de


financiación basada en la confianza y no en las tradicionales garantías de carácter
patrimonialista.

Se ofrecen a los colectivos en riesgo -o en situación de pobreza- para la puesta en


marcha de iniciativas económicas o pequeños negocios (denominados microempresas), que
les permita generar autoempleo y empleo, convirtiéndose así en una herramienta para
combatir el riesgo de exclusión social y financiera y mejorar sus niveles de vida y de
bienestar.

21
Sección V- Contenido de la Investigación.

I Lineamientos de los microcréditos, criterios de elegibilidad de clientes y


modalidades de microcréditos. Caso ejemplo: BBVA Banco Provincial.

Lineamientos generales de los microcréditos en el BBVA Banco Provincial.

El BBVA Banco Provincial acogiéndose a la iniciativa de atender e incentivar la


organización para la producción de bienes y servicios que satisfagan las necesidades de la
población, y cumpliendo con la normativa legal vigente, aprobada para crear ,estimular,
promover, y desarrollar el sistema microfinanciero en las comunidades populares y
autogestionarias, las empresas familiares, las personas naturales auto empleadas y
emprendedoras, introduce el producto microcrédito dentro de sus modalidades crediticias
principales.

En este sentido, el otorgamiento de los créditos se basa principalmente en el


conocimiento del deudor, su voluntad de pago, solvencia moral, entorno social y sus
potencialidades, así como, en su información financiera y en las garantías reales que puedan
otorgar para cumplir con sus obligaciones y proporcionarle a la institución financiera,
ingresos financieros por concepto de intereses en dicha cartera.

Los clientes que conforman el sector que demanda los productos microcréditicios,
son personas que operan desde negocios de subsistencia hasta firmas que utilizan métodos
de producción relativamente sofisticados y logran retener excedentes generados en su
proceso productivo.

Los microcréditos no son lo mismo que los préstamos pequeños; aquellos requieren
de técnicas e información diferentes para ser evaluados con propiedad. Como se basan
menos en los activos y tienen una relación más estrecha con el prestatario, los plazos del
préstamo deberán ser de acuerdo con la actividad que se financie.

22
Es importante destacar los siguientes aspectos, en relación a los microcréditos que
son considerados en la institución:

1. El control de la cartera es el mayor riesgo que se tiene con este segmento. Sin los
controles adecuados de evaluación, registro y recuperación, la cartera de
microcréditos puede convertirse en una situación de elevado riesgo.

2. La flexibilidad y la apertura serán las principales características que deberá manejar


el Banco con las nuevas ideas relacionadas con este segmento, buscando minimizar
costos con la tecnología y diseñando servicios diferentes por ser un segmento con
menores recursos.

3. La función de apoyo y orientación para estos clientes en el manejo formal de la


relación con la institución formará parte de las funciones que deberá cumplir el
Ejecutivo de Microcrédito.

Criterios de elegibilidad de los clientes.

Actualmente, los criterios que el BBVA Banco Provincial considera para seleccionar a
los clientes que conformaran el segmento de la microempresa, deben tener como mínimo las
siguientes características:

1. El solicitante deberá tener determinación a pagar sus deudas.

2. Deberá haber evidencia de que el solicitante tiene la capacidad para operar el


negocio exitosamente.

3. El solicitante deberá tener suficiente capital en el negocio, de manera de que con la


ayuda del préstamo le sea posible operar con una sólida base financiera.

4. El préstamo propuesto deberá ser de "valor suficientemente sólido" o lo


suficientemente garantizado como para asegurar razonablemente el pago completo.
23
5. El historial de ganancias pasadas y los prospectos del solicitante deberán indicar
capacidad para pagar un préstamo con fondos provenientes de las ganancias del
negocio.

6. Lugar fijo para el desempeño de sus actividades comerciales con acceso aceptable
para cumplir con las visitas de control.

Modalidades de microcréditos en el BBVA Banco Provincial.

De acuerdo a la investigación efectuada en el BBVA Banco Provincial, actualmente se


otorgan microcréditos bajo cuatro (4) categorías, señaladas y descritas con las condiciones
en el cuadro.

TIPOS DE
MONTOS PLAZO TASA AMORTIZACIÓN GARANTÍAS
FINANCIAMIENTOS

a) MICROCRÉDITO - PRÉSTAMOS
- TASA
PERSONA HASTA 18
ANUAL DE
NATURAL CON - DE ACUERDO MESES,
20%
ACTIVIDAD CON LA CAPITAL DE
ANUAL
EMPRESARIAL METODOLOGÍA TRABAJO. - CUOTAS - CON FIANZAS
POR 18
EL OTORGADO A DE EVALUACIÓN MENSUALES AL INDIVIDUALES
MESES Y
PERSONAS A SER APLICADA - HASTA 12 VENCIMIENTO O JURÍDICAS.
DE 19%
NATURALES O A LOS PARA ESTE MESES
ANUAL
MICROEMPRESARIOS, SEGMENTO. EQUIPAMIENTO
POR 12
INDIVIDUALMENTE Y
MESES.
CONSIDERADOS. ADQUISICIÓN.

- PRÉSTAMOS
- TASA
HASTA 18
- DE ACUERDO MESES,
ANUAL DE
b) MICROCRÉDITO CON LA 20%
CAPITAL DE
METODOLOGÍA ANUAL
PERSONA JURÍDICA TRABAJO. - CUOTAS - CON FIANZAS
DE POR 18
EL OTORGADO A MENSUALES AL INDIVIDUALES
EVALUACIÓN A MESES Y
MICROEMPRESAS Y/O SER APLICADA - HASTA 12 VENCIMIENTO. O JURÍDICAS.
DE 19%
COOPERATIVAS. PARA ESTE MESES
ANUAL
SEGMENTO. EQUIPAMIENTO
POR 12
Y
MESES.
ADQUISICIÓN.

