Está en la página 1de 3

El sistema renina angiotensina-aldosterona es uno de los sistemas fisiológicos más importantes

cuya principal función es la regulación de la presión arterial.

El sistema renina angiotensina-aldosterona (SRAA) desempeña un papel importante en la


regulación del volumen sanguíneo y la resistencia vascular sistémica, que en conjunto influyen
en el gasto cardíaco y la presión arterial.

Componentes del sistema renina angiotensina-aldosterona

Renina.

Aldosterona.

Angiotensina.

La renina, que se libera principalmente por los riñones, estimula la formación de angiotensina en
la sangre y los tejidos, lo que a su vez estimula la liberación de aldosterona desde la corteza
suprarrenal.

La vía renina-angiotensina-aldosterona no solo está regulada por los mecanismos que estimulan
la liberación de renina. También está modulada por péptidos natriuréticos liberados por el
corazón. Estos péptidos natriuréticos actúan como un importante sistema contrarregulador.

La manipulación terapéutica de esta vía es muy importante en el tratamiento de la hipertensión


y la insuficiencia cardíaca. Los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA), los
bloqueadores del receptor angiotensina II (AII) y los bloqueadores del receptor de aldosterona.

Por ejemplo, estos se usan para disminuir la presión arterial, la sobrecarga ventricular, el volumen
sanguíneo y, por lo tanto, la precarga ventricular. También se usan para inhibir e invertir la
hipertrofia cardíaca y vascular.

Renina

La renina es una enzima producida por el riñón (aparato yuxtaglomerular) en respuesta al flujo
sanguíneo deficiente y la disminución de la presión arterial. Su liberación está influenciada por el
cambio de presión.

Papel de las células de Polkissen

Polkissen es un aparato especial que está hecho de músculos lisos arteriolares aferentes
modificados. Este aparato tiene la capacidad de medir el flujo sanguíneo hacia la nefrona.
Si el flujo sanguíneo disminuye, este aparato comienza a liberar renina. Como cada nefrona tiene
su propio aparato Polkissen, es como si cada nefron tuviera un pequeño sistema endocrino. Este
aparato ayuda a medir la presión sanguínea y actuar como barorreceptores.

Macula densa

Hay algunas células modificadas altas y oscuras presentes al final de la parte gruesa de la rama
ascendente del asa del tendón y del túbulo contorneado distal. Estas células forman la mácula
densa y son sensibles al sodio (actúan como quimiorreceptores).

Aparato yuxtaglomerular

El aparato glomerular y la mácula densa se mantienen unidos por las células de lacis y
colectivamente forman un aparato yuxtaglomerular.

Si hay una disminución del volumen sanguíneo y de la presión arterial, habrá una disminución
de la filtración glomerular que producirá una disminución del filtrado glomerular

Este filtrado se mueve lentamente en el lumen de la nefrona y facilita la reabsorción de sodio. La


disminución de la cantidad de sodio en la luz activa la mácula densa y libera óxido nítrico y
prostaglandinas. El óxido nítrico y las prostaglandinas estimulan aún más las células de Polkissen
dando como resultado una liberación adicional de renina.

Seno carotideo (barorreceptores)

Hay otro lugar donde están presentes los barorreceptores, esta es la bifurcación de la arteria
carótida donde se puede medir la presión arterial. Cuando la presión arterial disminuye, se activa
e informa al sistema nervioso central. También estimula el flujo simpático a través del centro
vasomotor en la médula.

Desde la médula este flujo de salida simpático llega al aparato yuxtaglomerular y las
terminaciones nerviosas simpáticas posgangliónicas liberan norepinefrina. Esta norepinefrina
estimulará los receptores adrenérgicos presentes en el aparato yuxtaglomerular y se liberará
más renina.

Papel del angiotensinógeno en el cuerpo humano

El angiotensinógeno es producido por los hepatocitos. La renina convierte este angiotensinógeno


en angiotensina-I. Cuando la angiotensina-I pasa a través de los pulmones, se convierte en
angiotensina-II, por la enzima convertidora de angiotensina. Esta enzima está presente en la
superficie del revestimiento endotelial de los capilares pulmonares. Por esta razón también se
conoce como ectoenzima.

La ectoenzima también causa la descomposición de bradiquinina

La bradiquinina es un vasodilatador; sin embargo, la angiotensina II es un vasoconstrictor. La


reducción de la bradiquinina causa una disminución de la vasodilatación y, debido a la mayor
concentración de angiotensina II, produce vasoconstricción. Por lo tanto, aumenta la presión
sanguínea.

Funciones de la angiotensina II

Funciones de la angiotensina II

AII tiene varias funciones muy importantes en el sistema renina angiotensina-aldosterona:

Estimula los centros de sed dentro del cerebro.

Estimula la hipertrofia cardíaca y la hipertrofia vascular.

Restringe los vasos de resistencia aumentando así la resistencia vascular sistémica y la presión
arterial.
Estimula el transporte de sodio (reabsorción) en varios sitios tubulares renales, lo que aumenta
la retención de sodio y agua en el cuerpo.

Actúa sobre la corteza suprarrenal para liberar la aldosterona, que a su vez actúa sobre los
riñones para aumentar la retención de sodio y líquidos.

Estimula la liberación de vasopresina (hormona antidiurética, ADH) de la pituitaria posterior, lo


que aumenta la retención de líquidos en los riñones.

Facilita la liberación de norepinefrina desde las terminaciones nerviosas simpáticas e inhibe la


recaptación de norepinefrina por las terminaciones nerviosas, lo que mejora la función
adrenérgica simpática.

Liberación de aldosterona

La angiotensina II también actúa sobre las células de la zona glomerulosa (corteza suprarrenal)
y causa la liberación de aldosterona. La aldosterona actúa sobre las células principales que están
presentes en la última parte de los túbulos contorneados distales y los túbulos colectores.

Bajo la influencia de la aldosterona, la reabsorción de sodio y el agua aumentan e incrementa el


volumen sanguíneo, el retorno venoso y finalmente aumentan la presión arterial sistólica.

Súper estimulación del sistema nervioso simpático

Sistema nervioso

La angiotensina II aumenta el flujo simpático central y en las terminaciones nerviosas simpáticas


posganglionares aumentará la secreción de epinefrina y disminuirá su reabsorción, por lo que
aumenta la respuesta del tejido y también aumenta los receptores adrenérgicos.