24
TIPOS DE
MONTOS PLAZO TASA AMORTIZACIÓN GARANTÍAS
FINANCIAMIENTOS

D) LINEA DE - DE ACUERDO - AL
CRÉDITO TARJETA CON LA VENCIMIENTO
METODOLOGÍA - TASA
MICROEMPRESARIO DE LAS
DE - HASTA 12 ANUAL DE - SIN GARANTÍA
PERSONA NATURAL FECHAS DE
EVALUACIÓN A MESES. 28% O COLATERAL.
EL OTORGADO A SER APLICADA CORTE DE LA
ANUAL.
PERSONAS PARA ESTE RESPECTIVA
NATURALES SEGMENTO. TARJETA.

- DE ACUERDO - AL
D) LINEA DE CON LA VENCIMIENTO
CRÉDITO TARJETA METODOLOGÍA - TASA
DE LAS
MICROEMPRESARIO DE - HASTA 12 ANUAL DE - SIN GARANTÍA
FECHAS DE
PERSONA JURÍDICA EVALUACIÓN A MESES. 28% O COLATERAL.
SER APLICADA CORTE DE LA
EL OTORGADO A ANUAL.
PARA ESTE RESPECTIVA
MICROEMPRESAS.
SEGMENTO. TARJETA.

Fuente: Información suministrada a octubre de 2006, por la Unidad de Microcréditos del BBVA Banco Provincial.

NOTA: Los formularios de solicitud se encuentran en el material ubicado en los


anexos.

Ahora bien, los microcréditos son otorgados generalmente para los siguientes usos:

1. Financiar capital de trabajo (aumentos de inventario, cuentas por cobrar etc.).

2. Máquinas de producción (de coser, rematadoras de tela, cortadoras de hilo, etc.).

3. Equipos profesionales (computación, dentales, médicos, de ingeniería, etc.).

4. Equipamiento (franquicias).

5. Adquisición y remodelación de locales.

A continuación se enuncian las facultades para el otorgamiento de microcréditos en el BBVA


Banco Provincial.

25
FACULTADES DE CRÉDITOS
Nivel Aprobatorio Monto Condiciones de Aprobación
1. Sobre los límites
internos establecidos para
atender el Segmento, los
cuales están fijados así:
Por Oficinas
• Persona natural Con la recomendación del Comité
(Gerente y/o Ejecutivo de hasta Bs. 70 de Negocios.
Negocios). millones.
• Persona jurídica
hasta Bs. 100
millones.

UAR De Bs. 100 millones a 300 Con la recomendación del Comité


(Unidad Admisión de millones persona natural de la Unidad de Admisión de
Riesgo Comercial). y/o jurídica. Riesgo (UAR)

Fuente: Información suministrada por la Unidad de Microcréditos del BBVA Banco Provincial (Manuales de
Procedimientos Internos).

26
II.- Aportes y valor agregado que los productos microcréditicios ofrecen.

Utilización del microcrédito en las instituciones bancarias.

De acuerdo a lo mencionado en la sección anterior, el microcrédito no debe ser


catalogado como un instrumento de desarrollo solo utilizado en países pobres, ya que la
experiencia en diversos países ha mostrado que es una herramienta válida en otro tipo de
entornos.

En este sentido, debido a la experiencia de otros países en la utilización de


microcréditos para la satisfacción de necesidades de ciertos sectores de la población, en
Venezuela se decide decretar la utilización del micropréstamo o microcrédito, como producto
crediticio apto para a ser otorgado en las instituciones bancarias del país.

Este hecho planteó un reto para las instituciones bancarias establecidas en


Venezuela, ya que no se contaba con la infraestructura inmediata y el personal idóneo
adiestrado, para la rápida aplicación del análisis, administración y liquidación de este tipo de
préstamos.

En consecuencia, hizo necesario implementar a través de la Superintendencia de


Bancos y Otras Instituciones Financieras (SUDEBAN), una serie de normativas legales,
descritas anteriormente, con el fin de impartir los procedimientos formales para la utilización
de los microcréditos, permitiendo al sector financiero ajustarse a las nuevas exigencias y
superar las limitaciones para la adaptación a este nuevo tipo de créditos.

A continuación se remiten cifras estadísticas que revelan las diez (10) instituciones
bancarias con mayor saldo en la cartera de microcréditos en el período comprendido entre
los meses diciembre 2006 - diciembre 2005, así como, la respectiva cuota de participación
en el mercado venezolano de cada una de las instituciones bancarias y las variaciones
porcentuales.

27
Cartera de Microcréditos en las Instituciones Bancarias de Venezuela

Saldos Variación Variación


Cuota de Mercado
(En MM de Bs.) porcentual porcentual
Banco

Dic 06 Dic 05 Dic 06 / Dic 05 Dic 06 /


Dic 06
Dic 05 Dic 05

1.- Provincial 398,67 164,76 141,96 % 15,09 % 11,53 % 3,56

2.- Banesco 371,56 153,6 141,90 % 14,06% 10,75% 3,31

3.- Mercantil 305,01 182,72 66,93 % 11,54% 12,79% -1,24

4.- Venezuela 303,85 218,65 38,97% 11,50% 15,30% -3,80

5.- Banfoandes 267,79 73,47 264,47% 10,14% 5,14% 4,99

6.- BIV 145,22 93,31 55,62% 5,50% 6,53% -1,03

7.- Bangente 83,62 55,73 50,05% 3,16% 3,90% -0,74

8.- Bancaribe 81,50 76,06 5,76% 3,08% 5,39% -2,31%

9.- Exterior 81,21 57,25 41,86% 3,07% 4,01% -0,93

10.- BOD 77,04 65,83 17,03% 2,92% 4,61% -1,69

Fuente: Estudios Económicos BBVA Banco Provincial, Unidad de Microcréditos.

El recuadro anterior muestra como las instituciones bancarias han incrementado la


cartera de microcréditos en el período de un año (diciembre 2006 – diciembre 2005),
destacándose con mayor crecimiento en la colocación del producto microcrédito, las
instituciones bancarias Provincial, Banesco y Banfoandes.

Al respecto, destaca Banfoandes como la institución bancaria con mayor crecimiento


en la cartera de microcréditos con una variación de crecimiento en el año 2006 sobre el 2005
de 141,96%, en segundo lugar destaca el Provincial con variación porcentual de crecimiento

28
del año 2006 sobre el 2005 de 141,90% y finalmente, en tercer lugar se ubica Banesco con
crecimiento de 264,47%.

El crecimiento de la cartera de microcréditos revela la clara tendencias de las


instituciones bancarias de Venezuela, de adoptar este producto como estrategia competitiva
y fuente para obtener ingresos financieros más allá de la regulación impuesta (3%) por la
Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras.

Una variable interesante para el análisis es la cuota de mercado, en la cual se


observa un incremento de la cuota en tres instituciones bancarias Provincial, Banesco y
Banfoandes, las cuales muestran un crecimiento en la cuota porcentual de mercado de
3,56%, 3,31% y 4,95% respectivamente.

Al respecto, destaca Banfoandes como la institución bancaria con mayor cuota de


mercado en el año 2006 en relación al año 2005 con 4,95%, en segundo lugar destaca el
Provincial con cuota de mercado del 3,56% y finalmente, en tercer lugar se ubica Banesco
con una cuota de mercado de 3,31%.

Sin embargo, se evidencia en el cuadro que existen bancos que disminuyeron su


cuota de mercado en el año 2006 en relación al 2005, fundamentalmente los bancos que
tuvieron una mayor disminución en la cuota de mercado son en primer lugar el Banco de
Venezuela con una disminución en la cuota de mercado de -3,80%, en segundo lugar
destaca Bancaribe con disminución de -2,31% y por último, sobresale el Banco Mercantil con
una disminución de cuota de mercado de -1,24%.

De lo anterior, se infiere que las instituciones bancarias que han superado en


demasía la cuota de mercado del año 2006 en relación con el año 2005, representada por
las instituciones bancarias Banfoandes, Provincial y Banesco, han empleado estrategias
competitivas y políticas específicas que permitieron, el crecimiento de las colocaciones en
productos microcréditicios, y en consecuencia, la disminución de la cuota de mercado para
otras instituciones bancarias como Bancaribe, Venezuela y mercantil, independientemente
de que éstas últimos mantengan mejores posiciones a nivel de sus activos financieros.

29
Ahora bien, destacando el caso práctico de estudio “BBVA Banco Provincial” y visto
que ocupa una de las mejores posiciones actuales en materia de microcréditos, a
continuación se evidencia las cifras de la cartera de microcréditos de esta institución
bancaria para personas naturales y jurídicas desde el mes de diciembre de 2005 hasta el
mes de diciembre de 2006.

Incremento de la Cartera de Microcréditos del BBVA Banco Provincial

Año 2006

Microcréditos Dic. 05 Variación Variación Variación


III Trim IV Trim
I Trim 06 II Trim 06 II Trim / III Trim IV Trim /
06 06
I Trim / II Trim III Trim

Persona Natural 22,816.00 80,493.00 123,684.00 153.66% 202,049.00 163.36% 305,734.00 151.32%

Persona
18,716.00 59,264.00 62,076.00 104.74% 64,423.00 103.78% 71,194.00 110.51%
Jurídica

Totales Cartera 41,532.00 139,757.00 185,760.00 258.40% 266,472.00 267.14% 376,928.00 261.83%

Fuente: Estudios Económicos BBVA Banco Provincial, Unidad de Microcréditos.

Como se observa en el cuadro anterior, la cartera de microcréditos del BBVA Banco


Provincial ha venido mostrando un crecimiento paulatino a lo largo del año 2006, en relación
con el año 2005, evidenciándose un crecimiento porcentual respecto al trimestre
inmediatamente anterior, de 258,40%, 267,14% y 261,83% al cierre de los trimestres de
junio, septiembre y diciembre de 2006.

Por otra parte se observa que la cartera de microcréditos de persona natural se


incrementa en mayor porcentaje que la de persona jurídica lo cual demuestra que las
estrategias de negocios han estado dirigidas a este sector de la población y denotan
mayores restricciones para la liquidación de este tipo de créditos en el sector jurídico, ello
debido a los riesgos asociados que están implícitos en las personas jurídicas y a las
condiciones y/o factores que inciden en la eficacia de la actividad de microcréditos, los
cuales serán desarrollados en la siguiente sección del trabajo.

30
Actualmente, en nuestro país la falta de empleo formal y el auge de las cooperativas
que impulsa el gobierno, han contribuido según los expertos al auge de los microcréditos.

Las oportunidades que le ofrecen los productos de microcrédito, a la población que


decida utilizar este producto crediticio, entre otras, se mencionan a continuación:

1. Disponer de una fuente regular de ingresos, y por tanto, mejorar la posición


económica y el bienestar económico del microempresario y su familia.

2. Aumentar su participación en la sociedad y mejorar su posición en la comunidad.


Debemos recordar que no disponer de un trabajo es un factor muy poderoso de
exclusión social, que convierte a los individuos en sujetos pasivos de la sociedad.

3. Los microempresarios que se dan cuenta, que por las cualidades de su propia
persona o por la calidad de su pequeño proyecto empresarial, son dignos de crédito,
son capaces de utilizarlo de manera productiva y son capaces de devolverlo y
mejorar el nivel de bienestar económico y social de su familia, también mejoran su
autoestima y seguridad en sí mismos.

En definitiva, el valor agregado de los microcréditos a nivel macro es eliminar la


exclusión social y financiera a través de la generación de al menos un puesto de trabajo, lo
cual incidirá positivamente en el desenvolvimiento y desarrollo de la economía en Venezuela.

31
III.- Factores que pueden afectar la eficacia de los programas de microcréditos
en Venezuela. Institución financiera ejemplo: BBVA Banco Provincial.

La eficacia de un programa de microcréditos depende del éxito que el prestatario


tenga en la buena gestión de los recursos económicos de los que dispone mediante dicho
programa. Sin embargo, también existen otros factores externos que sin duda, contribuirán a
que el programa de microcréditos sea más o menos eficaz, entre los cuales se encuentran:
factores económicos, políticos, demográficos, sociales y tecnológicos.

En este sentido, los resultados del microcrédito en Venezuela como herramienta


destinada a mejorar la posición económica y el bienestar económico del microempresario y
su familia, (descrita en la parte III del presente trabajo), no solo tiene que ver con la gestión
que se haga del mismo desde el punto de vista del prestatario, sino también de los factores
externos que condicionan su rendimiento. Ahora bien, ¿cuáles son estos factores que
influyen en la eficacia y eficiencia del microcrédito, en las instituciones financieras de
Venezuela? ¿En qué forma y medida condicionan la productividad de este recurso?.

El microcrédito no puede definirse desde un punto de vista estricto, como una


herramienta de desarrollo utilizada exclusivamente en los países pobres, ya que en la
actualidad, queda demostrado que este producto es igualmente válido en otro tipo de
entornos, sujeto a condicionantes diferentes y que no serán los mismos en todos los casos.

La gestión del microcrédito por tanto, se ve condicionada por una serie de factores:
aquellos que influyen en su eficacia, medida en términos de ganancia de bienestar del
beneficiario, y aquellos que influyen en su eficiencia, es decir en el rendimiento del
microcrédito o en la relación entre los recursos económicos prestados y los recursos o
beneficios obtenidos.

Para desarrollar el análisis, es preciso destacar que se utiliza la institución financiera


“BBVA Banco Provincial” y el entorno actual de Venezuela. A los efectos, los agentes que
afectan al producto microcrédito se clasifican en: factores que afectan a la institución
encargada de la gestión del microcrédito, y aquellos que afectan al beneficiario de forma más

32
directa, y a su vez dentro de cada grupo también se puede dividir en factores endógenos y
exógenos a la institución financiera y a los beneficiarios, bajo el siguiente esquema:

Factores que afectan al BBVA Banco Provincial en la gestión del microcrédito.

Endógenos: tipo de entidad, organización interna y metodología.

Exógenos: situación macroeconómica del país, regulaciones y riesgos.

Factores que afectan al prestatario.

Endógenos: formación y experiencia, capital relacional y género.

Exógenos: acceso a redes comunitarias,

A continuación se analizan y describen los agentes antes mencionados:

1.1 -Factores endógenos que pueden incidir en la gestión del microcrédito, aplicado al
BBVA Banco Provincial.

 Tipo de Entidad.

Los tres tipos de instituciones de microfinanzas, más relevantes en la gestión del


microcrédito son: Organizaciones no Gubernamentales de microfinanzas, Organizaciones no
Gubernamentales con gestión de cartera de microcréditos, y bancos universales y
comerciales.

Dentro de Organizaciones no Gubernamentales se diferencian principalmente dos:


las organizaciones no gubernamentales de corte microfinanciero (ONGa), es decir, aquellas
que dedican todos sus esfuerzos a desarrollar la materia relacionada con la gestión del
microcrédito; y las Organizaciones no Gubernamentales (ONGb) que dedican una parte de
su actividad a la materia de las microfinanzas, gestionando carteras de microcrédito, aunque
a diferencia de las anteriores, su dedicación no es exclusiva.

33
A partir de los años 80 empiezan a surgir otras Organizaciones no Gubernamentales,
que dedican una parte de su actividad a la materia de las microfinanzas, gestionando
carteras de microcrédito, aunque a diferencia de las anteriores, su dedicación no es
exclusiva. Además también difieren de las anteriores en que no tienen un enfoque de
crecimiento ni tienen por objetivo el alcanzar la autosuficiencia financiera, ya que operan con
créditos subsidiados.

Son organizaciones que en su mayoría se nutren de donaciones externas y cuyos


programas suelen ser asistenciales o que buscan medidas paliativas de la pobreza, no
teniendo como relevante, la recuperación del dinero invertido. Por otro lado, suelen abarcar
otro tipo de servicios no financieros, por ejemplo y relacionado con el microcrédito, aquellos
orientados al asesoramiento para la gestión de la microempresa.

Debido a las múltiples limitaciones de las Organizaciones no Gubernamentales para


la gestión de los microcréditos, muchas suelen llevar a cabo su actividad a través de
entidades financieras ya existentes bajo un convenio de colaboración. Pero por otro lado,
debido al carácter descentralizado de su actuación en la mayoría de los casos a pequeña
escala, tienen un amplio conocimiento de su público y se adaptan muy bien a las
necesidades de su mercado.

La “Banca Universal” definida en el Art. Nº 74 de la Ley General de Bancos y otras


Instituciones Financieras, como: “Los Bancos Universales son aquellos que pueden realizar
todas las operaciones que, de conformidad con lo establecido en el presente Decreto Ley,
efectúan los bancos e instituciones financieras especializadas, excepto las de los bancos de
segundo piso”, está plenamente facultada para efectuar actividades de tipo microcrediticias,
y de hecho la participación de la Banca Universal en los programas de microcréditos es
creciente, ya que han encontrado un nuevo nicho de mercado con esta iniciativa, no
obstante, ya que son autosuficientes desde el punto de vista financiero y tienen una cultura
de empresa privada onerosa, esto puede representar un claro impedimento para que estos
programas se gestionen con éxito.

La banca universal, de un lado dispone de una amplia red de sucursales que puede
hacer llegar a más gente el recurso, así como una gama de productos financieros que

34
pueden ser adaptados al perfil del beneficiario del microcrédito, además de sus desarrollados
sistemas de control y comunicación internos, son puntos fuertes a tener en cuenta.

Sin embargo, en diversas oportunidades analistas financieros, han planteado que los
bancos universales con ánimo de lucro, no poseen los recursos humanos adecuados,
específicamente preparados para la gestión del microcrédito. Además, el hecho de que la
banca universal en Venezuela este sujeta a fuertes regulaciones y controles, así como
costos administrativos, burocráticos y de transacciones elevadas, puede condicionar
negativamente la confianza en la gestión óptima de un programa de microcréditos.

 Organización interna.

La banca universal, específicamente dotada de una organización interna formada por


una serie de mecanismos de gestión, canales de comunicación y procedimientos internos, y
fundamentada por una cultura propia, no están solo apegadas a la atención exclusiva en la
gestión del microcrédito, sino que también satisfacen otras necesidades de áreas específicas
como por ejemplo el sector agrícola y agropecuario, turismo, entre otros, que le permiten a la
institución financiera obtener ingresos financieros de fuentes diversificadas y cumplir con las
exigencias regulatorias.

Para que la banca universal, tenga éxito en la gestión de los microcréditos debe
disponer de sistemas de información gerencial que permitan el seguimiento de cada uno de
los préstamos realizados (microcréditos), y de sus prestatarios, así como, controles internos,
en la operatividad y manejo de los microcréditos ya sea que se encuentren en la etapa de
análisis del crédito, efectivamente liquidados o en la cobranza oportuna de las cuotas que
éstos generan.

Para que dichos controles sean eficaces y apropiados, debe haber una distribución
de funciones y responsabilidades entre distintas personas que participan activamente en el
proceso financiero de la organización. De esta forma se crea un sistema de controles
recíprocos entre todas las atribuciones y responsabilidades en la organización.

35
 Metodología del microcrédito.

En los años 90, con la rápida expansión de los programas de microcréditos surgieron
nuevas necesidades que debían ser satisfechas. Lo que Yunnus (2005) define como
“Grameencredit” o microcrédito original evoluciona adaptándose a nuevos entornos. Por ello,
en los últimos años, el modelo Grameen estándar adquiere nuevas perspectivas para
abarcar nuevos nichos de mercado, así como para afrontar las diferentes etapas del ciclo de
vida del microcrédito.

Dentro de la figura del microcrédito se diferencias diversas metodologías. Este ellas,


las más destacables son las siguientes:

Grupo solidario: es un conjunto entre cinco y ocho personas, unidas por un vínculo
común, generalmente vecinal o de amistad, que se organizan en grupo con el fin de acceder
a un servicio de crédito (Otero, 1988). Los grupos solidarios son los que originalmente
utilizan la presión social como garantía para la devolución del préstamo. Esto es debido a
que la forma de otorgar los préstamos se hace de forma secuencial, a medida que se van
devolviendo los anteriores. Si una persona del grupo no puede hacer frente al pago, pone en
riesgo la continuidad del préstamo, no solo para él sino para el resto de sus compañeros.

De esta forma entra en juego la presión social y se desatan una serie de mecanismos
solidarios y de organización de grupo, ya que la responsabilidad del pago recae, no en la
persona individual, sino en el grupo en su totalidad. Sin embargo, la composición de estos
grupos tiende a ser homogénea, debido precisamente a que las personas tratan de evitar
este riesgo, o el riesgo de insolvencia de sus compañeros y prefieren unirse con personas
con un nivel de riesgo similar. De igual forma, una persona con un nivel de riesgo de
insolvencia superior, no será admitido en un grupo con menor riesgo de insolvencia.

Cooperativas: son organizaciones formadas por personas con un vínculo común, que
se unen para tener acceso a los recursos financieros, y cuya fuente de financiación, son los
ahorros de los mismos miembros. Se caracterizan porque son los mismos miembros los que
tienen la propiedad de la cooperativa, y se organizan y toman decisiones propias acerca de
la gestión del dinero.

36
Mediante estas cooperativas se canaliza el ahorro de estas personas hacia las
necesidades de financiación de otros agentes con los que mantienen un vínculo común,
consiguiendo así un desarrollo económico del sector o localidad a la que los miembros de la
cooperativa pertenecen. Cada miembro debe tener una cuenta de ahorro de forma
obligatoria para pertenecer a la cooperativa, lo cual constituye en sí, una garantía a la hora
de conceder un préstamo.

Bancos comunales: esta metodología, fue implantada por FINCA Internacional, la


cual define al banco comunal como un grupo de entre treinta y cincuenta personas de una
misma comunidad, generalmente mujeres, que se unen para garantizarse mutuamente los
préstamos recibidos para favorecer el ahorro y para prestarse apoyo mutuo.

Esta metodología es parecida a los grupos solidarios, ya que efectivamente son


grupos de autoayuda que se apoyan mutuamente para hacer frente a los pagos del
préstamo, y el grupo es responsable colectivo de esta obligación. Pero además, en este tipo
de microcrédito, cada miembro del banco comunal recibe un nuevo préstamo una vez
satisfecha la devolución del primero, proporcional en su cuantía a los ahorros que haya
conseguido acumular para el banco con el pago semanal. En cuanto a los riesgos,
encontramos los mismos que en los grupos solidarios, si bien en este caso el ahorro, una
vez más, sirve de potente garantía para que el riesgo de insolvencia no se produzca.

Préstamos individuales: préstamos solicitados de forma individual a la banca, al


término del cual, el beneficiario debe haber pagado el capital inicial más los intereses
generados durante el período de vida del préstamo. En este caso, la responsabilidad recae
en el propio individuo, no perteneciendo a otros grupos que deban responder por él como en
los casos anteriores.

Con este tipo de préstamos al contrario que los anteriores, se reduce el riesgo de
insolvencia de algún miembro en caso de pertenecer a un grupo, pero también hay un riesgo
evidente por el hecho de no contar con mecanismos solidarios que puedan hacer frente al
pago del préstamo, en caso de el prestatario haya tenido problemas para efectuar el pago.

37
1.2 Factores exógenos que pueden incidir en la gestión del microcrédito, aplicado al
BBVA Banco Provincial.

 Situación macroeconómica del país.

Los programas de microcréditos han sido mayoritariamente implantados en países


subdesarrollados o en vías de desarrollo, debido a que estos países se caracterizan por
tener una situación macroeconómica inestable o que fluctúa con facilidad.

Es por ello, que los programas de microcréditos exitosos son aquellos que adaptan su
microcrédito a la realidad de cada país, en este caso, desde el punto de vista
macroeconómico. A pesar de ello, sería óptimo para la gestión del programa de
microcréditos, el gozar de una situación macroeconómica estable, con unos tipos de interés
y una inflación razonables que la entidad y los beneficiarios puedan asumir con relativa
facilidad.

Dado que lo anterior, no es siempre posible en países en vías de desarrollo, las


instituciones que hacen llegar el microcrédito deben adaptarse a las diferentes realidades
estableciendo una estrategia y unas líneas de actuación para ello.

Durante los años 2005 y 2006, la economía venezolana presentó resultados


satisfactorios derivados de los elevados precios petroleros, la mayor disponibilidad de divisas
y la expansión del gasto público. En consecuencia, las reservas internacionales del país se
elevaron a US$ 27.050 millones al cierre del primer semestre de 2005 y continúan en un
contexto de acumulación de reservas.

La mayor demanda de divisas asociadas al crecimiento de la economía, Cadivi y el


Banco Central de Venezuela aumentaron las autorizaciones y liquidaciones de divisas
respectivamente. Este contexto facilitó una gestión fiscal expansiva. En este sentido, en los
períodos de elevada liquidez monetaria, se incrementa la competencia entre los bancos por
colocar los fondos, es decir, otorgar préstamos, y ello conduce a buscar nuevos mercados y
segmentos no tan explotados, así como, mantener los existentes.

38
Al respecto, de acuerdo a las cifras de la Asociación Bancaria de Venezuela, los
microcréditos de la banca universal y comercial obtuvieron un crecimiento durante marzo del
año 2006 de 64,64 millardos de bolívares, lo que representa un incremento de 4,36%
respecto a febrero.

En los últimos doce meses los microcréditos se han incrementado en 690 millardos,
cifra que representa 80,72%. Entretanto, 3,99% de la cartera de crédito bruta correspondió a
microcréditos en la banca universal y comercial en marzo de 2006. De hecho, los primeros
lugares en microcréditos al cierre del tercer mes del año fueron Mercantil con 221,69
millardos de bolívares y Venezuela con 203,65 millardos de bolívares.

Le siguen Provincial con 183,89 millardos de bolívares, Banesco con 180,81 millardos
de bolívares, Industrial de Venezuela con 107 millardos de bolívares y Banfoandes con
103,74 millardos de bolívares. En cuanto a la participación en el mercado, durante el referido
mes de este año, en el área de microcréditos fueron seis instituciones que lideraron este
rubro, obteniendo en conjunto una participación del 64,74%.

 Regulaciones impuestas en las instituciones bancarias dedicadas a las


actividades microfinancieras.

Como se ha apuntado anteriormente, el mantenimiento de una situación


macroeconómica estable contribuye al crecimiento de las instituciones. En el mismo sentido,
también las regulaciones gubernamentales con respecto a esta materia, deben ir en el
camino de asegurar un entorno adecuado para el crecimiento del sector y para crear nuevas
oportunidades para la inversión en programas de microcréditos, sobre todo en países en vías
de desarrollo.

En Venezuela las regulaciones que inciden en la actividad de los microcréditos, están


basadas en la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela, la Ley de
Microfinanzas, la Ley General de Bancos y otras Instituciones Financieras y finalmente, la
Resolución Nº 010-02 de normas relativas a la clasificación del riesgo en la cartera de
microcréditos y cálculo de sus provisiones (G.O.E Nº 5.577 del 31/01/02)

39
En este sentido Gallardo J., Ouattara K., Randhawa B., Steel W. (2005), proponen
que la integración de las microfinanzas en el sector financiero, no debe significar que todas
las instituciones microfinancieras deban ser fuertemente reguladas. Se trata de elaborar una
legislación que regule a las instituciones microfinancieras, con un nivel de restricción por un
principio de prudencia, proporcional a la cantidad de recursos que moviliza.

Los legisladores deben distinguir entre las instituciones microfinancieras que deben
ser objeto de regulación y supervisión y aquellas que deben ser registradas con una
regulación menos restrictiva, debido a que son instituciones que no suponen un riesgo para
el mantenimiento del sistema financiero del país.

 Riesgos de la institución financiera.

El riesgo de crédito representa el mayor tipo de riesgo para el BBVA Banco


Provincial, en sus actividades de intermediación financiera. En la gráfica de la distribución
por segmentos de la exposición a riesgo de crédito, se observa que la mayor proporción
estuvo dedicada a colocaciones y encaje legal en el Banco Central de Venezuela (BCV).

En cuanto al financiamiento a los clientes, la exposición de créditos a pequeñas y


medianas empresas y la registrada por empresas corporativas, representaron 16% y 15% de
la exposición total, respectivamente. La exposición a riesgo de crédito del segmento
gobierno se ubicó en 15% del total, correspondiendo la mayor exposición de este rubro a
Venezuela (14%), mientras que el 1% restante representó exposición de crédito relativa al
gobierno estadounidense.

El resto de la exposición de riesgo se diversificó de manera relativamente uniforme


entre los segmentos financieros 9%, personas 8% y otros activos 7%, mientras que para los
segmentos relacionados con riesgo de crédito por créditos inmobiliarios y agencias,
patrocinadas por el gobierno estadounidense, se registraron pequeñas exposiciones 0,8% y
0,1%, respectivamente.

40
Distribución de la Exposición a Riesgo de Crédito

30%

25%

20%

15%

10%

5%

0%
1 2 3 4 5 6 7 8 9

Fuente: Estudios Económicos BBVA Banco Provincial, Unidad de Microcréditos.

Leyenda:

1 BCV 6 Personas
2 Otras Empresas 7 Otros Activos
3 Empresas Corporativas 8 Créditos Inmobiliarios
4 Gobierno 9 Agencias patrocinadas por el Gobierno de EEUU
5 Financiero

2.1 Factores endógenos que afectan al prestatario del microcrédito.

 Formación y Experiencia.

A menudo la concesión de un microcrédito va acompañada de actividades


complementarias que tratan de dar cierta formación al prestatario. Esta formación se hace a
través de principios y programas enfocados al aprendizaje tanto de la gestión del
microcrédito como la gestión de una microempresa.

• Formación para la gestión del microcrédito: no todas las instituciones de microcrédito


operan de la misma forma y cada una tiene una metodología diferente. La formación
para la gestión del microcrédito en el BBVA Banco Provincial. está destinada a que el
prestatario conozca cuáles son las leyes y regulaciones del banco, cómo funciona y
41
cuáles son sus deberes sobre los reembolsos del capital y los intereses así como los
procedimientos que éste debe seguir.

• Formación para la gestión de la microempresa: cuando se concede un microcrédito,


el prestatario debe utilizar el dinero para poner en marcha alguna actividad
macroeconómica previamente diseñada y aprobada por la institución.

 Capital relacional

El capital relacional aplicado a la materia del microcrédito, se podría definir como el valor
que tiene para un prestatario y para su microempresa, las relaciones que mantiene con el
exterior, con los miembros de su comunidad, con sus clientes, y con otros prestatarios del
grupo. Éstas constituyen la base para captar nuevos clientes y generar relaciones futuras,
facilitando el flujo de información entre todos los grupos.

El capital relacional es importante cuando hablamos sobre la microempresa que se debe


poner en marcha a partir del microcrédito, que será a su vez, la fuente de de beneficios
destinados a pagar el capital más los intereses del préstamo. En el éxito de los programas
de microempresas tiene importancia la idea de que los prestatarios pueden utilizar su capital
social para superar muchos de los problemas asociados con la información asimétrica en los
mercados crediticios.

El capital relacional está determinado por una serie de factores que son relevantes para
el éxito de la microempresa:

• Relaciones sociales: las relaciones sociales son el componente más importante del
capital relacional. Las relaciones sociales facilitan la aparición de altos niveles de
confianza entre el prestatario y sus diferentes grupos de interés. Esta relación de
confianza por ejemplo, es característica esencial en el BBVA Banco Provincial.

• Conocimiento de los clientes: no hay mejor estudio de mercado que conocer a los
propios clientes a los que un empresario se quiere dirigir. El capital relacional,

42
favorece el flujo de información entre los clientes potenciales y el microempresario.
De esta forma, el microempresario conoce cuáles son las necesidades que tienen sus
clientes potenciales y cuál es la viabilidad económica de su negocio orientada al
mercado.

• Tipo de comunidad: la comunidad conforma el entorno en el que se va a desenvolver


el microempresario. Las comunidades son muy diferentes entre ellas: rurales o
urbanas, con un mercado pequeño o grande, con mayor o menor densidad de
población, con un determinado nivel socioeconómico y unas pautas de consumo. En
cada comunidad habrá una serie de condiciones locales de demanda, que deberán
ser satisfechas.

Todos estos determinantes pueden afectar al rendimiento de la empresa de forma


significativa y en algunas oportunidades, las características socioeconómicas de la
comunidad pueden ser diferentes en su mayoría a las del microempresario. Aquí el
papel del capital social juega un papel importante. Por un lado, la cuota de mercado
de aquellos productos cuya compra tiene un beneficio social o moral, siempre es
mayor que aquellos que no la tienen.

 Género

El enfoque de género está muy presente en los programas de microcrédito. Una de las
políticas para el otorgamiento de microcréditos en el BBVA Banco Provincial es no
discriminar a sus beneficiarios por razón de religión, raza o sexo. Sin embargo, las mujeres
siguen siendo más beneficiarias en los programas de microcréditos. Esto se debe al hecho
de que las mujeres, objetivamente demuestran ser más eficientes y productivas en este tipo
programas que los hombres.

2.2.- Factores exógenos del prestatario.

 Acceso a redes comunitarias

43
En el ámbito del microcrédito entendemos por redes comunitarias, aquel conjunto de
personas, organizaciones e instituciones de diferentes sectores, delimitadas en un área
geográfica, que acuerdan un objetivo común y que coordinan esfuerzos desde cada sector
para alcanzar dicho objetivo.

La red comunitaria característica del microcrédito la forman tanto entidades públicas


como privadas relacionadas con el microcrédito, las organizaciones de carácter social,
grupos de prestatarios, y otras entidades que agrupen a los participantes de la comunidad
mediante un vínculo común.

En el caso de los microcréditos, las redes comunitarias deben cumplir una serie de
características fundamentales:

• Accesibilidad: deben ser redes a las que todas las personas y grupos sociales
puedan acceder o desde las cuales puedan participar.

• Pertinencia: las redes sociales en torno al microcrédito, deben estar formadas por
aquellas organizaciones que efectivamente tienen el poder de hacer llegar el
microcrédito a la comunidad.

• Sinergias: Con la unión de todos estos agentes se pretende producir sinergias en su


actuación fomentando la participación individual y colectiva en la consecución el
objetivo marcado.

• Intersectorialidad: en las redes comunitarias deben estar presentes todos aquellos


agentes que estén contemplados en las diferentes dimensiones en las que el
microcrédito actúa (organizaciones de tipo económico, social, etc.)

Una red comunitaria por ejemplo, es la que forman las Organizaciones Empresariales
de Mujeres, participantes como oficinas gestoras de un programa de microcréditos que se
definen como ejemplo en el último punto de esta exposición de factores que afectan a los
microcréditos.

44
Conclusiones

La herramienta del microcrédito está presente tanto en países en vías de desarrollo,


como en países desarrollados y las investigaciones en torno al mismo hacen
recomendaciones para una mejora en su gestión por parte de las IMF, así como, del
prestatario, para el crecimiento sostenido de las instituciones microfinancieras y para la
rentabilidad de las microempresas como unidades esenciales a tener en cuenta desde el
desarrollo de un país, hasta el desarrollo de pequeñas localidades.

Es por ello que el microcrédito se concibe como herramienta válida para el desarrollo
regional o local, pero que en todo caso debe ser flexible y adaptable a cada uno de estos
entornos en los que se desenvuelve. Para esto, a la hora de llevar a cabo una buena gestión
del mismo, se ha de tener en cuenta las situaciones particulares y generales que quiere
enfrentar: desde las situaciones macro como la legislación y economía de una país, hasta las
micro, como lo son los condicionantes personales y sociales del prestatario.

Asimismo el microcrédito original, que se ofrece como una salida del círculo vicioso
de la pobreza, no debe ser concebido como una única solución para el desarrollo y la
erradicación de la pobreza, ya que para que esta herramienta tenga el éxito esperado, deben
converger una serie de factores que sean favorables para su gestión.

La razón de que el microcrédito deba ser una herramienta flexible y adaptada al


entorno, es precisamente que las condiciones que se apuntan no siempre son las más
favorables, sobre todo en países pobres o subdesarrollados.

En este sentido, se produce una evolución del microcrédito original por un mero
proceso de adaptación, tomando diferentes metodologías, intermediarios, prestatarios
objetivo, dependiendo de las condiciones de cada región o localidad en la que se pretende
desarrollar un sistema de este tipo.

El microcrédito, según su filosofía, siempre va a ir a dirigido a las personas más


desfavorecidas o que están bajo el umbral de la pobreza. Ésta es una realidad objetiva y que
no necesita de estudios de mercado, para identificar a los beneficiarios, sin embargo, para la

45
buena gestión del microcrédito incluyendo en las instituciones bancarias venezolanas, se
hace necesario e indispensable un “estudio de mercado” de los condicionantes entre los
que se va a desenvolver, lo cual permitirá entre otros aspectos:

• Favorecer y promover las presencia y desarrollo de aquellos condicionantes que son


claves para el éxito del microcrédito (por ejemplo, el desarrollo de una fuerte red
social)

• Reducir los riesgos al máximo (por ejemplo, el riesgo de concentración o de no


diversificación de la cartera, si nos situamos en una región con baja diversificación en
su producción o servicio)

• Tener en cuenta la capacidad de crecimiento de las entidades microfinancieras (por


ejemplo, hacerlas sostenibles en el tiempo)

• Tener claros unos procedimientos y una metodología a seguir, más adecuadas para
la gestión y manejo de microcréditos en cada una de sus realidades.

46
Bibliografía

• Altina S. y López P. (2001). “Los nuevos retos de un entorno Global”. Segunda


Edición.

• Kugler M., Oppes R. (2005) “Collateral and risk sharing in group lending: Evidence
from an urban Microcredit Program” Centro Richerce Economiche Nord Sud
(CRENOS)

• Lacalle Calderón, M. (2002): “Microcréditos: de pobres a microempresarios”. Ed Ariel


Social

• Gallardo J., Ouattara K., Randhawa B., Steel W. (2005): “Comparative review of
microfinance regulatory framework issues in Benin, Ghana and Tanzania” World Bank
Policy Research Working Paper 3585, April 2005

• Waterfield C., Ramsing N. (1998) “Sistemas de información gerencial para


instituciones de microfinanzas. Guía práctica” Grupo Consultivo de Ayuda a la
población más pobre (CGAP).

47